990113
Programas para todos los públicos
cerrar cerrar

Subtítulos de Cuéntame cómo pasó - T9 - Las noches blancas de Oriol - Capítulo 157

Cuéntame,... ...tú que has vivido... ...el despertar... ...de un tiempo que nos cambió. Volverás... ...a ser un niño... ...al recordar... ...las largas tardes de sol. Háblame de lo que has encontrado... ...en tu largo caminar. Cuéntame cómo te ha ido,... ...si has conocido la felicidad. Cuéntame cómo te ha ido,... ...si has conocido la felicidad. -Sentirás... ...el dulce abrazo... ...de aquellos padres... ...que dieron todo por ti. El sabor... ...del primer beso. Todos los sueños... ...que tú querías cumplir. "Aquel enero de 1976, hacía pocas semanas que había empezado... ...el camino hacia la transición". "Y a algunos se les hacía muy cuesta arriba". "A pesar de los cambios, los españoles solo pensábamos... ...en el presente". "Que para obreros y patronos... ...se presentaba más incierto que nunca". "La palabra huelga se extendía como la pólvora por el país". "Y había muchos paros en las empresas". "En la imprenta la amenaza de huelga amagaba con dar al traste... ...con los encargos que a mi padre tanto le costaba conseguir". "Pero él, como buen Alcántara, optaba por hacer oídos sordos... ...y seguir a lo suyo: trabajar, trabajar y trabajar. Paulino. Estoy mirando las fechas de entrega y vamos mal, muy mal. Vamos a tener que echar unas noches más. Los de Prieto se han equivocado en la fecha de entrega. ¿Y qué fecha quieren ahora? Lo tengo apuntado aquí. A ver... 23 de enero. ¡Me cago en la leche! Todo el mundo lo quiere para el 23 de enero. Eso son 15 días más. Quítale esto. Vamos a tener que hacer cinco o seis noches. Antonio, yo no sé si nos compensa coger tantos encargos. Depende de cómo se mire. Es verdad que ganamos menos,... ...pero también es una forma de conseguir clientes. Estamos hasta arriba. Necesitamos una máquina nueva. Hasta que no paguemos esta y tengamos a los clientes fijos,... ...no se pude. Me tiene avinagrado. No te avinagres, Paulino. El sindicato vertical está negociando. Y si Pablo lo dice, va bien. Que lo arreglen. ¿La semana que viene... ...todas las noches? Qué remedio, Antonio. Horas extras todas las noches. Yo se lo cuento ahora a Curro y me voy. Pero ¿te vas? Sí, tengo que ir a la iglesia. El padre Froilán quiere que vaya a una reunión. Será algo de los chavales. Espero a Almagro y vuelvo sobre las cuatro. Mañana te quedas tú. No puede ser. Mi yerno, Eugenio, se va a Barcelona. Yo vengo lunes y martes. ¿Estamos? Jo. Mi señora me mata. Si tu señora te mata,... ...será por algo, Paulino. Curro. -¿Qué pasa? ¿Cómo van las cosas? Pues hasta arriba, Antonio. He mirado las fechas y tendremos que echar más horas. ¿Cómo lo ves? Jodido, Antonio, jodido. Pero están bien pagadas. Ya lo veremos. Si no te importa, estoy liado... Háblalo con Almagro y con Paulino. Hasta mañana. Una reunión a las ocho en la iglesia. Concupiscencia. Sexo y promiscuidad. Anticoncepción. Relaciones prematrimoniales. Separaciones. Solteras con casados. Casados con solteras... -¿Por qué me mira? -La que se pica, ajos come. "Para luchar contra la promiscuidad, el padre Froilán... ...había organizado unas charlas para mayores de 18 años". "A mí me resultaban interesantes". Ayer oí en la radio, que muchas mujeres en EE. UU... ...dejan de amar al marido porque le salen pelos en la nariz. ¡Pelos en la nariz! ¿Es causa suficiente... ...para que un matrimonio no se ame? No. -Tiene razón. Yo empecé a tomar manía a mi marido, que en paz descanse,... ...cuando una noche le vi un pelo. ¡Jesús! -No puede ser disuelto por ningún poder. Antonio habrá tenido problemas en la imprenta. ¿Creéis que un pelo puede ser causa de tal aberración? -¿Tienes un espejito? -Es una ofensa grave a la ley natural. Pretende romper el contrato aceptado por los esposos. -Déjamelo antes de que lo rompas. -Recordad, hacemos las cosas sin pensar. -¿Me permite? -Todos nuestros actos tienen consecuencias. Otra cosa es que la convivencia matrimonial... ...se haga imposible... ...por otras razones. -Bueno, ¿qué? ¿Nos vamos a cenar por ahí cuando termine? -Pero, ojo... -¿Vas a estar enfadada conmigo para siempre? -No estoy enfadada. Estoy triste. No te das cuenta de lo que me has propuesto. "Ya hacía siete semanas mal contadas desde que Franco... ...reposaba para siempre". "Aunque el padre Froilán dijera... ...que las sanas costumbres habían acabado, todo me parecía igual". "Ni había llegado la revolución,... ...ni yo venía que aquello de las relaciones prematrimoniales... ...fuese a calar en España". "Salvo en el caso de mi hermano Toni,... ...que era el único que había puesto una pica en Flandes". -Para que funcione, antes debe haber relaciones prematrimoniales. -¿Acaso tú las has tenido? -Todavía no porque sois unas estrechas. -Idiota. -Sois más antiguas que el hilo negro. -Debe ser maravilloso tener una novia y que se deje. -Josete, antes no decías esas cosas. -Ahora soy un caso perdido. -¿Qué está contando el padre? Las mujeres se separan cuando a sus maridos les salen pelos de la nariz. (AMBAS) Normal. En cuanto a mi marido le salgan, le dejo. -Yo también. -Y yo. Hablan a la vez -Lo que dice el cura, va a misa. "Comprendí que no existe calamidad mayor... ...que la de ser viejo". "Qué razón tenía mi abuela cuando lo decía". "Yo siempre había pensado que ser viejo significaba estar solo". "Pero había algo peor que todo eso: los pelos de la nariz". "Las discusiones en la sede del sindicato de artes gráficas... ...parecen condenadas al fracaso y, de seguir así,... ...miles de imprentas de toda España irán a la huelga". "Huelga que podría extenderse a los talleres de los periódicos... ...de toda España". También periódicos y revistas. Verás como estos me la arman. Me cago en la leche. Lo que digo es que, si los novios viven juntos antes de casarse,... ...la familia se desintegrará. Cuando esto suceda, ¿qué va a quedar? ¿En qué tipo de personas nos vamos a convertir? ¿En qué se transformarán nuestros verdaderos sentimientos? -Perdón, padre. ¿Puedo manifestar algo? -Sí. -Le damos demasiada importancia. -Hablando por hablar. -Sé que esto en Europa... ...se está haciendo y no pasa nada. -Sí que pasa. -Se lo pasan muy bien. Es lo que tiene. -No le veo la gracia. -Lo que sucede... ...con las relaciones prematrimoniales... ...es que se pierde el misterio. ¿Qué dejamos para el matrimonio? -Las grescas. -Ramón, deja de hacer el idiota un segundo. -La promiscuidad se dispone a entrar en nuestras vidas,... ...mejor dicho, en las vuestras, como una víbora que pretende envenenar. -Bueno, ¿entonces qué? -Que no me pienso hacer tu querida. -Solo te he pedido que nos vayamos a cenar por ahí. -¿No has oído al padre? Eres como una víbora. -¿Que ha dicho que soy qué? -Cuando se ama, hay que hacerlo con el corazón. -No aguanto más, me voy a trabajar. -De una manera pura. Miguel. -¿"Miguel"? Esto me pasa por venir donde no debo. ¿Estos siguen peleándose? Pues eso parece. El hombre, con su sabiduría,... ...intuye lo que está bien y lo que está mal. Si pregunta por mí, no me habéis visto. Joder. Pero ¿qué te pasa? Paquita. La invito al cine y no quiere ir al cine. La invito a un restaurante y tampoco. No sé qué hacer. No es raro ver el caso de jovencitas... ...que no tienen inconveniente en fijar sus ojos en casados. Olvidándose de que interrumpen... ...la paz de una pareja bendecida por Dios,... ...unida por el sagrado matrimonio. -Oye, me tengo que marchar. ¿Ahora? Sí. Sí. ¿No vienes a cenar? No voy a poder. Es la última noche y he quedado a cenar con unos compañeros. No te preocupes, cuidaremos del niño. No os importa, ¿verdad? No. Si te vas ahora, le sentará mal al padre. -De los malos pensamientos. ¿Quieres comerte el marisco sin poner la cofradía? Pero bueno, tú peor que Ramón. ¿Yo? Franco ha muerto, métetelo. Vivís en el siglo XIX. Pues tú vivirás en el XXIV, mira el tío listo este. Desde luego... Eh. ¿Qué haces aquí? Se va a helar. Venga, para casa. Hagamos una reflexión sobre el matrimonio. Cerrad los ojos, por favor. Todos. Valentina. Por favor. Pili. Desi. -Sí. -Ahora os pregunto: ¿Ha existido en vuestra vida algo más emocionante... ...y más tierno que esa noche de bodas... ...en que los casados consumasteis por primera vez... ...la gran entrega conyugal del amor? -La voz de la experiencia. -Calla. -Yo os digo que eso... ...es el momento más grande de todos. Seguid con los ojos cerrados. ¿Dónde vas? Meditad. -Es que tengo que... Bueno, es que tengo una cena. ¿Te marchas? Está muy interesante. -Este es... ...un momento mágico,... ...de paz,... ...de mirar en vuestro interior. Qué tarde. Pensaba que ya no venías. No me hables, que tengo una huelga encima. Chist. No me digas. Sí, la imprenta. ¿De dé habla este? De relaciones prematrimoniales y de noche de bodas. Cierra los ojos. ¿Cómo? Con una huelga encima y este hablando de... Chist. No debería venir. Bueno... Hola, Antonio, bienvenido. Podéis abrir los ojos. Me gustaría saber qué habéis sentido. Yo acabo de llegar. Elvi... No la molestemos. Respetemos su sueño. Desi. -No me acuerdo bien, pero supongo que bien. -Ramón. -Padre. -Sí, Pili. He sentido cosas muy bonitas, ha sido una experiencia divertida. -Yo también. -Sí, ya. -Padre. -Sí, Valentina. -Como una lluvia de rosas... ...en una noche de luna. -Qué bonito. Pasa, pasa. Joder, normal que hayáis estado de reformas, menudo cambio. Me gustaba más como estaba. -Mi madre se copiaría. ¿Y el tocadiscos? -Y la tele, en color. -Podría tener mi padre una tienda de electrodomésticos. Menuda suerte. Ponla, ponla. "Música" ¡Hala! ¡Hala! Con color está más buena. -Tendrá relaciones prematrimoniales. -Sí, es extranjera. "Canta en italiano" Mira cómo se mueve. No todas se dejan. -Sí. ¿No has visto "Verano del 42"? Un chico se liga a una casada. -Eso aquí no pasa. -A mí se me insinúan. Anda ya. -Estoy en el kiosco y me echan cada mirada... -Tú no ligas nada. -Si he tocado una teta, no como vosotros. -¿Qué es una teta? Nada, nada. Vi a mi prima en sujetador. -No es igual, la has visto en casa. -Si fuera rico, vería mujeres así. -¿Y cómo las veo? Ni que fuese fácil. ¿Cómo? A ver, listo. -Poniéndole interés. -Pues yo le pongo interés y no veo nada. Me gustaría ver una chica desnuda, aunque fuese un segundo. O medio. "Música" Qué música. Parece un programa de miedo de Ibáñez Serrador. No es de miedo, es un programa de debate que dicen que es bueno. ¿Lo coge o no lo coge? Qué lo va a coger. Qué lo va a coger. Le llamo y nunca está. No sé qué pensar. Yo tampoco. No hay nada que pensar, Herminia. Mi hija andará con la farándula y los exiliados en París. Si no llama, es porque no puede. Eso digo yo. No llama porque no quiere. Eso es lo que pasa. Y el padre de la criatura, otro igual. Yéndose mañana, debió cenar con la familia. Pues no. ¿Y qué compañeros? Si ya no trabaja allí. Que solo se ha ido a cenar. "Cómo acaban de ver, vamos a hablar de espías". Anda, mira, van a hablar de espías. Pero si son secretos. Será sobre la Mata Hari. Oye, papá. Espera, que no me entero. "Para saber un poco más, tenemos a personajes... ...de los más interesantes". ¿Sois partidarios de las relaciones prematrimoniales? Ay, Jesús. Es que... ...creo que ayudan a la pareja. Venga, no digas sandeces. ¿Has oído a tu hijo? No, ¿qué has dicho? Creo que... ...las relaciones prematrimoniales ayudan a la pareja. ¿Qué has dicho? Si no, un matrimonio fracasa. Virgen de amor hermoso. Lo que hay que oír. Jefe de seguridad de Naciones Unidas. -Ya. "Pero me han dicho que no me está permitido abordar algunos temas". "Porque estoy en activo". -No dirán ni la mitad de lo que saben". -Por algo son espías. -Profesionales de la información. Y cuidado, que no es lo mismo. -Dame chocolate. Lo vas a terminar antes de que empiece la peli. Dame. -No, no. Toma, toma. ¿Imaginas que yo fuera un espía? Mi nombre es Derio, Desi... derio. Con "lisensia" para matar. -Calla, quiero oír esto. -¿No has visto el aspecto que tengo? -Claro, si te conozco de memoria. -Bajo este físico podría encerrar el más peligroso de los espías,... ...como el espía que surgió del frío. -Calla, que quiero escuchar esto. -"Es líder de la oposición al gobierno social demócrata". -Oye, ¿lo de líder de la oposición qué significa? -Como su propio nombre indica,... ...el jefe de los que están en contra del gobierno. De los que se oponen a él. -¿El jefe? -Digo yo, claro. -Los que se oponen son los que perdieron, ¿no? -Correcto. -Lo lógico es que si unos ganan, los otros no estén en contra. Como aquí, que no hay oposición. -Ya, cariño, pero es que lo anormal es lo de aquí. En Europa, en los países modernos, si se cansan de los que gobiernan,... ...votan a otros y punto pelota. -Ya. Sí, eso sí lo entiendo. ¿Eso es la democracia? -Eso es la democracia. -Lo que hacen los que perdieron es muy feo. -Dame el otro pie, que este está resobado. -Tú tampoco lo sabes. -Virgen santísima. Igual estamos rodeados de espías y no nos hemos dado cuenta. -Yo conozco a uno del Sahara que es como nosotros. -¿Y si yo me meto a espía, como Mata Hari? -A ver si va a resultar que Josefina... ...es profesional de la información. Timbre Como sea espía, la hemos liado. -¿Quién es? -Una vecina que sabe todo de todos. -Podría serlo. -Podría serlo, por eso. Tengo la mosca detrás de la oreja. -Es Miguel. -¿Miguel? -¿Vamos a dormir? -Sí. Nos vamos a dormir. -Buenas noches. -Que descanséis. Paquita, tendríamos que hablar. -Buenas noches. -Hola. -Iba a dormir. -¿Y ese qué hace aquí? -Es el novio de Pili. -¿El novio de Pili? ¿El militroncho este se puede quedar a dormir y los demás no? -Baja la voz. ¿Y qué te importa? -Claro que me importa, ¿no lo ves? Se quieren y duermen juntos. ¿Por qué nosotros no? -Estás casado con una francesa. -Estoy soltero. -Tú no eres soltero. -No estoy casado. -Hasta que no te divorcies, sí. -¿Sabes una cosa? -¿Qué? Adiós. -Adiós. ¡No te digo! Soltero dice. Y yo monja. Creo que la amnistía no puede tardar, es cuestión de semanas. -No estoy tan seguro. -Lo mejor que has hecho es solicitar la vuelta al instituto. -De todas formas, no es definitivo. No sé. Aún no me lo han concedido... ...y no será hasta el curso que viene. -Bueno, pues el curso que viene, no falta tanto. ¿No? Se te hace tarde, ¿no? -Sí. Es que no sé qué le pasa, pero el niño... ...se despierta llorando. Serán los cambios. -Ya, pobrecito. ¿Y a qué hora te vas a París? -El tren sale a las 9.30, pero pasamos por Barcelona. Para que el niño conozca a su abuela. Bueno. Oye,... ...la cena estaba muy buena. -¿Te digo la verdad? -¿Qué? -Lo subí del restaurante de abajo. Soy una calamidad como cocinera, un desastre. -Estaba buenísimo igualmente. Bueno, me voy. -Espera, se me olvidaba. Tengo una cosa para ti. -¿Qué es? -Nada, un detalle. Toma. -¿Es un regalo para mí? -Sí, ábrelo. -"España, aparta de mí... ...este cáliz". Gracias. "Quisiera hoy ser feliz... ...de buena gana". "Ser feliz y portarme frondoso de preguntas". "Abrir por temperamento de par en par mi cuarto". "Y reclamar, en fin,... ...en mi confianza física solo por ver si quieren". "Solo por ver si quieren probar de mi espontánea posición". "Reclamar, voy diciendo: '¿Por qué me dan así tanto en el alma?'". "Tanto en el alma". Voy a poner el selector a temperatura media porque nos asfixiamos. -Sí que da calorcito. -Te lo he dicho, es el mejor invento después del vino. -Cualquiera diría que estamos en enero. Yo me estaba asando de calor. -A ver si es verdad y te entran en calor los pies. Que se te ponen como un iglú. -Exagerado. -Exagerado no. -Espía que surgió del frío. Oye, quítate los calcetines. -Déjame en paz. Y deja que duerma. Solo de pensar que mañana no vienen los obreros... ...me dan ganas de dormir como un berraco. -Buenas noches. -Hasta mañana, mi amor. Llora bebé Ay, el nietecito. -Joder. -Ya está llorando otra vez. -Qué pulmones tiene. Parece Tarzán. Ea, ea, ea. Anda, hijo, duérmete. No me llores más, hijo. (TV) "Buenas noches y muchas gracias". Es la primera vez que tengo la sensación... ...de que algo puede cambiar. Nada, las 23:30. Este no piensa ni venir. Estará a punto de llegar. A punto de llegar... Todo está a punto. Llevamos así un rato ya. Y ese niño que no calla. La madre no llama, y el padre por ahí. Queda uno para los jinetes del Apocalipsis. ¿Quieres que te coja la bisabuela? Bueno, yo te cojo un poquito. Pero te tienen muy mal acostumbrado en París, ¿eh? ¿Adónde vas? Pues a coger al niño. Que lo duerma ella. No duerme con nosotros y es peor. Eso lo dirás tú. Como si te molestase... Echará de menos a su padre, que anda por ahí. ¿Otra vez eso? Mañana se va a Barcelona... ...y se ha ido con los del instituto a cenar. No es extraño. Pero si ya no trabaja allí. "Continúa la reunión en al sede del Sindicato de Artes Gráficas". Calla un momento. "Hasta este momento, las posturas no tienen visos de aproximarse". Estos me amargan la vida. Tenemos al cuarto jinete del Apocalipsis: la huelga. "La anulación del decreto". Parece que lo están matando. Es que no me dejas ir. Déjame ir. Si te ve, será peor. Anda, anda, vamos a dormir. Duérmete, niño, duérmete ya. Que viene el coco y te comerá. ¿Te das cuenta? -¿De qué? -Estamos leyendo. -Me había dado cuenta de que leemos. ¿Qué pasa? -Que antes nunca leíamos en la cama. -Se acabó la lectura. Ven aquí. -Espera. Espera, espera, espera. -¿Qué pasa? -Que no cabemos. -¿Cómo? -Que esto es una cama para uno y delgado. -Bueno, siempre hemos cabido aquí. -Toni. -¿Qué? -Estoy pensando una cosa. -¿Qué? ¿El qué? -Que ojos más bonitos tienes. ¿Qué te parece si nos compramos una cama, una cama grandísima,... ...y la metemos en un piso grandísimo para nosotros dos? -¿En qué piso grande grandísimo? -No te hagas el tonto. En un piso para nosotros. -Creo que me gustaría mucho vivir contigo. Tú y yo. Mañana podríamos ir a ver pisos en alquiler. ¿Qué te parece? Estoy hablando en serio. Carola... No sé cómo decirlo. De verdad... En París... Con Inés hace tiempo que... -No, Eugenio. No quiero que me hables de tu mujer. -Ya. Ya. -Todas las parejas tienen problemas. Yo tuve una pareja... -¿Qué pasó? -Que supe que estaba con otra. ¿Y sabes qué? Que cuando lo supe, para no perderlo, no le dije nada. Una estupidez. No quiero volver a compartir a un hombre con otra. Y la próxima vez, si es que hay una próxima vez,... ...quiero que sea para mí nada más. Estoy pensando... ...que no te hacen gracia... ...mis pelos de erizo. ¿Estás despierta? -Un poco. Anda, duérmete. ¡Ay! ¿Qué es eso? Por Dios, qué susto. ¿Quién ha gritado así? Tú te has asustado también, ¿verdad? Claro. Si es que... Qué barbaridad. ¿Quién habrá sido? Mira, mira, mira. No te desabrigues. Por Dios. Ven aquí, anda. Vamos a dormir otra vez. Llora bebé Si es que no paro de darle vueltas a la cabeza. ¿Por qué? ¿Crees que Eugenio e Inés se han separado? ¿Cómo se van a separar? No digas tonterías. Yo ya no sé qué pensar, Merche. Anda. Anda, duérmete. ¿Cómo? El niño no para de berrear. Y se me pone esto en el estómago. La gente es muy desconsiderada. Vamos a dormir. San José, con el gozo... ...de ver al niño,... ...se le cae la baba de regocijo. "Habían pasado unos días desde que conociera a mi sobrino". "Y en todo ese tiempo solo le había oído llorar". "Pero lo que no me dejaba pegar ojo era el ansia por hacerme mayor". "Las relaciones prematrimoniales me tenían absorbido el cerebro". Se me junta todo. Entre los problemas de la imprenta... ...y lo de Inés y Eugenio... Les pasa algo. Con la que montaron para estar juntos... Y con la que montaron para casarse. Y mira lo que dice el padre Froilán. Que cada día se separan más y se juntan sin casarse. No tiene vuelta atrás. De todos modos,... ...el padre Froilán será muy bueno,... ...pero preocuparse por la virginidad en la noche de bodas... Es que antes era muy importante llegar virgen al matrimonio. Sí. Nosotros tuvimos noche de bodas. Y fue muy bonita. Ya me acuerdo. Claro que fue bonita. Pero somos una raza llamada a desaparecer. ¿Te ha llamado Toni? No, hace días... ...que no me llama. No deja una con cabeza. Con tal de que no nos haga abuelos numerosos... No digas tonterías. Ya, ya. Esa chica es seria. Vamos, que es de esas de noche de bodas. ¿Por qué te ríes así? Calla, calla. ¿Por qué te ríes? Tengo ojo para esas cosas. Que te conserven la vista. Estás tonto. Estás tonto. Te has asustado por lo de antes, ¿no? -No, no me he asustado. -Si, total, era como si viviéramos en pareja. Estoy aquí más tiempo que en mi casa. Claro que estás asustado. -Que no. -Está bien. No he dicho nada. Olvídalo todo. -No estoy asustado. Lo que pasa es que creo que podemos hablarlo más adelante, ¿no? -Claro. ¿Cuándo? -No lo sé, no lo sé. -¿Después de hacer el amor otra vez? -Estás loca. (RADIO) "Buenas noches, señores. Saludos cordiales". "Hoy ha comenzado nuestra jornada laboral..." -No, no, de verdad. Gracias. -Te acerco. Nos vemos otro día. -Adiós. -Usted me dirá. -Buenas noches. -Hola. -A la calle de los Lirios, 2. -Calle de los Lirios, número dos. ¿Le molesta la radio? -No. Llora bebé Vaya nochecita. -Peor que un martirio chino. Joder, el tío es que no se calla ni debajo del agua. Ay, hijo mío, por Dios. Qué pulmones tienes con lo chiquitito que eres. Ya está llorando otra vez. Sí, otra vez. Voy a por él. ¿Dónde lo vas a meter? Entre nosotros. En medio no, Merche. Que son las 02:00. Calla, calla. Había olvidado lo que es tener un bebé. Madre. Pasa, hija. ¿Qué le pasa, madre? ¿No estará escocido? Qué va, que es igual que su madre. Era una cabezota, acuérdate. Dormía de día y luego de noche lloraba o hacía monerías. Seguro que echa de menos a su mamá. -Y yo a Herodes, y no berreo como un berraco. -Qué poca sensibilidad tienes, hijo. -Ya. Me lo llevo con nosotros. Llévatelo, a ver si puedo descansar. No tengo edad para esto. Tú descansa tranquila... ...un rato. No dejas dormir a nadie, hijo, por Dios. ¡Ay! Bendito sea Dios. A ver si puedo descansar un poco. Por lo menos conmigo no llora. Ya. Anda, lo meteré entre nosotros. ¿Dónde lo vas a poner, Merche? Ahí en medio. La vamos a asfixiar. ¿Cómo la vamos a asfixiar? Yo no puedo dormir así. Si vamos a estar muy bien los tres. Abre la cama. Tres no. En la cabeza tengo a la imprenta, a mi yerno... Antonio... Que no. Qué egoísta eres. Qué egoísta. La última noche que lo tengo... ...y no me deja estar con él. ¿Qué egoísta? Lo que me faltaba a mí ahora. A ver quién duerme ahora. Si es que esa es otra. Quiere ir contigo. 101. No para de mirarte. 102. Antonio. 103. Dice que no quiere que seamos tantos. ¿Qué pasa, hija? Es un egoísta. Parece que no es su nieto. ¿Qué? ¿Te importa que te lo ponga aquí? ¿Otra vez? Si me acabo de dormir. Antonio dice que tiene que trabajar. Y ya sabes... ...cómo son los hombres. Pero ¿y el padre? Tiene un hijo no sabe para qué. Pues eso. Ahora sí que me tengo que ir. -Sí. -Se me ha pasado el tiempo volando. -A mí también. -Ah, y otra vez, gracias por el libro. -Sabía que te iba a gustar. -Oye, esta foto... Esto es de la excursión con el instituto. ¿Te acuerdas? -Claro. -Estás muy guapa. -Si quieres, te la regalo. -No. -Llévatela. -¿Y tú? -Ya pediré otra. Llévatela. -¿Sí? -Claro. -Muchas gracias. -Te acerco en mi coche. -No, no. No hace falta. -Que sí. -Voy dando un paseo. -No me cuesta. -De verdad. Venga. -Adiós. Cuídate mucho. Pues ya estamos aquí. -Muy bien. ¿Qué le debo? -Lo que marca, señora. 78 pesetas. -Tenga. -Gracias. -78 y los 80. Y con estas 20 le hacen 100. Esperanza. -Miguel. Pero ¿tú qué haces aquí? Ahora eres taxista. -Sí, bueno es que... Esperanza, han pasado tantas cosas que... Esperanza. Teléfono ¿Qué pasa? -¿Sí? ¿Quién la llama? ¿Cómo? -¿Quién es? -Ah, joder, no te conocía. ¿Qué pasa? ¿Ocurre algo? Un momento. -¿Quién es? -Tu cuñado. -¿Qué pasa? ¿Ocurre algo? Sí. ¿Ya? Bueno, sí, sí. No te preocupes. Enseguida vamos para allá. No sé, tres o cuatro horas. Lo que tardemos. Sí. Oye, tranquilízate, que te va a dar algo. Venga. -¿Qué pasa? -Mi hermana. Se ha puesto de parto. Me tienes que llevar la pueblo. -¿Cuándo, ahora? -En tres horas y media estamos allí. -¿Y quién abre la tienda? -Te vienes temprano y a las 12:00 está abierta. -Vamos el domingo. -No, Desiderio, no. -¿Vamos a despertar al niño para llevárnoslo? -Llamo a mi prima Loli y que se venga. -¿Llamar ahora? No molestes. Que la gente duerme. -No me pongas más inconvenientes. -Yo quiero disfrutar de mi casa. Llevo mucho con ella en obras. Es mi último fin de semana. -Mi amor, es mi hermana. Tenemos toda la vida para disfrutar. -Tu hermana es un coneja. Eso le pasa por dormir sin bragas. -Eres un cochino. O sea, que te has divorciado. -Bueno, a medias. Estoy en pleno trámite de divorcio. -¿Y tú te has casado? -¿Yo? Qué va. A mí nadie me quiere. -Anda. -Y no me veo yendo al altar a estas alturas. Los años pesan. -Qué van a pesar. Si te tenías que quitar a los hombres... ...de encima como si fueran moscones. -No me interesan. No me apetece. Cuando me dejaste, lo pasé mal. Pero ahora me he acostumbrado a estar sola y estoy bien. -Esperanza, yo no sé si te dejé... Pero en ningún momento quería hacerte daño. -Tranquilo, si ya se me pasó el disgusto. Y además, si hubiésemos seguido juntos,... ...nos habríamos separado. Si ahora las relaciones de pareja no duran nada. Pero háblame de ti. Saldrás con alguien. -Bueno, pues... ...sí y no. Es que pasa una cosa. -¿Sí? -Me he enamorado de una chica más joven. No es que sea muy joven. Pero sí más joven. -¿Cuánto más joven? -27 años. ¿Qué haces aquí? -Nada, que no podía dormir. ¿Y tú? -Pues lo mismo. Me he desvelado. Oye, ¿no te habrás peleado con Jordi? -No. Si no es eso. -Ah. -Paqui, ¿recuerdas lo que decía anoche el padre Froilán... ...sobre los pelos en la nariz? -Sí. -Es que Jordi tiene uno. -¿Tiene uno? -Le sube y baja con la respiración. -Pero ¿qué te pasa? -Que me he dado cuenta de que no le quiero. Un poco sí, pero no para vivir con él. No sé adónde va nuestra relación. Si adelante, hacia atrás. Y hay días en que no sé si me ya no me querrá. Oye, ¿y a qué te dedicas? -¿Yo? A mis potingues. Sigo vendiendo cremas y todo eso. Soy una chica boom. -La boom llama, dele la bienvenida. -Oye, ¿y qué es de Mercedes y de tu hermano? Ya no los veo. -Mercedes y Antonio como siempre, felices. Tienen un nieto. -¿Un nieto? -Un nieto. Inés se casó con el párroco. De verdad. Con Eugenio. Mi cuñado está nerviosísimo. Llevan tiempo esperando al niño. Ella ya no pensaba quedarse embarazada. Pero vaya horas de ponerse de parto. -Ya, hija. Le toca cuando le toca. Acuérdate de mi hermana Adela. Se puso de parto en el autobús. -Sí, la Adela. El conductor se puso malísimo. Se cayó redondo. La cara que tenía. Los hombres tienen más miedo que las mujeres. -Es verdad, son unos miedicas. -Son unos caguetas. No me imagino al Desi en una situación así. -Pues yo al contrario. Desi me parece valentísimo. -Sí. -No te preocupes. Me quedo con Josete el tiempo que haga falta. -Te lo agradezco, de verdad. Eres un sol. Bueno, voy a preparar la bolsa y no tardo nada. Salgo enseguida. -Vaya nochecita toledana. No he pegado ni ojo. -Yo parece que tampoco voy a dormir hoy. Con este calor que hace... -Es el calor. Vamos, es que... Es que no sé si ya es hoy o es mañana. No sé la hora que es. -Claro. Porque hoy es mañana. -Claro, es lo que tiene. -Y entonces ¿tu cuándo vuelves? -Mañana. Digo no, hoy. Dejo a tu prima y me vengo. -Ten cuidado, no te vayas a quedar dormido. -Claro. -Bueno, ya estoy. Cuanto antes nos vayamos, mejor. La cama de tu habitación está hecha. Y la nevera está llena de comida. Y tú estás en tu casa. -Muchas gracias. No te preocupes, yo ya me apaño. -Hasta la vuelta. -Hasta mañana. -Sí, eso. Bueno, me marcho. Se me ha hecho tardísimo. -Vaya. -Me encantó verte, Miguel. -A mí también me encantó verte a ti. -Adiós, Miguel. -Adiós, Esperanza. ¡Esperanza! -¿Sí? -Espera. No, que... Que estaba pensando que podríamos volver a vernos. -Miguel, yo prefiero que no. ¿Para qué volver a vernos? -Pues para eso, Esperanza, para vernos. Para charlar. Para saber el uno del otro. -Adiós. -Adiós, Esperanza. Calle de Los Lirios. Dos. Sí, señor. Calle de Los Lirios, 2. Un golpe de suerte. Ruido Dios. Merche, ¿qué pasa? Que acaba de llegar Eugenio. Me cago en todo. Son las 03:40. ¿Son horas de llegar... ...a una casa que no es la tuya? Menudas horas. ¿Y ahora qué hace? Se está lavando los dientes. ¿Y a qué leches se lava los dientes? Tú también te los lavas. Pero no más tarde de las 12:00. Cuando se vaya me voy a quedar como si me hubiese comido un pavo. También se lleva a mi nieto. Que Dios me perdone. Pero no hay quien lo aguante. Cristales rotos ¿Y eso? Me cago en la leche. Ha roto un vaso. ¡Ay, ay, ay! Por favor, ¿qué ocurre? Le ha despertado. Este me oye. Ese ruido, Dios mío. Ay, si me acababa de dormir. Será el marido de mi hija, pero me oye. ¿Qué le vas a decir? Ex cura. Los peores. Todos iguales. Ex curas. Como Stalin. ¿Qué tiene que ver? También era ex cura como este. Si le pone los cuernos a Inés, me lo como. Me lo como. Mi rodilla. No para de hacer ruido. Voy. Eugenio, por Dios, que has despertado al niño. Que son las 04:00. Qué susto me has dado. ¿Qué haces? Estás tirando todo. Se me ha caído el vaso. ¿Se te ha caído? Que cuando se tiene un hijo no se puede hacer vida de soltero. Espera fuera y hablamos. No. Me tienes que contestar muchas cosas. ¿Has hablado con Inés? Ya se me ha cortado. ¿Has hablado con Inés? Que sí. He hablado con Inés. Vaya suerte que tienes. Para nosotros... ...o no está o no se pone. Será una casualidad. Demasiada casualidad. Antonio, lo siento mucho. He llegado tarde. Era una cena de despedida. Y hablando, hablando... Estamos muy preocupados. Te advierto una cosa: o mi hija llama o nos presentamos en París... ...y cogemos el toro por los cuernos. "Aquella noche yo no era el único incapaz de dormir". "¿Qué hacía mi padre levantado? ¿De qué hablaba con Eugenio?" "En aquel momento vi que si aguzabas el oído,... ...en las noches de insomnio escuchabas muchas conversaciones". Teléfono Por Dios. Dígame. Paulino, qué susto me ha dado. Estas no son horas de llamar. Ahora se pone. ¿No me tienes que contar nada? ¿Eh? ¿Sí o no? ¿Entre Inés y tú pasa algo o no pasa algo? Puerta No pasa nada, no pasa nada. Llaman de la imprenta. ¿Qué quieren? No sé. ¿Pasa o no? Coge el teléfono. Luego hablamos. Venga, que es tarde. ¡Dios! Lo siento. Se me ha roto el vaso. Trae. ¿Lleva llorando mucho tiempo? Este niño no duerme. Es como su madre. Ya. Ya se ha callado. No hagas ruido. Buenas noches. Herminia. Herminia. Puerta ¿Quién es? ¿Quién es? Soy yo, Eugenio. Buenas noches. ¿Qué horas son estas? Bueno, si... Hijo, que eres padre. Lo siento. Tienes un hijo. ¿Qué tal la noche? Pues muy mal. No ha parado de llorar, como su madre. Luego duerme de día. Bueno. Creéis que lo criaremos. Me lo llevo. No, no. Ahora que está dormido y estoy a gusto con él no. Ahora no. Anda, anda, vete tú a descansar. Bueno. Déjame dormir, Eugenio, por favor. Será posible... Gracias, Herminia. Anda, hasta mañana. Buenas noches. Eugenio. ¿Qué? ¿Has vuelto a despertar a mi madre? Quería ver al niño. Con lo que nos costó dormirlo. Por Dios. Oye, quería decirte... ¿Qué? No. Buenas noches. Buenas noches, Eugenio. ¿Han hecho un paro de media hora? ¿Y por qué? ¡Me cago en todo! Dile a Trosqui que se ponga. ¿Qué pasa? ¿Que qué pasa? Estos me hacen un paro de media hora a las tres y media. Mira cómo me pagan. Por Dios. ¿Quién es? -Antonio. -¿Qué hay? Eso digo yo. ¿Qué hay? ¿Queréis arruinar la imprenta? ¿No os estamos pagando las horas extras? No es eso. Yo no lo he organizado. ¿Y quién ha sido? La dirección de Comisiones Obreras. Ha ordenado que hagamos paros intermitentes de media hora. ¿Qué dirección de Comisiones, hombre? ¡No me toques las narices! No es personal. Vete a tomar por saco. Ya hablaremos. Me tengo que marchar. ¿Te vas ahora? Sí, a la imprenta. Quieren arruinarnos. Les pagamos las horas extras en tres turnos, y mira. No te quedes ahí y prepárame un termo de café. Menuda nochecita. Me cago en la leche. Igual no es solo cosa de Curro. Tengo a medio Comité en la empresa. ¡Joder! Desde luego... Y eso que es una cooperativa. Como me hinchen las narices, cierro,... ...monto una empresa y a tomar por saco. ¿Qué hora es? Ah, es muy tarde. Venga, duérmete. El niño no ha parado de llorar en toda la noche. Venga, inténtalo, hombre. Si no, mañana estarás agotado. Eso quiero, pero no me dejáis. ¿Vas a leer ahora? No, no. ¿Y el libro? Duérmete, Carlos. "Entre el sueño... ...y la vigilia la realidad se altera, se sueña". "Y entre medias, las preocupaciones van y vienen". "A punto de cerrar los ojos,... ...no pude por menos que hacer miles de conjeturas... ...sobre qué le ocurría a Eugenio, tan misterioso". "Sin sospechar que lo que pasaba por su cabeza... ...hacía tambalear su matrimonio". Eres tú, Josete. -¿Qué haces aquí? -Tu madre me ha dicho que me venga contigo. Se han tenido que marchar. -¿Y a qué se han ido? -Tu tía ha dado a luz. -¿Y cuándo van a volver? -Desi, mañana. Tu madre, en tres días. Pero tú no te preocupes. Te haré el desayuno... ...y la cena. A dormir, que es tarde. ¿Te pasa algo? ¿Por qué miras así? -Venga, a dormir. -Buenas noches. -Sí. Vete a tu habitación. Buenas noches, Antonio. Todo, menos buenas. ¿Qué está pasando? ¿Cuándo pensáis volver a trabajar? A ver si el día de cobro hago yo huelga. Es un paro de media hora. Es un paro de media hora. Si al final tenemos que estar agradecidos. Podía haber sido un paro de horas. Si me avisas, traigo unos cubalibres. No mezcles. El paro lo convoca Comisiones en todo el país. Si el culpable voy a ser yo. Te digo una cosa. Y no te lo repetiré. Estoy harto de tantas Comisiones y asambleas. Hasta la coronilla. Esto va también por los demás. Estoy hasta la coronilla. Defendemos lo nuestro. No es personal. No te enteras. -No te enteras tú. Ni ninguno de vosotros. Estamos en el mismo barco. Nos hundiremos todos. No, ya no estamos en el mismo barco. ¿A que ya no? Ahora resultará... ...que el que hace los pedidos es el señor Trosqui. Y yo no lo sabía. Por eso me paso la vida en este polígono. Si convoca Comisiones, no hay nada que hacer. Hay mucho que hacer. Somos una cooperativa. Pagamos horas extras y sueldos. -3 dueños y 15 trabajadores. ¡Porque os dio la gana! Era una empresa familiar, con deudas. Asumió responsabilidades el dueño. El que tiró por lo fácil, es trabajador. Sí, es así, Antonio. No te lo discuto. Pero no se puede hacer nada. A ver si os pagan los sindicatos las horas extras. Yo lo veo jodido. Antonio, te lo vuelvo a decir. No va nada contra ti. No me amenaces. No me amenaces a mí nunca más. De esta empresa... ...vive vuestra familia. Así que os ponéis a trabajar o si no, a la calle. ¿Está claro? ¡Todos a la puta calle! ¿Qué? Trabajo porque ha pasado media hora. Hay que joderse. Pues venga, a trabajar, hombre. A trabajar. Esto no ha hecho más que empezar. Ya lo sé, Paulino. "Aquella larga noche de principios de enero de 976,... ...los Alcántara volvimos a vivir expectantes,... ...soñando con posibilidades remotas... ...y resolviendo cábalas de resultados inciertos". "Algunos pudimos dejar de lado nuestras preocupaciones,... ...mientras otros caían presos de la duda,... ...al ver desmoronarse los cimientos de su vida pasada,... ...presente y futura". "Otros, cautivos de la tentación, se desvelaban... ...ante sensaciones a medio camino entre el deleite... ...y la culpa". "Y otros, los inocentes, los que no tenían culpa de nada... ...y eran ajenos a las dudas y a las tentaciones,... ...al fin pudieron descansar tranquilos,... ...durmiendo el mejor de los sueños".

Cuéntame cómo pasó - T9 - Las noches blancas de Oriol - Capítulo 157

17 ene 2008

 Principios de enero de 1976. Época de cambios, como los que se producen en TVE que estrena programación. El programa La Clave de José Luis Balbín congrega frente al televisor a muchos españoles que están pendientes de esta primera emisión.

Antonio y Mercedes, por su parte, en lo único que piensan en estos momentos es en hablar con Inés, que sigue en París. Mientras Antonio y Mercedes están preocupados por su hija, Eugenio ha salido otra vez. La actitud de Eugenio no gusta al matrimonio, que empiezan a cansarse de tener que hacerse cargo de Oriol durante todo el día. Están encantados con su nieto en casa, pero el niño no para de llorar, sobre todo por la noche. Los llantos no sólo se escuchan en casa de los Alcántara sino en todo el edificio. 

Eugenio, por su parte, está con Carola. Los dos han quedado para cenar y se sienten muy a gusto juntos. Al final de la noche ella le regala un libro y le dice que si algún día regresa a España ella le estará esperando.  El ruido de Eugenio al llegar despierta sobresaltados a casi todos. Antonio, muy enfadado, decide ir a hablar con su yerno y ya de paso sacarle el tema de Inés.

Antonio recibe la llamada de Paulino informándole de que los trabajadores han decidido apoyar la iniciativa de Comisiones Obreras, de parar durante media hora, como medida de presión para que se solucione el problema que hay en el sector. Antonio sabe que la amenaza de huelga en su negocio está muy presente, pero él no puede permitirse el parón, ya que estos días tiene más encargos de lo habitual.

A escasos metros de la casa de los Alcántara, también una llamada inesperada durante la noche sobresalta a Desi y a Clara. La hermana de ella se ha puesto de parto y tienen que irse rápidamente al pueblo.

Por su parte, Josete y  Carlos en lo único que piensan en estos momentos es en chicas. La idea de las relaciones pre-matrimoniales les tiene embobados.  Miguel y Paquita, no acaban de entenderse y Toni y Juana cada vez pasan más tiempo juntos, por lo que ella le propone irse a vivir juntos. 

ver más sobre "Cuéntame cómo pasó - T9 - Las noches blancas de Oriol - Capítulo 157" ver menos sobre "Cuéntame cómo pasó - T9 - Las noches blancas de Oriol - Capítulo 157"

Los últimos 1.657 programas de Cuéntame cómo pasó

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos
Estamos en Facebook ...
Recomendaciones de usuarios