www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.14.0/js
4499918
No recomendado para menores de 12 años Días de cine - 01/03/18 - ver ahora
Transcripción completa

A tan solo tres días para la entrega de los Oscar

que se celebrarán el próximo domingo,

en "Días de cine" ya estamos con las porras.

La mayoría de películas nominadas las tenéis en cartelera,

pero son muchos los títulos que llegan esta semana a las salas.

(Música)

¿Vamos a ser amigos? -¿Es lo que quieres?

Una película de espías con dos Lawrence,

Francis dirige y Jennifer protagoniza.

Tienes un don.

¿Listo para una aventura?

Richard Linklater retoma los personajes de "El último deber",

40 años después.

(Música)

Los premios más famosos del cine cumplen 90 años

con muchas incógnitas en el horizonte.

(Música)

Qué grandes frases nos ha dejado Buñuel,

claro que hablaremos de los Oscar,

pero antes miramos a la cartelera, hay varios estrenos españoles.

No solo de "Torrente" vive el Santiago Segura director

y lo demuestra con "Sin rodeos".

Es una comedia protagonizada por Maribel Verdú.

Vuelve, como en otras ocasiones, a convertir en personajes de ficción

a rostros muy conocidos y, precisamente,

es uno de los grandes atractivos que tiene la película,

sus interpretaciones.

(Música)

Santiago Segura lleva a cabo un ejercicio liberador en "Sin rodeos".

(RONCA)

Una comedia amable donde una persona normal explota

hastiada ante un cúmulo de pequeñas frustraciones.

Cariño, ¿tú domiciliaste las facturas en la nueva cuenta?

-¿Qué?

-Yo la he llamado comedia empoderada,

porque digo: "¿Cómo la podemos titular?"

Porque no es comedia romántica, aunque tiene toque romántico.

Es una comedia empoderada en cuanto a que el empoderamiento

se supone que es darle voz o darle fuerza

a gente oprimida o gente que no la tiene.

El movimiento feminista utiliza mucho la palabra por eso.

-Mujer tenías que ser.

-Hombre, ya era hora, acompáñame al despacho.

-Holi, hola, saluda a la cámara.

Esta es la señora a la que voy a reemplazar.

"Sin rodeos" es una comedia de situación terapéutica.

Exagera lo cotidiano hasta encontrar una solución liberadora.

Es el cine de toda la vida, de los 80, "Rocky", "Karate Kid",

esas películas que nos gustaban tanto,

porque nos hacían soñar hasta dónde podíamos llegar.

-¿Me estás escuchando?

-¿Has visto el vídeo de los pingüinos?

-¿Por dónde vas? -Estoy a cuatro minutos.

De volverme loca.

-Todo lo que tú reprimís tiene que salir fuera.

-Internet. -Bienvenida a atención al cliente.

-Pequeños sorbos, medicina muy potente.

-¿Donde coño estabas? ¿Sabes qué hora es?

-Qué sabrás tú de dirigir una empresa, cretino.

Cálmate, por favor, que solo quiero hablar contigo.

-¿Tú eres imbécil? ¿Qué parte no te has enterado?

Que no me toques.

(Música)

Maribel Verdú es la protagonista de "Sin rodeos".

No quiero más dramas en mi vida.

Junto a ella, un buen puñado de personajes

empeñados con éxito en arruinarle el día.

Me gusta también que sea un contraste

entre la interpretación tuya que va a hacer,

tú eres una intérprete...

-Que sea muy naturalista y tal con...

-Con gente más como fuera de su medio.

-Estás con la regla.

-¡Se ha vuelto loca!

-Estoy harta de la influencer, hashtags, virales y su puta madre.

-Por otra parte, creo que los bordan.

Wyoming de psiquiatra a mí me mata, me parece graciosísimo.

-Te voy a subir el calmazepam a 40.

¿Cuántos asitranquil estás tomando al día?

-Dos. -Pues toma cuatro.

¿Ves cómo todo tiene arreglo?

-Yo no he hecho más comedia, porque me parece,

o sea, un drama, digamos, normalito, siempre es más digno

que una comedia mala.

-¿Te has vuelto loca?

-Loco estás tú si vas a dejar la campaña de los italianos

en manos de esta.

Que seguro que no saben ni cuál es la capital de Italia.

-¿Holi? Venecia.

-No.

-Oiga, perdone, respete mi opinión.

-La comedia es una cosa tan obvia cuando fracasas,

o sea, cuando vas a una sala de 500 personas...

-Porque es tan inmediato, ahí está, es inmediato.

-Esa humillación es grandísima,

porque un drama como el director siempre dice:

"Creo que les ha tocado, pero...".

-Hola, ella es la mujer a la que voy a reemplazar.

"Sin rodeos" es el remake de "Sin filtro".

(Música)

Comedia chilena escrita y dirigida por Nicolás López.

(GRITA)

-Ella es Paz a la que voy a estar reemplazando.

(Alarma)

-La madre que...

Además, tiene una hermana en México, titulada "Una mujer sin filtro".

¿Pagaste el recibo del gas?

Una misma historia adaptada a las ligeras peculiaridades

de tres países diferentes.

Nicolás López yo le produje su primera película a los 20 años,

me parecía que era un tío con talento, y desde entonces,

cada vez que hace una película me la manda.

-Yo estoy siendo amiga tuya.

Mire, como suele amiga tuya, te voy a sanar, porque tú estás enferma.

-Cuando me mandó esta digo: "Qué cabrón, esto es un día de furia".

Dice: "Sí, sí".

Digo: "Me encanta y con una chica".

-¡No estoy con la regla!

-Se estrenó la película en Chile y resultó ser la segunda película

más taquillera de la historia del cine chileno,

digo: "Qué ojo tengo". -No será menopausia.

-¿Cómo?

-La motivación era, sobre todo, probarme a mí mismo

que puedo dirigir algo diferente.

Porque igual tengo que hacer ahora "Torrente 6",

que no me importaría, pero digo:

"Van a decir qué poco original es este hombre".

-¿Se puede saber qué me ha hecho? -Yo sanar a ti.

-Y luego esto lo digo medio en broma, pero es un poco en serio.

Saber que el 70 % o el 65 % del público de "Torrente" es masculino

me deprimía mucho, digo: "Si a mí lo que me gusta son las chicas".

-El caso es que he hecho cosas que nunca antes pensé que podría hacer.

He dimitido, Vane.

He soltado a mi jefe de toda la mierda

que me había tragado durante los últimos años.

-Sí a mi me gusta Orson, me gusta Truffaut,

me gusta Billy Wilder, me gustan tantos tipos de cine diferentes.

Si yo veo "Viridiana" y me conmuevo,

no quiere decir que "Dos todos muy tontos" no sea...

-O "Resacón en Las Vegas".

-No tiene nada que ver, puedes hacer muchas cosas.

Pensé: "Voy hacer una película más familiar incluso".

-Del 1 al 10, ¿cómo valoraría usted el servicio?

(Música)

Es lo nuevo de Marc Recha.

Es un relato intimista sobre la supervivencia.

El director catalán utiliza la mirada de una niña

para contarnos una historia que transcurre en Menorca,

a finales de la Primera Guerra Mundial

en un clima de hambre y muerte.

Octubre 1918.

A un mes del final de la Primera Guerra Mundial,

la gripe española entra en Menorca.

El hambre, el contrabando

y la enfermedad que provoca cientos de muertos

condicionan la vida de Tina, Biel y su familia.

Su único deseo es viajar a Argelia para reencontrarse con su madre,

que ha emigrado en busca de una vida mejor.

¿Qué hacemos con la cámara? ¿Nos acercamos a los lugares o no?

¿O mantenemos un pulso firme que sea la mirada de esta niña,

que está mirando el mundo?

Y del mundo es una barca que llega.

Todo cambia cuando descubren un tesoro

y a lo lejos ven un barco misterioso.

Les gusta observarlo.

Sergi López, que repite con el director,

da vida a un hombre sin pasado, libre y enigmático

que se convierte en su amigo.

Marc Recha reconoce en los relatos de Josep Pla

una de sus muchas fuentes de inspiración,

aunque con un tono muy distinto este drama intimista

también recuerda a Marc.

Adelante si queréis seguir.

-Llegué a la isla del tesoro,

voy a parar de una manera natural a Montfleet,

a Moonfleet, de Fritz Lang.

Es una amalgama de 10 000 cosas leídas, visitadas y contadas.

"La vida lliure" es una película de acción sin acción, contemplativa.

La naturaleza de Menorca, libre y salvaje,

el sonido, los gestos y las miradas de sus protagonistas

son más importantes que los diálogos.

La película era más interesante sugerir que mostrar.

Y hay una obviedad también, que no tenemos presupuesto

para meter unos submarinos ni meter grandes cosas de producción.

Si tienes 14-15 días para rodar, tampoco...

Es una manera de depurarlo todo. A veces es mejor...

-Un, dos...

Conectada con su largo anterior, su séptima película

vuelve a temas recurrentes como el interés por la infancia,

la pérdida de la inocencia, la pobreza, lo rural

y la importancia de la naturaleza.

Mi cine sigue siendo muy visceral y muy intuitivo.

Y los rodajes, insisto, es igual de interesante

lo que se está filmando, es decir, la vida soñada o imaginada

o la vida que estás in situ viviéndola en directo.

Es decir, hay un trasvase de flujos de ida y venida

que todo se nutre.

Insisto, el cine es una gran aventura humana.

Como todo camino de aprendizaje, si lo quieres llamar así,

también es un camino de crecimiento personal.

Entonces, a partir de ahí, haces las cosas de una manera, ¿no?

Marc Recha lleva años demostrando que tiene una mirada personal.

Su cine intimista, sencillo por necesidad,

naturalista y sugerente, necesita de una cierta predisposición

para disfrutar de la película.

En el fondo, ¿de qué estamos hablando?

Que para mí sigue siendo un reto y una pasión

después de más de 30 años haciendo películas.

Es decir, ¿cómo captas la invisibilidad,

lo no tangible, lo intangible?

Y eso el cine tiene aún esa magia, a través del sonido,

a través del paisaje, de ese gesto, de esa mirada.

Esos diálogos mínimos.

A partir de ahí, es que es muy poderoso.

Y es muy goloso y es muy complejo, Porque no es obvio y no es fácil.

-Ya está. -¿Ya está qué?

-Llegar a las personas.

Muchas veces nos encontramos que los grandes creadores, en el fondo,

lo que estás viendo no es más que esa incapacidad del ser humano

en gestionar sus emociones.

Y que la única manera que tiene de llegar a los demás

y comunicarse y hablar es haciendo una obra.

A mí me pasa eso.

(Música)

Se estrena "Pero que todos sepan que no he muerto".

Título extraído de un verso del poema de Federico García Lorca,

"Gacela de la muerte oscura".

Un documental dirigido por la americana Andrea Weiss

que paso por el Festival de Berlín en su edición de 2017.

No había forma de enterarse de qué había ocurrido en realidad.

Incluso las familias no se hablaban.

La memoria histórica es el tema central

de "Pero que todos sepan que no he muerto".

(Música)

Un asunto capital que el documental aborda

desde la perspectiva de los represaliados

de la guerra civil y la dictadura.

Centrando su foco en la represión a homosexuales, lesbianas

y transexuales en ese periodo.

Es que cada paso que cae en mis manos

sobre la represión de algún compañero mío,

es que hay veces que empiezo a llorar y no puedo parar.

Fue tan grande la injusticia que es tremendo,

es que es imposible repararla.

La obra de Federico García Lorca vértebra un documental

que se sirve de la vida y de la muerte del poeta

como símbolo de una atrocidad.

El gran problema que ha pasado con las mujeres,

con las mujeres homosexuales, es el no haberles dado existencia.

Presiento que tras la noche

vendrá la noche más larga.

Víctimas, activistas a favor de los derechos LGTB,

representantes de asociaciones

por la recuperación de la memoria histórica

y la sobrina del poeta dan un testimonio necesario,

pero que a ojos del público español, acostumbrado y consciente

de la profundidad y complejidad de esta temática,

no aporta nada nuevo.

José Rubio Rodrigo.

Adela Ruíz Cabrillo.

Buenaventura Sánchez Pérez.

Celestino Teso Caballero.

(Música)

Tiempo para la recomendaciones en "Días de cine".

Hablemos en primer lugar de esas películas

que hay que ir a ver a las salas.

Bueno, que es donde mejor se ven las películas.

"The Party" yo la he visto esta semana y me ha encantado,

me he divertido mucho.

Es una película que tiene mucha retranca.

Es una película que es de cámara.

Tiene unidad de tiempo, unidades de lugar

y además es cortísima, 71 minutos.

Es una reunión de amigos, que hemos visto en muchas películas.

Esta tiene su variante, es en blanco y negro,

siete actorazos, Timothy Spall, que me encanta.

¿Qué pasa cuando unos amigos se reúnen

y pasa eso inesperado que desata

lo que nunca se pensaría que se iba a desatar?

Una película estupenda. Película dirigida por Sally Potter.

Y "Black Panther", que a priori parece que están en las Antípodas,

pero tienen cosas en común.

Tienen en común que las dos son retratos sociales,

muy diverso género en ambos casos.

Una es un retrato de la clase social en Gran Bretaña

y esta, la película de superhéroes,

que pone sobre el tapete

la problemática racial en Estados Unidos.

Parece mentira, pero igual que pasaba con "Wonder Woman",

el mensaje es muy poderoso, mucho más de lo que yo imaginaba,

y llega porque, la gente, que yo he visto en el cine

aplaudía el final.

Aquí, en Cineteca, un lunes más hay que ir al cine.

Lo que me parece mentira es que en Cineteca

pongan los lunes tan buenas películas

que antes costaba mucho ver y este lunes se dedica a la brujería,

con una película de Dreyer, "Dies Irae",

que ponían en Semana Santa cuando yo era pequeño,

y un documental "Vessel", sobre, muy peculiar el documental,

sobre la brujería, sobre las mujeres brujas en el siglo XX,

pero es algo más.

Y en Cineteca, también en la Sala Azcona,

el miércoles tenemos un preestreno,

pero el horario es un poco complicado para los que trabajáis.

11 de la mañana, eso sí, merece la pena,

porque se preestrena "Loving Pablo"

y vamos a tener después un coloquio con el director,

con Fernando León de Aranoa y con Javier Bardem.

Sí, es una cosa sorprendente y a ver cómo responde la gente.

Yo espero que estén mandando ya los emails,

pero es a las 11 de la mañana.

La película es estupenda, a mí me ha gustado mucho,

y luego un coloquio con ellos en Cineteca.

La interpretación de Bardem es maravillosa.

Por supuesto, la de Penélope también.

Y tenemos preestreno también el jueves, "Bajo la piel del lobo".

Es casi más una premiere, es el jueves a las 22:00 de la noche,

en el cine Callao, con todo el equipo presente.

Así que la gente que mande un mail como siempre.

Irene Escolar, también está Mario Casas.

Pues ahí está el segundo preestreno de la semana.

A ver, para leer.

Hoy nos decantamos por... José Antonio de la Loma.

José Antonio de la Loma, el rey del cine quinqui,

el cine de los 70 y 80,

uno de los directores más taquilleros del cine español.

Y el primer libro que se le dedica a él, se llama "Goma 2".

El primero de verdad. El primero.

Hay que reivindicarle.

Y Carlos Fuentes, "Luis Buñuel o la mirada de la medusa".

Es una delicatesen, porque esto es un ensayo inconcluso de Carlos Fuentes,

escritor mexicano, que escribió para Luis Buñuel

y que estaba perdido y que ha aparecido hace poco

en la Universidad de Princeton.

Se ha editado, se ha publicado y está disponible en muchos lugares,

cosa que yo no me podía imaginar, pero sí.

Hasta aquí las recomendaciones, pero "Días de cine" continúa.

(Música)

El hermano de Eva es médico, conoce un montón de especialistas.

Hoy hablamos brevemente

de tres estupendas y muy interesantes películas

que, curiosamente, fueron preestrenadas por "Días de cine".

¿Sí? -¿Estás bien?

-Sí, ya salgo.

Con un premio recientemente conseguido,

llega a nuestros reproductores "Morir",

esa soberbia película de Fernando Franco,

cuyo título es, no lo negaremos,

uno de los mayores spoilers de la historia,

lo cual no quita para que sea una excelente película.

Fernando Franco dirige con esta precisión

que ya demostró en "La herida"

y Marian Álvarez y de Andrés Gertrúdix,

que son, prácticamente,

las únicas presencias actorales en la pantalla

durante el metraje de la película, dan toda una lección interpretativa.

Tranquila, que ya queda poco.

"Morir", no vamos a negarlo, no es una película fácil de ver

y lo que nos cuenta no es la alegría de la huerta,

hablando llanamente,

pero ¿quién dijo que la vida fuese un camino de rosas?

-Tuvimos la suerte de tener con nosotros hace unos meses

a ese hombre entrañable y excelente cineasta que es Volker Schloendorff,

para presentar su última película, "Regreso a Montauk",

y ofrecer un coloquio a los asistentes,

que fue toda una lección magistral previa a la masterclass

que impartió en la Academia de Cine al día siguiente.

Ya le escuchamos en "Días de cine" que es posible que su cine

sea old fashion, o sea, anticuado,

pero desde aquí le desmentimos cariñosamente.

No se es anticuado por contar las cosas con serenidad,

sino por contar cosas que no interesan a nadie

y por contarlas mal.

Y nada de eso sucede en "Regreso a Montauk",

una película entrañablemente romántica con dos actorazos,

Stellan Skarsgård y Nina Hoss,

reviviendo un pasado tan añorado como doloroso.

-Y tuvimos con nosotros a François Ozon y Jérémie Rénier,

protagonista por partida doble en "El amante doble",

y ahora los tenemos a ambos y a la deslumbrante Marine Vacth

en la edición en DVD de la película,

que es un brillantísimo juego cinematográfico

que se mueve entre Hitchcock y Almodóvar,

en un universo de relaciones tan turbio como atractivo,

desde un comienzo con un plano que podría ser de un David Cronenberg

jugando a ginecólogo.

Obsesiones enfermizas, amores que matan, dolores de intestinos,

el eterno juego que en toda ficción da la figura del doble

y ya que estamos, citar la presencia efímera

de la siempre grande Jacqueline Bisset

y con entrevistas del Festival de Cannes como extras.

(Música)

Roman Coppola, Jason Schwartzman, Wes Anderson.

El martes por la tarde, Wes Anderson presentó en el Cine Doré de Madrid

su nueva película, "Isla de perros".

Según el propio director, se trata de su film más político

y para hacerlo ha recurrido

a la técnica de animación conocida como stop motion,

un estilo artesanal y lleno de poesía.

No todos los que quisieron pudieron acceder al interior de la sala,

porque la presencia del director de "Los Tenembaums"

era un poderoso imán para muchos.

¿Alguien lo conoce?

El alcalde Kobayashi dicta una orden de emergencia

decretando la cuarentena.

La isla basura se convierte en un lugar de exilio.

"Isla de perros" es una parábola política.

Pero posee todas las constantes del cine de Wes Anderson.

Es una bizarra y emocionante aventura,

llena de personajes excéntricos,

con humor y con esa estética marca de la casa.

Amén de haber logrado un importante premio en la Berlinale.

Ojalá entendiera lo que dice.

(Música)

De nuevo la controversia del palmarés pone sobre el tapete

una de las secciones a competición más flojas que se recuerdan.

Lo cual, dicho sea de paso, no deja en entredicho

un festival que tiene otros alicientes

que han de buscarse fuera de lo oficial.

Notoria discrepancia entre crítica y jurado

por el Oso de Oro al film rumano "Touch me not",

de la debutante Adina Pintilie,

apadrinada por su multipremiado compatriota Cristian Mungiu.

Entre el documental, la divulgación y la ficción,

explora la sexualidad

en busca de una recuperación de la relación con el cuerpo

en plena dictadura de lo virtual.

Para muchos no tiene mayor interés que el de una sesión de mindfulness.

Para cada personaje, este film es el viaje en el que trata de derribar

esa especie de prisión en el interior del cuerpo.

Lo que es relevante de este material

son los pasos que dan en esa dirección

y aquí hay una fusión entre puesta en escena

y encuentro reales.

Gran Premio del Jurado a la realizadora Malgorzata Szumowska,

habitual de la Berlinale.

"Twarz" cuenta cómo un trasplante de cara en un pequeño pueblo polaco

da pie a una sátira social que da mucho de sí.

Justo e indiscutible el galardón a la Mejor Dirección

para Wes Anderson,

por el film que inauguró el certamen, "Isla de perros",

segundo título de animación en su carrera.

Completamente de acuerdo con el Oso de Plata a Mejor Actriz

para la paraguaya Ana Brun

por su sobrio y veraz retrato de una madura lesbiana

en zonas de sombras en la destacable "Las herederas".

También plausible el premio de interpretación masculina

al joven Anthony Bajon, por su papel de un heroinómano en rehabilitación

en "La prière".

Recorriendo el arco emocional

que va desde el convulso síndrome de abstinencia

hasta la serenidad que proporciona la cura.

Y ahora nuestra película favorita,

la que habríamos votado para el premio principal.

La mexicana "Museo" de Alonso Ruizpalacios,

quien ya ganara aquí el premio a mejor ópera prima

con su anterior trabajo, "Güeros".

Su segunda película narra un hecho verídico,

el robo de diversas reliquias

en el Museo Nacional de Antropología de Ciudad de México

por dos jóvenes acomodados, aunque bastante desorientados.

Alerta de manera preventoria a la sociedad mexicana

contra hechos vándalos enemigos de su historia y su herencia.

-Eran dos chicos sin rumbo en la vida.

Y esos temas, por alguna razón, me fascinan.

Y no querríamos irnos sin mencionar

un film pequeño y sumamente entrañable,

una coproducción entre Japón y Singapur,

que veremos en nuestras pantallas

y que proviene de la sección Culinary Cinema,

el delicioso ramen en el corazón de un reencuentro familiar

deja entrever el acto de cocinar para los seres queridos

como un profundo gesto de amor.

(Música)

Es una película sobre un personaje mitad japonés mitad de Singapur

que redescubre su pasado.

Lo importante es cómo, de alguna manera,

la comida puede reunir a la gente y ayudarla a reconciliarse.

(Aplausos)

De "Milagro en Milán" a los milagros de Dreyer

que nos emocionan.

El cine en sí es todo un milagro.

Y en el cine español no son pocas

las películas que han tratado el tema

de los milagros y las apariciones.

Desde "Marcelino pan y vino" hasta "Los jueves milagro".

Y que los jueves son un milagro lo sabemos muy bien en "Días de cine".

Sobre milagros confirmados o por confirmar

trata "Garabandal, solo Dios lo sabe",

una de esas películas que se estrenan sin estrenarse,

o sea, de las cuales no tenemos noticias de su estreno

hasta que vemos un perdido anuncio en la cartelera

y nos llega el eco de su itinerancia casi nómada

por la sala y ciudades de España en sesiones no del todo ordenadas.

Así que damos fe de la presencia en las carteleras

de "Garabandal, solo Dios lo sabe", película que, como otras,

vive su particular milagro teniendo presencia en las salas.

Milagro, milagro.

Mientras, en "Días de cine", los jueves siguen siendo siempre

un auténtico milagro.

¡Despertaros todos! ¡Escuchad!

(Música)

(Canción en inglés)

Este testimonio deja claro que hace 21 años, "Días de cine"

estuvo en los Oscar. A mí me encantaría ir, ahí lo dejo.

No sé si estáis al tanto de las nominaciones,

si habéis visto las películas,

pero en "Días de cine" os vamos a poner fácil, sí.

En el siguiente reportaje nuestro compañeros Santi Tabernero

nos habla de las expectativas, de las sorpresas,

de los favoritos, también de los olvidados.

En definitiva, de lo que podemos esperar de la edición número 90

de los Oscar, los premios más antiguos

de la historia y de la industria del cine.

(Canción en inglés)

Este Adonis de 34 cm y casi cuatro kilos de peso chapado en oro

puede presumir de haber llegado a los 90 hecho un chaval.

El secreto de su eterna juventud

es una aleación de cine, política y glamur

apta para todos los públicos.

Un evento planetario que este domingo

volverá a ser una demostración de fuerza.

Cuando un ejército de 24 estatuillas salga de sus sobres

buscando a los ganadores de los Oscar 2018.

(Canción en inglés)

No puedes esperar a que la gente... ¡Ah!

Este año ha sido, sin duda, una buena cosecha.

Las películas nominadas componen un fascinante caleidoscopio de miradas,

que van desde las grandes producciones de estudio

al cine indie.

El radar de los Oscar vuelve a recordarnos

que el cine es arte mayor

e influyente entretenimiento de masas.

Espejo fidedigno de su tiempo, que en el año dos de la era Trump

nos ofrece un reflejo nada complaciente

de la sociedad americana.

¿Tienes los archivos?

Este debiera haber sido el año de "Los archivos del Pentágono"

por el lado de la alta literatura, pero, para la Academia de Hollywood

debe ser tan obvio que Steven Spielberg

es uno de los grandes cineastas de todos los tiempos

que con nominarlo a la Mejor Película esta todo dicho.

Gracias, Arthur, por su franqueza.

Lo mismo le sucede a Meryl Streep en la categoría de Mejor Actriz,

que suena redundante, no se puede hacer mejor.

Así que lo más probable es que tenga que conformarse

con que esta sea su 21 nominación.

¿Qué va usted a hacer, señora Graham?

Por el lado de la poesía,

merecía más nominaciones "The Florida Project",

ese elogio de la infancia que tanto se parece a "Verano 1993".

Por eso y porque se lo ha ganado

tras una carrera llena de personajes memorables,

nos haría felices que Willem Dafoe se llevara el Oscar

al Mejor Actor de Reparto.

Se acabó, os he avisado, una sola gota más y os largáis.

Aunque, según las quinielas, se lo darán a Sam Rockwell,

por "Tres anuncias en las afueras".

Hemos recibido dos quejas formales por esas vallas.

Que con siete nominaciones, parte como favorita

en todas las importantes, pero no en la categoría de Mejor Director,

porque, por extraño que parezca, Martin McDonagh no está nominado.

Poco le debe importar

a este brillante dramaturgo y cineasta angloirlandés,

que, con su fábula tan coheniana sobre los efectos

de la sed de venganza en las secas tierras de la América profunda,

firma una de las películas del año.

Que la sombra de los Cohen es alargada,

lo demuestra otro título destacado, "Yo, Tonya".

Cruel retrato de la patinadora sobre hielo Tonya Harding

y de su entorno familiar,

para poner en solfa, una vez más, el ideal del sueño americano.

A nadie extrañaría

que las estatuillas de interpretación femeninas

fueran para Margot Robbie,

espectacular dentro y fuera de la pista,

y Allison Janney dando vida a esa madre constrictor,

que se llevaría el Oscar a mejor personaje del año

si tal nominación existiera.

Lo siento mucho, pero no se puede fumar en la pista.

-Ah, ya... Pues fumaré en silencio.

Si cada edición tiene un asunto que la agita,

esta vez será el caso Weinstein y el movimiento #Metoo contra el acoso,

que tiene su eco en la nominación de Christopher Plummer

como mejor actor de reparto

por el personaje del que fue literalmente borrado Kevin Spacey.

¿Qué necesitaría para sentirse seguro?

-Más.

La protesta feminista no se ha materializado

en un reparto más equitativo

de nominaciones entre hombres y mujeres,

por mucho que "Lady Bird" tenga cinco,

incluida mejor película y dirección para la ópera prima de Greta Gerwig,

que pasaría a la historia por ser la segunda mujer en ganarlo en 90 años.

Aunque no parece probable.

¡Es que tú siempre necesitas ser el centro de atención!

-¡Pues las tetas de tu madre son falsas!

Tampoco que "Call me by your name" vaya a ser el "Moonlight" del año.

Se esperaban más nominaciones para esta joya del cine de autor,

que conquista corazones allí por donde pasa,

merced a la sensorial escritura cinematográfica de Luca Guadagnino

y a una fascinante historia de primer amor,

que abre armarios e ilumina cuartos oscuros

para normalizar el deseo gay a la luz del mar Mediterráneo.

Así como si nada.

-Buenos días. -¿Te gustaría cenar conmigo?

-Sí.

Paul Thomas Anderson tendrá su Oscar, tarde o temprano,

pero no parece que vaya a ser por "El hilo invisible".

Un brillante ejercicio de cine,

pero tan poco empático como su personaje principal,

por el que será difícil que Daniel Day-Lewis gane su cuarto Oscar.

Quizá algún día tú gusto cambie. -Quizá me guste mi propio gusto.

-¿Dónde vamos? -A Dunkerque.

Aunque se habla poco de "Dunkerque",

todos la dan como ganadora de la mayoría de categorías técnicas.

Agridulce caramelo de consolación

para un Christopher Nolan que esperaba mayor reconocimiento.

¡Deberíais estar en casa!

Cómo, sin duda, lo esperaba Denis Villeneuve por su impecable...

Dime qué recuerdas. ...Y desangelada...

Todo.

...Secuela de "Blade runner".

La humanidad no puede sobrevivir.

Los replicantes son el futuro de las especies.

El que puede esperar bien tranquilo es Gary Allman.

Todos dan por seguro que se llevará el Oscar al mejor actor

por una de esas composiciones tan queridas de Hollywood,

hechas a partes iguales ante la cámara

y frente al espejo de la sala de maquillaje.

Que no se lo dieran sería más extraño

que confundir la lectura del sobre ganador.

¿Quiere dejar de interrumpirme cuando le estoy interrumpiendo yo?

-"Moonlight". "Best picture".

Pero, pase lo que pase el domingo,

este será, sin duda, el año de Guillermo del Toro.

Las 13 nominaciones a "La forma del agua",

le hermanan con Cuarón e Iñárritu

como los tres tenores mexicanos en Hollywood.

Su reedición del cuento de "La bella y la bestia",

con ribetes de "ET" y de tantas cosas,

ha permitido a Del Toro dar rienda suelta

a su innegable talento para el barroquismo visual,

capaz de facturar como original lo que pudiera ser plagio,

como homenaje al cine de género,

lo que quizás sea falta de inventiva.

Y como alarde de genio, lo que solo es ingenioso.

¿Qué me dices?

¿Qué está diciéndome?

¿Qué está diciéndome?

-Dice que muchas gracias.

(Música)

Si hace una semana la película "Deber cumplido"

abordaba el estrés postraumático

de los soldados en la guerra de Irak,

ahora, es un nuevo título, "La última bandera",

la que también nos habla de ese conflicto,

pero desde el punto de vista de sus padres,

veteranos de otra guerra, la de Vietnam.

Es lo nuevo de Richard Linklater,

un proyecto largamente esperado por el director americano,

que prefirió dejar pasar tiempo para madurar las heridas

y poder contar la historia con perspectiva.

¿Sabes qué me alucina de ti?

-No lo sé, soy bastante alucinante.

-Le dejas...

las llaves de tu bar a un tío dormido sobre la mesa de billar.

-Ya... -Te subes a tu coche,

me llevas al quinto pino y no sabes ni a dónde vamos.

Con la facilidad con que EE. UU.

sabe lamerse las heridas de guerra en el cine,

"La última bandera" establece un vínculo

entre la de Vietnam y la de Irak,

para realizar el habitual ejercicio de exorcismo,

a través de una road movie cruzada con una buddy movie.

Es decir, una película de carretera y otra de reunión de amigos.

Haceos la pregunta. ¿Estoy dispuesto a rendirme a Dios?

-¿Qué coño ha sido de Muller, el machaca?

Bebedor empedernido, jugador... -¡Shh!

-Servimos en el ejército con vuestro pastor.

-No los he visto en décadas.

Representan una época oscura de mi vida.

Con la firma como director de Richard Linklater

y tres buenos actores

como Steve Carell, Bryan Cranston y Laurence Fishburne,

uno tiene derecho a esperar lo mejor de "La última bandera".

La ilusión dura cierto tiempo,

dado que los actores responden a su prestigio

y la narración discurre en un tono intimista,

salpicado de autocríticas y puyas al ejército,

a las mentiras y al absurdo de la guerra.

Sin embargo, se desvanece

a medida que se acerca un desenlace contrario a lo prometido.

¿Cómo acabó este chico

con un disparo en la nuca como un puto perro?

Los tres amigos, veteranos de la guerra de Vietnam,

se reúnen a iniciativa de uno de ellos,

que acaba de perder a su hijo en la guerra de Irak,

para asistir al entierro.

En el camino, recuerdan los viejos tiempos,

ríen y lloran juntos,

se lamentan de los reveses de la vida

y se alegran de seguir vivos y de haberse podido reencontrar.

Es por mi hijo por lo que vine a buscaros.

Se alistó hace un año

y hace dos días me dijeron que lo habían matado.

Lo entierran en Arlington y me preguntaba si me acompañaríais.

Lo mandaron a un desierto de mala muerte. ¿Por qué?

Me lo llevo a casa.

Steve Carell le da calidez y ternura a su personaje de viudo compungido,

aunque ello le condena a mantener un gesto tristón y callado

la mayor parte del tiempo.

Bryan Cranston es el crápula del grupo.

Más creído, ateo, vividor...

El espíritu crítico con quien empatiza el espectador.

Sin embargo, el personaje del reconvertido en pastor religioso,

Laurence Fishburne,

opera como caballo de Troya dentro de un discurso

que resulta ser solo engañosamente progresista.

¿Puedes resistirte a un tío con este uniforme?

-No creo que pueda.

Las iniciales diferencias entre los personajes de Cranston y Fishburne

ofrecen el señuelo de dar lugar a diálogos sarcásticos

y a bromas punzantes entre ellos.

Pero tan solo nos regalan una escena de altura

en la que la partida de ajedrez dialéctico

entre el ateo y el clérigo termina en tablas

para intentar complacer a tirios y troyanos.

Si hay un minuto que no sea demasiado espantoso, quiero disfrutarlo.

Su santidad apenas puede andar.

¿Listos para una aventura?

(Música)

Hablamos ahora de "Foxtrot",

una película israelí que se atreve a poner en cuestión

los mecanismos por los que se rige un país

en el que el servicio militar es obligatorio para hombres y mujeres

por el permanente estado de preguerra en el que se encuentra.

(Música)

No voy a hablar de la película porque la película habla por sí sola.

Voy a contar una historia breve sobre la película anterior,

la que hice antes de presentar mi última película.

-Adelante, adelante.

A un lado y stop.

Atrás, atrás.

A un lado y stop.

"Foxtrot" es un ritmo bailable

que devuelve invariablemente al que lo practica

al mismo punto de partida.

En esencia, es lo que cuenta la producción israelí del mismo título

que ahora se estrena, dirigida por Samuel Maoz,

después de alzarse en el Festival de Venecia

con el Gran Premio del Jurado.

Una metáfora existencial y política,

pero ante todo, un relato decididamente antibelicista

que habla del presente, pero también del pasado,

y de la huella indeleble que la experiencia militar

ha dejado en buena parte de los que participaron

en las operaciones más agresivas del ejército israelí.

Señor Feelman.

Lo siento mucho, no es nada fácil comunicar algo así.

Su hijo Jonathan ha fallecido anoche en acto de servicio.

-Puedo decir que "Foxtrot" trata sobre la herida abierta

o el alma sangrante de Israel.

Samuel Maoz fue premiado también con el León de Oro de Venecia

con "Líbano", su debut como director,

en la que ya daba muestras de un posicionamiento ideológico similar

encerrándose con una patrulla militar en un tanque

durante la guerra de 1982.

Las dos películas de Maoz remiten necesariamente

por lo que cuentan, por dónde y cuándo transcurren,

y por algunas situaciones concretas a "Vals con Bashir",

aquella portentosa reflexión animada

sobre la memoria y la crueldad de una guerra,

que acabó con la matanza de Sabra y Chatila.

(Música)

En "Lebanon", como en "Vals con Bashir",

Ari Folman y yo hablamos de nosotros mismos.

Después del estreno, pensé que la sociedad israelí

produce muchas versiones como la de Ari Folman o la mía.

Exsoldados, antiguos combatientes,

que nunca habíamos participado en actos de violencia

y un día nos despertamos matando gente.

Yo puedo hablar de mi propia historia.

Tengo sentimientos de culpa

y puedo decir que he sufrido silenciosamente

el shock postraumático.

-La noche antes de alistarme,

mi padre vino a mi habitación y me contó una historia.

Dijo que, oficialmente, dejaba de ser un niño

y me contó mi último cuento antes de dormir.

Me habló sobre su madre, mi abuela.

Cuando era pequeña, los nazis mataron a su padre,

en Auschwitz, en el holocausto.

Justo antes de que lo mataran, le dio una Biblia hebrea

que llevaba perteneciendo a la familia desde hacía 10 generaciones.

La segunda parte, de marcado aliento kafkiano,

transcurre en algún puesto militar de control

en una carretera poco transitada, donde hacen guardia varios jóvenes

que cumplen su servicio militar obligatorio,

comprobando la identidad de los pocos palestinos

que transitan por tan solitario paraje.

¡Granada!

-La secuencia central, la de Jonathan,

flota como por encima del suelo,

como recreando el mundo soñado de un artista.

(Golpe)

Ocho segundos.

-Me dije a mí mismo

que la primera secuencia debía impresionar e inquietar.

-¿Has entendido lo que te he dicho? -Claro que lo he entendido.

-¿Qué has entendido?

-La segunda debería hipnotizar, y la tercera debería ser conmovedora.

-Una guerra es una guerra

y no cabe duda de que nos encontramos inmersos en una.

Samuel Maoz se inscribe por méritos propios

en esa audaz corriente minoritaria

que cuestiona abiertamente la intransigencia

y la presión que el estado ejerce sobre sus propios ciudadanos

y sobre el entorno.

Foxtrot a Cornelia, carretera estéril.

Repito, carretera estéril. Cambio.

-Si tuviera que definir mi película en una frase,

diría que "Foxtrot" es el baile de un hombre con su destino.

-¿Sabes que el foxtrot es un baile?

Des el paso que des,

siempre acabas donde empezaste.

(Música)

Bárbara Lennie acaba de estrenar "La enfermedad del domingo",

una nueva oportunidad para disfrutar de la soberbia interpretación

de una de las actrices más interesantes

y poderosas de su generación.

Y cuando le preguntamos por su secuencia preferida,

se retira a pensar y vuelve

para hablarnos de una del cineasta francés Louis Malle.

Mi secuencia favorita.

A priori, me parece una pregunta dificilísima

porque hay un montón de secuencias favoritas y películas favoritas.

Voy a recurrir a una que he vuelto a ver hace no mucho,

que me encanta, es una de mis películas favoritas,

que es "Un soplo al corazón", de Louis Malle.

Que me parece absolutamente genial

y que la vuelvo a ver y la vuelvo a descubrir.

Louis Malle me gusta en general. Me encanta.

(Música)

Creo que entendí, por ejemplo,

"El Tío Vania" por "Vania en la calle 42", de Louis Malle.

Me parece maravillosa.

"Adiós, muchachos", que la he vuelto a ver hace poco.

Me parece un cineasta maravilloso.

De esa película hay muchas secuencias.

Las del final son más evidentes,

pero siempre me sorprende cómo filma

la comida familiar.

Me encanta ese momento donde están todos comiendo,

donde entran y salen, el caos...

Me parece que, en muy poco tiempo

y con muchos personajes alrededor de una mesa,

entiendes los vínculos de todos.

Entiendes qué familia es esa.

Tiene una modernidad de interpretación

y de puesta en escena que me sigue sorprendiendo.

Es que, el cine para mí,

es como una de las formas más maravillosas

de entender el mundo en el que vivo

y la vida.

Por eso me gustan las películas con alma,

porque le pido mucho también a este espacio.

(Música)

Álex de la Iglesia continúa apoyando el trabajo nuevos talentos.

Su última apuesta como productor lleva por título "Errementari".

Es un intento de hacer cine genero a partir de un cuento tradicional.

Es difícil reconocer a Eneko Sagardoy, ya sabéis,

el actor revelación de la pasada edición de los Goya,

en la nueva transformación de su imagen.

(Música)

(HABLA EN EUSKERA)

Os voy...

introduciendo un poquito en el euskera.

Muchas gracias por venir esta noche a ver "Errementari".

(Música tensión)

Tras presentarte inconclusa en el pasado festival de Sitges,

se estrena "Errementari, el herrero y el diablo",

primer largometraje de Paul Urkijo Alijo.

Que viene apadrinado por Álex de la Iglesia a la producción.

Adaptación de un cuento popular de tradición oral,

ambientado durante y después de la primera guerra carlista,

rodado en euskera antiguo.

Que deviene en bienintencionado relato de horror,

de apariencia realista y elaborada resolución fantasiosa.

Con un reparto heterogéneo

en el que destaca un casi irreconocible Eneko Sagardoy.

Entrar en el mundo de Sartael, del diablo, es muy divertido

porque me sentí muy libre,

por mucho que Paul tenía una idea muy clara de lo que quería,

porque es uno de sus personajes queridos,

pude jugar muchísimo, llevarlo al extremo en muchas ocasiones.

Jugar mucho con la voz, con el cuerpo.

Y sobre todo, poder encarnar a un diablo que se sale de los cánones.

-Los cuentos tradicionales, de por sí,

ya tienen esa fusión de géneros.

Siempre tenemos un héroe que se enfrenta

a criaturas mitológicas o demoníacas,

monstruosas, lo que representa el miedo,

pero resulta que los protagonistas, de alguna manera,

utilizando trucos, se libran de esos personajes

y, muchas veces, con resultado cómico o sarcástico, satírico, ¿no?

Yo creo que los cuentos tienen esos tonos,

desde el terror que generan los niños

al punto y a la resolución con cierto humor, a veces, negro.

Quería que la película tuviera una estética de cuento rural,

pero, sobre todo, muy abigarrada, con mucha textura,

tanto en entornos naturales como interiores,

con árboles retorcidos, hierbas...

En los interiores, hierros, cadenas...

Todo dando una sensación de claustrofobia, ¿no?

Un poco la película va de eso, del infierno,

tanto el infierno psicológico como el infierno real.

(GRITA)

(Música)

Jennifer y Francis Lawrence formaron uno de los tándems

más taquilleros dentro del cine de los últimos años

con su colaboración en "Los juegos del hambre"

y ahora actriz y director se vuelven a unir en "Gorrión rojo".

Es un thriller de espías que ya está armando mucho ruido,

antes incluso de su estreno por esas imágenes explícitas

de sexo y violencia.

Guste o no, lo que queda claro es que Jennifer Lawrence

es una de las actrices más atrevidas a la hora de tomar riesgos

dentro del star system americano.

Cuando estaba en Moscú,

se hablaba de un programa que había puesto en marcha Kruschev.

Agentes jóvenes...

adiestradas para seducir y manipular. Las llamaban gorriones.

Que la heroína de la película sea una "prima ballerina" del Bolshói

antes de convertirse en espía rusa,

sin duda constituye una novedad en el género,

una forma original de adentrarse en el meollo de la trama.

Un reto, asimismo, para la actriz Jennifer Lawrence,

que cambia de registro de este modo

respecto de la saga de "Los juegos del hambre",

que le ha dado la fama y notoriedad de la que disfruta.

Creo que lo más difícil de hacer fue la escena del ballet

al principio de la película.

Es la escena más difícil que he hecho nunca.

Los bailarines son artistas y, a la vez, son atletas.

Es un arte muy físico,

por lo que tuve que reentrenar mi cuerpo.

Pero eso me vino bien,

porque me ayudó para el resto de la película.

Decimos que Jennifer Lawrence cambia de registro,

pero no de director,

ya que es Francis Lawrence, a la cabeza de tres entregas

de la tetralogía de "Los juegos del hambre",

quien lleva las riendas de "Gorrión rojo".

Aunque la diana de audiencia a la que se dirige en esta ocasión

apunta más alto, se percibe en la película

una cierta querencia a no perder de vista al público adolescente

que acudió en masa a ver la saga.

Una de las cosas que más disfruté haciendo una película

de un género tan marcado como esta fue intentar hacer algo diferente.

Quería hacer una versión del mundo de los espías

que no fuese glamurosa, que no intentase glorificarlo.

-No te entregues por completo.

Así es como sobrevivirás. -Sí, mamá.

-Lo que más me interesaba es que Dominika es una superviviente,

por lo que se tiene que mover en un mundo brutal,

y ese pasó a ser un elemento muy importante de la película.

El mundo de los espías de "Gorrión rojo"

no tiene en absoluto, desde luego,

el glamur de agentes como James Bond y otras especies similares,

en eso le damos la razón a Francis Lawrence.

En cambio, sí se parece demasiado a las películas

que ofrecían una visión unilateral en tiempos de la Guerra Fría,

convertidas en pura propaganda política

que muestran a unos espías como los buenos,

los del bando occidental,

y a otros como los malos malísimos, los rusos, por supuesto.

Jennifer Lawrence asume esa visión al describir a su personaje.

Los americanos os creéis que a los demás les interesáis mucho, ¿verdad?

Mi personaje nunca ha tenido las riendas de su propia vida.

Hasta cuando estaba bailando, lo hacía para el Estado.

El Estado tiene el control sobre su cuerpo y su vida entera.

Y tras la lesión que acaba con su carrera,

pierde todavía más el control sobre su vida

y se ve obligada a escoger entre cuidar a su madre

y mantenerse leal a su país.

-Tu tío es un hombre poderoso. -En mi país,

si no importas a los hombres que tienen poder, no eres nadie.

Cuando entra en ese programa deshumanizador,

aprende y perfecciona la forma de retomar el control

sobre su propia vida y recuperar su libertad.

-Tu cuerpo pertenece al Estado.

Desde que naciste, el Estado lo nutrió.

Ahora el Estado te pide algo a cambio.

Lawrence, en el papel de Dominika Egorova,

se convierte en un peón importante del espionaje ruso

y un puente como agente doble entre los servicios de inteligencia

de las potencias enfrentadas, Rusia y Estados Unidos.

Su misión, como suele suceder,

consistirá en desenmascarar a un infiltrado.

A partir de hoy seréis gorriones.

Aquí nos dedicamos a la manipulación psicológica,

armas en una lucha mundial por el poder.

-Es un mosaico de mis experiencias personales en la CIA

y contiene técnicas muy reales de la Guerra Fría.

(Música)

Todo ser humano es un puzle de necesidades.

Aprenderéis a intuir la carencia, ser la pieza que falta

y ellos os lo darán todo.

Jennifer Lawrence sorprende por su osadía en algunas secuencias,

en las que se desnuda mucho más de lo que suele verse

en estrellas de Hollywood, y también por su participación

en otra de extrema violencia y de torturas.

Pese a su buen desempeño,

la licencia narrativa de que los rusos hablen en inglés

también le resta credibilidad,

tanto a ella como a la propia película.

Es cierto también que el diseño de producción

y un reparto de campanillas,

que incluye a Jeremy Irons y Charlotte Rampling,

si prescindimos de su origen,

le dan al film, en general, o un aspecto de espionaje serio,

entretenido por momentos, aunque de pocos quilates.

No podemos creer ni una palabra que salga de su boca.

(Música tensión)

Hay algo más que no vemos.

En otros, como la secuencia en la que se prepara,

adoctrina y entrena a los jóvenes gorriones rojos,

el nivel desciende hasta un punto de ingenuidad sonrojante.

¿Qué has hecho?

-Debes aprender a sacrificarte por una causa superior,

a superar cualquier limitación.

Quitaos la ropa.

(Música tensión)

(Vals)

Terminamos el programa de hoy con aroma a mujeres espías

y nuestro momento "Días de cine" se lo dedicamos

por segunda semana consecutiva a una de las grandes estrellas

de Hollywood de todos los tiempos, Marlene Dietrich.

Ahí la veíamos en "Fatalidad" de la mano de Von Sternberg.

Pero también vamos a hablar de otra espía

que existió y que fue llevada al cine.

Con Mata Hari nos despedimos

y dentro de siete días estaremos de vuelta.

Recordad que el domingo son los Oscars.

Hablaremos de ellos en el próximo programa

y de toda la actualidad cinematográfica. Hasta entonces.

(Música)

(Aplausos, vítores)

  • Días de cine - 01/03/18

Días de cine - 01/03/18

01 mar 2018

Tres estrenos españoles llegan a la cartelera: ‘Sin rodeos’, un remake de Santiago Segura de la comedia chilena ‘Sin filtro’protagonizada por Maribel Verdú; el drama ‘La vida Lliure’, de Marc Recha; y ‘Errementari’, género fantástico producido por Alex de la Iglesia y dirigida por Paul Urkijo Alijo.

El espacio de cine de La 2 se fijará a continuación en la película israelí ‘Foxtrot’, escrita y dirigida por Samuel Maoz, que llega a España tras obtener el Gran Premio del Jurado en el pasado Festival de Venecia; en el documental ‘Pero que todos sepan que no he muerto’, escrito y dirigido por Andrea Weiss, que aborda la represión de las lesbianas y los gays durante el franquismo; ‘La última bandera’, una comedia dramática de Richard Linklater con Steve Carell, Bryan Cranston y Laurence Fishburne como protagonistas; y‘Gorrión rojo’, que vuelve a unir a Francis Lawrence en la dirección y a Jennifer Lawrence como protagonistas en un thriller de espionaje en el que también participan Joel Edgerton, Jeremy Irons, Charlotte Rampling, entre otros.

La secuencia favorita de Bárbara Lennie, las recomendaciones, con libros, y las novedades para ver en Cine en Casa, completan el programa de esta semana, que cerrará recordando la recién terminada Berlinale.

ver más sobre "Días de cine - 01/03/18" ver menos sobre "Días de cine - 01/03/18"
Programas completos (498)
Clips

Los últimos 5.193 programas de Días de cine

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios