1016940
Programas para todos los públicos
cerrar cerrar

Subtítulos de Cuéntame cómo pasó - T9 - Últimas tardes con Minerva - Capítulo 141

Cuéntame,... ...tú que has vivido... ...el despertar... ...de un tiempo que nos cambió. Volverás... ...a ser un niño... ...al recordar... ...las largas tardes de sol. Háblame de lo que has encontrado... ...en tu largo caminar. Cuéntame cómo te ha ido,... ...si has conocido la felicidad. Cuéntame cómo te ha ido,... ...si has conocido la felicidad. Sentirás... ...el dulce abrazo... ...de aquellos padres... ...que dieron todo por ti. El sabor... ...del primer beso. Todos los sueños... ...que tú querías cumplir. "El invierno de 1974 fue especialmente duro para mis padres". "Yo no sabía lo que se había cocido entre ellos". "Intuía que habían superado la prueba más dura de su vida". "Y que restañar las heridas les llevaría algún esfuerzo". "Pero llegó la primavera". "La última para Franco y para un régimen que pendía de un hilo". "El que mantenía con vida al general". "La pregunta era: ¿Y después de Franco, qué?" "Vaya usted a saber". "Para unos, la democracia". "Para otros, los comunistas, el acabose". "No teníamos ni idea". "En lo único en lo que estábamos de acuerdo... ...es en que el franquismo estaba agotado". "Periclitado, como decía mi padre a todo el que quería escucharle". "Con Franco o sin él,... ...no nos quedaba otra que tirar p'alante". "Claro, que unos tiraban mejor que otros". "Hacía un año que los precios estaban disparados". "Mi madre y mi abuela se las veían y deseaban para llegar a fin de mes". "Para otros, como mi hermano,... ...la inflación no le quitaba el sueño". "La de 1975 fue una primavera de despedidas". "Como la de Sergio, al que mandaron al Sáhara a defender el imperio". "Y de no retornos, como el del tío Miguel". "En opinión de Paquita, en cuanto pisó Francia... ...se olvidó de su novia". "No hay pena que 100 años dure". "Para Pili y Paquita, ni una semana". "Fue el tiempo que tardaron en alquilar el piso... ...que dejaron mi hermana y Eugenio en su precipitada huida". "Pese a la inflación, las huelgas y la incertidumbre,... ...la vida de los Alcántara no se detenía". "No faltaron a la cita del aniversario de boda". "Por primera vez en muchos años, había una silla vacía". "La de mi hermana". "Pero si hubo un acontecimiento por encima de todos... ...por el que recordaremos la primavera de 1975,... ...fue el nacimiento de Antonio Oriol Domingo Alcántara". "Mi sobrino, el primer nieto de mis padres". ¿Dónde estamos? Hemos pasado Medina del Campo. En una hora, estamos en Madrid. ¡Qué preciosidad! Está guapo, ¿eh? Se parece a su abuelo. Un Alcántara puro. Y a Carlitos. A Eugenio, nada de nada. Nada de nada. Mi nieto es más listo que el hambre. En 10 meses, estará andando. ¿No estabas dormido? ¡Qué voy a estar dormido! ¡Qué voy a estar dormido! Estaría dormido si fuéramos en coche cama, pero vamos como los gitanos. No quedaban billetes. No se puede dejar para el último día. Estarán bien, ¿no? Que sí, no te preocupes. Con las clases de español de Eugenio, les irá perfectamente. Sí, pero a saber cuándo volveremos a verles. Ya verás como dentro de nada la palma Franco y los tenemos en casa. ¿Y quién me dice que van a cambiar las cosas en España? Todo el mundo, Merche, todo el mundo. Carrillo está pactando con Don Juan. Aquí va a dar la vuelta la tortilla, va a dar la vuelta. De momento, la tortilla está en el mismo lado. En el mismo lado. Lo dice hasta Ansón. "Un rumor de ratas que abandonan la nave". A España no la va a conocer ni la madre que la parió. Pregúntame. ¿Otra vez, Merche? Casi no he podido estudiar. Con lo pequeños que son... La energía atómica, Merche. ¿La energía atómica? Siempre me preguntas la que no me entra. A ver qué le dices al catedrático. Ya me la estudiaré. Pregúntame otra. ¿Cuál? Pues... La corriente eléctrica. ¿Te das cuenta, Miguel? Hay que preguntar a la carta. ¿Me vas a preguntar? ¿Para qué quieres ir a la universidad? Intensidad de la energía eléctrica. Es la cantidad de electricidad que pasa cada segundo por una sección. ¡Voy! ¡Voy, voy! Sí. Son las 8.30 Cuando quieras, nos vamos. Ya sé que son las 8.30. Ahora vamos. Date prisa, que ya está Alfredo abajo. Parece que acabas de salir de la cama. A mí me gusta así. ¿Y qué va a decir tu madre? ¡Ya vamos! ¡Qué prisa! Dile a Paquita que ya nos vamos. ¡Qué agonía de hombre! A ver, Merche. El sistema nervioso. El sistema nervioso central contiene... ...neuronas, células y capilares. Las neuronas fueron estudiadas por Ramón y Cajal. Descubrió los mecanismos de las neuronas. Oye, Miguel. Sí. No seas tonto. No te preocupes por que no te haya escrito en dos semanas. Mi sobrina nunca ha sido de escribir. Esa es otra. No escribe ni la lista de la compra. Podría haber llamado. Como si no la conocieras. Ya sabes que ahorra hasta la última peseta para el restaurante. No le des más vueltas, que te vas a poner enfermo de tanto pensar. Me voy a ir al baño. El que con niño se acuesta meado se levanta. Antonio, ¿cómo dices eso de acostar? Es una forma de hablar. El sistema nervioso. Tú sí que me pones nervioso. Claxon ¡Hombre de Dios, un momento! ¡Carlos, Paquita, vamos! Dice que no quiere ir. ¿Por qué no quiere ir? Porque no, Herminia. ¿Y qué le decimos a Miguel? A Miguel le dice usted... No le diga nada. Anda, hijo, sube ya. El tren va a llegar. ¿Y Toni? Ya le he dicho a qué hora llegan tus padres. Que haga lo que le dé la gana. Esperemos que llegue a tiempo, porque nosotros... Buenos días. Buenos días. -Buenos días. Debe de ser tardísimo. -¿Qué haces? Hoy es 1 de mayo. ¿Tienes prisa? -No. -No tienes prisa. ¡Me cago en la leche! -¿Qué pasa? -Prometí ir a la estación a recoger a mis padres. -¿A qué hora llegan? -A las 9. -¿Para qué correr? Quien nos vea con tanta maleta creerá que somos quincalleros. ¿Querías que volviésemos con las manos vacías? Y la manía que le ha entrado de traer queso francés. ¡Qué peste! Huele a pies muertos. ¿Ya la has visto? Todavía no. Tu madre se ha traído hasta al novio. ¡Madre! ¿Dónde? Aquí. No, ella no está. No habrá podido por el restaurante. ¡Huy, mi niña! ¡Hola! Hola, mamá. -¿Cómo es mi sobrinito? Cómo es su sobrinito. Precioso, como tú. -Écheme una mano con esto. -Ahora mismo. No enseñes fotos ahora. Se me están rompiendo las manos. Déjame. ¿Dónde tiene el coche? Aquí no tiene ni una semana y mira qué gordo y qué guapo. ¡Qué hermosura! Inés dice que lo va a criar a pecho. Hace muy bien, si el niño se agarra bien... Mira qué hermosa estás tú. Alfredo, si deja ahí el coche, se lo va a llevar la grúa. Veía que no íbamos a llegar a tiempo. Y lo he dejado solo un momento. Sí, un momento. ¿Por qué no buscas un taxi? -¿Un taxi? ¿Dónde encuentro un taxi? ¡Eh! ¡Aquí hay uno! ¡Taxi! Ya tenéis un taxi. ¿Llevamos todo, Antonio? A ver. Montaos ahí y nosotros vamos en el taxi. Pues vamos a meter esto. -¡Jóvenes de Madrid, abajo el fascismo! ¡Amnistía, libertad, amnistía, libertad! ¡Amnistía, libertad! ¿Se ha muerto Franco? ¡Yo qué sé! ¿Qué es esto? -Esto no hay quien lo pare. -Amnistía, libertad, amnistía, libertad. ¡Carlos! -¡O suben o me voy! ¡Ay, ay! -¡Carlos, Carlos! Venga, vámonos. "¡Qué manera de arrear!" "Si tuve dudas de qué era una dictadura,... ...se me quitaron de golpe y porrazo". "A diestro y siniestro y sin venir a cuento,... ...el régimen sofocaba a palos lo que todos pedían: libertad". ¡Por Dios! ¡Ay! ¿Te ha hecho daño? Claro, me ha arreado bien. Si quiere, nos acercamos a urgencias. Aquí cerca hay un hospital. No, no. Esto se quita con friegas. ¡Cómo soltaban palos! Antes de la guerra, había manifestaciones todos los días. Y mira cómo acabamos. ¿Tuvieron la culpa de la guerra? No digo eso, pero la gente está muy nerviosa. ¿Es que Franco está peor? Peor, peor... Lo que pasa es que ya le va tocando. No entiendo nada. Que alguien me lo explique. Que está España muy revuelta. Huelgas, elecciones sindicales. Llegan los comunistas y a pescar en río revuelto. -Los que han repartido cera han sido los guardias. No habían hecho nada. -Se empieza así y se acaba matando. -Bueno. -Mire, si no, a los de la ETA. Han matado a otro policía. ¿Han matado a otro? En Getxo. Un inspector, saliendo de la comisaría. ¿Y Franco qué dice? No sé, pero están en estado de sitio. Como en la guerra. -En estado de excepción. -En Valladolid, lío con la Renault porque habrá despidos. En Barcelona, también. Y aquí, los penenes. Los penenes. Y Mercedes quiere entrar en la universidad. -Disculpe. ¿Desde cuándo les dejan conducir taxis? Como en París. -La licencia es de mi marido. Yo tengo la cartilla en regla. -No, yo no tengo ningún problema. ¡El camión! -Ya lo he visto. Que ya lo ha visto. ¿Sabe qué hizo ayer el Madrid? Es que estaba fuera. 6-1 perdió en La Romareda. ¡Qué dice! Con el Zaragoza. ¿Te quieres callar? Media docena. -¿Y Franco qué dice? -San Genaro, ¿verdad? Paquita, cuando venga tu tío... -¿Qué? -Tu novio, lo que sea. Que entre con el dinero. -Me lo has dicho 80 veces. -Antonio me dijo que una semana y han pasado dos meses. -Mira que eres recalcitrante. Tienen más ganas de comprar que tú de vender. -No te metas, que yo necesito el dinero. -No te agobies. -Ahí están. -Ya era hora. -¿No sales a recibirle? ¿Eh? -¡Ya están aquí los gabachos! Qué alegría cuando me dijeron... ¡Robespierre! ¿Qué tal? "Comment allez vous?" "Très fatigue". Mi hermano sacó asiento en vez de cama. ¿No era el Talgo? Sentado es igual de duro que otro. Toma, Miguel. ¿Qué tal, Michel? Usted es la culpable... ...de todas mis angustias y todos mis quebrantos. Hola, Paqui. -Hola, Miguel. -No has venido a la estación. -No, es que tenía mucho trabajo. -Ya. ¿Y no vas a darme un beso? Paqui, ¿pasa algo? -Ven, aquí no. -Hola, Tino. -Hola. ¡Buenos días! Y luego está el Hassan. ¿Qué pasa con Hassan? Se quiere quedar con el Sáhara. Eso si Franco le deja. Está el hombre para batallas. Y los gabachos metiendo la pata. Por cierto, luego quiero comentarte una cosa. ¿Qué cosa? Un negocio que te quiero proponer. ¿No me lo puedes contar? No, requiere su... ¡Hombre! -No me ha dado tiempo a llegar. Nos ha ayudado el novio de tu abuela. ¿Te iba a crecer o no el bigote? ¿Cómo están? Pues nada, hijo. Están en París, que no es Madrid. Os ayudo con esto. Te ha tocado a ti también. -Buen mostacho. -Gracias. -Luego hablamos. Sí, luego hablamos. ¿Cómo que ya no quieres comprar el bar? Te hacía más ilusión que a mí. -Ya. Pero lo he pensado. Va todo muy precipitado, las cosas van demasiado deprisa. -¿Qué es lo que va demasiado deprisa? -Pues todo, Miguel. El bar, que te vengas a Madrid, lo nuestro. -Paqui, ¿has conocido a otro? -No, Miguel. No es eso. -Pues de verdad que no lo entiendo. ¿Qué es eso de que va demasiado deprisa? Si ni siquiera tú y yo... -¡Miguel, por favor! -Es por lo de París. Porque no he venido antes. Te expliqué que no me podía ir de la noche a la mañana. Tenía que echarles una mano. -No, Miguel, eso lo entiendo. -Mira. ¿Sabes lo que es esto? -No. -Una demanda de divorcio. Voy a poner todo en manos de abogados. Si no se quiere divorciar por las buenas, será por las malas. No lo sé. Yo creo que de aquí a un año, nos podremos casar. O dentro de dos años o tres o los que hagan falta. No me importa esperar si crees que las cosas van muy deprisa. Joder, Paqui, no creo que yo sea Juan Manuel Fangio. Hasta que muera Franco, nada. Entonces se podrá seguro. Seguro no. Dan por hecho que habrá amnistía. No podemos hacer nada por Inés. No, y menos ahora. En un mes, entre ETA y el FRAP han matado a cuatro policías. Cuatro policías es mucho. ¡Me cago en todo! No sé si ha sido peor cuando se fueron allí... ...o cuando los hemos dejado solos. ¿Cómo que las cosas cambian? Las cosas no cambian si uno no quiere. -Puedes dejar de quererme. -O tú a mí. Eso es lo que pasa, ¿no? Es lo que estás pensando. Que ya no me quieres. -No, no. Claro que te quiero, Miguel. Claro que te quiero. Lo que pasa es que me preocupa el futuro. -No te entiendo, Paqui. Las parejas que se quieren no tienen ni tantos miedos ni tantas dudas. -Solo te he pedido un poco de tiempo. Mira. Yo solo quiero que estemos así, como estamos. Un tiempo más. Después, si nos va bien... -Ya nos va bien. -Si nos sigue yendo bien. Entonces nos podremos plantear otras cosas. Lo de comprar el restaurante. -¡Joder! Joder, joder. -Perdonad que interrumpa. Tengo un dolor en el pecho y se me va a quitar si me decís... ¿Me vais a comprar el bar o no? ¿Eh? -Lo siento. -Ya lo sabía yo. ¡Me cago en la leche! Mira el tío. ¡Miguel! ¡Tío, tío! ¿Qué le pasa, está tonto? Que no se puede jugar a los amantes de Teruel. Tonta ella y tonto él. Estamos abriendo los regalos. ¡Qué guapo estás con ese bigote! ¡Ay, mamá! Yo tengo hambre. Hemos hecho una tortilla. ¡Carlos, hijo! ¿Dónde te metes? ¿No quieres ver lo que te traemos? Sí, ya voy, mamá. Mira. Viva el primero de mayo. Amnistía y libertad. Muera la dictadura fascista. Por la lucha obrera. Yo tiraría eso a la basura. No seas cobarde. -A tu hermana la trincaron por tener eso. Es injusto que metan en la cárcel por decir lo que piensas. -No siempre se puede decir. ¿Por qué? Porque está prohibido. -¿Quién lo prohíbe? -Franco. ¿Te parece poco? -¿Quién es para decirnos lo que podemos decir? -Es el que manda. -¿Y por qué es el que manda? -Yo lo sé. Por la gracias de Dios. Esto son cosas serias. Que no, mira. Lo pone aquí. Es verdad. -Que ponga lo que le dé la gana. Estoy harta de ese viejo chocho. -Yo mejor me voy. -Y yo. -¿Os da miedo que le llame viejo chocho? Mirad ahora. ¡Franco es un viejo chocho, Franco es un viejo chocho! Vale ya, Karina. ¿También tienes miedo? No, solo digo que tampoco es eso. ¿Qué es? Van a venir los grises como esta mañana. ¿Sabes por qué? ¿Por qué? Porque eran cuatro. Dame eso. ¿Qué vas a hacer con eso? Vamos a ser más de cuatro. ¿Estás despierto? Sí, Merche, no puedo dormir. Yo tampoco. No paro de pensar en esta mañana y en lo que ha dicho mi madre. ¿Qué ha dicho tu madre? Que vamos a volver al 36. ¿A que sí? Pues sí. No te preocupes. Han cambiado mucho las cosas. No sé qué decirte. Comunistas sigue habiendo a porrillo. ¿Lo has leído en "Le Monde"? No, lo oigo. Lo dice la gente. Que si comunistas, Comisiones por aquí, Carrillo por allá. No se habla de otra cosa. Ya. ¿Tú crees que Toni lo es? ¿El qué, comunista? Sí. No sé, pero seguramente sí. Aunque esté donde esté tu hijo,... ...no va a tener problemas. ¿Te parece poco problema ser comunista? Hay comunistas y comunistas. ¿Cómo? No son lo mismo. Están los comunistas de Rusia. Quieren dejarnos en calzoncillos. Y los comunistas de España son comunistas... ...contra Franco. Comunistas contra Franco. Y él es de los segundos. Seguramente. Me parece muy bien. Hay que empezar a definirse. ¿A definirse? Por si cambian las cosas, que te pillen bien colocado. ¿Y nosotros qué somos? Demócratas, Merche. Eso no te compromete a nada, ¿no? Lo justo. ¿Quién nos iba a decir que íbamos a ser demócratas? Quién nos iba a decir tantas cosas. Hemos tenido hijos, nos han hecho abuelos y somos demócratas. Estás muy bien para ser un yayo. A mí no me llames yayo. ¿Te llamo la yaya universitaria? Mi mujer la universitaria. Eso está por ver. El examen es el mes que viene y no he estudiado nada. Qué te importa. Tienes una cabeza que vale por dos. ¿Adónde vas? A dar una vuelta, a ver si veo a Desiderio. Quiere contarme no sé qué cosa. ¿Sabes qué es? No, como es tan misterioso, será una cosa de las suyas. ¿Tienes algo suelto? Estoy sin blanca. Coge de la cómoda. ¿Lo cojo yo? Sí, cógelo tú. Solo tienes billetes de mil. Te devuelvo el cambio. Cógelo. Te lo devuelvo, ¿eh? Que sí. Adiós, milano. ¿Qué vas a hacer? Copias del panfleto. ¿Estás loca? ¿Para qué? Para repartirlos en el instituto. Necesitamos ser más de cuatro. Que se oiga nuestra voz. Karina, no fastidies. Yo te oigo perfectamente. Ya sé que me oyes, no seas tonto. Debemos ser muchos los que pensemos igual. Venga, dicta. Trae, ya lo copio yo. Viva... ...el... Primero... ...de mayo. Si quieres, no lo ponemos. Mañana es 2. Pues sí. Así no copiamos tanto. Lo más importante es amnistía y libertad... Puerta -Buenas. Me ha dejado entrar tu madre. Pasa, pesado. ¿Qué estáis haciendo? Amnistía y libertad. Cierra exclamación. A ver. Despacito. ¡Menudo moratón te has hecho! Me han hecho. Han sido esos cafres que pegaban con las porras. Afortunadamente, se ha quedado en un susto. Eso es fácil decirlo. Como no te han dado a ti... ¿Pili y Valentina han cobrado? Sí, han cobrado. Nos hemos quedado sin blanca. Pero han cobrado. Eso está muy frío y me quema mucho. Te voy a poner paños mojados. A ver si el mes que viene nos va mejor. Eso dijimos el mes pasado y ya ves. ¿Y qué quieres que haga? Las cosas están por las nubes. Tengo que subir los precios. Es que vendemos muy caro. Sí, pero no lo puedo bajar. No tengo margen de ganancia. Algo habrá que hacer. Así no podemos seguir. Algo habrá que hacer. ¿Qué? ¿Antonio qué dice? Que me deshaga de la tienda. Como si fuera tan fácil. ¿Quién se queda con la tienda? 200 000 ahora y te firmo tres letras a 30, 60 y 90 días. ¿Y tú crees que eso es negocio? He hecho un sondeo de mercado. La gente compra barato. La calidad no les importa. Lo sé por mi tienda. Ya. ¿Y qué vas a vender? Lo típico de unos decomisos. ¿Nunca has estado en unos? Muchas veces y hace mucho tiempo. La primera vez fue en el 49. Había uno en Ventas que vendía hasta condones. Yo no me quiero meter en follones. Todo se andará. Voy a vender lo típico. Pequeños electrodomésticos, cámaras de fotos, ventiladores. Tengo hasta el nombre. Canarias en Madrid. ¿Qué te parece? Me parece bien. Pero ¿crees que vas a poder con las dos tiendas? Sí, porque están las dos juntas. Si tuviera una aquí y otra en Alpedrete, no. No voy a estar de la ceca a la Meca. Me parece muy bien. Di algo, que te quedas traspuesto mirando a las musarañas. Estaba pensando en Merche. Ella tiene parte en la tienda. ¿No eres el dueño legal? Según la ley, sí. Pues hablo contigo. Y tú habla con ella. ¿Y cuánto me das? 300 000, no puedo darte más. ¿300 000 pesetas? 300 000 pesetas. Te compro la parcela. Déjame que lo vaya pensando. Te invito a una caña y me cuentas. Vale. La liberación de Saigón era inevitable. Nadie confiaba en un régimen patrocinado por EE. UU... ...con un largo costo en dólares y en sangre. Vietnam ha escrito una de las páginas más gloriosas... ...con una indiscutible victoria. -Y aquí seguimos con los bailes regionales. -¡Qué ganas de irme de este país! -No te quejes. Habrá un homenaje a la mujer trabajadora. -Se lo pienso agradecer al patas cortas. -¿Te ha dicho algo Gallardo de lo del Sáhara? -Algo. -¿Y bien? -Que si siguen así las cosas, me mandará allí. -Me lo imaginaba. -Podría hablar con Gallardo para que fueras tú. -Ya veremos. -Diario "Pueblo". Sí, un momento. Juana. -¿Quién es? -No me ha dicho. -¿Sí? ¿Qué quieres? No. -Oye, Toni. ¿Has visto esta? -No. -Extraño ritual de amor entre una india y un blanco. ¿Qué te parece? -Más de lo mismo. Puedes llevar a mi padre. -Todos los sábados ponen una. Voy a darle esto a Gallardo. Cuando puedas, enséñale la foto. -¿Quieres decirme algo más? Hasta luego. -¿Pasa algo? -No, nada, ¿por qué? -No, por nada. ¿Vamos al cine esta noche? -Prefiero quedarme en casa. Estoy un poco cansada. -Descansa, ya iremos otro día. -Gracias. Amnistía y libertad. Muera la dictadura fascista. "Como pórtico de la celebración, 40 señoritas en motocicleta... ...y ataviadas con el traje de trial... ...realizaron evoluciones sobre la pista del estadio". Que me digan que no hay dos hermanos iguales. Se han puesto de acuerdo para hacer bobadas. Bastantes disgustos nos hemos llevado con Toni e Inés. Carlitos es muy chico para esas cosas. No, aunque parezca Crispín, ya tiene casi 15 años. Se lo ha visto hacer a su hermano. Ahí está. ¿Hablas tú o hablo yo? No, habla tú. Te hará más caso. Decís que no os hacemos falta. Perdón, me he entretenido en casa de Josete. ¿Qué? ¿Qué de qué? Que me estáis mirando como si hubiese matado a alguien. Las vas a matar de un disgusto. ¿Qué es lo que he hecho? ¡Como si no lo supieras! ¿Te parece normal a tu edad meterte en estas cosas? Puedes tener problemas. Nos puedes meter a todos. Tu hermana se ha ido por algo así. ¡Y este mocoso guarda propaganda comunista en la cama! No es comunista. No me digas qué es comunista. ¿Hablo yo o no? ¡Pues habla! ¡Pues eso! A tu cuarto. No he hecho nada. ¡A tu cuarto! Es el abuso del poder. Sois unos reaccionarios. ¡Como te metas en cosas de política, te quedas sin paga un mes! Trae. Espera. ¿Te interesa? Que no, Herminia. ¿Qué miras? Nada. Trae que lo rompa. Amnistía, libertad. ¡Ay, Señor! "Terminada la exhibición, sonó el himno sindical". "Y se dispararon fuegos artificiales". Van a dar palos hasta que se muera. -Y después. -¿Por qué dices eso? -La gente cree que muerto el perro, se acaba la rabia. Perros hay a patadas y no se van a ir fácilmente. Por cierto. -¿Qué? -No quiero parecer cotilla. ¿Tú y Juana? -¿Qué? -Que no os lleváis tan mal como antes. -Nos estamos conociendo y es una tía estupenda. -Una compañera cojonuda. -Sí, ¿qué pasa? -No me jodas. ¿Estáis liados o qué? -Quiero que entres. -Toni, Toni. -¿Qué? -Que si estáis liados. -¡Que no! -Vale, perdona. -Arranca, que está en verde. -Ya va. Muchas gracias. ¡Aaa! -Pili, calla, por Dios, que soy Miguel. Miguel. -¡Ay, Miguel! ¡Qué susto! ¿Qué hacías ahí escondido? -Escondido no. Te estaba esperando. -¿A oscuras? -Sí, a oscuras. -¿Por qué no subes? -Porque no quiero. Quiero hablar contigo. -¡Aaa! -¡Calla! ¡Pili! Una cosa. -¿Qué? -Dime la verdad. -¿De qué? -¿Hay alguien más? -¿Dónde? -¡No te hagas la tonta! -No me hago la tonta, no entiendo lo que me dices. -¿Es que no has hablado de lo nuestro con Paqui? -¿Lo nuestro, tuyo y mío? -¡Qué tuyo y mío! Lo mío y Paqui. -¡Ah! Lo de Paqui. Pues no. -Pili. Esto no puede seguir así. Yo no aguanto más. No os dais cuenta de lo que pasa. ¡Pero yo soy un hombre que sufre y mucho! -¿Miguel? ¿Eres tú? -No le digas que me has visto. -Gracias. -Esta conversación no se ha acabado. -¡Miguel, dichosos los ojos! -Hola y adiós. ¿Qué quieres? -Dice Tinín que te has rajado. -Yo no me he rajado. Lo que pasa es que Paquita y yo hemos decidido... ...que quizá no es el momento para hacer una inversión de ese tipo. -¿Los dos? -Sí, ¿qué pasa? ¿Te ha dicho algo Tinín? -No, a mí no. -Nada. -Nada. -Pues eso. -Pues eso. Oye, Miguel, otra cosa. Ahora que no vas a invertir,... ...¿sabes qué vas a hacer con ese dinero? -Pues la verdad es que no. -¿Hablamos un ratito? ¡Joder! ¿Los habéis traído? ¿Qué vas a decir? Alumnos, abajo el fascismo. Muy bien. ¿Traéis los pasamontañas? ¿No tenías otro? -Lo ha hecho mi madre. -Lo importante es que no se le vea la cara. A las 11, en el patio. No os rajéis. Que no nos vean juntos. ¿Podemos decir otra cosa? ¿Qué quieres que digamos? No sé. Gibraltar español. Que no se cabree todo el mundo. ¿Y hacerle el juego al régimen? Pues no. Como se entere Desi... Mira, Paulino. Mírala. Mírala. ¡Pero si es la misma! No he pegado ojo porque para mí que es la misma. La misma mordida. La misma mordida. ¿Cómo ha pasado? ¿Cómo va a pasar? ¿Cómo va a pasar? ¡Curro! Claro, ¿quién si no? ¿Cómo va a hacernos esta putada? Pues la hace porque es de Comisiones Obreras. Tranquilo. De momento, no ha pasado nada. De milagro. La policía se habrá tomado vacaciones. Si no, no me explico cómo no estamos en la comisaría. Mira lo que te digo. Ahí lo tienes. Parece que no ha roto un plato. ¡Me cago en la Minerva, me cago en Curro! Nos pueden caer 20 años por tirar propaganda ilegal. Ya lo sé, Paulino. Dile que venga. Tendrá alguna idea para salir de esto. Curro, queremos hablar contigo. -¿Tiene que ser ahora? Vamos para allá. Tú te quedas. Josete, Josete. Silba ¡Alumnos del Valle...! Risas ¿Se puede saber qué es esta farsa? Buscando un bocadillo, ¿no? ¡No quiero volver a verle hacer más tonterías! ¡Fuera de mi vista! Risas ¿Y del jersey de punto blanco? ¿Y de la 48? Cinco. ¿Y de la 56? -Ninguna. ¿Ninguna? Se llevó la última la mujer de Ramón. Pedimos más. -¿Para qué? ¿Cómo que para qué? Algo tendremos que vender. -¡Ja! ¿Te pasa algo, Pili? ¿A mí? Nada. Bueno, nada no. ¡Qué narices! Nos vamos a ir a la calle igual. ¿Quién se va a ir a la calle? -Nosotras. Un momento, que me explique alguna de las dos qué está pasando aquí. Díselo tú, Pili. -Al fin y al cabo, soy su inquilina. -Se lo digo yo. No tengo miedo a los patronos. ¿Qué? ¿Qué? -Sí, Paulino, es la misma letra. Eso no lo puedo negar. ¿Y entonces? Te juro por lo más sagrado que no he tenido nada que ver. Tú solo crees en Carlos Marx. Que no he sido. Créeme, que no he sido. Pues ya me dirás quién ha sido. Se ha hecho aquí. Esto lo puede hacer cualquiera de esos. Y también lo puedes hacer tú. Vamos a ver. ¿Me crees tan idiota de tirar panfletos en mi empresa? La policía sumaría dos más dos. Me buscaría la ruina. Nos buscarías la ruina a todos. ¡Me cago en todo lo que he estudiado! Hay que deshacerse de la máquina. -¿Cómo? A nada que investigue la policía, en dos días nos trincan. No nos precipitemos. Igual la policía no se ha dado cuenta. Y si Curro no vuelve a usarla... -Yo no he sido. -Vale 20 000 duros. ¿De dónde sacamos el dinero? ¡Y yo qué sé! Diremos que no tenemos nada que ver. -Sí, que son muy comprensivos. ¿No decías que nos iban a caer 20 años por propaganda ilegal? ¿Tú cómo lo ves, Trosky? No me llames así. ¿Qué hacemos? Esa máquina quema. -Con lo bien que nos iba. Pus a tomar por saco. Pues eso. ¿De dónde habéis sacado que quiero vender? Se dice en el bar. -Van a poner una hamburguesería. -Con el tiempo que llvamos contigo, nos podías haber avisado. Que nadie me quiere comprar la tienda. Acabo de llegar. -Se hace la tonta. Un respeto, Valentina. Nadie me lo ha dicho. -Desi no ha hablado contigo. ¿Desi quiere comprarla? Claro. Lo habló con Antonio. Ahora vengo. No me creo nada. -No me echa así como así. ¿Tú has dicho que quieres comprar mi tienda? -No, yo no. No te vayas, ven. -La llevo a magistratura. -Y yo. -¿Que yo te he dicho que te compro la tienda? -¿Para la hamburguesería esa pedirán inglés? ¿Por qué no me has dicho nada? Porque se me ha olvidado, Merche. No es una cosa para olvidar. Que ya lo sé, Merche. Ayer me hablaste del panfleto. ¿El del niño? Sí. Lo siento, se me olvidó. Muy bonito. Estate quieto y hablemos de la tienda. Si hablo y como a la vez, me pongo nervioso. Tú me dirás cuándo. Entonces. ¿Vais a vender? ¿Quién te ha dicho nada? Josete. Desi va a montar un negocio de calculadoras, radios. ¿No era una hamburguesería? No, es una tienda de decomisos que va a montar Desi. Una tienda de decomisos. ¿Para qué quiere montar una tienda de decomisos? Como si quiere montar un tiovivo. ¿Por qué soy la última en enterarme? Está en venta si tú quieres. Pues eso quería oír. ¿Cuánto te da por ella? ¿Quieres vender o no? Solo quiero saber cuánto nos da. Me parce que me dijo... ...300 000. ¡Qué pastón! Tú come y calla. Me parece muy poco. Y a mí. ¿Cuánto te ofrecía el banco? Casi 500. Eso era el año pasado y un banco. Este año se nos aproxima una crisis. Lo suyo es vender. Además, es amigo. ¡Qué bonito! Pinsa antes en su amigo que en su mujer. No va por ahí. ¿Vendemos tanto que nos sale el dinero por las orejas? Solo hemos vendido para pagar a esas dos. En tres meses, Desiderio nos paga la deuda. Y nos sobra para la parcelita. Ya salió, la parcelita. O el apartamento en la playa o la lavadora. Lo que tú quieras. ¿Y yo qué hago, me quedo en casa? A vivir como una reina, que para eso gano dinero yo. Vas a la universidad. Si vendéis por ese pastón, me daréis algo. ¡Una torta te van a dar a ti! ¿Qué he dicho de malo? Tiene narices. Que vivas como una reina, que no te preocupes. Al final, parece uno idiota. Luego. Hola. ¿Me pones un cortado? -Hola, Toni. -Pónmelo en vaso, que me subo. -¿Tienes prisa? -Sí, Gallardo quiere que acabe el artículo. -¿Y qué harás después? -Me iré a casa. -¿Por qué no te vienes mejor a la mía? -No, estoy cansado. -No sé si te invitan muchas chicas a su casa. Podrías ser más amable. -Lo siento. No me apetece esta noche. -¿Y otro día o hay que pedir cita? -No te pongas sarcástica. -¡Es que no te entiendo! El otro día parecías estar tan a gusto. Y hoy me huyes. -Te lo estoy explicando. Tengo trabajo y estoy cansado. Además, no somos pareja. -No. -Pues eso. Nos acostamos juntos y va bien. Pero eres libre y yo también. Somos libres. -¿Has conocido a otra? -¿Y tú? -¿Podemsos hablar en otro sitio? -No, tengo trabajo. -Si no quieres venir a mi casa, podemos quedar en un bar. -¿A qué hora? -A las 21.30. ¿Te viene bien? -A las 21.30. ¡Me cago en la leche, qué susto me has dado! La próxima vez me pondré un cencerro como las vacas. ¿Habéis hablado? Sí, pero se lo está pensando. ¿Cómo que se lo está pnsando? Pues eso. Le parece justo lo del dinero. Me lo imaginaba. ¿Habéis hablado con alguien más? ¿Alguien más? ¿Tenéis otras ofertas? ¡Ah! ¿Y si es así, qué? Si es así, haciendo un gran esfuerzo,... ...podría llegar a 350 000. No fastidies, Desiderio. ¿Cómo vas a hacer eso? Al imbécil de Antonio se lo puedes comprar por dos. No se puede regalar el dinero. Eres un bocazas y tienes mucha labia. ¿Vais a vender o no? Se lo está pensando. ¿Para que sí o para que no? No se piensa de ninguna manera. Se piensa. Pareces Séneca, tanto pensar. ¡Alumnos del Valle Inclán! -¡Qué graciosos! -¿Dónde te has dejado esa gorrita tan mona? -No os hago caso en nada. -Quiero hablar con vosotros. Venid conmigo. ¿Vosotros dónde estáis? -En el instituto. -¿Sois idiotas o qué? Que si militáis en algún partido. No, luchamos por libre. Eso es pequeño burgués. Lo de pequeño lo dice por ti. La guerra rvolucionaria es la de las masas. Solo puede llvarse a cabo movilizando a las masas. -¡Qué bonito. -Mao. Soy de la Joven Guardia Roja. Encantado. No, no. Cuanto menos sepa, mejor. Por si me interrogan. Bueno. Podéis llamarme Azucena. -Hola, Azucena. -Si pretendéis algo, andaos con ojo. Podéis comprometer a mucha gente. Lo siento, no lo sabíamos. Otro día qudamos y os hablo del pensamiento de Mao Tse Tung. -Me encantaría. -Salud, camaradas. ¿Habéis visto qué chica? -Sí. -Josete, por favor. Desde luego. Es verdad, me he fijado. Claxon Parecéis los Intocables. ¿Adónde vais sin coche? -¿Quieres que te demos una vueltecita? -¿Qué pasa, es tuyo? -No, no, nuestro. Hemos formado empresa. -Así que sois taxistas. ¿Y el bar? -El bar ya no me interesa. El futuro está en el transporte. -Te espero dos meses y me traicionas con este. -A ver qué entiendes por traicionar. Es una relación profesional. -Si por mí fuera... -Escucha, me da igual que venga tu hermano. ¡El dinero de la señal no te lo devuelvo! ¡No te lo devuelvo! -¿Te gusta? -¿Te lo has gastado todo en el taxi? -En l taxi y en la licencia. Voy a pachas con Ramón. -¿Cómo has hecho eso? -Es muy buen negocio. Turnándonos y contratando a un tercero,... ...podemos savarle un cien por cien. Y las reparaciones, gratis. -De algo tendré que vivir. No quieres el bar. -Yo pensaba que en un futuro... -¿Qué? -Nada, Migul, has hecho bien. Buno, yo me voy. Estoy rendida. Que sea enhorabuena. -Gracias. -Es bonito. ¿Esto va con gas? -Al precio que está el gasoil... -¿Zutano, mengano? -Butano. -Esto no es gasógeno. -¡Qué va! Son de los años 40. -Mi tío tenía uno que parecía Paquita friendo croquetas. ¡Qué humareda! Vamos a tomar algo. -Te juro que no la entiendo. -Las mujeres es lo que tienen. Los primeros 25 años cuesta. Luego va como la seda. (RADIO) "Mañana entra en vigor... ...la ley de la mayoría de edad de la mujer casada". "Equipara en derechos y obligaciones con los hombres a las mujeres". "Podrán, entre otras cosas, abrir cuentas bancarias". "Disponer de pasaporte..." A la hora de la verdad, quien manda en casa es el marido. No le veo nada de malo. Yo sí. Somos un matrimonio para algo. Antonio dice "lo que tú quieras". Sí, eso es verdad. Pero en el fondo, quiere comprar la parcelita. Teniendo lo del pueblo. Además, eso. Pero será para los dos. Sí, para toda la familia. ¿Y yo con qué me quedo? Después de trabajar estos años, me voy a quedar igual que antes. Pidiéndole el dinero. Como toda la vida. No quiero, a mí m gusta ganar mi dinero. Esta tienda nos ha sacado de apuros. Como cuando se quedó en la calle. Eso sí. Y no sigo. Pro hoy por hoy, la verdad es que Meyni no va bien. Tendrías más tiempio para ir a la universidad. ¡Como si fuera un capricho! Parece que voy a pasar la tarde. No he dicho eso. No has dicho eso. Todos pensáis lo mismo. ¿Se puede? Pasa, Pili. A lo mejor llego en mal momento. No, mujer. ¿Querías algo? Pues sí. Quería saber si has tomado una decisión sobre la tienda. No, todavía no. Pero vosotras seréis las primeras en saberlo. Ya. ¿Algo más? Pues sí. Quería decirte... ...que si no has vendido todavía, yo tengo una propuesta. ¿Una peluquería? "¿Hablas en serio?" Pues claro. ¿Por qué te pones así? Estábamos hablando de vender... ...y ahora quieres montar una peluquería. Yo no te digo eso, la que quiere montar la peluquería es Pili. Socia tuya. Y parecía tonta. Cuando vaya mal, apechugarás tú. ¿Me dejas contarte lo que quiere la chica? Que os van a llover las clientas. Y los clientes. ¿Clientes? Que quiere atender a señores. "Es una peluquería unisex". ¡Me cago en todo lo que se menea! ¿Qué pasa? Que mi mujer quiere montar una unisex. ¡No fastidies! ¿Me estás escuchando? Sí. Desde que Nieves cerró la peluquería,... ...no hay peluquerías y sí que hay clientas. Además, podemos hacer la manicura, la pedicura. Depilación. ¿Y quién quita los pelos? No te veo haciéndole la cera a Josefina. Tendríamos que contratar a gente. Pero Pili puede arreglárselas. ¡Qué ganas de complicarte la vida! Con lo bien que ibas a vivir con el dinero de Desiderio. Le he sacado 50 000 pesetas más. Que no es por el dinero, que es por otra cosa. Pues alguien tendrá que pagar la reforma. Ese dinero lo pone Pili. ¿Y de dónde saca el dinero, de la esquina del Gijón? Sus padres. Que están de acuerdo. ¡Ah, están de acuerdo! -Tejada. Tengo aquí una cosa que solucionar. ¿Vas a tardar? Tengo un problema con la Minerva. Quiero arreglarlo para mañana. ¿Otra vez? ¿No lo podéis hacer en otro momento? No, no puede esperar. "Pues no tardes". Hasta luego. "Adiós". -Voy a por la furgoneta. Andando. ¡Bueno, bueno! ¡Cuánto tiempo sin vernos! Desde Portugal, ¿verdad? -Pues sí. Estoy esperando a alguien. -Menos humos, que ya no estamos en Lisboa. Aquel día me faltó un pelo para que me pusieran en calzoncuillos. -Usted sabrá por qué. -¿Sí? ¡Oye, José! Un coñac. -Ahora mismo, señor. -Alcántara, aquí no va a pasar lo mismo que en Portugal. -¿Po qué está tan seguro? -Porque a los españoles les gusta que les lleven de la correa. -Estoy esperando a alguien. -Podemos charlar como dos viejos amigos. Alcántara, tú tienes una idea equivocada de mí y de mi profsión. Policías va a haber siempre. Aquí y en Sebastopol. Alguin debe hacerse cargo del orden público. -No serán como ustedes. -¿No? ¿Quién nos sustituirá, la Guardia Roja? -Gente decente. -Ten cuidado con lo que dices. Si en este país hay decencia, es gracias a gente como nosotros. Y lo vamos a seguir haciendo. Ahí está mi amigo. -Me marcho, se me ha hecho un poco tarde. -¿No te tomas la última? Mi amigo es muy divertido. Cuenta unas historias de detenidos que son para troncharse. -Invito. -Llego tarde. -Estaba charlando con mi amigo Alcántara. Ahora que caigo, igual os conocíais. -El caso es que tu cara me suena. -A mí la suya no, lo siento. ¡Taxi! -¡Toni! ¡Toni! -A la Plaza Mayor. -¡Toni! Y ahora me sale con un taxi. ¿Con qué dinero compamos el restaurante? ¿No eras tú la que no querías comprar? No quería comprarlo ahora, tía. Que nos diéramos un tiempo. Y se compra la licencia. No sabe lo que quiere. Madre. Primero, las viñas. Luego, el restaurante y ahora, el taxi. Lo ha hecho para fastidiarme. ¿Tú qué quieres? ¿Yo? Lo que quiero es no equivocarme. Un hombre es para toda la vida. Timbre Tres novios llevo. El primero te salió como te salió. ¿Y ahora qué hago? Me odia todo el mundo. Me odia Tinín, me odia Miguel. Toma, de parte de Miguel. Cógelas, que no muerden. Venían con esto. ¿Con una nota? ¿Qué dice? Nada, que me quiere. ¿Qué va a decir? Y que ha bajado la bandera. No la sube hasta que le diga que le quiero. ¡Qué poético! ¿Verdad que sí? Miguel es muy sensible, siempre lo he dicho. Está esperando. ¿Qué hago? Pues bajar. ¿No lo estás deseando? Gracias. ¡Corre, hija! ¡Vaya dos patas para un banco! A lo mejor le casca. ¿Y tú qué? ¿Qué de qué? ¿Qué has pensado con lo de la tienda? ¿Qué voy a pensar? Lo tengo decidido, pero no sé cómo se lo tomará Antonio. Ahí va. Le da. Le da. Siempre están igual. Como estés detrás de todo esto, no te lo perdono en la vida. ¡Me voy a casa y te ayuda el maestro armero! -No discutáis. ¿Dónde la llevamos? La enterramos en un descampado. -Antonio, ¿tú sabes el agujero que hay que hacer para meter esto? Me cago en la leche, está ahí la Guardia Civil. ¿Qué hacen ahí parados? -¿Qué hacemos? Que se nos ha estropeado la Minerva y vamos a arreglarla. No le vo mucho misterio. ¿Estamos? Si te miran, ls saludas. ¿Y si le prendemos fuego? ¿Cómo vamos a prenderle fuego? ¿Quieres que vean el humo? La tiramos al río. Sí, por el Puente de Segovia. ¡Qué chulo! -Tirad ya, Antonio. ¿Adónde voy? Lo de enterrar no es mala idea. No es mala idea. -Voy a por una pala. -Que no hace falta pala. ¡Antonio, que cierro! "Disponer de sus bienes... ...con plena capacidad". "Defender en juicio". "Podrá comparecer en juicio... ...sin ser representada por el marido". "Podrá ser albacea". "Todos los actos de la vida que hoy no puede hacer". Despierta, madre. Hija. Ya es muy tarde. Me he quedado frita. ¿Me preguntas? ¿Yo? Mira. Anda, déjame dormir. No entiendo eso. la cantidad de dicho elemento expresada en gramos. "Han sido detendidas en las inmediaciones del cementerio... ...nueve personas que se dirigían al mausoleo de Pablo Iglsias". ¿Qué daño hacía esta gente a nadie? -¿A quién se le ocurre? -Aquí, Antonio. ¿Lo dejo aquí mismo? -¿Aquí vienes los domingos de pícnic? Bastante hace por nosotros. Por algo lo hará. Por algo lo hará. -¡Abra, soy yo, su sobrino! Un momento. ¿Este hombre es de confianza? ¿De confianza? Ha estado en el maquis. Ah, bueno, si ha estado en el maquis. -Son todos rojos. ¿Qué te impota? Rojos y cementerio... -¡Tío! -¿Quién va? -¡Su sobrino Curro! ¡El de la Fabiana! -Curro. -¡Me cago en la leche! -¡Cuánto tiempo hacía que no te vía! ¿Qué haces aquí? -Vengo a pedirle un favor. Son de confianza. Señor Canito, soy Antonio Alcántara. -Buenas noches. -Buenas noches. Bueno, pues tú dirás. -Estamos metidos en un buen lío. Se oye el grifo ¿De dónde vienes? De un entierro. ¿Quién se ha muerto? La Minerva. Para que no cree problemas. Te lo cuento mañana. ¡Cómo te has puesto! ¿Y tú qué? ¿Qué de qué? ¿Te has decidido por el unisex? Pues sí. Dios santo bendito. Vamos a ver. ¿Cuánto le debíamos a Nieves? No llega a 50 000. Dame la camisa. Tengo el reloj. Si mis cálculos no fallan,... ...te quedan 300 000 para comprar un apartamento o un coche. Como una señora, Merche. Dame la camisa. Como una señora. Dame la camisa. Toma. No quiero un coche para nada. Pues debes ser la única de España. Todos se ponen contentos cuando sale el coche en el "Un, dos, tres". No digas tonterías. Vamos a ver, ¿tú qué quieres hacer? ¿Yo? Quiero trabajar. ¡Cómo te has puesto los zapatos! ¿Para qué? Si ya trabajo yo. Por lo mismo que tú. Para trabajar por los dos. No te entiendo. Llvo muchos años tenindo mi negocio. No quiero dedicarme a mis labores. Los pantalones. ¿Tú no querías ir a la universidad? Pues claro, a estudiar. No a pasear. No quiero que nadie me engañe. Como Bárbara. ¿Y qué hacemos? Yo quiero tener mi negocio. Bastante hago con renunciar a Meyni. No me hagas que me quede sin nada. ¿Cómo voy a hacer yo eso? Si a mí me da igual. Eso sí, avísame con tiempo para ir al notario. Pues... No hace falta. ¿Cómo que no? Que con la nueva ley,... ...las mujeres podemos firmar sin autorización del marido. ¿Quién lo ha dicho? La televisión. ¿Lo ha dicho la televisión? ¡Pues vaya bobada! El negocio es de los dos. Pues claro. Como la imprenta. ¿Qué está pasando en España? Alumnos del Valle Inclán. Encima con cachondeo. -¿Qué querías? -Habéis tirado los panfletos, ¿verdad? -Yo los tengo en la cartera. Y yo. -¿Qué hacen ahí? ¿No han oído la campana? ¡Vamos, vamos! Señor inspector. Es intolerable. Pensar que en mi instituto... -Por los pelos. Meyni. Buenos días. Hola, Valentina. ¿Abro? Abra. -Buenos días, Mercedes. Valentina. -Buenos días. Pili. Sí. Que sí, que adelante con la peluquería. ¿De verdad? Somos socias. ¡Ay! Mercedes, mi propio negocio. ¡Muchas gracias, qué feliz soy! -¿Nos ha tocado la lotería? Vamos a montar una peluquería. -Unisex. -¿Y mi curso de inglés? Por menos de 30 000 duros, no encontramos nada. Habrá que pedir un crédito. Ya lo devolveremos. Eso, alegría. No hemos empezado a pagar uno y ya estamos pidiendo otro. Adelante. -¿Tenéis un minuto? ¿Qué pasa? Echa un vistazo a esto. Abajo la represión. No quiero ver esto por aquí. Que te fijes en la A. ¡Me cago en lo que he estudiado! La misma mordida. ¿Era yo el que tiraba panfletos? Esto lo tiraron ayer. -¿Qué hemos hecho? Cállate la boca, Paulino. No era la nuestra. ¡Que te calles la boca! Por lo tanto, dos figuras son simétricas... ...respecto a una recta o eje de simetría... ...cuando a los planos limitados por el eje... ...le damos un giro de 180 grados para que ambas coincidan. ¡A ver, Estrada! ¡No hay nada en el patio que le interese! -¡Se llevan a uno de sexto! -¡A sus pupitres! ¡A sus pupitres! ¡Es Azucena! ¡A sus pupitres! ¡Azucena, Azucena! No les interesa nada. Timbre ¡A sus pupitres! ¡Que nadie salga! ¡Josete! ¿Me han oído? ¡No salgan de la clase! ¡Que todo el mundo vuelva! ¡No salgan de clase! ¡No salgan, vuelvan a clase! ¿Me escuchan? No les interesa nada. Vuelvan a sus clases. ¡Vuelvan a sus clases! -¡El pueblo, unido, jamás será vencido! -¡Azucena! "En una España en la que el miedo, la represión y las injusticias... ...todavía se dejaban ver,... ...cada vez eran más los que alzaban la voz". "Aquella primavera de 1975... ...se hicieron oír voces que no querían ser calladas". "Pedían libertad para que las cosas cambiasen". "No sé qué sintieron los demás". "Ni lo que dirían mis padres". "Pero hoy todavía recuerdo... ...que sabía que lo que hacíamos tenía sentido". "Tuve la sensación de que era la primera vez... ...que gritaba con todas mis fuerzas". ¡A sus clases! Y en un clamor... ...mil voces de combate se alzarán. Dirán canción de libertad. Con decisión, la patria vencerá. Y ahora, el pueblo... ...que se alza en la lucha... ...con voz de gigante. Gritando adelante. El pueblo unido... ...jamás será vencido. El pueblo unido... ...jamás será vencido. El pueblo unido... ...jamás será vencido. El pueblo unido... ...jamás será vencido. El pueblo unido jamás será vencido. El pueblo unido... ...jamás será vencido.

Cuéntame cómo pasó - T9 - Últimas tardes con Minerva - Capítulo 141

20 sep 2007

Complejo y conflictivo, 1975 es uno de los años más importantes de la historia de España, de Cuéntame cómo pasó y de la familia Alcántara. La novena temporada de la serie nos acerca a unos meses de incertidumbre, cargados de miedos y de esperanzas, que conviven con la actuación de un gobierno franquista que se marchita dejando una significada impronta. Y es que, mientras el régimen se empeñaba en transmitir tranquilidad, las penas de muerte, la situación en el Sáhara, la concentración en la Plaza de Oriente o la delicada salud del dictador, no dejaban indiferentes a nadie. La mirada internacional recaía sobre España y los españoles no le quitaban ojo a Franco.

El primero de mayo de 1975 la familia Alcántara descubre una España con síntomas de cambio. Recién llegados de París, Antonio y Mercedes se encuentran con un panorama que anuncia un futuro cargado de nuevos retos y proyecciones. En un ambiente de reivindicaciones sociales, el Día Internacional del Trabajador marcará este devenir de los Alcántara, siempre acompañado de saltos y trompicones. Uno de los tropezones más grande será el de Antonio, que por culpa de unos panfletos se ve obligado a tomar una drástica y dolorosa decisión en la imprenta. Mientras para Carlitos, esos mismos panfletos hacen que, casi sin querer, se acerque a la Joven Guardia Roja.

Ajena a todo, Mercedes busca su propio camino como mujer y como empresaria. Respaldada por la nueva 'ley de la mayoría de edad de la mujer casada', Mercedes se enfrenta a la crítica situación de su querida, pero poco rentable Meyni. Con la ayuda de Pili y el apoyo incondicional de su madre, Mercedes dará un paso definitivo que le trasladará a los que fueron sus orígenes empresariales en el barrio de San Genaro. 

ver más sobre "Cuéntame cómo pasó - T9 - Últimas tardes con Minerva - Capítulo 141" ver menos sobre "Cuéntame cómo pasó - T9 - Últimas tardes con Minerva - Capítulo 141"

Los últimos 1.657 programas de Cuéntame cómo pasó

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos