'Documaster' el estreno de las mejores series documentales de cultura, historia y ciencia.

4546697 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
No recomendado para menores de 12 años Documaster - La España prehistórica. Primera parte - ver ahora
Transcripción completa

Los astrofísicos piensan que la mayor parte

del espacio profundo es materia oscura.

Aunque no arde como las estrellas, forma la urdimbre del mundo.

Pocos son los fósiles que iluminan las tinieblas

de nuestra ignorancia.

Casi la totalidad de la historia de la vida es materia oscura.

La materia oscura del tiempo.

-La evolución humana se ha contado muchas veces;

pero nosotros queremos hacerlo de un modo distinto,

a través de la relación de nuestros antepasados

con la luz y con los colores.

Porque al principio solo había uno: el verde.

Vivíamos, entonces, hace millones de años en una selva tropical,

cálida, húmeda y muy oscura.

Habitábamos en aquel tiempo en el corazón de las tinieblas

y nunca salíamos de él.

A veces, ascendían a la copas de los árboles

o salían a los claros del bosque y, allí, se encontraban

con la luz; pero la luz no reinaba en sus vidas

y el día no era muy diferente de la noche, en la cálida

selva africana, donde nacimos a la evolución.

Tuvieron que pasar varios millones de años

antes de que por fin viéramos la luz.

Es muy poco todavía lo que sabemos acerca

de nuestros primeros padres que, sin duda,

habitaron alguna jungla del continente africano,

hace unos seis o siete millones de años.

Pero hay una palabra, a menudo pronunciada

con aprensión, que nos define muy bien.

Eran monos.

Monos antropomorfos, grandes monos,

simios de características similares a los de los actuales gorilas,

orangutanes... y chimpancés.

A pesar de las diferencias corporales y mentales,

las distancias genéticas entre ellos y nosotros son mínimas,

menos de un uno por ciento de nuestros, aproximadamente,

treinta mil genes.

Los seres humanos pertenecemos al grupo zoológico

de los primates y nos reunimos en él con todos los monos.

Los primates aparecimos en el Mesozoico o Era Secundaria,

que es la de los dinosaurios, porque eran esos reptiles

quienes dominaban entonces los ecosistemas terrestres.

Pero hace 65 millones de años algo acabó con ellos.

Aunque no todos perecieron porque aún subsisten las aves,

que no son otra cosa que dinosaurios con plumas.

No debemos creernos superiores porque no fueron los mamíferos

quienes acabaron con los dinosaurios.

Simplemente ocupamos el espacio que ellos dejaron libre.

Hace 10 millones de años la temperatura de la Tierra

era más alta que en la actualidad, gran parte

de la Península Ibérica tenía un clima subtropical,

cálido y húmedo, sin las estaciones tan marcadas que hay ahora.

Allí se desarrollaba un bosque de niebla, con árboles

de hojas perennes ovaladas y coriáceas, del tipo del laurel,

llamado laurisilva.

En eses medio vivían los driopitecos: unos simios,

no excesivamente diferentes de los orangutanes actuales.

Estos grandes monos tenían parientes muy parecidos

por toda Europa, Asia y África.

Podemos encontrar todavía ambientes parecidos a aquellos

en las laurisilvas las islas canarias de Tenerife y Gomera.

E incluso en la península, en regiones húmedas

y sin grandes heladas.

También en ese tiempo, el Mioceno, en las montañas

de la península crecían los abetos.

Aun quedan algunos en ciertos refugios

como la sierra de Grazalema en Cádiz, donde la precipitación

es mucho más alta de lo normal en el sur de España.

Los abetos necesitan mucha humedad y por eso han desaparecido

de todas las cadenas montañosas ibéricas salvo de los Pirineos.

Luego cambiaron los ecosistemas y comenzó el retroceso

del bosque tropical.

Al perder su hábitat los grande monos se fueron haciendo

cada vez más raros y, además, los monos pequeños

proliferaron y compitieron con éxito

en los bosques cálidos que quedaron.

De los grandes monos solo perviven los orangutanes,

los gorilas, los chimpancés... y un nuevo grupo.

Los homínidos, la estirpe a la que pertenecemos

surgieron en el bosque húmedo africano

hace unos seis o siete millones de años.

Posiblemente los primeros eran comedores de fruta,

sobre todo y de hojas, brotes y tallos verdes.

Una alimentación similar a la de los actuales chimpancés.

Hay cuatro especies de posibles homínidos que tienen

más de cuatro millones de años, pero se conocen mal.

Nuestros primeros antepasados seguros y bien estudiados

son los australopitecos.

Los más antiguos encontrados hasta ahora rebasan por poco

los cuatro millones de años de antigüedad.

El descubrimiento del primer australopiteco se produjo

a finales de 1924 y supuso una auténtica conmoción,

cuando se hizo público al año siguiente.

Se trataba del cráneo de una cría encontrado en la cueva

sudafricana de Taung.

El interior del cráneo se rellenó de sedimentos que, al endurecerse,

produjo una réplica en piedra del cerebro.

Esta cría presentaba un aspecto muy primitivo,

no muy diferente de los chimpancés.

El niño de Taung murió a los tres años,

en la edad del destete, una edad crítica

en los monos y en los humanos.

Tal vez se apartara de su madre y lo atrapara un águila

de las que cazan monos.

Cuando murió tenía todos los dientes de leche

y le estaban saliendo las primeras muelas definitivas.

Sin embargo, a pesar del parecido con el cráneo de un chimpancé

de la misma edad hay una diferencia fundamental entre ambos:

los caninos de leche del australopiteco

son bastante más pequeños que los del chimpancé.

El cráneo del australopiteco difería pues de los otros

grandes monos en un rasgo humano, como ya observara Darwing,

el hombre es un simio con colmillos pequeños.

Hay un aire de familia cuando comparamos

los cráneos de machos de orangután, de gorila, de chimpancé

y de australopiteco.

Pero solo el australopiteco tiene los caninos

casi inservibles como armas.

Los antebrazos también eran algo más cortos

que en los chimpancés.

La mano era menos alargada y con el dedo pulgar más cerca

de los otros, lo que le hacía más hábil.

¿Usarían ya palos y lanzarían ya piedras con puntería?

Si viéramos a nuestros antepasado de lejos,

en las copas de los árboles, que sin duda frecuentaban

a la búsqueda de alimento y para sentirse más seguros,

no encontraríamos grandes diferencias con los chimpancés

salvo en las manos y en los pies.

En el suelo ya sería distinto porque los australopitecos

no se movían a cuatro patas como los chimpancés.

En algún momento de nuestra evolución africana

nos pusimos de pie.

Los primeros pudieron ser los australopitecos

o quizás sus antepasados.

En el yacimiento de Laetoli, en Tanzania,

quedaron fosilizadas las huellas que tres australopitecos

que caminaban erguidos dejaron sobre el barro

hace tres millones y cuarto de años.

Sus pies eran semejantes a los nuestros aunque más pequeños.

Y muy diferentes a los de los chimpancés,

que tienen el dedo gordo separado y mucho más corto.

El yacimiento sudafricano de Sterkfontein

ha proporcionado muchos fósiles de australopitecos.

Por lo general están incompletos o deformados por el peso

de la tierra durante la fosilización;

pero permiten conocer bien la morfología craneal

de los australopitecos.

Este cráneo es, sin duda, el de un poderoso macho

de australopiteco, con una cara muy proyectada,

tanto como la de un chimpancé.

El del individuo conocido como Señora Ples,

está muy completo, a pesar de tener dos millones y medio de años...

Es posible hacer una reconstrucción científica de este australopiteco,

que nos recuerda mucho a un chimpancé,

tanto en el desarrollo de la cara hacia delante como en el pequeño

tamaño de su cerebro comparado son el nuestro.

El yacimiento de Sterkfontein es una cueva en una colina,

la cueva está rellena de sedimento con fósiles de animales

y de homínidos.

El cráneo de la Señora Ples se encontró aquí.

El paisaje que rodea la cueva, hoy en día, es bastante despejado,

cerca pasa un río que ha excavado un pequeño valle.

En la época, en la que los australopitecos

se acumularon en la cueva, el río era más caudaloso

y en sus orillas crecía una selva cerrada y con lianas.

Pero los australopitecos no vivían todo el tiempo

en esa jungla, sino que se aventuraban por zonas aclaradas

para comer bayas, nueces y granos.

Seguramente, también obtendrían termitas en los termiteros,

como se ha visto hacer a algunos chimpancés.

Quizás también buscaran raíces, tubérculos y bulbos

que tendrían que excavar con algún instrumento

de palo o hueso.

Los frutos secos hicieron que sus muelas se ensancharan

y que se desarrollaran la musculatura de la masticación.

Los fósiles de los yacimientos nos hablan de la enorme

biodiversidad del mosaico ecológico en el que se movían

los australopitecos.

Nos podemos hacer una idea de los paisajes de entonces,

recorriendo los parques naturales africanos en la actualidad.

Algunas de las especies que se encuentran

en los yacimientos se han extinguido,

como los temibles dientes de sable.

Pero el lugar de aquellos poderosos félidos

es ocupado hoy por los leones.

En cambio los guepardos convivieron con los australopitecos.

En aquellos claros y praderas, los australopitecos

tomaron contacto con la luz.

Pero... ¿cómo era la vida en sociedad de los australopitecos

y demás especies fósiles de homínidos?

El comportamiento social, al igual que los otros aspectos

de la conducta no podemos encontrarlo petrificado

en los yacimientos paleontológicos, cual si fueran dientes o tibias.

La paleontología tiene un método para entender el pasado

que se llama actualismo, consiste en ver cómo

funciona la biosfera actual para sacar lecciones de ella.

El presente es la llave del pasado.

De este modo para poder transportarnos en el tiempo

debemos antes desplazarnos en el espacio.

Con los ojos bien abiertos, hacia la selvas donde viven

nuestros parientes más cercanos: los simios antropomorfos.

La aventura de la paleontología se transforma en viaje

de exploración y descubrimiento, porque hasta hace poco

la vida de los simios estaba tan sumergida en las tinieblas

como la de nuestros antepasados.

El más alejado de los grandes monos respecto de nosotros

es el orangután. Hoy en día solo viven en dos islas

de Indonesia: Borneo y Sumatra.

Esta hembra lleva una cría pequeña de año y dos meses.

Estas otras adultas y solitarias han tenido hijos,

pero las crías se han separado de sus madres después del destete.

Seguramente ahora están gestando.

Este macho joven de unos 19 años ya ha tenido hijos,

aunque no se ocupe de ellos.

Aquí tenemos un macho plenamente maduro con los típicos discos

de grasa en las mejillas que le dan un aspecto imponente,

junto con la barba y el bigote.

Lo que distingue en su conducta a los orangutanes

de la gran mayoría de los primates

es que son absolutamente solitarios.

Eso quiere decir, ni más ni menos, que los machos y las hembras

solo se juntan para la reproducción.

Como esa es una rareza de la especie,

no se cree que los australopitecos

llevaran una existencia tan independiente.

Los orangutanes, como los chimpancés,

se construyen nidos en las copas de los árboles

para descansar tranquilos y seguros.

Es posible que los primeros homínidos también lo hicieran.

Pero el que no convivan los machos de los orangutanes

no quiere decir que no haya disputas entre ellos.

Cada macho defiende, de los demás galanes, un territorio amplio

en el que viven separadas varias hembras.

Y cuando una hembra está en celo, los machos de los alrededores

se sienten atraídos por ella.

Esas diputas hace que los machos sean muy fuertes

y pesen el doble que las hembras.

Los caninos de los machos son muy poderosos por la misma razón.

En el desarrollo y la sexualidad, los grandes monos

presentan muchas semejanzas.

Los australopitecos no discreparían.

Hablando en general, el primer parto lo tienen

las hembras sobre los 10 años, aunque hay variaciones.

Y después de cada destete viene un período

de actividad sexual femenina, en general corto,

que termina con una nueva gestación.

El intervalo entre nacimientos puede ser de cuatro o cinco años.

El crecimiento en los grandes monos,

como el de los australopitecos, es lento comparado

con los monos pequeños, aunque más rápido que el nuestro.

Pero el origen de los homínidos no está en África sino en Asia;

Por lo que cambiamos las selvas y pasamos

de los simios rojos a los negros.

Estamos en los montes Virunga, en Ruanda, observando

a los gorilas de montaña, una subespecie

en gravísimo peligro de extinción

Este que vemos es un grupo pequeño de gorilas.

Se compone de solo nueve miembros.

Los gorilas de montañas están, literalmente,

sumergidos en verdura, su alimento,

que tienen siempre a mano.

Por eso se mueven poco a lo largo del día y se pasan

muchas horas comiendo, ya que la fibra es

el alimento menos nutritivo.

Se piensa que los australopitecos serían, en cambio,

más bien frugívoros, como los chimpancés.

Y tendrían que moverse a menudo para localizar árboles

cargados de fruto maduro.

También, al dedicar menos horas del día a comer,

tendrían más tiempo para las relaciones sociales,

como ocurre en los grupos de chimpancés.

Este magnífico ejemplar, un espalda plateada de 21 años,

es el único macho reproductor.

Los gorilas machos doblan en peso a las hembras

y sus caninos son mucho más poderosos.

El macho de espalda plateada es el patriarca de la familia

y quien la mantiene unida.

Si desapareciera, se dispersarían las hembras.

Pero cuando una hembra del grupo tiene el celo,

no le gusta que haya competencia para la reproducción.

Por ese motivo los machos son tan grades y fuertes,

porque solo el más poderoso puede cubrir

a las hembras su grupo.

También hay un macho de 12, todavía de espalda negra,

que pronto será un problema para el dorsicano.

En los orangutanes y gorilas, los machos tardan más años

en hacerse adultos que las hembras.

Existen grupos más numerosos en los que hay varios individuos

de espalda plateada. En este, de 18 miembros,

conviven tres machos adultos:

Uno, el dominante, de 20 años; otro de 17 años

y un tercero de 14, que empieza a tener

pelos blancos en la espalda.

Cuantos más machos hay en grupo, más conflictos surgen

cuando una hembra tiene el estro.

Los más próximos al Homo sapiens de los grandes monos

son los chimpancés y los bonobos, que viven en África.

Como en los últimos dos millones de años de evolución

hemos cambiado tanto, los australopitecos se parecían

mucho más a los chimpancés que nosotros.

Para conocer a los chimpancés viajamos a la población

más estudiada, la del Parque nacional de Gombe,

junto al lago Tanganica, en Tanzania.

El medio aquí es un bosque bastante parecido

al de los australopitecos.

Cuando vemos un grupo de chimpancés desplazándose

por el suelo del bosque, hay varias cosas

que nos llaman la atención.

En primer lugar don cuadrúpedos, como los gorilas

y los orangutanes, cuando se bajan de los árboles.

Los australopitecos eran ya bípedos.

En segundo lugar forman grupos numerosos, a diferencia

de los orangutanes que son solitarios.

Y con muchos más machos adultos que los gorilas,

donde solo hay uno o muy pocos.

Mirando al grupo no es fácil distinguir a los machos

de las hembras, porque la diferencia de tamaño

entre los sexos son reducidas, como lo son en nuestra especie.

Una hembra de chimpancé pesa más o menos 30 kilogramos,

como una de australopiteco. Pero los machos

de los australopiteco eran más pesados que los de los chimpancés.

La diferencia entre los sexos era mayor.

Gritos de chimpancés.

¿Por qué hay muchos machos en un grupo de chimpancés?

Porque se unen para defender el territorio común.

Entre ellos hay fuertes lazos de parentescos,

ya que nos suelen abandonar el grupo en el que nacieron.

Eso no quiere decir que no existan rangos.

Viéndolos así, sentados, podemos imaginarnos fácilmente

a un grupo de australopitecos hace tres millones de años.

Los chimpancés son promiscuos y criando están en celo,

una hembra copula con varios machos.

Durante el estro, la piel que rodea el sexo de las hembras

se hincha mucho.

El aseo mutuo es una actividad que favorece la cohesión del grupo.

La crianza es una actividad que solo compete

a las hembras de los chimpancés, sin que los machos intervengan.

Tampoco lo harían los machos de los australopitecos.

Volviendo a los australopitecos, a los que conocemos solo

por sus huesos, observamos que hay grandes

diferencias en tamaño y robustez entre los dos sexos.

Cuando existe tanto dimorfismos sexual

en las especies de monos, se debe a que los machos

combaten a menudo entre sí.

Los australopitecos con sus marcadas diferencias sexuales

no podrían vivir en sociedades como la de los chimpancés,

donde los machos son parientes y aliados, no competidores.

Quizás se organizasen como los gorilas

en grupos con uno o pocos machos adultos.

Es posible, de todos modos, que viviesen en bandas

con muchos machos; pero con jerarquías muy marcadas.

Este modelo social no se conoce entre los grandes simios;

pero sí en otros primates más alejados evolutivamente

como los babuinos.

Aquí los machos también son mucho más fuertes que las hembras.

Estos monos son, además, interesantes

como modelos ecológicos de comparación;

ya que frecuentan tanto la selva sabana arbolada.

Y se piensa que los australopitecos

también se moverían en un mosaico ecológico.

Sabemos que no eran solo habitantes de la pluvisilva

como los chimpancés, prisioneros en la jungla.

En su peregrinación en pos de la luz, los australopitecos

se fueron adaptando progresivamente a los abiertos y secos:

sus muelas se hicieron cada vez más grandes,

su mandíbula más robusta, su cara se ensanchó enormemente

y se hizo plana para dar anclaje a los músculos maseteros,

que elevan la mandíbula durante la masticación.

También había grandes diferencias de robustez entre los machos,

como este de la cueva de Suartran y las hembras,

como esta del yacimiento de Drimolen.

Los fósiles anteriores son sudafricanos.

En África del Este se desarrolló más todavía el aparato masticador.

En 1959, en el barranco de Olduvai, en Tanzania, se encontró

el primer fósil; se trata de un adolescente

al que sus descubridores, los esposos Leak bautizaron

como Dear Boy 'querido muchacho'.

Así los australopitecos, que habían existido

desde hace cuatro millones de años,

se convirtieron poco a poco en otro tipo de homínidos

llamados parántropos.

Excepto en lo relativo al aparato masticador,

australopiteco y parántropos eran muy similares:

su cerebro seguía siendo poco mayor que el de los chimpancés.

Aquí se ven unos extraños fósiles. Se trata del sedimento

que rellenó el cráneo por dentro,

que al petrificarse reproduce la forma y relieves del encéfalo

de los australopitecos y parántropos.

Los parántropos se encuentran en Sudáfrica en cuevas,

igual que los australopitecos.

La cueva de Suartran, que es, geológicamente,

muy compleja y los investigadores se afanan

por reconstruir la secuencia de rellenado de las cavidades.

Pero hay otro problema que resolver:

¿cómo han llegado hasta los yacimientos los huesos

de los australopitecos y parántropos

que se encuentran en las cuevas sudafricanas?

Posiblemente fueran presas de los leopardos,

que se subirían con sus cuerpos a los árboles que crecen

en las bocas de las cuevas.

Los huesos de las víctimas caerían luego en las simas.

Este joven parántropo fue muerto y devorado por un leopardo,

que dejó en su cráneo las marcas de los colmillos

hace dos millones de años.

Sin embargo, los australopitecos y parántropos temían

a la oscuridad de la noche y a los carnívoros.

Y es posible que para dormir se refugiaran en cuevas

como aún hacen los babuinos sudafricanos.

Tal vez algunos murieran en ellas por accidente, enfermedad o vejez.

También puede ser que algunos de los pequeños ungulados,

que aparecen en los yacimientos, fueron presa

de los australopitecos y parántropos,

ya que los chimpancés de hoy cazan monos

y recentales de antílopes y se los comen.

Chicharras.

Los parántropos frecuentaban ambientes menos selváticos

que sus antepasados los australopitecos,

pero no fueron los únicos homínidos que buscaron la luz:

hubo otros; los primeros humanos.

En el yacimiento de Olduvai, en Tanzania, se descubrió

el primer humano:

Homo habilis; se trata de un adolescente.

Al principio, los humanos apenas se distinguían

de sus antepasados, los australopitecos en el cráneo.

Ni tampoco en el cuerpo que seguía siendo pequeño.

Pera hace dos millones y medio de años aprendieron a tallar.

Y eso les proporcionó herramientas

con las que cortar la carne. A falta de grandes caninos,

los humanos disponían ahora de filos de piedra.

Aunque es posible que los primeros talladores de la piedra

fueran algunos australopitecos.

Cuando esta leona termine con la cebra que acaba de matar,

tal vez quede comida para un homínido.

La competencia es dura, pero los primeros homínidos

consiguieron abrirse un hueco entre los carroñeros.

Y hace poco menos de dos millones de años aparecieron

unos humanos grandes y fuertes, mejores cazadores

que sus antepasados de tamaño pequeño.

De un chico de unos 11 años se ha conservado

casi todo el esqueleto.

De mayor habría sido muy alto: más de 180 centímetros;

y su cerebro tenía un volumen

mucho mayor que el de los chimpancés,

además su cara era más corta. Pero como muestra

la reconstrucción de su cabeza aún estaba lejos de ser

un humano como nosotros.

Ya no era un australopiteco pero tampoco era un Homo sapiens.

Algunos los llaman Homo ergaster y otros Homo erectus.

Estos humanos de cuerpo alto y robusto fueron

ampliando su territorio.

Y todavía con herramientas muy toscas,

los humanos salieron de África, se extendieron

hacia el Este y el Oeste, y también progresaron...

tímidamente hacia el Norte.

La llegada del hombre a los confines de Asia

puede que se produjera hace más de un millón y medio de años.

En este lugar de Java llamado Trinil,

en las orillas de río Solo, el médico holandés Eugene Debois

encontró en 1891 el primer Homo erectus.

Pero conforme los homínidos se alejaban del ecuador,

la vida se les hacía más difícil porque perdían

lo que más necesitaban:

una intensa, brillante y clara luz.

El continente europeo es de luz cambiante a lo largo del año.

Las estaciones son cada vez más marcadas hacia el Norte,

donde los árboles pierden la hoja cuando la luz los abandona

y la recuperan cuando nace un nuevo sol.

Y todos los años nace un nuevo sol en primavera,

que se hace adulto en el verano.

La luz que falta en el Norte se ha transformado en mil colores,

como si hubiera pasado por un prisma.

En lugar del verde uniforme de la selva tropical,

el paisaje europeo cambia de color con el paso de las estaciones.

Canto de pájaros.

Y a los verdes, azules, rojos y dorados,

entre otros muchos colores, el mundo europeo añade

uno desconocido en África.

El blanco de la nieve en el invierno,

que cubre el paisaje con su delicado manto.

Esta es la Sierra de Atapuerca, cerca de la ciudad de Burgos

y aquí se han hallado los fósiles humanos

más antiguos de Europa

y también la mayor acumulación nunca vista.

Los yacimientos están en cuevas, pero un antiguo ferrocarril minero

cortó varias de ellas.

Durante el invierno las Sierra pertenece,

en exclusiva, a los animales.

Y en el verano los yacimientos son ocupados por humanos,

tal como sucedía en la prehistoria.

Pero los modernos visitantes no llevan sus presas a las cuevas,

sino que desentierran los huesos que otros abandonaron allí

hace mucho tiempo.

Este es el yacimiento de la Sima del Elefante.

Se trata de una cueva que se rellenó de sedimentos

a lo largo de milenios.

En sus niveles inferiores

se ha realizado un gran hallazgo, un descubrimiento espectacular.

Después de muchas campañas de excavaciones,

aparecieron restos humanos de hace un millón y cuarto de años.

Se trata de los fósiles humanos más antiguos recuperado en Europa.

¿Qué humano serían estos? En Georgia, al sur del Cáucaso,

se han encontrado cinco cráneos de una especie intermedia

entre el Homo habilis y el Homo erectus.

¿Vendrían los humanos de la Sima del Elefante

directamente del Homo georgicus?

Falta mucho por investigar; pero hay otro yacimiento,

en Atapuerca, donde los restos humanos son más abundantes

y se conoce a la especie mucho mejor.

El yacimiento de la Gran Dolina contiene fósiles de animales

que se han depositado a lo largo de mucho tiempo.

Los más antiguos tienen ochocientos mil años,

los más modernos son de hace unos trescientos mil años.

Durante una parte de ese tiempo, los seres humanos hicieron uso

de la cueva, que los científicos excavan

con extremo cuidado para recuperar hasta el más pequeño indicio

de la vida en el pasado.

Los animales enterrados en la Gran Dolina son,

en su mayoría, ungulados que fueron transportados

por los humanos a la cueva para ser consumidos allí.

Entre estos ungulados se encuentran especies fósiles de caballos,

gamos, ciervos,

rinocerontes y bisontes.

(EL BISONTE RESOPLA)

Otras veces la cueva fue utilizada como refugio de carnívoros

y carroñeros, como esta hiena de hace ochocientos mil años.

Al igual que los humanos, los carnívoros habitaban

la entrada de las cuevas y nunca se alejaban mucho

de la luz del sol,

excepto los osos cuando se retiraban a hibernar.

En los tiempos más antiguos, el rey de los ecosistemas

de la Sierra de Atapuerca era el tigre de dientes de sable,

del que se ha encontrado un enorme canino.

Desde hace medio millón de años su lugar en Europa

lo ocuparon los leones.

También los linces recorrieron la Sierra.

Y en el río Arlanzón se bañaban los hipopótamos.

(LOS HIPOPÓTAMOS BRAMAN)

Y construían su presa los castores.

Y todo el tiempo hubo lobos, nuestros ancestrales enemigos.

Un carnívoro social, inteligente y adaptable que caza en grupos

perfectamente organizados con sus jefes a la cabeza.

Una de las capas más antiguas de la Gran Dolina,

que tiene unos 800 mil años, deparaba una gran sorpresa

a los investigadores y a toda la comunidad científica.

Aunque en el año 1994 la excavación era todavía

de muy limitada envergadura, aparecieron los restos

de varios individuos diferentes.

Los huesos estaban destrozados y presentaban marcas

de haber sido descarnados.

Había niños, adolescentes y adultos.

Se trata del más antiguo caso de canibalismo conocido.

Y no parece obedecer a ninguna práctica ritual.

A los caníbales solo les interesaban

la carne de sus semejantes.

Dos de los restos humanos más importantes pertenecen al cráneo.

Con ellos se ha podido reconstruir científicamente

el aspecto este chico de unos 11 años de edad.

Se trata de una especie humana bastante más evolucionada

que la del muchacho del lago Turkana

pero que todavía no es la nuestra.

Sobre sus órbitas, y pese a la juventud del individuo,

ya se marca un grueso reborde óseo llamado Toro supraorbitario,

que nosotros no tenemos.

El nombre científico que se le ha dado a estos restos

es el de Homo antecessor.

Además de esqueletos, en el yacimiento se encuentran

utensilios de piedra muy toscos.

Después de los fósiles de la Gran Dolina, se les pierde

el rastro a los humanos en Europa hasta que sus huesos y herramientas

reaparecen hace medio millón de años.

No se sabe aún si estos segundos europeos

evolucionaron a partir del Homo antecessor o si vinieron

otra vez de África para poblar de nuevo el continente.

Pero todavía quedaba por contar lo mejor de esta historia.

En el próximo programa asistiremos al nacimiento

de la conciencia y del arte y al fascinante

encuentro entre neandertales y cromañones.

Documaster - La España prehistórica. Primera parte

44:12 08 ago 2019

La evolución de la especie humana desde sus orígenes en África, hasta su desarrollo en Atapuerca (España), con la participación de los más prestigiosos científicos y la presentación de Juan Luis Ausaga, codirector de las excavaciones en Atapuerca.
Gorilas de las montañas de Ruanda, chimpancés en Tanzania y orangutanes en Indonesia. También la fauna africana en Kenia, Chad, Sudáfrica y otras localizaciones en Argentina, Polonia, Marruecos, Alemania o Alaska. Un rápido recorrido desde las oscuras y lluviosas selvas Africanas, donde habitaron nuestros más remotos antepasados, hace seis millones de años, hasta nuestros días.

Contenido disponible hasta el 23 de agosto de 2019.

Histórico de emisiones:
27/02/2011
06/03/2011
01/04/2018
31/01/2019

La evolución de la especie humana desde sus orígenes en África, hasta su desarrollo en Atapuerca (España), con la participación de los más prestigiosos científicos y la presentación de Juan Luis Ausaga, codirector de las excavaciones en Atapuerca.
Gorilas de las montañas de Ruanda, chimpancés en Tanzania y orangutanes en Indonesia. También la fauna africana en Kenia, Chad, Sudáfrica y otras localizaciones en Argentina, Polonia, Marruecos, Alemania o Alaska. Un rápido recorrido desde las oscuras y lluviosas selvas Africanas, donde habitaron nuestros más remotos antepasados, hace seis millones de años, hasta nuestros días.

Contenido disponible hasta el 23 de agosto de 2019.

Histórico de emisiones:
27/02/2011
06/03/2011
01/04/2018
31/01/2019

ver más sobre "Documaster - La España prehistórica. Primera parte" ver menos sobre "Documaster - La España prehistórica. Primera parte"

Los últimos 61 documentales de Documaster

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Red Army

    Red Army

    1:17:03 pasado jueves

    1:17:03 pasado jueves Contada por sus protagonistas, entre ellos su capitán e hilo conductor del documental, Slava Fetisov, la historia del mejor equipo de hockey sobre hielo de todos los tiempos, los Red Army de la URSS, es inseparable de la del régimen comunista al que representaba y prestigiaba con sus victorias. Contenido disponible hasta el 22 de agosto de 2019.

  • 44:12 08 ago 2019 La evolución de la especie humana desde sus orígenes en África, hasta su desarrollo en Atapuerca (España), con la participación de los más prestigiosos científicos y la presentación de Juan Luis Ausaga, codirector de las excavaciones en Atapuerca. Gorilas de las montañas de Ruanda, chimpancés en Tanzania y orangutanes en Indonesia. También la fauna africana en Kenia, Chad, Sudáfrica y otras localizaciones en Argentina, Polonia, Marruecos, Alemania o Alaska. Un rápido recorrido desde las oscuras y lluviosas selvas Africanas, donde habitaron nuestros más remotos antepasados, hace seis millones de años, hasta nuestros días. Contenido disponible hasta el 23 de agosto de 2019. Histórico de emisiones: 27/02/2011 06/03/2011 01/04/2018 31/01/2019

  • 00:26 03 abr 2019 Víctimas y supervivientes del régimen de Franco organizan la 'querella argentina' contra el olvido sobre los crímenes que padecieron. Filmado a lo largo de seis años, dirigido por Almudena Carracedo y Robert Bahar. Dirección y guión de Almudena Carracedo y Robert Bahar. Música de Leonardo Heiblum y Jacobo Lieberman.

  • 00:19 27 jun 2018

  • 00:14 10 ene 2017

  • 1:45 30 sep 2016 El documental 'El marido de la reina' descubre la historia desconocida del príncipe Philip, duque de Edimburgo y esposo de la reina de Inglaterra, el consorte más longevo de la monarquía británica (95 años). El marido de la reina Isabel II de Inglaterra aparece siempre junto a su esposa en actos oficiales, pero siempre tres pasos detrás de ella como establece el protocolo. Se le conoce como Phillip, el Duque, o Phillip el Griego. ¿Pero qué sabemos realmente de él? La imagen creada de él a lo largo de estos más de 60 años esconde un pasado que pocos conocen.

  • 1:54 23 sep 2016 Primeros minutos del documental que recuerda a las víctimas de los ataques que golpearon a Francia en enero de 2015: 'Charlie Hebdo. Se cruzaron en el camino de los asesinos'. La cinta analiza los atentados a la famosa revista satírica, una imprenta y un supermercado judío, en los que murieron 17 personas, entre ellas famosos dibujantes, policías y ciudadanos judíos. Los testigos de estos hechos dan testimonio de lo que vivieron durante los días 7, 8 y 9 de enero de 2015 en los que una ola de ataques terroristas dejó 17 víctimas mortales. Este viernes, 23 de septiembre, podemos ver el documental completo en Documaster. La 2, a las 00.15 h.

  • 2:52 15 sep 2016 Un viaje por el lejano norte al borde la tierra en busca del planeta blanco. Una ventura por el desierto helado para escuchar los secretos que nos desvela esta tierra helada. Algunos de los lugares más extremos de la Tierra como Alaska, Québec o Groenlandia albergan una fauna única que ha sabido sobrevivir a las condiciones más duras. Este documental ofrece imágenes espectaculares como la vida de las pequeñas belugas o los primeros momentos en la vida de dos crías de oso blanco que se mueven por el hielo. 'Planeta Blanco' se emite en Documaster en La 2 el viernes 16 de septiembre a las 00.45h.  

  • 2:51 02 sep 2016 François Duvalier estudió para médico pero su vocación desapareció al covertirse en el implacable dictador 'Papa Doc'. Para su tiranía utilizaba el teror y el vudú. Asesinó a 30.000 personas y dejó a su pueblo sumido en el miedo de sus supuestos poderes mágicos. Documaster estrena "La evolución del mal", una serie sobre dictadores.

  • 1:59 23 ago 2016 'La Era de la Estupidez' (The Age of Stupid ) es un documental en clave de ficción que nos invita a reflexionar sobre el trato que estamos dando al planeta y cómo será la vida cuando acabemos con los recursos de la Tierra. ¿Cómo viviremos en el 2055 si no paramos el calentamiento global. Un archivero del futuro, año 2055,  guarda en una torre en alta mar los restos de la humanidad y empieza a ver viejo material de archivo en vídeo desde el año 2008 para entender por qué la humanidad no hizo nada para frenar los efectos del cambio climático cuando aún había margen para revertir el desastre y el colapso de la sociedad. Martes, 23 de agosto, en Documaster.

  • 2:06 12 jul 2016 En la madrugada del 6 de junio 1944, 150.000 soldados aliados cruzaron el Canal de la Mancha inglés para poner en marcha una invasión desde el mar, en el desembarco más grande de la historia. Tenían la esperanza de romper las defensas costeras de Hitler y establecer un frente occidental en la Europa continental. Si tiene éxito, la ‘Operación Overlord’ cambiará el curso de la Segunda Guerra Mundial. La película documental 'Storming Juno' se centra en las horas previas al desembarco de Normandia. Toda la acción está dramatizada y se narra desde la perspectiva de tres soldados canadienses que luchan en las fuerzas aliadas y que fueron los primeros en entrar en combate en ese día histórico. Documaster estrena ‘Storming Juno’ el 12 de julio en La 2 a las 23:45 h. El documental estará disponible A la Carta durante 7 días tras su emisión

  • 2:39 04 jul 2016 Albert y Hermann Goering, hombre bueno, hombre malo; fueron dos hermanos completamente opuestos. Hermann Goering fue un político y militar alemán, un oficial nazi que llegó a convertirse en el número dos en el Tercer Reich. Albert, el hermano más joven, salvó a innumerables personas de la máquina de exterminio nazi, falsificando papeles y apoyando la financiación de los grupos de resistencia y ha sido injustamente olvidado en la actualidad. Un asesino frente a un salvador. Documaster estrena el martes 5 de julio a las 23:45h un docudrama que muestra los momentos más significativos de la vida de los Goering y examina la relación de los hermanos entre sí.

  • 2:15 24 jun 2016 Este miércoles 6 de julio, a las 23:45, podéis ver el interesante documental Cómo el ilustre y desconocido Jacques Jaujard salvó el Louvre, que cuenta cómo el entonces director del Museo lo vació casi por completo ante la inminente llegada de los nazis que tenían órdenes del mismísimo Hitler (artista frustrado) de robar todas las obras de arte que pudieran para mandarlas a Alemania.

  • 2:04 13 jun 2016 Documaster estrena un documental situado en la I Guerra Mundial que se centra en la Batalla de Verdún, en el nordeste de Francia. Fue la contienda más larga de la Primera Guerra Mundial. Duró diez meses, desde el 21 de febrero de 1916 hasta el 18 de diciembre de 1916. También fue una de las batallas más sangrientas por el tipo de armas que se usaron: lanzallamas y el gas venenoso. El capítulo 1 'Apocalipsis. La Batalla de Verdún' se estrena en Documaster el martes 14 de junio a las 21:00 h. El capítulo 2, se emite lo podremos ver el 15 de junio a las 23:45 h en La 2.

  • 2:36 12 may 2016 En este episodio de la serie de documentales que presenta ‘Esposas de dictadores’ se encuentran las primeras damas más discretas y conservadoras, pero no por ello han pasado desapercibidas en los respectivos gobiernos de sus maridos. Ellas nunca han hecho discursos públicos, pero algunas de ellas están acusadas de haber desempeñado un papel oculto afectando a un país entero. La lista de las esposas que protagonizan este episodio son: Agathe Habyarimana, Rachele Mussolini, Eva Braun, Pol Pot’s wives, Sajida Hussein, Safya Kadhafy, entre otras. El tercer episodio,‘Las cocineras del terror', se emite el miércoles 25 de mayo a las 00.00h en La 2. Este capítulo estará disponible a la carta durante 7 días desde su emisión.

  • 2:45 12 may 2016 El primer episodio de ‘Esposas de dictadores’ nos da a conocer las historias de Catherine Bokassa, Michèle Duvalier, Bobi Mobutu y Leila Ben Ali conocidas por saquear las arcas del Estado donde vivían. Todas ellas pueden ser comparados con María Antonieta: Acusados de haber despilfarrado el dinero del Estado o de haber vivido vidas extravagantes gracias al saqueo y abuso de poder. El primer episodio del ciclo de documentales de ‘Esposas de de dictadores’ iniciará el miércoles 18 de mayo a las 00.00h. en La 2. Este capítulo estará disponible a la carta durante 7 días desde su emisión.

  • 2:47 12 may 2016 El este episodio entra en un mundo que nunca se ha mostrado en las pantallas, es el mundo de las esposas de los líderes autocráticos y déspotas sanguinarios. Aquí se encuentran las Primeras Damas que ejercieron el poder de manera casi monárquica y ayudaron a reforzar los regimenes totalitarios de sus maridos. Algunas de estas mujeres se les conoce por los apodos: ‘Araña Negra’, ‘Lady Genocidio’ o ‘Lady Dragón’. Descubre si a Lucia Pinochet, Carmen Franco, Dalia Sotto o Suzanne Moubrark le corresponde algunos de estos calificativos. El quinto episodio, ‘Las reinas sin corona’, se emite el miércoles 1 de junio a las 00.00h. Este capítulo estará disponible a la carta durante 7 días desde su emisión.

  • 1:55 12 may 2016 Quiénes son las esposas de dictadoras? ¿Quienes son estas mujeres que han recibido los apodos de Lucyfer, la araña negra, lady dragón, la aprendiz de fascitas? ¿hasta dónde llegó su poder? ¿qué fueron capaces de hacer? Solo ellas han conseguido en poco tiempo tener, prácticamente, el mundo a sus pies. Se dice que algunas han matado; otras, cuentan con una colección de más de mil pares de zapatos y otras tienen pinturas originales de Picasso o Miguel Ángel. La lista de las Primeras Damas son cada vez interminables, por eso el documental ‘Esposa de dictadores’ lo conforman 5 episodios que se transmiten durante el horario de ‘Documaster’. El primer episodio del ciclo de documentales se inicia el miércoles 18 de mayo a las 00.00h. en La 2. Este capítulo estará disponible a la carta durante 7 días desde su emisión.

  • 2:18 12 may 2016 Las emperatrices rojas son las Primeras Damas con ideologías políticas. Oficialmente son los números 2 del gobierno de sus esposos y se declaran marxistas. En la lista de las mujeres más poderosas con pensamiento rebelde está Elena Ceausescu, Margot Honecker, East Germany, Mira Milosevic Serbia, Simone Gbagbo, Ivory Coast y muchas más. El segundo episodio del ciclo de documentales de ‘Las emperatrices rojas’ iniciará el martes 24 de mayo a las 11.30h. en La 2. Este capítulo estará disponible a la carta durante 7 días desde su emisión.

  • 1:10 28 abr 2016 Último capítulo de la serie 'Comandante en Jefe' que se emite en Documaster.  En mayo de 2011 el presidente Barack Obama está a punto de asumir el mayor riesgo desde que se convirtió en el Comandante en Jefe de los Estados Unidos. Cuando la CIA encuentra a Bin Laden, está en sus manos decidir que hay que hacer. Con su gabinete dividido, la decisión no será fácil: sin pruebas contundentes, el Presidente aprieta el gatillo, enviando una Fuerza de Operaciones Especiales de los Navy SEAL en un asalto encubierto. Los dos primeros capítulos de la serie 'Comandante en Jefe' se emitirán el viernes 29 de abrily el último el 6 de mayo. Todos ellos a las 00.30 h. en la madrugada del viernes al sábado en el espacio Documaster de La 2. Los documentales seguirán disponibles A la Carta durante 7 días más tras ser emitidos.

Mostrando 1 de 4 Ver más