Dirigido por: Manuel Sánchez Pereira

El espacio ''Documentos TV'' es uno de los programas más prestigiosos de TVE. Estrenado en 1986, se ha caracterizado durante todo este tiempo por tratar en profundidad tanto temas de actualidad como procesos sociales e históricos de mayor duración temporal.

Documentos TV se estreno en Televisión Española el 29 de abril de 1986 con un reportaje sobre el Rey Juan Carlos. Hoy, casi 25 años después, los cambios experimentados por el periodismo no han impedido que el programa siga siendo un espacio privilegiado donde disfrutar de lo mejor del mercado documental.

Contacto

Escriba al programa Documentos TV: doctv@rtve.es

4064258 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.10.1/js
Para todos los públicos Documentos TV - Dinero mágico - ver ahora
Transcripción completa

Aquí tengo dos dispositivos

y voy a transferir un dólar de este a este otro, instantáneamente.

Introduzco la cantidad y lo envío.

Y se puede ver la transacción.

¡Listo!

Lo que acaban de presenciar parece

una transacción económica convencional:

se ha transferido dinero electrónicamente

de una cuenta a otra.

Pero si bien parece una transferencia bancaria normal,

puede que sea la tecnología más revolucionaria

que vayan a ver en su vida.

Esta tecnología se llama Bitcoin.

"El dinero posibilita el intercambio de muchos bienes y servicios

entre multitud de personas diferentes.

Allá donde vamos comprobamos

cómo se usa el dinero como medio de intercambio".

El dinero se encuentra en el mismo centro de nuestra existencia.

Todos los días comerciamos unos con otros.

En la actualidad, casi todas nuestras transacciones cotidianas

involucran a terceros:

un banco, una entidad de tarjetas de crédito

o un proveedor de giros.

Y, en último término, son estas instituciones

las que llevan a cabo la transacción en nuestro nombre.

Así fue hasta la invención del bitcoin.

El bitcoin es sin duda alguna,

uno de los inventos más importantes de la historia de la humanidad.

Su influencia en nuestras vidas va a ser enorme.

Suena muy complicado y difícil de entender cuando te hablan de ello,

pero el correo electrónico te sonaría igual

si solo hubieras oído hablar de él.

El bitcoin es más fácil de usar que el e-mail.

¿Qué es exactamente el bitcoin?

Para empezar, no es una moneda,

en realidad es una nueva forma de dinero,

una divisa electrónica,

existe únicamente en Internet,

y algunos han llegado a llamarlo «dinero mágico de Internet».

Creo que parte de la confusión

estriba en que en realidad Bitcoin es dos cosas diferentes:

se trata, tanto de una moneda como de una red de pago,

y nunca habíamos tenido algo así.

El dólar es una divisa, pero no es una red de pago.

PayPal y Visa son redes de pago, pero no son divisas.

Bitcoin es ambas cosas a la vez,

y además tiene otra característica adicional,

la de que se puede teletransportar instantáneamente

a cualquier parte del mundo, casi de forma gratuita.

Y nadie puede bloquear estos movimientos, ni interceptarlos,

y si lo usas con cuidado, puedes operar anónimamente.

Es decir, que con tan solo hacer así,

con el bitcoin puedes pagar

o recibir un pago de cualquier persona

en cualquier lugar del mundo.

A raíz de la crisis económica global,

un autor que firmaba con el seudónimo de Satoshi Nakamoto

publicó un documento de 9 páginas en un foro de Internet.

El artículo, titulado

"Bitcoin, un sistema de dinero electrónico de igual a igual",

pronto se convertiría en la piedra angular

de lo que hoy es el primer concepto de dinero descentralizado

totalmente funcional.

En el fondo del gráfico están las ventas diarias del bitcoin,

pero quiero hablaros de estas líneas de tendencia,

que ya habéis visto en otras presentaciones esta mañana.

Empecé a trabajar en Bear Stearns en 2007,

aproximadamente año y medio

antes de que la crisis financiera empezase en serio.

De ahí me fui a JP Morgan, donde llegué a ser vicepresidente,

y ese fue mi último empleo.

Todos estos trabajos estaban en pleno Manhattan y alrededores.

Tone Vays es un veterano de Wall Street.

Este antiguo vicepresidente de JP Morgan

ahora dedica su tiempo a estudiar

y a instruir a su público acerca del bitcoin.

El bitcoin suele ser difícil de explicar.

Hay que intentar desmenuzarlo para que sea lo más sencillo posible:

en realidad es como un mensaje,

un mensaje digital que se envía a otra persona.

Casi todos estamos acostumbrados a los ordenadores,

todos enviamos correos, imágenes...

pero lo que enviamos es siempre una copia.

Cuando pulsas el botón de «Enviar» en un ordenador,

siempre te quedas con una copia,

siempre te quedas con el original;

cuando se trata de transacciones económicas, al darle a «Enviar»

hay un intermediario, el banco,

que es el que mueve el dinero de una cuenta a otra.

Ese es el problema que resolvió Bitcoin:

fue capaz de tomar algo digital,

y hacer posible que cuando pulses «Enviar» no sea una copia,

sino que realmente estés enviando un objeto digital.

En lo esencial,

Bitcoin es básicamente un sistema monetario nuevo.

Sin embargo, es completamente diferente

a cualquier otro sistema del pasado,

porque no está centralizado en un único lugar.

Esta naturaleza descentralizada de la plataforma Bitcoin

es uno de los aspectos que la hacen tan única y revolucionaria.

Todos estamos familiarizados con PayPal, Visa, los bancos y demás.

Todos estos servicios tradicionales a los que estamos acostumbrados

controlan quién tiene derecho a una cuenta,

quién puede enviar dinero a quién,

desde qué país se puede mandar dinero a los clientes de otro país.

Con el bitcoin no existe ninguna entidad que controle nada de eso:

solo está el protocolo de software,

y cualquiera puede programar aplicaciones interactivas,

se pueden instalar en cualquier teléfono u ordenador,

y una vez hecho eso

interactuar con quien sea en cualquier parte del mundo,

que también esté usando el programa de Bitcoin.

A este software que ejecuta el protocolo Bitcoin

normalmente se le llama «cartera»,

un monedero digital que almacena bitcoins

y permite al titular moverlos de una cartera a otra.

El protocolo Bitcoin es de código abierto,

lo que significa que el código de programación es de libre disposición

para contribuir a él y redistribuirlo.

De este modo, parecido al que permite,

que cualquiera pueda añadir una nueva página web a la red,

los programadores pueden agregar nuevos productos a la red Bitcoin.

Aquí está Jason.

Para él ya es muy tarde, porque se conecta desde Australia.

Vamos a hacer su primera transacción de bitcoins por Skype,

para que todo el mundo pueda ver qué fácil y rápido es.

Desde aquí, yo voy a pulsar «Enviar»,

y Jason va a pulsar «Solicitar».

Entonces, debería aparecer un código Q-R en mitad de la pantalla,

él lo va a acercar a su cámara

para que yo pueda escanearlo con la de mi teléfono.

Vale, ya veo el código,

mi móvil está intentando escanearlo... y ya está.

Ya lo he escaneado,

y como me siento generoso, vamos a enviarle a Jason cinco dólares.

Acabo de mandarte cinco dólares en bitcoins,

avísame cuando aparezca en tu terminal que ya los tienes.

¡Ahí está!

Hemos tardado entre 10 y 15 segundos.

Bitcoin permite a los usuarios

enviar y recibir dinero instantáneamente

sin la participación de terceros.

Este gran avance digital convierte al usuario a todos los efectos

en su propio banco.

Es una idea compleja de asumir,

pero las posibilidades de esta nueva moneda sin bancos

son inimaginables.

Son 3240 yenes.

A excepción de cuando manejamos efectivo,

en general tenemos que recurrir a terceros para muchísimos pagos,

ya sea por tarjeta de crédito, transferencias internacionales,

o incluso para algo parecido a guardar el dinero bajo el colchón,

ya que para almacenar grandes cantidades empleamos bancos.

Bitcoin nos permite prescindir de terceros.

Podemos ser nuestro propio banco, nuestro propio sistema de pago,

de transferencias internacionales, de giros...

Podemos hacer todo eso sin recurrir a intermediarios.

Antes del Bitcoin,

compañías como PayPal, Visa, el Bank of America,

llevaban un libro de contabilidad

con el seguimiento del saldo de todas sus cuentas.

PayPal lleva el registro de quién tiene tanto dinero

en cada una de sus cuentas,

y el libro se aloja en un servidor que la empresa tiene en alguna parte.

Antes, la gente, incluidos matemáticos e informáticos

creía que era imposible un consenso

respecto a un libro de contabilidad.

Bitcoin dio con la clave de cómo controlar este libro

que lleva la cuenta de quién tiene tal cantidad de bitcoins.

Y no estará alojado en un centro de datos concreto,

se encuentra en todos los ordenadores del planeta

que ejecuten la red Bitcoin,

en mi portátil tengo una copia del libro de contabilidad de Bitcoin.

Este libro de contabilidad público,

denominado blockchain o «cadena de bloques»,

es lo que podría hacer de Bitcoin,

el catalizador de un cambio de paradigma financiero.

El bitcoin es lo que se conoce como una «criptomoneda»,

una moneda digital en la que se usa el cifrado,

para regular la creación de unidades nuevas

y verificar la transferencia de fondos.

Los bitcoins nuevos se generan

mediante un procedimiento llamado «minería».

Un «minero» es una persona o entidad que maneja un ordenador muy potente

para resolver un problema matemático complejo,

denominado «bloque».

Hay mineros por todo el mundo

compitiendo por resolver o cerrar bloques,

si lo consiguen se les recompensa con bitcoins recién generados.

Todas las transacciones que fluyen por la red Bitcoin

son piezas de este complejo rompecabezas matemático.

Cuando un minero resuelve un problema,

en realidad está verificando la integridad de todas

y cada una de las transacciones.

¡Bienvenidos!

Esta es una planta de reciclaje gigante abandonada.

Aquellos dos silos enormes son dos incineradoras.

Detrás de este muro tenemos paneles solares

con una potencia conjunta de un megavatio.

Eso es mucho.

Más o menos lo que consumimos.

Así que vamos a poder cubrir del todo nuestros costes eléctricos.

El proyecto aún está a medias,

pero una mina de Bitcoin consiste en un grupo de ordenadores

que contribuyen con su potencia de procesado

a facilitar la transferencia de bitcoins y la seguridad de la red.

Se trata de un gran superordenador,

y todos estos equipos individuales se dedican a ir probando soluciones

para este problema matemático.

Es un problema muy difícil

y se necesitan muchísimos ordenadores para resolverlo.

La solución correcta se envía a los demás ordenadores

y con esa respuesta registran

todas las transacciones que se han hecho hasta ese momento.

Es un sistema muy seguro para realizar transferencias,

registrarlas y asegurarse de que no se ha hecho nada turbio.

Porque en las transacciones financieras existen métodos

para cometer doble gasto,

y la cadena de bloques es un método muy bueno para impedir este fraude.

Pongamos que Alice quiere enviarle un correo a Bob:

lo que sucede técnicamente es

que ese mensaje de Alice es copiado muchas veces en su ruta por la red,

hasta que al final Bob recibe la copia definitiva.

Así funciona en el correo electrónico

y las transmisiones de datos digitales,

y así ha de ser en la mayoría de los casos.

Eso está muy bien,

pero en cambio, en lo referente al dinero,

sería un desastre emplear ese método para transferirlo digitalmente.

No puede haber copias del mismo billete de dólar

circulando por la red.

Eso supondría acabar con el principio de escasez del dinero.

Este fue el problema que acometió Satoshi Nakamoto

con la creación del bitcoin.

Lo que sucede con su cadena de bloques es

que cuando Alice quiere enviarle un bitcoin a Bob,

ella crea una transacción,

y es esta la que se copia por toda la red.

Pero en lo que se diferencia esto del envío del correo electrónico

es que en la transacción lleva incrustadas

unas instrucciones para el resto de la red que dicen

que de ahí en adelante el control de ese bitcoin le corresponde a Bob,

y la red lo respeta.

Me pasé toda una tarde explicando a una amiga qué es el bitcoin

y ese día me di cuenta de que a la gente le cuesta mucho entenderlo

Al llegar a casa por la noche vi

que me había escrito en mi muro de Facebook:

«He estado pensando más en lo del bitcoin

y en lo que me has explicado sobre la minería;

¿significa que los bitcoins salen de debajo de la tierra?»

Entonces fui consciente

de que a la gente le cuesta comprender el concepto de bitcoin,

especialmente lo de la minería,

Para los usuarios nuevos,

el bitcoin puede ser un concepto difícil de comprender.

No son monedas materiales,

y desde luego su origen no es subterráneo.

Sin embargo, sí que existen algunas similitudes interesantes

entre el bitcoin y un metal precioso que se encuentra bajo tierra.

El oro.

El oro es sinónimo de dinero

y de reserva de riqueza desde hace milenios.

En la actualidad, se sigue excavando para extraer oro por todo el mundo.

La cantidad de mineral que se saca de la tierra

disminuye a lo largo de la vida útil de una mina

hasta que finalmente esta se agota.

Los bitcoins se extraen de una manera similar.

El algoritmo Bitcoin está programado

para que la recompensa por extraer nuevos bitcoins

se reduzca a la mitad cada cuatro años,

hasta llegar al año 2140,

en el que se darán todos por extraídos.

Quizá el misterioso creador que está detrás del bitcoin

está intentando imitar los atributos del oro,

casi como para crear una moneda de oro digital

que se pudiera dividir

y luego enviar instantáneamente por todo el mundo.

Intentaré explicarlo de una manera muy sencilla, como si fueran mineros.

Los mineros de bitcoins reciben la recompensa

simplemente porque mantienen la seguridad de Bitcoin.

Matemáticamente significa,

que debes resolver problemas bastante difíciles.

Es un proceso de tanteo.

Hay que hacer millones y millones de intentos,

y si aciertas y puedes cerrar todas las transacciones de un bloque,

entonces es que has sido un buen minero

y recibes 12,5 bitcoins.

En un principio, la recompensa era de 50.

Cada cuatro años, estos premios para los mineros se dividen por dos,

así que conforme pase el tiempo la recompensa será cada vez menor.

El creador del bitcóin, sea quien sea,

fue un tío muy, muy listo.

Y es obvio que le encantaban las matemáticas.

Un día se puso a pensar, echó cuentas y se dijo:

«Si el mundo entero empezase a usar Bitcoin,

¿cuántos bitcoins necesitaríamos para proveer a todos los usuarios?».

Cada bitcoin se puede dividir en 100 millones de partes,

y si todos los habitantes de la Tierra empezaran a usar

el bitcoin como moneda,

la unidad más pequeña, que se llama satoshi

y es la cienmillonésima parte de un bitcoin,

seguiría valiendo menos de un centavo de dólar estadounidense.

Entonces, ¿quién es este tal Satoshi Nakamoto?

Dos años después de publicar su artículo

acerca del sistema de dinero electrónico de igual a igual,

esta misteriosa figura desapareció

para no volver a dar señales de vida.

Las únicas pistas sobre su identidad pueden hallarse en dicho documento.

Hay quien aventura que podría ser de origen británico,

dado que el escrito contiene argot de la región.

Otros creen que, más que tratarse de una persona,

Satoshi era un grupo de hackers que trabajaban en equipo,

para crear un nuevo sistema monetario

que descentralizara el dinero tal y como lo conocemos.

Yo creo que era un tío inteligente.

No era un cerebrito corriente.

Sabía bastante de tecnología descentralizada

o de descentralización.

También conocía los sistemas financieros

y era un programador bastante bueno,

aunque el código de Bitcoin no es una maravilla;

está claro que se puede escribir un código mejor.

También está la teoría de la conspiración que duda

de si el código lo escribió un tío solo o varios.

Es muy difícil saberlo.

En cualquier caso, yo valoro especialmente el hecho

de que fuera el primer concepto completamente funcional

de dinero descentralizado.

Es muy interesante preguntarse quién es Satoshi.

Hay muchísimas conjeturas,

especialmente entre los primeros usuarios de Bitcoin.

Pero ¿qué más da que sepamos quién creó el bitcoin?

Yo no estoy seguro de que influya en nada.

Hay infinidad de cosas que usamos sin saber quién las creó,

y aun así nos ayudan mucho en nuestras actividades cotidianas.

No tengo ni idea de quién es Satoshi.

Sabemos muy poco sobre él o ella,

podría estar en un evento, ser un conocido,

alguien con quien he hablado o hasta un amigo, y yo sin enterarme.

No sé quién si lo sabremos, pero es entretenido.

¿Y qué si soy Satoshi?

Creo que a eso no voy a responder

Con independencia de la identidad de Satoshi,

su invento podría tener profundos efectos

en la evolución de nuestro mundo en el futuro.

Pagar en bitcoins es bastante guay.

Está de moda,

porque es la tecnología más reciente y actual.

Como el bitcoin capacita al usuario para actuar como su propio banco,

en esencia le libera

de los tradicionales guardianes de su riqueza.

En comparación con las tarjetas de crédito,

con las que el pago al establecimiento tarda

de 30 a 60 días,

los pagos en bitcoins se reciben instantáneamente.

Eso nos facilita las operaciones.

Todos usamos llaves en nuestra vida diaria.

Las llaves nos dan acceso y control de nuestras posesiones valiosas.

También las protegen contra el robo.

Tomemos como ejemplo un coche.

Tener las llaves del coche nos da acceso a él cuando queramos.

Pero, supongamos que nos hemos tomado unas copas de más,

y nuestro mejor amigo nos confisca las llaves.

El coche seguirá siendo nuestro, pero ya no lo controlamos,

y tendremos que volver a casa en taxi.

Se puede decir lo mismo de las finanzas.

Aunque tengamos la tarjeta de débito

y la contraseña de nuestra cuenta bancaria,

los fondos no están directamente en nuestro poder.

Cada vez que retiramos fondos

o los transferimos desde nuestra cuenta,

lo cierto es que el banco actúa en nuestro nombre,

moviendo ese capital por nosotros.

Es lo que fundamentalmente diferencia al bitcoin.

Bitcoin nos entrega las llaves,

las claves privadas de nuestra propia riqueza.

En la mayoría de los casos

no tenemos dominio o control directo sobre nuestros bienes.

Por ejemplo,

el Royal Bank of Scotland tenía unas 700.000 cuentas,

y sus cajeros quedaron fuera de servicio todo un fin de semana.

Sin acceso a los cajeros, nadie podía sacar dinero.

Si tienes una tarjeta de crédito o de débito

y queda desactivada a causa de una sospecha de fraude

o por pasar un cargo en un lugar no habitual,

quien tiene las llaves es la entidad emisora de la tarjeta,

son ellos los que toman la decisión, no tú.

Bitcoin es completamente diferente en este aspecto.

Se basa en criptografía de clave pública y privada.

Eso significa que los bitcoins se envían a la clave pública,

pero para poder enviarlos tienes que firmar con la clave privada

de la dirección donde están alojados actualmente.

Y, literalmente, se trata de un número,

esa clave privada es un número.

Nadie puede desactivar Bitcoin.

Si tienes la clave privada, puedes acceder y usarlo.

A tu cartera de Bitcoin va asociada lo que se llama una clave privada,

que es justo lo que parece:

son llaves, claves privadas que abren y desbloquean el acceso a tus fondos.

Pero seamos claros:

si pierdes tus claves pierdes el acceso a tus fondos,

así de sencillo.

Acabamos de comprar unos cuantos bitcoins

en un cajero automático de Bitcoin local

y lo que sale del cajero en realidad es

lo que llamamos una «cartera fría»,

un papelito con dos cuadrados,

o dos cosas que parecen un test de Rorschach,

con un montón de caracteres alfanuméricos debajo de cada uno.

La de arriba es la clave pública,

que es la que usaría la gente para enviar bitcoins a esta dirección

Y la de abajo es la clave privada,

que es la que utilizarías para escanearla

y retirar bitcoins de esta dirección.

Ahora bien, es muy importante reseñar

que la clave privada no es algo que debas ir enseñando por ahí,

pues el primero que la escanee podrá sacar los bitcoins de esta dirección.

Además, si perdieras este papelito,

básicamente habrías perdido tus bitcoins,

porque nadie más tiene copia de la clave privada.

Ahora mismo hay algún bitcoin en esta dirección,

así que si estás viendo esto por primera vez,

podrías escanearlo y quedártelo tú.

Esta moneda es un satori.

Tiene un valor de 0,001 bitcoins.

Al cambio de hoy serían unos 45 centavos.

Es decir que es una cantidad mínima,

pero lleva auténtico Bitcoin en el interior.

Ahora bien, para canjear el valor que representa esta ficha,

habría que despegar la pegatina holográfica del dorso, así,

y entonces queda a la vista un código Q-R,

y esta es la clave privada,

que esencialmente es como una contraseña.

Y con esta clave privada,

y solo con ella,

se puede canjear e importar este valor a nuestra cartera de Bitcoin.

Todo lo material lleva aparejada

una fuerte sensación de autoridad y autenticidad.

Para hacer que la barrera de entrada al mundo Bitcoin fuera

lo más baja posible,

creo que a todos los que trabajábamos en el proyecto

nos parecía muy importante que hubiera una pieza de bitcoin

que se pudiera tocar con la mano, portátil

y que no costara mucho para iniciarse en esto.

Es una especie de objeto de poco compromiso.

Bitcoin se basa en un cifrado de claves,

una pública y otra privada,

por lo que el proceso de envío de pagos,

particularmente en línea,

es diferente al de las tarjetas de crédito.

Las tarjetas de crédito nunca se concibieron para usarse por Internet.

Cuando se inventaron, Internet ni existía.

Se basa en un sistema de retirada,

por el cual autorizas al comerciante o a la entidad emisora de la tarjeta

a retirar fondos de tu cuenta bancaria

cada vez que a ellos les parezca que tienen derecho a hacerlo.

Con una tarjeta de crédito,

siempre que quieres iniciar una transacción,

le estás dando a todos los efectos las llaves al comerciante,

y se las das a cualquiera con quien trates.

Así que cada vez que haces una transacción, sea en línea o no,

estás corriendo un riesgo,

porque le confías al vendedor una información tan personal,

que si él quisiera podría utilizarla más tarde

para iniciar otras transacciones.

Mientras que el bitcoin supone un modelo completamente diferente,

en el que el control se decanta más por el consumidor:

es este el que entrega sus fondos.

En este caso, si ofreces un servicio por Internet,

puedes publicar una dirección de Bitcoin

y cualquier persona del mundo te puede enviar bitcoins.

Si tuvieras un grupo de música y estuvieses dando un concierto,

y este se retransmitiera para todo el mundo,

si sacases un letrero en el escenario con una dirección de Bitcoin

te podría financiar cualquiera que viese esa retransmisión,

en cualquier momento desde entonces y en adelante.

Me llamo Sanshiro Fujimoto,

y toco el saxofón y otros instrumentos.

Compongo, toco, grabo discos y me gano la vida como músico.

El de hoy era un concierto muy pequeño

y lo he hecho sin cobrar entrada.

Si te gusta mi música,

entonces puedes darme un donativo.

Con este enfoque, no sabes lo que vas a sacar:

podría ser cero,

o si tocas muy bien puede que ganes más de lo que creías.

Al final, eso me hace tocar mejor.

La interacción directa se centra más en el arte en sí.

Cuando le das algo a alguien que toca en la calle,

no echas mucho: una moneda suelta, o un par de ellas, calderilla.

Pero enviar cantidades pequeñas por Internet cuesta más

que lo que quieres mandar,

así que el bitcoin es un método mucho mejor

para hacer donativos por Internet.

Los pagos en bitcoins son un sistema push,

los fondos los envía o «empuja» el remitente hacia el receptor.

Constituye un método más rápido y barato

que los tradicionales sistemas de «retirada»,

como las transacciones por tarjeta de crédito.

También significa

que las transacciones en bitcoins son definitivas

y no se pueden revocar.

Las tarjetas de crédito tienen un periodo de liquidación

de unos seis meses.

Incluso aunque parezca que la transacción ha sido procesada,

el cliente puede hacer una llamada

y alegar que ha sido una transacción fraudulenta,

y en algunos casos

la entidad emisora le retirará el dinero al comerciante,

y en otros asumirá ese gasto.

Esta posibilidad la costeamos con una comisión del 3%.

Normalmente los comerciantes pagan un 3%

para trabajar con tarjetas de crédito.

En las transacciones en bitcoins no hay posibilidad de retrocesión.

Y me parece positivo.

Por mucho que la gente diga que le encanta litigar casi nunca pasa.

En raras ocasiones sucede que le encargues algo a una empresa seria

que no quedes satisfecho y no te resuelva el problema.

La mayoría de las veces que ocurre algo parecido

es cuando te han robado la tarjeta.

Y eso siempre puede ocurrir.

Las tarjetas de crédito de todo el mundo

están desperdigadas por Internet,

y es cuestión de mala suerte

que resulte que la tuya se use en una transacción fraudulenta.

En Acapulco hay negocios que admiten Bitcoin, sobre todo restaurantes,

con algunos de los cuales trabajamos nosotros.

Cuando los comerciantes aceptan bitcoins es para tener otra opción,

una alternativa innovadora y tiene muchas ventajas.

No les cobramos las comisiones que cobran las entidades emisoras

cada vez que se pasa una tarjeta,

de un tres, cuatro, cinco o hasta un diez por ciento.

Nosotros no cobramos nada.

Tampoco tenemos un gasto mínimo.

Puedes pagar 10 o 50.

Gracias a que el bitcoin

está reduciendo el coste de hacer negocios

y eliminando el riesgo de fraudes,

empresas que van desde la tienda familiar de barrio

hasta corporaciones multinacionales

han empezado a adoptar esta nueva manera de transferir capitales.

Esta es la facultad de Medicina de Harvard

y aquí tenemos una silla de Harvard.

Vemos que pone «de 1997 a 1999».

Todavía uso el fax,

pero ahora con Facebook y los S-M-S

puedo enviar fotos,

como por ejemplo las del pasaporte cuando vamos a salir de viaje.

En un futuro no habrá ni fax.

Y del mismo modo,

cuando pienso en el futuro de las tarjetas de crédito

o del dinero,

pienso en el dinero virtual.

Creo que el dinero virtual va a dar mucho que hablar.

Teniendo esto en cuenta,

mi objetivo es tener presencia internacional

y estar a la vanguardia del uso de la moneda virtual

en el negocio de la industria médica y bucodental,

y quiero que mi negocio crezca

a la par que crece la popularidad del bitcoin.

La primera gran sociedad cotizada en bolsa en admitir bitcoins fue

Overstock,

y ahora reparten a más de 200 países.

La última vez que miré,

Amazon solo repartía a unos 50 ó 60 países.

Es decir, que están cediendo mercados enteros,

con todas sus poblaciones de miles de millones de personas,

sin luchar siquiera por su cuota de mercado.

Si Amazon aceptase el bitcoin,

no tendrían fraudes ni retrocesiones, y reducirían costes.

Su margen de beneficios se incrementaría

si adoptara el bitcoin.

El bitcoin hace posible

que los comerciantes reciban el pago por sus bienes y servicios

de manera muy sencilla.

Se está convirtiendo en una importante herramienta

para que los vendedores puedan ofrecer sus productos

a mercados hasta la fecha vírgenes,

son los habitantes de estos países en desarrollo

los que más se beneficiarán.

El bitcoin es la mejor opción,

la más fácil, rápida y segura

para gente que no tiene cuenta bancaria

ni carné de identidad,

ni otra cosa que un teléfono inteligente.

Hay muchísima gente que encaja en ese perfil.

Y en Bitcoin tienen una solución

y la oportunidad de poder participar en la economía mundial

sin necesidad de tratar con bancos

o sortear todos esos obstáculos.

No tienen más que instalar una app

y ya forman parte de la economía global.

Aproximadamente el 33%

de las transacciones por tarjeta de crédito que salen de África

es fraudulento.

Por eso nadie quiere hacer negocios con África;

es demasiado arriesgado.

Con el bitcoin sabes que los fondos son válidos,

así que el proveedor no pondrá ninguna pega

en vender lo que le pidan siempre que sea legal,

y enviarlo a África.

Entonces podrán empezar a disfrutar de derechos de propiedad,

que es lo que les va a sacar de la pobreza.

Bitcoin encaja en el nicho de mercado

de los desfavorecidos por la industria bancaria.

Hay mucha gente en los países del tercer mundo

que puede que no tenga acceso a cuentas bancarias,

ni siquiera documento de identidad para abrir una,

pero si tiene teléfono móvil y acceso a Internet,

ahora puede llevar el equivalente a un banco en su móvil.

Según las últimas cifras del Banco Mundial,

hay aproximadamente 2000 millones de personas sin bancarizar

en los países en desarrollo.

La adopción y el uso del bitcoin en estos países

podría transformar este problema humanitario

y permitir que la población no bancarizada participe

en la economía global.

Por primera vez en toda la historia mundial,

ahora cualquiera puede enviar o recibir cualquier cantidad de dinero,

en cualquier lugar,

instantáneamente, básicamente gratis,

y es imposible que nadie, gobiernos incluidos, se lo impida.

Y por mucho que me guste el oro, con él no se puede hacer eso.

¡Pensadlo bien!

Aquí y ahora mismo, cualquier persona de esta sala

puede intercambiarse cualquier cantidad de dinero con quien sea,

y nadie puede hacer nada para impedirlo.

Eso no era posible antes de la invención del bitcoin,

es una tecnología totalmente revolucionaria para todos.

Wikileaks pudo financiarse gracias al bitcoin,

y todo esto en pleno bloqueo bancario:

en aquel momento Estados Unidos había ordenado a Visa,

creo que también a Mastercard, y al Bank of America

que bloqueasen cualquier donación a Wikileaks.

Opines lo que opines sobre ellos,

y no es que yo apruebe necesariamente todo lo que hace Wikileaks,

sí que me parece muy importante para la libertad mundial,

el que la gente tenga la posibilidad inalienable de donar dinero

a cualquier causa política que desee.

Así que me pareció tremendo

que Wikileaks pudiera desafiar a Estados Unidos en ese sentido.

Como Bitcoin pone las llaves de la riqueza

exclusivamente en manos del usuario,

se puede utilizar para apoyar el activismo social y político.

Pero también se puede usar para pasar una noche de fiesta.

Me llamo Ken Shishido,

soy coorganizador del Grupo de Meetup de Bitcoin en Tokio.

Esta noche celebramos un evento especial,

en el que las cabareteras pueden recibir propinas en bitcoins.

Lo hago porque de vez en cuando queremos darle vidilla a la quedada,

en vez de hablar de cosas tan técnicas o de política.

Así que este es uno de esos eventos

en los que queremos pasárnoslo muy bien,

comprobando lo que se puede hacer usando bitcoins.

En la mayoría de países

no hay problema alguno para comprar cosas:

hay tarjetas de crédito, aún se puede usar el efectivo,

pero para mí ese no es el auténtico uso del bitcoin.

Su auténtico propósito es el de otorgarte privacidad financiera,

que es extremadamente importante.

Durante la crisis financiera global,

a medida que se extendían las grietas del sistema financiero

se reveló lo vulnerables que eran ciertas instituciones

hasta entonces tenidas por invencibles.

Como sabemos ahora,

estados de todo el mundo se vieron forzados

a rescatar instituciones financieras.

Un rescate se produce

cuando un gobierno toma dinero del contribuyente

y se lo da a una institución financiera irresponsable

para que cubra sus errores.

Una recapitalización interna es diferente,

puesto que en este caso se redacta una ley,

que permite a las instituciones financieras

coger fondos directamente de las cuentas de los clientes

para compensar sus pérdidas.

Esto es lo que ocurrió en Chipre en 2013.

Empecé a estudiar el bitcoin en 2013,

durante los sucesos de Chipre,

cuando los bancos cerraron y confiscaron el dinero de la gente.

Hablé con mis compañeros,

algunos de doctores y analistas cuantitativos,

y les dije que era horrible,

y que empezaría a pasar en muchos otros países occidentales.

Se reían de mí y decían que no,

que era solo cosa de Chipre y que aquí no pasaría nunca.

Y entonces fue cuando me di cuenta

de que a alguien se le debía de haber ocurrido

una manera de solucionar este problema.

Cuando un depositante le encomienda dólares o euros a un banco

la titularidad de ese dinero pasa al banco

y los depositantes se convierten en acreedores sin garantía.

Si el banco la lía por cualquier motivo,

ahora hay legislación aprobada en muchos países

por la que los bancos se pueden acoger a una recapitalización interna

lo que significa que esos depósitos se pueden convertir

en acciones del banco.

Jeff Berwick es emprendedor, comentarista financiero

y presentador de podcasts.

Como fundador de Stockhouse.com,

la web de noticias financieras más importante de Canadá,

sus análisis, artículos y vídeos los han visto

millones de personas de todo el mundo.

Es difícil prever qué va a pasar en el futuro,

pero después de lo de Chipre yo dije que ocurriría en Grecia

y entonces los bancos griegos cerraron durante meses.

El dato para la gente de Europa es

que el 1 de enero de 2016 entró en vigor la legislación

sobre recapitalización interna para bancos europeos.

Su mera existencia debería ser un gran toque de atención.

En Chipre ni siquiera la habían aprobado.

Primero cerraron los bancos

y luego redactaron la legislación

para que estos pudieran coger el dinero de sus clientes

y mantenerse a flote.

Ahora que está ratificada, ya se sabe lo que se avecina.

Yo veo el bitcoin

como una manera de proteger y ocultar tus activos,

y no decimos que esto sea malo,

no digo que solo oculten sus bienes los delincuentes, ¡no!

Hay gente que ha trabajado mucho, que ha pagado impuestos,

que lo ha hecho todo bien,

y como ya pasó en Grecia y en Chipre,

le confiscan su dinero y sus cuentas bancarias.

Así que la próxima vez que el sistema bancario se meta en líos,

quizá saqueen las cuentas de los usuarios

para contribuir a financiarlo.

Estamos hablando de gente con cantidades significativas,

de 100.000, 200.000 dólares, pero es dinero legal,

se lo han ganado.

Algunos economistas creen

que la crisis financiera global de la década pasada no fue más

que la precursora de una calamidad mucho mayor.

De ser así, ¿cómo reaccionarán los gobiernos

al siguiente fracaso de nuestro sistema financiero?

Al contrario que el sistema bancario actual,

Bitcoin les da a los individuos las claves privadas de su riqueza.

Sin embargo, esto también conlleva la responsabilidad añadida

de proteger sus bitcoins.

Con Bitcoin controlas tu dinero al 100%,

pero eso también significa que eres 100% responsable de lo que le ocurra,

así que es tarea tuya

garantizar la seguridad de tus bitcoins.

La gente está acostumbrada a las tarjetas de crédito,

a las cuentas bancarias y a PayPal,

y si te roban la tarjeta,

llamas a la compañía, te la cancelan y se acabó.

Si te roban los bitcoins, no puedes llamar a nadie para pedir ayuda.

La otra cara de la moneda es que tampoco tienes que llamar a nadie

para pedir permiso para usar tu moneda electrónica como te apetezca,

todo tiene su contrapartida.

Mt. Gox, la plataforma de intercambio de bitcoins,

se ha declarado en quiebra.

El anuncio llega después

de que este mercado de valores digitales anunciase

que le habían desaparecido 450 millones de dólares en moneda virtual

su director general, pidió perdón

Está por dilucidar si fueron robados,

invalidados por errores tecnológicos

o ambas cosas.

Este es el antiguo edificio de Mt. Gox.

Fue el mercado de intercambio de bitcoins más grande que haya existido

Creo que en algún momento dado

estaban moviendo un volumen superior a 100 millones de dólares al día,

y se hundieron de una manera espectacular en 2014.

Me parece que las pérdidas ascendieron

a más de 450 millones de dólares.

Declararon que habían perdido 850.000 bitcoins,

de los cuales luego aparecieron 200.000 en un monedero viejo.

La gente metía dinero y básicamente les entregaba sus bitcoins,

dándoles el control de sus claves privadas.

La ironía es que ese riesgo de centralización es

exactamente de lo que se supone que tiene que librarnos Bitcoin.

Mt. Gox se apropió de esa naturaleza descentralizada del bitcoin

y la encerró en una sola compañía con el dinero de un montón de gente,

y para rematar,

le dio el control económico de la empresa a una sola persona,

que tenía las llaves del reino.

En los dos o tres últimos años, según mis cálculos,

habremos visto entre media docena y diez hackeos graves

a compañías que trataban con bitcoins.

Una cosa que hay que entender es

que la seguridad del bitcoin no tiene nada que ver

con proteger un bien

que se encuentra dentro del espacio financiero convencional.

Con Bitcoin, si te haces con la clave privada de la cartera de alguien,

puedes iniciar una transacción fuera de la infraestructura de esa compañía

sin su conocimiento.

En esto es completamente diferente

a cualquier otro sistema que exista en la actualidad

en el espacio financiero,

en el que si quieres sacarle dinero a ese objetivo,

primero tienes que haberte infiltrado en su infraestructura.

Todo forma parte de esa mentalidad según la cual

la gente ha sido educada para no confiar en sí misma

al gestionar su propio dinero,

así que todo el mundo lo mete en un banco para que se lo guarden.

Ese tipo de mentalidad,

que nos lleva a meter nuestro dinero

en una empresa con una reserva comunitaria,

cuya única función es la de protegerlo,

es un dogma muy complicado de superar, de cambiar.

A mí me parece que esto es lo más estimulante e innovador del bitcoin,

que reta a la gente a cuestionar ese dogma.

Nos reta a que tomemos el control de nuestro dinero

y de nuestros bienes

y a que los protejamos por nuestros propios medios.

Como ya sabemos, en este momento Bitcoin es bastante seguro.

Si tuvieses más de la mitad de potencia que toda la red Bitcoin,

podrías hacerte con el control,

pero técnicamente esto es muy difícil.

Teniendo en cuenta la potencia de la red Bitcoin

es casi imposible.

Así que desde este punto de vista,

el bitcoin es mucho más seguro

que los mayores y más seguros portales

de los bancos más importantes del mundo.

El problema es que mucha gente no confía en Bitcoin,

porque hay muchas noticias sobre hackeos de algunos portales

y servicios de intercambio de bitcoins y demás.

La cuestión es que todos esos servicios basados en Bitcoin

no son el bitcoin en sí mismo.

No se puede vincular la seguridad de servicios basados en Bitcoin

con el propio Bitcoin.

El hundimiento de la plataforma de intercambio Mt. Gox en 2014

causó mucha confusión y escepticismo

acerca de la seguridad del bitcoin.

Sin embargo, años después del derrumbe

de la que fue la mayor casa de cambio de moneda virtual,

actualmente Bitcoin aparece en el radar

de muchas instituciones de la industria financiera.

La gran pregunta, la conversación que se oía por ahí hace poco,

versaba sobre si la tecnología de cadena de bloques afectaría

a la industria financiera.

Y ahora, cuando uno acude a las ferias bursátiles

y escucha a los medios,

la cuestión ya no es si la cadena de bloques afectará,

sino cómo lo va a hacer

y de qué manera va a transformar la industria.

Hoy ya se da por sentado,

que el impacto será más que considerable.

Ahora estamos en ese punto, pero no siempre ha sido así.

Si echamos la vista atrás unos tres años,

vemos que la actitud hacia el bitcoin es que era un concepto casi risible,

un sistema insostenible

y que no se podía aplicar al espacio financiero.

En Japón se ha aprobado la ley de moneda virtual en la cámara baja,

y esperemos que se apruebe también en la alta en un futuro muy cercano.

Esto quiere decir

que el gobierno reconoce la existencia de las monedas virtuales,

y que de verdad está intentando reglamentar y apoyar el negocio.

Este bitcoin, con este aspecto tan bonito,

es una buena pieza de coleccionista.

Es mejor que un yen o un penique.

Una de las regiones

donde el bitcoin ha alcanzado más popularidad es China,

que ejerce un control de capitales bastante alto.

Otros países similares a este respecto, como Argentina o Irán,

es donde más ha arraigado el bitcoin,

porque no es fácil transferir dinero al interior o al exterior,

sin pasar por problemas de regulación

o sin conocer a alguien en el gobierno y cosas así.

Esto supone un gran impulso para el bitcoin.

Las ventajas del bitcoin continúan aumentando su popularidad

por todo el mundo.

A veces, en los lugares más insospechados.

Me llamo David Hyett, y dirijo el Phoenix Rising Café de Nimbin.

Aquí tenemos nuestra máquina de bitcoins,

justo al lado del cajero automático tradicional,

para que los clientes tengan libertad de elección.

Me di cuenta de que el actual sistema bancario era bastante restrictivo,

y la independencia que le da a la gente

manejar su propio sistema bancario me resultó atractiva.

Y también el hecho de que fuera digital,

pues vivimos en una era digital.

Estaba convencido de que iba a tomar bastante impulso con el tiempo.

Bitcoin es, sin duda,

la mayor innovación en la ciencia monetaria

desde el patrón oro de Isaac Newton.

Va a revolucionar por completo cómo manejamos todos nuestros activos

va a trastocar las leyes, la contabilidad,

nuestra industria financiera...

va a alterar muchísimas cosas.

También va a descentralizar rápidamente el capital.

Ya no habrá millones de personas

que acumulen todo su capital en una pila enorme

que termine gestionando el vicepresidente ejecutivo

de Merrill Lynch o del Bank of America.

Ahora habrá que convencer a esos millones de personas

de que se desprendan de su capital

para poder ir a la guerra en Afganistán o Irak.

Una vez descentralizadas todas esas claves privadas,

es mucho más complicado,

que la gente pague por muchos de esos bienes y servicios

en los que de otro modo quizá no gastarían nada.

Lo voy a escanear.

Listo,

ya tengo tu dirección de Bitcoin aquí, en mi cartera.

Ahora introduzco un dólar y pulso «Enviar».

Estoy haciendo la transacción...

Enviado, y si miras...

¡ahí está, ya ha sonado!

Antes de Bitcoin yo estaba prácticamente retirado:

me limitaba a salir a disfrutar de la vida,

a practicar jiu-jitsu y era muy divertido,

pero no iba a mejorar mucho el mundo que digamos.

Y entonces descubrí Bitcoin, miré a mi alrededor

y vi todas esas guerras,

y a los bancos centrales devaluando la moneda

y evitando que el mundo alcanzase todo su potencial

y fuera un lugar tan bueno como podía ser.

Pensé que el bitcoin era una herramienta

con la que despojarlos de todo aquel poder.

A la gente no le interesa pagar

para matar a gente a la que no conocen en otros países.

Sí que está dispuesta a pagar

a cambio de carreteras, escuelas y hospitales,

y si los gobiernos dicen que necesitamos dinero para esas cosas

todos les daríamos un buen pellizco.

Si el gobierno te dice

que se necesita dinero para ir a matar gente a otros países

en los que no has estado

y a los que probablemente no vayas jamás,

la gente va a decir: «No, para eso no pago».

Pero si usas cuentas bancarias y dólares o euros,

los gobiernos pueden incautarse de todo tu dinero.

Pueden emitir todos los dólares o euros nuevos que necesiten

para costear todo eso.

Si el mundo utiliza el bitcoin,

le arrebata esos instrumentos al estado,

y yo creo que así

el planeta se convierte en un lugar mucho mejor.

Por primera vez en la historia,

el bitcoin ofrece al mundo un sistema de pago

completamente descentralizado,

con el que cada individuo tiene la propiedad

y el control de su riqueza y sus finanzas.

Un sistema con el que todos los usuarios

pueden transferir su capital entre ellos

libre e instantáneamente.

¿Qué podría depararnos el futuro de nuestro mundo

con una herramienta tan revolucionaria?

Las posibilidades son auténticamente mágicas.

El bitcoin es dinero mágico de Internet.

Cualquiera puede enviar y recibir dinero,

en cualquier lugar del mundo, como por arte de magia.

Me faltan las palabras

de lo emocionante y revolucionario que es.

Con Bitcoin puedes sacar tu iPad, tu iPhone,

tu tableta o lo que sea,

instalar una app

y en menos de 30 segundos

estar intercambiando dinero con cualquiera,

en cualquier parte del mundo, y gratis.

Y ya tengas 10 años ó 100, te será igual de sencillo,

además de que puedes hacerlo en cualquier país.

Eso es magia.

Documentos TV - Dinero mágico

54:42 13 jun 2017

Los defensores de la moneda digital "Bitcoin" aseguran que reduce el coste de negocios y elimina el riesgo de fraudes. Sin embargo, aún existe desconfianza desde que en 2014 desaparecieran de la plataforma de intercambio, 450 millones de dólares en Bitcoins

Contenido disponible hasta el 28 de junio de 2017

Los defensores de la moneda digital "Bitcoin" aseguran que reduce el coste de negocios y elimina el riesgo de fraudes. Sin embargo, aún existe desconfianza desde que en 2014 desaparecieran de la plataforma de intercambio, 450 millones de dólares en Bitcoins

Contenido disponible hasta el 28 de junio de 2017

ver más sobre "Documentos TV - Dinero mágico" ver menos sobre "Documentos TV - Dinero mágico"

Los últimos 538 documentales de Documentos TV

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Mayores de 18

    Mayores de 18

    52:51 pasado martes

    52:51 pasado martes Internet ha visto el hueco del mercado en la pornografía ante la inexistencia de leyes que regulen el accedo al porno gratis en la red. La industria pornográfica ha visto el negocio y recurre a la degradación y a la violencia para asegurarse un mercado en el que los niños y adolescentes son los más perjudicados. Contenido disponible hasta el 5 de julio de 2017.

  • Dinero mágico

    Dinero mágico

    54:42 13 jun 2017

    54:42 13 jun 2017 Los defensores de la moneda digital "Bitcoin" aseguran que reduce el coste de negocios y elimina el riesgo de fraudes. Sin embargo, aún existe desconfianza desde que en 2014 desaparecieran de la plataforma de intercambio, 450 millones de dólares en Bitcoins Contenido disponible hasta el 28 de junio de 2017

  • Voces contra el silencio

    Voces contra el silencio

    54:20 30 may 2017

    54:20 30 may 2017 En España se denuncian tres violaciones al día y una agresión sexual cada hora. La violencia sexual que denuncian las mujeres es la punta del iceberg de un problema que sufren a diario miles de ellas. Muchas mujeres se rebelan contra el silencio que mantiene oculta, en demasiadas ocasiones, esta clase de violencia.

  • 54:20 30 may 2017 En España se denuncian tres violaciones al día y una agresión sexual cada hora. La violencia sexual que denuncian las mujeres es la punta del iceberg de un problema que sufren a diario miles de ellas. Muchas mujeres se rebelan contra el silencio que mantiene oculta, en demasiadas ocasiones, esta clase de violencia.  

  • 7:05 29 may 2017 En España se denuncian tres violaciones al día y una agresión sexual cada hora. Diez mujeres nos cuentan en primera persona cómo fueron acosadas, violadas o agredidas sexualmente. Sus testimonios forman parte del documental ‘Voces contra el silencio’, un reportaje producido por el programa de TVE Documentos TV. La violencia sexual que denuncian las mujeres es la punta del iceberg de un problema que sufren a diario miles de ellas. Toda la información en www.rtve.es/vocescontraelsilencio

  • 2:21 29 may 2017 “Se nos olvida que las agresiones sexuales no son solo los violaciones. La realidad es que todos los hombres tiene una cultura patriarcal y se les ha educado como hombres y han ejercido en un momento determinado, violencia más sutil más invisible, más aparentemente pequeñita sobre la mujer que tienen al lado”, explica Erick Pescador, sociólogo, sexólogo, psicoterapeuta, y experto en temas de género que participa con su testimonio en el programa ‘Voces contra el silencio’, un documental producido por el programa de TVE Documentos TV. El experto analiza la cultura patriarcal y el rol del hombre ante un problema que sufren las mujeres y que afecta a la mitad de la población. En España se denuncian tres violaciones al día y una agresión sexual cada hora. Toda la información en www.rtve.es/vocescontraelsilencio

  • 3:16 29 may 2017 “Tenemos que visibilizar que la violencia sexual que sufrimos las mujeres tiene que ver con una cultura que es machista y que está desde que nacemos otorgándonos unos roles, asociándonos unos estereotipo y dándoles un valor diferente frente a los hombres”, explica Sonia Cruz Coronado, psicóloga Fundación ASPACIA y coordinadora CIMASCAM. Denuncia la falta de sensibilización en la sociedad ante los delitos de índole sexual. Su testimonio forma parte del documental ‘Voces contra el silencio’, un reportaje producido por el programa de TVE Documentos TV. La violencia sexual que denuncian las mujeres es la punta del iceberg de un problema que sufren a diario miles de ellas. Toda la información en www.rtve.es/vocescontraelsilencio

  • 1:00:03 31 ene 2017 La digitalización del mundo físico y los algoritmos se han situado en el centro de nuestro estilo de vida. La novedad ya no es que cada persona lleve uno o dos dispositivos conectados, ahora los objetos también se conectan entre sí. Una producción propia de RTVE que muestra cómo los actos cotidianos se convierten en datos digitales cuyo control es una de las grandes batallas de nuestro tiempo. El desarrollo de algoritmos, fórmulas informáticas que predicen nuestro comportamiento, nos acerca a un mundo de decisiones tomadas por la inteligencia artificial.

  • Que tiemble el camino

    Que tiemble el camino

    58:03 13 dic 2016

    58:03 13 dic 2016 Un grupo de enfermos de párkinson de distintos puntos de España, se enfrentan al reto del Camino de Santiago en 6 etapas y 108 kilómetros.

  • 52:59 25 oct 2016 El aumento de las agresiones a parejas homosexuales en Madrid nos lleva a abordar la Homofobia que sufre el colectivo LGTB. La violencia física de la que son víctimas los homosexuales puede ser la punta del iceberg de una homofobia no siempre reconocida

  • Las edades del sida

    Las edades del sida

    55:00 13 sep 2016

    55:00 13 sep 2016 Documental que muestra que los nuevos tratamientos y la cronificación de la enfermedad han provocado una relajación en la prevención. En España cada año se dan 4.000 nuevos diagnósticos de infección por VIH, la mayoría en hombres, menores de 30 años, que tienen sexo con hombres. Mucho han cambiado las cosas en las más de tres décadas transcurridas desde que se inició la epidemia de sida en el mundo, cuando el diagnóstico era una sentencia de muerte. Ahora, los nuevos tratamientos permiten una esperanza de vida muy similar a la del resto de la población, aunque es peligroso bajar la guardia. Los especialistas coinciden en reclamar más educación sobre enfermedades de transmisión sexual, entre las que se encuentra el vih, desde las edades más tempranas, en la escuela. Y también la elaboración de programas preventivos específicos dirigidos a los hombres que tienen sexo con hombres. Histórico de emisiones: 30/11/2015 

  • Del podio al olvido

    Del podio al olvido

    58:47 08 ago 2016

    58:47 08 ago 2016 Documental que reflexiona sobre las secuelas psíquicas, físicas y económicas de la retirada de los deportistas que se dedicaron durante años a la alta competición. Una visión sobre el lado menos conocido tras el éxito deportivo

  • 58:46 24 jun 2016 Documentos TV dedico un programa especial al análisis del proyecto olímpico para Barcelona. ¿Cómo se pensó y diseñó la ciudad del fuutro? Años antes de que se celebraran los juegos olímpicos, diferentes protagonistas analizan las ideas y proyectos sobre el futuro de la ciudad condal y la organización de los juegos. El publicista Salvador Pedreño, el Alcalde de Barcelona, Pascual Maragall, el arquitectom Ignasi Sola Morales, Rafael Tous, Juan Antonio Samaranch ….analizan las posibilidades de la candidatura olímpica para Barcelona 1992. Fecha de emisión: 24/06/1986  

  • Supervivientes

    Supervivientes

    53:09 23 may 2016

    53:09 23 may 2016 Diez personas se suicidan en España, cada día. El suicidio es ya la primera causa de muerte no natural en nuestro país con casi cuatro mil fallecimientos al año, según las últimas cifras oficiales. Los familiares de las personas que se quitan la vida arrastran el estigma, la culpa y la vergüenza por estas muertes, que continúan siendo un tabú para una sociedad con prejuicios.

  • 1:30:16 02 may 2016 "Documentos TV" empezó a emitirse el mismo día que conocíamos el desastre de Chernóbil, en estos 30 años hemos emitido más de 1300 documentales de actualidad e investigación. analizamos estos 30 años con expertos como Sami Nair, Fernando Savater, Valentín Fuster, Rosa María Calaf y Manuel Castells.

Mostrando 1 de 36 Ver más