www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
3760502
Para todos los públicos Destinos de película - Venecia - ver ahora
Transcripción completa

Surcaremos las aguas de Venecia

para sumergirnos en una ciudad de cine.

Navegaremos en góndola por el Gran Canal,

como Roger Moore en "Moonraker".

Recorreremos las calles de la judería como Al Pacino

en "El mercader de Venecia".

Pasearemos por el Lido como Dirk Bogarde

en "Muerte en Venecia".

Visitaremos el astillero donde se rodó "The Italian Job",

aunque no destrozaremos ninguna góndola.

Disfrutaremos de la Plaza de San Marcos

como Katharine Hepburn en "Locuras de verano".

Procuraremos no caernos al canal como ella.

Comienza "Destinos de película".

(Sintonía)

Esta es Venecia, la isla más hermosa del Adriático.

La ciudad donde las calles son de agua en lugar de asfalto,

donde no circulan coches, ni camiones, ni bicicletas,

porque su tráfico es de "vaporettos",

góndolas, "traghettos".

Es la ciudad de las iglesias, de los palacios, de las máscaras,

de Casanova y de Marco Polo.

Es la ciudad única.

Faltan palabras para describir Venecia, por eso os propongo

que me acompañéis en este viaje para descubrir una ciudad que,

realmente, lo que parece es un decorado de cine.

1828 km nos separan de Venecia,

que en avión se recorren en dos horas y pico.

Llegáis al aeropuerto Marco Polo y, desde allí,

vais a tener el primer contacto con el agua.

Podéis coger un taxi acuático o lancha colectiva,

que es más económica y sale desde el embarcadero del aeropuerto.

Si preferís trasladaros por tierra,

hay un servicio de taxis y autobuses terrestres

que os dejarán en Piazzale Roma, la terminal donde aparcan

todos los vehículos que llegan a Venecia.

Nosotros ya hemos llegado dispuestos a conocer Venecia

recordando "El turista", una película de acción

que muestra los mejores escenarios de Venecia.

(Campanadas)

Para ver Venecia en todo su esplendor,

hay que subir al Campanile.

Este es el punto más alto de la ciudad.

Este campanario pertenece a la basílica de San Marcos

pero, como veis, no están conectados.

Esa es la basílica de San Marcos

y, desde aquí, Venecia parece como si no tuvieran ni canales.

Màxim, se te olvida que aquí fue donde Galileo Galilei

hizo las pruebas con el primer telescopio del mundo.

Es verdad, fue un acontecimiento de los más importantes de la historia.

Dejemos de mirar al cielo y bajamos a la Tierra.

Háblanos de cómo debemos movernos por la ciudad.

Moverse por Venecia no es fácil, así que hay que tirar de mapa.

La isla tiene forma de pez y tiene seis distritos o "sestieri".

En la cabeza está el Cannaregio, que es el más popular

y donde nacieron Tiziano y Tintoretto.

En la boca está el distrito de Santa Croce,

que tiene la estación de trenes

y donde se pueden ver coches circulando.

Al lado, está San Polo, el más pequeño

y el más antiguo de la ciudad porque, al estar en alto,

los venecianos se instalaban aquí para evitar las inundaciones.

Pegado esta Dorsoduro, donde están las universidades

y la zona de marcha.

Y, en la cola, el barrio de Castello,

el más extenso y donde están los jardines de la Biennale,

la exposición de arte y cultura que se celebra cada dos años.

Y el sexto "sestiere" de Venecia es San Marcos,

que es donde nos encontramos ahora.

Todos los distritos dan al Gran Canal,

que es la arteria principal de esta ciudad.

Pero, a su vez, hay muchos más canales y, también,

muchas más islas, ¿no, Mónica?

¡Correcto! En total, hay 177 canales menores

que crean 118 islas

que están conectadas entre sí por 354 puentes peatonales.

Dicho esto, ¿entendéis por qué hay que ir con mapa

para no perderos en este laberinto de callejones y canales?

Paseamos por la Plaza de San Marcos,

que es el primer lugar al que llegamos los turistas,

y es el punto neurálgico de esta maravillosa ciudad.

Es la Plaza de San Marcos, porque al resto de plazas,

cuando son más pequeñas, les llaman "campo"

y, cuando son más pequeñas, "campiello".

Todas las películas que se han rodado en Venecia tienen,

al menos, una escena grabada en esta plaza.

¡Eh, eh! -¡Cuidado!

¡Oh! (GRITA)

¡Ah!

(Relincho de caballo) ¡Oh!

(Aplausos)

Además de "Casanova", en esta plaza se han grabado

otras famosas películas. Por ejemplo:

"Italian job", cuando Donald Sutherland se encuentra

con Mark Wahlberg para planear un robo.

"Casino Royale", "Moonriker" o "El turista".

Y, como veis, esta plaza es un museo al aire libre.

Allí está la Biblioteca Marciana,

aquí mismo está la Torre del Reloj,

la basílica de San Marcos.

Bueno, Mónica, sigue tú.

Lo que más impresiona de la plaza es que sigue intacta

a pesar de los años que tiene, que son muchos.

Canaletto, el célebre paisajista veneciano,

la retrató en 1723 y, 300 años después, ahí sigue.

No pasan los años por ella.

Con razón dijo Napoleón que era el salón más bello de Europa.

Y por eso la eligen los novios para su sesión de fotos.

Veamos algunos de los encantos de esta plaza.

A la izquierda, está la Torre del Reloj,

que tiene una macabra leyenda.

Dicen que el dogo, que era la máxima autoridad en Venecia,

mandó arrancar los ojos a los artesanos

que construyeron este maravilloso reloj,

para que no volvieran a hacer otro como este.

Ya veis cómo se las gastaban en el siglo XV.

Después de esto, vamos a ver la basílica.

La basílica es, además, la catedral de la ciudad,

y se construyó para acoger el cuerpo de San Marcos,

que fue transportado desde Alejandría.

Una de la república veneciana imponía que los mercaderes

que consiguieran tener buenas ganancias,

debían hacer un regalo para embellecer San Marcos.

Por eso vemos tanto derroche y mezcla de estilos.

Y otra joya de la plaza es el Palacio Ducal,

esta era la residencia de los dogos.

Desde aquí gobernaban e impartían justicia.

La verdad que el palacio es impresionante,

porque lo que pretendían era que, cuando llegaran los barcos aquí,

a La Serenísima, que era como llamaban a la república de Venecia,

vieran el poderío de esta ciudad.

¿Y qué me dice mi serenísima compañera Mónica de esta joya?

Pues que el palacio es bonito por fuera y por dentro.

La entrada al patio ya impresiona.

Después, hay que subir por la Scala d'Oro y allí se entra

en una sucesión de salas a cual más lujosa y ornamentada.

Esta es la impresionante sala de armas.

Fijaos en este ramillete de espadas

que bien podría adornar el sillón de "Juego de tronos".

Todo el palacio es un derroche de lujo y ostentación

en el que echaron el resto los artistas más top del momento:

Veronese, Tiziano y Tintoretto.

Y aquí está la muestra:

Este fresco llamado "El paraíso" os dejará boquiabiertos.

"El paraíso" adorna la Sala del Consejo, donde se votaban

las grandes decisiones que afectaban

al Gobierno de la república.

Y Màxim se ha cansado de la visita

y está fuera haciendo una curiosa prueba.

Estoy tratando de dar la vuelta así,

porque cuenta la leyenda que a los condenados

se les daba una última oportunidad de salvarse, como un comodín,

si conseguían girar la columna... Sin caerse.

Pero es imposible, aquí te caes.

El palacio aún tiene más, también se puede visitar la prisión,

donde se ven los calabozos y los pozos húmedos

donde encerraban a los condenados.

Y seguro que al pasar por aquí, por el Puente de los Suspiros,

se detuvo a contemplar esta preciosa vista de la laguna.

Cuenta Lord Byron, que era un romántico,

que por esas ventanas era el último momento en que

los presos, los condenados, veían la luz.

Y, por eso, soltaban unos suspiros.

También el turismo se ha encargado de buscar sus propias leyendas.

Y dicen que si una pareja se da un beso al pasar bajo el puente,

eso es garantía de que el amor será eterno.

Muy cerca del Puente de los Suspiros

está el hotel más de cine que conocemos en Venecia:

Es el Hotel Danieli. Aquí se alojaron,

en la película "El turista", Angelina Jolie y Johnny Depp.

Es más, la escena de Roger Moore,

del agente 007 en la película "Moonriker"

también se rodó en una de estas habitaciones.

Este es un hotel de cine, siempre se han alojado

las estrellas que vienen:

Harrison Ford, Catherine Deneuve, Steven Spielberg... Todos aquí.

Y las habitaciones, todas, tienen nombre de estrellas.

Mientras Màxim callejea por Venecia, debéis saber

que el callejero de la ciudad tiene un repertorio de nombres

que varía según las características de las calles:

Las "fondamentas" son las calles que bordean la orilla de un canal.

Las que llevan "rio Tera" indican que era un antiguo canal

que fue tapado para convertirlo en calle para poder andar.

Una "salizada" es una calle principal.

A los callejones se les llama "ramo".

A los soportales o porego.

Y las calles sin salida son las corte.

Y esta que veis, es la calle Varisco,

la más estrecha de Venecia. Mide 53 centímetros.

A ver quién se atreve a poner a prueba su contorno de cintura.

Otro lugar imprescindible de Venecia es el Puente de Rialto.

Lo que ahora son tiendas de souvenires,

fueron negocios y bancos.

Claro, cuando Venecia era una potencia económica en el mundo.

Pero a nosotros nos interesa este puente porque fue

el escenario de una película de época maravillosa,

"El mercader de Venecia".

En "El mercader de Venecia", cortaron este puente

durante siete horas para rodar la escena

en la que los cristianos insultaban a los judíos

y les llamaban avaros y pecadores.

La verdad es que este puente es el más importante de la ciudad

porque fue el primero que se construyó

y que unió las dos orillas.

Mónica, háblanos más del Puente de Rialto.

Cuando el puente se empezó a construir en 1588,

nadie se imaginaba que fuera posible realizar

el Puente de Rialto en piedra.

Los venecianos bromeaban diciendo:

"Se terminará cuando yo tenga tres piernas".

Otros decían: "Cuando se termine, me prendo fuego".

Finalmente, el puente se terminó.

Aunque ahora lo vemos tapado porque se está restaurando.

Esa cabeza de oro es el resto de una antigua farmacia

que vendía un remedio que lo curaba todo.

Se llamaba la Triaca de Andrómaco.

Luego descubrieron que llevaba opio,

así que imagino que aliviaba más que algún mal.

Mónica, cuéntanos tú.

Os puedo contar que aunque el Puente de Rialto fue

el primero que se construyó sobre el gran canal,

se hicieron otros tres más.

El Puente de la Academia, llamado así

por la Galería de la Academia,

uno de los mejores museos de la ciudad

con obras de Tiziano, Tintoretto o Leonardo Da Vinci.

El Puente de los Descalzos, también llamado

Puente de la Estación porque enfrente está

la estación de trenes de Santa Lucía.

Y el más polémico, el Puente de la Constitución

o Puente de Calatrava, un puente que ha probado

algún que otro tropezón y que no convence a sus críticos,

porque creen que su diseño moderno

no encaja con la arquitectura de la ciudad.

Muy cerca del Puente de Rial está el mercado más frecuentado

por los venecianos. Y aquí he quedado con Eugenia,

que es una escritora asturiana.

Eugenia, que se enamoró de Venecia.

Te enamoraste, te viniste y te quedaste.

Sí. Bueno, yo vine en busca de un personaje,

que era la primera mujer famosa escritora

y era una cortesana, una prostituta de lujo,

amante del rey de Francia.

Viniste a escribir una novela y te quedaste.

Aquí todos vienen a inspirarse.

Aquí ha venido la gente que admiro: Lord Byron, Shelley.

En un momento dado, todos los escritores pasaban por aquí.

¿Y cómo es la vida en Venecia? Muy cara.

¿Y este mercado también es muy caro?

No. Este mercado es lo más barato de Venecia,

pero hay que regatear.

Hay que venir a la última hora y que te conozcan,

te saluden por el nombre y tú pedirles un descuento

y, entonces, es lo más barato y lo mejor de Venecia.

Y, además, tienes que pensar cómo era este mercado

cuando empezó la ciudad. Tienes que pensar que había seda,

había gente con oro, diamantes, turquesas, esmeraldas.

Ya no tenemos los banqueros. La banca empieza en Rialto

con una banca. Por eso se llama banca.

Ponen una cosa de madera, se sientan y cambian dinero.

¿Sabes que este lugar es

un lugar de cine también? Sí, lo sé.

En este mercado, Johnny Deep aparece porque va escapando

de la muerte. Quieren matarlo en la película "El turista"

y aparece aquí, justo en el mercado

donde nos encontramos. ¿Tú viste esa película?

Sí. Vi la película y estuve en Venecia durante el rodaje.

Paralizó completamente Venecia.

Estaba el gran canal cortado durante horas.

No podían pasar los vaporettos, no se podía comprar la comida.

Cada vez que Angelina y Brad

se iban al parque con sus hijos, se montaba un revuelo.

Todas las casas estaban ocupadas por el equipo.

Durante seis meses, no se podía conseguir alojamiento.

Oye, hablando de alojamientos. ¿Es muy caro aquí buscarse casa?

Sí. Más que caro, es difícil. ¿Sí?

Sí. Porque aquí todas las casas... Mira.

El peligro de Venecia no es que se hunda.

No se va a hundir en el agua. El peligro de Venecia es

que se convierta, que ya es, en una Venice Land.

Es decir, un sitio que es un inmenso hotel para turistas.

Entonces, hay muchas casas vacías

que la gente no alquila más que a los turistas.

Esperan al verano para alquilarlas.

Es difícil que te alquilen una casa.

Mira. Las alcachofas son muy aquí típico.

Y el corazón de la alcachofa he visto que es lo más típico.

Me encantan. ¿Y sabéis por qué toman alcachofas?

¿Por qué? Porque beben muchísimo alcohol.

La palabra Venecia, Véneto, es "los que beben vino".

La alcachofa es buena para el hígado.

Ancestralmente, desde hace miles de años,

consumen kilos y kilos de alcachofa

y por eso no mueren en la juventud.

Cerca del mercado de Rialto, está el Campo San Giacomo,

la plaza más antigua de Venecia y el lugar donde se concentraban

los banqueros y mercaderes más poderosos.

Enfrente de la iglesia, también la más antigua de la ciudad,

está la Columna del Bando.

Aquí era donde el pregonero anunciaba los castigos,

los exilios o los comunicados del Dogo.

Y justo al lado, la estatua del Jorobado de Rialto,

la escultura más deseada

por los ladrones durante la Edad Media.

Y ahora, Eugenia nos cuenta por qué.

Cuando cogían a un ladrón, le hacían correr desnudo

desde San Marcos, que está ahí, con dos filas de gente

azotándole desnudo, corriendo hasta llegar

y abrazarse a esta estatua.

Y cuando llegaba a la estatua, normalmente, la besaba,

la abrazaba, se echaba a llorar, porque ya estaba libre.

Cuesta imaginarse Venecia sin turistas.

Por eso, quiero que conozcáis un barrio que es

donde vive Eugenia, que es el Cannaregio.

Sí. ¿Cómo vamos a ir? ¿Con tu marido?

Vamos a ir con este barco de juguete casi.

Pero vais a ver que Venecia son las calles de agua.

Y luego, los barcos son como los coches.

Si venís a Venecia y os animáis a manejar un barquito,

debéis saber que el tráfico por los canales

está regulado de distinta forma que en tierra firme.

Todas las embarcaciones motorizadas

tienen que circular por el lado derecho.

Y las góndolas y los botes tienen que ir por el izquierdo.

También vais a ver señales como esta,

que informan que por ahí solo pueden pasar las barcas a remo.

¿A que llama la atención las ambulancias acuáticas,

las barcas de recogida de basuras, de paquetería,

las de policía, de reparto de bebidas,

las del servicio de correos?

Es la vida misma.

Para moverse por Venecia, el barco lo mejor, ¿no?

Indispensable. Para hacer la comprar,

para traer a tu madre que es anciana o tu abuelita.

Para ir a los sitios cuando hay tantos turistas

que no se puede andar y no se puede subir

al vaporetto porque está lleno.

El barco es como el coche en Venecia. Es como un 600.

¿Y aquí te ponen multas también? Te ponen muchísimas multas.

Mira. Todo está plagado de cámaras.

Y si tú vas a más velocidad, si pasas por un canal

que no se puede, si aparcas donde no se puede,

te caen multas de miles de euros.

Al principio, ni se podía caminar.

Cuando Napoleón y los austríacos conquistan Venecia,

se ponen muy nerviosos porque hay muchos lugares

donde no se puede llegar a pié. No pueden meter tropas.

Al principio, eran islas. Ni siquiera había puentes.

Primero, construyen las islas y, luego, hacen los puentes.

¿Por dónde vamos ahora? Estamos en Cannaregio,

que es mi barrio. Es el barrio más poblado de Venecia.

Es también el barrio que viven muchos artistas,

escultores, pintores, escritores.

Decir que Venecia no corre el peligro de hundirse.

El peligro es cómo se ha despoblado.

Tenía 450 000 habitantes y tiene menos de 50 000 habitantes.

Y todavía Cannaregio es el sitio donde viven más gente.

Hay vida popular, vida de barrio.

Llegamos a la Madonna dell'Orto,

donde está enterrado Tintoretto y su familia.

Una de las iglesias más bonitas

y de los lugares más escondidos y románticos,

porque la gente no viene.

Fijaos qué belleza. Qué maravilla.

Y el claustro es absolutamente maravilloso.

Detrás de la iglesia de Santa María del Orto,

también está la casa donde vivió Tintoretto,

en el 3399 de la Fondamenta dei Mori.

El más famoso pintor veneciano se llamaba, en realidad, Jacobo,

pero como su padre era tintorero, heredó el apodo.

Y gracias al oficio de su padre, el genio del Renacimiento italiano

aprendió a mezclar los colores como nadie.

Mira. Aquí tenéis el Palacio del Camello.

Este es un palacio de unos hermanos

que eran mercaderes de Oriente. Eran tres hermanos.

La historia del camello es muy romántica.

Dicen que en un antiguo mercado del Este,

de Turquía, él conoce a una chica.

Le dice que se escape. "Escápate y ven a Venecia".

Y dice: "¿Pero cómo te encontraré en Venecia? Hay mucha gente".

No había teléfonos, emails.

Y le dice: "Voy a poner en mi palacio

una escultura de un camello con un mercader.

No habrá otro que tenga es escultura. Me encontrarás".

Y dicen que la encontró.

Sabéis que Venecia hay que verla desde el agua.

Desde el agua, vemos las fachadas principales de las casas.

En cambio, desde la tierra, son las traseras.

Ah. Lo que estamos viendo, es la fachada principal.

Por ejemplo, esta casa con los geranios

y todo esto es la fachada principal.

Dejamos el barco y llegamos de pronto, Eugenia, al gueto,

¿no?, es aquí, esta zona.

Esta es la isla del Ghetto que la palabra gueto,

que todos la conocéis como un sitio excluido,

viene de aquí, del primer gueto de la historia que es esta isla

que, entonces, no significaba nada malo, venía de "ghettare",

pero aquí confinaron a los judíos,

el primer sitio donde se confinaron a los judíos.

Entonces, se dio orden que hubiesen unas puertas,

aquí, unas puertas, y por la noche tenían que cerrarlas

y los judíos tenían que permanecer dentro.

Precisamente, con esa escena empieza "El mercader de Venecia",

cuando se cierra, y los judíos se quedan en un parte de ese muro.

A los judíos les obligaban a llevar un sombrero rojo

y a no tener propiedades,

por eso empezaron a ser prestamistas.

Vamos a llegar al campo del gueto a contaros cosas curiosas,

unos de los primeros sitios

del mundo con rascacielos es el gueto.

¿Y por qué había rascacielos? Porque a cambio de los préstamos,

los judíos prestaron tanto dinero al Dojo,

por ejemplo, para la batalla de Lepanto,

donde queda manco Cervantes,

los judíos le prestan miles de ducados

y, entonces, les promete tierras y un sitio,

porque no tenían sitio, estaban confinados aquí.

Y él, luego, les dice: "Os doy hasta el cielo,

levantad las casas todo lo que queráis".

Las casas del gueto son las más altas de Venecia.

El gueto judío es el único gueto intacto en Europa

y un sitio perfecto para perderse por sus callejuelas,

probar sus dulces o visitar las sinagogas

que aún siguen de pie.

Las cinco ventanas alargadas que se asoman a la plaza,

son de la sinagoga alemana, la más antigua.

Esta es la levantina, donde se reunían

los judíos del este y esta es la española

que está considerada

una de las más bonitas del norte de Italia.

¿Y esta zona tan bonita, cómo se llama?

Es la Fondamenta della Misericordia y es la zona de vinos.

Y podemos ver la costumbre más veneciana que hay.

Oye, ¿por qué al vino le llaman "ombra"?

Le llaman "ombra" al vino porque antes lo tomaban

a la sombra del campanario.

Se sentaban a la ombra tomándose un vino.

La costumbre más veneciana es: Antes de comer y antes de cenar,

irse a tomar un "ombra" y un "cicchetti".

El "ombra" es el vino y el "cicchetto" es un pinchito

un poco como los pinchos vascos,

ahora, los vamos a ver, ¿no? con cosas muy ricas encima.

Te he traído al mejor sitio de "cicchetti"

de toda la Fondamenta de la Misericordia.

Pues mientras nosotros "cicchetteamos", Mónica,

háblanos de la comida, típicamente, veneciana.

En la cocina veneciana abundan los platos

con productos del mar que para eso es una isla.

El plato más típico

son los espaguetis con calamares en su tinta.

O el risoto con calamares.

Otro plato más exclusivo es la moeca, lo que viene a ser

unos cangrejos en tempura que solo es posible

comerlos cuando el cangrejo

cambia el cascarón y se puede masticar.

Y, por último, la baccala mantecato,

una mousse de bacalao salado que se suele servir con polenta.

Eugenia Rico es escritora, tiene media docena de libros

y nos trajo a una librería que dicen es la más bonita

del mundo, la librería "Acqua Alta", ¿la vemos??

Ahora, la vemos seca, aunque el suelo está húmedo

porque esta librería se suele inundar y por eso

muchos de los libros están en góndolas, en canastos...

Claro, el "acqua alta", es la maldición de los venecianos,

a los turistas les encanta. La ciudad se inunda

unas 100 veces al año.

Suenan sirenas de la Segunda Guerra Mundial

Que guardan para eso y a mí me da bastante miedo

y el agua te puede llegar

hasta aquí en algunos sitios, en otros, no.

El "acqua alta" es una marea demasiado alta.

¿Cuántos libros habrá aquí? Puede haber 100000 libros.

Tus libros deben estar por aquí, ¿los buscamos?

"El beso del canguro", el último, me los voy a llevar, ¿eh?

Venecia tiene historia, tiene canales y tiene carnaval.

La mayoría de las películas que se han rodado aquí

han dedicado alguna de sus escenas

a esa fiesta que transforma, por completo, esta ciudad.

Hay, al menos, cuatro películas

en las que el carnaval de Venecia ha sido protagonista.

Primero, el "Casanova", de Fellini, con Donald Sutherland

encarnando al mayor ligón de todos los tiempos.

Segundo, el "Casanova", que 30 años después,

encarnó Heath Ledger, el actor de "Brokeback Mountain".

También, hay carnaval en "El mercader de Venecia"

o en la orgía de máscaras que montó Tom Cruise

en la película "Eyes Wide Shut".

Durante 17 días estas calles se llenan de fiesta, bailes,

máscaras, es el carnaval y he quedado con Giulia,

una diseñadora de trajes maravillosos

para que nos cuente cómo se realizan.

Giulia.

Hola. Bongiorno.

Qué ganas tenía de verte.

Bongiorno. ¿Te pillo trabajando?

Claro, mucho placer, siempre trabajando.

¿Qué estás haciendo? Un traje de 1700.

Lo estamos preparando para el baile del próximo año,

entonces, necesita tener mucho, mucho, traje.

¿Cuánto vale este vestido que estás haciendo?

Este, cuando se termine con todos sus accesorios,

con el bigou, con el bolsito, el gorro, la máscara,

pienso que, más o menos, 4000 euros.

Enséñame diferentes estilos de los vestidos que se ponen.

Esto es un 1800.

Entonces, un siglo después, la moda cambió

y se ponía la criolina abajo.

Oye, ¿y los hombres qué nos ponemos en carnaval?

Pues, los hombres, la mayoría de mi trabajo es con el 1700.

Entonces, Casanova. Realmente, bonito, ¿eh?

Yo soy Casanova un poquito, ¿no? Así, es pirata.

Ah, ¿es pirata?, un poco de pirata me gusta, también.

Ah... me gusta.

¿Queda bien?

¿Y estos vestidos los podemos ver en fiestas, en bailes?

Sí, pero, está una asociación de amigos del carnaval

que está aquí, en Venecia,

que siempre disfrutan ese traje por diferentes momentos.

Ahora, si tú quieres venir conmigo, vamos a ver un ejemplo

en el palacio donde yo hice mi fiesta este año.

Ah, genial verlo.

Además, de los trajes de época, durante el carnaval

es obligatorio llevar la cara cubierta.

Por eso, el repertorio

de máscaras venecianas es increíble.

La más común es la máscara noble, la típica careta blanca

que se lleva con una túnica negra.

La más vistosa, la dama, una máscara cubierta de joyas.

Esta es la de gato o la de bufón.

Pero, en el carnaval veréis, también, un amplio surtido

de máscaras y disfraces

de los personajes de la comedia del arte.

Como estas del avaro Pantalonne,

o la famosa careta del Doctor Peste,

se llama así porque es la máscara que llevaban los médicos

para protegerse de los contagios de la peste.

Dentro de la nariz escondían hierbas aromáticas.

Y tú no sabes que en el grupo hay una española.

¿Aquí? Ella es veneciana,

casada con un gondolero.

¿Quién es? ¿Quién es?

Maribel.

¡Giulia, Giulia!

¿Española, es española? Sí.

¿De dónde eres?

¿De dónde eres? De Oviedo.

Del Principado de Asturias

como la reina de España, yo, la de Venecia, ole, olá.

Bueno, ya veo que lo vives, ¿no? Nos reunimos una vez a la semana

para bailar los bailes,

lo mismo que un grupo folclórico en España,

se pueden unir para sus tradiciones,

nosotros tenemos nuestras tradiciones propias, también.

Son los bailes del 1700, músicas de Mozart.

¿Qué tipos de bailes? Minuetos.

Todo el rato es minuetos. Sí, son bailes

con movimientos suaves, lentos, las manos no se levantan,

no estaban bien vistos, era cuando comenzaba

la mujer a incorporarse a la danza y, sobre todo,

la mujer de palacio que, hasta entonces,

las de palacio no se movían.

¿Y es verdad que te enamoraste de un gondolero?

Mira, me vine en el 2002 en un crucero de vacaciones.

Y el último día, a última hora y momento

cuando quería irme al hotel porque al día siguiente me iba

en el avión, pasé por el puente La Canónica,

pregunté a un gondolero, porque no había nadie más

para preguntar en aquel momento, y dije: "¿Qué hora es?",

y me mira y me dice: "É la hora dell×amore".

"Ah", le respondí.

Y aquí estoy. No me lo puedo creer.

Te dejo, un besazo. Dos.

Bailad mucho.

Venga, voy a seguir con mis ensayos.

Dejamos atrás 1700 y nos vamos a 1989,

el año en el que se estrenó

"Indiana Jones y la última cruzada".

Con esta película recorreremos

los escenarios del cine de aventuras.

Estamos en la Fondamenta de La Salute,

otro enclave famoso en Venecia y primer escenario

de "Indiana Jones y la última cruzada".

Aquí llegaba Harrison Ford y su amigo Marcus en busca

de su padre que era Sean Connery, al que habían secuestrado.

De esta película rodaron cuatro escenas en Venecia

y hubo que planificarlo al milímetro porque

había que grabarlo en 1 día y esto era agosto.

Y, además, del interés cinematográfico, esta zona

es muy importante por esta iglesia.

Mónica.

La monumental basílica de Santa María de la Salud

es una de las más queridas por los venecianos

y su cúpula se ve desde cualquier parte de Venecia.

Se construyó para agradecer a la virgen el final de la peste,

una epidemia que golpeó,

duramente, la ciudad y se llevó a 80000 venecianos.

La visita es gratis.

Y aunque el interior es más austero

se pueden contemplar obras de los maestros venecianos:

Giordano,

Tiziano,

y en la eucaristía las de Tintoretto.

Y detrás de la iglesia está la Punta della Dogana,

la antigua aduana, donde se juntan los dos canales,

el Gran Canal, que este.

Y este otro que es el Canal de la Giudecca.

Porque el resto de canales que hemos visto

aquí en Venecia le llaman ríos.

Así que vamos a coger ahora un vaporetto

y nos vamos a la siguiente parada de cine.

La mejor manera de moverse por Venecia es a pie.

Pero si tenéis que hacer grandes desplazamientos

podéis usar los vaporettos,

que son los autobuses urbanos acuáticos.

Funcionan muy bien y es una buena alternativa

frente al carísimo taxi.

El ticket del vaporetto tampoco es económico.

Por eso hay que plantearse comprar un abono de un día,

de dos y hasta de 4 días.

Otra opción muy práctica es el traghetto,

esta especie de barca que se usa para pasar

de una orilla a otra del gran canal.

El trayecto es corto, pero os ahorrará muchos paseos.

Esta es la Iglesia de San Barnaba.

No es la más bonita de Venecia

pero es la que utilizó Spielberg para convertirla

en una biblioteca en la que Indiana Jones

se enfrentaba a un ejército de ratas junto a su compañera.

Daba realmente asquito las escena.

Y justo al lado de la iglesia, exactamente aquí,

sucedía la escena más divertida de una comedia romántica

de los años 50, "Locuras de verano".

Catherine Hepburn era una turista

que accidentalmente se caía al agua.

En locuras de verano ya se veía el potencial turístico

que iba a tener esta ciudad, Venecia.

Y me gustaría que os fijarais en una cosa de la plaza.

Es ese pozo.

Si paseáis por Venecia vais a ver muchísimos.

Ahora Mónica os explica qué significan

y qué función tenían.

Antiguamente se decía que Venecia

era una ciudad en el agua, pero sin agua.

Vamos, que no tenían agua corriente.

Por eso se crearon por toda la ciudad

centenares de pozos como estos para tener agua potable.

La conseguían almacenando el agua de lluvia

que entraba a través de estas losas agujereadas

y que quedaba almacenada en unos aljibes subterráneos.

Ahora el agua potable ya viene de tierra firme.

Y por eso los pozos están sellados.

Y muy cerca de San Barnaba está el puente de los puños.

Exactamente aquí en este ring

peleaban los clanes, dos familias, dos pandillas

que vivían separadas en barrios distintos

y aquí organizaban peleas a puñetazos.

No había barandillas

y el que caía al agua del canal había perdido.

Como recuerdo de aquellas peleas a puñetazos

quedan estas pisadas.

Nos vamos ahora a los muelles más antiguos de Venecia

porque allí he quedado con una española

que hace de guía con gente famosísima.

Cristina. Ay, qué gusto.

Una gaditana en Venecia. ¿Qué tal?

A ver que te note el acento. Bueno...

Oye, ¿por qué me has traído a este sitio tan marítimo?

Bueno, Zattere es un paseo marítimo precioso,

como veis, situado en el barrio sur de Venecia,

el barrio Dorsoduro.

Una parte se encuentra junto al Canal de la Giudecca.

Por la otra parte al Gran Canal.

Así que es una barrio privilegiado.

Elton John tiene una casa aquí en Giudecca.

¿Ahí enfrente tiene Elton John?

Con vistas estupendas hacia San Marcos, sí.

¿Qué me dices? Se enamoró de la propiedad

por las vistas panorámicas.

¿A qué turistas célebres has tenido aquí que has dicho:

"Mirad, esto es Venecia"?

Desde José Luis Perales,

a Alejandro Fernández, a Al Pacino,

cuando vino a grabar "El mercader de Venecia".

Lydia Bosch también.

Y Robert Redford.

¿Robert Redford, le viste?

También, sí, sí. Guau.

Bueno, George Clooney, etcétera, etcétera.

¿Y los has visto por aquí por la ciudad?

Claro, normalmente en septiembre celebramos

el Festival de Cine de Venecia. Sí.

Y, claro, toda la ciudad se llena de celebrities.

Oye, ¿qué es aquello,

aquel edificio de color de ladrillo?

A ver, allí tenemos dos edificios importantes.

El edificio de la derecha es el llamado molino Stucky.

Fue durante décadas el molino más grande de Europa.

¿Qué molía? Molía harina principalmente.

Y de ahí que también produjeran galletas y pasta.

El más grande de Europa.

Y luego a la izquierda tenemos una fábrica

que sigue todavía activa,

que es la fábrica de Mariano Fortuny.

Ah, sí. Diseñador, escenógrafo,

luminotécnico.

Realmente fue un genio. ¿Y sigue viva la fábrica?

Sigue activa, sigue vendiendo sus tejidos maravillosos

de seda, de terciopelo.

No muy lejos de la fábrica está el palacete

de Mariano Fortuny hijo.

Aquí escribía, pintaba, diseñaba lámparas, cojines.

El palacio es hoy un museo donde se exponen obras suyas,

de su padre y de otros artistas de la época.

Y antes que Fortuny hubo otra española

que también triunfó en Venecia.

María García Malibran fue una cantante de ópera

famosísima en el siglo XIX.

Y este teatro lleva su nombre.

Tu marido es un gondolero de profesión, ¿no?

Sí, de profesión y de tradición ya centenaria.

¿Sí? ¿Cómo lo conociste tú a tu pareja, a tu chico?

Vine aquí realmente por un viaje con amigas.

Y ya 13 años aquí.

13 años por el amor a un gondolero.

¿Dónde lo tienes ahora?

¿Ahora? Pues ahora realmente está aprovechando que tiene

el día libre para arreglar la góndola.

Ah, ¿en los astilleros de góndolas?

El astillero.

¿Podemos ir a ver la góndola? Claro, merece la pena.

¿Sí? Merece la pena porque él

realmente ha utilizado durante años

el astillero más antiguo de la ciudad

que se conserva todavía intacto,

como en 1600 cuando se construyó.

Mira, Máxim, este es el astillero.

Qué bonito.

¿Qué han hecho en la góndola? ¿Quitarle todo lo sucio?

Sí, realmente la góndola después de 2 o 3 meses

tiene siempre que volver al astillero

porque tienen que limpiar el fondo,

de todas las algas y de todo

lo que se va adhiriendo a la góndola.

Los edificios no parecen nada venecianos, ¿eh?

Nada. Los del astillero.

Tiene estructura alpina

porque los artesanos que llegaron

para construir las góndolas a Venecia

llegaron desde los Alpes, desde Dolomitas.

Ellos eran los especializados en la madera.

Pero bueno, hola. ¿Es él? ¿Es tu gondolero?

Este es mi gondolero. -Hola, qué tal.

Encantado, Buongiorno. Buongiorno.

Oye, qué buen español hablas, ¿no?

Bueno, me apaño.

¿Cuántos años llevas de gondolero tú?

¿Yo? Bueno, yo 30 años.

Yo empecé cuando tenía 18 años.

Mi padre ha sido gondolero, mi abuelo. Toda la familia.

Cinco generaciones.

¿Cinco generaciones de gondoleros?

¿Esta cuchilla que veo

en todas las góndolas qué significa?

Este simboliza un poco la historia de Venecia.

Esta parte es el gorro del Doge.

El Doge era el duque de Venecia.

¿Ah, y esto? Un, dos, tres, cuatro,

cinco y seis; son los seis barrios de Venecia.

¡Anda!

Este es la Giudecca.

Ah, ¿la isla de enfrente? Exactamente.

El Puente de Rialto.

Este arquito representa el Puente de Rialto.

Y como tú puede ver

es la forma de una ese al revés.

Ah, sí. Que es el Canal Grande.

Y aquí se rodó una película

de Hollywood importante de acción.

"The italian job".

Aquí tuvo lugar una escena superimpactante.

Porque prácticamente una góndola de este squero,

de este astillero, queda destrozada.

Recuerdo la película.

Charlize Theron, bandas de ladrones

Mark Whalberg, Donnald Sutherland.

Año 2003. Sí.

Y se rueda aquí. Y se rueda aquí.

Vamos a aprovecharnos de Cristina para recorrer

el Gran Canal y ver todos los palacios que hay

a los dos lados, porque muchos han sido

escenarios de películas conocidísimas.

Ahí se rodó una escena de "Todos dicen I Love You",

de Woody Allen, en este palacio que es maravilloso por dentro.

Maravilloso. Hoy es un hotel de 5 estrellas lujo.

El hotel preferido de Hemingway también.

Qué bonito este de los azulejos pequeñitos.

Es el Palacio Barbarigo.

Ha sido la sede de una compañía de Murano,

de vidrio de Murano.

Realmente especializada en mosaicos,

de la familia Salviati.

Palacio Grassi.

Hoy pertenece al millonario

y coleccionista de arte Franois Pinault.

Qué poderío. Él se casó con Salma Hayek.

Aquí celebraron su tercera boda.

Estos dos palacios son los Palacios Giustinian,

construidos para dos hermanos que querían...

esto era muy típico, querían vivir juntos

pero cada uno conservar su intimidad.

Ahí se alojó Richard Wagner.

Y ahí compuso "Tristán e Isolda".

Guau. Palacio Stern.

Mira qué terraza, espectacular. Hoy es un hotel de 4 estrellas.

Ese hotel tiene punto cinematográfico.

Ahí se rodó "The italian job". Ahí tuvo lugar

la primera escena cuando intentan robar

la caja de seguridad. EL gran robo.

Bueno, tenemos también el Palacio Aman.

Hoy, Hotel Aman.

¿Ese es en el que estuvo de noche de bodas

George Clooney y Amal?

Invitó a 150 celebridades, todas con los gastos pagados,

al hotel más importante de la ciudad.

Bueno, mira qué palacio tan bonito aunque presenta

muchísimo problemas estructurales. Ca'Da Mosto.

Ese es el de la película "El talento de Mr. Ripley",

el apartamento del señor Ripley era ahí.

Sí, sí, sí. Y otro palacio también emblemático,

hoy es un museo, el Museo de Historia Natural,

es el Fondaco Dey Turchi.

En este Museo de Historia Natural se grabó la escena

del baile de "The tourist" con Angelina Jolie.

Aquí están las fachadas chulas, las espectaculares

dan al canal. Las espectaculares.

Ya veis la fascinación que sentimos todos

cuando visitamos este gran canal.

Pero sobre todo la fascinación que siente Hollywood para crear

aquí películas de acción. Aquí van algunos ejemplos:

la persecución que sufre Johnny Deep en "El turista".

Jason Statham, en otra carrera frenética,

"The italian job".

En "Moonraker" son ya más sofisticados

y convierten la góndola en un aéreo deslizador.

Venecia es la ciudad del amor.

Aquí se han casado George Clooney, Salma Hayek...

Y a nosotros nos han invitado a una boda.

¿A que no te lo esperabas, Mónica?

Cuéntanos mientras alguna cosa.

Pues quiero que mires hacia arriba para que os fijéis

en los tejados. En muchas de las casas

de Venecia vais a ver esa especie de chill out

construidos en madera.

Son las altanas, una solución que se inventaron

los venecianos en el siglo XII para tener un patio

en las alturas. Hoy se usan para tender la ropa

o para disfrutar de las vistas de la ciudad.

Ella es Zaira, vive en Miami y ha hecho 8200 kilómetros

para casarse en Venecia. Así es.

¿Por qué has elegido Venecia para casarte?

Pues porque Venecia es una de las ciudades

más románticas del mundo.

¿Y el novio dónde lo tenemos? No sé.

Ah, pues el novio es necesario.

Vamos a por él entonces, ¿no?

¿Qué día decides "me voy a casarme a Venecia"?

Fue para Año Nuevo. En la celebración de Año Nuevo.

Cuando dijimos...

Él sacó el anillo y me dijo que se quería sacar conmigo.

Y tú dijiste que sí. Yo le dije que quería

algo íntimo y lejos.

Íntimo y viene la televisión. Guau.

¿Qué te parece? Me quedó bien íntimo.

Bueno, brindo por la felicidad de esta pareja maravillosa

que tiene y espero que tengan una vida de cine absolutamente.

Por vosotros y por toda la familia.

¡Salud! -Salud.

Nosotros nos vamos al Lido porque allí

hay otro escenario de película.

El Lido es la playa de los venecianos.

Y también el escenario de "Muerte en Venecia",

una película de Luchino Visconti que narra la obsesión

de un compositor por un joven de familia aristocrática

llamado Tadzio.

Y este es el Hotel Des Bains, el lugar en el que transcurría

gran parte de la historia. Una película que estaba basada

en una novela de Thomas Mann que tenía

tintes autobiográficos. Fue el propio escritor

el que pasaba grandes temporadas aquí.

Pasó un verano y también se obsesionó por un joven

que tenía 11 años, hijo de una familia aristocrática.

El hotel ya está cerrado y por la pinta que tiene

los escenarios de la película "Muerte en Venecia"

ya han desaparecido para siempre.

Estás construyendo unos apartamentos.

Pero siempre es una buena excusa para venir

a la playa del Lido, una playa de arena muy fina,

maravillosa, que les gusta muchísimo a los venecianos.

Mónica, háblanos de esta isla.

La isla de Lido está a tan solo 10 minutos

en "vaporetto" desde la Plaza de San Marcos,

y es la barrera natural entre la laguna

y el Mar Adriático.

En Lido veréis un paisaje distinto al de Venecia.

Aquí hay carreteras con asfalto, circulan coches,

abundan los chalés de varias plantas

y hasta se ve gentes paseando con sus perros.

Pero la mejor manera de visitarla

es recorrerla en bicicleta.

En la parte central de la isla queda un reducto de lo que fue

Lido en sus orígenes: el barrio de Malamocco.

Una pequeña Venecia en miniatura

con un canal circular.

Aquí apenas hay gente, y mucho menos turistas.

Será por eso que los gatos están a sus anchas.

Y este hotelazo al que nos acercamos

es el Hotel Excelsior donde se alojan las estrellas

que vienen a la "Mostra" de cine de Venecia.

Lo estamos haciendo igual, en barca porque la entrada

es por ahí, en ese embarcadero.

Quiso ser el hotel más grande de Europa

y lo consiguió. Además, empezó a venir la aristocracia

y puso de moda toda la playa del Lido.

No podía irme de Venecia sin subir en góndola

como Casanova en la película. Y además mi gondolero

habla español perfectamente.

Adriano. Hola, muy buenas. ¿Qué tal?

Encantado. Oye, me siento aquí, ¿no?

Sí, a manos derecha, por favor. Por el peso, ¿no?

Muchas gracias. Pues este es mi sitio.

Voy a disfrutarlo, ¿no? Claro que sí.

Ahora me vas contando cosas, ¿eh?

Oye, tenéis una fama de conquistadores

los gondoleros...

¿Es cierta? Bastante, bastante.

Sí, depende. Cada gondolero tienes su característica.

¿Pero por qué conquistáis tanto?

¡Eeh!

Perdona, aquí tengo un cruce y tengo que avisar

que viene una góndola. ¡Eeh! ¡Eeh!

Ah, ¿eso es una forma de avisar?

Claro, es como el claxon en el coche.

Voy "premando", voy a decir así porque aquí hay un cruce

y voy a mano izquierda.

Y la derecha vamos a decir "stagando" porque

a la mano derecha en italiano se dice...

(HABLA EN ITALIANO)

O sea, "stagando" y "premando".

Exactamente, correcto. ¿Y cómo fue lo de sacarte

el carné de gondolero? ¿Qué pruebas tienes que pasar?

Ahora la cosa es muy distinta porque ahora el gondolero

tiene que hacer un examen, hay que hacer una escuela

de remo, una escuela de teoría, de práctica,

de Historia, de Arquitectura de Venecia... Muy complejo.

Hay que hacer pruebas de Historia, de la arquitectura

de la ciudad.... Claro, claro. ¡Eeh! ¡Eeh!

"Stagando", ¡eeh!

¿Y cantar no cantas aquí? Nunca canta un gondolero.

Cantó solo en la película. Famoso actor de Italia

que se llamaba Alberto Sordi. Y la película que se llama

"Venecia, la luna y tú".

"Venecia, la luna y tú". Cantó "O sole mio"

y cada turista que llega a Venecia quiere

que el gondolero la cante. Es una broma.

Eso solo pasa en las películas lo de los gondoleros cantando.

Mira, este puente es el más bajo que hay en Venecia.

Y ahora la marea está bastante baja y pasamos

sin problema pero si la marea sube un poquito más...

¿Este es de los más bajos? Mira.

Está lleno de rozones. Mira, pongo la góndola

a mano derecha. Mira. A la derecha...

Para pasar la parte de atrás. Cuidado...

Pero... Mira.

Mira, mira. Ya está.

Bueno, es que hasta he notado peligro.

He notado peligro. Esto es lo normal, ¿no?

Sí, sí. Hay que moverse nada más. Pongo la góndola

perfectamente para pasar la parte de atrás.

A esta hora es cuando los turistas llegan

a sus hoteles y lo llamativo es que de pronto Venecia

cambia, se transforma absolutamente por la noche.

Despedimos el programa como empezamos:

sobre las aguas.

Con una imagen increíble de esta maravillosa ciudad.

Y lo hacemos con una frase de Thomas Mann.

¿Desde aquí?

(HABLA ITALIANO)

Ah, como te has ido ya no...

Como algunas de estas. ¡Aay!

Teta. ¡Eeh! "Stagando". ¡Eeh!

¡Eeh! "Stagando". ¡Eeh!

No mires a cámara. Ay, perdón.

Yo me creo la presentadora, ¿qué te parece?

Bueno, bueno, bueno. Esto es una película.

Eso espero.

Dime que tu novio se enamoró escuchándote.

Creo que sí. -¿Te digo algo?

Cada vez que me pongo estos vestidos

me siento María Antonieta en un burdel.

Sí. 32. C. Toma 1.

  • Venecia

Destinos de película - Venecia

17 oct 2016

En esta ocasión, ‘Destinos de película’ navega por las calles de Venecia, para conocer los rincones más cinematográficos de la isla. Màxim Huerta paseará en góndola por el Gran Canal, para sentirse como un auténtico ‘Casanova’. Además, el presentador visitará el astillero donde se rodó ‘The italian job’ y recorrerá las calles de la judería como Al Pacino en ‘El Mercader de Venecia’. Máxim también recordará a  Katherine Hepburn en la Plaza de San Marcos y visitará el hotel Excelsior, donde se hospedan las estrellas que acuden a La Mostra de Venecia. Por último, visitará el emblemático carnaval de la ciudad, cuyas máscaras están presentes en ‘El mercader de Venecia’ o en la película protagonizada por Tom Cruise, ‘Eyes Wide Shut’.

ver más sobre "Destinos de película - Venecia" ver menos sobre "Destinos de película - Venecia"
Programas completos (8)

Los últimos 40 programas de Destinos de película

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Leticia

    Me encanta el programa, he visitado muchos de los destinos de los que nos habéis enseñado y me parece que la información es muy completa y Maxim lo hace muy ameno. Un 10!

    25 oct 2016
  2. Jaime Graña

    Ahí te va la frase, Isabel. "Saludó al mar con los ojos, y su corazón se llenó de alegría al contemplar tan cerca a Venecia" Thomas Mann, Muerte en Venecia. Había visto el anuncio en TVE y quería verlo porque me pareció ver a Eugenia Rico, una de mis escritorasi favoritas, Enrique. Digo una porque es amiga mía (vivo en Oviedo, donde nació) pero aquí mismo tengo otra amiga escritora, así que hay que repartirse

    23 oct 2016
  3. Enrique García Solis

    Me encanto el programa y sobre todo me ha encantado ver a Maxim con Eugenia Rico mi escritora favorita y aquí la mejor guía para vuestro mejor programa

    21 oct 2016
  4. Isabel Vassallo

    Lindo programa, te hace soñar con estos bellos e interesantes lugares. Alguien recuerda la frase que pusieron al final. La de autor del libro Muerte en Venecia... si es así la escribe por favor.

    18 oct 2016
  5. Pilar Campoy

    Magnifico programa!!! Muy interesante para los enamorados de Venecia o para los interesados en visitarla, y aunque personalmente despúes de 6 estadas en Venecia ....yo ya conocía todos los rincones e historias curiosas de los rincones del repotage, ha sido muy..muy interesante y como siempre....Venecia no defrauda a sus enamorados fieles, como yo!!!

    18 oct 2016