Dirigido por: Manuel Sánchez Pereira

El espacio ''Documentos TV'' es uno de los programas más prestigiosos de TVE. Estrenado en 1986, se ha caracterizado durante todo este tiempo por tratar en profundidad tanto temas de actualidad como procesos sociales e históricos de mayor duración temporal.

Documentos TV se estreno en Televisión Española el 29 de abril de 1986 con un reportaje sobre el Rey Juan Carlos. Hoy, casi 25 años después, los cambios experimentados por el periodismo no han impedido que el programa siga siendo un espacio privilegiado donde disfrutar de lo mejor del mercado documental.

Contacto

Escriba al programa Documentos TV: doctv@rtve.es

3180920 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/1.6.18/js
Para todos los públicos Documentos TV - Del podio al olvido - ver ahora reproducir video 58.47 min
Transcripción completa

Tienes que pasar un duelo, cuando te retiras, como cuando fallece alguien,

cuando se ausenta alguien.

Es un momento de tristeza, de melancolía.

Se te juntan muchos sentimientos

y yo creo sobretodo de tener que reinventarte.

No te esperas que una vez que terminas tu carrera,

de repente ya no existes para nadie.

Para mí fue todo un poco difícil la retirada.

Igual un poquito, nos sentimos un poquito, no sé, como solos.

Perdidos, incluso, a lo mejor.

Te das cuenta de que eres querido, pero no has de vivir del recuerdo.

Vuelvo a repetir, no has de vivir del recuerdo,

has de tirar hacia adelante.

Aunque pensemos que el deporte nos lo ha dado todo,

cuando terminas ahí, eres una persona más en un mundo laboral muy amplio.

Cuando acabas, es como que... tienes un año o dos que estás y no estás.

No eres consciente de cuándo va a pasar.

Ni te lo planteas, ni muchas veces no quieres ni oírlo.

Piensas que, bueno, ya llegará, y cuando llegue, ya veremos.

Yo con 35 años, me vi como una niña de 10.

No he estudiado una carrera, no tengo experiencia laboral,

no me he relacionado con personas, ni socialmente.

Digo ¿dónde voy? ¿Quién me va a querer a mí?

Fueron, en su momento, protagonistas de pequeñas o grandes hazañas

que los convirtieron en seres excepcionales.

A algunos les admiraron como héroes por sus logros deportivos.

Ocuparon portadas y titulares.

Hoy, su vida, se escribe en otras páginas:

la del anonimato, la del olvido.

Cuando se bajaron del podio, tuvieron que aprender otra vida.

Y no siempre fue fácil buscar nuevas metas.

La psicóloga María Fernández Ostolaza lo sabe bien.

Se retiró dos veces: como gimnasta y como entrenadora.

El deporte te hace creer esto.

El deporte te hace creer que, efectivamente,

que uno puede vivir en una ilusión.

A veces digo que el deporte es como si fuera

un mundo dentro de otro mundo.

Pero uno tiene que darse cuenta de que es un mundo y es un mundo pequeño

que luego hay que salir al grande.

Pero esa sería una de las grandes decepciones del deporte:

el pensar que uno va a tener reconocimiento para siempre

o que uno va a tener perfección para siempre.

(Locutor): Hay muchas posibilidades

de que se meta entre las seis mejores...

El día que conseguí la medalla

para mí ha sido uno de los días más felices de mi vida.

Fue la recompensa y mi sueño hecho realidad.

Un sueño que sólo se puede hacer realidad si se roza la perfección,

el permanente reto de los deportistas de élite.

Especialmente, en algunos deportes, como la gimnasia rítmica.

Carolina Pascual fue la primera y única medallista olímpica

en esta especialidad.

Logró la plata para España

durante los emblemáticos juegos olímpicos de Barcelona en 1992.

Tenía 16 años.

Y siempre tuvo claro que quería ganar, ganar y ganar.

(Locutor): ¡Qué barbaridad, Carolina está pletórica,

en plan de gran campeona!

Una tensión muy grande y luego, eso,

que te sientes como una estrella en el cielo, la verdad.

Como que no hay ninguna otra estrella.

Y luego ya cuando ganas una medalla olímpica, pues...

De todas maneras, yo lo único que quería era quedar bien,

realizar mis ejercicios.

No quedar mal con mi país, no hacer un desastre, ese era mi gran miedo.

Y luego fue, vamos, fue un éxito.

Fue una medalla olímpica que nadie esperaba.

España entera está de fiesta con esta medalla de plata,

en un deporte en el que es dificilísimo

lograr un éxito semejante.

En 1993, logra la plata en mazas en el mundial de Alicante.

Poco después, tras años y años de esfuerzos

en su infancia y adolescencia, lo deja.

Hubiera seguido, ¿por qué no?

Podría haber hecho más larga mi carrera como deportista de elite.

Haber participado en otros juegos olímpicos.

De hecho, para Atlanta, se me llamó,

pero mi respuesta fue que no quise ir.

Quería hacer pues eso, trabajar, sobretodo quería estudiar

y estar con mi familia que había estado 5 o 6 años sin tener.

Supongo que fue el cansancio, agotamiento

y no sé, no sé como explicártelo.

No lo pensé, me retiré a mi casa,

y después, cuando me di cuenta, quise volver, pero ya era tarde.

No se, ha sido una de mis mayores cualidades, la verdad.

Expresar lo que sentía en ese momento:

música, aparato, ejercicio, lo daba todo.

Se preparó para entrenar y enseñar.

Y lo ha hecho, durante 20 años, con centenares de alumnas

a las que trata de transmitir

cómo las ganas y el esfuerzo tienen sus recompensas.

Cuando gané la medalla...

Os he traído la medalla, claro, para que la veáis.

Pero, ¿esto que significa?

Que os paso el relevo para que seáis alguna de vosotras

la que consiga otra medalla olímpica! ¡¿Si?! Vale.

Carolina cree que esa medalla debería haberle dado

mayor proyección, reconocimiento y estabilidad.

Pero no ha sido así.

De ir de aquí para allá, porque no tengo un trabajo fijo,

no tengo un trabajo grande que me de la estabilidad necesaria.

Me encuentro que tengo que estar de aquí para allá:

gimnasios, escuelas, clubs,

ir sacándome mi pequeño sueldo como puedo yo.

Luchando día a día.

La lucha es más difícil que mis épocas de gimnasta.

No hay que mirar para atrás, hay que mirar para delante.

Porque el caminante hace camino al andar,

y esta es mi máxima, una de las máximas.

Y nunca se ha perdido, si no se deja de luchar,

es otra máxima que tengo.

Aquí yo he pretendido siempre tirar hacia delante.

¿Que la procesión va por dentro? Lógicamente.

Nunca ha querido dejarse vencer por las fatigas de la vida.

Quizá, debido a que a sus 62 años,

Jordi Llopart mantiene su espíritu espartano.

Llegó a ser un ídolo tras conseguir la primera medalla olímpica

para el atletismo español.

Fue en los 50 kilómetros marcha en los Juegos Olímpicos de Moscú

de 1980,

dos años después de lograr el oro europeo en Praga.

Estoy satisfecho ¿por qué?, porque he sido el primero

y esto estará en la historia.

Otros han venido y vendrán muchos más,

pero dirán: desde que Jordi Llopart...

No me ha dado lo que todos los demás han tenido,

o hayan podido tener.

Pero al menos, me cabe el orgullo y es lo que me incentiva cada mañana

cuando me levanto y me miro al espejo y digo:

salgo a entrenar, salgo a caminar

y quiero estar bien física y moralmente.

(Locutor): Los aplausos para el español,

vencedor de la prueba de los 50 km marcha, Jorge Llopart.

Mi momento de la retirada no fue traumática.

No clasifiqué para los JJOO de Barcelona,

en cambio, tuve que suplir a mi papá, que era el entrenador de Daniel Plaza

y en aquel momento, me tocó decirle:

Dani, vamos a entrenar tres meses a todo dar

y vas a ganar el oro en Barcelona.

Porque si no me superas, no entrarás en la historia de España.

(Locutor): Estamos en momentos históricos para este deporte.

Superando la medalla de plata,

precisamente, de su entrenador, de Jordi Llopart.

¡Y Daniel Plaza, campeón olímpico!

La marcha atlética me ha dado la voluntad que mi papá, en casa,

mi entrenador, toda la vida, nos enseñó.

En casa, yo nací ya con un gimnasio.

Y él, a la mañana, a las 6 de la mañana, salía a correr.

A finales de 2014, llevaba dos años en paro y viviendo del subsidio.

Había regresado de Méjico tras entrenar a sus marchadores

para Londres 2012.

Cuando volví de Méjico,

pensé que podía estar en el ámbito de ayudar al deporte

ya fuera municipal, autonómico o nacional.

Pero, he tocado todas las puertas de arriba hasta abajo,

y no se han abierto.

Ah, es que son momentos muy difíciles, ¡ah, caray!

Pero cuando querían hacerse la foto y ponerme la mano en el hombro,

sí que estaban a mi lado. Y ahora, ¿por qué no están?

Por primera vez, se encontró sin trabajo y sin apenas recursos.

Un bache que tambaleó su tenacidad, su fortaleza.

Un día y otro enviando su currículum.

Nadie respondía.

Años de disciplina física y mental le ayudaron a no rendirse,

a no pararse.

Aparte de mi familia,

ha habido personas anónimas y algunas conocidas

que me han ayudado monetariamente,

y esto es mucho de agradecer, pero no he querido pedir limosna,

no pido limosna, quiero un trabajo,

porque sé que voy a morir,

no con las botas, con las zapatillas puestas.

No me quiero jubilar. Yo no quiero jubilarme.

Cuando trascendió su situación,

el gerente de una empresa

de complementos vitamínicos y nutricionales para deportistas,

le ofreció trabajo.

Asesora con su propuesta de deporte y vida saludable.

En la empresa, estoy desarrollando lo que es el fit walking

que es el caminar por la salud.

Pues os voy a enseñar algunos recuerdos, algunas reliquias.

¡Ojo con lo que tengo aquí! Esto es reliquia total.

El uniforme del desfile de la olimpiada de Barcelona.

Su faldita, con su camiseta y la chaqueta.

Ha sido una de las jugadoras que más veces ha vestido

la camiseta de la selección española de baloncesto:

253 ocasiones, incluyendo juegos olímpicos, mundiales y europeos.

Pero Marina Ferragut no es muy dada a coleccionar recuerdos.

Pertenece a esa generación de deportistas

que desarrollaron su potencial tras la estela de Barcelona 92.

Pero a esta jugadora,

una de las más importantes de la historia del baloncesto español,

su retirada no le preocupaba, hasta que se la encontró en 2011.

Hay un periodo de adaptación que cuesta, que es duro.

Sobretodo porque el deporte es una inyección continua de confianza:

cuando juegas te sientes bien, cuando tienes logros te sientes bien,

siempre ves el refuerzo, sobretodo en un deporte de equipo,

el refuerzo de tus compañeros, entrenadores, directivos,

siempre estás ahí con algo positivo.

Cuando lo dejas, ese refuerzo no viene por ningún lado,

entonces tienes que empezar a buscarlo por ti misma.

Como otros deportistas, quería ser entrenadora

o trabajar en algo relacionado con el deporte.

Pero no tenía experiencia laboral. Sí, una aspiración: dar clases.

Y apostó por ello.

Hoy se adapta a sus nuevas funciones con estas prácticas

en un colegio de Paterna, Valencia.

Yo tenía claro que después de jugar, quería estudiar,

quería hacer una carrera de magisterio

y fue como mi siguiente objetivo.

Muy positivo, en mi caso, porque nosotros, los deportistas,

siempre funcionamos por objetivos, por logros,

nos ponemos siempre un pasito más.

En mi caso, en ese momento, al acabar,

me puse ese objetivo de acabar mi carrera,

y fue algo a lo que me pude agarrar y ha sido algo que hasta hoy,

me ha permitido encauzar mi camino y lo que quiero hacer.

La V de Victoria, hemos ganado.

Yo me quedo con lo que he crecido como persona,

con la gente que he conocido,

con los lugares que he conocido gracias al baloncesto.

Esto lo veo ahora porque estoy más desde fuera.

Con logros deportivos: con las olimpiadas,

la de Barcelona fue histórico para nosotras, estar allí.

Pues con la selección,

con cada partido de la selección era importante.

Todos los clubes donde he estado, los viajes, EE.UU., Brasil.

Mis dos años en Brasil fueron maravillosos.

He encontrado algo que me motiva y me apasiona, que es educar.

Entonces, el baloncesto lo he escogido en su vertiente educativa,

que es entrenar a las más pequeñas

y entonces he podido unir ahí esos dos aspectos

que es lo que me llena ahora mismo.

Pero, al principio, no le resultó fácil a Marina Ferragut

conseguir trabajo como entrenadora.

Fui a un ayuntamiento a pedir una plaza de monitora deportiva

de las escuelas de baloncesto

y me dijeron que yo no tenía experiencia acreditada,

experiencia como monitora.

Entonces, no tenía puntos para cubrir ese puesto

y me fui a casa sin ese puesto de trabajo

que realmente era para lo que había hecho toda mi vida.

Como otros deportistas,

tuvo que aprender a moverse en la vida fuera de la pista.

Durante 30 años fue, prácticamente,

el único sitio donde sabía desenvolverse,

un mundo con una fecha de caducidad casi siempre incierta.

Nosotros pensamos con nuestro narcisismo y nuestra egolatría,

nosotros somos los que abandonamos el deporte

y lo vamos a hacer cuando nosotros queramos porque lo dominamos.

Y es mentira, porque en la mayor parte de los casos,

es el deporte que silenciosamente, te va a abandonando,

sin que te des cuenta,

y lo mejor es que te des cuenta lo antes posible.

Es bastante complicado.

En mi situación, fue muy complicado.

En el último momento, ya como que lo asumí,

porque ya mis rodillas no daban para más.

No daban para más.

Sufrí mucho ese año y sufrí mucho con mis rodillas.

Si no hubiera sido por sus lesiones,

habría seguido jugando sin saber cuándo parar.

Montse Puche, segunda mejor jugadora del mundo en 2003,

nunca vio venir el día del adiós.

Una vida dedicada al balonmano, a sus equipos, a la selección,

a los campeonatos de Europa, a los del mundo,

a los Juegos Olímpicos de Barcelona y Atenas.

Nunca veía el día de decir adiós.

Y cuando sucedió, se encontró con la nada.

Así, desde 2008.

Trabajos esporádicos, el cuerpo destrozado

y sin lograr ser entrenadora.

Yo lo valgo, es que puedo valer.

Yo valgo para esto, es que lo quiero. Voy a por ello.

De algo me tiene que servir

todo lo que yo he trabajado, aprendido, competido.

Mi ilusión es poder transmitírselo a las generaciones que vienen.

Pero días antes de esta entrevista, todo cambió:

un contrato para entrenar

a uno de los clubes más importantes del balonmano femenino:

el donostiarra Bera Bera, con el que ya ha ganado un título.

Ahora mismo me siento que me ha dado un vuelco la vida.

Las expectativas ahora son estupendas.

Tengo la posibilidad de poder cumplir mi sueño

que es entrenar un equipo de balonmano

y lo afronto con toda la ilusión del mundo.

Pero años atrás, no lo veía así. No la renueva su equipo.

Paga caro sus lesiones.

Se siente abandonada y sin saber qué hacer.

A lo que te has dedicado prácticamente toda tu vida,

que has dado todo de ti, al deporte que tu has amado,

que has vivido, que has mamado, se va diluyendo.

Puede desaparecer de tu vida.

¿Cómo vas a enfocar eso? Por lo menos en mi caso.

Hay otras jugadoras a las que no les ha pasado eso,

pero para mi, si.

Yo lo he vivido, lo he querido, he disfrutado.

Estuve en terapia,

intentando buscar soluciones a la situación en la que estuve.

Estuve con psicóloga,

pero me fui metiendo en mi historia y no veía la luz.

No tenía esa inquietud de moverme e intentar salir.

No la encontraba, no sabía a dónde agarrarme de mi misma,

estaba completamente perdida.

Montse, como otros deportistas,

recibió el apoyo del Comité Olímpico Español

que la incluyó en un proyecto

para transmitir los valores del olimpismo en los colegios.

Una manera de recuperar a deportistas

retirados con dificultades

y volverlos a vincular con la etapa más importante de sus vidas.

Os puedo asegurar que tanto en el deporte de Javi,

que es un deporte individual,

como el mío, que ya ni os cuento, que es de equipo,

que no hay ningún deportista en el mundo, ninguno,

que por sí mismo, sin ayuda absolutamente de nadie,

haya conseguido el éxito. Ninguno.

Os recuerdo que un deportista no gana, gana todo un equipo, ¿vale?

La alta competición deja muchas cicatrices y muchas satisfacciones.

Y es difícil renunciar a lo que llena una vida fuera de lo común,

el triunfo, el éxito, los retos, tienen algo de adictivo.

Se vive en una nube.

Muchos deportistas de elite no se adaptan

a la vida normal que hay después,

al sabor de la nada después de la gloria.

Todos podemos entender que es despedirse

de algo que te ha hecho muy, muy, muy feliz.

Hay muchas veces que los deportistas cuando se despiden,

dicen que son como los amores.

Efectivamente, tú has podido tener una relación amorosa

con una persona que te ha llenado mucho

pero te tienes que despedir de ella, y eso produce mucha pena,

y el recuerdo de todas esos momentos,

de esas vivencias que a uno le quedan.

Yo me encontré con el mundo real con 17 años,

igual no me planteaba estar en terapia.

Encontrar algo que te sacie la sed como lo hace el deporte,

es muy complicado, muy complicado,

porque te da unos subidones de adrenalina...

Yo creo que cuanto más competitivo eres en tu deporte,

mas te cuesta retirarte,

mas te cuesta encontrar otros alicientes parecidos que te den eso.

Lo que más se echa de menos son los partidos grandes, los de finales,

en competiciones cuando el pabellón está lleno,

cuando te estás jugando realmente lo sustancial de la temporada.

Creo que es lo que más se echa de menos.

Creo que el deporte como lo decimos todos los deportistas,

se vive tan intensamente, que parece que no hay otra cosa.

Te metes en esa burbuja y es verdad que es así,

como si no existiera otra cosa.

Estás centrado las 24 horas en eso.

El fútbol sala era el gran aliciente de Julio García Mera,

todo un símbolo de este deporte.

Disfrutó de años de éxito con su equipo y con la selección,

con la que se ganó el primer mundial contra Brasil en el año 2000.

Le costó aceptar el abandono de la competición

y convertirse en gestor de su equipo.

Buscando respuestas,

escribió un libro sobre la experiencia de las retiradas

y encontró muchas coincidencias.

Poco a poco, se adaptó

a vivir la pasión del deporte desde los despachos.

Y empezó a vivir las retiradas desde el otro lado.

Tienes que tenerlo claro,

llegará un momento en el que el club te dirá que no le interesas

y tienes que estar preparado para ello.

Yo lo vivo todos los años e intentas tratarlo

con el mayor tacto posible, desde el otro lado,

pero es complicado manejarlo.

Depende del jugador, del momento de su vida que se encuentre,

del tipo de personalidad que tenga, transmitir eso es muy complicado.

Lo tuve que hacer en mi primer año, nada más pasar a deportista a gestor,

y el tener que comunicarle a tus ex compañeros,

porque habían sido compañeros el año anterior,

que no podían seguir en el club porque no se les renovaba,

o al entrenador que te había ensañado todo,

decirle que no iba a seguir, fue un momento durísimo.

Es de lo más ingrato y duro que he vivido en la parte de gestión.

Desde hace tiempo, Julio se reúne cada mes con otros deportistas

para hablar de la retirada

y reflexionar sobre otras vivencias personales

o relacionadas con el deporte.

Lo hacen en la consulta de María Fernández Ostolaza

que lleva años investigando para su tesis

sobre el duelo de las retiradas y sus secuelas.

Pensemos cuantas personas que no son deportistas

tardan en enfocar su carrera profesional

pensando o buscando algo que les llene y les plazca

y les guste tanto como a un deportista el deporte.

Estamos como en la primera opción,

al deportista lo que hay que decirle

es que tiene que buscar un segundo placer en esta vida.

Si buscar uno es complicado, buscar dos, lo es más.

Sería recomendable que, incluso, antes de retirarte,

te apoyaras en un psicólogo.

Yo nunca había acudido nunca a un psicólogo

y con María, me ha ayudado muchísimo a darme herramientas,

incluso herramientas sencillas, que no son nada complicadas.

O le ponen palabras a cosas que te rondan por la cabeza

y que no sabes detectar y ellos en seguida dicen "es esto, es aquello".

La retirada no es un fracaso. Lo que sí es, es una perdida.

Es la pérdida de una actividad y una experiencia

que te ha dado mucho placer

y que te ha dado el sentimiento de ser muy bueno en algo.

Pérdida y fracaso para mi no son lo mismo.

La judoca Leire Iglesias se retiró en 2010 casi sin darse cuenta.

A esta campeona de España, diploma en Pekín

y subcampeona de Europa en 2008,

la rotura de una mano fue apartándola de la alta competición

y aprovechó para terminar enfermería y hacer prácticas.

(Locutor): Leire Iglesias, el segundo cajón del podio,

a recoger la medalla de plata que ya tenía asegurada

por el echo de disputar la final.

Me retiré con 32 años, ya tengo una edad que la gente ya...

Sabía que me quedaba poco.

Pensaba intentar Londres

y poco a poco te ves dando cuenta de que te has ido alejando del judo.

Y luego, volver a la alta competición es complicado,

porque exige mucho tiempo de entrenamiento.

A sus 37 años, no ha podido acumular mucha experiencia laboral.

El trabajo le sale a cuenta gotas y vive pendiente de las sustituciones.

Esta vez la llamaron desde este centro de salud,

a las afueras de Alicante, cerca de su casa.

Pero no sabe cuándo volverá a trabajar.

Tu antes, era entrenar. No tenías que preocuparte.

Leire ¿qué quiere hacer?

Leire,... ¿Levantarte para qué?

Al principio no, porque trabajé, entonces estás ocupada,

pero a partir del segundo año que trabajaba menos,

el primer día, muy bien, venga voy a poner a estudiar o al gimnasio.

El segundo, vale, y partir del tercer día, ¿qué?

Siempre es lo mismo. Sin ganas, sin motivación.

Todos los días eran iguales.

Leire buscó el apoyo de una especialista.

Lo que trabajamos mi desarrollo profesional,

mi proyecto de vida.

Es decir, ¿cuáles son mis valores de vida?

Porque cada persona tiene los suyos.

El problema es que a veces tienes una frustración,

porque para lo que es normal, por ejemplo, mi hermano se casa,

tiene una niña, tiene su casa, tiene su trabajo,...

Pienso que es lo normal.

Como no tengo nada de eso, no tengo pareja, no tengo casa,no tengo hijos,

te sientes como no he hecho nada. Mi vida no tiene sentido.

La terapia la ayudó a adaptarse a su nueva rutina.

Está incluida en el Programa de Ayuda al Deportista, PROAD,

del Consejo Superior de Deportes.

Es una entre más de un millar de deportistas que desde 2009

se han acogido a esta iniciativa.

Tutores, psicólogos y asesores tratan de ayudarles

en su inserción laboral, en su nueva vida civil.

Pero hay cosas del deporte que nunca se olvidan.

Leire se ha tenido que acostumbrar a vivir con una pequeña espina.

El bronce que perdió en Pekín en 2008.

De tener la gloria a no tener nada.

La verdad es que ese combate no podía verlo.

No quiero verlo todavía.

No es un combate que quiera verlo.

(Se esfuma la medalla, diploma olímpico para Leire Iglesias,

que se queda con ese quinto puesto que tanta rabia da

y que sabe a nada.

Sabe a muy poco después de haber ganado a la campeona del mundo,

a la francesa, de hacer una competición fantástica).

Leire es consciente de que las medallas son pocas

y muchos -y buenos- los aspirantes.

Y de que en cuestión de segundos, cambian las cosas.

Pero esas y otras peleas, pasaron.

Ahora el deporte es para mantenerse en forma.

Sin abandonar su pasión por el judo

que sigue practicando dos veces por semana

en la escuela de Isabel Fernández.

Vuelvo a hacer judo por ver a la gente, por tratarme con ellos,

porque te lo pasas bien, aparte de que el judo me gusta como deporte.

Yo he disfrutado como un enano del deporte,

creo que estoy más que orgulloso de todo lo que he hecho.

El otro día le decía a un entrevistador,

en una entrevista de trabajo que tuve

que mi trabajo ideal ya lo he hecho que es el deporte.

Ese es el trabajo ideal, el que he hecho durante mucho tiempo

y estoy muy orgulloso de él.

El éxito deportivo no es siempre éxito profesional.

El saltador de longitud Joan Lino Martínez tiene la sensación

de que los grandes logros en su vida deportiva que le dieron

el bronce en Atenas 2004 o el oro europeo en 2005 en pista cubierta

no le han servido para avanzar en su vida profesional

tras retirarse de la alta competición en 2010.

A día de hoy, hay muchos deportistas, muchas personas cualificadas

y muchos personas en paro con muchos problemas

y el deporte también ha sufrido la crisis

y yo que he estudiado para seguir vinculado con el deporte

lo hemos sufrido más.

Tengo el titulo de INEF,

máster en gestión de eventos y empresas deportivas

pero es que ya en el deporte se está invirtiendo poco,

casi poco o casi nada,

digamos que ¿dónde te colocas donde no hay inversiones?

Es entrenador pero ni por su cuenta,

ni a través del Comité Olímpico Español

o del Consejo Superior de Deportes

ha logrado estabilidad económica o profesional.

Yo creo que la experiencia deportiva a día de hoy

por mucho que te la quieran vender,

por mucho que digan que vincular al deporte con la vida está muy bien

pero a día de hoy no es real, no es real.

El deporte te da lo que te da.

Lo mismo que te da te quita.

Te quita un tiempo de estar contigo mismo,

el momento de decir lánzate al mundo laboral

ya no te lanzas con la misma edad.

Yo tengo 37 años, experiencia laboral acumulada 0, 1.

Le gustaría trabajar en el ámbito

de la recuperación de los deportistas tras las lesiones.

Para no perder contacto con el mundo deportivo

colabora como preparador físico

de un equipo de voleibol femenino de Madrid.

Piensas que lo que has hecho no te ha valido de nada,

que es lo más difícil de asimilar.

Después de tanto tiempo, medalla olímpica,

campeón de Europa, finalista campeonato del mundo

¿de qué me ha valido si a día de hoy no tienes nada?

Te da la sensación de decir tanto sacrificio,

¿ha merecido la pena, para?

Los días pasan y son eternos cuando no hay perspectivas de trabajo.

Un poco de ejercicio físico le mantiene en forma

y le ayuda a salir de la rutina del paro.

A lo mejor ese ha sido mi error, no haber dicho

trabajo y entreno y que los resultados se resientan”,

pero trabajo y entreno.

Aposté por el deporte y ese ha sido mi error.

Para algunos,

retirarse del deporte es como despedirse del paraíso soñado.

Y los aficionados se quedan, momentáneamente,

huérfanos de ídolos.

¿Cómo la gente contempla la retirada de grandes figuras, por ejemplo,

David Cal que se retiro recientemente?

Te quedas sin ídolo,

sin una referencia de alto nivel olímpico.

Te quedas sin una figura que juegos tras juegos olímpicos

hemos visto estar en el podio.

Pero ya a partir de entonces a esa figura

no la vamos a volver a ver en un podio,

no la vamos a volver ver triunfar.

Van a venir otros que de alguna manera le van a sustituir,

pero que se puede contemplar como que levan a suplantar.

Cada retirada es diferente, cada deportista es diferente y, por tanto,

hay que tratarlo diferente.

Incluso teniendo trabajo o un futuro relativamente cómodo, se pasa mal.

Y luego el caso más extremo que ahí sí que hay que el duelo que se pasa,

el camino es más largo,

ahí tiene que haber ya tratamiento psicológico incluso psiquiátrico,

hay medicación y bueno llegando al extremo de los muñecos rotos

que desgraciadamente estamos viendo en algunos casos

que se pierden en el camino

y llegan al suicidio que son los casos más complicados,

que son muy desagradables y que todos lo pasamos mal.

El deporte de alto rendimiento, en ese sentido,

podría ser dañino ¿en qué sentido puede ser dañino?

En el sentido de que esté todo esto que estamos hablando:

que haya una tristeza profunda por debajo y no la queramos ver,

que haya una desestructura mental y no lo queramos ver,

que haya una desestructura familiar y no la queramos ver

y que el deporte tape todo eso.

En ese sentido, si que el deporte seria maligno,

porque el deporte va a ser una solución muy transitoria, que además,

si me apura, va a agravar el problema.

La hemeroteca nos recuerda

los finales trágicos de deportistas emblemáticos

como el del boxeador Urtain que murió en 1992

tras caer desde un décimo piso el día antes de un aviso desahucio

o del mítico ciclista Luis Ocaña,

que a los 48 años acabó con su vida en 1994.

Tenía una fuerte depresión por problemas económicos y de salud.

Son algunos ejemplos,

excepciones que conmovieron a la opinión pública en su momento.

Los casos que se pueden considerar mas traumáticos han sido pocos,

relativamente pocos.

Claro que ha habido juguetes rotos, naturalmente que sí,

pero los ha habido en otros muchísimos ámbitos de la vida.

Yo no creo que el deporte tenga culpa de algo

ni que el deportista la tenga.

Yo creo que son cosas que suceden,

por una interacción muy desafortunada entre el deporte,

la persona y la sociedad.

Como ocurrió recientemente con Lalo García,

el ex jugador de la selección española de baloncesto

y ex capitán del Forum Filatélico de Valladolid,

cuyo cuerpo fue encontrado en el río Pisuerga

tras varias semanas desaparecido.

Otro carismático jugador, portero de la selección española de Waterpolo,

Jesús Rollán,

murió en 2006 tras caer desde una terraza de un centro

especializado en el tratamiento de adicciones donde estaba internado.

Tenía 37 años.

A mi me cuesta hablar de Jesús porque también era portero,

me cuesta hablar bastante.

Coincidí con él dos veranos, yo era joven y no me enteraba de casi nada.

Lo tengo como un mito y un referente deportivo y me cuesta decir algo más.

Lo que si que recuerdo a nivel personal

que el día que sucedió la trágica noticia fue un shock para mí,

evidentemente.

No lo recuerdo de forma alegre, ni mucho menos.

Fue un shock.

Lo bueno de esta generación

es que nos ha enseñado muy bueno a nivel deportivo

y luego las cosas que no han hecho tan bien,

nos ha enseñado cómo intentar no repetirlas.

Iñaki Aguilar pertenece a esa nueva generación de deportistas

de alta competición y universitarios,

como la mayoría de su equipo de waterpolo, el Club Natació Terrassa.

Iñaki estudió psicología

y aunque le quedan unos años de máximo nivel, él, como otros muchos,

se va preparando y no ha descuidado su formación

a pesar de las exigencias deportivas.

Yo creo mucho en el trabajo previo y ya, desde un inicio,

dar herramientas

para que el deportista vaya estructurando una base

para cuando deje el deporte pueda sustentarse en esa base

que ha creado desde hace mucho tiempo.

No de un día para otro, ya no eres deportista y qué tienes.

Yo creo que es necesario durante toda la etapa deportiva

que se cree una base solida.

Sí que es verdad que el deporte de alto nivel se vive al límite

y lo das todo.

La sensación que das de entrega es máxima.

Creo que es necesario que los deportistas

tengamos una válvula de escape,

algo que nos permita salir de esa burbuja que es el deporte

y ver a otra gente, compañeros de universidad, compañeros de colegio,

otra gente que no esté involucrada tanto en el deporte,

que te de una perspectiva diferente a lo que es el mundo y la sociedad.

Psicología deportiva es la especialidad de Iñaki,

que tiene su consulta en el propio club.

Esta vez atiende a Carles, nadador.

Quiero que veas claramente donde pones todos tus esfuerzos

y dónde gastas más energía y donde vamos a incidir en nuestro trabajo.

Primero nos centraremos en la parte estudio, luego trabajo,

actividades de descanso y luego la parte del entreno.

Le orienta sobre cómo enfrentarse mejor a las competiciones,

cómo mejorar su rendimiento deportivo.

También le ayuda a equilibrar su preparación física con los estudios

y con su propio desarrollo personal.

Yo creo que somos útiles en todos los ámbitos de la sociedad.

Lo único, el problema que tenemos es que solo se nos llama

cuando hay un problema o cuando hay una gran desgracia

y lo que debería tener clara la sociedad, a nivel de club,

a nivel de gobierno, comités...

es que los psicólogos hacen una gran faena de prevención

y si tuviéramos mas psicólogos enfocados en la prevención

y no tanto de bomberos de apagar las cosas,

quizás las cosas irían un poco mejor.

Han hecho historia consiguiendo medalla de plata este equipo.

Con el paso del tiempo se relativizan las glorias pasadas

y se busca la satisfacción con otros objetivos.

Es lo que siempre intentó Juanjo Azpeitia,

saltador de longitud y campeón de España en su juventud,

que no deja de transmitir vitalidad y optimismo

a todo el que se le acerca.

Mi retiro fue una consecuencia.

No sé, no me acuerdo pero yo juraría que no me causó ningún trastorno,

en absoluto.

Vine a Oviedo,

me llamó su universidad para entrenar a su equipo.

Yo diría que fui un hombre muy afortunado.

Desde niño jugaba, en el colegio jugaba,

en el INEF hacia el atletismo que era lo que me gustaba

y después dando clase de educación física, me apasionaba.

Me tocó la lotería, vaya.

Juanjo Azpeitia sigue entrenando y trata, con su entusiasmo,

de estimular a sus jóvenes atletas, como María Díez.

En estos campeonatos de Atletismo de Asturias

Juanjo también está pendiente de Alfonso, otro conocido suyo.

Ambos tienen algo en común:

Yago Lamela, el mejor saltador español de la historia.

Uno fue su entrenador y otro, su pupilo.

Los dos hablan de él con admiración.

Lo que más me gustaba la capacidad que tenía para enseñar el salto.

Creo que él lo tenía tan claro en su cabeza

que le resultaba muy fácil decirlo.

Yago nació para saltar. -Seguro.

Yago Lamela tenía 36 años cuando murió en mayo de 2014.

La causa, un infarto.

La noticia conmocionó al mundo deportivo

ya que muchos recordaron sus procesos depresivos

que le llevaron a estar ingresado

en la unidad de psiquiatría de este hospital de Avilés.

Yago Lamela saboreó la gloria deportiva a partir de 1999.

Encadenó dos subcampeonatos del mundo: en sala,

en Maebashi, Japón,

donde su espectacular salto de 8,56 metros batió un record de Europa

que mantuvo durante 10 años.

Pocos meses después, al aire libre, en Sevilla,

obtuvo de nuevo la plata.

Al que fuera el mejor saltador de raza blanca de la historia

se le resistía el oro en un mundial pero subió a muchos podios

aunque no en unos juegos olímpicos.

Su exitosa vida deportiva acabó truncándose

por las lesiones en los tendones de los tobillos.

El declive en su carrera le llevó a retirarse en 2009.

Durante 1 año estuvo perdido, en su físico, en su cabeza.

No lo sé.

Aquí intentamos recomponerlo pero no pudimos.

Pero en ningún momento él me decía ¡estoy hasta los huevos, joder!

¡Que va!

El llegaba aquí a comerse el mundo, igual que cuando tenía 18-22 años.

Lo que pasa es que no conseguíamos correr ni conseguíamos saltar,

por supuesto.

Estábamos regenerando un cuerpo muy abatido por las lesiones

y por secuelas.

Pero yo abatido, deprimido no lo he visto así jamás, jamás, jamás.

Yo siempre le vi un hombre con ilusión, con motivación,

muy suyo, no era de prensa de guau guau!

“Me quedé sin metas” es una frase que se le atribuye a Yago Lamela.

Las depresiones no solo surgen por no alcanzar tus objetivos.

Puede haber otras connotaciones.

Puede que no fuera por su vida deportiva,

y que fuese en su vida de estudiante o profesional o afectiva o de amigos.

No sé por qué le saltó la chispa.

Ni me lo contó, ni tampoco se lo pregunté,

me parece bastante delicado, ¿Qué? ¿Sigues de loco? ¿Cómo vas? No.

Y cuando estuvo hospitalizado,

la primera vez me llevé un susto de muerte,

¿qué hace este tipo allí?

Cuando hablamos, él me decía, era el loco más famoso de todos.

Lo pasaba de maravillas allí dentro.

Creo que se expresaba como era él.

Un hombre que irradiaba deseo de hacer cosas, así lo veo.

Era una persona que cuando se terminó, se terminó y a otra cosa.

Era un hombre de atletismo, quizá estuvo unos años apartado

pero después cuando le entró el gusanillo de entrenar

que fue cuando empezamos a entrenar juntos,

era una persona que se involucraba,

que veía claramente el santo de longitud,

que lo tenía totalmente interiorizado.

Que sabía manifestar lo que quería enseñar.

Montxu Miranda, pertiguista, amigo de Yago Lamela,

también se vio forzado a retirarse por las lesiones.

Se frustró su vida deportiva antes de lo previsto.

Varias veces campeón de España,

logró el récord nacional en el año 2000.

¡Récord de España! ¡Récord de España!

Todavía se está moviendo el listón.

¡Fantástico récord de España de Montxu Miranda!

Bueno, la octava mejor marca del mundo!

Durante un tiempo,

no pudo superar el bache de la retirada

y necesitó ayuda psicológica.

Compartió angustias e incertidumbres con Yago.

Tuvimos episodios parecidos ya te digo

y había épocas que nos contábamos un poco las penas, las alegrías

y a ver como mejoraría la situación.

También tuvo lesiones importantes muy joven y tuvo que retirase muy joven

y tienes unas expectativas de que vas a durar más años, que vas a mejorar

y de repente cuando eso se trunca es un palo súper bestia.

Yo creo que por ahí van los tiros con Yago.

Pasé por una etapa de depresión y, bueno, fue bastante duro.

Fue una época bastante complicada.

Lo que pasa es que bueno que con paciencia y aguantar un poco

y también el deporte que me ayudó mucho a aprender a luchar y a pelear,

eso me hizo salir adelante, pero sí que pasé por una época difícil.

Ya ha podido salir adelante y se siente bien entrenando a jóvenes

como Miren y Gonzalo en este polideportivo de Ortuella, Vizcaya.

Has bajado un poco.

Has aguantado bien la entrada

pero luego has bajado las piernas muy pronto.

A la dos veces campeona del mundo, la triatleta Pilar Hidalgo,

su corazón ya la había avisado.

Pero ella estaba entregada, con obsesión,

al exigente sacrificio de un deporte de resistencia que combina ciclismo,

natación y carrera.

Hasta que las pulsaciones casi le rompen la vida.

Todos mis sueños desde que era pequeñita y veía ahí a Indurain

en el tour de Francia, yo quiero llegar a eso.

Veía a Sánchez Vicario

y siempre decía yo quiero ser la mejor en algo y no sé qué.

Y seguía, seguía.

Hasta que me evacuaron desde Puigcerdá

hasta el hospital de San Pau.

Me estudiaron, me implantaron un desfibrilador y ya dije, bueno.

Este aviso es gordo,

Pilar dedícate a otra cosa que la vida va primero que tanto,

tanto deporte.

¿Dónde voy, que va a ser de mi vida?

Solo se nadar, ir en bici y correr.

El mundo se me vino, supongo que como a muchos deportistas de élite

que estábamos metidos solo en eso.

¿Qué voy a hacer ahora con mi vida si no se hacer nada?

Y eso fue un poco así.

Aunque a veces es sensible a sus recuerdos,

Pilar no echa de menos haberse alejado del deporte.

Es feliz con Sebastián, su pareja y con su hija.

Desde su casa, gestiona la distribución, entre otras,

de su propia marca de ropa deportiva.

Atrás quedaron 16 años de éxitos pero también de sufrimiento

por algo que ocultaba desde la adolescencia:

su trastorno alimentario no especificado.

Psiquiatras, psicólogos, terapeutas...

hasta que en 2011 decidió ingresar en un centro para su tratamiento.

El aviso de su corazón y el abandono del deporte

propiciaron la solución de sus problemas.

Soy consciente de que algo me pasa,

pero los éxitos deportivos lo tapaban muy bien.

De cara a todo el mundo, a mis amistades o mi propia familia,

¿qué me va a estar pasando si estoy subiendo un podio

y tengo copa del mundo y tal?

¿Qué problema voy a tener de salud?

Dije basta, basta el deporte, baja el trastorno de alimentación,

tengo que pensar en mi salud y solucionarlo.

Y se vive muy bien sin esa mochila.

Si que cuando lo dejé estuve un poco una temporada como obsesionada

y miraba los resultados y pensaba quiero estar en la copa del mundo

y miraba quien ha ganado, quien en el podio.

Ahora nada, ni me interesa.

No sé, he perdido el interés.

El Comité Olímpico, como con otros deportistas,

estuvo en contacto con ella y pendiente de su evolución.

Hoy, Pilar, lleva una vida apacible cerca de Barcelona.

El deporte ya es algo sólo relacionado con el ocio.

Y se lo toma con tranquilidad.

En esta ocasión,

aprovecha la visita de sus suegros para montar en bicicleta,

algo que hacía tiempo que no practicaba.

La competición ya no es algo que necesite.

No, no hay que ganar nada en la vida, no es una competición la vida.

La mayoría de las veces,

los deportistas no tienen un final traumático y encauzan sus vidas.

Se presta atención, se toma información,

se hace seguimiento de la vida del deportista,

se intenta propiciarlos y prepararlos

para una mejor adaptación a la vida civil, se les da formación,

se les da información y en algunos casos incluso se les da empleo.

Pero también quedan latentes los sinsabores

o la falta de reconocimiento.

Yo es que estoy rabiosa porque llega un momento en el que le pido a Madrid

venir a la selección nacional a entrenar.

No me conceden esa oportunidad, no me dan esa oportunidad.

Me hundo totalmente porque era mi momento.

Pienso que España se ha perdido una buena entrenadora

y buenos resultados.

No me han dado esa oportunidad, tampoco lo sabremos nunca.

El éxito de un deportista es el éxito de un país, de una autonomía,

de un pueblo.

Pero también es el éxito de los políticos,

los políticos tienen que hacer algo.

Si ganas palmaditas, España, España, pero si pierdes,

si ganas hemos ganado y si pierdes has perdido.

Cuando dejé de jugar después de 25 años pues tengo cotizados 200 días,

entonces mi futuro en ese sentido

es duro en cuanto que tienes que empezar a cotizar,

empezar de cero.

La primera vez que yo fui a apuntarme al paro la señora del paro,

con bondad y sin mal agravio, me suelta de sopetón

¿y cómo tu un tío con más de 30 años

no ha cotizado una hora laboral en su vida?

¿Qué le dices a esa señora?

Cómo le explicas que llevas llevo 15-20 años partiéndome el lomo

en una pista lo que pasa que esto no cotiza.

Desde que empiezan tienen que aprender a disfrutar cuando ganan

y a asumir cuando pierden.

Los jóvenes deportistas que acuden a entrenar

a este centro de alto rendimiento en Madrid

reciben también asesoramiento para no descuidar su formación

y estar capacitados para su futuro laboral.

Se les recuerda lo efímera que puede ser su vida deportiva.

Pero si no estudia no tiene futuro.

Si en vez de atletismo y quizá tuvieseeste nivel en baloncesto

pues entonces quizá pudiese vivir de esto.

Pero en atletismo pese a estar entre las 8 mejores de España

no tiene posibilidades económicas y tiene que seguir estudiando.

En el deporte hay dos concepciones:

uno que es el formativo que tiene un componente de salud.

Y el otro, de otras mentes excepcionales,

conjugadas con entrenadores también excepcionales de rendimiento

que están intentando sobrepasar limites humanos.

Y eso lleva sus riesgos, claro, claro que sí.

Estaba por encima lo que era el equipo,

la competición a lo que era yo, a lo que era Montse, siempre.

Y claro, tampoco había una persona que te decía, ¡eh!

no puedes pasar de aquí.

¿Qué juegas? Pues estupendamente.

¿Qué te tienes que poner anestesia para jugar en el tobillo

porque tienes esguince?

Lo haces y no piensas en la repercusión que pueda tener eso.

El deporte es duro en todos los sentidos

y cuando pasa el tiempo te das cuenta

que no tienes todo el retorno a lo mejor que tú has dedicado a él.

Todos dicen haber disfrutado del esfuerzo, de la entrega,

de los retos.

De la rutina y del espectáculo.

Del éxito y, también, del fracaso.

Una forma de entender la vida.

De manera individual o en equipo.

Son muchas emociones que no se olvidan.

La experiencia que he vivido es única,

los momentos que he vivido en las competiciones y campeonatos

son sentimientos que no se pueden comprar.

Yo estoy contenta.

Yo estoy contenta con lo que conseguí,

estoy contenta con la gente que conocí,

con lo que me ha aportado a mí el deporte como persona

y estoy encantada.

La gimnasia ha sido mi vida y lo será siempre.

Ha sido, mi sueño, mi gran amor.

El que se endiose y piense que es el máximo estandarte

porque ha logrado la gloria está equivocado.

Llegará un momento en que esta gloria es efímera.

Y lo único que hay que hacer tocar los pies en el suelo,

bajar de la nube.

Si te subes a la nube te vas a caer.

Hay gente que se retira y sigue viviendo en el pasado.

Y el pasado ya no existe.

El propio deporte te devora.

Ganas una competición y tienes que pensar en la siguiente.

La vida es así, todo sigue todo continua, no te puedes parar.

Yo siempre pongo el ejemplo de que el deportista que mejor se retira

es el que si cierra el álbum deportivo,

todavía le quedan todos los álbumes de fotos de su vida.

No por cerrar el deportivo, se acaban sus fotografías,

no se queda sin imágenes por cerrar el deportivo.

El deportista que el deporte le ha consumido todo el resto de su vida,

que el deporte se ha extendido,

cuando cierra el deporte no le queda nada.

Bueno, si construir una nueva vida.

Muchos deportistas lo explican muy bien,

es una sensación como de vértigo, de vacío.

Documentos TV - Del podio al olvido

58:47 13 sep 2015

Documental que reflexiona sobre las secuelas psíquicas, físicas y económicas de la retirada de los deportistas que se dedicaron durante años a la alta competición. Una visión sobre el lado menos conocido tras el éxito deportivo

 

Documental que reflexiona sobre las secuelas psíquicas, físicas y económicas de la retirada de los deportistas que se dedicaron durante años a la alta competición. Una visión sobre el lado menos conocido tras el éxito deportivo

 

ver más sobre "Documentos TV - Del podio al olvido" ver menos sobre "Documentos TV - Del podio al olvido"

Los últimos 473 documentales de Documentos TV

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 54:09 pasado lunes Impresionante documental, en el que se hace un recorrido por la sangrienta historia de Congo, desde finales del siglo XIX hasta hoy, a causa de sus codiciados recursos mineros, valorados en cientos de miles de millones de dólares. Informes internacionales denuncian, que los líderes congoleños han vendido concesiones mineras, mediante contratos opacos, con los que habrían robado al pueblo miles de millones de dólares en ingresos públicos. La pobreza, la explotación y la muerte persisten en la actualidad en un país, que ha tenido la maldición de albergar las mayores reservas del mundo de minerales, como el cobalto o el coltán, imprescindibles para sostener la potente industria armamentística y tecnológica global. Desde que en 1996 comenzara la guerra, impulsada por Occidente a través de los dictadores impuestos, estas riquezas han ayudado a financiar uno de los conflictos armados más mortíferos desde la II Guerra Mundial. Cinco millones de congoleños han muerto, en el afán de gobiernos y multinacionales por conseguir importantes beneficios. En 2001, el día en que Sony lanzó la Play Station2 y ganó 250 millones, un millón setecientas mil personas murieron en el Congo a causa de la guerra. Contenido disponible hasta el 12 de julio de 2016.

  • Amor, miedo y vacunas

    Amor, miedo y vacunas

    1:02:02 20 jun 2016

    1:02:02 20 jun 2016 Amor, miedo y vacunas' presenta de forma clara y con rigor científico, la compleja situación en que se encuentra la sociedad ante las vacunas Enfermedades casi erradicadas hace una generación, como la tosferina o el sarampión están resurgiendo. A pesar de la desconfianza social, provocada por fallos en las vacunas, el colectivo médico aconseja la inmunización total, debido a que los beneficios superan claramente a los riesgos. Contenido disponible hasta el 5 de julio de 2016.

  • Supervivientes

    Supervivientes

    53:09 23 may 2016

    53:09 23 may 2016 Diez personas se suicidan en España, cada día. El suicidio es ya la primera causa de muerte no natural en nuestro país con casi cuatro mil fallecimientos al año, según las últimas cifras oficiales. Los familiares de las personas que se quitan la vida arrastran el estigma, la culpa y la vergüenza por estas muertes, que continúan siendo un tabú para una sociedad con prejuicios.

  • 1:30:16 02 may 2016 "Documentos TV" empezó a emitirse el mismo día que conocíamos el desastre de Chernóbil, en estos 30 años hemos emitido más de 1300 documentales de actualidad e investigación. analizamos estos 30 años con expertos como Sami Nair, Fernando Savater, Valentín Fuster, Rosa María Calaf y Manuel Castells.

  • Hoy no he bebido

    Hoy no he bebido

    57:44 21 dic 2015

    57:44 21 dic 2015 Alcohólicos Anónimos (AA) celebra su 80 aniversario, conmemorando el día que uno de sus fundadores, el médico estadounidense Bob Smith, tomó su último trago. La ayuda mutua es la esencia de la comunidad que forman en todo el mundo alcohólicos anónimos. Son más de 2 millones de miembros activos y ofrece un programa de recuperación del alcoholismo conocido como 12 pasos.

  • Las edades del sida

    Las edades del sida

    55:00 30 nov 2015

    55:00 30 nov 2015 Con motivo de la celebración del Día Mundial de la lucha contra el sida, el 1 de diciembre, Documentos TV estrena 'Las edades del sida', una producción íntegra de TVE que muestra que los nuevos tratamientos y la cronificación de la enfermedad han provocado una relajación en la prevención. En España cada año se dan 4.000 nuevos diagnósticos de infección por VIH, la mayoría en hombres, menores de 30 años, que tienen sexo con hombres. Mucho han cambiado las cosas en las más de tres décadas transcurridas desde que se inició la epidemia de sida en el mundo, cuando el diagnóstico era una sentencia de muerte. Ahora, los nuevos tratamientos permiten una esperanza de vida muy similar a la del resto de la población, aunque es peligroso bajar la guardia. Los especialistas coinciden en reclamar más educación sobre enfermedades de transmisión sexual, entre las que se encuentra el vih, desde las edades más tempranas, en la escuela. Y también la elaboración de programas preventivos específicos dirigidos a los hombres que tienen sexo con hombres.

  • El machismo que no se ve

    El machismo que no se ve

    57:15 23 nov 2015

    57:15 23 nov 2015 Reportaje producido íntegramente por TVE que trata de dar visibilidad al machismo que, aunque camuflado, sigue presente en nuestra cultura, en los medios de comunicación o en las relaciones familiares, laborales y sociales. Las estadísticas oficiales dicen que un 12,5% de las mujeres mayores de 16 años sufre violencia física o sexual. Y que una de cada cuatro adolescentes padece violencia psicológica. El documental cuestiona por qué una buena parte de los adolescentes y jóvenes que ha crecido en la igualdad de derechos para hombres y mujeres no identifica las conductas machistas. Documentos TV aborda el machismo cotidiano de la España de principios de siglo XXI, de la mano de un taller de teatro para estudiantes, de la universidad de Málaga y de la charla-taller, en un instituto de secundaria en El Prat de Llobregat. Un machismo, que según las personas expertas que participan en el documental, sigue firmemente apoyado en los estereotipos sexistas, en la división sexual del trabajo o en el mito del amor romántico.  Histórico de emisiones: 29/06/2015

  • El peso de la vida

    El peso de la vida

    57:13 28 sep 2015

    57:13 28 sep 2015 Una cuarta parte de las personas que desarrollan anorexia o bulimia se convierten en enfermos crónicos que pueden arrastrar la enfermedad el resto de su vida. Afecta a un 6% de la población joven y la bulimia tiene el doble de incidencia de la anorexia.Los trastornos alimentarios son mucho más que una moda o una enfermedad nutricional, constituyen una enfermedad psiquiátrica, clasificada como tal en el manual de trastornos mentales. Además, tienen un alto riesgo de cronificación, una cuarta parte de quienes los padecen puede mantener los síntomas durante muchos años o, incluso, el resto de su vida.En los trastornos de conducta alimentaria el porcentaje de mortalidad está en torno al 8 o 10%, el más alto dentro de las enfermedades psiquiátricas. Para prevenirlas hay que plantear tratamientos de entre 4 ó 5 años con el fin de hacer un seguimiento prolongado.Documentos TV hace un acercamiento a un mundo de miedos ocultos, de soledad y de profundo dolor en el que el peso y la delgadez extrema son sólo la punta del iceberg de una enfermedad mental que causa estragos en quienes la sufren y en sus familias, especialmente en el caso de los crónicos. 

  • Del podio al olvido

    Del podio al olvido

    58:47 13 sep 2015

    58:47 13 sep 2015 Documental que reflexiona sobre las secuelas psíquicas, físicas y económicas de la retirada de los deportistas que se dedicaron durante años a la alta competición. Una visión sobre el lado menos conocido tras el éxito deportivo 

  • Los colores del jamón

    Los colores del jamón

    56:49 15 dic 2014

    56:49 15 dic 2014 El jamón ibérico es un producto emblemático en la gastronomía española y actualmente está inmerso en una intensa transformación del sector. Hay nuevos códigos para diferenciar productos y calidades.

  • Gente sin casa

    Gente sin casa

    48:44 08 dic 2014

    48:44 08 dic 2014 El estallido de la burbuja especulativa financiera en el sector inmobiliario y los excesos urbanísticos han dejado un gran número de viviendas por terminar o por vender pero también ha supuesto una crisis habitacional.Seis años después del estallido de la burbuja, la crisis económica ha provocado una media de un 25% de desempleo y que muchas familias, al no poder hacer frente a los pagos de la hipoteca o el alquiler, hayan perdido su casa. Esto sucede en medio de una gran paradoja: mientras hay gente desahuciada que no tienen una alternativa de alojamiento asequible, las viviendas vacías se cuentan por millones.Según estima el Instituto Nacional de Estadística tras una encuesta realizada en 2011, en España hay casi tres millones y medio de casas vacías. Y por lo que informa el Banco de España, unas 40.000 familias perdieron su vivienda principal en 2013. En los países vecinos europeos, existen desde hace tiempo normativas que penalizan las casas vacías pero en España solo recientemente algunas leyes de vivienda autonómicas contemplan esa posibilidad. Por ejemplo, la ley de vivienda catalana aprobada en 2007 prevé la realización de un censo de vivienda vacía y que se tomen medidas sobre las viviendas que llevan más de dos años desocupadas sin justificación.La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) ha emprendido varias campañas contra la vivienda vacía en las ciudades donde hay una gran demanda insatisfecha de alquiler social. “Es incomprensible que la gente esté en la calle, esté sin casa, y las casas estén vacías solo para especular,” declara Alicia Gómez, miembro la PAH en la ciudad de Terrassa, que ha sido el primer ayuntamiento en intervenir.Debido a la escasez de vivienda a precios asequibles, la SAREB, conocida popularmente como el banco malo, ha recibido constantes reclamaciones para que ponga a disposición parte de su parque de viviendas en régimen de alquiler social bajo el argumento de que está participada con capital del Estado. En 2012, cuando fue creada por el Gobierno para comercializar los activos problemáticos procedentes de las entidades financieras recapitalizadas con dinero público, adquirió 89.000 viviendas, muchas de ellas llevaban vacías varios años. Tras un convenio con la Generalitat de Cataluña, la SAREB ha terminado por ceder en julio de 2014 y de forma temporal 600 pisos a la administración catalana.  

  • 53:03 01 dic 2014 Documentos TV retrata las secuelas del estallido de la burbuja inmobiliaria, donde se acumulan proyectos urbanísticos inacabados, millones de viviendas desocupadas y familias desahuciadas sin alternativa habitacional.Esqueletos de hormigón, viviendas abandonadas o desvalijadas, desmontes, terrenos urbanizados y sin construir, calles asfaltadas y rotondas por las que no pasa nadie, grandes zonas residenciales y nuevas ciudades, en parte habitadas, donde faltan servicios. El paisaje post burbuja muestra cientos -nadie ofrece un dato oficial- de urbanizaciones a medias, muchas alejadas de los cascos urbanos, en mitad de la nada.http://lab.rtve.es/montelab/

  • Asuntos falsificados

    Asuntos falsificados

    53:11 29 jun 2014

    53:11 29 jun 2014  Tráfico de drogas, blanqueo de dinero, trata de seres humanos, extorsión...estas actividades de grupos criminales internacionales están relacionadas con el comercio de mercancías falsificadas. Un negocio que supera los 200.000 millones de euros al año. Los intentos de control en puertos y aeropuertos, desborda a los servicios aduaneros y a las fuerzas de seguridad.

  • El sexo sentido

    El sexo sentido

    56:42 15 jun 2014

    56:42 15 jun 2014 Son niños y niñas que desde su primera infancia manifiestan ser del sexo contrario al que dice su cuerpo y sorprenden a sus familias por la firmeza con que defienden su identidad. La sociedad española ha cambiado y las familias de estos menores escuchan a sus hijos y, la mayor parte de ellas, los apoyan e intentan que su vida no sea un infierno. Hay muchos obstáculos que salvar porque los protocolos existentes van dirigidos solo a los transexuales adultos. Más información y contenidos extra sobre EL SEXO SENTIDO 

  • Ojo con tus datos

    Ojo con tus datos

    55:33 29 dic 2013

    55:33 29 dic 2013 Documental producido por TVE que aborda la privacidad y el tratamiento de los datos personales en la red. El número de reclamaciones aumenta año tras año y cada vez son más los ciudadanos españoles y europeos que se preocupan por este asunto. Este trabajo intenta abrirnos los ojos ante los nuevos retos que enfrenta hoy la sociedad digital. Documentos TV ha charlado con numerosos expertos en las TIC, la seguridad y el derecho tecnológico, que aportan algunas claves para comprender la importancia que tienen nuestros datos para las grandes empresas de Internet. También ha hablado con miembros de Pantallas Amigas, una organización que promueve el uso seguro y responsable de la red entre la infancia y la adolescencia.    El documental 'Ojo con tus datos' aborda además cuestiones íntimamente relacionadas como el derecho al olvido o el rastro digital. Mario Costeja es un ciudadano que lleva años luchando contra Google para que elimine una información concerniente a una deuda del pasado. Su solicitud, al igual que otras 200, ha sido amparada por la Agencia Española de Protección de Datos. 

Mostrando 1 de 32 Ver más