'Diario de un nómada' es la primera serie de aventuras protagonizadas por Miquel Silvestre en motocicleta hecha para la televisión española. Empezaron sus emisiones en enero del 2015 con un recorrido por toda Sudamérica, continúo en su segunda temporada por México y Estados Unidos con el título de 'La última danza de guerra' y continúa por el extremo oriental de Asia Menor, al Cáucaso y al monte Ararat; por el Sáhara hacia Dakar; y por la España vacía. Pudimos seguir la aventura casi kilómetro a kilómetro en RTVE.es y en el blog Diario de un Nómada: http://blog.rtve.es/nomada/

3807329 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.10.1/js
Diario de un nómada - Villa Cisneros - ver ahora
Transcripción completa

y lleva un diario.

Vuelve Miquel Silvestre, el escritor que viaja en moto

y lleva un diario.

Comenzamos una nueva aventura por África.

Desde España, hasta la capital de Senegal.

Destino Dakar, un gran viaje para cruzar el desierto,

las montañas, el Sahel y llegar a la fértil sabana.

Una odisea llena de riesgos,

de bellísimos paisajes,

pero sobre todo de gente buena,

de esa gente que nos enseña que el África real

no sale en las noticias.

Abrimos una nueva página de "Diario de un nómada".

Capítulo 10: "Villa Cisneros".

(Música)

En el episodio anterior, Miquel, se despedía rodando

sobre la húmeda arena de la península de Río de oro.

Todo iba bien, hasta que aconteció el desastre

que él mismo estaba prediciendo.

Montar en moto por la arena es una sensación como flotar

pero sin flotar, porque sabes que en realidad no estás

sobre la nada, estas sobre la arena, que es un material

sumamente inestable y a la mínima ¡zas!, al suelo,

y te puedes hacer daño, así que es una sensación muy curiosa,

es como estar surfeando pero al borde del precipicio.

(Música)

(Viento)

¡Hostia!

Vivo estoy pero...

(Viento)

Encima he roto algo.

¡Menuda leche!

Hay que salir de aquí.

(Viento)

Me duele todo esto, es posible que me haya roto una costilla.

Bueno, voy a descansar un ratito aquí a ver si se me pasa.

¡Que hostia he pegado contra el suelo, tío!

Si es simplemente un golpe y no me he roto nada,

será solamente dolor.

Y si me roto una costilla, pues el viaje se queda aquí

y tendré que regresar.

Pero bueno, por lo menos he llegado hasta Villa Cisneros.

Tengo... tengo la serie.

Tal vez tengas la serie al alcance de la mano, pero para terminarla

debes levantarte.

¡A ponerse en marcha!

(Música reggae)

Miquel, regresa a la carretera y se dirige a la primera ciudad

que fundaron los españoles en el Sáhara occidental.

(Música reggae)

No está muy lejos, pero ahora siente dolorosamente cada bache

del camino.

¡Villa Cisneros, ya estoy aquí!

Estoy sufriendo bastante, porque cada bache del terreno,

y estas carreteras son muy irregulares,

me hace que me duelan las costillas.

Estoy... pasándolo mal, pero estamos en Villa Cisneros.

"Very good!" "Very good!"

(Música reggae)

Villa Cisneros, se fundó en 1884 por el militar aragonés

Emilio Bonelli, a las órdenes del gobierno de Cánovas del Castillo.

Fue la única posesión española en el Sáhara, hasta la ocupación

de Villa Bens, en 1916.

Capital de la península de Río de oro, su aeropuerto

internacional servía de escala en los pueblos que unían España

con América. Hoy es un puerto pesquero

donde Miquel busca descanso para sus lesiones.

(Música reggae)

¡Estoy agotado!

Es que me duele todo, ¿eh?

No se de cutre, pero...

aquí me puedo quedar, no sé, espero que no sea

una hemorragia interna y que me vaya a quedar aquí, en Dakhla,

porque sería imperdonable que no fuera en territorio español.

No me puedo morir porque no estoy en España, esto es ahora

el Sáhara ocupado.

Bueno, es broma, estoy dramatizando un poco

pero en realidad me siento como el culo.

Me duele todo esto.

A ver si descanso un poco en esta habitación mugrienta,

solo, deprimido, triste y abandonado

¡y me da igual!

Bueno, chicos, hoy no me puedo reír demasiado, así que espero que mañana

echemos unas risas.

(Música)

Parece que me haya ido de fiesta.

De ruta del bacalao, vamos.

Me duele todo, eh.

Pero bueno, por lo menos, estoy entero.

He dormido bastante bien.

Voy a intentar seguir el viaje, lo más razonable sería

volverme a casa, supongo que el seguro me repatearía

porque tengo la prueba de un accidente de verdad

y tengo un seguro de viaje para estos casos,

así que la prueba existe, porque se ve perfectamente

como me calcé un leñazo importante.

Pero no sé, no me gusta abandonar, nunca me ha gustado.

A pesar de que me quedan muchos kilómetros, creo que casi 2000,

y de cada vez que la moto coge un bache, sentía todo

como un calambre, lo voy a intentar, siempre están disponibles

los analgésicos y aunque anoche tomé uno, por la tarde no volví

a tomar más porque no me quiero acostumbrar,

nunca me ha gustado depender de los fármacos,

pues lo voy a intentar.

Me preocupa la moto, porque todo el frontal

ha quedado bastante espachurrado y eso no es tampoco recomendable,

vamos a trastear a ver si le puedo quitar el frontal,

por lo menos que mantenga la luz y todas las demás piezas fuera.

Y en fin, como diría mi mujer, he sido un subnormal,

porque la verdad es que lo que hice ayer no era necesario,

pero claro, fue un error de crecimiento, porque me crecí,

me lo estaba pasando tan bien por la playa dándole gas,

y entonces, iba demasiado deprisa,

y la arena es un material sumamente inestable,

así que cuando se pierde el control no hay posibilidad

de recuperación y se comporta como un toro mecánico.

Y ¡zas!, y tuve muchísima suerte porque si me llega a haber caído

la moto encima no estaría hablando ahora mismo,

o por lo menos no en la habitación de un hotel.

Mientras Miquel, se recupera, la gorda se convierte

en atracción para unos motoristas españoles que acaban de llegar.

La vida cotidiana en Dakhla, sigue.

El atlántico, bate la costa y el faro de Español del Arcipreste

permanece erguido para aviso de navegantes.

Es hora de dejarse de quejas y salir a la calle.

El nómada se pone en marcha.

Recorre la ciudad para buscar a un saharaui

que le explique algunos aspectos de la historia local.

(Canción en árabe)

Esta es la Academia Unamuno, de mi amigo Ibrahim,

que ha sido reconocida por el Instituto Cervantes

como un lugar para realizar los exámenes.

-Exámenes oficiales de...

Diploma de Español Lengua Extranjera.

-El Diploma Español de Lengua Extranjera.

¿Cómo has podido montar tú una academia de idiomas?

¿Qué titulación hace falta para esto?

-Hace falta una titulación de Licenciado en Filología Española.

-Licenciado en Filología Española. Así que hablas español mejor que yo.

-No, no... tampoco, no exageres. (RÍEN)

-Bueno, pues vamos a ver cómo es tu academia.

-Este es el aula del español. -Ah, aquí estudian español. Muy bien.

-La profesora... -Hola.

-María del Mar. -Hola.

-Hola, ¿qué tal? -Bien, bien.

-Eres paisana. -Sí.

-Él también es paisano, porque tiene la nacionalidad.

-Tiene nacionalidad española. -Tú eres paisana, paisana.

-Sí. -¿De dónde?

-De Las Palmas. -Ah, yo...

yo he vivido en Las Palmas. Estudié derecho en la Universidad...

-¿En la Universidad de Las Palmas? -Sí, sí. Luego...

terminé en Huelva, en fin, avatares de la vida,

cosas que no vienen al caso explicar aquí.

¿Qué tal? ¿Cómo están? (TODOS) Muy bien.

-Son alumnos. -¿Cómo están de español?

-Bien. Aprendiendo. -Casi mejor que yo, seguro.

(RÍE) -No.

-Más o menos. -Aprendiendo.

-Estudiáis español, ¿para entender los partidos de fútbol?

(HABLA EN ÁRABE) (RÍEN)

(HABLA EN ÁRABE)

Y tú, ¿los partidos de fútbol los entiendes?

-Un poco. Barcelona y Real Madrid. -¿Y cuál es el tuyo?

-Barcelona. -¿Barcelona?

(BROMEA) -Muy mal, muy mal, ¿eh? Suspendido, este suspendido.

(TODOS RÍEN)

Y ustedes, señoritas, ¿para qué estudian español?

-A mí me gusta la lengua.

-¿Te gusta la lengua? -Sí.

-¿Y a ti? -"Para...

que comprende..."

-Para comprender... -Las telenovelas.

(RÍEN)

-No saben lo que es una telenovela.

(HABLA EN ÁRABE) (RÍEN)

(HABLAN EN ÁRABE) -Por turismo.

-Ah, por turismo.

-Y por el trabajo, también. -¿Sí?

-Sofía, por ejemplo, ya ha estado en España. ¿Dónde has estado?

-"Estuvo en Málaga".

-¿En Málaga? Ah, como esto. Parecido. (RÍEN)

-"Este es una ciudad muy bonita".

-Es muy bonita, con mucha palmera y eso.

-Sobre todo, la Plaza Mayor.

-¿La Plaza Mayor? ¿De Málaga? -He visto la Plaza Mayor.

-Me alegra mucho que haya gente que estudie mi idioma

aquí, en Villa Cisneros. Para mí, me siento como parte de mi casa, ¿no?

Creo que el idioma

es la verdadera patria de las personas.

Entonces, si hablamos la misma lengua, somos compatriotas.

Bueno, pues vámonos a ver el fortín.

-Vamos.

Ibrahim Y Miquel

salen del casco urbano para visitar las ruinas del viejo fortín militar

en la orilla occidental de la península.

(Canción en árabe)

Villa Cisneros la ocupó Mauritania en 1975,

por acuerdo con la metrópoli colonial.

Pero en 1979 fue invadida por Marruecos,

que no fue parte en dicho acuerdo

y por eso, no respetó la titularidad española

de los inmuebles, como así hace en El Aaiún.

Como ya estamos en Villa Cisneros, lo que hoy llaman Dakhla,

y yo no voy a saber encontrar la tapa de la alcantarilla

donde pone: "Villa Cisneros",

he localizado a la persona

que mejor me puede explicar la historia de la ciudad

y ayudarme a localizar esa tapa.

En cuanto al legado visible que un español puede encontrar

en Villa Cisneros, estaría la iglesia, en el centro del pueblo,

está el faro, ¿no? El alfaro del Arciprés.

Y está este, aquí donde estamos, este fortín.

-Este fortín es de los cuantos fortines que había.

Otros se habían destruido, pues este lo conservamos.

De vez en cuando la asociación y otras asociaciones,

hacemos entre nosotros una especie de reforma

para que se mantenga y se conserve.

-Lo hacéis vosotros. No hay interés por parte de las autoridades...

-En absoluto. -en mantener...

Más bien al contrario, ¿no? -Al contrario, tratan de evitarlo,

desgraciadamente.

-Lo que está en la plaza de la actual Dakhla,

que era, antiguamente, Villa Cisneros, cerca de la iglesia,

ahí se establece lo que es la primera construcción

en todo el Sáhara español,

que lo hace Emilio Bonelli a finales del siglo XIX.

-Exacto. -En tiempos de Cánovas.

No tiene nada que ver con Franco. Cuando se establece por primera vez

la bandera española, es en el siglo XIX, ya.

-XIX, en tiempos de Cánovas.

-Y esa edificación ha sido destruida. -Ha sido destruida,

a pesar de que hemos intentado...

evitarlo.

Pero no había manera.

-También es cierto que la iglesia quisieron derribarla.

-Sí. Intentaron, pero...

creo que lo pensaron y supieron de que es imposible.

-Sí. -Porque la iglesia

no solamente es patrimonio de España, sino patrimonio del Vaticano...

-¿Y al Vaticano se le respeta más que a España?

-Claro. (RÍEN)

Claro.

-Aquí, una de las cosas que, a lo mejor, la gente no conoce,

es que cuando estuvieron los españoles,

ellos practicaban el cristianismo, pero a la gente autóctona

le dejaban practicar libremente su religión.

-Por supuesto. Había entre las dos comunidades,

tanto española como la saharaui, una convivencia pacífica,

de respeto mutuo entre las dos religiones.

Autoridades españolas construyeron mezquitas.

O sea, una convivencia total, a pesar de la diferencia,

no solo en la religión, de la cultura y todo, pero...

había una convivencia increíble. -¿Tú ibas al colegio

y había niños españoles en...? -Por supuesto, en el mismo aula,

compartíamos todo.

-¿Y cómo vivisteis la marcha de España?

Porque aquí, en Dakhla, fue un poco conflictiva,

porque España salió y llegaron los mauritanos primero.

-Sí. -Tú, ¿cómo viviste aquellos días?

-Fueron días de temor, de miedo, pues salía España,

entraba Mauritania...

y sentíamos una cierta incertidumbre, digamos.

Incertidumbre, escepticismo, no sabíamos lo que iba a pasar.

-Y los españoles, ¿cómo se fueron?

¿De un día para otro?

-Sí. -Pero, ¿y cómo fue?

O sea, ¿la gente dejaba sus casas? ¿Hacía su equipaje?

-¿Los españoles? -Sí.

¿Dejaban todo lo que tenían? -Sí, sí, sí.

-Había gente que aquí tenía su vida, comerciantes que trabajaban aquí

y tuvieron que salir y dejarlo todo. -Tuvieron que dejarlo detrás.

(Música árabe)

Miquel e Ibrahim regresan en busca del último recuerdo

de la presencia colonial española.

(Canción en árabe)

¿Así que esta es la famosa tapa de alcantarillado

de Villa Cisneros? -Sí.

-De las pocas que quedan. Bueno, ya solo queda esta, ¿no?

Todas las demás las han cambiado. -Sí, sí.

-Aquí se lee: "Villa Cisneros, alcantarillado".

Habría que salvarla, porque la cambiaran...

cuando se den cuenta, la cambian por otra que ponga: "Dakhla".

-Espero que no.

(RÍEN)

-En fin, por lo menos hemos encontrado

la famosa tapa de alcantarillado de Villa Cisneros,

gracias a Ibrahim.

Miquel se encuentra mejor

y se anima a salir de noche por Villa Cisneros.

(Música)

Necesita ir a una farmacia

y también recoger la ropa limpia.

La vida popular borbotea al caer el sol.

El tráfico se acelera,

los amigos salen a tomar el té

y las parrillas humean de pinchos morunos.

(Canción en árabe)

Los mercados permanecen abiertos y animados hasta muy tarde.

En estos coloridos bazares hay de todo.

Huele a especias,

a humo de tabaco,

a gente.

¿Aquí es donde hacen el cuscús, la tayín?

Y todas esas cosas.

(Canción en árabe)

Se exponen las especias junto a las escobas.

(Canción en árabe)

Las verduras frescas, al lado de los pollos.

La carne sin refrigerar cuelga de ganchos

para que los compradores elijan su pieza.

Carne...

esta no tiene muchas moscas. -No, pero...

(Canción en árabe)

Pero lo mejor aquí es el pescado fresco

y la amabilidad de todo el mundo.

¿Esto es sepia? -Sepia.

-Sepia, ¿no?

¡Mira qué sardina!

Esto es, eh... -"Courbine".

-¿Eh? -"Courbine".

-¿"Courbine"? -"Courbine".

-¿"Courbine"? -"Oui".

-¿Calamar? -"Oui".

-Aquí hacen un pescado...

cojonudo.

Aún tenemos que visitar otro lugar muy importante

para la historia hispana de la ciudad saharaui,

pero antes, tenemos que reparar los desperfectos de La Gorda.

(Canción en inglés)

Al atardecer,

es el momento de dirigirnos

a la iglesia de Nuestra Señora del Carmen.

Este templo, construido por los españoles,

guarda una asombrosa historia, que queremos conocer

directamente de su protagonista.

Diariamente tengo que venir,

que todo esté en orden, que todo esté seguro.

-Porque si no...

¿romperían la imagen? -Claro.

Que le voy a hacer yo, viene uno, la toca y se rompe.

Nosotros queremos que esa imagen esté ahí.

Esa ha sido patrona de la ciudad en tiempos de España,

y siempre seguirá, aunque seamos un estado islámico o lo que sea,

pero la Virgen del Carmen es la patrona de Villa Cisneros.

-Estamos en la iglesia de Villa Cisneros.

En...un templo católico,

custodiado por un saharaui musulmán.

Cuéntanos...

cómo...

cómo has defendido esta iglesia y por qué.

El problema que tuvimos aquí fue, la primera vez,

el acuerdo tripartito entre España, Mauritania y Marruecos.

El acuerdo tripartito, la parte sur, se la llevaba Mauritania.

Había un acuerdo entre España y Mauritania,

para defender los bienes de España.

Pero el problema ocurrió en 1979,

cuando Mauritania

salió

de esta tierra, completamente. Marruecos invadió esta parte.

Y al invadirla, perdimos todos

los monumentos

de España, que teníamos en el Sáhara.

En Villa Cisneros, en el Río de Oro.

Entonces, un batallón militar cogió la iglesia

y fue ocupada,

la iglesia, desde el 79 al 2004.

En 2004 empezó la operación de destruir

todos los bienes de España.

El fuerte,

la casa del general, todo lo que dejaba España,

había un plan para quitarlo. Entonces vino un "poclain"

y empezó a romper una parte de la iglesia.

En ese momento nos presentamos, yo y unos compañeros.

"Que está abandonada". No, no señor, no está abandonada.

"Que esto es de cristianos". No señor,

esto es nuestro patrimonio y nosotros lo tenemos que cuidar.

Cuando vieron que la cosa estaba subiendo de tono, dijeron: "Alto,

queremos hablar, pactar".

Les dije: "Sí, señor". Llamé al padre Acacio Balbuena,

que vino de El Aaiún

e hicimos un acuerdo.

Sacar a los militares, y hemos podido recuperar la iglesia.

Para nosotros es un patrimonio cultural,

que lo tenemos que dejar para los bienes,

y un símbolo de resistencia.

Todo lo pueden hacer, pero la iglesia, no.

Y desde ese momento estamos luchando por nuestra iglesia

y nuestro pasado, que para nosotros es algo muy importante.

Nadie se tiene que olvidar. Intentamos enseñar a la generación

cómo vivíamos en esos tiempos, con quien vivíamos

y con quién vivimos y cómo lo estamos pasando.

Cogí la polio a los cuatro años, y en esos tiempos estaba

la Sección Femenina. Nos llevó a un centro en Tenerife.

Cuando empecé a estudiar, estuve en San Juan de Dios, en Las Palmas.

Quiere decir que la muerte de Franco, la Transición, el golpe de Estado,

todo eso lo viví en España. Vine aquí en el 81,

cuando viene aquí no sabía nada.

Viví en un centro católico, pero siempre he sido musulmán,

siempre ha cundido ese respeto

y por eso respetamos toda nuestra cultura e identidades.

-¿Tú crees que la gente reconoce esta iglesia

como parte de su identidad? -Sí.

Los saharauis, si vieras como me tratan,

toda la gente me respeta por la lucha que estoy luchando por esta iglesia.

Todos reconocen mi gran trabajo, no solamente aquí,

hasta la gente que está en los territorios,

en los campamentos, me dicen: "Estás haciendo una gran labor".

Cuida, proteged lo que podáis, proteged".

-¿Crees que estás señalado? -Señalado, ¿cómo?

-Por los marroquíes. -Hombre, eso lo sé.

Yo he ido a la cárcel, me han echado de aquí un año.

Eso lo sé, me lo dicen directamente.

Algunos me dicen: "Ese es un infiel". -¿Te dicen que eres infiel?

-Sí. Esa es la palabra

cuando quieren atacarte por el camino de la religión.

-¿Eres infiel por defender una iglesia?

-Es lo que dicen ellos. Pero para mí, para mí...

Hay puertas que es necesario abrir,

oscuridades que se deben desvanecer.

La lucha de nuestro amigo Bouh por defender el legado común

que saharauis y españoles tenemos en Villa Cisneros,

merece ser conocida.

(Música)

Y decían mis vecinos

que llevaba mal camino apartado del redil.

Diario de un nómada - Villa Cisneros

28:22 20 nov 2016

Miquel Silvestre se recupera del accidente descansando en Villa Cisneros. Allí recorre los restos del legado español, la academia Unamuno, un fortín, un faro, una tapa de alcantarilla y la iglesia donde descubre una extraordinaria historia de defensa del legado español por los saharauis.

Miquel Silvestre se recupera del accidente descansando en Villa Cisneros. Allí recorre los restos del legado español, la academia Unamuno, un fortín, un faro, una tapa de alcantarilla y la iglesia donde descubre una extraordinaria historia de defensa del legado español por los saharauis.

ver más sobre "Diario de un nómada - Villa Cisneros" ver menos sobre "Diario de un nómada - Villa Cisneros"
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. ivanov jatrovsky

    Miguel Silvestre nosotros los saharauis te estaremos eternamente agradecidos por la insinuado al gobierno español y marroquí en tu diario de nómada . Pero te digo por experiencia nosotros que llevamos en el árbol genealogía el gen de neómadeo que por las buenas los políticos no entienden, por defender nuestra justa causa hemos recurrido al sabotaje,guerra ,dialogo,negociaciones,estuvieron peces gordos como James Becker, y flacos como la corvina de Villa Cisneros ,negros blancos,coreanos,rusos,y seguimos sufriendo la injusticia mas de 40 años. Si te a quedado en la moto un poca de esa arena guárdatela, y por si no tienes idea del viaje mas corto y emotivo te lo propone un nómada campamentos de refugiados Saharauis.llevate la arena es una ilusión para muchos que la han dejado hace antaño.

    22 jul 2017
  2. Emilio

    Parece mentira, pero así se escribe la historia. Llegan jnos y arrasan con la historia de anterior, y cuando no tienen más argumentos, entonces dicen que eres un infiel. Patético.

    20 nov 2016

Los últimos 152 documentales de Diario de un nómada

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 28:51 pasado domingo Miquel Silvestre hace un viaje en moto por distintos lugares de España. En este capítulo visitará Cuenca.

  • 28:53 13 ago 2017 Miquel Silvestre hace un viaje en moto por distintos lugares de España.

  • 29:04 06 ago 2017 Miquel Silvestre hace un viaje en moto por distintos lugares de España 

  • 25:36 30 jul 2017 Miquel Silvestre realiza un viaje en moto por distintos lugares de España que en esta ocasión le llevará hasta Orense.

  • 28:46 23 jul 2017 Miquel Silvestre realiza un viaje en moto por distintos lugares de España. En esta ocasión se traslada de Cabo de Gata a Talavera de la Reina.

  • 28:37 16 jul 2017 Miquel Silvestre realiza un viaje en moto por distintos lugares de España, en esta ocasión llegará hasta Almería.

  • 29:28 09 jul 2017 Miquel Silvestre realiza un viaje en moto en esta ocasión hasta Valencia.

  • Final en Dakar

    Final en Dakar

    27:15 11 dic 2016

    27:15 11 dic 2016 Miquel Silvestre amanece durmiendo en una hamaca. Emprenderá el último tramo del viaje ya en el interior del África negra. Pasará por el lago Rosa, donde termina la antigua prueba del Rally París Dakar, antes de dirigirse a la Dakar real y enseñarnos un retrato de la populosa ciudad africana. Pero llegar a la meta no será el final de sus dificultades, pues todavía tendrá que resolver un último asunto burocrático.

  • 27:30 04 dic 2016 Miquel Silvestre comienza la última etapa de su aventura por el África profunda. Mauritania es un país pobre y desolado, malas carreteras y controles policiales. Una última parada en el parque nacional de Dwaling le llevará a Senegal. En Saint Louis, la capital colonial francesa, terminará la etapa.

  • 26:56 27 nov 2016 Miquel Silvestre se aproxima a la frontera con Mauritania. La frontera no resulta fácil de pasar y comienzan los problemas con el papeleo. Una vez dentro del país del desierto se dirige a Nuadibú, e intentará visitar la abandonada población española de la Güera antes del anochecer.

  • Villa Cisneros

    Villa Cisneros

    28:22 20 nov 2016

    28:22 20 nov 2016 Miquel Silvestre se recupera del accidente descansando en Villa Cisneros. Allí recorre los restos del legado español, la academia Unamuno, un fortín, un faro, una tapa de alcantarilla y la iglesia donde descubre una extraordinaria historia de defensa del legado español por los saharauis.

  • 29:20 13 nov 2016 Miquel Silvestre busca en las Lagunas de Nayla las ruinas de la fortaleza de los Reyes Católicos. Después toma la carretera construida por los ingenieros españoles para llegar a la capital del Sahara Occidental, Al Aaiun. Su siguiente destino será la ciudad de Dakhla, donde sufrirá un accidente.

  • De Sidi Ifni a Tarfaya

    De Sidi Ifni a Tarfaya

    28:19 06 nov 2016

    28:19 06 nov 2016 Miquel Silvestre entra en Sidi Ifni, la ciudad que fuera española hasta 1969. El siguiente destino es Tarfaya, antígua Villa Bens, otra población española donde pudo haber empezado uno de los más famosos libros de la historia: El principito.

  • 30:32 30 oct 2016 Miquel Silvestre conoce como se elabora el famoso aceite de argán antes de entrar en la laberíntica medina de Marrakech. Allí conoce a Hamid, un simpático bereber que le invita a cus cus. La siguiente parada es en Essaouira, la antigua Mogador portuguesa. Allí salta la tapia del cementerio cristiano para localizar la tumba olvidada de Cristóbal Benítez, un malagueño que fue el tercer europeo en llegar a Tombuctú.

  • De Merzouga a Ouarzazate

    De Merzouga a Ouarzazate

    28:28 23 oct 2016

    28:28 23 oct 2016 Miquel Silvestre explica el origen de la costumbre del té en Marruecos, antes de salir a navegar por las dunas con la Gorda.En la ruta descubre la arquitectura de adobe típica del sur del país y acaba su etapa en el hotel Dar Kamar en Ouarzazate, que pertenece a Carmen, una española en África.

Mostrando 1 de 11 Ver más