www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
880355
No recomendado para menores de 7 años Cuéntame cómo pasó - Cap.106 - Alea jacta est
Transcripción completa

Cuéntame,...

...tú que has vivido...

...el despertar...

...de un tiempo que nos cambió.

Volverás...

...a ser un niño...

...al recordar...

...las largas tardes de sol.

Háblame de lo que has encontrado...

...en tu largo caminar.

Cuéntame cómo te ha ido,...

...si has conocido la felicidad.

Cuéntame cómo te ha ido,...

...si has conocido la felicidad.

Sentirás...

...el dulce abrazo...

...de aquellos padres...

...que dieron todo por ti.

El sabor...

...del primer beso,...

...todos los sueños...

...que tú querías cumplir.

(TV) "Noticias contradictorias en el frente de guerra".

"Según El Cairo, las tropas egipcias...

...vencieron en un duro combate de carros en el desierto".

"El ministro de Exteriores israelí...

...ha manifestado su disposición al cese de hostilidades...

...si se considera la vuelta a las líneas del alto el fuego...

...anteriores al 6 de octubre".

"Guerra y más guerras. Ahora eran los judíos...

...y árabes los que la tenían liada".

"En Vietnam continuaban los palos".

"Los americanos y los rusos tenían una guerra fría...

...que algún día lo liaría todo".

"Mientras tanto, España seguía cumpliendo...

...con su papel de centinela de occidente".

"Vigilaba no sé qué amenaza comunista y masónica".

"Eso le servía a Franco para justificar lo injustificable".

"Su política del palo y tentetieso".

Termínate la leche que vas a llegar tarde al colegio.

¿Sabes dónde están mis gemelos?

¿Los buenos? Sí.

Guardados. Tráelos.

¿Por qué te has puesto este traje?

Don Santiago nos presentará a los clientes más importantes.

Busca los gemelos. Qué manía tienes de guardarlo todo.

¡Cómo te pones por la mañana!

"Pero si nos atenemos a la verdad,...

...a mis padres lo de la guerra fría les traía al fresco".

Toni. ¿Qué?

¿En España cuándo habrá presidente?

Eso díselo a Franco.

Igual nos coloca a Carrero, que es peor.

Si quieres caldo, toma dos tazas. Adiós.

-Adiós.

Hasta luego.

Carlitos, ¿no te has terminado eso?

Paquita, le dices que te pese el jamón solo.

Que está muy caro.

Tiene que estar una con cien ojos para que no la engañen.

¡Hala, qué camión! Pero si no entra por la calle.

¿Un camión?

Sí, de mudanzas.

A ver. A ver si son...

Mira, mira. Para los vecinos.

Es enorme.

Merche.

Esos deben ser los muebles de la nueva vecina.

¿Y cómo sabes que es una mujer?

Separada, creo. ¿Quién te ha dicho todo eso?

El presidente. Desi.

Sí. Ahora se entera de todo.

Desi presidente.

A ver.

No te asomes que estás medio desnuda.

Por Dios...

¿Cómo sabes que es separada?

-Qué poquito mundo tienes.

Lo sé y punto. Los que trabajamos de cara al público tenemos ese don.

-Será la querida de algún procurador.

-Seguro, y se vienen a vivir aquí para fardar.

-¡Que aquí no se habla de política!

-Esto es sociedad.

-Buenos días. -Hola.

-Felipe, ¿un carajillo?

-No, tengo que repartir muchas cartas. Gracias.

Toma.

Esto es para ti.

Me tienes que firmar aquí.

-¿Esto no será una multa? -No, es una carta certificada.

-¿Firmo? -Eso no puede ser bueno.

-A lo mejor es una admiradora tuya.

-¿Con acuse de recibo? -¿Firmas?

Tengo otras 50 como éstas.

-¿50?

-¿Te la quedas o no? No tengo tiempo.

-Mira ver si viene una a nombre de Eladio Contreras.

-Y Ramón Pascual. -Mira a ver si hay para mí.

Pues anda que no traen cosas.

Vi uno igualito en una revista.

Hola. Hola.

Pasa, hijo. Cuidado.

¿Qué le habrá pasado?

¡Una Ciclostatic! No señales.

¿A quién? A la separada.

Le habrá dejado su marido por otra. No te digo que no.

No corre mucho el de delante si el de atrás va que jode.

¡Como si fuera normal liarte con otra!

No digo eso. ¿No?

El padre de Luis ha estado con tres. ¿Tres?

Tres queridas. No hables así, que no me gusta.

Habéis sacado vosotros el tema.

Tienen lavaplatos. No señales.

Cuando suban eso a la cocina se llevan estas cajas.

Mucho cuidado con la vitrina.

¿Y las lámparas? -Delante.

Por Dios, estoy yo delante. Miro los muebles.

¿Mirando los muebles?

Hola. Hola. ¿Los del primero?

Ayer pasé pero no había nadie.

Yolanda. Me mudo enfrente.

Antonio. Encantado.

Mi mujer, Merche. ¿Qué tal?

Y mi hijo Carlos. Saluda. Hola.

Yo tengo una hija así.

Qué bien.

Podéis ser amigos.

¡Ay! ¿Qué pasa?

Quien haya sido se la gana. ¿Qué pasa?

¡Una pedrada!

Habla en francés

¡Que le ha pegado una pedrada!

Karina, pídele perdón.

No ha sido nada.

"Pocos momentos en la vida...

...los recuerdo como aquel".

"Recuerdo sus ojos, sus labios, su melena,...

...y su dulce voz".

Chaval, ¿estás tonto?

¿No me das la mano?

"No había duda alguna".

"Entre nosotros habría algo".

Yolanda, si necesitas alguna cosa...

...sabes donde estamos.

Muchas gracias. Encantado.

Adiós. Adiós, Mercedes.

Hijo.

¡Carlos!

Carlos, te llaman.

Venga, que llegamos tarde.

¿Qué te ha parecido?

Ella, maja, la niña, una bruja. Mira qué pedrada.

La niña se las trae.

Carlos, vamos.

¡Que llegas tarde!

¡Hijo, corre!

¡Venga!

Adiós, Merche.

Mercedes. Sí.

Un certificado. Del Ayuntamiento de Madrid.

¿Me firma?

Mira éste.

"Santa Eugenia. Exterior. Vistas".

¿Qué te parece?

-Tiene buena pinta.

Pero por ahí va a pasar una carretera.

-¿La M 30?

-Pues es verdad.

¿Te traigo un poco de café? -Sí, gracias.

-Amor mío.

¿Qué quieres, Pili? -Yo quiero uno como tú.

-¿Te pasa algo, Pili?

-Ya no aguanto más. No puedo...

...vivir así.

-Pero así ¿cómo?

-Pues venga besos y más besos.

"Cariño" por aquí y "mi vida" por allá.

-Pili, ¿eso es malo?

-Malo no es. Pero vivo aquí, lo veo todos los días...

...y me muero de envidia.

-No hemos tenido mucho cuidado, ¿no? -Si no es eso.

Pero quiero uno como Eugenio.

Aunque sea cura.

-Solo necesitas un poco de paciencia.

-Tú como mi madre, con la paciencia.

-El amor aparece de repente.

Quizás hoy, en la tienda, aparezca el hombre de tu vida.

-Sí, para comprarse un sujetador, ¿no?

-Quien dice en la tienda dice en el mercado, en el autobús...

¿Verdad? -Sí.

-Voy a por un café.

-Oye, ¿y qué pasa con lo de la agencia?

-Pues que no me llama nadie.

-Llama tú. -Parecerá que estoy desesperada.

-Pero tienes que encontrar novio.

-Un poco desesperada sí que estoy.

Voy a llamar. -Claro.

Eugenio, lo del cura se mantiene, ¿eh?

Habla en latín

Carlos.

Carlos.

¿Qué? Copia la tarea.

Luego me la das.

Como lo copies de mí vamos listos.

Solo pienso en Carina.

Será por el chinazo. -¿Está más buena que Maica?

No sé...

Si me dieran a elegir...

...me quedaría con las dos.

Pero creo que Karina lleva sostén.

¿Sostén? Sí.

-Hasta aquí. Me traducís este texto...

...y estudiáis las declinaciones de los verbos.

(TODOS) "¡Jo!"

¡A callar todo el mundo!

O os doblaré la tarea.

Pero es que el latín ya no lo hablan ni los curas.

Alboroto

¡Silencio!

¿Cómo se te ocurre esa barbaridad?

Es la lengua de Virgilio, de Santo Tomás...

¿Os lo queréis perder?

-¿Los de baloncesto también hacemos la tarea?

-Claro. ¿Qué os creéis?

-No nos da tiempo a nada.

-¡Silencio! Lo que pasa es que no queréis trabajar.

Aprended de vuestros padres.

Trabajan y no se quejan tanto.

-El mío siempre está en el bar.

-Para mañana quiero la traducción terminada.

Y, ay, del que no la traiga.

Se acabó la clase, podéis iros.

"De resultas de lo expuesto, le informamos que su vivienda,...

...sita en la Travesía de San Genaro,...

...está afectada por el plan de ordenamiento urbano...

...pudiéndosele aplicar las medidas pertinentes".

Esto me huele fatal.

-Eso es que por fin nos abren el metro.

-Será eso. El otro día lo dijeron por televisión.

-Sí, dijeron que iban a abrir no sé cuántas estaciones.

Ya iba siendo hora.

-Siempre estás igual. ¿Has visto hacer agujeros...

...en alguna parte?

-No, pero en la carta...

...dicen que empezarán a hacerlo.

¡Ya tenemos metro!

-A lo mejor nos ponen gas ciudad.

-Qué peligro. En Barcelona están haciendo más agujeros que en el 36.

-¿Y si ponen un parque?

-¡Ay, qué bien!

-O un refugio por si nos tiran una bomba.

-O una plaza de toros.

Con lo que me gusta el Cordobés toreando.

-Están cambiando las farolas en una calle.

Bullicio

Así nos llegamos a ninguna parte.

Por favor. -¡Callad, coño!

-Está hablando Desi.

-Muchas gracias.

Lo más importante es...

...que solo tenemos carta los que tenemos comercio.

Sí.

Buenos días.

Acabamos de recibir esta carta para Antonio del Ayuntamiento.

¡Anda!

Harán todo lo que puedan para dejarnos fuera del proceso.

Como lo que hicieron el año pasado.

-Por lo menos os han dejado formar a un grupo de abogados.

-En el colegio nos tienen enfilados.

Nos buscan. -Ya.

-Y tu padre ¿qué tal?

-Bien.

-¿Formaron la cooperativa? -Sí, firman esta semana.

-Si me necesita que me llame. -Vale.

-Marta.

Te voy a presentar. ¡Marta!

¿Puedes venir?

Te voy a presentar a un compañero.

Es periodista. Está haciendo un trabajo.

Marta Altamira.

Antonio Alcántara.

-Hola. -Qué casualidad.

-¿Os conocíais?

Mejor, así me puedo ir.

Tengo una vista. Adiós. -Adiós.

-Adiós.

Dice mi señora que si tiene que ir a la firma.

¿Tu mujer? ¿Qué pinta tu mujer en el notario?

Como estamos en gananciales...

Acabas de llegar y ya estás dando la matraca.

No hace falta.

Ah, vale. A las reuniones de socios viene, ¿no?

Solo van los socios, no las mujeres.

Pues díselo tú.

Vaya...

Antonio, si tiene un momento. Sí, don Santiago.

Voy.

-Antonio.

Antonio. ¿Qué pasa?

No tan deprisa. Antes tendremos que hablar.

Luego, me han llamado. ¿Eso de que te han llamado a ti?

¿Estás sordo? Me llama don Santiago.

Aquí nadie te ha elegido representante de los compañeros.

Pero soy el encargado. De Gráficas Husillos.

En la cooperativa eres uno más. -Tiene razón.

Ahora somos todos iguales.

Eso lo hablamos luego, ¿vale?

-Hay que decidir quién habla con los clientes.

Tú no perteneces a la cooperativa.

Nadie decide nada.

Solo me van a conocer. -Tú no eres el jefe.

Me cago en la leche, pero yo sé vender.

¿Y tú?

¿Quién quieres que sea el jefe, el aprendiz?

¿Por qué no? También tiene derecho.

Tú mejor te callas, estás mejor.

-¡Coño!

Pues mejor yo que llevo más tiempo. ¡Vaya fichaje!

¿Qué os pasa?

-Antonio, estamos esperando.

No hemos decidido quién dirigirá la cooperativa.

Las decisiones...

...las tomaremos entre todos.

-Antonio.

Hagan lo que quieran.

Al fin y al cabo esta empresa ya no va a ser mía.

Me cago en la leche. A tomar por saco.

La que has liado.

Esta tarde reunión para elegir cargos.

Así no podemos seguir.

¿Elegir cargos?

¿Quién me habrá mandado juntarme con esta panda de muertos de hambre?

¡Todos a las máquinas!

¡Yo soy el encargado hasta que no se demuestre lo contrario!

¡Valerio, a lo que sabes!

¿Cuánto tiempo llevas ejerciendo?

-Cuatro meses.

Acabo de empezar.

Es un bufete pequeño pero hay a gente muy interesante.

¿Tú sigues escribiendo?

-Sigo en "Pueblo".

Por fin terminé la carrera.

En casa quieren que trabaje en un bufete...

...pero me gusta lo que hago. Seguiré escribiendo.

¿Sigues viviendo en el piso de Serrano?

-Sí. -¿Con él?

-Sí, con Alejandro.

-Con Alejandro. -¿Volviste con aquella chica?

-¿Mila? No, aquello...

...no funcionaba. -Ya. ¿Lo intentaste?

-¿Intentar el qué? -Volver con ella.

No hubiera funcionado.

-A ti te da miedo saber cuando una relación va a funcionar o no.

Perdona, Toni.

El pasado, pasado está. No me hagas caso.

Camarero. -Te invito yo.

-Como quieras.

-Me gustaría volver a verte.

-Claro. Cualquier día, por magistratura.

Lo raro es que no nos hayamos visto antes.

Perdóneme.

Para llevar bien un negocio hace falta un jefe, si no, es un lío.

Ah, por cierto,...

...tome la llave de la caja fuerte.

Memorice el número de la combinación.

Nosotros, una vez, tuvimos un problema.

-Ya lo creo.

Tardaron cuatro días en venir a abrirla.

Otra cosa,...

...don Santiago.

Quizá uno de ustedes podía quedarse dirigiendo...

...la empresa. ¿Nosotros?

Solo sería hasta que se ponga en marcha.

No se fía de sus compañeros.

Son muy buena gente, pero no están acostumbrados a ser jefes.

-Si me permite un consejo... Dígame.

Tome las riendas. Usted está capacitado para asumir el mando.

Y lo sabe.

No me importa quien mande, se lo digo de verdad.

-Dirigir un negocio no es fácil.

Si las decisiones las toman muchos, se fracasa.

-Podemos convencerles.

No, iba a ser peor.

Que me elijan libremente.

¿Has oído? Es todo un demócrata.

El tocante a lo de la cooperativa sí.

-Espabile, le van a robar la cartera.

-Hágalo por nosotros.

No nos gustaría que la empresa se viniera abajo.

Adiós a todas.

Mercedes.

Espera un momento.

Mercedes.

¿Dónde vas tan deprisa?

Quería pasarme por el mercado. Perdone.

Solo quería comentarte una cosa. Lo que usted diga.

Mercedes, me doy cuenta de lo atareada que estás.

Tu marido, la niña, la casa...

Menos mal que tengo a mi madre.

Qué haríamos sin las abuelas. Pero a veces no son suficiente.

Trabajar fuera de casa y dentro no es tan sencillo.

La verdad es que resulta muy difícil.

En la sección femenina sabemos...

...que no todas podemos hacer lo mismo.

He pensando que te vendría bien una ayuda.

Ah, ¿una patronista?

No exactamente.

Otra profesora. ¿Otra profesora?

Yo no tengo problemas para mis clases.

¡Ah! ¿Para el otro grupo?

No, para que dé uno de los tuyos.

Asistiría a tus clases para familiarizarse.

Luego compartiríais el trabajo.

Es una idea estupenda. Así podrás hacer tus cosas.

¿Qué pasaría con mi sueldo?

Bueno, mujer...

No sería justo que trabajando menos cobraras lo mismo.

O sea, que me quitan horas para dárselas a otra.

No. Lo hacemos por ti.

Te echamos una mano para que puedas llevar a cabo tu tarea.

Tú dices que andas de cabeza, y yo lo comprendo.

¿Qué me dices? ¿Qué le voy a decir?

Espero que sepas aceptar este pequeño cambio.

Está todo decidido, ¿no?

Sabía que podía confiar en ti.

Hoy por ti, mañana por mí.

Bueno...

Me voy, que no voy a llegar al mercado.

Ve tranquila. No te entretengo.

Estoy harto de tantos deberes, tanto latín...

No hay derecho. Y luego a entrenar.

Hola, Cervan. -Hola, chavales. ¿Qué tal?

Dame una peseta de pipas. Sí, hombre.

Aquí tienes.

¿Cómo va el colegio?

-Muchos deberes.

-Si te cuento todo lo que estudiaba yo...

Pero de mayor me puse arriba.

El que declinaba mejor el latín...

...era yo.

Yo era el primero en el latín.

Rosa, rosaren, rosa, resa,...

...resarrá,...

...rosa, rosaurum.

-Eso no tiene mérito.

-Yo declinaba mejor que Nerón.

Mejor que Trajano.

Mejor que Di Stefano. ¡Me he equivocado!

Bueno, mejor que ninguno.

-Aún se estaba construyendo el acueducto de Segovia.

-Qué gracioso. Qué listos sois.

Ahora no os enseño una noticia que os interesa.

No seas rencoroso. -Sí.

Enséñanosla.

Bueno. Soy un buenazo.

Ahí lo tienes.

Aquí abajo.

"No a los deberes en casa".

"Por una resolución del ministerio de Educación...

...que publica el B.O.E...

...se dan normas para realizar trabajos extraescolares".

¡Toma! Bueno...

-¿Qué significa?

-El Ministerio ha prohibido los deberes.

Pero entonces,...

...don Froilán ahora es un fuera de ley.

-Le meterán en la cárcel.

Lo pone bien claro.

"Quedan prohibidas las actividades extraescolares".

-No tenéis que estudiar. Tengo una idea.

¿El qué?

Esta tarde, en el descampado, llamad a todos.

Esto va a ser cosa del catastro.

Cállate, que distraes al abogado. Me cago en la leche.

Deja que termine de leer la carta.

Hijo, dinos algo, que nos tienes en ascuas.

No está claro.

Parece que anuncia una posible expropiación de las viviendas.

¿Eso qué quiere decir? ¿Nos van a quitar las casas?

Las compran al precio que se determine.

Habla del barrio, pero no determina qué zona.

¿Cómo la van a comprar? ¿Y si no queremos venderla?

Mamá, no os va a quedar más remedio.

¿Porque ellos quieren? No.

Yo he pagado mi casa, tengo los recibos.

Esto es una decisión de Ministro.

¿Qué quieren hacer? -Pues derribarlas.

Dice "nuevo ordenamiento". -Eso ocurrió en Palomeras.

-Y en el barrio de Pozas echaron a las familias.

Menos un escritor que se resistió.

-Olmo. -Lauro Olmo.

¿Nos van a echar de nuestra casa? No, madre.

¡Que no! ¿Cómo nos van a echar de nuestras casas?

Y menos de éstas, que son baratas y las ha hecho el estado.

Yo creo que se referirá al descampado.

¿Tirar el descampado? ¿Y dónde vamos a jugar?

No se van a llevar por delante a todo un barrio.

No pueden, llevamos aquí toda la vida.

¿A que no?

No lo sé. Tendríamos que ir a enterarnos bien.

-Yo mañana puedo ir al Ayuntamiento y me entero de todo.

Pues sí, Eugenio. Que te acompañe Toni.

No, yo mañana tengo un juicio.

Pero Eugenio no tendrá problemas.

Nos mandan una carta a casa y no la entiende ni un abogado.

¿Para qué la mandan?

No os preocupéis, mañana hablamos.

Me voy. -Te acompaño.

Tengo que pintar.

Hasta luego. ¿Quieres comer?

No, gracias. Adiós. Adiós, padre.

No le llames padre. No me he dado cuenta.

Me he dado cuenta...

...al decirlo.

El único que le llamaba padre era yo y ahora me lo tengo que tragar.

"La energía está siempre ahí, al alcance de un dedo,...

...o de un surtidor de gasolina".

"Apenas se hablaba de ella..."

Antonio. ¿Qué?

No te he dicho nada por todo el follón de la casa,...

...pero tengo problemas en el trabajo.

Vaya, hombre.

No será por lo de Aranjuez. No te digo yo que no.

Me quitan horas para dárselas a una chica que no sabe ni enhebrar.

Eso se veía venir. ¿Qué les has dicho?

¿Que voy a decir? Que sí. ¿Qué voy a hacer?

Les he puesto una cara...

Con caras no arreglamos nada.

Ya. Tienes que dejarlo.

Eso es lo que quieren ellas. No les daré ese gusto.

Necesitamos ese sueldo. Que no, mujer.

Todavía tenemos la tienda.

Pero si nos la van a expropiar...

No va a pasar nada. Una cosa es que tiren "El diario de Madrid"

...porque se ha metido con Franco, y otra un barrio entero.

No sé si pasará algo pero yo tengo una congoja,...

...unas ganas de llorar...

No te preocupes, somos un matrimonio afortunado.

Tenemos salud, cuatro hijos estupendos, nos queremos...

¿Qué más podemos pedir? Nada, tienes razón.

Pero me pongo a pensar y...

No sé...

Porque estás nerviosa, todos estamos nerviosos.

Alegra esa cara. Cuando sonríes parece que sale el sol.

Qué tonto eres.

Un abrazo.

¿Cómo te va en la imprenta?

¿A mí?

¿Pues cómo me va a ir en la imprenta? De maravilla.

Tranquila. Menos mal que algo va bien.

¿Vamos? Vamos.

Todo lo que tienes de guapa lo tienes de preocupada.

Alboroto

¡Callaos ya!

¡Callaos ya!

A ver.

Es el momento de resistir o morir.

Pues muérete tú.

Risas

(TODOS) "Que se muera".

¡Callaos ya, joder!

Se trata de que el Ministerio está a favor nuestro.

Podemos no hacer los deberes.

¿Y quién es el Ministerio? Yo no lo veo.

-Está en todas partes, como el Espíritu Santo.

-Como Franco, estar está.

El Ministerio y Franco es lo mismo. Está a nuestro favor.

No haremos deberes nunca más.

Si nos mandan deberes les denunciamos y van a la cárcel.

Don Froilán, Severiano, Jose Miguel,...

...Almudena. No, que está buena.

Almudena no, porque está buena.

Los demás a Carabanchel.

(TODOS) "A la cárcel".

¡A ver!

¡A ver!

Tenéis que prometer que no vais a hacer los deberes.

-O lo prometemos todos o ninguno.

-Pues ninguno, porque lo que es yo, no pienso.

-Estáis locos.

-Chaval. ¿Yo?

¿Tú no dices que no quieres hacer más tareas? Quémalos.

¿El qué? Los deberes.

-Trae, yo los quemo.

-El libro.

¿Qué? Que saques tu libro.

Pero el libro... ¿El de latín?

Ese mismo.

Este no es heredado.

Eres un cobarde. Muchos vas hablando por ahí...

...y no haces nada. -Yo lo quemo.

-No lo hagas. -¡Sí!

-Su madre está separada.

-Yo también lo quemo.

-¡Abajo los deberes! -¡Abajo!

-Ten cuidado, no sabes donde te metes.

(TODOS) "Abajo los deberes".

"Abajo los deberes".

"Abajo los deberes".

"Si sigo quemar los libros lo hice...

...en defensa de nuestros derechos...

...mentiría como un bellaco".

"Sobre todo lo hice por Karina".

"Con un solo gesto había desbancado...

...a Maica del corazón de todos".

"No sabía que aquello iniciaría...

...una larga guerra en el barrio".

"En seguida me di cuenta de lo estúpido que puede ser el macho...

...cuando la hembra hace algo tan simple como una sonrisa".

"¿Habrá sido así siempre?"

Carlitos, ¿dónde andas?

Haz los deberes, que enseguida vamos a cenar.

¿No me has oído?

Ya voy.

Vamos.

Bueno, les explico.

El rótulo va aquí en el centro, con el nombre de la tienda.

-¡Anda! Resulta que la nueva se ha quedado con la ferretería.

¿Quién, la separada?

-Pues yo no la veo vendiendo tornillos.

-¡A ver si pone una boutique!

¿Cómo va a poner una boutique enfrente de la nuestra!

-Mercedes, ¿mañana me puedo tomar la tarde libre?

-¿Te ha salido pretendiente?

-Hemos quedado, y quería ir a casa a arreglarme un poco.

¿Has recogido el taller? Sí.

Pues entonces, tómatela. Gracias.

-Hasta mañana.

-¿Es guapo? -Pues no, no la voy a mentir.

Buenas noches.

Quiero saber quién dirigirá esto y cuánto ganará.

-¿Qué más te da lo que cobre? Lo importante es el trabajo.

-¿Y los cooperativistas? -Y los que no lo somos.

-El que quiere hablar que pida turno.

Se trata de que los que somos socios cobremos parecido.

Eso no puede ser.

Yo soy el encargado.

-¿Y yo que llevo 14 años? -Y yo 15.

-Tranquilidad.

Plantéalo en la próxima reunión.

Pero creo que los socios deben cobrar más o menos parecido.

¿Cómo va a cobrar lo mismo un encargado y un aprendiz?

¿De dónde sacamos el dinero? De la plusvalía.

Pero si esta empresa solo tiene deudas.

No es tu turno.

Vaya.

Valerio.

-Yo no entiendo de plusvalías.

Si vamos a ganar bien, mejor, pero con tener trabajo me conformo.

Eso digo yo. Ya está.

-Con una funeraria nunca te faltará trabajo.

Chaval, cállate.

Yo soy de la cooperativa.

-Antonio, tienes la palabra.

Estas cosas que suenan bien pero que no me las creo.

Que ganaremos como unos ministros, que somos los dueños...

Casi no hace falta venir a trabajar, con llevarse el cheque...

Alboroto

Yo tengo...

...el turno. Vale.

Y soy de la cooperativa. Vale.

No es tan bonito como creéis. Esta empresa tiene muchas deudas.

Para sacarla adelante tendremos que trabajar mucho...

...y echarle muchos huevos.

He acabado. Matías.

-Esto no es lo que hablamos. ¿No?

No vais a tener en cuenta el trabajo, ni la antigüedad...

Conmigo no contéis. Me dais mis 20 000...

Alboroto

Vamos a votar.

No se puede votar, tenemos que seguir hablando.

Votaremos para elegir al director.

Yo. Solo pueden votar los socios.

¿Quién quiere votar a Antonio Alcántara?

Yo. Uno,...

...dos, tres, cuatro, cinco,...

Curro, tú no puedes.

Cinco.

-¿Quiénes quieran que sea el director un servidor?

-Uno, dos, tres, cuatro, cinco.

Empate.

Y seis.

El que faltaba. Designado por mayoría...

...Paulino Alvarez como director.

-Entiéndelo, Paulino es mi cuñado.

Pasamos de los Husillos a los cuñados.

-Sin faltar, ¿eh?

Tranquilízate, estás nervioso. Yo no firmo.

Lo siento, yo no firmo.

Ya me devolveréis las 20 000 pesetas, si podéis.

-¿Qué dices?

Yo soy igual que Curro, empleado.

Los empleados a esta hora... Sí, en la calle.

Buenas noches y suerte.

-Antonio, las cosas no son así.

A mí no me engañas. Llevo mucho tiempo en esto.

Pues yo no le veo tan mal.

-¿No le veis un poco soso?

-No.

Un poco serio sí parece. Lo importante es que sea honrado.

-Menudo muermo. -No tiene por qué.

-Querías a alguien para siempre. -Pero no a San Isidro.

Me recuerda al de la película de "Psicosis".

-¿Sí?

-Ahora que lo dices, un poco sí se parece.

-Además es hijo único y vive con su madre, como en la película.

-Pili, no es para tanto.

-Es que si rechazaba también a éste tenía que pagar la matrícula.

-¿Cómo has quedado con los de la agencia?

-Mañana a las 17.00 en una cafetería.

-En una cafetería no creo que te descuartice.

-Qué gracioso el cura.

No eres tú el que te la juegas.

-Vas, le ves, si no te gusta, te vuelves y ya está.

-¿Y si vienes conmigo?

-¿Yo?

De carabina.

-No. Te sientas por ahí, como si no me conocieras.

Si Si vemos que hace cosas raras te hago una señal y vienes.

-¿Y qué le digo?

-No sé, que mi madre se ha puesto mala...

Lo que se te ocurra. Por favor.

-Me metes en cada lío...

-Sabía que podía contar contigo. ¿Sí?

Está durmiendo tu hermana.

¿Qué quieres?

Es que me encuentro muy mal.

¿Qué te pasa?

Me duele la tripa y la cabeza.

A ver.

Fiebre no tienes.

Pues ya me subirá.

A ver la lengua.

¿Y si tengo el tifus o otra cosa peor?

¿Puedo no ir al colegio?

Lo que tienes es cuento. A la cama.

Y si es malaria o conjuntivitis...

Vete a la cama ahora mismo. Y si se lo pego a don Severiano.

Vas a despertar a la niña. ¿Qué le pasa?

Dice que tiene la malaria. ¿Sí, hijo?

¿Eso lo cubre el seguro? No.

A la cama. Venga, a la cama.

A la cama.

¿Qué es eso de que a Paulino le han nombrado director?

Lo que oyes, director. La madre que los parió.

Pero si siempre ha armado follón. Pues sí.

Les ha llenado la cabeza de bobadas y como son unos borregos...

Les he dicho que no cuenten conmigo.

Si quieren hacer el memo, yo no me monto en ese barco.

¿Qué vas a hacer?

Yo qué sé.

Trabajar ahí hasta que encuentre algo.

Con tanto emigrante volviendo a ver qué encuentro.

No te metas en nada que no te quieras meter.

Dos meses de vida le doy.

Las 6.00. ¿El qué?

Me tengo que despertar a las 6.00. ¿Por qué?

Porque tengo que poner a la nueva al corriente de todo.

Encima de perros, apaleados.

Bastante mal me sabe a mí.

No, si no te digo nada.

Ya te dije lo que pensaba yo de esa gente.

Apaga la luz.

Como si apagando la luz, se arreglaran las cosas, Merche.

Total ¿para qué? Para no pegar ojo.

Con todos los problemas de la imprenta...

Y encima, cualquier día, nos tiran las casas abajo...

Si es que ha venido todo junto.

Es que parece que nos ha caído una bomba.

Está muy lejos, Merche.

Llanto

No, mi vida. No.

No llores.

Está muy lejos.

¿Es ahora cuando tengo que cortar la tela?

¿Cómo?

¿Que si es ahora cuando tengo que cortar la tela?

Todavía no hemos terminado el patrón.

El patrón es esto, ¿no?

Tú nunca has cortado un vestido, ¿verdad?

Pues no.

Yo tengo la carrera de Bellas Artes.

Dicen que tengo muy buen gusto para la moda.

Pues con buen gusto no se corta un vestido.

-¿Todo bien?

Todo muy bien, gracias.

Sabía que ibais a formar una pareja estupenda.

¿Que lo habéis olvidado en el autobús?

Vivís muy cerca del colegio.

Es que... fue cuando fui a casa de mi tía.

¿Para qué llevas la tarea a casa de tu tía?

Porque...

-Se le ha olvidado.

-Calla.

¿Tú también la has olvidado?

-Aunque parezca mentira, sí.

-¡El que faltaba! El trío calaveras.

Los tres juntos, que no se pierda ninguno.

Habla en latín

¿Qué? Que el perro se comió la tarea.

¿Cómo vais a aprender si no estudiáis?

Vais a acabar pidiendo limosna. Si mañana no me traéis...

...la tarea hecha, os quedáis una hora después de clase todo el año.

¿Entendido?

A ver, Prendadilla, léame su traducción,...

...si es que usted no la ha perdido también.

-A mí no me se me ha perdido. -Empiece.

-Qué traidor.

Esquirol.

-Quiere decir: "Toda la Galia se divide en tres partes".

"Si había algo en la escuela peor que la muerte, era la traición".

"Uno podía ser un zote para los deportes, suspenderlo todo,...

...incluso llorar si te pegaban".

"Lo que no tenía perdón era ser un esquirol".

"Esa línea separaba los camaradas de los traidores".

Diga si es cierto si no se le comunicó por carta...

...que había sido despedido por ausencias.

-Sí, es cierto.

-¿Y no es cierto que el trabajador cumplía...

...con todas sus tareas?

-Sí, pero...

-¿Se puede explicar...

...qué quiere decir?

-Cumplía las tareas, pero como se le comunicó...

...siempre llegaba tarde al trabajo...

-¿Podría ser un poco más concreto?

¿Cinco minutos al día?

¿Diez minutos al día?

¿Tres, dos días a la semana?

-Con la venia.

Lo que mi defendido denuncia es la mala predisposición,...

...su desobediencia...

...a sus superiores y sus faltas a su puesto de trabajo.

Bullicio

Si van bien las cosas,...

...Paulino dice que haremos un reparto de beneficios.

La plusvalía es un chollo.

¿Eso ha dicho Paulino? Déjame en paz, tengo mucho trabajo.

¿Todavía sigues con eso? ¿Sigo con qué?

Cabreado porque no te elegimos. El cargo es anual.

Dejadme en paz, no contéis conmigo.

Venga.

Bueno.

Se me olvidaba. Esta tarde no vengas.

Nos hemos dado libre para preparar papeles.

Pues no vengo.

Aquí no hay quien venga. Vale.

A la firma del contrato le daremos las llaves.

Mucha suerte. -Gracias.

"Muchas gracias".

Pero no hagas sangre.

Lo pasado, pasado.

Déjame en paz, Paulino.

Deberías pensar lo de dejar la cooperativa.

A lo mejor me lo pienso.

¿Sabes qué pasa?

Que tú a mí no me engañas.

¿Entiendes?

Has hecho muy bien en dejarlo. Aquí quieren mangonear todos.

A trabajar, Curro.

Ha quedado demostrado que faltaba al trabajo...

...a pesar de las veces...

...que el jefe le advirtió...

-¡Esto es un farsa!

...que de seguir así sería sancionado con falta grave.

Solicitamos declare...

...despido procedente.

Bullicio

¡Silencio!

¡Silencio!

¡Orden! ¡Orden!

O guardan ustedes silencio...

...o serán desalojados.

Policía.

Se suspende el juicio hasta nueva orden.

Alboroto

¡Toni!

¡Me cago hasta en la novia de Peneque!

¿Has aprendido a aparcar en una escuela de invidentes?

Aparcas de oído.

No te quejes. Tus parachoques de acero de Bilbao.

¡Me has jodido un foco!

¡Pues mira mi coche! ¿Quieres que te dé un parte?

Invítame a una cerveza y lo arreglamos.

Por cierto,...

...¿sabemos algo de mi yerno?

¿Eugenio? Sí.

No sabemos nada.

Yo he hablado con mi primo, el de Tráfico.

Dice que es cosa de la ampliación del aeropuerto.

Los aviones pasarán por aquí. ¿Cómo?

¿Para qué le molestan las casas?

Ya estoy en casa.

Ya está ahí mamá.

¡A buenas horas! ¿Ha pasado algo?

Estoy que trino.

Ay, mi niña... Qué barbaridad.

Mi cosita linda.

Pan. Que quiere pan.

Como le gusta tanto.

Como no venías, le he dado de comer.

He ido a Pontejos a por los botones y ya habían cerrado.

No te preocupes, no corren tanta prisa.

Has ido a la Chelo, ¿no? La Chelo y la que no es la Chelo.

Si conocieras a la pavisosa que me han puesto...

No sabe nada, lo único que tiene son apellidos:

Gómez de Fonseca. Acaban contigo.

Es lo que quieren.

Desde que me fui de las charlas de Aranjuez...

Las falangistas tienen buena memoria.

Fíjate si hace que mataron a Jose Antonio y la murga que dan los 20-N.

Esta tarde voy a trabajar.

Te pagarán esas horas, ¿no?

¿Qué me van a pagar?

Quieren hacerme la vida imposible para que me vaya.

Toma esta chiquitita.

No te he dicho otra cosa. ¿Buena o mala?

Si es lo que yo creo, mala, muy mala.

Pues dímela ya.

Ayer me asomé a la ferretería. ¿Y qué viste?

Dos maniquíes. ¿Dos maniquíes?

Bueno, me parecieron dos maniquíes.

Lo que nos faltaba, una competencia.

Ya te digo.

¿Por qué tarda tanto?

A ver qué le han dicho.

-Esto va a ser cosa del catastro.

-A ver si el rey nos quita el catastro, no vale para nada.

Deja en paz al rey, que te pones muy pesado.

Ahí está. Mira cómo viene.

Carlos, un vaso de agua.

Tinín, un vaso de agua.

¡Vamos, Eugenio!

Estamos esperándote.

¿Qué te han dicho?

Dale agua, que no puede hablar.

-Tranquilo.

-Cuenta. Espera un momento.

-¿Qué te han dicho?

¿Qué ha sido?

-Lo derriban todo.

-¡Bueno!

-Las dos manzanas, el descampado, parte de la carretera...

Solo se salvan la parroquia y las casas de enfrente.

O sea, ¿que se llevan el barrio por delante?

-¿Todas las casas?

Pero no será mañana ni pasado.

-Dentro de tres meses, en enero.

-¿Y esas prisas? -Van a hacer una carretera.

Que no puede ser.

¿Les has dicho que aquí viven 100 familias?

Tenemos que hablar con alguien.

Un funcionario y me ha dado los planos.

-¿Cuánto dinero nos darán?

Nos darán un dinero, ¿no?

Yo sin pasta no me muevo de aquí.

-¿Qué pasa con los trabajos?

-¿Qué hago yo ahora con mi taller? ¿Me lo como con patatas?

-Calma. Estamos todos un poco nerviosos.

Reunámonos esta tarde.

Os contaré lo que podemos hacer.

No nos vamos a quedar de brazos cruzados.

-Esta tarde nos reunimos aquí y hablamos largo y tendido.

Yo lo preparo.

A media tarde, todos al restaurante.

-De acuerdo.

-Avisad a los que estén en esta situación.

"Todos a la calle. Era lo peor que nos podía ocurrir".

"De repente, al barrio llegó una oleada de miedo".

"Y también solidaridad, la primera que yo recuerdo".

"Como si todos a una nos prestásemos a resistir...

...para luchar por lo nuestro".

"Reunirse más de tres personas era considerado asociación ilegal".

"Iviasa le ofrece en Alcalá de Henares...

...el parque residencial Iviasa".

"Una nueva forma de vivir y de criar a sus hijos...

...a precio módico".

Unos barrios los tiran...

...y construyen otros.

¿No vas a trabajar? Hoy no.

Mañana es la firma, y se han tomado la tarde para el papeleo.

¿Qué tiempo llevamos en esta casa, 20 años?

Diecinueve.

Toni acababa de empezar el colegio.

¡Mira!

Estaba todo el barrio lleno de huertas.

Diecinueve años.

Yo me puedo ir a una residencia.

¿Cómo te vas a ir a una residencia? Te vienes con nosotros.

No hay derecho, joder.

No hay derecho.

Claro que no hay derecho. Pero algo tendremos que hacer.

Toda la vida dejándose las pestañas...

...para al final quedarte sin trabajo y sin casa.

A ver dónde nos metemos.

Podemos volver al pueblo.

Verás como salimos de ésta.

No nos vamos a quedar de brazos cruzados.

Yo me voy a fregar los platos.

La vida sigue y no nos podemos quedar parados.

¿Pili?

-Sergio, ¿qué haces tú aquí?

-Trabajo en el Catastro.

-Ah, sí. Trabajabas en el Catastro.

¿Quieres sentarte?

Siéntate.

¿Dónde te has metido?

-¿Cómo?

Quedaste en llamarme.

-Perdí el teléfono. -Anda.

-Te busqué pero no hubo manera.

Me he acordado mucho de ti.

-¿En serio?

-Qué cosas. Tú estás igual que cuando nos conocimos.

-Tú estás mucho más guapa. -Gracias.

-Guapísima. -Gracias.

Qué cosas, ¿no?

-Guapísima. -Muchas gracias.

-Hola. ¿Pili?

-Te has confundido, ¿eh?

-Pero ¿no eres Pili? Vengo de la agencia.

-¿Agencia? -De la agencia de La felicidad.

-Esperas a alguien.

-No, quédate.

No sé a qué Pili buscas.

Debe ser alguien que se me parece.

-No, pero es que...

-Estoy con este caballero.

-Sí... -Hola.

Pili soy yo.

Creía que no ibas a llegar.

-¿Eres Pili? Te veo muy cambiada.

-Sí, claro.

Es que me he teñido.

¿No te gusto así?

-Estás mucho mejor al natural que en la foto.

-Bueno, me tendrás que contar muchas cosas.

Tendremos que conocernos y todo eso.

-Sí.

¿Nos tomamos algo? Yo te invito.

¡Ay! Las flores son para ti.

-Muchas gracias. -Unas rosas para otra rosa.

-Qué grandes.

"De las consecuencias que pueden derivarse...

...del conflicto del Próximo Oriente, la que más preocupa es...

...la del abastecimiento de petróleo".

"Podría traducirse en restricciones..."

Me cago en la leche.

"Está bueno el mundo".

Timbre

Herminia, abra.

Ve tú, que yo estoy con la niña.

Ah.

Voy.

¿Qué haces aquí?

¿Podemos hablar?

Pasa.

Y ésta es con mi madre en la casa que tenemos en Piedralaves.

Ya verás como te gusta.

-Muy bonita.

-No tanto como tú, Pili.

-Tú, que me miras con buenos ojos.

Me voy a ir. Claro, tanto hablar, tanto hablar...

-Mañana podríamos ir al cine.

-¿Mañana?

Mañana será otro día. Ya veremos.

Toma.

¿Qué haces?

-Cogerte un poco la mano, casi nada.

-¿Qué te has pensado?

-Perdona, es que...

Me gustas tanto que se me has escapado.

¿A tus papás les gusta el morcillo? -¿Eh?

-Quería tener un detalle con ellos y mañana traerles algo.

Soy carnicero, ya lo sabes.

-Sí, ya. -La carnicería la tengo a medias...

...entre mi tío y yo.

Podremos trabajar los tres y así pasaríamos tiempo juntos.

-Tú y yo tenemos que hablar.

-¿Ah, sí?

Estás cabreado porque has perdido.

Pero ¿qué elecciones?

Para que sean elecciones el voto tiene que ser secreto.

Bueno, puede que en eso tengas razón.

Claro que tengo razón.

Pero tú siempre me cuentas cuentos.

Antonio, un poco de respeto.

Sabes que tengo razón.

¿Cuándo te he quitado la razón?

Ayer, sin ir más lejos, en la asamblea.

Cuando quise votar me callaste la boca.

¿Y te lo dije?

Sí.

No me trates como a un tonto.

¿Qué pasa?

Paulino, mi suegra.

Mucho gusto. Es que estáis dando voces.

Es que estoy acostumbrado a gritarle por el ruido de las máquinas.

Bueno, vamos a beber agüita.

Estos dos están chillando mucho.

Me alteras a la familia.

¿Hay algo más o es lo que me imagino?

Quieres que vuelva, ¿no?

Sí. Ni lo sueñes.

Cuando estuve, el perro de todos os lo comisteis los lobos.

Ni borracho.

No hay nada más que hablar.

¿Ya te vas?

No has hablado de condiciones.

¿Condiciones?

Mis condiciones, Paulino.

He hablado con mi hijo, que es abogado.

Yo seré el gerente y tú, el director general.

Pero las decisiones las tomamos los dos, no esos.

El gerente. Sí.

O llámale como quieras.

Tú, en la imprenta y yo, a vender.

Deberíamos cobrar lo mismo que con los Husillos.

No hay que cobrar horas extra. Oí a uno que lo decía.

Y a final de mes, repartimos los beneficios...

...después de amortizar el préstamo. ¿Sabes lo que es?

Sí, señor.

Pues eso.

¿Y todo eso es innegociable?

Como el Peñón de Gibraltar.

Bueno, si no hay más remedio...

¿Ya está? ¿Das el brazo a torcer?

¡Pues vaya un negociador!

Ve mañana a la notaría. General Pardiñas, 39.

A las 11.

¡Vaya un socio!

Otra cosa. ¿Has traído el coche?

Sí, señor.

Acércame al centro. Voy a decirle a Merche que soy gerente.

Vamos.

¡Herminia!

Bueno, mucho gusto.

Que usted lo pase bien. Encantado.

Voy a buscar a Merche.

Esta noche es la reunión de la expropiación.

No se me olvida. Tengo una reunión de expropiación.

¡Coño!

Soy el gerente.

¡Paulino, un momento!

¡Dios!

Puerta

¡Hombre!

¿Tienes un minuto?

Sí, claro. ¿Pasa algo?

No, sólo quería preguntarte una cosa.

Usted dirá.

¿Qué tal con la chica nueva?

Bien.

Me tiene esperando desde las 5 de la tarde y no aparece.

Se me había olvidado avisarte.

Llamó para decir que no iba a venir.

Me lo podía haber dicho.

Discúlpame, tengo tantas cosas en la cabeza...

Pues yo también tengo muchas cosas que hacer.

Tiene razón. Lo siento. Le viene mal venir por la tarde.

Pues que se lo hubiera pensado antes.

Lo hecho, hecho está.

Hay que buscar un horario que nos venga bien a todas.

¿Cómo que un horario?

Un horario que le permita atender sus compromisos.

¿Y cuál es ese horario, si puede saberse?

Podrías ocuparte de la clase de la tarde...

...y le pasas la de la mañana.

¿Cómo voy a cambiar de grupo a estas alturas de curso?

¡No, hombre!

Mientras la nueva se familiariza con las alumnas,...

...te encargas de los dos.

Eso no es justo. Además, no puedo.

Yo también tengo mucho que hacer. Tengo mi tienda, mis hijos.

Y usted lo sabe.

La verdad es que sentiríamos tanto que nos dejaras...

¿Por qué no me habla claro? ¿Qué quieres decir?

He sido muy franca contigo.

¿Muy franca?

¡Usted ha sido una hipócrita!

¡Y no me mire así! ¿Cómo?

¡Me hace la vida imposible para que me vaya!

¡Y no me diga que no!

Y fue todo desde Aranjuez.

¡No encajo, no soy la mujer que esperaban!

¡Me tiene enfilada!

¿Yo?

¡Moveos de ahí!

Me parece, Mercedes, que no mides las consecuencias de tus palabras.

Pues claro que no las estoy midiendo.

Pero estoy harta. Harta de todas.

De tanto rezo y tanta falsedad. Y, sobre todo, de usted.

Es una rancia y una amargada que vive en el pasado.

Me parece, Mercedes, que esto te va a costar un expediente.

Que le den morcillas al expediente y a usted.

Atrás, atrás.

¿Y si le decimos la verdad a don Froilán?

Va a ser mejor que no.

¿Y cuándo te vayas a confesar?

Si mientes a un cura en confesión,...

...vas de cabeza al infierno.

-Es peor la zapatilla de mi madre.

¡Ostras!

Mirad a don Froilán.

Se acerca a los libros.

Ha cogido uno.

-¿Qué es esto?

¡Ay!

¡Eh!

¡Nos ha pillado! ¡Vámonos!

¡Eh!

-¡A la azotea de mi casa!

Merche, ¿qué pasa?

Antonio. ¿Qué pasa?

¡Merche!

Es que...

¿Qué?

Vámonos.

¡Clara, Desi!

Esperad. -Buenas tardes.

¡Ahí va, Froilán!

-Se lo está contando a mi madre. ¡Qué chivota!

-Lo han hecho Josete y sus amigos.

Sí, sí.

Varios libros.

Hay que hacer algo. -¡Josete!

¡Josete!

¡La madre que lo parió!

¡Josete!

Te va a faltar barrio para esconderte.

Fíjate lo que te digo.

¡Lo que me faltaba!

"Cuando mis padres se enterasen, se iba a armar".

"Ya podía despedirme de la paga de los domingos...

...y de las tardes con mis amigos".

"Y bien merecido me lo tenía".

"Además del dinero que tendrían que gastarse,...

...echar libros a una hoguera siempre ha sido una barbaridad".

Al fin del camino habrá un despertar...

Huele raro.

Huele como cuando mi madre se depila el bigote.

-¡Qué bien canta!

¿Quién es?

En tu caminar...

...la vida has llenado de amor y verdad.

Al fin del camino...

¡Pero si es Karina!

¡Jolines!

¡Qué bien canta!

¿Tú padre no tiene unos prismáticos?

Pues tráetelos.

No sé lo que me ha pasado.

Pero ya no aguantaba más y le he dicho de todo.

Le he dicho que eran unas hipócritas.

Y unas rancias.

Y unas amargadas. Eso le he dicho.

Has dicho lo que tenías que decirle.

No sé lo que me ha pasado.

Me van a despedir, Antonio.

Me van a despedir.

En cuanto la vi, pensé: "¡Qué amargada!"

Voy a hablar con ella. Tú no vas a ningún sitio.

Necesitamos el dinero. Me disculparé.

Ya está bien de agachar la cabeza. Es lo único que tenemos.

Es el único sueldo fijo. Si no, no llegamos a fin de mes.

Pues nos apretamos el cinturón.

Pero tú no te agachas la cabeza delante de la Falange.

Llevan toda la vida amargándonos. Me ha sacado de quicio.

Estoy nerviosa.

Por todo.

¿Qué vamos a hacer ahora?

Pues tirar para delante. No te preocupes.

¿Que no me preocupe?

Y tenemos lo tuyo. ¡Menudo panorama!

Lo mío está arreglado.

Que venía a contártelo.

¿Has aceptado en la cooperativa?

Sí, pero no así como así.

He estado hablando con Paulino.

Y ha insistido tanto, que voy a entrar en la cooperativa.

Pero con una condición. Yo soy el gerente.

¿Gerente? Sí.

Está bien, porque vales mucho.

Me gustaría que estuvieras de encargado y con un sueldo fijo.

Tenemos todo en el aire.

Que no merece la pena, Merche.

Que en cuanto se muera Franco, esto va a cambiar mucho.

Pareces tu hijo. Pues mira.

Vámonos a casa, que ya se me ha pasado.

Sí, vámonos a casa, que no sé qué hacemos aquí.

¡Un momento, por favor, silencio!

¡A ver si nos queda claro!

Nosotros estamos situados aquí.

Esto es San Genaro.

La autopista va a rodear toda la ciudad.

Y va a alcanzar el barrio justo por aquí.

Lo dividirá por la mitad y tirarán las casas.

-Eugenio, yo acabo de montar mi negocio.

Todavía no he pagado ni el traspaso.

-¿Esto lo sabe Franco?

-¿Qué tiene que ver?

¡Por Dios!

-Escribiré a Don Juan para que tome cartas en el asunto.

-Te va a hacer mucho caso.

-¡Hay que escribir al generalísimo! -¡A ése sí!

-¡El caudillo!

-La próxima vez que se mente al caudillo disuelvo la reunión.

-No contestéis a las provocaciones.

-Una provocación es que te tiren tu casa.

-Lo sabemos, Clara.

Yo os pido que celebremos la reunión con tranquilidad.

-¿No nos podría servir Tinín una copita para que nos calmemos?

-No es el momento. -Escuchadme.

Todavía hay tiempo de presentar alguna alegación.

-¿Eso va servir de algo? -No lo sabemos.

Pero no podemos quedarnos de brazos cruzados.

-Yo lo vendo todo y me voy.

-Harás lo que diga tu mujer.

-¡Mi mujer hará lo que diga yo! -Bueno.

-¡Silencio!

¡Silencio!

¡Así no vamos a aclarar nada!

De uno en uno. Levantad la mano.

El bien que esperaste sentir.

Olvida el pasado, pues no volverá.

¡Macho, que se la quita!

¡Que se la quita!

¡No me sueltes! ¡Quiero ver!

-Déjame ver. ¡Que no!

Se ha quitado la blusa y lleva el biquini.

-¿Qué se ha quitado?

-Se nota que su madre está separada. Y tanto.

Esto es lo más bonito. -No me lo pierdo.

¡Que no me sueltes!

No hay derecho. ¿Se ha quedado en pelotas?

-Vienen tus padres, Carlos.

Verán cuando se enteren de lo de los libros.

¡A ver, silencio!

Os estamos proponiendo que no luchéis solos.

Tenemos que crear un nombre común.

-A las trincheras, como en el 36.

-Como digas más tonterías, te vas.

-Se nota que no hiciste la guerra.

Buenas tardes.

-Han nombrado a Franco. ¡No fastidies!

Pero ¿hay solución?

Aquí andan liados.

No veas qué hijo tiene tu hijo.

-Funcionarios del ayuntamiento os ofrecerán dinero.

No firméis nada de lo que os den.

Serán papeles como estos.

-¿Y si no firmamos qué? Nos echan igual.

-Lo importante es retrasar el proceso.

-¡Como que van a hacer caso!

Entremos en acción.

Perdona. -Sí.

¿Cómo sabemos quién firma y quién no firma?

Lo sabremos si formamos una asociación.

-Pero eso está prohibido.

-No, si es de vecinos.

-¡Dejemos la política!

-¡Que no es política!

-Vaya negocio he hecho con la corsetería.

¿Vas a montar una corsetería?

En el local del ferretero.

Pensé que era una buena idea.

¡Cómo me arrepiento!

¡Menuda faena!

Lo siento.

Agárrame bien. ¡Que sí!

¡Jo, qué maravilla!

-Déjanos un rato. -Espera.

Si en todo momento, en tu caminar...

-¡Hala, la policía!

-Seguro que vienen a detener a Karina.

Se meten en la reunión del bar.

¡Papá!

¡Toni!

¡La policía!

-¿Qué hacéis ahí, guarros? ¡Os vais a enterar!

¡Que no, que la culpa la tiene Froilán, que no!

-¡Menudo chinazo te ha dado!

¡Un momento, por favor!

¡Un momento!

Estábamos aquí pensando.

¿Por qué no buscamos un buen abogado?

Eso, un buen abogado.

-¡A ver, señores!

¡Policía!

Permiso para esta concentración.

-Yo soy el dueño del local. No tenemos.

Pero esto no es nada político. Es una reunión de vecinos.

-Está prohibido.

Y se ha insultado al jefe del estado.

-¿Cómo? En mi casa no.

Aquí se le respeta.

-¡Desalojen!

-¡Oiga, pero esto es un abuso!

-¿La sacamos nosotros?

-¡No me grite, que ya me voy!

-¡Aquí no se les ha perdido nada! ¡No me toque!

-Para eso ganamos la guerra. No le haga nada, que es mayor.

-¡Fuera, si no quieren que les detengamos!

-¡Nos emplazaremos para una próxima reunión!

¡No le toque, que era cura!

Yo no he hecho nada. Todos a casa.

"Fue la primera vez que los vecinos se reunieron...

...para luchar contra una injusticia que, de llevarse a cabo,...

...nos dejaría en la calle".

"La posibilidad de irnos del barrio...

...significaba dejar atrás años de trabajo, de esperanzas y amistad".

"Y, sobre todo, de buenos recuerdos".

"La policía disolvía las reuniones a palos".

"Pero los vecinos se unieron para evitar la demolición de sus casas".

"Y también de sus propios sueños".

Cuéntame cómo pasó - T7 - Alea jacta est - Capítulo 106

20 oct 2005

La cooperativa ya es una realidad. Antonio y los demás trabajadores 

han empezado las tramitaciones para poner en marcha cuanto antes lo que será su propia empresa. La tranquilidad y el entusiasmo de los primeros momentos empiezan a desaparecer cuando entre todos tengan que elegir los nuevos cargos.

Después del fugaz viaje al castillo de La Mota, la situación de Mercedes en el Instituto de la Sección Femenina ya no es la misma y la directora intentará dejárselo muy claro. Pero sus preocupaciones no acaban ahí, la apertura de una nueva tienda en el barrio y la llegada de una carta certificada tienen a Mercedes realmente intrigada.

La euforia de los primeros momentos en la vida matrimonial de Inés y Eugenio empieza a resentirse por los problemas económicos. Mientras tanto, Toni sigue centrado en su actividad en el aparato de propaganda y en su labor periodística para Pueblo, gracias a la cual tendrá un encuentro de lo más inesperado.

A Carlitos es al que más le ha impresionado la llegada de la nueva vecina al barrio y sus actos empezarán a girar en torno a ella, aunque en esta ocasión, tendrá que darle alguna explicación a Froilán.

ver más sobre "Cuéntame cómo pasó - T7 - Alea jacta est - Capítulo 106" ver menos sobre "Cuéntame cómo pasó - T7 - Alea jacta est - Capítulo 106"
Programas completos (362)
Clips

Los últimos 2.614 programas de Cuéntame cómo pasó

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos