www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4133744
Para todos los públicos Doctor Romero - Programa 1 - ver ahora
Transcripción completa

Esto es un medidor de sal.

A partir de la tercera casilla, el nivel de sal es no saludable.

Veamos qué pasa con las aceitunas de los bares y hogares españoles.

(Pitido)

Sin comentarios.

(Música)

Pilu y Richard tienen un serio problema de sobrepeso.

La obesidad ha bloqueado sus vidas y afecta seriamente a su relación.

He aceptado el reto de que recuperen su salud.

Soy el doctor Romero.

(Música del oeste)

Conozco el mundo de la comunicación.

Y sé que detrás de enfermedades de la civilización como el sobrepeso,

hay factores emocionales.

Trato a parejas con obesidad para mejorar su motivación.

Mi reto es cambiar sus hábitos porque siempre hay punto de retorno.

No hay alimentos buenos o malos, depende de si son saludables.

Sí, estoy comiendo aceitunas.

(Música)

Para practicar mi tratamiento, convocamos a parejas con obesidad

con un vínculo emocional.

Parejas sentimentales, madres e hijos, hermanos, amigos...

Seleccionamos siete parejas con un alto grado de motivación.

(Música)

Hay tres fases marcadas con pulseras de distinto color.

Pulsera roja: se comprometen para iniciar el tratamiento.

Pulsera amarilla: la pareja progresa y pasa de fase.

Pulsera verde: han cumplido el objetivo de salud que marcamos.

Tengo dos colaboradoras.

Isabel Añoro, psicóloga clínica, les ayudará

a controlar sus emociones y adquirir hábitos.

Paula Butragueño, preparadora física,

les devolverá el gusto por el ejercicio.

(Música)

Me llamo Ricardo Albert Muñoz,

tengo 32 años.

Yo me llamo Pilar Marín, tengo 32 años. Me llaman Pilu.

Queremos ya, de una vez por todas... Aprender a comer.

Se conocieron hace diez años y, desde entonces, no se han separado.

Él es informático y ella dependienta.

Mi hermano, en el instituto y el colegio, no estaba gordo.

Tuvo una lesión en el instituto y yo creo que fue el desencadenante.

Ella voluntad tiene mucha, pero el marido la mete en la comida.

Porque las gorduras no son nada buenas.

Richard sufrió un tromboembolismo pulmonar y se medica.

La maternidad para Pilu es un sueño por miedo a un embarazo de riesgo.

¿Tienes sobrepeso desde cuándo?

Pues ya de bastante tiempo.

A lo mejor alrededor de unos 10 años, una cosa así.

¿Cómo llegasteis a esto? Mucho descontrol.

¿Comes impulsivamente? Sí.

¿Cuánto te comes de una sentada impulsivamente?

Para que te hagas una idea, como dos platos de espaguetis,

pero bien cargados.

¿Y tú, Pilu, cuánto comes? En vez de ser un plato normal,

por arriba, que sobresalga. ¿Y picar? Picas.

No, yo no. Yo soy el que pica.

¿Qué picas? Una bolsa de patatas,

y tomaba ya cervezas...

Muchos de sus problemas se esconden aquí.

Veamos. Salsa pesto.

Para gastar el contenido del bote, necesitas correr tres horas.

Queso en aceite, necesitas nadar dos horas.

Demasiada grasa entre plásticos.

Helado de chocolate, subir escaleras una hora.

Un pimiento, para adornar.

Esto se tiene que acabar.

Hicimos un día una paella y nos la comimos tan rápido

que dijimos: "¿A qué sabía?". Sí.

Nos pasa eso muy a menudo, de comer y decir...

No sé qué he comido.

Sí, algo. Una cosa así.

Muchas veces decir: "¿Te ha gustado?",

No me he dado ni cuenta. Ni nos ha dado tiempo.

Que nuestro cerebro reaccione al sabor, no da ni tiempo.

¿No lo percibís como algo anormal,

comer algo y no saber a qué sabe?

Joder, es que somos la...

Comen mucho muchísimo.

Cuando vienen a casa, ya no sé qué sacar para que dejen de tener hambre.

Ese come de todo. Todo lo que le echen está bueno.

¿Lo achacáis a que no hacéis ejercicio además?

No, el ejercicio tampoco.

No hacemos nada. No.

(Televisión)

Qué gusto.

Pasan muchas horas sentados en casa.

Cuando se desplazan, utilizan el coche o el autobús

y pocas veces van andando.

Aún no han descubierto los beneficios de pasear 30 minutos a buen ritmo.

¿Cuál ha sido el peor día de tu vida con relación al sobrepeso?

Yo creo que fue el día que me pegó el trombo.

Es un coágulo que se forma dentro de un vaso sanguíneo.

Lo grave es que se tapone y haya una falta de riego

en un órgano vital como el corazón o los pulmones.

Me asusté mucho porque yo no me lo esperaba. Me llamó:

"Que me duele el pecho. Vente, que no puedo respirar. Que me ahogo".

Salí corriendo, le metieron en el hospital.

"Es una infección", dijeron.

Y luego: "Que no se mueva, que es un trombo".

Nos dimos un susto tremendo.

Fue un susto.

Me he recuperado, estoy con un tratamiento de Sintrom.

Intenté retomar hábitos saludables.

pero me vine otra vez abajo,

porque ya cuando perdí el trabajo y eso...

Después de dos años, volví a engordar bastante.

¿Dónde falla para no adelgazar?

Quizás en que él quiere, pero no tiene el "voy a hacerlo",

el ímpetu de "no, tira todo, que no voy a picar nada",

la debilidad, quizás, de "me apetece esto o lo otro".

No pone límites de "se acabó, hasta aquí".

¿Y tú de ella?

Yo creo que, para tenerme a mí contento, me sigue.

Creo yo, que me sigue mucho. Menuda alegría tenéis.

Esto es una alegría enorme.

Me da rabia, porque debería ser de las de "venga, tira".

Y haber tirado yo de él en vez de él de mí, pero...

Estoy débil o algo. Claro.

Mi hijo es el primero que tiene que ponerse las pilas, ante todo él.

Yo siempre estoy riñéndole.

Yo siempre digo: "tú no sabes cómo estás, pero un día te pasará algo".

Él está mal y nosotros también.

Richard lo que tiene casi es una obesidad mórbida.

Se tiene que quitar muchos kilos de encima.

Pues sí.

Pero ¿a que se puede conseguir? Se puede conseguir.

Preguntároslo entre vosotros.

¿Lo conseguiréis o no?

Vosotros sois lo que tenéis a perder.

Claro que sí. Hay que poner todo nuestro empeño y estar a tope

y no venirse abajo para nada.

(Música)

Estas pulseras son el símbolo del compromiso con el programa.

Pilu, ¿te comprometes a seguir el compromiso a rajatabla?

Sí, me comprometo al 100 %.

Pues estás.

Richard, ¿te comprometes con el doctor Romero

para seguir el tratamiento y llegar a tu objetivo?

Sí, me comprometo.

Estáis comprometidos con el programa con esa pulsera.

Tenéis que llegar al final del tratamiento

y no defraudar a toda esa gente que os apoya.

Piluca y Richard, por favor, os pido

que sigáis las instrucciones a rajatabla del doctor Romero.

Que ahí está para apoyaros, llamadle antes de meter la gamba.

Poneos las pilas y haced todo lo que os digan a la perfección.

Me tienes en casa. Aunque esté siempre liado,

me llamas y lo dejo todo para ir.

El doctor Romero es el que os dice lo que tenéis que tomar.

Y no lo dudéis, que es que lo hace con toda el alma,

porque el comer bien es lo importante.

Pero, sobre todo, los que tenéis que hacerlo sois vosotros.

A ver si esta vez no te acobardas y vas a por ellas, ¿vale?

Sé que lo vais a conseguir. Vosotros podéis, sois mis héroes.

Cambia la televisión por paseos a paso rápido.

Diviértete moviéndote. Duerme ocho horas.

A las 12 de la noche, debes estar en la cama.

Cuando duermes, ni comes ni tienes la tentación de picar.

Arranca el día con una ducha.

Primero tres minutos de agua caliente y dos minutos con agua templada,

de los pies a la cabeza.

Isabel, ¿cómo podemos ayudarles?

Vamos a empezar valorando algo muy sencillo y muy básico.

Percepción que tienen de su imagen corporal, del volumen de su cuerpo.

Quiero que dibujes ahí tu silueta,

lo que tú crees que es tu silueta. Vale.

Paula, la obesidad de Pilu y Richard les limita al hacer ejercicio.

Ellos pensaban que pasear al perro era deporte.

Chicos, ¿verdad que sí? Sí.

¿Qué tipo de ejercicio les conviene?

Necesitan ejercicio cardiovascular, pero no vale sacar al perro.

Es una actividad continua durante 40 o 50 minutos.

Caminar rápido, montar en bici,

algo que os acelere el corazón y lo mantengáis.

Perfecto.

¿Ese es tu perfil? Más o menos así.

Pues ahora, ponte de perfil ahí y vamos a ver lo real.

Pilu, el contorno.

¿Qué te parece? ¿Cómo lo ves? Muy grande.

Mucha diferencia de lo que ha hecho a lo que he visto yo.

Hay mucho espacio por aquí que está relleno de ti.

¿No?

Está un poco desajustado.

A veces, lo creemos de nosotros no coincide con la realidad.

Hagamos una prueba de elasticidad. Vale.

Con las piernas abiertas, la cadera recta y sin flexionar las rodillas,

vamos a intentar poner la palma de las manos en el suelo.

Ahí, y subimos despacito.

A ver si podemos. Ni con la punta de los dedos.

Yo no sé, con estas limitaciones que tengo encima.

Muy bien, Pilu. Os quedáis ahí a un palmito, ¿no?

Sí, más o menos. Vale. ¿Qué es lo que más os limita?

El estómago. El volumen.

¿Veis? Es también una cuestión de libertad de movimiento.

Es una de las cosas que os iréis sintiendo mejor.

El ejercicio os ayudará mucho.

(Música)

(Música)

Una dieta saludable pasa por una buena compra.

Los puntos débiles de Pilu y Richard son:

El exceso de carnes rojas y los precocinados.

Diez. Aquí hay cinco para cada uno.

¿Te vas a comer todo ese rollo?

Carne picada, sí.

Chuletones.

¿Fideuá? Es de marisco, no tiene carne.

Chicos, ¿qué tal? Hola.

¿Bien? La compra, nada bien.

Pasta, sí, esta, pero no la que tenéis aquí.

¿Por qué? Precocinado.

¿Por la sal?

Y las grasas. Vale.

Échalo al carro.

¿Esto para qué?

Proteínas de origen animal, proteínas de origen vegetal.

Las legumbres, al carro.

El aguacate, esto tiene grasas. Sí.

No hay que privarse, pero poquito para vuestra situación.

¿Te refieres que echemos la mitad? La mitad.

Vale. Pero no comerse dos aguacates.

Tú te los comes. Sí.

Y a veces repites. Y hasta con los nachos.

Exacto.

(Música)

Pilu y Richard, ¿os pesáis habitualmente?

No.

¿Por qué no os pesáis?

No queremos ver lo que pesamos. Efectivamente.

Pilu y Richard llevan años evitando la báscula.

Aquí, además de su peso, van a conocer los resultados

de las pruebas médicas.

El metabolismo basal es la energía que se gasta en reposo

por que funcionen todos tus órganos.

Lo que hay que comer es las calorías para mantener tu organismo

y las que correspondan al ejercicio que haces.

No más, pero seguro que vosotros coméis mucho más.

Sí. Efectivamente.

Mucho más.

Y os sobra, y porque os sobra, lo guardáis.

Ya. Claro.

Pero vosotros sabéis que hay neveras, ¿no?

Donde podéis guardar. Efectivamente.

Podéis dejar las calorías. Sí.

Y no llevarlas en el cuerpo andando todos los días, 24 horas, 365 días.

Eso lo sabéis.

Richard, tú pesas 169,8.

Prácticamente es 170 kilos.

Pilu, 94,5.

Madre mía.

Es más, vuestra cintura abdominal:

Richard, 2,10 metros.

Joder.

Pilu, 119 centímetros.

Tu contorno. Mucho.

A partir de 88 en mujeres ya es un contorno de riesgo.

A partir de 102 cm en hombres ya es un contorno de riesgo.

Richard, tienes 2,10 metros.

Lo duplicas. Joder.

Madre mía. ¿Cómo hemos llegado a esto?

Sí, la verdad. Madre mía.

La grasa visceral se almacena en la cintura entre los órganos.

Se asocia a diabetes e hipertensión y entraña un riesgo cardiovascular.

Richard, con 167,8, ¿cuántos kilos crees que tienes que perder?

¿Unos 80 kilos?

Ochenta, 85 kilos sería, para tu estatura, un peso bueno.

Un peso bueno.

Pilu, con 94,5, ¿cuántos crees? ¿Treintaicinco?

Quizá 35 son muchos, pero con 30 kilos,

sería un peso ya adecuado. Vale.

Pero 30 kilos son muchos. Sí.

Y 85 ya no te cuento. Ya.

Richard, esto son 80 kilos de grasa.

¡Los que debes perder!

Os hemos traído para que sepáis lo que es la grasa, lo que significa.

Es que te ponen un plato de algo y te entra gana de comértelo

porque te gusta, ¿no? El deseo del sabor.

Esas cosas que te da cuando comes algo que te gusta mucho.

Esto y luego, yo qué sé, será porque cada vez que me dicen:

"Adelgaza", yo adelgazo, pero...

A los mejor a los tres días me pego un atracón, pero por los nervios.

¿Tú, Pilu, tienes la misma ansiedad? No.

Yo... Entonces ¿por qué lo haces?

La verdad es que te soy sincera, totalmente sincera,

no sabría decirte cuál es el fin de por qué lo hago.

Lo hago y me gusta comer.

¿Por seguirlo a él?

Puede ser que sea eso.

Yo creo que Pilu está, actualmente,

muy concienciada de que lo puede conseguir.

Veo a Pilu con fuerza de voluntad para conseguir lo que quiera.

Ella voluntad tiene mucha.

Pilu quiere adelgazar y cuando está más delgada se ve mucho mejor.

Pienso que un matrimonio que va a ritmos diferentes

puede ser un problema a largo plazo o a corto incluso.

Lo más importante es el acoplarse.

El problema es quién atrae a quién.

Porque si es que es Piluca la que, afortunadamente,

le consigue que Richard vuelva a adelgazar, vuelva a centrarse,

porque claro, todo eso, la ansiedad le provoca,

pues eso, que pida comer y tal y se descentre a veces.

Él quiere adelgazar, no puede.

Él quiere conseguir un trabajo, y claro...

Va allí y le dicen que ya le llamarán.

Ya te llamarán.

¿Es así siempre? Efectivamente.

Mi objetivo es adelgazar

para encontrar trabajo.

¿Qué piensas de opinión de tu suegra?

Que tiene razón.

Yo realmente tengo ganas de adelgazar,

pero luego me desanimo completamente.

Me asombra que digas eso.

Tu suegra está planteando separación entre vosotros.

Lo había entendido.

Sí. Plantea eso.

¿Y tiene razón?

Si tiene razón... No me refiero a eso.

No estás entendiendo nada.

Tu suegra está planteando la separación.

Si Piluca lo hace y tú no, hay matrimonios que van a distinto ritmo

y, entonces, ya sabes lo que tienen que hacer.

No digas que tienen razón. ¿Qué opinas?

Si no ponemos remedio, estamos juntos y no nos hacemos bien.

Más bien mal.

¿Tú llegarías a una solución así?

No creo, pero si...

Viéndolo de otra manera,

si seguimos así y pasan los años y cada vez él va a peor,

porque ha tenido un trombo,

y sigue, que puede ser un infarto.

Sí, que puede ser. Y al final esto es una pelota

que se puede hasta quedar en una silla...

En una silla de ruedas, sí.

O con algo peor.

Entonces, yo como persona, tampoco querría eso para él.

A lo mejor necesitaría otra persona que le diera más caña,

o que fuera más deportista o más sana. Entonces...

Está bien ver lo que la gente ve de nosotros desde fuera

para decir: "Ahí va, si nos están viendo que no va bien".

No éramos conscientes.

Yo no era consciente... Yo tampoco.

...de que se veía tan "os hacéis daño".

(Música)

La obesidad daña el corazón.

Por eso, al primer especialista al que visitar es el cardiólogo.

Lo que te está haciendo Silvia es un ecocardiograma.

Con eso, vemos la contractilidad de tu corazón.

Se ve bien tu corazón.

Se ve que tiene fuerza, bombea bien.

Yo sigo positiva siempre. Eso es algo que nunca perderé.

Ese es tu corazón.

No es latido de ningún niño. Pega fuerte.

Te gustaría ser madre, ¿no? Sí.

Sí me gustaría, sí, pero soy consciente de que ahora mismo no...

Tengo que perder el peso, sino sí que sería diabética.

Tú eres muy joven y, en cualquier caso,

la pérdida de peso te va a venir muy bien

para saber si en algún momento podemos retirar el Sintrom.

(Música)

Pilu ha entrado en la cinta con una frecuencia cardíaca

bastante buena y baja. Tiene un electrocardiograma normal.

Ha empezado con una frecuencia baja y se le ve,

en relación con otras personas, que su frecuencia responde bien

dentro de lo que es estar en este contexto, en este escenario.

(Música)

La tensión te ha subido un poco

y es normal por el sobrepeso.

Hemos comentado que eso favorece que la tensión máxima, la sistólica,

haya subido con el esfuerzo.

Richard tiene que poner de su parte

y dejar las excusas. No es el momento de engañarse.

No llegaste a completar la prueba y solo aguantaste 6 minutos y medio.

Ya. Vemos primeros cambios en tu corazón.

Ya está cambiando. Es más, se ha producido

alguna extrasístole en la recuperación.

Se ha contraído de modo anormal.

Tienes que ser muy consciente de que, si no pones remedio ahora,

este corazón va a seguir cambiando a peor.

Vale.

Un día va a ocurrir que, yendo a coger el autobús, corréis,

y podéis tener riesgo cardiovascular.

¿Yo el azúcar lo tengo bien?

Porque a mí me gusta mucho el dulce y abuso un poco, bastante del dulce.

Según la analítica, la glucemia está en valores normales.

Eso no quiere decir... Que se dispare, ya, ya.

...que no se vaya a disparar. Claro, es que eso...

El problema es que no tenemos fecha

para poner cuando se detona una enfermedad.

Eso lo produce la obesidad.

¿Hay punto de retorno? Sí, pero tenemos que empezar ahora mismo.

Pilu contenta a Richard en vez de tomar las riendas de su salud.

Tienen que cambiar el rumbo.

No hay que comérselo todo por obligación.

La sensación de saciedad llega. Hay que saber esperar,

no comer de forma automática.

Todo lo que tomamos, excepto el agua y las infusiones, aporta calorías.

Caramelos, chicles y refrescos también.

Muchas veces, no es hambre lo que sentimos.

Lo confundimos con ansiedad, inquietud, prisa o aburrimiento.

Muévete, bebe agua y cambia de escenario.

¿Habéis visto qué paisaje?

Estoy flipando. Este no, este.

Quiero haceros una propuesta.

Si vosotros seguís un plan de alimentación saludable,

os dejo elegir dos alimentos de cada grupo, ¿qué os parece?

Empezamos contigo. Cereales.

(Música)

Vale. Pues mira, vamos a ponerlos aquí.

El pan integral, estupendo.

Pero que no lleve grasa. Vale.

Lo tendréis en pequeñas proporciones. Vale.

Vamos a por la salsa. Hay que ponerle alegría a la vida.

La verdad es que sí.

(Música)

Así. Vale.

Ya coges tres. Te digo dos y son tres ya.

Es que tengo una duda. Si es por la duda...

Venga, a ver. En las ensaladas echo bastante soja.

Y yo no sé si es bueno echar bastante soja o no.

Bueno, pues mira, la salsa de soja tiene mucha sal.

Si empapamos, regamos toda la ensalada, al final

hacemos salsa de soja con lechuga y no lechuga con salsa de soja.

El kétchup, ¿tú crees que es saludable o no es saludable?

Que no es saludable.

Pues yo creo que sí. ¿Por qué?

Esto no está frito. Esa es la clave. No está frito.

Si no está frito, tiene menos grasas.

Por lo tanto, el kétchup puede ser un producto perfectamente consumible

en un plan de alimentación sana.

(Música)

Berenjena, pimiento.

¿Te gusta mucho? Sí.

Pues la berenjena es estupenda.

Ojo con freír la berenjena, ojo con rebozar la berenjena.

La berenjena absorbe mucho aceite.

Por tanto, estamos siempre a vueltas con las grasas.

Pimiento, estupendo. Crudo, cocido o asado.

Ensalada de pimientos, ¿os gusta? Sí.

¿Con atún? Sí.

Eso lo compro ya.

Muchos de los alimentos que habéis elegido,

se puede introducir en vuestra dieta porque ya los usáis.

Ya los coméis.

Os gustan. Sí.

Los alimentos de Pilu que usaré en su plan de alimentación son:

espaguetis, la base en las ensaladas de pasta,

lentejas, para las ensaladas de legumbres,

huevos, buena poteina,

fresón, fruta apetecible con pocas calorías,

judías verdes, verdura con muchas posibilidades,

pimienta, un condimento antioxidante con muchas propiedades,

yogurt desnatado, solo o acompañado de muesli como fuente de fibra.

Las preferencias de Richard le permiten comer:

pan, una rebanada en el desayuno,

garbanzos, para las legumbres con verduras,

sepia, proteína limpia sin grasa,

berenjena, verdura asada para guarnición,

pera, fruta con mucha agua,

orégano, una alternativa a la sal,

queso fresco, proteína y calcio con menos grasas.

Hola, buenos días. Buenos días.

Aquí estamos, desayunando un poquito.

Los zumos. Nos hemos comido las dos tostadas

con tomate. Efectivamente.

Y nada, desde hace un día y medio más o menos,

desde antes de ayer por noche, ya no tengo tanta hambre.

Lo voy llevando mejor.

Los primeros días no he pasado hambre,

pero ya los demás días ya sí he notado el...

"joder, que tengo hambre".

Isabel espera a Pilu y Richard para jugar a algo más que pingpong.

El tenis de mesa hoy me va a servir para medir vuestra competitividad,

agresividad, tolerancia al fallo.

Tenéis bajo la mesa unos polvos de colores,

y tenéis que mancharos las suelas de los zapatos.

¿Preparados? Sí.

(Música)

La capacidad que han mostrado para moverse ha sido muy pequeñita.

Han permanecido siempre más o menos en la misma posición

Al tener que ir a buscar la bola, esperan que fuera hacia ellos.

¿Cómo os habéis sentido?

Bien. Bien.

Creo que Pilu y Richard tienen que trabajar la espontaneidad,

la capacidad de afrontamiento.

Todas esas cuestiones les permitirán, no solo avanzar en el proyecto,

sino también disfrutar.

Hoy toca pasta con verduras.

Tenemos la pasta, que la hice ayer porque, si no, no me daba tiempo,

y esto es lo que le voy a poner: tomate natural,

un puerro, cocido en este caso, y pimiento asado.

Y me estoy haciendo un filetito.

Ni le echo aceite, ni le echo sal, nada. Únicamente le echo pimienta.

(Música)

El salto de vallas es un ejercicio con movimientos de todo el cuerpo.

Quiero probaros un poco para ver qué tipo de entrenamiento hacer.

¿Qué os gustaría?

A mí, lo que me gusta es hacer bicicleta.

Soy más de baile.

Lo de la valla...

Se trata también de sacaros de vuestra zona de confort.

No os asustéis con las vallas.

No la saltaremos, pasaremos en dos pasos.

Hacedlo lo más grande posible.

Pues venga. ¡A por ello!

Bueno, mira, saltándolas.

(Música)

Venga, rápido.

Muy bien.

(Música)

¡Eso es!

No pasa nada.

Cuesta mantener el equilibrio.

Venga, bien.

¡Muy bien! Olé, le has sacado cinco segundos.

Estoy muy sorprendida con su prueba física.

Está muy bien para no hacer ejercicio habitualmente.

Al preparar el circuito, pensaba que les costaría hacerlo.

Te has sorprendido a ti mismo, ¿no?

Después de tanto tiempo sin hacer un esfuerzo tan grande,

darle un poquito al 100 % al rendimiento de mi cuerpo,

se ha portado bien.

Ha sido curioso cómo ambos creían que Richard iba a ser mucho peor,

y ha superado a Pilu con creces.

¿Creíais que iba a ganar Pilu? Sí.

Ella tiene menos peso que yo. Yo peso como una persona más.

A pesar de dejarles claro que no saltasen las vallas,

no han hecho caso. No es lo primero que se saltan.

Me está costando mucho cumplir a rajatabla de dieta.

Necesito más cantidad, tengo más apetito.

Se esfuerza, pero puede esforzarse más.

Nos las hemos saltado algunas veces y no lo estamos haciendo bien.

Pero yo tengo que poner remedio y él también.

Con fuerza, lo vamos a hacer.

Hoy no tenemos un buen día. La verdad es que no.

Porque nos han llamado la atención,

que parece que no estamos haciendo las cosas bien.

Nos sentimos mal, porque sentimos que les defraudamos.

Y nada, se nos ha quitado hasta el hambre.

No estáis haciendo las cosas como acordamos.

Nos saltamos el plan,

cambiamos comidas por cenas.

Pilu, no hacemos el ejercicio que necesitamos.

Lo reconocéis y las consecuencias pueden ser muy serias.

Tú lo dijiste: Quedarse en una silla de ruedas.

(Música)

Ver una silla de ruedas ya es impactante

y ver a un familiar en ella, te deja bastante KO.

¿Te vas bastando? Sí, bastante. La verdad es que...

Muy mal. Sufro bastante. Yo solo no puedo.

Para viajar tenemos que usar transportes habilitados.

Richard, en una situación real

con Pilu en silla de ruedas, lo pasaría mal dada su situación.

Muy buenas. Hola.

Esta es una situación hipotética. Levántate, Pilu.

De lo que lo podría ser que Pilu se quedara en silla de ruedas.

Pilu, ¿tú cómo lo ves?

Muy mal, porque no es que yo me quede en silla de ruedas,

es que toda mi familia la meto en el mismo problema.

¿Cómo sería si tú te quedaras en silla de ruedas?

Muy mal.

Muy mal porque yo no podría con él.

Estaría bloqueada.

Sería fatal para ella, le destrozaría la vida.

Lo que quiero es que toméis conciencia

de lo que puede ocurrir si seguís así.

Estoy muy concienciado de que vamos a cambiar y estamos a tiempo.

Esto fuera. Para que no pase esto,

tenéis que cambiar radicalmente.

Espero que esta prueba os haya servido para miraros

a un espejo hipotético que no queremos que pase

dentro de unos años.

Fuera silla de rueda y hagamos las cosas bien.

Pilu mencionó esa posibilidad si no mejoraban sus hábitos.

He recogido esa idea y la he puesto frente a ellos.

Ojalá sirva para cambiar su rumbo.

(Música)

Tú, Richard, has perdido cinco kilos, y tú, seis.

Sí. Mucho mejor que Richard.

Dificultades con la dieta, a ver.

Deshacerme del dulce me ha costado muchísimo,

pero creo que lo voy superando.

Yo en comer poca carne.

¿Y con el trabajo con Paula?

Para mí, lo más difícil fue cuando tuve que faltar las vallas.

Pensé que no lo iba a hacer,

pero, cuando lo hice, me sentí bien.

Me vi diciendo: "Puedo hacerlo".

(Música)

Aquí estamos, en el gimnasio, como cada tarde con Paula.

(Música)

No sé qué nos ha preparado porque todo es una sorpresa.

Vamos a darlo todo, como todos los días.

(Música)

Me ha gustado lo de la cuerda.

Creo que lo he hecho bien.

¿Cómo me has visto? Muy bien.

Yo te he visto un poquitín flojo, cariño...

Vaya. ...en el tema del cajón.

Joder, es que... Se te ha resistido.

Con todo el peso que tengo encima... Se ha resistido.

(Música)

Yo te he visto con las pesas cuando hemos hecho estiramientos...

Sí, cierto.

Las pesas pesan de verdad.

(Música)

Os dejamos. Vamos un poco a la elíptica.

Como ha sido poco, un poco más.

Si total, ya que estamos. Ya tiras mejor.

Ahí os dejamos. Hasta luego.

Dificultades emocionales, de motivación.

El trabajo con Isabel. Ella ha sabido hacerme ver

que yo valgo y que no necesito a nadie que me diga qué hacer.

Hay algo muy importante y es aprender a identificar las emociones.

La seguridad en uno mismo, Pilu, me preocupa especialmente en ti.

Sí que es verdad que necesito a alguien que me diga: "Hazlo así".

Tienes que confiar más en ti. Vale.

Hay que seguir trabajándolo.

Gracias a ella, veo las cosas más positivamente.

Sé organizarme mejor.

Nos ayuda a llevarlo.

Richard, ¿cómo andas?

Aprendiendo a interpretar de otra manera la ansiedad.

En vez de ir a la nevera y comer para estar tranquilo,

lo que hago es beber agua.

Beber agua es una conducta alternativa a darte un atracón

y es más sana, pero no deja de ser un comportamiento oral.

Claro. Lo ideal sería

que diéramos un paso más allá.

Aprender a superar esa subida y saber que va a bajar.

Desarrollar capacidad de espera.

Aprender a vivir aguantando el tirón.

Acordamos que me informaríais de todos vuestros progresos.

¿Sois sinceros?

En algún momento, hemos fallado, ya lo sabéis.

Claro. No habéis sido sinceros.

Claro que sí.

Voy a ser sincera.

Hubo unos días que no hicimos el menú de la dieta cien por cien.

Tenía un poquito de descontrol de desorganización realmente,

porque a lo mejor mezclaba las comidas con las cenas,

las cenas con las comidas.

Quien lo ha llevado peor ha sido Richard.

Quien ayudó fui yo a Pilu, porque se sentía muy mal.

Hemos llegado a discutir bastante.

Se pone de mala leche,

pero Pilu nunca ha sido de expresar sus sentimientos.

Las palabras de mi madre a Richard le afectaron mucho,

pero mucho más de lo que yo pensaba.

Lo que dijo mi suegra a raíz de que deberíamos cortar la relación

fue un poco...

Un poco feo. Me afectó bastante.

Eso le hacía una ansiedad más fuerte de la que él solía tener,

y eso ha afectado a su carácter y a mí, que estaba al lado.

Te ha cambiado el carácter.

Sí, lo que ella ha comentado en el video.

¿Y lo pagabas con Pilu?

Yo conscientemente no lo pagaba con ella.

Ella, de que lo ve desde fuera, sí.

¿Cómo acaba? Con ansiedad.

Una vez dijimos: "Cada uno se va a un lado, y ya está.

Tú vete donde quieras y ya luego nos vemos.

Ya está. Bueno, es una posibilidad.

¿Discutíais sobre algo serio?

La falta de trabajo. La falta de trabajo.

Tú estás estudiando y tú tienes falta de trabajo y eso os preocupa, ¿no?

¿Y cómo discutíais con el tema económico?

Llegar a un consenso de cómo podíamos ahorrar.

Lo intentábamos, pero no siempre es fácil.

Hablando de tema económico, ¿el plan de alimentación que os puse

está siendo económico?

Efectivamente. Mucho.

Se amolda muy bien a lo que necesitamos.

Muy bien.

Es una falsa creencia que comer bien sea caro.

Con alimentos sencillos y variados,

podemos evitar el sobrepeso a un coste muy razonable.

Tomate, puerro, cebolla, la he pasado por la sartén,

y luego, cachitos de magro de pavo.

¿Creéis que pueden pasar de fase? ¿Se merecen las pulseras amarillas?

La imagen inicial siempre es: Pilu está más preparada que Richard.

En cuanto a resistencia, Richard, cuando se propone algo, es imbatible.

A priori, el potencial de Pilu es mayor que el de Richard.

Richard parece que escucha muchas veces lo que yo le señalo,

pero no hace un inside, un reconocimiento real.

¿Le damos las pulseras?

(Música)

Richard, quiero que me convenzas de que mereces la pulsera amarilla.

Me veo cada día más motivado en adelgazar.

Haciendo ejercicio...

¿Cuánto estás motivado del 1 al 10?

Un 7 o un 8.

Hasta el 11,

no me estás convenciendo, Richard.

Pilu. Dime.

Convénceme de que mereces la pulsera amarilla.

Porque estoy luchando con todos los poros de mi piel

y yo misma me he dicho: ¡Tú puedes!

Dejad vuestras pulseras rojas encima de la mesa.

Estas pulseras amarillas simbolizan el paso de fase en el programa.

Levantaos, por favor.

Richard,

te voy a dar la pulsera amarilla, pero condicionada.

Te la puedo quitar en cualquier momento.

Pero vamos, no va a haber esa oportunidad de quitármela.

Pilu, esta pulsera amarilla está consolidada.

Es para ti, para siempre. Muchas gracias.

Estas pulseras refuerzan el compromiso con el Doctor Romero.

Me siento muy feliz, me ha dicho

que era para siempre y me ha motivado mucho.

Yo con mucha más fuerza de seguir adelante para que no me la quiten.

Concedimos las pulseras a Pilu y Richard,

pero a Richard se la concedimos condicional.

En cualquier momento se la podemos quitar,

no sabía si la merecía.

Tengo que esforzarme mucho más.

Tirar para adelante, que te den una oportunidad más

y que no mires atrás.

Creo que tiene que esforzarse

en llevar tal cual la dieta. No cambiar la cena por la comida

ni nada de eso y en el ejercicio.

(Música)

No sé si todavía han comprendido cuál es la misión

de este programa, de este tratamiento,

de este proyecto.

Lo han comprendido y les falta constancia y buenos hábitos.

El movimiento inicial está hecho,

el impulso está tomado,

ahora es sostener en el tiempo todos estos cambios

con los que se están comprometiendo.

Venga, ¿queréis sudor?

Ahí tenéis sudor,

así que tela.

Vamos a seguir un poquito más dándole cañita al caldo.

(Música)

La prueba de hoy va a consistir en descubrir

tres localizaciones. Voy a valoraros individualmente.

Según os enseñe la pista y diga por dónde se va, empieza.

Tenéis que encontrar esta fuente neobarroca.

¿Vale? La primera pista es que

la vais a encontrar en ese camino, ¿ok?

Pues venga, ¡a por ello!

(Música)

(Música)

Con esta prueba quería medir su resistencia

y si son capaces de sacar lo mejor de sí.

¡Vamos, chicos!

¡Muy bien!

Richard lleva un gran atleta en su interior.

Si le picas un poco, pueden salir grandes cosas.

¡Muy bien! ¡Casi me ahogo!

¿Así de contentos llegáis? Sí.

¿Ha ido bien? Muy bien.

No lo han hecho en menos de cinco minutos,

pero ha sido un problema de ubicación.

Me he sentido más ligera y he aguantado más.

No me he ahogado tanto en las subidas

y creo que lo he hecho mejor.

Desde que ha empezado esta nueva evolución de mí,

me esfuerzo cada día más.

Está con ganas de seguir con la dieta y el ejercicio

y cada día se supera más.

Me he hecho mal, me volví una persona vaga,

sedentaria.

Tenía miedo de perderme y ha dicho: Tengo que poner remedio.

Si perdiera a Pilu me vendría abajo.

Ojalá siga así y no recaiga. Creo que con la fuerza que ha cogido

no se va a venir abajo.

(Música)

Estoy lavando unas zanahorias,

que estoy haciendo un puré de verduras con zanahorias,

cebolletas y puerro.

Vete a la olla, cari. Mira a ver cómo va la cebolleta y los puerros.

(CANTA)

Van bien.

¿Qué has trabajado con ellos, Isabel?

Les he expuesto a una situación de riesgo.

En los procesos de autocontrol

hay que ver si la motivación persiste

cuando uno se expone a las tentaciones.

Eso hemos hecho, exponerle a tentaciones.

(Música)

¡Hola! Buenas tardes.

Buenas tardes. ¿Qué tal?

Pilu, Richard...

Confesadme.

Durante estas semanas de tratamiento,

¿habéis cometido algún pecadito, habéis estado tentados

con alguna cosita?

Tentados sí, pero no hemos... ¿Qué es lo que más os cuesta?

El dulce. La carne.

¿Y dulce? ¿Alguno en concreto? Algún tipo de...

El chocolate en todas sus... En todas sus variedades.

En todas sus existencias. Eso es.

Os voy a dar una alegría.

El doctor Romero quiere premiar vuestro esfuerzo

y vais a poder elegir entre dos alimentos.

Hoy, y solo hoy, podréis poneros hasta arriba

de chocolate o de aceite.

Pensadlo, decidid, y me decís.

Yo no quiero nada.

Te digo por qué. Porque he superado una barrera

y me he acostumbrado a pasar sin esto.

Si como algo de esto voy a recaer. No quiero nada.

Entonces lo que tendré que hacer es reforzar vuestro compromiso,

vuestra convicción. Y os voy a dejar

que os pongáis hasta arriba de chocolate de otra forma.

No han caído ante la tentación que les he puesto en bandeja.

Han seguido firmes en el compromiso con el doctor Romero.

Por eso, se merecen un premio.

(Música)

Estoy tan relajada que no puedo ni pensar.

(Música)

Cuidar nuestro cuerpo y nuestra piel

es un elemento más de bienestar

y el bienestar psíquico, va de la mano del bienestar físico.

(Música)

(Música)

Richard, has perdido desde que comenzaste,

15 kilos con 100 gramos, que no es poco.

Pilu...

Tú has perdido 9 con 300.

Aproximadamente, el 10 % del peso corporal.

Hay todavía mejores noticias, o tan buenas como estas.

Vuestra cintura abdominal, donde está la grasa visceral.

Richard ha perdido 54 centímetros, Richard.

Joder... ¡54 centímetros!

Tus órganos, que están ahí,

embutidos en la grasa... Ya están un poquito más...

Te lo van a agradecer mucho.

¿El hígado no te manda mensajes por WhatsApp?

(RÍE) Todavía no. (RÍE) ¿Todavía no?

Pero para agradecértelo. 54 centímetros...

Pilu, 18 centímetros.

También has perdido mucho.

Estás ahora en 101 centímetros.

Cuando llegues a 88, ya estarás en la normalidad.

Richard ha perdido más de 15 kilos y 54 centímetros de cintura,

un volumen que se ha repartido por todo el cuerpo.

Por eso, a simple vista, no se le nota.

El principio de nuestra vida es hoy si conseguimos la pulsera verde.

La camiseta queda sueltecilla, pero estos pantalones...

poco más y entra otra pierna aquí.

Nos habéis enseñado un montón de cosas, ¿verdad?

Pasear al perro no es ejercicio. Efectivamente.

Por aquí... (RÍE)

Una de las mejorías fuertes ha sido con nuestra relación.

Efectivamente. Nos hemos...

Fusionado. Conocido.

Nos hemos conocido mejor. Nos hemos comprendido,

que también es muy importante.

Creo que si hemos superado esto, superamos todo.

Superamos todo. Con esto, superamos todo.

El vídeo de mi suegra... Es lo que...

Es lo que, la verdad, a él le ha hecho reaccionar.

Pilu, Richard,

estoy aquí hoy, lo primero para daros ánimos.

No desfallezcáis. Quizás, quizás,

mis declaraciones primeras fueron un poco duras.

Pero creo que era importantísimo que lo supierais.

Ella tuvo mucha influencia en tu cambio, ¿verdad?

Dio digamos, un "chac" en mi mente,

como un freno de mano

y quieto aquí que tienes que...

cambiar la mente, de otra forma.

Ha cambiado un poco la actitud.

Me han emocionado las palabras.

Lo hizo para que reaccionáramos

y ahora sabe el esfuerzo que hemos hecho

y ha merecido la pena.

Oye, que está aquí delante ella.

Se lo vais a decir a ella. Sí, sí.

¿Puedo darle un beso? Claro.

(Piano)

Ha sido muy buena idea venir.

Mis palabras habían sido duras al principio.

Ellos están convencidos que tienen que adelgazar

y ahora sí que lo van a conseguir.

No me lo esperaba. No me lo esperaba para nada.

Ellos, sobre todo Richard, con tus declaraciones

se vio muy presionado cuando planteaste

que se podían separar. Claro.

No podían ir a distintas velocidades,

tienen que ir todo en común y apoyarse mutuamente.

El mensaje me lo tomé muy bien. Era algo que necesitaba escuchar.

Me ha hecho mucha ilusión tenerla aquí,

a mi lado y cerquita, apoyándonos en todo.

La quiero un montón y la lo sabe.

Te das cuenta de que estás haciendo las cosas mal

y te dicen las cosas claras porque es verdad.

O espabilas o te quedas atrás.

Quiero que se lo digas a la cara.

Richard, ¿cuál es tu meta?

Verte mejor, sentirte mejor.

Además para tu salud es fundamental,

eres muy joven y tienes muchos problemas.

Sois lo mejor de nuestra vida. Los he encontrado

muy, muy bien.

Van los dos muy juntos y a la misma velocidad.

Lo que yo quería.

Necesitabas un choque.

Sí.

Porque cuando te decían: Adelgaza... Decía: Sí, sí...

Por un oído te entraba... Estando más delgados

se encuentran mejor. Sí, perfectamente.

Vamos por el buen camino, adelgazan a un ritmo adecuado

Cuando quieres, puedes. Claro que sí.

No hay que aflojar.

Queda todavía mucho proceso.

Bastante. Estamos en una situación,

pero no hemos llegado al ecuador. Efectivamente.

Esto es para siempre. No vamos a estar cada 2 o 3 años

diciendo: ¡Otra vez!

Si bajas la guardia llamo a tu suegra.

Pilu sí que se merece la pulsera verde.

Estoy segura de que voy a conseguir mi pulsera verde,

aunque solo sea por el esfuerzo.

Está poniendo mucho esfuerzo y me aguanta mucho,

hay que decirlo, por eso hay que dársela.

Si no me la dieran me sentiría mal,

pero me lo tomaría como un pequeño empujón para seguir.

Pilu y Richard, en estas piedras hemos escrito vuestras debilidades,

las que no os dejan avanzar

y os impiden conseguir vuestros objetivos.

Coged vuestras mochilas.

Excusas, ¿de quién es?

Uy, esa es tuya. Esa es mía.

Uy, uy, uy... Excusas...

¿Desorden?

Uy, cómo tienes el estudio...

Y tú la cocina... Eh, la cocina es de los dos.

Me lo llevo yo.

Desánimo.

Ese también es tuyo. Sí, también es mío.

Desmotivación.

Yo soy una persona muy motivada. La verdad es que sí.

(RÍE)

Esto ya pesa mucho, a ver cuándo coges alguna.

Conformismo. Esa soy yo.

Esa es para mí.

(Música)

Hemos marcado a cada uno unos recorridos.

Allí encontraréis vuestros objetivos.

Por cada uno que consigáis, podréis deshaceros de una piedra.

¿Preparados? Pues en marcha.

(Música)

(Música)

Pilu y Richard, dadme las pulseras amarillas.

(Pájaros)

A ver qué tienes en tu sobre, Pilu.

¡Toma! ¡La pulsera verde!

¡Ay!

Esta pulsera significa que pasas de fase.

Que cumples el objetivo que nos habíamos marcado.

Y esta pulsera es para ti, para siempre.

Ha merecido la pena. Hay que seguir trabajando.

Richard, ¿qué tienes en el sobre?

Vamos a ver...

La pulsera amarilla. La pulsera amarilla.

Es una pulsera como la que tenías. Efectivamente.

Tú no pasas de fase, tienes que seguir trabajando.

Me queda mucho esfuerzo. Te queda mucho

para conseguir el objetivo que nos habíamos marcado.

Perfecto. Te voy a poner la pulsera.

Con esta pulsera amarilla vas a estar esforzándote,

trabajando hasta que nos veamos en la próxima consulta.

Entonces, es posible que tengas la verde.

Muy bien. ¿Trabajamos?

Trabajamos duro. Venga.

Richard, a trabajar.

Pilu, a seguir trabajando. Ánimo, que lo vas a conseguir.

Y tú no te desanimes tampoco.

Venga. Venga, hasta luego.

He decidido no darle la pulsera

porque he visto señales de que puede volver atrás.

Seguiré muy de cerca su evolución

y se lo contaré en los próximos programas.

Soy el doctor Romero.

Mirad mi comidita, está muy rica.

Bueno, os lo dedico.

Bizcuchito, saluda.

(Música)

Hola, soy Gema Pérez.

Yo soy Paloma López.

¿Sois amigas? Sí.

Sí.

No me encuentro nunca a gusto con mi cuerpo.

Es que para mí esto... (RESOPLA)

(Música)

¡Esto son los kilos!

  • Programa 1

Doctor Romero - Programa 1

26 jul 2017

El programa Doctor Romero apuesta por la divulgación de unos buenos hábitos en la alimentación, crucial para la salud de la población. El doctor, junto a una preparadora física y una psicóloga, trabajarán cada semana con una pareja con un método natural y específico. El equipo aplicará el riguroso método 'HADA' (hábitos, actitudes, decisiones y autocuidado). La terapia de choque comenzará con una prueba médica y psicológica para evaluar el punto de partida. Acto seguido, llegará la primera fase fija de aprendizaje que contará con pruebas físicas, de psicología emocional, entrevistas con la familia y actividades cotidianas. El siguiente paso será lograr la pulsera amarilla, que indicará que su estado de salud ha empezado a mejorar. La segunda fase será diferente en cada entrega, diseñada en función de cada caso. Si superan las actividades y las pruebas médicas reflejan valores aceptables de azúcar, colesterol y frecuencia cardiaca conseguirán la pulsera verde y con ello, el alta médica.

Contenido disponible hasta el 2 de abril de 2067.

ver más sobre "Doctor Romero - Programa 1" ver menos sobre "Doctor Romero - Programa 1"
Programas completos (8)
Clips

Los últimos 37 programas de Doctor Romero

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios