'Diario de un nómada' es la primera serie de aventuras protagonizadas por Miquel Silvestre en motocicleta hecha para la televisión española. Empezaron sus emisiones en enero del 2015 con un recorrido por toda Sudamérica, continúo en su segunda temporada por México y Estados Unidos con el título de 'La última danza de guerra' y continúa por el extremo oriental de Asia Menor, al Cáucaso y al monte Ararat; por el Sáhara hacia Dakar; y por la España vacía. Pudimos seguir la aventura casi kilómetro a kilómetro en RTVE.es y en el blog Diario de un Nómada: http://blog.rtve.es/nomada/

4686198 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Diario de un nómada - La ruta de la seda: Vuelta a casa - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Accesibilidad TVE.

Vuelve Miquel Silvestre

el escritor nómada que viaja en moto por todo el mundo.

Comienza una nueva travesía por Asia Central,

desde la ciudad rusa de Volgogrado,

hasta la capital de Kirguistán

pasando por las ciudad joyas de Uzbekistán.

Khiva, Bukhara y Samarcanda.

Una aventura total

recorriendo caminos imposibles de polvo y piedras.

Soportando aguaceros terribles.

Durmiendo en tienda de campaña.

Cruzando herméticas fronteras.

Conviviendo con animales salvajes.

Comiendo lo que encontremos.

Pero sobre todo descubriendo personas maravillosas.

Admirando monumentos magníficos

y contemplando paisajes inolvidables.

Esto es "Diario de un nómada".

"Expedición Ruta de la Seda"

Episodio 13.

"La vuelta a casa".

Estamos en Kirguistán,

paraíso natural que supone el final de nuestra ruta.

Recordemos que en el episodio anterior,

Miquel se había reunido con su amigo Ricard

y juntos cruzaron las montañas bajo un tiempo a veces de perros

para llegar a su destino, la capital del país.

La populosa ciudad de Biskek.

Aquí hay un cartel,

creo que lo vais a poder ver.

Y si subimos el cartel, vemos ahí como una especie de escudo

con unas letras, lo que sea...

y aunque no se entiende un carajo, yo sé lo que pone.

Pone Biskek.

Hemos llegado a Biskek, un caos del copón

pero aquí está Biskek,

eso quiere decir que he llegado a la capital de Kirguistán

y este es el final de mi viaje.

Pero no es el final de todo lo que tengo que hacer

porque aún tengo que encontrar un sitio donde guardar la gorda

hasta el año que viene,

que seguiremos ruta, si todo va bien.

Así que nada.

Vamos a meternos aquí en el follón este.

Y aquí porque tengo esto, porque he perdido a Ricard.

Pero es que no me extraña...

¡Esto es imposible, es un caos!

Una vez que han alcanzado el cartel de bienvenida

hay que llegar hasta el centro urbano,

distante todavía unos kilómetros.

Pero llegar a la meta, alegra el ánimo a nuestro nómada.

Han sido muchos kilómetros y mucho esfuerzo para llegar hasta aquí,

pero Biskek es en sí mismo un premio.

Pues la ciudad ofrece todas las comodidades que se pueden necesitar

después de un largo viaje en moto.

Ya hemos llegado a Biskek.

La verdad es que ha sido una locura entrar aquí

porque han sido 24 kilómetros de atasco

o de...

videojuego ¿no? yong, yong, yong por todas partes.

Pero al fin lo he conseguido.

Llegar a Biskek supone haber completado

el recorrido geográfico de mi viaje,

aunque no el viaje en sí mismo,

porque todavía me quedan cosas por hacer.

Tengo que organizar la logística de la moto,

a ver cómo se queda, dónde se queda y...

coger el avión y largarme para mi casa,

para ver a mi mujer y a mi niño,

pero antes de todo eso, me voy a regalar un buen hotel.

Ya está bien de tiendas de campaña y de moteles de carretera,

así que Ricard me ha recomendado este

y a ellos les ha recomendado mi persona.

Vip, I'm vip.

Así que vamos adentro a ver qué habitación me dan.

El recepcionista le entrega la llave.

El código de internet

y le informa de que hay buffet libre para desayunar.

Fliplante, es un hotel de verdad, con todo tipo de comodidades.

Pues mola el hotel.

Debe ser uno de los edificios más altos de Biskek,

tiene 11 plantas y aquí no he visto ningún rascacielos.

¡Parece magia!

¡Me cago en la leche!

Y se hizo la luz.

Joder, casi tengo que tomar carrerilla para entrar hasta el fondo

¡Ay, Dios mío!

¡Una cama grande!

¡Buaaaf!

Una cama para mí solo grande.

La verdad es que no se valoran

las cosas sencillas que se tienen en casa

hasta que las echas de menos porque careces de todo tipo de comodidades.

La verdad, la vida esta de aventuras está muy bien,

pero sobre todo está muy bien, porque cuando llego a mi casa,

siento que estoy en el paraíso.

Es decir, no me acostumbro nunca al confort

porque busco siempre la falta voluntaria de confort

para disfrutar de las cosas sencillas,

como el agua fría, una ducha caliente o la calefacción cuando hace frío.

Hay que valorar todos los pequeños milagros

de los que disponemos en la civilización.

Cuando abres el grifo

y sale agua potable que te puedes beber toda la que quieras,

hay que pensar en aquellos nómadas de la montaña,

que tenían toda la leche de yegua que quisieran

pero cosas tan básicas como el agua caliente y el agua potable, no.

Nosotros disfrutamos de ella y pensamos que son parte de la vida.

Pues no.

Mira qué habitación más cojonuda.

¡Uuuuuf!

Las vistas no es que sean gran cosa,

pero tienen aquí su cafetera y tal...

O sea, cojonudo.

Me voy a duchar, me voy a poner ropa limpia

y me voy a ir a cenar.

Esto sí que es 'jarazo' rock and roll.

Venga, a dejarme en paz que tengo que desvestirme,

ducharme y cambiarme.

La verdad es que uno se acostumbra a lo bueno rápidamente.

Cinco minutos en el hotel y ya me siento un marqués.

Creo que debería plantear la idea de "Diario de un nómada principesco"

de palacio en palacio, de château en château,

de hotel de lujo en hotel de lujo.

No ¿verdad?

Bueno, que preparen mi mesa,

que el señor marqués tiene mucha hambre.

Me voy a poner de tabulé hasta arriba.

Creo que aquí está el restaurante libanés.

10 años de restaurante libanés.

Me parece asombroso que llegues a Biskek

y te encuentres que uno de los mejores restaurantes es libanés.

Además es una cocina que me encanta.

Es una de las cocinas más limpias que he visto en mucho tiempo.

Me encanta andar en las cocinas y viendo el trapicheo de todo.

Hemos comido bien en este viaje, pero...

un sitio tan pulcro y tan limpio como este,

no lo había visto todavía.

Y sobre todo que tienen aceite de oliva, aunque no es español,

pero el aceite de oliva

es lo que más hecho de menos cuando viajo fuera.

Es fuego natural de carbón de madera.

No, es madera, está ardiendo aquí la madera de verdad, nada de gas.

Dentro del homenaje que me voy a permitir esta noche,

está incluida la comida libanesa,

así que ahora que hemos visto cómo la preparan,

vamos a ver cómo nos la sirven en la terraza,

y me voy a deleitar con ella.

Señores, creo que me lo he ganado.

Pues menudo banquete me voy a dar.

Destino final y un premio.

Creo que bien merecido, porque nos ha costado un huevo llegar hasta aquí.

He alucinado con el país.

Después de haber recorrido Asia Central

que es un plato desértico y...

salvo, bueno, un poco la vega fértil que tienen allí en Uzbekistán

pero aquí es que parece Suiza.

Una hoja de parra, macho.

Para celebrar mi llegada a Biskek.

Este es mi primer bocado.

¡Ummmmm!

Porque...

diez horas en la moto y sin comer.

Así todos los días.

Eso es cojonudo para la línea.

Así todos los días, pero en fin, ha sido un viaje apasionante,

así que... vamos a disfrutar la cena ¿no?

Vamos a comer. Venga.

Venga, voy a coger la salchicha.

Y mañana veremos qué hacemos con la moto.

A la moto que le den.

Este es casi el punto final de la aventura, pero no del todo,

porque la moto se va a quedar en Biskek que era lo que tenía planeado.

La moto se quedará aquí unos 10 meses hasta que pueda regresar

y si todo va bien, hacer la siguiente etapa de un gran proyecto

que me gustaría que fuera la vuelta al mundo

de un hombre casado.

Tres meses, tres años distintos, tres etapas

y completar la vuelta al mundo.

La primera era Madrid-Kirguistán y está hecha.

Entonces necesito un sitio donde guardar la moto

y Ricard, como ya convinimos en Fitur, cuando nos vimos allí,

me vas a hacer el favor.

Legalmente no hay problema.

Porque aquí ¿cuánto tiempo se puede quedar la moto?

Puede quedarse un año,

en todo lo que es el territorio de la comunidad centro asiática.

Entonces, incluye Rusia, Kazajstán y Kirguistán

una vez que entras, te dan un año

y antes del año tienes que sacarla, sin problemas.

Puedes circular, sin problemas.

O sea, puede quedarse aquí 10 meses, venir aquí, recogerla,

entrar en Kazajstán, entrar en Rusia, y luego meterme en Mongolia.

Cuando entras en Mongolia ya sales de la comunidad.

Lo puedo hacer antes de 12 meses ¿no?

Exactamente, desde el día que entraste.

Y en el hipotético caso

de que me pasara cualquier cosa y no pudiera venir

siempre me la podrías mandar por avión.

Tu mandas motos ¿no?

Yo mando motos.

Voy a sacar las cosas que me voy a llevar.

Y las cosas que voy a dejar aquí.

Aquí voy a dejar casi todo.

Bueno, voy a dejar un equipo completo para venir a mesa puesta

y ya directamente poder seguir.

Venir con equipaje de mano y listo.

Pero bueno, algunas cosas me quiero llevar.

Repelente anti mosquitos, esto básico.

Parece que estos días todavía no han llegado,

este verano están llegando un poco tarde.

Pero sí que hay mosquitos.

Pero luego ya cuando te metas en Kazajstán, ahí te vas a...

Pero vas a venir a primeros de mayo ¿no?

Sí, probablemente.

Lo que fue terrible fue en Volgogrado

en el delta del Volga, qué barbaridad.

Es que los mosquitos me ponían la visera negra.

En cuanto te parabas te rodeaban,

aunque no picaban, porque no eran de los de picar,

algunos picaban, pero simplemente se te pegaban a la cara.

Te agobian, sí.

Y me compré una mosquitera individual.

Ya estamos otra vez rodeados por la jauría, pero...

¡tachán! ya tengo el antídoto perfecto.

Es que con esto ya no podéis venir a por mí.

Eso en la República de Kalmukia, macho,

es que hemos visto sitios flipantes.

La capital es Elistá.

Pues eso, Kalmukia es el único lugar budista,

eminentemente budista, de Europa.

Bueno, si consideramos que Europa está en la frontera del Volga ¿no?

Hemos encontrado el templo budista de la República de Kalmukia

en nuestra ruta a Astracán.

Y entonces, tú te encargas de mi moto, ¿no?

Yo me encargo de tu moto.

Y me vas a hacer como un favor.

Y te lo hago como un favor.

Dejamos aquí la moto.

La aparco aquí.

Pues recojo esto, lo pongo ahí y nos vamos para el taller. Venga.

Aquí tenemos a la gorda ya metida debajo de una funda

para protegerla de las inclemencias tiempo

durante los 10 meses que voy a estar fuera.

Así que ya me puedo quedar tranquilo

y ahora lo que hacemos es,

nos vamos en taxi

hasta la guest house del amigo de Ricard, Bryan,

porque él se encargará de hacerle la revisión de la moto

antes de mi regreso,

para que me la pueda encontrar en perfectas condiciones,

pero eso ya será el año que viene.

El viaje no termina todavía, hay que coger un avión.

Y para pasar una noche antes de irme,

me quedo en una guest house que es mucho más barata

que el hotel con el que me premié al llegar a Biskek

y creo que me va a gusta ¿no? porque es de un buen amigo tuyo.

Es un buen amigo mío, americano, de Ryan

lo tiene desde hace poco y ya lo verás

es un sitio muy agradable, cómodo,

además el hombre entiende de mecánica y todo, o sea es perfecto.

Pues estupendo, este es el que me va a hacer la revisión de la moto

o uno de sus mecánicos.

Uno de los que va a ayudar a ello, sí señor.

Bueno, pues vamos para dentro.

Muy chulo el sitio, eh.

Está muy bien, sí.

No parece desde fuera.

Aquí para tomarte la cervecita, fresquito.

Me gusta, ¡eh! Las paredes de ladrillo.

Los hoteles de lujo están muy bien para una noche,

no está mal que de vez en cuando nos premiemos,

pero un sitio para viajeros como este,

es lo que a mí me gusta de verdad.

Básico, sencillo, limpio,

con un cuarto de baño para mí solo y una ducha,

es mucho mejor

que los sitios en los que me he estado alojando en este viaje

y bueno, se nota el buen gusto.

Aquí hay una mano femenina, yo no sería capaz de hacer esto

y creo que este chico que es muy bien intencionado

y que seguro que es un máquina para la mecánica,

pero estos detallitos, ¿no?

Como los cabeceros para las camas.

Así que esta va a ser mi última noche aquí

después de haber recorrido Asia Central

en un viaje la leche de caótico

y el vuelo sale a las 6 de la mañana,

así que a las 4 arriba, que el viaje es largo.

Así que nada, venga, hasta luego, chicos.

Venga, fuera, fuera.

Que tengo ganas de descansar de verdad.

A punto de volver a casa.

Y la verdad es que...

se acumulan los momentos en mi memoria, ¿no?

Parece que hace casi un año que me fui y solo hace un mes,

pero es que viajando se vive tan intensamente

que todas las demás preocupaciones banales desaparecen de tu cabeza

y solo queda espacio para lo importante,

comida, distancia recorrida, dormir...

Satisfacciones básicas a los instintos primarios

que te hacen ser un hombre feliz o desgraciado...

en función de que las consigas o no

y todo pasa a la velocidad del rayo.

Pasas del infierno al cielo en cuestión de segundos

dependiendo de si te quedan kilómetros por hacer

o has encontrado un sitio donde dormir.

A mí me gusta esta vida, pero...

también tengo una casa.

Y es hora de volver.

Vámonos que nos está esperando mi mujer en casa.

En fin, esto es mucho más incómodo que viajar en moto.

En mi opinión, viajar en avión es un auténtico....

Pero bueno, a veces no queda más remedio que hacerlo.

Esto... se termina.

La verdad es que cada vez que acabo un viaje

tengo una sensación agridulce por una parte,

estoy... contento por volver a casa,

pero por otra parte es... una sensación

algo triste.

Todo lo que hemos vivido

se va acumulando en la cabeza

y durante días van apareciendo imágenes

incluso cuando sueñas,

o estás distraído, vas recordando situaciones, momentos, experiencias.

Ha sido un gran viaje.

Ha pasado de todo.

Este es el túnel del terror

después de haber subido esa .... de puerto,

está nevando, estamos a finales de junio y aquí está nevando,

es acojonante.

Esto es... yo qué sé cómo definirlo.

Es que no podéis verlo, no podéis imaginar lo que es esto.

Esto es la peor superficie que hay para recorrerla en vehículo,

porque no es una pista de tierra, esto no es grava, ni siquiera arena,

esto es lo más parecido a la nada que conozco.

Antonio Banderas, el Zorro.

Ahora que se despide de Asia Central

Miquel Silvestre no puede evitar recordar

lo bueno y lo malo del viaje.

Lo bueno han sido las personas amables,

las sonrisas,

las sandías.

Los pinchos morunos.

Los monumentos de la ruta de la seda.

Tantos y tantos momentos de descubrimiento, emoción y aventura.

Y lo malo fue el accidente que sufrió nuestro compañero Morrison

mientras ayudaba a Miquel para filmar esta serie

que tanto nos apasiona hacer a todos los que participamos en ella.

Vivir aquella experiencia traumática marcó el viaje

y sin duda hace que esta temporada por Asia Central sea especial

y que vayamos a darle aún más valor

por el precio que hemos tenido que pagar para hacerla realidad.

Pero hay que dejar los recuerdos aparcados

porque el taxi está llegando a su destino.

El aeropuerto internacional de Biskek.

Miquel Silvestre se introduce en la terminal

para cumplimentar esos engorrosos trámites que tanto nos molestan

cuando tenemos que volar.

Tarjeta de embarque, control de seguridad

y esperar un largo rato en salas abarrotadas.

Y una vez que embarcamos,

rezar porque nuestro vuelo salga sin retraso,

no sufra contratiempos

y que nos pongan películas entretenidas.

Por la ventanilla vemos el continente que abandonamos,

la densa capa de nubes

y cómo se hace comprensible la famosa teoría de la relatividad,

porque es curioso lo relativo que resulta

que recorrer 10.000 kilómetros en avión, se haga eterno,

mientras que hacer la misma distancia en moto

requiera un mes y se nos haya pasado como un suspiro.

Ya estamos en Madrid.

La verdad, menudo día, esto es lo que se considera un día perdido.

Porque 15 horas metido entre aeropuertos y aviones

es lo más parecido a ser sometido a tortura voluntaria.

Pero es el precio que a veces hay que pagar

para poder vivir las experiencias que he tenido

durante mes y.... largo.

Un mes largo por Asia Central, viajando en moto.

Bueno, pues, qué os puedo decir.

El viaje ha sido espectacular

y la verdad tengo muchas ganas de ver a mi mujer y a mi crío.

Estoy muy agradecido a Teresa por permitirme vivir esta experiencia

y después estoy muy agradecido a la vida

por haberme dado la oportunidad de hacer la serie "Diario de un nómada"

para vivir esto.

Porque esto es como vivir jugando, me encanta,

me encanta hacerlo.

Tengo muchas ganas de ver a mi mujer,

tengo muchas ganas de abrazar a mi hijo

y aunque tengo ganas de estar con ellos

también es cierto, que si os soy sincero,

tengo ganas de volver ya.

No sé qué es lo que vamos a hacer cuando volvamos a la carretera.

La etapa exacta no la conozco todavía.

No sé si vamos a ir a Japón, a Vladivostok, ya veré.

Mi objetivo sería completar la vuelta al mundo, en 3 etapas.

Pero eso ya lo veremos.

Si se puede hacer

y si se puede ver en "Diario de un nómada".

En todo caso, adonde me voy yo hoy es a mi casa

que ya va siendo hora.

Hasta luego, señores.

Pero para ver si Miquel viaja a Vladivostok, a Japón

o a cualquier otro destino remoto,

tendremos que esperar a una nueva temporada de "Diario de un nómada".

Si es que la hay, crucemos los dedos.

#Me decían mis vecinos,

que llevaba mal camino

apartado del redil.#

#Siempre he sido esa oveja negra

que supo esquivar las piedras

que le tiraban a dar.#

#Y entre más pasan los años

más me aparto del rebaño

Diario de un nómada - La ruta de la seda: Vuelta a casa

28:08 05 ago 2018

Resguardamos La Gorda bajo techo seguro y finalizamos nuestro viaje en Bishkek, donde disfrutamos los placeres de la civilización al tiempo que nos dirigimos a Madrid; recordando los tantos momentos de descubrimiento, emoción y aventura que nos ha brindado esta etapa.

Resguardamos La Gorda bajo techo seguro y finalizamos nuestro viaje en Bishkek, donde disfrutamos los placeres de la civilización al tiempo que nos dirigimos a Madrid; recordando los tantos momentos de descubrimiento, emoción y aventura que nos ha brindado esta etapa.

ver más sobre "Diario de un nómada - La ruta de la seda: Vuelta a casa" ver menos sobre "Diario de un nómada - La ruta de la seda: Vuelta a casa"
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. Escobulero

    Muy buen programa contra el resto de bazofia

    pasado domingo
  2. Carlos

    Deseando que lleguen las proximas temporadas

    10 ago 2018
  3. Miguel Cachafeiro

    Deberían de hacer más documentales de este tipo, abre la mente para viajar, para tener actitud y mente abierta para contactar con otros lugares y otras culturas. Además hace un repaso de la historia de España, y se cuenta de una manera amena, y divertida. Muchas veces descubrimos monumentos, lugares, que teníamos olvidados, o que éramos desconocedores de los importantes hechos que acaecieron allí. Y ni que decir que si encima eres aficionado a la moto, ( y cada vez somos mas), este tipo de documentales son un referente y somos muchos incondicionales que cada domingo por la tarde nos ponemos a ver el programa entusiasmados. Creo que el espíritu de estos documentales es el espíritu de TVE , y no esos bodrios de programas que hay en otras cadenas vacíos de contenidos y de valores. Y por ultimo, y no por ello menos importante, el Presentador, decididamente no es el mejor motorista del mundo ( tampoco es manco que kilómetros lleva unos cuantos ), pero le echa muchas narices, organiza, se documenta, explica, y es muy simpático, creo que entre su preparación, experiencia, y curiosidad, tiene un potencial para nuevas entregas que estamos deseosos de poder disfrutarlas. Gracias.

    10 ago 2018
  4. Luis Tostado

    Programa referente para moteros, yo no me lo pierdo, adelante miquel!!

    10 ago 2018
  5. Ana

    Sería genial poder seguir teniendo más entregas. Por favor, consideren dar un espacio y.lugar en su programación a un programa como el.de Miquel.

    10 ago 2018
  6. José Casero

    De lo mejorcito que se puede ver en TV ojalá y haya más capítulos

    10 ago 2018
  7. ALEJANDRO

    S.O.S,,,,,POR FAVORRRRR. QUEREMOS MAS PROGRAMAS DEL "DIARIO DE UN NOMADA" PLEASEEEEE, Ha sido realmente magnífico ver otra forma de viajar, ya me cansé de ver la vida de los españoles por el mundo ricos y exitosos de lo que todo parece perfecto. Diario de un nómada ha sido una manera de sentirte más cerca de tantos lugares, de tanta gente, tantas experiencias. A nosotros nos sirvió para conocer Rusia y queremos conocer más lugares basados en lo que presenta Miquel Silvestre. Me artan los realitis, los programas de chismes y me perdonarán pero de contenido basura. Necesitamos más programas como Diario de un Nómada. MAS TEMPORADAS, POR FAVOR. MIL GRACIAS.

    09 ago 2018
  8. José Luis

    Gran serie "Diario de un nómada". Cada programa engancha desde el primer minuto. Miquel Silvestre es un Miguel de la Cuadra-Salcedo con moto. Deseando que haya una nueva temporada y si es posible mostrando todas las rutas de España. Gracias.

    09 ago 2018
  9. Antonio Ruiz

    Entre tanto plató de tertulianos adscritos, entre los miles de minutos dedicados a comunicar las altas temperaturas en verano (algo extraño), después de ver las maravillosas vidas de Españoles, Madrileños,Malagueños por el mundo, poder sentarte a ver a un tipo que viaja con lo que puede llevar.. encima por el mundo haciéndonos sentir que si tuviéramos mas decisión que medios podríamos hacer lo mismo es una emoción que no podemos perder. La 2 ha sido un refugio, un refugio desde que la veíamos en VHF, por otros 40 años más.

    09 ago 2018
  10. Javi F.

    The best program amazin of low cost: El mejor programa magazin de bajo coste. Miquel eres el mejor motorista aventurero del planeta que nos transmite toda la emocion de la carretera y nos adentra en las diferentes culturas de nuestro planeta. "A por la octava temporada": ""Very good"".

    09 ago 2018

Los últimos 180 documentales de Diario de un nómada

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
Mostrando 1 de 9 Ver más