'Diario de un nómada' es la primera serie de aventuras protagonizadas por Miquel Silvestre en motocicleta hecha para la televisión española. Empezaron sus emisiones en enero del 2015 con un recorrido por toda Sudamérica, continúo en su segunda temporada por México y Estados Unidos con el título de 'La última danza de guerra' y continúa en una tercera temporada al extremo oriental de Asia Menor, al Cáucaso y al monte Ararat. Pudimos seguir la aventura casi kilómetro a kilómetro en RTVE.es y en el blog Diario de un Nómada: http://blog.rtve.es/nomada/.

3625340 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.9.0/js
Diario de un nómada - Georgia - ver ahora
Transcripción completa

Este es Miquel Silvestre,

el escritor que descubre el planeta de cerca y en moto.

Una gran aventura para conocer gentes y paisajes

de la cuna de la humanidad.

Europa, los Pirineos, los Alpes, los Balcanes,

Albania, Macedonia, Asia Menor.

En busca de la gran historia, en pos de oriente,

de la cuna de Alejandro Magno al arca de Noé.

Abrimos una nueva página de "Diario de un nómada".

"OPERACIÓN ARARAT, CAPÍTULO 13:

EL MUSEO DE STALIN Y LOS MONASTERIOS DE PIEDRA"

(Música animada)

Os había dicho que en Georgia había monasterios

que le dejaban a uno sin habla, y creo que no es exageración.

Esto es Vardzia, un monasterio excavado en la piedra.

Uno de los monasterios más antiguos de Georgia

y, desde luego, de los más singulares del mundo.

El monasterio georgiano de Vardzia,

excavado en la roca viva de la montaña Erusheti,

se constituyó en el siglo XII.

Qué sitio más alucinante, ¿eh?

Tras la invasión otomana de esta región,

se abandonó en el siglo XVIII

y permaneció clausurado durante la época soviética,

cuando la religión estaba prohibida.

Hoy, está vivo de nuevo,

y los monjes vuelven a habitar sus austeras celdas de piedra.

Aquí nos encontramos casualmente con un seguidor ruso

de los viajes de Miquel a través de Internet.

Hola, ¿eres Miquel, de España?

Tú viajas alrededor del mundo en moto.

He visto vídeos en YouTube.

Sí.

Me llamo Sergei.

Soy de Rusia.

El viejo monasterio fue construido en el siglo XII.

La gente se podía esconder de otra gente.

De enemigos.

Claro, porque hay gente que tiene una religión,

otra gente tiene otra religión, y se atacan unos a otros.

Este sitio es muy popular entre los rusos.

Sí, lo pensamos.

Sé que Georgia es un país diferente ahora.

Pero todavía los rusos pensamos que Georgia

es un país muy cercano a Rusia. Mucha gente habla ruso.

Somos como hermanos.

Sí, por Abjasia.

Y Osetia.

Sí, en Osetia hay algunos rusos.

Cuando los georgianos atacaron a los rusos,

Rusia atacó a Georgia.

Eso es política.

-A mí en realidad la gente nunca me parece tan diferente.

Pero bueno, siempre hay motivos para encontrarlos diferentes

o encontrar que en las diferencias hay un motivo para bombardear gente.

En fin.

Yo es que esas cosas no las entiendo,

aunque no me queda más remedio que explicarlas y contarlas,

porque forman parte de la historia moderna.

-Vamos. Vamos a verla por dentro.

En la religión ortodoxa de Rusia y Georgia,

si una mujer entra en una iglesia,

tiene que cubrirse los hombros, las rodillas y siempre el pelo.

Fuera pueden ir sin eso.

Sí, sin nada si ellas quieren.

(Música suave)

Es asombrosa la mentalidad gregaria de los animales.

El perro se ha autocolocado él como guardián del hogar.

Así es como se domesticaron los lobos.

Empezaron a acercarse a las comunidades humanas

buscando comida y protección,

y ellos ofrecían la alarma.

Y así nos hemos quedado con los perros.

Mira este, el perro georgiano. Toma.

Ese es tu premio por guardián.

Te vas a poner hecho un perro georgiano culturista

con tanta proteína.

(Música animada)

He de decir que la naturaleza georgiana me está enamorando.

Me parece un país espectacular. Absolutamente maravilloso.

Lo que pasa es que las ciudades me parecen espantosas, feísimas.

Ese urbanismo estalinista de colmenas casi prefabricadas,

de celdillas grises,

casi todo roto, destruido.

Es como si el país hubiera pasado una guerra reciente,

cuando no ha sido así.

Es un poco deprimente

este escenario de...

Del fracaso comunista.

Sin embargo, este campo, los paisanos, los campesinos,

esta gente tan sencilla,

a mí me están dejando asombrado.

Viven como hace casi 50 años.

No han visto una moto de estas en su vida.

La gente se queda alucinada. Nos miran como si fuera un marciano.

(Música animada)

Cuando uno se mete por estos caminejos

de las montañas georgianas,

aparte de encontrarse con las vacas

y de ver un paisaje absolutamente espectacular,

encuentra sitios como este, que no se sabe muy bien lo que es.

Debió ser algún tipo de fortaleza.

Es como descubrir cosas, ¿no? A mí eso me encanta,

me encantan estos países que aún están...

Se han quedado un poco anclados en el pasado.

Hacen esfuerzos para salir adelante, con sus diferencias sociales.

Lo más triste que contemplamos en la Europa del este es eso,

cómo ha habido una pequeña élite que se ha enriquecido repentinamente.

Ves esos coches de lujo, y luego ves la gente que vive...

en cabañas, en villas miseria.

Pero tiene un gran contenido de pureza. A mí me encanta.

Yo creo que esto es quizás lo que más me engancha

de vivir con lo que me queda aquí y no necesitar nada más.

¿Qué diría el camarada Stalin de verse convertido

en imagen de un supermercado?

Esto es lo que ha conseguido hoy,

convertir el recuerdo del gran padrecito

asesino de millones de personas en souvenir turístico.

Alucinante lo que se ve por el mundo.

Nos encontramos en Gori, en una plaza de curioso nombre,

la plaza Stalin.

El que tengo ahí detrás es...

Iósif Stalin.

Esta humilde morada es la casa natal de Iósif Stalin,

el gran dictador de la Unión Soviética,

nacido aquí, en Gori.

Y por eso la ciudad le considera casi un hijo predilecto

y le ha dedicado no solo esta plaza, que se llama plaza de Stalin,

sino también un fabuloso museo,

que a mí me parece de lo más estupefaciente.

Para la guía del Museo de Stalin, Stalin era un auténtico héroe.

Bueno, eso es discutible y discutido.

El caso es que esta era su humilde morada.

Y todo este barrio era igual, lleno de estas casuchas miserables.

Y Stalin, en su magnificencia, decidió derribarlas todas,

construirse esa pedazo de mansión, pero mantener su pequeña casa,

su casita de niño donde su padre le pegaba,

su padre alcohólico y zapatero le pegaba,

y mantenerla como una muestra de la humildad de su origen.

La rodeo de columnas y me hago un pedazo de mansión.

Pero sigo siendo uno de los vuestros.

Y al que no se lo crea, ¡pa' Siberia, coño!

("Casatschok")

Es asombroso pasear por este museo,

que prácticamente Stalin es un querido hijo del pueblo,

vencedor de la Segunda Guerra Mundial.

Ni un átomo de crítica. Nada.

Ni una objeción a los posibles aspectos oscuros de su gobierno.

Yo creo que, salvo él,

ningún gran dictador del siglo XX tiene un museo semejante.

Stalin gobernó la Unión Soviética con mano de hierro desde 1929

hasta su muerte en 1953.

Aupado por Lenin a un cargo político aparentemente hueco,

fue maniobrando hasta hacerse con el poder absoluto.

Lo usó como un depredador despiadado

en busca de su supervivencia a toda costa.

Deportó pueblos enteros

y purgó a cualquiera del que sospechara desafección.

Una estampa familiar de Stalin con su madre.

Aquí tenemos una de las que debe ser pocas fotografías

de los tres líderes juntos: Lenin, Trotsky y Stalin.

Porque a Trotsky lo hicieron desaparecer en México.

Además, lo mató un español llamado Ramón Mercader.

Otro de los detalles que me llama la atención

de estos documentos de la época soviética en sus inicios

es que en la fotografía del primer gobierno del soviet de 1918

todos los hombres van con corbata.

Eran bastante burgueses ellos.

Entonces debía ser que la corbata no era un signo de burguesía,

porque ellos eran soviéticos y de los duros.

Bien vestidos, bien maqueados.

La famosa foto de la Conferencia de Yalta.

Se supone que en este momento es cuando Iósif Stalin

invita a Winston Churchill a una copa de brandi armenio,

que supondría el comienzo de una larga relación,

en la cual Churchill consumiría una botella de ese brandi

durante el resto de su vida. Una botella al día.

Pronto visitaremos la fábrica

donde le hacían este brandi tan especial.

Este es el vagón personal de Stalin,

donde él recorría toda la Unión Soviética.

Siempre en movimiento. Así funcionaba la vida de Stalin.

Era un auténtico vaivén de emociones y vodka.

Este es el tren personal de Stalin, su vagón personal,

donde recorría toda la Unión Soviética,

supongo que tomando decisiones como purgas, deportaciones masivas,

planes quinquenales...

En fin, esas cosas que le entretenían tanto.

Y era aquí donde se reunía.

Y de repente era como en el cuento de los "Diez negritos",

empezaban a faltar consejeros.

Pero aún nos queda por descubrir lo más asombroso.

La nostalgia comunista asociada al capitalismo de chucherías.

Esto es una tienda de merchandising de Stalin.

Es absolutamente asombroso. Flipante.

Esta, con el símbolo de la Unión Soviética.

"OK. This one".

Y este es el imán de Stalin para el "refrigerator".

(HABLAN EN INGLÉS)

En fin, han pillado el chiste.

Pero es así, si pongo esto en la nevera,

se me dobla la comida de dentro gracias a un plan quinquenal.

O si no, a Siberia deportado.

Dejamos Gori atrás para regresar al alma rural, boscosa

y profunda de Georgia.

A lo que se mantiene vivo a pesar de las dificultades históricas.

Aquí, el padre fue jugador de la selección nacional

de Georgia sub-16.

-Sí, sub-16. -Estuvo en España en 1990.

Ha cambiado mucho. Usted y España.

(HABLA EN INGLÉS)

-Sí, es una iglesia muy antigua. Fue construida en el siglo VII.

Destruida y reconstruida entre el siglo XII y XIII.

(HABLA EN INGLÉS)

-La iglesia estuvo cerrada. Sí, estuvo cerrada.

Se abrió en 1987.

La edad de oro medieval de Georgia fue en el siglo XI, XII y XIII.

Es una cruz real georgiana.

Eran habitaciones secretas para esconderse, sí.

Hemos tenido muchas guerras.

Mongoles, iraníes, otomanos, árabes...

-Eso que se ve en el techo son entradas a habitaciones secretas

donde la gente se escondía.

Claro, aquí, en el Cáucaso, ha habido invasiones de todo tipo.

De los mongoles, de los persas, de los árabes, otomanos...

-Rusos.

-Y no se les olvida.

-1982.

Tiempos soviéticos.

-La destrucción de algunos de estos dibujos, de los frescos,

se hizo en el 82, "soviet time". No lo respetaron.

Vimos la destrucción de los frescos en las iglesias de la Capadocia,

y ahora vemos la destrucción de estos frescos

en las iglesias de Georgia.

Pero, al final, la Unión Soviética desapareció

y las iglesias han quedado.

(Música animada)

Tengo un pequeño problema, y es que he fundido...

una lámpara.

Voy a comprar un repuesto, a ver si lo tienen por aquí.

Lo que me sorprende de estos lugares que uno encuentra por Georgia

es que todas estas ruinas, en algún momento,

tuvieron que ser nuevas.

Todo esto tuvo que funcionar alguna vez.

Y es que ahora parece como si llevara un siglo...

abandonado.

Han crecido las plantas bajo las losetas.

Los árboles se meten dentro de las ventanas.

Y esto debía ser un concesionario de Ladas. Ahí se ve una fotografía.

Pero el escenario es el del desastre que causa un conflicto bélico.

Y esta destrucción no es más que la desidia, el abandono,

la pobreza, la falta de expectativas, de oportunidades...

Lo más curioso es que estas instalaciones,

tan oscuras, no están en realidad abandonadas.

Sigue trabajando la gente.

Siguen trabajando los viejos gremios de chapistas, mecánicos, pintores...

Hacen auténticos milagros para mantener este parque móvil

en movimiento, estos viejos Ladas.

Es acojonante. Aquí sigue trabajando la gente.

Creo que aquí pone "repuestos". "Tenemos todo lo que pidas".

Seguro.

Aquí es que, evidentemente,

en el puesto Domínguez tienen todo lo que necesites

para construirte tu propio Lada. Es como un mecano.

¿No?

Esta bombilla que me regalan aquí va para España.

No sé si va a funcionar, porque no sé si es la misma.

Esta tiene doble filamento,

porque tiene que ser de freno y de posición,

y esta solo tiene un filamento. Pero es que ahora no tengo nada.

Tampoco es que les importe mucho a los policías

en esta región del planeta.

Bueno, la de posición sí funciona.

La de freno no, porque solo tiene un filamento.

Entonces, sigo un poco vendido, porque cuando freno no se enteran.

Aunque eso da igual,

porque no respetan la distancia de seguridad,

te adelantan por cualquier sitio...

Que no se te vea cuando frenas no es una gran diferencia aquí.

A pesar de esta decadencia, el Cáucaso guarda otra sorpresa:

la cuna euroasiática de nuestros ancestros.

Estamos en el yacimiento de Dmanisi, en Georgia.

Voy a ver a los homínidos más antiguos de Eurasia.

Ella es arqueóloga en el Museo Nacional.

(HABLAN EN INGLÉS)

-Aquí vivía la gente de la Edad Media y de la Edad de Bronce.

Excavan sus sótanos para guardar la comida,

y uno de esos sótanos se usó como tumba.

Es una coincidencia fantástica el tener tres yacimientos en uno.

En el mismo promontorio

tenemos asentamientos de la Edad de Bronce,

de la Edad Media y de la Edad de Piedra.

Estos son los primeros homínidos.

El Homo habilis, que antes solo había estado en África.

Y también son los primeros homos que hacían herramientas de piedra.

-Por supuesto que no eran monos.

Probablemente, este era el lugar donde los animales y los homínidos

venían a cazar.

En Dmanisi tenemos la colección de homínidos más rica.

La preservación de los restos es perfecta, y los tenemos completos.

Tenemos todos los grupos: adultos, viejos, adolescentes...

Un millón ochocientos mil años.

En África los hay de más de dos millones y medio,

pero, fuera de África, este es el más antiguo.

Sí, mucho más antiguo que Atapuerca.

Casi el doble.

Sí, un millón como máximo.

Sí, he estado allí.

El Homo erectus estaba en África y luego vino a Dmanisi,

que era un cruce de caminos.

Y de aquí se fue al oeste, hacia Europa,

y hacia el este, hacia Asia.

Esto es muy raro y también único.

Esta persona perdió sus dientes varios años antes de morir.

¿Imaginas? Vivió varios años sin dientes.

-Lo más importante,

o quizá lo más interesante de lo que me está contando

es que ellos han interpretado que esta comunidad de homínidos

ya había generado algunos sentimientos cooperativos,

de bondad, de compasión,

porque este cráneo que encontraron era el de una persona sin dientes,

que había perdido los dientes durante su vida,

y ha vivido bastantes años sin dientes.

¿Cómo un homínido que prácticamente no se podía manejar por sí mismo

podía alimentarse? Lo tuvieron que alimentar.

Alguien se ocupó de él.

Efectivamente.

Los seres humanos nos distinguimos por nuestra capacidad de compasión,

de cooperación, de mirar al otro y verlo como a un igual.

De crecer y de educarnos para mejorar.

O así debería ser.

(Música animada)

Los chavales hablan poco inglés, pero lo que está claro

es que a todos los niños les gustan las motos.

Cuando ven una moto, se acercan a ver qué hay.

Bueno, lo que no hay que dar nunca, nunca, nunca, nunca, es dinero.

Alguna chocolatina, si me sobran, sí les doy.

Hay gente que lleva bolígrafos. Bueno, es una herramienta útil.

Pero a los niños del mundo jamás se les da dinero.

Porque es una enseñanza pésima.

A un niño africano, que a veces tenemos mala conciencia

y nos da pena y le damos un dólar,

le estamos enseñando que mendigando consigue más dinero

que su padre trabajando un día entero.

Es una enseñanza pésima

la que hemos propagado los occidentales por el mundo.

(Música animada)

Alucinante. Esto es...

la tierra de nadie entre Georgia y Armenia.

Por aquí casi no se puede pasar.

Armenia está resultando un poco coñazo,

porque parece que hay que pagar un impuesto ecológico

para usar las carreteras. En fin, una pasta.

Para meter la moto me piden casi 50 euros

en moneda local, que he tenido que cambiar en un banco.

Bueno, era una oficinilla de un tío. Estaba durmiendo la siesta.

Me han dado estos billetes tan fluorescentes y de poco valor.

Seguramente me han estafado. Pero bueno, es lo que tiene.

Hemos conseguido entrar a Armenia, no sin algunas dificultades.

Ha sido burocráticamente complejo, pero ya estamos aquí,

en un país completamente...

asalvajado.

Es uno de los países más desconocidos del mundo,

porque es muy pequeño.

Tiene las fronteras cerradas con sus vecinos,

Azerbaiyán y Turquía.

Lo que tengo oído es que la gente es muy simpática.

Además, tiene unas peculiaridades

que lo diferencian de cualquier otro país.

Para empezar, tienen su religión propia.

Son cristianos católicos armenios,

no confundir con cristianos romanos apostólicos.

Pero es una religión que no podemos tomar a broma,

porque un cuarto de la ciudad santa de Jerusalén

pertenece al cristianismo católico armenio.

Es decir, tienen un cuarto de Jerusalén.

Aquí, en la entrada de Armenia,

no hay ningún cartel que ponga "welcome to Armenia".

Pero encontramos unos carteles que nos advierten

que las carreteras en Armenia están vigiladas por radares.

Y "speed control". Lo cual me parece surrealista

teniendo en cuenta la carretera que nos hemos encontrado.

Esta carretera o mejora mucho, o no va a hacer falta

que nadie la vigile con un "speed control",

porque no se puede correr.

Pero como es lo que nos hemos encontrado,

vamos a poner nuestra pegatina de "Diario de un nómada",

porque aquí estuvimos, por aquí pasamos.

¡Ahí va!

"Very good" en Armenia.

(Música animada)

En este recorrido que hemos hecho por los países caucásicos

de la antigua Unión Soviética Georgia y Armenia,

hemos contemplado prácticamente un escenario arruinado.

Sin embargo, hay algo que no parece arruinado,

y son los monasterios, las iglesias,

estos símbolos religiosos donde se practica un culto

que prácticamente surgió de la nada de forma espontánea

tras un régimen tiránico que intentó acabar con él.

Es un poco asombroso este fenómeno,

pero eso indica que, al menos en estas sociedades caucásicas

tan fragmentadas, tan apegadas a su comunidad,

lo que verdaderamente permanece es su raigambre espiritual.

Y en el próximo capítulo...

Armenia está resultando una sorpresa.

No tengo claro si lo amo o lo aborrezco.

¡Me cago en...!

Tienen vodka a granel para los conductores.

Es increíble. Armenia es un país flipante.

Monasterio al norte de Ereván.

Me están dando unas ganas de soltarle dos galletones...

Esta es la fábrica donde hacen el mejor brandi del mundo.

Un solo trago de esto ya sería demasiado para conducir.

Quizás no para Churchill,

capaz de beber una botella entera, pero sí para mí.

Aquí está.

(RÍE) Operación Ararat ha terminado.

(Música créditos)

Diario de un nómada - Georgia

28:54 05 jun 2016

Miquel Silvestre recorre Georgia, el país donde naciera el dictador soviético Josif Stalin. Visita un museo dedicado a su memoria así como las iglesias y monasterios ortodoxos que sobrevivieron al comunismo. En su viaje por el Cáucaso, conocerá el yacimiento arqueológico donde habitaron los homínidos más antiguos de Euroasia, en él descubrirá una historia sorprendente.

Miquel Silvestre recorre Georgia, el país donde naciera el dictador soviético Josif Stalin. Visita un museo dedicado a su memoria así como las iglesias y monasterios ortodoxos que sobrevivieron al comunismo. En su viaje por el Cáucaso, conocerá el yacimiento arqueológico donde habitaron los homínidos más antiguos de Euroasia, en él descubrirá una historia sorprendente.

ver más sobre "Diario de un nómada - Georgia" ver menos sobre "Diario de un nómada - Georgia"
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. Leonardo desde Medellin

    A mi me muy bien esta producción donde Miquel se a puesto el corazón viajando y como el Dice ver sus viajes y aventuras. Pueden ser de inspiración a muchos. Entrar ya en diretes políticos cambiaría del todo el sentir de un millón de piedras culto o inculto esta es la realidad vista desde un simple motero

    19 jun 2016
  2. Virginia S

    Te pido disculpas en nombre de Amalia, la verdad que este programa ha dado mucho que hablar y Amalia no ha sido la única al pensar así, de echo no quiero que te lleves una mala imagen por los comentarios que se publiquen por aquí, pero ni yo sabiendo porque he caído en los mismos cabales que Amalia, igual que otras muchas personas que nos lo han comentado. Pero tu respuesta ha sido la idónea y al ver este final de etapa opino que todos los que pensábamos de este modo hemos cambiado de opinión. Así que creo que hablando en nombre de todos te pedimos disculpas por mal interpretarlo ( y no sólo por el adjetivo asalvajado). Y finalmente te animamos para la próxima ruta.

    13 jun 2016
  3. Thuaregnegro

    Very good my friend. Me encanta la serie, el formato, los contenidos y los comentarios. Sigue así. PD. Por favor no confundamos este programa con uno de geopolitica.

    13 jun 2016
  4. Belarmino Echeverri

    Muy bien explicado Miquel, es que siempre tiene que haber alguien que confunde el chorizo con el bacalao y saque las cosas fuera de contexto, ¡¡es la naturaleza humana!!. Sigue así, enhorabuena por el programa, me encanta al igual que el anterior.

    10 jun 2016
  5. Miquel Silvestre

    Hola, Amalia, como el programa lo dirijo yo, soy el único responsable de su ignorancia. Me gustaría que pusieras textualmente alguno de esos comentarios en los que cuestiono la forma de vida de los ciudadanos de los países que visito, ya que creo ser respetuoso con todo el mundo. No puedo defenderme de acusaciones genéricas sin saber a qué te refieres. Sin embargo, como viajero sí describo lo que encuentro. Al describir como "asalvajadda" la Armenia que encuentro al cruzar la frontera no hago más que usar el castellano adecuadamente, según el diccionario de la RAE (4a acepción), "asalvajaddo" significa dicho de un terreno: montañoso, áspero, no cultivado. Cualquiera que viera las imágenes reconocerá así el territorio armenio que encontramos. No hay crítica alguna, solo descripción usando la lengua española. Personalmente, y del contexto se entiende, considero que lo usé como halago y no como menosprecio. Respecto a la situación política de Armenia con sus vecinos Azerbaiján y Turquía la expliqué en el episodio anterior. Al tratarse de una serie no se repite cada vez un dato. Otra cosa es que yo tome partido, cosa que no hago. Para la comunidad internacional Armenia invade parte del territorio de Azerbaiján, pero Diario de un Nómada no se pronuncia al respecto. Pero la mayoría de espectadores son españoles, no armenios, y no les interesa la propaganda política de uno y otro bando. Para saber más sobre como vemos Armenia, te recomiendo la lectura del libro Operación Ararat.

    07 jun 2016
  6. Eukene

    Pues a mi me encanta y Miquel explica las cosas de maravilla. Te hace vivir su viaje como si fuera tuyo. Y hay que tener valor para viajar en las condiciones en las cuales él lo hace. Mucho valor. Un abrazo Miquel eres un crack.

    06 jun 2016
  7. Amalia

    Sinceramente es una vergüenza la ignorancia y vacilo de este programa, y no digo ya nada de M.Silvestre porque seguramente cumpla ordenes del programa. Pero de verdad mandáis a un hombre con ''conocimientos culturales'' de otros países, los cuales no sabe ni pronunciar y encima cuestiona la forma de vivir de sus ciudadanos. Empezando por los comentarios utilizados para referirse a Armenia y acabando por los comentarios utilizados para Turquía. Si tan bien te sabes la historia (política) de Armenia al menos, no preguntarías por que mi país esta en esa situación. Y ten presente que con lo poco que tienen lo aprecian y valoran mas que otros países, y sobretodo no dan por hecho cosas de las que no tienen ni idea. Y si me equivoco, lo siento, pero es lo que he percibido y me parece, repito, ignorancia y poca responsabilidad para la influencia que tiene este canal.

    05 jun 2016

Los últimos 143 documentales de Diario de un nómada

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Final en Dakar

    Final en Dakar

    27:15 11 dic 2016

    27:15 11 dic 2016 Miquel Silvestre amanece durmiendo en una hamaca. Emprenderá el último tramo del viaje ya en el interior del África negra. Pasará por el lago Rosa, donde termina la antigua prueba del Rally París Dakar, antes de dirigirse a la Dakar real y enseñarnos un retrato de la populosa ciudad africana. Pero llegar a la meta no será el final de sus dificultades, pues todavía tendrá que resolver un último asunto burocrático.

  • 27:30 04 dic 2016 Miquel Silvestre comienza la última etapa de su aventura por el África profunda. Mauritania es un país pobre y desolado, malas carreteras y controles policiales. Una última parada en el parque nacional de Dwaling le llevará a Senegal. En Saint Louis, la capital colonial francesa, terminará la etapa.

  • 26:56 27 nov 2016 Miquel Silvestre se aproxima a la frontera con Mauritania. La frontera no resulta fácil de pasar y comienzan los problemas con el papeleo. Una vez dentro del país del desierto se dirige a Nuadibú, e intentará visitar la abandonada población española de la Güera antes del anochecer.

  • Villa Cisneros

    Villa Cisneros

    28:22 20 nov 2016

    28:22 20 nov 2016 Miquel Silvestre se recupera del accidente descansando en Villa Cisneros. Allí recorre los restos del legado español, la academia Unamuno, un fortín, un faro, una tapa de alcantarilla y la iglesia donde descubre una extraordinaria historia de defensa del legado español por los saharauis.

  • 29:20 13 nov 2016 Miquel Silvestre busca en las Lagunas de Nayla las ruinas de la fortaleza de los Reyes Católicos. Después toma la carretera construida por los ingenieros españoles para llegar a la capital del Sahara Occidental, Al Aaiun. Su siguiente destino será la ciudad de Dakhla, donde sufrirá un accidente.

  • De Sidi Ifni a Tarfaya

    De Sidi Ifni a Tarfaya

    28:19 06 nov 2016

    28:19 06 nov 2016 Miquel Silvestre entra en Sidi Ifni, la ciudad que fuera española hasta 1969. El siguiente destino es Tarfaya, antígua Villa Bens, otra población española donde pudo haber empezado uno de los más famosos libros de la historia: El principito.

  • 30:32 30 oct 2016 Miquel Silvestre conoce como se elabora el famoso aceite de argán antes de entrar en la laberíntica medina de Marrakech. Allí conoce a Hamid, un simpático bereber que le invita a cus cus. La siguiente parada es en Essaouira, la antigua Mogador portuguesa. Allí salta la tapia del cementerio cristiano para localizar la tumba olvidada de Cristóbal Benítez, un malagueño que fue el tercer europeo en llegar a Tombuctú.

  • De Merzouga a Ouarzazate

    De Merzouga a Ouarzazate

    28:28 23 oct 2016

    28:28 23 oct 2016 Miquel Silvestre explica el origen de la costumbre del té en Marruecos, antes de salir a navegar por las dunas con la Gorda.En la ruta descubre la arquitectura de adobe típica del sur del país y acaba su etapa en el hotel Dar Kamar en Ouarzazate, que pertenece a Carmen, una española en África.

  • 27:05 16 oct 2016 Miquel Silvestre visita Monte Arruit, lugar donde ocurrió una matanza de soldados españoles y se dirige hacia el desierto. Cruza la cordillera del Atlas, completamente nevada, y aparece frente a la gran duna de Merzuga. Allí se sube en camello y cena tajín en una jaima berebere.

  • 26:50 09 oct 2016 Miquel Silvestre es recibido en el Instituto Cervantes de Tetuán, donde le enseñan el libro de otro viajero español del XIX: Joaquín Gatell. Bajo una copiosa lluvia recorre el litoral marroquí hasta la bahía de Alhucemas, donde se produjo el famoso desembarco que inspiraría el de Normandía.

  • De Sevilla a Tetuán

    De Sevilla a Tetuán

    29:08 02 oct 2016

    29:08 02 oct 2016 Miquel Silvestre visita en Sevilla el lugar de donde zarpó la expedición de Elcano y Magallanes que completó la 1ª vuelta al mundo. En Algeciras toma el ferry de rumbo a Ceuta. Cruza la frontera del Tarajal y entra en Marruecos. Su etapa termina en Tetuán para conocer el barrio español, conocido como el Ensanche. 

  • De Madrid a Sevilla

    De Madrid a Sevilla

    28:27 25 sep 2016

    28:27 25 sep 2016 Miquel Silvestre sale de viaje. Se despide en Madrid de sus amigos y comienza su aventura bajo la lluvia hasta llegar a Granada, donde visita una cueva flamenca y encuentra la modesta calle que el ayuntamiento ha dedicado a uno de los más ilustres granadinos de la Historia. Termina su etapa en Sevilla, paseando por el barrio de Santa Cruz.

  • 28:41 18 sep 2016 Miquel Silvestre prepara su viaje y se despide de su esposa embarazada. Será su última aventura internacional en mucho tiempo y decide regresar al origen de su vida aventurera: a África. Y hacerlo a Senegal para recordar aquellas primeras ediciones del rally París Dakar que tanto le hacían soñar de niño. 

  • Final ante el Ararat

    Final ante el Ararat

    28:58 12 jun 2016

    28:58 12 jun 2016 Miquel Silvestre entra en Armenia, el último país de su ruta. Allí descubre una nación extraña, remota y aislada con antíguas tradiciones, un alfabeto propio y el mejor brandy del mundo.El explorador degustará un extraño desayuno típico y sufrirá el caótico tráfico antes de enfrentarse a el Ararat.

  • Georgia

    Georgia

    28:54 05 jun 2016

    28:54 05 jun 2016 Miquel Silvestre recorre Georgia, el país donde naciera el dictador soviético Josif Stalin. Visita un museo dedicado a su memoria así como las iglesias y monasterios ortodoxos que sobrevivieron al comunismo. En su viaje por el Cáucaso, conocerá el yacimiento arqueológico donde habitaron los homínidos más antiguos de Euroasia, en él descubrirá una historia sorprendente.

Mostrando 1 de 10 Ver más