www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.11.0/js
4146678
Para todos los públicos Doctor Romero - Programa 2 - ver ahora
Transcripción completa

El comer porque te pide el cuerpo azúcar.

(Música)

¿Cómo reconocer una dieta milagro? La de la sandía, pomelo, melocotón,

la manzana, la alcachofa o los batidos de verduras.

Las dietas que funcionan no tienen nombres, apellidos ni autor.

Deben ser personalizadas y controladas por un especialista.

(Música)

Roberto es fan de Maríah,

su pareja y cantante de copla.

A él, le conocen por su afición a los bollos industriales.

A Maríah, no le cierran sus trajes

y se fatiga al cantar.

He aceptado el reto de recuperarles.

Soy el doctor Romero.

(Música)

(Música)

Es un contrasentido que haya personas enfermas por pasar hambre

y otras por sobrealimentación y falta de ejercicio.

Como médico, me interesa cambiar hábitos

para cuidarnos mejor.

Yo me llamo Maríah Lora. Tengo 49 años.

Soy cantante profesional.

Yo me llamo Roberto Candelas y tengo 44 años.

Estamos perdiendo calidad de vida por no cuidar

nuestra alimentación.

Ellos son como la noche y el día.

Él es técnico de mantenimiento, tranquilo y poco hablador.

Ella es alegre, divertida y con alma de artista.

♪ ¡Campanero, campanero!

♪ ¡Campanero, campanero! ♪

Pero últimamente, ambos han caído en la vida sedentaria.

Todos en su entorno parecen preocupados por su salud.

(Música)

¿Cómo llegasteis a poneros así?

Ahora hago menos actividad y creo que, en la alimentación,

nos hemos dejado. Los dulces, el chocolate...

El comer porque te pide el cuerpo azúcar.

Me visto y me voy a la tienda que esté cercana.

Me quiero ir a por unos dónuts. Sabemos la hora que es,

pero él es capaz de ir a una gasolinera.

El caso es tener azúcar, ¿verdad? Claro, me apetece y me gusta.

Como veis ya he ido a por mis bollos, que son los que me encantan.

Y bueno, pues nada, por darme un carpicho muy especial.

Roberto es muy goloso. A Maríah le gusta menos el dulce,

pero, como lo tiene en casa, también come.

¿No os sonó nunca la alarma de estar engordando demasiado?

Él no podía ponerse un zapato.

Pero ¿por qué? El llegar a atarme los cordones.

Tenía que hacer mucho esfuerzo y ahí fue una señal.

Me duelen más los pies. Yo llevo unos tacones bastante altos.

Me asfixio con una facilidad increíble.

Y otra cosa que tampoco me gusta es la imagen que yo veo

cuando me veo en los vídeos o en las fotos.

Son tres cosas que...

¿Quién empezó a engordar antes?

Creo que los dos a la vez.

En estos dos años, 15 o 20 kilos hemos engordado los dos.

Ha sido el estar más tranquilos en casa, el no privarnos de nada.

También un poco el no hacer ningún tipo de ejercicio.

¿Ejercicio? Se apuntaron a un gimnasio, pero han venido poco.

Han ido los dos primeros días, por cumplir,

y han dicho que "es mucho trabajo".

"Bájate para casa, vente que te dé el aire", porque vivimos a dos pasos,

pero coge el coche.

Cogen el coche, los dos.

Para todo.

Aunque ella diga que no le importa estar un poco rellenita,

yo creo que sí.

Y más que nada es por su salud.

Ella quiere sentirse bien físicamente,

para su espectáculo.

Ha estado en el hospital dos veces ingresada.

Por la tensión.

Comen fatal.

Sobre todo, fritos, los dos.

Yo creo que tienen razón.

O sea no... Y además no se han cortado un pelo en decirlo.

He oído: "Comen muy mal". ¿Qué tenéis que decir a eso?

Lo reconocemos.

Realmente soy muy goloso.

Él a lo mejor antes de comer es capaz de comerse ocho onzas de chocolate.

Y después se come el salado.

Y dice: "El chocolate me abre el apetito".

Los que os conocen

os ven comer demasiado, y eso

incide en vuestra salud.

Si se ponen a dieta, el primero que la rompe es Roberto.

Yo creo que Maríah, si se lo propone, sí tendría fuerza de voluntad.

Él es más difícil.

Maríah yo creo que no la abandonará,

porque ha visto que está afectando a su salud.

Tendré que emplearme a fondo con él, porque como dicen sus amigos,

es quién más se saltará la dieta.

Estas pulseras rojas son el símbolo del compromiso con el programa.

Levantaos.

Maríah, ¿te comprometes conmigo

para hacer el tratamiento y mejorar su salud?

Sí, me comprometo con el Dr. Romero. Muy bien. Esta es la pulsera.

Roberto, ¿te comprometes con el programa y conmigo

para hacer el tratamiento y mejorar tu salud?

Sí, me comprometo.

Comprometidos.

Maríah y Roberto, poneos las pilas

y haced lo que os diga el doctor.

Roberto, apóyala un poco.

Tú sabes que ella, contigo a su lado, lo consigue.

Esto es así: Tú la apoyarás a ella y ella te apoyará a ti.

Tenéis que apoyaros mutuamente y hacer caso al doctor Romero.

Porque yo estoy preocupada por ti, Maríah, por tu salud.

Tienes que cuidarte un poquito más...

(SUSPIRA)

Porque te quiero, amiga.

♪ No hay que llorar, que la vida es un carnaval

♪ y las penas se van cantando. ♪

Te has emocionado. Sí,

porque Isa conmigo es delirio.

Son unos amores. Sí.

Además, está muy pendiente de mí, ¿verdad? De nosotros.

Ella me ha dicho muchas veces: "Venga, Maríah, vamos a andar".

No le he hecho caso.

(Música)

Haremos una prueba fácil de flexibilidad.

Intentamos llegar al suelo y apoyar la palma o tocaros los pies.

Veremos la confianza que tienen el uno en el otro.

(Música)

Con Maríah, tendremos que trabajar mucho tema de musculatura.

A ti te moveremos más,

con actividades cardiovasculares intensas

que activen tu metabolismo.

¿Cómo te has sentido? No era un miedo por él, sino...

Por ejemplo, que fuera externo, que la alfombra se deslizara...

Le echaba la culpa a la alfombra, pero miraba a Roberto para no caerse.

Algo de confianza les falta.

(Música)

Os hemos pesado.

Maríah, tú 90 kilos.

Roberto, 126.

Maríah, tu peso saludable estaría entre 15 y 20 kilos menos.

Y tu peso saludable estaría en 85 como mucho.

Te sobran 35 kilos.

Es una pasada. No hay que obsesionarse con eso.

Se puede conseguir. A medida que vayáis ganando músculo,

cambiándolo por grasa,

iréis perdiendo peso, pero de un modo saludable.

Se mide mejor por la talla de pantalón o de camisa.

Tú vas viendo cómo va disminuyendo tu figura.

Necesitamos un elemento externo que nos ayude a abrir los ojos,

y que nos asesore.

En la mente, se empiezan a perder los kilos,

cuando uno se conciencia de la necesidad de cambio.

Decir: "Este placer que me estoy dando ahora,

luego me pasará factura. Haré un plan a largo plazo".

Saber decir "no" es muy importante. Claro.

Es un cambio de hábito, lo entiendo, pero nos va a costar... (SOPLA)

Dios y ayuda.

A mí también, pero...

(Risas)

Te dice a ti.

Roberto va a ser... Vamos, ya verás. (RÍE)

Mi fuerza de voluntad, si me siento apoyado, es un ocho o nueve.

(RÍE) Perdón.

(Risas)

Unos estiramientos por la mañana te permiten

tener más claridad mental y serenidad durante el día.

El agua no tiene calorías y no engorda.

Hay que tomar al menos 2,5 litros de agua y líquidos al día

si queremos que nuestro organismo funcione correctamente.

Si tienes ansiedad, el yoga y la meditación

pueden ayudarte a sentirte mejor.

No recurras a la comida para calmarla.

(Música)

¿Algún rebozado de esto así...?

No, porque lo tienes que freír.

(Música)

Para hacer un zumito de naranja, ¿no? Bueno.

¿Cómo vais? Muy bien.

Bien, bien no vais.

¿Esto qué hace aquí en el carro?

A Roberto esto le gusta. Sí.

Mojar en el Cola Cao, una pasada. Pero esto no.

Vale. Y esto tampoco.

Barquillos tampoco.

Buenas noticias: Las proteínas del pescado. Sardinillas,

atún en aceite... Todo esto es muy bueno para vosotros.

Siempre elegir los pescados que sean bajos en sal

para que no os entren más ganas de comer.

Sí, lo estoy entendiendo.

Por último, esta también es una buena noticia: las legumbres.

¿Por qué? Dan lugar a un nuevo ser, son semillas.

Tienen que tener los ingredientes muy equilibrados,

porque darán lugar a un ser completo.

(Música)

Ya saben lo que les conviene comer, pero, si quieren perder peso,

deberán hacer ejercicio y controlar sus emociones.

Cuídate, que la tensión que tienes ahora mismo te puede dar un meneo.

Que no es una broma, la tensión alta.

(Música)

Tiene 49 años. Es hipertensa, con tratamiento,

y tiene un problema con su sobrepeso.

Como es cantante de copla, a veces, le falta la respiración.

(Música)

El eco de Roberto está mostrando el movimiento de las válvulas

y la contractilidad del corazón.

Roberto, al haber hecho deporte,

ha cuidado su corazón, aunque haya ganado peso.

(Música)

Tienes la tensión algo alta para hacer la prueba de esfuerzo.

Pospongamos la prueba.

Te tomas ese vasodilatador y esperamos a que baje.

(Música)

Mientras la medicación actúa,

Roberto comienza su prueba de esfuerzo.

(Música)

Has hecho una prueba excelente.

Así que vamos a por ello.

Vamos a hacer ejercicio intenso para acelerar esa pérdida de peso.

(Música)

Maríah, ¿cómo estás? Bueno, bien.

Con un calorcito así, pero bien, bien.

Hemos hecho una prueba de esfuerzo muy corta

porque te ha subido la tensión. (DR) No hemos podido completarla

porque se te ha subido.

Sin duda, cuando vayas controlando tus emociones y perdiendo peso,

la tensión la va a ir mejorando en términos de control.

Tengo algo muy importante que deciros de las pruebas.

(ASIENTE)

De la tuya, Maríah.

En el ecocardiograma, cuando veíamos el corazón,

hay una imagen no identificada en una aurícula, una cavidad,

una imagen móvil.

Entonces, tenemos que repetir la prueba

para ver exactamente qué es esa imagen que no está nítida.

¿Y eso qué es? No sabemos exactamente qué puede ser.

En principio, no hay que preocuparse,

pero hay que identificar muy bien qué es esa imagen.

(SOPLA) Ya me estoy asustando un poquito.

No me hace mucha gracia eso que me dices. No me gusta nada.

Maríah, hablé con los cardiólogos

y hay que salir de dudas,

hay que saber qué es lo que hay ahí que se mueve.

Bueno, vale. ¿De acuerdo?

¡Jo, cuántos achaques me están saliendo!

Me siento mal, porque a lo mejor si me hubiera cuidado,

no me estaría pasando esto.

Creo, no sé. Es por echar la culpa a algo,

por poder sentirte un poco mejor.

No me lo esperaba.

Esto no me lo esperaba.

Harás la prueba cuanto antes y saldremos de dudas.

Bueno, estoy... ¡Estás en buenas manos!

Estamos pendientes de ti.

Le cuidaremos el corazón.

A Roberto se le acabó salir de madrugada a por bollos.

Deben empezar a cuidar el único cuerpo que tienen.

Es el momento de tomar el control sobre su peso.

(Música)

(DR) Aquí ves una cosa que se mueve. Eso es.

Hemos visto que no, que forma parte de la estructura normal del corazón.

(Música)

Me he venido abajo y he llorado como una niña.

Estás absolutamente normal.

Antes de saberlo, pensaba que mi vida cambiaría, con lo cual...

La verdad es que ha sido una alegría inmensa.

Hemos salido de dudas

y tiene un final feliz.

Tu corazón es así, ya está.

Estos dos días previos a la prueba, he comido muy mal,

porque es como si se me hubiera cerrado el estómago, por un lado.

He estado muy inquieta.

Y la verdad es que ha sido una noticia que me sentó... (SOPLA)

Increíblemente mal.

(SUSPIRA) Pensaba que...

...tenía que dejar mi trabajo por...

Las pruebas aparentemente eran normales,

pero vimos una imagen en una de las cavidades del corazón.

(DR) Lo que veía era una imagen

que podía ser como un trombito.

El seguir pensando que no podía seguir cantando,

que no podía subirme a los escenarios me estaba volviendo loca,

porque es mi vida, es lo que me gusta hacer y...

¿Os acordáis de Richard? Acabo de recibir un vídeo.

Veamos cómo va.

Hola. ¿Cómo estamos?

Era para deciros que quiero enseñaros una cosita.

¿Os acordáis de esta camisa, la que yo llevaba para grabar? Bien.

Pues resulta que he decidido ponérmela a ver qué pasa.

Y bueno, aquí tengo un resultado muy chulo.

(RICHARD) Para que veáis que esto me sobra.

Me sobra todo esto, chicos. Está muy bien, ¿eh? Y no es truco.

El ejercicio físico regula el nivel de glucosa.

Retrasa la aparición de diabetes de tipo dos.

El desayuno, las comidas y las cenas deben durar mínimo 20 minutos,

contando del primer bocado al último.

Hay que masticas y beber muy despacio, saboreándolo.

Si los padres tienen buenos hábitos,

sus hijos también los tendrán.

Hay que dar ejemplo a los niños comiendo fruta, verdura y legumbres.

(Música)

Maríah y Roberto, vaya sitio, ¿no? Jolín.

Os quería traer aquí para iniciar el plan de alimentación.

Tenéis todos los grupos de alimentos habituales,

y quiero que elijáis los que más os gustan.

Por ejemplo, Maríah, de los cereales.

(Música)

Bueno, has elegido el pan.

Sí, me encanta. Pan blanco.

Te daré una buena noticia: El pan no se debe suprimir.

Pues sí que es buena.

Eso lo hacen habitualmente personas que no saben abordar una dieta.

Los hidratos de carbono son necesarios para las dietas

porque incrementan el gasto calórico.

Vale. En cuanto al bollo...

Lo siento mucho, pero esto sí que lo vamos a retirar.

No solamente son cereales.

También hay grasas y azúcares de absorción rápida.

Roberto, aperitivos. Los tienes allí.

(Música)

No soy mucho de comer aperitivos, pero esto es lo que como a veces.

Esto no vamos a tenerlo en la dieta.

Por su gran cantidad de sal

y, en algunos casos, sí engordan.

En otros, no tanto. No aportan muchas calorías,

pero el nivel de sal es abrumador.

Y lo mismo te digo con esto. Se repite.

Se repite: Sal y, en algunos casos, como los cacahuetes, grasa.

De esto, nos olvidamos.

Maríah, elige un par de verduras que te gusten.

Vale.

(Música)

Brócoli y tomate.

El tomate es estupendo. Tiene licopeno, que es un antioxidante

que nos protege contra el envejecimiento.

Brócoli, fantástico. Me encanta.

También tiene antioxidantes

y aporta muy pocas calorías también.

Por lo tanto, los dos admitidos en nuestro plan de alimentación.

La selección de alimentos de Maríah permitidos en su dieta son:

Pan blanco, una rebanada con aceite en el desayuno.

Pavo, carne magra de ave a la plancha.

Lechuga, verdura saciante con mucha agua.

Mandarinas, fruta cítrica con vitamina C.

Infusiones, adecuadas para después de las comidas.

Aceite de oliva, para las ensaladas y el pan del desayuno.

Las preferencias de Roberto le permiten comer:

Arroz, cocido y en ración pequeña.

Pollo, asado sin piel con ensalada.

Coliflor, hortaliza con sabor y antioxidantes.

Sandía, fruta de temporada muy refrescante.

Cúrcuma, especia antioxidante que combina mucho.

Queso fresco, calcio y proteínas con menos grasa que los curados.

Mirad qué rico.

Hay dónuts, y de chocolate.

Le he dicho al doctor que no tomaré dulces y no, en esto no caigo.

(Música)

Hola. ¿Cómo estáis? ¿Habéis hecho piragua alguna vez?

Yo en El Retiro. (RÍE) ¿Con las barcas?

(Risas)

Son unas piraguas sencillas.

Vamos a hacer una carrera entre vosotros.

A ver quién es capaz de ir y volver más rápido hasta este punto.

(RÍE) ¿Que hay que dar la vuelta? Esa será la parte importante.

Al principio, los dos se han sentido un poco incómodos con la piragua.

Es una actividad instintiva. Sacaréis de dentro lo que hay que hacer.

Intentad disfrutarla, tranquilos.

Luego, intentad sacar fuerza y resistencia.

Sacar a Maríah de su zona de confort es bastante complicado.

¿Vale? (RÍE) Me da un poco de miedo.

(Música)

(PAULA-PAU) Roberto tenía un problema con el tamaño de la piragua.

Yo creo que le ha sobrado un poco de capacidad torácica.

No se podía mover con libertad.

(Música)

(PAU) Maríah ha tenido un momento de pánico y casi se retira.

(Música)

(PAU) Me ha gustado que, al recuperar la confianza,

se ha sentido mucho mejor y coordinaba mejor que Roberto.

Confío mucho en Maríah. Puede hacer eso y más.

Ella es la que no confía en ella misma.

(Música)

(PAU) Ha sido curioso ver cómo ella se picaba para intentar ganar,

pero al ver que Roberto tenía problemas, ha disminuido su fuerza

en esta actividad para dejar a Roberto ganar.

(Música)

Creo que al final he ganado yo, porque he dado vueltas.

Me ha gustado.

(PAU) La prueba ha sido muy divertida.

He podido valorar poco su resistencia,

pero se pueden someter a cualquier actividad deportiva de medio impacto

y creo que podemos encontrar la manera que mejor se adapte.

(Música)

Bueno, ya estoy aquí en el gimnasio. Me han puesto a hacer bicicleta.

La verdad es que... ¡Madre mía, cómo estoy sudando!

Que ojo cómo molesta la pancha, cómo molesta.

(RESOPLA)

Hoy Maríah va a dar un concierto. He venido para ver cómo reacciona

ante una situación inesperada y el papel que juega Roberto.

Contamos con la complicidad de su público.

♪ Ayer tarde yo cantaba

♪ mientras mi niña dormía. ♪

Os vamos a pedir que, cuando Maríah termine de cantar el primer tema,

no aplaudáis inmediatamente.

♪ Qué bonita que es mi niña, qué bonita, cuando duerme.

♪ Que parece una amapola entre los trigales verdes.

♪ Qué bonita que es mi niña, qué bonita, cuando duerme.

♪Que parece una amapola

♪ entre los trigales verdes. ♪

¡Sí, señor!

(Aplausos)

(Murmullos)

Muchas gracias.

Roberto ha tenido unos segundos de incertidumbre y preocupación.

Él siempre la cuida.

Que no hubiera aplausos le ha descolocado.

Me he sentido un poco retadora,

como diciendo: "No me aplauden, será por algo.

Debo esforzarme".

(Murmullos)

En el momento en el que no recibe el aplauso que esperaba,

ella sigue firme, convencida de que lo está haciendo bien

y que está gustando.

Muchas gracias por sus aplausos contenidos.

Se ha permitido hacer la broma de que hay aplausos contenidos.

(Risas y aplausos)

(PÚBLICO) ¡Que cante Roberto!

¡Que cante Roberto!

Cuando han salido los carteles, me he quedado... No me lo esperaba.

En sus miradas, ya me decían muchas cosas.

♪ Quiero en tus manos abiertas buscar... ♪

Él está convencido de que ella es una gran artista y se han relajado.

♪ Y que te sientas mujer solamente conmigo.

♪ Hoy tengo ganas de ti. Hoy tengo ganas de ti. ♪

(Aplausos)

Yo me siento muy bien cuando Roberto sube al escenario.

Somos muy cómplices

y me encanta sentir que está muy cerca de mí.

He mirado y me he emocionado.

Yo quería que hoy vivierais esa situación,

porque siempre Maríah es la artista, la protagonista.

Entonces, he pensado: "¿Qué ocurre si de repente se encuentran

en una situación en la que los dos comparten ese lugar tan especial?".

Ha sido muy bonito.

Ha sido una experiencia creo que interesante

para vosotros, para mí desde un punto de vista psíquico.

Creo que estás dando en las cosas que nosotros damos por hecho.

Yo te lo agradezco enormemente, porque nos haces abrir los ojos.

Gracias, Isabel. Eres un amor.

♪ ...tus manos abiertas buscar mi camino. ♪

Si no bajo de peso es porque algo pasa, ¿no?

Tendré algún chakra por ahí...

¿Puede ser eso?

¿O que yo no quiero desprenderme de mis kilos?

Ahí lo dejo. No me hace ninguna gracia.

Yo quiero trabajar con ellos un poco el impacto.

¿Qué sería de ellos dentro de 10, 15, 20 años o incluso más,

con 80 años, de seguir por este camino?

De no tener incorporada una mejora de sus hábitos.

Quiero ponerlos frente al espejo.

(Música)

¿Habéis visto lo que es llegar a mayor?

Esto no es un castigo. Es una oportunidad

que os damos para sentirlo.

Vamos a hacer que te sientas más mayor.

Me siento limitado y pesado.

Esto es una rodillera que simula

un problema de artrosis con la ventaja de que no duele.

Ya no es por la pesadez,

que esto se quita, sino por el día a día.

Lo que te ponemos es envejecimiento normal.

¿Normal es esto? (STEFAN-ST) Sí. Con el sobrepeso,

como ya llevas de por sí más peso encima,

te va a costar más todavía.

Yo no sé cómo se sienten los mayores, pero yo me siento fatal.

Son de retinopatía diabética.

He elegido estas para que veas como vería un paciente mayor

con diabetes y que no se ha cuidado el azúcar.

Es una cuestión de cuidarse antes.

Provocaré esa sordera típica que además te aislará.

Es como verme con 80 años y decir:

"En el camino que estoy, es lo que no quiero conseguir".

Maríah, no te caerás. (ST) No te caerás.

Me caigo para atrás. (ST) No.

Mi cuerpo no me responde a lo que yo quiero hacer.

O sea que va como más lento.

¿Qué tal, Roberto? ¿Cómo te sientes? Bueno.

Me siento un poco incómodo en el sentido de que tengo

algunas limitaciones. Pues así podrías verte

con 40 años más si no nos cuidamos.

Si ese sobrepeso no baja,

si todas las enfermedades derivadas de la obesidad

se detonan, podría ser tu caso.

(Música)

Lo que pasa es que ahora mismo no veo absolutamente nada.

Te escucho un poco mal. ¿Me escuchas mal también?

(Música)

Que él lo haya llevado mejor que yo me toca las narices.

Que yo lo lleve mejor aun con más peso también es normal.

Hacía deporte.

Yo veo esta experiencia positivísima.

Todo el mundo debería de probarlo aunque termine hecho unos zorros.

Están a tiempo de reaccionar. Si abandonan ahora su obesidad,

serán unos mayores independientes sin las limitaciones del sobrepeso.

¿Habrán aprendido la lección?

Ya tenéis otra cara. Totalmente.

Os habéis quitado 30 años de encima literalmente.

Totalmente. O 40 por lo menos.

Ahora estoy muy a gusto con mi cuerpo.

Ahora estoy superbien.

(Música)

¿Qué os parece? Le he puesto un poco de perejil porque me gusta.

Esto es de tomate, con queso blanco,

Esto es lo que suele ser más o menos nuestra ración.

Tiene buena pinta, ¿eh?

(Música)

Llevamos un mes trabajando con el tratamiento.

Maríah ha perdido cinco kilos. Eso es una buena noticia.

Y tú, Roberto, siete kilos. Muy bien.

Bajo mi punto de vista, ambos estáis progresando bastante adecuadamente

en cuanto a la pérdida de peso. Al hacer ejercicio,

no se pierde tanto peso, por decirlo apropiadamente,

porque ese músculo pesa más y reemplaza la grasa, que pesa menos.

Cuando haces más masa muscular, quemas más calorías.

Los músculos queman las calorías.

Vuestra cintura abdominal ha disminuido 9 centímetros.

(RÍE) Nueve centímetros tú y nueve tú.

Es una buena noticia. Esa grasa visceral

alrededor de los órganos,

la que oprime y crea más riesgo cardiovascular, está disminuyendo.

Me ha encantado ponerme los pantalones del año pasado

y que me estén un poco sueltos.

Ajá. Cuando estoy en el escenario,

termino menos cansada que antes.

¿Y tú, Roberto?

Me fatigo menos,

llego a lugares de mi cuerpo que antes me costaba llegar,

tengo un par de pantalones que no podía ponerme y...

Estoy muy contento.

Vuestro trabajo con Isabel.

Isabel te lo dice todo muy despacito para que lo vayas asimilando

y es muy interesante cuando te hace pensar.

Esta dieta es no solamente física,

sino que llego al punto de que sea mental.

Yo con Isabel realmente me siento reforzado, muy apoyado.

Conmigo, por ejemplo, ha trabajado el abrirme los ojos

y el darme cuenta de cosas

que antes yo las hacía de una manera mecánica.

Estás valorando si vas bien en este proceso o no por cuánto pesas.

Sí. En los espacios psicológicos,

en ti hay un cambio.

(ISABEL-ISA) Hablas de ti misma de una forma más completa.

Puedes incorporar algunos defectos, algunos errores,

que antes o bien no incorporabas o cuando hablabas de ellos,

les quitabas importancia.

Sí. (ISA) Eso también es un cambio,

que no pesa. Pero yo me centro en lo otro,

porque es lo que estoy viendo que no me está saliendo como quiero.

Pero entonces no eres justa al valorar los avances.

Si antes me comía un paquete de seis dónuts y ahora solo uno,

creo que he cogido las riendas. Antes me desbocaba.

Como de vez en cuando algún bollo, pero me noto más tranquilidad.

Esos pequeños pecaditos ahora no se notan,

pero ¿qué ocurrirá en el momento en el que ya hayas bajado más peso

y te cueste más perder, y esos pequeños pecaditos

sí empiecen a tener repercusión en la báscula?

Trabajo con Paula.

Sales del gimnasio y parece que estás volando.

Esa sensación de agilidad me parece superimportante.

Paula tiene conmigo un trabajo... (SOPLA) Pero mucho trabajo.

Me lo intenta poner muy fácil, me intenta animar,

intenta que haga los ejercicios, intenta que vaya al gimnasio.

Madre mía, qué mareo. Estoy sentada en el suelo,

porque me he mareado en la...

¿Cómo se llama? La alfombrilla esa que corre por el suelo.

(Música)

Hemos venido al gimnasio.

Queremos que veas lo que hacemos. A ver qué te parece.

Roberto va a hacer mis ejercicios,

y yo voy a hacer sus ejercicios.

(Música)

Escucha, Paula. Esto de ser monitora mola mogollón. (RÍE)

(Música)

No te he visto sudar mucho. Creo que es incómodo para ti.

Lo llevo muy bien. Te llevaré a otro sitio.

(Música)

Vamos a hacer ABE.

(Música)

Hemos hecho cardio, que Maríah me ha estado enseñando.

Yo le he enseñado máquinas, y hemos estado en la clase

con ABE, que ha sido muy divertida.

Yo creo que hemos sudado, nos hemos dejado la piel.

(Música)

He traído al doctor Cabrera

para que te explique cuál ha sido el proceso

desde las pruebas.

¿Cuál fue tu impresión?

Yo sentí que en cierta manera mi mundo podía cambiar,

que se me iban a limitar ciertas cosas,

que iba a ser mi vida más descontrolada,

porque cuando estás en una zona de confort,

y estás acostumbrado a ella y empiezan a decirte cosas

que te descontrolan. Parece

que mi zona de confort se iba haciendo más pequeña.

Me sentía más pequeñita, más vulnerable,

y me atacaban las dudas.

¿Y si no podía seguir trabajando?

Roberto, ¿tú cómo viviste cuando dijimos a Maríah

que había que repetir la prueba?

Realmente, a mí me preocupó. Me preocupó qué podía pasar, ¿no?

Las enfermedades nos eligen. Nosotros no las elegimos.

¿Nos eligen? Claro.

Entonces, al final, tú tienes la capacidad de detectarla.

Por ejemplo, estas pruebas significaron que tenía que mejorar

el control de su tensión.

Las emociones influyen directamente en nuestro corazón.

Llevando una alimentación saludable y nutritiva,

y haciendo ejercicio a diario es la mejor manera

de evitar ese riesgo de la enfermedad de la civilización.

Diabetes, obesidad, hipertensión...

Por eso ha venido José Ángel,

para desangustiaros, animaros a seguir trabajando,

y adelante, lo conseguiremos.

Este mes que llevamos de tratamiento,

realmente lo que me está costando es un poquito la dieta.

No es que quiera saltársela, es que se la ha saltado.

En algún momento, ha caído algún dulce.

Es un día sí, un día no y el de en medio también.

El otro día, se compró ocho dónuts.

Uno por semana.

Yo soy más estricta. Me enfado mucho con él,

pero es que no se le puede decir "hazlo" y te lo va a hacer.

Es un desobediente.

¿Cómo te ves físicamente, tu imagen?

Me veo muy guapa. Me veo muy favorecida.

Y sobre todo, me veo muy segura.

Uno, cuando tiene seguridad, es más interesante y seductor.

Nuestra actividad sexual es más intensa

y menos asidua.

Y yo eso lo valoro mucho más

que tener todos los días una cosa rápida.

Me ha favorecido muchísimo. A mí me ha venido de escándalo.

(Risas)

Roberto, ¿han mejorado vuestras relaciones sexuales?

La verdad es que sí. Se ha notado realmente un cambio.

Y nuestros momentos así del "pre", es más romántico.

A mí, me está gustando lo que estoy sintiendo.

Me siento mucho más satisfecha.

Eso me ha gustado. También le he visto muy guapo.

¿Tú no compites con Maríah?

Yo sí soy más competitiva. ¿Tú eres más competitiva?

Me gustaría ser como él. Saltarme la dieta y seguir perdiendo peso.

Y ganarle. Ganarle y decir:

"¿Tú has pedido 400? Pues yo 500".

Pimpinela. Totalmente.

Somos bastante guerrilleros.

Estas pulseras amarillas simbolizan el paso de fase.

Dejad vuestras pulseras rojas en la mesa.

Levantaos.

Maríah, ¿te comprometes conmigo a seguir trabajando

y conseguir el objetivo de salud que nos marcamos?

Por supuestísimo que sí.

Roberto, ¿te comprometes conmigo a seguir trabajando

para cumplir también tu objetivo de salud?

Sí, me comprometo.

Pues estás dentro.

El pasar de una fase a otra es como una superación conmigo misma.

Entonces... ¡Estoy que lo flipo!

El resultado es nuestro, pero es gracias a todo el equipo.

La constancia también es del equipo y el apoyo ha sido muy bueno.

(Música)

(PAU) Quiero intentar cambiar su concepción del deporte.

Tienen realidades opuestas, pero ninguno de los dos tiene

un adecuado concepto del ejercicio en nuestras vidas.

Hola. ¿Qué tal? Buenos días.

Esto es para que me veáis por la mañana. Así me levanto.

(Música)

Hemos venido a un parque de camas elásticas

para devolverles a la infancia, sacarles de esa realidad

a veces un poco oscura

y hacerles sentir como niños.

Cardiovascularmente, es muy interesante.

(Música)

Quiero que probéis dos sensaciones: primero, la ligereza.

(Música)

Y perder el contacto con el suelo.

(Música)

Entrad y veremos unos ejercicios muy básicos.

Al rebotar, intentad estar rígidos para que sea más efectivo.

(Música)

He perdido el control de mi cuerpo durante mucho tiempo.

Estoy un poquito fatigado. Este deporte,

este ejercicio que he hecho hoy requiere esfuerzo.

Son sensaciones básicas.

(PAU) ¿Qué tal? Sensaciones básicas de que me ahogo.

Eso quiere decir que nos falta trabajo cardiovascular.

(Música)

(PAU) Él tiene mejor control corporal

y más seguridad.

Y Maríah, ese descontrol la hace paralizarse.

porque siente que no realizará el ejercicio correctamente.

Al principio, un poco mal,

porque te desequilibras, te parece que todo se mueve a tu alrededor,

te mareas un poquito.

Pues la verdad es que el equilibrio bastante mal.

¿Será posible que no me responde mi cuerpo como yo quiero?

(Música)

Para Maríah, hacer este ejercicio, creo

que tiene mucho miedo a hacer algo

que se salga de lo habitual.

Al verle que lo hace, me mola.

Digo: "Macho, que yo no puedo". Para ella ha sido un esfuerzo.

Si mañana hiciese el ademán yo de apuntarme, ella no se apuntaría.

Si él se apuntara, sí me vendría.

Lo que pasa es que yo no haría ciertas cosas.

(PAU) Me ha gustado ver los progresos que ha hecho Roberto en el gimnasio.

No se sentía tan cansado como ella.

Maríah, sin embargo, se agotaba muy fácilmente

y eso la paralizaba.

Estos ejercicios me han motivado

a apuntarme y hacer este tipo de ejercicios,

sobre todo, donde haya más riesgo. Me gusta, me gusta mucho.

Se han divertido, hemos hecho ejercicio, han sudado y han visto

una manera diferente de entrenar y pasar el rato con algo saludable.

Pues yo ya con mi caminatilla.

Me dolía la pierna.

Tengo ahí un pequeño dolorcillo. No sé de lo que es,

pero ni punto de comparación de cuando empecé.

Someterse a dieta, igual que cualquier renuncia

cuando hay objetivos a largo plazo, es muy duro.

Fantaseamos con la posibilidad de que el proceso se acelere

o incluso de que pudiéramos hacer aquello que está prohibido

sin tener ninguna consecuencia.

Hoy, os abriré un mundo de posibilidades.

Para eso, le he pedido a una persona que nos acompañe.

- Hola. - Os presento a Pedro.

Habláis de fantasear.

Fantasear con la comida y con esas tentaciones que tenemos.

¿Os gustan las chuches? A mí no.

A mí me encantan. A mí también.

La tentación que más me está costando es los dulces.

¿Tienes ganas? Me encantan.

- Pues cómetela. - ¿Te encantan?

¿No? No, te lo agradezco.

Será verdad. Para mí.

De vez en cuando, caigo.

Me lo he saltado. Esta mañana, me he comido un bocadillo de jamón.

Es todo muy rápido. Para mí, lo hago y no pienso en nada.

Roberto se lo salta constantemente.

No me reprocho nada.

No por un día o dos, me voy a sentir mal por ello, ¿no?

Os voy a dar una solución para una vez que has fantaseado bien,

ponerle solución.

En estos casos, os voy a enseñar lo que hago para ponerle solución.

(Música)

(Risas)

No hay ningún problema. Yo le pongo solución.

Isabel os explicará cómo solucionarlo vosotros,

porque esto es complicado.

(RÍE) Gracias. Gracias, Pedro.

¿Qué os parece esta opción?

Fantástico.

Es magia, por eso tenemos que entrenarnos

en otras estrategias

para evitar las tentaciones y ser conscientes de que lo que uno hace

tiene consecuencias.

Roberto y Maríah han visto representado en este truco

lo que a veces es el anhelo de nuestros deseos.

Hacer aquello que uno desea obviando sus consecuencias.

Estaría fantástico que algo así mágico uno pudiera hacerlo,

pero indiscutiblemente creo que la vida requiere un sacrificio.

(Música)

Ha llegado el momento de saber si pasan a la fase de pulsera verde.

Paula, ¿qué tal con ellos?

Hacen un trabajo muy intermitente,

pero no lo han afianzado de manera que vaya a durar en el tiempo.

Así que a mí me gustaría poder seguir trabajando con ellos.

(ISA) Cambios hay.

Ella al principio hablaba con mucho humor,

pero muy desafectuada, sin preocupación de sus limitaciones.

Ahora se preocupa.

Roberto se busca sus excusillas para incumplir, sobre todo, la diera.

Sabía que se la saltaría,

pero una serie de vicisitudes, como lo del corazón de Maríah

incluso razones médicas,

aconsejaban tener otra línea de trabajo, no ser tan duro.

Basada en el reforzamiento positivo. Exactamente.

Sería, bajo mi punto de vista, contraproducente

no darles la pulsera verde, por lo menos, condicionada.

Si no hubiera tomado los dulces, creo que me sentiría deprimido o algo.

(Música)

Maríah, has perdido 9 kilos, pero 15 centímetro de cintura.

Muy buena noticia.

Roberto, 12 kilos y 13 centímetros.

Son dos buenas noticias.

Queda todavía mucho camino, pero lo recorreremos juntos.

A Maríah Lora la descubrió Roberto.

La primera vez que la escuché, me quedé impresionado.

Debo decir que, gracias a él,

hago lo que me gusta y estoy dándome a conocer

con lo que realmente siempre he querido desde que tenía 14 años.

Ella tiene una capacidad impresionante.

Lo disfruta, lo vive, lo siente. ¿Cómo no voy a apoyarla?

¿Cuál fue tu motivación para entrar al mundo de la canción?

Realmente, fue una motivación muy emocional.

Es como si yo transmitiera a otras personas

la pequeña historia que yo estoy contando.

Roberto, tú fuiste el descubridor de Maríah de alguna manera, ¿no?

Cuando la conocí, vi que era un talismán

y que subirse al escenario le daba un poco de vergüenza, ¿no?

Digamos que ella no se atrevía a subir sola.

Yo la escuchaba cantar y decía: "Esto es impresionante".

¿Cómo no voy a apoyarla?

A veces, me olvido un poco de mí para apoyarla, es verdad.

♪ Llorando a solas.

♪ Ay, qué pena, madre. Madre, qué pena. ♪

♪ Por la herida.

♪ Por la herida. ♪

♪ Campanero.

(PÚBLICO) ¡Olé!

♪ Es morir de amor.

♪ Soy mendigo de sus besos. ♪

¿En qué escenario querrías cantar? En el teatro Carlos III.

Desde que empecé,

mi gran ilusión es actuar ahí.

(Música)

Llevamos semanas trabajando en la fase de pulseras amarillas.

Hemos hecho un trabajo constante.

En algunos casos, irregular, pero constante.

Es el momento de saber si pasáis a la fase de pulseras verdes.

Maríah, el ejercicio físico,

te costaba arrancar. Mucho, sí.

Roberto, la dieta nos la hemos saltado.

Sí. Pero los resultados son buenos.

Tenéis más seguridad en vosotros mismos.

Eso también era uno de los objetivos de salud.

Dadme vuestras pulseras amarillas, por favor.

La mía se me resiste. Sí, pero...

Saca lo del sobre.

Pulsera verde.

(RÍE) ¿Contenta? Muchísimo.

Poniéndolo todo en la balanza,

pesa mucho esa seguridad en ti misma,

porque estás perdiendo peso.

Por tanto, te daré la pulsera verde condicionada.

Te la puedo quitar. Vale.

Pero tienes que seguir trabajando así.

Maríah, ¿te comprometes conmigo a seguir trabajando

y cumplir definitivamente tus objetivos de salud?

Me comprometo.

Siempre con el doctor Romero.

Estás comprometida.

Roberto, tu sobre.

Tachán, tachán.

Verde que te quiero verde. Verde que te quiero verde.

¿Te comprometes conmigo a seguir trabajando

y cumplir tus objetivos de salud?

Me comprometo con el doctor Romero.

Estáis comprometidos condicionalmente.

Ahora, Maríah, ha llegado tu momento.

Así que adelante.

Muchas gracias. De nada.

(Música)

♪ El fin muy cerca está.

♪ Lo afrontaré serenamente.

♪ Ya ves, yo he sido así. ♪

El objetivo de Maríah es llenar este teatro.

El mío, que ambos consoliden la pulsera verde.

Para eso, tenemos que seguir trabajando.

Lo veremos en los próximos programas.

Soy el doctor Romero.

♪ Si bien,

♪ todo ello fue a mi manera. ♪

(Música)

Hola. Soy Gema Pérez.

(Música)

Soy Paloma López.

¿Sois amigas? (AMBAS) Sí.

(Música)

No me encuentro nunca con mi cuerpo a gusto.

Para mí, esto...

(Música)

¡Esto son los kilos!

(Música)

¿Te comprometes conmigo para hacer el tratamiento

hasta el final? Sí.

Sí me comprometo.

Estáis dentro.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Programa 2

Doctor Romero - Programa 2

02 ago 2017

Mariah y Roberto son un matrimonio adicto a la comida. Ella es cantante de canción española y él su más fiel admirador. Sobre el escenario los trajes de la artista ya no la dejan respirar. Nunca imaginaron que comer de forma descontrolada afectaría tan seriamente a su salud.

ver más sobre "Doctor Romero - Programa 2 " ver menos sobre "Doctor Romero - Programa 2 "

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos