'Diario de un nómada' es la primera serie de aventuras protagonizadas por Miquel Silvestre en motocicleta hecha para la televisión española. Empezaron sus emisiones en enero del 2015 con un recorrido por toda Sudamérica, continúo en su segunda temporada por México y Estados Unidos con el título de 'La última danza de guerra' y continúa por el extremo oriental de Asia Menor, al Cáucaso y al monte Ararat; por el Sáhara hacia Dakar; y por la España vacía. Pudimos seguir la aventura casi kilómetro a kilómetro en RTVE.es y en el blog Diario de un Nómada: http://blog.rtve.es/nomada/

4874240 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
No recomendado para menores de 7 años Diario de un nómada - Ruta de los exploradores de América. Capítulo 1: La conquista de los Andes - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por TVE

Este es Mikel Silvestre viajero y escritor.

Trabajaba en un despacho pero un día abandonó la corbata

para hacer realidad el sueño de la aventura,

la exploración y los libros,

desde entonces es un nómada.

Mikel viaja para encontrar historias

y lo hace en moto

porque es el mejor balcón a la realidad que conoce.

Es el monumento a Fernando Magallanes

en la isla de Macgtan, en Lapulapu.

Aquí lo mataron.

Aquí está lo que he venido a buscar a lo largo de 15.000 kilómetros.

Una calle en Samarcanda dedicada a un español.

Aquí en Mactan está enterrado Pedro Páez;

el explorador olvidado que tenemos en Etiopía.

Nada lo recuerda,

no hay ninguna placa,

no tiene una tumba.

No tiene nada, pero estamos aquí.

La motocicleta le ofrece libertad,

cercanía.

¡Viva!

(Todos) ¡Viva! -Ahí, estamos.

Emoción.

Mikel nos cuenta que el mundo es un lugar habitable

lleno de buena gente.

Very good. -My Friend.

Pero también señala sus problemas.

Eso es lo que nadie quiere ver.

Los basureros incontrolados.

Esto es lo que se come el mundo.

Ahora comienza un viaje por Sudamérica

desde el Estrecho de Magallanes al Canal de Panamá

para contarlo en su diario.

Su diario de un nómada.

He dado la vuelta al mundo siguiendo el rastro

de los exploradores menos conocidos.

Siempre me he preguntado que llevaba a esos hombres arriesgar la vida

y he querido ver los lugares donde la historia sucedió.

Supongo que en realidad, lo que yo quería ser,

era uno de ellos.

Se han cumplido quinientos años desde el descubrimiento del Pacífico

por un extremeño, Vasco Núñez de Balboa.

La historia de la exploración a unos les deja indiferentes,

otros hacer bromas,

pero para mi Mikel supone vivir grandes emociones.

Aquí está el más grande lo hemos conseguido,

desde el Estrecho de Magallanes al Canal de Panamá,

para rendir homenaje a este señor.

De Jerez de los Caballeros

y el primero que vio en 1513, el mar del sur del océano Pacífico

demostrando así, que América era un continente,

que la tierra es redonda

y que se podía dibujar un nuevo mapa Mundi.

Y ese nuevo continente demostró ser la pieza que faltaba en el puzle

del planeta.

América causó una atracción irresistible

a los hombres más arrojados de su tiempo

que se lanzaron a lo desconocido en pos de la fama, la gloria,

y también la riqueza.

Hombres como Hernando de Magallanes,

que descubrió el paso del Atlántico al Pacífico

como Francisco Pizarro,

que derrotó a un imperio.

Como Pedro de Heredia que fundó Cartagena de Indias.

Hombres, que hoy han quedado reducidos a estatuas silenciosas

que nadie recuerda a quien representan.

Sabéis ¿quien es ese señor que está ahí arriba?

No, ¿verdad?

Se llama Blas de Lezo.

Y ganó a los ingleses una batalla aquí.

Vamos a conocerlos mejor

en un gran viaje de 20.000 kilómetros

a lo largo de desiertos,

salares,

selvas,

playas,

ríos, montañas, mares...

y hasta algún accidente.

Vamos a conocer también alguna diferencia idiomática.

El lago Titijaca, que no es Titicaca

¿verdad que no?

-Titicaca no; Titicaca es malo ¿no? Titi Jaja.

También diferencias gastronómicas.

Yo por más que lo miro me parece una rata.

Descubriremos algunas tradiciones.

El sincretismo argentino.

Es una especie de santo, pero que no es santo.

El precio de las cosas.

¿Cuánto cuesta aquí la gasolina? -Dos dólares.

-Dos dólares el galón.

Esto si que es very good.

Y disfrutaremos de unos cuantos alojamientos de lujo.

Ja,ja,ja. Mi dormitorio.

Pero sobre todo vamos a vivir una gran aventura

que nos ayude a comprender mejor el mundo en que vivimos

y quienes fueron nuestros antepasados.

Imaginad lo que tuvieron que pasar Gonzalo Pizarro,

Francisco de Orellana intentando...

sortear estos montes, esta selva,

esteeee, ese sin Dios.

Pues uno se pone en su piel y se queda alucinando.

Pero para eso no basta con leerlo en los libros de historia.

Hay que venir y verlo.

CAPITULO I

LA CONQUISTA DE LOS ANDES.

Este viaje comienza en Madrid con los últimos preparativos,

para embalar la moto.

Elegimos Chile porque de toda Sudamérica

dicen que es el país de burocracia más organizada.

Nos aseguran que la moto llegará por avión a Santiago, sin problemas,

en cuatro días.

Es el procedimiento más seguro

aunque no se puede decir que sea barato.

Un bin Laden.

Otro bin Laden.

Aquí la pasta te...

¿Cuánto me ha dicho? mil... bin puntos.

-Setecientos treinta.

Mil setecientos veinte.

-Mil... mil treinta.

-Mil setecientos veinte.

Chile es una estrecha franja de más de 5.000 kilómetros

separada del resto del continente por una inexpugnable cordillera

y el desierto más árido del mundo.

Solo dos españoles se atrevieron a intentar su conquista:

Diego de Almagro a través de los Andes,

quien fracasaría tras enormes penalidades

y Pedro de Valdivia, cruzando el desierto de Atacama

y a quien se considera fundador de la identidad chilena.

Santiago de Chile,

fundada por Pedro de Valdivia en 1541

es hoy una populosa ciudad de más de diez millones de habitantes.

A juzgar por la actividad que contemplamos,

hay que reconocer que Valdivia tuvo éxito.

Pudo no haber sido así.

La población se encuentra en un valle profundo, poco fértil,

inestable sísmicamente

y encajonado entre las montañas andinas.

Los indígenas no eran pacíficos

y el clima es demasiado seco.

Los fundadores de ciudades necesitaban atraer colonos

para hacerlas viables.

Valdivia no dudó en maquillar la verdad,

para convencerles de que Chile era un destino atractivo

y lo hizo al modo de una moderna agencia de publicidad.

Y para que haga saber a los mercadores y gentes

que si quisieren venir a vecindar, que vengan,

porque esta tierra es tal, que para vivir en ella

no la hay mejor en el mundo.

Esta piedra del cerro Santa Lucía,

en el centro de Santiago de Chile

contiene un extracto de lo que podríamos considerar

uno de los primeros folletos turísticos de la historia.

Fechada en 1545 y firmada por Pedro de Valdivia,

da cuenta Carlos V de las maravillas que tiene Chile.

Explica que es una tierra rica y llena de comodidades

cuando en realidad para los españoles,

Chile distaba de ser mucho este paraíso terrenal.

Pedro de Valdivia está muy presente en la vida actual de la ciudad.

Tiene dedicada una calle, una estación de metro

y hasta una universidad.

A unos minutos andando desde el cerro de Santa Lucía

encontramos la plaza de armas.

Todas las ciudades fundadas por los españoles

se organizaban entorno a estas plazas

donde se situaba la iglesia y la casa del gobernador.

Y ahí, tenemos a Pedro de Valdivia, victorioso sobre su caballo.

Extremeño, nació en Villanueva de la Serena

en 1497

Deseando ascender socialmente, llegó a América 1535

En Perú, a las órdenes de Francisco Pizarro,

tiene su fruto asegurado,

pero piensa que ha llegado tarde;

el imperio inca está conquistado

y él busca, algo más, que una vida holgada:

persigue la gloria del verdadero conquistador.

Dispuesto a ir donde fracasó Almagro

lo hará costeando la expedición.

Apenas once soldados querrán acompañarle a Chile

y también su amante, la viuda Inés de Suárez

quien se revelaría como mujer de carácter

en la defensa de la ciudad,

y a quien Santiago ha dedicado un hermoso parque.

Ese hombre de gesto preocupado y meditabundo

arriesgó su vida,

su hacienda y su honor

en la conquista de un territorio áspero, sin oro

y habitado por indios belicosos

que al final le dieron una muerte terrible.

¿Por qué lo hizo?

si ya tenía la vida solucionada en Perú.

¿Qué es lo que lleva a los hombres a buscar la fama?

A buscar un lugar en la historia.

Hay algunos hombres que lo buscan sin desmayo

y solo unos pocos tienen las actitudes necesarias para ello.

Pedro de Valdivia las tenía,

pero el precio que pagó fue terrible.

Valdivia consiguió pasar a la historia;

fundo ciudades y fue gobernador de Chile,

pero no tuvo paz en su gobierno.

Inició una guerra contra el pueblo más belicoso de Sudamérica.

Moriría a mano de los Mapuches

tras hacerle pasar por terribles torturas.

Ha llegado el momento de regresar al aeropuerto

para ver si está la moto allí.

Recoger la moto conlleva una serie de trámites burocráticos,

aduaneros de extrema dificultad

que me ponen un poco nervioso y un poco tenso.

Además, luego está la incertidumbre de que la moto está allí,

bueno... podría llegar a perderse; espero que no suceda

y que hoy estemos rodando por Santiago.

Tenemos que encontrar la compañía aérea que la trae

y luego lo más importante es procurar hacer todo el papeleo

sin utilizar ningún agente de aduanas,

porque los agentes de aduanas cobran

y la primera regla del overlander es... no pagar.

Pero... treinta y nueve mil. Eso es muy caro.

A mi es que no me gusta pagar.

Es que es algo...

que va contra mis principios.

Lo de pagar

siempre ha sido

incómodo, incómodo muy incómodo

casi va contra mi religión me duele.

Uy, cada billete me duele.

Ha llegado, ha llegado. Aquí la tenemos.

Parece que sana y salva.

No se nos ha perdido,

y el trámite burocrático ha sido realmente sencillo.

Los sueños están dentro.

Aaaaah estás aquí.

¡Very good!

Aaaaaah

Ya estamos fuera.

¡Uhuuuuuu!

Antes de ir al sur tendremos que dirigirnos a los Andes

y conocer los colosos de piedra

que vencieron a la primera expedición española a estas tierras:

la de Diego de Almagro.

Pero primero, una visita a un lugar de reunión de motoristas locales,

porque los motoristas somos también una tribu,

pero de modales mucho más amistosos.

Empezamos ahora en Santiago de Chile.

-¡Hombre!, ¿qué pasa tío?

-Ese es el punto de partida

y lo que quiero es ir a ver al Cristo de los Andes,

simplemente como un monumento mítico

entre la frontera entre Chile y Argentina

pero vas a la aduana de India y ahí te cuentan

y la razón por la cual las motos no habían llegado...

Puedes llegar hasta aquí.

-Me resulta muy extraño oír hablar en español todo el rato.

Me produce esa extraña sensación de sentirme tan lejos de casa,

y al mismo tiempo tan cerca,

como si no me hubiera ido nunca.

Esta es mi pegatina,

la rúbrica del capítulo vivido aquí.

Esta noche vamos a cenar con un español

que vive aquí, en Santiago de Chile.

Un chaval que me sigue por facebook

y es que el mundo es muy pequeño.

¿Qué pasa? Pablo ¿no? -Sí.

-¿Qué pasa tío? ¿cómo estás?

El lugar es curioso ¿eh?

La mayoría de españoles no saben quien fue Pedro de Valdivia,

sin embargo, para los chilenos es una figura bien conocida.

Cuando llegué aquí a Chile había una calle y no sabía quien era,

fue ella la que me ha ido contando que fue uno de los conquistadores.

-La gente de Concepción hacia el norte de Chile

era gente más pacífica;

agricultores principalmente

que cultivaban... era una vida tranquila.

La llegada de los conquistadores,

ellos vieron una oportunidad de crecimiento,

fue lo que se llamaba la encomienda;

el encomendero.

Tomaba una familia o dos quien le trabajaran la tierra, cultivaran

y ellos ofrecían protección, al indígena.

Este proceso dio paso al mestizaje.

Por ejemplo, yo provengo del mestizaje.

El proceso de conquista pacífico.

Pero qué pasó cuando los conquistadores quisieron avanzar

y se encontraron con otro tipo de indígenas.

A lo mejor había gente indígenas que eran pacíficos,

pero los mapuches, no;

ellos eran gente aguerrida,

educados para la guerra tipo espartano.

Tan aguerrido fue el pueblo que todavía...

no es conquistado.

Si tu viajas al sur, todavía vas a ver comunidades mapuches

con sus tradiciones, su lenguaje;

porque ellos tienen un alfabeto distinto.

He recorrido noventa países en moto a lo largo de seis años

y cada día, allá donde me encontrase

he salido a correr por la mañana.

Me sirve para resetear, para despertarme en la vida

para que por la mañana mi cerebro empiece a funcionar.

y me doy cuenta de que estoy vivo

de que estoy pisando el planeta con paso firme.

La especialidad de la casa es solomillo de cerdo.

De ver lo quecomen los demás..., yo me relajo ¿eh?

Creo que esto va a ser espectacular.

Lo que yo decía, espectacular.

¡Gracias, señor!

No podía faltar una de las cintas de la virgen del Pilar.

Con una de estas me fui hasta Samarcanda

y me protegió de todo mal: la virgen del Pilar.

¿Cómo te llamas?

-Joel. -Joel encantado.

Saluda a la cámara. -Hola.

-Dame dinero, suelta dinero. -Ocho, nueve, diez y veinte.

-Entonces, como se paga, como cancela.

Cómo cancela la deuda. -Se queda algo efectivo.

-Como cancelas, es como pagas. Como pagas en tarjeta o en efectivo.

Hay que cancelar la deuda de algún modo.

Los Andes, la gran cadena montañosa.

Espina dorsal de Sudamérica.

Se los conoce como la cordillera.

Moles invencibles que sin embargo,

hoy están sometidas a una silenciosa amenaza.

Este es un ejemplo más de ese fenómeno que tanta me preocupa

y trato de denunciar,

que es la acumulación de basura ¿no?

Incluso aquí en una comunidad muy pequeña,

con unas tasas de consumo muy bajas pero ya son incapaces de digerir

los residuos que están generando ¿no? aquí los tienen ya

y que poco a poco esto se va a ir acumulando.

Imaginemos esto multiplicado por todas las pequeñas comunidades.

Dentro de poco ¿qué van a ser los Andes?

Hola. -Hola.

Seiscientos. -¿Eh?

-Seiscientos pesos.

-Pero eso es mucho dinero. -No es poco.

-¿Es poco? -Mientras más hablamos más caro.

-Quiero ir al Cristo Redentor pero por una pista tierra que hay.

¿Usted la conoce?

-Tiene que bajar al lado argentino.

-Pero no, no, no... -Porque ahí está.

-O sea es antes del túnel. -No, esa no está habilitada.

-No está habilitada ¿seguro? -Seguro.

-¿Está cerrada?

-No está cerrada pero tiene hoyos. -Ah, eso me gusta.

La exploración española se dirigió hacia los Andes

atraída por las grandes civilizaciones amerindias

que allí se asentaron,

pero la conquista de esas abruptas montañas resultó muy cara.

El desnivel es casi vertical,

debemos ascender por una carretera tan sinuosa, que se la llama,

los caracoles.

Hoy está bien asfaltada,

pero estremece imaginar lo que debía suponer esta tensión a pie

para hombres mal equipados.

En julio de 1535,

Diego de Almagro partió de Perú

con un ejército de quinientos españoles,

dos mil indígenas yanaconas y trescientos caballos.

Recorrieron los actuales países de Bolivia y Argentina,

y un año después estaba al pie de los Andes.

Esto es los libertadores que nos llevarían a Argentina

por el camino fácil,

y esta es la pista que nos lleva al monumento del Cristo Redentor.

Todo el mundo nos dice que nos vayamos por allá,

pero es donde nos lleva a esta tierra de nadie,

un lugar, entre los dos países donde no hay que llevar pasaporte

y donde se alza una estatua majestuosa,

que ya tengo ganas de ver.

Es para mi, el símbolo de los Andes, el comienzo de este viaje.

El paso por esta escarpada cordillera resultó penosísimo.

El frío congelaba los miembros,

no encontraban alimentos

y estas piedras que dificultan el paso de una potente motocicleta,

rompían su calzado del XVI

Dejaron tras de sí un reguero de muerte.

Cuando los expedicionarios alcanzaron el otro lado,

habían perdido la mayor parte de los animales

y centenares de hombres.

Se enganchó la piedra en la rueda y me la di.

¡Arrrr!

Ahora sí me está afectando... el mal de altura.

Estoy un poco mareado.

Me falta ya el oxígeno, no estoy acostumbrado.

Así que nada, vamos a ver si llegamos al Cristo.

Pero al descender a los Andes, no había riquezas en Chile,

sino un territorio árido y pobre poblado por indígenas.

Almagro dio órdenes de regresar a Perú

después de un solemne reconocimiento al sacrificio de sus hombres.

Ordenó quemar las escrituras

con las deudas que habían contraído con él,

porque... "no puedo ser acreedor de mis leales y valientes camaradas"

Chile y Argentina comparten 4.500 kilómetros de frontera.

A finales del XIX estuvieron al borde de la guerra

por los límites fronterizos en los Andes.

Ambos países decidieron recurrir al arbitraje de la corona británica.

Los vecinos acataron el laudo arbitral

y en 1904, se erigió en la frontera, el Cristo Redentor de los Andes.

Simbolizando la paz entre Chile y Argentina.

Ese monumento que tengo a mi espalda simboliza la paz;

la paz entre dos países

que estaban a punto de iniciar una guerra por una linde fronteriza.

La historia que nos enseñan en los libros solo toman en cuenta

las grandes batallas, las monarquías y los imperios,

olvidándose de los seres humanos sacrificados en estas campañas.

Los Andes, son los Andes,

y esas fronteras simplemente son dibujos arbitrarios.

Lo peor no es morir,

lo peor es que te sacrifiquen sin sentido.

Y en el próximo capítulo,

comenzamos en Argentina.

En la Aconcagua.

El gran Dios de la cordillera de los Andes.

Vamos a tener otra montaña, pero de basura, si no hacemos algo.

Vamos a Chile a probar vinos de herencia española.

Son los guardianes del tesoro genético

de las primeras vides españolas.

Y visitar en lugar del martirio de Pedro de Valdivia.

Para mi no es simplemente historia fría sin más.

Subtitulación realizada por, María Sánchez Grano de Oro.

Diario de un nómada - Ruta de los exploradores de América. Capítulo 1: La conquista de los Andes

25:07 25 ene 2015

Diario de un nómada. Ruta de los exploradores de América, cuenta la aventura de un viajero que cruza América del Sur. Llegada a Santiago de Chile. Explicación de quién fue Pedro de Valdivia. Viaje al Cristo de los Andes.

 

Diario de un nómada. Ruta de los exploradores de América, cuenta la aventura de un viajero que cruza América del Sur. Llegada a Santiago de Chile. Explicación de quién fue Pedro de Valdivia. Viaje al Cristo de los Andes.

 

ver más sobre "Diario de un nómada - Ruta de los exploradores de América. Capítulo 1: La conquista de los Andes" ver menos sobre "Diario de un nómada - Ruta de los exploradores de América. Capítulo 1: La conquista de los Andes"
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. Sergio

    Pues falta en las loas a los conquistadores decir que vinieron a saquear y a matar. Que no descubrieron nada, solo para lo descubrieron para la codicia del REINO.

    25 may 2019
  2. Pedro Expósito Ruiz

    Gracias a trve y a Mikel Silvestre por arriesgar la vida para que los españoles tengan un poco más de cultura.

    30 dic 2018

Los últimos 194 documentales de Diario de un nómada

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
Mostrando 1 de 10 Ver más