www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
880662
No recomendado para menores de 7 años
Transcripción completa

Cuéntame,...

...tú que has vivido...

...el despertar...

...de un tiempo que nos cambió.

Volverás...

...a ser un niño...

...al recordar...

...las largas tardes de sol.

Háblame de lo que has encontrado...

...en tu largo caminar.

Cuéntame cómo te ha ido,...

...si has conocido la felicidad.

Cuéntame cómo te ha ido,...

...si has conocido la felicidad.

Sentirás...

...el dulce abrazo...

...de aquellos padres...

...que dieron todo por ti.

El sabor...

...del primer beso,...

...todos los sueños...

...que tú querías cumplir.

¡He visto un coche volando! ¡Y yo!

¿Qué ha pasado?

Pero ¡cómo coño un...! ¡Que sí!

¡Que sí, que sí, ahí!

Todos tosen

¡Me huele raro, eh!

Huele a gas, salgamos de aquí. Quita.

¡Vamos, hijo, vamos!

¡Sal, Carlos, sal! ¡Carlos, sal, venid aquí, venid!

(NARRA) "Eran las 9.30 de la mañana de aquel jueves 20 de diciembre".

"Y allí estábamos,...

...conscientes de que habíamos salvado la vida por poco".

"Tardamos en enterarnos que acabamos de ser testigos de un atentado".

"El que acabó con la vida de Carrero Blanco, su escolta y su chófer".

Sopla y cierra la boca, cierra la boca y sopla.

¿Oyes mejor?

-¿Ha sido una bomba?

¡Vaya explosión, mira aquello! A ver si ha sido...

...una botella de butano. No creo, Merche.

Mira, está en la calle. ¡Callad, huele a gas y ya!

Sí, huele.

Vámonos a casa. Espérate.

No, a ver si pasa otra vez, perdone.

¿Qué ha pasado? -¿No ha visto subir un coche?

Sí, yo también. ¿Lo veis?

Ha volado. Estoy vivo de milagro.

Te he dicho que nos vamos. -¡Me voy, me voy!

¿Adónde vas, Miguel? A ver si ha pasado algo.

Vamos a casa. Miguel.

¿Dónde va mi hermano? -¡Vamos, circulando!

Que sí, que ya voy. ¡Miguel, Miguel!

Está loco, va para el follón. ¿No le he dicho que se mueva?

Que sí. Métase usted con los del gas y déjeme en paz.

Eugenio, ya está el desayuno.

Buenos días.

Te he dejado el desayuno en la cocina.

Me voy a la tienda.

-Oye.

-¿Qué?

-Que no vamos a ir a Barcelona.

Pasamos las Navidades con tu familia. -¿De verdad?

¿Y tu madre?

-Le digo que ya iremos.

¿Qué te parece? -Me parece muy bien.

Muchas gracias.

Gracias, amor.

-¡Inés!, ¿te vienes o no?

-Sí, voy, un segundo.

Me voy.

¡Madre mía!

De aquí no salimos en la vida. Está esto de bote en bote.

A ver, callaos.

En una emisora de policía hablan de la explosión de un coche

Míralo.

¡Dios santo!

Pero entonces, papá, teníamos razón.

Pues claro que sí, hijo.

¡Jo, y lo que volaba! Como un mirlo, hijo.

¡Ay!

Pero ¿quién está hablando? Será una emisora de la policía.

¿De la policía? Papá, vámonos ya.

¡No puedo! No presiones que me pongo nervioso.

Aparca y cogemos el autobús.

¡Me cago en la leche! Si el que llega tarde soy yo.

¿Cómo voy a aparcar si no puedo moverme?

¿No había huelga? No es eso.

Tengo que ir al Ministerio, ya te lo dije ayer.

Pero claro... Llama y di qué ha pasado.

Hablo y es como si lloviera.

Yo también llego tarde al colegio.

Pero ¡no me presionéis, que me pongo nervioso como tú!

El boquete debe ser enorme.

En Barcelona un edificio se vino abajo por el gas.

Esto no tiene nada que ver.

-Sal y fotografíalo todo. -¿Voy yo solo?

-¿Qué te he dicho? Venga. -Jefe.

Me voy a entrevistar al ministro.

Hablaré del juicio de Comisiones.

-No me fastidies, ¿le vas a hablar de Comisiones?

-¿Y para qué voy?

-Esto es un periódico de sindicatos y él lleva la organización sindical.

Teléfono

Vamos, venga, márchate ya. Dígame.

¿Cómo dice? Ah.

Muy bien, de acuerdo.

Alcántara, suspendida la entrevista con el ministro.

Vete a Claudio Coello a ver qué hay. -¿No voy a Las Salesas?

-Cago en la leche, Alcántara, ya estamos con la cantinela del juicio.

¡No me mires así y a Claudio Coello!

Acabo de oír que en Claudio Coello ha habido una explosión de gas.

-¡Jesús, María y José!, ¿de gas? -Sí.

Yo, por eso, en mi casa, todo eléctrico, imagínese...

...que está friendo un huevo y explota.

-A mí nunca me ha pasado nada.

-Hija, yo es que no me fío, ¡ay, Dios mío!

-Ha habido una explosión en Serrano de miedo.

-Eso decía yo. -Y hay muertos y todo.

Y encima en Navidades. -Al que le toca le toca.

-Qué horror, qué horror.

-Hola. -Hola.

-Buenos días. Perdona, Valentina, se me han pegado las sábanas.

¿Pasa algo? -Una explosión en Claudio Coello.

Y ha habido muertos. -¿Qué?

¿Allí no iban mis padres al médico? -No sé.

Creo que sí.

Pipirigaña, mata la araña.

Un cochinito muy peladito, ¿quién lo peló?

Me marcho a trabajar. Muy bien, hija.

Hasta luego.

Teléfono

Dígame.

¿Está la abuela? -"Sí, ¿pasa algo?"

-Que se ponga.

-Bueno, se lo digo, es Inés.

¿Y qué quiere, hija? Hablar con usted.

Está muy nerviosa. ¿Sí?

Dime, hija, Inés.

Abuela, ¿no es en Claudio Coello donde papá y mamá iban al médico?

Pues sí, creo que sí, ¿por qué?

Pues porque ha habido una explosión.

¿Una explosión?

¡Ay, Dios mío!

Pues yo creo que va a llover.

¿Cómo lo sabes? La espalda.

Que me duele. Quédate en casa.

Te sientas y te tomas un Optalidón.

Tengo que ir al Ministerio.

Pues nada, sarna con gusto no pica.

Y Miguel, esa manía de meterse en todo.

¡Ya están ahí, gracias a Dios, hija, que han vuelto!

Parece que están bien, ¿no? Sí.

-¡Vecinos, no veáis qué explosión en Claudio Coello!

¿No estabais por allí?

Sí. ¿Me lo dices o me lo cuentas?

Pero ¿os ha pasado algo? No.

Pero porque Dios no ha querido.

El bombazo ha sido al lado, chico.

De repente un humo...

Yo he visto un coche volando. Y yo.

¿Un coche volando? Sí.

Muy grande. No grites, sí.

O sea, alguien ha volado.

Me voy a... Corre, hijo.

Ve, y no se lo digas a nadie.

Te voy a dar el dinero de la lotería.

No la hemos comprado. Que le den morcilla, hija.

¡Ay! -Creíamos que les había pasado algo.

Hemos vuelto a nacer.

Merche, yo me voy. Hazme caso.

No puedo. Eres un cabezota, de verdad.

-Yo también os dejo. Adiós, Desiderio.

Vamos, vamos. Tres horas metidos en el coche.

-Qué mala cara, tía.

¿Y no sabe nada más? -No he vito más.

-¿Seguro? Gracias. -Que Dios nos ampare.

Yo, de momento, ya lo tengo.

-Dicen que es gas, pero... -¿Cómo va a ser gas esto?

-De gas nada. -¿Cómo dice?

-Puede escribirlo bien clarito, ha sido un bombazo.

Yo hice la mili en Artillería.

Y le puedo asegurar que esto es una bomba, créame.

-Sí, pero ¿tiene algún dato más? -No, no.

No tengo ninguno, lo siento. -Gracias.

-¡Toni! -¿Miguel?

¿Qué haces aquí? -Viendo el estropicio.

No nos ha pillado de chiripa, veníamos en el coche...

-¿Adónde ibais? -Tu padre, por la ciática.

Y tu madre quería comprarle unos zapatos a Carlos. ¡Joder!

¿Tú crees que lo ha hecho el gas? -Qué va a ser el gas.

Ha pillado al coche de Carrero. -¿Qué Carrero?

-Carrero. -¿Carrero Blanco?

-Sí.

-¡No me jodas! -Sí.

-¿Tú cómo sabes eso?

Los bomberos han encontrado el coche arriba.

Se han llevado a tres personas. -Tu padre y Carlitos tenían razón.

-¿En qué? -Que han visto un coche volando.

-No les ha pasado nada. -No.

Yo eso no me lo creo. Que me muera ahora si no es verdad.

Subió medio kilómetro.

-Y te despertaste. -Tú has visto a Superman.

¡No, que era un coche negro! -Tú has soñado.

(TODOS) ¡Anda!

-Todo el mundo a su sitio.

Bueno, no sé si sabéis lo que ha pasado esta mañana en Madrid.

Sí, casi nos da, ha sonado un petardazo...

...y ha subido un pedazo de coche, se ha oído:

¡Boom!, y luego el coche: ¡fas!

¡Fa!

(TODOS) ¡Venga, hombre!

Silencio, han venido algunas madres a por vosotros.

Hemos decidido terminar las clases para que os podáis ir.

¿Y no hay colegio por la tarde? No, las vacaciones empiezan ahora.

Ah, en silencio, por favor, no me arméis alboroto.

Y el día 8 todos aquí con los deberes hechos, a casa y felices Pascuas.

"Era la primera vez que nos adelantaban las vacaciones".

"Cualquier otro día habríamos salido en estampida,...

...pero aquella vez lo hicimos en silencio".

"Se mascaba en el ambiente que algo gordo había pasado".

Escuchad lo que ha mandado...

...la Dirección General de Prensa.

Se ha producido una explosión de causas desconocidas en Madrid.

El presidente del Gobierno, almirante Carrero Blanco,...

...ha sufrido graves heridas...

...por las cuales ha fallecido.

De acuerdo con la ley orgánica del Estado,...

...ha asumido la presidencia...

...su vicepresidente,...

...don Torcuato Fernández Miranda.

Menos mal. ¿Menos mal qué?

Que Inés y Eugenio se vienen. Pues sí, ayer pensé que no venían.

La gente dirá lo que sea.

Pero las Navidades, en vez de unir, pelean a las familias.

No digas esas cosas. Que no...

Sí que está tardando hoy lo de la Elena Francis, ¿no?

¿A ver?

Se oye música en la radio

No ponen más que música de llorar. A ver, déjame a mí.

A ver si ha sido por la explosión de gas.

¿Y qué tiene que ver?

Como dicen que hay muertos, tú no sabes cómo ha sido, madre.

A mí todavía me duelen los oídos de la explosión.

Teléfono

¿Sí?, dígame.

¿Te pasa algo, hijo?

Que no te oigo.

No puedo hablar más alto.

Llamé a papá y no estaba.

Escucha, han matado a Carrero.

¿Que lo han matado? ¡Virgen del amor hermoso!

¿A quién? ¿Estás seguro?

Sí, le han puesto una bomba.

¿Y se sabe quién ha sido?

No. Me he encontrado con Miguel, ¿vosotros estáis bien?

Sí, hijo, ha sido un milagro que no nos pasara nada.

¿No se sabe quién ha sido? ¿A quién han asesinado?

Ten tengo que dejar, no voy a comer, ya te digo luego.

Mamá, que no se sabe quién ha sido, adiós.

-Claro que se sabe: los cuatro rojos hijos de puta de siempre.

-No creo, hoy empezaba el proceso. -Déjate de procesos.

Ahora, si quieren guerra, la van a tener.

Sí, y no me mires así que te he calado.

-Déjame en paz.

-Os voy a dar un escarmiento a ti y a tu tropa de rojos.

Sí, y ten cuidado donde te metes.

Los paseos van a volver pronto. -Carmelo, guárdate esa pistola.

Y es la última vez que vienes al periódico con eso.

¿Lo has entendido? -Esto no va contigo, déjame en paz.

-¡Que te la guardes!

Aquí no quiero matones, así que ya sabes, lárgate de mi vista.

¡Fuera!

Pero ¿seguro seguro? -Que sí, seguro.

-¿Y ahora qué vamos a hacer? -Esto se veía venir.

Se veía venir.

Teléfono

-¿Será por el juicio? -¿Sí?

¡Oh, Dios mío! Permiso.

Buenos días. Buenos días.

Venía ha hablar con el subdirector. ¿Tiene hora?

Pues no, pero él mismo me dijo que viniera hoy.

¿Me recuerda su nombre? Antonio Alcántara.

Un momento.

Está aquí...

...don Antonio.

Está aquí, esperando.

Sí, ahora mismo.

El subdirector le recibirá ahora.

Gracias.

Con su permiso.

-¡No! Que no.

No vamos a quedarnos cruzados de brazos.

No hicimos una guerra para que esos hijos de puta pongan bombas.

Sólo faltaba eso.

Los comunistas campan a su gusto y eso hay que cortarlo.

Naturalmente.

Te dejo, si te enteras de algo me llamas.

Sí, al directo, gracias.

¿Cómo está, don Pablo?

Pues ya ves. ¿Y a ti qué te pasa?

Pues nada, el libro del que hablamos ayer.

Quería adelantar... ¿El libro?

Se me pasó. ¿Quién se lo iba a imaginar?

¿Quién crees que ha sido?

Perdone, pero no lo entiendo.

¿Quién ha matado a Carrero?

¿Los de Comisiones? ¿Han matado a Carrero?

¿Carrero Blanco?

¿En qué mundo vives? Toda España acojonada y tú a la Luna de Valencia.

Han asesinado a Carrero Blanco.

Es que he tenido una mañana... Estaba en Claudio Coello...

...y hubo una explosión de gas que casi me mata.

¡Te ha pillado allí! En Claudio Coello ha sido.

¿Aquello no ha sido el gas? Qué va a ser el gas.

Esos malnacidos esperaban al almirante y ¡zas!

Pero, dígame, ¿cómo van a ser los obreros de Comisiones Obreras?

O comunistas, trotskistas, maoístas, gente de la misma ralea, basura.

Ahora, escucha bien: ¡vamos a por ellos!

Vamos a aplastar los huevos de la serpiente.

No saben esos muertos de hambre, ¡esos hijos de puta!,...

...con quién se enfrentan, no saben lo que se les viene encima.

Cierre ya, Valentina. Vamos a cerrar, desde luego...

Esto puede ser otra guerra. No digas eso.

Yo me voy a comprar. ¿El qué?

De todo: aceite, azúcar, garbanzos, lentejas, latas.

Que va a ser una guerra civil. Abuela, no habrá guerra.

-Agarraos, se han cargado a Carrero.

-A buenas horas, mangas verdes. -¿Ya lo sabéis? Hasta luego.

Mejor vuelvo otro día, porque... No, no, al contrario.

Démonos prisa no sea que perdamos el tren.

Ya. Mira.

Un presupuesto de 50000 de Matemáticas, 50000 de Ciencia...

...y Literatura.

Otros 50000 de Lenguaje.

Y 200000 de Formación del Espíritu Nacional.

O sea, 50, 50, 50 y 200.

Llaman a la puerta

Adelante.

Para usted.

Ya está. ¿Ya los han cogido?

No, Torcuato Fernández Miranda ha asumido la presidencia.

Gracias a Dios.

Gracias a Dios no vamos a dejar ni uno.

Dígame una cosa, y perdone, pero ¿es seguro que ha sido un atentado?

Porque yo estaba allí y olía a gas. La prensa del movimiento callará.

Espera instrucciones de arriba. Ah.

Música clásica

¿Y sabéis lo malo de esto?

Que a ver quién protesta por la expropiación.

-Pues a mí no me callan.

Que yo no tengo la culpa, o me pagan lo que me toca o me oyen.

-Y nos toman por idiotas, toda la mañana con la musiquita.

Esta gente no va a decir ni mu. -Ya veréis cuando muera el Caudillo.

Así hasta que terminen sus tejemanejes.

-Miguel.

Baja el tono, esto no es Francia. -Me callo, me callo.

Me callo.

Le voy a ajustar un precio que no se va a creer ni usted.

Pero ¿qué dices? Al contrario...

Ah.

Y más ahora, no se sabe qué pasara. Si hay cambios ministeriales, ¿qué?

No dejan tiempo.

Pero, si cambia el ministro, lo que hemos hablado, ¿nada?

Por si cambia quiero el presupuesto mañana, lo apruebo y ya.

Aquí estará, no se preocupe. ¿Te das cuenta?

En un momento todo cambia, las ilusiones, el trabajo.

¿Qué quieren esos hijos de puta? Dime tú, que eres del pueblo.

Lo que habría que saber es quién lo ha hecho, esto es raro.

¿Qué te parece rarísimo?

Que se lo hayan hecho a Carrero con tanta dinamita...

...con el juicio de Comisiones y Kissinger aquí.

No me entra. Ni a mí, y mira que lo he dicho.

O los que ganamos la guerra nos ponemos firmes o esto se desmanda.

Y los jueces, que ya está bien.

A ver si actúan con cordura porque... ¿Yo qué quiere que le diga?

Los de Comisiones Obreras son obreros, no han sido.

¿Importa quién haya sido?

Una bomba de esa envergadura, ¿quién la hace?

Los que hacen bombas son los que hacen bombas, don Pablo.

No digas barbaridades, se sabría, ¿cómo van a ser...?

Y que es en un ministerio, las paredes oyen.

¿Quién se lo habrá cargado? -Los comunistas.

¿Por qué, a ver, por qué? -Porque sí.

Porque están siempre matando.

Acuérdate lo que nos ha dicho el profe de Formación del Espíritu.

-Pues en Francia no matan a nadie. -Huy que no, matan muchísimo.

¿Cómo lo sabes? -¿Y cómo son?

-Tiene cara de asesinos, y a mi abuelo lo mataron los comunistas.

Y al mío los de Franco.

-Mi abuelo era comunista y nunca mató a nadie.

-Eso es lo que tú te crees, mataría, pero disimulaba.

-¿Llamas asesino a mi abuelo?

-Dejadlo, y retira lo que has dicho.

-No lo retiro porque es verdad. -Eres una...

-¿Una qué?, dilo. -Una fascista.

-No sé qué es eso.

-Pues es... ¿Qué es una fascista?

Pues es una persona que...

...siempre va con la mano así.

-Vámonos, que éstos son unos rojos. (TODOS) Adiós, fascistas.

-¡Adiós, idiotas!

"A mis 13 años tenía claro que todos...

...estábamos divididos en dos bandos irreconciliables".

"Aquello era consecuencia de la Guerra Civil,...

...que dividió nuestro país".

"Y sus consecuencias, sobre todo en momentos de tensión,...

...lamentablemente aún hoy perduran".

¡El almirante ha muerto, trágica explosión en Claudio Coello!

¡Ha salido Informaciones, El Pueblo, El Alcázar...

...con las últimas noticias, oiga!

¡Oiga, el almirante Carrero Blanco ha muerto!

¡Trágica explosión...! Hola, papá.

Hola, hijo, ¿qué haces aquí?

Vengo por vino.

Bueno, dos botellas de Rioja.

-A mí me da que hay gato encerrado. -¿Por qué lo dices?

Han puesto una bomba como una casa y ya.

-Eso también.

Creo que tiene razón y que nos cuentan de la misa la mitad.

¿A quién se le ocurre hacer volar un coche como un mirlo,...

...que lo he visto yo... Y yo.

Alcántara, hijo, deja que lo cuente yo.

Que esto es muy gordo.

Y a cien metros de la embajada, hombre...

-No sabemos quién, pero volar, voló. Desi, ¿tú no vas a poner el crespón?

-Hasta que Urbanismo no me pague por expropiarme mi tienda y mi casa...

...¡yo ni pongo crespón ni pongo leches!

Te equivocas. ¡Que no lo pongo!

Que no grites, no tienen que ver. ¡No pongo crespón!

¡Poned un escapulario, cruz gamada, invertida, yo no lo pongo!

Tú lo pones aunque no seas adepto... ¡Que no, que no!

"Hacía sólo unas horas que la noticia había llegado...

...y todo San Genaro se llenó de crespones en señal de duelo".

"En la tienda, la bodega, el quiosco y hasta en el bar de alterne".

Antonio, ven acá.

¡Ven acá!

¿Qué? ¿Y si son ellos mismos?

Yo ya no me fío de nadie.

-Miguel, ¿no te referirás a...?

-A los del régimen.

¿Eso lo dice Le Monde? ¡Anda ya!

Son los de siempre, los que quieren joder esto.

-Pero ¿esos quiénes son? No sé, pero son ello.

-Buenas tardes.

-Buenas tardes. -Un tinto y unas aceitunas.

Ponle un Riojita al pater.

Gracias, ¿ya han dicho algo?

-No, qué va.

-Mañana diré una misa por su eterno descanso.

A primera hora. -¿Y no puede ser por la tarde?

-Por la tarde es el entierro, os espero a las nueve.

-Sí, a las nueve, ¿no?

Ésa es la hora de los desayunos.

-Hay que pensar más en el prójimo. -Sí, padre.

-Os espero a todos. Oye, ¿y tú por qué no has puesto el crespón?

-Pues... Es que no me deja mi padre.

No le haga caso, lo convencemos ya.

Pero es muy cabezota. Escuchad, dicen algo.

-Llamad a Cervan. Llámale.

-¡Cervan, Cervan, ven! -Calla, coño, calla.

A ver.

(RADIO) "...explosión que ha tenido lugar en la capital".

¡Si es que no tienen corazón!

-Menos mal que nos vamos a Sagrillas, allí no pasará nada.

-Ni aquí, ¿qué quieres que pase? No estamos metidos en nada.

-Tú fíate.

-Mi abuela ha vaciado el supermercado.

Llaman a la puerta

Qué raro.

Es Sergio.

-¡Sergio!

-Hola. -Hola.

-Hola, cariño.

Pero ¿qué haces tú aquí? Qué sorpresa.

-Pasaba por aquí y...

-Bueno, ¿qué tal?, Sergio.

-Bien, un poco preocupado por todo.

-Ya, ya, ya se te ve, ya.

Cada vez que pasa algo te gastas hasta el último céntimo.

No os acordáis del hambre que pasamos cuando la guerra.

A mí no me cogen desprevenida.

Sólo música, han dicho que iban a decir algo muy importante.

Bueno, voy a salir.

¿Dónde vas a estas horas? Con Quique.

Cuidado, no estamos para paseítos. Sí, no se preocupe, tía.

¿Qué? Pues nada.

¿No encuentras nada? Es todo música.

Cuando empiezan con las emisoras poniendo música clásica...

Y no será porque no me guste... Así todo el día.

-Es porque están en cadena, es por demás.

-Nos van a tener esperando como idiotas un par de horas.

-Pero ¿no me habéis llamado porque iban a hablar?

Aquí nadie dice nada.

-Pues vuélvete al quiosco.

-Valiente momento he escogido para volverme.

Bueno... Venga, no me jodas.

¡Que están sin decirnos nada! -¡Miguel!

-Que sí, hombre. Fuma y calla.

Ya están.

"Esta mañana se ha producido una explosión que ha provocado...

...varias desgracias personales".

"El presidente, el almirante Carrero, que pasaba en su coche...

...camino de su despacho, sufrió...

...heridas por las cuales falleció..."

¡Ay, Señor, Señor!

"De la investigación realizada en el lugar de la muerte...

...del presidente del Gobierno...

...resulta que se trata de un atentado".

¡Dios mío!

"Desde la casa número 104, se perforó una galería subterránea..."

Pues los del catastro nos han citado para el entierro.

"Bajo el pavimento, una potente carga se hizo explotar...

...mediante un dispositivo cuando pasaba el automóvil...

...que conducía al presidente en su recorrido habitual".

¡Lo han matado a traición, cago en la mar!

Pues eso sí que no, seré monárquico y a mucha honra, pero no consiento...

...que los rojos... -¡Cervan!

Cállate, que viene la policía.

-¡Yo hago una limpieza!

-No te pongas así, te va a dar un arrechucho.

-¡No, yo he hecho una guerra! -¡Ah!

¡Que vuelva el rey, no los rusos! -¡Apartaos!

-¡Tranquilos todos, tranquilos! ¡Cervan!

Por favor, cójala y salga del bar ahora.

-¡Que yo hago una escabechina! -No farolees y dame.

-¡No, no quiero! A mí.

A mí, a Antonio, dámelo.

-¡Cervan, dame la granada, coño!

-¡Cervan, no!

-¡Vámonos! ¡Cervan!

-Déjame, Antonio.

¡Quítate!

-¡La granada!

¡Cervan, la granada, cuidado, la granada!

(TODOS) ¡Aaaaah!

¡Entrad, joder! -¡Adentro!

-¡Cervan, vete de mi casa ahora mismo y coge eso!

-¡Llévate eso, fuera! -Pues claro.

Márchate de aquí y no vuelvas más.

¡A hacer puñetas todos! ¡Eres tonto, joder!

-Lo que no puede ser, no puede ser, déjame.

Hay que decírselo, hombre.

Pero será desgraciado. -Y se cachondea.

¡Me cago en la...! Ramón, Ramón.

¡Tira! ¡Vete por ahí, hombre!

Música clásica

¡Vaya una mierda de televisión!

No dicen nada de nada. Eres de plomo derretido.

Carlos, trae la radio, a ver si dice algo.

Y Antonio sin llamar. Tendrán un lío...

...que no veas.

¿Paquita viene? Mira que se lo he dicho.

Está dándose el lote con Quique.

¿Y a ti quién te enseña esas cosas?

Dándose el lote. No paran de meterse mano.

Pero a fondo, eh.

Como va a haber guerra, ¿sabes lo que vamos a hacer?

-El amor.

-Siempre pensando en lo mismo.

Vamos a sacar todo el dinero de la cartilla y nos lo gastamos.

-¿Y el restaurante?

-¿Cómo lo vamos a poner en guerra, eh?

Que no, lo sacamos todo y nos lo gastamos en lo que sea.

Mi abuelo decía que cuando se acabó la guerra...

...tuvo que tirar todo su dinero.

Todo, porque Franco dijo que no servía.

Yo no quiero que nos pase eso.

-Oye, pues lo sacamos todo mañana mismo.

-Y a quien Dios se la dé, pues que San Pedro se la bendiga.

-Eso, Paqui, eso.

Tengo la cabeza como un bombo con esa música.

En los periódicos y en la radio dicen que lo han matado.

¿Y en la tele nada? Sí, Merche.

Hace doce horas que lo han matado...

...y no sabemos nada.

Y criticas que compro Le Monde.

Así me entero de qué pasa aquí. Es que lo pones hasta en la sopa.

Exagerado. ¿Nuestra policía no es la mejor?

Sí, sí. ¿Y si son los comunistas?

Ya te pareces a Toni, cago en la leche.

Eso dice Maica. Seguramente no, ¿verdad?

Yo creo que no, no sé.

Teléfono

Mira a ver quién hay.

Dígame.

Hola, Toni.

Estamos cenando. ¡Por Dios!

¿Eh? Sí, ahora... Anda, trae.

¿Por qué no llamas antes?

No he podido, estoy con unos compañeros de trabajo.

Sí, estoy bien, no te preocupes.

Sí, voy a ir a dormir a casa.

Que sí, prepárame la cama turca, que yo voy.

No sé, tengo que trabajar.

Pero ¿qué has hecho?

Antonio chasquea los dedos

He estado en la capilla ardiente de Carrero.

Dice que ha estado en la capilla y ha visto a los ministros.

Caramba, ahora se codea hasta con los ministros.

Ven pronto, que no duermo tranquila.

Ten cuidado, se pone tu padre. Déjame.

Adiós, cariño.

Qué pesada. Dime, hijo, ¿cómo estás?

Que en la tele no dicen nada, ni en la tele ni en la radio.

Me pregunta tu tío si sabe algo de quién ha sido.

Ahora no puedo hablar, pero la policía piensa que ETA.

¿Qué? ¿Cómo dices?

Ahora no puedo, luego voy y te cuento.

Adiós. Toni, Toni, ojito, eh, ojito.

Adiós, hijo.

Que la policía piensa que han sido los de ETA.

¿ETA? Sí, ETA.

¿Cómo van a hacer algo tan gordo? Los vascos son muy habilidosos.

Nosotros aquí y seguro que en Francia lo saben todo.

Déjame la radio.

¿Qué vas a hacer? Buscar una emisora francesa.

No tiene. Un cable para una antena.

Se oyen voces y risas

Lo peor es que Franco tiene la excusa para hacer una caza de brujas.

Ya estarán deteniendo.

-¿Cómo va a ser ETA? -Es lo más probable.

-¿Con el juicio? Ponen en peligro a toda la izquierda.

-Pues es lo más lógico.

Descorchan una botella de champán

-¡Feliz cumpleaños!

Hijo, ¿tú quieres un poquito?

-Al final, la vida siempre sigue. Yo creo que sí.

Aquí cada uno lucha como puede.

Esto no es fácil para nadie.

Yo voy a desaparecer, no pasaré por Magistratura...

...hasta que todo se normalice.

-¿Y no me lo has dicho? -Lo iba a hacer.

El partido me buscará un sitio.

Tú deberías hacer lo mismo.

-Yo voy a casa, se lo he dicho a mi madre, mañana veré.

Y siempre lo será...

Policía social.

Ya está bien, eh, ¡ya está bien!

¿No sabe qué ha pasado? -Celebramos el cumpleaños...

-¡Éste no es momento!

-Vámonos. Camarero, ¿me trae la cuenta?

-Venga, documentación.

Por ahí, peque, muy bien, por ahí, por ahí.

A ver, un poco más arriba, pégalo a la pared.

Ahí, ¡ahí! Déjalo.

¿Aquí? Ahí, ahí.

¿Algo? No.

Vaya ridículo, parecemos los hermanos Tonetti, joder.

A ver si os va a ver alguien. ¡Chist!

Vamos a coger una pulmonía.

¿Qué pasa?

¿Es que ya he empezado la guerra? ¡Chist!

Aquí, aquí, aquí. ¡Aquí, aquí!

Hablan en francés

¿Qué dice, que no lo entiendo?

¡Coño!

No son horas de poner discos.

Podrían bajar la música.

¿Por qué no le dices algo? -¿Qué le voy a decir?

-Que son las tantas, que queremos dormir.

¿Ves lógico que se pongan a bailar? -No es tan tarde, déjalos.

-A mí no me importa que venga, pero que avise antes.

-Es su novia.

-Ya, pero yo no.

Y él es funcionario y no trabaja mañana, pero yo sí.

-Oye, estás hecho un cascarrabias, eh.

Anda, ven, si, además, parece que se marcha.

¡Ah, pues ya era hora!

-Buenas noches.

Oye, ¿tú crees que pasará algo?

¿Eh? Es que no sé, pero tengo un poco de susto.

-Ven aquí.

No va a pasar nada, tranquila.

Cierra los ojos, cariño.

Cierra los ojos.

-¿Te vas a dormir ya?

¿Eh?

¿Queréis dejarlo ya? Miguel.

Se va, se va, se va. Que se va.

Voy a cerrar. No cierres porque se va.

¿La tienes o no?

Esta aquí, aquí. Ya está aquí.

¿En qué hablan? En francés, Herminia.

¿Y qué dice, Miguel? Está claro, han sido los de ETA.

No jodas... Tenía razón Toni, pero ¿qué...?

Se oyen las noticias en francés

Dinos algo, ¿qué dice?

Han convocado una rueda de prensa en Bayona.

Lo han reconocido. Toma, y lo dicen.

Me cago en la leche. ¡Será posible!

¡Qué sinvergüenzas!

Llaman a la puerta

Voy yo. Vamos a guardar la radio.

Que no, el parte. ¿Quién es?

-Desiderio y familia. Merche, el parte.

¿Qué hay, Carlitos? Que son Desi y Clara.

-¿Os importa que pasemos? La televisión no dice nada.

Tenemos miedo. Pasad, y abrigaos.

-Y vosotros de guateque. Pero ¿qué dices?

Que Miguel se ha empeñado...

Miguel y todos. Ha sido la ETA.

Han pasado del bacalao al pil pil a las bombas.

¿Los de la ETA comen bacalao? Calla, hijo.

-¿Esos no son vascuences?

Llaman a la puerta

¿Quién es, están llamando? ¡Por Dios, quita la radio!

-Ya la quito, Merche.

¿Quién es? -Soy Yolanda.

Es Yolanda. Pasa, mujer.

Perdonad que nos presentemos así, pero me va a dar algo.

Como todos.

Qué frío, ¿es cierto que el padre da mañana una misa?

Sí, sí, hija, es verdad.

Mira, acércate.

Lo último que hemos escuchado por la radio de Francia es que ha sido ETA.

¿Los de la ETA? Sí.

¿Qué me dices? Así.

"Aquello fue la puesta de largo de ETA,...

...lo que le dio notoriedad dentro y fuera de España".

"Fue la primera vez que se habló abiertamente de ellos en mi casa".

"Y, lamentablemente, no sería la última".

¿Te das cuenta de que vivimos un momento histórico?

-Pues claro.

Pero es que nos ha pillado tan de sorpresa...

Supongo que dentro de un tiempo, cuando Franco esté muerto,...

...que espero que sea pronto, recordaremos todos los detalles.

La cena... No sé, de todo.

-Ya. -Pero no sé qué pasará ahora.

-No sé, pero estoy acojonado.

No sé qué le habrán sacado a Chema en los interrogatorios.

-No te preocupes.

Si hubiera dicho algo, ya hubieran ido a buscarte.

Si me van a buscar, me echan, pero Franco también estará acojonado.

Se han cargado a su sucesor; su plan, a pique.

-Mi padres se han ido a la finca para que no les roben los rojos.

-Para el Régimen ha sido un golpe, pero para nosotros también.

Mirábamos a otro lado si ETA mataba, pero el problema está de cara.

-Bueno, pero uno menos.

-Te voy a echar mucho de menos, Toni.

Pensarás que soy tonta.

Me había hecho la ilusión de pasar contigo Fin de año.

-Y a mí también.

Pero ya se calmarán las cosas, ojalá vayan a mejor.

-Te quiero mucho.

-Y yo también te quiero.

Te quiero mucho.

Ten mucho cuidado, eh. -Tú también.

¿Sabéis qué no me gusta de la guerra?

¿El qué? Que los de la clase serán fascistas.

-Como Abel, que ya es bastante...

...fascista.

-Y muchas de las chicas, como por ejemplo Maica.

Ya no vamos a volver a poder ser amigos.

-Ni besarlas.

Carlos, entra, que hace frío. Ya vamos.

Josete, ¿tú podrías enamorarte de una fascista?

Yo sí, si está buena...

Pues yo no sé. ¡Mírala, ahí está!

He terminado con Maica para siempre, no le voy a dar un beso en la vida.

Yo sé lo que va a pasar ahora, Miguel.

Estos desgraciados, con el susto y el miedo,...

...se van a poner a dar estera.

Pagamos justos por pecadores.

¿Cómo vamos a protestar por lo de la expropiación?

Si decimos algo, nos van a cortar las orejas.

¡Estos desgraciados! -Pues yo voy a protestar.

Pues qué valor tienes. -¿Y yo?

He invertido todo mi dinero en una tienda que me la voy a comer... Menú:

Habla en francés

-¿Cómo? -¿El qué?

-Con patatas. Miguel ha venido de Francia.

¿Sí? Yolanda, Miguel.

Encantada. -Encantado.

Donde sí iré es al entierro. En el periódico quieren que vayamos.

-A mí también me interesa. Podemos ir juntos.

-Sí, claro.

-Si quieres, quedamos en Colón. -¿A las 16:00?

-A las 16:00.

-Gracias por traerme.

¿A qué hora cenáis? -Esto no pasa en otro país.

Maica ha puesto la bandera. ¿Qué bandera?

La nacional, con un lazo negro. Como debe ser. Ve a tu cuarto.

Y habláis los mayores. Muy bien.

Se enfría la casa. Pasa. Pasa, pasa.

Oye, Desi. ¡Desi!

Tendríamos que poner el crespón en la tienda.

-Pero ¿tú también, cariño? -Pues sí.

-Cuando el ayuntamiento me pague lo que me debe...

...pondré crespón y escapulario.

Desi, hijo, pon el crespón. Bla, bla, bla.

-Parecéis niños. Id al cuarto con ellos.

-No pongo crespón.

Allá tú. -Mira, yo,...

...por si acaso, lo puse.

Nosotras también en el escaparate.

Hay que ponerlo. Hay mala gente por ahí. Mirad vuestro padre.

No hizo nada y lo fusilaron.

-¡Herminia, que esas cosas ya no pasan en España! Pasó hace mucho.

Eso decíamos y vino el 36.

No diga eso.

Los jóvenes se asustarán.

-Es tarde. Esta familia se querrá acostar. ¡Josete!

-Hola.

-Yo me voy. Mañana a las 09:00 hay que estar en misa.

Karina, hija.

Hola, hijo. Menos mal que vienes.

Estamos viendo si sale algo en al tele.

Pero nada. Lo hemos oído en Radio París. Ha sido ETA. ¿Verdad?

¿Lo han reivindicado? -Sí.

Han dado una rueda de prensa y lo han dicho.

-En el periódico no lo saben. -Yo lo oí.

Mirad, Fernández Miranda. Es un boletín.

Lo van a decir. Un boletín.

Lo dicen. Es un boletín.

Ponlo un poco más alto, Merche.

Quitaos. Quitad de ahí.

-¡Carlos! (TV) "Desde el dolor de España,...

...que ha perdido a uno de los hombres...

...que con más lealtad y fidelidad la ha servido...

...me dirijo a la nación".

"Las investigaciones realizadas demuestran...

...que el almirante Carrero...

...ha sido víctima de un atentado criminal".

¡Ay, señor! Y luego decíais que no pasaba nada.

¡Claro! "El orden es completo en el país".

"Será mantenido con la máxima firmeza".

"Nuestro dolor no turba nuestra serenidad".

"La serenidad ahora..."

-¡Aquí! ¡Aquí no hay bandera!

-¡Aquí no hay bandera!

-¡Me tiran la puerta abajo!

¡Merche, Merche, apaga la luz!

¡Chist!

¡Quita de ahí! -Agachaos.

-¡Ay!

¡Dios santo bendito! -Callaos, por Dios.

Insultan.

-¡Joder!

Me joden la tienda.

-No salgas, no salgas. No salgáis.

-¡Eh!

Váyase, señora. ¡Eh!

¡Fuera!

-Me marcho. -No te mueves, coño.

-¡Vamos! ¡Vámonos!

-¡Hijos de puta!

Se van, se van. Se van, se van.

-¡Una piedra!

¡Y una piedra!

-¡Rojos!

"Nunca supimos si fue gente del barrio...

...la que se cargó la tienda de Desi".

"Por no poner un crespón la broma le costó un dineral".

"Y algo más: el sueño".

"Durante semanas, durmió con un ojo abierto, temiendo que volvieran...

...armados de porras y sedientos de sangre".

Mira que te lo he dicho veces, Desiderio.

"Aunque no te guste, pon el crespón".

Estamos marcados.

Déjalo. No seas impaciente. -Debo entrar.

Vamos a llegar tarde a misa. -¿Ahora?

-Sí. -Pili.

Oye, sal ya, anda. Eugenio tiene que entrar.

¿Te queda mucho?

-Buenos días. -Hola, buenos días.

-Buenas. -Buenos días.

-Hola. ¿Habéis descansado?

¿Un cafetito? ¿Sí?

¿Sí?

Señor, ten piedad. (TODOS) Señor, ten piedad.

"Casi todo el barrio se congregó para rezar".

"Unos, por el alma de Carrero; otros, para que nada...

...se saliera de madre y todo siguiera igual".

"Y, los menos, para que cambiaran las cosas en España".

Te damos gracias, Señor Dios. Decid lo que queráis.

Pero Toni debería haber venido. No puede, Herminia.

Tiene trabajo en el periódico. Que hubiese ido más tarde.

El horno no está para bollos.

Lo primero es la obligación. Eugenio e Inés tampoco.

¡Ay, Señor, Señor! Ya veremos cómo se enteren...

Recuerda que le pasó ayer a Desi. Nos puede pasar.

Nosotros no hemos hecho nada. Y callaos.

Voy a sacar todos mi ahorros y me lo gasto antes del jaleo.

¿Usted que hará con sus ahorros?

¿Qué ahorros? Yo no tengo ahorros.

Tu hermano debería estar aquí. Otro que tal baila.

No le dio la gana venir. Ha preferido quedarse con Desi.

Vaya destrozo me han montado.

Todo el escaparate, los televisores...

A ver cuándo me paga el seguro. -¿No había crespón más grande?

-No lo había más grande. Menos cachondeo y ayúdame.

-Es demasiado crespón para tan poca bandera.

-De verdad...

(TODOS) Creo en la Santa Iglesia católica,...

...la comunión de los santos, el perdón de los pecados...

...y la vida eterna. Amén.

¿Qué llevas ahí?

-¿A ti qué te importa?

-¿Qué me importa? -Claro.

-Tino. Tinín.

-¿Qué llevas ahí? -Nada.

-¿No será la granada?

-Que me olvides. -Sí. La trae.

-Dame eso. -No me toques.

-¡Chist!

Estamos en la Iglesia.

-Qué barbaridad. Estense quietos.

¿No se pueden estar quietos? -Nos miran.

-¿Irá al entierro? -No sé. ¿Y usted?

-Yo no me lo pierdo.

Dicen que va el príncipe, Franco, el alcalde...

Un montón de gente importante.

Los entierros me chiflan. ¿A usted no?

-Prefiero el cine.

-Yo, donde esté un buen entierro, que se quiten las películas.

Mira, ahí están.

-¿Qué hacéis? Es mío.

¿Qué haces?

-Quieto. -¿Cómo?

-El Señor sea con vosotros. -Con tu espíritu.

-¿Dónde está? -Quieto.

Buenos días. -Hola, Toni.

-Alcántara, pase un momento.

-¿Voy a...? -Cierra.

Siéntate. -¿Pasa algo?

-Sí que pasa. Siéntate.

Ha venido la policía preguntando por ti.

-¿La policía? Yo te aseguro... -No me asegures nada.

Sólo querían hablar contigo.

-Te aseguro... -No me jodas.

A estas alturas eso no me importa.

Sabes lo que haces.

Pero ahora vas a hacer una cosa: desaparecer.

-¿Me despides?

-No, joder. Te digo que te pierdas porque irán a por ti.

¿Lo entiendes?

Si preguntan por ti, les diré que te has ido de vacaciones.

-¿Cuándo vuelvo? -Cuando pase esto.

Llámame y te diré cómo está esto.

Ahora, vete.

-Gracias, Gallardo.

-Yo no sé qué pretendéis, de verdad.

No os entiendo.

Pero allá vosotros.

Yo no he hablado contigo. ¿Está claro?

-Por supuesto. -Suerte.

Vamos a ver.

¿Quién ha echado esto? -No sé.

-Tinín se lo quitó a Cervan y lo metió.

-¡Ave María purísima! Esto es un milagro.

-¡Jolines! -¡Un milagro!

-Perdone, padre.

Me parece que tiene usted algo mío.

-Chicos, marchaos. Vamos, vamos, vamos.

Vamos.

Gracias, Cervan. Iba a contarlo ahora.

Muchas gracias.

-¿Gracias? Ese dinero es mío.

Es una cosa de Tinín, que me lo ha quitado. Démelo.

-No, hijo. Una limosna es una limosna.

-Pero ¿qué limosna ni que...? Si son 50.000 pesetas.

-¿10.000 duros?

¡Alabado sea el Santísimo! -Le advierto...

...que lo quiero.

-A ver si lo entiendo bien.

¿Dices que no es una limosna?

-Dejémonos de tonterías.

El dinero lo cogí de mi casa para que no me lo quiten los rojos.

-Lo quieres. -Claro que lo quiero.

-¿No has oído eso de: Santa Rita, Rita, lo que se da...

...no se quita? -Déjese de tonterías.

Hagamos una cosa.

Yo te lo doy todo y tu das voluntariamente mil duritos...

...para los pobres.

¿Qué te parece?

-Me parece que es usted peor que la Pasionaria.

Está bien, démelo. -Dios te lo pague, hijo.

Hola, Eugenio.

A ver si nos sale, ganamos un poco de dinero y salimos de pobres.

Falta nos hace.

Pero con dos máquinas no basta.

-Lleva razón Paulino.

Falta personal.

Ya os conozco con "más personal".

¿Si falta el trabajo, los mandamos a casa?

-A ver si con esto...

...de Carrero nos dejan sin encargo.

No.

-No seas cenizo.

No lo seas tú. No pasará nada.

Yo no quiero líos.

No, hombre no.

Lo que hay que decirles es que a ver si...

-Hola, papá. Hola. ¿Qué haces?

¿Podemos hablar? Claro, hijo. Pasa.

Teléfono

Siento interrumpir.

Valerio y Paulino, mis socios. Les conoces.

-Encantados.

-Antonio, para ti. Del sindicato.

Perdona, hijo.

Soy Alcántara. Buenos días.

Sí.

Allí estaremos.

Adiós. Y gracias por llamar.

Los del sindicato.

Los de artes gráficas debemos estar a las 16:00 enfrente del café Gijón.

Hay que ir al entierro de Carrero. Vaya.

Hijo, tú dirás.

Ah.

Dejadnos un momento solos. Quiere hablar conmigo.

-Gracias.

Deja eso ahí si quieres.

Sí.

Nada, papá, que me voy a ir antes a Sagrillas.

¿Cómo que te vas antes a Sagrillas?

Sí.

¿Por qué tanta prisa?

Bueno, no sé, papá. Pensé que hoy era buen día para irme.

¿Por qué?

¿Qué pasa? La policía ha venido a buscarme.

¿Ha estado la policía allí? Sí.

¡Joder!

¡Dios!

Si ya sabía yo que esto pasaría. Como el otro día con Curro.

¿No tendrás que ver con lo que pasó? No.

Si tienes algo que ver o habías oído a alguien,...

...o alguien te dijo algo... No.

Me pilló por sorpresa.

Júralo. Lo juro.

Detienen a los fichados.

Júramelo por tu madre, por favor.

Te lo juro.

¿Seguro? Seguro.

Está bien. A ver cómo se lo cuento a tu madre.

No se lo digas.

Se lo tengo que decir. ¿Cómo que no?

Si vas a casa de la abuela, no podrás entrar. Lleva cerrada 2 años.

Tendrás que ir a casa de Herminia y no tengo llave.

Se lo tengo que contar.

Si es así, cuéntaselo.

¿Te vas hoy? Hoy.

Vete a casa y espérame.

Papá.

Gracias.

Toni, que esto es serio, hijo.

No sé si ves que esto es un crimen. Que así no se consigue nada.

Yo también pienso lo mismo. No me lo digas.

Tú no has hecho nada, ¿verdad, hijo?

Bueno, haz una cosa, en vez del autobús...

...coge un taxi.

Y espérame en casa. A tu madre, chitón.

Si hay guerra, no habrá clase en mucho tiempo.

Es verdad, no lo había pensado.

-Ojalá haya una. -No digas eso.

-Sí, a mí me gustan las guerras. Sí, la de los tebeos.

-Pues son horribles.

Mis abuelos no se hablan desde la que hubo.

Sí, mi abuelo es rojo y mi abuela, falangista.

¡Hola, Maica!

Oye, que os estamos hablando, eh.

-Nosotros no hablamos con vosotros. -Como si no existierais.

-Ya nunca hablaremos, como mis abuelos.

"El adiós definitivo, habíamos terminado sin importarme...

...su sujetador, ni que oliera bien...

...ni que sus piernas me gustaban".

"Lo nuestro no tenía ni futuro ni presente".

(TV) "El ataúd estaba cubierto con la bandera nacional...

...y a sus pies llevaba...

...los distintivos de capitán...

...a título póstumo, entre las personalidades..."

¿Sabéis una cosa? Yo voy a ir.

Pues yo voy a verlo por la televisión.

-A mí también me gustaría ir. Y a mí.

¿Puedo? ¡Tú qué vas a ir!

¿Vamos juntos? -Claro.

Vamos, sentaos, que ya está la comida.

¡Mercedes, la comida está en la mesa!

Está con la maleta de Toni.

Y que el periódico lo mande de viaje.

¿Ese jefe no ve que casi es Nochebuena?

¡Por Dios!

¿Qué te hemos hecho? ¿Por qué? ¿Qué quieres que haga?

Merche, Toni no ha hecho nada, eso ya lo sabemos.

Pero van a andar de todos los fichados.

Y como está fichado. ¿Te parece poco?

Como si fuera un delincuente. Sí.

Pero hay mucha diferencia.

¿Y si te vuelven a coger?

Los están deteniendo a todos, seguro que te toca.

Que esto no es vida, que no.

Que siempre estamos igual.

Estoy cansada, ¿por qué no trabajas? Eres abogado.

¿Qué tienes con la política?

No es momento, tranquilízate.

Digo las cosas como las siento y ya.

Se va al pueblo para que no lo detengan, allí no van a buscarlo.

¿Qué vas a decir en el pueblo?

Que tengo que escribir.

Que quiero tranquilidad. No te extiendas.

Como si fueran tontos allí, yo los conozco muy bien.

Van a empezar a hilar y ha decir, y está la Guardia Civil.

No seas agorera, Merche, tú también con la Guardia Civil...

Pues están ahí. ¡Mercedes, la sopa!

Que ya vamos, Herminia.

Bueno, mira, procura que no te vean mucho.

Eso, que no te vean mucho.

Sí, no saldré.

Y no hables de política, cago en la leche.

Sí, no os preocupéis. Toma la llave.

Se la cogí a la abuela, no lo sabe, ya se lo explicaré.

Y nos llamas para que nos quedemos tranquilos.

Iremos el 24 ó el 24, según pueda. A ver si puede ser el 23.

Gracias.

Espera, despídete de tu madre, anda.

Gracias, mamá. Ten muchísimo cuidado.

Ojito, hijo, ojito, ojito.

Hola, ¿y esa maleta?

-La policía me busca, voy al pueblo de mis padres.

-¿Ahora? -Sí, ahora mismo, ya te llamo.

-Pero, Toni, espera, ¿vas solo?

-Sí, a casa de mi abuela. -¿Puedo ir?

-¿En serio? -Claro.

-Sí, pero voy corriendo.

-Subo por ropa y bajo enseguida.

-Date prisa. -Sí.

Marcha fúnebre

"Aquella tarde, la bodega estaba tan llena como los domingos de partido".

"Todos en silencio, casi sin respirar".

"Temían que pasara algo más terrible...

...que lo que había sucedido el día anterior".

"Mi hermano y Marta se conformaron con escuchar el entierro...

...mientras iban a Sagrillas".

"Yo lo vi en el salón de mi casa".

"Con mi madre, mi abuela, Paquita, Yolanda y Karina".

"Pero si me acuerdo de aquella tarde fue porque,...

...mientras todos veíamos el entierro,..

...mi madre y mi abuela parecían lejos de allí,...

...exactamente 37 años antes".

"Las campanas de la iglesia de Sagrillas repicaron,...

...y alguien dijo que había estallado la guerra".

¡Viva el Ejército! (MUCHOS) ¡Viva!

-¡Viva España, viva España!

Cara al sol con la camisa nueva...

...que tú bordaste en rojo ayer...

...me hallará...

...la muerte si me llega...

...y no te vuelvo a ver.

Cuéntame cómo pasó - T7 - El día de la bomba, el día después - Capítulo 114

15 dic 2005

Después de vivir en primera persona el atentado de Carrero Blanco, la familia Alcántara tendrá que enfrentarse a los primeros momentos llenos de miedo y de confusión de aquel 20 de octubre de 1973.

Y aunque las navidades se acercan, el ambiente no es demasiado festivo en el barrio de San Genaro. Entre la ciática, las complicaciones con Don Pablo y el susto de Claudio Coello, Antonio tendrá que enfrentarse a otro tipo de situación, la de Toni. Por su parte, Mercedes seguirá implicada al máximo en tema de la expropiación, sin darse por vencida.

Mientras Inés y Eugenio discuten siguen con sus pequeños problemas de convivencia con Sergio y con Pili, Herminia no deja de comprar comida ante la amenaza de una nueva guerra civil. Carlitos, ajeno a las preocupaciones de las más mayores, intenta convencer a sus compañeros de que esa misma mañana, por primera vez en su vida, él vio un coche volar...

ver más sobre "Cuéntame cómo pasó - T7 - El día de la bomba, el día después - Capítulo 114" ver menos sobre "Cuéntame cómo pasó - T7 - El día de la bomba, el día después - Capítulo 114"
Programas completos (361)
Clips

Los últimos 2.611 programas de Cuéntame cómo pasó

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos