Derecho a soñar La 1

Derecho a soñar

Lunes a viernes a las 18.15 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5131319
No recomendado para menores de 7 años Derecho a soñar - Capítulo 63 - ver ahora
Transcripción completa

Como llegue a un pacto con la Fiscalía, todos sabrán

La Fiscalía me ofreció un acuerdo para reducir la condena.

-¿A cuántos años? -Tres.

-¿Y en qué consiste ese acuerdo?

-Entregar a Fajardo.

Como llegue a un pacto con la Fiscalía, todos sabrán

que ha vendido a un cliente.

Estamos de acuerdo en desmarcarnos de Francisco.

El objetivo real es que cante Fajardo.

Y no veo claro que te puedas librar de esto.

Estás en los papeles.

En aquella comida había muchos otros platos.

Cualquiera de ellos podría haber provocado la intoxicación.

-Señor Pacheco, esa comida era su fiesta de despedida, ¿verdad?

-Sí. -Esta comida...

era una venganza contra su jefe y sus compañeros.

Me ha llegado... una citación de la Fiscalía.

Que quieren que declare. Yo puedo ser tu abogada si quieres.

Claro. Sí.

Una citación de la Fiscalía. Investigan las cuentas de Francisco.

Habrán visto las transferencias. Es normal que quieran preguntarte.

Aún me debes las cajas.

-¿Qué cajas? -En las que te traigo los cierres.

-Tú estás loco.

-Que sepas que eres tú el que está rompiendo el trato.

-Mira, esto es lo que hay. Lo tomas o lo dejas.

-Por esta vez lo dejamos así.

¿Y si quedamos un día? -No puedo perder tiempo.

No puedes perderlo... conmigo. Que no te importo.

-Pues mira, te equivocas. Pienso bastante en vosotros.

A ver. ¿Qué hacéis?

-Un amigo invisible.

¿Te importa cambiármelo?

¿Quieres tener a don Francisco? Sí.

Toma. Gracias.

Quieres ser igual que ellos, pero con menos dinero.

Te crees lo que no eres.

Y cuando te des cuenta, te habrás quedado sola.

Oli, es que yo siento... que las cosas han cambiado.

Y yo ya no soy feliz.

¿No me vas a hablar?

Deja de darle vueltas a eso, mamá, y desayuna.

No me entra nada.

A ver qué me van a preguntar los de la Fiscalía.

Hoy intentaré enterarme al entrar al bufete.

Me llevo esto para que la vean.

Y tú deja de darle vueltas a la cabeza.

Con eso no sacas nada.

Ni con dejar de comer. Es que mañana

tendré que responder al fiscal, y yo no sé qué debo decir.

No adelantemos nada, y no hagas ninguna tontería.

Deja de llamar a Francisco cada cinco minutos.

Y sobre todo, no vuelvas a llamar a esa señora.

Como si fuera tan fácil estar sin hacer nada.

Bueno, pues... te pones a cocinar o a hacer ganchillo.

O te vas de compras con Trini.

Lo que tú quieras.

Yo me encargo de esto, ¿vale? Está bien.

Pero llámame en cuanto sepas algo.

Me subo por las paredes. Vale. Y desayuna.

Sí, mami.

Hola, buenos días.

Mire, le llamo de la compañía telefónica.

¿Podría hablar con Francisco Zabálburu?

Ya, entiendo. ¿Es usted su esposa?

Bien, entonces, ¿cuándo podría hablar con él,

señora Zabálburu?

Vaya, lo siento. Solo puedo informar al titular.

Tengo el valor de llamar porque me importa Paco. Y mucho.

Pues sí, mucho más que a ti.

Mira, ponme con Paco, que no quiero hablar contigo.

¡La madre...!

Hola, cariño. Hola.

Espera. Antes del café,

tómate un buen chute de vitaminas. No.

Toma, toma. Está científicamente demostrado

que en los zumos hay no solo vitaminas y minerales,

sino oligoelementos fitoquímicos.

Ay, de verdad. Pareces un vendedor de teletienda.

Te lo cuelo, que no te gustan los grumos.

Lo que no me gusta es que ensucies lo que yo he limpiado.

Dejar todo hecho una mierda. Que te lo voy a dejar

como una patena luego, tranquila. Va.

Dámelo. Venga, que me lo bebo.

Oye, déjalo bien limpito,

que luego tengo que venir con mi jefa

para preparar todo lo del interrogatorio.

¿Y por qué no lo hacéis en el bufete?

Porque no. No quiero dar que hablar,

y allí ya están mal las cosas como para que esté yo...

No te preocupes, que yo me encargo de todo. Tranquila.

Voy a venir un poco antes

y así podré limpiar el salón,... No.

...el baño... Cariño.

Que me encargo yo de todo. Te lo prometo.

Ya, sí, seguro. Oye, otra cosita:

que ¿qué lío te llevas con aquel chaval, aquel...?

¿Qué chaval? Sí, aquel chaval

que me ha dicho Álex que se llevó el felpudo.

Eh... ¿el Webo?

Al, el Webo, sí.

Ni idea. A ver, ese felpudo estaba para tirarlo, para empezar.

Estaba hecho una guarrada.

No sé si se lo habrá llevado él, pero había que cambiarlo.

Pero ¿qué pasa con él? ¿Qué pasa?

¿Eh? Nada, cariño.

Yo no tengo absolutamente nada con ese chaval.

Te lo juro. Ay... ¿Seguro?

Porque de repente han aparecido en casa cajas de CierraTodo.

¿Sabes? Los cigarrillos y todo esto.

De verdad, José, no lo entiendo.

Sí, intento moverlo de alguna manera, cariño.

Ya, mira, ese no es el tema. Hay otra cosa:

Que Álex tiene miedo de ese chaval.

Sí, sí.

Álex tiene mucha intuición para quien no es de fiar.

Y ese no es de fiar.

No, no... Bueno, mira, una cosa: yo no sé

qué chanchullos tienes con él, pero no lo quiero ver en casa.

¿Eh? No quiero volver a ver al Webo en esta casa. Y punto.

Y si tienes que hacer chanchullos,

los haces lejos de mis hijos y de aquí.

Ah, por cierto: acuérdate

de llevar a los niños al dentista a las 18:00.

No te preocupes. Hasta luego.

Que tengas un buen día, cariño.

(Sintonía "Derecho a soñar")

Tranquilo, estamos solos.

Alba, me has preocupado con tu mensaje.

¿Todo bien? ¿Estás bien? Sí, no soy yo, es mi madre.

Ha recibido una notificación para testificar mañana.

¿Y tienes la carta encima? No. En el bolso.

Pero es como la de Sofía.

Solo cambia la dirección y el nombre.

Pues sí que va a por todas la Fiscalía.

Pues sí, porque citar a mi madre...

No tienen una relación precisamente pública.

Habrán llegado a ella por las cuentas de Francisco.

¿Y qué vamos a hacer?

Está muy nerviosa. No sé cómo calmarla.

Lo primero, dile que esté tranquila. No tienen nada contra ella.

Presionan a Francisco para sacarle información.

Pero ¿y si la pifia en el interrogatorio?

¿Tú no podrías aconsejarnos qué decir y qué no?

Que se busque un abogado,

porque yo no puedo. Defiendo a Francisco,

y eso supondría un conflicto de intereses.

Claro.

Bueno, no será difícil

encontrar un abogado estando en un bufete.

No.

Pero ve contándome, ¿vale?

Me tienes para lo que necesites.

Y lo sabes. Lo sé.

-...a dejar sola.

Hola. -Hola.

-Hola. -Hola.

-Hola. Hola.

Adiós.

-Oye, ¿y este? ¿Eh?

Este. ¿Ángel?

Ha venido al baño. Lo normal. Ya...

Seguro que se hizo el encontradizo contigo.

Qué dices. Si apenas hemos cruzado un saludo.

Eso es lo de menos. Se ve que va detrás de ti.

Y habrá metido mano en el amigo invisible

para que le tocase. -Seguro.

Que no, que está superliado con sus cosas... del bufete y eso.

Y vosotras veníais discutiendo, ¿no?

Que a esta se le calentó la boca ayer criticando a todos.

-Menos a ti.

Ya. -Y estaba Macarena

en un cubículo escuchándolo todo.

No veas qué vergüenza cuando salió.

-Oh. Qué exagerada eres para todo. -No, exagerada no.

Si no sabes criticar, no critiques.

-Bueno, ¿qué tal tú?

No dices nada. ¿Cómo fue la detención de Francisco?

No sé, es que fue muy rápido, y yo estaba muy nerviosa.

No me acuerdo.

Voy a trabajar. Adiós.

Pues nada. -Bueno, voy al baño.

Hola. Hola. ¿Gafas nuevas?

Sí. Bueno, no. Es que... bueno...

He perdido las lentillas, la de este ojo,

y no suelo llevar gafas.

¿Cómo llevas el caso?

Bien...

Mal. No, no, fatal.

Se me ha caído la estrategia. ¿La intoxicación de la autoescuela?

Fatal. ¿Y eso?

Pues que el cliente no fue despedido

después de la intoxicación, sino antes.

Vaya. Sí. Además,

quedó en la vista como un vengativo. Yo como una estúpida.

¿Qué te parece? Pues increíble.

Si el cliente te miente, ¿cómo le vas a defender?

Totalmente. Pero es él el que pierde.

Ahora no sé adónde agarrarme.

Sí, claro, me imagino.

Y culpar ahora a la mayonesa

de la ensaladilla es una estrategia débil.

Sí. No sé qué voy a hacer para remontar este golpe bajo.

Seguro que das con algo.

Bueno...

Julia. ¿Qué?

Quiero pedirte un favor. Sí, claro. ¿Qué te pasa?

A mi madre le llegó una carta como la de Sofía.

Y... creemos que la han citado por...

Por lo del tema.

Debe ir mañana a declarar.

Y Ángel no puede ser su abogado por conflicto de intereses.

Me preguntaba si tú igual...

quieres ayudarnos. Claro.

Claro, sí. Contad conmigo para lo que sea.

Gracias. De nada.

Eso sí, yo no tengo mucha experiencia.

Pero bueno, haré lo que pueda para preparar a tu madre.

No te preocupes por la experiencia. Talento te sobra.

Bueno, tampoco quiero que os llevéis un chasco.

Que no. Yo tengo plena confianza en ti.

Y esto no te lo pido gratis. Ya me dirás tu tarifa.

No, nada.

Lo hago de mil amores y por cero euros.

Bueno, ya hablaremos de eso. Gracias.

Perdone, estoy buscando a la abogada Berta de Beltrán.

Sí. Es la chica de las gafas.

Gracias. De nada.

Buenos días, ¿usted es Berta? -Buenos días. Sí, soy yo.

¿En qué puedo ayudarle?

-Yo trabajo en la autoescuela que ha denunciado a Juanito Pacheco.

-Ah. Y su nombre es... -Antonia Linares.

-Antonia. Usted hizo la ensaladilla rusa.

-Sí. Y verá, se está cometiendo una injusticia,

y no voy a quedarme callada.

-¿Una injusticia? -Sí.

No nos intoxicamos con el sushi.

-¿Y cómo puede estar tan segura?

-Porque yo también me intoxiqué y no probé el sushi.

-¿Y por qué tardó tanto en decirlo?

-Dije que lo había probado por no dejar mal a Juan.

Es tan buen chico.

Pero ni lo toqué. Con esa pinta que tenía...

Daba un asco...

Lourdes, vamos a ver.

Pero ¿estás segura de que no era la central telefónica realmente?

Sí, ya. Mira, mujer.

A veces, alguno de los operadores se toman demasiadas confianzas,

como si te conocieran de siempre. Es una estrategia de ventas.

Sí, sí. Claro, tienes razón. Sí, sí, sí.

Pasa, pasa.

-Si interrumpo, puedo venir...

-No interrumpes. Pasa, pasa.

Lourdes, te tengo que dejar, que estoy trabajando.

Hala, hasta luego.

Tú dirás. -No.

No es nada importante.

Solo quería decirle que espero que todo esto se solucione pronto.

Que está claro que es inocente, y yo nunca lo he dudado.

-Gracias. Muchas gracias.

¿El resto tiene la misma confianza,

o están los ánimos demasiado encendidos con la prensa fuera

y todas estas cosas? -No.

No, aquí todos están al 100 % con usted.

Todos estamos deseando que este despropósito se resuelva pronto.

-Gracias.

-Solo era eso.

-Eh... este... Daniel.

Dani, una cosa: cuando tengas un momento,

¿me engrasas las bisagras? Ese chirrido me saca de mis casillas.

-Pero si yo no soy...

No se preocupe. Yo me ocupo.

(Teléfono)

¡Ay!

¡Paco, por fin! ¡Llevo dos días llamándote!

"Y tú con el móvil apagado". -Lo siento, cariño.

Quería haberte llamado antes,

pero cuando enciendo el teléfono solo recibo llamadas desagradables.

-Pero ¿cómo estás, Paco?

¿Qué está pasando? -"No, está bien".

Bien, bien. He pasado unos días difíciles, pero bueno.

"Yo creo que ya está todo encauzado".

-¿De verdad? -"Que sí".

Tranquila, de verdad.

"Pero eso sí: por favor,"

no intentes ponerte en contacto conmigo,

porque no quiero que te salpique.

"Y sobre todo, no llames a mi casa"

preguntando por mí.

Lourdes se ha pillado un mosqueo increíble.

-Pues lo siento por la siesa,

pero de alguna manera tenía que contarte que...

que me llamaron a declarar.

"El fiscal quiere interrogarme mañana".

-¡Joder!

-Tranquilo, que te sube la tensión. -"Lo intento".

Lo intento, pero me vienen por todas partes.

-Paco, sé sincero:

¿Nos van a embargar el piso? -"No".

Bueno, no lo sé. Además, vienen a por mí, no a por ti.

"En cualquier caso, voy a buscarte un abogado.

Voy a hablar...". -No, ya me lo encontró Alba

"en el bufete tuyo". -¿Aquí? ¿Quién?

-Pues no sé quién es, pero luego hemos quedado en casa.

-"Está bien".

Pero si me hubiera consultado, le habría aconsejado

que fuera alguien de fuera.

-¿No has hablado con la niña?

-No, no. Aún no.

-Pues deberías, Paco.

"Enterarse de que eres su padre"

y verte... bueno, todo esto en pocas horas,

es muy duro para ella.

-Ya, ya lo sé, pero yo también lo estoy pasando mal.

-¿Cómo hemos podido hacerlo todo tan mal, Paco?

-No, no. Tú no has hecho nada.

En cualquier caso, yo voy a solucionar esto.

-¿Por qué no vienes a casa a comer y hablamos tranquilos?

"Voy a hacer dorada al horno".

-No, de momento no debo ir.

Yo creo que no deberíamos vernos

al menos hasta que demuestre mi inocencia.

-Entonces ¿es una despedida?

-Claro que no, mujer. No.

Pero esto es como una excusa para no comer tu dorada.

-Tonto...

-Eh... bueno, ahora tengo que dejarte.

-Vale, adiós.

-Adiós, cariño.

Bueno, ¿quién empieza? Que ninguna tenemos un buen día.

Pues empiezo yo.

Esta noche Chema ha dormido en el sofá.

Ay, el sofá. Pues el sofá de casa...

Y... por la mañana se ha ido pronto y no pudimos hablar.

Vaya. Lo siento.

No sé, creo que esta no es una discusión normal.

Normal... ¿Qué es normal?

Normal es un programa de la lavadora.

Gracias. Aramis, D'Artacán,

cardenal Richelieu.

¿Qué va a ser de comer?

Pues... sé que no viene en la carta, pero...

¿podría ser una cena para este viernes para 25 personas?

A ver, que sé que igual no tienes licencia

para cenas de empresa.

Que no tengo licencia, dice. ¿Perdona?

Olivia Comida Natural tiene licencia

para bodas, comuniones, bautizos y rodeos.

Ay, bueno, tampoco te sientas obligada.

Que te lo digo con poca antelación. Que estoy encantada.

Que quiero y puedo.

¿Sí, de verdad? Gracias, Olivia.

Mira, nos haces un favor enorme. No, no.

El favor me lo hacéis vosotras.

Que tengo un bache económico...

Pero vamos. Con la pesadilla de la semana pasada...

Venga, pues adjudicado. ¡Yuju!

¡Qué bien!

Bueno, y no sé, ¿qué os pongo de menú?

Bueno, creo que podríamos hacer tapas variadas y eso.

Pero pregunto en el bufete

y te digo. Vale.

Hay que contar con las alergias.

Que Berta es celiaca, y creo que Tino es alérgico al marisco.

Marisco, marisco no vamos a hacer.

Que paga la empresa, pero no una mariscada.

El peor es Jesús. Es alérgico a todo.

Me tiene frita. ¿Sí?

Bueno, si os parece, os pongo

un menú así variado, para alérgicos, no alérgicos...

Ahora, tampoco esperéis

que prepare comida de laboratorio químico, ¿eh?

¿Y ahora qué, qué vais a comer?

Nos hemos puesto a hablar y no hemos mirado.

No. Eso pasa mucho en mi terraza.

Yo no sé por qué.

La gente viene y está tan a gusto que se le olvida comer.

Ya.

Voy a atender a unos periodistas que están ahí.

Ahora me decís, ¿eh? Madre mía. Gracias, Oli.

Ay, no sé.

Con los nervios que tengo por la declaración de mañana,

no me entra nada. Que sé que Carlota

es una buena abogada, ¿puedo contarte la estrategia

que quiere seguir y tú me dices...?

¿Qué pasa? Eh...

¿Qué?

¿Qué?

Que... pues resulta

que... Julia es la abogada de mi madre.

Que también ha sido citada

para declarar. ¿Tu madre?

¿Qué tiene que ver ella con esto?

Hace días que te lo quería contar.

¿Qué querías contarme? No entiendo nada.

Que me acabo de enterar de que...

de que don Francisco...

Bueno, de que mi madre...

De que ellos llevan veintipico años...

en una relación.

Eh... A ver... Claro...

A ver, yo sabía que don Francisco

tenía una... Claro.

Lo que yo no sabía es que...

O sea, que era... tu madre la...

Soy hija de don Francisco.

Hace días que me he enterado.

Jesús lo descubrió por unos documentos y me lo contó.

Que lo siento, cariño. A ver, que yo no lo sabía.

Pero ¿tú cómo estás?

Pues intentando asimilarlo.

Pero así es.

Don Francisco es mi padre y lleva todos estos años

ocupándose de mí y de mi madre.

Al menos en eso ha sido legal. Ya.

A lo mejor unas setas rellenas sobre verduras

gratinadas con queso gouda.

Francisco, debes tomar una decisión.

Solo quedan dos días para aceptar o rechazar el acuerdo.

Así que tú me dirás qué hacemos.

Yo no quiero insistir, pero el fiscal me lo ha reiterado:

tú no eres el objetivo.

Quieren a un Fajardo para que les lleve a sus socios corruptos.

Debes vender a Fajardo. -Y de premio voy a prisión.

Me niego. Soy inocente. -No seas ingenuo.

Sabes que estás implicado, pero si aceptas el acuerdo,

tu estancia en la cárcel será mucho menor.

¿Por qué no aceptas que esta es tu mejor baza?

Tomás Rodríguez,

por ejemplo: aceptó el pacto,

y su estancia en la cárcel fue corta y breve.

Estuvo en el pabellón para los delitos de guante blanco.

Ese es nuestro objetivo. -Soy inocente.

-¿Por qué no piensas en los de tu alrededor?

El bufete, tu familia, tus seres queridos...

No tienes muchas salidas.

Tu nombre está en todos los documentos.

Pero tenemos un pacto que nos viene como caído del Cielo.

-Me traicionaron, y no solo Fajardo.

-Mira, Francisco...

Si no aceptas el acuerdo, será un juicio duro.

Y saldrás de ahí con una pena mucho mayor.

Hundirás el bufete, y tu familia será perseguida por la prensa.

Los tienes en la puerta del bufete.

Saldrán a la luz todos tus trapos sucios.

Los secretos que nos has estado guardando

durante todos estos años.

Están empezando a declarar personas cercanas a ti.

Todo se va a filtrar.

Todo.

-Fuera.

-Bien. -Necesito pensar.

-No tardes demasiado.

A ver, chicas. La comisión de festejos informa

que la cena del viernes será en la terraza de Olivia.

Uf, pues sí que vamos a desconectar.

Ya, qué quieres que te diga. No he podido encontrar nada más.

Además, Carlota y Jorge están de acuerdo.

A aguantarse. Exacto.

-Mira el lado bueno: si hay cola en el baño,

siempre podemos subir aquí. Muy bien. Esa es la actitud.

Bueno, quería preguntaros qué queréis para comer.

-A mí me gusta la cocina árabe de Olivia:

el hummus, el falafel, la tortilla de patata...

El toque castizo, ¿no?

Ah, Daniel. Estábamos hablando de sugerencias para el viernes,

en lo de Olivia. -Ah.

-¿Y qué tal la comida vegana?

Ah, vegana, bien. A ver qué tal.

-¿Y unas hamburguesas?

-De todas formas, yo creo que a esta mujer de aquí abajo

no se le puede pedir nada muy elaborado.

Yo con que compre

producto con algo de calidad, me vale.

A ver, resumiendo: árabe, vegano,

gourmet y castizo no va a poder ser. Así que lo habláis,

me decís dos opciones y vamos.

Ay, maldita democracia, de verdad.

(DANIEL) ¡Ah! La taza barata esta...

Al final me traigo una mía.

¿Te importa si me tomo el café aquí?

El patio es de uso común.

Leyendo sobre lo que está pasando, ¿no?

¿Qué quieres, Ángel?

Me conformaría con normalizar las cosas.

Y aunque no te lo creas,

lo siento mucho.

¿Y el qué sientes?

¿Insultar a un muerto, engañarme con documentación falsa?

Porque la situación era desesperada.

Pensamos que era menos dañino para el bufete

empañar la imagen de tu padre y no la de Francisco.

Ponte en mi lugar.

Francisco es mi jefe,

y también mi cliente.

Te pido que no me crucifiques por eso.

Mira, a mí tus motivos y tus razones me dan exactamente igual.

Lo que habéis hecho es asqueroso, y no tiene ninguna justificación.

Ahora lo único que me importa es que esto pase cuanto antes.

Y que el bufete no se hunda por vuestra culpa.

¿Qué? No.

No, para nada.

Señora Puente, aquí en el bufete no notamos ninguna diferencia

por culpa de la investigación.

Y es más, está siendo nuestro empeño que eso sea así.

(Llaman a la puerta)

No. Y se lo aseguro. A ustedes no les salpicará nada.

Me refiero a todos los clientes, y seguiremos trabajando igual.

Claro, claro. Es que... es inocente.

Sí. El señor Zabálburu es inocente.

Yo también lo creo. Y toda su responsabilidad

se verá depurada en poco tiempo, y todo esto será

como un...

Como un mal sueño.

Como un mal sueño del que nos vamos a despertar todos.

Perfecto. Y muchas gracias por su confianza.

Y salúdeme al señor Puente.

Gracias.

¿Qué tal?

Siento tanto follón. Puedo dejar de pasarte llamadas.

Tranquila, si... escondernos sería peor.

No sé si es el mejor momento, pero quiero pedirte algo.

Dime. Una amiga me ha pedido

que la ayude con una cuestión legal.

El caso es que necesitaría

unas horas esta tarde y mañana.

Pero las voy a recuperar. No...

Sin ningún problema. Claro que puedes.

Cógetelas. Gracias.

Es para una cosa de...

Bueno, tampoco puedo contarte mucho.

Confidencialidad. No.

Pero es una amiga muy amiga. Tranquila.

No me tienes que dar explicaciones. Faltaría más.

Gracias. Y olvídate

de lo de recuperar las horas.

Suficientes echas ya aquí en el bufete.

Vale.

Buenas, Francisco. -¡Ah, Berta!

Qué casualidad.

Eh... Nada, que venía a coger esto.

-Ah, muy bien.

Derecho Agrario.

-¿Eh? Sí, sí.

Problemas de tratamiento de tierras: propiedades, psicología...

-Pues me alegra mucho verte de nuevo por el bufete.

¿Qué tal estás?

-Bien, bien.

Han sido unos días complicados, pero estoy aquí.

-Bueno, imagino que ha tenido que ser un poquito duro, ¿no?

-Ah... ¿Y tú qué tal, cómo estás?

¿Cómo te tratan aquí, estás contenta? -Sí, mucho.

Y estoy aprendiendo muchísimo.

Gracias.

-Eh... ¿Llevabas gafas?

-No. Bueno, sí. He llevado siempre, pero llevo lentillas

y se me ha perdido la lentilla,

y menos mal... -¿Y tus padres qué tal?

-Bien, muy bien.

Ya sabes, están si no jugando al golf,

en el barco, así que los veo muy poco.

-¿Y tu tío Joaquín qué tal?

Porque le he llamado últimamente y no puedo contactar con él.

-Bien. Bien... Bueno, bien, no sé.

Hace muchos meses que no lo veo.

Anda muy liado. -Ah, ya. Entiendo.

Se me acaba de ocurrir:

¿tú me puedes hacer un favor? ¿Y si le llamas tú?

A su sobrina sí que le cogerá el teléfono, ¿no?

Bueno, como está en la Fiscalía,

quería consultarle a ver qué le parece

la propuesta que me están haciendo. A ver si...

Bueno, a veces él me ha consultado de otros temas.

-Pues... claro.

Yo le llamo, y a ver si yo tengo un poquito más de suerte

y me coge el teléfono. -Bien. No esperaba menos de ti.

Gracias.

Muy bien las gafas.

La idea es pasar un rato todos juntos

y desconectar de todo lo que está pasando.

Eso es lo importante.

El menú me... me da más igual, si te soy sincero.

Me adapto a lo que quiera la gente.

Vale, pues nada. Sigo la ronda.

Y gracias por encargarte, Sofía. Para eso estamos.

Jesús, perdona. Iba a buscarte a tu despacho.

¿No tendrás un momentito?

Sí, dime. Mira, es que

estoy organizando la cena del viernes.

¿Tienes alguna preferencia de menú?

Uf, la cena, sí... Eh...

Lo que veáis. Me da igual. Tengo tantas cosas en la cabeza,

que como comprenderás, me da igual. Ya, ya.

Me imagino. Muchas... novedades.

¿No? Sí.

Pero mientras haya algo mínimamente saludable, yo ya estoy feliz.

Vale. Que no haya, por favor,

ni fritanga ni hamburguesas.

Por el resto, lo que queráis. Vale.

Frutos secos tampoco, que soy alérgico.

Vale. Y ya está.

Aguacate tampoco. ¿Eres alérgico?

No me gusta nada. Ah...

El resto, lo que queráis. -¿Qué tal?

Ah, mira. Pues aquí estamos, hablando del menú.

¿Te he comentado que es el viernes en la terraza de Olivia?

No. No me lo habías comentado.

Pero no es el mejor momento.

Ya, todos dicen lo mismo,

pero no sé, igual

sí es un buen momento para juntarnos todos,

Bueno, yo... Yo no lo creo.

Bueno, yo solo cumplo órdenes. -Pues yo estoy con Sofía.

Me parece el mejor momento para esta cena.

Es una forma como cualquier otra

para mantener el bufete unido, que buena falta nos hace.

-Voto por tostas... y tapas variadas.

Y el guacamole de Olivia.

¿Con nachos? Sí.

Con nachos. Con nachos, vale.

Por cierto: será cuando nos demos los regalos del amigo invisible.

¿El amigo invisible no es por navidad?

-No lo sé.

(Pitidos)

No me digas que estás reseteando.

(Pitidos)

¿Tienes para mucho?

Carlota espera unas fotocopias.

¿Y un cursito online de cambiar tinta y eso, tóner...?

Quizá la informática no es tu destino, pero sí poner un bazar.

Charly.

Que me ha dicho don Francisco

que te pases por su despacho a engrasarle las bisagras.

¿Qué tocas tanto? Si ahí no ves nada.

Además, está en español. Bueno, el español lo dominas.

Oye, en serio, ¿te pasa algo conmigo?

Es que no me hablas, no me miras. Ni siquiera me insultas.

Charly.

¿Podemos descartar el sushi como motivo de la intoxicación?

Eso parece. Antonia Vidales dice que también se intoxicó

y no probó el sushi.

Descartaría, por otra parte, la ensaladilla rusa, porque...

la mayonesa no es casera.

Además, vi muy pro-obra, muy sincera, a la cocinera,

que es Antonia.

¿Esto es una ensaladilla? Sí.

Llevas gafas.

Sí. Sí. Bueno, sí, porque...

Hacía años que no me las ponía, pero he perdido las lentillas.

Y no sé si las he perdido esta mañana o por el ojo.

Ya, es una locura. ¿Dentro del ojo?

Es que... Luego, cuando termine,

ya me centraré en la lentilla,

pero ahora esto... Vale.

Entonces... Sí.

Antonia. Pro-obra.

Sí. No tanto.

No.

No, porque no quiere declarar a favor del cliente.

Así que... Ya, pero eso es

porque algo se nos escapa, Jorge.

Hay algo más en este asunto.

Algo, seguro.

Bueno, puede haber algo que no nos estén contando.

¿Sabes una cosa?

No confío en ninguno de los empleados.

¿Por qué hablas así? Porque estoy nerviosa.

He estado pensando en los alimentos hechos con huevo.

Pues la tortilla y el empanado de los filetes.

No sé. Yo creo que tienen buena pinta.

Y una cosa que... Cuando está mal el huevo,

se nota. Lo hubieran notado allí.

Tienes razón, Jorge.

La tortilla se ve muy cuajada, y mira,

y los filetes están negros.

Están fritos, fritísimos, vaya.

Bueno, pues... el cheesecake.

¿No?

Quizá el queso no estuviera bien, o hicieran mal la cadena de frío.

Esas cosas a la repostería le sientan mal.

Sí. Además, creo que la cocinera del cheesecake

no lo probó.

Tampoco tengo su informe médico. Pero ¿se hizo las pruebas?

A mí no me consta.

Pues a por ella.

Bueno, vamos a ver, y no cantemos victoria aún, porque...

El cheesecake es lo que mejor pinta tiene de todo.

Así que con calma. Con calma. Sí.

Perdona, ¿qué? Con calma, sí.

Eh...

Mañana te acompaño al juicio, ¿vale?

No sé, si quieres, vamos.

Claro que quiero. Quiero y me encantaría, pero...

¿Sabes quién es el abogado de la parte contraria?

No... Sí.

Rodrigo. ¿Por qué no me lo has dicho antes?

Bueno, porque las cosas han estado un poco revueltas.

Ya sabes...

Y... ¿cómo está?

No he podido sacarle nada ni con sacacorchos.

Me odia.

Bueno...

Tranquila, ya se le pasará. Ya verás.

Ya decía yo que te veía rara.

Y no es por las gafas, ¿eh?

Ya, pero es que realmente no es... por Rodrigo.

(SUSURRA) Es Francisco.

Ya, eso nos tiene preocupados a todos.

Sí, pero es que a mí me ha pedido que le ponga en contacto con mi tío.

¿El fiscal? Sí.

No me lo puedo creer.

Pues no me parece bien. No te puede poner

en ese compromiso. ¿En qué piensa? A ver, Jorge.

Yo sé que si me contrataron aquí en parte es por mi familia.

¿Qué dices, Berta? No. No.

Tú eres una gran abogada, lo has demostrado y vales mucho.

Déjate de tonterías. Que no necesito paños calientes.

Además, yo ya había hablado con mi tío de todo este asunto.

¿Y qué te dijo? Que no se quiere mezclar con esto.

Normal. Ni con Francisco

ni con Fajardo, y no sé cómo decírselo a Francisco.

Tú tranquila, porque estoy seguro de que lo hagas como lo hagas,

lo vas a hacer bien.

¿Vale? Gracias.

No estoy tan segura, gracias.

Y ahora...

A por la cheesecake. A por ella.

Ahí está nuestro caso. Sí, sí.

Es que me has dado... Sí.

Pues esta es mi casa. Muy bonita.

Gracias.

Hola. Hola.

Soy Mari Carmen. Julia.

Encantada.

Me recuerdas a alguien.

Tienes una casa preciosa. Gracias.

Muchos años decorando aquí y allá.

Qué alegría conocer a una amiga de mi hija del bufete.

Lo mismo digo. ¿Cómo estás?

Pues muy nerviosa, la verdad.

Pero venid, vamos a tomar algo. He preparado un picoteo.

Te has pasado un poco, ¿no?

Sí. Menudo picoteo. Qué menos. ¿Café?

Sí, gracias.

A ver.

¿Te gusta?

Son de cocido. Las hago yo.

He revisado la citación, y no hay nada llamativo.

Es una carta tipo, como la de Sofía.

¿Sofía?

Debemos saber por qué te han citado a declarar

en esta causa contra don Francisco.

Ay, bueno, pues...

No sé, la verdad. No sé por qué.

Mamá, Julia está al tanto de tu relación con Francisco.

Puedes ser sincera con ella. Ya.

Bueno, pues Francisco siempre ha pagado este piso,

y nuestros gastos desde hace...

veintipico años.

Desde que nos conocemos.

Bien. ¿Y los pagos han sido en metálico o por transferencia?

Por transferencia.

¿Hay algo más?

¿Algo como qué?

No sé, si has firmado algún documento,

algún contrato...

Bueno, estos años firmé muchos papeles, pero no sé qué eran.

A mí, cuando me hablaba de temas burocráticos,

era como si oyera llover.

Ya. Pues estaría bien localizar los documentos para estudiarlos.

Bien, vale.

Bueno, ahora miro en el altillo del armario.

¿Una pasta?

También son caseras. Gracias.

¿Una pasta, hija?

No. Yo sí.

Alguna sorpresa siempre nos pueden dar,

pero creo que el fiscal te hará un interrogatorio convencional.

¿Y eso qué significa?

Pues preguntas como:

"¿Usted conocía la vinculación de Francisco Zabálburu

a la empresa Obrilservices?". Ni idea, señoría.

No. Déjate de señorías y cosas así.

Cuanto más sencillito, mejor. Vale.

No. sabía que don Francisco

tuviera vinculación con O... Obril...

¿Cómo es? Obrilservices.

No. ¿No sabía que tuviera vinculación con Obrilservices?

Creía que era la empresa de un cliente.

Así perfecto. Qué bien.

Y si el señor Fajardo Chaparro

era cliente del bufete, usted le conocería personalmente.

Sí, claro. Era un maleducado. Cuando venía...

No, tampoco te pases con eso. Ah, ¿no?

Pero si me lo encontrara ahora mismo, no lo reconocería.

Bien, eso sí. Pero no des detalles. -¡Hola!

Hola. -¡Ah!

Hombre, José. Hola, cariño.

-¿Qué tal? -Muy bien. ¿Cómo estás?

-Cuánto tiempo. Hola, cariño.

¿Te acuerdas de mis hijos, Álex y Cristina?

-Mira, Álex y Cristina.

-Sí, como el dúo.

-¡Chas!

Cuando éramos jóvenes nos gustaba mucho, ¿verdad?

Sí.

-Pues tienes una familia preciosa. -Venimos del dentista. Menos mal

que tienen los dientes bien. Si no, el ratoncito Pérez este mes

no sé cómo iba a cumplir.

Está sobrado de trabajo.

¿Te apetece un zumito? Los preparo de maravilla.

Resulta que han descubierto que... José.

-José, gracias. Estoy con el té. Cariño,

¿te encargas de que se duchen, sacas el pijama

y esas cosas? -Como siempre, cariño. Claro.

Venga, a trabajar.

Vamos, chavales. Gracias.

-Sofía, qué mayores están.

Ya, ellos sí.

Bueno, tienen su encanto también.

Sí, sí. Bueno,

así te quiero mañana: tranquilita, y como si la cosa

no fuera contigo. Como si fuera tan fácil.

Joder...

¿Siguen ahí los periodistas?

Yo no he visto nada. Ah.

Mejor así. ¿Vas o vienes?

Obviamente, me voy a mi casa.

No, como te veía entrar...

Me he dejado las llaves arriba.

Hasta mañana.

Francisco.

¿Por qué no contestas a mis llamadas?

(TV) "...a lo mejor eso te hace. Puedes ponerte color en el pelo,

cambiar de forma de vestir...". Hola.

-Hola.

Como no sabía cuándo vendrías, ya cené.

Pero te he dejado unos filetes para calentar.

Ya he tomado algo, y no tengo hambre.

Bueno, vale.

Me quedé ayudando a una amiga con un tema legal.

Por eso llego más tarde.

Me alegro de que estés logrando lo que querías:

ser abogada. Chema, eh...

Te debo una disculpa. Tú no me debes ninguna disculpa.

Esto son cosas que pasan, enfados sin importancia.

No. No es un enfado sin importancia.

Creo que tenemos que hablar. Que ya está olvidado.

Ya sé que soy un cenutrio.

Que a veces las cosas se me van de las manos.

Es porque me traigo el estrés del trabajo.

Olvidado. Voy a calentar los filetes. Que no. Que no tengo hambre.

Lo que quiero es que hablemos. Lo necesito.

Que ya está, de verdad. Que no tiene importancia.

Yo te juro que cambiaré todo lo que te molesta de mí.

No. No es solo eso.

Que ya está.

Ya sé que estamos más raros porque Luis

se ha marchado y ya no es lo mismo, pero... No debería contarte esto,

pero quizá tu hermano se puede hacer una escapadita

para venir a vernos y estar otra vez en familia.

Y nada de motos.

Solo te digo una cosa:

los chivatos lo pasan mal en la cárcel.

Y eso si llegan.

Y si tú llegas, que sepas que los socios te esperarán ahí.

Eso te lo garantizo. -¿Qué quieres decir con eso?

-Que no serías el primer socio del bufete al que se cargan.

Acuérdate de Leiva.

Me preñó hace 25 años y no le he visto más.

No puedes decir que no le conoces y después contar lo de la relación.

¿No es mejor que no le conozca?

¡Me faltan 43 euros!

-Lo cogería el ratoncito Pérez.

Ha llegado el momento. Tengo un ataque de nervios.

Yo también estoy alterada. Además, estoy segura

de que alguien informa a los periodistas.

Hay muchas filtraciones.

¿Llevó usted una tarta

a la comida de trabajo con sus compañeros

que derivó en una intoxicación?

-Yo compré la tarta en el supermercado.

-¿Cómo?

Doy por hecho que mantienen una relación estrecha

y de plena confianza.

¿Alguna vez le pidió que le encubriese de hecho o de palabra?

¿Que si me pidió encubrirle en un delito?

Creo que lo mejor sería

que disolvieras el bufete y te desmarcaras de esa gente.

-¿Desmarcarme de ellos? ¿Y cómo lo hago?

Nada, que tu hermana te echa mucho de menos.

¿Tú te podrías venir aquí unos días?

¡Bueno, basta ya!

La cena del viernes será a las 20:30 en la terraza de Olivia.

Quien no quiera ir, que no vaya.

Debes declarar contra Fajardo,

y dejar bien claro que será el único contra el que testificarás.

-Es demasiado arriesgado. Hablamos de mi vida.

Yo creo que... he dicho cosas que no tenía que decir, ¿sabes?

Esto es el final, Jorge. O algo muy parecido.

El bufete se va a pique.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 63

Derecho a soñar - Capítulo 63

09 abr 2019

Nervios generalizados en el bufete por el incierto futuro de Francisco y del propio bufete. Sofía y Maricarmen lo viven con especial intensidad, ya que están preparando sendos interrogatorios con el fiscal. Sofía cuenta con el asesoramiento de Carlota, y Maricarmen con el de Julia. Mientras, continúan los preparativos para la cena del bufete, que será el viernes en la terraza de Olivia. Berta no sabe cómo abordar el caso de intoxicación en la autoescuela, después de saber que su propio cliente mintió. La visita inesperada de una de las personas involucradas dará un giro al caso. Charly continúa infligiendo un castigo de silencio a Daniel, al que ignora. La relación de Julia y Chema se ha vuelto extraña y eso entristece a ambos. Saben que el final es inminente, pero Chema hace un último intento para retener a Julia.

ver más sobre "Derecho a soñar - Capítulo 63" ver menos sobre "Derecho a soñar - Capítulo 63"
Programas completos (70)

Los últimos 72 programas de Derecho a soñar

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Nuevo Capítulo 70 Completo 51:45 70% pasado jueves
    Capítulo 70 pasado jueves El día se presenta pródigo en separaciones y despedidas. Julia, que acababa de dar por concluida su relación de pareja con Chema, abandona al fin el hogar que durante años había...
  • Nuevo Capítulo 69 Completo 52:01 71% pasado miércoles
    Capítulo 69 pasado miércoles Maricarmen va a ver a Francisco a la cárcel, y acaban discutiendo por el nuevo trabajo de ésta. Alba entrega el informe que le encargaron los socios, y descubren que el bufete está en aut&eac...
  • Nuevo Capítulo 68 Completo 52:49 71% pasado martes
    Capítulo 68 pasado martes Sofía ha dormido en el salón y sus hijos Alex y Cristina sospechan que algo pasa entre sus padres. Jesús acude a visitar a Francisco en la cárcel y se disculpa por sus duras palabras. ...
  • Nuevo Capítulo 67 Completo 52:04 70% pasado lunes
    Capítulo 67 pasado lunes La crisis en ZL&D es absoluta. Los clientes no paran de llamar pidiendo explicaciones por la detención de Francisco Zabalburu y algunos de ellos deciden abandonar la firma. Jorge, Carlota y Jesú...
  • Capítulo 66 Completo 53:05 70% 12 abr 2019
    Capítulo 66 12 abr 2019 Julia está triste por haber roto con Chema, aunque no quiere contárselo a Jorge. Irá a recoger sus pertenencias a casa de Chema y se despedirá de éste. Por su parte, Jorge repre...
  • Capítulo 65 Completo 52:12 69% 11 abr 2019
    Capítulo 65 11 abr 2019 Tras su charla con Jesús, Francisco decide aceptar la oferta de la Fiscalía y entra en prisión. La decisión conmueve a Maricarmen, Alba y Jesús. Mientras, Carlota y Jorge se pre...
  • Capítulo 64 Completo 51:34 66% 10 abr 2019
    Capítulo 64 10 abr 2019 Las sombras se ciernen sobre ZL&D. Jornada de juzgados, citaciones y fotos en la prensa, que no da tregua destapando la doble vida de Francisco al enterarse de que Maricarmen ha sido llamada a declarar. Tambi...
  • Capítulo 63 Completo 51:10 71% 09 abr 2019
    Capítulo 63 09 abr 2019 Nervios generalizados en el bufete por el incierto futuro de Francisco y del propio bufete. Sofía y Maricarmen lo viven con especial intensidad, ya que están preparando sendos interrogatorios con el...
  • Capítulo 62 Completo 51:33 78% 08 abr 2019
    Capítulo 62 08 abr 2019 Francisco se reincorpora al bufete. Ni su afeitado impecable ni su mejor traje ocultan su evidente aspecto demacrado. Mientras no cesan de llegar citaciones de la Fiscalía, Carol parece ilusionada preparan...
  • Capítulo 61 Completo 50:52 69% 05 abr 2019
    Capítulo 61 05 abr 2019 Maricarmen le dice a Alba que cree que Francisco es culpable. Julia tiene miedo de perder su trabajo justo ahora que va a empezar a llevar casos como abogada. Descubrimos que el Juez Quintana es padre de Carlota....
  • Capítulo 60 Completo 52:02 69% 04 abr 2019
    Capítulo 60 04 abr 2019 Sofía y Jose hablan de que su relación está llegando a su fin. Es el primer día de Julia como abogada, pero a pesar de su ilusión, perderá el juicio. Daniel insiste con s...
  • Capítulo 59 Completo 53:07 67% 03 abr 2019
    Capítulo 59 03 abr 2019 Acicateado por su mala conciencia y su sentido de la ética, Jesús decide sacar a la luz todas las verdades ocultas: habla con su padre tratando de hacerle reaccionar, le cuenta a Jorge que el verdad...
  • Capítulo 58 Completo 54:03 71% 02 abr 2019
    Capítulo 58 02 abr 2019 Ángel insiste a Francisco en que actúa de buena fe y quiere ser su abogado. Olivia recibe una citación de juicio rápido por el tema del extorsionador. Julia la convencerá de que...
  • Capítulo 57 Completo 51:41 72% 01 abr 2019
    Capítulo 57 01 abr 2019 Julia y Olivia planean una trampa para atrapar al extorsionador que está detrás de los ataques al bar. A raíz de los rumores sobre la investigación de la Audiencia Nacional se inicia e...
  • Capítulo 56 Completo 51:59 69% 29 mar 2019
    Capítulo 56 29 mar 2019 Julia decide junto con el Coach que debe ganarse la confianza de sus jefes para conseguir ejercer como abogada. Luis recibe una oferta concreta para irse a trabajar a Alemania. Han cometido actos de vandalismo co...
  • Derecho a soñar - Capítulo 55 Completo 51:40 68% 28 mar 2019
    Derecho a soñar - Capítulo 55 28 mar 2019 Alba ha pasado la noche en casa de Julia luego de conocer un secreto oculto durante años, ella es la hija de Don Francisco. Su jornada laboral será atípica, todo lo que la rodea tendrá...
  • Capítulo 54 Completo 50:16 66% 27 mar 2019
    Capítulo 54 27 mar 2019 Jorge se dirige a los empleados para decirles que les compensará con su dinero por los perjuicios que sufran por el comportamiento delictivo de su padre. El gesto es recibido con agradecimiento y admiraci&...
  • Capítulo 53 Completo 54:23 72% 26 mar 2019
    Capítulo 53 26 mar 2019 Ángel lo orquesta todo para quedarse el dinero de Francisco y que siga siendo el responsable de Obrilservices. Alba está entusiasmada con las nuevas historias sobre su padre que le ha contado Marica...
  • Capítulo 52 Completo 51:35 73% 25 mar 2019
    Capítulo 52 25 mar 2019 El caso sobre intercambio de niños da una espectacular vuelta de tuerca al descubrirse que el abogado de la parte contraria es Rodrigo, que en el juzgado vapulea sin piedad a Jorge, ya bastante maltratado ...
  • Capítulo 51 Completo 51:45 73% 22 mar 2019
    Capítulo 51 22 mar 2019 Julia empieza a ser consciente de que debe romper con su rol maternal hacia Luis y, aunque algo menos, también hacia Chema. Tendrá una oportunidad de oro cuando Luis le cuente sus planes de irse a t...

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos