'Diario de un nómada' es la primera serie de aventuras protagonizadas por Miquel Silvestre en motocicleta hecha para la televisión española. Empezaron sus emisiones en enero del 2015 con un recorrido por toda Sudamérica, continúo en su segunda temporada por México y Estados Unidos con el título de 'La última danza de guerra' y continúa por el extremo oriental de Asia Menor, al Cáucaso y al monte Ararat; por el Sáhara hacia Dakar; y por la España vacía. Pudimos seguir la aventura casi kilómetro a kilómetro en RTVE.es y en el blog Diario de un Nómada: http://blog.rtve.es/nomada/

3826068 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.11.0/js
Diario de un nómada - Final en Dakar - ver ahora
Transcripción completa

Vuelve Miguel Silvestre, el escritor que viaja en moto

y lleva un diario.

Comenzamos una nueva aventura por África.

Desde España, hasta la capital de Senegal.

Destino, Dakar.

Un gran viaje para cruzar el desierto,

las montañas, el Sahel y llegar a la fértil sábana.

Una odisea llena de riesgos,

de bellísimos paisajes,

pero sobre todo, de gente buena.

De esa gente que nos enseña que el África real

no sale en las noticias.

Abrimos una nueva página de "Diario de un nómada".

"CAPÍTULO TRECE: DAKAR, DAKAR"

(Música)

Amanece en Senegal,

último país de nuestra ruta a Dakar.

(Música)

El viaje se aproxima a su final y eso siempre causa

una compleja sensación agridulce en nuestro nómada,

feliz por conseguir un objetivo; triste, porque esto supone

el fin del trayecto.

Pero hay un motivo más de tristeza, y es que, en paraje tan bello,

de nuevo constatamos que ya no quedan paraísos.

Es que ya no quedan los paraísos perfectos.

Ningún lugar está puro.

En todas partes se produce la misma invasión, la basura.

África se ha convertido en un estercolero al aire libre,

un enorme vertedero donde los residuos se acumulan sin control.

Uno de los problemas fundamentales que tiene este continente es este,

la basura por todas partes, los niños que viven entre los desperdicios.

Lo veo por la carretera, lo veo continuamente, está por todas partes.

Siempre he dicho que una de las cosas que se conoce de España

cuando viajo por el mundo es el fútbol.

Siempre me preguntan: "¿Madrid o Barcelona?",

adoran a los dioses del balón, en cualquier parte,

en todos los sitios, en todas las religiones.

En mi opinión, creo que los mejores embajadores

de una idea de concienciación, porque esta gente lo que necesita

es concienciación.

Primero, para resolver su problema, tienen que tomar conciencia

de que tienen un problema, serían los futbolistas, pero bueno,

esto es lo que hay, y para mí lo que hay es que hoy espero llegar a Dakar.

Llegarás a Dakar, pero siempre que consigas sacar la moto de la arena.

(Música)

Sobre estas pistas sin asfaltar, revivimos el espíritu

del antiguo rally París-Dakar, el que se corría por África

y era una auténtica aventura personal para los participantes,

menos profesionales, pero, tal vez, más románticos que los actuales.

(Música)

"Bonjour monsieur".

Vamos a ver... "C'est bon?"

¿A cuánto está la...? ¿"Six"? ¿695?

Está a más de un euro, "very expensive".

¡No puedo abrir! Me cago en la leche.

Me he encontrado con un problema y es que esto está roto.

-It's broking. ¿Qué es "broken"?

Esto... Lo estaba esperando que me sucediera en cualquier momento,

con tanta caída... ¡Ahora! ¡Ahora! ¿"It's broken"?

(HABLA EN INGLÉS)

-"Yes, good luck".

(RÍEN)

695 cefas. Eso es más de un euro, el euro está a 6,40 cefas.

Es decir, por un euro te dan 640, esto está a 1,10 E.

Está muy cara la gasolina. "Very expensive".

"Very expensive".

-¿"Expensive"? -Yes.

-"No, few. Here is expensive" -"In Senegal. In Europe?"

(HABLAN EN INGLÉS)

-"Me too". Chocaremos en rally París-Dakar, en Senegal.

Amigo. Está aquí.

"Please, ten thousand".

Evidentemente, para esta gente, el rally París-Dakar

era no solamente diversión cuando eran pequeños,

sino también un montón de dinero, y ahora sin dinero

y sin rally, pues están tan fastidiados como yo, porque... ¿no?

-No. -Con esto no voy a ningún sitio.

Están tan fastidiado como yo pero...

"Mon ami"

"C'est bon? Okey".

Así que me gustaría que se volviera al espíritu

del antiguo rally París-Dakar, el verdadero rally, el rally

de la aventura como la que estoy viviendo yo,

donde los pilotos convivían con la gente, se relacionaban,

vivían África. Ahora mismo, es una competición

completamente profesionalizada, que al que le guste mucho

el deporte del motor pues lo puede disfrutar,

pero incluso los que lo compiten saben que en África

el rally tenía sentido; en América, es un negocio.

Bueno, la Gorda y yo intentamos vivir nuestro propio

rally París-Dakar personal e intransferible,

y divertido. "My friend, mon ami".

Vamos a ver.

Le pides un ticket.

(Música)

Si África es tan especial, es por su gente;

sencilla, amable y alegre.

"Bonjour monsieur". -"Bonjour, ça va?"

(HABLA EN FRANCÉS)

Hombre, esto me hace falta a mí. Para atar a...

-¿"Parli italiano"? -Español.

¿Habla español? -Un poquito.

-Un poquito... ¡Hombre... eso me gusta a mí!

¡Cómo mola la tienda! Me encantan estas tiendas africanas

que tienen absolutamente de todo lo posible que se puede uno imaginar.

Porque estas tiendas son el supermercado de la comunidad,

aquí se consigue todo. Todo, ¿verdad?

Y si no lo tienes aquí, lo mandas a pedir a la calle y lo consigues.

Aquí, en el mercado de Madrid lo consigues.

Pan, ¿tienes?

¡Oh! Mira, este pan es...

¿Es "big", eh? "Because big one".

(RÍEN)

El pan, fijaos cómo es el pan de Senegal.

El pan es como el pan francés.

La "baguette" francesa, ya que los franceses estuvieron aquí.

-Igual, igual. -Igual que el pan francés.

Va, no está mal pero yo prefiero el pan español.

¿200? -200.

-Me llevo dos.

¡Ahí va! Vas a hacer buena venta hoy. Bueno, no. Me llevo tres.

Venga, que eres un buen hombre.

-¿De dónde de España? -En Madrid.

-¡Ah! Madrid. -Tú, ¿Madrid o Barcelona?

-Real Madrid. -¿Real Madrid? Ese es muy malo, ¿eh?

-¿El Barcelona? -No, no. ¡Atlético de Madrid!

(RÍEN)

Ese es el bueno.

Vale, pues tengo...

¡Eso es muy caro!

(RÍE)

Toma.

3600.

1400, 1400. 1400, me debe.

Esto...

¿"C'est bon"?

(HABLA EN INGLÉS)

-1004. -"Okey, merci".

-"Okey, chao". Gracias, ¿eh?

-Gracias, gracias.

Pues ya tengo el agua, tengo el pan, y con esto sobrevivo

hasta... en Senegal.

(RÍE) Okey, me llevo dos de agua.

"Au revoir".

(Música)

¡Aquí está! El gran Baobab, el árbol rey de la fauna de Senegal.

Árbol mítico por su estampa, por aparecer en el libro

de "El principito" y porque me gusta mucho, ¡qué diablos!

El Baobab es el árbol más sagrado para los africanos

y símbolo nacional de Senegal.

Puede alcanzar los 40 m de circunferencia y vivir 1000 años.

(Música)

El tráfico aumenta, el embotellamiento se espesa,

significa que estamos llegando a la gran ciudad, nuestro destino.

(Música)

¡Me cago en la leche, tío! ¡Dakar! ¡Dakar centro!

(RÍE)

Largo viaje. ¿Habla español?

(RÍE) Madrid-Dakar.

¿España? España, Madrid, Dakar.

Este es el final apoteósico que necesitaba mi viaje,

aquí con todos mis nuevos amigos, el tío del machete y...

Dakar, Dakar, Dakar, Dakar. Dakar es un sueño,

Dakar es un destino, Dakar es mi objetivo,

y aunque, como digo siempre, la poesía es una cosa y África otra,

aquí estoy y vamos a poner la pegatina de "Diario de un nómada"

en Dakar.

Por aquí estamos, aquí llegamos y lo hemos petado.

Ha sido un viaje la leche de difícil, nos ha pasado de todo,

pero a mí me hace muy feliz.

La verdad es que conseguir estos objetivos es un poco estúpido

porque no tiene ningún sentido, pero es mi vida,

es lo que yo deseo hacer y estoy sumamente contento.

Además, esto significa que puedo comenzar mi viaje de regreso

para ver a mi mujer que esta esperando mi primer hijo.

Así que... Esto es para vosotros. Y, Alejandro, cuando seas mayor,

espero que puedas ver esto y pensar que tu padre no era un imbécil.

(RÍE)

"Very good", me voy.

(Música)

Dakar es una ciudad moderna,

a diferencia de San Luis, mucho más antigua.

Dakar no tuvo una gran importancia para el coordinador francés.

Esto se fundó básicamente como un puerto de acceso

a la isla de Gorée, que era de dónde salía

el tráfico de esclavos hacia Europa y América.

Y, por lo tanto, no hay un casco histórico que visitar,

el centro de Dakar no es más que esta urbe anodina,

moderna y sucia, conmocionada y caótica,

como todas las capitales africanas.

Hoy, la ciudad de Dakar es la típica capital africana,

gigantesca, evolucionada, caótica, sucia, con todos los excesos,

con el lujo máximo y la miseria más lacerante.

Todas las ciudades africanas están experimentando un proceso

de hipertrofia vertiginosa.

Se convierten en megalópolis que no están preparadas para ello

porque acogen a una millonaria población que sale del campo

porque allí no tiene prácticamente oportunidades de sobrevivir,

ni hay dinero, ni hay comercio, ni hay trabajo.

Así que se constituye una serie de barrios, de lúmpenes,

de slams, alrededor de la ciudad que es el cinturón de la pobreza

que va creciendo, creciendo, creciendo con una masa

de desheredaros realmente dolorosa para el que no ha venido

nunca antes a África.

La verdad es que hay que tener estómago para venir a África.

Pero por muchas veces que vengas, yo creo que jamás te inmunizas,

jamás te haces tan duro como para no sentirte golpeado.

Fran, no sé cuántas veces he venido ya

y siempre me pasa lo mismo.

"Very good, my friend".

Dakar.

(Música)

En Senegal, es obligatorio sellar la documentación de los vehículos

extranjeros en 48 horas.

Tenemos que enfrentarnos de nuevo a la burocracia africana.

Esto ya es la locura, el puerto de Dakar, ahí es nada.

Aquí es nada, el puerto de Dakar.

Y la cuestión es que tenemos que venir aquí para resolver

el asunto de la información de la moto.

Esto hay que hacerlo obligatoriamente.

(Música)

No ha llegado nadie, me cago en...

(Música)

Seguimos un complejo procedimiento absolutamente incomprensible,

hemos llamado dos puertas, a ver si este oficial nos lleva...

por las escaleras hasta algún lugar remoto,

laberíntico.

Parecen las faldas nobles.

Bueno, este es el "Chef fe Bufeau", es el jefe.

"Petit déjeuner", es la hora.

Las 9:00 de la mañana, es la hora del "petit déjeuner"

de todo funcionario que se aprecie.

Ahora estoy en otra puerta, que está cerrada,

mis documentos están dentro, pero no sé cuándo voy a poder entrar

a reunirme con ellos.

Esto es... Hondo secretariado, en este caso el secretariado

del jefe, aquí todos tienen un jefe y secretarios

de las escrituras, la verdad que no sé muy bien qué tiene que ver eso

con mi carnet de passage, pero...

Pasan los minutos...

y las medias horas y las horas enteras

y hay que buscarse un acomodo porque, si no, te tienen esperado de pie

sin saber muy bien la razón.

"Bonjour monsieur! Tre bien!"

Hay dos categorías, los funcionarios y los universitarios y...

Es decir, los que tienen el "power" y los que suplican el "power".

Yo soy la tercera categoría, que es el escaramujo inmundo

que no tiene "time power" ni tiene capacidad de suplicar al "power".

Solo tengo un bolsillo, se supone lleno y que yo sé que está vacío.

Con lo cual... el concepto es evidente.

Ellos necesitan llenar su "power" con mi dinero pero yo no tengo dinero

para inflar su "power".

Y entre medias está mi documentación,

es rehén de los que tienen el "power".

Está todo muy bien pensado.

(Música)

¡Lo he conseguido! Superado otra vez la prueba de la burocracia africana.

Sí, señor, tenemos el carnet de passage y creo que hemos tardado

como dos horas. ¡"Very good"!

Nuestro viaje debe terminar en otro lugar y no esta horrible urbe.

Necesitamos ir donde siempre cruzaban la meta los pilotos

del rally, en el lago Rosa.

Llamado así por el color de sus aguas debido a unas algas

que fabrican un pigmento rojo para absorber la luz.

(Música)

En nuestro viaje, nos encontramos con las salinas,

otra riqueza de Senegal que extraen sacrificadas mujeres

de gafas negras para no quedar ciegas.

"Bonjour, madame".

(Música)

Le voy a comprar a la señora un puñado de sal, un puñado de sal,

porque usted trabaja mucho, es muy duro este trabajo,

se queda ciega. Tenga, señora.

¿Okey? Esto por eso.

"C'est bon? Okey."

Me llevo un puñado de sal, lo que no sé es cómo llevármelo.

Un puñado de sal de Senegal.

(Música)

Me muevo siempre para conocer algo, para conocer a la gente que me rodea,

para conocer la historia española, para descubrirme a mí mismo.

El viaje a Dakar es el viaje que supone atravesar el Sáhara

y descubrir de nuevo la fertilidad.

La fertilidad de estas aguas, ese horizonte que se encrespa

en vegetación y que nos devuelve a nuestra esencia,

porque nuestra esencia está aquí, en África.

Llegar hasta aquí nos ha costado mucho, no ha sido un viaje

en absoluto fácil, empieza suave pero va cogiendo velocidad

y se convierte en un tren descontrolado.

Al final no sabes qué es lo que va a suceder.

Odio África, amo África.

Siempre que me voy me prometo no regresar, y al final

siempre acabo volviendo, para mí es un continente distinto a todos

porque todos éramos africanos hace 10 000 millones de años.

Y decían mis vecinos

que llevaba mal camino apartado del redil.

Siempre fui esa oveja negra

que supo esquivar las piedras que le tiraban a dar.

Y entre más pasan los años,

más me aparto del rebaño porque no sé adónde va.

Diario de un nómada - Final en Dakar

27:15 11 dic 2016

Miquel Silvestre amanece durmiendo en una hamaca. Emprenderá el último tramo del viaje ya en el interior del África negra. Pasará por el lago Rosa, donde termina la antigua prueba del Rally París Dakar, antes de dirigirse a la Dakar real y enseñarnos un retrato de la populosa ciudad africana. Pero llegar a la meta no será el final de sus dificultades, pues todavía tendrá que resolver un último asunto burocrático.

Miquel Silvestre amanece durmiendo en una hamaca. Emprenderá el último tramo del viaje ya en el interior del África negra. Pasará por el lago Rosa, donde termina la antigua prueba del Rally París Dakar, antes de dirigirse a la Dakar real y enseñarnos un retrato de la populosa ciudad africana. Pero llegar a la meta no será el final de sus dificultades, pues todavía tendrá que resolver un último asunto burocrático.

ver más sobre "Diario de un nómada - Final en Dakar" ver menos sobre "Diario de un nómada - Final en Dakar"

Los últimos 153 documentales de Diario de un nómada

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 28:51 20 ago 2017 Miquel Silvestre hace un viaje en moto por distintos lugares de España. En este capítulo visitará Cuenca.

  • 28:53 13 ago 2017 Miquel Silvestre hace un viaje en moto por distintos lugares de España.

  • 29:04 06 ago 2017 Miquel Silvestre hace un viaje en moto por distintos lugares de España 

  • 25:36 30 jul 2017 Miquel Silvestre realiza un viaje en moto por distintos lugares de España que en esta ocasión le llevará hasta Orense.

  • 28:46 23 jul 2017 Miquel Silvestre realiza un viaje en moto por distintos lugares de España. En esta ocasión se traslada de Cabo de Gata a Talavera de la Reina.

  • 28:37 16 jul 2017 Miquel Silvestre realiza un viaje en moto por distintos lugares de España, en esta ocasión llegará hasta Almería.

  • 29:28 09 jul 2017 Miquel Silvestre realiza un viaje en moto en esta ocasión hasta Valencia.

  • Final en Dakar

    Final en Dakar

    27:15 11 dic 2016

    27:15 11 dic 2016 Miquel Silvestre amanece durmiendo en una hamaca. Emprenderá el último tramo del viaje ya en el interior del África negra. Pasará por el lago Rosa, donde termina la antigua prueba del Rally París Dakar, antes de dirigirse a la Dakar real y enseñarnos un retrato de la populosa ciudad africana. Pero llegar a la meta no será el final de sus dificultades, pues todavía tendrá que resolver un último asunto burocrático.

  • 27:30 04 dic 2016 Miquel Silvestre comienza la última etapa de su aventura por el África profunda. Mauritania es un país pobre y desolado, malas carreteras y controles policiales. Una última parada en el parque nacional de Dwaling le llevará a Senegal. En Saint Louis, la capital colonial francesa, terminará la etapa.

  • 26:56 27 nov 2016 Miquel Silvestre se aproxima a la frontera con Mauritania. La frontera no resulta fácil de pasar y comienzan los problemas con el papeleo. Una vez dentro del país del desierto se dirige a Nuadibú, e intentará visitar la abandonada población española de la Güera antes del anochecer.

  • Villa Cisneros

    Villa Cisneros

    28:22 20 nov 2016

    28:22 20 nov 2016 Miquel Silvestre se recupera del accidente descansando en Villa Cisneros. Allí recorre los restos del legado español, la academia Unamuno, un fortín, un faro, una tapa de alcantarilla y la iglesia donde descubre una extraordinaria historia de defensa del legado español por los saharauis.

  • 29:20 13 nov 2016 Miquel Silvestre busca en las Lagunas de Nayla las ruinas de la fortaleza de los Reyes Católicos. Después toma la carretera construida por los ingenieros españoles para llegar a la capital del Sahara Occidental, Al Aaiun. Su siguiente destino será la ciudad de Dakhla, donde sufrirá un accidente.

  • De Sidi Ifni a Tarfaya

    De Sidi Ifni a Tarfaya

    28:19 06 nov 2016

    28:19 06 nov 2016 Miquel Silvestre entra en Sidi Ifni, la ciudad que fuera española hasta 1969. El siguiente destino es Tarfaya, antígua Villa Bens, otra población española donde pudo haber empezado uno de los más famosos libros de la historia: El principito.

  • 30:32 30 oct 2016 Miquel Silvestre conoce como se elabora el famoso aceite de argán antes de entrar en la laberíntica medina de Marrakech. Allí conoce a Hamid, un simpático bereber que le invita a cus cus. La siguiente parada es en Essaouira, la antigua Mogador portuguesa. Allí salta la tapia del cementerio cristiano para localizar la tumba olvidada de Cristóbal Benítez, un malagueño que fue el tercer europeo en llegar a Tombuctú.

  • De Merzouga a Ouarzazate

    De Merzouga a Ouarzazate

    28:28 23 oct 2016

    28:28 23 oct 2016 Miquel Silvestre explica el origen de la costumbre del té en Marruecos, antes de salir a navegar por las dunas con la Gorda.En la ruta descubre la arquitectura de adobe típica del sur del país y acaba su etapa en el hotel Dar Kamar en Ouarzazate, que pertenece a Carmen, una española en África.

Mostrando 1 de 11 Ver más