Derecho a soñar La 1

Derecho a soñar

Lunes a viernes a las 18.15 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4947099
No recomendado para menores de 7 años Derecho a soñar - Capítulo 2 - ver ahora
Transcripción completa

-¿Lo tienes todo? Sí. Sí.

¿Has pedido el taxi? Sí.

Está todo, no te preocupes.

Es que no puedo quitármelo de la cabeza,

lo... lo que le dije.

Bueno, deja eso ahora.

Nunca hablábamos de nada, y...

Siempre que hablamos, era yo reprochándole cosas y...

No sé, siempre pensé que...

todo lo otro que nunca le he dicho, no sé, lo...

las cosas normales de un padre a un hijo,

pues algún día llegaríamos a...

Yo qué sé.

Me llamó para...

para pedirme que fuera con él y...

le dije que le tocaba estar solo.

¿Estás seguro de que no quieres que vaya contigo?

No, no, no.

No, de verdad que...

va a ser un lío y no voy a parar y...

Es mejor que me esperes aquí. Vale, pero ten cuidado.

¿Cuidado por qué?

Porque ahora estaba todo muy bien, nosotros estábamos muy bien

y la boda y...

Entre nosotros no va a cambiar nada.

Voy unos días, resuelvo eso y... y me vuelvo.

¿Me lo prometes?

Madison, nos vamos a casar.

Ahora mi familia eres tú.

No tengo más.

(Telefonillo)

El taxi. Sí.

Vamos. Venga, vamos.

(Sintonía "Derecho a soñar")

-Y...

graduada en Derecho. Sí.

Sí, sí. Me gradué en Derecho.

También le he puesto el expediente académico

para que pueda ver mis notas.

No, no. No hace falta, de verdad.

¿Y haría cualquier trabajo? Sí, claro.

Y que si es algo que esté por debajo de mi cualificación,

prefiero que sea un trabajo donde tenga opción a ascender.

¿Su...? ¿Su cualificación?

Sí.

¿Y...?

¿Y cuál es su cualificación?

Soy abogada, ya se lo he dicho. Ya.

Mire, yo soy ingeniero y aquí me tiene.

A ver, mire.

Por la urgencia que tiene,

solo le puedo ofrecer algo de...

¿comercial?

Sí, vale, comercial, perfecto, claro.

Necesita coche propio.

¿Tiene coche propio? No.

¿No? No.

Pues... entonces, nada.

No quiero ser pesada, pero tengo preferencia

por algo relacionado con lo mío, con el derecho, abogados...

A ver... Aquí.

Un puesto para incorporación inmediata en los juzgados.

Vale, pues genial. Sí, ese sería genial.

De traductor.

Se necesita árabe o rumano.

¿Sabe árabe o rumano?

No. Pues... entonces, nada.

Vamos a ver qué más hay.

Hoy no acercas a tu hermana, que la lleva la madre de Aitana.

Y date prisa, que vas tarde con el desayuno.

(CHICO) Vale.

Y coge la bolsa de deporte, que tienes baloncesto;

la tienes al lado de la puerta. Estoy harto del baloncesto.

Es que nos matamos a entrenar y siempre perdemos.

Hijo, déjate de monsergas.

Pensaba que te encantaba.

Ay, eres un veleta. Cada día, una cosa distinta.

-Álex, el baloncesto es muy importante en la vida.

Te enseña a trabajar en equipo y a pensar...

-...como si fueseis uno. (RÍE)

-Tú ríete, pero en el futuro me lo agradecerás.

-Pero, papá, que no es solo jugar en equipo.

Que a mí lo que me gusta es ganar.

Y es que con esta panda, es imposible.

Si son unos mantas.

A mí me gustaría probar por una vez un deporte individual, por ejemplo.

-Bien, bien, esa es la actitud.

Me gusta porque es ambiciosa. Está muy bien.

Pero piensa que en la vida

te vas a encontrar muchas veces en esa situación.

Los deportes de equipo te preparan

para todas esas veces que no puedes elegir trabajar solo.

Oye, acuérdate de pasar por Correos,

que ayer vino el cartero, y aquí, como si no viviera nadie.

Estaría trabajando. Ajá.

Tengo una cita a las 12:00 con los de los ataúdes.

Hemos quedado con un carpintero que es un virtuoso.

Lo llaman Manitas de Oro.

No te preocupes, después me paso. De los muertos ni me hables.

Pero no me digas que como negocio, no es un negocio.

Porque si hay algo que tiene la gente

es la manía de morirse.

No me digas que no.

Pero no por eso tienes que dedicarte tú a ello.

¿Qué mejor descanso que acabar en un sitio

en el que te recuerde todo el mundo por tus aficiones?

Por ejemplo, el ataúd Fórmula 1, ¿eh?

El ataúd Cámara de Fotos, réflex, eso sí.

No me digas que no lo ves.

Mira, ya tengo suficiente con los cigarrillos electrónicos

como para imaginarme el ataúd Fórmula 1

en medio del salón.

Sofi, ofrecer un descanso eterno personalizado

es una idea bonita.

Ay, va, que me estás echando las migas al suelo.

Ah. ¿Eh? Y acabo de limpiar.

Venga, aparta.

Sal. Cómo me gusta cuando me regañas.

Deja, que ya lo hago yo.

Ve a trabajar, venga. Venga, adiós.

Me encargo yo de todo.

Chao.

-Papá, tenemos que hablar de algo.

(Puerta abriéndose)

(Puerta cerrándose)

-Eh... Carol, que me ha dicho Carlota

que necesita los expedientes de Leiva.

Entras en su despacho y se los llevas, ¿vale?

Es para hoy.

Carol, ¿me estás escuchando?

Carolina, ¿qué?

-¿Qué os pasa? -Esta, que está medio ida.

-¿Qué te pasa?

-No quiero entrar en el despacho, que estaba don Felipe tirado.

-¿Lo dices en serio? -Pues sí,

porque sigue habiendo algo, yo qué sé.

-Pero...

¿Tú cuántos años tienes? -Daniel,

en mi cultura se respeta muchísimo a los muertos y a sus fantasmas.

¿No te irás a reír de toda una cultura?

-Eh... No, pero no me puedes negar que suena un pelín absurdo.

-Pues no. A los fantasmas de los recién fallecidos

hay que dejarlos que encuentren la luz, el más allá.

Y más, en las muertes estas repentinas.

-¿Qué me estás contando? ¿De verdad te crees todo eso?

-Tú también deberías creerte todo esto.

-Que no, hombre, que eso son cuentos chinos.

-A un espíritu hay que dejarlo en paz

o te atormentará toda tu vida,

como le pasó a mi abuela con su tía segunda.

-¿Entras o no?

-¿Qué más te da? ¿Por qué no vas tú, si te da igual y a ella no?

-Eh... No.

No, pero no por nada, sino porque no es mi trabajo.

A mí Carlota me ha dicho: "Daniel, dile a Carol

que entre en el despacho y me traiga los expedientes".

Cada uno, con lo suyo.

Y si no, le diré que no acatas las órdenes que te dan.

Y ya está, hombre.

-Qué pringado, se lo cree todo.

¿Qué te da miedo de verdad?

-¿Y esto de quedar aquí, Ángel?

-Quiero hablar contigo sobre un tema y... debemos ser discretos.

-¿Discretos sobre qué?

-¿Te apetece tomar algo?

-Bueno, un café.

¿Me puede poner un café con leche, por favor?

-Vale.

-Bueno, pues tú me dirás.

¿Qué quieres?

-Es sobre el bufete.

Me gustaría saber qué va a pasar tras la muerte de Felipe.

-¿Qué va a pasar?

Eh... No va a pasar nada.

-Algo va a pasar. Antes erais tres socios y ahora sois dos,

Francisco y tú.

-Sí, bueno, y por eso va a venir Jorge,

para ver si se quiere hacer cargo de la parte de su padre

o prefiere vender.

-¿Habéis hablado ya con él de este tema?

-Sí, con Francisco.

Pero, obviamente, no ha querido... -Café con leche.

-Gracias.

No ha querido abordar el tema. -Y...

Me pregunto yo, en...

en el hipotético caso de que quisiera vender,

¿aceptaríais un socio?

-Bueno, según quién fuera, claro.

-Yo podría ser un buen socio.

-Pero ¿tendrías dinero para pagar la parte de Felipe?

-Sí, sí, podría tenerlo.

-Es mucho dinero, Ángel. -Lo sé.

Lo sé, pero podríamos llegar a un acuerdo, negociar.

-No sé. La verdad, todo esto me parece muy precipitado ahora.

-No me vengas con frases huecas.

Me he roto los cuernos por el bufete todos estos años.

Simplemente te pido que te pronuncies con un sí o con un no.

-No me levantes la voz.

-Y no me tomes por estúpido.

No me vas a bloquear en esto.

Merezco una oportunidad.

-Te recuerdo que la oportunidad de la que estás hablando

se debe a la muerte de Felipe.

Así que te pido un poco de respeto.

(Sirena de emergencias)

-¿Estás bien?

-Sí, no sé. Me parece que me ha sentado un poco mal el café.

-No me gustaría parecer insensible con todo esto.

Me afectó la muerte de Felipe.

-Dejémoslo ya, Ángel, por favor.

Ahora, lo más importante es encontrar un pasante

que se haga cargo de todo el volumen de trabajo.

Pero ahora, porque con la muerte de Felipe

se va a complicar todo mucho.

-Me ocuparé de ello.

-Carol, ¿no crees que eres un poco adulta

para creer en fantasmas todavía?

-Sí, no digo que tenga sentido, pero que es lo que me pasa.

-¿Por qué susurras?

Estamos en una oficina, son las 12:30 del mediodía

y no hay fantasmas.

A ver, ¿y ahora qué? -Nada.

-Carol.

¿Por qué me estás sujetando?

-No te estoy sujetando. -Sí.

Me estás tocando. -No, Charly, no te estoy tocando.

-Me estás tocando. -Que no. Vámonos.

-¡Ah!

(RÍE) -Eres tonta.

Eres tonta, tía. No tiene gracia.

-Qué cara has puesto. -Eres imbécil.

Eres tonta. -¿Se puede saber qué hacéis aquí?

-Que Carota nos ha pedido que cogiésemos unos expedientes.

-¿Y me podéis explicar a qué vienen tantas risas?

-Perdón. -Perdón.

-Fuera. Ya los llevo yo. -De verdad que...

-He dicho que fuera de aquí, que ya los llevo yo.

Y no estaría mal un poco de respeto.

-Sí, perdón. -Perd... Perdón.

(Timbre)

-Hola. Hola.

No tenía té chai, pero te he traído este con un poco de jengibre.

Genial. Me gusta igual.

Oye, qué raro que tú no tengas té en casa.

Ya, es que tengo que hacer la compra.

¿Quieres uno? Eh... Venga, va, sí.

Con un poco de miel, "porfa". Uy, pues tampoco tengo miel.

¿Tú tienes? Sí, tengo, pero...

No, ¿eh? No voy a volver a ir a casa ahora.

Hija, Juli, por Dios, ni que fuera ahora una maratón.

Estás al lado. Que no, Oli, que estoy cansada.

¿Has tenido un día muy duro? No, duro no.

Ha sido un día horrible.

He estado en tres agencias de empleo

y no sabes lo humillante que es eso.

Bueno, un día malo. Seguro que mañana va muchísimo mejor.

Sí... Como no pase algo entre hoy y mañana,

ya te digo que mañana pinta igual de horrible.

Juli.

Tengo una noticia estupenda.

Ah. ¿Qué?

¿Te acuerdas del tío que se murió ayer?

Eh... Sí.

Pues resulta que he oído en el bar que buscan pasante para el bufete.

Ya. ¿Tendría que alegrarme?

Bueno, pues sí. ¿Tú no quieres un trabajo de abogada?

Sí, quiero un trabajo de abogada, pero en un bufete pequeño.

Zabálburu es de los más importantes y, evidentemente, es otra liga.

Pues, hija, si no lo intentas... Pero ¿qué quieres que intente?

A ver, yo no hablo idiomas no tengo másteres ni experiencia.

No tengo nada. Dime que no te vendes así de mal

para buscar trabajo, porque no me extraña que no te cojan.

Oli, de verdad, que todo eso no es para mí, no.

A ver, Julia, ¿tienes algo mejor que hacer?

Pues mira, ahora mismo estoy en la lista de espera

para ser reponedora en un supermercado.

Muy bien, de reponedora otra vez, ¿no?

Sí, de reponedora, es lo que hay.

No, no es lo que hay.

No has estudiado Derecho para trabajar de reponedora.

Así que me haces el favor de ir a la entrevista con dos ovarios

y demuestras lo que vales.

Y si no te cogen, nos plantearemos si trabajas o no de reponedora.

De verdad, no quiero perder el tiempo.

Vamos a ver, las cosas pasan por algo,

y no te digo yo que ese hombre haya estirado la pata

para que tú entres ahí. Hombre, no.

Pero si me he enterado, es por una razón.

Claro, por una razón,

porque te gusta más un cotilleo detrás de la barra que...

Tu destino está en ese bufete.

Es que lo tengo claro.

Ajá, clarísimo.

(FRANCISCO) Carlota.

Tengo que salir un momento.

Voy al aeropuerto a recoger a Jorge, al hijo de Felipe.

Cualquier cosa, al móvil.

-Claro. -Ajá.

-Eh... ¿Te importaría decirle que lo siento mucho?

-Sí. ¿Quieres acompañarme? -No.

Estoy hasta arriba, y además... no lo conozco.

-¿No lo conoces? -No.

Bueno, personalmente no.

Felipe me había hablado mucho de él.

Y sé que lo adoraba y...

y que últimamente estaban algo distanciados.

-Ser padre no es fácil.

Has hecho muy bien no teniendo hijos.

Eh...

En este tiempo que ha pasado desde lo de Felipe, no hemos hablado,

pero... ¿estás bien?

-Bueno, estoy todo lo bien que se puede estar

en estas circunstancias. -Ya.

Yo no hago más que darle vueltas al asunto.

Eh... ¿A ti no...

no te comentó si estaba nervioso por algo?

No sé, algún caso...

-No.

¿Por?

-No, no, no. Por darle una explicación a todo esto.

No sé, algo que le hubiera causado estrés.

Es que todo tan repentino...

-No, la verdad, no me comentó nada.

Pero bueno, al fin y al cabo, tenía más confianza contigo que conmigo.

Quiero decir que... te lo hubiera contado a ti.

-Sí, sí, claro.

Ah, eh...

No sé si te he dicho que mañana es el funeral.

-Sí, lo sé, pero yo no voy a poder ir.

Tengo la entrevista con la sociedad que necesitaba asesoramiento.

¿Te acuerdas? -Sí.

Estoy...

-Normal.

-Cierra el cliente.

-Cuenta con ello.

-Hasta luego. -Hasta luego.

(FELIPE) "Hola. Soy yo.

¿Puedes venir a mi casa cuando termines?

O llámame. Es que necesito hablar contigo.

Un beso".

-Papá. -Álex, ven. Siéntate.

-Dime.

-Una pregunta.

Cuando yo me muera, ¿tú qué preferirías,

tener que coger mis cenizas y tirarlas por ahí

o tener una figurita mía en tres dimensiones

hecha con ceniza? ¿Eh?

-Papá, qué asco, por favor. -Pero ¿qué asco ni qué asco?

De verdad, qué poca visión de negocio tienes.

Mira, sería una figurita con mi imagen en tres dimensiones

hecha con mis propias cenizas,

que es... a ver, la esencia de la persona.

¿A que es un buen recordatorio? -Sí,

para meterlo después dentro del roscón.

-De verdad, qué poca iniciativa tienes, macho.

-Justo por eso quería hablar contigo.

-Cuéntame.

-Que quiero apuntarme a taekwondo. -Perfecto.

A mí me parece perfecto.

Además, el taekwondo creo que es el complemento perfecto

para el baloncesto.

-Ya. Es que la idea es dejar el baloncesto.

-Ni hablar. Ya lo hemos hablado esta mañana.

Que no, que no, que tú tienes mucho talento.

Sería desperdiciarlo, tirarlo por la borda.

-Es por hacer algo nuevo. En el baloncesto,

ni estoy motivado ni nada.

Si perdemos siempre. Si es que son unos matados, papá.

-Ganar no lo es todo.

-Ya. Lo importante es participar, claro.

-Efectivamente. -Ajá.

-Esa no es la actitud.

Esperamos a que venga mamá y lo discutimos los tres.

-A mamá ya se lo he dicho y no le importa que deje el baloncesto.

-¿Entonces?

Mira, mi libro de cabecera es "El arte de la guerra",

de Sun Tzu.

Te lo voy a dejar; te vendrá muy bien y cogerás unas cuantas ideas.

-Claro, papá.

Entonces, hablas tú con mamá del taekwondo, ¿no?

-Pues claro. -"Okay".

-¿Qué tal?

Perdona, te he asustado un poquito. No.

No quería asustarte, de verdad. Bueno, perdóname.

No, no es culpa tuya. Es que estoy un poco nerviosa.

¿Estás algo mejor que ayer?

Algo.

Me impresionó mucho.

Es la primera muerte cercana de mi vida.

Todas impresionan.

Bueno, la primera fue la de mi padre, pero...

no llegué a conocerlo.

Eso debe de ser duro.

¿Vivís solas tu madre y tú? Ajá.

¿Lo conocías mucho?

De toda la vida.

Es amigo de mi...

Era.

Era amigo de mi padre, o sea que imagínate.

Domingos, vacaciones... Era como un tío para mí.

La verdad que me trató muy bien siempre.

Era divertido Felipe.

Tenía un sentido del humor bastante peculiar.

A mí me trató muy bien siempre también.

Pobre. Morir solo...

Me da tanta pena.

Hay que vivir...

a tope, como dicen,

todo, lo bueno y lo malo.

Porque, ya ves, en cualquier momento,

te vas al otro barrio.

Y disfrutar mucho.

El problema es que mañana se nos habrá olvidado

y estaremos histéricos en el primer atasco que pillemos.

Seguro.

¿Hacemos un trato?

Si alguna vez, alguno está de bajón o de malhumor,

nos recordamos este momento.

Es un trato complicado de cumplir.

¿Lo intentamos?

Trato hecho. Trato hecho.

Me voy a mi despacho, así que...

Hasta luego. Adiós.

-¿Sabes qué?

He estado hablando con Álex. Ah.

Está tan mayor... Pues a mí no me lo parece.

Y no me deprimas, que me dan ganas de echarme más cremas.

¿Para qué? Si estás mejor que nunca.

Pues yo, fíjate, lo he visto como más maduro,

más... más centrado.

Pues yo cada día lo veo más caprichoso.

Será la edad del pavo, y espero que se le pase pronto.

Oye, José, que estoy un poco preocupada.

Si no te sale algo pronto, mi nómina no va a dar más de sí.

Bueno, pues no te preocupes más,

porque el negocio que tengo en mente está a esto de salir.

¿El de los ataúdes? ¿Cómo ha ido la reunión?

Nada, nada, olvídate. Tenías toda la razón.

Te he hecho caso. He hecho un estudio exhaustivo del mercado,

¿y qué es lo que pasa?

Que los nichos están por las nubes, por no hablar de las sepulturas.

¿Qué es lo que pide la gente ahora?

Incinerarse.

Oye, sabes que confío en ti, pero tienes que centrarte,

porque llevamos meses tirando solo de mi sueldo y de los ahorros.

Tú no te preocupes, porque esto va a ser como...

¿Tú te acuerdas cuando te llevé a Santiago de Compostela,

aquel hotelazo, en tu cumpleaños, que fue una sorpresa?

Pero ¿cómo me voy a olvidar de eso? Venga, va, cuéntame la idea.

Que dos cabezas piensan mejor que una.

Dame dos días, ¿eh? Que si no, se me gafa la idea.

Pero va a ser... como cuando tuvimos la inmobiliaria.

¿Igual, igual? Mejor.

Pero ¿en todo?

¿En todo?

¿En todo? Vamos, que si en todo.

¿De verdad? Vamos...

¿De verdad? ¿Sí?

¿En todo, todo?

En todo, más y mejor.

(Campanada)

(Campanada)

(Campanada)

(Campanada)

(Campanada)

(Campanada)

-Jorge. Francisco.

¿Estás bien? Bien, todo bien.

¿Estás bien? Todo bien, Francisco. Vamos.

Vamos.

(HOMBRE) El misterio de la muerte nos enseña

que por mucho que acaparemos en vida,

nos reunimos con el Señor con las manos vacías,

y que lo único perdurable que dejamos en este mundo

es lo que permanece en el corazón de los que nos quisieron.

Felipe Leiva deja un ejemplo de honradez y de honestidad

que germinará en el corazón de los que lo rodearon.

Y deja también en el corazón de su único hijo

el recuerdo de un padre recto y afectuoso.

Y deja, finalmente, en los que lo conocieron,

la memoria de un hombre que quiso y fue querido,

que no sembró enemigos,

sino paz, amistad y amor.

"Yo soy la resurrección y la vida.

El que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá.

Y el que vive y cree en mí, no morirá eternamente".

Concédele, Señor, el descanso eterno,

y brille para él la luz eterna.

Descanse en paz.

Amén. (MUCHOS) Amén.

-Lo acompaño en el sentimiento. Muchísimas gracias.

Lo acompaño en el sentimiento. -Gracias.

Jesús.

Muchas gracias.

Oye, muchas gracias por todo, ¿eh?

Sabéis que para nosotros sois como familia.

Si necesitas cualquier cosa, lo que sea...

tienes mi teléfono.

Gracias, Jesús.

-Qué desgracia, Dios. Es que no me lo puedo creer.

Aún no me lo puedo creer.

Yo tampoco. La última vez que hablé con él,

lo mandé a la mierda.

Pues sí, mi mejor amigo, y lo último que le digo antes de morir

es que es un pesado.

¿Te lo puedes creer?

Oye, ¿dónde te estás quedando? ¿Por qué no te vienes a casa?

No, no. Eh...

Me he alquilado un apartamento. No...

No me veía con fuerzas para quedarme en su piso.

Y vosotros suficiente habéis hecho ya.

No quería molestaros. Ay, Dios.

Que no es ninguna molestia. Debiste quedarte en casa.

¿Para qué gastar dinero, hombre? Ya.

Oye, si te parece bien, mañana me... me paso por el bufete

y arreglamos los asuntos legales. Cuando tú quieras, no hay prisa.

Tómate unos días, descansa.

Luego, cuando vengas, ya hablamos de todo.

Yo, la verdad, prefiero arreglar todo y...

volver a Chicago cuanto antes.

Lo entiendo, yo haría lo mismo.

Cuanto antes pase todo esto, mejor. Sí.

Eh... ¿Te llevo a algún sitio?

No. Eh...

Creo que me voy a quedar un rato más.

Bien. Tienes mi teléfono y tienes el teléfono de Jesús.

Cualquier cosa, y no pongas como excusa que no quieres molestar.

Vale.

De verdad, Francisco, gracias por... gracias por todo.

Tu padre para mí era...

Bueno, ya sabes lo que era tu padre para mí.

Lo sé.

Hasta luego. Gracias. Gracias.

Esto es una vergüenza, eso es lo que es.

-¿Una vergüenza por qué? ¿Cómo que por qué?

A ver, el cerdo de mi jefe me acosa,

y cuando yo me encaro a él, resulta que me echan a mí.

¿A mí?

Y encima, sesiones con psiquiatra.

No, mira, psiquiatra no, soy "coach".

Bueno, "coach", lo que sea. Me da igual. Me da igual.

No necesito que nadie me ayude a reconducir mi ira ni...

ni mi conducta ni nada. ¿Qué pretendíais que hiciera,

que me quedara esperando

a que ese hiciera conmigo lo que quisiera?

¿No? ¿Es eso?

Pues no, no. Yo no soporto las injusticias, no.

Bueno, Julia, podemos estar dándole vueltas todo el rato a lo mismo

o aprovechar las sesiones.

Sí, pues no sé cómo vamos a aprovechar las sesiones.

A ver, siéntate.

Por favor.

Mira, por ejemplo,

intentando buscar un enfoque distinto

a la hora de resolver problemas. No necesito enfoques distintos.

Necesito no tener problemas. Ya. Todos tenemos problemas.

Sí, claro. Claro, claro.

Pero hay quien tiene dinero

para resolver sus problemas. Ya.

¿Y para qué quieres el dinero?

No sé, ¿a lo mejor para tener una casa?

O para tener tiempo para poder encontrar un trabajo

a la altura de mi cualificación;

o no sé, para planear mi futuro.

Vale, dices encontrar un trabajo

que esté a la altura de tu cualificación.

Hace un momento me has dicho que tenías una entrevista de trabajo

como abogada, pero que no sabías si ir o no ir.

Sí, porque la entrevista coincide con...

con el inicio de otro trabajo como reponedora, y ya está.

¿Y si fueras a esa entrevista y consigues lo que quieres?

¿Serías feliz?

¿Qué quieres decir, que no quiero ser feliz o qué?

No, no. A ver.

Claro que entiendo que quieres ser feliz,

pero creo que tienes miedo a perder esa oportunidad.

Prefieres dejarla pasar para así,

culpar a la vida y no culparte a ti misma.

No, es que lo que necesito es solucionar lo de mi hermano.

Luis era, ¿verdad?

Sí, sí, Luis.

No quiero que pase más tiempo encerrado en ese centro, no, no.

Y...

Y si voy a la entrevista del bufete

y a lo mejor no me lo dan,

y luego he perdido el trabajo en el supermercado...

Ya. Y si aceptas el trabajo de reponedora y pierdes...

la oportunidad de la entrevista

por la que tanto tiempo llevas luchando, ¿qué pasaría?

Nada, no pasaría nada. ¿Nada?

¿No te suena de nada la frase "¿Qué hubiera pasado si...?"?

¿Qué quieres decir? Que me voy a arrepentir, ¿no?

No lo sé, no.

¿Tú qué opinas?

Opino que no me lo van a dar, eso es lo que opino.

Ya, y no lo sabes si no lo intentas. A ver,

¿no entiendes que no soy de las que tiene buena suerte en la vida?

Julia, no te ocultes detrás de la mala suerte.

El destino baraja las cartas,

pero al final, quien las juega somos nosotros mismos.

-Menos mal que quedan horas para vernos.

"¿A qué hora llegas?". No cojo el avión esta tarde.

¿Es por la llamada de tu padre?

Necesito saber por qué estaba mi padre así.

No sé, estaba muy raro, le pasaba algo.

-Deja que le compre las acciones del bufete

que su padre le ha dejado en herencia.

-Pero es que, a lo mejor, las acciones del joven Leiva

las quería comprar yo.

-Tienes miedo, ¿no? Te aterra ir a la entrevista y que no te cojan.

(LLORA)

Perdón.Mierda. Perdón.Joder.

-Tu padre era un trabajador incansable.

No sé, pensaba que, a lo mejor, estaba teniendo un estrés

fuera de lo normal. Yo creo que no.

A lo mejor tampoco era de trabajo, era algo más... personal.

¿Personal?

-No sé si sabes que los socios del bufete

tenemos prioridad sobre las acciones.

Sí, sí, lo sé, pero...

no quiero vender.

De momento quiero quedarme por un tiempo aquí, y...

pensar qué hago con... con las acciones.

Ahora hay que andar con mucho cuidado

para que no se dé cuenta de que queremos quitárnoslo de encima.

El chaval no es tonto.

Estos números de aquí.

No sé de dónde vienen. Creo que es la retención, pero....

¿Qué haces aquí?

-Alba me está preguntando por unas cuentas

y le echo una mano. ¿Qué pasa? -No tienes bastante trabajo

y vienes aquí a molestar a la gente, ¿no?

-Solo estaba intentando tontear un poco con Alba.

Tiene derecho.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 2

Derecho a soñar - Capítulo 2

21 ene 2019

Jorge y Madison se despiden en Chicago, ella se ofrece a acompañarle, pero Jorge prefiere ir a España solo. Jose y Sofía tienen un encontronazo por la torpeza emocional de él. Julia busca trabajo. A Carol le da miedo entrar en el despacho de Leiva, para mofa de Charly. Ángel se propone a Carlota como posible socio. Olivia escucha que en el bufete van a contratar a un pasante y se lo cuenta a Julia, que piensa que eso le queda muy grande. Carlota fue la última persona a la que llamó Felipe Leiva. Alba y Jesús se acercan, y hacen un trato. El funeral de Felipe Leiva. Francisco le dice a Jorge que no tenga prisa por solucionar los temas del bufete. Julia asiste a la primera sesión con el Coach. Carlota tiene un secreto.

ver más sobre "Derecho a soñar - Capítulo 2" ver menos sobre "Derecho a soñar - Capítulo 2"
Programas completos (94)

Los últimos 96 programas de Derecho a soñar

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Nuevo Capítulo 94 Completo 51:47 70% pasado viernes
    Capítulo 94 pasado viernes El conflicto entre Alba y Maricarmen por el tema de la venta de las naves para obtener dinero para la fianza de Francisco está en un momento álgido. Por un lado, Maricarmen duda en entregar el que c...
  • Nuevo Capítulo 93 Completo 51:20 68% pasado jueves
    Capítulo 93 pasado jueves Al menos dos acontecimientos amenazan con tener consecuencias importantes en el futuro de todos. Por una parte, Julia descubre que el procedimiento de expulsión del hijo de María es más retor...
  • Nuevo Capítulo 92 Completo 51:35 66% pasado miércoles
    Capítulo 92 pasado miércoles Julia pide a Jorge ocuparse del caso de María Tembo y lo consigue. Está convencida de que será un caso fácil y podrá traer a su hijo de vuelta a España. Jorge tiene dudas...
  • Nuevo Capítulo 91 Completo 52:09 67% pasado martes
    Capítulo 91 pasado martes El coach anima a Sofía a mirar la vida de una manera más alegre y ligera, ella lo intentará. Julia ha ligado este fin de semana por el Acorder y ha sido un desastre. Los socios reparten los c...
  • Nuevo Capítulo 90 Completo 53:54 65% pasado lunes
    Capítulo 90 pasado lunes La demanda contra Sofía es retirada en el último momento por la demandante, y Jesús, después de tantos temores, no llega a intervenir. Jesús arrastra una descomunal resaca duran...
  • Capítulo 89 Completo 51:52 67% 17 may 2019
    Capítulo 89 17 may 2019 Sofía sufre por la demanda de la que ha sido objeto y Jesús sufre por haberse ofrecido a defenderla ante el tribunal, cuando sospecha que, dada su inexperiencia en ese campo, quizá no vaya a ...
  • Capítulo 88 Completo 52:34 67% 16 may 2019
    Capítulo 88 16 may 2019 Sofía ha de enfrentarse a una demanda por el accidente de la amiga de Cristina. Contará con la ayuda desinteresada de Jesús, inexperto a la hora de pisar los Juzgados. Sofía se siente ...
  • Capítulo 87 Completo 52:52 64% 15 may 2019
    Capítulo 87 15 may 2019 Sofía está nerviosa por la demanda que le ha puesto Inés a raíz de la caída de su hija en el parque. Por suerte Jesús le ha ofrecido ayuda. Sin embargo, Jesús est&...
  • Capítulo 86 Completo 51:26 68% 14 may 2019
    Capítulo 86 14 may 2019 Es domingo y vamos a mostrar cómo lo afrontan nuestros distintos protagonistas fuera de su rutina laboral. Julia aburrida acude a la terraza de Olivia. Maricarmen y Alba discuten, porque la hija ha quedado...
  • Capítulo 85 Completo 51:31 73% 13 may 2019
    Capítulo 85 13 may 2019 En el final de la semana, muchos de los conflictos se resuelven gracias a la intervención de héroes anónimos. Julia logrará, gracias a una prueba enviada por un anónimo, que la ...
  • Capítulo 84 Completo 55:59 69% 10 may 2019
    Capítulo 84 10 may 2019 Julia pierde un nuevo caso. Alba advierte a Jesús y Ángel que su madre está trabajando en la terraza. Olivia le pide a Luis que llame a su hermana. Los socios le piden a Victoria que readmita...
  • Capítulo 83 Completo 54:08 64% 09 may 2019
    Capítulo 83 09 may 2019 Día de situaciones tragicómicas en el bufete. Un grupo de vecinas de Tomasa llega desde el pueblo a saludar a su amiga. No se moverán de allí hasta conseguirlo. Esta invasión si...
  • Capítulo 82 Completo 54:18 65% 08 may 2019
    Capítulo 82 08 may 2019 Primeros roces por la convivencia entre Olivia y Julia. Sofía tiene problemas para dar de baja el teléfono de Jose porque no es la titular. Berta sube una foto con Alba a Photopic, provocando una gr...
  • Capítulo 81 Completo 53:35 71% 07 may 2019
    Capítulo 81 07 may 2019 Julia lleva un caso de despido improcedente como abogada. Sigue molesta con Jorge por su cita frustrada. Jorge está confuso respecto a las intenciones de Madison. Sofía recibe del Coach el consejo d...
  • Capítulo 80 Completo 53:21 72% 06 may 2019
    Capítulo 80 06 may 2019 Julia le confiesa a Olivia que está nerviosa por su cena con Jorge. Macarena y Tino inician un nuevo bulo con Ángel y Alba. Hugo, perdiendo los nervios, decide en el juzgado que no quiere ir a juici...
  • Capítulo 79 Completo 51:58 71% 03 may 2019
    Capítulo 79 03 may 2019 Rodrigo tiene un agitado día en los Juzgados en el que se encuentra con todo el mundo: con Victoria, a la que importuna con zalamerías; con Berta, a la que invita a compartir una velada en casa de J...
  • Capítulo 78 Completo 51:45 70% 02 may 2019
    Capítulo 78 02 may 2019 Julia está de subidón porque Jorge le ha prometido un caso y también la ha invitado a cenar. El caso de Hugo Collado se da la vuelta, la defensa tiene un as en la manga y ahora pueden convert...
  • Capítulo 77 Completo 51:11 70% 30 abr 2019
    Capítulo 77 30 abr 2019 El caso de plagio que lleva Berta, el del diseñador Hugo Collado, se complica con una nueva estrategia de Rodrigo, defensor de la estilista supuestamente plagiadora, y amenaza con traer una contrademanda p...
  • Capítulo 76 Completo 55:24 71% 29 abr 2019
    Capítulo 76 29 abr 2019 Sofía intenta recomponerse para afrontar su nueva realidad familiar y vital, y el coach le recomienda emprender alguna afición. Sofía se planteará aprender ajedrez. Jorge lleva junto a...
  • Capítulo 75 Completo 51:08 67% 26 abr 2019
    Capítulo 75 26 abr 2019 Sofía tiene su primer sesión con el coach. Julia le cuenta a Alba que su madre es dueña de medio polígono industrial porque Francisco lo puso a su nombre. Charly, Carol y Daniel buscan...