www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.14.0/js
4385619
No recomendado para menores de 12 años Días de cine - 21/12/17
Transcripción completa

Hola, ¿qué tal? Bienvenidos.

Termina el año y ya queda menos para que os desvelemos

cuáles han sido, a juicio de "Días de cine",

los mejores trabajos de 2017, pero eso será dentro de siete días.

Ahora vamos con los estrenos de esta semana, comenzamos.

(Música)

Matt Damon es el increíble hombre menguante

en la nueva película de Alexander Payne.

Ese es el peor rasgo de la gente pequeña. Son vagos.

"Wonder Wheel", de Woody Allen, con una fantástica Kate Winslet.

¿No crees te está siendo un poco melodramático?

55 años de una película llena de los buenos sentimientos de la Navidad,

"La gran familia".

Silencio en la sala, que va a empezar la peli.

(Música)

Seguid por el consejo de Woody Allen que de filosofía de la vida

sabe un rato.

Vamos a comenzar el programa de hoy hablando de Alexander Payne,

el director de títulos como "Nebraska" o "Entre copas".

Ahora cambia de registro para aproximarse un poco más

al estilo de "Black Mirror",

a esa especie de ciencia-ficción cotidiana y realista

y Matt Damon es el protagonista de esta historia.

Es Paul, un tipo que un buen día se da cuenta

de que su vida sería muchísimo mejor si su tamaño encogiese.

No estamos hablando del increíble hombre menguante,

pero sí de una metáfora sobre este mundo de recursos limitados.

(Música)

La causa de todas las catástrofes de hoy en día

es la superpoblación.

Nuestra admiración por uno de los directores más interesantes

de las últimas décadas.

Hablamos de Alexander Payne, con crédito para hacer buenas películas

dentro del sistema de Hollywood, sigue intacta,

a pesar de que "Una vida a lo grande"

no esté a la altura de esos trabajos que le dieran un merecido prestigio.

Qué pasada, ¿verdad? Es una pasada.

Es Johnson y Carol.

No tenía pinta de ser de los que se hacen pequeños.

Y es que su bienintencionada y última película

no termina de encontrarse a sí misma,

a pesar de que esboza ideas interesantes.

Tenemos mejores casas, restaurantes, de mi pastelería favorita hay tres.

-Es una vieja idea que discutí en su momento con mi coguionista.

Una historia a partir del cambio de tamaño.

Justo después de terminar "Entre copas",

pensé en un proyecto más ambicioso y me acordé de esta idea,

que podía tener sentido

como propuesta para combatir la superpoblación

y el desgaste del planeta.

-Sus 52 000 dólares se convierten en 12,5 millones de dólares.

En un mundo superpoblado y con el planeta al borde del colapso,

una entidad ofrece la fórmula para combatir el cambio climático,

reducirse voluntariamente de tamaño,

y emprender una nueva vida midiendo unos 12 cm.

¿Nerviosos? -Un pelín.

Una nueva vida en un entorno en miniatura

que posibilita, entre otras cosas,

que se consuman muchos menos recursos.

Todo mengua excepto los ahorros,

que obtienen unas importantes plusvalías

al reducirse considerablemente también el nivel de gastos.

(Música)

Payne se adentra en esta fábula que combina

elementos de ciencia-ficción inmediata

con una propuesta argumental

presente tanto en la literatura como en el cine.

Decrecer para descubrir un mundo nuevo.

(Música)

Pero lo que busca Payne con ahínco a lo largo del metraje

es provocar una reflexión más sobre la condición humana.

Mientras acompañamos

a los personajes de Matt Damon y Kristen Wiig

en su espectacular y drástico proceso de cambio de talla.

Y esperad a ver lo que hay dentro.

-Necesitaba un buen actor que pudiera representar de manera creíble

a un hombre ordinario.

Y tenía que ser una estrella para traer financiación.

En el segmento de 40 a 45 años y con esas características

solo estaban Matt Damon.

Es un papel que hubiera podido hacer James Stuart o Jack Lemon

en el pasado.

O el Tom Hanks de hace 10 o 15 años.

En cuanto a Damon, escuché muy buenos comentarios

sobre su profesionalidad y lo bien que se trabaja con él.

Nada de lo que habíamos visto de Alexander Payne hasta la fecha

nos había defraudado.

Su paródico debut en "Election", la estupenda "Entre copas",

la incisiva "A propósito de Schmidt",

la propuesta de crecimiento personal en el mejor sentido de la palabra

de "Los descendientes"

y la emocionante "Nebraska".

Cogido espléndido de Cuba, el mejor puro del mundo.

¿Cuánto pagas por eso cuando eres grande? ¿45, 50 dólares?

Cuando eras pequeño, yo te vendía este puro por un dólar.

El título original de "Una vida a lo grande", "Downsizing",

hace alusión por aproximación al término "Downshifting",

que se hizo popular hace unos años

ante una demanda cada vez más numerosa

a bajar en la escala social para simplificar tu vida.

Brandy, Oporto, trufas, caviar. -¿Y todo eso es legal?

Como en el resto de su filmografía,

revela la vocación innata de Alexander Payne

de girar su cine en torno a personajes y su humanidad.

La película no es exactamente una comedia

ni un filme de ciencia ficción, no exclusivamente,

va en su propia, extraña y bizantina dirección

y quizás sorprenda por la estructura del film.

-Ese es el peor rasgo de la gente pequeña. Son vagos.

Sin embargo, esta vez el guion que, sin duda,

ofrece momentos brillantes y extenso metraje,

no termina de cerrar bien una historia arriesgada,

cuya metáfora tampoco se termina de vislumbrar

con toda su claridad.

Lo que queda es un film cordial y que se ve con un monótono agrado.

¿83 dólares? Ese es nuestro presupuesto de comida

para dos meses enteros.

(Música)

Posiblemente, de todos los estrenos

que estas Navidades llegan a la cartelera,

el que más ilusión me hace es el de "Ferdinand".

¿Por qué? Porque se trata del cuento

con el que siempre conquisto a mis sobrinas

y el que me piden una y otra vez.

Es la historia de un toro de lidia

que no le gusta estar en la plaza de toros ni embestir.

Lo que prefiere es quedarse en el campo bravo oliendo las flores.

Una película muy española podríamos decir, pero que llega de Hollywood.

Vamos. Y ahora, esto será tu casa.

(Canción en inglés)

"Ferdinand", la historia del toro de lidia que reniega de la violencia

es uno de los cuentos de mayor éxito

de la literatura infantil norteamericana.

(Música)

El escritor Munro Leaf publicó "Ferdinand" en 1936.

En un mundo al borde de la Segunda Guerra Mundial.

El libro fue un éxito inmediato, se tradujo a 60 idiomas

y solo en Estados Unidos vendió 4,5 millones de copias.

Eres adorable.

-Un día llegaron cinco hombres con unos divertidos sombreros

para llevarse el toro más grande, rápido y bravo para una corrida.

La historia fue rápidamente adaptada por Disney

en el memorable corto de animación que ganó el Oscar en 1939.

Todos los demás toros corrían resoplando y dándose testarazos,

para que los hombres pensaran que eran los más fuertes y fieros

y se los llevaran.

Al que la película actual rinde varios homenajes.

Pero no Fernidando.

Sabía que no lo escogería y no se preocupó.

Así que se dirigió a su alcornoque favorito y se sentó.

Sin embargo, no se fijó dónde se sentaba

y lo hizo sobre un abejorro.

"Ferdinand" es una historia pacifista

que tuvo implicaciones políticas

al ser prohibido por lo regímenes de Franco y de Hitler.

Ferdinando corrió resoplando y embistiendo como si estuviera loco.

Que lo consideraba propaganda democrática y degenerada.

Los cinco hombres lo vieron y gritaron de alegría.

(Música)

¡Bravo! -¡Excelente!

-¡Magnífico! -¡Espléndido!

-Es el que buscamos. -¡Viva!

-Yo soy Ferdinand.

Al verme piensas que qué grande soy, que doy miedo.

Piensas: "Menos mal que no está en una cacharrería".

Ahora llega a los cines en forma de superproducción animada

a cargo de Carlos Saldanha.

Un pasito. Otro pasito.

El responsable "Antes de río" y "Ice Age",

que, sin ser una obra maestra, ofrece diversión, humor,

reflexión y la calidad de animación

a la que Blue Sky Studios y la 20th Century Fox

nos tienen acostumbrados.

Perdón.

La historia se mantiene intacta.

Un toro bravo que, a pesar de su fortaleza y de su imponente porte,

es un poco hippie.

Prefiere oler las flores a pelear en el ruedo.

(Canción en inglés)

Aunque al final llegará a la plaza de Las Ventas,

donde tendrá que elegir entre seguir siendo pacifista

a costa de arriesgar su vida

o luchar por ella enfrentándose al torero,

renunciando sus principios.

No soy un toro de lidia. -No hace falta que lo seas.

Solo tienes que parecer un toro de lidia.

-¿Ves ese barril de ahí? ¡Hazlo pedazos!

-¿Con la cabeza? -¿Con qué iba a ser si no?

(Música)

Listo.

Una historia bonita, agradable y divertida

que mantiene el espíritu pacifista de la novela original

y que cuenta con personajes bastante simpáticos.

(GRITA)

(Música)

Comentábamos hoy, qué durito se está haciendo este final de año,

pero es que devolvemos a tope con la temporada de premios,

uno tras otro, empiezan los Forqué, los más madrugadores,

después los Días de Cine. Exactamente.

Ayer estuvimos en la presentación de los Forqué,

que, por cierto, vas a presentar tú.

Con Boris Izaguirre, sí. En el Teatro Callao.

Le dan el premio de honor a este favorito nuestro,

que es Carlos Saura. Ya le dimos el Días de Cine.

¿Y el especial lo podemos desvelar ya?

Lo desvelamos ya. Venga, dilo. Concha Velasco,

a la que adoramos y que creemos que se merece un premio

de un programa que ama tanto el cine.

En realidad, no es un premio de honor,

es un honor nuestro darle un premio a Concha Velasco.

Claro que sí.

Vamos a ver lo que hay en salas así que merece la pena

de cara a la Navidad.

Hay muchísimos estrenos, pero algunos que podemos recuperar.

Hay muchísimos. Hombre, yo recomendaría

una película que me ha gustado mucho que es "El viaje"

con esos dos actorazos que son Colm Meaney y Timothy Spall,

que para mí Timothy Spall

es uno de los mejores actores de los últimos años.

Es una película muy actual, aunque hable de algo que pasó

en Irlanda del Norte hace 20 años,

que es cómo solucionar un problema político

con algo más que buena voluntad.

Está muy bien, una película estupenda.

Y "Una mujer fantástica", que para mí,

es una de las películas del año. En mi lista estaba.

Lo es, lo es.

Habrá que ver qué gana en Días de Cine,

pero es la única película en castellano

que ha pasado el corte final a los Oscar.

No ha pasado "Verano 1993", pero esta sí,

es una película... A mí me gusta mucho, maravillosa.

Estos días en Madrid un ciclo de cine dirigido por mujeres.

Que sea noticia un ciclo de cine dirigido por mujeres

significa que algo no está bien.

Hay que visibilizar, no son las que debieran estar,

con relación con la población que son,

pero, bueno, hay unas cuantas mujeres estupendas,

haciendo cine en España, documentales,

animación y ficción.

Estará Carla Simón presentando esta película tan estupenda

que es... "Verano 1993".

Y aquí, en Cineteca, precisamente,

en esta pantalla que tenemos justo encima de nuestras cabezas,

grandes clásicos del cine de todos los tiempos,

que es un lujazo.

Sí, no es excusa, porque ya habrán mucho vídeo y mucho DVD,

pero ver en pantalla grande "Cantando bajo la lluvia",

"Las tres edades", "West Side Story", es que no tiene precio.

"El ladrón de bicicletas". Todos los títulos son maravillosos.

Y además un ciclo de Ghibli. Gratis, no se puede pedir más.

Qué suerte.

Vamos a ver, bueno, aquí veíamos de lo "Vacaciones de cine" y "Titanic",

que está de aniversario. Este libro se acaba de editar.

"Titanic" ha cumplido 20 años ahora, este mes de diciembre.

Yo soy fan de "Titanic", a mí me gusta.

Bueno, y el que era un fenómeno era el director de esta película,

"El mundo sigue", para mí, una de las mejores del cine español.

Esto es lo que yo digo un poco palabras mayores.

Fernando Fernán Gómez y esta película es maravillosa,

que estuvo 50 años inédita,

que se reestrenó en salas hace un par de años.

Y que premiamos aquí.

En "Días de cine", por el atrevimiento

a hacer esta locura, de estrenarla en salas.

"El mundo sigue", de Fernando Fernán Gómez.

El mundo siga y el programa también.

(Música)

En "Días de cine" ya os hemos hablado en alguna ocasión

de Kogonada, como autor de videoensayos.

También os hemos dicho que ese nombre lo toma, precisamente,

del que fuera guionista de Yasujiro Ozu.

Ahora debuta en la dirección,

lo hace con una película que merece la pena,

una película muy especial, "Columbus",

y que le debe mucho al maestro japonés.

Ella tiene 19 años y trabaja en la biblioteca de su ciudad,

Columbus, en Indiana,

donde cuida de su madre

en rehabilitación de pasadas adicciones.

Él tiene 37 años y es traductor.

Acaba de llegar a Columbus tras enterarse

de que su padre, famoso arquitecto,

está hospitalizado en coma y su vida peligra.

Casey y Jin pertenecen a mundos bien distintos,

pero hay algo que les une

además de una esquina de relación con sus progenitores,

su pasión por los edificios.

Es así como surge entre ambos una mutua fascinación intelectual,

que se resuelve en sucesivos encuentros

donde pasean, conversan de arquitectura

e intiman con pudorosa curiosidad.

Hablamos de "Columbus", uno de los estrenos más estimulantes,

no ya de la semana, si no de este año de cine que termina.

Primoroso debut en la dirección del cineasta

que se esconde tras el seudónimo de Kogonada,

bien conocido hasta ahora en círculos selectos de cinéfilos

por sus deslumbrantes videoensayos sobre la historia del cine

y sus más emblemáticos autores.

Su visita el año pasado al Festival de Las Palmas,

permitió a Virginia García entrevistarle para "Días de cine"

en un memorable reportaje que merece ser revisado

al hilo del estreno de "Columbus".

Yo tenía tres o cuatro años cuando mi familia

emigró de Corea a Estados Unidos. Mis padres eran muy creativos.

Así que cuando era pequeño, mi padre me llevaba al bosque,

cogía una rama que se había caído al suelo

y me decía que la mirase.

Él siempre me hablaba de lo importante que era observar.

Me decía: "No pases por alto las cosas, debes observarlas

y te darás cuenta de que el arte es una forma de mirar".

La forma de mirar de Kogonada delata todas sus filias cinematográficas.

Con especial predilección por el maestro Yasujiro Ozu.

No es de extrañar que, pese a tratarse de una ópera prima,

"Columbus" parezca una sofisticada película de madurez.

(Música intriga)

Desde hace mucho tiempo, el cine ha sido parte de mi vida.

Estudié cine, me doctoré,

y reflexioné mucho sobre la estética del tiempo.

Pensé que podía intentar crear algo que demostrarse todas esas cosas

que me interesan.

Así que decidí no trabajar con el cine,

sino crear otras obras artísticas que juegan con la forma.

Es admirable que en su salto al largometraje,

Kogonada haya sabido conjugar fondo y forma

con la precisión de sus microensayos para Vimeo y Criterium.

Su estilo hecho de frontalidad y simetría

pone a los personajes y sus conflictos

en relación con paisajes y edificios

creando una intensa arquitectura emocional.

No se pierdan "Columbus", prueba palpable

de que el arte está en la forma de mirar.

(Música)

Hace dos semanas, "Días de cine" preestrenaba "Demasiado cerca",

una película rusa, cuyo título original es "Tesnota".

Una historia tan cruda como contundente

que seguro no va a dejar indiferente a nadie.

Plantea el secuestro de una madre y un hijo

y del rescate que se pide a la familia

y eso va a plantear un dilema económico muy importante.

(Música)

"Tesnota", retitulada en España "Demasiado cerca",

sucede en Nalchik, capital de la República de Kabardino-Balcaria,

de la aceleración rusa a finales de los años 90.

Una región donde en esa época y todavía en la actualidad

kabardianos, chechenos y judíos, entre otras minorías,

conviven en un clima de extrema tensión.

Una región situada al norte del Cáucaso,

completamente desconocida para nosotros.

Yo nací, crecí en esta región en el norte del Cáucaso.

Una región donde los conflictos étnicos constituyen un tema ardiente,

un tema muy presente,

y creo que la sociedad rusa en general

no sabe nada o sabe muy poco de este tema.

Por eso, pretendo con esta película abrir los ojos

a la gente de toda Rusia sobre la existencia de esta región

y sobre los problemas que la atormentan.

"Tesnota" sitúa su acción

justo después de la desmembración de la Unión Soviética,

una época en la que cada pueblo, cada etnia

tenía la necesidad de sentirse independiente.

Era la época de la guerra en Chechenia,

un conflicto que afectaba al resto de minorías de la zona.

En ese ambiente, dos familias judías se reúnen

para celebrar el compromiso matrimonial de sus hijos.

Después de la cena, la pareja de novios desaparece

y a la mañana siguiente la familia recibe una nota de secuestro

pidiendo un rescate.

Desesperada, la familia decide buscar ayuda a su alrededor.

"Tesnota" explora el choque moral de lo que parientes y amigos

están dispuestos a hacer y de lo que no

para salvar a un ser querido.

Es una historia basada en hechos reales.

En esta región y en esta época concreta,

se producían muchos secuestros, no solo de judíos,

también de personas de otras nacionalidades,

aunque la verdad es que los judíos fueron los más perjudicados

al ser la etnia menos protegida.

Kantemir Balagov debuta en la dirección con "Tesnota",

una película que abre una ventana hacia una época y un lugar remoto.

De manera realista, hasta descarnada,

se muestra la inseguridad e incluso el valor relativo

que tiene la vida en un lugar y en una época determinada.

"Tesnota" no tiene barniz.

Muestra sin tapujos los vídeos de ejecuciones reales

que tenían lugar en la zona,

unas imágenes que el propio director veía con sus amigos siendo un niño.

Todo muy real, muy atroz.

(Música)

Han pasado 27 años ya desde el estreno de "Jumanji",

aquel pequeño clásico del cine infantil y de aventuras.

Robin Williams lo pasaba bastante mal

metido en ese juego, aparentemente inocente.

Ahora llega, no podemos hablar exactamente de un remake,

pero quizás sí de un relanzamiento para conquistar a ese público

al que los juegos de mesa les resultan algo prehistóricos.

Por eso, los protagonistas de esta película se meten

en el universo Jumanji a través de un juego de consola.

Atención a La Roca, a Dwayne Johnson,

os va a sorprender.

En la jungla vas a esperar hasta un 5 o un 8 sacar.

(Música misterio)

En 1995, "Jumanji", basada en un libro infantil

y dirigida por Joe Johnston, arrasó la taquilla.

Además de destacar por sus efectos especiales,

Robin Williams daba vida a uno de sus personajes más recordados,

Alan Parrish.

¡Estoy en casa!

-Advertencia a los aventureros.

No empiecen si no piensan terminar.

Las horribles consecuencias de este juego terminarán

cuando un jugador llegue a Jumanji y repita su nombre luego.

-Cinco.

Años después, Jon Favreau dirigió "Zathura".

Una aventura espacial con una temática muy similar.

(GRITAN)

-Jumanji, eliges un personaje y juegas con él.

¿Jugamos?

Querían mantener el espíritu de la original

y lo han conseguido.

La han acercado al presente y han continuado con la historia.

Un juego para los que buscan, quizás, el modo de dejar su modo atrás.

El juego de mesa se convierte en un videojuego de los 80

que, por casualidad, encuentran cuatro chicos

completamente distintos.

Los empollones, un deportista y la chica más popular del instituto.

¿Tú quién eres? -Soy yo, Spencer.

-¿Marta? -Sí.

-Nos hemos transformado en los avatares que elegimos.

-¿Significa que soy...? -¿Bethany?

-¡No!

Soy un gordo y viejo pellejo.

-Lo que no esperaban es que el juego los atrapase.

Se convierten en avatares con habilidades únicas.

-Puntos fuertes, pasión arrolladora.

-¿Por qué voy así vestida en la jungla?

Pantalones supercortos y un top de cuero.

Un aventurero, un genio, un profesor y una heroína de acción

con los cuerpos de Karen Gillan, Jack Black,

Kevin Hart y Dwayne Johnson.

Te lo advierto. Creo que pego muy fuerte.

-¡Voilà! -Menuda leche.

-Corred. Es una estampida.

De la película original, "Jumanji", viene a nuestro mundo,

ahora ellos pasan al otro lado. Entran en el juego.

Tienen tres vidas y deben enfrentarse a todo tipo de peligros

para sobrevivir.

Si no, quedarían atrapados y no serían los primeros.

Para poder salir de Jumanji,

debemos ayudarnos unos a otros.

-Igual estamos en coma. -¿Qué?

La videoconsola pudo electrocutar... (GRITA)

Ábrele la boca y sácala.

-No pienso abrir eso.

-¿Estás bien? -¿Sigo siendo un viejo gordo?

-Me temo que sí.

No son solo ellos los que juegan a Jumanji,

sino que Jumanji también juega con ellos.

Cuidado dónde pisas. (GRITA)

-Qué pasote.

Deben estar unidos para salir de allí y, de esa manera,

descubren quiénes son y todo su potencial.

Toma, eso es un hombre. -No llores, no llores.

No llores, todo saldrá bien. -¿Qué juego es este?

Una mezcla de aventuras, acción, humor

y algún guiño nostálgico,

hacen de "Jumanji: Bienvenidos a la jungla"

una película divertida, ideal para toda la familia.

Vale, todo va bien.

"La cena" es un drama que involucra a cuatro personajes

a los que dan vida a cuatro estupendos actores.

Richard Gere, Laura Linney, Steve Coogan y Rebecca Hall.

Todos ellos se sientan alrededor de una mesa para hablar de un tema

que les importa y nos puede importar e inquietar a todos nosotros.

¿Hasta dónde seríais capaces de llegar

por defender a vuestra familia?

No voy a ir.

-Hacen falta tres meses para conseguir una reserva

en ese sitio. -No me apetece estar con esa gente.

"La cena" es la adaptación del best-seller

del mismo título escrito por el holandés Herman Koch.

Se trata del cuarto largometraje de Oren Moverman.

Guionista de la excelente "I'm Not There"

y autor de un estupendo film, "The Messenger".

"La cena" está en la línea de películas

como "¿Quién teme a Virginia Woolf?" o "Un dios salvaje".

Donde se plantea de forma crítica la naturaleza de nuestra vida social.

Uy, madre. -Sí, señor.

Dos hermanos y sus mujeres se reúnen para resolver

un asunto crucial concerniente a sus hijos.

Esta noche sí vamos a hablar. -Pondremos las cartas sobre la mesa.

-Brindemos... -Por los niños.

La reunión se convierte en un choque por las diferencias que existen

entre los dos hermanos.

Uno es un político en ascenso y el otro un profesor de historia.

La película se estructura en una serie de saltos temporales

que relatan la evolución de las relaciones entre los protagonistas.

Eso de presentarse a un cargo público, y una mierda, Stan.

Es elitista, interesado, tal y como le crió mamá.

Moverman repite con Richard Gere,

con el que coincidió en "Invisibles".

¿Y su familia? ¿Tiene familia?

Una historia sobre los sin techo, donde el actor encarnó un personaje

que se encuentra en el extremo opuesto

de quien interpreta en "La cena".

Un senador que está a punto de dar

el paso más importante de su carrera.

¿Qué está pasando? -Es un asunto familiar. Es privado.

-Te presentas a gobernador. Nada es privado.

-Esto es privado y seguirá siéndolo.

En "La cena", aparecen cuestiones como las responsabilidades

de los padres, la moral frente a las conveniencias,

las relaciones familiares, las diferencias de clase o la educación.

Stan, ¿de qué quieres hablar con nosotros?

-Ya sabes de qué se trata. -No se trata de los chicos.

¿Cuánto sabes? -¿Cuánto sabes tú?

-Va a entregarnos mamá, va a entregarnos, lo sé.

-Esos chicos han cometido un terrible delito.

Aunque irregular en el juego entre presente y pasado,

la película ofrece un interesante duelo de actores

y tiene la virtud de no dar respuestas a los temas que plantea.

Fue un accidente.

-Quizás el caso no llegue a resolverse,

pero eso es lo que queremos.

-Son buenos chicos.

¿En qué se convertirá si no hay consecuencias?

A sus 82 años,

Woody Allen continúa fiel a su compromiso de rodar

una película al año.

Ahora, por Navidad, estrena "Wonder Wheel".

Está protagonizada por una arrebatadora Kate Winslet.

Nos encanta cómo está en este papel.

Echamos de menos, quizá, un poco más de humor en la película.

En cualquier caso, el diseño de producción es excelente.

También extraordinaria la selección de temas de jazz antiguo,

que no vintage.

(Música)

Coney Island, los años 50.

Woody Allen regresa a la cartelera por Navidad, como el turrón,

duro en este caso.

Porque se trata de un melodrama en toda regla.

Uno de esos cuentos morales de regusto amargo

que han sustituido casi por completo al humor como edulcorante

en la filmografía reciente de Allen.

Es una buena persona. -¿Y por qué te pega?

-Mi punto fuerte siempre ha sido la comedia.

Tengo la suerte de que se me da bien.

Pero me gustan los dramas.

Preferiría ser un Chéjov o un Sófocles

en lugar de un escritor de comedia, pero lo mío es la comedia.

¡Qué se le va a hacer!

No le hagan mucho caso.

Pura coquetería de un cineasta

que ha dado sobradas muestras de genialidad en todos los palos.

Su nueva película parece inspirarse

en Tennessee Williams y Eugene O'Neill

para construir un melodrama de sólida carpintería teatral

en fondo y forma.

Como promete su título,

"Wonder Wheel" es una noria gigante en cuyas cesta viajan

personajes coloreados por luces irreales,

que ven girar la vida alrededor con la ilusión de volar al tope

sin poder moverse de su sitio.

Suena excitante, pero es una forma de vida irreal.

Woody Allen tampoco puede dejar de ser quien es.

Con la consiguiente sensación para algunos espectadores

de que se repite.

Después de medio centenar de películas

haciéndose las mismas preguntas,

en torno a la vida como ensoñación gobernada

por un destino inevitablemente trágico.

Estoy marcada. Me van a matar.

-Tenemos que mentirnos si queremos sobrevivir.

Es difícil vivir en nuestro mundo diciendo solo la verdad.

Tenemos que engañarnos,

convencernos de que hay razones para seguir viviendo.

O que la vida tiene algún tipo de objetivo significado.

Hay algo más grande, más importante que el día a día,

que el sufrimiento.

Pero la verdad es que es difícil.

-Muy bien, sinvergüenza. Devuélveme el dinero o te mato.

Allen consuela su propia angustia existencial

ejerciendo de demiurgo de su cine.

Baraja a su antojo las cartas que luego jugarán sus personajes.

En "Wonder Wheel", como en "Blue Jasmine",

componen un doloroso retrato de mujer avocada al pacifismo.

Kate Winslet da vida con virtuoso despliegue de recursos

a una camarera que alguna vez fue actriz,

y que arrastra una profunda insatisfacción

que el destino jalea poniendo su camino

el cebo de un galán de playa.

No te puedes gastar tanto en mí, ni regalarme una joya.

-¿Por qué no? ¿Es demasiado simbólico?

-Señor... Me lo has grabado. -Sí, léelo.

-Creo que la vida del personaje de Kate Winslet es trágica.

Ella soñaba con ser actriz.

Acaba siendo la causa de su propia desgracia,

cuando su marido la abandonó por serle infiel.

Su vida a partir de entonces va de mal en peor.

Hasta que se ve atrapada en una situación bastante seria.

Intenta escapar de un modo muy poco realista.

El personaje de Justin Timberlake no tiene intención de fugarse con ella,

porque ni siquiera tiene los pies en la tierra.

Cree que va a ser un gran escritor, pero no pasará de socorrista.

Nunca llegará a ser un gran escritor, no se fugará con ella.

Probablemente, tampoco dure mucho con la chica joven

que interpreta Juno Temple.

De modo que sí, "Wonder Wheel" tiene cierto componente trágico.

-Vaya. Has tenido una vida intensa.

Respecto a la forma,

"Wonder Wheel" apuesta decididamente por la teatralidad.

Tanto en la dirección de arte de su habitual Santo Loquasto,

como en una fotografía del maestro Vittorio Storaro,

tan narcisista,

que demasiadas veces se interpone entre el espectador y la historia.

Te veo muy rara.

-El casting es estupendo.

Kate, James Belushi, Justin, Juno. Fue genial.

Pero además,

conté con un gran director de fotografía.

El señor Storaro.

Y con Santo Loquasto en la dirección artística.

Así es que disfruté mucho con el rodaje.

Pero una vez terminada, no pienso en ella como mi favorita ni como nada.

La dejo ahí.

Espero que a la gente le guste.

Pero acabo de terminar otra, así que no pienso más en ella.

Para mí esta es una película antigua.

-¿No crees que estás siendo un poco melodramático?

(Música)

Es decir Navidad y pensar en "Qué bello es vivir",

pero nosotros también tenemos nuestro clásico navideño.

"La gran familia".

Una película que parece de obligado visionado en estas fechas.

Esta semana se cumplen 55 años de su estreno.

para homenajearla, hemos decidido entrevistar

a uno de aquellos inolvidables protagonistas.

Pedro Mari Sánchez, o lo que es lo mismo, el señorito Críspulo.

Silencio en la sala, que va a empezar la peli.

-A ver qué película echan hoy.

-Ojalá sea de tiros.

(Música)

Yo llegué porque Estrellita Castro les dijo a mis padres

que me llevaran a ver a Pedro Masó,

porque ella sabía que iba a hacer una película con muchos niños.

Yo cantaba en festivales

de estos de pompa y estas cosas.

Yo cantaba, siendo crío, un moquillo de nada,

con las grandes estrellas.

Fuimos para allá. Había unas colas eternas.

Se quedaron inmediatamente Fernando Palacios,

el director, y Pedro Masó...

"Este, este, este... ¿Tú qué crees? Para Críspulo, ¿no?".

Se decían entre ellos, ¿no?

Yo iba vestido... no me acuerdo exactamente.

Me habían puesto una pajarita, no sé qué.

El caso es que se pajarita, dije: "Me la arranco".

Y me dijeron: "Ves, ves, ese, ese".

-Acaban de echarme una reprimendación,

y todo porque el señorito Críspulo ha hecho otro barbarismo.

(Explosión)

¡Ese niño es un petardista!

-El petardista. Lo que más me gustaba.

-¿Seguro que ha sido él? -Es un supositorio.

Pero muy aproximativo, osase, problemático.

-Era el gran juego.

Había tanta gente.

Unos pasando

con una vía de traveling, de grúa, no sé qué,

focos, cables.

Los de decoración por allí.

De pronto decían: "Silencio, que vamos".

Y todo el mundo se callaba. Aquello me fascinaba.

Empezábamos nosotros a hacer. Era el gran juego.

-Estaba pululando y el juego es el juego.

-¡Ríndete!

-Superman no se rinde nunca.

-Mi primer recuerdo fue

una caricia que me hizo así en el pelo.

Y me dijo: "Tú eres el trasto, ¿eh? Tú eres el trasto".

Me mató de risa. Dios mío de mi alma. Yo me quedé así. "Sí, soy yo".

El trasto...

Era el abuelo.

De hecho, durante el rodaje,

nos sentábamos a su alrededor, nos contaba cosas

y nos quedábamos ahí.

Tragón, espera a tu padre. -Buenos días, familia.

-¿Todos son ahijados tuyos? -No, solo cinco.

Apañado estaría.

-Vaya por Dios.

-Calma, hombre. Me estás contagiando los nervios.

-Ponte en mi lugar. -No quiero. Tengo el mío.

-Yo me lo pasé muy bien, muy, muy bien,

toda la parte de Tarragona.

-¡Cuánta agua en la calle!

-¡Cuánta agua en la calle! Eso era fantástico.

El rodaje de aquello, el día que rodamos la parte del cine.

-Me entregas siete butacas y vienen diez.

-Los pequeños no pagan. -¿Cómo que no pagan?

Los pequeños miran la película igual que las personas grandes.

-Entre todos no ocupan más que siete butacas.

-Cuando llegábamos con la película medio empezada,

todo el lanzamiento del cohete.

-¡Lista la segunda prueba! -Vamos a ganar tiempo.

Siete, seis, cinco, cuatro, tres, dos, uno, cero.

-Todo lo que nunca se podía hacer, yo lo podía hacer.

Era fantástico, ¿no?

-Perdonen el incomodismo.

Ha habido una disconfusión.

Los que han traído la cesta se han preponderado.

-Creo que, de toda la serie de "La gran familia",

en mi humilde opinión, la primera es la que está redonda de guión.

-Un cero a la izquierda, eso es lo que sois.

-La fragilidad del abuelo cuando se pierde el niño

es algo que llega de una manera tremenda al espectador.

Pero llega porque se ha mostrado,

se ha producido una empatía maravillosa

a lo largo de toda la película con el abuelo.

-Jubilado jorobado. La misma palabra lo dice.

-¡Frente al baloncesto!

-Y que precisamente a él se le escape.

Lo que se le caía encima en ese rostro

cuando no aparece el niño.

-Mamá, Chente se ha perdido.

-Eso te lleva al espectador detrás de él.

-El pobre hijo... Es tan distraído.

-Son imágenes muy sencillas,

pero que se quedan en la memoria para siempre.

-Vamos, que te están viendo.

(Música)

Decía Juan José Campanella,

cuando le preguntábamos por su secuencia preferida,

que en "Qué bello es vivir", Frank Capra, su director,

había sido capaz de rodar la felicidad.

De eso, poco podemos añadir,

salvo que nos encanta este cuento eterno

que habla de buenas y malas personas

y también de la importancia que tiene ayudar a los demás

sin esperar nada a cambio.

Capra era un sabio que nos sigue emocionando

70 años después con "Qué bello es vivir".

Por eso, porque nos gusta y porque es Navidad,

nos despedimos con esta película y con un tópico.

Queremos que seáis muy felices y disfrutéis de estas fechas.

Hasta la semana que viene.

(Música créditos)

  • Días de cine - 21/12/17

Días de cine - 21/12/17

21 dic 2017

Días de cine recuerda, 50 años después de su estreno, la entrañable película ‘La gran familia’ en un programa que repasa los estrenos más destacados de la cartelera para estas navidades.
Llega el remake de un clásico de Disney: ‘Ferdinando’, largometraje que actualiza el entrañable corto de Disney de 1938 con el que obtuvo el Oscar al mejor corto animado. Y, de cara a la Navidad, otro remake: ‘Jumanji: bienvenido a la jungla’. Si en la original de 1995 era un juego de mesa lo que desataba la acción, en esta nueva versión es un juego de ordenador.
Estrenan película esta semana Alexander Payne y Woody Allen. El director de ‘Entre copas’ o ‘Nebraska’ ofrece en ‘Una vida a lo grande’ una fábula con Matt Damon como protagonista. El director neoyorkino estrena ‘Wonder Wheel’, protagonizada por Jim Belushi y Kate Winslet.
Completan los estrenos ‘Columbus’, el debut en el largometraje de Kogonada; la película rusa ‘Tesnota (demasiado cerca)’; y para terminar ‘La cena’, una adaptación de la novela homónima de Herman Koch dirigida por Oren Moverman, con Richard Gere, Steve Coogan, Laura Linney, Rebecca Hall y Chloë Sevigny.

ver más sobre "Días de cine - 21/12/17" ver menos sobre "Días de cine - 21/12/17"
Programas completos (503)

Los últimos 5.255 programas de Días de cine

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios