www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3743104
Para todos los públicos Destinos de película - Londres - ver ahora
Transcripción completa

Preparaos para hacer un viaje de cine por Londres.

Preparaos para hacer un viaje de cine por Londres.

Recorreremos Notting Hill,

el barrio donde se enamoraron Julia Roberts y Hugh Grant.

Veremos el Big Ben y el Palacio de Westminster

que saltaron por los aires en "V de Vendetta".

Cruzaremos el Puente de la Torre de Londres

como hacía Bridget Jones.

Visitaremos a Sherlock Holmes en su propia casa.

Intentaremos atravesar el andén 9 3/4 como Harry Potter.

Comienza "Destinos de película".

(Sintonía)

Londres es la ciudad más grande de Europa

y la población del mundo en la que se hablan más idiomas a la vez.

Tiene más de ocho millones de habitantes

que pertenecen a 40 culturas diferentes.

Por si fuera poco, en 2015 recibió 17 millones y medio de turistas.

Un récord que, cada año, se sigue superando.

Voy a subir al London Eye

para sentir todo Londres bajo mis pies.

Con 135 metros de altura,

es una de las norias más grandes e imponentes del mundo.

¡Qué pasada!

Estoy en el London Eye y tengo todo Londres bajo mis pies.

Bueno, no tengo el helicóptero de James Bond;

pero me siento como si volara sobre la ciudad

como los personajes de Peter Pan, Harry Potter, Mary Poppins...

Esto es... alucinante.

No hay personaje de cine más británico que Bond, James Bond,

siempre al servicio secreto de Su Majestad.

Al final exporta una imagen impecable de su ciudad.

Seis actores han encarnado a James Bond en 24 películas.

Y, junto al Támesis, uno se siente un poquito Huerta, Màxim Huerta.

Si alguien piensa que me echaré en una lancha a las aguas

con lo frías y marrones que están, que lo vaya olvidando.

La imagen de esa lancha por el Támesis

es tan característica que también sale

en la última de la saga, en "Spectre".

Y, no os lo vais a creer, pero James Bond es

de tal calibre que tiene día en el calendario:

El cinco de octubre.

Londres se levantó a orillas del Támesis,

uno de los ríos más largos de Europa e icono de la ciudad.

Si quieres sentirte James Bond, puedes contratar

una lancha de alta velocidad y recorrer el río.

Los más tranquilos pueden jugar a hacer esculturas en la arena,

pasear o hacer deporte por su larga orilla peatonal.

Y, quien quiera reponer fuerzas,

puede comer en los restaurantes situados en el margen del río.

Sí, Mónica, pero este río no es siempre tan encantador.

Hitchcock, tras triunfar en EE.UU., regresó a su tierra

y la primera secuencia de "Frenesí" la rueda aquí.

Aparece un cadáver flotando sobre el río.

Efectivamente, y Hitchcock hizo un cameo colocándose

entre los curiosos que, en la película, miraban la escena.

Muchos de los principales monumentos de Londres

se encuentran a orilla del río y, por eso, la cubierta de un barco

es la mejor forma de verlos.

Os recomendamos un crucero con paradas libres por el Támesis

en el que puedes bajar y subir cuantas veces quieras.

Cada 40 minutos zarpa un barco de los embarcadero más destacados.

El protagonista de "28 días después",

película mítica de zombis. Empezaba la película aquí,

sobre el Támesis y, claro, aparecía en la película sin gente.

Para eso tuvieron que hacerlo a primeras horas de la mañana,

para que no hubiera nadie, no como ahora,

que hay bodas, bautizos... Hello!

Y comuniones, supongo.

El puente de Westminster une este barrio

con la otra orilla del Támesis y es uno de los más transitados,

debido a su privilegiada ubicación.

Fue el segundo puente que se construyó en la ciudad

para cruzar el río, obra del mismo arquitecto

del Palacio de Westminster.

Se inauguró en 1750 y fue remodelado posteriormente.

Es el único puente de Londres que tiene siete arcos

y su característico color verde imita la tapicería

de los asientos de la Cámara de los Comunes.

Este es el Palacio de Westminster, vamos, el Parlamento británico.

Imponente, ¿verdad?

Y pensar que estalla por lo aires en "V de Vendetta"...

Entran escalofríos, ¿eh?

Para rodar esa escena hubo que cortar las calles

de toda esta zona durante tres noches, difícil.

Pero es que conseguirlo los permisos costó

nueve meses de negociaciones.

El Palacio de Westminster alberga las dos cámaras que componen

el Parlamento británico, la Cámara de los Lores

y la Cámara de los Comunes.

En 1834, un incendio lo destruyó casi por completo.

Por suerte, no se quemó la Jewel Tower,

la torre en la que se guardaban las joyas y el oro.

24 años después, el palacio ya estaba de nuevo en pie

y hoy es uno de los cuatro monumentos de Londres

declarados Patrimonio de la Humanidad.

En esta zona se congregan los edificios más importantes...

¡Màxim! ¿Qué pasa, Mónica?

No olvides de hablar del Big Ben. Precisamente estamos aquí,

bajo el Big Ben, uno de los edificios

más emblemáticos de Londres, sale en "Peter Pan", "Mary Poppins"

y estalla por los aires en "V de vendetta". Hala, sigue tú.

Esta torre, que tiene un reloj de agujas

de siete metros de diámetro en cada una de sus caras,

alberga en su interior una de las maquinarias

más fiables que existen.

En realidad, el Big Ben es la enorme campana

de casi 14 toneladas que se encuentra en la torre.

Estoy en el Puente de la Torre de Londres,

y por aquí paseaba Bridget Jones, cuando se iba

tan contenta a su casa, después de haber pasado una noche...

Maravillosa con su jefe, con Hugh Grant.

Bueno, me sé de algunas que darían lo que fuera

y cruzaría el puente muchas veces, por hacer lo que Bridget.

Este puente está relacionado con otro personaje literario:

Con Sherlock Holmes. En la película de Guy Richie,

el ex de Madonna, hicieron un decorado de todo este puente,

porque en la época en la que se recrea la película,

pues estaba en construcción. Hicieron uno casi idéntico a él.

El Puente de la Torre se llama así porque

está situado junto a la Torre de Londres.

Se inauguró en 1894, cuando la ciudad se expandió de tal forma

que fue necesaria la construcción de un nuevo paso

al otro lado del río.

Para no afectar al tráfico de los barcos,

se tomó la decisión de crear un puente levadizo

accionado por máquinas de vapor.

Cada año, el puente se abre unas mil veces

para dejar paso a los grandes barcos.

Miguel Ángel Mesa. ¿Qué hay? Encantado.

12 años viviendo aquí. 12 años solo.

Aguantando este sol. Este magnífico sol, sí.

Todos los días así. ¿A qué te dedicas?

Pues aquí trabajo en una compañía que es proveedora

de contenidos televisivos, para los canales de TV de pago.

Ah. Y, bueno, el departamento

donde yo trabajo, concretamente, es los canales de Iberoamérica.

¿Te viniste porque te gustaba Londres o por el curro?

Yo vine... por amor. (RÍE)

Ah... Vine con mi ex,

con la que era mi antigua pareja.

Eh, y, nada, ya encontré aquí un trabajo importante

y nos vinimos los dos juntos. Londres es tu casa ya.

De momento es mi casa. ¿Sabéis por qué estamos aquí?

Elemental, queridos espectadores,

la casa de Sherlock Holmes, el número 221B.

Baker Street la calle. Aunque, Miguel Ángel,

¿el número y la calle es exacto? ¿Aparece así?

No, el número es inventado por Arthur Conan Doyle.

Él quería poner un número que ya existía pero, al final,

decidió inventarlo y...

Y este es.

Había gente que escribía cartas a esta dirección del 221B,

y el Abbey National, un banco que había aquí,

pues decidió contestar esas cartas.

Ahora es el museo. Efectivamente.

Pues vamos a entrar y conocerlo. ¿Esta es la puerta?

(HABLAN EN INGLÉS)

El museo de Sherlock Holmes no solo está dedicado al detective,

sino a toda una época.

Se han reproducido, tal cual,

las descripciones minuciosas que el escritor hace

de esta casa victoriana que comparten Sherlock Holmes

y su más estrecho asistente, el Dr. Watson,

siempre vigilados de cerca por su ama de llaves.

E, incluso, se han instalado en su interior

figuras de cera de los personajes.

Sin duda, es un plan excelente para un día lluvioso

en la capital británica.

Esto es lo más cómodo, el autobús.

El metro yo diría que es lo más cómodo para mí.

¿Londres te gusta para vivir?

Londres me gusta para vivir, algunas veces lo amo,

otras veces lo odio. Lo que pasa es que

las casas son caras, el alojamiento es caro,

y el transporte también es caro. Lo mejor es usar la tarjetita esta,

la Oyster Card, que se rellena con el dinero que tú quieras,

y vas muy cómodamente en el metro y en el bus.

¿Y el taxi? ¿Subir en taxi?

Pues, bueno, eso ya para los que se lo puedan permitir.

Los taxis, los famosos Black Cat,

no son asequibles a todos los bolsillos,

porque sus tarifas son de las más caras de Europa.

El metro, con sus 11 líneas,

te lleva a cualquier parte de la ciudad,

aunque no es muy económico que digamos.

Lo más barato es usar bicicletas públicas,

que durante media hora son gratis.

Los clásicos autobuses rojos tan londinenses te permiten

desplazarte de un sitio a otro mientras ves la ciudad.

Y, por supuesto, el autobús turístico,

aunque también es una opción porque subes y bajas

en cualquiera de las 80 paradas que hay por todo Londres

e incluye un paseo en barco por el Támesis.

El periódico que has traído es el tuyo, ¿no?

Bueno, mío no es, yo trabajo en él, eh...

Semanalmente escribo una crítica de cine.

Y, bueno, llevo ya escribiendo aquí pues unos cuatro o cinco años.

Es un periódico gratuito que se encuentra

en los locales latinos de Londres,

en restaurantes, en los pubs,

en la embajada española, en el Instituto Cervantes.

¿Son críticas de películas inglesas o españolas o todas?

Cualquier película que se estrene aquí esa semana,

yo voy al cine, hago la crítica y la publican

¿Alguna de las pelis que te gustan se rodaron en tu Londres?

De hecho, una de mis películas favoritas,

que es "Un hombre lobo americano en Londres",

evidentemente, se rodó aquí, siendo una de las secuencias

más importantes de la película la zona de Piccadilly Circus.

Ahí es donde es el clima del film.

¿Y eres de los que va por la calle

diciendo: "Esto me suena de tal peli"?

Al principio, sí. Al principio, yo veía el Big Ben,

el paseo de Westminster, el Buckingham Palace, Notting Hill.

Y todo te suena a una peli.

Sí, porque el cine lo tengo en la mente y en el corazón.

¿Por dónde vamos aquí?

Pues vamos ahora mismo al British Museum.

Oye, ¿has visto "Lawrence de Arabia"?

Claro. Un clásico del cine, de casi cuatro horas.

Dirigido por David Lean, que también hizo "Breve encuentro",

era también en Londres, y "Doctor Zhivago".

Al final, "Lawrence de Arabia", "007 James Bond"

y "Sherlock Holmes", los tres más conocidos británicos

y solo es Lawrence auténtico.

Auténtico. Y está relacionado con este lugar, el British Museum,

porque este museo le patrocinaba las expediciones arqueológicas.

Y se quedaba con lo que sacaba. Se quedaba con todo. Sí.

Un tipo excéntrico. Excéntrico, contradictorio,

histriónico, homosexual.

E ironías de la vida, con todo lo aventurero que fue,

a los 47 años murió en un accidente de moto.

Joven. Cuando intentaba esquivar

a dos personas que iban en bici.

Tanto buscar fuera y, al final,

muere de la manera más torpe, ¿no? Sí.

Bueno. Tiene gracia.

Cuánto se parecía Lawrence de Arabia

a Peter O'Toole, eh. Casi iguales.

Curiosidad cinéfila. Dentro de la sala de lectura

de este museo, rodó Alfred Hitchcock

su primera película sonora,

la primera película sonora del cine británico. ¿Título?

"La muchacha de Londres". "Blackmail".

Perfecto.

Desde su apertura a mediados del siglo XVIII,

el Museo Británico alberga en sus salas

miles de años de historia.

Con más de siete millones de objetos

de todos los continentes, cuenta con una de las colecciones

de antigüedad más grandes del mundo.

Entre las que se encuentran la Piedra Rosetta,

el Monumento a las Nereidas

o las famosas momias egipcias.

Recibe más de cinco millones de visitas al año

y es el tercer museo más visitado, solo por detrás de Louvre de París

y del Metropolitan de Nueva York.

Y esto os va a encantar.

La entrada a todos los museos es gratuita.

Aunque si quieres, puedes dejar un donativo.

Y aquí está, la casa de Su Majestad,

el Palacio de Buckingham, la residencia oficial

de la Familia Real británica.

Pero si pensamos en cine o pensamos en un rey,

tenemos que irnos hasta Jorge IV y aquella película

que él es el protagonista, "El discurso del rey",

que él logra superar su tartamudez.

Me fascinan las historias de superación.

Los exteriores de la película son la fallada

del Palacio de Buckingham.

El interior en la película se rodó en la Casa Lancaster,

propiedad del Gobierno británico.

Y les costó alquilarla 20 000 libras al día,

unos 30 000 euros de rodaje.

Supera esto, Mónica.

Este es uno de los pocos palacios reales

que siguen en activo en el mundo.

Se convirtió en residencia oficial de la monarquía

con la llegada de la Reina Victoria

y un monumento en su honor preside la entrada.

Curiosamente, el palacio no es propiedad de la reina,

sino de la nación. Solo se permiten las visitas

al interior durante ocho semanas al año,

entre agosto y septiembre. Pero no puedes irte de Londres

sin ver, al menos, el exterior de Buckingham Palace.

El cambio de guardia al ritmo de la música de una banda militar

es toda una atracción turística.

Por cierto, curiosidad. La Reina Isabel II,

la única vez que ha hecho de actriz,

ha sido en la ceremonia de inauguración

de los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Llegó James Bond a por ella, entró en palacio,

la subió en helicóptero y se tiró en paracaídas

en medio del estadio olímpico.

Bueno, hay un momento que era una doble, pero fue alucinante.

Pasear por Londres me pone romántico.

Pienso en "Love Actually".

El director ya había hecho los guiones

de "Cuatro bodas y un funeral",

"Notting Hill" o "El diario de Bridget Jones".

Al final, todas tienen algo en común.

Bueno, pues son cuatro de las películas más taquilleras

del cine británico y, también, cuatro de las comedias románticas

más conocidas. Pero os he traído aquí por otra razón.

Y en este banco sucede mi escena favorita

de "Love Actually". Os cuento.

Liam Neeson, que es el padre en la película,

acaba de quedarse viudo y se sientan aquí padre e hijo,

los dos, y el niño le confiesa

con solo seis años que está enamorado.

La escena es maravillosa.

South Bank se encuentra al Sur del río Támesis.

Es una zona muy animada donde podéis pasear bajo los árboles

con estas vistas colosales de Londres,

ver una obra de teatro en el prestigioso National Theatre,

o visitar el Southbank Centre, un centro cultural

con una amplia oferta de actividades de música y danza,

actuaciones en las que se puede participar muchas veces gratis.

Como periodista, qué ganas tenía de llegar a este lugar,

al número diez de Downing Street.

Lo habréis visto un montón de veces en los telediarios.

Y es aquí. El número diez de Downing Street es

la residencia del primer ministro británico. Ahora lo veis vallado.

Está ahí dentro la puerta, el número diez.

Os preguntaréis, si está así, ¿cómo rodaron

"Love Actually", cuando Hugh Grant era primer ministro?

¿O cómo rodaron también "La Dama de Hierro"?

Pues eso, esa fachada de ahí dentro que no podemos ver,

era un decorado. Pero esta es la calle

donde vive el primer ministro.

A pesar de su gran tamaño y su céntrica ubicación,

son pocos los primeros ministros que han vivido aquí.

Después de 150 años sin bebés en la casa,

los pañales han vuelto cuando Tony Blair y David Cameron

fueron padres cuando residían aquí.

Bueno, esto es Trafalgar Square, sin duda,

uno de los puntos más candentes de la National Gallery,

de los más candentes de Londres.

Casi el corazón de la ciudad. Aquí sucede de todo.

Por suceder, suceden hasta las manifestaciones.

Siempre llena de público, de gente a cualquier hora del día.

Al final, esta plaza tiene arte, tiene museos, tiene ambiente.

Y también es un plató para cualquier película que se precie

y que tenga que ser rodada en Londres. Trafalgar Square.

La Plaza de Trafalgar conmemora la victoria

de los barcos británicos contra los españoles

en la batalla del mismo nombre frente a las costas de Cádiz.

En el centro de la plaza, se alza la columna de Nelson,

construida en honor al almirante que dirigió la ofensiva

y falleció durante la contienda.

Se dice que los cuatro leones que custodian el monumento,

se hicieron con el bronce

de los cañones de la flota española.

Al lado de Trafalgar, está Charing Cross,

que se considera el centro exacto de la ciudad.

Y es donde se sitúa el kilómetro cero

de todas las carreteras del país.

Esto es Oxford Street, una de las calles de compras

más famosas de todo Londres.

Con más de 300 tiendas, es una de las avenidas para comprar

más famosas del mundo. También es la calle más concurrida

de toda Europa y la más contaminada de Europa.

Rodar aquí una película, sería casi imposible.

¿Quién lo consiguió? El tozudo Curtis,

el director de "Love Actually", que pidió al director

de los almacenes Selfridges rodar en el interior.

Pero, claro, ¿y los precios? Mónica, háblame de eso.

Selfridges es una tienda de lujo ya centenaria.

Aunque los precios son altos,

estos almacenes son muy populares entre los ingleses.

Abrió sus puertas en 1909

y fue uno de los primeros grandes almacenes

que se inauguraron en Europa.

A su fundador, que era americano, se le atribuye la popular frase

"el cliente siempre tiene la razón".

Beatriz, encantado. Encantada de conocerte.

Qué gusto. Y qué lugar más bonito para quedar.

Precioso. Portobello es un sitio divertidísimo, es muy bonito.

Está lleno de tiendas como esta. Sí.

Es un mercado. Ahora es un sitio muy turístico.

Pero es un mercado muy divertido. Tiene de todo.

Lo que busques. Pues mira. ¿Como qué?

Tienes desde ropa de segunda mano, a moda nueva.

Tienes menaje. Tienes verdura, fruta.

Ya veo el menaje, eh. Sí.

No quiero tocar, por si acaso los de la tienda...

No sé cómo son aquí de exquisitos.

No sé. Están acostumbrados a mucha gente y barullo.

Hoy es un día muy tranquilo.

¿Sueles venir a Portobello a comprar?

Yo mucho. Yo vengo mucho. Sobre todo, los sábados.

Y si viene gente a vernos, es un plan muy bueno para hacer.

Este trozo, que es el primer trozo de la calle,

es toda la zona, digamos, de cosas de casa y anticuarios

y ese tipo de cosas.

Hay algún café. Ahora se está mezclando todo.

Ah, mira qué chulo. Me acerco a mirar, eh.

Loza. ¿Es zona de casa, entonces? ¿Por eso has dicho?

Sí. Aquí está mezclado. Hay mucho menaje. Está mezclado.

Y a medida que avanzas, va cambiando el tema.

Qué orgullosos están del país aquí. Son superpatriotas.

La bandera, todo. Luego verás en la zona de fruta

y verdura, todo es hecho, o sea, cultivado en el Reino Unido.

Y a eso le dan mucha importancia.

Y les gusta mucho comprar la carne del Reino Unido,

los embutidos de aquí, todo de aquí.

No parece un mercado como uno entiende.

Es que parece como unos grandes almacenes.

Claro. Pero esta es una tienda muy bonita.

Es un anticuario. Y que lleva aquí toda la vida.

Estos llevarán aquí 60 años.

Luego, lo punk. Me gusta mucho la mezcla, Beatriz, del barrio.

Es muy divertido, porque estos son diseñadores nuevos

que inventan cosas.

¿Vale? Entonces, por ejemplo, estos señores han inventado

esta especie de chaleco, capa,

que te puedes poner de 17 maneras.

Notting Hill es un céntrico barrio de clase social media y alta

que en las últimas décadas se ha puesto muy de moda.

Paseando por sus calles, en la parte Oeste encontramos

elegantes y lujosas casas victorianas.

Y en el Este, una zona más popular

donde abundan las tiendas de diseño.

Pero no siempre fue así. Hace años, los londinenses conocían

el barrio de Notting Hill por "Cut Throat Lane",

es decir, "lugar donde se cortan gargantas,

ya que era un barrio lleno de pobreza y violencia

por el que daba miedo transitar.

Esto parte de una granja que se llamaba Portobelo,

de cuando los ingleses le quitaron Panamá a España.

Y en honor a esa ciudad, a Portobelo,

había una granja de cerdos que era enorme, muy famosa.

Todo esto estaba aquí, que era un caminito rural

que unía dos pueblos.

Aquí, después de la Segunda Guerra Mundial,

hasta los años 80 o así,

este era uno de los peores barrios de Londres.

Y se alquilaban a estas casas a todos los inmigrantes

que venían del Caribe.

Ah. De lo que ellos llaman

las indias occidentales. Como es costumbre en Londres,

en cada barrio hay supermercado,

pero aquí el mercado era muy colorido.

Porque era toda la gente caribeña que vendía la fruta,

la verdura, todas las importaciones.

Ah, por eso las fachadas, también, tienen este punto de...

Es que mira, azul, amarillo,

rosa, verde, casi es tropical. Probablemente.

Beatriz, ¿y estas casas así tan coquetas, tan monas?

Hay muchas calles de estas en Londres, son muy divertidas.

Esto se llaman "Los Míos" y estas casitas,

que son más pequeñas, normalmente, están en la parte

trasera de las casas más señoriales, más grandes.

Y, aquí, se alojaba el servicio.

Cuando se deja de tener tanto servicio en las casas,

estas casas se vuelven muy populares porque tienen

un tamaño más pequeño, los alquileres son más baratos,

entonces, ahora, están súper de moda.

Vivir en Londres es caro, ¿no? Es muy caro.

Es muy caro porque los alquileres son muy caros, hay mucha rotación

de gente y mucha demanda, entonces, piden lo que quieran.

Y, además, creo que Londres se ha convertido en la capital

del mundo, ahora, Londres, todo pasa aquí.

Hay una mezcla tan, hay una mezcla maravillosa de gente

y, luego, vas por la calle y lo notas,

la gente es muy civilizada,

vas a cruzar una calle y los coches se paran,

además, te sonríen. aunque parezca una ciudad

muy agresiva, no lo es, es una ciudad amable

y muy... la gente se comporta muy bien.

Yo, también, lo estoy notando, hasta en la policía,

cuando te tiene que echar de algún sitio,

te echa muy "polite", muy correcto.

Este barrio siempre ha atraído a gente alternativa,

a artistas, hay muchos escritores que han vivido aquí,

porque es muy rico, culturalmente, hay muchísimas mezclas.

Desde 1999, este barrio, también,

cambió porque dos protagonistas, Hugh Grant y Julia Roberts,

convirtieron, "Notting Hill", de hecho, miradlo,

en un destino de película, también.

De pronto, no, solamente, es un barrio

lleno de vida, de bullicio, sino que, también,

la gente viene a este barrio buscando, ¿verdad, Beatriz?,

los lugares de la película.

Oh, mierda.

Maldita sea, lo siento mucho, lo siento mucho.

Tome, déjeme que...

-Quíteme las manos de encima. Lo siento muchísimo,

yo vivo, verá, vivo aquí al lado y tengo, bueno, agua y jabón

para que se limpie eso. -No.

¿Venís buscando la tienda de la película de "Notting Hill"?

(TODAS) Sí. Es esta ya, habéis llegado.

Ha cambiado, ¿sabes que había libros?

(TODAS) Sí.

La librería que sale en la película no existe,

la montaron en este local que ha alojado varios negocios

y, ahora, es una tienda de recuerdos

que, muy oportunamente, se llama Notting Hill.

La verdad es que a dos portales,

no sé si más arriba o más abajo, estaba la oficina de John Cutis

y yo creo que por eso tenían identificado esto.

El director, el guionista quería sacar su barrio.

Claro, claro, entonces, se inspiraron en una librería

que estaba a la vuelta de la esquina,

que es una librería de viajes, y que existe.

O sea, que de esta librería nunca fue, lo que queda

es el cartel que tampoco es el de la película.

No, y hay una anécdota muy divertida que es cuando

la cantante Adele empezó a ser

muy famosa y empezó a ganar mucho dinero,

compró el piso de encima.

¿Adele, el piso de arriba se lo compró ella?

Sí, y estuvo viviendo aquí una temporada, luego, se volvió

a vivir con su madre porque la echaba de menos, supongo.

Y esta es la real, ¿no? Sí, sí.

Lo pone la placa.

Dice que esta librería, que está aquí, ahora,

es la que inspiró la de la película.

Lo que pasa, además, es que con el superéxito

de la película y la cantidad de gente que venía a verla,

pues, lo que pasa siempre, subió el alquiler,

el dueño original no lo podía pagar,

se deshizo de la tienda

y el nuevo la volvió a poner

la misma librería de viajes o del mismo tema

y aprovechó el tirón de la publicidad de la película.

Al final, las películas siguen siendo un punto

de atracción, un foco al que acudir

buscando, yo qué sé, el espíritu, a lo mejor,

de lo que te ha provocado, en este caso, pues, también.

Si hay un lugar básico en esta zona es este,

la casa de "Notting Hill", el 280, que es donde vivía

el guionista de la película, era su casa.

Solamente, la puerta aquí, en teoría, ¿te acuerdas?,

vivían Williams y Spike y cuando vienen los periodistas

buscando a Anna, sale Spike.

Es una escena en la que todo está lleno de paparazzis.

Intentaron sacarle partido a la puerta y la subastaron.

La compró alguien que la tiene en su casa aquí en Inglaterra

y como ya no era la puerta, al cambiarla, pusieron,

pues, una puerta negra, sin más.

Pero, tantos turistas vienen a verla y es un lugar

como de peregrinaje, que, al final, volvieron

a ponerle el azul de la película.

Y subiría el precio, ¿no?,

porque ya no vive aquí el guionista.

Es más, la vendió y la vendió

por muchísimo más de lo que esperaba,

pues, más de un millón de libras, o sea, una barbaridad.

Si no tienes la suerte de que tus amigos te inviten

a una casa como esta,

existen los famosos "Bed and Breakfast",

que consisten en cama y desayuno en casas particulares.

Además, en varios puntos del centro, hay hoteles básicos

cuyas habitaciones no ofrecen más que la cama,

dos ganchos para colgar la ropa y un módulo de baño con ducha.

No os olvidéis que hay más de 2000 albergues repartidos

por toda la ciudad y como opción

más económica, se puede acampar en el jardín de un londinense

con tienda de campaña y saco de dormir.

Por supuesto, Londres, también, tiene excelentes hoteles de lujo

para aquellos que se lo puedan permitir.

Lo que noto es mucha presencia

de españoles por aquí, gente mediterránea.

Muchísima, este barrio, a partir de los años 70,

era el refugio de portugueses, españoles, mucho marroquí,

era como la zona mediterránea y se venía buscando...

Por eso está ahí el Pili Mili,

hemos visto, también, pinchos, tapas, hay varios.

Sí, y hay un supermercado español.

Y al fondo de la calle, pasamos por un colegio.

Hay uno, el Vicente Cañada Blanc, es un colegio español.

¿Y por qué crees que se vienen

aquí, ahora, muchos españoles a Londres?

Como está tan viva esta ciudad

y hay trabajo, vienen a trabajar y tienen muchas oportunidades

y, además, pueden cambiar

de trabajo y yo creo que les gusta mucho.

¿Y tú, por qué te viniste aquí a Londres?

Yo me vine, pues, también, por trabajo, el de mi marido,

la empresa en la que trabaja nos va cambiando de destino,

hemos estado en muchos y, ahora, estamos en Londres.

¿Londres te trata bien?

Fenomenal, me trata fenomenal, me gusta mucho, ¿eh?

¿Sí? Sí, lo disfruto muchísimo.

Es una ciudad... Se te nota enamorada de Londres.

Sí. Y no tienes fecha de salida.

No, por ahora, no.

Y, además, me lo planteo como esta es mi casa ahora.

Piccadilly Circus es el punto más concurrido de Londres,

una atracción turística

en sí misma y lugar de encuentro de los londinenses

porque la oferta de ocio en la zona es enorme.

Os recomendamos un museo muy curioso,

el Ripley's Believe or Not,

que significa 'Aunque no te lo creas'.

Y es que tiene 700 objetos singulares

traídos del mundo entero.

Esto es Piccadilly Circus y dicen los ingleses

que cuando la casa está muy llena de gente,

pues, es como Piccadilly Circus cuando se llena, como el mercado.

También, dicen que cuando te sientas

en esta plaza, acabas encontrándote a alguien que ya conoces,

alguien de tu vida, al final.

Pues, también, tiene razón. ¿Española?

Sí. ¿De dónde?

De Asturias. Ah, ¿y qué haces aquí?

Huy, llevo aquí 6 años, primero estudié periodismo,

soy actriz, he sido cocinera, he sido niñera...

¿Actriz? Sí.

¿Qué has hecho? Bueno, dos obras de teatro

en inglés y una en español. ¿Y bien?

Y más cosas, y doblajes, algún algún que otro corto y...

Sí. ¿Es fácil vivir en Londres?

Bueno. Complicada.

Sí, tienes que hacer malabares

con los horarios y con los trabajos.

Y, al final, buscarte la vida, ¿no?

Sí. Pero, bueno, tú estás feliz aquí.

Yo estoy contentísima. ¿Sí?

Sí. Este es un sitio de cine,

también, esta misma plaza. Sí, aquí, bueno,

por aquí desde "Un hombre lobo americano en Londres",

"Harry Potter" "Bridget Jones", mira lo que te he dicho.

Dios. Harry Potter.

(HABLAN EN INGLÉS)

Oye, qué punto, por aquí aparece todo,

es que es una plaza de cine. ¿Sabes dónde vive Bridget Jones?

Sí. ¿Está cerca?

Un paseo. Bueno, ahora, me lo cuentas.

Cuál es tu zona favorita de Londres lo que más te gusta.

Esta calle, la de los musicales, los teatros...

¿Vas mucho? Sí, bastante,

cuando ahorro un poco para pagarlo que son muy caros.

Son caritos aquí en Londres.

Suelen ser muchas películas convertidas en música, ¿verdad?

He llegado hasta ver anunciado "Una rubia muy legal".

Ah, bueno. Como musical, sí.

¿Y no viste "Billy Elliot"? No, no la he visto.

La peli solo. Sí, me lo han recomendado.

El musical es buenísimo.

El mejor es "El fantasma de la ópera".

Un clásico. Más bonito.

Cuando os canséis de ver monumentos y museos, venid a dar una vuelta

por el Borough Market,

uno de los mercados más antiguos de Londres.

Eso sí, no esperéis precios españoles.

Para comprar un tentempié económico antes de seguir camino,

lo mejor son los supermercados,

tienen menús envasados para comer en la calle

y por la tarde rebajan a la mitad el precio

de los sándwiches y las ensaladas del día.

Comprar comida rápida

en los puestos callejeros es otra opción barata.

Y no puedes dejar de probar los típicos "Fish and chips".

Por aquí es donde vive Bridget Jones.

Sí, mira, justo ahí, más allá a la esquina.

Anda, mira qué bueno, (LEE) "Antes de morir quiero...".

¿Antes de morir quieres...?

Yo quiero triunfar como actriz.

Bueno, y yo vivir mucho.

Ah, esta es la casa de Bridget Jones.

Sí. Pero, es un pub.

Sí, ella vivía arriba.

Pues aquí tenemos, la casa de Bridget Jones,

cuando salía tan contenta, triste, deprimida.

Nosotros vamos a alegrarnos con una pinta, ¿no?

Venga, va. Vamos dentro.

Guau, qué chulo.

En la gastronomía británica

predomina la carne, sobre todo, de cerdo.

Son típicas las salchichas con puré de patata,

la tripa de cerdo rellena, los pasteles de carne,

las hamburguesitas de cerdo deshilachado,

el pastel de cordero

y el huevo escocés relleno de carne.

En cuanto a los postres, además, del pastel de manzana

o de arándanos, cualquier dulce

hecho con ruibarbo, como este helado,

y el brownie de chocolate.

Y curiosidad para cinéfilos...

Este bar, donde vivía Bridget Jones ya salió

en una película de Alfred Hitchcock.

La camarera de "Frenesí" trabajaba en este bar.

La Tate Modern de Londres es el museo de arte

contemporáneo más visitado del mundo, por encima

del MOMA de Nueva York y del Reina Sofía.

Contiene obras de Andy Warhol, de Picasso, de Dalí...

De los grandes del siglo XX.

Hay dos museos Tate en Londres, llamado así

por el nombre de su fundador, Henry Tate.

Al otro lado del río se encuentra el Tate Britain,

que muestra obras desde el año 1500 a 1900.

Y este es el Tate Modern que tiene obras

desde 1900 hasta la actualidad.

Un barco comunica los dos museos cada 40 minutos.

Y como en todos los museos de Londres,

la entrada es gratuita.

Y este museo Tate Modern también ha sido

un plató de cine. El protagonista

de "Match Point" se encuentra a Scarlett Johansson y, claro,

hace lo que vemos todos: pedirle el teléfono.

Y otra escena de cine. En la cafetería del museo,

Bridget Jones cena con sus amigos.

"Peter Pan", "Mary Poppins", "Harry Potter"...

Todos son personajes de la magia.

Personajes que volaban y que nos han hecho

volar la imaginación.

Recorrer estos escenarios que pertenecen a ellos

es volver a la infancia, volver a los recuerdos.

Y la verdad es que produce una emoción realmente especial.

Lorena Bernal. La misma.

Miss España, actriz y casi Miss Universo.

Tenía menos de 18 años y no me dejaron ir.

Qué años aquellos. 99.

¿Pero cuánto ha pasado? Pues casi 20 años.

¿Y cuántas series? ¿A que sigo monísima?

Estás igual que entonces. De hecho, yo también.

Tú también. Además de verdad, te lo digo en serio.

Oye, has hecho series, un montón, capítulos incluso

de CSI... Sí, la verdad es que tuve

mucha suerte porque yo quería ser actriz desde pequeña.

Y estando en San Sebastián, donde me crié, ser actriz

era un sueño muy difícil de alcanzar, ¿no?

EL hecho de ser Miss España me hizo llegar más rápido

a lo que yo quería: ser actriz. Tuve la suerte

de que me dieron la oportunidad y me metí en televisión.

Y ahora tu papel es mamá, ¿no?

Ahora mismo sí. Tengo mi carrera en pausa,

que no en stop. No, no. Muy bien.

¿Y por qué te viniste aquí a Londres?

Pues por mi marido, porque juega al fútbol.

Arteta. Arteta.

Cuando le conocí vivía en Glasgow, Escocia,

y me mudé para allá 2 años. Después estuvimos 7 años

en Liverpool y aquí llevamos 5 años,

desde que fichó por el Arsenal. ¿Y te traes aquí a los niños,

a este maravilloso parque? Aquí, mucho.

Mucho. Sobre todo cuando sale el sol.

Bien. Mira lo que me he traído. Que no suele ser muy a menudo.

Pero cuando sale el sol nos venimos arriba

con la cesta de picnic, con bocadillos de tortilla,

nos venimos aquí... Es un parque maravilloso.

No parece que estás en una ciudad como Londres.

Si te apetece dejar por un rato el incesante andar propio

de la dura vida del turista, este es el sitio idóneo.

Los parques reales de Londres son un gran pulmón verde

que pertenece a la Corona británica.

que autoriza su uso público.

Los parques más extensos son Hyde Park

y Kensington Gardens.

Sus bonitas fuentes, el impresionante lago Serpentine

y sus múltiples zonas verdes son un reclamo

para el visitante.

En los días soleados, el parque se llena de gente,

aunque siempre están los que desafían al mal tiempo

y plantan cara a la lluvia.

Bueno, este es el Hyde Park, el más antiguo de Londres.

Antes se dirimían duelos, eso tan de señores

y caballeros. ¿Y ahora qué, Lorena?

Pues ahora pasa de todo en este parque.

Hay conciertos, en Navidad ponen un parque maravilloso

que se llama Winter Wonderland, que aconsejo a todo el mundo

que venga porque es mágico,

y hay una cosa que me fascina que se llama el Speaker Corner,

que es un cajón que tienen en una esquina,

que todo el mundo sabe dónde está, es muy famoso,

y ahí se sube cualquiera, los domingos, y se pone

a contar lo que quiera. Y hace un discurso.

De política... Y la gente aplaude, abuchea...

Es maravilloso. Aquí hay mucho artista que le encanta,

mucha gente que se dedica a la música, a la pintura,

a escribir... ¿Te has subido a echar

algún discurso tú?

Todavía no me ha dado por ahí. Pero he visto alguno

y es una pasada. Además, la gente lo conoce.

No es algo que sale mucho en los sitios

pero es una esquina muy conocida del Park.

Además del Speaker's Corner, uno de los lugares

más frecuentados de Hyde Park es el monumento

en memoria de Lady Di,

el conocido Diana Memorial Fountain, inaugurado

por la reina Isabel II en el año 2004.

Londres es muy particular, ¿verdad?

Londres es muy particular, sí. Tiene cosas maravillosas.

La gente es rara a veces. Pero sorprende, mola.

A mí me gusta la gente de aquí. Me gusta.

Son muy correctos, muy educados,

muy abiertos de mente, porque aquí hay gente

de todos los lados. Mis hijos, en el colegio,

tienen japoneses, chinos, árabes...

Están acostumbrados a compartir vida con muchas culturas

y la gente es muy abierta a la vez que muy educadas

y muy firmes con la educación, con las normas...

Les encanta las tradiciones, ¿verdad?

Las tradiciones sí. ¿Te has hecho

a las tradiciones británicas tú también?

A algunas sí. Porque la gente te invita a tomar el té.

No es "vamos a merendar", es "vamos a tomar el té".

Tú, argentina, vasca, británica, todo junto

tienen que ser... La verdad es que me encanta

vivir fuera de mi país, que no sé muy bien cuál es.

Pero lo bueno es que conoces culturas y sitios diferentes.

Lo negativo es que tienes con qué comparar.

Entonces, lo bueno es muy bueno pero dices:

"ya, pero en el otro sitio..."

En España, lo de ir al parque, con mucho sol casi todo el año

es alucinante. Aquí con la chimenea en casa.

Y teniendo niños, ¿a ti te gusta Peter Pan?

Cuando era pequeña me gustaba. Pero ahora me gusta más.

¿Ahora más? Sí, porque lo veo con mis hijos

y lo ves a través de sus ojos, y todo te hace más ilusión.

Que de hecho, por eso te he traído aquí.

Ah. Por esta maravillosa estatua

que es la estatua de Peter Pan.

El señor Barrie, que es el que escribió la historia,

solía venir a Hyde Park a escribir. Y conoció

a una familia con 5 hijos y gracias a ellos

se le ocurrió la historia de Peter Pan.

Está basada en ellos. ¿Vemos la escultura de cerca?

Sí, vamos a verla. El señor Barrie colocó

la estatua él solo, por la noche.

No conseguía el permiso para colocarla.

Aquí lo de los permisos se ve que lo de los permisos,

desde hace mucho tiempo, es complicado, y se dice

que la colocó él, a la noche, sin que nadie

se diera cuenta. Y desde entonces está aquí.

Y viene mucha gente y dejan cartas y todo. Mira.

Ay, está mojada de la lluvia. Mira "Dear Peter Pan".

"Querido Peter Pan". Es como muy mágico. Me fascina.

No la abro, la dejo por si acaso.

Me encanta.

Continuamos con la magia, ¿no? Vamos, claro.

¿Te gusta Harry Potter? Me encanta. No me las he visto

todas pero me gusta mucho. O sea, que reconoces

esta estación victoriana. Sí, sí. Bueno, la fachada...

Bueno, esto es "St. Pancras Station".

Se utilizó el exterior para grabar el sitio

de donde sale el tren para la escuela de magos,

pero realmente el interior es la estación de King's Cross,

que está aquí al lado.

Pero esta era mucho más bonita y se utilizó esta fachada.

"Harry Potter" es todo un mundo aquí en Londres, ¿eh?

Maravilloso. De hecho, hay muchos turistas que vienen

solo a eso porque hay rutas, tours en taxi, andando,

en autobús... Unas más caras que otras.

Y la gente viene a hacer el tour para conocer

todas las localizaciones donde se han rodado

todas las películas.

Porque aparte están los Estudios Warner

donde están los platós interiores, pero los exteriores

son una pasada y están alrededor de todo Londres.

Yo quiero ver ahora el andén 9 y tres cuarto.

A mí me hace mucha ilusión. Necesito verlo.

Por mí y por mi sobrina. ¿atravesaremos la muralla?

Vamos a buscarlo.

Cientos de seguidores de "Harry Potter" visitan

diariamente la estación de King's Cross para revivir

el momento en el que Daniel Radcliffe atravesaba

la pared que le conducía al andén 9 y tres cuartos.

Lorena y Màxim se unen al grupo de espectadores

que observa cómo los admiradores

de la saga se hacen la foto de recuerdo imitando

a su ídolo con sus gafas, bufanda y capa.

Al lado del andén 9 y tres cuartos

está la tienda dedicada al mundo fantástico

de "Harry Potter". Aquí podemos resolver el tema

de los regalos para los más pequeños

y no tan pequeños.

Desde camisetas, sudaderas y tazas para los mayores,

a juegos de mesa, peluches y chucherías

para los más chicos.

Ya veo que Màxim y Lorena no se van de vacío.

Y es que son como niños.

"Viento del Este y niebla gris, anuncian que viene

lo que ha de venir, más lo que ahora pase,

ya pasó otra vez".

¿Os suena? Es el inicio de "Mary Poppins"

que es mi película favorita y por eso la he dejado

para el final del programa. ¿Os acordáis de la viejecita

que vendía comida para las palomas?

Estaba sentada precisamente aquí.

(CANTA) #Chim, chimney Chim, chimney,

Chim, chim, cher-ee...# Estoy esperando a ver si llega.

Saint Paul es una catedral anglicana.

La única barroca de Inglaterra. Es la segunda más grande

del mundo después de la Basílica de San Pedro

de Roma, en la que se inspiró el arquitecto, matemático

y astrónomo Christopher Wren.

La joya de esta catedral es su cúpula, diseñada

como un inmenso observatorio.

El único día que no puede visitarse Saint Paul

es el domingo, abierto exclusivamente para sus fieles.

En su cripta están enterrados el almirante Nelson

y Lawrence de Arabia, y en ella se casaron

el príncipe Carlos y Lady Di.

Ya veis que lo he intentado a tope pero es imposible

abarcar la belleza de esta ciudad.

Algunos se quejan del mal tiempo, de la lluvia...

Pero yo me quedo con la frase de ese gran filósofo:

Groucho Marx.

Estamos en el London Art.

Me ha encantado lo de "como Gaudí".

Vaya pregunta, ahora no caigo. ¿No?

La ruta "majorelle". Aquí todo es muy azul.

Mira, "Destinos de película".

Yo estoy un poquito Bridget Jones hoy, eh.

¿Sí? Sí, me comería todo.

La casa, después.

Qué buen día para rodar. Qué buen día. Estoy feliz.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Londres

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Destinos de película - Londres

03 oct 2016

Màxim Huerta se adentra en un viaje por la capital inglesa para conocer los rincones más cinematográficos de Londres, donde repasa escenas de películas como 'Notting Hill', '28 días después' o 'El diario de Bridget Jones'.

Màxim recorre 'Notting Hill', el barrio en el que se enamoraron Julia Roberts y Hugh Grant; se sube en lancha para surcar el Támesis a lo James Bond; y huye de los zombies por el puente de Westminster como el protagonista del thriller '28 días después'.

Además, recuerda a Bridget Jones en el puente de la Torre de Londres; intenta traspasar el mágico andén 9 y ¾ como el mago Harry Potter; y sigue el rastro del detective Sherlock Holmes.

Contenido disponible hasta el 28 de julio de 2021.

ver más sobre "Destinos de película - Londres" ver menos sobre "Destinos de película - Londres"
Programas completos (8)

Los últimos 40 programas de Destinos de película

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Susi

    Es que no lo van a arreglar nunca! Me gustaría mucho verlo pero no funciona el video

    17 ene 2017
  2. Noemi

    no se ve nada el video, se queda colgado

    27 nov 2016
  3. Su

    Sigue sin verse el video!

    25 nov 2016
  4. P. Sherman

    Magnífico programa. ¿Dónde podría conseguir el mapa de Londres con todas las películas? Es que me gustaría utilizarlo para un regalo. ¡Muchísimas gracias!

    19 nov 2016
  5. Ricardo

    Ahora ya se ve bien el vídeo, genial gracias. Tenía muchas ganas de ver a Maxim descubriendo Londres y sus rincones turísticos como el Big Ben que es el edificio más famoso de la ciudad. Ganas de viajar...

    03 nov 2016
  6. Juan

    Por favor! Arreglado que es el único vídeo que no se ve.

    30 oct 2016
  7. conchi

    No se puede ver los videos, por favor arreglenlo

    27 oct 2016
  8. Consuelo

    Un programa excepcional que da gusto verlo una vez detrás de otra, no aburre ,ni cansa. Lo único malo: el horario en que lo ponen en tv. Menos mal que aquí los puedo disfrutar. Me alegra ver la cara de gusto que lleva Maxim en todos los programas porque se ve que los está disfrutando a tope. Enhorabuena.

    18 oct 2016
  9. Victoria

    Imposible ver el vídeo!! Por favor, solucionarlo!!!

    16 oct 2016
  10. Isidro

    Sigue sin poder verse el vídeo. Es que no hay nadie que lo pueda solucionar .Creo que somo muchos los que lo queremos ver.

    13 oct 2016