Derecho a soñar La 1

Derecho a soñar

Lunes a viernes a las 18.15 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5230978
No recomendado para menores de 7 años Derecho a soñar - Capítulo 91 - ver ahora
Transcripción completa

¡Ah!

Victoria tiene razón, ahora no es el mejor momento.

Me liberas la agenda de Jorge entre las 17:00 y las 18:30.

Apunta.

No será posible.

Tendrías que haber pedido cita con antelación.

No sabía que tuviese que pedir cita para ver a mi novio.

-Julia es la que mejor sabrá si Jorge está ocupado o no.

-Una secretaria debe saber hacer hueco en su agenda.

-Sí, cuando se lo ordena su jefe, no tú.

El otro día te vi con Julia, en tu despacho.

Por un momento, me pareció que hubo conexión.

Yo nunca he sido celosa.

Y es que ahora, aquí, me está matando.

Me encanta verte así de contenta.

-Nos va todo fenomenal.

Esta mañana ha llamado un posible comprador de las naves.

-¿Ah, sí?

-¿Te imaginas? Voy a ser rica.

-Bueno, pasito a paso.

No hablemos antes de vender.

-Eso no va conmigo, yo soy apasionada.

¿Qué te da tanta vergüenza? -Que me gustas.

¿Crees que podemos seguir siendo amigas?

-A ver, tampoco... No me lo esperaba, Carol.

Y no me gustaría cambiar nada.

-¿Seguro?

-Sí, te he echado mucho de menos.

Un aviso del Acorder.

Puede que Julia tenga una cita.

No. Ya estás largando todo.

Pues que tiene 35 años.

Y en su foto de perfil, tenía un cuadro de Klimt.

Y nada, le di a "me gusta" por darle y hemos hecho "match".

Queda con él este finde. No, es muy pronto.

¿Una cena familiar? De eso no me dijiste nada.

Te lo estás tomando muy serio.

¿Tendrías algún problema? -No.

He de confesarte que no tenía muchas ganas de conocerte.

Pero estoy tan contenta. Mi hija va a ser muy feliz.

Ya te lo dije.

Que ya te lo he contado todo.

No, me has dicho que has ligado.

Quiero detalles.

¿Por qué tanto misterio? De misterio, nada.

Yo siempre te lo cuento todo.

A lo mejor no deberías. ¿En qué trabaja?

Es que te vas a reír. ¿En qué trabaja?

¿En qué trabaja?

Trabaja con maquinaria, ya te lo he dicho.

¿Qué es eso, tía? Qué bajón.

Y solo habla de jardinería. Es un pesado.

Y es deportista.

Guay que le gusten las plantas. ¿Está bueno?

Sí, está muy bien.

Está fuerte, pero tampoco cachas en plan...

Estabais en el bar, ¿y qué?

Pues nada, me dijo si quería subir a su casa.

¿Y?

Y sí, subí.

Una casa muy rara. ¿Por?

Tiene una planta carnívora en el salón y cuadros de Klimt.

¿Originales?

Sí, claro, originales, Oli.

La maquinaria está supercotizada.

Qué pasada. Guay, ¿no?

¿Cómo van a ser originales?

Entonces, son láminas de Klimt, no cuadros de Klimt.

Bueno, ¿y qué? Pues nada.

Ay, Juli, que pareces un tupperware, cuéntame.

¿Quieres los detalles? Sí, sí.

Quiero detalles.

Pues nada más entrar...

Mmm...

Y nada, tampoco hablamos mucho.

¿Y "mmm" no hablasteis mucho en su cuarto

o "mmm" no hablasteis mucho en su salón?

En su cuarto, obviamente. Que lo tiene lleno de espejos.

Me flipan los espejos.

Sabía que dirías esto.

Pues mientras estábamos ahí,

no paraba de mirarse.

En plan, que se gustaba a sí mismo.

¡Puag! Sí, como en el gimnasio.

Me tocó uno de esos una vez.

Es como si en vez de acostarse contigo,

se acostaran consigo mismos. Así fue con Ramiro.

Dime que no se llama Ramiro. Sí, se llama Ramiro.

¿Con una planta carnívora, de dónde ha salido ese?

No le vas a volver a ver. No, no creo.

Además, no sé, fue un poco raro todo.

Me imagino que va a ser así durante una época.

Cuando dejas una relación, las primeras citas son ortopédicas.

Sí, lo fue.

Me da pena que no te lo hayas pasado bien.

No, sí que me lo pasé bien, pero fue raro.

¿Bajas? Sí.

Te quería comentar una cosa. Va a venir a cenar

una mujer de la ONG de inmigrantes.

Necesita asesoría legal.

¿Te importa ayudarle? Claro.

¿Sí? Guay.

Pues traigo cenita y habláis, ¿vale?

Genial.

Bueno, ¿entonces, Ramiro tenía...?

Sí, Oli, sí, tenía.

Pero...

Pobrecitos, pasaron una situación horrible.

El accidente fue muy aparatoso.

La niña sufrió mucho en el colegio.

Casi nos denuncian y casi vamos a juicio.

Y yo culpé a Álex. Si me dejas...

Y era culpa mía.

Yo, como madre, soy responsable.

Si hubiera estado, no habría pasado.

O habría reaccionado de otra manera.

¿Te das cuenta de la cantidad de condicionales que usas?

No.

Si hubiera estado, podría, debería.

Y todo, para cuadrar un círculo de pensamiento que persigue

mantener el control.

Bueno, soy madre y tengo que controlar la situación.

Eso es una ilusión. No se puede controlar todo.

Bueno, pero como mínimo, algo, no sé.

Tendrías que confiar un poco más.

Sentir que formamos parte de un todo.

Y tienes que fluir ligera.

Perdona que te lo diga, pero tú no tienes hijos.

Verlo desde el otro lado es mucho más fácil.

Cuando tienes hijos y es tu responsabilidad.

En este caso, soy responsable de ellos.

No hay nadie más.

Me parece que... ¿Y por qué?

Porque si no controlas, yo qué sé,

les puede pasar algo, se pueden matar.

(RÍE) Vale, a ver.

¿De verdad sientes...

que si no tienes el control de todo, alguien va a morir?

Bueno...

Es una gran responsabilidad. ¿No crees?

Ya, pero es que para mí, eso es ser madre.

¿Sabes?

Tendríamos que cambiar ese punto de vista.

En la vida, hay muchos problemas.

Y no hay que trivializar.

Pero tampoco es sano

hundirse ante ellos. Ya.

Te animo a que mires la vida de una manera

más positiva, con un espíritu más optimista.

Ya, ya, si yo antes la veía así.

Pero con toda esta situación, no es fácil.

Recuerda lo que decía Cervantes.

¿Qué? La vida podría ser

una gran broma. ¿Eso es de Cervantes?

Sí, pero lo que quiero... ¿Seguro que es de Cervantes?

Yo hice letras y no me suena que lo dijera Cervantes.

Sí, estoy convencido. Ah.

Pero no te escapes.

No.

Lo que quiero que tengas claro

es que no deberías tomarte la vida tan en serio.

Y que si has empezado

a ceder cuotas de confianza a tu hijo mayor,

no lo abandones en el primer incidente.

Incidente... Yo no lo llamaría incidente.

Pues yo sí lo llamo incidente y te podría haber pasado a ti.

Sí, claro.

La culpa no es tuya, eso está claro.

Pero tampoco de tu hijo.

Quitarle responsabilidades sería como castigarle.

Malo para ti, porque no podrías con todo.

Y una faena para él porque le cargarías

con la responsabilidad de todo.

Ya.

(Sintonía "Derecho a soñar")

Las dos, con el paraguas.

Como dos niñas.

Ay, por favor.

¿Y por qué el paraguas?

Como si fueran espadas. No sé, estaban ahí.

-No sé si los paraguas hacen mucho.

Pero esta mujer me dio un susto de muerte...

-Chicos, ¿podemos empezar ya?

-Ah, sí, sí, perdón.

-No, está bien, tengo unas llamadas pendientes.

-Sí, claro.

Esta semana tenemos dos casos.

-Sí, dos, alfa y beta.

-¿Perdona?

-Alfa y beta.

Cuando una empresa pasa de kappa,

la lista de clientes pasa a ser considerada y eso...

Nombrarla así hace que sea competitiva.

-Bueno, pues tenemos dos casos, alfa y beta.

Y en el caso alfa,

defendemos a un grupo de ecologistas

que están luchando para que una fábrica siderúrgica

cumpla con la normativa en sus instalaciones.

-Ecologistas, no lo veo.

Tuve una experiencia con ellos. Pagan mal, si pagan.

Hay que perseguirles, es agotador.

-Bueno, continuamos.

Y en el caso... ¿Cómo era, beta?

-Sí, beta, es fácil.

Alfa, beta, gamma, delta. Bueno, fácil.

No tenemos tu nivel de griego.

Y si esta va a ser la nueva nomenclatura,

tendremos que reaprender de nuevo el alfabeto griego.

Porque después de delta, ¿qué venía?

¿Épsilon? Sí.

Épsilon, lo sabe todo el mundo.

¿Y sabe todo el mundo qué viene después de épsilon?

Lo digo por saber.

Yo soy una persona muy curiosa, me encanta aprender cada día.

Hasta épsilon es lo que importa.

Ah, mira, eso no lo sabía.

Si es épsilon solo lo que importa,

cuando tengamos el cliente épsilon,

al siguiente cliente habrá que decirle que no.

No tenemos cómo llamarle.

¿Esa va a ser la política? -Haya paz.

Vamos a seguir con lo nuestro. En el caso beta,

tenemos a un grupo, creo que son 12 jóvenes.

Eso sí, ricos. -Bien, mucho mejor.

-Se les acusa de causar

graves daños a un restaurante durante su graduación.

-Imaginaos la que habrán montado para que les denuncien.

-Si no os importa, me gustaría llevar personalmente

el caso de los ecologistas. -Alfa, chicos.

Perdón que insista.

Los nombramos para no tener que repetir el nombre.

¿Os parece bien?

Perfecto.

Jorge, tú podrías encargarte del caso beta.

Por mí, sin ningún problema.

Encantado con lo que me digáis, no soy un macho alfa.

Yo creo que eso es todo.

-Perdón que insista, ya sé que lo he dicho antes.

Creo que no deberíamos aceptar el caso alfa.

Esta gente es muy complicada.

Tuve con ellos una experiencia horrible, no pagan.

-Yo no quiero poner en duda tus experiencias anteriores.

Pero creo que deberíamos

confiar en los clientes.

No han demostrado lo contrario.

Me han parecido muy responsables y muy serios.

Y yo, sinceramente, apoyo mucho su trabajo.

-Muy bien, sin problema.

Solo quería poner mi experiencia sobre este asunto

para no cometer los mismos errores.

Si confías, no se hable más. -Sí, confío en ellos.

Eso es todo.

Gracias.

Hasta luego.

¿No tendrás un cargador?

Sí, claro. Ay, gracias.

¿Qué tal estás? Bien.

¿Me harías un favor?

Sí. ¿Sabes cómo puedo averiguar

si me han bloqueado en el Whats?

¿Y eso?

Una madre del cole, que creo que me ha bloqueado.

¿En serio? Sí, es una mujer muy rara.

Como me llevo bien con todo el mundo...

La gente está muy mal.

¿Puedes ver su foto de perfil?

Cuando mando en el grupo, sí. Cuando mando sola, no.

Pues sí, te ha bloqueado.

Vaya, me lo imaginaba.

De verdad.

-Daniel.

¿Tienes un minuto o estás ocupado?

-Trabajo hay, pero lo primero es lo primero.

-Quería hacerte un encargo muy importante para el bufete.

Confío en vos.

-Sí, claro, lo que sea.

-Quería saber todo lo que habla el personal

sobre la vuelta de Francisco, cualquier cosa que escuches.

Me gustaría que me lo dijeras. -Vale, sin problema.

-Muy bien, gracias.

-Perfecto.

¡Ay!

Por qué poco.

Una bronca es lo último que querría.

Ya, normal.

Si no ves la foto de perfil,

es que te han bloqueado.

Pregúntame cuando quieras. Muchísimas gracias.

Y ánimos.

Gracias y gracias.

¿Por qué caso Beta?

Cosas de John Harty.

(RÍEN)

Pues parece un caso simple.

Una panda de chavales, acomodados, claro,

se acaban de graduar en una universidad muy prestigiosa

y se emborrachan y destrozan

el restaurante donde celebraban su graduación.

También insultaron a los trabajadores

y se fueron.

Eso sí, pagaron la cuenta. Vamos, unos niñatos.

Buena manera de hablar de nuestros clientes.

No sé cómo podemos defender a esta panda de lerdos.

Panda de lerdos.

Sí, Jorge, sí, panda de lerdos.

Se creen que pueden hacer lo que les dé la gana.

Entrar a un restaurante, destrozarlo, sin consecuencias.

Yo no he destrozado ningún restaurante.

Sí, ya lo sé, ya lo sé, lo siento.

Pero no puedo soportar

a esta gente que hace lo que le da la gana.

Ya sea por estatus, por dinero, por fuerza física.

La gente que se cree por encima de todo me parece...

Chulos o no chulos, tienen derecho a una defensa.

Ya hemos hablado de esto.

Sí, y no será la última vez que hablemos.

¿Qué es lo que no entiendes?

En un juicio, tiene que haber un juez y dos partes.

Una es inocente y la otra, culpable.

Pero las dos tienen que tener un abogado.

Eso es muy bonito, pero estos chavales son culpables.

No sabemos de cuánto.

Hay datos que desconocemos.

¿Por qué empezó, se pelearon con los del restaurante?

¿Y entonces?

Es la palabra de uno contra otro, para eso estamos.

¿Y dónde está el límite?

¿Qué límite?

El nuestro. Se trata de ganar, ¿no?

Clientes, casos, lo que sea. No, no se trata de eso.

El sistema funciona así.

Y nosotros participamos en ese sistema

como abogados y como bufete.

Un bufete es una empresa.

Una empresa con nóminas, con alquiler de la oficina.

¿Y cómo se paga todo eso? Ganando casos.

¿Para qué hacemos las reuniones?

Para hacer una criba y ver los casos.

Y ya me gustaría a mí que todos los casos fueran justos.

No funciona así.

Una vez un caso se acepta,

debemos defender al cliente.

Creía que debíamos defender la justicia.

O de eso iba nuestro trabajo.

Si quieres eso, te haces fiscal.

¡Oh!

Nuestro trabajo no va de eso. Va de defender al cliente.

Buscar la mejor solución posible.

Y no es siempre demostrar la inocencia.

Es llegar a un acuerdo, pagar una indemnización.

De eso va, de buscar soluciones.

Ya sé que va de eso.

No debería ir de eso.

No debería ir de quien tiene el abogado más listo

o más tramposo. ¿Qué tramposo?

Un profesor en Estados Unidos hacía hincapié en la retórica.

Sí, la retórica.

Nos sacaba un tema en clase, nos preguntaba nuestra opinión

y nos convencía a todos de su punto de vista.

Una vez nos tenía ahí,

nos convencía de lo contrario.

De eso va nuestro trabajo.

No es de hacer trampas ni de salirse con la suya.

Va de escoger una estrategia y convencer.

Ya. ¿Sabes cuál es el problema de la retórica?

Que si está vacía y no tiene base ética,

se convierte en algo hueco.

En algo corrupto y, además, muy peligroso.

Me estás hablando de tener que convencer

sin argumentos. Ahí, sí.

Muy bien. Eso quiere decir que serías capaz

de defender a un asesino de niños

solo porque se trata de ganar casos.

¡Eso es demagogia! Estamos hablando, ¿no?

Hablamos de chavales, no de asesinos.

¡Ese es el problema, Jorge!

Se creen con derecho a todo sin asumir consecuencias.

Vale, muy bien, a lo mejor no asesinan niños.

Pero harán que este mundo sea peor.

No nos vamos a poner de acuerdo. No, Jorge, no.

¿Se puede?

-Por favor.

Estoy revisando un informe. No he visto nada tan mal escrito.

-¿Es nuestro?

-No, y menos mal.

Es para echar a quien haya escrito esto.

Que haya gente que escriba así

y que esté cobrando un sueldo tiene mérito.

En fin, cuéntame.

-Traigo buenas noticias sobre tu padre.

El juez ha aceptado revisar su situación y fijar una fianza.

-¡Hombre, por fin!

Por fin, eso es una muy buena noticia.

-Hemos alegado máxima disposición a colaborar

y arraigo notorio para minimizar los riesgos de fuga.

-Bien jugado, Ángel.

-Esa es la buena noticia.

-¿Cuál es la mala?

-La fianza.

¿Cuánto? -Un millón.

-¡Joder!

-La fianza, en delitos económicos,

se fija en proporción a la cantidad desfalcada.

Y aquí estamos hablando de...

De muchísimo dinero.

-Un millón, están locos.

-¿Tú tienes un millón? Tu padre lo tiene todo embargado.

Pues a ver qué hacemos.

¿Qué piensas hacer cuando salga?

-De momento, quiero verle libre. Luego, ya pensaremos.

-Pero algo te rondará por la cabeza.

Devolverle su posición en el consejo, su despacho.

-Tú mismo estás respondiendo. Dices que este es su despacho.

¿Yo qué quieres que te diga?

Hola.

Hola. ¡Huy!

¿Y esa cara?

¿Eh? ¿Estás bien?

Sí.

Sí, sí.

Dentro de lo que cabe.

Ya.

Pero hay algo que no cabe, ¿no?

A ti no se te escapa una.

Te conozco como si fueras mi hermano.

(RÍE)

Van a soltar a papá. ¿En serio?

Esa es una noticia genial. Sí, es estupendo.

Pero hay un pero.

¿Y cuál es el pero?

La fianza que piden.

Se paga, no vamos a dejarle... Pero piden mucho dinero.

¿Cuánto es mucho?

Un millón de euros.

¿Qué?

¿Y papá tiene ese dinero?

Papá tiene un embargo sobre todas sus cuentas.

Y ese no se lo levantan.

(SUSPIRA) Ya.

Acabo de llamar a la familia de mi madre.

Ellos tienen bastante dinero.

Y no quieren saber nada.

Dicen que él se lo ha buscado.

Y lo peor es que tienen razón.

Pero no lo podemos dejar así. Claro, no podemos.

No, no.

Pero no sé qué. No tengo ni idea.

-Hola.

-Hola, ¿qué tal?

Tengo una llamada pendiente.

Hasta luego. -Hasta luego.

¿Sabes qué?

Los veo y me siento orgullosa.

¿Orgullosa, por?

Se los ve con una relación tan linda.

Es que somos hermanos.

Yo conozco a hermanos que se llevan a matar.

Y ustedes se acaban de conocer.

No tenemos motivos para llevarnos mal.

Después de todo lo que pasó, que estén tan unidos...

Con lo que habló la prensa, con la mala fama.

Es inspirador.

Pues gracias.

Voy a trabajar.

Daniel, qué suerte que estás acá.

¿Me puedes traer de abajo un cafecito?

-Sí, claro, sin problema.

-Con espumita, rico.

-Sí.

-¿Me lo subes a mi despacho? Gracias.

Tenés el mejor despacho de toda la oficina.

Confieso que me das un poco de envidia.

Además, con terraza y todo.

Yo te lo dije esto. -Sí, el primer día.

-No, pero tiene sentido que sea tu despacho.

-Bueno, muchas gracias.

-Quería comentarte una cosa sobre el caso Alfa.

-Ah, alfa, beta. John Harty.

-Estoy preocupada, no por el caso, que lo tenemos perdido.

-Menudo espíritu. No hace honor a tu nombre.

-Soy sincera y como soy sincera,

quiero decirte que estoy preocupada

de que Carlota insista en llevar este tipo de casos.

-¿Qué problema le ves?

-Además de que no dan rendimiento económico,

si perdemos, no nos da prestigio.

-Cumplimos con nuestro deber. ¿Te parece poco?

-Sí, yo entiendo que Carlota

quiera apoyar estas causas justas.

Pero ¿justo ahora y con cargo al bufete?

-También tenemos el caso de Jorge para compensar la cosa.

-Exacto, veo que me entiendes.

Hay que llevar muchos más casos como el caso Beta.

Necesitamos clientes poderosos que no reparen en gastos.

-¿Y qué hacemos con los otros clientes?

-Muy fácil, el caso Alfa,

deberíamos representar a la empresa, que tiene la plata.

-Pero la empresa no nos vino a buscar.

-Es un ejemplo.

-Yo te entiendo, pero no hace falta que me pongas ejemplos.

-¿Te molesta que me preocupe por la empresa?

-No, no me molesta.

Me molesta que plantees tu relación con Carlota

como una rivalidad.

-No es mala la rivalidad.

La competitividad saca lo mejor de cada cual, como dice Harty.

-A Harty, si no te importa, lo dejamos fuera.

Te lo ruego. -Está bien.

-Hablemos tú y yo.

A solas. -Bueno.

A solas te digo que me parece que Carlota

está tomando demasiadas iniciativas por su cuenta.

-¿Por ejemplo?

-Por ejemplo, planea inadmitir a tu padre cuando salga.

-Eso no está hablado.

-Ahí está, no está hablado, pero ella ya decidió.

Como si fuera solo cosa suya.

Olivia, "porfa", ponme un café con leche.

No sé si es con leche, es para Victoria.

Me ha pedido un café con mucha espumita.

-Sí, el capuchino Olivia.

Pero la espumita que hay es la del jabón.

Estoy limpiando.

-¿Y cuánto tardas?

-Se tiene que enjuagar y calentar. Una hora, mínimo.

-¡Una hora!

No puedo esperar tanto.

¿No puedes hacer una excepción, aunque solo sea por hoy?

-No es política de empresa.

Tengo que limpiar la máquina y tarda una hora.

-Vale.

-Hola.

¿Me pones un café de esos estupendos con espumita?

-La espumita es famosa.

-Hay más cosas en mi negocio aparte de café.

Un té, refresco, zumo.

-Es que hoy nada sale como tiene que salirme.

Llevo toda la mañana de oficina en oficina

para convalidar mi título.

¿En este país, domina la burocracia o qué?

-Sí, y hay que esperar mucho por cosas que son fáciles.

-¿El baño?

-A la izquierda.

-A lo mejor cuando vuelva, hay café.

-A lo mejor.

-Lo siento, pero tendré que comprarlo en la competencia.

-Vale.

-Reza para que a Victoria no le guste más.

-¿Un Ave María?

-Lo que más rabia te dé.

-Oye, para tener una camisa...

-Perdón, se me ha hecho tarde.

-Qué malos humos tienes.

-Tú llevas delantal y no trabajas mucho.

-Gilipichis.

-Lo siento, se me ha hecho tarde.

-Nada, tranqui, si no hay mucho lío.

-Estoy como medio tonta.

-¿Sigues con la máquina y me pongo con el menú?

-Claro, yo sigo.

Te debo la vida. No sabes qué éxito de cena.

-Es verdad, ¿qué tal, les gustó?

-Les gustó, no, les chifló.

La cara de Alba era para morirse de risa, no entendía nada.

En cada plato estaba más perdida.

Gracias, amor. -De nada.

-Maricarmen.

Hola. -¿Cómo estás?

-Estupendamente. ¿Y tú?

-Bien. ¿No hay café todavía?

-No, lo siento.

¿Sabes lo que está de muerte? ¿Te gusta el té?

-Sí.

Acaba de llegar un té blanco maravilloso.

-¿No me digas que haces la dieta ayurvédica?

-Pues sí, la hago.

-Me encanta.

¿Lo quieres con limón? -Sí. ¿Tiene jengibre?

-No.

-Qué pena, me encanta el jengibre, es mágico.

Viene fenomenal para el "lassi" y la "pitta".

-Ah, la "pitta".

Sí, como la mejorana.

-¿La planta?

-No sé en Estados Unidos, aquí la usamos para todo.

Tiene tantas propiedades...

Es el futuro.

-Pues no lo sabía, pero lo voy a buscar.

¿A ti te gusta el yoga?

-Me encanta el yoga.

-¡Pero esto es el destino!

Tenemos que hacer yoga juntas y apoyarnos.

Copiarnos las posturas. -Vale.

Pero las posturas las pone la profesora.

-Bueno, se las copiamos a ella, pero juntas.

A ver esto cómo está.

Hola. -¿Lo estás usando?

-Sí, pero no tengo prisa, si quieres seguir tú...

-No, termina.

-No me importa.

-Si estás tú, no.

-Ya.

Bueno, este finde he encontrado la serie.

Es manga, pero no, es de Corea.

Es rollo gore, pero con fondo. Está muy guay.

-Qué bien.

-Sí, la prota es una tía, se llama Hanna.

Yo creo que te gustaría. ¿Te la dejo?

-No, gracias, no tengo mucho tiempo.

-Se habla, se dice, se escucha, se comenta...

-¿Qué es lo que se habla?

-Que don Francisco está al caer.

-¿No ha caído ya?

-Al caer por aquí.

-¿Que va a volver?

Pero para eso, tendrán que sacarle.

-Se habla de una fianza importante.

-¿Tú qué sabrás de eso?

-Yo tengo mis fuentes.

-¿Y cuánto va a tardar?

-Pronto.

-Mejor por Alba.

-Sí, pero si vuelve el superjefazo,

movida asegurada.

-Nosotras somos las currantas

y, mande quien mande, obedecemos.

Hola, Julia. ¿Puedo cogerte esto?

Sí, claro. Gracias.

¿Qué tal estás?

Bien, como siempre.

Bueno, como siempre, no. He seguido con el Acorder.

¿En serio? Sí.

¿Y qué, estás ligando mucho?

Bueno, un poco, normal.

No se me da muy bien todo esto.

Ya. Oye, Berta.

Cuando te encuentras un tío de esos pesados, ¿qué haces?

¿Le bloqueas?

Pues no.

Casi nunca bloqueo.

Si es un psycokiller, sí.

Pero si no, dejo de contestarles

y que capten la indirecta.

Ya. ¿Y no es más fácil eliminarles?

Ay, amiga mía, hay noches muy largas

y puedes necesitar a un pesado.

No, no te creo. Es patético, pero es cierto.

¿Y cómo estás con lo de Madison y tu amiga?

¿Cómo se llamaba, Érica? Euge, Eugenia.

Pues estoy triste.

Y no sé muy bien por qué me está sentando tan mal este tema.

¿Serán celos?

Puede ser, en parte.

¿Es muy amiga tuya?

Sí, nos hemos ido de vacaciones juntas y a alguna fiesta.

De vacaciones, a Kenia.

Y coincidimos en una fiesta en Mikonos.

¿Entonces, es muy amiga tuya?

Tampoco tan amiga, es más conocida íntima. ¿Sabes?

Bueno, lo que tienes que hacer es darte tu ritmo.

Cada uno tiene el suyo.

Lo que me cuesta ligar.

No creo que te cueste tanto.

Como tampoco creo que te cueste hacer amigos.

Lo que te quiero decir con eso

es que cada una tiene su ritmo y hay que respetarlo.

¿Eso es tuyo?

¿Cómo es?

Cada una tiene su ritmo y hay que respetarlo.

¿Te lo puedo copiar?

Va a ser mi frase de perfil.

Berta, ya sé que no tenemos mucha confianza.

No quiero incomodarte con esto.

A lo mejor lo que debería preocuparte un poco

es tu obsesión por publicarlo todo en las redes.

Te veo preocupada por tu imagen.

Pero ¿eso es malo?

Hay que sentir las cosas que nos pasan y pensarlas.

Guau, estás en racha.

¿Cómo es? Sentir las cosas que nos pasan y pensarlas.

Y no te la pongas como perfil.

-Hola, buenos días.

¿Habéis visto a Carlota?

No sé, voy a preguntar dónde está.

Gracias.

¿Qué tal, Berta, cómo estás, cómo van tus redes?

-Corta el rollo.

-Hasta luego.

Acostúmbrate, Tino es así de inoportuno.

¿Pasa algo?

-Mira que hay mujeres guapas aquí.

No sé cómo lo haces para que no te puedan ni rozar.

-Muy bonito.

¿Tú crees que podremos hablar del caso

o te vas a poner en plan poeta?

Lo digo para ponerme un café.

-Rechazado una y otra vez, qué mundo este.

-¿Nos podemos centrar en las vidas que están en peligro?

¿Podrás?

-Para serte sincero, no lo sé, pero lo voy a intentar.

-Antonio, es un caso muy grave.

-Para tus clientes.

-Sí, porque a tu cliente lo único que le parece grave

es no tener beneficios al final del trimestre.

¿Era necesaria esa puya?

-Antonio, a ver.

Mis clientes sostienen que el índice de muertes por cáncer

ha aumentado por las emanaciones de la fábrica.

-Eso es lo que tus clientes dicen.

Pero hay que demostrarlo.

-Y lo vamos a demostrar.

Lo que piden es muy sensato.

Solo quieren que se cumpla la normativa.

-Son muy maximalistas en sus peticiones.

Pero van de puros y de limpios y no es verdad.

Sus pretensiones chocan con sus intereses.

-No sé qué me quieres decir.

Ellos solo defienden el bien de la comunidad.

Es decir, que la gente no tenga cáncer por vuestra culpa.

-¿Vuestra culpa, tengo la culpa de que tengan cáncer?

-No, perdona, no debí decir eso.

-Es superinadmisible.

No sé qué tienes que hacer para quedar bien.

¿Una cena?

-Pensaba que estabas hablando en serio.

Tenemos que tener cuidado.

Hay que separar.

Una cosa es el trabajo y otra somos nosotros.

-O sea, que hay un nosotros.

-Sí, hay un nosotros.

Pero el problema...

es que no sabes cuándo parar.

-Vale, perdona. (SUSPIRA)

Intentaré llegar a un acuerdo con mi cliente.

-Y habrá que saber algo de la fiscalía.

Tendrán que decir algo. -Vamos por el principio.

Si hay ganas de reparar los daños, es más fácil.

-Cuando lo tengas, me llamas.

-Cuenta con ello.

Volviendo a ese nosotros...

-Ya lo has vuelto a estropear.

-Vale. Hasta luego.

Depende del delito imputado.

En este caso, es blanqueo de capitales y la suma es alta.

Pero un millón. ¿Quién tiene un millón de euros?

Tu padre.

Pero lo tiene embargado.

Su mujer o, al menos, su familia.

Jesús me ha dicho que no van a pagar nada para sacarle.

Pues si queremos sacarle, habrá que encontrar el millón.

¿Tú no lo tendrás por ahí?

Era broma.

Es que...

Mi madre...

¿Tu madre, lo ha sacado de las propinas de la terraza?

No. Por cierto...

La cena estuvo estupenda.

Siempre hablamos de mi familia.

Nunca hablamos de la tuya.

Porque no hay mucho de qué hablar.

Ya. ¿Quieres que comamos juntos?

Sí.

Pero tengo mucho trabajo.

Si tengo un momento, te lo diré.

Vale, no te preocupes.

¿Qué pasa? Estaba pensando en Victoria.

¿Victoria?

Es que he tenido una conversación muy rara con ella.

Me ha hecho sentir muy incómoda.

¿Ha pasado algo, te ha dicho algo fuera de tono?

No, no ha dicho nada, pero...

Ha sido como si quisiera meterse en mi vida privada.

Hablándome de cosas íntimas.

No sé cómo explicarlo con palabras.

Me ha dado mal rollo. ¿Suena absurdo?

Nunca.

Nueve toallas quemadas, 29 copas rotas,

39 vasos de chupito, 32 platos pequeños,

52 platos grandes, 12 sillas destrozadas.

Tres acabaron en la pecera. Una pecera

de cuatro metros por uno con 73 peces

con un valor total de 1.500 euros,

un pez globo, dos peces payaso...

¿Podemos ahorrarnos la lista de peces?

¿Lo dejamos en peces? Peces, podemos.

Dos réplicas de cuadros ecuestres valorados en 620 euros.

Me estoy agotando de leerlo.

No sé cómo lo consiguieron sin morir de cansancio.

Una silla de montar caballos valorada en 1.700 euros.

¿Cómo que una silla de caballo de 1.700 euros?

¿Eran las cocheras reales? No, era del dueño.

Les pareció graciosísimo simular un concurso de hípica

y se turnaban para ser el caballo.

Paso a detallar los daños morales.

A ver, venga.

Insultaron a todos los empleados.

Fueron particularmente crueles con una camarera

a la que llamaron calamar embarazado

y bollito relleno de vómito.

Son ingeniosos los pijitos.

Te hace gracia.

Madre mía, vaya humor.

¿Podemos terminar con esto? Sí, ya termino.

A los cocineros, insultos racistas que ni me apetece...

Lo tienes todo en el mail.

El milagro es que no les partieran la cara.

Al maître le obligaron a ponerse la silla de caballo

y simularon domarle.

Les va a salir por un pico, aunque ya pagarán sus papis.

No me pongas tonito, que parece que yo,

por defenderles, justifico eso.

Intentarás que se vayan de rositas.

Pues no, no voy a intentar eso.

Y no eres el más apropiado para hablar de irse de rositas.

¿Hablamos de lo de Palma?

Dijimos que no hablaríamos nunca de eso.

Bueno.

-Hola. Hola.

Hola. -¿Qué tal, Rodrigo?

¿Te quedas a comer?

No, si ya estábamos terminando.

Nos hemos alargado un poco.

¿Te importa si hablamos después de comer o mañana?

-Sí, mañana está bien.

Señorita, un placer, como siempre.

Muchas gracias por la invitación. Que tengan una feliz comida.

Chao, Rodri. Hasta luego.

Eh...siéntate. Sí.

Sorpresa.

Bueno, ¿comemos aquí o tomamos algo

y vamos a otro sitio? No sé.

Victoria.

¿Tienes un segundo?

-¿Qué pasa?

-¿Qué le dijiste a Alba?

-¿A Alba, cuándo?

-Antes, me dijo que hablaste con ella y que fue raro.

-¿Raro?

No sé, no me acuerdo ni de qué le dije.

-Quedó bien claro que tú te encargabas de los jefes,

no de los empleados.

-¿Y si hubiera hablado con Sofía, te habrías puesto igual?

-¿Qué quieres decir?

-Lo sabes perfectamente.

El problema no es que hable con los empleados, sino con Alba.

-Eso no es verdad.

-¿No?

¿Y por qué te pones así?

¿Qué tal la cenita con la suegra, cocina rico?

-Tengo bien claro cuál es nuestro objetivo.

Y qué estoy haciendo aquí.

Y escúchame bien.

Nada va a pasar por encima de eso.

-Eso espero.

Te noto un poquito tenso.

Si después quieres relajarte,

ya sabes dónde encontrarme.

Vale, vale, pero es verdad.

Los suegros son lo peor.

Sí, bastante malos. Imaginaos.

Lo peor de José, lo que me sacaba de quicio,

multiplicado por tres. No puede ser.

El mundo hubiera implosionado con tres Josés.

Me ponían muy nerviosa. Estaban contando sus historias.

Me hubiera gustado ponerles algo en la comida y dejarles K.O.

Bueno, mi madre le echó a mi padre, sin que lo supiera,

un ansiolítico en la leche y se relajó un montón.

O sea, que funciona.

Pues nada, Alba, de verdad.

Si no te presenta a sus padres, será por algo.

Es que quiero conocerlos.

Y yo también, pero luego tuve que comer cada sábado con ellos.

Y las mismas historias.

Se repetían, se repetían. Pesadísimo.

Cambiemos de tema. ¿Qué tal con la denuncia?

Uf, calla, calla, ha sido horroroso.

Estoy muy contenta de que haya acabado todo.

Bah, otro tema, otra cosa. ¿Y con el coach?

Me toca a mí todo. Bien, bastante bien.

Me ha dado un consejo que quiero poner en práctica.

Dice que tengo que salir más. Sal con Julia. Está "on fire".

¿Ah, sí? Cuéntame, que no sé nada.

Pues nada, que...

El otro día salí, pero fue un poco raro.

¿Por qué?

Pues por él, por el chico.

¿En plan...?

En plan os vais a reír. A ver.

¿Sabéis cuando estáis comprando en una tienda

y vais al probador y al lado hay una chica que está

probándose ropa, haciendo poses, como que se gusta mucho?

Ah.

No te rías, que fue así. Es que fue así.

Yo era el vestido y él era la tía.

No entiendo nada, no lo entiendo mucho.

¿Él se estaba mirando?

Es que este es otro tema.

Tenía la habitación llena de espejos.

Y hasta le pillé mirándose y lanzándose besos.

No me lo puedo creer.

Eso hacía. Al menos, estaría bueno.

A él le gustaba mucho su cuerpo.

Lo fuerte es que tenía una planta carnívora.

Ese es otro tema.

¿Cómo puede haber una planta que te muerde?

O sea, es una planta que te muerde.

Ya, carnívora.

No te preocupes, que Julia es buenísima, María.

Te va a ayudar, en serio.

-Ni siquiera me han dejado verlo.

-Tranquila, confía que todo va a salir bien.

Hazme caso.

(Pasos)

Hola.

Hola, guapa.

Ella es María, la mujer de la que te hablé.

Hola, María. Ella es Julia.

-Hola.

Gracias por atenderme. Sobre todo, a estas horas.

Encantada, María.

¿En qué puedo ayudarte?

(LLORA)

Perdón.

-Tranquila.

Llora todo lo que quieras, estás entre amigas.

-Se lo han llevado.

¿A quién se han llevado?

Le tendieron una trampa y se lo han llevado.

Él lo sabía.

Se dio cuenta cuando fue a comisaría.

Algo andaba mal.

Quiso huir, pero lo cogieron como si fuese un criminal.

Lo tienen arrestado a la fuerza.

Cuando fui, les pregunté dónde lo tenían

y me han dicho que lo van a sacar de España.

María, tranquila, pero ¿a quién se han llevado?

A mi hijo.

Lo quieren echar del país.

Pero ¿qué crimen hemos cometido?

¿Estar aquí?

Mi hijo lleva toda su vida aquí.

Este también es su país y lo quieren echar.

-Tranquila.

Ayúdame a quitar la mesa.

Un segundo.

No, yo también estoy agotada y quiero tumbarme en el sofá.

Venga, quita la mesa. Que un segundo.

¡Quita la mesa, levanta el culo de la silla!

¡Álex!

¿Qué haces? Dámela.

Quita la mesa. Iba a pasarme la pantalla.

Me da igual, quita la mesa. ¡Que me la des!

¡Que no te la doy!

Y no me hables así

porque te prometo que la tiro por la ventana.

¡Estaba a punto de pasarme la octava pantalla!

Siento mucho todo esto, María.

Me imagino lo que estarás pasando.

Hay unas cosas que no entiendo. ¿Puedo hacerte unas preguntas?

Las que hagan falta.

¿Cuándo llegaste a España?

Hace...

14 años.

Estaba muy mal con mi marido en Perú y me vine con mis niños.

Santiago tendría cinco años y Jesús, uno.

Mi marido se desentendió de nosotros.

¿Tienes la custodia de tus hijos?

Ahora, sí. Bueno...

En otra época, no.

Eh...

Santiago tendría unos 14 años

y yo enfermé, estuve muy enferma.

Entonces, los servicios sociales

se hicieron cargo de ellos durante un tiempo.

Tengo cáncer.

Lo siento mucho.

¿Y Santiago cuántos años tiene? 19.

Y dices que lo han retenido en comisaría

y han ordenado su expulsión.

Dicen que no tiene los papeles para estar en España.

Lo van a devolver a Perú.

¿Te estás tratando el cáncer?

Sí.

Pero si él no está aquí, yo me derrumbaré.

¿Y tienes permiso de residencia?

Sí, mi antigua jefa me gestionó todos los papeles

y lo puso todo en regla.

Diosito me la guarde.

Lo malo es que ella ya se fue a París.

Su marido trabaja allá, en un banco.

Por ahora, creo que lo tengo todo.

Tenemos que darnos prisa.

Voy a hacer lo que esté en mi mano para ayudarte.

Gracias, muchísimas gracias de corazón.

Es usted un ángel.

-Sí, sí que lo es.

Quería comentarte un caso que quiero llevar.

Quería pedirte si puedo llevarlo

en horario de trabajo.

Por supuesto. ¿Te importaría ayudarme?

Para nada.

Estoy aquí para lo que necesites.

Te espero, pero no tardes. Vale.

¿Has vendido las naves?

-No, todavía no.

Pero cuando las venda, millonaria, aquí donde me ves.

¿Hay algo que yo no sepa?

Si tú supieras algo que yo tuviera que saber,

estoy seguro de que me lo dirías, ¿verdad?

¿Verdad, Alba?

Por supuesto, Jesús.

¿Te casas?

No sabía que habías llegado tan lejos.

Estás con una mujer maravillosa. Madison.

Pero te pasa el día pensando en otra.

Julia.

Sí.

Quiero convencer a mi madre para que pague la fianza.

¿Cuánto sería?

Hasta un millón de euros.

A ver, ¿qué pasa?

Es posible que le den la libertad bajo fianza.

Pero eso es genial.

Si mi primera familia no me saca de esto, recurriré a la segunda.

Seguro que hacen algo más.

¡Ni hablar! He dicho que no y es que no.

¡Dichosa fianza!

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 91

Derecho a soñar - Capítulo 91

21 may 2019

El coach anima a Sofía a mirar la vida de una manera más alegre y ligera, ella lo intentará. Julia ha ligado este fin de semana por el Acorder y ha sido un desastre. Los socios reparten los casos que tienen. Carlota quiere llevar, por motivos personales, el caso de unos ecologistas contra una fábrica. Victoria no solo usará este caso para meter cizaña contra ella, sino que también tomará posiciones ante el posible regreso de Francisco. Por su parte, Jorge se encargará la defensa de un grupo de “niños de papá” que destrozaron un restaurante, caso que llevará a Julia a poner en duda la ética de Jorge y la del bufete. Maricarmen y Madison conectan tanto que van a ir a clases de yoga juntas. Olivia hace de intermediaria entre Julia y María Tembo, una mujer boliviana cuyo hijo podría ser deportado y a la cual Julia ayudará. Por último, parece que, para la posible libertad provisional de Francisco, el juez va a fijar una fianza de un millón de euros: ¿de dónde sacarán una cantidad tan grande? Desechadas otras opciones, Alba hace un intento ante su madre para que cubra dicha fianza con el importe de la venta de las naves. Maricarmen se niega y Alba se enfada con ella como nunca antes lo hemos visto.

ver más sobre "Derecho a soñar - Capítulo 91" ver menos sobre "Derecho a soñar - Capítulo 91"
Programas completos (110)

Los últimos 112 programas de Derecho a soñar

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Nuevo Capítulo 110 Completo 51:36 71% ayer
    Capítulo 110 ayer Cupido anda suelto por nuestro bufete. Sofía ha descubierto una nueva luz para su vida en Carlos Segarra, Carlota reverdece viejos laureles con Antonio Reyes y Julia sigue entregada y complacida en su reci...
  • Nuevo Capítulo 109 Completo 53:27 69% pasado viernes
    Capítulo 109 pasado viernes El despertar de Francisco en casa de Alba no es idílico, y ella empieza a sufrir las consecuencias de que todos sepan en el bufete que es la hija del jefe. Alba se enfada con Julia por su falta de confianz...
  • Nuevo Capítulo 108 Completo 53:30 69% pasado jueves
    Capítulo 108 pasado jueves Jesús continúa con su caso relativo al Patrimonio Histórico, mientras en el juzgado Carlota y Berta se enfrentan a la vista previa por la muerte de un perro, cuya dueña acusa a uno de ...
  • Nuevo Capítulo 107 Completo 52:59 67% pasado miércoles
    Capítulo 107 pasado miércoles Jesús continúa con su caso relativo al Patrimonio Histórico, mientras en el juzgado Carlota y Berta se enfrentan a la vista previa por la muerte de un perro, cuya dueña acusa a uno de ...
  • Nuevo Capítulo 106 Completo 51:47 75% pasado martes
    Capítulo 106 pasado martes Julia está ilusionada con Héctor, anoche han vuelto a quedar. Maricarmen está muy triste por la partida de Madison. Francisco se está quedando a dormir en el bufete, sin que nadie lo s...
  • Capítulo 105 Completo 52:08 76% 10 jun 2019
    Capítulo 105 10 jun 2019 Jorge y Madison rompen su relación y ella decide volverse a Chicago. Pero el hecho de que Jorge vuelva a quedarse solo no facilita su acercamiento a Julia, pues otro abogado que le atrae, Héctor Col...
  • Capítulo 104 Completo 53:59 68% 07 jun 2019
    Capítulo 104 07 jun 2019 El caso de Juan Pedro demandado por acoso a Montse Vega provoca una discusión entre Jorge y Julia. Jorge está celoso de los encuentros que Julia está teniendo con Héctor, abogado de la...
  • Capítulo 103 Completo 50:25 68% 06 jun 2019
    Capítulo 103 06 jun 2019 Julia parece haber dejado definitivamente su etapa con Chema. Olivia la anima a emprender un nuevo camino y para ello hará lo posible para relacionarla con Héctor Moliner. Madison, cada día m...
  • Capítulo 102 Completo 53:05 66% 05 jun 2019
    Capítulo 102 05 jun 2019 Ángel le pide a Francisco que cumpla su parte del trato y que todo siga con normalidad, sobre todo con Alba. Jesús le pide a Carlota y Jorge que le den una oportunidad a Francisco. Julia conoce a H&...
  • Capítulo 101 Completo 51:04 77% 04 jun 2019
    Capítulo 101 04 jun 2019 Maricarmen paga la fianza y la salida de la cárcel de Francisco es inminente. Sin embargo, pese a su felicidad porque salga, Maricarmen sigue resentida porque Francisco no quiera vivir con ella. Por su par...
  • Capítulo 100 Completo 54:56 77% 03 jun 2019
    Capítulo 100 03 jun 2019 Es un viernes extraño en ZL&D. La noticia de la inminente salida de Francisco bajo fianza aviva los nervios de todos: se avecinan cambios. De todos, la más feliz por la próxima liberaci&o...
  • Capítulo 99 Completo 50:45 69% 31 may 2019
    Capítulo 99 31 may 2019 Victoria y Jesús llevan sendos casos en los que el abogado de la parte contraria es Rodrigo. El caso de Victoria, acusación de hurto contra una asistenta de hogar, se vuelve contra el denunciante al...
  • Capítulo 98 Completo 54:08 69% 30 may 2019
    Capítulo 98 30 may 2019 Alba llega tarde por culpa de la última de las compras compulsivas de su madre; un despertador. Berta invita a Julia al afterwork pero esta no lo ve claro y optan por quedar para cenar esta noche. Carlota ...
  • Capítulo 97 Completo 54:26 65% 29 may 2019
    Capítulo 97 29 may 2019 Maricarmen va a vender la naves. Julia discute con Olivia porque no la dejan dormir con tanto “amor”. Jesús empieza a llevar el caso de Ricardo Castro y su estanque de peces. Alba le ofrece a S...
  • Capítulo 96 Completo 52:05 74% 28 may 2019
    Capítulo 96 28 may 2019 Dos nuevos casos ponen en actividad al bufete ZL&D. Por un lado, un empresario adinerado ha despedido a la cuidadora de sus hijos acusándola de robo. Será Victoria la encargada de defender los i...
  • Capítulo 95 Completo 52:19 69% 27 may 2019
    Capítulo 95 27 may 2019 En el caso de la incoación de expediente de deportación contra Santiago Vega, Julia, que lo defiende, insiste en basar sus alegaciones en argumentaciones políticas. En el último moment...
  • Capítulo 94 Completo 51:47 70% 24 may 2019
    Capítulo 94 24 may 2019 El conflicto entre Alba y Maricarmen por el tema de la venta de las naves para obtener dinero para la fianza de Francisco está en un momento álgido. Por un lado, Maricarmen duda en entregar el que c...
  • Capítulo 93 Completo 51:20 68% 23 may 2019
    Capítulo 93 23 may 2019 Al menos dos acontecimientos amenazan con tener consecuencias importantes en el futuro de todos. Por una parte, Julia descubre que el procedimiento de expulsión del hijo de María es más retor...
  • Capítulo 92 Completo 51:35 66% 22 may 2019
    Capítulo 92 22 may 2019 Julia pide a Jorge ocuparse del caso de María Tembo y lo consigue. Está convencida de que será un caso fácil y podrá traer a su hijo de vuelta a España. Jorge tiene dudas...
  • Capítulo 91 Completo 52:09 67% 21 may 2019
    Capítulo 91 21 may 2019 El coach anima a Sofía a mirar la vida de una manera más alegre y ligera, ella lo intentará. Julia ha ligado este fin de semana por el Acorder y ha sido un desastre. Los socios reparten los c...

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos