Presentado por: Edurne Pasabán

Edurne Pasabán, la primera mujer en ascender los catorce ochomiles, es la anfitriona de 'Cumbres'. Cada semana sube a la cima de una montaña de la geografía española acompañada de personajes de distintos ámbitos de la vida pública: actores, músicos, deportistas, escritores, artistas... El objetivo de 'Cumbres' es conocer al invitado fuera de su contexto habitual, en plena naturaleza, en situaciones de esfuerzo y sin las comodidades cotidianas. Además, el espacio tiene como reto mostrar su afán y capacidad de superación, así como acercar al espectador el mundo del excursionismo y el montañismo a través de una reputada alpinista profesional, Edurne Pasabán.

Ascender a una cumbre es un marco idóneo para que la gente se muestre tal como es: marcarse un objetivo y luchar por él es una metáfora de la vida. Las distintas reacciones ante el esfuerzo, la incomodidad, las inclemencias meteorológicas, la visión de los paisajes y el hecho de alcanzar la cumbre hacen aflorar emociones auténticas que permiten acercarse profundamente al invitado.

2882939 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.10.1/js
Cumbres - Àlex Corretja - ver ahora
Transcripción completa

Soy Edurne Pasabán y mi vida es la montaña.

Después de escalar los 14 ochomiles, estoy conociendo a grandes personas.

Aquí, en "Cumbres".

Y la tira fuera... -Se va, se va.

El título es para Álex.

Mira. Mira a Corretja, qué partidazo ha jugado.

Qué tremendo el partidazo.

Está destrozado Carlos.

-Lo que ha remontado hoy.

Siempre soñé con ser tenista y, la verdad,

nunca me había imaginado una vida sin el tenis.

¿Mi mejor virtud? No sé.

Me gusta siempre ser sincero.

¿Mi mejor golpe en la vida?

Haberlo dado todo cada día y dormir tranquilo siempre.

No sé qué no haría en la vida porque nunca imaginé

que subiría 3.000 metros de una montaña

y ahí estoy, dispuesto.

Soy Álex Corretja y vengo a "Cumbres"

porque me parece una experiencia increíble

y, además, poderla vivir al lado de Edurne

así que quiero aprender y, si toca sufrir, también.

¿Qué, Álex? ¿Animado o qué? Bien, sí, con ganas.

Pero ¿con ganas o con ganas? A ver...

Es un reto para mí esto de subir a la montaña.

Vale, esto es lo que quiero. Así que...

Estoy en tus manos. ¡Hombre! Pero bien, en buenas.

Vamos, venga.

Hoy nos vamos al Pirineo catalán con un tenista catalán.

Estamos en el pueblo de Setcases, en Girona,

y todo parece indicar que habrá nieve en la montaña.

El partido que Álex Corretja jugará estos dos días

no será sobre tierra batida.

Por eso, antes de ponernos en marcha,

es conveniente que alguien como Edurne

le dé unas cuantas nociones sobre los peligros de la nieve.

Antes de subir al monte,

en una temporada como esta, que vemos que nieva bastante,

es ver las previsiones de aludes que hay.

¿Tú sabes que hay grados diferentes...?

Lo habrás escuchado en la tele mil veces.

Hay un riesgo 3, un riesgo 4. Pero poco, de nieve sé poco.

Poco, ¿no? Pues mira, ¿ves cómo hay riesgo 1, 2, 3,

4 y 5 ya es

que todo está cerrado? Súper.

¿En dónde estamos? Estamos en un riesgo 3, mira.

Aquí, en el naranja.

Bueno. Está a mitad.

Vamos todos, ¿no? No subo yo solo.

No, vamos todos, no te preocupes. El que no quiera entrar, también.

Pero es el riesgo más peligroso, ¿sabes por qué?

No, porque... El 4 a la gente le asusta, entonces no sale.

Vale, el 3 es el que... Ya. El "¿qué hago?", ¿no?

El "¿qué hago?" "Voy a salir, no sé qué..."

Y aquí, ves claramente...

Saber interpretar esto, o sea, los aludes

aquí dice que son de placa.

Y aquí ves...

Esto hay que entenderlo mejor, para que lo sepas.

¿Sabes lo que es el sobrecarga? Mañana lo veremos.

Tú, cuando vas en una pendiente de nieve,

si hay mucha nieve,

siempre hay que pasar uno a uno

porque si nos ponemos tres o dos personas,

es cuando la placa se rompe. Perfecto.

¿Vale? Menos mal que vamos a comer poco.

(RÍEN)

Aquí, otra de las cosas es

que, cuando nosotros estamos en alta montaña o montañas así,

o sea, esto nos pasa a nosotros cuando estamos en el Himalaya.

Pero tú decías al salir de casa. Pero cuando estás ahí, ¿qué?

Ya has salido de casa hace rato.

Hombre, y allí no tenemos este parte de aludes.

Por eso digo, ¿y entonces? Allí, a 8.000 metros, tanteas.

Estudias, conoces bien la montaña. A ojo, vale.

Como a los rivales, los vas mirando. Claro, vas ahí...

La montaña no hay que tomársela como un rival,

pero sí hay que respetarla como si lo fuera,

y más cuando hay nieve.

Hoy vamos a conocer el pico Bastiments,

sobre el nacimiento del río Ter, en Girona.

Subiendo por la carretera que sube a la estación Vallter 2.000,

Edurne va tranquila, es su terreno,

pero Álex no parece verlo claro del todo.

Hay acumulada gran cantidad de nieve

y el viento parece que va a tener su protagonismo.

Antes de salir del coche, habrá que abrigarse bien

y colocarse el ARVA,

el emisor para ser localizado en caso de alud.

(RÍE) A ver si se te va a quedar sin circulación la mano.

(RÍE)

Ay, qué frío.

Podía haber venido en junio, julio.

No, con nieve, que me gusta más. Que me mola esto de las raquetas.

Las raquetas, las raquetas...

Madre mía. Bueno, va.

Vamos a poner el ARVA, ¿vale? Para lo de las avalanchas.

Más vale que no me tengáis que buscar. ¿Para dónde va?

Mete así... ¿Como una medalla?

Como si... Eso es, como una medalla pero con el brazo.

Ah, ¿por la espalda? No, así.

Ahí. Va bien, ¿no? Madre mía.

Esto giras por aquí...

Si me pilla un oso, pita. Va a pitar.

(RÍEN)

Es sobre todo para eso, si te pilla un oso.

Ahí voy.

Ahí voy, chicos.

Date la vuelta, que te la pongo en la mochila.

Me la vas a clavar ya, como la cruz.

¿La tengo que colgar? Exacto.

Estás yendo muy fuerte, y no hemos empezado todavía.

(RÍEN)

"Llevadme, por favor".

¿Ves? ¿Tienen que ir...?

Hay que ponerse las raquetas.

Pero no haremos chistes fáciles sobre el tema.

Ah, esto se levanta. Sí.

¿A que no te has puesto una raqueta en los pies nunca?

Pues no, la verdad es que no.

Venga, va. Vamos. ¿Empezamos?

¡Venga! Bueno, así empieza la historia, ¿no?

Así empieza.

Y con esto, ¿qué? ¿Subo como si nada?

Sí, como si fueras andando.

Joder. Despacio.

Perdón.

Ostras... Ya verás, le cogerás el truco.

Ve como si fueras normal, andando.

Así.

Pasitos cortos, ¿no?

O pasazos, ¿cómo es la cosa? Con pasitos cortos, irás mejor, así.

No pasa nada, estamos aquí, al lado del precipicio.

Bueno...

Un sherpa para llevarte tus cosas...

Te engañaron, ¿eh?

Soy yo, por si os pensabais que era un doble.

(RÍEN)

"Para que vean que soy yo".

Para que veas que sí. Que es de verdad.

Estoy subiendo la montaña.

¡Que ya estamos!

¡Venga!

El camino desde la carrete hasta el refugio de Uldeter

en verano se hace en media hora,

pero hoy vamos a tardar bastante más,

y menos mal que vamos con raquetas, que, si no,

nos hundiríamos hasta las rodillas.

Cómo pega el viento, ¿eh?

Con el viento en contra y ya casi sin luz natural,

Álex se adjudica el primer set del partido.

Hemos llegado al refugio de Uldeter.

¿Qué? ¿Tienes ganas de quitarte la "mochi"?

No puedo más. Creo que voy a dormir con ella.

Espera, que te voy a ayudar.

Parezco un Teletubby. (RÍE)

Gracias. Qué ganas tenías.

Vamos a dejar los piolets y todo esto aquí

porque dentro del refugio no se puede entrar con los trastos.

¿Has sufrido mucho subiendo? Ah... Un poco, ¿eh?

Pero ¿por qué? El frío, el esto... No, la intensidad.

Un poco de frío tenía, sobre todo al principio.

Cuando hemos empezado a caminar, ya no.

Pero también cuando nos hundíamos y con el viento de cara y tal...

Bueno, la poca que enseñaba. A ver, ¿un tenista cómo entrena?

Por ejemplo, esto, para mí, es buen entrenamiento, ¿no?

¿Cuánto es de la cabeza y cuánto es del físico? La cabeza es mogollón.

Es bastante. Bueno... Para mí, mucho.

Es decir...

Si la cabeza no da y no quiere y no se exige,

por muy bien que estés de físico,

¡estés muy fuerte, juegues muy bien y toques bien la pelota,

lo que te va a marcar la diferencia es que la cabeza sepa lo que quiere.

Hay como dos "yos" en tu cabeza, ¿no?

Hay alguno que te dice: "Juega más así, más agresivo".

El que te da más valentía.

Y hay otro que dice: "No, juega más conservador,

juega más por aquí, más altura, no te la juegues".

Ahí es cuando empiezas a tomar decisiones erróneamente...

¿Te entra el miedo?

Te entra miedo, ansiedad... Inseguridad.

Inseguridad, inquietud, desconfianza...

En mi caso, al final de mi carrera,

me costaba mucho más tomar decisiones.

Me costaba mucho más pensar.

Me desconcentraba mucho más fácil, me gritaba alguien de la grada y...

Y sabía quién era cuando jugaba en Barcelona.

Y eso es porque yo no estaba hermetizado,

no estaba 100 % concentrado.

Lo que he conseguido ha sido muy bueno, y lo que no he podido

no me lo tiro en cara, ¿no? Que es lo importante, creo.

¿Eres feliz con la vida que has tenido?

Sí, 100 %. Creo que he sido un privilegiado al máximo,

más allá de que todo conlleva una serie de exigencias,

y es normal que tengas que dejar de lado otras cosas,

pero al final ha sido porque tú has querido, y eso es

un lujo y un privilegio muy grande que no todo el mundo puede tener.

¿Tienes hambre? Tengo hambre, pero...

Estoy ya pensando en mañana. (RÍE) Estás nervioso.

No, no, no.

No es por eso, pero me apetece.

Ha sido algo muy distintos. ¿Sí?

Es algo que realmente... Sí.

Pero creo que necesitamos fuerzas y descansar

y, como decimos en los partidos de tenis, punto a punto.

Hora de ir a la cama.

Pero, antes de apagar la luz, repasaremos la trayectoria de Álex.

Llegó a ser el tenista número dos del mundo,

pero, de niño, intentó abrirse paso en otro deporte muy distinto.

Hacía muchos años que no dormía en saco.

¿Has dormido en saco de dormir mucho?

Hombre, queda bien que lo diga. (RÍE)

La almohada un poquito blanda, pero...

No me voy a quejar No te quejas.

No. Antes de ser tenista,

fuiste otra cosa.

Sí. Qué buena.

Con mis hermanos, con Sergio e Iván.

Este gimnasio era de mis padres,

y siempre me ponían al chico más fuerte del gimnasio.

Y, además, a mí me llamaban enano. "El enano".

De pequeñito era bastante bajito.

Me ponían a un chaval muy corpulento,

Dani Ayuso, siempre lo he dicho, amigo mío,

y me reventaba.

En el judo, sabes que está el tatami,

y me pasaba todo el rato pegando al tatami

para que me dejara de ahogar.

Acabé harto del judo, le dije a mi padre:

"Sácame de aquí, llévame a algún lugar

donde el rival esté bien lejos".

Pero sí que empecé haciendo judo. Pero fui blanco-amarillo sólo.

Bueno. Así que no temas, que no...

Leches no doy muchas.

¿Y esta? (RÍE)

(RÍE) Esta...

Bueno, aquí estoy con mi hermano Iván,

y jugamos un campeonato en Badalona.

Jugábamos, a mí me saca dos años, jugamos en competición en contra

y, nada, yo gané y se ve en la cara, ¿no?

Sí, ¿no? En plan... Mi hermano está indignado.

¿Y le ganaste a él? Le gané a él en la final, sí, sí.

¿Y este momento? Bueno, esto es más...

Bueno, este momento es por el que luchas toda la vida.

Por llegar a tu cumbre.

Por decir: "Bueno, a ver si soy capaz de ser campeón

de algo importante". Que marque una diferencia en tu carrera.

Y en ese momento, explotas

pensando que lo has conseguido y que, probablemente, vas a poder

dormir tranquilo el resto de tu vida.

A menos que vengas a un refugio

y veas que te encuentras más problemas.

Y que te digan mañana esto. No, no.

Y para ganar esto.

Al final, el trofeo es el...

Bueno. Pero este es un poco feúcho, ¿no?

No. ¿No?

Jo, pues a mí... He dicho: "¿Qué voy a comentar de ganar esto?"

Me he quedado un poco indignado. No lo digo porque dependo de ti.

A ver... Mañana, sobre todo.

Jo, pues... No, es guapísimo.

¿Sí? Mira,

un día te lo enseñaré si podemos. Madre mía.

Es todo de cristal, tiene tres... Bueno, hombre, claro.

No, no, no. Tiene su puntillo.

Ese año perdí la final contra Carlos Moyá en Roland Garros

y tuve una sensación un poco

de relajación, de satisfacción, de haber alcanzado la final.

Y cuando pasaron tres o cuatro semanas,

empecé a pensar: "Ostras, de ganar a perder la final

hay una diferencia muy grande".

Y cuando llegué al Masters, quería, por lo menos,

que, cuando jugara ese partido,

lo encarara de otra forma.

A lo mejor hubiera perdido igual, pero, por lo menos,

dar el 100 %. En cambio, en de Roland Garros,

tuve la sensación de estar un poco conformista,

y no es mi carácter. Siempre intento llegar al final.

Esa sensación, más o menos la conozco.

"Hostia, igual me equivoqué,

igual me relajé demasiado".

Entonces, para la próxima aprendes.

Totalmente. Si no hubiera pasado por Roland Garros,

a lo mejor lo hubiera pagado en el Masters.

Mañana no te voy a dar una copa de estas cuando llegues a la cumbre.

¿No? Pero...

Pero... Este momento

no vas a vivirlo, pero podemos vivir algo semejante.

Bueno, a día de hoy, es un reto grande llegar arriba.

Si no, no estaría aquí.

Yo pretendo llegar arriba y, si puedo, me arrodillo también.

A Álex le van los retos,

por eso está aquí, a 2.200 metros, dispuesto a subir a la cumbre.

Y, si lo consigue, dice que se arrodillará ahí arriba

como cuando ganó el Masters en 1988.

El viento no lo va a poner fácil,

pero nuestra intención es subir primero al Collado de la Marrana

y girar luego al norte por la loma del Bastiments hasta la cima.

El ambiente de hoy es invernal.

Por dura que sea la ascensión, poco tiene que ver

con los ochomiles de Edurne,

que requieren de una logística mucho más compleja.

¿Cómo funciona esto? Tú te subes a la montaña,

pero tú ves ya poco, ¿no?

Nosotros vamos poco a poco.

Y lo que hacemos es... Pues...

Tú imagínate que esto es la cumbre, o sea, un ochomil.

Aquí está el campo base,

y vamos instalando uno, dos, tres... Depende, cuántos campamentos.

Hacemos tres.

Un día subir al campo uno, que puede estar a 6.000 metros.

Y volvemos a bajar al campo base.

Descansamos un día en el campo base, o dos,

subimos al campo uno, dormimos,

subimos un poco hacia el dos, instalamos el dos,

bajamos de nuevo.

Vale. Y, otro día...

Subes y bajas. Subes y bajas. Subes...

Hasta que instalas todos los campamentos.

Y hasta que hayas dormido, antes de irte a la cumbre de 8.000 metros,

un día en el campo tres, por ejemplo, a 7.000 y pico metros.

Vale. ¿Por qué? Porque necesitamos

aclimatar el cuerpo a la altura. Vale.

Por eso hacemos diferentes campos.

Una vez que ya tienes instalados todos los campamentos

y has dormido a 7.000 metros,

lo que tienes que esperar es un día superbueno para subir.

Y, aunque, ¿ves? Este día que hoy tenemos

es bueno de sol,

para un 8.000, con este viento que hace,

sería imposible.

Tenemos que buscar que el viento,

para llegar a la cumbre de 8.000 metros,

pues esté por 15 km/h o alguna cosa así.

Y hoy están diciendo que habrá unos 55.

Ajá.

Hace viento, ¿eh? Un poco, ¿no?

Sí, sí. Y tanto.

O sea, la bajada es... La bajada es... Venga.

Lo antes posible bajo. Vale.

¿Y cuánto se tarda en bajar, más o menos?

Pues puedes estar...

Yo he estado en ochomiles que he hecho cumbre

y el mismo día, en el campo base.

¿Ah, sí? Sí.

Porque lo bueno... O sea, lo más importante

es perder altura lo antes posible.

Claro.

Lo que...

En esas montañas, hay algunos síntomas...

Te sangra la nariz,

tienes dolor de cabeza, te duele esto, ganas de vomitar...

Al principio, te asustan.

Pero luego te vas acostumbrando y ya sabes,

más o menos, que es lo normal. Que no pasa nada, ¿no?

Lo que me está pasando ahora, no pasa nada.

(RÍEN)

(RÍE) No creo.

No sabemos si Edurne ha querido meterle miedo a Álex

o, si por el contrario, ha querido minimizar las condiciones de hoy.

Dice que a un ochomil no se puede subir con tanto viento.

Y ¿por qué sí se puede subir a un dosmil?

A este viento se le llama Torb, del latín, "turbo", "remolino",

y es famoso por su peligrosidad en esta zona del Pirineo oriental,

especialmente en la comarca del Ripollès.

Con nevadas recientes y temperaturas bajas,

el Torb levanta estos remolinos de nieve,

aumentando considerablemente la sensación de frío.

Ostras.

Aupa.

(RÍE)

Esto...

Como "Los juegos del hambre" la película, que les...

Que les ponen dificultades. Pero sólo puede sobrevivir uno.

(RÍE) Entre ellos, tienen que aniquilarse.

Cuando la visibilidad se ve muy reducida,

el Torb puede ser muy peligroso

y, de hecho, ha causado varios accidentes en la zona,

enterrando a los montañeros desorientados,

que terminan muriendo de hipotermia.

Si hoy seguimos subiendo a pesar del viento,

es porque hay buena visibilidad.

Si no, habría que dar la vuelta inmediatamente.

¿Ves cómo se hacen esas cornisas?

Allí, justo cuando llegas al collado...

Sí. Ah, vale.

Hace como... Vale, sí, sí.

Hace como si fuera un techo. Es una cornisa de viento.

Pero esto es uno de los grandes problemas

que produce bastantes accidentes, porque se rompe la cornisa.

Y te vas. Entonces, ¿por dónde has de caminar?

Más por el... Tú imagínate

que te acercas mucho... Ah, vale.

Aquí, esto se parte y cae todo.

Entonces, tienes que ir un poco por fuera.

Vale. Pero, claro, también depende de lo ancho que sea...

Exacto.

Pero aquí es ancho, es una loma ancha.

¿Ves como es una loma ancha? Ahí se ve.

Enfilamos las rampas que conducen al Collado de la Marrana,

evitando las cornisas que pueda haber.

Al fondo, nuestro objetivo, el Bastiments.

¡Vamos! ¡Vamos, muy bien!

Vamos allí, que habrá menos viento.

¡Vamos! (RÍE)

Estamos ya casi. (RÍE)

Dos sets tenemos. ¿Eh?

Tenemos dos sets ganados ya. Dos sets, ¿eh?

Sí. Aquí, el collado este

y ahora ya, taca.

Estamos a mitad de camino,

pero, a partir de aquí, la ruta estará más expuesta al viento.

Veremos qué ocurre.

De momento, cambiamos las raquetas por los crampones

porque ya no nos hundimos.

Ahora, más bien, encontramos nieve dura o hielo,

y este viento racheado que no para.

Ahora subes sí o sí, ¿eh?

Te lo pido por favor.

Hay que subir, cueste lo que nos cueste.

Aunque estemos cinco horas más,

pero tú y yo llegamos. Hay que llegar a la cumbre.

Que no se te quede para siempre que te quedaste ahí.

No, no, no. No lo soportaría.

Por eso. Hasta que no suba

al pico ese de las pelotas, yo no abandono.

(RÍE)

Álex no piensa abandonar, y menos ahora que ya queda poco.

Parece que las dificultades le motivan.

Comparando esto con el viento que hemos tenido ahí abajo...

El tenis se gana punto a punto, y una montaña se sube paso a paso.

Sólo hay que pensar en el siguiente paso

y, cuando lo hayamos dado, ya pensaremos en el de después.

Paso a paso, o punto a punto.

Y así, paso a paso,

de la única manera posible, llegamos donde no hay más pasos que dar.

Estamos en la cumbre del Bastiments,

una montaña aparentemente fácil, pero que hoy, con el Torb,

nos ha dado mucha guerra.

(GRITAN)

(GRITAN)

¡Felicidades, Álex, de verdad! ¡Gracias!

Muy bien.

(GRITAN)

(RÍE=

Muy bien, ¿eh? Muy bien.

Bueno, pero es verdad que arriba darnos regalos.

No, arriba ha sido imposible. Casi salimos volando.

Por eso. Entonces, mira, aquí, al lado del refugio.

Me cuentas. Aquí

hay una placa que pone:

"Muchas gracias, Edurne, por ayudarme a conseguir la cumbre".

Es una placa que me regalaron a mí cuando ganamos la Copa Davis

por primera vez en la historia, que fue nuestra cumbre.

Te la regalo para que la tengas de recuerdo.

No me lo puedo creer.

Sí, después de haberme llevado ahí arriba, qué menos.

Así que guárdala bien. Gracias.

A ti.

Qué guapo. Lo he conseguido todo hoy.

No me pidáis nada más.

Es mejor del que yo llegué. ¿Ah, sí?

Toma ya.

"Un abrazo del culpable de que dejaras el judo

y te dedicaras al tenis. Dani Ayuso".

Enorme.

Gracias. (RÍE)

Gracias, Dani.

Muchas gracias por el detalle.

Muchas gracias, y a él por hacerme tenista.

De no ser por ti, no habría subido a la cumbre. No me habrían llamado

Y yo no tendría esto.

Un "Cumbres" muy duro.

Yo creo que de los más duros que hemos hecho hasta el día de hoy.

Álex en un momento me ha dicho:

"Edurne, si me doy la vuelta, oblígame a ir".

Porque él quería subir.

Yo creo que, si hemos hecho cumbre hoy aquí,

ha sido por él.

Ahí demuestra que es un deportista, que es una persona que sabe sufrir

y que, cuando se plantea un objetivo,

va hasta el final. Un 10.

Ha sido una experiencia espectacular.

Como resultado, he aprendido mucho pero también he sufrido.

Ha sido muy interesante la subida, muchísimo viento,

parecía que no llegábamos Al final, gracias a Edurne

y al equipo, lo hemos conseguido, que era el objetivo,

llegar aquí, llegar a la cumbre.

Así que estoy superagradecido y muy contento. Hasta siempre.

Cumbres - Àlex Corretja

28:14 30 nov 2014

Cumbres recibe a Àlex Corretja, extenista que llegó al número 2 de la ATP, ganador del Tennis Masters Cup en 1998, de la Copa Davis en el 2000, dos veces finalista en Roland Garros y medalla de bronce en los JJOO de Sydney. Su reto será el Pico de Bastiments, una ascensión aparentemente sencilla pero bajo unas condiciones atmosféricas extremas.

Cumbres recibe a Àlex Corretja, extenista que llegó al número 2 de la ATP, ganador del Tennis Masters Cup en 1998, de la Copa Davis en el 2000, dos veces finalista en Roland Garros y medalla de bronce en los JJOO de Sydney. Su reto será el Pico de Bastiments, una ascensión aparentemente sencilla pero bajo unas condiciones atmosféricas extremas.

ver más sobre "Cumbres - Àlex Corretja" ver menos sobre "Cumbres - Àlex Corretja"

Los últimos 37 documentales de Cumbres

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Edu Soto

    Edu Soto

    28:41 28 dic 2014

    28:41 28 dic 2014 Edurne Pasaban recibe este domingo en Cumbres al actor Edu Soto, que intentará la ascensión a la cumbre del Montardo, de 2.833 metros de altura. Situada en los Pirineos centrales, es una de las montañas más emblemáticas del Valle de Arán, en Lleida.Con tiempo lluvioso, antes de empezar la ascensión, Edurne pasará examen a Edu Soto en un rocódromo de Vielha. El actor demostrará desenvolverse muy bien en la verticalidad de la pared, aunque el disfraz de escalador es un poco excesivo.Al día siguiente, Edu se quitará la máscara de cómico y mostrará su cara más emotiva, disfrutando de la ascensión. Han caído las primeras nevadas de la temporada, y lo que en verano es una cumbre bastante asequible, se convierte en una ascensión dura.Edurne Pasaban y Edu Soto coronan finalmente el Montardo tras horas de esfuerzo. Siguiendo la costumbre de hacer un regalo al invitado cuando se llega a la cumbre, Edu se emocionará cuando Edurne le entregue algo inesperado subido desde el nivel del mar.

  • Martina Klein

    Martina Klein

    28:18 21 dic 2014

    28:18 21 dic 2014 Martina Klein ha desfilado por las mejores pasarelas del mundo, pero nunca ha pisado la cumbre de una montaña. Esta semana, en Cumbres, acompañada de Edurne Pasaban, caminará por terreno desconocido y ascenderá una bonita cima de más de 2.200 metros de altura: las Penyes Altes de Moixeró. 

  • Juan Carlos Ortega

    Juan Carlos Ortega

    29:13 14 dic 2014

    29:13 14 dic 2014 Edurne Pasabán sube al Mil Potros con el humorista Juan Carlos Ortega.

  • Ainhoa Arteta

    Ainhoa Arteta

    28:27 07 dic 2014

    28:27 07 dic 2014 Edurne Pasaban recibe en Cumbres a su paisana, la soprano Ainhoa Arteta. Ambas comparten pueblo natal: Tolosa. El reto es llegar a lo más alto del Monte Aitxuri, en la Sierra de Aizkorri, la montaña más alta del País Vasco.El punto de partida de la excursión es el Santuario de Arantzazu , en el municipio de Oñati, un lugar de peregrinación y foco cultural del País Vasco. Desde allí, Ainhoa y Edurne emprenden el camino por el hayedo que conduce hacia las campas de Urbía. Es un itinerario muy popular para subir hacia las cimas de la Sierra de Aizkorri en un solo día, pero las dos tolosarras prefieren tomárselo con calma y disfrutar de una noche en la acogedora fonda de Urbía, pasado el Collado de Elorrola a 1.100 metros de altitud.Al día siguiente queda remontar poco más de 400 metros de desnivel, primero atravesando amplios prados verdes y luego remontando la parte más rocosa de la Sierra. Ainhoa no ha subido nunca una montaña y dice no estar en buena forma física pero no pierde la sonrisa en toda la ascensión disfrutando de cada paso y de cada situación.En la cima, la inédita voz de la soprano en estas cotas es un regalo para el equipo de Cumbres y para toda la audiencia. 

  • Àlex Corretja

    Àlex Corretja

    28:14 30 nov 2014

    28:14 30 nov 2014 Cumbres recibe a Àlex Corretja, extenista que llegó al número 2 de la ATP, ganador del Tennis Masters Cup en 1998, de la Copa Davis en el 2000, dos veces finalista en Roland Garros y medalla de bronce en los JJOO de Sydney. Su reto será el Pico de Bastiments, una ascensión aparentemente sencilla pero bajo unas condiciones atmosféricas extremas.

  • Mónica López

    Mónica López

    27:55 23 nov 2014

    27:55 23 nov 2014 Edurne Pasabán sube al Volcán Teneguía en la isla de La Palma con la meteoróloga y presentadora del tiempo, Mònica Lòpez.

  • Goyo Jiménez

    Goyo Jiménez

    27:54 16 nov 2014

    27:54 16 nov 2014 Edurne Pasaban, recibe este domingo al humorista y monologuista Goyo Jiménez, uno de los invitados más imprevisibles que hayan pasado por el espacio. Entre risas y sorpresas, alpinista y cómico ascenderán al Peñalara, el techo de la Sierra de Guadarrama.Goyo Jiménez es un hombre polifacético. A los 16 años ya creó su propia compañía teatral, y ha hecho teatro clásico y contemporáneo, radio, televisión, pintura y dibujo. Es aficionado al senderismo, pero hasta ahora no había subido nunca al Peñalara, de 2.428 metros, la cumbre más alta de la Sierra de Guadarrama y de las provincias de Madrid y Segovia.Desde el Puerto de Cotos, en quince minutos de paseo, se llega hasta el refugio Juvenil de Pingarrón, perteneciente a la Comunidad de Madrid, perfecto para pasar una noche lejos del mundanal ruido. A pesar de encontrarse a gusto, Goyo dice preferir la vida del monologuista a la del montañero.Ya por la mañana, después de una noche de ronquidos, Edurne y Goyo regresan al Puerto de Cotos para emprender el ascenso al Peñalara, una cumbre asequible para todos pero que a menudo ha sido escenario de accidentes por menospreciar los peligros de la alta montaña. 

  • Conchita Martínez

    Conchita Martínez

    28:23 09 nov 2014

    28:23 09 nov 2014 Conchita Martínez, la única mujer española que ha conseguido medalla en tres Juegos Olímpicos, será la primera tenista en subir una montaña junto a la alpinista Edurne Pasaban. Aunque, en esta ocasión, el premio será la cumbre. La oscense ejercerá de profeta en su tierra y ascenderá al Pico Tebarray, en el Pirineo aragonés. 

  • Miguel Abellán

    Miguel Abellán

    28:25 02 nov 2014

    28:25 02 nov 2014  Edurne Pasabán sube al Gran Galayo con el torero Miguel Abellán 

  • Boris Izaguirre

    Boris Izaguirre

    28:22 26 oct 2014

    28:22 26 oct 2014 La segunda temporada se inicia con el polifacético Boris Izaguirre, un hombre muy acostumbrado a las cámaras de televisión, pero poco dado a andar por la montaña. Formando cordada con Edurne subirá, no sin dificultad, hasta la cumbre de El Yelmo, la emblemática cima de la Pedriza del Manzanares, paraíso de los escaladores madrileños. Boris y Edurne ascenderán en dos jornadas y pernoctarán en el refugio Giner de los Ríos. 

  • Perico Delgado

    Perico Delgado

    28:08 20 abr 2014

    28:08 20 abr 2014 Perico Delgado fue el ganador del Tour de Francia de 1988 y de la Vuelta Ciclista a España en sus ediciones de 1985 y 1989. Pero su figura trasciende más allá de su palmarés, convirtiéndose en todo un símbolo del deporte español, capaz de paralizar a un país que anhelaba ver sus hazañas y con una conexión casi mística con el público que todavía se mantiene.El exciclista se apuntó enseguida al proyecto Cumbres. Le encanta la naturaleza y la montaña, y desde el principio propuso hacer parte de la subida en bicicleta de montaña o de carretera. Y, por supuesto, con salida desde su Segovia natal.Su objetivo, Peñalara, es la montaña más alta de las provincias de Madrid y Segovia con una altitud de 2.428 metros. Como casi todas las cumbres, Peñalara puede ser un delicioso paseo o, si la meteorología es hostil, un auténtico infierno.

  • María Casado

    María Casado

    27:47 13 abr 2014

    27:47 13 abr 2014 La alpinista Edurne Pasabán sube una montaña con la periodista María Casado en la Sierra de Guadarrama. 

  • Espido Freire

    Espido Freire

    28:35 06 abr 2014

    28:35 06 abr 2014 La alpinista Edurne Pasabán sube hasta la cima de El Morezón en la Sierra de Gredos, a 2389 metros de altitudu, con la escritora Espido Freire. 

  • Julio Salinas

    Julio Salinas

    27:29 30 mar 2014

    27:29 30 mar 2014 Julio Salinas, que ha jugado hasta en seis equipos de la primera división y ha participado en tres mundiales con la selección española, subirá a la Torreta de l'Orri, de 2.437 metros, en la comarca del Pallars Sobirà (Lleida). Su cima es un gran mirador del Pirineo oriental. Edurne y Julio subirán a la cumbre por la vertiente del refugio de Comes de Rubió. 

  • Juanjo Ballesta

    Juanjo Ballesta

    28:19 23 mar 2014

    28:19 23 mar 2014  En éste capítulo Edurne Pasabán sube al Pico Almanzor, el más alto de la sierra de Gredos en la provincia de Ávila, con el actor Juanjo Ballesta, ganador de un premio Goya por la película el Bola.

Mostrando 1 de 3 Ver más