Desafía tu mente La 1

Desafía tu mente

Lunes a jueves a las 22:05 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4769778
Para todos los públicos Desafía tu mente - 02/10/18 - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

(Música)

Hoy estamos en El Ejido, Almería.

Culturalmente, el festival de teatro de El Ejido

es uno de sus signos de identidad.

Solo hemos encontrado un hombre que decía ser feliz.

Y está catalogado como fiesta de interés turístico de Andalucía.

¡Bravo! ¡Bravo!

Bravo, muy bien.

Tomen asiento, porque hoy tienen butaca reservada en nuestra función.

Comenzaremos preguntándonos algo muy sencillo:

¿Cómo lograr ser felices?

Provocaremos un cortocircuito en sus cerebros

con un divertido juego de coordinación

y comprobaremos cómo resuelven problemas espaciales.

Abran bien los ojos porque vamos a mostrarles una imagen

en la que nuestro protagonista está muy bien camuflado.

Mezclaremos números y letras para descubrir una solución alucinante

a nuestros problemas.

Que suba el telón, que comience el espectáculo.

(Música)

Caballeros, ya saben lo que tienen que buscar.

Nuestro zar está muy enfermo y ninguna cura le sanará...

salvo ponerse la camisa de un hombre feliz.

Solo hemos encontrado un hombre que decía ser feliz.

Vivía humildemente y decía no necesitar más

de lo que ya tenía en la vida.

-¿Es eso cierto?

¡Magníficas noticias!

¿Traéis, pues, su camisa?

Dad lo que pida.

Señora, el hombre feliz no tenía camisa.

No la necesitaba.

(Aplausos)

Me interesa muchísimo el tema este de la felicidad.

Era una adaptación de un cuento de Tolstoi, ¿no?

Mónica, Pedro, Miguel Ángel.

Podéis quitaros las camisas cuando queráis.

Un aplauso, se lo merecen.

(Aplausos)

¿Y qué pensará nuestro público?

¿Con qué será feliz nuestro público? Voy a presionarles.

A ver qué necesitan para ser felices.

Que levanten la mano los que se consideren felices.

Y los que se consideren felices siempre.

Ay, ay, ay. Decaemos.

(Música)

¿Cómo se sentirían si ahora mismo les tocase la lotería?

¿Serían ustedes felices?

¿Qué necesitan para conseguir la felicidad?

Yo pienso en un chalecillo.

Ahora mismo, un papel protagonista en la obra de teatro que preparamos

sería un momento de felicidad.

Dinero. Sí. ¿Dinero?

¿Son de los que piensan que el dinero no da la felicidad

pero sí que ayuda bastante?

¿Y si les confirmo que el dinero no da la felicidad?

Según uno de los mayores expertos en psicología de la felicidad,

Dan Gilbert, la felicidad se puede moldear,

aunque también tiene un gran componente innato.

Muchas veces no nos damos cuenta de que lo único que hacen

las gratificaciones inmediatas

es provocar mayor adicción por adquirir más bienes.

¿Y eso por qué?

Porque tenemos una irremediable tendencia

a compararnos con el vecino.

Para ser felices, dejen de comparar

y simplemente den gracias por lo que tienen.

(Música)

A pesar de que sabemos que el dinero no da la felicidad,

yo voy a darles la posibilidad, imaginaria,

de que se hagan millonarios.

Tengo aquí delante dos boletos de la Lotería Nacional.

Yo les pregunto a ustedes en casa

y también a los actores que tengo aquí:

¿Qué boleto elegirían...

...para ser millonarios?

¿Cuál de los dos creen que tiene más probabilidades de ser premiado?

Elijan uno.

El segundo, me gusta más. El que tiene más números.

El segundo, porque el primero tiene muchos ceros.

Supongo que me quedaría con este

por el hecho de ser un número menos raro.

¿Por qué no elegís ninguno de vosotros el tres?

-Porque el número es muy absurdo. -Porque me parece mal.

Demasiados ceros.

Sin embargo, no cogeríais el tres. Es una cuestión psicológica, creo yo.

Parece más raro el tres.

Dejamos los décimos de lotería y nos vamos a otro sueño.

Aquí sí que hay mucho dinero también.

La Primitiva.

Tengo dos combinaciones, la uno y la dos.

¿En cuál de estas dos combinaciones pondríais vuestro dinero?

Me quedaría con la primera.

Aunque realmente da lo mismo porque es solo suerte.

Realmente, me quedaría con el primero.

(TODOS) La uno.

¿Por qué?

Porque están más repartiditos los números.

Lo normal es que piensen que la primera combinación

es más probable que la segunda. ¿A que sí?

Pero por una sencilla razón: su intuición les dice

que hay muchísimas más combinaciones posibles de números no consecutivos

que de números consecutivos.

Parece lógico pensar, por tanto,

que la combinación hecha por números consecutivos del 1 al 6

o la de 00003, en el caso de la lotería,

son muy inusuales, casi imposibles.

Pero, en realidad, existen las mismas probabilidades

de que ambas papeletas salgan ganadoras.

Y ahora que saben que tienen las mismas posibilidades,

¿con cuál se quedarían?

Ustedes tampoco van a cambiar de papeleta, ¿a que no?

Pero ¿por qué?

Pues, simplemente, por pura superstición.

(Música)

Nuestro cerebro se pasa todo el día dándole órdenes a nuestro cuerpo,

a nuestras extremidades, a nuestros dedos, brazos, piernas,

para que funcione correctamente nuestro cuerpo.

Pero, a veces, en "Desafía tu mente"

conseguimos llevar a los límites a nuestro cerebro

y hacer que se equivoque.

Es lo que vamos a intentar con esta prueba.

Estoy con... Juan.

Con Juan y con... Francisco.

Os voy a pedir una cosa.

En sus casas pueden hacerlo también.

Voy a pedir que crucéis las manos así.

Bien. Bien apretados los dedos.

Entrelazados. Y giráis hacia arriba.

Buena elasticidad. Bien.

En casa espero que hagan exactamente lo mismo.

Voy a pedir que mováis un dedo, el que yo señale. ¿De acuerdo?

Voy a pedirte que muevas...

este dedo.

Es el tercer movimiento.

El primero y el segundo han sido erróneos.

Quiero que muevas este dedo.

Bueno, has movido dos o tres. Es complicado.

Traten de hacerlo en sus casas.

¿Cuál era?

Se me han liado los dedos.

(RÍE) -Me cuesta.

Este me cuesta moverlo un montón.

Yo creo que engaña al cerebro, pienso que derecha es izquierda.

(Música)

Esto ocurre gracias a la propiocepción.

Nuestros músculos y articulaciones

están repletos de unos sensores microscópicos:

los propioceptores.

Mandan información al cerebro para que se haga en todo momento

una especie de mapa interno del cuerpo.

Sin embargo, a veces no es suficiente con esa información.

Sobre todo si realizamos alguna actividad

que necesite precisión.

Y para ese tipo de tareas,

las manos son nuestras mayores especialistas.

Son nuestras herramientas más precisas.

Por eso nuestros ojos las miran regularmente

para tener una referencia exacta de su posición.

Lo que acaba de ocurrirles es que sus manos estaban

en una posición extraña, atípica.

Al cerebro llega información contradictoria de los ojos

y también de los propioceptores.

Les hemos provocado una especie de cortocircuito.

Vaya lío que tenemos de manos.

(Música)

Seguimos aquí, en la plaza Mayor de El Ejido.

Tenemos a Encarna y a Quique,

que vienen ataviados con su uniforme de trabajo.

Son actores del teatro.

¿Os gustaban los trabajos de tecnología, las manualidades,

cuando estabais en el colegio? A mí sí.

A mí no, yo era muy malo. A mí tampoco.

Bueno, voy a intentar...

No sé si lo conseguiré.

...hacer aquí unas dobleces de papiroflexia.

Más o menos iguales.

Fijaos bien en todo lo que hago.

Tengo un rectángulo.

Lo convierto en un cuadrado.

Y lo voy a doblar por la mitad para hacer un triángulo.

Bueno, tengo el triángulo.

Muy atentos en casa, la pregunta va también para ustedes.

Si yo le hago unos cortes...

...aquí.

Le voy a hacer otro corte en esta otra dirección.

Y me queda esta tienda de campaña. La pregunta es:

Cuando despliegue el papel, ¿qué figura aparecerá?

En casa pueden pensarlo.

Opción "A", "B" o "C". Fíjense en el corte.

(Música)

¿Cuál de ellas tiene sentido para ustedes?

¿Están dudando entre dos?

Bueno, vamos a ver lo que opinan en la calle.

(Música)

La "C".

La "B", ¿no?

La esquina, como no las ha recortado, puede que te salga ese.

Espera, espera. Sí, la "B".

-Yo creo que la "B". -Ha cortado por la hipotenusa.

La "B". No, es la "A".

Voy con todo, venga. 10 000 euros, la "A"

(Música)

La "A". ¿La "A"?

¿De acuerdo u otra opción? A mí me da que es la "B".

No sé. La "B".

-La "C". -La "C", tal vez.

Bueno, ¿preparados para resolver el misterio?

(Fanfarria)

Elemental, querido Watson.

Aunque esta habilidad se puede practicar y mejorar,

hay gente que nace con un don para la visión espacial.

Aunque la llamemos así,

en realidad, la vista no tiene nada que ver para desarrollarla.

Es nuestro cerebro el que tiene la capacidad de crear

un espacio tridimensional que mantenga su coherencia.

Aunque lo cambiemos de posición o incluso de perspectiva.

(Música)

Están conmigo... Fran.

Fran y... Jesús.

Y Jesús. Vais a ser nuestros conejillos de indias.

Os voy a mostrar ahora mismo un dibujo.

En este dibujo habrá una maraña de figuras

que son muñecos de nieve.

Pero quiero que en medio de esa maraña de muñecos de nieve,

lo más rápidamente posible, me encontréis un oso panda.

¿Preparados en sus casas?

Pues descubro el panel.

(Alarma)

¿Dónde está el oso panda?

Unos con gorro, con bufanda, con sombrero...

Puede estar por arriba, por abajo, por el centro,

derecha, izquierda... Hay un oso panda ahí dentro.

De momento, Antonio no lo encuentra.

Pues va a ser que no. (RÍE)

¿Un oso panda?

En casa seguro que hay muchos que lo han encontrado.

Venga, está a punto de batir el récord de los más lentos.

¿Dónde está el oso panda?

Has tardado. Le ha costado un poquito más a él.

¿En casa cuánto han tardado? ¿Quién lo ha visto primero?

¿Les ha ido mejor que a nuestros actores y conciudadanos?

El oso panda estaba escondido aquí.

(Música)

¿Con las letras cómo vamos? Bueno, vamos a intentarlo.

Es el mismo mecanismo.

Solo que ahora tienes que encontrar en medio de muchas letras "O"

una "C".

¿Preparado? Sí.

¿Batirás tu récord? Vamos a intentarlo.

No lo tienes difícil.

Ahí está. Búscala.

(Alarma)

¿En sus casas cómo van con la letra "C"?

¿Más fácil que el oso panda?

No hay letra "C". Ay, ay.

¿Dónde puede estar?

Haberlas, haylas. ¡Ah!

Ahí está, muy bien.

(Música)

Estoy aquí con lo más bonito de El Ejido,

representado aquí en medio de la plaza del Ayuntamiento.

¿Cómo estamos? ¿Bien?

Esto es muy sencillo, yo les voy a dar un número

y tienen que completar la frase que va a continuación.

Por ejemplo, si yo digo: "Siete es igual a los 'D' de una 'S'",

hay que pensar cosas que tengan siete para completar la frase.

Siete es igual a los "D" de una "S", es igual a los días de una semana.

¿Bien? Primera frase...

Cinco...

-¿Los "D" de la "M"? -¿Los "D" de la "M"?

Cinco... no, son seis números los dados.

Son los días del mes.

Los dedos de la mano.

(Fanfarria)

Los dedos de la mano, claro. Sí, señor.

La más rápida, no les ha dado tiempo en casa.

Esta ya me parece más fácil.

7 es igual a las "V" que tiene un "G".

Eh...

Es que a mí no me cuadra la "G".

Si fuese siete "V", hay siete vértebras.

"V"...

Las vértebras que tiene un gato.

¡No! (RÍE)

¡Ah, no! ¿Qué he dicho? Siete vidas que tiene un gato.

Vamos a seguir. Siete vidas de un gato.

Las siete vidas que tiene un gato, claro que sí.

Las vidas que tiene un gato. Venga, la última.

Prepárense en casa, que son muy rápidas.

(RÍE)

27 es igual a las "L" del "A".

Las lanzas, las...

Eh... ¿lanchas?

27...

...libros del Apocalipsis. No.

-Las lanzas del ángel. -Licencias de la administración.

Ay, picha, yo qué sé, hijo.

Las leyes de la administración.

-Las "L"... -Letras del abecedario.

(RÍE)

Qué rápidas son aquí en Almería, es tremendo.

A las letras del alfabeto, del abecedario. Perfecto.

Chóqueme esos cinco.

Sí, señor, muy bien.

(Música)

Para la siguiente prueba hemos recurrido a cerebros jóvenes

porque quizá los vamos a necesitar.

¿Qué tal? ¿Cómo estáis, chicos? Bien.

Cerebros jóvenes, ¿preparados para trabajar?

Sí.

Os voy a enseñar un número.

Número romano.

Es un... 12.

12.

Vale, si yo os digo, ¿cuánto es la mitad de 12?

Seis. La respuesta es seis, ¿no?

¿En casa están de acuerdo? La mitad de 12, seis.

¿Y si yo digo que la mitad de 12 es siete?

Pues no estás bien.

(RÍE) No estoy bien, ¿verdad?

Eso también es verdad.

Pero ¿cómo podemos justificar que la mitad de 12 sea 7 y no 6?

¿Con eso? Con lo que queráis.

(Alarma)

Aparentemente, seis.

Pero como en vuestro programa nunca es lo que aparenta...

Si es justo la mitad, es seis.

No sé...

Podría ser...

¿Alguien en casa lo ha pillado ya?

A lo mejor la mitad hace un cinco.

Claro, haciendo la mitad, la "X" la pones como una "V".

Sale el cinco.

Si yo doblo por la mitad, la mitad de este 12...

¿En qué se ha convertido? En un siete.

Bien hecho. ¿En casa lo han conseguido resolver?

¿O han sido más rápidas ellas?

Un siete por aquí y otro por aquí.

Mi cerebro está resignado a no entender

lo que va a ocurrir en los próximos segundos.

Espero que los suyos sí.

Luis, ¿qué traemos hoy? Te haré un juego con cuerdas.

¿Concuerdas o no concuerdas? Concuerdo contigo.

Lo importante es que tengas unas tijeras bien afiladas

y que corten perfectamente.

Y si cortan perfectamente... Sí que cortan.

Sí, se puede hacer el juego.

Abre la boca.

Ah. Se ha quedado tonto.

Te lo repito. A ver.

Es clave cortar exactamente "in the middle".

Como decís en Asturias, "in the middle".

Exactamente por la mitad.

Por la... Las proporciones...

No las tiene tú muy pilladas. Sí, lo solucionamos de esta forma.

Solucionado.

Exactamente por la mitad. La podemos usar para otras cosas.

No sé para qué. Anda, sé prudente. Algunas ideas tendré.

Mira, fíjate. Lo importante es que al soplar

la cuerda sea otra vez entera.

Bien, ¿no? ¿Estás sorprendido?

Sí. Sí. Se pueden hacer nudos.

No solo se pueden hacer nudos, se deben hacer nudos.

Es importantísimo que los extremos estén siempre, ¿dónde?

En la mano izquierda, en la derecha no funciona.

No, no funciona.

En este caso, queda un aro de cuerda, como puedes ver, y así no funciona.

Me he equivocado.

Hay que dejar los extremos así para que al soplar... Sopla.

(SOPLA) ...la cuerda sea como debe ser.

O sea, "comme il faut", como decís también en Asturias.

(SUSPIRA) ¿Vale? Estás deseando hacer nudos.

Estoy deseando hacer nudos, pero...

Estás deseando ponerme un nudo en el cuello.

Mira, hacemos un nudo por aquí de esta forma y manera. Así.

Y ahora, con las tijeras que has traído de casa,

porque ha traído tijeras de casa...

¿Estas valen? Sí, claro.

Corta por aquí. Una, dos y tres. Perfecto.

Ustedes no aplauden en casa porque él no oiría el aplauso

pero impresionante, has cortado con los dedos.

Sí, es increíble. Los tengo afilados.

En los extremos de la cuerda haz un nudo.

Un nudo... Un primer nudo que se vea.

Eso es. ¿Puedo hacer más?

¿Más nudos? Otro más.

Haz los que veas, me es igual. Los que quieras.

Enseña el nudo. Te lo puedes quedar de recuerdo.

Ahora sí voy a cortar, pero con unas tijeras auténticas.

Para ti. ¡Guau!

Mira, en tres trozos exactamente iguales.

Para ello...

Tengo que darte una pauta que es la clave.

Esta es la cuerda, esto son los dedos.

Trataré de entender la diferencia. Lo ha entendido.

Cortas ahí. ¡"Pumba"!

Cortas abajo.

¡"Pumba"! Lo tuyo no es la perfección.

Bueno, es la primera vez. Mira, hacemos así.

Esto es a lo que ahora en España le llaman "la excelencia".

¡Oh! Te he impresionado, ¿eh? Ahí te has salido.

¿Cuántos trozos? Uno, dos y tres.

¿Por qué los tres trozos son iguales?

Tienen la misma longitud. Efectivamente, miden lo mismo.

Se puede por arriba que, efectivamente, miden lo mismo.

Sobre todo este.

Tenemos que practicar. Tenemos otro problema.

Otro problema, sí. Pequeño, mediano y grande.

Lo vamos a solucionar, o por lo menos intentarlo,

de la siguiente forma: este lo subimos por aquí.

Este mediano por aquí.

Y este un poquito más grande, por aquí.

Ahora ya, efectivamente, son iguales.

Bueno, así sí. Y así también, mira.

Así también son iguales.

Es decir, que al hacer así lo que ocurre...

es que han de tener el mismo tamaño.

Es decir, que este primero ha de medir lo mismo

que este segundo, y lo mismo que este tercero.

¿Cómo te has quedado?

Me he quedado... Bien, ¿no?

Espérate un momento.

¿Concuerdas o no concuerdas?

¿Qué haces?

Sí, bueno, si quieres las tijeras para practicar tú en casa...

Sabía yo que mi cerebro no lo iba a entender.

Ni el mío. El suyo sí.

La diferencia es que yo tengo cuerda para rato.

Toma, practica.

¡Ay! ¿Qué he dicho? ¡No!

(Música tecno)

Desafía tu mente - 02/10/18

02 oct 2018

En el programa de hoy aprenderemos con los más pequeños a ser creativos e imaginativos. Ejercitaremos la memoria con El Gran Maestro de la Memoria y trabajaremos la lógica para encontrar la respuesta a nuestro curioso acertijo.

Contenido disponible hasta 11/02/27

ver más sobre "Desafía tu mente - 02/10/18" ver menos sobre "Desafía tu mente - 02/10/18"
Programas completos (79)
Clips

Los últimos 217 programas de Desafía tu mente

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios