Derecho a soñar La 1

Derecho a soñar

Lunes a viernes a las 18.15 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5025746
No recomendado para menores de 7 años Derecho a soñar - Capítulo 36 - ver ahora
Transcripción completa

¡"Nens", que nos quedan cinco minutos!

¡Ah, Cris, coge las zapatillas de gimnasia!

-Sofía, ¿hasta cuándo va a durar esto?

¿Tanto te molesta desayunar en silencio?

No se trata de eso. Tú sabes perfectamente de lo que te hablo.

No pretenderás que lo haya olvidado así, de un día para otro, ¿no?

No, no.

Por supuesto que no.

Pero yo... trataría de intentar... José.

No puedo olvidarlo ni perdonarlo. Me has mentido.

Ya.

Bueno, pero yo tenía mis razones.

Si pudiéramos hablarlo, cariño...

Es que no tengo nada más que decirte.

Nunca me habías hablado así, ¿eh?

Y tú nunca me habías hecho sentir así.

Sofía, lo siento.

Te juro que lo siento.

Pero pensé que era la mejor manera de...

poner en marcha nuestro proyecto. Va, va. Menos excusas, de verdad.

Utiliza tu ingenio

para sacarnos del lío este en que nos has metido

con el préstamo.

Lo haré. Lo voy a arreglar, te lo juro.

Pero solo necesito saber que esto no va a afectar

a nuestro matrimonio. Mira.

Deja nuestro matrimonio por ahora, ¿vale?

Es que no puedo con todo lo que llevo, no puedo.

Ahora tenemos que solucionar todo este lío,

y luego...

ya veremos qué pasa con nosotros.

¿Has dejado de quererme?

José, ya te he dicho que ya hablaremos de esto luego.

¿Vale?

"Nens". Venga, niños. Sofía,

que si tú dejas de quererme,

a mí ya no me queda nada.

Es lunes... y ya llevo toda la semana encima.

Estoy agotada.

(TARAREA)

-Tercera noche que sueño con Berta.

Qué susto, tío.

Es mi subconsciente, me está queriendo decir algo, fijo.

Rodri, ¿qué haces aquí? ¿Cuándo has entrado?

Me quedo contigo, que me da no sé qué verte desayunar solo.

Ya, pero es que tengo pronto para trabajar más

y, entre otras cosas, desayunar solo y tranquilo.

Esto de los sueños yo creo que es una señal

para que no me rinda con ella, ¿no crees?

Sí, seguro.

Oye, ¿y mi chaqueta?

El de esta noche, sobre todo, ha sido de lo más revelador.

¿Te lo cuento?

Te lo voy a contar. No, pues no.

Pues no me cuentes nada,

porque tengo que desayunar y ponerme a trabajar, y...

Oye, ¿me has visto con la chaqueta?

Mientras la buscas, te lo cuento.

Yo corría la maratón de Nueva York...

Rodri. ¿Qué?

Que te has sentado en ella, la chaqueta.

Pues eso hay que plancharlo, Jorge.

No puedes ir así, que tienes una imagen que mantener.

Bueno, el caso.

Yo estaba corriendo, pero me daba cuenta de que iba descalzo.

Qué desastre. Eso pensé yo.

Y justo en ese momento, aparece Berta,

con unas deportivas en la mano para mí.

Y me las tira, pero me da en toda la cara.

¿Estás escuchando? Que sí.

Igual es un poco desconcertante, pero para mí está clarísimo, vaya.

Me hace sufrir, pero le importo.

¿Cómo lo ves?

Oye, te tienes que ir.

Va a empezar a venir la gente

y no quiero que piensen que vengo para hablar contigo.

Pero he pensado que igual hago tiempo

y así me la encuentro como casualmente.

¿Qué te parece? Pues que la vas a agobiar.

Eso me parece. Ya, puede ser.

O... O igual, de repente,

se da cuenta de que me echa de menos si la dejo en paz.

¿De verdad que te crees eso?

Creo que se está acostumbrando a mi presencia,

a que la busque, a que este siempre ahí...

Estás definiendo el acoso. Y si no se está acostumbrando,

pues espero que se acostumbre pronto.

Que me sienta como algo cercano, para que cuando no esté, me extrañe.

Porque has visto que eso pasa a veces, ¿no?

Que solo nos damos cuenta de lo que tenemos cuando lo perdemos.

Eso a veces pasa... ¿Ajá?

...y otras no pasa.

No es exacto.

Y una cosa, la última vez que hablasteis, ¿qué te dijo?

Que no quería nada contigo, y sigues.

Y al final, acaba mal. Ya, ya, pero...

pero a veces, las tías dicen una cosa, pero quieren otra.

¿O no?

Pues no, Rodrigo, no. Si es no, es no.

Ya, hombre, pero a veces... Que no digo...

Pero a veces... Bueno, pues lo que tú quieras.

Mira, quedamos esta noche.

Nos vamos a cenar y me cuentas bien lo de la maratón de Boston

y las zapatillas... De Nueva York. No me escuchas. Dios.

Bueno, tampoco te pongas así.

(Sintonía "Derecho a soñar")

-Webo, ¿me quieres contestar, que te he dejado cuatro mensajes?

(Pasos acercándose)

-¿Qué haces en pijama todavía, que vas a llegar tarde a clase?

-Es que nos han quitado la primera hora.

-Ya. ¿Y cómo te has enterado, por telepatía o qué?

¿Tú te crees que yo soy tonto?

-Que no te estoy mintiendo. -Mira, Luis,

a mí, esto de dar la chapa como que no me va.

Pero como sigas faltando a clase, te van a echar una bronca que flipas.

-¿Y qué? -¿Cómo que "y qué"?

Que a tu hermana le vas a dar un disgusto del 15,

con todo lo que está haciendo para que estés a gusto aquí.

-Es que yo no le he pedido que haga nada.

-¿Te puedes dejar de comportar así?

¿Crees que me tienes que impresionar a mí de algo o qué?

Va, Luis, que nos conocemos desde hace muchos años.

-Ya, si ya lo sé.

Ya sé que Julia hace mucho por mí.

No es eso.

Soy yo, que no estoy bien.

No sé, tío, es que noto que ya nada es como antes.

En el taller estoy mal, en la escuela estoy mal...

Mis colegas tampoco son los de antes.

Y los del centro, ya ni te cuento.

-Luis, que es que eso es normal.

Después de todo el marrón que te tuviste que comer,

de estar metido tanto tiempo dentro de un centro,

lejos de tu gente...

Eso te ha descentrado. Es lógico.

-Ya... Pero es que no le quiero complicar más la vida a Julia.

Y la veo que se esfuerza y se esfuerce y se esfuerza...

-A ver si te enteras que Julia es tu familia, y yo también.

Y en la familia nos ayudamos, y ya está.

-Noto que en esta casa solo doy por saco.

-Luis, ¿qué estás diciendo? Que eso no es así, tío.

-No sé, estoy pensando en largarme.

Lejos.

-Largarte, ¿adónde? -No sé, adonde sea.

-Pues como no planees irte al barrio de al lado...

Tú sabes que los viajes cuestan dinero, ¿no?

¿De dónde vas a sacar la pasta? A ver.

-Que no lo sé, era solo una idea.

-Luis, es muy mala idea. Ya te lo estoy diciendo desde ahora.

(Móvil)

(Móvil)

(Móvil)

Bueno, yo me tengo que ir.

Pero vuelvo a la hora de comer.

Si sigues por aquí, podemos seguir hablando, ¿vale?

Eh, y arriba esos ánimos, Luis. Tío, va.

-Buenos días, Alba.

Perdona, no...

no quería asustarte. No pasa nada.

No te he oído llegar.

¿Qué tal el fin de semana?

Bien.

¿Solo bien?

Tranquilo.

¿Tranquilo? Ajá.

Yo también he tenido un fin de semana tranquilo.

Más de lo que me hubiera gustado, esa es la verdad.

No sé, pensé que...

pensé que igual me llamabas.

No he tenido tiempo.

Me acabas de decir que has tenido un fin de semana tranquilo.

Sí.

En realidad he hecho un montón de cosas,

solo que las he hecho tranquilamente.

Ya.

Pues yo me he pasado todo el fin de semana mirando el móvil.

Pues yo he hecho un poquito de todo.

He salido a correr, he ido de compras con mi madre,

al cine con amigas...

Vamos, que...

que le has sacado partido al fin de semana.

Ajá.

Has hecho casi de todo. Casi.

Ahora, si me disculpas, tengo un montón de trabajo que hacer.

Y ya sabes que los lunes cuesta arrancar.

Sí.

Sí, sí, eh... ve.

Si te parece, luego encontramos un momento para seguir charlando.

Vamos viendo.

Pilar, necesito completar unos datos que faltan en mi dosier.

-Sí, claro, lo que necesite.

¿Qué edad tiene su padre? Ha cumplido 84 en junio.

¿Y vive con usted?

En realidad, vivo yo con él.

La casa es la de mis padres de toda la vida.

Hace años que yo me ocupo de él.

Aquí dice que su padre es dependiente.

Sí, es cierto. Tiene la movilidad restringida.

¿Y es usted cuidadora única?

Sí. No es fácil a veces, pero bueno, me apaño.

¿No ha pensado nunca en solicitar ayuda

o llevarlo a un centro de día?

Mientras yo pueda, ¿para qué?

Cuando falte, me quedará la conciencia tranquila

por haber hecho todo lo posible.

No hay nada más triste que dejar cosas pendientes

cuando nuestros mayores, pues... se nos van.

¿No le parece a usted?

Sí, yo... pienso lo mismo.

Por eso lo cuido, y encantada de la vida.

¿Dónde va a estar mejor que en su casa?

Los dos vivimos muy tranquilos,

nos organizamos con nuestras cosas, sin necesitar nada de nadie...

Tiene mucho mérito lo que hace, si me permite que se lo diga.

No he hecho otra cosa en mi vida, cuidarlo y estar pendiente de él.

Por eso ahora, esto que... que se me ha venido encima,

no sé ni por dónde cogerlo.

¿Se refiere a la denuncia?

Sí. Hablando de eso,

en el dosier falta muchísima información, y...

no viene la identidad del denunciante.

Pues mi propio hermano.

(FRANCISCO) Por Dios.

No tenemos todo el día.

El café te lo podías haber dejado para después, ¿no?

-Lo tenemos todo controlado, así que no nos precipitemos.

-Ya, no nos precipitemos,

pero la Audiencia Nacional ha puesto en marcha

la comisión rogatoria. ¿Que me tranquilice?

No obtendrán datos relacionados con tu empresa

hasta que la Comisión no llegue a las Caimán, y no será mañana.

Estate tranquilo. Tenemos burocracia a nuestro favor,

y yo seré más rápido que ellos. -Ya.

Con eso cuento. -Eso sí,

necesito información sobre Obrilservices,

y no cuestiones superficiales.

-Ya. -Necesito saber el terreno que piso.

Sé que darme información bancaria reservada

resultará un tanto difícil, pero es para proteger sus intereses.

(Cajón cerrándose)

-Aquí tienes.

Espero que comprendas lo que esto significa.

-Perfectamente.

-Ten mucho cuidado con eso.

Estoy poniendo mi futuro en tus manos.

-Está seguro conmigo. No te preocupes.

¿Y... qué cree usted que pretende su hermano

interponiendo una demanda contra usted?

-Pues yo se lo voy a decir.

Quedarse con la casa y venderla.

Bueno, pero eso no tiene ningún sentido.

Ningún juez va a consentir algo así.

Por eso quiere inhabilitar a mi padre.

Lo mete en una residencia

y se queda como administrador de sus bienes.

¿Su hermano tiene problemas económicos?

Ese no tiene un duro.

Nunca ha sabido ahorrar, nunca.

Y ahora ha pensado en desvalijar a su propio padre.

Y, pero es que aunque su hermano

lograse convertirse en el administrador,

no podría disponer de los bienes de su padre libremente.

Es la fiscalía... Se las arreglaría. Menudo es.

Siempre se ha llevado fatal con mi padre, fatal.

Llegó a acusarlo incluso de la muerte de mi madre.

Lamento que esté pasando por todo esto.

Mire, a mí

me da igual que ahora vaya contra mí,

que diga que no estoy capacitada para cuidarlo,

que me ponga verde, lo que sea.

Pero que no lo meta en una residencia para pillar la casa,

porque no lo voy a consentir.

Y usted me tiene que ayudar.

Por supuesto. Cuente conmigo, Pilar.

Bueno, voy a estudiar en profundidad el caso,

y yo creo que mañana como tarde o pasado,

la llamo y le cuento cuál creo que es la mejor solución.

Por favor. Pero no se preocupe,

que lo vamos a luchar.

Hola, Carol. -Hola.

¿Me puedes hacer esto? Sí, ¿qué es?

Documentación de don Francisco.

Necesita diez copias de este dosier.

Lo pones dentro de un sobre. Vale.

¿Vale? En 15 minutos te lo llevo.

Muy bien. Uy, ¿y esto? ¿Qué es?

Eh... Nada.

Bueno... No, nada.

Pero si esta eres tú. Sí.

¿Es un grupo de teatro?

A ver, es un curso que estoy haciendo.

No somos profesionales ni nada.

Es como nuestra muestra de final de curso.

Uy, no sabía yo tu vena artística. No, qué va.

Es... Me lo recomendaron para superar lo de ser tan cortada y eso.

Ay, pues para que lo sepas,

para mí, tu timidez es encantadora.

Pero si te sirve, perfecto.

Me ha venido muy bien, me he soltado un montón.

Pero ahora me da mucho miedo tener que actuar delante de un público.

¡Uh! ¿Y cuándo es el estreno? El miércoles.

Quería habértelo dicho bien, pero vamos,

me encantaría que vinieses.

¿Este miércoles? Sí.

Estoy aterrorizada, ¿eh?, porque...

Pero va a ser una buena terapia de choque.

Seguro. Pues no lo sé, la verdad.

Entre semana lo tengo muy difícil,

con los niños, las cosas de la casa...

Pero bueno, lo voy a intentar.

Quienes seguro que irá es Julia y Alba, ¿no?

Eso espero.

Oye, y no les digas nada,

porque es parte de lo de superar la vergüenza

que se lo diga yo. Ah. Vale, perfecto.

No les diré nada. Vale.

Y, por cierto,

mejor que no te vean los jefes

haciendo fotocopias de cosas personales,

porque ellos no son nada tímidos

para hacerte notar lo que no les gusta.

Toma. Oye, ¿y cómo se dice, mucha mierda?

Sí. Pues mucha mierda.

Gracias.

-Necesito que me dejes usar el ordenador un segundo.

-¿Qué haces aquí? ¿No deberías estar en el colegio?

-Sí. He aprovechado los 15 minutos que tenía de descanso

y he venido corriendo. -Ya te veo.

Estás que echas el pulmón por la boca. ¿Por qué tanta prisa?

-Hoy tenía que entregar el trabajo de Sociales,

y me lo he dejado aquí en casa. -Ah.

Lo que te haga falta.

-Puedo minimizarlo, ¿no? -Sí, claro.

¿Y de qué trata el trabajo?

-Pues de los vídeos virales.

-Ah, ¿los que te infectan el ordenador?

No, papá. Esos son vídeos que tienen virus.

Los vídeos virales son los que, en poquísimo tiempo,

los ve mucha gente,

y que tienen un impacto en el público que flipas.

-¿Impacto? -Sí.

-A ver...

¿Qué tipo de vídeos son esos?

-Pueden ser de cualquier tipo.

Si por lo que se caracterizan es porque...

en un periodo corto de tiempo, lo que mucha gente.

Tienen una capacidad de difusión alucinante.

-Pero bueno, esto es fantástico.

¿Y cómo se hace un vídeo de esos?

-A ver, no se pueden hacer de ninguna manera.

La gente hace un montón de vídeos y solo unos pocos se viralizan.

-Tío, me acabas de dar una idea fantástica.

Promocionaré el CierraTodo con un vídeo viral.

-Papá, que no se pueden hacer aposta los vídeos virales.

¿Lo entiendes? -Es alucinante.

Eres un genio, macho.

Un vídeo viral. -Me voy que tengo...

-Ve corriendo, que seguro que triunfas.

Vale.

-Oye. ¿Qué tal, Webo? ¿Qué pasa?

Que nada, estoy aquí en las escaleras,

por si te apetece tomar algo.

El viernes, todo guay, ¿no?

Hola.

Buenas, soy Luis.

Que quería hablar con el Web... con... con Edu.

Que no me coge el teléfono.

¿Qué?

¿Cómo que lo han detenido? ¿Por qué?

No, no, yo no sabía nada.

No sé, hace tiempo que no hablo con él.

Vale, pues... Vale. Pues muchas gracias.

Que haya suerte.

Adiós.

(LUIS) "Webo, es el cuarto mensaje que te pongo. Contesta".

"¿Qué tal todo, alguna novedad?".

"Contesta de una vez".

-Aquí las tienes.

¿Qué es? Las fotocopias de don Francisco.

Aquí están las originales, y dentro, las copias.

Si las acabo de recoger.

¿Cuándo? Pues hace cinco minutos.

He ido a ver cómo ibas, y como no estabas,

he visto un sobre y lo he cogido. No sé qué te habrás llevado,

porque las fotocopias de don Francisco son estas.

Ay, Dios mío. Pero ¿dónde tengo yo la cabeza?

¿Y qué te has llevado? No habrán sido mis "flyers", ¿no?

Ay, no sé.

A ver, te digo que no hagas fotocopias personales,

y voy yo y le endilgo a don Francisco un sobre

que... que... que no sé qué lleva.

Bueno, y va a empezar una videoconferencia.

¿Quieres que intente entrar y se las cambio?

Ay, no, ya voy yo. Espera.

Francisco.

Perdona, Francisco,

es que necesitaría recuperar la documentación

que te acabo de dar. -Supongo que te refieres a esto.

Ay, sí. La verdad, discúlpame. Discúlpame muchísimo.

Lo siento, ha sido un error.

No conocía yo esa afición.

¿Qué? Nada.

Lo del teatro, digo, ¿eh?

A mí el teatro no me gusta.

Esa gente ahí,

vociferando, exagerando y pateando un... tablado.

A mí me gustan los toros. Eso sí que es arte.

Ya, bueno, es que... la verdad es que las fotocopias no son mías.

Estaba ayudando a una amiga, ¿sabes?, y...

Ya sé que no tendríamos que usar la fotocopiadora de...

de aquí para hacer cosas nuestras, pero...

Lo siento muchísimo. Tranquila. Tranquila.

Ahora, lo último que me importa es que uséis la fotocopiadora,

solo que la ciudad no esté empapelada con mis documentos.

No, están aquí. Bueno.

Toma. Y otra vez, discúlpame por el error.

Bueno, tranquila, de verdad, que...

Es lunes... y todos cometemos fallos.

No eres una máquina. Muchas gracias.

Madre mía.

(SUSPIRA) Bueno...

No ha pasado gran cosa, la verdad.

Nada, me ha dicho que... que no sabía que me gustaba el teatro.

-Ay, por favor, qué vergüenza.

Bueno, toma. Me lo llevo de aquí ya.

Sí. Qué horror.

Hasta luego.

Oh, de verdad.

-¿Por qué no contestas

a mis mensajes?

¿No estarás...

enfadada, mi reina?

Bah.

-Luis.

¿Qué haces aquí con esa cara de empanado?

¿Ha pasado algo con tus planes o qué?

-¿Qué planes?

-Pues de los que hemos estado hablando esta mañana,

lo de irte lejos y todo eso.

¿Quieres que me vaya?

Luis, pónmelo un poquito más fácil, tío.

-Ha pasado una movida que flipas.

-¿A quién, a ti?

-No, a mí no. A un colega.

Al Webo, lo han detenido.

-¿Que lo han detenido? ¿Por qué? -No lo sé.

-¿Cómo que no lo sabes?

Pero ¿y cómo te has enterado?

-Había quedado con él y no venía,

y he llamado a su madre y me lo ha contado.

-¿No has preguntado por qué lo han detenido?

-No. -¿Y tú no tienes ni idea

de qué ha podido hacer tu colega? -Ni idea.

-Pero vamos a ver, Luis, o sea, tú habías quedado aquí con él.

-Bueno, tampoco flipes. O sea, no me lo cuenta todo.

-Ya...

Bueno, vamos a comer, así que relajas.

Va.

Hola.

¿Qué tal el fin de semana? Bien, gracias.

Eh... ¿Y tú qué tal esta mañana con Pilar?

Bien, eh...

Reunión de primer contacto. Ya veremos a ver qué tal.

Pero no es... por eso por lo que te he llamado.

Me gustaría darte las gracias por tu trabajo y tu discreción

investigando... la situación del bufete en relación a mi padre.

No he hecho nada en especial.

Es mi trabajo.

Aun así fuiste tú la que detectó

que algo no encajaba con los documentos.

Bueno, me limité a marcar las irregularidades que vi.

Las mismas que han hecho que me plantee si...

mi padre era quien yo pensaba.

Eso es un juicio que te corresponde a ti.

Y lo sé, pero...

Es duro, no...

no llego a comprender cómo mi padre pudo...

ocultar algo así.

Lo siento.

Sí. No...

no creo que lo esté encajando muy bien.

¿Te importa si sigo con mi trabajo?

Lo he estropeado todo contigo, ¿no?

¿Por qué?

Sabes perfectamente por qué.

Desde que pasó lo que pasó, no sé, parece que no...

que no quieres hablar conmigo como antes.

Prefiero que nos limitemos a lo profesional.

Vale.

Lo he estropeado.

Jorge, eh...

No, tú no has estropeado nada.

En todo caso, fue cosa de los dos.

Eh...

No quiero que te lo tomes a mal,

pero necesito que dejemos claros nuestros límites.

Espero que lo entiendas.

-Don Francisco, qué alegría tenerlo por aquí.

-No me da tiempo a ir a ninguna parte,

y para quedarme en mi despacho comiéndome un sándwich, bajo.

-Me tomaré eso como un cumplido. -Esto es la carta, ¿no?

-Sí. -A ver...

Humus con sésamo negro...

Ay, hija, pero ¿no tienes nada más normal?

-Para usted, tengo todo que quiera.

-No te voy a pedir un gazpacho manchego,

pero, mujer, un sándwich mixto o algo así,

algo de toda la vida. -Pues un sándwich mixto le hago.

-Bien. -Le voy a poner

un poco de lirio deshidratado. -No, sin ingredientes secretos.

-Ya.

-Pues que sepa que mis ingredientes secretos

no son secretos porque sí, ¿eh?

Las restaurantes de la zona matarían

por saber qué lleva mi infusión de 1000 flores.

-Es toda una emprendedora, Olivia.

-Creo que van a por mí.

¿Sabe usted el chico este que es muy alto,

con los pies enormes, calvito...?

-Perdón por lo de "calvito". -Nada.

No, no caigo, no debo de haber coincidido con él.

Bueno, el caso es que yo creo

que lo mandan del italiano para espiarme.

-¿En serio? -Sí, estoy casi segura.

¿No ve que las pizzas ahora llevan especias?

Quieren copiármelas.

Pero qué ruin. -Sí.

Bueno, el otro día se dejó la funda de unas gafas

y las tuve que tirar cuatro calles más abajo en un contenedor,

no fuera a ser que llevara cámaras o micrófonos o algo...

-¿Nunca te habías dado cuenta?

-No, porque yo no soy ninguna experta.

Y, vamos, los cacharros esos son ahora microscópicos.

Bueno, le voy hacer el sándwich. -Sí, gracias, sí.

-Gracias por ayudarme en este caso, Jesús.

-Te advierto que no entiendo de arte tanto como crees.

-Bueno, más que la media, seguro. ¿Conoces la obra de Aguines?

-¿De Jaime Aguines?

-Sí. -Claro.

Sí, claro.

¿Él es tu cliente? -No. Mi cliente, Ernesto Rellán,

le ha puesto una demanda. Lo acusa de estafa.

-Es un poco raro. Tiene dinero y prestigio de sobras

como para tener que meterse en historias extrañas.

-Le encargó un cuadro,

y al parecer, después de que Aguines se lo entregara,

está convencido de que no lo ha pintado él.

-¿En qué se basa?

-Por lo visto, la calidad de la pintura es bastante deficiente.

De hecho, prefiero ahorrarme los adjetivos exactos que usó

para describir el cuadro.

-A menos que tu cliente sea muy entendido, que no lo sé,

me parece bastante atrevido juzgar la calidad de una pintura,

y mucho menos si quien te entrega el cuadro es el propio pintor.

-Pues por eso quiero que me ayudes.

Además, la obra de Aguines está muy ligada a mis recuerdos.

Mi padre lo admiraba

y terminó comprando un cuadro suyo, un paisaje.

Y yo me podía pasar tardes enteras mirándolo.

Y ahora, cada vez que veo un cuadro suyo,

revivo esas sensaciones

y tengo miedo a no ser objetiva en este caso.

-Por supuesto, cuenta con mi ayuda.

¿Tienes una imagen de calidad de la obra?

No me he llegado todavía,

pero tengo una foto en el móvil. Mira.

Aquí está.

¿Y bien?

-Bueno, la foto es muy mala.

Y puede que Aguines haya decidido dar un giro drástico a su estilo.

-¿Tú crees, Jesús?

-No.

No, la verdad, es... Por Dios, es un espanto.

Es que no puedo dejar de mirarlo.

¿Tú colgarías algo así en una pared de tu casa?

-Yo preferiría tener una mancha de humedad, la verdad.

-Claro, yo puedo entender que el mercado del arte está muy difícil,

que hay ciertas excentricidades que se pagan a precio de oro...

Lo que no puedo entender es qué necesidad tiene Aguines

de estropear así su carrera.

-Pues eso es lo que quiero que investigues por mí.

¿Eh?

(Intercomunicador)

-Sofía, ¿puedes venir un momento, por favor?

Dime. ¿Estabas muy ocupada?

Cierra la puerta.

Si es por lo del teatro, perdón otra vez.

He tenido un fin de semana... Tranquila.

Te dije que no pasaba nada, no hay ningún problema.

Quería hacerte una pregunta. Dime.

¿Aquí quien limpia?

¿Perdona? Sí, sí, este despacho.

Mi despacho, ¿quién lo limpia?

El chico de la limpieza, Víctor creo que se llama.

¿Hay algún problema? ¿Hablo con él?

No, no, si está perfecto. No, no, no.

¿Seguro? Sí, sí. No, no. Eh...

¿Y...?

¿Y qué empresa dices que lo tiene contratado?

Lo hemos contratado nosotros. Es particular.

Ah, ya, ya. ¿Y qué tal es?

No lo sé. No lo conozco, la verdad.

Porque cuando él viene, nosotros nos vamos.

O sea que cuando él viene, nosotros nos vamos.

Siéntate, siéntate, Sofía.

¿Tú crees que puede ser un topo?

¿Un qué? ¿Un topo? Sí, sí, sí.

Si está contratado por alguien para sacarnos información.

No sé. La verdad es que no lo había pensado.

Imagina que nos están poniendo micrófonos en mi despacho.

¿El chico de la limpieza?

Ay, no, no. Mira, olvídalo, de verdad.

Es que no... No sé.

Si quieres, lo sustituimos. ¿Eh? No, no, no.

No, no, déjalo. No, no. Pero es que...

Pues imagínate que están poniendo micrófonos en el despacho

y no los podemos encontrar.

Ay, pero no sé. Lo sustituimos si quieres, la verdad.

No, no, no. Son elucubraciones mías. No.

Pero es que si encontráramos los micrófonos,

podríamos seguir investigando, saber quién... quién los pone.

Y, claro, son tan pequeños que es muy difícil de encontrar.

Ay, no, mira, no me hagas caso.

Oye, Francisco, que si quieres,

mi marido tiene un detector de metales pequeñito.

Ah, ¿sí? Sí. Si quieres, lo traigo.

Ah, pues mira, no sería mala idea, ¿no?

¿Y podrías traerlo mañana? Sí, claro.

Ah, pues gracias, gracias. De nada.

Eso es todo.

Francisco, no te preocupes.

Eh... Sofía.

De esto, ni una palabra a nadie.

-Olivia.

Este café... ¿de dónde es? Porque parece italiano.

-De italiano tiene más bien poco, porque es colombiano.

-¿Colombia?

-Sí. -Si allí no hay más que bachata.

Anda, cóbrate.

-Pues es de los cafetales de Medellín.

-Ah, ¿sí? Quédate con la vuelta. Ya nos veremos.

-Hasta luego, Gabi. -Hasta luego.

-Italiano... Es más de Colombia que yo.

-Hola, Olivia.

-Un poquito tarde, ¿no?, para comer.

-Bueno, pero perfecto para el café.

¿No?

(CARRASPEA)

Que... ya que no tienes a nadie, te podías tomar una conmigo, ¿no?

-Pues... es que no tengo a nadie, pero mira, la cocina...

hasta arriba. -Mujer,

pero por cinco minutos tampoco va a pasar nada.

Venga, anda, y charlamos un poco.

-Vale.

(RODRI CARRASPEA) -Cuéntame.

-¿Has visto a alguien del bufete por aquí hoy?

-Una cosa, y este, así, como interés repentino

por mis dotes para el palique, no sé,

¿debería sentirme alargada, Rodrigo? -¿Cómo?

Ah, no. No, no, no, qué va. No, que me apetece...

disfrutar de una conversación. -Ya.

-¿Has visto a alguien o no?

-Sí.

He visto a... espera, a...

¿todos?

-Claro.

-Bufete... -Ya.

-¿Preguntas por alguien en particular?

-No. ¿A Jorge lo has visto, por ejemplo?

-Sí.

-Vale, a Berta. ¿Has visto a Berta o no?

¿Sabes si ha venido?

-Pues mira, justo ella no... no se ha pasado por aquí.

-¿No? -No.

No. -¿Y a qué hora suele venir?

-Pues es de las que no tiene hora fija.

-Oye, no os habrá pedido a todos que me mintáis, ¿no?

Vale, vale. No, me alegro.

No sé, me estaba preocupando. Es que...

No quiere quedar conmigo, me ha pedido tiempo.

Pero bueno, se me ha ocurrido que igual era buena idea...

dejarme caer por aquí y encontrármela como si tal cosa.

¿Eh?

-Genial.

-¿Sí? -Sí, un buen plan.

Pero ¿tú eres idiota?

Es genial, pero para tocarle las narices, hijo.

Bueno, por no hablar del coñazo que es

que un tío al que le has pedido que...

que te dé espacio... -Estás celosa, ¿eh?

-Celosa... De verdad, es que... -Bueno...

-Mira, Rodrigo, ¿eh?

Porque soy educada, si no...

¿Tú quieres escuchar una opinión femenina?

-Quiero. -¿Sí?

-Ajá. -Algo que no has hecho en tu vida.

Apunta. -Ajá.

Si yo te ofrezco patatas fritas, y venga a ofrecerte patatas fritas,

y tú no quieres patatas fritas, y yo venga, dale y erre que erre:

"¿Quieres una patata, Rodri?". -Acabo cogiendo una.

-No, cenutrio.

Acabas aborreciéndolas.

Incluso vomitando, Rodri, incluso vomitando.

-Pues tienes razón.

-Siempre. -Tienes toda la razón.

Ya sé lo que voy hacer. Gracias, Olivia.

-¿Y el café?

-Venga, oye, ¿qué tal el día? Ay, bien.

Ya te lo he dicho dos veces antes.

Ya, pero me gustaría que entraras un poquito más en detalle.

No tengo ganas de hablar, José. Anda.

Además, no quiero aburrirte con historias de secretarias.

Pues yo tengo que decirte

que se me ha dado muy, pero que muy bien el día.

No dejes eso ahí, que se va a caer.

He aprovechado la mañana. ¿Sabes con quién he contactado?

No. Pues he contactado con un...

¡"Nens"!

Con un... ¡A la mesa!

Que cenamos de aquí a dos minutos.

Que he contactado con un comercial muy bueno...

y le he hablado del CierraTodo,

y se ha vuelto no loco, literalmente loco.

Pero ¿sabes lo mejor de todo? No. No.

Que representa al grupo Celinis, cariño.

El grupo Celinis.

Mira.

Es una multinacional de grandes almacenes

implantados en medio mundo.

Mira, están desembarcando en España. Ya.

Como cojan nuestro producto, estamos lanzados, cariño.

Sí, parecen muy grandes, la verdad. Ajá.

Además, Álex me ha dado una idea buenísima para la promoción.

Voy a hacer un vídeo viral.

¿Un vídeo viral? Sí.

Pero ¿tú sabes lo que es eso?

No, pero todo se aprende, cariño.

¿Quieres?

Y va a quedar fenomenal, ¿eh? Va a ser una promoción fantástica.

¿Qué te parece, eh?

Que me voy a buscar a los niños para cenar.

Qué pereza recoger todo esto.

-Ya lo recojo yo, que tú estarás cansada.

Oh, qué bien se está, tranquilitas, en casa,

por la noche... (TV) "Lo llevo a merendar".

Por cierto, el miércoles voy a salir.

(TV) "Pues venga". -¿El miércoles?

(TV) "Vaya, vaya...".

-¿Y adónde vas a ir?

Al teatro. Ah, ya.

¿Es que has quedado?

Sí, he quedado.

Con unas amigas, por si estabas pensando en otra cosa.

¿Yo? ¿En qué voy a pensar? En lo que piensas siempre, mamá.

Tranquila, no he quedado con ningún chico.

En estos momentos, nada me apetece menos.

Haces bien. Los hombres son todos unos egoístas.

Mejor olvidarse de ellos.

Por cierto, ¿recuerdas que te dije

que el jueves es el cumple de la tía abuela Asunción,

la de Segovia? Ajá.

¿Cuántos cumple? 90.

A lo mejor, ya es el último que celebra la pobre.

Mamá, qué ceniza eres.

Tú hace mucho que no la visitas. Y tanto.

Desde que era una niña.

Ni me acuerdo de ella ni ella se acordará de mí.

Por eso había pensado que podíamos ir juntas,

como cuando te llevaba de pequeña. ¿A Segovia?

¿El jueves?

Sabes que el viernes trabajo, ¿no? Puedes cogerte del día.

Están contentos contigo, tú lo dices siempre.

Seguro que no les importa.

Mamá, ¿no te parece un sinsentido que pida un día libre

para ir a ver a una tía que ni recuerdo?

Pues no, me parece un plan familiar y bonito.

Los días libres se piden por cosas importantes.

Me parece increíble que propongas algo así.

Bueno, bueno, solo era un idea.

Había pensado que te apetecería hacer algo juntas.

Pero ya voy yo sola, como siempre.

Y ahora, me pongo a recoger esto,

que luego me toca sacar el estropajo.

Está raro.

-¿El qué? Mi hermano, que está raro.

¿No has visto que casi no ha hablado en toda la cena?

Pero eso es normal. Debe de estar preocupado por lo de hoy.

¿Qué es lo de hoy?

Ah, ¿que no te ha dicho?

No, no me ha contado nada.

Pero si no ha abierto el pico desde que ha entrado por la puerta.

Bueno...

¿Tú te acuerdas de su amigo, al que le llaman el Webo?

Sí, y ese chico no me gusta un pelo.

Te va gustar menos cuando te diga que lo han detenido.

¿Qué?

Pero ¿qué me estás contando, Chema? ¿Y por qué?

Pues ni idea.

Pero ni se te ocurra levantarte,

Luis ya me ha dicho que no sabe nada.

Ya, ¿cómo no va a saber nada? Si se pasan el día juntos.

Eso no se lo cree ni él. Bueno, mi amor,

me ha dicho que no sabe nada.

Y nosotros tenemos que confiar en él. ¿No se trata de eso?

Sí.

No entiendo por qué te lo ha dicho a ti y a mí no.

Pues, yo que sé, porque no quiere preocuparte...

y porque sabe que, tarde o temprano, te lo termino contando.

Porque... pues yo te lo cuento todo.

Mi amor,

que tú no te preocupes. Descansa, tranquila.

Buenas noches. Buenas noches.

Hay mucha tensión en casa con José. ¿Ha pasado algo?

No quiero empezar la mañana contándolo

o me va a dar un patatús.

-Me voy de viaje, fuera de la ciudad.

¿Te vas? Ajá.

Esto suena coherente, sí.

Además, así seguro que me echa en falta.

Vamos a tener mensajero propio. Pues sí.

¿Harás tú las entrevistas? Ajá, claro. ¿Quién si no?

¿Se la podrías hacer a mi hermano?

-Lo primero que tenemos que hacer

es comparar la firma del cuadro supuestamente falso

con su obra original.

-Deberías contratar un perito.

-¿Cuándo viajas? -Las prisas no son buenas.

Se acaban cometiendo errores. -Ya, sí, sí.

En cualquier caso, no te demores. Hay que acabar cuanto antes.

Necesito que averigües todo lo que puedas sobre Manuel Álvarez,

el hermano de Pilar. -¿Sospechas algo en concreto?

Pilar cree que lo que intenta su hermano con la demanda

es hacerse con el patrimonio.

-Deberíamos renovar la imagen del bufete.

Me refiero a la página web, que se nos está quedando anticuada.

-Charly, ¿puedes venir a mi despacho, por favor?

-Hoy en día, la mejor publicidad es gratis.

Internet, las redes sociales.

Lo ven millones de personas.

¿Vais a lo de Carol?

¿Por qué no vamos las tres?

Y luego nos tomamos unas cerves o algo así.

Sí, ¿por qué no?

-¿No será otra arma? -No, no, no.

Un detector de metales.

Quiero que lo pases por todo el despacho, ¿eh?

-Me equivoqué en el planteamiento del caso.

Busqué una respuesta de forma urgente y...

y no debería haberlo hecho.

La parte demandada acepta las disculpas.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 36

Derecho a soñar - Capítulo 36

01 mar 2019

Julia es animada por su Coach a ser sincera consigo misma, sobre todo con respecto a la situación con Jorge. Ella acabará imponiendo a éste la necesaria separación entre lo personal y lo laboral. El amigo de Luis, el Webo, ha sido detenido por el robo, y Luis teme que se vaya a ver implicado. Jorge lleva un caso en que a una mujer que cuida de su padre la ha denunciado su propio hermano. Carlota pide la ayuda de Jesús para investigar un caso sobre la autoría de una obra pictórica. Rodrigo no desiste en su empeño de tener algo con Berta, a pesar de que ella quiso distancia. Jose y Sofía están lejos, ella ya no tiene fuerzas para seguir confiando en él. Carol va a actuar en una obra. Francisco está cada vez más nervioso por la investigación a Obrilservices.

ver más sobre "Derecho a soñar - Capítulo 36" ver menos sobre "Derecho a soñar - Capítulo 36"
Programas completos (52)

Los últimos 54 programas de Derecho a soñar

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Nuevo Capítulo 52 Completo 51:35 69% ayer
    Capítulo 52 ayer El caso sobre intercambio de niños da una espectacular vuelta de tuerca al descubrirse que el abogado de la parte contraria es Rodrigo, que en el juzgado vapulea sin piedad a Jorge, ya bastante maltratado ...
  • Nuevo Capítulo 51 Completo 51:45 73% pasado viernes
    Capítulo 51 pasado viernes Julia empieza a ser consciente de que debe romper con su rol maternal hacia Luis y, aunque algo menos, también hacia Chema. Tendrá una oportunidad de oro cuando Luis le cuente sus planes de irse a t...
  • Nuevo Capítulo 50 Completo 51:16 70% pasado jueves
    Capítulo 50 pasado jueves Berta y Jorge siguen conociéndose, pero a dos ritmos. Jorge lo pasa bien con ella, le gusta… Pero Berta ya publica en redes sociales que tienen una relación. Eso desatará su primera pe...
  • Nuevo Capítulo 49 Completo 51:54 73% pasado miércoles
    Capítulo 49 pasado miércoles Sofía decide tener la cita con su amigo Samuel, y después de dudarlo mucho, se lo dice a Jose. Francisco descubre que Jorge y Berta se han liado por un descuido de Daniel con su Feis. Jorge trabajar...
  • Nuevo Capítulo 48 Completo 51:41 72% pasado martes
    Capítulo 48 pasado martes Julia vive con Olivia pero se han calmado las tensiones con Chema, con el que quiere organizar un cumpleaños sorpresa. Chema y Luis disfrutan de una buena convivencia. En el trabajo Julia está plet&...
  • Capítulo 47 Completo 52:50 84% 18 mar 2019
    Capítulo 47 18 mar 2019 Carlota se enfrenta a un caso de violación de la intimidad que no está nada claro y requiere la ayuda informática de Charly para que investigue. Jorge sorprende a Julia encargándole un...
  • Capítulo 46 Completo 52:18 72% 15 mar 2019
    Capítulo 46 15 mar 2019 Julia decide trasladarse unos días a casa de Olivia para aclararse con sus sentimientos. En el fondo, le duele que Jorge esté con Berta. Ésta empieza a exponer su relación en las redes...
  • Capítulo 45 Completo 54:59 72% 14 mar 2019
    Capítulo 45 14 mar 2019 Julia, decepcionada con Luis, logra que la Jueza admita los documentos de la demanda de paternidad. Carlota despide a Luis, y Julia no hace nada por defenderle. Jorge gana el caso de Eva Esparza, pero no logra qu...
  • Capítulo 44 Completo 52:26 70% 13 mar 2019
    Capítulo 44 13 mar 2019 Ángel trabaja a destajo para dejar sus casos adelantados antes de su viaje a las Islas Caimán. Sofía lleva los preparativos del viaje con incomodidad, intuyendo algo turbio. Alba tambié...
  • Capítulo 43 Completo 53:03 72% 12 mar 2019
    Capítulo 43 12 mar 2019 El caso de Eva da un giro negativo al desvelarse que no siguió el protocolo de recuperación tras su operación. Julia se entera finalmente de que la cena que Jorge le mandó reservar ser...
  • Capítulo 42 Completo 54:57 72% 11 mar 2019
    Capítulo 42 11 mar 2019 En el bufete, Alba se entera de las supuestas vacaciones de Ángel; por otra parte, Carol vuelve a sentirse intimidada por Daniel. En el caso de negligencia médica que lleva Jorge, su clienta, Eva Es...
  • Capítulo 41 Completo 52:19 65% 08 mar 2019
    Capítulo 41 08 mar 2019 Un nuevo caso llega al bufete: Eva Esparza es una joven que se sometió a cirugía estética para aumentar el tamaño de sus pechos, pero una negligencia médica frustró su de...
  • Capítulo 40 Completo 51:34 68% 07 mar 2019
    Capítulo 40 07 mar 2019 Ángel y Alba intentarán disimular su romance en la oficina. Jorge logra convencer a Pilar, su cliente, de que llegue a un acuerdo extrajudicial con su hermano. Chema va a comer con Julia y Luis a do...
  • Capítulo 39 Completo 51:48 68% 06 mar 2019
    Capítulo 39 06 mar 2019 Es el día después de la obra de teatro de Carol y todos hablan de ello. Sofía tiene un mal día, la relación Jose pasa por un momento muy bajo por el tema del préstamo que...
  • Capítulo 38 Completo 51:41 70% 05 mar 2019
    Capítulo 38 05 mar 2019 Los problemas en casa de Sofía cada vez son más graves, ella termina arrastrándolos al trabajo y tras una serie de despistes Francisco la llama a su despacho. Jose tiene que decidir si invert...
  • Capítulo 37 Completo 51:44 79% 04 mar 2019
    Capítulo 37 04 mar 2019 Jorge está muy preocupado por lo que ha descubierto sobre su padre, no sabe qué pensar ni qué camino tomar. Entretanto continúa con el caso de inhabilitación que tiene entre man...
  • Capítulo 36 Completo 51:22 73% 01 mar 2019
    Capítulo 36 01 mar 2019 Julia es animada por su Coach a ser sincera consigo misma, sobre todo con respecto a la situación con Jorge. Ella acabará imponiendo a éste la necesaria separación entre lo personal y ...
  • Capítulo 35 Completo 51:54 72% 28 feb 2019
    Capítulo 35 28 feb 2019 Julia vuelve al trabajo después de unos días enferma. En el bufete finalmente se llega a un acuerdo entre las partes en el caso de los Álvarez de Medina, con una consecuencia inesperada para ...
  • Capítulo 34 Completo 51:50 83% 26 feb 2019
    Capítulo 34 26 feb 2019 Jorge deduce que muchos de los documentos borrados del ordenador de su padre están relacionados con Obrilservices, la empresa de Fajardo que está a punto de ser investigada por la Audiencia Nacional...
  • Capítulo 33 Completo 51:31 79% 25 feb 2019
    Capítulo 33 25 feb 2019 Luego de una cena de "reconciliación" con Jorge, Julia se confiesa con Olivia y ayuda a Sofía con los problemas que ella tiene en su casa con Jose. Berta y Carlota ayudan a pactar a su def...