'Diario de un nómada' es la primera serie de aventuras protagonizadas por Miquel Silvestre en motocicleta hecha para la televisión española. Empezaron sus emisiones en enero del 2015 con un recorrido por toda Sudamérica, continúo en su segunda temporada por México y Estados Unidos con el título de 'La última danza de guerra' y continúa por el extremo oriental de Asia Menor, al Cáucaso y al monte Ararat; por el Sáhara hacia Dakar; y por la España vacía. Pudimos seguir la aventura casi kilómetro a kilómetro en RTVE.es y en el blog Diario de un Nómada: http://blog.rtve.es/nomada/

4390098 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
Diario de un nómada. Operación Plaza Roja - Moldavia, el país de la gente amable - ver ahora
Transcripción completa

Este es Lenin.

Vuelve "Diario de un nómada".

Este es Miquel Silvestre.

Este es Lenin.

Y esta es La Gorda.

Si los mezclamos todos, tenemos "Operación Plaza Roja",

una intrépida travesía al corazón del antiguo imperio soviético.

Se cumplen 100 años de la revolución de 1917.

¿Qué queda de aquel sistema político y social que dominó medio mundo?

Nuestro nómada quiere averiguarlo comenzando un largo viaje

desde los Alpes a las llanuras del Volga.

Tendrá que recorrer miles de kilómetros,

dormir al aire libre

y, sobre todo, cruzar muchas fronteras.

Escalaremos los Cárpatos,

surcaremos inmensos trigales,

comeremos en los mercados,

dispararemos un Kalashnikov

y conoceremos la gente normal que vive en todas partes.

Acompáñanos cada semana a conquistar Moscú.

CAPÍTULO SIETE:

"MOLDAVIA, EL PAÍS DE LA GENTE AMABLE"

Moldavia es un pequeño país de unos 34 000 km²

y unos 5 millones de habitantes. Está bastante poco poblado.

Se ve muy poca gente. Es llano. Prácticamente aquí no hay nada.

Y no tiene salida al mar.

Podría parecernos un país insignificante y, sin embargo,

Moldavia ha sido un perfecto catalizador

de los conflictos Este-Oeste

a lo largo de su convulsa y compleja historia.

Su ubicación como vértice entre Europa y Asia

y su llana geografía, ha hecho que por aquí

pasarán todo tipo de invasiones. Y han pasado muchas.

El Rus de Kiev, los mongoles, los turcos, húngaros, polacos,

rumanos y, finalmente, los rusos.

Bajo el reinado de Esteban el Grande se unificó

dentro del principado de Moldavia a Valaquia, Moldavia y Transilvania.

Y dentro de la región moldava se hallada una pequeña área llana

llamada Besarabia, donde nos encontramos.

Cuando en 1991 la URSS colapsó, Moldavia se transformó

en un estado multiétnico formado por rumanos, ucranianos, rusos

y unos turcos cristianizados llamados gagaúzos.

La mayoría hablan rumano,

salvo una región al este, donde hablan ruso.

Es Transnistria,

que se declaró independiente en 1990 y comenzó una guerra civil

que solamente pudo terminar

con la independencia de facto del territorio,

aunque jamás ha sido reconocida internacionalmente.

Pero Transnistria, que es solamente el 12 % del territorio,

supone el 35 % del PIB de toda Moldavia.

El sueño de todo dipsómano: una fuente inagotable de vino.

Es uno de los países donde más vino se consume

y también se produce, así que, tendremos que visitar alguna bodega

o comprar alguna botella de vino, por lo menos.

Que, como he dicho muchas veces, no es solo una bebida alcohólica,

es cultura, es tradición y es historia.

En el episodio anterior Miquel había entrado en Moldavia

y ponto encontró algo que le sorprendió:

los muchos pozos que se encuentran a pie de carretera.

Estos pozos pues tienen aquí esta techumbre,

para protegerte del sol, y su cubo...

y la manivela, macho.

Esto no lo he visto en ningún país.

Acojonante.

Un souvenir moldavo. Esto está superbién pensado.

Míralo.

Seguramente sea agua potable,

pero como yo no estoy acostumbrado a beberla

es posible que me suceda algo.

¿Habéis oído hablar de la diarrea del viajero?

Desde luego, no es muy agradable.

Así que, como dice el dicho castellano:

agua que no has de beber...

déjala correr.

Pero dice mucho de los moldavos que tengan este sistema

y que los pozos estén en perfecto estado...,

que no venga ningún imbécil a vandalizarlo.

Me gusta este detalle de los moldavos,

de que esto esté intacto.

Lo que no me gusta tanto es cómo conducen.

(RÍE) Son bastante...

Bueno, corren demasiado.

Y una de las cosas que me está llamando la atención

es el enorme ruido que estoy oyendo todo el rato,

porque este asfalto está como lijado

de tanto uso que ha tenido y sin reparar.

Entonces, prácticamente son como piedras

que sobresalen de la superficie y con el paso de los neumáticos

es un estruendo que se mete en la cabeza.

Mira ahora, escuchad.

(Ruido)

Ese ruido no es normal.

¿Cómo pueden vivir con esto todo el rato penetrándoles

y taladrándoles los tímpanos?

En fin, a lo mejor es que este agua

vuelve un poco sordo y tolerante al estruendo.

Es que se les oye venir desde lejos.

(Ruido)

Dios mío...

Y pasa otro.

Es que no puedo hablar cuando pasan porque no oirías nada.

(RÍE)

Hay que acostumbrarse.

Y para Miquel resulta fácil acostumbrarse al nuevo país,

porque a pesar del estruendo de los coches cuando pasan,

lo cierto es que la mayor parte del tiempo

viaja en completa soledad.

No parece haber mucha gente por esta zona alejada de la capital.

Por eso, en cuanto ve que alguien vende fruta en el arcén,

detiene la marcha.

Es ya un ritual en su forma de viajar.

La carretera es siempre el mejor mercado de fruta fresca,

porque los campesinos venden en ella lo que producen.

En este caso son deliciosas fresas de verano.

Grandes, jugosas y dulces.

(Música suave)

Están pescando en el río.

Mola este país. Es... genuino.

Llano, verdísimo y húmedo,

Moldavia está conquistando rápidamente el corazón del nómada,

que ama las naciones menos desarrolladas,

porque en ellas abunda la cordialidad y la sencillez

que parecen escasear en el avanzado y a veces frío universo occidental.

Esto es un hágaselo usted mismo.

Una bancada popular soviética.

Toda la antigua Unión Soviética, la URSS,

está llena de estas bancadas a pie de carretera

para que el individuo

se arregle su propio coche con sus propias manitas.

Debía ser porque la necesidad agudiza el ingenio

y, ante la falta de mecánicos,

de piezas, de repuestos y de talleres

para todos los habitantes de la URSS,

existía esta solución de emergencia.

Y así cualquiera puede llegar con su coche,

o en este caso con su camión, lo pone aquí arriba

y se pone a cambiarle el aceite, filtro y demás.

A mí me parece que está muy bien pensado.

Lo único que ahora nos llevaría a preguntarnos

es qué hacemos... con el aceite una vez que lo saquemos.

Porque muchas plantas recicladoras por aquí no se ven.

Pero aquí tenemos el filtro.

Ahí, en mitad de la carretera.

Moldavia, como nación que fue parte integrante de la Unión Soviética,

conserva todavía un atractivo y exótico encanto

y también alguna curiosidad propia de aquella época comunista.

(Música)

Hemos llegado a Chisináu, o "Quisináu".

Y, la verdad, me parece casi un estado nación,

porque el recorrido por Moldavia hasta llegar aquí

ha sido el de no ver a nadie.

No ver más que los conductores.

Porque es todo un inmenso paraje natural,

todo verde, con lagos, pozos,

pero sin edificaciones prácticamente.

Unos bosques exuberantes

y la carretera no pasa por ningún pueblo.

No ves ninguna población hasta que llegas a Chisináu

y te das cuenta de que esto es, prácticamente,

un estado nación donde se concentra la mayor parte de la gente.

Vamos a descubrirla, vamos a conocerla

y vamos a ver qué nos encontramos

y, desde luego, qué nos dan de comer,

porque ya voy teniendo hambre.

¡Chisináu!

¡Me encanta Moldavia!

(Música rock)

Estamos en el centro de Chisináu y ese es Esteban el Grande,

el gran rey de Moldavia.

Ese que paró los pies al imperio otomano y a los húngaros,

el campeón de la cristiandad, según el papa.

El que ayunó 40 días después de la batalla de Vaslui

diciendo que no había mérito suyo, sino de Dios.

Un crack Esteban el Grande.

Lástima que a su muerte... Moldavia perdiera Besarabia,

es decir, esta parte del país.

Vamos a seguir conociendo Chisináu.

Chisináu es una capital de amplias avenidas

que acoge a más de la mitad de la población de Moldavia.

Ofrece lo que toda gran ciudad,

pero Miquel busca un lugar recóndito, muy poco visitado.

Un rincón poco conocido de la poco conocida Chisináu:

el cementerio judío...

de una comunidad que ya no existe.

Un lugar perfecto para terminar el día

después del bullicio incontrolable de Chisináu y, sin embargo,

aquí se divisa Chisináu y se respira el silencio.

La comunidad judía es, evidentemente,

la que más ha sufrido ante la Segunda Guerra Mundial.

Hay un periodo de la historia de Rumanía, y también de Moldavia,

del que se habla poco, que es la Segunda Guerra Mundial.

Aquí no hizo falta que la invadieran los alemanes,

porque ya tenían sus propios filonazis

comandados por Antonescu, el dictador local.

Él se encargo de aplicar la solución final.

Aquí, y más allá del Dniéper, el río que separa Moldavia

del territorio secesionista de Transnistria y de Ucrania.

Y es en Ucrania donde los rumanos, quizá, realizaron mayores desmanes,

especialmente en la ciudad de Odesa,

la cual conoceremos dentro de poco

y podremos contar cómo fue fundada por un español

y cómo las tropas rumanas no planificaron muy bien su asedio

y no salió... del todo como ellos pensaban.

(Música)

"Menu, please".

De pollo o de "chicken".

Placinta. Placinta.

"Wine from Moldavia, from Moldova". "Yes".

Este...

"It's ok, it's good", ¿eh?

"A lot of wine in Moldova". "Yes, is our national...".

"Your national product", ¿no?

Moldavia es uno de los principales productores de vino del mundo

y están muy orgullosos de su vino. "You're proud of your wine".

"Ok. It's... I'm proud of our wine

and our national city".

Sí, Chisináu. "Ok, thank you".

Esto es placinta. Placinta, "yes".

Es muy exótico.

Me recuerda a eso que se....

pela y le van saliendo capas y capas y al final te hace llorar...

¡Cebolla!

Placinta de cebolla.

Viva Moldavia.

Esta es la comida moldava.

De carne le ve un pelín escaso.

Y, claro, ahora mismo estoy desfallecido.

Entonces, esta ración me parece un poco escasa,

pero por el hambre que tengo, no porque no esté bueno.

(SABOREA)

"Yes. This, this, and meat".

Y, con el vino de Moldavia, el maridaje es fantástico.

Ahora me voy a poner a cenar ya tranquilamente,

que mañana será otro día, y mañana os contaré más cosas.

Buenas noches.

(Música)

Parece un sueño, pero es realidad, el sueño de todo dipsómano:

una fuente inagotable de vino.

Estamos en Milestii Mici, en Moldavia,

una de las mayores bodegas del mundo,

y aquí tienen...

está...

maravillosa...

fuente de la eterna juventud. Al menos para el que la bebe.

¿Será de verdad vino?

El sueño no es real.

Eso no es vino.

Demasiado bello para ser cierto.

Vámonos a conocer la bodega por dentro.

La bodega de Milestii Mici fue declarada en 2007

como la más grande del mundo.

Fue fundada en 1969 como empresa estatal

para producir vinos de calidad

que, probablemente,

estarían destinados a los jerarcas del régimen.

Todas estas son las medallas

que han ganado los vinos de la bodega de Milestii Mici,

y todas son concursos enológicos de Moldavia.

O sea, en Moldavia son los cracks.

Y en cuanto al precio de los vinos, que es algo que os interesa a todos,

creo que los más caros de consumo normal serían estos,

que son vinos de postre. Vino dulce.

Y este está a 443 lei,

que esto viene a ser... unos 21 o 22 E. Más o menos.

El resto de vinos es bastante... más económicos.

Este está... 51 lei, 49... Esto vendrían a ser unos tres euros.

Del año 2005, 2001... Pues... tienen tiempo ya.

Pues no, no sé cuál elegir,

porque me pierdo con la variedad de vinos moldavos.

Deberíamos pedir ayuda, a lo mejor, que alguien nos asesorara,

o dejarme elegir a mí en función de la etiqueta que me gusta más.

Así que vamos a buscar la etiqueta más flipante de todas.

Estas son bastante clásicas.

Vamos a buscar alguna colorida, con personalidad. Podría ser esta.

Purpuriu de Purcari.

Bueno, en fin, mi pronunciación del rumano es pésima,

pero tiene buena pinta.

No es muy fuerte. Tiene 11°.

Creo que me lo puedo pagar. Del 2003.

Y aparte de los vinos populares y de precios económicos

encontramos otros mucho más selectos que yo no podría pagar,

y son estos de esta vitrina.

Por ejemplo este, que anda por los 1200 pavos.

O este, más económico y más asequible, por 600 a botella.

En fin, la fecha es 1975.

Es una buena fecha para un vino caro.

1980 y 1973.

Este también anda... 1800 por lo menos.

En fin, estos son los vinos

que creo que se van a quedar aquí una temporada

y pocos moldavos se lo van a tomar.

Yo, desde luego, no me lo puedo pagar.

Pero tenemos nuestro Purpuriu de Purcari,

que nos va a acompañar en la próxima cena

que hagamos de acampada.

Te voy a disfrutar bajo las estrellas, muchacho.

¡Oh! "Da".

Muy caro. "Very expensive, my friend. No discount for me?".

No. (RÍE)

Esto es un barril. Un barril de vino.

Aquí, en el interior de los túneles.

Empieza a hacer ya fresquito.

Y esto se adentra y se adentra.

Hoy Moldavia es el séptimo exportador de vino del mundo

con una producción de más de 2 millones de hectolitros al año.

Este ha sido mi corto recorrido por los inmensos túneles

de la bodega aquí en Chisináu, en Moldavia, y...

Ahora me golpea el sol

y me siento como aquellos vampiros que conocimos en Transilvania,

que se disolvían cuando les golpeaba la luz solar.

¡Ok!

Vámonos.

(Música)

Pues, mira, tenemos súper de 95 y regular de 92.

Premium.

Premium. "Khorosho" Da.

Ok.

¿Italiano? España.

Ah, español.

(HABLA EN RUMANO) ¿No?

(HABLA EN RUMANO) Esa... "Khorosho".

(ASIENTE) Ok.

(HABLA EN RUMANO) "No po-russki. Romanian".

(RÍE) "Da, romanian". "Ah, ok, romanian".

Este señor es humano. Y habla en rumano. Así que...

Eh... (HABLA EN RUMANO)

Money. Aja. "Money".

(HABLA EN RUMANO) "Real money".

Aja. "Yes, plain".

(HABLA EN RUMANO)

En pocas palabras y algunos gestos,

hemos comprendido el conflicto que vive el país

entre la mayoría étnica rumana,

que desea acercarse a Europa, incluso unirse a Rumanía,

y la minoría eslava ruso hablante

que prefiere mantenerse en la órbita de influencia rusa.

"Po-russki, no, no, no". "Po-russki, no, no, no".

Conflicto social de difícil solución

que estalló violentamente en 1989 con la guerra de Transnistria.

Nosotros no tomamos nunca partido y, en todo caso,

lo único que podemos opinar con conocimiento de causa

es que Moldavia está poblada por gente amable y acogedora

que siempre han recibido al viajero con los brazos abiertos,

como vuelve a ocurrir cuando Miquel se detiene en un pequeño comercio

cerca de la frontera con Ucrania.

Es un buen lugar para comprar algo de comer antes de...

(Motor)

¡Ahí va!

A ver qué podemos comprar.

Salami de Cracovia... "Moldove". "Home". "Home".

"Da". "This is home? Here?".

"Da". Ah, ok.

Esto... Salami de la casa.

Esperemos que esto esté bueno.

Esto es... Mira, esto no tiene ni etiqueta.

¿Esto es bueno? "Da".

Porque pan... no hay. No.

No. Para... No, sándwich no.

El repelente de mosquitos, pero del de verdad.

Eso para mosquitos, ¿no?

Este es del venenoso que mata a los mosquitos de aquí.

"Ok. This is good, no?". (IMITA EXPLOSIÓN)

No mosquito. No.

Persona tampoco... "¡Ah...!". No, no, no.

(RÍE) (HABLA EN RUMANO)

Ah, que ella lo usa.

Me han invitado a pasar porque, como no me enteraba...

¿Español? "No, rusis, moldovo".

Inglés... "Net po-russki".

Ah, "po-russki". No. Español.

Ahora si que... Esto si que es barato, macho.

124..., que no sé lo que será,

pero me parece que es bastante barato.

Con estos billetes que son... fluorescentes.

A Granada. ¡Ah, Granada!

(HABLA EN RUMANO) En Madrid.

Odesa, Kiev, Moscú...

Ok. "Spasibo".

(HABLAN EN RUMANO) (RÍE) ¡Ah!

Gracias. De nada.

Me entusiasma siempre la bondad de la gente sencilla.

Y es de las mejores cosas por las que se viaja...

Para descubrir que todos somos muy parecidos

y que, a veces, los que pensamos que son diferentes,

resulta que son mejores.

Nos vamos a buscar hotel.

Hotel de cinco estrellas, por supuesto.

(Motor)

(Música)

(Música suave)

Pues creo que he encontrado el lugar idóneo

para mi hotel de cinco estrellas.

Aquí, entre estos inmensos trigales

y justo en este calvero que está sin sembrar,

que se detiene justo ahí la cosecha,

y no voy a estropear el trabajo de nadie.

Así que, no creo que les moleste que plante aquí mi tienda

y me vaya mañana por la mañana rumbo a Ucrania.

Buah, qué maravilla.

Venga, a plantar la tienda.

(Música)

Y mañana en Odesa.

En este estupendo trigal,

muy cerca de la frontera con Ucrania,

bajo este cielo estrellado,

voy a cenar...

este estupendo...

embutido casero que me ha vendido una persona muy amable de Moldavia

y a brindar...

con vino de la mejor bodega...

Moldavia me ha parecido el país de la gente amable.

También nos lo ha parecido a los que te acompañamos,

y por eso brindamos contigo: por la gente amable.

Y decían mis vecinos

que llevaba mal camino

apartado del redil.

Siempre fui esa oveja negra

que supo esquivar las piedras

que le tiraban a dar.

Y entre más pasan los años,

más me aparto del rebaño

Diario de un nómada. Operación Plaza Roja - Moldavia, el país de la gente amable

27:16 24 dic 2017

Entramos en Moldavia, país más pobre de Europa y que formó parte de la Unión Soviética. Una nación que nos sorprende por la calidad de sus vinos y la amabilidad de sus gente.

Entramos en Moldavia, país más pobre de Europa y que formó parte de la Unión Soviética. Una nación que nos sorprende por la calidad de sus vinos y la amabilidad de sus gente.

ver más sobre "Diario de un nómada. Operación Plaza Roja - Moldavia, el país de la gente amable" ver menos sobre "Diario de un nómada. Operación Plaza Roja - Moldavia, el país de la gente amable"
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. Natalia

    Wow! #beourguest Thank you for showing the beauty of our country Moldova ¿¿

    27 dic 2017
  2. Liliana

    Es un país pequeño pero preciso con gente buena y trabajadora que lucha cada día por salir adelante.Me encata mi país lo hecho mucho de menos.

    27 dic 2017
  3. Victoria

    He disfrutado del vídeo, de las imágenes ,que recuerdos más bonitos,aunque es un país pequeño y pobre , es mi país ,mis raises y siempre será ,da eguali donde me encuentro yo y mis hijos ,yo siempre será moldava también me alegro por mis hijos que disen que son españoles-Moldavos¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿

    26 dic 2017
  4. Oleg

    También un placer de que le han recibido muy bien en mi pais i si quiere el kvint que me lo diga se lo traigo encantado

    26 dic 2017
  5. Radu

    Me alegro que españoles visiten nuestro pais

    26 dic 2017

Los últimos 163 documentales de Diario de un nómada

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
Mostrando 1 de 9 Ver más