Desafía tu mente La 1

Desafía tu mente

Lunes a jueves a las 22:05 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4786117
Para todos los públicos Desafía tu mente - 10/10/18 - ver ahora
Transcripción completa

(Música instrumental alegre)

Hoy desafiaremos su mente desde Segovia. Ya saben,

una ciudad que reúne muchas cosas: historia, arquitectura, patrimonio,

gastronomía y folclore. Las bailarinas saben danzar.

¿Estarán preparadas para afrontar nuestras pruebas?

Lo vamos a comprobar.

Hoy en Desafía tu mente ponemos en un aprieto

su percepción, al no saber realmente lo que ven.

Ah, ojo. Les sorprendemos con la habilidad del cerebro

para reconocer caras. Una vez más, les pedimos soluciones creativas

para problemas sencillos. Les inducimos a pensar en algo

que no podrán quitarse de la cabeza. Pongan la maquinaria a funcionar

porque comenzamos.

Estamos preparados para empezar Desafía tu mente

junta al Alcázar de Segovia. Junto a mí tengo

a la Asociación cultural folclórica Andrés Laguna de Segovia.

Tienen una cara de miedo... Tienen una cara susto...

Imagino que para bailar necesitáis memoria para recordar los movimientos

y coordinación. Lo tenéis hecho. VARIAS: Sí. Bueno...

Vamos a buscar alguna prueba que no tenga que ver con eso,

para ponéroslo difícil. La primera tiene que ver con la agudeza visual.

Pero sois muchas y hay muchos ojos, así que quiero que os quedéis dos.

¿Quién...? Por favor, el resto hagan un paseo por los jardines.

Colocaos ahí. Como os decía, es una prueba de agudeza visual.

Os enseñaré tres carreteras. Muy atentos en casa,

juegan también desde sus hogares. Tres carreteras. Ahí están.

La pregunta es, ¿son las tres iguales?

AMBAS: No. ¿Hay dos iguales y una diferente?

¿Son todas diferentes? Es la pregunta.

Pueden empezar a pensar en casa. Señalen con el dedo

la que creen que es distinta de las otras dos. ¿Lo ven fácil?

Esta está un poco más para allá que estas dos.

DERECHA: Son las tres iguales. Ella dice que son las tres iguales.

IZQUIERDA: Las veo diferentes. DERECHA: La tercera es diferente.

¿Te refieres a esta? AMBAS: Sí.

Esta. IZQUIERDA: Está más torcido.

Estáis de acuerdo las dos. Es una relación colegiada.

¿En casa están de acuerdo con ellas? ¿La diferente es esta de aquí?

Va hacia otra dirección. Estas dos van paralelamente

y la otra va así. Esta es la diferente, ¿no?

DERECHA: Sí. La cojo y pongo encima de esta.

¿Qué ha pasado? DERECHA: Que son iguales.

Son iguales. DERECHA: Estas dos son iguales.

¿No era diferente? DERECHA: Ya.

Voy a jugar otra vez. ¿Es igual o diferente la que queda aquí?

DERECHA: A lo mejor está más torcida que esa.

¿Sigues pensando que son las tres iguales?

DERECHA: Yo creo que sí, ¿no? Sí. AMBAS: Diferente.

Sí, es diferente. Pero en la primera os he conseguido engañar.

Esta es completamente distinta.

Sin embargo, lo curioso del fenómeno es que, cuando la carretera

vuelve a su posición inicial, saber cuál es el par diferente

no impide ver de nuevo las dos de la izquierda iguales.

Sigue pareciendo que estas son iguales y esta es la diferente.

¿Qué está ocurriendo aquí? Cuando un estímulo aparece

en el horizonte del mundo sensible, sea un estímulo sensorial

o un pensamiento, el cerebro adelanta una hipótesis

acerca de lo que percibirá. Construye una especie de simulacro que proyecta

en la realidad y que compara con la experiencia de su memoria.

El cerebro debe crear constantemente orden en un mundo caótico.

Ver dos imágenes casi idénticas es un atajo útil.

Este tipo de ilusión se llama metamerismo.

En Desafía tu mente hemos hablado mucho de la pareidolia.

Como todos saben, la pareidolia es... AMBAS: Ni idea.

Es la capacidad que tiene el cerebro de identificar caras donde no hay.

A ver cómo andáis de pareidolia. En casa pueden jugar con nosotros.

Esto es muy sencillo. Verán ahora seis imágenes en sus pantallas.

Las tenéis delante. Me debéis decir dónde veis caras.

IZQUIERDA: ¿Dónde vemos caras? DERECHA: En esta a lo mejor.

IZQUIERDA: Uf, veo más arriba.

IZQUIERDA: Esta. ¿La segunda de arriba?

DERECHA: Arriba no veo.

Abajo a la izquierda podría ser también.

Os lo pondré un poco más fácil. A ver, ¿dónde veis caras?

AMBAS: Aquí. Hemos cambiado ya de idea.

IZQUIERDA: Aquí... DERECHA: O sea, ahí.

Solo la tercera de arriba.

DERECHA: La de arriba no la veo. IZQUIERDA: Esta.

Abajo a la izquierda veo a alguien en el agua.

Arriba a la derecha y abajo a la izquierda.

Vamos a seguir. ¿Y ahora qué?

IZQUIERDA: Ahí. DERECHA: Aquí. Y esa no es cara.

IZQUIERDA: Eso parece un castillo.

Vale, arriba a la derecha la veo superclaro.

DERECHA: La de abajo, sigo con la misma. Se ve cara lejana.

¿La tercera de arriba es una cara? AMBAS: Sí.

¿Y la segunda de arriba no?

Veo como la cara de alguien, así oscura, marrón.

¿En casa tienen sus decisiones? ¿Qué son y qué no son caras?

Vamos a resolver. IZQUIERDA: Venga.

IZQUIERDA: ¡Toma! El lobo lo habéis clavado.

Al hombre lo tenéis localizado desde el principio.

Arriba en el medio era una mochila. Segundo intento.

Debéis decirme qué son caras aquí.

AMBAS: Esta. La tercera de abajo.

Quizá en esta diría abajo a la derecha

porque tiene colores carne.

- Esto es más difícil. - Arriba a la izquierda.

Vamos a aclarar un poco la imagen.

Ahí está. AMBOS: Es cara. Esta puede ser cara.

Y tercera abajo. DERECHA: Puede ser un chico guapo.

Abajo a la derecha pero no estoy segura.

Arriba al centro, más.

IZQUIERDA: Segunda de arriba y tercera de abajo.

IZQUIERDA: Sí. DERECHA: Yo incluyo la...

IZQUIERDA: ¿Esta? Y la primera de arriba.

La de abajo a la derecha parece un animal.

Vamos a aclarar un poco la situación.

Uf. IZQUIERDA: Tres, clavado.

DERECHA: Las tres. Todavía no hemos terminado.

Igual os lleváis una sorpresa. IZQUIERDA: Parece lo de las puertas.

DERECHA: No sé. Resolvemos.

Hay tres caras muy claras.

Y esto no es una cara pero casi. Es un picaporte con cara de león.

No estáis mal. Vuestra pareidolia funciona bien.

¿En casa también les ha funcionado su pareidolia?

El cerebro es realmente bueno reconociendo patrones de rostros

o caras, porque tenemos una estructura concreta

en el cerebro llamada giro fusiforme. Tiene una función muy específica:

reconoce rostros. Nos sirve para la supervivencia

y el desarrollo social reconocer humanos, reconocer emociones humanas

y poder interpretarlas. Somos capaces de reconocer patrones de rostros

y caras en distintas formas y objetos inanimados.

Observen durante 20 segundos la siguiente lista de palabras

y traten de averiguar cuál es la palabra que sobra.

PRIMERA: ¿Solo una? Una no encaja con el resto.

Tienen todas una coincidencia que esa palabra que buscamos

no tiene. PRIMERA: Maratón.

¿Por qué? PRIMERA: Todas acaban en vocal

menos maratón. Podría ser una explicación.

Pero no es esa. Amoroso es la que desentona.

Es algo que no puedes ver. SEGUNDA: Espuma.

¿Por qué? SEGUNDA: Las demás repiten vocal.

Tampoco. Caseta puede ser de una piscina.

Sí, relación de significado. En plan semántico.

Cloro de la piscina y que salga espuma de la piscina por lo que sea.

Descubriré una palabra. Por ejemplo, esta.

Puma. Animal.

PRIMERA: Vale, todas son nombres de animales.

También tienen... O sea, mono, oso, loro

loro y caseta no es. ¿Cuál es la que sobra?

PRIMERA/SEGUNDA: Caseta. Vaya pedazo de pistas doy.

Los finales de casi todas las palabras indican animal.

El final de caseta habla de una seta.

Caseta era la palabra que sobraba.

Si no me dices la pista, estamos aquí hasta las nueve de la noche.

Sin mi pista estabais perdidas. PRIMERA: No tanto.

Estaban perdidas... ¡Y lo saben!

Haré un experimento con ustedes que están en casa.

Durante 30 segundos deben intentar no pensar en un oso blanco.

¿Entendido? No sé si me entienden. Les pido no pensar en un oso blanco.

Repito. No piensen en un oso blanco. ¿Me pueden decir qué ha pasado?

¿Han sido capaces de no pensar en el oso blanco?

Seguramente no lo consigan. No se preocupen. Es normal.

Este fenómeno le ocurre a todo el mundo y crea en la mente

un efecto de obsesión. Lo que sucede es que una parte del cerebro

está, por un lado, tratando de evitar pensar en el oso blanco, y la otra

está comprobando que no se produzcan pensamientos relacionados

con el objetivo para no fracasar. Basta que se diga esa frase

para que de forma automática se empiece a pensar en un oso blanco.

Aunque seguramente muchos no hayan pensado en el oso como tal:

le hayan cambiado de color o imaginado un oso pardo o panda.

Incluso habrán podido imaginar un oso verde

pero seguro que no se han quitado de la cabeza al oso.

Vamos a ejercitar ahora la lógica. ¿Qué tal de pensamiento lógico?

Oh, madre mía, ¡qué poca confianza veo aquí!

Os enseñaré un bonito dibujo aquí.

Aparecen tres balanzas.

Las balanzas están pesando determinados objetos.

Necesito me digáis, y que en casa piensen y decidan

con un pensamiento lógico, ¿qué objeto es el más ligero

de todos los que están en el dibujo? Sabemos que la pelota

pesa más que los cubos. La pirámide, más que el coche. Los cubos

y la pirámide pesan lo mismo. ¿Sabrían decirme qué juguete

pesa menos de los cuatro?

Si esto pesa igual... Está complicado.

¿Qué juguete pesa menos?

Está claro que la pelota pesa más que los cubos. De todos los objetos

que hay en el dibujo, ¿cuál es el más ligero?

SEGUNDA: Creo que es más ligero.

- Pues los cubos. - ¿Este?

Este seguro que no, descartado. TODAS: El coche.

¿Por qué? ¿Por qué?

La pelota es la que más pesa.

Si los cubos pesan igual que los aros,

los cubos pesan más que el coche.

Es como si pones los cubos aquí.

TERCERA: Los cubos y los aritos esos pesan lo mismo.

Los aros pesan más que el coche y la pelota, más que los cubos.

Así que el coche.

Correcto. Muy rápido, además. Demasiado rápido.

Me costó un poco más. Vemos que los cubos y la pirámide

pesan lo mismo y la pirámide pesa más que el coche. Así que los cubos

pesan más que el coche. ¿Me siguen? La pelota pesa más que los cubos.

Si pesa más que los cubos, pesa más que la pirámide y que el coche.

Así que el coche es el juguete más ligero.

Nos pasamos la vida tratando de mejorar la memoria.

Es más, es lo que intentamos hacer en cada programa: que se diviertan,

que se lo pasen bien y aprendan con nosotros. Que ejerciten músculos

que usan a diario y no saben que tienen. Pero, sobre todo,

que activen esa memoria y le den uso. Sin embargo, hay muchas cosas

que aprenden y se les olvidan. O recuerdos que, aunque no quieran,

se pierden en el tiempo. Por el contrario, hay cosas

que querrían olvidar y lamentablemente no olvidan.

Les ocurre, ¿verdad? Les pasa porque es muy difícil olvidar cosas

a nuestro antojo. Pero les contaremos algo que tal vez les ayude. Es más,

si nos obcecamos en intentar olvidar algo, no hacemos otra cosa

que pensar en ello aún más. Provocamos el sentido contrario.

Por lo tanto, aunque no hay recursos mágicos para eliminar un recuerdo

de la memoria, cuando un experiencia pasada nos venga a la mente

y aparezca a cada momento, debemos procurar poner nuestra atención

en otro lugar. Una estrategia para evitar pensar en algo

es apartar de la mente de forma consciente los recuerdos que asaltan.

Ponernos a hacer cualquier cosa menos pensar en ello.

La técnica se puede entrenar. El deporte también puede ayudar.

Es más fácil evitar acceder a recuerdos que no queremos

cuando estamos activos. Ya lo saben, no pueden olvidar a su antojo pero sí

entrenar la mente para pensar en otra cosa.

Todos estamos preparados para descubrir los cambios

que nos suceden en la vida, sobre todo si son muy evidentes.

Pero a veces de los cambios que suceden ante nuestros ojos

no nos enteramos de que suceden. La prueba que va a continuación

viene a hablar de esto, de cambios que pasan inadvertidos a los ojos.

Muy atentos a estas imágenes. En casa también.

Tenéis que decir qué cosas cambian. AMBAS: Vale.

Estén atentos al vídeo que les mostraremos.

¿Han detectado los cambios? DERECHA: El color amarillo. Esto.

IZQUIERDA: Las letras. DERECHA: El rojo y las estrellas.

Muy bien. Fantástico. Ha sido fácil pero esta no era la prueba.

Viene a continuación. Os lo pondremos realmente complicado.

En casa también lo tendrán realmente complicado, porque a esta imagen

no le hemos añadido nada. Han sucedido los cambios,

han sido evidentes. Pero, ¿qué pasaría si en una imagen metemos

cambios mientras insertamos momentos de negro?

Que nuestro futuro también será muy negro para determinar

los cambios. Atentos. Empezamos.

Intenten contar ahora los cambios que ven.

Este ha sido quizá un poquito más difícil, ¿a que sí?

IZQUIERDA: Las letras. ¿Qué letras? ¿Qué le ha pasado?

IZQUIERDA: Cambia de color. La letra L cambia de color.

La L de Lido. Bien, un cambio. Más. IZQUIERDA: Di.

DERECHA: No sé. IZQUIERDA: Las estrellitas estas.

Las estrellitas... Los rombos. IZQUIERDA: Eso.

Los dos rombos rojos en la parte derecha de la imagen

aparecen y no estaban. IZQUIERDA: Sí.

Bien. IZQUIERDA: A la E o S les pasa algo.

IZQUIERDA: No sé el qué. O la S no estaba y ha aparecido.

¿La S no estaba y ha aparecido? ¿No sería la E?

IZQUIERDA: Alguna de las dos. ¿No te has enterado?

IZQUIERDA: No, algo ha pasado. ¿En casa han encontrado alguno más?

Por deciros algo, hay siete cambios. ¿Cuántos han podido ver en casa?

Si es que son capaces de recordarlo. ¿Ninguno más? Vamos a ponerlo

sin flashes negros para ver si son ustedes y ellas capaces

de encontrar algún cambio más. Aquí va. ¿Preparados?

Seguro que ahora será mucho más fácil. ¿A que sí?

DERECHA: La S no estaba y esto cambiaba de colores.

Iré uno a uno para que lo vayan viendo.

Primero, los dos rombos no estaban y aparecen. El trébol de la izquierda

cambia de color. La palabra "motel" aparece al fondo a la derecha,

bajo la E. La L se convierte en verde.

Hay una palmera y de repente aparecen dos. Hay un símbolo de dólar

que estaba en el comienzo y ahora ya no está.

Y la S de la derecha aparece y no estaba. Ha costado, ¿eh?

IZQUIERDA: Un poco. Espero que en casa haya ido mejor

aunque me temo que les habrá ido parecido.

Llegamos al final. Debemos despedir el programa.

Como hemos estado en Segovia, y cargamos energía positiva,

es el mejor momento para probar un experimento que llevo ensayando

mucho tiempo y nunca me ha salido. Necesito mucha concentración,

energía mental, fuerza de mi cerebro para conseguirlo. Hasta ahora,

no he podido. Creo tener las aptitudes. ¿En qué consiste?

En conseguir que este corcho venza a la ley de la gravedad

con la fuerza de mi cerebro. ¿Estaré preparado? Vamos a verlo.

Guau. Pues ha salido, ¿eh?

No hay cables, no hay elementos eléctricos.

Ha salido. ¿Qué les parece?

Estoy entusiasmado. Pueden hacerlo en sus casas. ¿Qué necesitan

para hacerlo en casa? Varias cosas. Energía como la mía. No es fácil.

Un corcho. Eso es mucho más sencillo. Y algo muy importante:

un hombre verde.

Lo que en realidad ven es tan solo una ilusión. Esta prueba

la hemos realizado con un fondo llamado croma, en este caso

de color verde. Si ponemos delante cualquier cosa u objeto de ese color,

conseguimos hacerlo imperceptible, invisible para el ojo humano.

Para engañarles hemos contado con la ayuda

de nuestro compañero Quique, al que no han podido ver

porque iba vestido con el traje verde y sujetaba un palo de ese color,

de forma que lo ha hecho literalmente invisible ante la cámara. Por eso,

no han percibido nada desde casa y han creído que el corcho

estaba flotando en el aire.

Era todo mentira. En realidad, el corcho no ha volado.

No tengo tanta energía en mi cabeza y no he podido vencer

a la ley de la gravedad. Nos lo hemos pasado bien.

Vámonos, Quique. Pues pareces la Rana Gustavo.

Ay.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Desafía tu mente - 10/10/18

Desafía tu mente - 10/10/18

10 oct 2018

Hoy Antonio Lobato nos va a sorprender con la habilidad que tiene nuestro cerebro para reconocer caras y también pondrá en un aprieto a nuestra percepción al no saber realmente lo que vemos.

ver más sobre "Desafía tu mente - 10/10/18" ver menos sobre "Desafía tu mente - 10/10/18"
Programas completos (79)
Clips

Los últimos 217 programas de Desafía tu mente

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos