Derecho a soñar La 1

Derecho a soñar

Lunes a viernes a las 18.15 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5111206
No recomendado para menores de 7 años Derecho a soñar - Capítulo 57 - ver ahora
Transcripción completa

No te pongas nervioso, José.

Pero si no pagas lo que debes en dos días,

igual vuelvo.

¿Cómo te has hecho esto? Tropezando.

Como pareja, no funcionamos, pero somos amigos.

Y no quiero que eso cambie.

Os esperan en la sala de juntas.

Voy enseguida.

Perdona, no quería interrumpir.

Ya no hay nada que interrumpir.

Pensaba que lo llevaría mejor. Lo de Jorge, ¿no?

El nombre del bufete está relacionado con un delito.

Aunque se confirmara todo,

no podrán hacer mucho.

Mi padre está muerto.

Si hubiera responsabilidad penal, no podría asumirla.

¡Mi camioneta!

-¿Qué ha pasado?

¡Qué de vándalos hay por ahí!

Vigile su negocio.

Ha venido el típico pesado a darme conversación.

Justo hoy aparece un cliente nuevo cuando tenías esto así.

¿No te parece raro?

Tenemos cámaras del circuito de vigilancia.

-¿Podemos poner aquí una?

-No, pero sí en el bufete, para que vea tu quiosco.

Tienes que poner una denuncia.

Si vuelven, es importante que haya una denuncia.

No pongo una denuncia. Voy a renovar el DNI

y se me pone cara de sospechosa.

Esta vez será diferente.

Irás con tu abogada.

¿Te gustaría ser técnico de riesgos laborales?

-Será un honor ser el encargado de seguridad.

He transferido todo tu capital.

-¿Dónde está mi dinero?

-En una cuenta mía.

-Pero ¿tú te crees que soy gilipollas?

-Me diste libertad absoluta para maniobrar.

Ángel es tu jefe.

Yo solo te digo que no te hagas demasiadas ilusiones.

Si eres mi amiga, compórtate como tal.

Ha llamado el Tuercas.

Y me han cogido como becario de prácticas.

Está confirmado.

Empiezo antes de 10 días.

Ya veo por dónde va la cosa.

-Perdón. Toma, que llames cuando puedas.

Gracias, Macarena. A ti.

Qué pesados.

De la gestoría otra vez.

¿Algún problema?

Tienen un nuevo administrativo que no se entera

y pregunta por tonterías.

Oye... Dime.

Dime, dime. No, nada, que...

Me gustaría hablar contigo a solas.

Con tranquilidad.

Delante de todo el mundo, no.

Vale.

Si quieres, cuando termine, lo revisamos juntos.

No me importa hacer horas extra.

Me parece a mí que tú sabes perfectamente

que no se trata de un tema de contabilidad.

Pues yo no sé de otra cosa.

Pues quizá va siendo hora de que sepas

de otras cosas, ¿no?

¿Qué cosas?

Creo que lo intuyes.

¿Nos vemos a las seis?

Vale. Y hablamos con tranquilidad.

Ahí estaré. Muy bien.

Hasta luego. Adiós.

(Sintonía "Derecho a soñar")

¡Se me ha caído una muela! Mira.

-¡Mi niña, que pierde las muelas como una viejecita!

-Pero no la he perdido, aquí la tengo.

-¡Ah!

-Viene el Ratoncito Pérez.

-Lo que pasa es que

este es el mes en que se caen todos los dientes a los niños.

No sé si va a tener tiempo. -¿Está muy ocupado?

¿El Ratoncito Pérez? -Sí, vino hace poco.

-¿Y qué? Viene siempre que se te cae un diente.

Pero Cris, ¿qué haces todavía levantada?

A la cama, que no habrá quién te despierte.

-Es que se le ha caído una muela.

Qué bien, a ver si viene el Ratoncito.

-No puede, tiene mucho trabajo.

¿Quién te ha dicho eso?

Me lo ha dicho papá.

Se le caen dientes a muchos niños.

¿Tú le has dicho eso?

¿Le has dicho lo del Ratoncito?

-Sí, pero era broma.

Cariño, que era una broma.

¿Cómo no va a venir el Ratoncito Pérez?

-Me lo había creído. ¡Ay!

Venga, va, a la cama, rápido.

Ay, una broma.

Pero... -¡Álex, Álex!

¡Se me ha caído un diente, viene el Ratoncito Pérez!

¡Cristina, a dormir ya!

Toma, es este que acaba de llegar.

Gracias. Buenos días.

Buenos días. ¿Tienes un momento?

Sí, claro.

¿Te has enterado de lo que ha pasado?

Eh...

Lo de Olivia.

Ah, lo de que le habían pintado...

No, esta noche ha vuelto a suceder.

¿Cómo, otra vez? Sí.

¿Y qué ha pasado, lo mismo?

Ayer, cuando estaba cerrando, aparecieron unos tipos

y empezaron a destrozarlo todo.

Y lo más raro es que...

Entraron dentro y no robaron nada, ni siquiera el bolso.

¿No fue un robo?

No, al parecer, no.

Y si ella estaba allí,

¿le agredieron o le hicieron algo?

Sí, la tiraron al suelo.

Madre mía. ¿Y está bien?

La acabo de ver y... Sí, afortunadamente, sí.

Pero vamos, se llevó un susto importante.

Claro, qué horror.

Lo más raro es que no sé qué estaban buscando.

Aparecieron, lo destrozaron todo, pero no robaron nada.

Un poco extraño sí que es.

¿Y cuando se fueron, ella qué hizo?

Vino a mi casa y estaba temblando.

Estaba muy nerviosa.

Después, le acompañé a poner la denuncia.

Creo que es lo primero que había que hacer.

Hicisteis bien.

¿Ella no reconoció a ninguno de los atacantes?

¿Pudo describirlos? No.

Entre que estaba en el suelo y la oscuridad, no pudo.

Ya, pues es una pena.

Una denuncia contra desconocidos ya sabes que no pinta bien.

Ya.

Eso, sí, lo tenemos todo grabado.

¿En vídeo?

¿Con cámaras? Sí.

Después de lo que pasó,

a Charly se le ocurrió instalar en este balcón

una cámara y lo tenemos todo.

Pues muy bien hecho.

Esto cambia las cosas por completo.

A lo mejor sí puede reconocer a uno de los atacantes.

No creo, iban cubiertos con capuchas.

Pero aquí hay algo que huele mal.

¿A qué te refieres?

Que es la segunda vez que pasa.

La primera, forzaron la puerta,

pintaron, lo ensuciaron todo.

Olivia no le dio más importancia.

Creímos que era una gamberrada.

¿Pero?

Pero al día siguiente, apareció

un señor trajeado, aparentemente amable,

que le ofreció que contratara un servicio de seguridad.

¿No te parece muy casual?

¿Y qué le dijo Olivia?

Se lo quitó de encima.

El bar no da para tener un vigilante.

Y justo después, el segundo ataque.

Exacto.

Ya veo por qué dices que no huele bien.

Yo creo que es una mafia.

Mafia, no sé, me parece un poquito exagerado.

No, a ver, me refiero a...

A una mafia de aquí, cutre. Extorsión.

O pagas o te destrozamos el negocio.

Vale, eso sí tiene más sentido.

Sí, es... Dame un momento.

¿Qué?

¿Trabajando?

-¿Qué pasa, tronco?

-Ni tronco ni leches.

¿No quedamos en que me tendrías al tanto

de todos los movimientos del CT?

-¿El CT?

-Cierratodo.

-Ah.

Tranqui, todo va de lujo. -¿De lujo?

¿No te has enterado de que han pillado un alijo de droga?

Ah, que estabas trabajando. -No tengo ni idea.

-Pues sí, han pillado un alijo de droga enorme.

Y estaba en unos paquetes que, casualmente,

se parecen mucho a los cierratodos.

No es que desconfíe.

De repente, tengo la mosca detrás de la oreja.

¿No serán mis cierratodos?

¿En un alijo? -Ajá.

-Yo no tengo contacto con los narcos.

-Vale, ¿y a quién se lo has vendido?

-Unos cuántos, en mercadillos y a unos colegas, un lote.

-Mercadillos o colegas.

Colegas camellos.

Así no vamos a ningún sitio.

El cierratodo está destinado a las grandes superficies.

No a mercadillos ni porretas. -No te pases.

-El cierratodo es el invento de la década.

Está destinado a las grandes superficies.

Los grandes números, la venta internacional.

Y me puedes meter en un lío.

-No flipes.

Cuidadito con esas acusaciones, que te puedes meter en un lío.

Grandes superficies.

Ve tú, a ver si te compran grandes lotes.

Vamos a tranquilizarnos. -Vale.

-Mira, te explico.

Tú a mí no me conoces.

Soy un gran empresario, he tenido ideas brillantes.

He hecho inventos buenísimos.

Los hago para ayudar a la gente. Es el invento de la década.

-Lo que te falta es un buen colaborador.

Habla con el Bill Gates.

No, mejor, con el Amancio...

Bueno, ya sabes, el Amancio.

Vete a hablar con Amancio.

Oli, escúchame un momento.

El tío que vino a hablarte de seguridad,

¿te dejó alguna tarjeta o algún contacto?

No.

¿Por?

¿Y cómo era?

¿Era chulo o sentiste que te estaba amenazando?

Para nada, era un señor de lo más amable.

De hecho, era bastante amable.

Era pesado, sí, pero se interesó por las pintadas.

Pero todos los clientes se interesaron.

¿Y también te hablaron de la empresa de seguridad?

No, Julia, no. ¿Qué pasa?

Creo que los ataques están relacionados con ese tipo.

Pero ¿qué dices? ¿Por qué piensas eso?

No sé, lo intuyo.

Juli, de verdad, vamos a dejar de ver pelis de mafiosos.

Era un hombre de lo más normal.

No tenía pinta de ser de la Cosa Nostra.

Cariño, yo sé que estás preocupada por mí.

Pero han sido unos gamberros. ¿No te parece casual?

Yo creo que hay relación entre ambas cosas.

Creo que ese tío volverá pronto.

Necesitas una tila.

Que estás muy nerviosa. Yo ya llevo cuatro.

No, tengo un montón de trabajo.

¿Has bajado para decirme que Al Capone está en el bar?

Te estoy hablando en serio. Créeme.

Luego hablamos.

No traigo precisamente buenas noticias.

-Bueno, pues tú dirás.

-Aquí se incumple la normativa de seguridad en el trabajo.

Y solo voy por la primera fase. -¿Ah, sí?

¿Como por ejemplo? -El almacén de legajos.

Están apilados en cajas, descuidadamente,

podrían caer encima de algún empleado.

-Al almacén no entra nadie casi nunca.

Además, está todo digitalizado. -Hasta que haya que entrar.

-Ya.

-Los extintores.

Están muy alejados de diversos puntos.

Habría que adquirir tres más. -Bueno.

Pues se compran y listo. -Perfecto.

Una salida de emergencia está bloqueada porque entra frío.

-Si es invierno, hace mucho frío.

-Si hay una inspección, nos cae un multazo.

A Francisco no le va a gustar. -Menos le gustarán otras cosas.

-Ah, pero hay más.

-Hay más y habrá más.

El caso es bastante complejo.

La inmensa mayoría de los sillones

no cumplen con la normativa ergonómica.

Real decreto 466/97.

Y lo que es peor, hay gente que fuma en el bufete.

-No, pues eso está muy mal.

Les dices que no pueden hacerlo.

-El que fuma es don Francisco. Puros.

¿Te crees que no lo sé? -¿Y qué hacemos?

Si hay una inspección, nos cae un multazo.

Para ellos, no hay ni jefes ni sillas incómodas.

-Estoy temiendo las dos jornadas que te quedan.

Como dice Obélix.

Temo que se nos caiga el cielo sobre las cabezas.

-Perdona, no sé quién es.

-Da igual.

-Te estoy hablando en serio.

-Lo sé.

-Y necesito tu ayuda para que me tomen en serio.

A mí no me hacen caso.

-Vamos a hacer una cosa.

Me entregas un informe detallado

y yo hablo con el resto de los socios.

-Hecho.

Por cierto, no es por tirarme flores,

pero menos mal que hay alguien con criterio al mando.

Gracias.

¡Toma ya!

¿Quieres que te haga la fotocopia?

No te preocupes, es solo un...

Alba.

Esto es para ti.

¿Qué es? Este fin de semana.

¿Y esta sorpresa?

Quiero pasarlo contigo.

Tú y yo solos.

Sin parar de mirarte.

Sin preocuparme de los demás.

Perdón.

Buenos días.

-Hola.

¿Qué tal? -Un café solo.

¿Algo más? -No.

¿Han vuelto a atacarle el negocio?

-Eso parece.

-¿Y ha tomado medidas?

-¿Qué medidas, alambradas?

-No hace falta ir tan lejos. Es un país civilizado.

Aunque esas cosas suelen pasar.

Pero pueden dejar de pasar.

-¿Y cómo dejan de pasar?

-Existen empresas que pueden garantizarle la seguridad.

Ya le hablé el otro día de ello.

-Porque usted se dedica a esto de la seguridad.

-Sí, tengo contactos.

-¿Empresa o?...

-Soy una especie de asesor en seguridad.

Es mucho más complicado, pero algo así.

-Esas empresas son muy caras.

Ya ve que no tengo ni empleados.

-Lo comprendo, lo comprendo.

Pero todo se puede solucionar. La gente que conozco

tiene precios razonables, acordes a sus ingresos.

Si quiere, puedo hablar con ellos.

Piénselo, su negocio puede estar a salvo.

(Puerta)

Adelante.

Sí, pero no te quedes de pie, que esto

no es una reunión de trabajo.

Vamos a sentarnos aquí, si no te importa.

Estamos solos, no hay nadie y podemos tener

una charla de hermanos.

Don Francisco está en su despacho.

¿Ah, sí? He visto luz al pasar.

Siempre se va mucho antes.

Tampoco importa, estamos aquí y nos da igual.

¿Verdad?

Precisamente, quería hablarte de él.

De don Francisco, como tú le llamas.

Mi padre.

Nuestro padre.

Y quería hablar de ti.

¿De mí?

Por lo menos, de lo que yo creo que ahora deberías hacer.

Porque esta es una situación anómala.

¿Verdad? Sí.

Pero tú tienes que tener una relación normal.

Una relación de padre e hija.

Como corresponde, normal.

Pero eso significa...

Que hay que normalizarlo.

Que el hecho de que seas su hija debe dejar de ser un secreto.

Algo oculto, algo vergonzoso.

Que no estamos en la Edad Media.

Ya, pero es que yo no sé qué hacer.

Está muy claro.

Reclama que te reconozca públicamente como su hija.

¿Públicamente?

¿Y que todos se enteren?

Que todos aquí y fuera se enteren de que tienes un padre.

¿Qué hay de malo en eso?

No sé.

A veces, pienso que es mejor dejarlo como está.

Todo esto se podría acabar liando.

Y haría daño a mucha gente.

¿A qué te refieres?

A mi madre. A la vida que llevamos.

A mi trabajo.

Incluso a don Francisco.

Yo entiendo que estés confundida.

Es lógico, después del descubrimiento,

tendrás la cabeza hecha un lío.

No debe afectar a tu relación con tu madre.

Para nada.

Y tu padre lleva una vida sin grandes problemas.

Mi padre.

No puedo llamarlo así. Para mí, es mi jefe.

Ya es hora de que lo veas como lo que es.

Tu padre.

Bastante castigo es para un hijo tener que crecer

sin tener a su padre como para renunciar a sus derechos.

Es que todo esto a mí...

me supera.

Piénsalo.

Piénsalo. Piensa en lo que te he dicho.

Yo creo que deberías dar el paso

y reivindicar tu condición de hija suya.

¿Me prometes que te lo vas a pensar,...

hermana?

Pero hijo, que llevas escribiendo toda la tarde.

¿Es un concurso literario?

-Mm.

-¡Guau, 24 páginas!

¡Eres un monstruo!

Adelante, Shakespeare.

-Verás si hay un incendio.

-¿Un incendio, vas a prenderle fuego al bufete?

Te mantengo el secreto, pero sobórname.

-Cuando te quedes atrapada, a ver si te ríes.

-¿Estás bien?

Estoy perfectamente. -Como dices cosas...

-Digo cosas fundamentales.

¿Sabes eso de que a un burro le hacían obispo y aún rebuznaba?

Da igual.

¿El de que no se hizo la miel para la boca del asno?

Sí, ese sí. -Pues eso es lo que pasa.

-¿Te sientes como un asno?

-No.

Los asnos sois vosotros, todos. Yo soy la miel.

Yo estoy trabajando duramente para poder salvaros

en caso de que sea necesario.

A vosotros os da igual y andáis de cachondeo.

¿Alguien agradece que yo estudie la seguridad?

No, ¿para qué?

Eso son cosas de Daniel.

El día que haya una emergencia me pondré en la puerta.

-¿Seguro que estás bien, no necesitas una aspirina?

Necesito que me dejes trabajar. -Trabajas demasiado.

Se te ha quedado algo en la cabeza.

No te irás a hablar chino y te caerá una caja encima.

La verdad es que lo he estado pensando.

Igual tiene razón.

-Me alegro de que haya reflexionado.

Es lo mejor para su negocio. Esto es rentable a medio plazo.

Imagínese que estos gamberros vuelven

y le destrozan algo más que las sillas.

No sé, la cafetera... -Tendría que hacer cálculos.

-Claro, claro, lo comprendo.

Paso esta tarde y lo ajustamos.

No me cuesta nada.

-¿Está al tanto de las tarifas?

-Algo sé, sí.

-¿Y para este negocio, como cuánto podría ser?

-Por la experiencia que tengo,

una vigilancia nocturna podrían ser 1.200 euros.

Habría que considerar los festivos.

-Se me pasa un poco de presupuesto.

Ya ve que este negocio es bastante humilde.

-Es una cantidad aproximada, todo se puede negociar.

Me informo bien y esta tarde ajustamos.

-Genial.

La verdad es que es usted muy amable.

Estoy empezando a preocuparme. -Y con razón.

No hay que tomárselo a broma.

Le puede salir todo mucho más caro.

Por no hablar de peligros más serios. ¿Cuánto es?

-Nada, invita la casa.

-Muchas gracias.

La veo a la tarde. -Genial.

¿A las cinco? -Vale, perfecto.

Hasta luego y muchísimas gracias por preocuparse.

Laura me dice que mi dibujo no era el mejor.

La profe lo dijo, el mío era el mejor.

-Tú no hagas ni caso.

Hay mucho envidioso por ahí.

A ver.

Ya veo.

¿Y estos cinco euros? -Me los dejó el Ratoncito Pérez.

-Ah.

No deberías llevar dinero al colegio.

Se te pierde o te lo quitan

y te llevas un disgusto.

Toma.

-Es verdad, lo voy a guardar.

-El dibujo está muy bien.

No me extraña que sea el mejor.

A ver si vas a ser artista.

-No sé, no lo he pensado.

No se lo digas a nadie, aquí guardo mis ahorros.

-¿Tiene alarma?

-Quien evita la tentación evita el pecado.

-¿Quién te ha enseñado eso?

-La tía.

-Tengo una hermana millonaria.

-Más que millonaria. ¿Qué hay más que millonaria?

-Multimillonaria.

-Soy multimillonaria.

-Bueno, a ver.

Lo contamos.

A ver cuánto de multi eres. -Vale.

¿Y esto?

-Te dije que era multimillonaria.

-Ya, ya.

Hola. Hola.

¿Qué haces?

Limpiando mi cuarto.

Ah, y...

¿Vas a tirar todo esto?

Sí, tirarlo o donarlo.

¿Y por qué?

Te he llamado por eso. Hay un vuelo superbarato.

Para mañana por la noche.

Mañana.

Sí.

¿Cómo te vas a ir mañana?

¿Tienes algo listo?

La maleta, el pasaporte, el billete.

No me voy a China, no hace falta pasaporte.

Bueno, ya, ¿y la maleta?

En ello estoy.

Quería tirar antes las cosas para ver qué me llevo.

Bueno, pues...

Te ayudo. Vale.

Habrá que comprarte cosas, ropa de abrigo.

Alemania no es como aquí.

Hace un frío que pela. Tengo ropa de abrigo.

Y si no, la compro mañana.

Y...

¿Vas a tirar el flexo?

Claro.

A menos que lo queráis.

Lo tienes desde el colegio.

Recuerdo el día que papá te lo trajo.

Pero es momento de pasar a otro nuevo.

Que no haya que poner celo para que encienda.

No sé, ¿qué quieres que hagamos?

¿Te llevas el mío, te compro otro?

No, no me llevo ningún flexo.

Bueno, pero tampoco es plan de tirarlo.

¿Lo quieres tú?

Eh...

El flexo es tuyo.

Por eso.

Lo vamos a tirar.

¿Vale?

Buenas tardes.

-Hola, ¿qué tal?

-Aquí estoy, puntualísimo.

En negocios, ha de ser uno muy puntual y formal.

-¿Quiere tomar algo?

-No, ya he tomado mi dosis diaria de cafeína.

Si le parece, concretamos. -Sí.

Un segundito.

¿Qué tal, chicos, vais a tomar algo?

-Vamos a ver.

-He estado hablando con la gente que conozco.

Con los del negocio.

Y tengo buenas noticias. -Cuénteme.

-Le he conseguido una cuota semanal

de 300 euros incluyendo domingos y festivos.

Los festivos son más caros.

-¿Y eso qué me garantiza?

-Que su negocio estará a salvo de estas gamberradas.

Llega por la mañana y todo estará como lo dejó.

Sin pintadas, sin desperfectos.

-Y eso es seguro, ¿no?

Algún segurata a la mínima sale por patas.

-A mi gente le dan miedo pocas cosas.

-Pues la verdad es que empezaría cuanto antes.

-Es usted una mujer juiciosa.

Así salen adelante los negocios.

-Y yo tenía una duda.

¿El pago cómo lo hacemos, por transferencia?

-Yo puedo hacerle llegar el pago a estos amigos.

-Vale, bueno, pues...

Qué amable.

Sin factura ni... -Es un gasto innecesario.

¿No le parece? -Pues sí.

Sí, la verdad.

¿Y hacemos un contrato?

-No se lo recomiendo.

Todo eso no son sino complicaciones.

El precio subiría mucho.

Es una cuestión de confianza mutua.

-Ya, la confianza es superimportante en la vida.

-Me gusta.

Es muy juiciosa.

¿Me paso cada semana? -Sí.

Sí, genial.

Bueno, ¿sabe usted qué?

Creía que me iba a decir usted

lo de esto es el principio de una hermosa amistad.

-(RÍE)

Humphrey Bogart, "Casablanca". -Sí.

-¿Por qué no?

Aunque usted es más agradable que ese policía francés.

¿Cómo se llamaba? -No me acuerdo.

-¿Qué está pasando?

¿Me está grabando?

¿Qué pretende? -No.

¿Sabe usted qué pasa?

Me lo voy a pensar un poco.

-Esto no le conviene en absoluto.

Yo le estaba ofreciendo mi colaboración.

-Pues eso selo va a tener que explicar usted al juez.

-Muy bien, vosotras mismas. Veremos si demostráis algo.

-Veremos.

-Veremos.

-¡Venga, tirando!

Elemental, querido Watson.

Pues tienes 257 con 23 céntimos.

-¿Soy multimillonaria?

-Eres multimillonaria.

Te falta un poco para multimulti.

-Bueno, no está mal.

Se me tienen que caer más dientes. A ver qué hago con el dinero.

-¿Te lo vas a gastar todo?

-He pensado en comprarme

pendientes, cintas para el pelo, caramelos, chocolatinas.

Y balones de fútbol. -¿Balones?

-Sí, en el recreo, se pierden muchos.

Los lanzan a la calle y como no nos dejan salir...

Unos balones por aquí, unas chuches por allá.

Se me tienen que ocurrir más cosas.

Hay que estudiar el mercado, pequeño.

-O sea, que eres una emprendedora.

-¿Una qué?

-Cuando llegues al instituto, tendrás tu empresa.

Ya lo estoy viendo.

Cris, bisutería fina.

Y balones.

-Acabaré siendo rica, como esos que salen en la tele.

-Un tiburón financiero.

-Le daré algo a papá para sus negocios.

Y a ti te haré un regalo.

-¡Qué guay! ¿Y eso por qué?

-Por ayudarme a contarlo.

-Qué buena eres.

No, pero ¿sabes qué te digo?

Que prefiero el dibujo.

Sí.

Así, cuando seas una artista famosa,

lo vendo y me saco mis millones.

-No sé yo si es un buen trato.

El 50 por ciento. -El 50.

-Sí.

-Eres genial.

(Se abre la puerta)

Hola. Hola.

¿Qué te pasa?

Nada.

Luis no se va a la Legión. Ya lo sé, Chema.

¿Entonces?

Pues no sé.

No estoy segura de que sea la mejor opción.

Es la primera vez que va a estar sin que nadie le vigile.

Eso me dijo mi madre cuando me saqué el carné de conducir.

Pero Luis ya es adulto.

Tendrá que aprender a valerse por sí mismo.

Es como cuando los pájaros salen de su nido.

Le han crecido muy rápido las alas.

Pero las tiene que usar, es ley de vida.

No hay más.

Míralo por otro lado.

Además de que va a salir genial,

vamos a tener más tiempo para estar juntos.

A solas, más intimidad.

Es como cuando los hijos se van por primera vez de casa.

Los padres están libres.

Ya.

A veces, cuando...

cuando los matrimonios se quedan libres, de dan cuenta de que no...

de que ya no tienen nada de qué hablar.

Que la relación se ha desgastado y que solo les unían los hijos.

¿Y si nuestra relación es una de esas?

Julia.

Hemos estado mucho tiempo sin Luis.

Mientras estaba en el centro.

Ya, pero eso era antes. ¿Antes?

Sí, antes.

Yo andaba buscándome la vida con lo que podía

y no me dedicaba a lo mío.

Pues ahora te dedicas a lo tuyo.

Y tienes a Luis. Y todo ha cambiado.

A mejor.

¿No?

Nos hemos acostumbrado a vivir tanto con él

que a lo mejor no podemos estar solos.

Te digo lo que pienso.

Creo que nosotros no somos como esos matrimonios.

Nuestra relación es de verdad. Eso es lo que pienso.

Tu hermano no es lo que nos une.

Y de eso estoy muy seguro.

Voy a por una cerveza.

¡Esto no puede ser!

¡Me acabo de enterar!

-¿De qué?

-Y no es la primera vez que pasa. Yo soy socia.

Y no puede ser que me entere de lo que pasa

por la calle. -¿Qué pasa?

-Fajardo Chaparro ha dejado el bufete.

Uno de los mejores clientes que tenemos. Que teníamos.

Y no es el primero. -Vamos a ver.

-La investigación de la Audiencia está haciendo mucho daño.

Y yo sé exactamente qué es lo que está pasando.

Todos me estáis haciendo luz de gas.

Y me tengo que enterar por terceros.

-Tranquilízate, la cosa no es para tanto.

La gente habla mucho, sin fundamento.

A la gente le gusta mucho

difundir cualquier tipo de rumor.

Debería saber que los rumores tienen un valor cero.

-Gracias a esos rumores, ya hemos perdido a Fajardo.

-Ha sido un daño inevitable.

Ya sabes que la gente huye del barco

cuando alguien grita una tontería.

-A mí no me parecen tonterías.

-Te voy a decir algo.

Nada es lo que parece.

Esa investigación se va a quedar en nada.

Están investigando sobre Fajardo.

Y nosotros no tenemos nada que ver, confía en mí.

-¿Cómo voy a confiar, si me dejas al margen?

-Está bien.

A partir de ahora, te tendré en cuenta.

Pero quiero que sepas

que es mejor haber perdido a ese cliente.

Hubiera acabado metiéndonos en líos.

-Ah, así que tienes que ver con la huida de Fajardo.

-En este trabajo, hay que tener mano izquierda.

-Y que tu mano derecha no lo sepa.

-San Mateo decía lo contrario.

Que tu mano izquierda...

-No estoy para bromas.

Y yo no hablo de limosnas, como decía San Mateo.

Hablo de que vamos a perder mucho dinero en este bufete.

-Hay otros clientes y mejores.

Y otros que vendrán.

-Más nos vale.

-No hay que perder la calma.

Eso pretenden. -Yo estoy muy nerviosa.

Y no es para menos. -Bueno, pues tranquila.

No es para tanto y todo pasará.

Cambiando de tema.

¿Qué hay sobre el protocolo de seguridad?

No estamos para pagar multas.

-O sea, que quieres distraerme.

Pues mira, hablando de eso,

contigo, tenemos un problema. -¿Conmigo?

-Sí, por los habanos que te fumas.

-Los fumo en la terraza.

-¡Y un cuerno, te los fumas en esta mesa!

Y huele todo el bufete que apesta.

Y hablando de multas, la primera, de 600 a 10.000.

Y si reincides, puede llegar a 100.000 euros.

-Vaya, pues sí que...

-Ya te puedes instalar en la terraza.

Aunque caigan chuzos de punta.

O deja de fumar.

-Sí, sí, lo haré.

-Sé perfectamente que está pasando algo.

Y no voy a permitir que me mantengas al margen.

Yo no soy una de tus pasantes. -Ya te he dicho...

(RESOPLA)

(TV) "Un joven emprendedor español ha marcado un hito

al vender una aplicación creada por él

a la compañía estadounidense Art 87 por 120 millones de euros."

-Vaya pelotazo, macho.

-Cris va por ese camino.

-¿Por qué?

-Digamos que una hormiguita, poco a poco,

se ha hecho con un capital

y está pensando en la manera de invertirlo.

-¿Tu hermana?

-Hemos contado tu dinero.

Entre lo que le da la tía

y lo que le da el Ratoncito Pérez, cuidado.

-¿Cuánto tiene ya tu hermana?

-Unos doscientos cincuenta y pico pavos.

-¡Qué me dices!

Ya me gustaría tenerlos.

-Eso he dicho yo.

Dice que es multimillonaria. Quiere ser multimulti.

-Oye, lo tendrá bien guardado, supongo.

-Claro, lo tiene bajo llave.

En su hucha. -Ajá.

¿Tú has visto su hucha? -No.

-A la mínima que mueves un poquito,

salta la alarma como si atracasen el Banco de España.

Es más graciosa.

Esta chica promete. -Ajá.

(TV) "Néstor es un estudiante de biotecnología."

Menuda suerte el chico ese.

120 millones de euros. Quién los pillara.

Aunque no es solo suerte.

Tiene que ser un chico talentoso.

No te van a pagar esa fortuna por tu cara bonita.

Hija, pareces alelada.

Es que estoy cansada.

(TV) "La medalla al mérito civil

al bombero fallecido el sábado

cuando intentaba rescatar a unos vecinos en un incendio.

Manuel Armenteros, de 25 años,

logró salvar la vida de cuatro personas."

-Mira, otro héroe.

Como tu padre.

Siempre se mueren los mejores.

Se acabó.

Se acabó el cuento.

¿Qué cuento, qué te pasa?

Basta de mentiras, lo sé todo.

¿De qué estás hablando?

De mi padre.

Un héroe no era.

Y si fue a África, sería de safari.

Pero ¿qué estás diciendo?

¿Cómo has podido engañarme toda la vida?

Durante toda mi vida.

¡Mi padre es Francisco!

¡Mi jefe!

Baja el volumen, que tu hermana descansa.

-¿Y eso?

-Necesitaba dormir.

Bájalo.

Ahora la despertamos.

-¿Qué vamos a cenar?

-Tú eras el de la idea brillante.

-¿Yo?

-Has dicho que tenías una idea maravillosa

que nos dejaría boquiabiertos. -Vale, ya te pillo.

Quieres que haga la cena.

¿Tortilla de patata?

-Sí, pero ponle cariño que si no, sabe a poco.

-Vale.

-¿Has preparado las cosas?

-Sí, me ha estado ayudando Julia.

¿Está de bajón por eso? -Hombre.

A ella no le gusta la idea

de que te marches, pero lo tienes que hacer.

¿Sigues con la idea de marcharte?

-Sí. Me da un poco de miedo.

Pero me apetece.

-Te han matado.

-Por tu culpa, que me desconcentras,

-Sí. ¿Te la vas a llevar?

-¿El qué, la consola? Qué va, no me cabe nada más.

Hay cosas que no sé cómo llevarlas.

-¿Qué pasa?

-Nada, que hoy, recogiendo con Julia, le he dicho una cosa

que no es tan así. -¿El qué?

Da igual, es una tontería. -No, no.

Ahora me la dices, ya has empezado.

-Tú sabes que con el tema de los viajes, la gente

se pone más seria y habla de cosas más profundas.

Le he dicho que ella es lo único que tengo y no es verdad.

También tengo la consola. -Es por eso, ¿no?

Sí, eso va a ser.

-No, la voy a echar de menos.

-Yo te la mantengo entretenida.

-Nada de meterte en mi partida.

-¿Cómo que no? Pues no te vayas.

¿Te pones a hacer la tortilla o no?

-Sí. Me puedes echar una mano.

Hija.

Lo hice por tu bien.

Hija.

Pensé que era lo mejor para ti.

¿Lo mejor para mí?

¿De verdad?

¿O hay alguna otra razón?

No, hija.

De verdad.

No son cosas para contárselas a una niña.

Quería que crecieras feliz.

Sin un trauma.

Hace mucho tiempo que ya no soy una niña.

Aunque me sigas viendo como tal.

Pero se acabó, mamá, quiero saberlo todo.

Quiero saber cómo sucedió.

¿Qué quieres que te diga?

Sucedió. Simplemente, me enamoré.

Y él estaba casado.

Pero te aseguro que Francisco es una buena persona.

Todo estos años se ha ocupado de que no nos faltara nada.

Qué menos, ¿no?

Y lo sigue haciendo.

Cuando nos vemos, siempre me pregunta por ti.

Si estás contenta en el bufete.

¿Cuando nos vemos?

(SUSPIRA)

Nunca hemos dejado de vernos.

Seguimos juntos.

Y yo sigo enamorada de él.

He crecido creyéndome un cuento maravilloso.

Hija de un héroe.

Sin un padre al que ver,

al que conocer.

Y resulta que estaba ahí.

Entre tus brazos, mamá.

Lo tenías siempre que te daba la gana.

¿Y yo, qué?

Esto no te lo voy a perdonar nunca.

Por favor.

(LLORA)

Sigues haciéndote el listillo.

-Jugamos en el mismo bando.

-Permíteme que lo dude.

Tienes que ir a declarar

por la denuncia a Mario Castillo.

Como han aceptado la prueba de la grabación,

habrá una vista rápida.

-Necesito un abogado, ¿verdad?

Nunca he llevado ningún caso. Eres en quien más confío.

Venga, que sí. No, pero por favor.

No se puede enterar nadie.

Necesita una nueva cura para adaptarme al mundo legal.

-Ya, y yo me chupo el dedo.

-¿Qué dices?

-Que me extraña mucho que tú te hayas ido a un balneario

estando las cosas como están.

¿Y Alba?

-¿Alba, qué?

-¿Bien?

Deberías tener claro cómo vas a pagarnos.

-Lo único que necesito es tiempo.

-De eso no tenemos. Se nos ha acabado.

Como la paciencia.

No podía comer porque estaba liado y está comiendo con Berta.

¿Qué estás haciendo?

Trabajar.

Pero es que con esos libros no suele trabajar una secretaria.

Debes hacer ese viaje y es estupendo.

Las cosas con Julia no van a ser igual.

Tengo miedo con lo que pueda pasar a partir de ahora.

Si finalmente llevo el caso, ¿podría contar con tu supervisión?

No me vas a necesitar para nada.

Sí, te necesito mucho.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 57

Derecho a soñar - Capítulo 57

01 abr 2019

Julia y Olivia planean una trampa para atrapar al extorsionador que está detrás de los ataques al bar. A raíz de los rumores sobre la investigación de la Audiencia Nacional se inicia en el bufete una crisis con la pérdida de clientes importantes, lo que sulfura a Carlota, a la que Francisco está manteniendo al margen. Daniel ha encontrado en la prevención de riesgos laborales una nueva manera de hacerse valer ante sus jefes. Jesús trata de convencer a Alba para que reivindique su derecho a que Francisco la reconozca como hija suya; el secreto y las mentiras de su madre estallan finalmente para desesperación de Maricarmen. El negocio de Jose sigue por mal camino, hasta el punto de que éste le echa el ojo a los ahorros de su hija Cris.

ver más sobre "Derecho a soñar - Capítulo 57" ver menos sobre "Derecho a soñar - Capítulo 57"
Programas completos (90)

Los últimos 92 programas de Derecho a soñar

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Nuevo Capítulo 90 Completo 53:54 63% ayer
    Capítulo 90 ayer La demanda contra Sofía es retirada en el último momento por la demandante, y Jesús, después de tantos temores, no llega a intervenir. Jesús arrastra una descomunal resaca duran...
  • Nuevo Capítulo 89 Completo 51:52 67% pasado viernes
    Capítulo 89 pasado viernes Sofía sufre por la demanda de la que ha sido objeto y Jesús sufre por haberse ofrecido a defenderla ante el tribunal, cuando sospecha que, dada su inexperiencia en ese campo, quizá no vaya a ...
  • Nuevo Capítulo 88 Completo 52:34 67% pasado jueves
    Capítulo 88 pasado jueves Sofía ha de enfrentarse a una demanda por el accidente de la amiga de Cristina. Contará con la ayuda desinteresada de Jesús, inexperto a la hora de pisar los Juzgados. Sofía se siente ...
  • Nuevo Capítulo 87 Completo 52:52 64% pasado miércoles
    Capítulo 87 pasado miércoles Sofía está nerviosa por la demanda que le ha puesto Inés a raíz de la caída de su hija en el parque. Por suerte Jesús le ha ofrecido ayuda. Sin embargo, Jesús est&...
  • Nuevo Capítulo 86 Completo 51:26 68% pasado martes
    Capítulo 86 pasado martes Es domingo y vamos a mostrar cómo lo afrontan nuestros distintos protagonistas fuera de su rutina laboral. Julia aburrida acude a la terraza de Olivia. Maricarmen y Alba discuten, porque la hija ha quedado...
  • Capítulo 85 Completo 51:31 73% 13 may 2019
    Capítulo 85 13 may 2019 En el final de la semana, muchos de los conflictos se resuelven gracias a la intervención de héroes anónimos. Julia logrará, gracias a una prueba enviada por un anónimo, que la ...
  • Capítulo 84 Completo 55:59 69% 10 may 2019
    Capítulo 84 10 may 2019 Julia pierde un nuevo caso. Alba advierte a Jesús y Ángel que su madre está trabajando en la terraza. Olivia le pide a Luis que llame a su hermana. Los socios le piden a Victoria que readmita...
  • Capítulo 83 Completo 54:08 64% 09 may 2019
    Capítulo 83 09 may 2019 Día de situaciones tragicómicas en el bufete. Un grupo de vecinas de Tomasa llega desde el pueblo a saludar a su amiga. No se moverán de allí hasta conseguirlo. Esta invasión si...
  • Capítulo 82 Completo 54:18 65% 08 may 2019
    Capítulo 82 08 may 2019 Primeros roces por la convivencia entre Olivia y Julia. Sofía tiene problemas para dar de baja el teléfono de Jose porque no es la titular. Berta sube una foto con Alba a Photopic, provocando una gr...
  • Capítulo 81 Completo 53:35 71% 07 may 2019
    Capítulo 81 07 may 2019 Julia lleva un caso de despido improcedente como abogada. Sigue molesta con Jorge por su cita frustrada. Jorge está confuso respecto a las intenciones de Madison. Sofía recibe del Coach el consejo d...
  • Capítulo 80 Completo 53:21 72% 06 may 2019
    Capítulo 80 06 may 2019 Julia le confiesa a Olivia que está nerviosa por su cena con Jorge. Macarena y Tino inician un nuevo bulo con Ángel y Alba. Hugo, perdiendo los nervios, decide en el juzgado que no quiere ir a juici...
  • Capítulo 79 Completo 51:58 71% 03 may 2019
    Capítulo 79 03 may 2019 Rodrigo tiene un agitado día en los Juzgados en el que se encuentra con todo el mundo: con Victoria, a la que importuna con zalamerías; con Berta, a la que invita a compartir una velada en casa de J...
  • Capítulo 78 Completo 51:45 70% 02 may 2019
    Capítulo 78 02 may 2019 Julia está de subidón porque Jorge le ha prometido un caso y también la ha invitado a cenar. El caso de Hugo Collado se da la vuelta, la defensa tiene un as en la manga y ahora pueden convert...
  • Capítulo 77 Completo 51:11 70% 30 abr 2019
    Capítulo 77 30 abr 2019 El caso de plagio que lleva Berta, el del diseñador Hugo Collado, se complica con una nueva estrategia de Rodrigo, defensor de la estilista supuestamente plagiadora, y amenaza con traer una contrademanda p...
  • Capítulo 76 Completo 55:24 71% 29 abr 2019
    Capítulo 76 29 abr 2019 Sofía intenta recomponerse para afrontar su nueva realidad familiar y vital, y el coach le recomienda emprender alguna afición. Sofía se planteará aprender ajedrez. Jorge lleva junto a...
  • Capítulo 75 Completo 51:08 67% 26 abr 2019
    Capítulo 75 26 abr 2019 Sofía tiene su primer sesión con el coach. Julia le cuenta a Alba que su madre es dueña de medio polígono industrial porque Francisco lo puso a su nombre. Charly, Carol y Daniel buscan...
  • Capítulo 74 Completo 51:47 66% 25 abr 2019
    Capítulo 74 25 abr 2019 Victoria Iturbe, la caprichosa y sexy abogada argentina, irrumpe por fin como nueva socia de ZL&D y desde el primer momento asume el papel de jefa y divide las aguas. Por un lado los hombres del bufete, que s...
  • Capítulo 73 Completo 51:38 64% 24 abr 2019
    Capítulo 73 24 abr 2019 Maricarmen sigue sufriendo el acoso de los medios por el caso de Francisco. Por consejo de Olivia, decide irse unos días a un retiro de yoga. Alba, mientras tanto, duda si visitar a su padre en la cá...
  • Capítulo 72 Completo 51:06 66% 23 abr 2019
    Capítulo 72 23 abr 2019 Mientras en el bufete todos se preocupan por los comentarios insidiosos en las redes, hay una pequeña alegría al hacerse público finalmente el romance entre Alba y Ángel. Julia sigue d...
  • Capítulo 71 Completo 51:51 77% 22 abr 2019
    Capítulo 71 22 abr 2019 En la junta semanal de socios, Carlota reprocha a Jesús y Jorge los secretos que han estado guardando –la verdadera filiación de Alba, la verdadera cualificación profesional de Julia&nd...