Derecho a soñar La 1

Derecho a soñar

Lunes a viernes a las 18.15 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5091098
No recomendado para menores de 7 años Derecho a soñar - Capítulo 52 - ver ahora
Transcripción completa

¿Me llamas desde Alemania?

¿Qué dices?

He conseguido trabajo en Alemania.

Me iría la semana que viene. Quiero que me apoyes.

Siempre lo haré.

Con lo legal que parecía don Felipe.

-La Audiencia Nacional es grave. -Tiene que serlo.

¿Picamos algo y charlamos?

Me gustaría hablar de ciertos temas.

Lo de tu padre.

Vamos a ver qué tal se da el día y luego te digo.

¿No teníamos un acuerdo de distribución apalabrado?

Un acuerdo verbal tiene el mismo valor que un contrato.

Me voy a ver al señor Cellini en persona a Milán.

¿Hay algún problema? Quiero librarme de intermediarios

e ir a hablar con el jefe.

Mi padre era de Zaragoza o de algún pueblo por ahí.

Murió antes de que yo naciera.

Piensa que seguro que hay algo de tu padre en ti.

Para empezar, el apellido.

No, Córdoba es el apellido de mi madre.

Alba Córdoba.

28 de agosto de 1993.

Joder, papá.

Es un caso de cambio de niños.

Nuestro cliente es uno de los padres.

Es hijo del conde don Juan María Gutiérrez. Ándate con cuidado.

Juan no es un Gutiérrez.

Usted quiere devolver a Juan a la familia Cuerdas

y cortar todo vínculo con él.

Sí.

No entiendo su actitud.

Conozco ese ambiente.

Mi familia era bastante clásica.

Estábamos todo el día dando cenas.

En mi casa o en casa de amigos.

En mi casa, cuando celebrábamos, íbamos a la hamburguesería.

Pues hubiera cambiado todo por haber ido contigo.

Tengo que irme.

¿Qué le pasa a este cacharro?

-¿Necesitas ayuda?

-Creo que sí.

No sé qué he tocado que no funciona.

-Qué raro.

-¿Le damos a reiniciar?

-No, que eso es un jaleo. Primero, vamos a meter

estas aquí.

Y a ver.

-A veces, pienso que vamos a morir ahogadas en tanto papel.

-Llevamos una temporada que las cosas no salen bien.

Hay un ambiente raro. -Triste.

-Estará siendo duro para Jorge.

-Supongo.

-¿No te ha dicho nada?

-No, me he enterado por lo que se comenta en los pasillos.

Verle mal a él me pone mal a mí.

No ha sido capaz de decirme una sola palabra.

-Lo siento, Berta.

-Gracias.

De todas formas, eres la primera que me comenta algo.

A nadie más le importa. -No, estamos todos igual.

Mira.

Ya se ha puesto a funcionar. Estaría pensando.

No, pero de verdad, hazme caso.

A todos nos está afectando.

Supongo que hay cosas que cuesta hablarlas.

Y Jorge no querrá hablar de esto

porque le resultará difícil o doloroso.

-Creo que tienes razón.

-Pero estamos muy preocupados

y queremos que todo se arregle.

-Ya.

Ay.

Mi copia.

Bueno.

Gracias, guapa. -Nada.

-De verdad.

(Sintonía "Derecho a soñar")

Ya sé dónde...

¿Dónde, qué?

Que ya sé dónde trabajaba mi padre.

Mujer, casi me da un infarto.

A ver.

¿Dónde trabajaba?

En el Congo.

Ah.

¿En cuál de ellos?

No sé, ¿hay más de uno?

Claro, dos.

Ah.

Supongo que estaba en la República del Congo.

El otro se llamaba Zaire.

Ah.

Pues ni idea.

¿Sabes cómo se llamaba tu padre?

¿Cómo se llamaba? Salvador.

Fíjate, Salvador.

Qué nombre más apropiado.

¿Por qué?

Me dijiste que había salvado muchas vidas.

Es bastante apropiado.

Salvó un hospital de niños.

Estarás muy orgullosa de él.

Mucho.

Así que Salvador. Mm.

¿Y tu madre cómo me dijiste que se llamaba?

Maricarmen.

Claro, un clásico.

Pero se escribe todo junto.

Mi abuelo montó un escándalo para que le dejaran.

Curioso.

Oye, ¿por qué...?

¿Por qué no te pusieron el apellido de él?

Creo que porque murió antes de que yo naciera.

Pero no estoy segura, mi madre me lo contó hace mucho tiempo.

No me acuerdo bien.

Sí. Pero...

Era una historia muy complicada.

Ya me imagino.

Es extraño, ¿no?

¿Por qué?

Porque llevo mucho tiempo sin pensar en mi padre

y es como si siempre estuviera pensando en él.

Bueno...

Dadas las circunstancias, es bastante natural.

Supongo.

Bueno.

Pues te dejo.

Tengo las sesudas conclusiones de una sentencia constitutiva.

Hasta luego, Alba. Adiós.

Esto no puede seguir así.

Los rumores continúan y va cada vez peor.

No he podido pegar ojo dándole vueltas al asunto.

Tu padre y yo éramos amigos desde la facultad.

Fundamos este bufete cuando éramos casi unos chavales.

Hemos pasado por cosas buenas y malas.

Pero que su nombre esté en boca de todos no es bueno.

Si se pudiera hacer algo...

No, es que hay que hacer algo ya.

Hace falta una solución antes de que se nos vaya de las manos.

Me preocupa Carlota.

¿Por qué?

La conozco, el bufete lo es todo para ella.

Cuando digo todo, es todo: rumores, vida personal.

Y me temo que pueda acabar dándonos la lata.

Urge una solución

para calmar a Carlota y al resto de empleados.

No se me ocurre qué puede ser.

Hace falta un gesto simbólico.

No.

Hace falta más, mucho más.

Mucho más que un gesto simbólico.

Hace falta un gesto real.

Tampoco hay que volverse loco. Estamos un poco nerviosos.

Es que no es ninguna locura.

Por favor, déjame unos días

y lo hablamos cuando lo haya pensado.

Además, ahora me tengo que ir al juzgado

al caso de Álvaro de Quijano. Que sepas que estoy aquí.

Cualquier cosa... Gracias.

Adiós.

(SUSPIRA)

¿Todo listo?

Sí, todo listo.

Toma.

Gracias. Hay una novedad.

Dime.

El abogado de la parte contraria ha cambiado.

¿Y sabemos quién es?

He intentado averiguarlo, pero no me lo han querido decir.

Bueno, no importa.

Ahora me enteraré.

Hasta luego.

Hasta luego.

¿Todo bien?

Sí, todo bien.

Me voy al juzgado, que llego tarde.

Hablamos luego.

Adiós. Chao.

¿Quién de vosotras ha sido?

-¿Qué hemos hecho nosotras?

-Si quisiera hacer reír a la gente, sería payaso.

¿Quién ha tirado mis fotocopias?

-No sé de qué hablas.

-¿Y de qué os reíais?

De un chiste. -Sí.

Un chiste. ¿Por?

-A ver cómo acaba el chiste.

A lo mejor nos reímos todos.

La parte a la que represento, don Álvaro de Quijano,

se ratifica en la demanda por el intercambio.

Mi cliente aprecia mucho todo el esfuerzo realizado

por la familia Cuerdas Vázquez

y reconoce que han criado a su hijo con responsabilidad.

No, es que es mi hijo. -Señora, por favor.

Todos entendemos su situación, no necesita subrayarlo.

Muchas gracias.

Prosiga.

Esta situación accidental e indeseada

ha llevado a un callejón sin salida.

Y no se trata de un tema económico.

Sobre la indemnización a reclamar, hay acuerdo.

Se trata de un enfoque diametralmente opuesto

a la situación creada.

Letrado.

Que esto no sea un juicio no le exime de ser puntual.

Haga el favor de sentarse. -Mis disculpas, señoría.

Ha habido un cambio en la representación de mi defendida

y he estado arreglando unos papeles.

-Empezamos mal, letrado.

Conozco las deficiencias de mi juzgado.

No me las recuerde.

Si culpa a los demás de sus retrasos,

no va a ser su día.

-No me he expresado bien, no pretendía culpar a nadie.

Reitero mis disculpas. -Muy bien.

Por favor, vaya finalizando.

Como decía,

mi cliente es consciente de lo difícil que es esta situación.

Y comprende el sufrimiento de la otra parte

por separarse de Arturo. -Eso jamás va a pasar.

No me separaré de mi hijo.

-Ya la he conminado a comportarse con serenidad.

Este no es lugar para quejarse. No voy a repetírselo.

Prosiga y sea breve, por favor.

Consideramos que los niños todavía son pequeños.

Y, por lo tanto, capaces de deshacer

estos vínculos creados por un error

y poder crear unos nuevos basados en la verdad.

Por todo esto, pedimos la admisión de la demanda.

¿Ha terminado? Sí.

A no ser que haya preguntas. No, está bien.

Lo mejor será dejar hablar a la otra parte.

"Buongiorno, signorita".

"Sono il entrepernero spagnolo", el cierratodo.

Sí.

El...

"Signoreta", el...

"Il chiusitutti".

Exacto.

Exacto, el mismo.

"Eu vongole parlare avec le signore"...

Sí, exacto.

Sí.

Por supuesto.

"Molto grazie", señorita.

Espero.

(Música)

Bueno, ¿y qué?

¿Alguna novedad?

No muchas.

Bueno, sí, hay una. ¿Sí?

A Luis le han ofrecido hacer prácticas en Alemania.

¡Ah, qué bien!

Él está muy entusiasmado, pero yo...

Yo no lo tengo tan claro.

Irse ahora me parece muy precipitado.

¿Por qué?

Justo acaba de salir del centro.

Nos estamos reencontrando como familia.

Y, de repente, quiere irse.

Solo tiene 18 años.

Viajar solo y tan lejos...

Precisamente, por eso.

Ya tiene 18 años y le toca hacer sus cosas.

¿Qué hacías tú cuando tenías 19 años?

No sé, ni me acuerdo. ¿Quieres que te lo recuerde?

Te preocupabas por tu hermano,

pensabas en su futuro.

Ahora, le toca a él hacer sus cosas

y debes cortar el cordón umbilical.

Hablas como si fuera su madre. Un poco de madre has hecho.

Tiene que tomar sus decisiones,

cometer sus errores. Creo que os irá muy bien.

Justo ayer, mi coach me decía lo mismo.

¿Qué te decía?

Que tengo que dejar de tratarle como si fuera un hijo.

Lo que yo te digo.

Y yo no soy coach.

Por cierto, ¿qué tal con Samuel?

Bien, hemos quedado este fin de semana.

¿Y? Porque no me has contado nada.

Fue muy bonito, de verdad.

No pudimos hablar mucho porque había más gente.

Pero fue precioso.

Fue como reencontrarme conmigo hace 25 años.

Si existiera la máquina del tiempo...

Hay otras maneras de viajar en el tiempo.

¿Sí, cuáles?

Reencontrarse con compañeros.

Es una manera de volver a la adolescencia.

Y de ahí, a revivir un amor, hay un paso.

Sofi, que todas tenemos nuestras debilidades.

Calla, por favor, por muy mal que estemos en casa,

José es como...

Yo quiero a José.

Somos una familia.

Además, me daría una pereza empezar de nuevo...

Después de seguir atentamente las argumentaciones de mi colega,

no he podido evitar sentir vergüenza.

¿Perdona? -Letrado, modérese.

-Lo lamento, pero he sentido vergüenza.

Vergüenza y estupor.

Mi cliente, doña Encarnación Vázquez,

ha tenido una impresión diametralmente opuesta

sobre los fines de semana de intercambio.

Aparte del sufrimiento personal,

ha constatado el sufrimiento de las dos criaturas.

La lógica nos dice

que lo último que desea un padre es que su hijo sufra.

Por mucho que el otro abogado

sostenga lo contrario

y aunque los expertos estén evaluando

cuál puede ser la mejor solución para los niños,

es evidente que la idea de sustituir

a la persona más querida en el mundo

por un perfecto desconocido es nefasta.

Me atrevería a decir

que el daño causado por un hecho así

podría ser irreparable. -Eso no va a pasar.

¿No se dan cuenta de que es mi hijo?

¡Mi hijo! -Señora, señora.

Que interrumpa a su abogado no es bueno.

Prosiga, peor no abuse del sentimentalismo.

Aquí estamos para llegar a un acuerdo.

-Por supuesto.

¿Quién sería capaz de separar completamente

los sentimientos de unos hechos como estos?

Al parecer, el representante de la parte contraria.

Que pretende separar a una madre de su retoño.

Me gustaría saber en qué jurisprudencia se basa.

En un segundo, te lo explico. -Dejemos que acabe.

-Gracias, señoría.

Mi colega no puede presentar jurisprudencia

sobre este tema porque no existe.

Y esto tiene una explicación sencilla.

Los niños, todos estaremos de acuerdo,

llegan a este mundo completamente desprotegidos.

Su primera relación con el mundo exterior

es a través de su madre.

El pecho materno es lo primero que se llevan a la boca.

Ahí comienza su desarrollo

y se establece el vínculo más importante de su vida.

Y qué pretende mi colega, de una forma fría, inhumana,

que Arturo, un niño de apenas cuatro años,

se vea obligado a romper ese vínculo sagrado,

a sacrificar su desarrollo.

Pretender que un niño pequeño

asimile un cambio como este,

difícil incluso para un adulto,

es algo a lo que mi cliente se opone

y se opondrá con todas sus fuerzas.

No solo nos parece un absurdo,

sino también, algo irresponsable.

-Ahora podemos pasar a la réplica.

Lo que tengo entre manos es un negocio brutal.

Es la bomba.

Pero me he quedado justo, necesito efectivo.

Nada escandaloso, no es ninguna fortuna.

Un poco de cash.

Para poner el producto en marcha y darle un empujón.

¿Cómo lo ves?

¿Me puedes presentar a tu amigo distribuidor?

¿El Webo? -Ese.

-De cash, no anda muy fino.

-No quiero dinero.

Busco sus canales de distribución.

Necesito que me venda unos cientos de ejemplares,

que se venden solos.

-Pues véndelos tú.

-No tengo tiempo.

Estoy cerrando...

Una cosa complicada, es un trato

con una distribuidora que tiene muchísimo trabajo.

No puedo dedicarme a eso.

Pero me interesa mucho medir

a nivel de marketing el nicho

en el que se mueve el Webo.

-No entiendo mucho, como si me hablas de marketing del tiovivo.

Pero da igual.

Me caes bien, te voy a ayudar.

-Eres estupendo. ¿Va a venir el Webo?

-No, pero siempre anda cerca. Le mando un mensaje.

-Perfecto. Muchas gracias.

-De todas maneras,

te voy a dar un par de consejos

para cuando hables con él.

Vale. No le digas que eres el de los cigarrillos.

-Vale, no se lo diré. ¿Por qué?

-Porque como salieron defectuosos...

-No eran defectuosos, eran "vintage".

-Ah.

-No había piezas de recambio.

Está claro, nada de cigarrillos.

-Y...

Vale.

Te vas a poner esto.

Para el Webo, así vas como un notario.

Póntela. -¿Notario?

-Vale.

-Para la edad que tengo, mira cómo estoy.

¿Eh?

-Vale, vale.

-Ya está. ¿Qué más?

-Ya está.

-Eh.

¿Qué pasa, te ha pasado algo?

-No, no, nada.

-¿Cómo que nada? Que pareces una mujer.

-A ver, es por lo del curro este de Alemania.

Que me han cogido. -¿Te ha salido curro en Alemania?

¡Eso es fantástico, macho!

¿Y a qué estás esperando?

-Bueno, pues es que... Da igual.

-No, no da igual, sácalo.

¿Qué tienes?

Tienes una churri y no te deja.

-No, qué va, eso no es.

-¿Entonces, cuál es el problema?

¡Alemania es mucho Alemania!

Si yo te contara...

-¿Tú has estado o qué?

-Conozco Alemania de arriba abajo.

-¿Conoces Bremen?

-No, pero como si hubiera estado.

Porque conozco perfectamente el espíritu alemán.

No voy a entrar en el tema de la jurisprudencia.

Lo que voy a hacer es recordar que en este caso,

aparte de consideraciones afectivas,

hay un tema de herencia. ¡Hasta aquí podíamos llegar!

Sugiere que mi cliente

se niega al intercambio por dinero.

-Yo no pido dinero.

No voy a cambiar a mi hijo.

Firmaré lo que haga falta renunciando a una herencia.

Está malinterpretando mis palabras deliberadamente.

-Usted ha sacado el tema del dinero.

Lo que yo quería decir... -¡Esto es insoportable!

Tengo cosas mucho más importantes que hacer

que perder el tiempo en ver cómo discuten.

Si quieren hacer un circo, lo hacen en la calle.

Pero tengo derecho a réplica. Repito.

Lo mejor es que lo hablen en la calle.

Es todo.

-Muchas gracias, señoría.

Me dice Daniel que están pasando cosas muy extrañas.

Aunque sea embarazoso para mí, os tengo que preguntar.

¿Quién está escondiendo las fotocopias?

-Y arrugándolas.

-Y arrugándolas.

Es mejor que la culpable confiese

antes de que lo descubra yo. ¿Quién ha sido?

-No tengo ni idea.

-Yo tampoco lo sé.

-Daniel asegura que ha sido una de vosotras.

¿Por qué estás tan seguro?

-Porque siempre hacen estas bromas.

Pero están muy pesaditas. Lo han hecho varias veces.

-¿Tienes pruebas contra alguna de ellas?

-Antes, se estaban riendo.

-Nos reíamos de un chiste.

-Siempre es un chiste.

-Gracias, Berta.

Las fotocopias no se mueven solas.

Si estaban en una papelera es porque alguien las puso ahí.

Tengo mucho trabajo y tengo que continuar con él.

La que haya sido que lo diga ahora.

-Creo que he sido yo.

-¿Tú?

-Sí.

Es que llevo toda la semana perdiendo cosas.

Estoy hecha un lío.

Y esta mañana, cuando se ha roto la fotocopiadora,

los he tirado yo a la papelera o...

-Pero si...

-No sé, estoy muy despistada.

Hoy he encontrado unos papeles

en la nevera que andaba buscando.

Lo siento.

-No, tranquila.

No pasa nada. -Misterio resuelto.

Ha sido un bonito y práctico ejemplo

de la presunción de inocencia,

base de cualquier democracia. ¿Te acuerdas, Daniel?

Toda persona debe ser tratada como inocente

mientras no haya una sentencia que pruebe que es culpable.

Y esto también vale para el pobre Felipe,

que en paz descanse.

En los años 60,

Alemania era...

la gran meta.

Era el Dorado, La Meca.

El Santo Grial de todo trabajador.

La historia se repite.

Va en círculos, no va en línea recta.

-¿Eh?

-Es una teoría que estudiamos Álex y yo

de un filósofo italiano.

Descubrió que la historia no transcurre

en línea recta, sino que va hacia delante

y, de repente, hacia atrás.

Para volver a avanzar.

Es como si coges impulso para avanzar.

Lo que no sé es si eran círculos o espirales.

Algo así.

Pero da igual.

Lo importante es que la gente va como en los años 60.

Porque allí están las oportunidades.

Y, lo más importante, donde están los euros.

Y otra cosa más importante todavía.

¿Cuál? -Lo serios que son.

Para los negocios. Aquí se les llama cuadriculados.

Pero son estupendos.

La palabra de un alemán va a misa, no como aquí,

que cada uno hace lo que quiere.

Míranos, haciendo negocios y esperando a un mindundi.

-Lo de la seriedad no me convence mucho.

Y mindundi, tampoco, que es mi colega.

-Y bien majo que es, un tío estupendo.

Pero a nivel empresarial, es un mindundi.

-Ese no es el problema. El problema es mi hermana.

Que no sé cómo se lo va a tomar.

Ya le he adelantado algo.

Cuando le diga que está decidido, no sé cómo va a reaccionar.

-Te entiendo perfectamente,

porque me pasa lo mismo con mi mujer.

Pero lo hacen porque nos quieren.

Lo que pasa es que las mujeres son demasiado precavidas.

No tienen ese espíritu de riesgo que tenemos nosotros.

Déjame pensar. Mira, ya está.

Cuando hables con ella del tema,

nunca, a solas.

-¿Por qué?

-Porque si estás con gente, ella tendrá que adoptar

una postura de hermana mayor, comprensiva

y no quedar como una sensiblona que no quiere que te vayas.

¿Entiendes? -Ahora que lo dices...

Puede que funcione. -Te lo digo yo.

Mira, el Webo. -¡Hombre!

-Dice que está aquí al lado.

¿Sabes las escaleras de aquí al lado?

-Pues nada, vamos para allá.

Gracias, chaval, tío.

-A ti.

-Eres muy majo.

-Hasta luego.

¿Puedo hablar contigo?

-Sí, claro, siéntate.

-Ha sido un día movidito.

-Bastante, sí.

-Solo quería pedirte disculpas por lo de antes.

No sé qué me pasó. -¿Es eso?

No hay nada más que hablar al respecto.

-Yo sé que no estuvo bien.

Me dejo llevar por los impulsos y doy una imagen falsa de mí.

Y lo siento.

-La imagen no es lo más importante en este caso.

Podríamos hablar de equidad,

de justicia.

Pero este tema no da más de sí.

De verdad.

-No me malinterpretes.

-A ver, Daniel.

Si lo que quieres es mejorar tu imagen,

no deberías tener esta conversación conmigo,

sino con tus compañeras.

-Sí, sí, tienes razón.

Pero te he implicado y debía ofrecerte mis disculpas.

-Por mí, no te preocupes.

En la vida, uno hace lo que tiene que hacer

o no hace nada.

Tú verás.

¿Qué pasa, tronco?

Tú eres el Webo, ¿no?

-Lo que no sé es quién eres tú.

-Yo soy el José.

-Qué bien.

-El amigo de Luis.

Motero.

-Tú eres amigo de Luis.

-Íntimos.

-¿Qué quieres?

-Tengo un producto nuevo. Es un producto bomba.

El producto estrella. Se llama cierratodo.

Es capaz de cerrar cualquier cosa herméticamente.

-Herméticamente.

-Herméticamente.

Sí, sí, cualquier cosa.

Por no entrar, no entra ni el aire.

Y se me ha ocurrido

que tú podrías distribuirlo por los sitios

donde tú te mueves.

-No sé.

Quizá a alguno que venda en mercadillos le interesa.

-Mercadillos, charcuterías, lo que sea, cualquier cosa.

Hasta el agua, con el cierratodo, lo cierras.

-Podría ser.

¿Cuántas unidades y yo cuánto me llevo?

-Eh, eh, tranquilo.

Vamos a empezar despacito.

¿Qué te parecen unas 500?

-Puede ser. ¿Yo cuánto me llevo?

-Si me lo colocas bien, con el 60 me vale.

-No me interesa.

-Pues "fifty-fifty".

-OK

-Muy bien.

Déjame ver la movida y ya te digo algo.

-No voy con la movida encima.

Son cajas grandes.

Pásate por casa cuando quieras y yo te lo doy.

A cualquier hora del día.

-Cuando me dijiste que eras colega de Luis,

pensé que serías el idiota que me vendió cigarrillos de broma.

-(RÍE)

Hay que ser idiota.

-Desde luego.

-No, ¿cómo voy a ser yo?

El cierratodo funciona a la perfección.

¿Eh?

Joder, macho.

Cómo pican las gorras.

¿Qué dices, Alba y Jesús?

-Están juntos en su despacho. Son demasiadas coincidencias.

-No pegan.

-Los polos opuestos...

-Los polos opuestos...

Yo no lo veo.

Pero igual tienes razón y nos vamos de boda.

-¿Te imaginas?

-¡Cómo te gusta!

¿Qué pasa? -¿Qué haces aquí?

-He venido a veros.

-Hola, Luis.

-¿Cómo te va todo?

-Bien, tengo algunas novedades.

Prefiero no contarlas, que se me gafan.

He venido a ver a mi hermana. -Está ocupada.

Siéntate y voy a avisar a Julia.

-Vale.

¿Y si paso a dar una vuelta y saludo a la gente?

-Mejor, seguro que se alegran de verte.

-Nos vemos, hasta ahora.

-Por ahí se va un grande.

-Pero un desastre de mensajero.

¿No se trabaja en este bufete?

-¡Eh, Luis!

-¿Qué tal?

-¿Qué tal?

-Bien.

-¿A qué se debe este honor?

-Vengo a ver a mi hermana.

Y, de paso, a saludar.

O despedirme. Me voy a Alemania.

-¿Alemania?

-Sí, pero es un secreto. No lo sabe nadie.

He venido a decírselo. -Qué rápido todo.

-Creo que si lo digo delante de gente, no dirá que no.

-Tú estás tonto, eso no se hace.

-No le hará gracia que no se lo hayas dicho a ella.

-Así se traga el disgusto.

-No es lo mismo tragárselo que olvidarse de él.

Yo creo que a lo mejor se enfada un poco más.

-¿Tú crees?

-No sé, es tu hermana, tú la conoces mejor.

Piénsatelo. -Eso estoy haciendo.

-¿Y?

-Igual tenéis razón.

-Tampoco te agobies.

Es difícil gestionar un tema así.

-Me piro, espero que no me vea. Chao.

-Este chico.

Si no he entendido mal, el señor...

-Wilson Pérez.

-El señor Wilson Pérez,

después de la firma, pasaría a ser el testaferro,

quedando mi apoderante libre de toda relación con la empresa.

-Así es.

Es un servicio que ofrece nuestra banca

a cambio de una comisión.

-Bien, ¿y de qué comisión estamos hablando?

-200.000 dólares americanos.

-Bien, no hay ningún inconveniente.

Mi preocupación es la fecha del traspaso.

Como ya le comenté,

tendría que figurar como testaferro

desde una fecha anterior a la de hoy.

Desde la fecha en que el señor Zabálburu firmó

para que no quede rastro de él.

-El nombre técnico es retrodatación.

Es poner una fecha anterior a la de la firma. No hay problema.

Lo hacemos infinidad de veces en el banco.

Necesito ver los poderes que le otorgó el señor Zabálburu

para proceder. -Sí.

Los tengo aquí.

-Perfecto.

Muy completos.

Con estos poderes, puede hacer lo que quiera

con las cuentas de sus sociedades.

-Las sociedades.

-Son dos.

¿No lo sabía?

Es extraño que concediéndole un poder tan amplio,

no se lo mencionara.

-Sí, sí, ahora lo recuerdo perfectamente.

¿Cómo ha ido en el juzgado?

Se ha complicado un poco.

En fin, ya veremos.

Perdona que te insista con el tema.

¿Las cuentas? Sí, las cuentas.

Es que me gustaría consultarte una cosa.

Si mi padre ha hecho lo que ha hecho,

es probable que haya más dinero offshore.

Es posible, sí.

Ya sabes que esas cuentas son secretas

y difíciles de investigar, por algo son paraísos fiscales.

Lo sé, lo sé.

Y sé que va a llevar su tiempo.

He tenido una idea por si se da el peor de los escenarios.

Y necesitaría mucha liquidez.

Y cuanto antes. Lo más rápido posible.

¿Mucho dinero?

Sí. ¿Accesible?

Por favor, no dudes de mi buena fe.

Es por una buena causa.

Todo esto, al final,

no sé, a veces, me siento como si estuviera

dentro de una tragedia griega

donde los hijos deben pagar las culpas de sus padres.

Sí, te entiendo perfectamente, Jorge.

Las culpas de los padres

son ineludibles, ¿verdad?

Las obligaciones de la sangre.

Aunque uno no haya hecho ni participado en nada,

al final, acaba pagando.

Es como si los padres nos obligaran...

A heredar sus miserias.

La situación bancaria es clara.

Por un lado, tenemos a Obrilservices,

participada por diferentes socios.

Don Francisco Zabálburu es testaferro.

Pero en lugar de cobrar un sueldo por la gestión,

como cualquier testaferro, percibe el 10 por ciento

de los beneficios de Obrilservices,

que nosotros pasamos a otra cuenta.

-La otra cuenta es...

-Esta.

Es una sociedad del señor Francisco Zabálburu

llamada Zlanecorp.

-Zlanecorp.

-Esta es la sociedad donde el señor Francisco ingresa

ese 10 por ciento percibido

en Obrilservices, lo que le convierte en socio

a todos los efectos jurídicos.

-Entonces, el capital exacto

de esta segunda sociedad es de...

-3.229.00 euros.

Disponibles en efectivo en cualquier momento.

-Disponibles en efectivo en cualquier momento.

Buen trabajo, le felicito.

-Gracias, es simple rutina.

¿Procedemos al cambio de testaferro?

-Un momento.

No estoy seguro.

Hay nuevos datos que me obligan a recalcular mi decisión.

Necesito tiempo para pensar. Para consultarlo.

-¿Qué quiere que haga?

-Si me disculpan,

voy a hacer una llamada.

Se ha pasado todo el juicio yendo a por mí.

Metiéndome caña.

Los argumentos de su cliente no le importaban nada.

Ha malgastado medio alegato

en decir que sentía vergüenza de mí.

Es normal, es tu oponente.

Pero no puedes mezclar tu vida personal con el trabajo.

Y menos, enfrentándote en un caso.

No hace un favor a ninguno de los dos.

Ya.

Qué les importará lo que haya pasado entre nosotros.

¿Te parece bien aquí? Sí.

He estado hablando con mi amiga Eugi.

¿Y?

Organiza un evento este fin de semana.

¿Dónde? En el club de golf.

Ya.

Sabes que me he dado de baja. Ya, pero yo no.

Podríamos ir, seguro que hay buen ambiente.

-¿Qué desean tomar?

-Yo, un zumo de tomate.

-¿Y el señor?

Un zumo de naranja. Ahora mismo.

Seguro que es divertido.

Sí, pero...

Me he dado de baja porque no me gusta el golf,

el ambiente del club no es el mismo.

Seguro que va Rodrigo.

Lo que puedo hacer es ponerlo en Face

y así no va.

Sin etiquetarte.

Y crees que con un mensajito, se va a dar por aludido.

Tienes razón.

Yo lo decía por hacer algo distinto.

¿No?

¿Algo distinto, tipo qué?

Pues tipo podemos...

irnos a unos kilómetros de aquí,

coger una casita rural.

Estar el fin de semana solos

tú y yo en la naturaleza.

Dar muchos paseos.

Meternos en un jacuzzi.

(TV) "Primer concurso de canto para niños.

El ganador se llevará 25.000 euros.

Recuerden, el primer concurso de canto para niños

que otorga espectaculares premios.

El ganador se llevará 25.000 euros."

La verdad es que no lo entiendo.

Pobrecitos niños, expuestos, delante de las cámaras

y todo, por un premio. Me parece tan feo.

¿Sí? Sí.

Yo no lo veo tan mal. Ah, no, no, claro.

Ahora resulta que es saludable que los niños vayan a la tele

a quitarse los ojos por un premio.

Lo recomiendan los pediatras. Depende.

No va a que les insulten.

Van a cantar.

¿Y qué es cantar? Cantar es arte.

Pero da la casualidad de que no cantan por amor al arte.

Cantan por dinero.

El dinero lo va a ganar uno y los demás van a sufrir.

Porque el mundo cambia, se transforma. No como tú,

que estás anclada en el pasado. Sí, míralo, el moderno.

Que no, Sofía.

Los valores de ayer no son los de hoy

ni serán los de mañana.

¿Qué decía tu abuela de salir a bailar con un chico?

¿Perdona?

¿Qué tiene que ver? Todo.

Decía que para salir a bailar con un chico,

hay que ir con una persona mayor.

¿Te imaginas a Álex en la discoteca con su abuela?

¿Qué estás diciendo?

¿Qué tiene que ver mi abuela? Todo.

El mundo ha cambiado de valores.

El trabajo a largo plazo es ahora el éxito inmediato.

No te gustan los Beatles.

¿Perdona, los Beatles? Sí.

¿Qué tienen que ver los Beatles y mi abuela?

Los Beatles fueron los que inventaron este concepto.

A los 18,

ya estaban trabajando.

A los 21, primer disco. Y a los 25, millonarios.

Y empezaron de críos.

Vale.

Igualito que en el programa este.

Ay.

Es una larga historia,

como todas las historias de amor.

Cuéntamela, porfi.

¿Ahora? Estoy muy cansada, cariño.

Porfi.

Está bien, ven aquí.

Éramos tan jóvenes...

Tu padre no tenía ni 25 años.

Yo le veía como un héroe.

Me enamoré enseguida.

Nos enamoramos, como se enamoran todos.

Y a los pocos días, hicimos el amor.

Fue maravilloso.

Yo sentía el mundo a mis pies.

Flotaba de felicidad.

Y así pasamos un mes de felicidad absoluta.

Entonces, supe que estaba embarazada.

¿Tan pronto? Tan pronto.

No sé si fue la presión.

El sabernos predestinados el uno al otro.

Pero al mes exacto, quedé embarazada.

Ese día tuve el primer mal presagio.

La misma tarde en que iba a decirle que venías al mundo

él, Salvador Carranza de mi corazón,

me dijo que se iba a trabajar a un hospital de niños en África.

¿Ese día?

Imagínate cómo recibí la noticia.

Quería compartir con él la llegada de mi hija.

Pero al mismo tiempo, no quería frenar su carrera.

Fui retrasando la decisión, la fui retrasando.

Hasta que llegó el día de su partida.

Y no pude decírselo, hija, no pude.

Algo dentro de mí se negó a decírselo.

Y se marchó.

Pero cuando naciste eras tan bonita...

Tan alegre.

Me dije...

Esto lo tiene que ver Salvador.

Esto lo tiene que saber.

No se lo puede perder, no es justo.

Y le llamé por teléfono.

¿Y qué pasó?

No te puedes ni imaginar la alegría de tu padre.

¡Qué alegría!

Lloraba en el teléfono.

Estaba tan feliz

que me dijo que ese fin de semana vendría a vernos.

Que se tomaría unas vacaciones.

Y a los pocos días,

llegó la tragedia.

El incendio.

Estaba fuera del hospital cuando empezó el fuego.

Se empeñó en meterse dentro a salvar niños.

Pudo salvar unos cuántos.

Pero en uno de los intentos, ya no volvió.

Pero él no nos olvidó.

El día antes de morir

hizo su testamento, en el que nos dejaba sus pertenencias.

Para mis chicas, escribió en un margen.

Como me dijo el último día que hablamos.

Qué raro, siempre pensé

que papá nunca llegó a saber de mí.

Lo supo, hija, lo supo.

Y nos cuidó a su manera.

Y así fue la historia.

Te quiero, mamá. Y yo a ti, cariño.

Cuidadito conmigo, que controlo lo más grande del mundo cercano.

-¿Sí, no me digas?

-¿Cómo se dice autobús?

-Mmm...

-Suban, estrujen, bajen.

-Es malísimo.

-Es buenísimo.

-Yo he aprendido a decir buenas noches en alemán.

-¿En serio? A ver.

-"Gute nacht".

-Qué bien.

¡Qué acento!

-Para que veas.

-¿Y cómo se dice hacer el amor?

-Camas crujen.

Es que es muy antiguo.

-Bueno, otro, otro.

¿Cómo se dice en japonés campeón submarinístico?

¡Hola!

-Yo toco fondo.

¡Qué contentos! ¿Celebramos algo?

-No, estamos practicando el alemán

por tu hermano, que se nos va.

¿Cómo?

No, lo que quería decir

es que a lo mejor decide irse...

y hacer un viaje.

¿Ah, sí?

-He decidido que me voy a ir a Alemania.

¿Cómo que has decidido?

¿Y con quién lo has decidido?

Habíamos quedado en que hablaríamos sobre ese tema.

Ya tengo 18 años, voy a hacer lo que yo quiera.

Muy bien, vas a hacer lo que tú quieras.

Perfecto.

Ya veo que la opinión de tu hermana no cuenta.

(Móvil)

Sí.

No, estoy reunida en casa.

Claro, no, no está bien.

¿Y has hablado con él?

Entiendo que estés cabreado,

pero creo que no has enfocado bien el caso.

No, no es eso.

Es importante que organicemos una reunión todos juntos.

Jorge...

Escúchame.

Solo te pido que organicemos una reunión con las dos partes.

Muy bien.

De nada, hasta mañana.

Luis.

Que...

No quería hablarte así, lo siento.

Pero me sabe mal

que no quieras mi opinión para tomar una decisión así.

Pero si ni me escuchas.

Es una oportunidad muy buena.

Me puedo sacar la FP, me sirve como prácticas.

Alemania es la meca de la industria.

Ya lo sé y tienes razón.

Soy yo, que tengo que tranquilizarme.

Se me hace muy raro pensar que nos vamos a separar.

Y...

No puedo evitar...

No puedo evitar imaginar que te va a pasar algo malo.

Yo te prometo que volveré pronto.

Estaré aquí antes de que te des cuenta.

Es muy honesto lo que hiciste.

Parece sacado de una novela.

Contarle que tenía una hija.

Cuéntame más. Quiero saberlo todo.

Le cuentas cualquier cosa, no te extrañe que pregunte.

-¡No tendría que inventarme nada!

¿No?

¡Sí, todo esto, para los niños!

Ellos son la prioridad y al cliente, que le den.

¿Cómo que le den?

Es el padre biológico, recuerda.

No me recuerdes nada.

Es la secretaria. Sí.

¿Y por qué me explica lo que dice mi abogado?

¿Así funcionan en este bufete?

-Y no sabe ni la mitad.

Su padre está siendo investigado por la Audiencia Nacional.

Yo me haría a la idea de que vamos a ir a juicio.

-Yo solo quiero a mi hijo.

-Yo me prepararía para la guerra.

Esto es lo que vamos a hacer.

-¿No quiere cambiar el testaferro?

-No es la operación que habíamos discutido.

Eso implica unas nuevas tarifas.

No sabemos si la cuenta que investigan

es la única que tenía en el paraíso fiscal.

Yo necesito buscar y saber

si había más.

¿Tienes tiempo para esto? Porque estabas hasta arriba.

-¿Yo?

Jesús.

Perdona, ya sé que es muy tarde.

Pero quería hablar contigo.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 52

Derecho a soñar - Capítulo 52

25 mar 2019

El caso sobre intercambio de niños da una espectacular vuelta de tuerca al descubrirse que el abogado de la parte contraria es Rodrigo, que en el juzgado vapulea sin piedad a Jorge, ya bastante maltratado por los rumores sobre su padre. De hecho el único apoyo de Jorge es Julia, angustiada por la marcha de su hermano al extranjero. Mientras nuestros protagonistas resisten como pueden los embates del destino, Jose marcha a pie firme hacia el desastre en busca de dinero y Jesús confirma su sospecha de que es hermano de Alba, quien de momento sigue en un mundo de fantasía. En el bufete Francisco parece tener controlada la situación, pero un descubrimiento de Ángel en las Islas Caimán amenaza con depositarle en el centro de una pesadilla.

ver más sobre "Derecho a soñar - Capítulo 52" ver menos sobre "Derecho a soñar - Capítulo 52"
Programas completos (70)

Los últimos 72 programas de Derecho a soñar

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Nuevo Capítulo 70 Completo 51:45 70% pasado jueves
    Capítulo 70 pasado jueves El día se presenta pródigo en separaciones y despedidas. Julia, que acababa de dar por concluida su relación de pareja con Chema, abandona al fin el hogar que durante años había...
  • Nuevo Capítulo 69 Completo 52:01 71% pasado miércoles
    Capítulo 69 pasado miércoles Maricarmen va a ver a Francisco a la cárcel, y acaban discutiendo por el nuevo trabajo de ésta. Alba entrega el informe que le encargaron los socios, y descubren que el bufete está en aut&eac...
  • Nuevo Capítulo 68 Completo 52:49 71% pasado martes
    Capítulo 68 pasado martes Sofía ha dormido en el salón y sus hijos Alex y Cristina sospechan que algo pasa entre sus padres. Jesús acude a visitar a Francisco en la cárcel y se disculpa por sus duras palabras. ...
  • Nuevo Capítulo 67 Completo 52:04 70% pasado lunes
    Capítulo 67 pasado lunes La crisis en ZL&D es absoluta. Los clientes no paran de llamar pidiendo explicaciones por la detención de Francisco Zabalburu y algunos de ellos deciden abandonar la firma. Jorge, Carlota y Jesú...
  • Capítulo 66 Completo 53:05 70% 12 abr 2019
    Capítulo 66 12 abr 2019 Julia está triste por haber roto con Chema, aunque no quiere contárselo a Jorge. Irá a recoger sus pertenencias a casa de Chema y se despedirá de éste. Por su parte, Jorge repre...
  • Capítulo 65 Completo 52:12 69% 11 abr 2019
    Capítulo 65 11 abr 2019 Tras su charla con Jesús, Francisco decide aceptar la oferta de la Fiscalía y entra en prisión. La decisión conmueve a Maricarmen, Alba y Jesús. Mientras, Carlota y Jorge se pre...
  • Capítulo 64 Completo 51:34 66% 10 abr 2019
    Capítulo 64 10 abr 2019 Las sombras se ciernen sobre ZL&D. Jornada de juzgados, citaciones y fotos en la prensa, que no da tregua destapando la doble vida de Francisco al enterarse de que Maricarmen ha sido llamada a declarar. Tambi...
  • Capítulo 63 Completo 51:10 71% 09 abr 2019
    Capítulo 63 09 abr 2019 Nervios generalizados en el bufete por el incierto futuro de Francisco y del propio bufete. Sofía y Maricarmen lo viven con especial intensidad, ya que están preparando sendos interrogatorios con el...
  • Capítulo 62 Completo 51:33 78% 08 abr 2019
    Capítulo 62 08 abr 2019 Francisco se reincorpora al bufete. Ni su afeitado impecable ni su mejor traje ocultan su evidente aspecto demacrado. Mientras no cesan de llegar citaciones de la Fiscalía, Carol parece ilusionada preparan...
  • Capítulo 61 Completo 50:52 69% 05 abr 2019
    Capítulo 61 05 abr 2019 Maricarmen le dice a Alba que cree que Francisco es culpable. Julia tiene miedo de perder su trabajo justo ahora que va a empezar a llevar casos como abogada. Descubrimos que el Juez Quintana es padre de Carlota....
  • Capítulo 60 Completo 52:02 69% 04 abr 2019
    Capítulo 60 04 abr 2019 Sofía y Jose hablan de que su relación está llegando a su fin. Es el primer día de Julia como abogada, pero a pesar de su ilusión, perderá el juicio. Daniel insiste con s...
  • Capítulo 59 Completo 53:07 67% 03 abr 2019
    Capítulo 59 03 abr 2019 Acicateado por su mala conciencia y su sentido de la ética, Jesús decide sacar a la luz todas las verdades ocultas: habla con su padre tratando de hacerle reaccionar, le cuenta a Jorge que el verdad...
  • Capítulo 58 Completo 54:03 71% 02 abr 2019
    Capítulo 58 02 abr 2019 Ángel insiste a Francisco en que actúa de buena fe y quiere ser su abogado. Olivia recibe una citación de juicio rápido por el tema del extorsionador. Julia la convencerá de que...
  • Capítulo 57 Completo 51:41 72% 01 abr 2019
    Capítulo 57 01 abr 2019 Julia y Olivia planean una trampa para atrapar al extorsionador que está detrás de los ataques al bar. A raíz de los rumores sobre la investigación de la Audiencia Nacional se inicia e...
  • Capítulo 56 Completo 51:59 69% 29 mar 2019
    Capítulo 56 29 mar 2019 Julia decide junto con el Coach que debe ganarse la confianza de sus jefes para conseguir ejercer como abogada. Luis recibe una oferta concreta para irse a trabajar a Alemania. Han cometido actos de vandalismo co...
  • Derecho a soñar - Capítulo 55 Completo 51:40 68% 28 mar 2019
    Derecho a soñar - Capítulo 55 28 mar 2019 Alba ha pasado la noche en casa de Julia luego de conocer un secreto oculto durante años, ella es la hija de Don Francisco. Su jornada laboral será atípica, todo lo que la rodea tendrá...
  • Capítulo 54 Completo 50:16 66% 27 mar 2019
    Capítulo 54 27 mar 2019 Jorge se dirige a los empleados para decirles que les compensará con su dinero por los perjuicios que sufran por el comportamiento delictivo de su padre. El gesto es recibido con agradecimiento y admiraci&...
  • Capítulo 53 Completo 54:23 72% 26 mar 2019
    Capítulo 53 26 mar 2019 Ángel lo orquesta todo para quedarse el dinero de Francisco y que siga siendo el responsable de Obrilservices. Alba está entusiasmada con las nuevas historias sobre su padre que le ha contado Marica...
  • Capítulo 52 Completo 51:35 73% 25 mar 2019
    Capítulo 52 25 mar 2019 El caso sobre intercambio de niños da una espectacular vuelta de tuerca al descubrirse que el abogado de la parte contraria es Rodrigo, que en el juzgado vapulea sin piedad a Jorge, ya bastante maltratado ...
  • Capítulo 51 Completo 51:45 73% 22 mar 2019
    Capítulo 51 22 mar 2019 Julia empieza a ser consciente de que debe romper con su rol maternal hacia Luis y, aunque algo menos, también hacia Chema. Tendrá una oportunidad de oro cuando Luis le cuente sus planes de irse a t...