www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.10.1/js
3636809
Para todos los públicos Desafía tu mente - 16/06/16 - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Me encanta la naturaleza, el campo. Su ambiente, su tranquilidad.

Cada vez que puedo, escapo a respirar un poco de aire puro.

No hace falta que les explique porqué, ¿no? Escuchen.

(Canto de pájaros)

¡Qué bonito el trino de los pájaros!

No hay sitio mejor para poner en forma la mente.

El lugar ideal para resetear el cerebro del estrés del trabajo.

Estoy tan feliz, tranquilo, obnubilado...

que se me ha olvidado decirles: ¿Cómo están? Hola.

Llevo un día horrible y se me ha olvidado comer.

Tengo un hambre tremenda.

Tengo una bolsita con el aperitivo.

Una manzana sabrosa, natural, con vitaminas.

Qué ganas de hincarle el diente.

(Aullido de gato)

Yo no sé ustedes, pero creo que algo no funciona.

Se me ha escapado mi cena,

no me queda otra que conformarme con una botella de agua.

Algo es algo, hay que hidratarse.

Ehm, no sé exactamente qué está ocurriendo aquí.

Esto no es normal y me estoy poniendo perdido.

A ver si me limpio un poco.

Pero algo está fallando, ¿no?

¿Qué puede estar fallando? Estaba tan tranquilo en el campo...

Antonio. Hola Esther.

¿Qué haces ahí arriba? Buena pregunta.

Bájate que hay que empezar el programa.

Ya decía yo que algo estaba fallando.

Es que esto no es normal. Estaba aquí colgado como un jamón.

Ya lo saben, esto es Desafía tu Mente.

Lo que vean en los próximos minutos, puede que no sea real.

Comenzamos.

(Música)

¿Creen que podemos hacer dos cosas bien a la vez?

Quizá cambien de opinión.

Imposible.

Ponemos a prueba nuestros reflejos.

¿Quién es más rápido, el ojo o la mano?

Veremos quién se lleva la recompensa.

Retamos a la lógica

y comprobamos que en Desafía tu Mente nada es lo que parece.

(Música)

¿Qué hacen estas personas?

Se divierten como niños, pero ¿a qué están jugando?

Lo vamos a comprobar enseguida.

Antes haremos gimnasia mental.

También desde casa, porque hay que estar en forma.

Quiero que levanten sus brazos, todos juntos.

Arriba, abajo. Arriba, abajo.

No es broma. No tendrán que hacer grandes esfuerzos físicos.

Manos arriba de nuevo.

Quiero que con la mano derecha dibujen un círculo.

Y lo seguirán haciendo lo más rápido que puedan.

Lo están haciendo muy bien.

Ahora con la izquierda dibujen un cuadrado.

Y lo dibujarán lo más rápido que puedan.

Ahora como en el circo. El más difícil todavía.

Redoble de tambor.

(Redoble)

Volvamos al principio.

Con la mano derecha un círculo, pero esta vez no se detengan.

Sigan con el círculo sin parar.

Muy bien. Cuando diga "ahora", quiero el cuadrado con la izquierda,

pero sin dejar de pintar el círculo con la derecha.

(RIENDO) Es imposible.

No puedorl. (SE RÍEN)

No, no. Es imposible.

- Ni idea. - No sé. (RÍE)

No se puede.

¿Qué tal, lo han intentado en sus casas?

¿A qué se han hecho un lío padre?

No se preocupen. Nadie o casi nadie es capaz de hacerlo.

Incluso practicando mucho es tremendamente complicado.

¿Por qué es tan difícil dibujar dos figuras a la vez?

Tiene su explicación. Las mitades del cerebro están conectadas.

En este caso, cada mitad del cerebro da una instrucción diferente.

Es como si la izquierda no supiera qué hace la derecha.

Los mensajes que envía uno se cruzan con los que envía otro hemisferio.

Y se genera esta confusión.

El resultado es este intento raro por resolver el juego.

Otro ejemplo para que quede más claro.

Imagínense ir en bicicleta y pedalear en direcciones opuestas.

Así nunca llegarían a su destino.

Ni siquiera se iban a mover un par de metros.

Y si consiguieran arrancar, el cerebro les colapsaría.

Terminarían en el suelo.

Los hemisferios trabajan en armonía.

Cuando se les pide algo anormal, se los saca de la armonía habitual,

se produce el desastre, similar a un colapso.

Ya ven como los lados de su cerebro les guían por caminos erróneos.

Me he picado yo también, con esto del círculo y el cuadrado.

Pero estoy viendo que mi cerebro no responde.

No soy capaz. Las dos cosas a la vez, imposible.

Es dificilísimo.

Dificilísimo porque paro con esta. Empiezo con esta, en fin.

La incapacidad para hacer dos cosas a la vez es un defecto de fábrica.

Con el que nacemos, muy difícil de corregir.

Por eso va mucho mejor con una cosa a la vez.

O el círculo, o el cuadrado. Pero a la vez, yo desisto.

Porque creo que es imposible. Ya practicaré en casa.

Vamos con otra cosa. Esto es muy difícil.

Para la siguiente prueba necesitaré dinero.

La faena es que solo tengo monedas y yo necesitaría un billete.

¿Alguien tiene un billete? ¿Me podéis ayudar?

Eh, Luis, ¿qué tal? ¿Qué pasa con las monedas?

Les presento, es Luis Boyano, encargado en este programa

de hacer lógico lo ilógico

aunque quizá hará ilógico lo lógico.

Por lo menos intentarlo. ¿Es mago?

Efectivamente, ilusionista.

¿Cuál es el problema? Necesito un billete para la prueba.

O sea, papel, como este. No, no. Espera.

Cinco papelitos blancos... No, papel del Banco de España.

Ah, te refieres a este, ¿no?

Ah, estos, estos. Cinco, diez, quince, veinte...

Llegas bien a fin de mes, ¿eh? Casi siempre.

No tenemos problema de dinero.

No, pero más que así suelto, necesitaría uno más agarrau.

¿Más agarrau? Es asturiano, no sé qué significa.

Soy Gallego, a ver si nos entendemos.

¿Te refieres? Un billete más grande.

Ah, vale, como este, el de 10.

Si te estiras un poquito más... Estirarme no sé.

No se puede estirar, es papel. Pero sí doblar una vez.

Dos veces, tres e incluso cuatro.

No siempre al doblar, pero al desdoblar,

lo que ocurre es que aparece el agarrau.

Me mataste. O sea, el de 50 euros.

¿El que necesitas? Este era, este era.

Oye, a final de mes te lo devuelvo y me lo cambias por uno de 200.

Es otro precio, lo podemos intentar.

Gracias Luis. Todos los presentadores son iguales.

Tengo el billete de 50 y con él me voy a la calle para la prueba.

Hola Jorge, ¿qué tal estás? Muy bien.

¿Tienes 10 euros? Sí.

Déjamelos. ¿Para qué?

Para jugar un poquito.

¿Sí? Sí, déjamelo a mí.

Muy bien, pondremos los dos billetes aquí.

¿Qué, eres rápido con las manos? Rapidísimo.

Practica, a ver.

Madre mía, me has dejado... Ha desaparecido.

Ponlos ahí, bribón, ponlos ahí.

Los dejo ahí. Bueno.

Muy sencillo. Gana el que coja antes la bolita con el dinero.

¿Vale?, pero te daré ventaja. Pon la mano aquí.

La pongo ahí. Bien.

Pongo la mano aquí. Aquí te digo si quieres o no jugar.

Sí, por ganar 50 euros lo que sea.

Estás tan cerca que tengo menos posibilidades de llegar al billete.

Una condición: no puedes mover tu mano hasta que mueva la mía.

Vale. ¿De acuerdo, preparado?

Perfecto. ¿Sí, relajado?

Sí, sí. ¿Listo?

¿Qué ha pasado? Hostias.

¿Qué ha ocurrido? Lo tienes preparado.

Has entrenado mucho. Segunda oportunidad,

porque te he visto lento.

¿Volvemos a intentarlo? A lo mejor es suerte.

Pon la mano. Venga.

Pongo la mía, desventaja absoluta para mí.

Total. Pero concentración máxima.

¿Preparado? Sí.

¿Listos? ¡Ui!

Y el billete está en mi mano.

¿Ven como no es tan fácil? Pensarán que poseo gran destreza.

Así que repetimos la prueba con otro invitado.

Contra un boxeador, son rápidos.

Pero no lo suficiente.

Como ven, nadie es capaz de pillar el billete.

Lo pondremos más difícil para que vean que no hay truco.

Haremos la prueba con alguien que debería ser más lento.

Más oportunidades. Porque seguro que estás pensando:

Antonio ha estado entrenando, ensayando...

Me parece que sí. Es rápido...

Y por eso te quito la bolita siempre.

Te doy una ventaja más. Llamo a mi amiga María.

Y va a hacer el juego contigo. ¿María, estás preparada?

Ven aquí, ¿cómo estás, bien?

Siéntate.

Te dejo aquí con mi amigo Jorge.

Y hacemos lo mismo. Poned las manos.

Venga, a ver, demuéstramelo.

¿Preparados?

Ui, ah, pues... Te ha vuelto a ganar María.

Los 30 cm que tiene de ventaja deberían ser suficientes,

pero nadie es capaz de coger el billete

pese a que el juego esta vez lo hace una niña.

Estamos jugando con el desfase temporal.

Cuando quieren reaccionar, yo ya tengo el dinero en la mano.

No puede ser. (AMBOS RÍEN)

Funciona porque el trilero sabe algo del cerebro, que la víctima no.

Lo que sabe es que el cerebro necesita tiempo para pensar.

Fijaos en lo que ha pasado.

Desde que el trilero mueve la mano,

el cerebro de la víctima tiene que hacer varias cosas.

La primera es darse cuenta de que se ha movido la mano.

Luego interpretarlo como la señal de que puede mover la mano.

En tercer lugar tomar la decisión, y en cuarto mover la mano,

o dar la orden del cerebro a la mano para que intente agarrar el billete.

Todos esos pasos llevan milisegundos.

Ese es el tiempo que necesita el trilero

para adelantarse, sacar ventaja y agarrar el billete antes.

Estamos viendo un león.

Lo ven, ¿no? ¿Están seguros?

Y si les digo que hay otro animal oculto en la imagen?

Búsquenlo, ¿lo han visto ya?

Les voy a dar cinco segundos para que analicen la fotografía.

¿Lo han encontrado, tienen la respuesta?

Vamos a darle la vuelta a la fotografía.

¿Lo ven ahora?

El rey de la selva esconde un simpático ratón en su hocico.

Aquí nada es lo que parece. Les ponemos otra imagen.

¿Qué creen que están viendo?

¿Una mujer frente a un espejo o una calavera?

¿Qué es lo que ven?

Ambas son correctas.

Es una chica y su reflejo pero también vemos una calavera.

Dejamos esta siniestra imagen y vamos a una tranquila pradera.

Parece un lindo caballo, ¿verdad? No lo parece, lo es.

¿Pero y si giramos la foto 90 grados?

Ocurre que el caballo desaparece y vemos una simpática rana.

Ejemplos de ilusiones ópticas que engañan a nuestra mente.

¿Saben por qué se producen?

El ojo ve una imagen y manda una señal que el cerebro procesa,

Pero los ojos perciben imágenes y colores a diferentes velocidades.

Y esto puede conllevar que se envíe a cerebro información falsa

que da lugar a confusiones.

(Música alegre)

Estamos en una granja y son este agricultor,

Regresan a casa con un zorro, una gallina y un saco de grano.

Deben cruzar el río con los tres en su barca.

El problema es que solo pueden montar el granjero y un acompañante.

Para complicarlo, si la gallina se queda sola con el grano, se lo come.

Y el zorro, a solas con la gallina, se la zampará.

Pueden hacer tantos viajes como quieran de ida y vuelta.

¿Cómo hacemos el menor número de viajes sin un imprevisto?

Mientras se estrujan la mente, veamos a los voluntarios de hoy.

Estamos en la playa de la Patacona de Valencia,

marco incomparable.

Tenemos la gallina, el zorro, el trigo, el granjero,

el problema de cruzar el río y no queremos desgracias.

Para evitar esa desgracia, tenemos a Marina.

Marina, ayúdanos, tenemos un problema.

¿Qué hacemos? Yo movería igual al zorro,

Si mueves el zorro, la gallina se come el trigo.

Si pasara el zorro, ¿se comería...?

Entonces movería la gallina...

Vale, el zorro no se come el trigo.

Vale, que sepamos. Sí.

Aunque tenga cara de simpático, le gusta la gallina, se la zamparía.

Si llevo esto... Si traes el grano, malo.

A ver (RÍE). Ai madre, corre la sangre ahí.

¿Y si vienen comidos y nadie se come a nadie?

Esa estaría bien, que hicieran un puente, nos dejamos de barcas...

Vale, y así... Se va a inflar la gallina.

Puedes hacer los viajes de ida y vuelta que quieras.

Pues el zorro... Nada, no. No.

No lo sé. ¿Nada, te rindes?

Sí. Pues nada, seguiremos buscando

a ver si alguien resuelve este enigma.

¿En casa cómo lo llevan?

Nos quedan solo dos y son los últimos.

Dejaremos que trabajen en equipo para que resuelvan el enigma.

Ante un enigma así, siempre piensan más dos cabezas que una.

Trabajar en equipo ayuda, por eso tengo a Marta y a Paco,

que intentarán resolver el enigma.

Podéis hablar y resolver este lío, que llevamos toda la mañana aquí...

Y no hay manera. Yo...

- Primero me llevaría el... - No.

- No, no, no. - Vamos a ver...

Creo que pasaríamos primero el pollo.

¿El pollo? Es una opción.

Claro que es una opción.

Este zorro, que sepamos, no es vegetariano.

- Claro, y no come. - Ahora pasaría...

El problema es pasar ahora algo. Ahora podemos pasar la paja.

Era trigo, no pasa nada. El trigo.

No, Marta, no. Si pasamos el trigo...

Se nos puede comer el pollo el trigo.

Ah, entonces lo devolvemos.

¿Podemos hacer los viajes que queramos?

Los viajes que queráis, en ambos sentidos.

¿Se puede devolver algo? En la barca cabe una cosa.

Podéis volver. Devolvemos el pollo.

El pollo, y cogemos este.

Y como este no se come el saco, nos llevamos también el pollito.

Claro que sí, bien hecho. Buen trabajo en equipo.

La solución estaba en el enunciado.

Era una pista, podías ir y volver cuanto quisieras en la barca.

Podías llevar y traer porque tenías plaza para uno de los objetos.

Han trabajado en equipo Marta y Paco y han resuelto este enigma.

¿Han llegado a la misma conclusión en sus casas?

El cerebro es complejo y lleno de sorpresas.

Según los expertos, lo de aquí dentro, acierta casi siempre.

Pero no siempre, el cerebro echa mano de la experiencia.

Cuando vemos imágenes trucadas,

como las que hemos visto en el programa,

nuestro cerebro puede fallar.

No sé si ven este cubo. Lo ven, ¿no?

No sé si notan algo extraño.

¿Está bailando o suspendido en el aire?

Lo ven, es así, está bailando.

Al menos lo parece.

¿Pero es real? Les aseguro que no hago magia.

Es un fenómeno llamado perspectiva inversa.

Sus ojos captan la imagen, el cerebro le da sentido.

En realidad, como pueden observar,

Este cubo no tiene vida propia, está pegado a este cartón.

¿Qué? ¿Cómo se han quedado?

Es increíble.

Cuando lo colocamos frente a la cámara se crea la ilusión.

El cerebro interpreta lo que tiene sentido para él.

¿Qué tiene sentido? Un dado de tres dimensiones.

Pero no es así. Ya saben.

En este programa, nada es lo que parece.

(Música de intriga)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Desafía tu mente - 16/06/16

Desafía tu mente - 16/06/16

16 jun 2016

Antonio Lobato nos habla de malos entendidos. No todo lo que estamos viendo es absolutamente real.

ver más sobre "Desafía tu mente - 16/06/16" ver menos sobre "Desafía tu mente - 16/06/16"

Los últimos 169 programas de Desafía tu mente

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Érika

    ¿Por qué no hay desafía tu mente todos los días porque yo disfruto?

    23 jun 2016