'Diario de un nómada' es la primera serie de aventuras protagonizadas por Miquel Silvestre en motocicleta hecha para la televisión española. Empezaron sus emisiones en enero del 2015 con un recorrido por toda Sudamérica, continúo en su segunda temporada por México y Estados Unidos con el título de 'La última danza de guerra' y continúa en una tercera temporada al extremo oriental de Asia Menor, al Cáucaso y al monte Ararat. Pudimos seguir la aventura casi kilómetro a kilómetro en RTVE.es y en el blog Diario de un Nómada: http://blog.rtve.es/nomada/.

2999638 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.8.0/js
Diario de un nómada - En busca del fin del mundo II - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por TVE.

"Rumbo al fin del mundo". ¡Sopla muchísimo viento!

Esto es un infierno. El estrecho de Magallanes; ahí esta, míralo.

Cruzamos la Patagonia. Saludamos a un célebre Perito.

Francisco P. Moreno, el perito más famoso del mundo.

¿Cómo diablos dieron con esto?

Conoceremos la triste historia del lugar donde murieron

300 españoles. Puerto del Hambre representa

el fracaso de la exploración, el altísimo coste en vidas humanas

que a veces supone el dibujar los mapas.

Este es Miquel Silvestre, viajero y escritor.

Trabajaba en un despacho, pero un día abandonó la corbata

para hacer realidad el sueño de la aventura.

Desde entonces es un nómada. He dado la vuelta al mundo

siguiendo el rastro de los exploradores menos conocidos.

¿Y vosotros sabéis quién es ese señor que está ahí arriba?

Y he querido ver los lugares donde la Historia sucedió.

El monumento a Fernando Magallanes, aquí lo mataron.

Ahora comienza un gran viaje por Sudamérica

desde el Estrecho de Magallanes al Canal de Panamá

para contarlo en su diario. Su "Diario de un nómada".

Capítulo 4. "En busca del fin del mundo".

Segunda parte.

Amanece en la costa atlántica de la Patagonia

con un resplandor dorado sobre las calmadas aguas.

Llevamos mas de mil km de viaje, pero aún estamos muy lejos

de ese fin del mundo que descubriera un navegante portugués

al servicio de España.

Los primeros exploradores y navegantes del siglo XVI

no buscaban América, buscaban un paso a Oriente,

a las indias, a las especias, porque al final,

el motor del mundo es siempre económico, es el dinero;

las especias valían más que el oro porque los turcos habían cerrado

la ruta europea. Lo que los navegantes perseguían

era llegar al Pacífico. Por eso, América era un obstáculo,

y se azotaban como moscas contra una ventana

intentando encontrar ese paso.

Este dormitorio ¿eh? ¡Fijaros que dormitorio!

Es el alojamiento más lujoso que he tenido

desde que he comenzado el viaje por la Patagonia.

¿Se puede bajar de la moto? -¿Por qué?

Por seguridad -¿Por seguridad para quién?

Para usted y para mí.

Hay que bajarse de la moto para llenar. No sé.

Peculiaridades de cada país.

Llevo un descontrol ya con la moneda; pesos chilenos,

pesos argentinos...

Dejamos la costa atlántica de la Patagonia

para regresar al interior del continente,

donde el viento es terrible, y las rutas están sin asfaltar.

Que viento hace por aquí, en la Patagonia; esto es increíble.

-Es poco el viento que hay. Es poco el viento ¿no?

-Sí, para nosotros es poco el viento. Bueno hombre, para andar en moto,

es un poco complicado.

Que, no sé, me apetece algo, un café.

¿Tiene café? -Hay, pero yo te aconsejo algo mejor,

el mate. El mate, esto es lo que toman aquí,

en Argentina, pero... -Eso es lo que tomamos acá.

Pero si es como una hierba. -Sí sí.

¿Y esto está bueno? -Tienes que probarlo.

-Así que déjate de hinchar las pelotas con el con el café.

Vamos a probar el mate.

¡Ah, está bueno! Sabe parecido al té,

pero con un sabor diferente. Sabe a hierba, sí.

Está rico el mate ¿eh? Me gusta.

-¿Viste? Probaste algo que...

Sí, de eso se trata viajar ¿no?, de conocer cosas nuevas

y experimentar ¿no? Y mira, pues la primera vez en la vida

que tomo mate, hierba mate. Bueno vamos a seguir el camino,

que hoy tenemos que cruzar de nuevo los Andes para llegar a Chile.

-Que tengan muy buen viaje.

Nuestro viaje nos lleva a través de parajes desolados.

,abitados por guanacos, camélidos primos de las llamas andinas

que viven en esta región austral y que nos observan con indiferencia.

A penas hay gente, pero encontramos

a un compañero motociclista solitario y algo perdido.

¿Estás bien?, ¿necesitas ayuda? -No, pero no sé cuál es la opción

para ir al Calafate.

Decidimos adoptarle y viajar juntos hasta el Calafate.

Las distancias son muy largas en la Patagonia.

La noche se nos echa encima y nos quedamos sin gasolina;

la situación se complica por el viento y amenaza de lluvias.

¡Espero llegar!

Se nos está haciendo de noche; sopla muchísimo viento.

¡Esto es un infierno!

Estamos a 100 km del Calafate, pero aquí...

he encontrado un hotel aquí,

perdido en la nada. Así que no nos lo pensamos dos veces

y nos vamos a quedar.

¡Necesitamos sobrevivir!

¡Sobrevivir!

Bueno, la verdad es que se está poniendo el tiempo

realmente malo, peligroso, y la seguridad siempre

es la primera norma. Le he convencido de que nos quedáramos,

por el bien de todos ¿no? Él, con su imprudencia y su juventud

quería seguir, seguir y seguir ¿no?, pero he dicho no, tranquilo chaval,

hay que... dormir esta noche

y mañana llegaremos a Calafate, que Calafate no se va a mover de ahí;

y nosotros nos estábamos moviendo mucho por culpa del viento.

Así que... ahora estamos bien.

La pegatina, esta pegatina, ha dado la vuelta al mundo, macho.

-Claro.

Very good my friend.

Después de tanto tiempo viajando en soledad,

se agradece tener un compañero para compartir las emociones

que estos grandiosos paisajes suscitan en el alma.

Tremendo ¿eh, compadre?

El lago Viedma. Ahí está...

el Perito Moreno. Nos está esperando.

Esta bellísima desolación, esta inmensidad absoluta,

empapa el corazón y reduce al viajero

a la estatura de una hormiga ante del universo.

Sobrecoge pensar en el esfuerzo y valor de los pioneros en América,

fueran del siglo XVI o del XIX.

Francisco P. Moreno, el perito más famoso del mundo.

Héroe civil, naturalista, geógrafo y descubridor.

Francisco Pascasio Moreno, nació en Buenos Aires en 1852,

y dedicó su vida a la exploración de la Patagonia

para el conocimiento científico, y para precisar

los limites territoriales con el vecino Chile.

Pasen con cuidado, faltan 30 km, y son más de 200 curvas.

-¿Doscientas curvas? Sí, 220 curvas.

-Doscientas veinte curvas en menos de 20 km.

En 30 km. -En 30 km; eso me gusta.

Espero no arrepentirme de estas palabras.

A pesar de llevar su nombre,

el geógrafo nunca llegó a ver el celebérrimo glacial,

que fue bautizado post-morten en su honor.

El camino hasta el glacial nos lo va revelando poco a poco,

lentamente. Ahora se ve,

ahora no se ve, como en un baile de seducción,

como una promesa que no termina de cumplirse.

Pero cuando llegamos hasta él,

la compacta masa helada de color azul,

nos deja sin aliento.

Ante semejante maravilla, a la cual se llega a través

de 220 curvas en 30 km y está completamente aquí escondido,

uno lo que piensa es el valor de la exploración,

porque ¿cómo diablos dieron con esto?

¿Quién lo encontró?, ¿cómo llegaron hasta él?

Eso es lo que pone en valor a todos los exploradores

a los que persigo. Gente inquieta que decide buscar

lo que no sale en los mapas.

Bueno, Miquel. -Bueno compañero, tío, hasta otra.

Buena ruta -Gracias.

Mucho viaje y bueno... -Bueno, estamos en contacto.

Sí, te voy a seguir por Internet. -Por Internet.

Nuestro viaje nos lleva más al oeste, de nuevo hasta Chile.

Para llegar hasta Punta Arenas, tenemos que cruzar sucesivamente

las fronteras andinas entre los dos vecinos;

lo que nos ofrece visiones radicalmente distintas

a uno y otro lado.

La cordillera de los Andes constituye una frontera no solamente política

sino también climática. A un lado teníamos Argentina,

con su ruta 40 y su aridez, desolación y viento;

y aquí nos encontramos en Chile, ante este vergel.

Estamos siguiendo la Carretera Austral,

la otra ruta legendaria que nos lleva hasta el sur del continente,

a la región de Magallanes.

¿Son de aquí? -Sí, son de la zona.

¿No las traen de Huelva? -No.

¿Y cuánto cuestan? -Son baratas.

¿Son baratas?, ¿cuánto cuestan? No me engañe ¿eh?

-2.000, son dos kilos. ¿Mil?

2.000. -Sí, la grande son dos kilos.

¡No! ¡Eso es muy caro! -Y esta caja chica vale 1.200.

-La frambuesa, 1.000. Cuando viajo en moto

lo que me gusta es comprar la fruta que venden en la zona,

porque es lo que está más rico y suele ser lo mejor,

lo más fresco, y además no me llena, me hidrata,

me da vitaminas y fibra y puedo seguir.

Si paro a comer por ahí me lleva mucho tiempo.

Pero ¿están limpias?, ¿se pueden comer directamente?

Si me llevo varios ¿me hace precio? -No puedo.

¿No puede? Si me llevo una de estas y una de estas ¿me lo deja en 3.000?

-Ya, bueno. ¿Eso bien?

Vale, ¿y esta cuánto era?, ¿1.000 también?

Me llevo una de estas y otra de estas y otra de estas por 3.000.

Es bueno pa’ las cuentas. -¡No!

-No. 3.500.

¿3.500 está bien? Venga vale, pues trato hecho.

Esto tiene una pinta fabulosa ¿eh?

Eso es.

Están buenas ¿eh? Yo pensaba que las mejores eran las de Huelva,

en España, pero no, estas están buenas.

Estas son las mejores, fresas de Chile.

Bueno, no vamos a discutir, están igual de buenas.

La Patagonia está salpicada de grandes lagos

que a veces obligan a tomar barcos para cruzarlos.

Esto ofrece una visión tranquila de los increíbles

y primigenios escenarios patagónicos.

El hallazgo de Magallanes al sur de América

el 21 de octubre de 1520, puede considerarse uno

de los más grandes descubrimientos geográficos.

Permitió interconectar los cinco continentes,

y cambió el curso de la Historia.

¡El Estrecho de Magallanes! ¡Ahí está! ¡Míralo!

Esto demostraba que existía un paso del Atlántico al Pacífico,

y que esto era un nuevo continente,

y que la Tierra era redonda. Nunca pensé que lo vería,

y al final lo tengo delante de mí.

No existen grandes viajes si no existen cronistas,

gente que nos lo cuenta. Conocemos lo que pasó

durante la primera circunnavegación del planeta por Magallanes y el Cano,

gracias al veneciano Pigafetta, el cronista de abordo.

Pigafetta describió a los habitantes de esta tierra, de la Patagonia,

como indios enormes de pies gigantes. Sin embargo,

cuando el Beagle apareció por aquí muchos años después

y Darwin examinó a los habitantes de esta región, se encontró

que no había indios de pies gigantes.

Verdad, mentira, exageración, cuento, leyenda,

lo que Darwin sugiere es que Pigafetta nunca vio un patagón

ni midió sus pies, sino que simplemente midió

la huella que dejaron sus mocasines.

En cualquier caso, sin grandes cronistas, no conocemos nada,

así que podemos perdonar a Pigafetta alguna pequeña licencia poética

en su relato.

El monumento a Hernando Magallanes aquí, en Punta Arenas,

representa para mí las dos caras de la exploración,

porque la exploración nunca sale gratis. El éxito y el fracaso.

El éxito por su descubrimiento de que la Tierra era redonda,

que existía un paso del Atlántico al Pacífico,

o que América era un nuevo continente y sin embargo, también el fracaso.

El fracaso que está cerca de aquí, y que pronto vamos a ver.

Pero la exploración no sólo significa la gloria

y un nombre en la Historia, en muchas ocasiones

supone la muerte, y lo que es peor, el olvido.

Puerto del Hambre representa el fracaso de la exploración,

el altísimo coste en vidas humanas que a veces supone dibujar los mapas.

En Puerto del Hambre nos encontramos con un viajero español,

Gabriel Huete, un navegante que recorre Chile.

Esto es en realidad el Estrecho de Magallanes.

-Exacto. Esto es el Estrecho de Magallanes; lo que se ve allí

es Tierra de Fuego ¿no? Y tenía un interés estratégico,

porque era la única forma de pasar del Atlántico al Pacífico.

Cuando se dieron cuenta de que los ingleses,

a través de Francis Drake lo habían conseguido superar,

y que estaban atacando las posesiones españolas en el Pacífico,

y el rey decidió fortificarlo para que pudieran pasar los nuestros.

Y aquí se mataron 3.000 tíos ¿no?

Y aquí se quedaron 300 almas, 300 colonos en 1584.

Solamente tres años después pasó por aquí otro inglés

y se encontró todo lleno de cadáveres,

la ciudad muy bien plantada pero todos muertos ¿no?,

Y se marchó de aquí espantado y lo llamó Puerto del Hambre.

"Yo, Pedro Sarmiento de Gamboa, gobernador y capitan general

de este Estrecho de la Madre de Dios, antes llamado Magallanes,

tomo posesión en nombre del muy alto y muy poderoso y católico señor

don Felipe, gran rey de España,

y en señal de posesión, plantó esta cruz,

y de ello sean testigos para guarda del derecho de su majestad".

Pero el rey Felipe II

pronto se desentendió de aquellas posesiones en el estrecho,

ocupado como estaba en la guerra de Flandes.

A la larga, el Vietnam español y comienzo de la decadencia

de un Imperio donde no se ponía el Sol

gracias al esfuerzo y pericia de sus exploradores.

En el año 99 dejo mi trabajo

y me compro un barco de vela y me voy a dar la vuelta al mundo.

Salgo desde Alicante, que fue mi puerto base,

y en nueve años acabo llegando a Australia,

y desde entonces me gano la vida como navegante,

trabajando en barcos de otra gente, no ya en el mío.

Una de las cosas que me gustaba hacer era arrojar al mar

botellas con mensaje, y durante estos ocho años que estuve navegando

arrojé unas cuantas, y una acabó

acabó llegando a un archipiélago muy aislado de Papua Nueva Guinea.

Yo la arrojé navegando del archipiélago de Torres a Salomón,

y acabó llegando, y acabé teniendo una contestación.

Desde mi punto de vista, la gran aportación

en primer lugar de Cristóbal Colón,

no es llegar hasta América, que en realidad,

de Canarias a América es fácil, porque viento y corriente

en la zona intertropical,

siempre van de oeste a este, y es prácticamente dejarse llevar;

pero él supo tener la intuición suficiente como para saber volver,

y volver no es tan fácil, porque los barcos de aquella época,

del siglo XVI,

los planos bélicos no te permitían navegar contra el viento,

entonces, no podías regresar por el camino que fuiste,

por la zona intertropical, y Colón de alguna forma,

sabe intuir esto, viaja al norte,

hasta Cabo Ateras, en el sur de Estados Unidos, y a partir de ahí,

el régimen general de vientos y corrientes cambia

y vuelve hacia el este, y él sabe aprovechar estas condiciones,

y regresar por el Atlántico norte a Europa,

que es un viaje mucho más complicado, más frío,

porque estás en las latitudes, y desde mi punto de vista

esto fue la gran aportación, primero de Cristóbal Colón

y luego de todos los navegantes que vinieron después ¿no?

A esta zona se llama altas latitudes todo lo que empieza a estar

por encima de los trópicos ¿no? Entonces, por ejemplo aquí,

en el Estrecho de Magallanes, donde estamos ahora mismo,

estamos en las altas latitudes australes, a más de 40 latitud sur.

Son viajes mucho más complicados desde varios puntos de vista.

Primero,... los vientos son más fuertes,

las temperaturas son mucho mas frías,

y las condiciones también de ola

son más duras, con lo cual, siempre es mucho más complicado

volver, regresar hacia el este, navegar hacia el este,

que no navegar hacia el oeste, que son navegaciones muy tranquilas;

prácticamente, cuando vas por los trópicos

vas en chanclas y camiseta ¿no?

Fernando de Magallanes tuvo éxito, y sin embargo lo mataron en Filipinas

El Cano completó la primera vuelta al mundo,

pero murió intentando una segunda. Ciudad Felipe se tragó la vida

de 300 hombres y el sueño de un rey de poblar el Estrecho de Magallanes.

El precio que se paga por la exploración es terrible.

El tributo es muy alto, pero sin embargo lo necesitamos,

tenemos que pagarlo. Necesitamos a esos hombres que lo dan todo

para dibujar los mapas, para avanzar en nuestro conocimiento.

Hoy se merecen que por lo menos no los olvidemos.

Y en el próximo capitulo.

cruzamos el infinito verde rumbo a Buenos Aires.

¡Pasto, kilómetros y vacas!

Hablaremos de antropófagos,... El primer europeo

que pisó suelo argentino, Juan Díaz de Solís,

tuvo muy mala suerte, se lo comieron los caníbales.

...y de otros carnívoros. ¿Y qué se puede hacer

un día de fiesta en Buenos Aires? Pues empezar con un café en "La Boca"

y seguir con un buen asado en las tripas.

La carne es todo, representa un poco, junto con el mate, qué es Argentina.

Subtitulación realizada por Yolanda Fernández Gaitán.

Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. Harry

    La mejor serie de TVE, ya era hora de que alguien dedicase "media hora" al mundo de las motos. Gracias.

    28 mar 2016

Los últimos 143 documentales de Diario de un nómada

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Final en Dakar

    Final en Dakar

    27:15 11 dic 2016

    27:15 11 dic 2016 Miquel Silvestre amanece durmiendo en una hamaca. Emprenderá el último tramo del viaje ya en el interior del África negra. Pasará por el lago Rosa, donde termina la antigua prueba del Rally París Dakar, antes de dirigirse a la Dakar real y enseñarnos un retrato de la populosa ciudad africana. Pero llegar a la meta no será el final de sus dificultades, pues todavía tendrá que resolver un último asunto burocrático.

  • 27:30 04 dic 2016 Miquel Silvestre comienza la última etapa de su aventura por el África profunda. Mauritania es un país pobre y desolado, malas carreteras y controles policiales. Una última parada en el parque nacional de Dwaling le llevará a Senegal. En Saint Louis, la capital colonial francesa, terminará la etapa.

  • 26:56 27 nov 2016 Miquel Silvestre se aproxima a la frontera con Mauritania. La frontera no resulta fácil de pasar y comienzan los problemas con el papeleo. Una vez dentro del país del desierto se dirige a Nuadibú, e intentará visitar la abandonada población española de la Güera antes del anochecer.

  • Villa Cisneros

    Villa Cisneros

    28:22 20 nov 2016

    28:22 20 nov 2016 Miquel Silvestre se recupera del accidente descansando en Villa Cisneros. Allí recorre los restos del legado español, la academia Unamuno, un fortín, un faro, una tapa de alcantarilla y la iglesia donde descubre una extraordinaria historia de defensa del legado español por los saharauis.

  • 29:20 13 nov 2016 Miquel Silvestre busca en las Lagunas de Nayla las ruinas de la fortaleza de los Reyes Católicos. Después toma la carretera construida por los ingenieros españoles para llegar a la capital del Sahara Occidental, Al Aaiun. Su siguiente destino será la ciudad de Dakhla, donde sufrirá un accidente.

  • De Sidi Ifni a Tarfaya

    De Sidi Ifni a Tarfaya

    28:19 06 nov 2016

    28:19 06 nov 2016 Miquel Silvestre entra en Sidi Ifni, la ciudad que fuera española hasta 1969. El siguiente destino es Tarfaya, antígua Villa Bens, otra población española donde pudo haber empezado uno de los más famosos libros de la historia: El principito.

  • 30:32 30 oct 2016 Miquel Silvestre conoce como se elabora el famoso aceite de argán antes de entrar en la laberíntica medina de Marrakech. Allí conoce a Hamid, un simpático bereber que le invita a cus cus. La siguiente parada es en Essaouira, la antigua Mogador portuguesa. Allí salta la tapia del cementerio cristiano para localizar la tumba olvidada de Cristóbal Benítez, un malagueño que fue el tercer europeo en llegar a Tombuctú.

  • De Merzouga a Ouarzazate

    De Merzouga a Ouarzazate

    28:28 23 oct 2016

    28:28 23 oct 2016 Miquel Silvestre explica el origen de la costumbre del té en Marruecos, antes de salir a navegar por las dunas con la Gorda.En la ruta descubre la arquitectura de adobe típica del sur del país y acaba su etapa en el hotel Dar Kamar en Ouarzazate, que pertenece a Carmen, una española en África.

  • 27:05 16 oct 2016 Miquel Silvestre visita Monte Arruit, lugar donde ocurrió una matanza de soldados españoles y se dirige hacia el desierto. Cruza la cordillera del Atlas, completamente nevada, y aparece frente a la gran duna de Merzuga. Allí se sube en camello y cena tajín en una jaima berebere.

  • 26:50 09 oct 2016 Miquel Silvestre es recibido en el Instituto Cervantes de Tetuán, donde le enseñan el libro de otro viajero español del XIX: Joaquín Gatell. Bajo una copiosa lluvia recorre el litoral marroquí hasta la bahía de Alhucemas, donde se produjo el famoso desembarco que inspiraría el de Normandía.

  • De Sevilla a Tetuán

    De Sevilla a Tetuán

    29:08 02 oct 2016

    29:08 02 oct 2016 Miquel Silvestre visita en Sevilla el lugar de donde zarpó la expedición de Elcano y Magallanes que completó la 1ª vuelta al mundo. En Algeciras toma el ferry de rumbo a Ceuta. Cruza la frontera del Tarajal y entra en Marruecos. Su etapa termina en Tetuán para conocer el barrio español, conocido como el Ensanche. 

  • De Madrid a Sevilla

    De Madrid a Sevilla

    28:27 25 sep 2016

    28:27 25 sep 2016 Miquel Silvestre sale de viaje. Se despide en Madrid de sus amigos y comienza su aventura bajo la lluvia hasta llegar a Granada, donde visita una cueva flamenca y encuentra la modesta calle que el ayuntamiento ha dedicado a uno de los más ilustres granadinos de la Historia. Termina su etapa en Sevilla, paseando por el barrio de Santa Cruz.

  • 28:41 18 sep 2016 Miquel Silvestre prepara su viaje y se despide de su esposa embarazada. Será su última aventura internacional en mucho tiempo y decide regresar al origen de su vida aventurera: a África. Y hacerlo a Senegal para recordar aquellas primeras ediciones del rally París Dakar que tanto le hacían soñar de niño. 

  • Final ante el Ararat

    Final ante el Ararat

    28:58 12 jun 2016

    28:58 12 jun 2016 Miquel Silvestre entra en Armenia, el último país de su ruta. Allí descubre una nación extraña, remota y aislada con antíguas tradiciones, un alfabeto propio y el mejor brandy del mundo.El explorador degustará un extraño desayuno típico y sufrirá el caótico tráfico antes de enfrentarse a el Ararat.

  • Georgia

    Georgia

    28:54 05 jun 2016

    28:54 05 jun 2016 Miquel Silvestre recorre Georgia, el país donde naciera el dictador soviético Josif Stalin. Visita un museo dedicado a su memoria así como las iglesias y monasterios ortodoxos que sobrevivieron al comunismo. En su viaje por el Cáucaso, conocerá el yacimiento arqueológico donde habitaron los homínidos más antiguos de Euroasia, en él descubrirá una historia sorprendente.

Mostrando 1 de 10 Ver más