'Diario de un nómada' es la primera serie de aventuras protagonizadas por Miquel Silvestre en motocicleta hecha para la televisión española. Empezaron sus emisiones en enero del 2015 con un recorrido por toda Sudamérica, continúo en su segunda temporada por México y Estados Unidos con el título de 'La última danza de guerra' y continúa por el extremo oriental de Asia Menor, al Cáucaso y al monte Ararat; por el Sáhara hacia Dakar; y por la España vacía. Pudimos seguir la aventura casi kilómetro a kilómetro en RTVE.es y en el blog Diario de un Nómada: http://blog.rtve.es/nomada/

4301639 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
Diario de un nómada - Operación Plaza Roja: Viena, puerta del telón de acero - ver ahora
Transcripción completa

Vuelve "Diario de un nómada".

Este es Miquel Silvestre, este es Lenin, y esta es La Gorda.

Si los mezclamos todos, tenemos "OPERACIÓN PLAZA ROJA",

una intrépida travesía al corazón del antiguo imperio soviético.

Se cumplen 100 años de la Revolución de 1917.

¿Qué queda de aquel sistema político y social que dominó medio mundo?

Nuestro nómada quiere averiguarlo comenzando un largo viaje

desde los Alpes a las llanuras del Volga.

Tendrá que recorrer miles de kilómetros,

dormir al aire libre,

y sobre todo, cruzar muchas fronteras.

Escalaremos los Cárpatos, surcaremos inmensos trigales,

comeremos en los mercados,

dispararemos un Kalashnikov y conoceremos la gente normal

que vive en todas partes.

Acompáñanos cada semana a conquistar Moscú.

"CAPÍTULO UNO: VIENA.

PUERTA DEL TELÓN DE ACERO"

¡Quieta! Mira.

Estamos en Austria. Ahí lo tenéis.

La A de Austria, las estrellas de la Unión Europea

y esto, esto es el logo del Camino de Santiago.

Nos está indicando.

¿Por qué nos indica en Austria la dirección del Camino de Santiago?

Porque Austria es un país mayoritariamente católico,

a diferencia de Alemania, que es digamos,

el gran hermano mayor de los germanos,

que es mayoritariamente protestante.

Austria, es un país, como ya sabemos, de estirpe germana,

hablan alemán, aunque un alemán peculiar,

con un acento muy marcado.

Mantiene con Alemania una cierta relación de amor odio,

porque ha sido cuna de dos grandes imperios.

Cuna del imperio romano germánico

y después, cuna del imperio austrohúngaro.

Austria ha sufrido mucho durante el siglo XX.

Primero porque fue anexionada a Alemania en 1938,

después porque fue invadida por el Ejército Rojo

y está unión a la Unión Soviética, o está invasión,

duró nada menos que hasta 1955,

que es cuando se firma el Tratado de Independencia en Moscú

y tiene unas consecuencias que veremos cuando visitemos Viena.

Y después, Austria, nos interesa porque aquí

gobernó un tipo nacido en Alcalá de Henares,

un español bastante desconocido, pero que sin embargo,

salvó la cristiandad europea del avance del imperio otomano.

Curioso, ¿no? Esto marca claramente el carácter de Viena

como ciudad fronteriza, comunismo, democracias liberales, islam,

cristiandad e incluso los romanos establecieron en Viena su frontera.

El Danubio separaba a los bárbaros de los civilizados latinos.

(Música clásica)

Austria es para los melómanos la patria de Mozart

y para los viajeros, el país de los Alpes.

La cordillera más alta de Europa central

y un auténtico paraíso para los motociclistas.

Pero los Alpes ya los hemos mostrado en temporadas anteriores

de "Diario de un nómada".

Así que, sin dilaciones, nos dirigimos al verdadero

punto de partida en nuestro viaje al corazón

de la antigua Unión Soviética.

Viena. Puerta de acceso al telón de acero.

Recorremos un paisaje alpino de montañas,

coníferas y pueblecitos pintorescos

que nada recuerdan la terrible historia

del pequeño país de 84 000 km² y 10 millones de habitantes.

(Continúa la música)

Hasta que llegamos a su magnífica capital.

(Continúa la música)

Estamos en Viena, la capital de Austria,

y una de las ciudades donde mejor se vive del mundo.

Una ciudad moderna, democrática, liberal, avanzada y sin embargo,

Viena puede considerarse como la última frontera

entre oriente y occidente, porque a pocos kilómetros de aquí,

ya se encontraba el Telón de Acero y prácticamente a tiro de piedra,

estaban los países comunistas como Hungría, Checoslovaquia

y Yugoslavia. De hecho, Viena ha tenido

una historia conflictiva porque pudo haber sido Berlín,

pudo haber estado dividida entre los aliados

y el Ejército Rojo y por esa ocupación

del Ejército Rojo de Viena,

nos podemos encontrar con un monumento como este,

en honor a las tropas soviéticas y es el único monumento

en toda Europa occidental dedicado a ese ejército soviético.

No solamente eso, sino que aquí también vamos a encontrar

una placa dedicada a Stalin.

Las razones de la permanencia de estos símbolos comunistas,

obedecen al Tratado de Independencia de Austria,

que no se firmaría hasta los años 50,

cuando los rusos, por fin se retiraron.

Eso ha permitido por una parte la permanencia de estos símbolos

y por otra parte, obligaba a Austria a una estricta neutralidad

y por eso Austria, no es miembro de pleno derecho de la OTAN.

Vamos a seguir descubriendo esta ciudad.

(Continúa la música)

Viena, con 2 millones y medio de habitantes,

es una de las capitales más antiguas de Europa.

Alberga un fenomenal legado histórico artístico.

(Continúa la música)

Y también grandiosos parques y espacios para el esparcimiento.

Esta es la famosa Noria del Prater, un símbolo inequívoco de Viena.

Es célebre por una película, "El tercer hombre",

con guion de Graham Greene, donde se narran

los acontecimientos históricos que aquí sucedieron después

de la Segunda Guerra Mundial, cuando se produjo la administración

cuatripartita entre los Aliados y la Unión Soviética.

Esta administración duró hasta 1955 y pudo haber convertido Viena

en Berlín, con un muro que la dividiera.

No sucedió así, afortunadamente, pero esta administración,

lo que nos pone de manifiesto es esta situación fronteriza

de Viena entre oriente y occidente. Pero no nos equivoquemos,

esta situación fronteriza, este punto de inestable equilibrio

entre un mundo y otro, no nace en el siglo XX,

es muy anterior.

Y la vida, sucede y pasa ante nosotros.

(Continúa la música)

El parque Prater es el más famoso de la ciudad.

El nombre proviene de la palabra española "prado"

y es punto de encuentro y diversión de vecinos y forasteros

deseosos de disfrutar de sus muchas atracciones.

Aunque la preferida es su noria inmortalizada en "El tercer hombre",

película de 1949.

Vamos a la noria del Prater, a subirnos como Harry Lime.

(Música rock)

Aquí sucede una de las conversaciones

más interesantes desde el punto de vista

del plano moral de la película,

y es cuando uno de los protagonistas le dice al otro que mire

hacia abajo, a esos puntitos que ve, que son en realidad personas

y le dice: "Si te dieran dinero por cada uno de esos puntitos

que deja de moverse, ¿cuántos pararías?".

La verdad es que es tremendo el fondo de la conversación,

pero sin embargo, no es en absoluto extraño,

es lo que se conoce como kilómetro emocional,

nos afecta más un perro que conocemos

y que vemos todos los días, que los muertos a millares

que suceden en países lejanos.

Es lo que sucede todos los días a través de la televisión.

(Continúa la música)

La verdad es que me ha entrado hambre después de la noria

y aquí, me parece que sirven algo de comer.

Ya estoy viendo lo que hay.

Salchichas.

"Spicy", que pique.

Dios mío... "Thank you very much".

(Música de feria)

Me encanta la comida callejera.

Mola mucho comerse una salchicha típica en Austria

después de haberse subido a la noria,

lo que pasa que esto me parece poco. Creo que luego vamos a cenar mejor.

(Música)

De nuevo en marcha, cruzamos el Danubio,

la gran autopista fluvial de Europa central,

cuyo curso nos lleva a Budapest.

Pero no saltemos hacia el futuro,

porque antes tenemos que saltar de otro modo.

(Continúa la música)

Hoy va a haber algo más de adrenalina aparte del tranquilo

paseo en la noria del Prater y después de haberme comido

la pedazo de salchicha picante

y va a ser saltar desde la Torre del Danubio,

a ver si completamos la digestión.

La Torre del Danubio mide 252 m de altura

y tiene unas fabulosas vistas sobre Viena.

En algunos días se permite el salto "bungee jumping",

con gomas elásticas amarradas en los tobillos.

Por la cara que pone nuestro aventurero mientras

le colocan los amarres, parece que se va poniendo

algo nervioso ante la perspectiva de caer al vacío.

(Continúa la música)

(CUENTA ATRÁS EN INGLÉS)

(Música rock)

(GRITA)

(Continúa la música)

Lo que tengo a mi espalda es una Flak Tower,

una fortificación construida por los alemanes

durante la Segunda Guerra Mundial para la defensa de la ciudad

y prácticamente, eran inexpugnables,

porque ni con los más duros bombardeos consiguieron

tirarla abajo. Para Hitler, la defensa de la ciudad era clave

en su tablero geopolítico y bélico.

Lo curioso es que a pesar de que el Tercer Reich

ha pasado a la historia como el gran régimen dictatorial

de Alemania, de la gran Alemania,

lo cierto es que Hitler era austriaco.

Nació en un pueblecito llamado Braunau am Inn,

donde está su casa, que se mantiene en pie,

aunque no saben muy bien qué diablos hacer con ella.

Porque para museo no sirve, pero también tienen miedo

de que se constituya como una especie de centro

de peregrinación de neonazis.

Así que, la casita donde nació Hitler es un pequeño marrón,

que no se sabe muy bien qué hacer con él, sin embargo,

la Flak Tower hoy es uno de los símbolos de la pacífica Viena

y tiene a su alrededor un maravilloso parque

donde bulle la vida y juegan los niños.

Viena fue sitiada por el ejército soviético en abril de 1945.

La batalla costó más de 20 000 muertos

cuando la guerra se sabía perdida.

Hay quien dice que el objetivo estratégico de Hitler

fue ganar tiempo para una retirada de sus mejores tropas

a la mítica Fortaleza Alpina.

Se decía que Hitler había construido un refugio subterráneo

para proseguir la guerra.

La Fortaleza Alpina se ha demostrado un bulo en el que sin embargo,

creyeron los aliados.

No hay fortaleza secreta, aunque sí existe en Austria

un enorme refugio en las montañas capaz de albergar un ejército.

Es Eisriesenwelt.

La mayor cueva de hielo del mundo.

(Música)

Paseando por el mercadillo de discos viejos cercano

a la Flak Tower, resulta casi imposible pensar

que en un lugar tan bucólico, pacífico y artístico como Viena,

se vieran acontecimientos tan terribles.

Pero la historia está ahí para conocerla y no repetirla.

Por eso, nos ponemos de nuevo en marcha,

para dirigirnos al centro de Viena

y conocer algo más de su interesantísima historia.

(Continúa la música)

El yacimiento romano de la vieja Vindobona.

Aquí, en el centro de Viena.

Y... Encontrar estas ruinas romanas

me sigue recordando el carácter de ciudad fronteriza

que ha tenido siempre Viena.

No solamente entre el comunismo y las democracias liberales;

no solamente entre el Imperio Otomano, el Islam y el cristianismo

en el siglo XVI; sino mucho antes, cuando los romanos,

fortificaron el Danubio porque era la frontera ante la barbarie.

Es decir, a partir del Danubio: los bárbaros;

y del Danubio para nosotros: la civilización.

Ellos establecieron una serie de campamentos fortificados

para proteger esta frontera, el Danubio,

y estos campamentos dieron lugar,

a Vindobona. Y Vindobona se desarrolló hasta convertirse

en Viena.

Siguiendo con este carácter fronterizo de Viena,

uno de los hitos fundamentales tuvo lugar en el siglo XVI,

cuando Solimán el Magnífico, el sultán otomano, sitió la ciudad

para conquistarla. Y bueno, eso hubiera supuesto una entrada

de los otomanos en Europa.

¿Y quién fue uno de los encargados de impedir eso?

Pues un español bastante poco conocido,

que es Fernando I de Habsburgo, nieto de los Reyes Católicos.

Hermano de Carlos V, pero que acabó siendo nada menos

que emperador del Sacro Imperio Romano-Germánico.

Un tío nacido en Alcalá de Henares.

Y para que nos cuente un poco algo de la presencia española que...

Se ha producido a lo largo de los siglos en Viena,

vamos a conocer a una vecina de la ciudad

que habla español y que se llama Mónica.

Hola, Miquel. ¿Cómo estás?

Estamos aquí... ¿Esto exactamente cómo se llama? Porque yo no soy

capaz de pronunciar el nombre de la plaza.

Pues mira, esta plaza se llama San Miguel.

San Miguel, bueno, así yo también sé pronunciarla, ¿pero en alemán?

Michaelerplatz. Eso es, así me gusta.

Michaelerplatz. Y el nombre lo debe la plaza a esta iglesia fantástica,

una iglesia que surge en el siglo XIII aproximadamente.

Pero lo interesante de esta iglesia es que fue el centro de una cofradía

española. Los Habsburgo empezaron a organizar matrimonios

con infantas católicas, apostólicas, romanas, para frenar,

lógicamente, la Reforma. Y aquí la Contrarreforma se expresó

a través de las infantas. Creo que podemos conocer algo

de pasear, ¿no? Estoy cansado de moto, podíamos pasear.

Y conocer un poco de la ciudad.

Y me has dicho antes cuando hemos hablado que había

la Casa de la Pelota, que la funda precisamente

Fernando I de Habsburgo. El de Alcalá de Henares.

Y también me has dicho que podemos ver la Macarena aquí.

Y vamos, que está aquí al ladito la Macarena.

Bueno, pues venga, vamos a verlo.

Entonces, esto, la Macarena, ¿pero qué tipo de Macarena?

Es un azulejo muy chiquitito. ¿Un azulejo?

Un azulejo, pero tiene un encanto increíble. Porque a ver, dime tú,

en un Viena, dónde vas a encontrar la imagen de la Virgen de la Macarena,

por favor. No me dirás tú. Esto no lo conoce nadie, ¿eh?

Nuestra Señora de la Esperanza Macarena. O sea que este rincón

no lo conoce nadie. Nadie, nadie, absolutamente nadie.

Fíjate, pero aquí está tapadito y protegido.

En ese séquito que traían las infantas habría

más de un andaluz, lógicamente. Y con un cepillo.

Un cepillo, para darle un poquito de brillo a la Macarena.

Vamos a echarle algo, ¿no?

Venga, ahí, para la Macarena. Suena que había monedas, ¿eh?

O sea que alguien más ha echado. Así que ya sabes, si eres español

y vienes a Viena, tienes que buscar

la figura de la Macarena, en la Plaza de San Miguel;

te metes en este portón, y sueltas la pasta, macho.

Que yo me acabo de dejar dos euros. Para el lustre de la Macarena.

¡Ay, madre mía!

¡Ay, Macarena!

No hace falta que te alabe.

Mónica, ¿dónde estamos ahora mismo? Pues mira, estamos aquí,

en la Plaza de la Casa de la Pelota.

Que es esta que tenemos aquí. Esto es la Casa de la Pelota.

Exactamente. Y el nombre le viene a una costumbre muy importante

que trajo Fernando I: el juego de la pelota.

¿Se trae el juego de la pelota? El juego de la pelota,

que los vascos tanto practican. Y aquí jugaban a la pelota.

Pero no en este edificio. En este no, el que estaba aquí antes;

la primera Casa de la Pelota que hace, que manda construir Fernando I

no existe pero estaba aquí. Entonces esta plaza se llama

en alemán, ¿cómo es? Ballhausplatz.

"Ballhaus" es casa la pelota y "platz" es plaza. Y al fondo,

hay un arco. Ese arco que se ve aquí.

Ese arco, esa es la entrada de la casa de Fernando I.

Que cuando deja España

se viene aquí y se instala en ese ala del Palacio Imperial de Invierno.

Aunque esté aquí el Presidente trabajando, aquí vivía

la infanta Margarita Teresa, la infanta de "Las Meninas";

tenía aquí sus aposentos, ¿eh? Ya. La del cuadro de Velázquez.

Esta es la puerta. Esa es la puerta, la puerta suiza,

que se llama así, por cierto, porque los Habsburgo se trajeron

la guardia suiza para proteger la fortaleza llamada Hofburg,

hoy palacio enorme. Se construye a lo largo de cinco siglos esto.

Y hoy la guardia suiza existe todavía en un sitio, como bien sabes, Miquel.

El Vaticano. Entonces... Ahí podemos leer el nombre de Ferdinando.

Fernando, nieto otra vez de los Reyes Católicos.

Nacido en Alcalá de Henares. Es curioso, porque este personaje,

que viene aquí un poco como emigrante, porque lo mandan

de España a buscarse la vida. Aquí resulta que por una parte,

defiende Viena de Solimán el Magnífico con éxito.

Y luego se convierte en rey de Hungría y nada menos

que en emperador del Sacro Imperio Romano-Germánico.

Lo manda su hermano, realmente. Carlos V lo manda a ocupar el trono

del Sacro Imperio Romano-Germánico. Pero primero le nombraron

Archiduque de Austria. Y él se encuentra con que aquí su regalo

es nada menos que una guerra. Exactamente:

combatir contra los otomanos. Y él les pone... Aquí consigue...

Bueno, dicen que con 700 arcabuceros que se trajo de Medina del Campo

mantuvo la ciudad a salvo. Y ayuda divina, porque los turcos

eran un montón. Hombre, muchos más que ellos.

Eh... A mí me interesa sobre todo el hecho de que bueno, un personaje así

los miles de turistas españoles que vienen a Viena poco saben de él.

Pues la verdad que no, todo el mundo va buscando algo de Carlos V,

Carlos V de Alemania, I de España, pero no tienen ni idea

de que su hermano, también hijo de Juana la Loca y Felipe el Hermoso,

tiene aquí un montón de huellas y vestigios.

Pero para eso se coge una guía, Miquel.

Hombre, claro, una guía como tú, Mónica.

Aquí hay unos 70 caballos.

Que tienen la curiosidad que nacen completamente negros.

Y tardan cinco o seis años en ponerse blancos.

Como Michael Jackson. Igual, pero de forma natural.

Sin química, sin operación, sin nada.

El caballo se llama lipizzano porque las crías de ellos en época

de la monarquía de los Habsburgo estaba en Lipizza.

Y Lipizza es hoy un pueblo de Eslovenia.

Sí, que antes Eslovenia era parte de la monarquía bueno,

del Imperio Austrohúngaro. Exactamente. Por lo tanto,

estos caballos, son de origen español, lógicamente, cruzados luego

con caballos de otras razas; y es un caballo torno como quien dice,

y se pone blanco. Y cada jinete tiene su caballo.

Ya, cada jinete tiene su caballo. Cada jinete tiene su caballo.

¿Quiénes son los jinetes? Pues empleados.

Esto es un buen empleo entonces. Empleados. Antaño funcionarios

del Ministerio de Agricultura, porque esto era...

Ahora lo han privatizado. ¿Ahora es...?

Sí, pero antaño era... Pertenecía al Ministerio de Agricultura,

y todos los jinetes eran funcionarios.

Ya, ya, ya. Y los caballos, claro, también funcionarios.

Funcionarios del Estado. (RÍE)

Y los austríacos, ¿cómo sois? Porque habláis alemán, pero...

Bueno, pero hablamos un alemán con un acento austríaco que se distingue

rápidamente. Y no sois alemanes, no os gusta

que os comparen con Alemania. Pertenecemos lógicamente

a una cultura germana, eso está clarísimo,

pero no somos alemanes. Pero compartimos muchas cosas,

por ejemplo, el respeto por el prójimo, la educación cívica.

Los domingos cierran los quioscos. Es decir, tú te quedas sin prensa.

Sí. Pues no. Entonces lo que coloca

cada periódico su bolsa con los periódicos, su huchita;

y tú mañana por la mañana u hoy, ya lo han colocado para mañana,

tú metes tu euro aquí, coges tu periódico.

¿Solo tu periódico? Hombre, claro.

¿No te los llevas todos? ¿Para qué? Si son todos iguales.

¿Y la gente suele cumplir y respetar y echar su euro?

Suele cumplir con ese respeto. Es un servicio que te ofrecen.

Debes ser honrado, porque aquí todavía hay periódicos.

Y en la hucha hay monedas. Suena.

El respeto cívico lo compartimos con los alemanes.

Bueno, pues está muy bien. Podríamos importar un poco de ese respeto

cívico en España también. Ya me gustaría

que esto pudiera funcionar en nuestro país.

Ya lo creo. Bueno.

(Bullicio)

Esta es la Columna de la Peste. Que se hizo en el siglo XVII,

después de una epidemia terrible que terminó con la vida de 4500 personas.

Una cantidad importante. Piensa que Viena en aquel entonces tenía igual

60 000 habitantes.

Y cuando termina la peste, la corte, que había huido al extranjero,

a Budapest, vuelve y para dar gracias a Dios,

encarga una Columna de la Peste.

Ya, ya. Esto es para agradecer a Dios que les librara de la peste.

Exactamente.

¿Y quién es el tipo que tenemos ahí? Este señor es el káiser,

el emperador Leopoldo I. Marido de la infanta Margarita Teresa de España,

la infanta del cuadro "Las Meninas" de Velázquez.

Coño, sí, la reconozco. Esta es la mujer del cuadro de "Las Meninas".

Exactamente. ¿Y sabes qué parentesco les unía a los dos?

Los padres eran hermanos. Pero compartían otro parentesco.

Eran tío y sobrina carnal. Entonces se permitían esas cosas.

Hoy en día imposible. Esta es la endogamia que al final

causó tantos estragos. Porque se ve que en ellos, desde luego,

ha sido terrible. Pobrecitos. Y la pobre muere con 22 años,

en su cuarto embarazo y está enterrada aquí, en Viena.

Vosotros la tenéis en El Prado de Madrid, y nosotros aquí.

En el camposanto. En el camposanto, los Capuchinos.

Y este es ese. Es el tío.

Tito, que le llamaba al principio la infanta, porque decían:

"Te vas a casar con Tito", y la niña llegó aquí con 16 años y dijo:

"Tito, Tito", hasta que la corte española que trajo ella,

que eran 300 personas dijeron: "Niña, majestad, deje de llamar a su marido

Tito, que es el esposo, esposo". (RÍEN)

Tras despedirnos de Mónica el día va terminando.

Y de nuevo el viajero siente la punzada del hambre.

Es momento de dirigirse a un restaurante local y completar

la jornada con esa contundente cena que ya anunció al bajarse

de la Noria del Prater.

(Música)

Cerveza sin alcohol, porque ya sabéis

que conduciendo alcohol cero.

Todavía tengo que ir al hotel en moto, así que no se bebe.

(Bullicio)

Pero está bastante buena.

Y ahora estoy esperando a que me traigan mi wiener schnitzel,

que es la joya gastronómica de la ciudad, junto con la tarta Sacher.

Pero que yo lo he visto, y a mí, la verdad, me recuerda a un cachopo

pero en pequeño.

En fin, no se puede tener todo.

No sigamos insistiendo en este tema.

El wiener schnitzel es el wiener schnitzel,

y está estupendo; y el cachopo es el cachopo, y también está estupendo.

Y como ya lo decía mi madre: "Con hambre no hay pan duro".

Y hay que agradecer siempre que te ponen el plato en la mesa.

Así que esperando. Creo que se acerca mi wiener schnitzel.

Schinitzel. (HABLA EN INGLÉS)

Bueno, este es... La milanesa,

en fin, un filete empanado, que no está mal.

Y luego esto, que es como una ensalada de patata o algo así.

Vamos a probar esto.

Está tierno.

Está bueno.

Vale la pena. Bueno, señores,

nuestro día en Viena ha sido así.

Las luces más tenues, y yo disfruto ya tranquilamente de mi cena.

Hasta mañana.

(Música)

(Música créditos)

Y decían mis vecinos que llevaba mal camino.

Apartado del redil.

Diario de un nómada - Operación Plaza Roja: Viena, puerta del telón de acero

29:06 12 nov 2017

El viaje comienza en Viena como ciudad fronteriza entre Oriente y Occidente. Visitamos la noria del Prater, saltamos de la torre del Danubio y conocemos el pasado español de la ciudad.

El viaje comienza en Viena como ciudad fronteriza entre Oriente y Occidente. Visitamos la noria del Prater, saltamos de la torre del Danubio y conocemos el pasado español de la ciudad.

ver más sobre "Diario de un nómada - Operación Plaza Roja: Viena, puerta del telón de acero" ver menos sobre "Diario de un nómada - Operación Plaza Roja: Viena, puerta del telón de acero"
Xcerrar

Los últimos 155 documentales de Diario de un nómada

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 27:58 pasado domingo Llegamos a Budapest después de visitar el trifinio, punto donde se encuentran las líneas fronterizas de tres países: República Checa, Austria y Hungría. En la capital magiara contamos la historia de Ángel Sanz Briz, el diplomático español que salvó cinco mil judíos del Holocausto.

  • 29:06 12 nov 2017 El viaje comienza en Viena como ciudad fronteriza entre Oriente y Occidente. Visitamos la noria del Prater, saltamos de la torre del Danubio y conocemos el pasado español de la ciudad.

  • 28:51 20 ago 2017 Miquel Silvestre hace un viaje en moto por distintos lugares de España. En este capítulo visitará Cuenca.

  • 28:53 13 ago 2017 Miquel Silvestre hace un viaje en moto por distintos lugares de España.

  • 29:04 06 ago 2017 Miquel Silvestre hace un viaje en moto por distintos lugares de España 

  • 25:36 30 jul 2017 Miquel Silvestre realiza un viaje en moto por distintos lugares de España que en esta ocasión le llevará hasta Orense.

  • 28:46 23 jul 2017 Miquel Silvestre realiza un viaje en moto por distintos lugares de España. En esta ocasión se traslada de Cabo de Gata a Talavera de la Reina.

  • 28:37 16 jul 2017 Miquel Silvestre realiza un viaje en moto por distintos lugares de España, en esta ocasión llegará hasta Almería.

  • 29:28 09 jul 2017 Miquel Silvestre realiza un viaje en moto en esta ocasión hasta Valencia.

  • Final en Dakar

    Final en Dakar

    27:15 11 dic 2016

    27:15 11 dic 2016 Miquel Silvestre amanece durmiendo en una hamaca. Emprenderá el último tramo del viaje ya en el interior del África negra. Pasará por el lago Rosa, donde termina la antigua prueba del Rally París Dakar, antes de dirigirse a la Dakar real y enseñarnos un retrato de la populosa ciudad africana. Pero llegar a la meta no será el final de sus dificultades, pues todavía tendrá que resolver un último asunto burocrático.

  • 27:30 04 dic 2016 Miquel Silvestre comienza la última etapa de su aventura por el África profunda. Mauritania es un país pobre y desolado, malas carreteras y controles policiales. Una última parada en el parque nacional de Dwaling le llevará a Senegal. En Saint Louis, la capital colonial francesa, terminará la etapa.

  • 26:56 27 nov 2016 Miquel Silvestre se aproxima a la frontera con Mauritania. La frontera no resulta fácil de pasar y comienzan los problemas con el papeleo. Una vez dentro del país del desierto se dirige a Nuadibú, e intentará visitar la abandonada población española de la Güera antes del anochecer.

  • Villa Cisneros

    Villa Cisneros

    28:22 20 nov 2016

    28:22 20 nov 2016 Miquel Silvestre se recupera del accidente descansando en Villa Cisneros. Allí recorre los restos del legado español, la academia Unamuno, un fortín, un faro, una tapa de alcantarilla y la iglesia donde descubre una extraordinaria historia de defensa del legado español por los saharauis.

  • 29:20 13 nov 2016 Miquel Silvestre busca en las Lagunas de Nayla las ruinas de la fortaleza de los Reyes Católicos. Después toma la carretera construida por los ingenieros españoles para llegar a la capital del Sahara Occidental, Al Aaiun. Su siguiente destino será la ciudad de Dakhla, donde sufrirá un accidente.

  • De Sidi Ifni a Tarfaya

    De Sidi Ifni a Tarfaya

    28:19 06 nov 2016

    28:19 06 nov 2016 Miquel Silvestre entra en Sidi Ifni, la ciudad que fuera española hasta 1969. El siguiente destino es Tarfaya, antígua Villa Bens, otra población española donde pudo haber empezado uno de los más famosos libros de la historia: El principito.

  • 30:32 30 oct 2016 Miquel Silvestre conoce como se elabora el famoso aceite de argán antes de entrar en la laberíntica medina de Marrakech. Allí conoce a Hamid, un simpático bereber que le invita a cus cus. La siguiente parada es en Essaouira, la antigua Mogador portuguesa. Allí salta la tapia del cementerio cristiano para localizar la tumba olvidada de Cristóbal Benítez, un malagueño que fue el tercer europeo en llegar a Tombuctú.

  • De Merzouga a Ouarzazate

    De Merzouga a Ouarzazate

    28:28 23 oct 2016

    28:28 23 oct 2016 Miquel Silvestre explica el origen de la costumbre del té en Marruecos, antes de salir a navegar por las dunas con la Gorda.En la ruta descubre la arquitectura de adobe típica del sur del país y acaba su etapa en el hotel Dar Kamar en Ouarzazate, que pertenece a Carmen, una española en África.

  • 27:05 16 oct 2016 Miquel Silvestre visita Monte Arruit, lugar donde ocurrió una matanza de soldados españoles y se dirige hacia el desierto. Cruza la cordillera del Atlas, completamente nevada, y aparece frente a la gran duna de Merzuga. Allí se sube en camello y cena tajín en una jaima berebere.

  • 26:50 09 oct 2016 Miquel Silvestre es recibido en el Instituto Cervantes de Tetuán, donde le enseñan el libro de otro viajero español del XIX: Joaquín Gatell. Bajo una copiosa lluvia recorre el litoral marroquí hasta la bahía de Alhucemas, donde se produjo el famoso desembarco que inspiraría el de Normandía.

  • De Sevilla a Tetuán

    De Sevilla a Tetuán

    29:08 02 oct 2016

    29:08 02 oct 2016 Miquel Silvestre visita en Sevilla el lugar de donde zarpó la expedición de Elcano y Magallanes que completó la 1ª vuelta al mundo. En Algeciras toma el ferry de rumbo a Ceuta. Cruza la frontera del Tarajal y entra en Marruecos. Su etapa termina en Tetuán para conocer el barrio español, conocido como el Ensanche. 

Mostrando 1 de 8 Ver más