www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.14.0/js
4452219
No recomendado para menores de 12 años Días de cine - 01/02/18 - ver ahora
Transcripción completa

Buenas noches, bienvenidos a "Días de cine".

Las películas candidatas a los Oscar

siguen llegando con cuentagotas a la cartelera española

y aquí comienza un programa que va a ser muy musical.

Enseguida vais a entender por qué.

(Música)

La Edad de Piedra se acabó. Larga vida a la Edad de Bronce.

Animación de calidad con la marca de los creadores de "Wallace & Gromit".

Daniel Day Louis podría ganar su cuarto Oscar

por su papel de sastre en la película de Paul Thomas Anderson.

¿No puedes estar casado si haces vestidos?

-No es casarme.

¿Cómo y por qué el cine musical ha conquistado la cartelera teatral?

(Música)

Qué sabio era Shakespeare y cómo apuntaba a que todos nosotros

estamos en este mundo representando esta absurda obra

llena de ruido y furia, contada por un idiota que es la vida.

La vida es puro teatro, decía la canción,

pero dejemos a un lado todas estas ideas filosóficas

para hablar de terror y de una nueva visita

a la mítica "Amityville".

(Música)

Vale, veamos.

Tenemos la original de 1979, protagonizada...

Son varias las sagas de películas que aúnan cine y terror

que han copado la gran pantalla en los últimos 30 años,

pero ninguna tan repetida como en la franquicia "Amityville",

que con 14 títulos a sus espaldas, es, sin duda,

la más prolífica dentro de esta categoría.

Y, por supuesto, está el remake. -Ni hablar.

-Los remakes son una mierda. -Es cierto, vale. Gana la original.

Podemos encontrar en este ranking,

iniciado en su mayoría en la década de los 80,

series de filmes como "Hellraiser", en las que sus cenobitas

lleva entre nosotros nueve entregas desde 1987.

(GRITA)

Empatando con "Pesadilla Elm Street",

del mítico Freddy Krueger,

el asesino que lleva aterrorizando a los adolescentes

incluso tres años antes.

(Música)

Con el mismo número de producciones,

también incluimos a "Los chicos del maíz",

capaz de multiplicar sistemáticamente

el argumento de la célebre novela de Stephen King.

(Música)

Algo más antiguas y con mayor envergadura en su número de entregas

nos encontramos con "Halloween", con 10 seriales.

(Música suspense)

Donde un joven John Carpenter se iniciaba en 1978

en el cine de terror.

(Música suspense)

Y "Viernes 13", que desde 1980, nos continúa recordando

que si no puedes acabar la primera

con aquel chaval de la máscara de hockey,

nunca podrás hacerlo, contando ya los intentos por 12 secuelas.

A ellas, y ganándoles por goleada, pertenece nuestra saga protagonista,

"Amityville".

En la que probablemente nunca un crimen

ha traído tanta producción cinematográfica.

(GRITA)

Los hechos a los que nos remontamos están basados en la historia

que aconteció en 1974 en esta localidad del estado de Nueva York,

donde Ronald DeFeo asesinó a los seis componentes de su familia

en el hogar conyugal.

(Música)

¿Reconoces la casa? -¿Cómo sabes dónde vivo?

-Todo el mundo lo sabe.

-¿Por qué no me hablaste de esta casa?

-Solo es una historia de fantasmas, cielo.

Esta casa va a ser buena para nosotras

y para vuestro hermano. -Te echo de menos.

(Música)

Una historia real a la que se le han dado sucesivas vueltas

a lo largo del tiempo,

y que poco se parece ya al relato original

tras tantas y variadas interpretaciones.

(Música suspense)

-Lo siento. -En esa casa pasa algo.

El crimen ha pasado a ser un hecho secundario

para cobrar protagonismo las sucesivas familias de moradores

de la célebre mansión.

Encontraron anoche asesinadas a tiros.

(Música)

Esta casa me da muy mala espina.

Como en ocasiones anteriores, los protagonistas cambian

y el foco se traslada al terreno de lo sobrenatural y el misterio.

(Música)

¿Hay alguien más ahí contigo?

No mucho podemos encontrar en la película

que no se haya visto ya a estas alturas dentro del género.

Abundancia de sobresaltos mecánicos y juegos visuales

sin llegar al expreso.

¿Nos dejáis?

Suspense contenido del director y guionista Franck Khalfoun

para un gesto previsible y repleto de tópicos.

Tengo la sensación de que se ha despertado.

(Gritos)

En definitiva, ocio para adolescentes

que seguramente entren mejor con buena predisposición

y rodeados de amigos sugestionados.

(Grito)

(Música)

El cine español continúa visitando tierras exóticas

desde Sudamérica hasta Vietnam, pasando por Filipinas

y ahora llega a Centroamérica para contarnos

la historia de búsqueda de dos hermanas

que tiene como telón de fondo un asunto terrible,

del que tenemos pocas noticias. El tema de los niños soldado.

Aquí, en esta zona, fue donde los periodistas

tomar la foto donde aparece tu hermana.

Por comenzar señalando lo mejor de "El cuaderno de Sara",

diremos que resulta muy estimulante de entrada

que el cine español acometa un proyecto que saca a la luz

uno de esos conflictos sordos y oscuros

de los que apenas se habla,

que cuesta muchas vidas humanas en un rincón del planeta

que solo parece interesara a Occidente

por el valioso mineral que de allí se extrae.

Hablamos de El Congo, hablamos del coltán,

imprescindible para nuestros teléfonos móviles.

(Música)

Has hablamos con Fran, supongo.

-No sabía, del coltán no sabía, he de confesártelo.

Y cuando me vinieron a proponérmelo y me hablaron del coltán les dije:

-"¿Qué es exactamente el coltán?"

(GRITAN)

-Sí sabía la problemática de los niños soldado,

de las violaciones, las guerras que hay,

pero que sea por el coltán no tenía ni idea.

-Bienvenida a África, Laura.

"El cuaderno de Sara" sufre, porque sus propósitos son muy nobles

y sus resultados no están a la misma altura.

La trama se articula sobre dos pilares,

el de la denuncia política, el conflicto

entre el gobierno congoleño y las guerrillas criminales,

que convierten a los niños que secuestran

en soldados asesinos

y el de una mujer que viaja a aquellas tierras

en busca de su hermana desaparecida.

Esto es África, aquí no hay ningún tipo de garantía.

-Te aseguro que no me voy de aquí hasta encontrar a mi hermana.

-Seguimos a Laura, a este personaje,

somos sus ojos, estamos en la misma situación que ella como espectadores,

porque estamos allí como le ocurre al personaje,

no estamos porque queramos ni porque nos guste la aventura,

ni porque nos parezca muy interesante esto,

sino porque nos ha obligado una circunstancia.

En este caso, a ella le obliga buscar a su hermana.

A través de ese recorrido, nosotros, yo creo,

que vamos compartiendo las experiencias que tiene ella.

-El problema es que para fabricar estos aparatitos

hace falta diferentes materiales, alguno de ellos bastante escasos.

A partir de un guion de Jorge Guerricaechevarría,

el director Norberto López Amado presta atención

al trágico telón de fondo africano, no podemos decir que no sea así,

pero privilegia la historia menos interesante

en clave de aventuras africanas de dos hermanas distintas

y alejadas entre sí física y emocionalmente

en busca de un encuentro muy improbable.

Y el más sanguinario de todos, el ASRDS.

Al mando, el general.

O como le llaman sus hombres, El Halcón.

-No creo que sea una película de aventuras,

creo que todo viaje implica una aventura.

Otra cosa es que sea una película de aventuras.

Creo que el tema que tratamos es lo suficientemente serio

como para que la excusa de un viaje y el contexto de aventura

te permitan hablar de cosas que nos gustaban.

(Música)

La mayoría de personajes que salen en la película

son personajes reales, sacerdotes,

recuerdo ese barco en el lago Kivu,

la ONU. Todo lo que se ve en la película es real.

-El hijo pródigo.

En su deambular de un lado para otro,

con ecos muy tenues de "El corazón de las tinieblas",

Laura, a quien encarna esforzada Belén Rueda,

se hace acompañar de un chico de la guerra,

que oficia de guía protector y salvador

de situaciones que solo como voluntad franciscana

pueden tomarse como creíbles.

Eres fuerte.

(Disparos)

A mí me gustó que, siendo mujer, me ofrecieran una película de este tipo,

en el que hay una parte emocional muy importante entre dos hermanas,

que no se entienden y que al final de la película

se entiende en la una a la otra,

habiendo hecho un viaje emocional y también real, físico,

en el que hay acción,

en el que no pasa nada porque seas mujer y que tengas más de 20 años.

-Al ser un chaval fuerte, intenta pasar de lo que ha vivido

y se le presenta una nueva oportunidad

de arreglar, de resolver dudas, y quedarse a gusto consigo mismo.

Sara, la hermana y destino de Laura,

no le permite a Marian Álvarez desarrollar su talento

por el esquematismo con que está escrito su personaje.

Es un personaje catalizador,

personaje que sirve para contar la historia de Laura,

la historia de los niños soldado.

Realmente, no tiene una historia propia.

Lo que se cuenta, lo que se cuenta en un diario,

lo que puede contar su hermana o lo que cuenta Hamil de ella,

lo que cuentan los demás de ella.

Director y guionista se baten contra las dificultades

de reproducir escenas propias del cine bélico y acción y aventuras,

ayudándose de licencias narrativas, que no le hacen ascos

a cruzar la endeble línea que separa lo posible de lo inverosímil.

Debido a ello, en la balanza, el platillo de las buenas intenciones

cede su peso ante el de los tibios resultados.

Hay tantas cosas que resolver aquí.

(Música)

Ya está a la vista la sexta edición del festival de cine

más insólito del mundo, que se celebra en Pamplona

el tercer martes del próximo mes.

El Festival de Cine y Dentistas de Navarra.

El martes, 6 de febrero, "Crónica de un ser vivo"

dirigida en 1955 por el gran Akira Kurosawa

nos traslada a los tiempos inmediatamente posteriores

a ese crimen contra la humanidad

que fue el lanzamiento de las bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki.

¿Algún antecedente clínico? ¿Alérgico a la penicilina?

Una bella dentista, interpretada por Julia Ormond,

entabla una complicada relación prohibida

con un violento recluso encarnado, nada menos, que por Tim Roth,

en el interior de la prisión en la que trabaja.

Con este planteamiento chispeante se presenta el thriller "Cautivos",

dirigido por la realizadora Angela Pope,

que podrá verse el martes 13 de febrero.

Y un ruido muy curioso.

"Mujeres de El Cairo", dirigida por Yousry Nasrallah,

nos adentra de la mano de una popular presentadora

en un controvertido programa televisivo de debates y entrevistas

centrado en la condición femenina en Egipto,

un terreno resbaladizo,

plagado de engaños sexuales, políticos y religiosos.

Culebrón y sátira social el martes 20 de febrero.

Las proyecciones tienen lugar a las 20 horas en la Filmoteca de Navarra.

(HABLA EN CATALÁN)

Dicen que ha sido la edición más politizada

la que tuvo lugar hace unos días de los Premios Gaudí

que organiza la Academia Catalana del Cine.

(HABLA EN CATALÁN)

Lo cierto es que después de escuchar a su presidenta, Isona Passola,

da la impresión de que su cargo se deba más bien

a las servidumbres políticas, que representar a un sector

que no nos imaginamos asumiendo su discurso

como si todo la gente del cine catalán pensara lo mismo.

(Aplausos)

En cualquier caso, el sempiterno tema

puso en segundo término la reivindicación feminista

y aquí sí había donde hincar el diente,

pues una nueva generación de directoras catalanas

ha venido para quedarse

y su cine está entre lo mejor que se ha podido ver el pasado año.

Carla Simón y su "Estiu" o "Verano 1993"

lograría el premio a la Mejor Dirección y Guion

y Mejor Película de Habla Catalana, y es que Carla,

que también tiene el de "Días de cine",

atesora a estas alturas muchos más premios que filmografía.

"Tierra firme".

En el apartado de Mejor Película en otra lengua ganó "Tierra firme",

de Carlos Marques-Marcet

y su protagonista y conductor de la ceremonia, David Verdaguer.

"Incierta gloria", la impecable producción de Agustí Villaronga

sobre un amor en plena guerra civil, era la más nominada

y se llevó el premio a la Mejor Interpretación Femenina

para Nuria Prims y casi todos los premios técnicos.

El Gaudí de Honor recayó en la veterana Mercedes Sampietro,

se rememoró su trayectoria profesional entre Barcelona y Madrid

y de su boca se escuchó lo más sensato

sobre la candente situación pidiendo a los políticos que hagan política

y dejen a los actores la ficción, la épica y la emoción,

que es lo que saben hacer.

Que tal vez esto sea solo la llamada.

Y para finalizar, el Premio del Público

a la imparable "La llamada", participada por TVE.

Los Javis están que se salen.

(Música)

Ahí veíamos a los ganadores de los Premios Gaudí.

Estamos en plena temporada de premios cinematográficos.

El sábado la cita con los Goya a través de La 1 de TVE como siempre.

Ahí estaremos nosotros, tú antes y nosotros después.

Sí, estaremos en la alfombra roja de los Goya

desde las 20:20 más o menos en directo hasta las 21:00.

Luego, la gala.

Y luego entrevistando a los ganadores en el set de "Días de cine".

Claro que sí y eso lo verán en el reportaje de la semana que viene.

Y, bueno, más cosas.

Por cierto, Penélope Cruz está nominada al Goya a Mejor Actriz

por "Loving Pablo" y va a recibir una distinción.

El César de Honor, a su edad. Qué maravilla.

Es verdad, tan joven, que concede la Academia de Cine Francés,

así que todo un lujo. Vamos con las recomendaciones.

¿Qué hay que ver en la cartelera?

No hay que perderse una película que está teniendo mucho éxito

y va la primera en taquilla, que es "The Post",

en español, "Los archivos del Pentágono", de Steven Spielberg.

Que habla de eso que parece tan trivial

como que los periodistas han de ser independientes,

que un periodista ha de servir a la sociedad

y no a un grupo o a un político,

porque hay que distinguir entre periodistas y jefes de prensa.

Son profesiones muy legítimas, pero cada uno en su sitio.

Es un peliculón de Spielberg con dos actorazos impresionantes,

cuenta una historia real.

Es la primera vez que Meryl Streep trabaja con Spielberg

y además qué personaje con qué fuerza,

ese personaje femenino.

Y para variar, está que se sale. Otra película.

Vamos a hablar de "Wonder Wheel", que es la última película de Woody Allen

que, por lo que sabemos, es un excelente cineasta

y no tienen ninguna condena en su contra.

Y la película que ha hecho, su última película, está muy bien.

Y si llevamos años en la que decimos que los actores

se pelean por participar en sus películas, pues no hay más que decir.

Nosotros reivindicamos su cine, claro que sí.

Más cosas, la semana que viene no tenemos preestrenos.

Ha habido un cambio de última hora. Hay que ir pagando al cine también.

Nos hubiese encantado, pero ha habido un cambio de última hora

y no hay preestrenos.

Lo que sí que tenemos aquí en Cineteca es Los lunes al cine,

que siguen revisando los clásicos maravillosos.

Un clásico maravilloso de Frank Capra que es "Arsénico por compasión",

con Cary Grant,

y luego un documental con él de protagonista.

En la Filmoteca catalana.

En la Filmoteca catalana comienza un ciclo

de una mujer estupenda y una actriz maravillosa y además directora,

pionera de la dirección en Hollywood, que es Ida Lupino,

de la cual haremos la semana que viene

un reportaje en "Días de cine" por su centenario.

Y en la Filmoteca Nacional tenemos aires orientales.

Uno de esos que nos gusta en "Días de cine",

que es Sejun Suzuki, que fue alguien que influyó en Tarantino,

en Jim Jarmusch,

y la película "Tokyo Drifter" es de culto,

una maravilla, hicimos un reportaje el año pasado.

Y hablando de Japón, veo que también

lo que me has traído tiene que ver con Japón.

Primero, un libro precioso que se ha editado ahora.

Es "La poética de lo cotidiano". Ozu es ese señor

que también ha influido en Kogonada recientemente.

En Jarmusch, un tipo que, además está seguido por el cine americano.

Son reflexiones suyas sin desperdicio, un libro precioso.

Y este libro blanco de "Anime".

Habla de toda esa animación japonesa que conocemos como anime.

Hay de todo, desde Mazinger Z, que estáis viendo ahí,

a películas, cientos y cientos de películas, muchas de ellas míticas,

y, bueno, para ponerse las pilas

y saber un poco más de este género en sí mismo.

Pues ahí tenemos las dos recomendaciones,

pero creo que hay algo más, "El origen del planeta de los simios".

Esto es para que no te quejes de que no te traigo nada y te lo llevas.

¿Esto es para mí? Es para ti.

Lo puedes abrir y esto es la segunda entrega,

que es uno de los libros maravillosos que además tiene una película.

Fenomenal, pues yo creo que esta es una manera estupenda

para introducir el siguiente reportaje,

de lo que hay que ver en casa.

(Música)

Dicen de esta colección que viene a ser

algo así como cine para acariciar, películas para leer.

Y a juzgar por el mimo de las ediciones,

podemos dar fe, no sabiendo muy bien, eso sí,

si se trata de libros con película o película con libro.

En ediciones limitadas y muy cuidadas, en formato cómic

y disponibles en librerías especializadas.

(Música suspense)

Cada película viene acompañada de una introducción

escrita ex profeso para esta edición,

así como todo tipo de fotos y memorabilia

en forma de carteles o instantáneas poco o nunca vistas.

No hay más que ver la foto de replay que ilustra la portada de "Alien"

para saber a qué nos referimos.

Ahora, vuelve para invitarnos a aquel terror

que tenía ecos de Argento o Harrington o La Cosa,

cuyos universos de serie B se cruzaban inteligentemente

con los diseños de Hans y la dirección de Ridley Scott

en una película más de terror que de ciencia ficción

con momentos que forman parte de la memoria colectiva

de todo cinéfilo que se precie,

empezando por aquel eslogan publicitario

que decía que en el espacio nadie podía oír tus gritos.

(Música)

Un bicho esoesquelético al que apenas vemos

y que parece un político aferrado a su cargo,

una tripulación que,

como aquellos "Diez Negritos" de Agatha Christie,

va desapareciendo uno a uno.

Una nave de carga que parece un castillo,

un androide que dice una de las parrafadas más famosas

de la historia del cine entre babas blancas.

Es un superviviente

al que no afectan la conciencia, lo remordimientos

ni las fantasías de moralidad.

Y una mujer que es todo fuerza, coraje y determinación,

la teniente Ripley,

una de las más grandes heroínas de la historia del cine.

Por decirlo llanamente, el principal problema

que tienen la recientes entregas de la saga

es, precisamente, la original.

(Música)

(Gritos)

No tenéis ninguna posibilidad, pero...

Contáis con mi simpatía.

Junto a "Alien", el primer X-Men, que data del año 2000,

cuando Bryan Singer llevó a la pantalla

la adaptación basada en el grupo de superhéroes de cómic

llamados X-Men,

surgidos del universo Marvel Comics

y cuyo éxito dio lugar a toda una saga

cuya última entrega fue la excelente "Logan".

Si hay un final impactante en la historia del cine

bien podría ser el de "El planeta de los simios".

No vamos a hacer un spoiler, aunque creemos firmemente

que el spoiler está muy sobrevalorado en ciertos títulos,

porque "El origen del planeta de los simios"

es mucho más que una buena precuela de aquella película de 1968,

de la que el próximo 8 de febrero se cumplirán 50 años de su estreno.

(Música)

"El origen del planeta de los simios"

era tan buena como precuela,

que hace que las dos secuelas que pretenden

también ser precuelas de la original, palidezcan a su lado.

Y la cuarta de esta segunda entrega es "El club de la lucha",

esa especie de distopía moral dirigida por David Fincher en 1999

y que contaba con Brad Pitt y Edward Norton como protagonistas

con algunos de los mejores momentos

que el cine dio en el salto de siglo.

Como tantos otros me había convertido

en un esclavo del instinto IKEA para acomodarse en casa.

Fincher que, por cierto, había dirigido

una muy sombría tercera entrega de la saga "Alien",

iría abandonando paulatinamente lo que se consideraba

cierto efectismo visual para convertirse

en uno de los mejores narradores del cine actual,

unas incursiones televisivas, la última de las cuales

es la excelente "Mindhunter".

Si su asiento está al lado de una salida de emergencia

o bien si se siente incapacitado para cumplir las funciones descritas

en las medidas de seguridad,

pídale al asistente de vuelo que le cambie de asiento.

(Música)

Toni Servillo y Verónica Echegui, Elías y Claudia,

un italiano y una española.

Él, un rígido psicoanalista freudiano,

y ella, una frívola entrenadora personal.

Juntos protagonizan "Déjate llevar".

Es una comedia histriónica,

en una semana que tiene mucha variedad en la cartelera.

La gran baza de "Déjate llevar" es su excepcional trío de actores.

Toni Servillo, Carla Signori y Verónica Echegui.

Hola. -Hola. Vamos, andando.

-Sentía que era un guion que tenía trabajo,

que llevaba mucho detrás.

El personaje me parecía que era un bombón.

Creo que, quizás, lo más parecido a esto podría ser la Juani.

-No me interesa un físico escultural, ¿de acuerdo?

-Bueno, de eso ya puedes olvidarte. Perdona que te lo diga.

Aparte de que tenía muchas ganas de hacer comedia,

y apareció de repente esta película,

encima era con Toni Servillo.

Había visto "La gran belleza" ya, no te exagero,

como 4-5 veces que habían ido seguidas,

porque me voló la cabeza esa película.

Empecé a investigar, había visto alguna que otra peli más de él.

Es decir, era imposible.

-Tu madre sale con otro hombre, más joven, más atlético

que tu padre, o sea yo.

Será patético recordártelo, pero legalmente aún somos marido y mujer.

-Muy patético, pero seguimos así,

porque no quisiste gastarte dinero en abogados.

Un achaque de salud le obliga a hacer ejercicio.

Notas la energía, ¿eh?

Servillo interpreta a un psicoanalista judío,

bastante arrogante, cascarrabias y con cierto aire a Woody Allen.

Separado de su mujer por un tabique y alejado de todo y todos,

no tiene, a priori, nada que ver con Claudia.

Porque no soy negro.

-Es muy gracioso, porque Toni y yo realmente somos

un poco como los personajes

y él es muy calmado, es muy pausado, tiene mucha técnica

y yo soy más caótica.

Yo a los clientes siempre les tuteo.

Forma parte del trabajo, ¿sabe?

Tenemos que hacernos amigos, si no no funciona.

-Prefiero que nuestra relación se limite

a lo estrictamente profesional, ¿te importa?

-Toni me llamaba la loca, porque yo también,

es verdad que le echaba mucho morro.

Hacía mucho de Claudia con él por practicar.

Prepárate, Toni.

Todo era un espíritu muy positivo.

Ella es aparentemente una chica divertida con una vida difícil.

El padre de su hija está desaparecido

y su novio, en la cárcel por robar en una joyería.

Esta chica no da una con los hombres.

Si no son desgraciados o delincuentes, no le interesan.

Les une la casualidad, pero poco a poco se van acercando.

Surge la química y, entonces, se desata el caos.

Qué cotilla.

-Te ves con una mujer joven, guapa, y con pinta de espabilada,

ni un pelo de tonta.

-Entonces, ¿usted no es el abuelo?

-¿A dónde vas? -A cenar fuera.

Te he dejado un pastel de carne en la nevera.

-No se han terminado de soltar ninguno de los dos.

Puede que estés en baja forma como seductor.

-El psicoanalista que se deja orientar por la personal trainer,

esto es lo que faltaba.

Lo que parecía una amistad imposible, se va materializando.

Se salvan mutuamente.

Ella le cambia su forma de ver la vida

y él consigue que confíe en ella misma.

Organiza todo como te he dicho. -De acuerdo.

Todos me consideran una desgraciada.

-Solo debes tener más confianza en ti misma.

-Quiero irme de aquí. -¿Y cómo me las apaño sin ti?

-Es una comedia sobre la tragedia de la vida.

¿Quién no ha conocido en su vida a alguien que no esperaba para nada

que se la cambiara?

-Tú y yo tenemos la misma profesión.

Reestructuramos.

Tú en la cabeza y yo el cuerpo.

Verónica Echegui nos ha conquistado

por su fuerza, desparpajo y naturalidad.

Una frescura que destaca en su último estreno.

"Déjate llevar" es una comedia italiana de enredos y sentimientos

que aspira a que lo pasemos bien.

Algo que consigue, al menos al principio,

y gracias a su química.

Déjate llevar. Más.

(Música)

Juani, cagüen la puta.

-Busco algo y te juro que lo voy a conseguir.

Me dejaré la piel, voy a ser actriz.

Y lo ha conseguido.

A sus 34 años y con una carrera ascendente,

ha demostrado que tiene talento.

Muy bien.

Bigas Luna le abrió las puertas del cine,

saltó a la fama con la Juani y ella ha sabido elegir el camino.

Entonces consiguió su primera nominación a los Goya

como Mejor Actriz Revelación.

Después vendrían dos más.

Es difícil vivir en libertad.

En 2008, por su brillante interpretación

de "El patio de mi cárcel",

y unos años después por la película de Icíar Bollaín

"Katmandú, un espejo en el cielo".

Podemos cambiar cosas,

podemos cambiar nuestro entorno.

Bueno, primero tenemos que imaginarlo.

Se atreve con todo.

Ha dado el salto fuera de nuestras fronteras.

Vivo aquí y yo quiero trabajar aquí.

Y no es algo tan pretendido.

Es que me han llegado también estos proyectos y hay cosas como estas

que, claro, cómo voy a decir que no.

Yo nunca me había imaginado que me fueras a seguir.

-¿Qué podemos hacer? -Olvidarnos.

-No puedo. -¿Por qué no?

-Porque te quiero, pendeja.

-Aquí hay otro como tú.

Cine, teatro y televisión.

Alterna comedia y drama y aún tiene mucho por estrenar.

Sabe elegir sus papeles y les imprime verdad.

No sé tú, pero me siento muy ridícula disimulando.

-Ahora no me puedes dejar colocada.

¿Cómo me voy a quedar sin la mejor actriz de mi compañía?

(Música)

"Cavernícola" es mucho más que animación artesanal

en stop motion.

Es una película que muestra el profundo amor por este arte

de un director que, con tan solo 11 años,

ya hacía cine fascinado por Ray Harryhausen.

Ese director es Nick Park,

uno de los pocos cineastas en activo que puede presumir

de tener cuatro Premios Oscar

y quienes conocen y saben lo que es el fútbol,

dicen que es de las mejores películas

que se han hecho sobre el tema.

Haremos una cosa, amigo Gromit.

Tomemos una buena taza de té caliente.

Wallace y Gromit son iconos indiscutibles

de la animación moderna.

Fueron gestados en los británicos Estudios Aardman

y su creador, Nick Park, cosechó con sus locas aventuras

nada menos que dos Oscar a mejor cortometraje

y un tercero a mejor largometraje de animación.

Pero hay Nick Park más allá de estos dos entrañables personajes.

No en balde, había ganado con anterioridad un Oscar

por su cortometraje "Creature Comforts"

en el que los protagonistas eran unos animales de zoológico.

"Chicken Run" retomaba este universo de animales encerrados

en formato largometraje, con gallinas oprimidas,

un gallo a lo Steve McQueen

y referencias continuas a "La gran evasión".

-¿Os habéis cambiado los gayumbos? -Sí, me los he cambiado con Tongo.

-Da igual.

"Cavernícola", sin embargo,

viaja unos millones de años atrás en el tiempo.

Plantea una batalla entre dos eslabones de la humanidad.

Los poco evolucionados hombres de la edad de piedra

y los sofisticados y brutales de la edad del bronce.

La edad de piedra se acabó.

Larga vida a la edad de bronce.

Los Estudios Aardman sacan puntilla a este encuentro

en forma de partido de fútbol que guarda parecido razonable

con "Evasión o Victoria" de John Huston.

Sin duda, cuando pasen muchos años, la gente se preguntará:

"¿Fue realidad este partido?".

Dos auténticas selecciones internacionales van a enfrentarse

en este histórico escenario de colores.

-Esa fue una de las referencias al hacer la película,

pero visionamos muchas otras deportes sobre equipos

con pocas posibilidades de ganar.

Se han hecho muchas y nos eran útiles

para analizar cómo desarrollan el juego

desde un punto de vista cinematográfico.

-Es increíble que puedan causar tanto daño.

En realidad, todo el cine rodado por Nick Park

y el de su no menos brillante compañero Peter Lord,

es un compendio de guiños cinéfilos.

Sea el suspense con Hitchcock a la cabeza,

al slapstick de "Knockout"

o a la aventura en estado puro de Spielberg,

entre muchas otras referencias.

Yo estudié en una escuela de cine

y era genial revisar la historia del cine.

Sumergirte en la tradición.

Es importante tener ese conocimiento para contar historias.

No solo como animador, sino como cineasta.

Siempre me he sentido cineasta antes que animador.

Un cineasta que usa la animación para hacer películas.

-Y si no ganamos...

-Nos pasaremos el resto de nuestras miserables vidas

trabajando en la mina. -¡No!

¿Qué es una mina?

Podemos decir, sin riesgo de pasarnos,

que "Cavernícola" tiene alguna de las secuencias de fútbol

más disfrutables que recordamos en la gran pantalla.

Lo tenía difícil, porque es un deporte

extrañamente anticinematográfico, y son pocos los resultados

memorables hasta la fecha.

Un amigo mío dice que el problema de muchas películas de deporte

es que tienen demasiado deporte y poco cine.

Es verdad, tienes que contar una historia todo el tiempo

y no deslizarte hacia un estilo de retransmisión deportiva.

Hay una película en especial muy buena que es "Goal" de Danny Cannon

porque tiene actores que eran realmente buenos jugadores de fútbol.

Eso se percibe.

Me preocupaba trasladarlo a la técnica de animación stop motion

y por eso, en parte, me fijé en "Gladiator"

para ver cómo recoge la excitación de estar en un espectáculo de masas.

(Música)

"Cavernícolas" destila todas las bondades del cine Aardman.

Un humor encantadoramente tontorrón,

pero con la retranca y chispa suficientes

para que la disfrutemos con socarronería.

¡Conejo esta noche! (GRITAN)

Y una animación stop motion portentosa.

Perfectamente implicada con los adelantos digitales,

pero conservando el sabor de los viejos tiempos.

No quiero llamar la atención.

Pero también destila sus pequeñas debilidades.

Cierta incapacidad para la originalidad en el argumento,

y poca ambición artística en el concepto global de la película.

Por supuesto, no nos referimos

a su incuestionable talento para la animación.

Desde que la compañía se lanza al mundo del largometraje,

lo hace sin arriesgar con historias de gran calado.

En una frase, Aardman no ambiciona lo que Pixar conquista.

(Teléfono)

¿Diga?

-Wallace y Gromit, limpieza rápida de ventanas.

¿En qué podemos servirle?

cuando su territorio era "La liga de los 20 minutos",

en aquellos primeros mediometrajes de Wallace y Gromit

o en las sencillas pero sugerentes

"Aventuras de Morph" de Peter Lord,

jugaba a su favor una mayor capacidad para el riesgo artístico

y el surrealismo.

Echo mucho de menos rodar en un formato más corto.

Cuatro años en desarrollar un largometraje es mucho tiempo.

Escribes una broma y tardas cuatro años en verla en la pantalla.

Es mucho tiempo manteniendo una visión concreta

sin perder el punto de vista inicial.

Un corto te lleva un año, que es mucho tiempo también,

pero desde luego, más soportable.

El gran reto de un largometraje es que tienes que mantener una historia

e ir construyendo un desarrollo.

Elaborar explicaciones más complejas,

mantener la tensión y tener una buena estructura.

En los cortometrajes puedes ir más al grano, a la idea original.

Una broma es suficiente.

-¿Cómo se usa esto del ave mensajera? -¡Es la reina!

Solo tiene que hablarle al oído, señora.

Imitará todo lo que oiga.

Ni siquiera sé si lo estoy sujetando bien. Probando. Probando.

No obstante, dicho esto, "Cavernícola" es un valor seguro.

Pueden ustedes confiar su tiempo a una película

a la que es un placer entregarse.

¡Estás organizando un partidito de fútbol

contra una panda de salvajes! ¡Serás idiota!

Imagínate que perdemos. -Imposible.

-He dicho que te lo imagines. Exacto.

Hemos querido recuperar esas declaraciones

de Paul Thomas Anderson

para que os hagáis una idea de que el director americano

ya hace 20 años era un perfeccionista obsesivo.

Eso tiene mucho que ver con el protagonista de su nuevo trabajo.

"El hilo invisible".

Está nominada al Oscar como mejor película

protagonizada por Daniel Day-Lewis,

que se mete en la piel de un modisto de la alta sociedad

que es un neurótico.

Algo así como un artista iluminado

y un personaje poco empático, todo hay que decirlo.

¿Por qué no estás casado? -Hago vestidos.

Entre las nominadas a los Oscar de este año,

"El hilo invisible" sobresale por sus opciones en seis categorías.

Pero, sobre todo, por la de mejor película,

mejor director para Paul Thomas Anderson

y mejor actor para Daniel Day-Lewis.

Una propuesta que busca la pulcritud y la excelencia,

en torno a la figura de un célebre modisto británico

que brilló en los años 50 diseñando modelos exclusivos

para lo más florido de la aristocracia y la realeza.

Secretos... -Buenos días.

¿Tú gustaría cenar conmigo?

El cineasta reconoce haberse inspirado, entre otros,

en la figura carismática del modisto español Balenciaga

para escribir a este personaje obsesivo,

retratado como artista atormentado, ensimismado con su propia creación,

convencido su propia genialidad

que utiliza su neurosis perfeccionista

como escudo emocional frente al mundo.

Un patrón, sin duda,

cortado a la medida del deslumbrante Daniel Day-Lewis,

que parece haber participado activamente

en la construcción del proyecto desde el principio.

No, Alma, ¿qué haces? -Te traigo té.

-No dejes la bandeja en la mesa, por favor.

Quítala de ahí.

Daniel Day-Lewis vuelve a aplazar su recurrente jubilación

para ponerse de nueva disposición de Paul Thomas Anderson,

después de su colaboración en "Pozos de ambición",

con la que consiguió un Oscar

a la mejor interpretación masculina en 2007.

Daniel Day-Lewis es, sin duda,

uno de los grandes de esta época.

Descubierto entre nosotros en la ya lejana "Mi pie izquierdo",

ha esculpido una selectiva filmografía

con inquebrantable fidelidad hacia un restringido grupo

de cineastas ilustres.

Si quieres competir conmigo a aguantar la mirada, vas a perder.

La otra referencia inspiradora parece haber sido "Rebeca".

Tanto por el relato de Daphne du Maurier

como por la adaptación cinematográfica de Hitchcock.

Lo que desliza la atención sobre el personaje de Alma,

una camarera que se convierte en musa y amante del protagonista,

generando una relación romántica repleta de ambigüedades

y de sombras.

Entre la dominación y una obstinada insumisión

que acaba siendo lo más atractivo de la película.

Tal vez me guste mi propio gusto.

-Sí, lo suficiente para meterte en problemas.

Alma está encarnada por la bellísima y más que prometedora Vicky Krieps

a la que hace un par de semanas descubrimos

como esposa de Karl Marx

en la muy interesante "El joven Karl Marx".

Mi mujer, Jenny. -Mucho gusto.

-Buenos días.

-Si vas a hacer de ella un fantasma,

adelante, pero...

por favor, no la dejes ahí sentada esperándote.

Le tengo mucho cariño.

También, de evidente influencia hitchcockiana,

el personaje de la hermana del modisto,

entre controladora y celosa protectora.

Asunto menos agrio de la señora Danvers,

interpretada por Lesley Manville.

No la tomes conmigo, no quiero lidiar...

-Cállate... -No, cállate tú.

No empieces una pelea, sabes que no saldrías vivo.

Te haría pedazos y acabarías tirado en el suelo, ¿entendido?

Paul Thomas Anderson alcanzó lo mejor de sí mismo

en la deslumbrante perturbadora y alambicada "Magnolia".

Confirmando sus prometedores indicios en "Sidney"

y "Boogie Nights".

Comenzando así, de inmediato, un suave declive,

sin caer nunca en lo mediocre.

Marcado por su fascinación por personajes excesivos

que se prolonga en "El hilo invisible".

¿No puedes estar casado si haces vestidos?

-Estoy convencido de que mi destino no es casarme.

Soy un soltero empedernido.

Su acostumbrada elegancia y su magnética fuerza visual

impregnan la cuidadosa ambientación de este nuevo trabajo

que mantiene una fría distancia con lo que cuenta,

implicando lo justo al espectador como desde fuera,

supeditando el interés por los secretos del trabajo,

por el esfuerzo y la habilidad del protagonista y de sus operarias

al retrato excluyente de un carácter intratable.

¿Puedes llevártelo? -Sí, puede llevármelo.

-Ya es un poco tarde, ¿no? -Me lo estoy llevando.

Ya, pero es un poco tarde, ¿no? -Si ya me lo llevo.

-El té sí te lo llevas, la interrupción se queda aquí conmigo.

Está claro que Madrid no es Broadway ni el West End londinense,

pero cada vez se le parece un poco más.

De hecho, destaca tras Londres y Hamburgo

como una de las capitales del teatro musical.

Coincidiendo con que ahora en la cartelera madrileña

hay cinco musicales basados en películas,

"Días de cine" ha querido ver las conexiones

entre estos lenguajes que, aparentemente, son antagónicos.

(Ovaciones, aplausos)

El sol se pone sobre la Gran Vía de Madrid

dorando una de las calles más carismáticas del planeta.

Con la noche, las luces de nuestro castizo Times Square se iluminan.

Comienza el espectáculo.

(Música)

El rey de la selva ya no está solo.

Un puñado de ambiciosos espectáculos musicales han venido para quedarse.

Convertidos en poderoso reclamo turístico de la ciudad.

Miles de espectadores llenan cada día sus plateas,

ávidos de emociones en vivo y en directo.

En los últimos 10 años ha cambiado muchísimo a mejor

y ha pegado un salto cualitativo espectacular.

-Creo que lo que sí está la gente es más preparada.

Los bailarines cada vez cantan mejor, los cantantes cada vez bailan mejor.

Las escenografías cada vez son más potentes.

Todavía hay poco producto hecho aquí.

Todavía traemos demasiadas cosas de fuera, ¿no?

Pero ahora mismo en la cartelera sí hay dos musicales

que son originales. El montaje es original español.

Aunque sean dos musicales extranjeros,

la escenografía, la puesta en escena, las luces, son todo hecho aquí.

Es como si cogiéramos "Hamlet" e hiciéramos aquí montaje nuevo.

Es lo que pasa con "Billy Elliot" y "La familia Adams".

-Amor mío.

-¿Me querrás por siempre jamás?

-Seguiremos tan perdidamente enamorados como cuando nos conocimos.

-Nuestra primera cita. Fuimos al cine a ver...

-"La matanza de Texas". -¡Cómo la disfrutamos!

"LOS LOCOS ADDAMS"

-Gracias, cosa.

(GRITA)

Cine y teatro siempre hicieron buena pareja al compás,

pero lo de ahora en Madrid es de auténtico noviazgo.

Nada menos que cinco espectáculos musicales triunfan en las tablas,

partiendo de éxitos cinematográficos o a la inversa,

como el caso de "La llamada".

Estábamos vendiendo el merchandising de la obra

y de repente se acercó un señor que no sabíamos quién era

a comprarse todo el merchandising.

Se llevó dos cosas de cada uno y se fue.

Nos quedamos impactados diciendo: "¿Este señor quién sería?".

De repente esa misma noche escribió a Javi.

Le dijo: "Soy Enrique López Lavigne, soy productor de tal, tal, tal,

quiero hacer la película de vuestro musical".

(CANTAN) "Estoy alegre". -¿Por qué estás alegre.

Eso quiero yo saber".

(CANTAN) "Estoy alegre". -¿Por qué estás alegre.

-Estoy alegre. -¿Dime por qué?

-¿Estoy alegre? -¿Por qué estás alegre?

(AMBAS) ¡Eso quiero yo saber!

-Voy a contarte por escucharme... -La razón de estar alegre así.

Aleluya porque... -Cristo un día me llamó.

-A mí también me enamoró. -Y por eso alegre estoy".

-Dame lo bueno.

-¡Vamos, Milagros!

-Yo creo que siempre ha habido esa basculación.

Ha habido unas grandísimas épocas del cine

que los grandes musicales del cine

eran primero grandísimas obras de teatro.

-A mí me fascina mucho, por ejemplo, el origen de todo esto.

En los 60 y 70, cuando se estrenaron muchas películas

basadas en teatro musical como "My fair lady",

"Cabaret", "Chicago", "Sweet Charity" soy fan de Bob Fosse.

Toda esa parte de esos éxitos de West End y de Broadway

trasladados a película de una forma, creo yo, genial,

es para mí muy sorprendente.

-Yo creo que es supersano que se salte del teatro al cine

y del cine al teatro,

o de la novela al cine o de la novela al teatro

sin tener ningún tipo de prejuicio.

Lo importante es que haya buenas historias

y que esas historias se cuenten de distintas maneras,

según en el género en el que estés.

(Introducción "Rey león")

Creo que el secreto es esa puesta artística,

esa creación, ese diseño artístico, que es maravilloso.

Nadie se lo espera.

Cómo puedes hacer los dibujos animados con personas reales

en un escenario en directo, sin ser infantil, sin ser muñeco,

sin llevar un muñeco, las mismas personas caminando a dos patas,

y crees que son esos leones.

-Si ves la película, para gente que es fan de la película,

es exactamente lo mismo llevado al teatro

y a tomar acción real.

Es lo más impresionante.

En ningún momento se intenta esconder al actor,

sino que tanto las máscaras como el actor son solo uno.

-El dedo índice maneja el pico.

En el momento de tu coordinas lo que dices con el movimiento...

Hola.

Pero la vida se la dan los ojos.

Los ojos, en el momento que parpadeas, que es con el pulgar...

En ese momento parece que está escuchando.

Está un poco mirando a lo que tiene alrededor.

Manejas un poco lo que es la cabeza con la muñeca.

La dirección.

La expresividad gana con el parpadeo.

En el momento que abres mucho los ojos,

indicarías sorpresa o miedo.

"Pero qué es esto".

Ya estás indicando cosas. Si lo cierras un poquito.

Indicas ironía, condescendencia...

"No me creo nada de lo que estás diciendo".

Por ejemplo.

Si lo cierras del todo es como: "Ay, qué vergüenza".

-Mufasa, Simba... (RÍE)

-Lo has hecho muy bien.

Lo principal para mí en el teatro en general,

no solo en el musical, es la imaginación del propio espectador.

Sobre todo en "El rey león".

Para plasmar las sensaciones de la sábana

o los movimientos de un león, de una cebra,

o cualquier otro animal,

no es necesario que veas específicamente a ese animal

o que veas ese paisaje.

Solo jugando con pequeños elementos, colores, luces,

vestuario, una máscara,

el espectador sin darse cuenta tiene la sensación

de que está en ese ambiente.

"El guardaespaldas", al final lo que hace

es recoger un éxito cinematográfico,

que no destacó precisamente por su guión,

sino más bien por sus dos protagonistas

y, sobre todo, por las canciones de Whitney Houston.

(Música)

Y yo pensaba... "¿Cómo lo van a hacer?".

Es en realidad muy complejo hacer un musical

cuando la película, como tú bien dices,

no tiene en realidad canciones completas.

Son pedacitos, pero es prácticamente actoral.

Es dramática la película.

Cuando empecé a ver el guión,

cuando me dan el guión y veo lo que iba a cantar, dije:

"Dios mío, creo que voy a cantar bastante".

("I will always love you")

Son 13 canciones las que yo canto en el musical,

más las que canta Nicky más las que canta el ensamble.

Prácticamente es un concierto, un espectáculo con escenas.

("I will always love you")

En el caso de "Billy Elliot", la película me gusta mucho.

Pero el musical me parece que es bastante mejor que la película.

Lo hicieron los mismos.

El mismo guionista, el mismo director,

el mismo coreógrafo que había hecho la película.

Me parece que incluso mejoraron la propuesta cinematográfica

con el musical.

-Delante y arriba.

A limpiar ventanas y cinco, seis, siete...

Hola. -Hola.

-¿Y tus zapatillas de ballet? -No tengo.

-Ya sí. Ponte estas. Dos grupos...

-No puedo ponerme estas, son muy gais.

-Ay, pues haberlo pensado antes de venir.

-¡Es la hora de despertar a nuestros amados ancestros!

¿Que por qué lo hacemos?

-Porque la familia es la familia, viva o muerta.

-Exacto. ¿Y cómo lo hacemos?

-Bailando entre sus tumbas. -Correcto.

Baila, hermano. Mi querido Fétido.

Es el momento de recibir a los muertos.

Hay espectadores de cine que se ponen nerviosos en un teatro.

Les aburre pensar que lo que van a ver

es una historia contada en un solo plano general.

El éxito teatral de películas como "El Rey León",

"Billy Elliot" o "La familia Adams",

demuestra el talento de sus adaptadores

que han sabido descomponer este plano general

en la ilusión del plano corto, el travelling y el montaje,

usando herramientas teatrales.

Hay trucos. Yo no estoy de acuerdo en que sea un plano general,

un plano secuencia, un plano general.

Para eso está la labor del director.

Es un poco obligar al espectador, con el texto, con la música,

con las luces, con la propia escenografía,

con el propio ritmo, obligarle a mirar donde tú quieras.

-Permitan que les aclare el contratiempo.

La pequeña Miércoles Adams,

este encantador e incontrolable manojo de maldad

que envenenaría a su propio hermano

para poder pasearse en ambulancia, ha crecido y se ha enamorado.

-Justamente hay planos de actuación diferentes.

Hay momentos en que yo pido que todo el elenco esté moviéndose a la vez.

Entonces es un plano general.

Pero hay momentos en los que hago varios planos de actuación

o de intensidad de actuación

y eso hace que el público perciba el primer plano.

-No dejaré que volváis al inframundo hasta que triunfe el amor.

¡¿Qué?!

-¿Después de ver la obra cuatro años qué tendrías ganas de ver?

-Claro. -¿Cómo querrías que fuera?

Nos preguntábamos eso. Y decíamos: "¿Qué te gustaría?

Te gustaría que empezara así, que se moviera así la cámara.

¿Qué te gustaría ver, por ejemplo?".

¿Por qué la peli tiene tantos primeros planos?

Primero, porque queremos mucho a las cuatro protagonistas.

Son nuestras mejores amigas,

gente con la que hemos compartido la vida, e incluso una es mi hermana.

Tiene primeros planos por eso, y segundo,

porque el teatro no tiene primeros planos.

Queríamos ver los ojos.

Queríamos ver las cabezas por detrás, tampoco las ves en teatro.

Acompañarlas desde el hombro. Desde su punto de vista.

Eso el teatro no lo tienes. -A través de su mirada.

-Una película como "El guardaespaldas",

en la que tú ves unas situaciones, unos primeros planos,

unas reacciones de los personajes.

En el teatro juegas más con la imaginación.

Si hay una situación de disparos,

no tienes por qué ver a los dos que se están disparando.

Hacia mí. Despacio. -He sido franco.

-El espectador es capaz de imaginarse esa situación

y juega con la imaginación.

-¡Quieto!

-En cine tienes la cámara

y en teatro tienes a los actores, sus posiciones y sus movimientos.

Si yo coloco a alguien al fondo del escenario,

el plano cambia a que si los pongo en proscenio.

La iluminación.

Sí tiene recursos técnicos para conseguir las mismas emociones

que puedes intentar conseguir con un travelling

o con un montaje picado.

O de repente pasar de un plano general a un plano corto.

Más o menos sí que tienes recursos técnicos para generar esas emociones.

(Música)

Y uno,

y dos,

y tres,

y cuatro,

y cinco,

y seis.

Las canciones también son las mismas, pero las hemos traducido.

Quizá eso ha sido la parte que me ha costado más esfuerzo.

Nunca lo había hecho.

La adaptación de canciones me parece que es un trabajo...

Es lo más complicado que se puede hacer en esta industria.

Los ingleses...

En inglés hay tantos monosílabos y en España hay tan pocos...

-Eso es.

(CANTAN) -"Y siendo un Adams. -Hay que tener ingenio y gracia.

-Aunque a los Adams

nos pone tanto funeral.

-No importa lo que piensen de tu forma de actuar,

pues siendo un Adams tener estilo es primordial".

-Yo soy de los que considero que en el teatro musical

la canción debe continuar la historia.

Aportar y seguir con el argumento y, sobre todo,

empujar para que lleguemos al final.

Es lo importante en cualquier historia.

Llegar al final.

(Aplausos)

No hay nada que se le compare a estar en un escenario en un teatro lleno.

-Esa es la magia del espectáculo en vivo

que nunca sentiremos en un cine o con una televisión.

-Si te gusta, y si estás disfrutando del directo,

tienes esa necesidad de compartirlo con los que te han hecho vibrar.

-Es cuando te das cuenta que el musical es el género más completo.

Lo tiene todo.

Interpretación, música, baile, unos buenos guiones, normalmente.

Es un espectáculo supercompleto que te lo da todo y en directo.

Eso no lo puedes bajar, no lo puedes piratear,

no es lo mismo. Lo tienes que vivir.

(Música)

Bien sabía Oscar Wilde de malos repartos en esta tragicomedia

que es la vida donde muchas veces el actor secundario

le roba la escena al protagonista con malas artes,

pero nosotros nos vamos a despedir como siempre.

Con un repartazo, con el de la película "Un día en Nueva York".

Uno de los grandes éxitos de Broadway

que se llevó a la gran pantalla.

¿Acaso no es buena compañía despedirnos de la mano

de Gene Kelly, Stanley Donen, Fran Sinatra

o la pareja formada por Comden and Green?

Pues así nos vamos.

Dentro de siete días estamos de vuelta.

Ya sabéis que siempre, siempre, podéis contar con nosotros.

Con "Días de cine".

(Música créditos)

  • Días de cine - 01/02/18

Días de cine - 01/02/18

01 feb 2018

Coinciden en la cartelera teatral varias producciones que tienen su origen en películas, desde 'El rey León' a 'Billy Elliot', pasando por 'La familia Adams' o 'El guardaespaldas'. El espacio presentado por Elena S. Sánchez se asoma entre bambalinas para ver esas producciones que nacieron en la gran pantalla.

Entre los estrenos, Amityville: el despertar, una revisión del clásico de terror de 1979, con Bella Thorne, Cameron Monaghan, Mckenna Grace y Jennifer Jason Leigh; El cuaderno de Sara, dirigida por Norberto López Amado y protagonizada por Belén Rueda.

Además, Déjate llevar, una comedia italiana protagonizada por Toni Servillo y Verónica Echegui; y Cavernícola, cine de animación dirigido por Nick Park, creador de 'Wallace & Gromit' y director de 'Chicken Run', que compartió el preestreno con el programa.

El espacio de cine de La 2 también habla del que puede ser el último estreno de Daniel Day-Lewis, que ha anunciado una vez más su retirada del cine, con El hilo invisible. Un drama sobre la posguerra ambientado en Londres dirigido por Paul Thomas Anderson.

ver más sobre "Días de cine - 01/02/18 " ver menos sobre "Días de cine - 01/02/18 "
Programas completos (502)
Clips

Los últimos 5.243 programas de Días de cine

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios