www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
990776
No recomendado para menores de 7 años
Transcripción completa

Cuéntame,...

...tú que has vivido...

...el despertar...

...de un tiempo que nos cambió.

Volverás...

...a ser un niño...

...al recordar...

...las largas tardes de sol.

Háblame de lo que has encontrado...

...en tu largo caminar.

Cuéntame cómo te ha ido,...

...si has conocido la felicidad.

Cuéntame cómo te ha ido,...

...si has conocido la felicidad.

Sentirás...

...el dulce abrazo...

...de aquellos padres...

...que dieron todo por ti.

El sabor...

...del primer beso,...

...todos los sueños...

...que tú querías cumplir.

"Me había escapado de casa".

"Y no me sentía como el Cid Campeador".

"Al contrario".

"La ciudad a esas horas me pareció un lugar remoto".

"Lleno de peligros".

"Comprendí que era una huida hacia delante".

"Sin saber a dónde me dirigía...

...y sin pensar lo que dejaba atrás".

¡Carlos!

¡Carlos!

¡Carlos!

¡Antonio!

¿Qué pasa?

Carlos se ha ido de casa y no lo encuentro.

¿Adónde se ha marchado?

No sé dónde se ha metido. ¡Carlos!

¡Estos críos!

¡Como lo encuentre, lo mato!

¿Has mirado detrás de la parroquia? No.

Les he visto jugando por ahí. Vas a tener razón.

Espera, voy contigo.

Este crío tuyo está... Está tonto.

Me preocupa que se haya ido del barrio.

Eso es para darle una zurra.

Pili va diciendo que soy una estrecha y una...

-¿Y una qué?

-Mejor no te lo digo.

-¿Se la ha perdido un tornillo? -¿A que yo no soy eso?

-¿Qué?

-Pues...

Que soy una calienta.

-¿Cómo?

¿Que Pili va diciendo por ahí que eres una calienta?

¡Cómo vas a ser tú una calienta!

-¿A que no? -No.

Claro que no.

-Me voy, que es tardísimo.

-Pero Paqui.

¿Adónde vas a ir a estas horas? -A mi casa.

-¿A tu casa, a qué?

¿A pelearte con Pili?

¿A que le digas algo de lo que tengas que arrepentirte?

-No, claro que no.

Tendré que dormir en algún sitio.

No, no, no puede ser.

Que no.

-Paqui.

Cielo. -Pero...

¿Y si me quedo, dónde voy a dormir?

-¿Dónde vas a dormir? Aquí.

-¿Aquí dónde?

-Aquí, Paqui, en el cuarto.

-No, es que está en la otra habitación mi primo.

-Primo segundo y lleva una hora durmiendo.

Que no puede ser.

-No puede ser.

-Mañana, antes de que se levanten, te vas al restaurante.

No tienen por qué enterarse de que has dormido aquí.

Y no se hable más. -Es que...

-No acepto discusiones. Piénsalo.

¿Adónde vas a ir a estas horas con el frío que hace fuera?

Con lo calentitos que podemos estar juntitos.

En esta buhardilla que se está tan bien.

No seas boba.

Timbre

¿Esperas a alguien? -Yo no.

No me digas que no sabes. ¿Dónde vive esa niña?

Por el centro.

El centro es muy grande. ¡No lo sé!

-Intenta recordar, es importante.

-Julia nos esperaba en la parada del 16...

...de General Mola.

Quedaban ahí porque estaba cerca del colegio.

¿El colegio está cerca de su casa? No sé.

¿Qué?

No lo encuentro por ninguna parte.

¿Dónde se ha metido?

Le ha pasado algo. -No, mujer.

No se lo puede haber tragado la tierra.

¿No sabes nada, Josete? ¡Mercedes, ha aparecido Carlos!

Gracias a Dios.

¿Ves como aparecía? Gracias.

De nada. ¿Qué se te ha perdido en el centro?

Toni, ya están aquí tus padres.

Mercedes, es Toni.

Carlos está en su casa.

Toni.

"No os preocupéis, está aquí Carlos".

¿Qué pasa? ¿Y está bien?

Sí, está perfectamente.

Está cansado. Ha venido andando, hay huelga de la EMT.

Ahora mismo coge el coche tu padre y va a por él.

"Oye, mamá".

"Es mejor que venga mañana". ¿Mañana? Antonio, espera.

Dice Toni que es mejor que esta noche duerma allí.

¿Cómo que duerma allí? Trae.

Toni. Hola, papá.

¿Qué es eso de que duerme allí? Estamos un poco nerviosos.

¡Hombre, con el susto que nos ha dado!

Ya sé que os ha dado un susto y él está asustado.

Mañana hablamos con más calma.

¿Qué dice? ¡Qué calma, es la una!

¡Las cosas no se hacen así con un mocoso! Hazme caso.

Hazme caso tú. ¡Que no me da la gana!

Hazme caso, hablaré con él. Tranquilízate.

¿Qué dice?

Que es mejor que se quede. Creo que pasa algo.

¡Ve a por él! ¡Eso digo yo!

¡No me pongas más nerviosa!

Trae.

Dile a tu hermano que se ponga. Te lo paso.

Es mamá.

-Hombre.

Hola, mamá.

¡Carlos, hijo!

¿Estás bien?

Creo que tengo agujetas.

¿Tienes agujetas?

¿No me digas que tienes agujetas?

Dile a Toni que te dé agua con limón.

Y bicarbonato. Y bicarbonato.

Se lo diré. "Oye".

Eso que has hecho está muy mal. Nos tenías muy preocupados.

No me abríais la puerta y papá dijo que dormiría en un banco.

¿No conoces a tu padre?

No nos haces caso con nada de lo que te decimos.

¿Por qué me has mentido?

¡Y no me digas que has ido a recoger cartones!

A ver, ¿tienes algo que decirme?

"¿No tienes nada que contarme?"

Sí, una cosa.

¿Qué cosa? Que...

¿Qué? Que tengo novia.

¿Qué dice? Que tiene novia.

¿Lo ves? ¿Cómo que tiene novia?

"A ver, hijo".

Aunque te hayas echado novia, no debes olvidarte del mundo.

Trae.

Ya lo sé, pero...

Será mejor que hablemos mañana más tranquilamente.

¿Me puedo quedar?

¿Se puede quedar?

Que se quede. Total...

Te puedes quedar.

Que te lleve tu tío al instituto.

De acuerdo. Dice que me puedo quedar.

Buenas noches. Buenas noches y gracias.

Oye, acuéstate, que es tardísimo.

Vale, hasta mañana.

En mis tiempos, no se quedaba fuera de casa.

Ya lo sé.

Bueno, no he dicho nada.

Me voy a acostar.

No me gusta meterme donde no me llaman.

En sus tiempos y en estos tiempos también.

No me mires así. La culpa de que se quede es tuya.

Bueno, has estado tú de acuerdo también.

Tú le dejaste fuera.

¡Si me dejarais hacer las cosas como quiero hacerlas...!

Así no vamos a arreglar nada.

No sé qué pasa, los hijos te miran y se reviran.

Este se va a enterar.

¡Me va a venir ahora con una novia!

¿Cómo es esa chica? Es guapa, guapísima.

La más guapa del mundo.

Se llama Julia.

No te creas, ya lleva sostén.

Un día quedamos los cuatro.

¿Juana también?

Yo llevo a mi novia.

Vale.

Bueno, Carlos, duérmete, que se ha hecho tardísimo.

Oye, Toni. Dime.

¿Vas a dormir con ella? ¿Tú qué crees?

Los mayores hacéis lo que os da la gana.

Anda que tú te quedas corto.

Hasta mañana. Hasta mañana.

Yo no sé lo que hago aquí, Miguel.

Tenías que haberme llevado a casa.

-Bueno, mujer, estás aquí.

No lo pienses más.

-Siempre me pasa lo mismo.

Me quedo encerrada.

-Ojalá tuvieras más primos.

Cientos de primos que vinieran a casa.

Uno detrás de otro.

-Bueno, ya, que está Carlos ahí.

-Venga.

-¿No me habrá visto?

-¿Cómo te va a ver?

-¿Y si le da por contárselo a la gente?

-¡Que no te ha visto!

-¿Estás seguro? -¿Cómo no voy a estar seguro?

Ya he puesto el despertador.

En cuanto suene, te vas y ya está.

Y si se han despertado, les distraigo con cualquier tontería.

No te preocupes más, te lo pido por favor.

¡Huy, qué frío!

-Miguelón.

De verdad, Miguel, estate quieto.

-Venga, mujer.

-Miguel, que está mi primo al otro lado de la puerta.

Estate quieto.

Así.

-Al menos, caliéntame los pies, que los tengo helados.

-¡Que me haces cosquillas!

¡Los tienes muy fríos!

"Era mejor de lo que podía imaginar".

"Era maravilloso hacerse mayor,...

...acostarte cuando quieras y con quien quieras".

"Intuí lo que podía ser mi vida futura al lado de Julia".

"Compartiendo una buhardilla".

"Riéndonos como se reían mi hermano y su novia".

"O mi tío y Paquita".

"Hasta entonces, la vida adulta era algo que veía lejanísimo".

"Pero aquella noche y a mis 15 años...

...entendí que no estaba tan lejos".

Es que tiene 15 años.

¿A quién se le ocurre no abrirle? Porque tiene 15 años.

Más pequeño era yo cuando me escapé de casa.

Antonio.

Pero claro, mi padre me pilló.

Me dio una somanta de palos que se me quitaron las ganas.

Pero en esta casa no se les puede tocar porque les traumatizo.

¿Me vas a contar lo que ha pasado en la imprenta?

Nos hemos pegado un susto de muerte. ¿Qué ha pasado?

Que un piquete casi nos revienta. ¿Que casi os revienta?

Cuando salimos, estaba ardiendo el coche de Pablo.

¿El coche ardiendo? Entero.

¿Os han hecho algo? No, ni siquiera les vimos.

A nuestro coche no porque no les dio tiempo.

Eso es un aviso de que vienen a por nosotros.

Menos mal que no os pasó nada.

Total, hemos tenido que cerrar.

Si no saco la revista, no podré hacer frente a los pagos.

Todo se irá arreglando. Lo importante es que estás bien.

Ahora que todo debería ir bien, resulta que va peor.

No nos podemos quejar.

Hasta los hijos se nos van de las manos.

Lo de Toni es lo que más me duele.

Cuando le necesito, me deja tirado.

Ya le conoces, tiene sus ideas propias.

Pero te quiere mucho.

No le des más vueltas. Vamos a descansar.

(RADIO) "¿Las relaciones prematrimoniales son empobrecedoras?"

-"Eso y algo peor: dañinas".

"Y ahora no respondo como sacerdote, sino como psicólogo".

-Así está bien. Gracias. -Las que tú tienes.

-"Las relaciones prematrimoniales...

...son, sobre todo, falta de respeto".

-¡Se acabó tanto runrún!

¿Por qué lo quitas?

Mira, sobrino.

No quiero echarte un sermón.

Pero lo que has hecho no está bien.

-Tus padres no se lo merecen.

Ya lo sé, pero es que...

-¡Solo tienes 15 años!

Julieta tenía 15 cuando se enamoró. ¿Julieta?

La de Romeo y Julieta. ¡Anda, mi madre!

¿No lo habéis leído? -Yo no.

Cuando se enamoraron, solo querían estar juntos.

¿Qué tienen que ver contigo? Todo.

No me dejan ver a Julia después de cerrar el portal.

Estamos enamorados. No es justo.

-¡Qué vas a saber tú lo que es justo o injusto!

Concéntrate en los estudios.

Termina, que llegamos tarde.

Vosotros podéis hacer manitas y dormir juntos.

¡Será posible! ¿Qué tonterías dices?

Recoge, que nos vamos.

Todos sois iguales. -Carlos, ven aquí.

¿Qué? Tú no me has visto aquí.

No te rías, que te doy.

No me río. Por favor, no digas nada.

Vale, no digo nada.

Ahora salgo.

-¡Anda, que...!

-¿Tú también con risitas?

-Sí, yo también.

Lo de esta noche ha sido maravilloso.

-Calla, que me da vergüenza. -¿Ha sido maravilloso o no?

-Anda, que...

Mira que quedarnos dormidos.

-Como troncos.

Como troncos.

Pensé que te había pasado algo.

No veas cómo estaba tu padre.

-¿Dónde has ido? A dar vueltas por Madrid.

¿De verdad estás enamorado? Sí.

-¿Habéis hecho algo?

-¡Qué poco romántico! Eso no se pregunta.

-Es que seguro que no habéis parado de daros besos.

Yo no hablo de esas cosas.

-Ahí está tu madre. Es verdad.

Os veo luego. Adiós.

Hola, mamá. Hola.

Hola, chicos.

¿Y esa bufanda?

Me la regaló Julia. Es muy bonita, ¿a que sí?

Está bien.

Vamos a hablar.

¿Has desayunado? Sí, con el tío.

Coges el coche y le das un golpe al mío por la izquierda.

Decimos que se ha quemado y el seguro me lo paga.

¿Y qué pasa con el mío?

Es a todo riesgo.

Los peritos se van a dar cuenta de que lo ha quemado un molotov.

Eso lo dirás tú. ¿Por qué no les cuentas la verdad?

Un piquete me quemó el coche.

Las huelgas están prohibidas.

Dirían que es cosa de causa mayor y no me pagarían.

Ya me lo pensaré, que tengo otros problemas.

¿Qué problemas tienes?

El director del banco no me amplía el riesgo.

¿Problemas de dinero? Sí.

Ya me dirás cómo resisto. ¿Y "Criterio"?

No puede salir en fecha. Tiene que estar en fecha.

¿Cojo las planchas y voy a Lourdes? A Lourdes no, a 80 km de Madrid.

No entiendo. Buitrago.

¿Sabes dónde está? Sí.

Hay una imprenta que trabajan divinamente.

Es de unos gallegos.

¿Trabajan en huelga? Son gallegos.

Es un poco más caro.

A ver qué nos dicen.

¿Estás seguro?

Sí. Es lo que me han contado.

Lo metemos todo en el coche...

...y nos largamos.

¿Y si me queman el coche? Estos cabrones queman los buenos.

Venga, Antonio.

De perdidos, al río. Nos vamos esta tarde.

¡No puedes entrar y salir cuando te dé la gana!

Solo tienes 15 años.

Por eso, ya no soy un niño.

¿Y qué eres?

Un joven. ¿Un joven? Un joven.

Pues tienes que ser responsable.

¿Sabes el susto que nos diste? ¿Cómo se te ocurre salir solo?

No me abristeis.

¿La culpa es nuestra? Pues sí.

¡No!

¿Y de que faltes a clase también tenemos la culpa?

No, la tienes tú solo.

¿Qué es eso de que tienes novia? Novia formal.

Déjate de novias formales y ponte a estudiar.

¿La abuela puede tener novio con más de 70 años y yo no puedo?

¿De dónde sacas que tiene novio? Alfredo es un amigo.

Mejor me lo pones.

¿Yo no puedo tener novia?

No enredes con lo de la abuela. ¿Por qué me has mentido?

Si te lo contaba, mira cómo te ibas a poner.

¡No me pongo de ninguna manera!

No le des la vuelta a la tortilla.

Lo que has hecho está muy mal.

¿Me oyes? Sí.

¿Te puedo hacer una pregunta? Solo una, que llegarás tarde.

¿A qué edad os hicisteis novios? No sé. ¿A qué viene eso?

Eran otros tiempos. Sobre mi edad, ¿no?

Deja eso ahora. Vete a clase.

Vas a llegar tarde.

Papá está muy enfadado contigo, así que ya verás.

Estar enamorado es lo mejor.

Estate tranquila.

Julia no quiere relaciones. ¡Que te calles con eso!

No saldrás en un mes. ¡Mamá!

Vete a clase y ponte a estudiar.

Adiós.

¡Ay!

Ya sé que la huelga os ha afectado.

Pero debo limitar los números rojos.

¿La orden es para todos?

Mi empresa siempre ha pagado.

¿Afecta solo a Gráficas Husillos?

Claro que no.

Pero la dirección me ha advertido de que limite los riesgos.

Además, está el otro problema.

La semana que viene vence el plazo de la letra de la ofset.

Espera.

Son 160 000, más o menos.

Sí, aquí está.

162 000, Antonio.

Esto no es una deuda, esto es un pasivo.

Estás en números rojos.

Yo soy el director de esta oficina, no del banco.

Podemos ingresar las 150 000 pesetas que tenemos en casa.

¿Tenéis 30 000 duros?

Por lo que pudiera ocurrir.

Decían que podían pasar cosas.

Pasar no pasa nada.

Ingresad ese dinero, no sea que os lo roben.

Ya.

Cuando acabe la huelga, lo reponéis. No hacemos nada.

Los números rojos siguen ahí.

Vamos a cambiar de táctica.

¿Me puedes dar 15 días? Porque en 15 días, lo soluciono.

Esto no es un ropero benéfico.

Pues no sé qué puedo hacer.

Hombre.

Podría buscar otra solución.

Una nueva línea de crédito.

¿A Gráficas Husillos? Sí.

¿Una línea de crédito nueva?

Con millón y medio, me arreglo.

¿Tanto?

Si no la utilizas, no la pagas. Millón y medio...

Millón y medio está bien. Es mucho.

Piénsatelo y con lo que sea, me llamas.

Bueno.

Que te llevo.

¿Cómo te voy a dejar aquí? -Para que no nos vean.

Te digo lo mismo que a Carlos.

Ni una palabra.

-¿Por quién me tomas?

-¿No te conoceré yo a ti?

¿Y lo del doble de Franco? -¡Bueno!

-Contaste que lo habías llevado a una casa de alterne.

-Aquello era diferente. Franco era Franco.

Y tú eres tú.

-Miguel. -Dime.

-No te he dicho una cosa.

-¿Qué?

-Lo de esta noche. Que ha sido muy bonito.

Voy a hacer de postre uvas con queso. ¿Sabes por qué?

-Sí, pero me gusta oírtelo decir.

-Porque saben a beso.

Adiós.

-Adiós.

Guapa.

¿En cuántos plazos quieres devolverlo?

-Había pensado que en 28.

Son dos años con las pagas extraordinarias.

-Yo te firmo el visto bueno.

No sé qué os ha entrado con lo de comprar un piso.

Yo llevo viviendo de alquiler toda mi vida.

-¿Qué piso? -El que está buscando Juana.

Los pisos de la Ciudad de los Periodistas me parecen bien.

Pero a ver si luego vais a ir de cabeza.

Juana no te ha dicho nada. -No, no me ha dicho nada.

-He metido la pata.

Querrá darte una sorpresa. Tú hazte de nuevas.

-Sí, claro.

Muchas gracias, Gallardo.

Unos besos que solo se los he visto a Kim Novak...

...en la película esa de los mareos.

-Claro, son novios.

-Hay besos y besos. Además, delante de todo el mundo.

-¿No le da besos a su marido? -¿Yo?

Claro que no, lo que me faltaba.

Que después de 30 años, nos diéramos Luis y yo besos de tornillo.

-A mí que la gente se bese me parece de perlas.

-Más besos y menos bombas, más besos y menos bombas.

-Paquita está enamorada y como no ha venido a dormir...

Está más enamorada que nunca.

-¿Y dónde ha dormido? -¿Y usted?

-En mi casa, con mi Luis. -¡Ah!

Buenos días a todas.

¿Todo va bien? -Todo perfecto, divinamente.

Josefina hace 30 años que no le da besos a su marido.

-Mercedes, aconséjale a tu sobrina que vaya con ojo.

¿Con qué?

Que las cosas ya no son como antes.

Hay médicos que recetan la píldora.

-¿Y por qué no se toma usted una?

Pero de cianuro.

Toma. ¿Se puede saber por qué me dices eso?

-Tiene un novio medio francés.

El hombre es fuego, la mujer estopa y el diablo sopla.

Me subo a estudiar, que no estoy para chismes, Josefina.

Os arregláis sin mí.

Hemos visto los elementos constitutivos del orden social.

Vamos a estudiar cómo estos elementos...

...se ordenan y combinan entre ellos.

-¿Solo os habéis besado? Que te calles.

-Pero ¿la quieres o solo es pasión?

La quiero.

-Esta combinaciones pueden variar...

...a lo largo del tiempo formando estructuras sociales diferentes.

Algunas son motivadas...

...por el parentesco, por la economía.

-Carlos. ¿Qué?

¿Dónde has dormido? Donde a ti no te importa.

-¿Os podéis callar? ¿Qué os pasa?

-Carlos ha tenido relaciones prematrimoniales.

¡Retira eso! Ya.

-¡Silencio, por favor!

Los comentarios, después de clase.

-Es una broma. ¡Retíralo!

Lo retiro.

-Las sociedades se constituyen basándose en lazos de sangre.

-¿Has estado con ella?

Pero ¿has estado estado?

Somos novios formales.

No habéis hecho nada. Eso no se cuenta.

A mí no me importa que estés con tu novia.

A lo mejor sí me importa un poco.

Creo que me queda algo de sentimiento pequeño burgués.

"De la noche a la mañana, me convertí en mito erótico".

"Pensaban que había pasado la noche con una chica".

"Aunque no fuera verdad, aquello me convertía en sobrenatural".

"El capitán Trueno de las chicas".

"Ahora, hasta las que me ignoraban,...

...me miraban con admiración".

"Bueno, casi todas".

¡Vamos a ver, un momento!

¿De cuánto estamos hablando?

De millón y medio.

-Estás loco. Que no, Juan.

Si no, nos quedamos cortos. -Eso es una barbaridad.

No digo que tenemos que poner entre todos millón y medio.

Cuanto más pongamos, menos tendremos que pedir.

-¿Me permitís? La imprenta es vuestra.

Intervengo como amigo, cliente y experto.

Ahora gozáis de prestigio.

Pero si la huelga no se acaba, os vais al garete.

-Ese es el problema, don Pablo. La huelga acabará ni se sabe cuándo.

No seas cabezón, no puede durar toda la vida.

-Puede ser dentro de seis meses o de ocho años.

¡Qué alegría! -Yo estoy con Antonio.

El que más resiste, gana.

-Antonio.

Que cada uno ponga lo que pueda. Eso estoy diciendo yo.

El banco nos sacará la sangre, pero nos dará lo que necesitemos.

-Debo consultarlo con mi mujer. Claro.

Pero cuenta conmigo. ¡Qué raro!

-Y conmigo, Antonio.

La paternidad del análisis estructural funcional...

...se perfila con un claro tinte durkheimniano.

Durkheimniano.

Pero si es que yo no entiendo nada de esto.

¡Ay!

¡Ay! Hola, madre.

Hola, hija.

¡Qué barbaridad, cómo está todo!

Mira, las acelgas a 6 pesetas.

Las alcachofas, a 14.

Los filetes de aguja, a 300.

Yo no he visto una cosa igual.

Eso sí.

Si subimos un duro la permanente, cambian de peluquería.

Vamos a acabar echando de menos al caudillo.

Déjate de Franco y ponte a hacer la comida.

Mira qué manzanas. Pochas.

O lo tomas o lo dejas.

¡Madre, estoy estudiando!

Bueno, hija, perdona.

Estoy indignada, no sé dónde vamos a llegar.

Voy a dejar esto en la cocina.

¡Ay!

Mercedes, ¿has hablado con Carlitos de lo que pasó ayer?

Sí, nada, que no lo volverá a hacer.

Lo dices tan tranquila.

A mí me parece muy mal.

Cuando me lo encuentre, me va a oír.

¿Adónde vas ahora?

A mi cuarto, a ver si me concentro. Bueno, pero una cosa te digo.

Como no le pongáis las cosas claras, se os subirá a la parra.

¿Seguro que no quieres que te lleve a ningún lado?

Que no, he quedado a tomar un arrocito y quiero ir dando un paseo.

Bueno.

¿Cómo vas a resolver lo del dinero?

Pidiendo una línea de crédito, es la única manera.

Ten cuidado con los bancos.

Ya sé que me van a apretar, pero ¿qué hago?

Te pueden quitar la imprenta. ¿Qué banco es?

La banca López Casada. Cuidado, Antonio.

He visto a gente que ha perdido sus empresas por pedir créditos.

No me queda otra alternativa. Un crédito personal.

¿Cómo personal, yo? Claro, solo a tu nombre.

Así no tocarían la imprenta. O mira más bancos.

Unos aprietan más que otros.

A mí esto de la huelga me termina matando.

Has salido de cosas peores. Al final, tendré que ponerlo todo.

¿Te vienes a comer? Ya me gustaría, pero no puedo.

Adiós y gracias. Ánimo. Hasta luego, Antoñito.

Me sentaba un arroz a mí ahora...

El consenso se estrecha tanto o más...

...como el progreso de la evolución.

El consenso...

¿Qué es el consenso?

Begoña.

Teléfono

¿Sí?

"Begoña, soy Mercedes".

Hola, Mercedes. ¿Qué tal?

Perdona que te moleste.

Tengo algunos problemas con lo de la estructura.

¿Cómo dices? El análisis estructural funcional.

El examen de mañana.

Sí, es que se me ha echado el tiempo encima.

No hemos tenido clase y estoy un poco perdida.

Hay temas que no hemos explicado y entiendo que son difíciles.

Algunas veces me has dicho que me podías ayudar.

Tengo algunas dudas.

Me lo podías haber pedido antes. Será un ratito.

Intentaré buscar un hueco.

"Gracias".

¡Qué raro!

¿Estuviste en su casa o no?

Ya os he dicho que no hablo de esas cosas.

Yo te lo he contado todo. Porque todo era mentira.

-Es amor de verdad.

No me gusta hablar de esto. -Carlos, tu padre.

Carlos, sube a casa.

Es que estamos... ¡Sube a casa!

Hasta luego. -Adiós.

"Aquel silencio de mi padre era peor que todas las broncas".

"Me sentía como Ana Bolena instantes antes de ser decapitada".

"Pero el hacha no acababa de caer".

"Y aumentaba mi intranquilidad".

¿No me vas a hablar más?

Sube, que es la hora de comer.

"Mi padre seguía siendo eso, mi padre".

"Y sus enfados, temibles".

Aquí está.

150 000 pesetas.

Que no me hacen falta 150 000 pesetas.

Solo es para la señal.

No sabes con qué te vas a encontrar. Es que es mucho dinero.

¿Tú estás segura? Claro.

¿Y tú? Yo no estoy seguro.

Pero no puedo perder más clientes ni más trabajo.

No te preocupes. ¿Dónde van a ir si no?

A Buitrago. No digas tonterías.

Toni acaba de llegar. Tarde.

Antonio, déjale hablar.

¡Que esté cuando tiene que estar!

¿Venís a comer? Sí, ahora mismo.

Ten mucho cuidado con lo que dices a ver si te arrepientes.

Ya lo sé, Merche.

Pues eso, que es tu hijo.

Los padres tenemos que callarnos.

No te pongas así.

Hola, cariño. Hola, mamá.

Hola, papá.

Hola, Toni.

Me ha dicho mamá que no fueron bien las cosas.

Muy mal, fueron muy mal. Quemaron el coche de Pablo.

Antonio. Cállate la boca.

Qué manera de defender las ideas.

Vamos a comer. Ya está aquí la sopa.

¿Qué dicen en el periódico?

Que siguen en sus trece. De momento, no se soluciona.

Yo le estoy haciendo una novena a Santa Rita.

La patrona de los imposibles. Y de los necesitados.

Pues rece, que buena falta nos hace.

Ha hecho un encargo a una imprenta de fuera.

A Buitrago de Lozoya me he tenido que ir, fíjate.

Con el frío, tus amigos de los piquetes no suben.

O que estos gallegos son del sindicato vertical, vete a saber.

He hablado con mi jefe, con Gallardo.

Me puede adelantar 150 000 pesetas de mi sueldo.

Si las necesitas, son tuyas.

Sirve, Merche.

Muchas gracias, hijo. No creo que me hagan falta.

Mañana vamos al banco a negociar el crédito.

¿Otro crédito? ¡Virgen del amor hermoso!

Muchas gracias.

Piénsalo, porque renegociar un crédito...

Ya lo sé, no es bueno.

Yo tengo 400 pesetas ahorradas. Te las puedo dar.

Calla, a ver si saco la mano a pasear.

"El cabreo de mi padre parecía no tener fin".

"Yo, el pequeño de sus hijos, el que fui su ojito derecho,...

...no le enternecía ni dejándole los ahorros de toda mi vida".

"¿Qué podía hacer para que me perdonase?"

"Más me valía callarme y portarme como un bendito".

"Si no, veía mi futuro muy negro".

Como siga la huelga de autobuses, hacemos el agosto.

Cuando termine, me voy con el taxi. -Aquí tenéis el postre.

-Muchas gracias, cielo. -¿Qué pasa aquí?

-¿Qué te pasa a ti, Ramón?

-¿Has visto las uvas? -¿Qué?

-Las tuyas están peladas y con queso. Mira.

-Pues porque todavía hay clases entre tú y yo, a ver si te enteras.

-¿Habéis visto cómo se miran?

-Ha pasado lo que tenía que pasar. Y tú decías que no.

-Me recuerda a mi noche de bodas.

Mi marido, que en paz descanse,...

...no había quien le aguantase.

Pero aquella noche... Se me ponen los pelos de punta.

-Como la primera vez no hay ninguna.

-Donde esté la última...

-¡Qué poco sensible eres!

-A las 7 te devuelvo el taxi. No se puede parar.

¿Adónde vas ahora?

-¡Déjame en paz! A hablar un rato con Paqui.

Paqui, cielo.

Estaba pensando que cuando termines con esto,...

...podríamos subir a echar una cabezada.

-¿Una cabezada?

-Sí, para descansar un poco.

Ya sabes lo que dice el refrán.

La comida descansada y la cena paseada.

-Que no te vea nadie subir.

-No.

-Vas tú primero. Cuando recoja, ya subo.

-Vale.

-Le ha dado algo. -Creo que sí.

-Ha sido una croqueta.

-Vamos, que es tarde. -Buen provecho, Miguel.

-Muchas gracias.

-¿Os vais ya? -Sí, hasta luego.

Hasta luego.

-No me hagas esperar.

¿Tu padre no te habla nada? Nada de nada.

-Es peor que te eche la bronca. No sé yo.

Parece que no existo.

Mi madre me hizo eso y a los dos días se le pasó.

-¿Se lo has contado a tu novia? ¿A Julia? Pues no.

No sé cómo. Mi madre me ha castigado sin salir un mes.

No me extraña, te has pasado.

-¿Es ella? -Sí.

Hola, Julia. -Hola, Carlos.

¿Qué haces aquí?

No dejo de pensar en ti.

Y he venido a verte.

¿No vas al colegio esta tarde? No, ¿y tú?

Pues yo no sé.

-¿A que es guapa?

-No está mal.

-Podemos ir al cine. ¿Al cine?

Es que no tengo dinero.

Te invito. No quiero que me invites.

¿Qué hacemos?

¿Vamos a pasear?

Si me ven en la calle en horario escolar, se me cae el pelo.

-¿De qué hablan?

-Julia quiere ir al cine, pero Carlos no tiene dinero.

-¿Cómo lo sabes?

-Estoy leyendo los labios. Me lo enseñó mi abuelo.

-Hola.

Soy Karina. -Hola, Karina.

Carlos me ha hablado mucho de ti. Yo soy Julia.

-Hasta las 8 no vuelve mi madre. Podéis quedaros en mi casa.

Si ponéis música, ponedla bajita.

Cuando os vayáis, meted la llave debajo del felpudo.

Gracias, Karina.

No seas tonto.

Adiós. -Adiós.

¿Vamos a oír música a casa de Karina?

Claro que sí.

Subo y en un rato, subes tú.

Vale. ¿Qué piso es?

El primero B.

Hasta ahora.

¡Madre, me voy!

De champú anticaspa y de laca andamos cortísimas.

-No sabes cómo se quieren tu cuñado y Paquita.

Se devoran. ¿Otra vez con eso, Valentina?

Ella le ha dado una croqueta. ¿Una croqueta?

O un huevo duro o algo.

-Ahí está. -¿Dónde?

¿Qué está haciendo?

-Está rarísima. -Es el amor desbocado.

¡No seamos cotillas, por Dios! Me voy a la universidad.

Me voy contigo. Bueno.

-Hola. Hola, Paca, hija.

Hola, Toni.

¿Te pasa algo? No, nada.

Te has puesto roja.

Me estaba pintando porque estaba tan pálida...

Me falta hierro. -¿Te encuentras mal?

-Mejor que nunca.

Un poco cansada.

Es que la cocina cansa un montón.

¿No tendrás fiebre? No, son los nervios.

-Estás nerviosa.

-Pues un poco.

Después de trabajar me entran unos nervios...

Bueno, pues me subo.

Adiós. -Tranquilízate.

¡Dios santo!

¿Te lo crees? ¡Qué me lo voy a creer!

Desde que está con mi hermano...

Se ha tenido que liar con el Cyrano de Bergerac.

Tiene la sin hueso más sucia que conozco.

Espera, espera.

Pensaba que no venías.

Estaba esperando a que abrieran la tienda.

¿Esto es para mí?

Sí. ¿Qué es?

Un disco.

Muchas gracias. Pasa.

Soy un buen patrón, pago puntualmente, no les falta de nada.

Y no pienso solo en sacarles el beneficio.

¿Cómo era aquello que me decías? La plusvalía.

Siempre me hablabas de la plusvalía y de la correlación de fuerzas.

Yo nunca había oído eso.

Ni yo.

Hemos aprendido lo mismo al mismo tiempo.

Tienes razón, hijo.

Otra cosa, Toni.

¿Esto tiene marcha atrás o lo ves bien consolidado?

¿Si puede haber un golpe militar?

Por ejemplo. Espero que no.

Estamos viviendo cambios, es una nueva época.

Pero no hay democracia, estamos en precario.

En precario.

¡Qué bien explicas las cosas!

Me voy a aprender esa palabra.

Hay muchas cosas por hacer. Que vuelvan los exiliados.

Tenemos mucho que hacer.

Ojalá podamos hacerlas.

Ojalá las hagamos.

Muchas gracias, Toni.

No hay de qué.

¿Tú sabes que yo te quiero mucho?

Y yo.

Pues eso.

Sí. ¿Por dónde iba?

Si tomamos el modelo anglosajón...

Lo dejamos por hoy. ¿Alguna pregunta?

-¿Qué es lo más importante para el examen?

-¿Otra vez lo mismo?

Esto es una facultad.

Ya no estáis en COU.

Todo lo que se estudia es importante.

¿Algo más?

Pues hasta mañana.

-¿No pretenderá que nos estudiemos todo el libro?

Supongo que no.

¡Begoña!

Dime, Mercedes.

¿No irás a preguntar qué entra?

No, es lo que hemos hablado.

A ver si me explicas unas cosas. Estoy liadísima.

Solo será un ratito. El análisis de la estructura no me entra.

Después.

Pasas por el despacho y lo miramos. Pues después.

Mercedes.

A lo mejor te resulta extraño lo que te voy a preguntar.

¿Te has cruzado con Víctor?

No, hace varios días que no lo veo.

¿No le habrán...? ¿Detenido? No.

Me habría enterado. Es que...

Nada, me voy corriendo. Adiós, Mercedes.

Nos vemos luego.

¿Eh? Que nos vemos.

Ah, sí, luego.

Toma, Pablo.

¿Están los acetatos? Sí.

Vamos a darnos prisa, no vaya a haber alguien vigilando.

Estas cosas con Franco no pasaban. Pasarían otras.

Pero se respetaba el dinero. En eso tienes razón.

Si no se respeta ni el dinero...

Les haré yo respetar.

¿Sabes ir a Buitrago? Sí, Nacional I, carretera de Irún.

Es un camino a la derecha.

Muy bien.

Música de Claudio Baglioni

Nos quedamos así.

¿Estás bien?

En la gloria.

¿La pongo otra vez?

¿Te importa?

¡Qué va!

Me encanta.

"Fue el momento más feliz de mi vida".

"Jamás había tenido esas sintonía con una chica, mi primer amor".

"Un amor adolescente que te trastorna".

"No te deja pensar en otra cosa".

"Es una sensación que no vuelves a experimentar".

"Podía pasarme las horas con ella sin hablar, mirándonos".

"Solo nos hacía falta saber que el uno estaba cerca del otro".

"Julia era el amor de mi vida".

"Deseaba que aquel momento durara eternamente".

Miguelón.

-Dime, Paquita.

-Que soy muy feliz.

-Yo también, Paquita.

¡Ay!

Oye, Paquita.

Lo de Marie Chantal.

Estaba yo pensando...

¿Sabes una cosa?

Si se quiere quedar con todo el dinero, que se lo quede.

No me importa nada.

Yo lo único que quiero es estar contigo.

-Oye, Miguel.

¿Cuánto es todo?

-¿Todo?

Con exactitud, no te sabría decir.

Con la mitad de la indemnización, 375 000 pesetas.

-¿Tanto?

-¡A ver!

Pero después de lo que ha pasado entre nosotros, no me importa.

Nada de nada. -Pero a mí sí.

-¡Qué cosas dices, Paquita!

-No sé.

¿Y si le damos 100 000 pesetas?

-¿100 000, a Marie Chantal, tú crees?

-No sé.

De momento, no te embales.

Antes lo consultas conmigo.

-El dinero no me importa, solo quiero estar contigo.

-¡Y dale!

Importa según, cómo y cuándo.

-Vale.

-Vale.

-Lo lista que es mi Paquita.

¡Ay! -¿Qué te pasa?

-¡Ay!

-¿Qué? -¡Joder!

¡Ay!

Me ha dado un tirón.

¡Ay, ay!

-¿Dónde te duele? -En la espalda.

¡Joder!

Esta cama es enana y tengo la espalda destrozada.

-¿Aquí? -Un poco más arriba.

A la derecha. Ahí, a la izquierda.

Al centro. Ahí, ahí.

Ahí, ahí. Ahí, Paquita.

¡Qué buena mano tienes para los masajes!

¡Ay!

¿Sabes lo que te digo? -¿Qué?

-Que nos tendríamos que comprar un colchón más grande.

-No estaría mal. -Sí, uno gigante.

Con muelles por todos los lados.

Y no como los de lana.

-Espera, se me está ocurriendo...

Yo me traigo esto porque me viene bien para limpiar los cristales.

-¡Qué apañadita eres!

-Aquí está. Ecus.

-Ecus, como la obra de teatro.

-Son colchones de 135 cm a partir de 1.700 pesetas.

Hasta fin de mes, nos regalan el somier y la almohada.

Como son de muelles, serán más firmes que los otros.

¿Eh?

¿Qué te pasa que no dices nada?

-Que soy el hombre más feliz de la tierra.

Ven aquí.

Rafael López. -Presente.

-Karina. -Aquí.

-Carlos. -Está indispuesto.

-¿Desde cuándo?

-Desde esta tarde. Veníamos y se puso malísimo.

Empezó a vomitar y se fue a casa. -Escúchame.

Como sea un cuento, os vais a enterar.

-Es cierto, yo lo he visto.

-Está bien, Karina, te creo.

Álvaro Hernández. -Presente.

-Está con su novia formal.

-¿Dónde? -En casa de Karina.

Les ha dejado la llave. -¿Están solos?

-Solísimos.

Van a tener relaciones.

-¿Para qué le cuentas nada?

-Para fardar.

-Mira que sois idiotas.

-A ver.

Silencio.

Lo que voy a explicar es importante para el próximo examen.

¿De acuerdo?

-Carlos está con su novia.

-Rosario Vázquez.

-¿Para qué dices nada? -Ha sido él.

El 31 salen las de peseta.

-El Rey mira al lado contrario de Franco.

-¿Seguro? -Sí.

-¡Coño, es verdad!

-Hola. -Mira, las nuevas monedas.

Han puesto al Rey mirando a la izquierda.

Lo habrán hecho a propósito. -El escudo es el mismo.

-No se te escapa una.

-¿Podemos hablar, Juana? -Claro.

¿Qué pasa?

-¿Por qué le has dicho a Gallardo que buscamos piso?

-Solo le he preguntado si quedaban.

-Pues se cree que nos vamos a comprar uno.

-¿Y por qué no?

Dan muchas facilidades. Creo que podríamos intentarlo.

-No es lo que hablamos. -Ni esto ni nada.

En cuanto sale el tema, dudas. -No quiero presiones.

-¿Te presiono? -Vamos a comprar un piso.

Se me quedó cara de tonto. -¿Quién está comprando nada?

-Tú y yo.

-Solo he preguntado por un piso.

No te preocupes, en la vida vuelvo a sacar este tema.

-Deberíamos hablarlo antes. -Cuando te lo digo, no quieres.

Aclárate. Tengo mucho trabajo.

Debe ser el próximo desvío.

Ya.

Sales de Madrid y se quita la lluvia. Dónde vivimos.

¡Qué bonito! Pero debe hacer un frío que pela.

No.

Míralos, esos deben ser.

Cualquiera diría que son unos esquiroles.

Tienen pinta de listos. Son gallegos.Nos entenderemos.

Eso espero.

Que Dios nos coja confesados. No metas a Dios.

-¿Pablo Ramírez?

Soy Antonio, él es Pablo.

Eligio. Mi cuñado Senén.

-¿Qué tal?

-Encantado.

-Si quieren, tomamos un café y hablamos tranquilamente.

Vamos.

No me había dado cuenta del frío que hace.

-Hay días peores.

El 50% por adelantado.

El resto, a la entrega.

Vamos a ver, no puede ser.

Les hemos traído el trabajo de linotipia.

¿Quieren que perdamos dinero?

O lo toman o lo dejan.

Entiéndanlo.

Estamos arriesgando.

-Les entendemos y sabemos lo que arriesgan.

Pero con ese precio, no nos dejan ningún margen comercial.

-Es su problema.

Ustedes necesitan una imprenta que trabaje.

Nosotros tenemos una. -La cosa es fácil.

Pagan las 250 000 del primer plazo y finalizamos la tirada.

Pero si no llegamos a un acuerdo, lo dejamos aquí y tan amigos.

Ni siquiera nos dejan negociar.

-Es lo que hay.

Si no les gusta, váyanse y así todos perdemos menos tiempo.

Es lo que voy a hacer. Me voy, Pablo.

-¿Me permiten que hablemos?

-Sí, hombre, hablen.

-Rápido, que tenemos trabajo.

Con esta gente, no quiero negociar.

¿Cómo vamos a darles medio millón? Son peor que los de Comisiones.

No grites. ¿Crees que me gustan? ¿Qué pintamos aquí?

Hay que sacar la revista en su fecha.

Déjame a mí. No tengo dinero.

Solo he traído 150 000. ¿De dónde saco yo ahora 100 000?

¿De dónde las vas a sacar? ¿Tienes?

¿Cómo no voy a tener?

Pero tenemos que echar cuentas. Sí.

¿Seguro? Ven conmigo.

Ya hemos hablado.

Aquí hay 150 000, de momento.

Y ahora,...

...les doy...

...otras 100 000.

El resto, a la entrega del trabajo.

-Muy bien.

-Espero que no intenten engañarnos.

Mi socio y yo...

...tenemos amigos peligrosos.

Más que cualquier piquete.

-Somos una empresa seria.

-Ya.

-¿Está todo? -Parece que sí.

-Estará en la fecha acordada.

Eso esperamos. -Estará.

-No nos cabe la menor duda.

Muy bien.

Negocio hecho. Ahora vamos a brindar.

¿Te ibas ya?

Sí, tengo prisa. ¿Querías algo? Habíamos quedado.

Begoña, a ti te pasa algo.

Pues sí, me pasa algo.

Y a ti te lo puedo contar.

Es que...

No sé nada de Víctor.

Seguramente no es nada.

Es la primera vez que desaparece.

Si estuviera detenido, lo sabrías. Ya.

¿Siguen deteniendo a gente? No lo sé.

¿Me acompañas a su casa? ¿Le has llamado?

¡Claro y no contesta!

A lo mejor le ha pasado algo dentro de casa.

No me voy a quedar tranquila. Tengo la llave, me voy.

No te vayas sola.

¿Me acompañas? Pues claro que te acompaño.

Pero tengo que llamar a mi madre.

Llama desde aquí. Te espero en el coche.

Conduzco yo.

Estás muy nerviosa.

A este paso no apruebo.

¡Qué rápido pasa el tiempo estando enamorada!

Pasa muy deprisa.

Me voy a tener que ir.

¿Me acompañas al taxi? Claro.

¿La escuchamos la última vez?

Sí, por favor.

Solo me voy a retrasar un poco.

Voy con Begoña a un sitio.

A ver si me explica lo del análisis de la estructura.

¿El qué? "Cosas de exámenes".

¿Vas a llegar muy tarde?

No creo. Vete preparando la cena.

Bueno. Dile a Carlos que se ponga.

No está. ¿Dónde está?

Está en casa de Josete estudiando.

Querrá hacer méritos con Antonio.

¿Sabes?

Voy a escribir de ti en mi diario.

¿Tienes un diario?

Escribo muchas cosas de ti.

¿El qué?

Pues...

Cuando nos conocimos en Sagrillas, lo mucho que me gustaste.

Que somos novios.

Que nos queremos.

Que eres maravilloso.

No digas eso, me están entrando ganas...

Perdón. Se me ha escapado.

Anda, no digas nada.

Vamos a escuchar música.

¿Por qué me quitas la mano?

Por si nos ven. Que nos vean.

-Solo se lo dije a Abel. -¿El qué?

-Lo vuestro.

Vamos a buscar un taxi.

(TODOS) ¡Carlos, Carlos!

-¿Qué hacen aquí todos estos niños?

-Paquita y Miguel. -Qué cara de felicidad.

-¡Qué van a tener cara de felicidad!

-Tienen cara de siesta. -Se les ve felices.

-¿Qué hacéis aquí?

-Nos están viendo. Vámonos.

Tío, sácanos de aquí.

-Vamos. ¡Carlos!

Ahora vengo.

¿Adónde vas? Con el tío Miguel.

¿Vas a estar mucho tiempo sin decir nada?

Te estoy hablando.

-Déjame, por favor.

-No te pongas así.

Pues nada.

-Pare aquí, por favor.

-¿Adónde vas?

-A mi casa.

-¿No íbamos a mi casa?

¡Juana!

-¿A la calle Toledo?

-¿Qué, perdone?

-¿Se queda aquí o seguimos?

-Seguimos.

"Las huelgas...

...se extienden a otros sectores y amenazan a nuestra economía".

"Las pérdidas que las empresas españolas...

...están sufriendo por las huelgas...

...son difícilmente recuperables".

"Dicen que el amor tiene dos caras y aquel día lo comprobé".

"Julia pensaba que había fanfarroneado con mis amigos...

...y me ignoraba como si ya no hubiese nada entre nosotros".

"No quería hablarme, mirarme a los ojos y menos cogerme la mano".

"Así de ingrato es el amor".

"Te lleva del cielo al infierno en un abrir y cerrar de ojos".

Cuéntame cómo pasó - T9 - Por la boca muere el pez - Capítulo 160

07 feb 2008

A Carlos el hecho de que su padre le amenazase con dejarle en la calle por llegar tarde, le ha sentado muy mal y ha decido escaparse de casa. Toda la familia busca desesperadamente al chico, pero ni siquiera Josete sabe dónde se ha metido. Después de andar sin rumbo por la ciudad, Carlos decide ir a casa de Toni. Con su hermano Carlos se siente muy a gusto porque es el único que le trata como un adulto. Ni siquiera su madre, con la que se sincera sobre sus sentimientos hacia Julia, le toma en serio.

Carlitos cuenta a Mercedes los motivos de su huida, pero ella con lo único que responde es con un castigo. Carlitos no está dispuesto a renunciar a ver a Julia por el castigo, por eso decide saltarse las clases.

Desde que Carlos se fue de casa, Antonio no ha dirigido la palabra a su hijo y para Carlitos este es el peor de los castigos. Antonio está muy disgustado porque nota que su hijo pequeño no le hace caso, pero también porque económicamente no está pasando su mejor momento. La huelga en la imprenta está dando muchos quebraderos de cabeza a Antonio, y si las cosas siguen así no sabe de dónde sacar el dinero para hacer frente a las letras que tiene que pagar. A este problema se une el de los pedidos de la imprenta, que no los pueden terminar porque los trabajadores están en huelga.

En el periódico, Toni se entera de que Juana está buscando casa en la Ciudad de los Periodistas. La idea de que su novia haya iniciado la búsqueda de piso sin consultárselo le sienta muy mal y acaban discutiendo.

Por otro lado, Paquita está preocupada por el incidente del cine con Jordi y la discusión con Pili. Decide hablarlo con su novio y, después de una larga conversación, la chica acaba quedándose a dormir en su casa.      

Después de tanto tiempo de espera, Miguel consigue pasar la noche con Paquita, por lo que estos días se muestran más empalagosos que nunca.  Hasta Miguel parece olvidarse de Marie Chantalle y está dispuesto a darle todo, algo a lo que su novia se niega.

ver más sobre "Cuéntame cómo pasó - T9 - Por la boca muere el pez - Capítulo 160" ver menos sobre "Cuéntame cómo pasó - T9 - Por la boca muere el pez - Capítulo 160"
Programas completos (333)
Clips

Los últimos 2.319 programas de Cuéntame cómo pasó

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios