997974
Programas para todos los públicos
cerrar cerrar

Subtítulos de Cuéntame cómo pasó - T9 - Un rombo, dos rombos, tres rombos - Capítulo 144

Cuéntame,... ...tú que has vivido... ...el despertar... ...de un tiempo que nos cambió. Volverás... ...a ser un niño... ...al recordar... ...las largas tardes de sol. Háblame de lo que has encontrado... ...en tu largo caminar. Cuéntame cómo te ha ido,... ...si has conocido la felicidad. Cuéntame cómo te ha ido,... ...si has conocido la felicidad. Sentirás... ...el dulce abrazo... ...de aquellos padres... ...que dieron todo por ti. El sabor... ...del primer beso,... ...todos los sueños... ...que tú querías cumplir. "A las 10 de la noche del 6 de septiembre... ...y aunque fuera por un día,... ...los españoles dejamos aparcados la ETA y Franco... ...para hablar de cucharas". Bienvenidos a "Directísimo", que va a dar comienzo. "De cucharas, tenedores y relojes que no funcionaban". "Había llegado a España Uri Geller". "Tienen que tener todas las llaves cogidas". -Habla en inglés "Es más fácil empezar a frotar suavemente". Deja las llaves. A ver si no podemos entrar en casa. Coge la cuchara. Esto se lo vi hacer a un faquir. Cállese, que no me concentro. "Está comenzando". ¿A ti se te dobla? -No. Tendremos que abrir la ventana. "Lo que trata de hacer es fundir el metal con su mano". Josete, no te vayas a quemar. "Es más fácil empezar a frotar suavemente". ¡Ay! Creo que estoy notando algo. -¡Menuda tontería! "Ayudando con la mente". Aquí no pasa nada. -¿Estás ayudando con la mente? -Claro. -Dame la cuchara. -¿Queréis hacer el favor de callaros? "El metal se está fundiendo". "Se convertirá en algo así como plástico". Se me ha doblado. Por bruto y así no vale. Mira cómo has dejado la cuchara. No se hace con la fuerza, sino con la mente. Se ha doblado sola. Te voy a doblar el espinazo. "Se funde el metal". ¡Dios mío! ¡Se le ha partido! Es brujería. "Aquella noche, Íñigo hizo que 35 millones de españoles... ...frotáramos cucharas, llaves y relojes". "¿Éramos unos ingenuos?" "Bendita ingenuidad". Te doy gracias, Señor, padre santo,... ...Dios todopoderoso, porque aunque soy pecador..." "La cosa no acabó ahí. "Durante semanas, Uri Geller fue la comidilla de media España". -Te lo juro, Desi. Cogió la cucharilla y parecía mantequilla. -Tu mujer abre las puertas con las uñas de los pies. -No tiene gracia. -Que me ayude a superar mis pasiones desordenadas. Valentina, 30 años sin funcionar. -A ver, Herminia. A ver. Ahora anda sin cuerda ni nada. -No es de este mundo. -¿Quién, Uri Geller? -Marciano por los cuatro costados. Lo dijo Jiménez del Oso. -¡Ejem! ¡Madre! Dice que Uri Geller es un extraterrestre. Como si es el primo de Mao Tse Tung. Nos va a llamar la atención. Eres luz verdadera. Satisfacción cumplida. Merche. ¿Qué? ¿Has visto a Desi y a Clara? ¿Qué? Que aumente mi paciencia, mi obediencia,... ...mi humildad y mi capacidad para hacer el bien. Están casados, normal. Pero llevan casados tres años. ¿Y...? Que tres años y... Que estamos en misa. Por Cristo, nuestro señor. (TODOS) Amén. -El Señor esté con vosotros. Que la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo... ...y Espíritu Santo descienda sobre vosotros. Podéis ir en paz. -Demos gracias a Dios. -Antes de marchar. Quiero anunciaros algo. A partir de esta tarde, empieza a funcionar el club juvenil. Me he permitido bautizarlo como Club Jeromín. Es el lugar de reunión que padres y jóvenes... ...pedían con insistencia. Los chicos y chicas del barrio... ...podrán divertirse de una manera sana... ...bajo mi supervisión. "Ya podía el padre Froilán abrir clubes y montar futbolines". "A mis amigos, a esas alturas,... ...solo les preocupaba una cosa". "Las chicas. Lo mismo que me preocupaba a mí". "Pero con una diferencia: yo estaba sin novia". Podéis ir en paz. (TODOS) Demos gracias a Dios. ¡Oh, pecador! ¿Dónde vas errante? ¡Oh, pecador! ¿Dónde vas errante? ¡Oh, pecador! Merche. Mañana tenemos que ir a tu banco. Ya me lo has dicho dos veces. Lo digo por ti. Como tienes cuenta propia. ¿Otra vez? Es normal, ahora que se puede. Mañana necesito las 125 000 para la imprenta. Que ya lo sé. Adiós. Adiós, Carlos. -Karina tiene novio. Oye, yo me voy a casa. ¿Te vas? Sí. ¡Qué raro! ¿Tomamos el aperitivo? Una cervecita. Un vermú. Parecéis unos chiquillos. Tenéis más vicio que una garrota. Ya ha montado el guateque. Me viene genial cinco horitas sin el chaval. No sé si me entiendes. Sí, pero no sé de qué va. Siempre termináis con lo mismo. Dónde vas errante. -¡Antonio! Perdonad. ¿Qué hemos hecho? No importa. Se trata del club. Estábamos hablando de eso. ¡Qué bien! Entre tablero de ping pong... ...y juegos reunidos, me he quedado corto. Es que mete ping pong y juegos reunidos. ¡Qué menos! ¿No tienen una partida? ¡Qué más quisiera! Pagan la luz, el teléfono y mi sueldo pequeño. Así que si podéis... ¿A cuánto asciende? -Quieto. La Iglesia somos todos. Claro. ¿Cuánto? La voluntad, Desiderio, nada más. -200 duros. -Gracias. Pediré por ti. Padre, por mí... ...tendrá que pedir la mitad. Me ha pillado... Es suficiente, muchas gracias. Perdón. ¡Felipe! ¡Felipe! ¿Eres tonto? Es para el de arriba. Está pegando otro sablazo. Hasta la camiseta. -Tal como he anunciado... -Podías haber venido a misa. ¿Qué te cuesta? -¿A misa? Entre los curas y yo... -Sí, lo sé yo y medio barrio. ¿Qué me querías decir? -¿Por qué no entras en el taxi y te sientas conmigo? -Un minuto, que tengo que ayudar a hacer la comida. A ver. -Pues nada, Paquita. He pensado... Como tengo la tarde libre y dispongo del vehículo,... ...a lo mejor quieres venir a merendar a un sitio muy bonito. ¿Qué pasa, he dicho algo malo? -No, dicho no. Pensado, seguro. Ya me conozco yo esos sitios. -Parecemos más castos que el Balduino y la Fabiola. -¿Qué tiene eso de malo? Se tienen ganado el cielo. -Pero con tanta castidad, esto es un infierno en vida. ¡Hija! De verdad. No hay más que verte. Cada día estás más guapa. Y más bonita. Y más... -Bueno, ya, ya. Nos multarán por escándalo público. -Lo que faltaba, lo del escándalo público. ¿Para qué habré vuelto de Francia? -¿Está libre? -¿Y usted? ¿Está libre? Dígame si esto es libertad. ¿No puedo besar a mi novia? -Perdone. -Sí, está libre. Mira, Paquita. No sé qué pensarás que es un noviazgo. Pero en Francia... -¡Ya salió Francia! -En medio mundo. Los novios se besan... -¡Miguel! -Y otras cosas que de pensarlas... -¿Está libre o no? -¡Ahora le llevo, no sea pesado! Espera. ¿Nos veremos esta tarde? Para ir al cine. -Claro, al cine. -¿Qué tiene de malo? Saco entradas en filas diferentes. -Luego hablamos. Aquí no quiero hablar. -No quieres hablar ni aquí, ni en tu casa ni en el restaurante. ¡Que no se apee! He dicho que le llevo. -Perdone, no se ponga así. -¿Adónde vamos? -Valle del Nalón, 13. -Valle del Nalón, valle del Nalón. ¿Dónde coño está? ¿Se puede saber qué te pasa? No me pasa nada. ¿Por qué? No haces más que mirar a tu mujer. ¿Qué tiene eso de malo? Nada, Desiderio. Le has dado mil pesetas a Froilán. Y en misa, hacíais manitas. Estoy enamorado como el primer día. El primer día estabas atolondrado. ¿No me digas que no está bonita? Está muy guapa. Las dos. No hemos encontrado una ayudante en condiciones. Clara. -Sí, claro. O Pili me ayuda a encontrar una peluquera... ...o no puedo. Ya me ocupo del mobiliario, los proveedores. ¿Me estás escuchando? Sí. La peluquería. Desiderio. ¿Qué te pasa? Me tienes en ascuas. -¡Qué pesado! Te lo voy a decir. ¿Tú qué sabes de Dinamarca? Danesas, son películas danesas. Se las trae el representante de Grundig. ¿Y las ven juntos? Tienen un cine en la habitación. Cuando se duerme Josete,... ...venga a poner películas. Yo no me lo imaginaba de Clara. ¿Qué es lo que no te imaginabas? Nada, que se van a comprar un coche. ¿Quién? Desi y Clara. ¡Ah! ¿Otro coche? ¿Y el que tienen? Más grande no lo van a encontrar. Eso le decía yo. Pero hasta que no se compre un autobús, no parará. Un coche es para toda la vida. Pues claro. Nos deja una. ¿Cómo? Que no le importa dejarnos una. ¿Qué le has dicho? Que no. ¿Qué querías? Que no. Ya sabes lo que pienso de esas cosas. Te equivocas. Son muy finas. Finísimas. Alfredo quiere que vayamos a Zaragoza. Primera noticia. Pasado mañana, a ver el Pilar. Es mi cumpleaños. Me quiere invitar. Es muy atento. Atento es un rato. ¿Es un viaje de un día? No, está muy lejos. Ha reservado en una pensión. Dos habitaciones. Yo creo que, de ir, es ahora. Hace buen tiempo y vas a empezar la universidad. No le pongas cubierto a Toni. Entonces qué, ¿voy? No sé, luego hablamos. Luego. Luego a lo mejor es tarde. Son tan bonitas, Merche,... ...que no han pegado ojo. ¿Sigues con eso? ¡Que no, que le has dicho que no! Pero he pensado que podíamos verlas... ...desde un punto de vista científico. Si nos gustan, eso hemos sacado. No quiero ver películas suecas. Danesas. De donde sean. Es que no es igual. Deja de comer patatas. ¡Me cago en la mar! ¿Hola? Clara. "¿Diga?" ¿Está Josete? "No, ha salido". "Desi, apaga". ¿A qué hora va a volver? "No sé, ha salido con Maica y Luis. ¿Le digo algo?" No, es igual. Carlos, ¿jugamos? Puerta Adelante. ¡Pero bueno! -¡Hola! -¿A quién tenemos aquí? Los dos primeros miembros del club. Pasad. ¿Qué os apetece? Futbolín, ping pong, juegos reunidos, Monopoly. ¿Hacemos una partida de parchís? ¿No hay nadie más? No. Pero vendrán corriendo en cuanto se enteren de cómo nos divertimos. ¿Verdad, María? Siéntate aquí. Vamos, Carlos. Vamos a jugar una partida. "No podía caer más bajo". "Con lo que yo había sido y ahora estaba más solo que la una". "¿En qué momento ocurrió?" "Si el panorama en verano era así de feo,... ...¿cómo sería en invierno?" "¿Me estaría convirtiendo en un raro?" El cine y la sexualidad. El cine supera... Cisterna ¡Aaa! ¿Has apagado? Sí. ¿El salón también? Calla. ¿Qué pasa? ¿No lo oyes? No. La están viendo. ¿Otra vez estás con eso? Oigo música y suspiros. Gemidos Es la carta de ajuste. ¿Cómo va a ser la carta de ajuste? ¿En danés? ¿Qué haces? Poniendo la radio. ¿No se puede ni oír? Oír es peor que ver. ¿Por qué? Porque te imaginas cosas. Para unas cosas, muy moderna. Para otras eres más rancia que una berza. ¿Ver películas es moderno? Son películas eróticas, Merche. ¿Qué se nos ha perdido viendo eso? ¿Apago? Sí, y la radio, que me voy a volver loco. ¡Uuu! En Alemania, las ven todos. Y en pareja. Y con los niños. Sin los niños. Para mejorar sus relaciones. Como si nos fueran mal. No nos van mal, ¿verdad? Mal no, nos van. ¿Cómo que nos van? ¿Así, sencillamente? Tendrás queja. Yo no tengo ninguna queja. Tengo la mujer más guapa del barrio. ¿Del barrio? De Madrid. De España. De Eurasia. La más guapa de Eurasia. De Eurasia. Jadeos ¿Lo oyes? Por Dios. Deja, se acabó. ¡Qué vida te pegas, Desiderio! "Ha sido detenido un activista de ETA". "Otro individuo huyó a territorio francés". "Sin noticias de los soldados desaparecidos cerca de El Aaiún". "Las autoridades advierten..." Timbre -¡Voy! -"El ejército español..." Timbre -¡Ya voy! ¡Qué prisas! Hola. -Hola. ¿Eres Pilar? -Sí. ¿No le habrá pasado nada a Sergio? -No, está muy bien. -¿Seguro? -Sí. Me envía él. Soy su compañero. -¡Sois compañeros! ¿Está bien? -Sí, muy bien. Te manda esto. -¡Anda, qué bien, gracias! Pasa, no te quedes ahí. Venga, pasa. Vamos. Te he visto ahí parado. Dicen tantas barbaridades sobre el Sáhara... -No te preocupes, Sergio está muy bien. -¿Quieres un café? -No, ya me voy. ¿Hay algún metro por aquí? -¿Te vas ya, tienes mucha prisa? -Debo entregar otros paquetes. -¿Adónde vas? -Pues... A ver. General Mola, 47. ¿Sabes dónde está? -No eres de aquí. -No, de Reus. Solo conozco el aeropuerto y Getafe. -Pues te voy a acompañar. -No te molestes. -No es molestia. Así me cuentas cosas del Sáhara. -Y de Sergio. -Sí. Sobre todo. -¿No vas a abrirlo? -¿El qué? -El paquete. -Pues... Luego, con más tiempo. Gracias. ¿A qué hora tienes la reunión? A las cinco. Pero Pablo me ha citado en el Wellington para comer. ¿No vienes a comer? No. ¿Y tienen los permisos para publicar? ¿La revista? Pues claro. Ha salido en el BOE. De otra cosa no sabré... Ahí está. Bueno, esto ya está. Perdón por el retraso, pero el cajero se ha retrasado. Se ha encontrado un control. Las cosas están revueltas. Y que lo diga. Ayer mismo... No, no, con la firma de ella es suficiente. Ah, solo ella. Sí. Toma. ¿Aquí? Sí, y en la página anterior. Ayer mismo, detuvieron cerca de mi casa a una vecina... ...que no hubiera imaginado que era del Partido Comunista. Vivir para ver. Como no llevan rabo, no se les reconoce. Perdone una cosa. ¿No es mejor que firme yo por más seguridad? Si quiere, pero siendo su mujer la titular de la cuenta... Siempre dará más garantías que firme también yo. Claro, firme. ¿Firmo? Sí, por favor. ¿Debajo de ella? Efectivamente. Muy bien, aquí tiene su dinero. No, a ella. Gracias. A usted, señora. Ya sabe dónde nos tiene. Y usted también. Yo tengo una cuenta donde firmo yo solito. Encantado. Encantada. Se celebró en el regimiento de artillería. Condena a José Antonio Garmendia y Ángel Otaegui a muerte. -Tienen tres días de plazo para recurrir y 10 para resolver. La sensación es que los matan. -Ya veremos. Queda lo del FRAP. -Que será más de lo mismo. No se andarán con chiquitas. -Será un otoño calentito. -¿Ha llegado el teletipo de Cifra? -No, aún no. -Diles que espabilen, ya debería estar aquí. -Voy. -Raúl. -Sí. -Llama a San Sebastián. Que estén atentos. -Voy para allá. Has visto, ¿no? Este se muere matando. -Habrá que ver el recurso. -Va a acabar en la basura. Y los del FRAP, lo mismo. Y si no, al tiempo. -¿Cómo se llamaba el delegado en Bilbao? -José Ramón Toña. -Toña. -Dile que todavía estoy esperando los pimientos. Toni. -Dime. -¿Qué haces mañana por la noche? -¿Mañana por la noche? No sé, ¿por qué? -¿Quieres venir a una reunión? -¿De qué? -Vamos a hablar de la situación. Qué pasará después de Franco. -¿Gente del PC? -Claro. -Cuenta conmigo. ¿El sitio es seguro? -Por supuesto. ¿No les ha llamado mi socia? A mí no. -El secador arriba, al fondo. ¿Qué lío es este? Acaba de llegar todo, pero lo estoy organizando muy bien. Cuidado con la tapicería. ¿Quién les ha dicho que lo suban? -Esta señora. ¡Si no han terminado el suelo! -Esto se acaba en un santiamén. Mira qué bonito. No. Esta es la zona de lavar y cortar. Estas butacas son para esperar el turno. Bájenlas. -A ver si se aclaran. -Me parece que esto está muy bien. ¿Y Pili no ha llegado? No. Le dije que los llamase ella. Me tengo que ocupar de todo. Se le ha subido el puesto a la cabeza. Pues que baje a tierra. Bajen estas butacas. Se va a llenar todo de cola. ¡Huy, huy! ¿Qué? A ver si le ha pasado algo. ¿A quién? A Pili. Hay mucho loco suelto. A algunos no hay más que verlos. Pero si es mi cuñado. Ya, pero fíjate qué mirada tiene. Son muchas horas pensando solo. Vete a saber en qué cosas. Y con una novia joven y la mujer. No le quiere dar el divorcio. No diga tonterías. No diga tonterías. ¿Qué tiene que ver con Pili? Por el día, la cosa está tranquila. De noche, empiezan con los bombazos. Los morterazos de las 20.30. -¿El Polisario? -No, son marroquíes disfrazados. -¿De qué se disfrazan? -De polisarios. -Anda, de polisarios. -Sí. -¿No van todos iguales, con el turbante y todo eso? -¡Anda que no has visto películas! Una cosa son los saharauis y otra, Marruecos. El Sáhara es de los saharauis. Hassan ha visto que la ONU nos iba a echar... ...y ha empezado a reclamar aquello como suyo. ¿Qué miras? -Nada, te escucho. -Pues eso, que Hassan... -Tienes unos ojos grandísimos. -Sí, son de mi madre. Quiero decir, que son iguales que los que tiene ella. Sí. -Sigue contándome cosas. -No sé por dónde iba. -Yo tampoco. Mi vida, ve comiendo. Nada, no está. ¿Le has preguntado a Paquita? Dice que la dejó en casa. No creo que la hayan raptado. Si hubiese pasado algo, lo sabríamos enseguida. No hay derecho, a una semana de inaugurar. Timbre Ese debe ser Carlos. Carlos, hijo. ¡Cuántos libros! Pues me falta uno. Pero ya sé dónde lo tienen. Luego te ayudo a forrarlos. ¡Qué bonitos! La vuelta. Te he dado 3.000 pesetas. Me han costado 2.070. ¡Qué caros están! No me valía ninguno de Toni. ¿Papá no viene? No, ha ido a comer con unos señores. Esta tarde quiero ir con Alfredo. ¿Te quedas con María? ¡No fastidies! Oye, que es tu hermana. Ya tengo 15 años. Y yo, más de 70. ¿Has quedado con tus amigos? ¡Qué va! Pues quédate un ratito con ella. No la aguanto. ¡Oye! Tengo que hacerme las fotos para la matrícula. Pues vas con ella al fotomatón. Tú eres bueno. No te preocupes, va a caer una propinilla. Lávate las manos. Las tengo limpias. Mira. Y más andando con dinero. Os juro que cuando cumpla los 18, me voy a vivir con Toni. No jures tanto. Los aperturistas cada vez lo tienen peor. Nadie da un duro por el movimiento. ¿Y entonces quién queda? Nieto Antúnez, Solis, Pueyo. Y uno de la revista. Él se las da de reformista. Le conozco muy bien. Sebastián Rodríguez. No me suena. Ya te sonara. Siempre que puede, dice: "libertades, las justas". "A la democracia por el respeto al pasado". Ese es de los míos. ¿Quieres parecer un franquista? ¿Yo? Claro. No soy el que más probabilidades tiene de parecer franquista. Mejor no tocar eso. Me he despedido del ministerio. ¿Te han mandado al motorista? No me han mandado a nadie. Le he dicho al ministro: "Por motivos familiares, presento mi dimisión". Esto va a hundirse y no quiero que me pille dentro. ¿Entiendes? Ya. ¿Y qué pasa de lo mío? ¿El qué? Los libros que íbamos a hacer. Está firmado, no te preocupes. Eso está bien. ¿Y en el futuro qué va a pasar? ¡Quién sabe! ¿Qué más te da que me hagan subsecretario o ministro? A Franco le quedan dos asaltos. Me importa porque eres amigo mío. Eso tiene mucha lógica. Hazme caso, tú conmigo. ¿Te he fallado alguna vez? Olvida eso. Olvídalo, de verdad. Esto es distinto. Imagínate que esto es un baile. Ahora toca la polonesa. ¿Conoces la polonesa? ¡Qué voy a conocer! Empieza a aprenderla. No sea que te quedes sin pareja. Hay que darse prisa. "Es un signo de nuestro tiempo, pero lo que tú decías". "Este año se ha hablado de cifras que jamás se habrían soñado". "Por ejemplo, se dice que Fitipaldi, dos veces campeón del mundo,..." -Ya he terminado en la cocina. ¿Me puedo sentar contigo? -No sé, Paqui, ten cuidado. A ver si te toco la rodilla. -¿Todavía con eso? Oye. ¿Sabes algo de lo de Francia, del divorcio y todo eso? -Bueno, ahí va. -Adiós. -Adiós. -Buenas tardes. -Esto es lento, como el concilio de Trento. -Ya. Yo... Que te quiero. -Ya. -Ya, dice. Se nota que no eres una mujer. -¿Qué quieres decir? -Que estamos en España. Para una española, la honra es una cosa muy valiosa. -¡Ahora me saltas con Calderón de la Barca, lo que faltaba! -Pues sí, Miguel, la honra. Una de Sagrillas se acabó marchando del pueblo. -¡Ya te has ido del pueblo! -¡Porque me ha dado la gana, no porque me hayan echado! ¿Ves? Me has hecho llorar. No me entran las albóndigas. -Será posible... Paqui. Paqui, mujer, no te pongas así. Por una tontería como esta... -¿Una tontería te parece? ¡No es una tontería, me has hecho mucho daño diciéndome esas cosas! -¿Qué cosas? -Esas cosas. Que soy como Fabiola. Te digo que te quiero y tú, "ya". No has dicho nada de las albóndigas. -¡Se acabó la discusión! Yo ya estoy en otro panorama. Marcelino Echevarría, toda la vida en sindicatos y ahora, demócrata. Como todos, algo busca. Como todos. La gente que ves por aquí está con nosotros. Para ellos, es mucho Pío Cabanillas, Calvo Sotelo, Marcelino. ¿Y si preguntan de dónde vengo? Pues les cuentas la verdad. De las artes gráficas. Pero nada de cooperativismo, no lo confundan con estalinismo. He dicho que eres el dueño. ¿Eso es necesario? Claro, es gente muy importante. Oye, no me falles. No te fallo. Vámonos. Dime otra cosa. No tiene nada que ver. ¿Has visto alguna película danesa? ¿Una qué? Una película danesa. ¿Danesa danesa? Sí, de esa. ¿De esa? Claro. ¿Sí, dónde? En una fiesta. ¿En una fiesta? Sí, pero no en el cumpleaños de mi hijo. Una fiesta de matrimonios desinhibidos. ¿La visteis todos juntos? ¡Venga! No revueltos, como en Francia. Pero dime una cosa. ¿Estas películas son buenas o no? Las versiones dobles aquellas, ¿te acuerdas? Se nos despelotó una actriz. Nada, muchísimo más. No fastidies. ¿Te agencio una? ¿Tienes? Puedo pedirlas. Un amigo es coproductor. ¡Ah! Siéntate, que me voy a hacer unas fotos. Con la luz verde encendida, introduzca las monedas. ¡Qué susto me has dado! Tengo que hablar contigo. ¿Qué quieres? ¿Has estado en el club del cura? Sí, ayer por la tarde. ¿Ha puesto futbolines? Sí, y a peseta, no a duro, como tú. Porque yo tengo unos gastos. El local no me sale gratis. ¿Ha puesto más cosas? Eso no es cosa mía. Tiene ping pong, cartas, de todo. Me voy a hacer una foto. No me extraña que luego les quemen los templos. Y se acaba como se acaba. Quiero agua. No podemos andar con tibiezas. Si queremos posicionarnos como una respuesta al régimen,... ...debemos plantear las posiciones. -Libertades, las justas. Un respeto por lo bueno del régimen. -Si hay que bailarle el agua a Franco, yo me bajo. -Tampoco es eso, que nos conocemos todos. -¿Qué queréis? Dímelo tú. ¿Yo? ¿Qué te anima a unirte a "Criterio"? Pues hombre. Yo creo que el tiempo de los aperturistas se ha terminado. La gente está muy cansada. Llevamos 40 años con lo mismo. A lo mejor hay que hacer las cosas de otra manera. -¿Usted quiere desmontar el régimen? Como si fuera un andamio. ¿Y si se desmorona todo como un castillo naipes? Yo empezaría por la cabeza para que las cosas cambien. Para que las cosas cambien. No sé si me explico. -Te explicas como un libro abierto. -Eso es hablar con valentía. Muchas gracias. -Enhorabuena. Buen fichaje, Pablo. -Ya os lo dije. Alcántara es mucho Alcántara. -Una vez aprobados los estatutos,... ...pasemos a votar los cargos. Yo tomo nota. ¡Tendría que estar puesto ya el suelo! Bueno, mañana les espero. Adiós. ¿Dónde está? Tienes visita. -¿Tienes un momento? Sí, tengo todo hecho un desastre. Mi prima Loli. ¿De Don benito? No, de Arcos de la Frontera. Mi madre era de Don Benito. Encantada. -Igualmente. -Ella es Valentina. -Consejera de belleza. -Encantada. ¿Qué te trae por Madrid? Creo que buscas peluquera. -La llamé ayer y le ha faltado tiempo para venirse. Necesita un cambio de aires. -Ya se lo cuento yo. ¿Te puedo llamar Mercedes? Sí, claro. Yo tenía un novio muy apañado. Desde los 15 años estábamos juntos. Con eso te lo digo todo. Dos días antes de la boda, me dejó plantada por otra. -¡Qué canalla! -Me quedé desesperadita perdida. -A ver. -Y me dije: Loli,... ...hay dos disyuntivas. O te vas lejos o te tiras de la peña. -Hay una peña desde donde se suicida la gente. -Como el viaducto. -Me llamó la prima. He hecho de todo. Desde barrer hasta peinar. Corte a tijera, navaja, tinte... Tengo referencias. Si quieres, hago alguna prueba. Me gustaría que te conociese mi socia y no está. -¿Y Pili dónde está? -Se la ha tragado la tierra. -¡Vaya por Dios! Volved mañana. -Mañana hablamos. -Bueno. Hasta mañana. Hasta mañana. -¡Qué tonto es! Sí, qué tonto. Hasta mañana. -Adiós. Quiero consultarte una cosa. -Sí, dime. Vamos a dar un paseo. Bueno. Ahora volvemos. Enseguida vuelvo. -Vale. Toca la armónica Puerta ¿Se puede? Adelante. ¿Venís solos? Sí, pero sé cómo hacer para que vengan. ¿Sabes cómo hacerlo? ¿Cómo? Hay que inaugurar como Dios manda. De lo que manda Dios soy yo el que habla. Perdón. Vamos a jugar al futbolín. María me ayuda. ¿Cómo crees tú que debería ser la inauguración? Pues con una fiesta. Ya, una fiesta. Anda, saca. Para que la gente conozca el club. He puesto un aviso en el tablón. No lo lee ni... Nadie. Yo creo que esto hay que decorarlo con guirnaldas,... ...música, panchitos, bebida. Yo toco un poco la harmónica. Sí, claro, eso vale. ¿Y cuándo sería? Mañana. ¿Tan pronto? Pasado empieza el instituto y no podrían venir. Pues mañana tengo una entrada para ver al Madrid. ¿Y si me quedo de responsable? ¿Tú? Soy subdelegado de clase y sé imponerme. Bueno, ya veremos. Anda, juega. Pero eso me lo tiene que decir. Tengo que comprar los panchitos. Ya te lo diré. Vale. ¡Vamos, María! ¿De verdad veis esas cosas? Un poco. Pero solo un poco. Tenía mucha curiosidad. ¿Y cómo son? No, no me lo cuentes. Tampoco es para tanto. ¿No? Yo creía que era una cochinada y no. No sé. Es bonito, se deja ver. Pero ¿se ve? Se ve. Bueno, no se ve. Es una cosa muy fina. No sé. Tengo la sensación de que solo pensarlo es hacer algo malo. ¿Por qué va a ser malo? No sé. Yo te dejo la película. Ni pensarlo. Que no, que no. Que no pasa nada. Bueno, pasar sí que pasa. Porque lo de anoche... Fue una cosa... Me he tenido que tomar algo, me duele todo el cuerpo. ¡Qué vergüenza! No os va a ver nadie. Esto no es como aquello de Perpignan. No me lo recuerdes. Es vuestra sesión privada de cine. Me da no sé qué. ¿Llevas el bocadillo? -En el petate. -¿Y el agua? -También. -¡En un minuto salimos! -Esto es para ti. -Muchas gracias. No tenías por qué. -Así vas entretenido. -¡Nos vamos! Tortolitos, terminad, que el autobús no espera. -Nos ha llamado tortolitos. -¡Qué tonto! -Bueno... -Bueno. -Será cuestión de despedirse. -Sí. -Muchas gracias por todo. Me lo he pasado muy bien. -Yo también. Pues adiós. -Bueno. Ahora, el besito. ¡Podíais haber empezado por ahí! -¡Que es para hoy! Claxon -¿Qué? -Abra el maletero. Que me quedo. -¡Me cago en la mar! Claxon ¡Anda, mira! Los dos a la vez. Hola, milano. Cariño. ¿Damos un paseo? Bueno. ¿Qué tal la revista? Estupendamente. ¿Sí? Me han nombrado consejero. ¿Y eso a qué te obliga? Vas a las reuniones, opinas. Consejero, aconsejar. ¿Y de sueldo? No tenemos un duro. El negocio son las amistades, los contactos. Uno es vecino del marqués de Villaverde. ¿Y eso es bueno? Quizá es el futuro suegro del Rey. ¿Y el Príncipe? No tiene nada que hacer. Doña Carmen no quiere. Pues sí que saben. Pues eso. De esto no comentes nada a nadie. Que no. Siendo consejero... Los Quijo. La parejita. Los Alcántara. ¿Qué tal? -Muy bien. -¿Cuándo inauguráis? La semana que viene. -Con la falta que hace. ¿A que sí? ¿También a los maromos? Que sí, es unisex. Mi madre, qué buena. Yo no me pierdo a Antoñito con los bigudís. Te los pones tú, que pareces Fernando VII. ¡No te fastidia! Y tú, sarasa. Tómate una cervecita. No podemos. -Se hace tarde. ¿No? -Tenemos que ver cosas. Vamos a dar un paseo. ¡Adiós! ¡Qué prisa! ¿Vamos para casa? No, vamos a pasear. He hablado con Clara de lo de la película. ¿Has hablado con Clara? Sí. Ahora entiendo todo. ¿Qué te ha dicho? Que no es tan grave, que es una cosa muy fina. ¿Cómo va a ser una película danesa? Una película fina. Si te hace ilusión, la vemos. ¿En serio? Sí. Voy a pedirle a Desi una muy buena. No quiero que se entere nadie. Es muy fina y muy buena. ¡Que no! ¿A quién le pido una película fina? Tú verás. Ya me las arreglaré. Tenemos que quedarnos solitos para verla tranquilamente. A ver qué hacemos con mi madre. La matamos. Como paso más tiempo aquí que en mi casa... No te importa, ¿verdad? -¡Qué va! -Gracias. ¿Qué, te vienes a acostar? -Voy. ¿Qué hacemos? -Yo qué sé, Paqui. No se te puede llevar a ningún sitio. No sea que te haga Dios sabe qué cosas. En mi casa, están Toni y su novia jugando al parchís. -Miguel, ya está bien. ¡Cómo te pones! -No me pongo de ninguna manera. -Podemos ir a casa a ver la tele un rato. -¿Qué ponen? -Una de dos rombos en el UHF. -Bueno. -Pero solo a verla. -Paqui, a ver la tele. "Se supone que murió". "Nadie sospechó, a decir verdad, ni había razón para sospechar... ...que no estaba muerta". Dos rombos. Ya tengo 15 años. Te tapas los ojos cuando te diga. Sí, abuela. ¡Hola! Hola, hija. ¡Qué calor hace en la calle! María se acaba de dormir. ¡Ah! ¿Qué estáis viendo? El viaje con su amigo... ¿Con Alfredo? ¿Cuándo es? Mañana. Perfecto, mañana. Márchate, que nos apañamos. ¿Seguro? Y llévese a Carlitos. No se ha divertido. Te vas con ella. Yo no quiero ir. Estoy muerta. Tengo una fiesta. ¿Tienes una fiesta? Sí. Para inaugurar el club juvenil. Claro que puedes ir. Sí que puedes, pero vuelve pronto. Que vuelva cuando quiera. Es la parroquia. Que vuelva cuando termine. Me voy a cambiar. Hago una llamada y voy. Perdona que te moleste a esta hora, Pablo. ¿Cómo sabías que te iba a pedir eso? Sí, Dinamarca. Ríe A ver si se va a asustar. ¿A qué hora dices que empieza? -A las 21.30. -¿Y esto? -Anda, será de Sergio. ¡Qué alegría para Pili! Le han debido de dar permiso. -Hola. ¿La cocina? Voy a por un vaso de agua. -Eh... Ahí, a la derecha. -Perdón. -Me voy. -¿Dónde? -A un monasterio. -Espera. ¡Espera, no me dejes aquí sola! Me voy contigo. -¿Conmigo, adónde? ¿A pasear? No, estoy harto de pasear. Y de ir al cine y de hacer manitas en un bar. ¿No te das cuenta? Lo hace todo el mundo. Todo el mundo. Todos menos yo. -Cálmate. Estás exagerando. -¿Sí, y esto qué es? A falta de Sergio, un recluta. -Ya está bien, cálmate. -¡No me da la gana! No te das cuenta de las cosas. Con la mujer que tengo, me van a dar el divorcio en un siglo. Y no sé si voy a aguantar hasta el matrimonio. Esto no puede ser bueno. -Espérate. Que... Que bueno. Mañana. -¿Mañana? -Sí. Mañana. Pero aquí no, en tu casa. -¿De verdad? -Sí. -Paqui. -¿Qué? -Que te quiero mucho. Mucho, mucho, mucho. Se abre una puerta -Perdonad, iba a abrir la puerta. Para que hubiera corriente. Pero ya os dejo. -Hasta mañana. -Bueno. Hasta mañana, Miguelón. -Paqui. -¿Qué? -Cuidado con el legionario. -Ahora me encierro en mi cuarto. Adiós. -Adiós. Mañana. Sería mejor que lo dejáramos para otro día, ¿no? ¿Tú crees? Mira cómo estás. Yo creo que tiene fiebre. Fiebre no tiene, madre. ¡Cómo va a tener fiebre con este calor! Eso no es nada, Alfredo. Yo me tomaría la tisana tranquilamente. Y me iría al coche. Luego se hace tarde. Lo digo por usted. ¿Dónde comerán? En Medinaceli. Es muy bonito. Precioso. Por la tarde, Calatayud. Pues no pegunte por la Dolores. No. ¿Quién es? Una fresca. Que no corra. No te preocupes, tendremos cuidado. Adiós. Que lo paséis bien. ¡No corra, Alfredo! Hala. A ver si se pone peor. Pero si está como un toro. Verás qué bien vuelve. Por cierto,... ...no quedes con nadie, que vamos a ir al cine. Calla. ¿Al cine? Sí. ¿Qué película? Una que se ha encaprichado. De abogados. De dos rombos. Como las de Perry Mason. Hasta luego, Merche. Adiós. "Qué bien mentimos los hijos y qué mal lo hacen los padres". Teléfono Dígame. -Paqui, vía libre. Toni estará fuera toda la noche. -¿Seguro? -Sí, me lo ha dicho. Tranquila. -Es que me da no sé qué dejar a Pili así. Ha pasado muy mala noche. -Si eso es pasar mala noche, me cambio por ella. -Porque tú eres hombre. Para las mujeres, es diferente. Nosotras somos más sensibles. -Que sí, que lo entiendo. Pero hemos quedado. -Sí. -Pasaré a recogerte a eso de las 19.30. -Hasta la tarde. -Hasta la tarde. Adiós. Que te quiero. -Y yo a ti. Era Miguel. ¡Ay! ¿Sales con Paquita? -Sí. A cenar y a Florida Park. -Muy bien. Pues nada, hasta mañana. -Hasta mañana. Teléfono ¿Sí? Sí, soy yo. ¡Joder, no me fastidies! ¿Y ahora qué hacemos? Ahora te llamo. Toni. -¿Qué pasa? -No podemos hacer la reunión. -¿Por qué? -La casa está quemada. -¡Joder! Me avisáis cuando hagáis otra. -Sí. Espera. ¿Y en tu casa? -¿En mi casa qué? -Que si podemos hacer la reunión. -En mi casa no. -Van a ser dos horas. No hay riesgos. No están fichados. -¿No tendréis esto preparado? -No somos tan chapuzas. Será solo por hoy. -De acuerdo. Trabajo el peine, los rulos, recogidos, cardados. Lavo, doy tintes, pongo bigudís. ¿Que quiere charla? Le doy charla. ¿Callada? Como si no existiera. Si es por título, lo tengo. Con su sello correspondiente. Recomendaciones de Conchi, la de mi pueblo. Y otra de "La Permanente". Una de Cádiz donde peinaron a la marquesa de Santo Floro. Vaya. Y se me olvidaba. Tengo una mano con los niños... -¿Y marcar y poner un plis? -Por supuesto. Está muy preparada, ¿no, Pili? -Sí, bien. Mujer. Me voy a ir arriba, no me encuentro bien. Sube y si tienes que ir al médico, avísame. Sí, sí. Loli, muy bien. -Gracias. -Perdón. No le pasa nada. La deja el novio, seguro. ¡Qué manía de ver donde no hay! -Puedo hacer una prueba. No, estás contratada. ¡Ay! Muchas gracias, Mercedes. Pero empezarás ayudando a Pili y cobrando de ayudante. Me parece muy bien. Yo aquí apenas gasto. Me quedo en casa de Clara. Tres meses de prueba. Si termino la obra, claro. Por cierto, llámame de usted. Por las clientas. Perdona. Digo, perdone. -¿Habéis cogido a la prima? -¡Que sí, Desi, que me han cogido! ¡Ay! -Enhorabuena. -Gracias. -Vamos a decírselo a la prima. Gracias. -Gracias. Puerta Sí. Pablo, muchas gracias. No haberte molestado. No es mía. Me la presta uno de Acción Católica. No, no. Cuidado, que es muy delicada. Devuélvemela entera. "Froiland Gunter". Esta no es danesa, es sueca. ¿Es sueca? "Froiland". "Froiland Gunter". No sé qué quiere decir. Pero no hay nada que oír. Lo mío es por curiosidad. Yo también. Te acompaño. Me espera Merche. Escóndela. Con Merche la voy a ver. ¿Con Merche? Que sí. ¿Qué miras? Nada, a ver si viene tu padre. A ver si llegamos tarde al cine. ¿Te vas ya? Sí. ¿Me puedes adelantar la paga para la fiesta? Cógeme 20 duros. Pero no me vengas con que quieres más. Que no, que no. Hala. ¿No es en el club parroquial? Sí. Llevas medio bote de colonia. ¡Qué guapo! La camisa por dentro. Sí. Miguel parece que va a una boda. Pues sí. Yo ya me voy. Adiós. Adiós. ¿Dónde tienes el bolso? Ahí. En la entrada. He reservado mesa en "Zarauz" a las 8. -¿Tan pronto? -Antes no sirven. Si no tomamos postre, a eso de las 9 podemos estar en el piso. -¿Por qué no llevamos bocadillos de calamares y así acabamos antes? ¿Seguro que el primo no está? -Me ha dicho que tenía una reunión. Paquita. -Espera, vamos a hablar. -¿De qué vamos a hablar? -De nosotros. -¿De nosotros? -Sí. -Bueno. ¡Qué guapa estás, Paquita! -No, pero de otra cosa. -¿Cómo que de otra cosa? -¿Y si pongo la televisión? ¿Eh? Podíamos ver un rato la televisión. -Pues nada. A ver la televisión. Toca la armónica Ahora, todos. Alelu, alelu, aleluya. El Señor es nuestro rey. Alelu, alelu, aleluya. Y siempre estaremos con él. ¡Muy bien! ¿Por qué no ha venido Karina? -Está con su novio. La lleva a otro sitio. -Y ahora, os tengo que dejar. (TODOS) ¡Oh! -Nada, nada, divertíos. Lo deja en buenas manos. No sé. -Ya tenemos 15 años. -Por eso. Solo queda el concurso de sillas y la subasta de "Vidas ejemplares". Los tiques se pagan en el momento. Tenedlo todo recogido. -Lo tendrá igual que lo dejó. -Adiós, hijos. (TODOS) Hasta luego. Venga, vamos. La mesa, a la derecha. El futbolín también. ¡Eh, no apaguéis la luz! Música lenta ¿Por qué no ponemos una menos lenta? A ver. Ahora. ¡Me cago en la mar! ¡Espera, para, para! Para, Alcántara. ¡Joder! Bueno. ¿Qué, ya está? Sí. ¡La que me tienes liada! Ya ves, Merche. ¡Mamá! ¿No decías que ya estaba? Ha dormido dos horas de siesta. ¿A quién se le ocurre echarla dos horas? ¿Y si lo dejamos para otro día? ¿Cuándo? ¡Mamá! No sé, ya veremos. ¡A ver cuándo nos dejan una casa para nosotros solos! Para. Voy a ver si la duermo. ¡Mamá! Tranquilo, Alcántara. Espérate, para. ¡Me cago en la leche! ¡Que se me va! "El padre de Patricia Hearst, dueño de una cadena de periódicos,... ...pagó dos millones por su rescate". "Los secuestradores de la rica heredera... ...la captaron ideológicamente". -Paqui. -¿Qué? -No es que te quiera meter prisa. Pero son más de las 21.30. -Ahora ponen "Kojak". -A mí tanto "Kojak"... Que se espere. -Espera, que me la vas a romper. -No te preocupes. -Con un poco de romanticismo. -Paquita. -¿Es aquí? -No, aquí. Ese es el de Toni. -¿Habrás tomado precauciones? -Sí, no te preocupes. -¡Qué locura! Miguelón. -¿Qué? -Espera, tengo que ir al baño. -Bueno. A la izquierda. Música Eres un ángel. -No me mientes cosas de la Iglesia. -Pues eres una diosa del Olimpo. Se abre la puerta -Id pasando, no hay nadie. -Toni. -¿No tenía una reunión? -Eso me ha dicho. -¡Qué vergüenza! -Cállate, que nos van a oír. -Pasad al fondo, a la cocina. -¡Pero si se ha traído un equipo de fútbol! ¡La reunión la tienen aquí! -¿Quién es esa gente? -Cállate y vístete. -Miguel. -¿Qué? -Me he dejado la ropa en el baño. -¿Qué? Cuidado, Desi. Quita, coño. A ver. ¡Aparta de ahí! Ahí está. Con los nervios, se te había enganchado. Se me ha enganchado y he destrozado un trozo. Al principio, se saludan y hablan. ¿Vestidos? Sí. Luego lo pego. Buena gana. ¡"Froiland Gunter"! ¡Qué buena pinta! No la he visto. Ni yo. ¿Me dejas? ¿Me la prestas? Pero solo un día. ¿Y esto? Se mira, pero no se toca. Dos cubalibres. ¡Qué buena idea! Adiós, Desiderio. No hagas ruido. Que lo disfrutes. Ya sabes dónde está la puerta. Milano. Vamos. ¿Ya? Ya. No te preocupes. Con la vergüenza que me da. Él tiene toda la colección. Bueno. ¿Apago? ¿Primera fila o anfiteatro? No bromees. No bromeo. No tengo ozono pino para dar más ambiente. ¿Lista? De perdidos, al río. Nos saltamos el NO-DO. Una, dos y tres. Espero que no venga Carlos. Como venga, lo mato. Jadeos Música lenta Cuidado con las manos. Estamos en la casa sagrada. A ver si paráis de meteros mano. A hacer esas cosas a otro sitio. Disimula, cara mula. Que te he visto. No tenéis vergüenza. ¿Qué te pasa? Nada. Soy el responsable. Ya. Tienes envidia. ¿Envidia de qué? Solo te falta la porra. Déjame. ¿Y Luis? ¿Y Luis? -Se ha ido con Maica. ¿Cómo que con Maica? Con Maica. Ya sé lo que están haciendo. Empieza a hacer un poco de frío. -Lo dijo Mariano Medina. Que bajarían las temperaturas. -Se podía haber equivocado. ¿No tienes una manta? -Anda. La chaqueta por encima. -¿Qué dicen? -Cállate. -Hay que dar caña. -Bajad la voz. No me jodáis con los cócteles molotov. -¿Eso de los cócteles molotov? ¿No es una bomba? -Nos van a oír. -Lo escuché en una película. -Por favor. -Vale ya. -Dios mío, esto se ha llenado de comunistas. -Esto está complicado. -Hay dos tipos en pena de muerte. -La única posibilidad es que se acojonen por las reacciones. -Franco no se acojona. -Tenemos que tener iniciativa. -Eso es. -Yo estoy con la compañera. -Y yo también. Si hay que tirar cócteles molotov... -¡Que se jodan! -Son unos bolcheviques. -¿Y si viene la policía? -Paqui, por favor. -Ya me veo en Yeserías. ¿Toni desde cuándo es comunista? -¡Qué va a ser comunista! -Claro que sí. -¡Paqui! -Dios mío. Dios, Dios. Y en paños menores. Padre Nuestro, que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Jadeos Tararea el himno del Madrid Oye música Venga, tonta. -Que no. Luis. -Por favor. ¿Por qué? -No. -¿Carlos? ¿Qué estáis haciendo? ¿Cómo se os ocurre? ¡Salid! ¡Vamos! -Perdone, padre. -Os he reconocido. Ya hablaremos. Con vuestros padres. Carlos. ¿Qué está pasando aquí? Hablan en sueco ¿Hola? Merche, ¿estáis ahí? ¡Mi madre! ¿Qué hace aquí? Eso digo yo. Apaga. ¡Joder! ¿Qué os pasa? Apaga eso. Nada, estamos bien. Espera. Venga. Ya voy. Venga. ¡Qué pronto! Alfredo se ha puesto peor y nos hemos vuelto. Vaya. ¿Qué hacíais? Nada, estábamos viendo un curso de francés. ¿Un curso de francés? Sí, de francés. Seguid con el francés. Avísame y llego más tarde. ¡Nunca más! ¡Apágalo! Me parece que se ha trabado. Sabes que... ...te di mi vida,... ...te di mis besos y ahora te alejas... ...otra vez. Camarada. -Esperad en el portal. ¿Qué es lo que quieres que yo haga más por ti? Todo el amor... ...que yo tenía te lo di. ¿Qué quieres de mí? ¡Nunca más, Miguelón, nunca más! ¡Vete, me has hecho daño, vete! ¡Nunca más! ¿Me oyes? ¡Nunca más! ¿Cómo se te ocurre en la casa del Señor? Vamos a ver a tus padres. ¡A mis padres no! ¡Vete, por tus mentiras, vete,... ...lejos de aquí! Se van a enterar tus padres. Estoy indignado con vuestro hijo. Se postula como responsable. Cuando vuelvo, un desastre. ¿Eres idiota, qué has hecho? ¡Yo no he hecho nada, han sido ellos! ¿Cómo se os ocurre en el club parroquial? ¡Vete a tu habitación! Le voy a castigar. ¡Vete, no quiero verte, vete! Por tus mentiras, vete,... ...lejos de aquí. "Lo que tanto se hablaba del cambio de tortilla aún no había sucedido". "Pero a los Alcántara nos habían tirado la tortilla a la cara". "Nada salió como esperábamos". "Fue un revuelto de emociones, vergüenzas y decepciones... ...que, como todo en la vida, se acabó olvidando". Cariño, despierta, que son las 8. Venga. Hace mucho frío. Es que ha refrescado mucho. Tengo mucho sueño. Ya lo sé. Es el primer día. Te acostumbrarás. Ponte la bata. Voy a preparar el desayuno. "El Gobierno, en relación con cuatro causas... ...instruidas por la jurisdicción militar..." Buenos días. Buenos días, hijo. Carlos, levanta las dos tapas. Ya lo he hecho. "Las correspondientes sentencias". "Y se ha dado por enterado de la pena capital... ...impuesta a... ...Ángel Otaegui Echeverría". "José Humberto Francisco Baena Alonso". Venga, hijo, date prisa. "Ramón García Sanz". Ve lavándote, cariño. "José Luis Sánchez Bravo". "Y Juan Paredes Manotas". "De golpe y porrazo, se instaló el invierno entre nosotros". "Un invierno duro e incierto... ...nos iba a deparar un cambio que no podíamos imaginar". "El frío y helado escalofrío de la muerte recorrió España entera". "El invierno no había hecho más que empezar". "José Antonio Garmendia Artola". "Eran los últimos días del franquismo". "Pero el dictador se había propuesto acabar sus días matando".

Cuéntame cómo pasó - T9 - Un rombo, dos rombos, tres rombos - Capítulo 144

11 oct 2007

Septiembre de 1975 fue un mes de novedades, de cucharas rotas y de relojes que funcionaban gracias a la magia de Uri Geller, de soldados recién llegados del Sáhara y, como suele suceder, del final de las vacaciones.

Toni Los Alcántara han vuelto a San Genaro recuperando los proyectos que habían dejado atrás. El final de las obras de la nueva peluquería de Mercedes o la fundación de la revista Criterio de Antonio, empezarán a formar parte de su día a día, mientras observan atónitos cómo Desi y Clara han decidido experimentar nuevas sensaciones a través de unas interesantes películas danesas.

Y  es que los Alcántara no paran. Mientras Carlitos decide organizar un guateque en el nuevo club que ha inaugurado Froilán, Toni participa en una reunión clandestina del PC, a la que asistirán de forma involuntaria Miguel y Paquita, entre nervios, saltos de cama y mucho, mucho calor.

ver más sobre "Cuéntame cómo pasó - T9 - Un rombo, dos rombos, tres rombos - Capítulo 144" ver menos sobre "Cuéntame cómo pasó - T9 - Un rombo, dos rombos, tres rombos - Capítulo 144"

Los últimos 1.657 programas de Cuéntame cómo pasó

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos