'Diario de un nómada' es la primera serie de aventuras protagonizadas por Miquel Silvestre en motocicleta hecha para la televisión española. Empezaron sus emisiones en enero del 2015 con un recorrido por toda Sudamérica, continúo en su segunda temporada por México y Estados Unidos con el título de 'La última danza de guerra' y continúa en una tercera temporada al extremo oriental de Asia Menor, al Cáucaso y al monte Ararat. Pudimos seguir la aventura casi kilómetro a kilómetro en RTVE.es y en el blog Diario de un Nómada: http://blog.rtve.es/nomada/.

2975560 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.8.0/js
Diario de un nómada - El martirio de Pedro de Valdivia - Ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por TVE.

Comenzamos en Argentina, en Aconcagua.

El gran Dios de la cordillera de los Alpes.

Ya prácticamente vamos a tener otra montaña, pero de basura,

si no hacemos algo.

Vamos a Chile a probar vinos de herencia española.

Son los guardianes del tesoro genético

de las primeras vidas españolas.

Grata cosa. -Es ligerito, eh.

Y visitar el lugar del martirio de Pedro de Valdivia.

No, para mi, no es simplemente historia fría sin más.

Éste es Miquel Silvestre, viajero y escritor.

Trabajaba en un despacho, pero un día abandonó la corbata

para hacer realidad el sueño de la aventura.

Desde entonces es un nómada.

He dado la vuelta al mundo,

siguiendo el rastro de los exploradores menos conocidos.

¿Y vosotros sabéis quién es ese señor que está ahí arriba?

Y he querido ver los lugares donde la Historia sucedió.

El monumento a Fernando Magallanes, aquí lo mataron.

Ahora comienza un gran viaje por Sudamérica

desde el Estrecho de Magallanes al Canal de Panamá

para contarlo en su diario. Su Diario de un Nómada.

Capítulo 2, El martirio de Pedro de Valdivia.

Son las siete, estamos en Las Cuevas, Argentina,

y Miquel se va a correr como todas las mañanas.

Estamos en Las Cuevas, ya en Argentina,

en plenos Andes a 3.200 metros de altitud,

nunca he corrido a tanta altura

y se nota un poco la ausencia de oxigeno, pero bueno,

he corrido una hora, lo que corro habitualmente,

y tampoco me siento demasiado mal.

Quizás un poco mareado, un poco dolor de cabeza

y ahora al parar, a ver si no me desmayo,

pero yo creo que bien.

A ver si durante todo este tiempo, entrenando a tanta altitud,

me convierto en un atleta de élite.

Estamos en nuestra segunda etapa andina,

y es que esta cordillera va a marcar gran parte de nuestro viaje,

como marcó la senda de los primeros descubridores.

Los españoles podían haber intentado la colonización

a través del Atlántico, de una costa mucho mas suave y acogedora.

Y sin embargo, lo hicieron a través del Pacífico

de una costa abrupta y dura.

Lo hicieron así,

porque estaban atraídos por esta cordillera como un imán.

Porque aquí se encontraban las ricas civilizaciones amerindias,

como la de los incas.

Hoy vamos a visitar el gran dios de la cordillera de los Andes.

Estas montañas milenarias acogen lugares de curiosas historias.

La villa que estamos aquí, fue, este, fundada por el presidente Perón.

En la villa, la hiciera como aquellas villas de Europa.

Le agregó el detalle de un arco por el cual todos debían transitar

y pasar por debajo de ese arco.

En el año 55, viene el famoso golpe de estado

y esta villa que era símbolo, entró como en desgracia, digamos, ¿no?

En el año 93, el presidente Menéndez decidieron dar por finalizado

y cerrar lo que unía el tren

que era el famoso trayecto del tren transandino.

Para mí, la moto es la heredera del caballo,

del caballero andante o del descubridor.

Hay que ponerle los arreos cada mañana,

cargar en ella todo lo que necesitas,

no puedes llevar nada de más, nada superfluo.

Lo bueno de viajar en moto, es que aprendes a ser un nómada,

aprendes a llevar sólo lo imprescindible

y a renunciar a lo superfluo.

Pero en Las Cuevas, hay algo más que una estación abandonada.

Quedan otros restos del pasado, del pasado español.

Las casuchas del rey, fueron construidas en el siglo XVIII

para servir de refugio a los correos reales

que viajaban entre la capitanía general de Chile

y el virreinato de La Plata a través de los Andes.

Hoy sólo quedan tres en pie en el lado argentino.

Se dice que dieron cobijo al ilustre naturalista, Charles Darwin.

Esta bueno el café. -Gracias.

Caliente. Está bien.

Este es el alfajor premiun. Esto es típico de Argentina, ¿no?

No. No de cualquier lado. Esto es de Mendoza,

único alfajor Premium de Mendoza, es uno de los pocos artesanales

y Premium de la Argentina.

Esto esta relleno de dulce de leche.

Dulce de leche al ron con crocante de maní.

¡Bueno! Tiene buena pinta. Lo voy a probar.

No es cualquier cosa. -No es cualquier cosa.

No se puede tomar a broma.

Yo he venido desde España para probar el alfajor de Mendoza Premium.

Hombre, dos de estos y me vuelvo diabético.

Vale la pena ponerse diabético por algo tan bueno.

Eso es, ahí le hemos dado, hay veces que no vale la pena contenerse

cuando la cosa esta muy buena.

El Aconcagua, el gran Dios de la cordillera de los Andes,

6.962m sobre el nivel del mar y yo creo que está muy alto para mi,

no voy a subir por hoy, quizás otro día.

En el Aconcagua, nos encontramos con el alpinista Heber Orona,

primer argentino en subir al Everest sin oxigeno.

En mi caso, yo veo la montaña más allá de una pasión,

es como un desafío, pero no a las montañas, sino a mi mismo.

¡Claro! Es superar los limites.

Superar los límites, superarte a ti mismo

y además, aprender de la naturaleza y ver cosas grandiosas.

El problema que he visto es el de la basura, está por todas partes.

Pues mira, aquí este parque, es un parque provincial del Aconcagua,

pero entran aproximadamente 8.000 personas por temporada

y hay problemas.

Hay un helicóptero aquí, que además de hacer las evacuaciones, ¿no?,

los rescates y evacuaciones,

también hace obviamente el trabajo de transportar toda esa basura

que se va acumulando en la misma montaña.

Ya prácticamente vamos a tener otra montaña, pero de basura,

si no hacemos algo, pero bueno.

Regresamos a Santiago, pero sólo para repostar

y seguir nuestro viaje al sur.

No me gusta tener que servirme yo la gasolina,

porque se ahorran un sueldo y cobran lo mismo.

Eso es algo que pasa en España y que no me gusta nada,

porque la gasolina cuesta igual.

Pero sin embargo, es un salario menos.

A ver, veo que el precio son 862 pesos el litro de 93,

700 pesos es un euro, pues está como a 1,10 euros, una cosa así.

Está un poco más barata que en España,

pero vamos, tampoco es un regalo.

De nuevo en Chile, viajamos con rumbo al sur

siguiendo el camino de Pedro de Valdivia

en su campaña expansionista desde Santiago de la nueva Extremadura.

Pedro de Valdivia, fundó Santiago de Chile en 1541,

pero él quería conquistar todo el país.

Pero antes realizaremos un alto

para visitar una bodega de los célebres vinos de Chile.

Por aquí hay viñas, ¿no? De vino. -Sí.

Esta es región de vino, ¿no? -Sí.

¿Hay muchas bodegas y eso? -Sí.

¡Ah! ¡Vale! Pero, ¿dónde?

¿Sabes el sitio más famoso para ir allí y verlas?

Tienes en la misma esquina Alto Jahuel.

¿alto? -Alto Jahuel.

Estamos en la viña Portal del Alto en el valle del Maipo

y detrás de mí, tengo las famosas uvas de Chile.

Chile es célebre por sus vinos,

y se puede decir que esta es parte de la herencia española.

Los que primero trajeron aquí las viñas

fueron los españoles,

y en concreto, quien primero las plantó fue Juan Jufré,

uno de los lugartenientes de Pedro de Valdivia.

Estamos con Carolina que es la enóloga de la Viña Portal del Alto.

Yo no lo voy a poder beber porque tengo que conducir,

pero por lo menos lo voy a oler.

Porque el vino, el vino no es una bebida alcohólica,

o no es sólo una bebida alcohólica.

El vino es cultura, es herencia, es tradición.

Así es. No es sólo una fruta, no es sólo una manzana.

Es un producto donde se ha puesto además todo el trabajo de la gente,

el clima del país, el suelo del país

y mucho amor de los que hacemos el vino.

-Se dice que el primer viticultor fue Juan Jufré.

-Así es. El origen de la vid en Chile

viene de las vides que llegaron en la época de los conquistadores.

Se establecieron aquí de España.

Fueron las primeras plantas que llegaron de España.

Resulta que genéticamente, estas cepas son auténticamente españolas,

mientras que en toda Europa, incluida España,

los viñedos autóctonos desaparecieron como consecuencia de la filoxera.

Así es. Chile, afortunadamente y hasta el día de hoy,

no tenemos la filoxera.

Aquí plantamos lo que se llama patrón a pie franco.

La misma planta es la parte aérea y la parte de la raíz,

por lo tanto, el mismo material genético, así es.

O sea, que ustedes son los guardianes del tesoro genético

de las primeras vides españolas.

¡Gran responsabilidad! Bonito nombre. Sí, así es.

Pues por quienes las trajeron, ¿no? -¡Felicidades y gracias!

La Baviera es por aquí, ¿no? -Todo recto hacia la izquierda, sí.

¿Todo ripio? -Todo ripio.

Vale.

El ripio es esa superficie de grava que recorremos levantando polvo.

Muchas de las carreteras americanas están sin asfaltar,

convirtiendo el viaje en moto en una auténtica aventura.

No hemos aparecido de repente en Alemania, esto sigue siendo Chile.

Lo que tengo detrás es el hito que marca la entrada a Villa Baviera,

antigua Colonia Dignidad.

Un enclave o una especie de estado, fundado dentro del estado,

por un alemán escapado de Alemania, en 1961, llamado Paul Schafër.

Aquí se montó su pequeño feudo.

Dicen que aquí se torturaba a los disidentes políticos

y se colaboraba con la dictadura de Augusto Pinochet.

Hablan también de la desaparición de un ruso-americano

llamado Boris Weisfeiler, que nunca ha sido resuelto.

Paul Schafër murió en la cárcel,

condenado por abusos sexuales a menores,

y esto se ha convertido en una especie de Alemania en miniatura

para turistas.

Aquí, así típico, ¿qué es lo que tienen?

El pernil de cerdo ahumado con chucrut y puré de manzanas.

Yo he pensado en el lomo de cerdo a la mostaza.

Buena elección. -¿Sí? ¿Es una buena elección?

Sí.

¡Hombre!

Lomo de cerdo a la mostaza y asado de vacuno.

Esto es ligerito ¿eh? -Y asado de vacuno.

¿Y esto es todo típico alemán? -Sí.

¿Ah Sí? ¡Hombre! Tiene todo una pinta fantástica

o sea, para cuidar la línea no es, pero sabroso tiene pinta.

Tiene pinta de estar bueno.

¡Ligerito!

¡Hola! ¿Para San Fabián?

Para atrás, tienes que volver para atrás.

¿Si? -Seguir derecho el camino.

A la final de allá, dobla así a la derecha.

Nada, me he equivocado de camino, llevo un buen trama aquí por el ripio

y no es por aquí. Por aquí no era.

Tengo que desandar lo andado y encontrar la desviación correcta.

Pero ya se sabe, la aventura es la aventura, que decía Belmondo.

Así que nada, para atrás.

Por fin llegamos a Penco, donde buscamos un resto del pasado.

¡Hola! ¿El fuerte?, ¿el fuerte de Penco?

¿El fuerte? -Sí.

Esta aquí, en la arranchado. -¿Tiro por aquí a la derecha?

Eh... Sí, tendrá que tirar usted de largo y después doblar pa’cá.

Fuerte. Un fuerte español. Un fuerte en Penco.

Se construyeron una cadena de fortificaciones

para defender la colonia durante la guerra del Arauco

que desencadenará el audaz, pero imprudente Pedro de Valdivia.

Este es el escudo español del fuerte de Penco.

Aquí es donde se ubicó por primera vez

la ciudad de Concepción y luego se movió a otro emplazamiento

porque hubo un terremoto con un tsunami.

Precisamente, acá hubo mucha guerra, muchos enfrentamientos

y entonces fueron pocos los españoles que lograron cruzar el rio Bio Bio.

Con lo cual, se disolvieron las fuerzas españolas

y entonces llegaron como punto de referencia,

llegaron hasta el Bio Bio.

Nos dirigimos a Concepción a Orillas del Bio Bio.

¡Bio Bio!

El rio Bio Bio es uno de los más caudalosos,

pero además, es un símbolo geográfico y político,

porque se convirtió en la frontera entre dos contendientes.

Valdivia era un hombre ambicioso de gloria.

En 1546, partió hacia el sur, topó con unos indios bravos y fuertes.

Temiendo un nuevo ataque, se retiró de madrugada.

Llevaba consigo a un mozalbete indígena

de despierta inteligencia y noble linaje, se llamaba Lautaro.

Después de tantos años, la historia hay que contarla completa,

incluyendo a los vencedores y también a los vencidos.

Ese que tenemos ahí detrás es Lautaro,

un líder Mapuche que fue la causa

de la derrota y muerte de Pedro de Valdivia.

Pero la culpa fue de los españoles, ellos le enseñaron,

de nosotros aprendió las tácticas de guerra

y él les contó a sus compañeros de tribu

que los españoles no eran semidioses,

que los hombres a caballo, eran solo eso, hombres a caballo.

Entramos en la mítica región chilena del Araucania,

tierra de la nación mapuche

y nos dirigimos al lugar donde Pedro de Valdivia encontró la muerte.

Una muerte nada agradable.

Si es que alguna lo es, esta, desde luego, no lo fue.

La guerra de Arauco, que los españoles nunca pudieron ganar,

la inmortalizó un madrileño que combatió en ella,

Alonso de Ercilla.

Fragmentos de la araucana de Alonso de Ercilla, aquí en Cañete.

Es curioso que los chilenos consideren a un madrileño

como uno de sus poetas nacionales.

Pero es que Alonso de Ercilla, a pesar de que combatió a los mapuches,

describió a estos indios, a los araucanos,

como nadie lo había hecho antes.

Gracias a él, sabemos quiénes eran y cómo eran.

Chile, la gente que produce es tan granada, tan soberbia,

gallarda y belicosa, que no ha sido por rey jamás regida,

ni a extranjero dominio sometida.

En 1553, Valdivia se dirigió personalmente a la defensa del sur.

El día de Navidad, entraron en la fortificación de Tucapel.

Aparecieron los indígenas comandados por Lautaro.

Viéndose perdidos,

Valdivia preguntó a sus hombres qué debían hacer.

¿Qué quiere su señoría que hagamos?

Respondió un capitán: "Sino que peleemos y muramos".

Se cuenta que los mapuches lo torturaron durante tres días

y le obligaron a ver como se comían su propia carne.

A mi estos sitios, me permiten oír los ecos del pasado,

los ecos del silencio.

Para mí, cuando estoy en estos sitios,

y he estado ya en unos cuantos, donde ha habido sucesos trágicos,

no son sólo datos, de algún modo lo siento dentro.

No, para mí, no es simplemente historia fría sin más.

La relación entre mapuches y españoles ha sido trágica y terrible

a lo largo de la historia.

Es hora de ponerse de nuevo frente a frente

para comprender mejor quienes somos.

¿Qué tal? Don Miguel, me han dicho, ¿no?

¿Cómo le va? -Me va muy bien.

Me han dicho que tiene aquí una ruka fabulosa, ¿no?

Sí. -¡Auténtica!

Es la ruka auténtica, típica mapuche.

¿Ah, si? -Sí.

Bueno, en primer lugar, mi nombre es Miguel Lebiqueo,

soy lonco de este territorio. -¿Eso que significa?

Cabeza principal del, digamos, del territorio o de la comunidad mapuche.

O sea usted es aquí el boss, el jefe.

Si, claro, claro, sí.

La juventud hoy día,

una buena parte de nuestro país no practica su cultura

porque tiene una formación castellano.

Chile es un país de los países muy racista,

muy discriminatorio con el pueblo mapuche.

Bueno, pero llevan batallando desde los tiempos de los españoles, ¿no?

Claro, es bueno, la batalla y eso de los españoles

eran más, digamos, confrontacionales, ahora hay otro tipo de batalla.

Entonces, hoy día, se nos cataloga de terroristas,

se nos cataloga de conflictivos y de todas cosas, y no es así.

Aquí, el que crea los conflictos es el estado

a través de su aparataje que tiene.

Nosotros estamos reclamando un derecho,

que nos corresponde y nos pertenece, la tierra.

Yo quiero mantenerme como mapuche y mantengo mi lengua,

mantengo mi chezungun, mantengo la ceremonia viva,

mantengo el conocimiento, mantengo mi historia.

(Habla en mapuche).

Entonces, le estoy diciendo yo, "lo que pasó, pasó,

pero también tenemos que tener la capacidad de al otro de escucharlo

y de atenderle su inquietud". -Pues ha sido un placer conocerle.

Y yo. ¿Quiere pasar a la ruka? -Claro que sí.

Adelante.

¡Gracias por todo!

La araucana es una tierra fértil y rica,

pero resulta evidente la sobreexplotación

que tanto preocupa al anciano mapuche.

El encuentro con el viejo lonco me ha hecho reflexionar

sobre el mundo en que vivimos

y también sobre el mundo del que procedemos.

Él está orgulloso de ser descendiente de Lautaro

y de sus ancestros mapuches,

igual que yo lo estoy del valor de Pedro de Valdivia.

Como él nos ha dicho, lo que pasó, pasó.

Pasó hace mucho tiempo.

Yo creo que es conveniente no olvidar, saber lo que sucedió,

pero mirar al futuro,

porque tanto él, como yo, vivimos en el mismo planeta

y los dos ahora mismo formamos parte de la misma tribu,

de la misma especie,

y estamos amenazados por los mismos peligros.

En realidad, poco importan los títulos de propiedad

si estamos hablando de un cementerio.

Lo que importa es lo que vamos a dejar a nuestros hijos,

no porqué se pegaron nuestros abuelos.

Y en el próximo capítulo,...

Voy a contrarreloj porque cierran a las ocho,

y ya son las ocho y un minuto.

Very good.

¡Ruta 40!

De vuelta en Argentina, recorremos una ruta mítica de la Patagonia

y somos testigos de curiosos fenómenos.

Y el agua gira la revés, porque estamos en el hemisferio austral.

Y contemplaremos el barco que dio la primera vuelta al mundo.

Viendo ese cascarón, porque no es más que un cascarón,

resulta increíble imaginar lo que esos hombres hicieron.

Diario de un nómada - El martirio de Pedro de Valdivia

25:48 01 feb 2015

El martirio de Pedro de Valdivia.

 

Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. Sergio

    No coincido con la reflexión del final. No estaria orgulloso de Valdivia, siendo de que fue a invadir las tierras de los mapuches. Lo que paso paso, pero hay cosas de las que uno se averguenza. En mi caso como Argentino que soy, me averguenzo por la injusticia de la grerra de la triple alianza.

    15 mar 2017
  2. eric

    Hace tiempo que te sigo, y esta vez te has salido, no me puedo ni imaginar el trabajo que te abra costado realizar este reportaje con pocos medios y mucha imaginación, eres un máquina y una inspiración.

    03 feb 2015
  3. Manou

    Muy didáctico, entretenido y divertido. El tipo de reportaje que escasea en televisión últimamente.

    02 feb 2015

Los últimos 143 documentales de Diario de un nómada

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Final en Dakar

    Final en Dakar

    27:15 11 dic 2016

    27:15 11 dic 2016 Miquel Silvestre amanece durmiendo en una hamaca. Emprenderá el último tramo del viaje ya en el interior del África negra. Pasará por el lago Rosa, donde termina la antigua prueba del Rally París Dakar, antes de dirigirse a la Dakar real y enseñarnos un retrato de la populosa ciudad africana. Pero llegar a la meta no será el final de sus dificultades, pues todavía tendrá que resolver un último asunto burocrático.

  • 27:30 04 dic 2016 Miquel Silvestre comienza la última etapa de su aventura por el África profunda. Mauritania es un país pobre y desolado, malas carreteras y controles policiales. Una última parada en el parque nacional de Dwaling le llevará a Senegal. En Saint Louis, la capital colonial francesa, terminará la etapa.

  • 26:56 27 nov 2016 Miquel Silvestre se aproxima a la frontera con Mauritania. La frontera no resulta fácil de pasar y comienzan los problemas con el papeleo. Una vez dentro del país del desierto se dirige a Nuadibú, e intentará visitar la abandonada población española de la Güera antes del anochecer.

  • Villa Cisneros

    Villa Cisneros

    28:22 20 nov 2016

    28:22 20 nov 2016 Miquel Silvestre se recupera del accidente descansando en Villa Cisneros. Allí recorre los restos del legado español, la academia Unamuno, un fortín, un faro, una tapa de alcantarilla y la iglesia donde descubre una extraordinaria historia de defensa del legado español por los saharauis.

  • 29:20 13 nov 2016 Miquel Silvestre busca en las Lagunas de Nayla las ruinas de la fortaleza de los Reyes Católicos. Después toma la carretera construida por los ingenieros españoles para llegar a la capital del Sahara Occidental, Al Aaiun. Su siguiente destino será la ciudad de Dakhla, donde sufrirá un accidente.

  • De Sidi Ifni a Tarfaya

    De Sidi Ifni a Tarfaya

    28:19 06 nov 2016

    28:19 06 nov 2016 Miquel Silvestre entra en Sidi Ifni, la ciudad que fuera española hasta 1969. El siguiente destino es Tarfaya, antígua Villa Bens, otra población española donde pudo haber empezado uno de los más famosos libros de la historia: El principito.

  • 30:32 30 oct 2016 Miquel Silvestre conoce como se elabora el famoso aceite de argán antes de entrar en la laberíntica medina de Marrakech. Allí conoce a Hamid, un simpático bereber que le invita a cus cus. La siguiente parada es en Essaouira, la antigua Mogador portuguesa. Allí salta la tapia del cementerio cristiano para localizar la tumba olvidada de Cristóbal Benítez, un malagueño que fue el tercer europeo en llegar a Tombuctú.

  • De Merzouga a Ouarzazate

    De Merzouga a Ouarzazate

    28:28 23 oct 2016

    28:28 23 oct 2016 Miquel Silvestre explica el origen de la costumbre del té en Marruecos, antes de salir a navegar por las dunas con la Gorda.En la ruta descubre la arquitectura de adobe típica del sur del país y acaba su etapa en el hotel Dar Kamar en Ouarzazate, que pertenece a Carmen, una española en África.

  • 27:05 16 oct 2016 Miquel Silvestre visita Monte Arruit, lugar donde ocurrió una matanza de soldados españoles y se dirige hacia el desierto. Cruza la cordillera del Atlas, completamente nevada, y aparece frente a la gran duna de Merzuga. Allí se sube en camello y cena tajín en una jaima berebere.

  • 26:50 09 oct 2016 Miquel Silvestre es recibido en el Instituto Cervantes de Tetuán, donde le enseñan el libro de otro viajero español del XIX: Joaquín Gatell. Bajo una copiosa lluvia recorre el litoral marroquí hasta la bahía de Alhucemas, donde se produjo el famoso desembarco que inspiraría el de Normandía.

  • De Sevilla a Tetuán

    De Sevilla a Tetuán

    29:08 02 oct 2016

    29:08 02 oct 2016 Miquel Silvestre visita en Sevilla el lugar de donde zarpó la expedición de Elcano y Magallanes que completó la 1ª vuelta al mundo. En Algeciras toma el ferry de rumbo a Ceuta. Cruza la frontera del Tarajal y entra en Marruecos. Su etapa termina en Tetuán para conocer el barrio español, conocido como el Ensanche. 

  • De Madrid a Sevilla

    De Madrid a Sevilla

    28:27 25 sep 2016

    28:27 25 sep 2016 Miquel Silvestre sale de viaje. Se despide en Madrid de sus amigos y comienza su aventura bajo la lluvia hasta llegar a Granada, donde visita una cueva flamenca y encuentra la modesta calle que el ayuntamiento ha dedicado a uno de los más ilustres granadinos de la Historia. Termina su etapa en Sevilla, paseando por el barrio de Santa Cruz.

  • 28:41 18 sep 2016 Miquel Silvestre prepara su viaje y se despide de su esposa embarazada. Será su última aventura internacional en mucho tiempo y decide regresar al origen de su vida aventurera: a África. Y hacerlo a Senegal para recordar aquellas primeras ediciones del rally París Dakar que tanto le hacían soñar de niño. 

  • Final ante el Ararat

    Final ante el Ararat

    28:58 12 jun 2016

    28:58 12 jun 2016 Miquel Silvestre entra en Armenia, el último país de su ruta. Allí descubre una nación extraña, remota y aislada con antíguas tradiciones, un alfabeto propio y el mejor brandy del mundo.El explorador degustará un extraño desayuno típico y sufrirá el caótico tráfico antes de enfrentarse a el Ararat.

  • Georgia

    Georgia

    28:54 05 jun 2016

    28:54 05 jun 2016 Miquel Silvestre recorre Georgia, el país donde naciera el dictador soviético Josif Stalin. Visita un museo dedicado a su memoria así como las iglesias y monasterios ortodoxos que sobrevivieron al comunismo. En su viaje por el Cáucaso, conocerá el yacimiento arqueológico donde habitaron los homínidos más antiguos de Euroasia, en él descubrirá una historia sorprendente.

Mostrando 1 de 10 Ver más