www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.11.0/js
3988013
No recomendado para menores de 12 años Días de cine - 20/04/17 - ver ahora
Transcripción completa

¿Qué tal? Bienvenidos. Después de una semana de descanso

volvemos al cine con todas las novedades que nos trae

la cartelera, pero también vamos a echar un vistazo

a algunos de los estrenos que nos ha dejado la Semana Santa.

Comienza el "Días de Cine" 1143.

(Música)

Ricardo Darín nos habla de su estreno más reciente.

Un estupendo thriller que cuenta con la participación

de RTVE.

Creo en una Europa libre.

Pienso y confío en que las fronteras y pasaportes algún día

serán algo del pasado.

Los últimos días de uno de los grandes escritores europeos

del siglo XX.

Una comedia policiaca y delirante con Juliette Binoche

y Valeria Bruni-Tedeschi.

¿Cómo te llamas?

(Música)

Vamos a comenzar el programa de hoy recuperando dos estrenos

de la semana pasada.

Hablamos en primer lugar de Rosalie Blum,

una película que recomendamos.

Y de estas que aparecen muy de vez en cuando para trasmitirnos

una sensación placentera hablando de lo cotidiano.

Sensaciones muy distintas son las que nos produce

la argentina "Nieve negra",

una perturbadora historia familiar protagonizada por Ricardo Darín,

también está la actriz española Laia Costa,

que mantiene muy bien el tipo ante estas dos bestias

de la interpretación.

(Música)

Un pasado neblinoso donde aún quedan conflictos ocultos

que resolver.

Unas tierras mirando al fin del mundo que muestran

su lado más inhóspito.

Y un triángulo compuesto por dos hermanos

más la pareja de uno de ellos, que vuelven a verse

en torno a una llamativa suma de dinero.

Estos son los ingredientes de "Nieve negra"

y además, tres buenos actores. Los argentinos Ricardo Darín

y Leonardo Sbaraglia, más la española, muy internacional,

Laia Costa.

Una solución para nuestra vida.

Dirige Martín Hodara, reputado ayudante de dirección

aquí en su segundo largometraje como director.

Hay algo para mí que funciona en la película muy bien

y es que todo lo que sucede en la ciudad, en el pueblo,

es menos asfixiante que lo que sucede en la montaña.

Lo cual tendría, digo por imagen, debería ser lo opuesto.

Ricardo Darín, convincente como siempre en su inédita

caracterización, es el hermano hosco y de pocas palabras

que se quedó en la propiedad.

Yo creo que el hombre es producto de las circunstancias

que le tocan vivir.

Y también del contexto en que esas circunstancias se producen.

Sbaraglia, el hermano que vuelve para intentar convencer al otro

de aceptar la oferta de una compañía canadiense para vender las tierras

por una importante suma.

Como si la expresión del dinero fuera la expresión

de ese enorme desamor.

Esa gran cantidad de dinero es directamente proporcional

o inversamente proporcional con ese hueco de afecto.

-Espera, espera.

Laia Costa, actriz española que trabaja más fuera

de nuestras fronteras.

La pareja del hermano que vuelve y acaba tomando partido.

La verdad que estoy trabajando mucho fuera, pero tampoco

es por decisión personal, es porque estoy encontrando más oportunidades

fuera que aquí, ahora mismo.

Y además, son oportunidades que desde el guion hasta el proyecto

y la propuesta, me motivan muchísimo y me apetece mucho hacer.

Creo que el actor no puede escoger tanto como nos gustaría.

Entonces, en la medida de lo posible, coges las maletas

y vas a donde están las historias.

-¿Me puede decir dónde estaba?

Hay un asunto universal sobre el que pivota este thriller rural

cuyo karma oscuro nace de la propia estructura familiar,

y es ese particular fenómeno que se da en la condición humana

en toda latitud y cultura, sobre la facilidad de algunos

para cargar con culpas endosadas y la de otros para deslizarlas

ante terceros.

¿En serio? -Sí.

-El tema de la culpa,

no solo está presente, es desencadenante de la tragedia.

No tienen un futuro auténtico.

Todo su futuro va a ser...

va a ser la máscara.

-¿No se puede vender solamente la parte de Sabrina y la mía?

"Nieve negra", o lo que es lo mismo, el color de la sangre

cuando cae sobre la nieve, tiene todos los requisitos

de un buen thriller, en este caso de carácter rural,

y ecos del mejor clasicismo.

No, no vine a casa.

Viene a cumplir el deseo del viejo.

Y otra recomendación, cuanto menos sepas del argumento

de Rosalie Blum, más disfrutarás la película.

La ópera prima de Julien Rappeneau se basa en las premiadas

novelas gráficas de Camille Jourdy.

Me encanto el cómic.

He intentado trasladar las emociones y el humor del original

a la película.

Su estilo visual ha influido.

Pero no quería hacer una reproducción exacta del cómic.

Es más bien una interpretación.

-Yo, no conozco el Amazonas. Tampoco conozco África.

Ni Asia. Tengo una vida simple. Tranquila, mis clientes.

Su gato y su posesiva madre son su vida

hasta que se cruza en su camino Rosalie Blum.

¿Te parezco contento o feliz?

-¿Qué quieres decir?

-Me sabía mi vida de memoria.

Hasta aquel día de otoño.

-8,40 E, por favor.

-¿Nos hemos visto antes?

-No, no lo creo.

Una mujer solitaria y misteriosa que le obsesiona.

¿Conoces a la tendera de allí?

Más de una vez, he visto que me seguían.

-Rosalie Blum.

¿No te das cuenta de que no es normal?

¿Desde cuándo se sigue a la gente?

-¿Te importaría seguirle?

Su sobrina, un espíritu libre, se convierte en su aliada.

Es una historia sobre personajes solitarios que intentan salir

de su soledad. De volver a poner en marcha sus vidas.

Los insospechados cruces de sus historias darán lugar

a muchos momentos de fantasia que enriquecen la película.

-Buenos días, quería una cita para peinarme, por favor.

-El miércoles a las tres, perfecto.

-Rosalie Blum.

Del trabajo junto a su padre, Jean-Paul Rappeneau,

director entre otras de Cyrano de Bergerac,

aprendió la importancia del guion, de ser conciso y cuidar

hasta el más mínimo detalle.

Elegí a los actores que me gustaban. No porque fueran físicamente

parecidos a los protagonistas del cómic,

sino porque pensaba que eran emocionalmente coherentes

con ellos, tal como yo les había concebido.

Ha sido una experiencia muy enriquecedora.

Lo que más me ha gustado y lo que más he aprendido

es trabajando con los actores.

(Música)

Adaptar y rodar el cómic era difícil porque en la historia

hay muchos saltos temporales y está contada desde varios puntos de vista.

Pero creo que lo hemos conseguido.

-¿Y si le ofrecemos una aventura al psicópata?

-¿Qué estás pensando? -Una cosita.

-Es una película que recomendaría a la gente que piensa que Francia

es solo París, una gran ciudad.

Esta película habla sobre esa gente, dando una visión alejada

de los tópicos.

Consigue contar una historia universal con elementos

muy novelescos, intriga y emoción. Y encima es muy divertida.

Hay mucha gente que nos dice que tiene mucho del encanto de Amélie.

Una historia de personajes llena de encantos, divertida,

tierna, original y plagada de sorpresas,

Rosalie Blum es un puzle en el que vamos reconstruyendo

la vida y los sentimientos de sus personajes,

que al final, te deja con una sonrisa agridulce.

Si el destino no existe. -¿Usted cree?

-No te pongas celosa, me divierto un poco.

Me hace distinto.

(Música)

Hablamos ahora de la mirada contenida y bella

que la directora austriaca María Schrader

arroja sobre Stefan Zweig, humanista e intelectual.

Uno de los escritores más importantes del primer tercio

del siglo XX. Mucho más que un biopic.

Una historia que nos ayuda a entender la sensación

del fracaso de la razón frente al acecho de la barbarie.

Stefan Zweig Fue uno de los más grandes escritores del primer tercio

del siglo XX.

Nacido en Viena, cuando todavía formaba parte del imperio

austrohúngaro. Un humanista entusiasmado

por el legado cultural que había recibido.

Máxima expresión de felicidad y libertad según sus propias palabras.

Como contó en sus muy recomendables memorias,

el mundo de ayer, había luchado como soldado alemán

en la Primera Guerra Mundial.

Se vio obligado a huir antes de la Segunda por su condición de judío.

Stefan Zweig, Adiós Europa, magníficamente encarnado

por el poco conocido Joseph Hader,

reconstruye los últimos años de su vida.

Ya fuera de su país, en Brasil, Argentina y Estados Unidos.

Justo antes de que decidiera quitársela en 1942,

en compañía de su segunda esposa.

Convencido del fracaso de la razón frente a la brutalidad

y de que el nazismo acabaría triunfando e imponiendo

su régimen de terror en el mundo entero.

La película de María Schrader, estructurada en cinco secuencias

en forma de cuadros, desarrollados cada uno

en un tiempo y escenarios únicos, puede considerarse como una

ilustración de ese proceso mental de irrefutable pesimismo.

La grandeza de Zweig como escritor se da por sabida.

Su inabarcable obra, su prosa precisa, despojada y transparente,

ha dejado un generoso rastro en el cine.

En especial su novela, "carta de una desconocida",

ya en el Hollywood de los años 30, se llevó a la pantalla muy

libremente de la mano de John M. Stahl.

Más recientemente, en 2004, apareció una versión china

de la misma obra.

Aunque la que sigue sosteniéndose como una joya irrepetible

es la que puso en pie Max Ophüls en 1948, con Joan Fontaine

y Louis Jourdan, en el centro de este melodrama romántico

desgarrado y elegante.

En su relato "Miedo" se inspiró Rossellini

para poner en pie "La paura".

Del mismo texto se sirvió Gonzalo Suárez para trasplantar

a Zweig al territorio geográfico y literario de Clarín

en "Oviedo exprés".

La ciudad era una presa que devoraría el solo.

-Eres el sátiro del lavabo de señoras.

-Sí, señora.

El francés Patrice Leconte adaptó viaje al pasado

para su convencional drama romántico "La promesa".

No he hecho trampas.

No te me pongas gruñón. Sonríe.

¿No hecho trampas, verdad?

West Anderson capturó el espíritu de Zweig

sin someterlo a una estricta adaptación

en el "Gran hotel Budapest, que revivía a su original

y divertida manera, la imagen de una Europa ya lejana.

Hasta que vuelva a estar con vosotros como hombre libre,

el gran Budapest permanece en vuestras manos,

al igual que su impecable reputación.

Conservarlo sin mácula y original.

Cuidar con cariño hasta el detalle más pequeño como si yo estuviera

observando cuál halcón con un látigo entre las garras,

porque eso es lo que soy.

De esa Europa oscura y desaparecida que puede pasar por un oportuno

e inquietante reflejo de la actual, se despide decepcionado

y añorante Stefan Zweig, en la modélica, pudorosa

y sobrecogedora película que ahora se estrena.

(Música)

De Bélgica nos llega "Río arriba", un viaje físico y emocional

de tres hombres que rondan los 50 años.

Pero antes, vamos a hablar de "la profesora",

una película eslovaca basada en hechos reales

y que encierra una crítica a los privilegios

y también a los abusos de quienes están cerca del poder.

(Música)

Muchas gracias a todos por acudir a esta reunión de padres.

-Esa reunión es nuestra oportunidad para librarnos de ella

de una vez.

En este momento histórico que vivimos,

en una sociedad que rezuma corrupción política y económica

por los cuatro costados, deja de resultarnos

casi un juego de niños, lo que viene a denunciar la película

eslovaca "La profesora".

Sentaos.

Seré vuestra nueva profesora.

"La profesora" nos ubica en la Checoslovaquia de 1983.

En el sistema socialista anterior al desmoronamiento de la URSS

y del resto de regímenes sometidos a su influencia

y control político.

Mi familiar más cercano es mi hermana que vive Moscú.

Al 1000 km de distancia.

Antes de que comience la película, sabemos pues, que sin duda

serán las lacras de un sistema político burocratizado.

El telón de fondo sobre el que se mueven la profesora del título

y el resto de personajes que la rodean.

-¿Qué tiene esa cerda comunista en la cabeza?

¿Quiere que envíe por avión una tarta a su hermana en Moscú?

El filme, dirigido por Jan Hrebejk, pretende ofrecer una lectura

que por extensión vaya más allá del alcance de la anécdota.

Supuestamente basada en personajes reales,

una profesora de un colegio en un suburbio de Bratislava,

que utiliza sus prerrogativas como miembro del Partido Comunista

para extorsionar a los padres de sus muy jóvenes alumnos.

No tienes ni idea de lo que pasa.

-¿Qué hay de malo en ayudarnos entre nosotros?

-Todos tienen miedo.

-Espero que no se le pase por la cabeza firmar eso.

Administrar las notas que concede a los escolares,

aprobarles o suspenderles con total arbitrariedad,

para conseguir que sus padres la reparen la lavadora,

los chicos le limpien la casa u otras naderías por el estilo,

no parecen el colmo de la putrefacción social.

Es sobre los dulces que quería que le llevara a su hermana a Moscú.

-Ese asunto tan desagradable. Le supone un problema ¿no?

-Un problema enorme, no hay forma de conseguirlo.

Yo solo soy contable.

En la reunión de padres, con la directora del centro,

se discute la situación y Hrebejk esboza una galería de respuestas

que gráficamente mimetizan las actitudes de conjunto

de la sociedad frente a los abusos.

Los hay que protestan.

Los que se ponen de parte del poder. Los que se acobardan.

Sin embargo, nos parece que "La profesora" nunca alcanza

volar muy alto en su vocación de metáfora crítica

del sistema socialista y su argumento resulta,

hasta cierto punto, pueril.

No quería meterme, pero visto lo visto,

me veré obligado a escribir una petición para defender

a una buena persona de unas calumnias injustas.

-¿A qué persona se refiere?

-Muy gracioso.

La cineasta belga Marion Hänsel, estrena solo en Barcelona

"Río Arriba", una película sencilla que avanza a pequeños pasos.

Dos hombres maduros remontan un río en Croacia

a bordo de un pequeño barco.

Un perro viaja con ellos.

Rápidamente, nos damos cuenta de que se trata de dos extraños.

Ignoramos el lazo de sangre que los une.

Descubrimos que su padre acaba de morir

dejándoles el misterio sin resolver de las extrañas circunstancias

de su muerte.

(Música)

Los dos hombres, ahora comparten no solo los mismos genes,

sino una búsqueda común.

En las aguas del río y después en las empinadas pendientes

de las montañas, entre pequeñas conversaciones,

silencios y sobreentendidos, los dos hermanos

tienen tiempo de conocerse a la vez que resuelven

el misterio de la muerte de su padre.

"Río arriba" es el 12 filme de la directora belga Marion Hänsel,

que vuelve a confiar, y no es casualidad,

en Olivier Gourmet y Sergi López.

Dos actores de la cotidianidad, el rasgo que mejor define

la filmografía de Marion Hänsel.

La decisión de venir a un mundo donde los hombres han perdido sus sueños.

Y han olvidado el verdadero sentido de la vida.

Requiere una mayor reflexión.

Un cine diáfano, sencillo, en el que todo ocurre poco a poco.

Despacio, característica de una filmografía sin grandes títulos,

pero con un merecido prestigio.

Me siento muy atraída por la gente que está en plena búsqueda.

En búsqueda de sí mismos.

En búsqueda de su significado.

De lo que hacen en la vida.

Una búsqueda que no ha cesado en toda su filmografía.

No lo sé, creo que mi padre era irlandés y mi madre de Viena.

Historias humanas de amistad, de conocimiento y aceptación del otro.

Ocurren al ritmo de la naturaleza y en cualquier parte del mundo.

Hong Kong, Sudáfrica, el desierto y ahora un río croata

sirven como localización para que se relacione los personajes

creados por Marion Hänsel.

(Música)

Se ha presentado esta semana en la Cantina de Cineteca,

Documenta 2017, una inexcusable cita anual de Madrid

con el mejor cine documental y de no ficción.

A la que "Días de Cine" no ha de faltar cada año

y ya son unos cuantos.

-En un principio, mantenemos la competición internacional,

que es un clásico del festival.

Documenta 2017, tendrá lugar entre los días 4 y 14 de mayo.

Hasta que llegue ese momento, y sin salir de Cineteca,

vamos con nuestras recomendaciones.

(Música)

Viendo las películas que vamos a recomendar esta semana, Gerardo,

me doy cuenta que los preestrenos de "Días de cine" son de nivel uno.

Son delicatessen.

Ojalá todas las películas que se estrenasen fuesen igual de buenas.

Pero las nuestras, lo son.

En salas, ¿qué vamos a recomendar?

Dos películas que no tiene nada que ver, pero tienen mucho que ver.

Una es un documental, "I am not your negro",

de Raoul Peck, haitiano, documental monumental

sobre mucho más que el racismo en Estados Unidos

y el otro es "Más allá de la esperanza",

de Kaurismäki, que es un cuento maravilloso

sobre los refugiados sirios en esta Europa tan solidaria sobre el papel

y tan poco solidaria en lo práctico.

De antemano yo ya recomiendo la película que vamos a preestrenar

la semana que viene, Lady MacBeth, la pudimos ver en San Sebastián.

Nos fascinó, una historia muy potente con una protagonista

que yo pensaba que se iba a llevar la Concha de plata.

Una preciosidad. Dicen por ahí que es como si Hitchcock

encontrase a Cumbres Borrascosas.

Estamos en una novela maravillosa, que a mí me encanta.

Así que la gente que quiera ir a verla, que yo sé que hay muchos,

el martes que viene, a las 9:30.

que manden el mail a preestrenosddc, estaremos encantados de invitarles.

Hay menos entradas que otras veces. Hay que decirlo.

En Cineteca, Los lunes al cine...

Otra película que hemos preestrenado.

"Los santos inocentes". Película estupenda.

Y el viernes que viene, "Dancing Beethoven",

que la vamos a preestrenar esta semana,

a la gente le ha encantado, danza y Beethoven,

la compañía de ballet Lausanne, así que bueno, en Cineteca,

el viernes, dentro de márgenes.

La filmoteca mira a un hombre imprescindible

del cine español, Edgar Neville, de ese 50 aniversario.

Es el 50 aniversario de su muerte, la filmoteca dedica un ciclo

y nosotros, la semana que viene dedicaremos un estupendo reportaje

especial, más que un reportaje va a ser un especial de cine

sobre esta figura, este hombre era irrepetible.

Amigo de Chaplin y creador de un cine único e intransferible.

¿Qué me dices de "Serielizados"?

Nos tenemos que trasladar a Barcelona.

Nos vamos a Barcelona porque "Serializados"

es un festival, como su nombre indica,

sobre series.

Ha viajado el coguionista del "Joven papa",

de la cual vamos a hablar después en "Días de Cine".

Y también se ha presentado "El ministerio del tiempo",

se ha recordado "Twin Peaks", ahora que va a estrenarse

esa tercera temporada.

Para los que amamos las series de televisión, imprescindible.

De todas formas, yo voy a ir a Barcelona,

pongo rumbo el domingo porque el lunes vamos a estar

en los premios "San Jordi". Que tú presentas.

No lo quieres decir, pero yo lo digo.

Los presentas y se van a poder ver por La2.

Premios "San Jordi", que los hace Radio 4

desde hace muchos años y que se dieron a conocer en enero.

Que coincide mucho con Días de cine, como no puede ser de otra manera.

Nos gusta, nos gusta mucho el fallo del jurado.

Libros, ¿qué me traes?

Una preciosidad de libro muy bien editado que se llama:

"El libro del cine".

Es un recorrido bastante heterodoxo...

Que bello es vivir, El padrino, Momentos de una vida,

El mago de Oz.

Películas imprescindibles.

No son solo grandes películas, sino que el libro está muy bellamente

editado y es algo que a mí en particular, me gusta mucho.

Es estupendo.

No hay ninguna película que sobre ahí.

Y también Woody Allen. Mira, Woody Allen.

Se llama: "Woody Allen dentro de su cine".

Se acaban de cumplir 40 años de Anne Holl,

la película que marcó un antes y un después

en la carrera de Woody Allen, que nos encanta,

donde hay cine dentro del cine.

Un libro para evocar a ese cineasta tan divertido y heterodoxo.

Y constante, que es Woody Allen.

Gerardo, vamos a escuchar cuál es ahora la secuencia

favorita de Fernando Pérez, su última película

es "Últimos días en la Habana", valga la redundancia.

Y yo creo que a los espectadores os va a sorprender

si conocéis su cine porque la que ha elegido

es muy diferente a lo que él hace.

Soy cineasta, pero también soy cinéfilo.

Me encanta ir al cine, yo creo que he visto

tantas películas como es posible en la vida.

Y son muchas las secuencias que me han servido a mí

para tenerlas como referencia en el manejo del lenguaje

cinematográfico.

Salió una lista interminable, pero tengo que escoger una.

Y la que me viene a la mente es la secuencia inicial

de "Indiana Jones", en "El templo de la perdición",

De Steven Spielberg.

Brindo a su salud.

-Y es la secuencia en la que Harrison Ford tiene que encontrar

el antídoto para el veneno que le han inculcado

en ese momento.

-¿Qué es eso?

-Un antídoto.

-¿Para qué?

-Para el veneno que acabas de beber.

-Es en un salón de baile donde ese antídoto rueda por el espacio.

(Música)

-Esa escena para mí, es uno de los grandes ejemplos

de lo que es el montaje transparente.

No se sienten los cortes.

(Música)

-¿Y el antídoto? -¿Y el diamante?

-Hay multiplicidad de planos de todo tipo,

pero el espectador no siente que están cortados.

Eso realmente demuestra cómo el cine logra crear un tempo,

que es lo que llamamos el tiempo cinematográfico,

y no el tiempo real.

Tiene que ver mucho, se le debe mucho a Hitchcock,

al lenguaje del suspense y del montaje.

Por supuesto, el cine sigue evolucionando.

Hoy en día también uno puede hacer y contar una determinada secuencia

en 10 minutos sin mover la cámara.

Pero si vamos a la fragmentación de planos,

esa secuencia para mí es una secuencia genial.

(Música)

¡Vamos!

-No quiero morir.

(Música)

Cuesta creer tras la primera secuencia de "El joven papa",

que Pío XIII, ese pontífice recién llegado de EE.UU.

pueda caernos simpático en algún momento.

Ultraconservador a su manera. Arrivista también a su manera,

un hombre en suma con todas las virtudes y pecados

de cualquier ser humano, que accede a pronta edad

a lo más alto de su carrera, contra todo pronóstico,

para ejercerla de forma tan heterodoxamente ortodoxa.

Ese joven papa es Jude Law, en la serie de HBO,

creada por Paolo Sorrentino, que también se encarga

de la dirección y coescribe el guion.

Consigue que ese tipo que se pasea con suficiencia ante sus antepasados

en la cabecera, acabe cayéndonos bien

y que compartamos sus intrigas palaciegas con avidez,

poniéndonos de su parte, independientemente de que seamos

o no creyentes.

(Música)

Sorrentino plantea la serie de forma tan brillante, como creíble,

por más que salpique su metraje con licencias sorprendentes.

En realidad, la serie no deja de mostrar las luchas

por algo tan terrenal y por algo tan poco divino en principio,

como es el poder.

Ciudad del Vaticano, Arrivistas, pelotas, intrigantes,

obedientes, rebeldes, buenas personas, malas personas...

Toda la condición humana se esconde tras esas sotanas

que nos muestra la serie.

Sorprenden las tesis del nuevo papa, que fuma de forma incontinente

y le preocupa poco molestar con su forma de ver el mundo y su papado.

Junto a él, las ausencias de su padre y madre,

un mentor resentido, James Cromwell,

una monja que es más que una madre, Diane Keaton,

una jefa de prensa que se adapta, Cécile De France,

un cardenal que adora a Ibrahim

y pone una vela a Dios y otra al diablo

y un Javier Cámara sobresaliente en su papel de sacerdote

en busca de redención de sus muchos pecados.

El pasado siempre explica el presente,

el mundo no es blanco o negro,

ni siquiera visto desde el trono de Pedro,

ese joven papa que juega a ser una estrella de rock

lo aprenderá también, aunque sin desviarse de su camino marcado.

A la espera de que Sorrentino ruede la segunda parte,

nos conformamos con estas soberbias primeras diez horas,

que podríamos calificar de divinas

y que, por favor, que no se nos malinterprete.

Tras su sólida carrera como cortometrajista,

con nominación a los Oscar incluida, llega a los cines

el debut en el largo de Esteban Crespo.

Tras su paso por el Festival de Cine de Málaga,

se estrena ahora "Amar".

Es el retrato de ese primer amor arrebatado, loco,

también imperfecto,

pero estamos hablando, además, del retrato

del primer y doloroso de ese amor.

Para ser tuyo... -Voy a sentirte dentro.

-Y yo. -Tú eres yo; yo soy tú.

Ya señalaba la ecléctica, heterodoxa y feminista

ensayista norteamericana, Cristina Nerin,

en su recomendable libro a favor del amor,

que la premisa imprescindible es estar también dispuesto

a sufrir.

(Música)

Quien opta por vivir a flor de piel esta experiencia única e irrepetible

tendrá su recompensa,

porque incluso el batacazo puede significar

una excelente oportunidad

para adentrarse en los misterios del alma.

(Canción en inglés)

Qué mejor que el primer amor de juventud,

despojado de máscaras y lastres, para entregarse

a ese abismo de pasión, que sí mismo demanda,

como es el caso que nos ocupa, un apuntalamiento en forma de madurez.

(Canción en inglés)

La peli es un primer amor adolescente,

ese primer amor arrebatador, que te arrastra,

que parece que cada decisión es a vida o muerte.

Generalmente, es un primer amor que sale mal,

pero qué suerte que tuviste que lo viviste.

(Canción en inglés)

Me gustaría que fueras feliz.

El debut en el largometraje de Esteban Crespo, "Amar",

actualización de una vieja historia

ya contada en uno de sus cortometrajes,

narra a cara descubierta la relación amorosa,

llena de intensidad, también dificultades y altibajos,

de una joven pareja que lucha por preservar

ese espacio de carácter sagrado.

(Música)

Hoy es el día de las amigas.

En ese proceso, "Amar" se erige en el retrato de una juventud

que lucha por encontrar su sitio

y labrarse un futuro, sin duda, incierto.

Ahora vengo, ponte una copa.

En paralelo a la experiencia amorosa,

se asoman las eternas cuestiones que todo ser humano,

en su temprana edad adulta, debe abordar

como la identidad o el conocimiento adquirido

para afrontar la vida.

Como mi hermano, todas las pastillas que le dan

para después de la quimioterapia. Lo dejan como nuevo.

En este sentido, se agradece que en ningún momento "Amar"

opte por soluciones fáciles como el signo de los tiempos presentes

parece demandar.

Sus personajes, aún siendo primerizos,

actúen desde la honestidad encarando todo lo que se les viene encima.

Déjame a mí, anda.

-El amor es eterno, es universal,

los jóvenes desean enamorarse.

También desean experimentar, pero llega un momento

que de la experimentación se aburre y entonces,

encontrar ese amor que te completa

es una cosa que los chavales jóvenes lo buscan.

De hecho, yo he entrevistado a muchos para la peli

y te das cuenta que al final hay cosas

que unen todas las generaciones,

esa búsqueda de algo especial.

No se comprendería el alcance de "Amar"

sin sus dos protagonistas principales

y su incuestionable química,

Pol Monen y María Pedraza, esta última

sin experiencia previa como actriz, todo un descubrimiento.

Yo vengo de la danza clásica y este es mi primer largometraje,

mi primer todo en el cine, y muy contenta,

con ganas de más.

-¿Cómo ha sido esa interpretación tan increíble...?

-Porque es muy buena. -Qué va.

En realidad, yo creo que ha sido cosa de todos.

Recordemos que Esteban Crespo obtuvo una nominación a los Oscar

por su cortometraje "Aquel no era yo",

lo que le supuso el espaldarazo definitivo

para dar el paso al largo.

Es momento bello, un momento de reconciliación,

de redención, también.

Es el momento en el que esta historia de amor

va a perdurar y no va a quedar

como algo triste y corrompido,

sino va a tener un buen sabor de boca.

La última escena de "Amar" lanza el futuro de esta pareja de enamorados

al terreno de la incertidumbre, como no podía ser de otra manera,

pero apunta visualmente algo de una belleza, digamos, tranquilizadora.

Si hay algo que se agradece particularmente de esta película

es que rescate y reivindique cuestiones y valores eternos

en un mundo como el actual, proclive a lo trivial y confuso.

Eso sí, engañosamente revestido de modernidad.

En su interés por apoyar a los directores que comienzan,

TVE participa en las dos óperas primas que se estrenan esta semana.

"Amar", que os acabamos de hablar hace un instante,

y "Garantía personal", que es el debut en el largo de Rodrigo Rivas.

Una historia de provincias, con la crisis de fondo.

El propio director la define como un thriller neonoir,

con elementos de suspense y una carga de denuncia social.

"Garantía personal" dibuja una situación en un contexto

que se acerca mucho a la realidad.

La crisis está instalada en España y la notan, sobre todo,

los pequeños y medianos empresarios de provincias,

que ven cómo su vida ha cambiado sin avisar,

sin tiempo para adaptarse a la nueva situación,

sin salida. Adiós.

-¿Se puede saber qué haces aquí a estas horas?

-¡Pero cómo me voy a meter en ese follón!

-Vamos a ver, no es ningún follón como tú lo llamas.

Es la vida real. -¡Es una puta vergüenza!

-Es una película de lo que pensábamos que era la realidad española.

Pusimos la crisis como telón de fondo, sonido ambiente,

y decidimos hacer un poco el cine que nos gusta.

(Música inquietante)

Joder, lo que me faltaba. No puedo pagarte.

-El cine de suspense, el cine de personajes.

-Yo también tengo una situación muy mala.

-Vamos a ver, Lara, eso es la garantía personal.

-Juntando un poco esos ingredientes, decidimos hacer una película

que nosotros llamamos neonoir, un poco cine negro,

pero con temas actuales y modernos.

En este caso, en España, con la crisis.

-Ponte una copa.

(Música suspense)

Cálmate, es temporal, ya se me ocurrirá algo.

"Garantía personal" es un thriller tenso,

hasta violento, que abunda en lo que puede llegar a hacer un ser humano

en quiebra total,

cuando la ruina se instala en la vida

y las deudas ahogan cualquier atisbo de esperanza,

una película que además lleva a gala su vocación de presentarse

como un thriller extremeño.

Extremeño, porque fue una idea que surgió allí,

porque es el sitio que elegimos para vivir,

y porque ciudades como Plasencia brindaban el paisaje perfecto

que necesitamos para un personaje que tiene una casita de campo,

que tiene una empresa, un autónomo medio de lo que podía ser en España,

una empresa media que se viene a la quiebra.

-¿Y quién es usted? -Genaro, el del cerradero.

Hablamos el otro día y Alberto me había dicho que...

-Ya, ya, ¿y qué quiera que le diga? Ya ve la que tenemos encima.

-Venga, vamos.

(Música suspense)

Belén López, Roberto Henríquez y Valentín Paredes,

solventes y creíbles, protagonizan "Garantía personal".

¡Hostia puta!

Un thriller de suspense con una fuerte carga de denuncia social,

que supone el debut en la dirección de largometrajes

de Rodrigo Rivas.

El público responde muy bien, al público español

le gusta mucho el cine negro, le gusta mucho el thriller.

-Y si hay una esencia puramente española, mejor,

porque si no entramos en la americanada y no se las cree nadie.

Tiene que tocar estos temas.

-Yo creo que esta película es universal,

y tanto si se ve aquí, como la crisis ahora mismo es

tanto social como económica, mundial,

yo creo que cualquiera que vea esta película

en cualquier punto del mundo se va a sentir identificado,

porque esta nos ha arrasado a todos.

-Le habían dado, pero bien.

Mírate, igualito, ¿cómo se llamaba?

Actores de alta alcurnia y actores de la vida

se unen en "La alta sociedad",

una divertida, delirante y grotesca comedia francesa.

El resultado es un cóctel de sabores fuertes

donde el sarcasmo y la caricatura pueden resultar

de difícil digestión.

Un exceso o que te fascina o no puedes con él,

no hay término medio.

Es una verdadera alegría cada vez que volvemos a estas costas.

Mirad a esos recolectores de mejillones.

-Cómo apesta ese carro. -Qué pintoresco es todo.

Seguro que a muchos espectadores les resultará indigesto

el plato que sirve Bruno Dumont en "La alta sociedad".

No tanto por el estado de las ostras que pesca una familia

a la que el adjetivo de singular se le queda demasiado corto,

sino por el retrato de líneas muy gruesas

que actores como Juliette Binoche y Fabrice Luchini

pintan de una clase social supuestamente elevada,

provinciana y decadente hasta decir basta.

¿Cómo le va en su extraordinaria y magnífica mansión?

-Buenos días.

-Isabelle, tienes un cutis realmente espléndido.

De hecho, el humor surrealista, lo que viene a significar absurdo,

descacharrante y grotesco, que impregna toda la película,

proviene, en gran medida, de las atrevidas prestaciones

de estos dos grandes monstruos a los que se une también

Valeria Bruni Tedeschi, un peldaño ligeramente por debajo

del registro estrafalario de sus colegas.

Sobra decir que hay que escucharles en su propia voz

para disfrutar de sus excesos.

Del resto de actores no profesionales,

Dumont extrae oro y el reparto no necesita más que respirar,

para dar con la tecla que el director desea pulsar.

Las estrellas estaban muy sorprendidas

por la extravagancia del juego.

Sí, bastante sorprendidas.

Paradójicamente, estaban sorprendidas por la calidad del juego

de los otros actores, fascinadas por la exactitud de su trabajo actoral.

Exceso es la palabra clave para definir a "La alta sociedad".

Diríamos que sorprende de un director

que se había mostrado contenido en lo formal,

que no en el fondo de sus dramas morales.

(Campanas)

De no ser porque ese cambio de tono ya se había producido

en la miniserie de "El pequeño Quinquin",

en la que ya se encuentra en todo su esplendor

el espíritu sarcástico y amante de la caricatura,

del que Dumont hace gala en su última película.

Antes de llegar a este puerto de vientos desmadrados,

Dumont había ganado reconocimiento y prestigio

con dramas realistas y vanguardistas, jugando en casa.

"Humanité" y "Flandres" le proporcionaron

el Gran Premio del Festival de Cannes

y el FIPRESCI o el Premio Internacional de la Crítica.

En lo que sí guardan un punto de contacto estos filmes

con las dos comedias citadas es en el sustrato

de la repelente brutalidad de la violencia y la crueldad humanas

que tienen su correlato

en el tratamiento percutiente de lo sexual,

además de un sentido clásico del encuadre

y la duración de las tomas.

Sin duda, pudiera parecer

que el autor de "Fuera de Satán" y "Camille Claudel"

no fuera el mismo que el de "El pequeño Quinquin"

y el de esta "La alta sociedad",

pero es obvio que las apariencias engañan

y la gracia de esta comedia,

que amplia el grosor del trazo hasta lo grotesco,

consiste en encontrar a la humanidad

debajo de una capa de mugre de tanto espesor.

Descifrar unos mecanismo de dominación y lucha social,

que el propio autor se niega a catalogar.

Las clases sociales en la alta sociedad

son tan extravagantes, que no tienen correspondencia real.

La película no habla de la realidad de la vida burguesa

a comienzos del siglo XX, es demasiado extravagante.

Dicho todo lo cual,

si del colorista y saturado micromundo burlesco

que Dumont nos ofrece

en este rincón de la Francia de principios del siglo XX,

si no extraemos munición jocosa, guasa de los crímenes

que allí se producen

y jolgorio de la estrambótica pareja de detectives,

entonces el director no habría conseguido sus objetivos.

La palabra la tenemos los espectadores.

Fue aquí donde desapareció esa persona.

-Eso es un poco raro, ¿eh?

-¿Que han desaparecido personas en la bahía?

-Eso es espeluznante.

-No hay nada que temer.

Para los no cinéfilos, Valeria Bruni Tedeschi

es la hermana bohemia de Carla Bruni

o la expareja del director y actor francés Louis Garrel,

19 años más joven que ella.

Pero en "Días de cine" la vemos como actriz,

es una de nuestras debilidades, sí.

Poderosa, versátil, brillante,

es mucho más que uno de los rostros habituales

del cine francés e italiano.

Actriz internacional, y una cosa muy curiosa ha sido

bucear en nuestro archivo.

(Música)

¿Quieres decir que no tengo imaginación?

Quizás, quizás no tengo tanta imaginación como ella, es posible.

Cuando leo un guión que tiene un personaje al que interpretaré,

es como cuando conozco a alguien y siento mucha empatía.

Es algo que te puede pasar también en un tren, con un extraño

con el que te topas.

No elijo un papel, elijo la historia.

En realidad, decido hacer la película primero en función del director,

después de la historia y después del personaje.

Es muy importante para mí la historia al completo

que se quiere contar,

y con el personaje tengo que tener empatía, compasión

y luego se trata de ir conociéndose mejor y mejor.

Igual que cuando conoces a alguien.

Te enamoras y acabáis siendo uno,

deja de haber un personaje, no existe un personaje,

soy solo yo, con mi cuerpo, mis emociones.

(Música)

Todo empezó cuando trabajé con el director Mimmo Calopresti

en el guión de una película suya,

y al finalizarla, sentía que necesitaba escribir.

Empecé con esta mujer que, tras una visita a su padre,

enfermo en el hospital, decide ir a confesarse.

Escribí muchas secuencias aisladas yo sola

y luego las puse en común con Noémie Lvovsky,

que trabajamos en conjunto

y encontramos una manera de hacer un retrato de esta mujer.

Siempre hablo de mí misma en mis películas.

Bueno, no de mí, de mi vida, de mi trabajo,

de la gente que me rodea, de mis experiencias vitales,

mis emociones, no puedo hablar de otra cosa.

Del amor, hablo del amor.

Toda la película explora el tema del amor,

el amor al padre, a la proximidad con el hermano,

habla de las lecciones del amor.

Así es, el amor nos hace soportar al propio amor.

Si tuviera que ponerle una etiqueta, para mí es una tragicomedia.

Tragicomedia, quizás una tragicomedia, algo así,

en cualquier caso, la comedia es muy importante para mí.

¿Cómo encontré esa idea? Bueno, porque yo soy rica,

no muy rica, pero vengo de una familia rica.

Tengo esa experiencia de sentir que tengo más de lo que tienen otros,

no lo sentía igual que mi personaje, porque ella se ha convertido

en un personaje, pero sí hay algo de ella que es mío.

Con Noémie buscábamos hablar del dinero, ¿qué es el dinero?

¿Qué vehicula? ¿Qué es una herencia?

¿Qué es el dinero que no puedes tocar? ¿Existe?

¿Qué es un cheque? ¿Eso es el dinero?

¿O es solo un papel con una firma? Hablamos de la riqueza.

Ella no busca al contable, su hermana sí.

Ella no, ella busca la fe, ella realmente...

La gente no entiende, sigue hablando,

porque es dulce, porque si no...

(GRITA)

¿Cuál era la pregunta? -La fe.

Incluso para los que no tienen fe es un tema importante.

Es importante hasta para los niños.

Desde que somos pequeños nos preguntamos sobre eso.

Evidentemente, es una de las grandes cuestiones de la humanidad.

¿Hay alguien? ¿Hay algo? ¿Hay un orden misterioso?

Después, habiendo crecido en Italia,

hablo de la fe a través de mi cultura,

es decir, de la religión católica,

a través de los límites que hay en esa religión,

los rituales y la superstición.

La franquicia "John Wick", desconocida en España,

se consolida con la segunda entrega dedicada a este asesino a sueldo

interpretado por Keanu Reeves, que ve así revitalizada su carrera

después de un tiempo en la sombra.

80 millones de dólares ha recaudado ya en Estados Unidos

y eso significa que habrá continuación.

(Música)

Un héroe es por definición alguien que actúa

de manera valerosa y arriesgada.

Una versión mejorada de nosotros mismos.

(Música acción)

Hijo de los hombres y de los dioses, según la mitología griega,

que quiso subrayar así la importancia

de que el héroe se nos parezca,

para que podamos reconocernos en su dilema

y sufrir con él sus adversidades.

Tu descenso a los infiernos comienza aquí, señor Wick.

De tal modo que cuando el héroe resuelva su conflicto,

se produzca en nosotros ese efecto liberador

que los griegos llamaban catarsis.

El hombre, el mito, la leyenda.

John Wick está tan lejos de parecer humano como de ser un héroe.

Estoy en ello.

De profesión asesino a sueldo,

avanza por la película repartiendo estopa,

con la eficacia de un personaje de videojuego

y la tranquilidad de no temer en ningún momento por su vida

ni por las consecuencias morales de sus actos.

Venga quien venga,

los mataré a todos.

Pero ni cuando la vida ni la moral del héroe están en riesgo,

el drama desaparece y solo quedan el ruido y la furia,

como placebo para una audiencia ávida de emociones visuales

que conjugan acción hiperrealista, violencia circense

y pirotecnia digital en un todo

que cabría denominar cine estroboscópico.

No tienes ni idea de lo que te espera.

En este tipo de cine, la irrelevancia del guión es tal

que su escritura podría confiarse

a un programa de inteligencia artificial.

¿Una buena noche?

-Me temo que sí.

Tampoco hacen falta buenos actores.

Lamento oír eso.

A cambio, su realización exige una alta capacitación técnica

y el concurso de sofisticadas máquinas.

No es de extrañar que la pareja de directores de la saga

fueran antes reputados planificadores de escenas de riesgo

y realizadores de segunda unidad.

Su éxito con "Pacto de sangre",

garantizan la continuidad de John Wick como nueva marca

en el superpoblado planeta franquicia

para alivio de Keanu Reeves, que ha encontrado por fin

un traje a su medida.

¿Se trata de un acto protocolario o de un acontecimiento social?

-Social.

-¿Y será de día o bien de noche?

-Hágame uno de día y otro de noche.

El 15 de abril se cumplían 50 años del fallecimiento de Totò,

uno de los cómicos más famosos del cine italiano,

heredero directo de Chaplin, pero sobre todo de Buster Keaton,

con quien compartía ese rostro imperturbable.

Antonio De Curtis fue Totò en decenas de películas muy populares,

dentro del cine italiano.

Todas ellas llevaban su nombre en el título,

pero fuera de su país fue reconocido sobre todo

por sus trabajos con grandes directores

como Monicelli o Pasolini, en títulos más serios

como "Rufufú" o "Pajaritos y pajarracos".

Hoy nos vamos a despedir con ese payaso triste y entrañable.

Nos vemos dentro de siete días.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Días de cine - 20/04/17

Días de cine - 20/04/17

20 abr 2017

Días de cine recupera dos importantes títulos estrenados durante Semana Santa: 'Nieve negra', con Leonardo Sbaraglia y Ricardo Darín, participada por RTVE; y la francesa 'Rosalie Blum', una deliciosa película dirigida por Julien Rappeneau que adapta los comics de Camille Jourdy.
Además llegan 'Stefan Zweig: Adiós a Europa', una película que lleva a la pantalla los últimos cuatro años del intelectual austriaco, centrado en los años de exilio del famoso escritor y activista social; la eslovaca 'La profesora', basada en hechos reales; y la belga 'Río arriba'. También se estrenan las películas españolas 'Garantía personal', de Rodrigo Rivas; y 'Amar', la crónica de un primer amor con luces y sombras, dirigida por Esteban Crespo.
Días de cine habla también sobre 'La alta sociedad (Ma loute)', de Bruno Dumont, con Valeria Bruni Tedeschi; y 'John Wick: pacto de sangre' segunda entrega de las aventuras del personaje encarnado por Keanu Reeves.
La secuencia favorita del director cubano Fernando Pérez; las recomendaciones de cine, y un recuerdo para el mítico cómico italiano Totó, en el 50º aniversario de su fallecimiento.

ver más sobre "Días de cine - 20/04/17" ver menos sobre "Días de cine - 20/04/17"
Programas completos (463)
Clips

Los últimos 4.867 programas de Días de cine

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios