720902
Programas para todos los públicos
cerrar cerrar

Subtítulos de Cuéntame cómo pasó - T5 - La primavera la sangre altera - Capítulo 81

Cuéntame,... ...tú que has vivido... ...el despertar... ...de un tiempo que nos cambió. Volverás... ...a ser un niño... ...al recordar... ...las largas tardes de sol. Háblame de lo que has encontrado... ...en tu largo caminar. Cuéntame cómo te ha ido,... ...si has conocido la felicidad. Cuéntame cómo te ha ido,... ...si has conocido la felicidad. Sentirás... ...el dulce abrazo... ...de aquellos padres... ...que dieron todo por ti. El sabor... ...del primer beso. Todos los sueños... ...que tú querías cumplir. Y dentro de ésta, hay otra y dentro de ésta... ¡Otra! ¡Qué lista! Mira qué pequeña. Pues hay otra más. Mira qué pequeña. Pues todavía hay otra. ¿Qué te parece, eh? ¡Pues vaya! Si sé que no te gusta, no te traigo nada. Son monísimas, me encantan. Porque las muñecas son para niñas. Yo quería la metralleta de policía. ¡Y dale con la policía! Bastante tenía con el libro. ¿Ves? Aquí no hay libertad. No me hables de libertad, que me enciendo. Vete a vivir al paraíso socialista. ¡Qué frío hará! Eso. Sólo dices lo malo. ¿Y la sanidad o la educación gratuita? Eso no lo dices. Será eso. Sí, debe de ser eso. ¡Ay, qué ingenuidad! A ver. Mira, un diccionario. Aprende un poco de ruso. ¡Por Dios! Papá, ¿has visto el telón? ¿Qué telón, hijo? El telón de acero. ¿Tiene pinchos? Ese telón no existe. Es una forma de hablar. ¿Dónde habré dejado yo eso? ¿Qué buscas, Antonio? Un regalo para usted y Paquita. ¿A mí también? A ti también. ¿Qué será? Quizá unas katiuskas. Este hombre está muy loco. ¡Unas katiuskas! Lo habré dejado en la maleta. Merche, ¿has visto una blusa...? ¿Cómo se te ha ocurrido traerme esto? Te habrá costado un fortunón. ¡Qué maravilla! Mira cómo me queda. Y mira qué suave, toca. Toca. Ya sé que es suave. Pero no es para ti. Gracias. No es para ti. ¿Qué? No es para ti. No es un regalo, es un encargo. ¡Si sé que te hace tanta ilusión! Pero estaba en tu maleta. Porque es para don Pablo. Tu regalo es éste, que está muy bien, pero es otra cosa. ¿Ya tiene otra? Pues no sé si tiene otra y cuanto menos sepamos, mejor. A su mujer le ha traído otra. ¡Pues qué bien! ¿Abres mi regalo o lo tiro? ¡Qué bonito, Antonio, de verdad! Pero ábrelo, mujer. Música Me gusta mucho, gracias. ¿Sabes lo que suena? "La internacional". Allí lo hay en vals, en moderno, en todo. Gracias, de verdad, gracias. Ya sé que te gusta la estola, mujer. Si hubiera podido, te habría traído una, pero yo no soy don Pablo. Ni quiero que lo seas. ¡Sólo faltaba! Si sale bien lo de Rusia, en otro viaje te traigo un abrigo de visón. ¡No, hombre! Déjate de abrigos. Bueno, si quieres un tres cuartos. ¡Pues claro, mujer! Si el abrigo parece que se ha inventado para ti. Y voy a traer caviar también. No, Antonio, lo importante es que estás aquí. Déjate de abrigos y de estolas. ¿Tú te has visto la cara, Milano? ¿Y no te importan los abrigos? "Y ahora que se ha liquidado el asunto, permítame unas palabras". "Las que guste". "Quiero decirle que no me preocupa la cuestión de ese dinero". Eugenio, yo espero que los demás también hagan la huelga. Como mañana no haya cascos, me marcho. ¿Podéis bajarlo? No oigo nada. No bajamos nada, Toni. Cállate tú, que llevas una hora. Hasta mañana, me voy a dormir. Hasta mañana. Hasta mañana. ¿La policía, tú crees? ¡Pedir seguridad es delito! Toni, hijo. ¿Qué? Cuelga, no oímos. Te dejo. Sí. Mañana se verá. Adiós. Toni, Toni. ¿Qué? Cierra. ¿Para qué? Cierra. ¿Qué pasa? A ver. Habla con Paquita. Yo no sé de qué hablar con ella. De cosas de jóvenes. ¿No la ves que está tan triste y a nosotras no nos dice ni mu? Mercedes, está enamorada. ¿Cómo? ¿Enamorada? ¡Y yo qué sé! ¿También está enamorada? ¡No seas moro! ¿Y tengo que ser yo? ¿No has oído a tu madre? Habla con ella. Ahora pretendía estudiar. Ahora no. O sabrá que hablamos de ella. Cuando puedas le preguntas: ¿Estás enamorada? Cuando pueda. Luego nos lo cuentas. A ver si confía en mí. ¡La leche! ¿A que se lo dan, eh? "Pero usted me pidió que la ganara y yo..." ¡Joder, qué pedazo de beso! Carlos, hijo, a la cama. ¡Jolín, que es muy pronto! ¿Nos has oído a tu madre? No te lo repito más. Cuando sea mayor, veré la televisión hasta las 2:00. Sí, cuando seas mayor. Yo no sé por qué no tiene dos rombos. La televisión tiene la manga muy ancha. ¡Cómo es este artista! Me voy, hasta mañana. Adiós, hijo, que descanses. Merche. Merche, ¿vienes? No, me quedo a verlo terminar. Esto es un plomo. Me duele la cabeza. Te duele la cabeza. Haberlo dicho antes. Si te duele, nada. Hasta mañana. Adiós. ¿Una aspirina? Que no. Tráfico de negros en la frontera francesa. Esclavos en pleno siglo XX. Dame el "Ya". -Cógelo. Drama en la frontera. Miles de negros expulsados de Francia. ¡Cállate, que llevas toda la mañana dando voces! Eres tan racista como los franceses. ¿Yo? ¡Tu padre! ¡Sí! -¡Bueno! ¿No sabes que los periódicos se venden a gritos? Sí, señor, Cervan tiene razón. ¡Para ti la perra gorda! ¡Llamarme a mí racista! ¡Un callista del Ku Klux Klan! ¿Qué pasa con los callistas? -¿Y con los negros? Nada, que se vengan para España. Éramos pocos y parió la abuela. -¿Qué más te da? Mientras no monten bares, que vengan artistas,... ...futbolistas. ¡Desi, no me robes, coño! Aquí no se mira mal a nadie por ser negro. Mira Basilio. -O Machín. Y también San Martín de Porres, Fray Escoba. España ha sido siempre un modelo de armonía y de convivencia... ...con cualquier raza y cualquier color. ¿Y los gitanos? Ahora no estamos hablando de los gitanos, Alcántara. ¡Ése es otro tema, Alcántara! Ahora le damos la bienvenida a nuestro compañero José Luis. Que es tan español como cualquier otro. ¡Pero si es negro! No es negro. Es... Bueno, es moreno. Pero es español. Porque ha nacido en Guinea Española. Por cierto, hoy en día está gobernada por un dictadorzuelo. No entiende el proceso unificador de la patria. ¿Y en qué habla? ¿En qué va a hablar? Habla en español, como cualquier cristiano. En eso consiste la labor evangelizadora de la madre patria. En compartir con los demás pueblos... ...y los demás colores y razas la raigambre... ...de la cultura y la religión española. ¿Está bautizado? ¡Claro que sí! ¡Te digo que es español! ¡Hazle un sitio ahí! Vete a sentarte. Abrid el libro de geografía por la página número seis. Tú, José Luis. Yo, Carlos. ¿Te pasa algo? "A muchos les parecerá descabellado. Pero en mi barrio los únicos africanos que conocíamos... ...eran Basilio, Machín y ahora José Luis. No sólo hablaba el castellano como yo. Jugaba al fútbol mejor que Amancio y cantaba 'Asturias patria querida'". Qué largas las avenidas de Moscú. Y anchas como tres campos de fútbol. Será para que pasen los tanques. Allí no hay muchos coches. Cuidado, cuidado. Y luego, diga lo que diga Toni, que no sabe,... ...la gente se quejaba de falta de libertad. Hambre no pasan. Ojalá hayan soltado a Enrique. ¿Quién es? Un niño de esos que se llevaron de la guerra. Luego te lo cuento. Si están así, no sé qué negocios vais a hacer. Ahí está el asunto. Quien sea espabilado se lleva el gato al agua. Pues a don Pablo no le gana nadie. Era raro que no metieras la puya. Pues menos mal. No hay mal que por bien no venga. En España no se aprecia a un empresario que se arriesga. Me lo vas a decir a mí. El único que tiene mérito no es don Pablo. Eso lo has dicho tú. Como si lo hubieras dicho. Vamos a dejarlo. Perdóname. Tres días sin vernos y sólo discuto. Pues eso. Tres días sin vernos... ...y me das una tarascada como un miura. Yo también tengo una empresa. Y no me va del todo bien. Si ya lo sé, Merche. Se ve que no te va bien. Si no fueras tan de plomo... De plomo. De plomo derretido. Y tú de cemento. Cemento armado. RADIO: "'Love story', el éxito de la temporada. La historia de amor más grande jamás contada. En los mejores cines". Aquí lo tiene. Ahora le cobra Herminia. Ya sabe que son 399 pesetas. ¡No! ¿Qué dices? ¿Qué pasa? ¡Que se muere! Y Oliver no puede hacer nada. ¡No! -Lo acabo de leer en el periódico. ¿Quién se muere, Franco? Franco no, Jenny. ¿Es una chica del barrio? Es el fruto despreocupado y profano de una familia americana. ¿Eh? La protagonista de "Love story". Ah, la película esa. La mayor historia de amor jamás contada. Ya la he visto tres veces. Y ahora la leo aquí. Ya tienes ganas de sufrir. Es un sufrimiento sublime, inigualable. Como sólo el amor verdadero tiene cada 100 años. Amar significa... -No decir nunca "lo siento". ¿Y eso con qué se come? Yo no entiendo nada. Porque no ha leído la novela. Si por mí fuera, sería lectura obligada. ¿Sabe por qué? ¿Por qué? Porque lo que necesita este país es amor. Mucho amor. Le dejo yo capítulos. Si os ponéis así,... ...haré un esfuerzo y los leeré. Pero ya he llorado bastante. Ya se los bajo. Ya verá, Herminia. Va a llorar ríos de lágrimas. Pues si de lo que se trata es de pasarlo mal... Le va a encantar. -Se sufre mucho. Merche. No te lleves el coche, que lo necesitaré. ¿Qué más te da? Es preciosa, y te va a gustar. Con la ilusión que me hace verla. Buenas. Un momento, por favor. Podrías hacer un esfuerzo. Perdón. Trabajo aquí y no la conozco. Silvia, secretaria de dirección. ¿Y Gloria? No, yo no soy ninguna cursi. Cuidado. Soy Antonio Alcántara, director comercial. ¿Puedo pasar? Por supuesto que sí. Gracias. Pues si soy una cursi, tú eres un cromagnon. Así de claro. Con permiso. "Pues te aguantas". ¿Tenemos nueva secretaria? Está buenísima. No me he fijado. "No me hables así, que puedo ir con más gente al cine. Cualquiera. Mi jefe, por ejemplo". ¿Todo bien? Sí, bien. A mí me parece de lo más atractivo. "Si me has amenazado". Pues que te vaya muy bien. ¡Habrase visto! Esto promete, Antonio. ¿Qué le pasó a Gloria? ¿Qué Gloria? La secretaria. Tenía problemas y quería irse. Es una ingrata. Tonterías, Antonio. ¿Y de dónde ha sacado ese vino blanco? Viene de la Escuela Internacional de Idiomas. Ah, ¿sí? ¿No has visto sus cualidades? Es formal y además habla ruso. ¿Ella habla ruso? Ruso, Antoñito. ¿Y esto qué es? La estola. Pensé que se la regalaría a Gloria. La gloria me va a dar a mí esto. La gloria. Canta en ruso Entonces si pones aquí la cocina, cambio el fregadero de sitio. Sí. Es la que ha elegido tu hija. Si no, no cabe. Es mi socia. ¿Tu qué? -¿Qué coño te importa? Paquita, a ver, ¿qué decides? Lo que usted diga está bien. Yo no entiendo de esto. Decide tú. Pues aquí. ¿Aquí? -Ahí. Te sube el presupuesto. Hay que correr la puerta y tirar el tabique. ¿Qué coño vas a tirar? Parece que sólo se entera tu hija. -¡Que no es mi hija! Si no le parece mal, me voy a hacer unos recados. Bien. En menudo lío me has metido. Estate a lo que debes estar. No hay otra solución. -Aquí te dejo el café. Vale. -Vaya prisa lleva la gente aquí. Menos vosotros. Esto es la obra de El Escorial. Paquita, espera. ¿Querías algo? -Saber qué te pasa. Que no me pasa nada. Que te conozco, ¿eh? ¿Es por tu novio? Os habéis peleado. Vienes a buscarle y mira cómo te lo paga. No nos hemos peleado. No es eso. ¿Pues qué es? No le encuentro, no sé nada de él y nadie sabe nada. Cuidado, que nos pilla. Vamos a sentarnos y me cuentas. Tranquilízate. -Habla más bajo. Yo hablo más bajo. Tranquilízate. A ver, empieza. No arriesgamos nada. Nos dan las telas,... ...les damos los pantalones y cobramos. Coser y cantar. Pues sí, coser y cobrar. Tampoco sería mucho. Suficiente para ir tirando. Sólo hacen pantalones. Sí. El futuro, la especialización. Se va a forrar el que lo pensó. Venden más de mil pantalones por hora. Necesitan quien les surta. Y justo, pantalones. A lo mejor más adelante hacen faldas. Me recuerda a otra época de mi vida y me pongo mala. Ah, lo tuyo con los pantalones. Lo siento. Tenemos nuestra empresa. Pantalones otra vez. Coser, coserían las chicas, que para eso están. ¿Y nosotras? Como hasta ahora, jefas. Controlando, y que nadie se desmadre. ¿Y nuestros diseños? Esto es para salir del bache. ¿Digo que vengan a vernos? Venga. No perdemos nada. Esa es mi Merche. Que sea lo que Dios quiera. Esta es después de licenciarse. ¿Hace cuánto de eso? 6 meses. -¿Y ya nada? Nada. Y sus padres están igual. Ni les ha llamado. ¿Y la dirección de las cartas? -Es una pensión. Hace un mes que no saben de él. Para mí que le ha pasado algo. Os enteraríais enseguida. -¿Y si está detenido? ¿Estaba en política? -No, sólo le gustaban las motos. Déjame ver esto. Esa se la vendió un amigo de la mili. La sacó más barata, de un taller. ¿Le has dicho esto a alguien más? A nadie. En casa no lo saben. -Díselo a Toni. Por favor. Toni puede ayudarte. Es tu primo, y sabe de motos más que tú y yo juntas. Pero sólo a mi primo. A Herminia no se lo digas. -No, tranquila. Y alégrate, que Mateo va a aparecer pronto. Entonces los esperamos. Adiós, adiós. "Arrivederci". ¿Qué dicen? ¡Vienen esta tarde! ¿Tan pronto? A ver. Y me lo he trabajado, tienen muchas candidatas. Estaría bueno pelearnos por coser pantalones. Ponte bien guapa esta tarde. Estos no se van sin firmarnos. Vienen a ver el taller, ¿eh? Que se confundan ellos. Yo me voy a poner mi mini. Ay, virgencita, que nos encarguen 2.000 pantalones. Coser pantalones. Por cierto, la cita es a las 17:00. Aquí está Guinea. Aquí vivíamos antes. Mi padre era ministro. ¿Con Franco? No, con el presidente Macías. Ya lo he dicho. Y si era ministro, ¿por qué venís? Querían meternos en la cárcel. Hemos escapado con lo puesto. ¿Y en Guinea cazáis leones? En Guinea no hay leones. Si está en África. Si dice que no, es que no. Se los habrán comido todos. Los leones no se comen. ¿Quieres jugar con nosotros? Tengo que esperar a mi hermana. A tu hermana que la den morcilla. Julia, estoy aquí. ¿Es tu hermana? Sí. Hasta luego. ¿Qué tal el cole? -Esos son mis amigos. "De repente entendí por qué Machín hablaba de angelitos negros. Julia era una de aquellos ángeles. Dulce, etérea, y mucho más desarrollada que el resto de niñas. Aquella era la imagen del cielo que todos imaginamos". Y con esto las aduanas. Mira a ver si han aprobado las partidas del caviar. Ya veremos quién lo compra en España. Los que puedan pagarlo. Muchos. ¿De los camiones no se sabe nada? Igual los han asaltado los franceses... ...y los han quemado, que también hay que joderse. ¿Y nuestro gobierno no dice nada? No. Quieren entrar en Europa. El mercado común. Y permiten que quemen lo que les sale de las narices. Y los honrados empresarios, a tragar. Habrá que aprender de la URSS. Algunas cosas mejor no. Eres un sentimental. Digo que en Francia a uno no lo detienen por decir lo que piensa. Hablas de Enrique Villar, ¿no? Sí. En boca cerrada no entran moscas. Se sabe aquí, en Moscú y Sebastopol. La democracia no cambiaría nada. Algo cambiaría. Te equivocas. Lo importante es ganar dinero. ¿Crees que nos dará de comer? No, eso el trabajo. Ahí quería llegar yo. Anda, vete al ministerio. Quería pedir la tarde libre, si le viene bien. ¿Estás malo? No. Necesito pasar una tarde con Mercedes. Eres sentimental y romántico. Eso debe ser. Vete. Buen fin de semana. Hasta el lunes. Adiós. Hasta el lunes, Silvia. Hasta el lunes, don Antonio. Señorita Silvia. Dígame, don Pablo. Pase, quiero dictarle unas cartas. "Si es tan amable". Un momentito. -"Gracias". Pase, pase. Escriba, escriba. Querido Andreyev. Le comunico... ...que mi secretaria habla ruso, se llama Silvia... ...y tiene... ¿Años? 23. Y tiene 23 años. Yo creo que está por mí. Pero si te saca dos cabezas. Pero soy el mejor amigo de su hermano. ¿Y tu prima qué? ¿Qué pasa con ella? Estabas loquito por ella. Paquita que se espere. De mayor será mi novia. Yo no sé por qué os gusta tanto ésa. -¿A ti por qué no? Macho, está clarísimo. Porque es... es... negra. ¿Por qué bajas la voz? Si te oye José Luis, te pone a cortar hierba. Si una negra te besa, te desmayas. ¿En serio? Por éstas. ¿Y? -Te quedas como un tronco. Yo quiero que me bese. ¿Y si no despiertas? Que sí despiertas. Y te da otro beso y te vuelves a desmayar. La voy a pedir salir. No. Lo he pedido yo antes. Siempre tú. Estoy harto. Se siente. "El torero de Mozambique... ...crea expectación en los ruedos españoles". Olé. Lo que me faltaba ver. Un torero negro. Le van a dar la alternativa a un japonés y se cargan los toros. Siéntate, hijo. Yo creo que lo hace bien. ¡Olé! ¿Esto es lo mío? Sí. Es lo que pone en el régimen. Y sin sal. Ni se te ocurra ponerle. El médico dice que para ti es veneno. Antonio. ¿Qué? ¿Has conocido a la nueva? Sí señora, esta mañana. Nada más ir. ¿No es un poco fresca? De eso ni entiendo ni quiero entender. ¿Que no? Anda, anda. Eso decís todos. Herminia, esta tarde no sale, ¿verdad? Yo sí, hijo. Voy a Pasapoga. Es que quiero llevar a Merche al cine. ¿Al cine? No me has dicho nada. Iba a llevarte a ver "Love story". Me han dicho que es preciosa, tía. Y la chica es guapísima. A mí me apetece muchísimo. Pero esta tarde... ¿Qué pasa? Déjame terminar. Vendrán unos clientes a encargarnos pantalones. ¿Otra vez? No te asustes, que no vas a coser. Es un pedido industrial. Para coser en el taller. Naranjas de la china. Si hay que sacrificarse por Meyni, se hace. No te lo tomes a la tremenda. Todo tiene solución. Vayan más tarde. Eso. ¿A qué hora es la función? A las 19:00, pero empezará a las 19:15. Pues perfecto. La reunión es a las 17:00. Los despacho y cojo un taxi. ¿Y si se retrasan? No. Son catalanes. Ah, bueno, si son catalanes, mejor. A las 18:30 en la cafetería Oliver. Allí estaré. Papá. ¿Qué? ¿Te gustan las pelis de besos? No, hijo, no. Bueno, me gustan... Ni fu ni fa. Me gustan las de vaqueros. Sobre todo las de John Wayne. Y Randolph Scott. Donde pone el ojo, pone la bala. Pero a las mujeres hay que bailarles el agua. A veces así, y asá. ¿Dónde vais a cenar? En un sitio caro y elegante. Hoy mandan las mujeres. Me cago en la leche, me cago en la leche... No se puede dejar el tajo así como así. Te dijimos que se lo comunicaras a la patronal. Se lo he dicho. Ya contestarán. ¿Cuándo? ¿Cuando alguien se mate? Aquí no ha muerto nadie. El otro día faltó poco. No me podéis hacer esto, ¡es una putada! Me he portado con vosotros por derecho. ¡El paro no es contra ti, Pepe! Es contra los de arriba, que se forran y ahorran de la seguridad. Pedimos el mínimo. -¡Me voy a meter en un follón! ¡Coño! ¿Y estos? Aparta. ¡Eh, Julián! ¿Qué hay? -Pepe. A ver. Los cascos. ¿Qué? ¡Venga! ¿No queríais cascos? ¡Pues a por ellos! ¿Qué te parece? -Algo es algo. La gente sabrá que si nos unimos, podemos hacer las cosas. Pues sí. Vamos. "Aumenta el número de africanos en la frontera de Irún. Son más de 3 mil los que esperan un permiso de trabajo... ...que no llega en el país vecino..." ¡Jesús, qué horror! ¿Por qué no les dejarán entrar en Francia? Algo habrán hecho. Buscar trabajo, como muchos españoles en el extranjero. Un español no es como un negro. Son personas, como nosotras. Los franceses no tienen nada bueno. Como el primo de tu padre. Murió en un campo de concentración en Francia. Y eran republicanos. Que se queden en España. No quieren quedarse en España. Quieren vivir en el París de la Francia. Mamá, tú no eres racista, ¿no? Claro que no. Los negritos son simpáticos. Menos aquellos que se dedicaban a matar blancos. Aunque eran ingleses. Algo harían. Entonces si me caso con una chica negra no te importaría, ¿no? Pronto empiezas. Qué cosas tiene este niño. ¿Y otra de otro color? ¿Os importaría? Claro que no. Con todas las españolas que hay, ¿buscas a una negrita? Gracias. Déjelo, lo terminaré yo. Se le va a hacer tarde. Me voy. Cuanto antes me marche, antes termino. Si no, llego tarde. Me voy, madre. Hasta luego. Adiós. Vamos. ¿Qué quieres? Decirte una cosa. Dímelo aquí. Es que es un secreto. ¿Qué quieres? Es una cosa de un niño de mi clase. ¿Y...? ¡Termina ya! -Ya voy. Bueno, dime lo que quieres. Jura que no lo contarás. Lo juro. A un amigo le gusta una niña de tu cole. ¿No se llamará Carlos, por casualidad? No te lo puedo decir. Ya no digo más, te lo juro. Es que ese chico quiere besar a esa chica y no sabe cómo hacerlo. ¿No? No, y siempre que lo ha intentado le han dado una torta. Porque es un animal. ¿Qué tiene que hacer? Lo primero que tiene que hacer es regalarle flores. ¡Ven ya y deja a ese pesado! ¡Ya voy! Dime más. Dad un paseo por el parque de la mano. Y la beso. ¡Qué bruto! Todavía no. Pues no la beso. ¿Sabes un secreto? Nos gustan los chicos que nos hacen reír. Me sé muchos chistes de Jaimito. ¿Crees que a Julia le gustarán? ¿Julia? ¿Qué Julia? Una mulata que besa que te desmayas. ¡Ay! ¡Eres tonto de remate! ¿Qué he hecho? No te da un beso una niña ni loca. ¿No decías que no eras mi novia? Déjame, idiota. "No había quien las entendiera. Cuando quería un beso de Maica, recibía. Si lo quería de otra, recibía. Mis relaciones con las mujeres estaban marcadas por las tortas". Hola, Paquita. Hola. Paquita. -Dime. A ver cómo empiezo. No me quiero meter en tus cosas ni ser cotilla. Pero somos primos. Si tienes algo que contarme, para eso estamos. De acuerdo. Bien, pues dicho. Me voy a la Facultad. Adiós. -Adiós. Toni. Dime. Que sí. Si tienes tiempo, me gustaría que me ayudaras. Bueno. Cuéntame. Perdón, señora, ¿es la cola para la sesión de las 5? La de las 7. Y si no espabila, no conseguirá entradas. La de las 7. Sí. Gracias. De nada. Tengo butacas para el señor. Centraditas, baratas. No, muchas gracias. ¿No habíamos quedado a las 5? Igual se han retrasado por algo. Pues los catalanes tienen fama de cumplidores. Sí, pero no de puntuales como los ingleses. No puedo llegar tarde al cine. Antonio me mata. Esa película es para no perderse detalle. Sólo me importa Antonio. ¿Dónde está el teléfono? En la "C" de "catalanes". Es que no sabía ni escribir sus apellidos. Qué guapo es el O'Neal con esos rizos que le caen. En España no hay hombres así. Cállate. Buenas tardes. Quería hablar con el Sr. Puig. Ah, que se pronuncia "puch". No, no, nosotras le estamos esperando. Aquí, en los talleres. Pues nada, dígale que ha llamado la Sra. Alcántara. Alcántara, como suena. Gracias. Que ya han salido. Vendrán de camino. Vienen con un tal Sr. Bruch. Bruch. Y Puig. Se ponen los apellidos por fastidiar. Son las 17:35, por Dios. Cuando se van a vivir juntos a pesar del cabreo de sus padres,... ...ella empieza a sentirse mal. ¿Es cuando le diagnostican la leucemia? Señora, como sigan no voy a tener que verla. Con no escuchar... Si me lo está Vd. gritando. Será grosero. -Hay gente sin educación. ¿Tienen relaciones? -Estando enferma se acuestan. ¿Qué fila le han dado? La fila dos. Pues no llego. Quedan 4 para las 7. Sólo 4. Espera un momento. ¿Qué fila tienes? ¿Qué fila tienes? Fila 9, centraditas. Dame dos. Sí. ¿A cuánto? A 10 duros. Joder. No, 10 duros cada una. ¿Cómo que 10 duros cada una? Pero ¿qué es eso para Vd.? Si se las están llevando. ¿Quieres comprarte un chalet? Sí, en la sierra. Eh, las entradas. Vaya un negocio que hacía. Adiós. Disculpen, pero hay un tráfico en Madrid... Han llegado, que es lo importante. Este es nuestro centro. ¿Cuántas empleadas? 13. 15. Tenemos una plantilla muy flexible. Ya lo han visto. Pueden pasar a mi despacho. ¿Conoce el sector? Tenemos cierta experiencia, sí. Nosotros trabajamos vaqueros, de campana, minishorts... Moda de París, Milán, Londres... Pues muy bien. Pasen y hablamos. Los modelos son copias, ¿verdad? No, son producción propia. De nuestra colección. Muy bonitos. Y fabricando ropa propia, ¿desean fabricar pantalones? Es cuestión de supervivencia. Hablan en catalán No tenemos distribuidora en Barcelona. ¿Hay algún lugar donde podamos hablar? Si quieren pasar a mi despacho... Por aquí. -Gracias. Y éste, sin venir. Verás como reduce cabezas. -Eso son los jíbaros. ¿Qué hace? ¿Has traído los bombones? Sólo he encontrado un par de polvorones. ¿Y qué vas a hacer para hacerla reír? He apuntado unos cuantos chistes de Gila. Cuando se ría, le doy un beso. Allá voy. Si me desmayo, despertadme para que me bese. Adiós. Hola. Hola. ¿Qué quieres? Te he traído un regalo. Están secos, ¡que no soy pobre! No, no. Espera, que hay más. Ahora le arrea con un machete. ¿Está el enemigo? Que se ponga. ¿Estás tonto? -No se ríe. ¿Está mi violín? ¿Una cosa larga con pelos? No, eso es un cepillo. ¡Ay, jolín! Ahora le convierte en mono. O te vas o te arreo otra. Pero si es muy divertido. ¡Que te vayas! ¿No me has oído? Sí, sí. Es que me gustas. ¿Te cuento un chiste? ¡Que te la tiro! "Aquello era amor y del bueno. Julia se derretía por mí. ¡Con qué cariño me había amenazado con la piedra! Cada vez estaba más cerca de uno de aquellos besos flotantes". Me alegro de que me lo cuentes. Habérmelo dicho antes. No lo he hecho porque pensé que me había dejado por otra. Claro. Eso en un pueblo para una chica es lo último. ¿Encima te vas a sentir culpable? En la ciudad lo veis muy fácil. Pero en un pueblo se piensa de otro modo. Claro, con razón estabas tan triste. Ahora sólo quiero saber si está bien. Pues vamos a buscarle. -¿Cómo? En el taller donde compró la moto. Pero es que Madrid es muy grande. Madrid es más pueblo de lo que imaginas. Vamos. ¿Ahora? -Sí. Voy a por mi bolso. Está muy bien. Francamente bien. Mi socia es casi proveedora de doña Carmen Polo. Aaah. Trabajamos vestidos de noche y trajes de novia. No sé si les interesa este sector. Estamos orientados hacia una linea de moda más informal. Podemos adaptar a sus necesidades y hacer algo más comercial. Incluso pantalones. Nos vendría bien una distribución como la suya, a nivel nacional. Creo que les iría muy bien esta colección. También podríamos hacer pantalones. Eso también, claro. Podemos llegar a un trato. ¿De verdad? Todo será cuestión de hablar. ¿Tienen tiempo? ¿Merche, tú? ¿Me disculpan? Sí, claro. ¿Y el nombre de Meyni? Mercedes. Y Nieves. Qué ocurrente. ¿Y lo de los pantalones? Una caña, por favor. Aquí está. 2-3-3-5-5... ...6-2. 2-3-3-5... ...5-6-2. Una llamada para el Sr. Alcántara. Soy yo. Yo. Gracias. ¿Sí? Menos mal. ¿Has comprado las entradas? Sí, en la reventa. Diez duros cada una. ¿Dónde estás? En la reunión. Sal pitando para aquí que son las 7 menos 10. No te embales y escucha. ¿Vas a decirme que no vienes? Ya lo sabía yo. "No puedo". Esta gente me propone distribuir nuestra ropa por toda España. ¿No lo podéis hablar otro día? Hoy hemos quedado para ir al cine. Tiene que ser hoy, cogen un avión esta noche. No quiero que se me escapen. Pues que no se te escapen. Harás lo que quieras, como siempre. No la pagues conmigo que nos estamos jugando mucho. Sí, nos estamos jugando mucho. ¿Qué quieres decir? Que tengo dos entradas que me han costado un riñón... ...y voy a tirar a la basura. Entra tú por lo menos al cine. No voy a entrar al cine sólo para llorar como un tonto. Como esta gente se marchará pronto... ...nos vamos a cenar tú y yo por ahí. Me cago en la... ¿Estás ahí? Que sí, que hagas lo que te dé la gana. Luego no me vengas con excusas. Nos vemos a las 9 en casa. Estoy ahí como un clavo. Sí. Adiós. ¿De qué moto hablamos? Porque talleres de motos hay muchos. Uno que trabaje con Impalas. ¿De carretera? Qué buena moto. Ésa sí que es dura. Te la puedo arreglar aquí. Buscamos a uno que trabaja en un taller. ¿Por qué? -Tú no te preocupes por eso. ¿Te debe dinero? Es un asunto familiar. Queremos saber los talleres que trabajan con estas motos. Talleres que arreglan Montesas hay infinidad en Madrid. No hace falta ser ingeniero. ¿Tienes la foto? ¿No se la irás a enseñar? -Dámela. Dámela. Mira, Ramón, esta es la moto. Yo creo que no es muy corriente. Para nada. Está preparada. Fíjate en el tubo de escape. -¿Y eso qué quiere decir? Ha estado en un taller especializado. Iniesta casi seguro. -¿Y dónde está eso? En Alberto Aguilera. Ya está cerrado. No llegamos. Gracias, Ramón. -¿Y esto? No he hecho nada. -Más de lo que crees. ¿Querían ustedes ver la película? Sí pero no hay entradas. A mí me sobran dos. No, no hace falta. Considérelo un regalo de mi señora. Muchas gracias. A ustedes. Oiga. Oiga. ¿Me recuerda? Sí. De la gestoría, ¿no? Antonio Alcántara. Moscú. Claro. ¿Ya han vuelto de Rusia? Ayer. ¿Por qué llora? No, es... por la película. Ah. Pensará que soy una tonta. No lo puedo evitar. ¿Venía al cine? Sí pero al final he cambiado de opinión. Pues si ya se encuentra bien hasta otro día. Muchas gracias. Y no sufra. Oiga. Sí. Perdone, ¿se acordó de los sellos? ¿Sellos? De Rusia. Para mi colección. ¡Aaah! Los sellos de Rusia. No importa. No se iba a acordar con el trabajo que habrán tenido. Me acordé. Aunque tenía trabajo me acordé. Un día fui a una tienda pero estaba cerrada. Bueno, la intención es lo que cuenta. Para el próximo viaje. ¿Piensan volver? Claro. El país merece la pena. Tenía usted razón, es precioso. Aunque claro,... ...ya sabe lo que se dice. Allí pasa cada cosa... ¿Ah, sí? La invito a un café y se lo cuento. Ah, bueno... La verdad, no sé. Es porque tengo un rato. Si no es muy lejos... Vengo de una cafetería. Pues... Aquella. Vamos. Anímese y se le pasa el sofoco. Gracias. Es preciosa. La veré otro día. Se la recomiendo. No sé, esto tendrá que verlo el técnico. La semana que viene le llamo. Adiós. -Buenas tardes. Adiós. Clara. -Sí. ¿Puedes venir? Voy, jefe. No quieren comprar. Otro trasto para arreglar. Échame una mano. A ver si se enciende. A ver. -Oye. ¿Has visto ya "Love story"? ¿Yo? No. Me apetece, pero hay mucha cola. Sí, pero tengo un primo acomodador en el cine donde la echan. Y me conseguirá entradas. ¿No me digas? -Me conseguirá dos. ¿Se enciende ahora? Clara. ¿Se enciende? No, todavía no. -Oye. ¿Vamos juntos? ¿Tú y yo? Claro, no es apta para llevar al niño. No es por eso. Es que desde que murió mi padre, ni salgo ni voy al cine ni nada. Pues ya es hora. Piénsatelo. No sé, Desi, me lo pensaré. Muy bien. Piénsatelo y si quieres, me dices algo. ¿Se enciende? Ruido ¿Se enciende? -No. ¿Ahora? ¡Ay, mira, sí! Quedamos así, ¿no? Habla con su socio y nos llama. Mañana sin falta. -Bien. No se precipite, decida con calma. ¿Llevan los modelos? Sí, claro, en la maleta. Les garantizo que ningún socio rechazará este negocio. A ver si es verdad. A sus pies. Un placer. -Encantada. Señora. Adiós. Adiós. -Adiós. Adiós. ¡Se me ha aparecido la Virgen! ¿Te imaginas si sale? Tiene que salir. Los catalanes son gente muy formal. A ver si pillo a Antonio. Tengo que contárselo. Con la noticia, se le pasa el enfado. No sé. Adeu. Adeu. ¡Ay! Sí, en el centro. Y dice Ramón que es el taller que estamos buscando. Te tengo que dejar. Entonces, me acompañas. Gracias, Pili. Adiós. ¿Era Pili? Sí. Yo me ocupo de esto. ¿Qué te ha dicho Pili que te has puesto tan contenta? Cosas nuestras. Pues serán muy buenas porque eres la noche y el día. Tengo millares de estrellas y tengo la luna y el sol. Hola, tía. ¡Hola! ¿Qué ha pasado? ¿Nos la han cambiado o qué? Misterios de la naturaleza. Se ha enamorado. ¿Y Antonio dónde está? No ha venido todavía. ¿No ibais al cine? ¡Son las 21:15, qué raro! Hemos cambiado de planes. ¿Sí? Pues la cena ya está. No nos pongas plato, que vamos a cenar por ahí. Contigo, contigo, contigo me siento feliz. Cuando te miro, te miro, te miro, me olvido de mí. Moscú es enorme y las noches son muy oscuras. Y el metro es lo más grande que he visto en mi vida. ¿Sí? Las paredes de mármol, las lámparas de cristal. Atestado de gente, y te ponen música clásica. ¿Sí? Y no sabe usted qué limpio. Ni un papel, nada de nada. Claro. Nada. Yo he leído que en Rusia la gente es limpia, educada y cuidadosa. Y cultísima. Y culta. Todos parecen ingenieros. Cuando la gente habla del paraíso socialista, habla de otras cosas. ¿Tiene prisa? No, Antonio. Siga, siga. ¿Y la puedo tutear? Llamarla usted todo el rato... Me va a parecer que trabajo en el Ministerio. ¿Trabaja en el Ministerio? No, trabajé en el de Agricultura. En el nivel 11. De ordenanza. Todo el día arriba y abajo. Pero me agobié. Y al final gracias a un amigo me dediqué a los negocios. Camarero. ¿Otra copita? Vale. Dos vinos más. Un día es un día. ¿Por dónde iba? Por el Ministerio y Rusia, Antonio. El metro, que es precioso y la Plaza Roja. ¿La Plaza Roja? Hacen el desfile de la victoria sobre los nazis. ¡Qué cohetes! Impresionantes. Pasan delante los camiones con soldados. ¡Y unos tanques! Me encantaría viajar a Rusia. Es preciosa. Conocer la Plaza Roja. Y el Bolsoi. Sobre todo, el Bolsoi. Ver "El lago de los cisnes". ¡Me moriría! En ese lago he estado yo. Tiene una muralla. Allí se rodó "Guerra y paz". "El lago de los cisnes", el ballet, Antonio, de Tchaikovsky. ¡De Tchaikovsky, el músico! Claro. Pensé que hablaba de un lago. Otra cosa que no me perdería, el Museo del Hermitage. Pero no está en Moscú. Está en Leningrado. ¡Ay, claro! Perdone. Claro. San Petesburgo. San Petesburgo. "Ana Karenina", "Doctor Zhivago". ¡Qué pasión hay en esos personajes! Digan lo que digan, Rusia, con comunistas y todo,... ...es muy romántica. Es romántica. No es París. ¿Conoce París? Sí, París lo conozco bien. Bastante bien. ¿Quieres algo de picar? Vale. ¿Qué tienen? Espera, saco las gafas. Porque depende a qué edades, esto ya... No las limpie así. Sólo es para... Tome un pañuelo. Gracias. ¿Tienes mucha hambre? Pues... ...un poco. Pues una ración de... Más que el sol,... ...más que el mar,... ...más que el cielo,... ...necesito de tu amor... ...y de tus besos. A mí Basilio me parece guapo. Sí, no parece ni negro. ¡Abuela! ¿Qué he dicho? Eso es racista. No tengo nada contra ellos. Pero cada uno tiene su gusto. A mí me gustan mucho. ¿Todavía estás con lo de los negros? Me voy a casar con una mulata hija de ministros. Si no me dejáis, me voy. Di que sí, Carlos. Tú como los amantes de Teruel. Tonta ella y tonto él. Mamá, mira a Toni. Pareces más crío que él. Claro. Mercedes, ¿no te tomas una pescadilla? No, madre, no. Si no, no tendré hambre en el restaurante. Cómete la pescadilla. Antonio llegará ya. Quizá la película es más larga. Puede ser. Está buenísima. Y cuando llegan los gerifaltes muy contentos por el negocio... ...nos pasan por la aduana. Yo estaba nervioso porque había comprado un libro de Marx. Yo preocupado por el libro y abren una cajita de música. ¿Quiere limón? Sí, mucho. ¿Y sabes qué suena? No. "La Internacional". ¡Dios mío! Delante del guardia civil. ¡El guardia civil! Y dice: "Al cuarto". Menos mal que iba con mi jefe que tiene muchos contactos. ¿Qué tal están? A mí me salen mejor. ¿Te salen mejor? O sea, ¿que cocinas? Claro, no estoy todo el día en la gestoría. Quizá no te gustaba cocinar. ¿Te digo una cosa? Por favor. ¿Sabes qué me gusta más? Estar en mi casa. Ya. Mis plantas, mi música, mis libros. Estar tranquila, relajada. Si pudiera, traspasaba el negocio y me dedicaba a viajar. Pero cualquiera le dice eso a mi padre, me mata. Las mujeres con tal de conducir, fumar y mandar... ...con eso de la liberación... Ni hablar. A mí me encantaría que en mi carné pusiera: Profesión: S.L. Sociedad limitada. Sus labores. Ya lo sé, mujer. Sería feliz. Pues eres un caso aparte. ¿Pedimos otra cosa? Así ya cenamos. ¿Cenamos? ¿Qué hora es? ¡Son las 22:30! Yo tenía una cena y se me ha olvidado. ¿Una cena? Camarero. Tenía una cena y se me ha pasado. Pero cómete tú los calamares. Es muy tarde. A estas horas estoy viendo "Sesión de noche". Se me ha pasado el tiempo volando. A mí también. Aquí, por favor. Gracias. Muchas gracias por acompañarme, Antonio. Me pilla de paso. Volveremos a vernos. En la gestoría. Sí, un día de éstos. Adiós. Adiós. ¡Sereno! ¡Va! Ahí está. Adiós. A San Esteban de Pravia. Rápido, por favor. Adiós. "¿Su marido es el señor Flores? Pues... Que no lo creo. Mi marido tiene completo temperamento... ...y la hombría suficiente para ser el señor González. Lo que pasa es que soy muy famosa". Puerta ¡Vaya horas! Perdona, hija. Hola, Herminia. ¿Has cenado? Sí, claro. ¿Qué te ha pasado? Pues lo que pasa siempre en estos casos. ¿Y la película? La he visto. Me he encontrado con José María y se me ha olvidado que habíamos quedado. Una cosa por otra. Yo también te di plantón. Sí. ¿Y la película qué? Pues... Muy buena. Mucho. Las de amor, no me van, pero ésta te deja un nudo en la garganta. ¿Es tan bonita? Sí. Todas las mujeres llorando. Otro día vamos juntos. No querrás volver a verla. Sí, mujer, sí. La puedo ver más veces. ¿Y al final se muere? ¿Quién? Pues la chica. No me lo cuentes. Que yo la quiero ver. Si le destripo el final, no hay película. Los catalanes quieren distribuir nuestra ropa. ¡Mira qué buena noticia! Mañana nos dan la respuesta. ¡Una buena noticia! ¿Has cenado? No, pero me he tomado cuatro cervezas con tapas. Adiós. Adiós. ¡Y no me ha contado nada de la película! Antonio. Antonio. ¿Qué? Despierta. ¿Qué hora es? Las 10:00. No te he despertado porque no tenías que trabajar. Muchas gracias. He pensado, si no has pensado otra cosa,... ...que podíamos ir al cine esta tarde. ¿A ver "Love story"? Pues sí. Me han entrado ganas de verla. Pues tú no te preocupes. ¿Quieres ir a ver "Love story"? Pues vamos a ver "Love story". Me voy a acercar a Meyni, a ver si se sabe algo de los catalanes. Pero vuelvo para comer y lo organizamos todo. No me dejes plantado como ayer. No, hombre. Tienes ahí la camisa planchada. Adiós. Hola. -Hola. ¿Conoces a este chico? A ver. Claro que le conozco. Mateo. -¿Es amigo tuyo? Conocido de la mili. ¿Y vuestro? Es mi novio. Ah, tu novio. ¿Venís a por la moto? ¿A por la moto? ¿Qué moto? La de Mateo. Me la dejó para cambiarle las bujías y ahí está. Muerta de risa. Os traigo la cuenta. ¡Eh! ¿Cómo que hace tiempo? ¿Se ha ido de la ciudad? ¿Os envía Mateo? -No sabemos dónde está, ayúdanos. Sólo sé que me dejó la moto aquí hace ni se sabe. ¿Sabes dónde podemos encontrarle? No sé, guapa. -Gracias. No dejó ningún teléfono. ¿Me vais a pagar la reparación? ¿O qué hacemos? Paquita. Adiós, un placer. Adiós. Espérame. Un momentito, que ahora salgo. Soy yo, Desi. Hombre, Antoñito, ¿cómo tú por aquí? Me tomo un vino contigo antes de que se pique, que en casa sólo bebo yo. Pues se agradece. ¿Estás solo? Sí. Está Clara haciendo la compra. Le doy sábado inglés. Qué moderno. Quería enseñarte esto, que me está quemando las manos. Es algodón de buena calidad. Con puntillita. Y perfumado. Esto no es de Mercedes. Pues no, no es de Mercedes. Es de otra mujer. Ya, pero ¿de qué tipo de mujer? Porque tu suegra es una mujer también. No, no es de mi suegra. No me jodas, Antonio. No me jodas. No me vengas con esto. No he hecho nada malo. Tomé unos vinos con una amiga. ¿Desde cuándo tienes amigas? No tengo que darte explicaciones. ¿Y vienes con el pañuelo como los caballeros andantes, de prenda? ¿Caballero andante? No digas tonterías. Pues dime a qué vienes aquí entonces. No sé qué hacer con él. No lo marees; tíralo y punto. ¿Cómo lo voy a tirar? ¿La volverás a ver? Pues a lo mejor sí. Es la dueña de la gestoría con la que trabajamos. Cuando la veas, se lo das. No puedo devolvérselo. ¿Y si se hace ilusiones? Las ilusiones te las haces tú. ¿Yo? ¿Yo, hacerme ilusiones? No me conoces, ¡soy muy mayor! Pues tira el pañuelo y punto. ¿Y si un día viene y me lo pide? ¿Cómo va a pedírtelo? ¡Vete a freír vientos! Me cago en la leche. Vaya una manera de ayudarme. No sé qué hacer con él. Me gustaría ayudarte, pero harás lo que te salga de las narices. Desiderio, que estoy hecho un lío. No estoy acostumbrado a estas cosas. Dime lo que opinas y punto. Buenos días. Hola, Clara. Hola, Clara. Me marcho. Estaba muy bueno el vino, pero tengo un trabajo... Pues ya nos veremos. Lo dicho. Cuídate. ¡Oye! ¿Qué? Tíralo. Que tire ¿el qué? Nada, un transistor que tiene con más años que el Cascorro. ¿No tiene arreglo? -Ninguno. Igual ha tenido que irse de la ciudad. O se ha quedado sin blanca y tiene que pagar la reparación. No insistas, por favor. Pueden ser mil cosas, ¿por qué te pones en lo peor? ¿Y lo de la moto? Que no. Que le ha pasado algo. Se habrá pegado un porrazo. Pero si la moto está en el taller. Con otra moto o con un coche, que pareces tonta. Lo siento, Pili. De verdad. Es que no puedo seguir así. Sólo necesito saber si está bien. Sólo quiero saber... Va a estar bien, tú tranquila. Todo esto tiene que tener una explicación. Bueno, esto es pan comido. Las caras que tenían cuando se fueron de aquí. ¿Cuánto les damos de porcentaje de distribución; un 30? Eso es mucho. Un 15 y va que chuta. Les vamos a apretar demasiado. Bueno, pues un 20. Teléfono ¿Lo coges tú o lo cojo yo? Yo. Sí. Pásemelo, Silvia. ¡Que son ellos! ¿Sr. Puig? Buenos días, Sr. Puig. Puig, parece de Sabadell. Claro que me puede hablar sin rodeos. ¿Que no han aceptado nuestra propuesta? Nos deja de una pieza. ¡A ver! Si ayer nos estaban diciendo que esto era cosa hecha. ¿El Consejo de Administración lo ha echado para atrás? Pregúntale por los pantalones. ¿Qué pasa con los pantalones? ¿Nos hacen el pedido de pantalones? ¿Tampoco? Oiga, no hay quien les entienda. Ayer nos bailaban el agua y hoy, nada de nada. ¡Y yo qué sé lo que haremos en el futuro! Si no sabemos qué haremos mañana. Bien dicho. Compréndanos a nosotras, caray. ¿Que esperemos su llamada? Bien, pues buenos días. ¡Que esperemos su llamada! Menuda panda de sinvergüenzas. Dice que el momento no se presta para riesgos. Riesgo el que corren ellos. No nos han hecho ni un pedido de pantalones. ¿Pues sabes lo que te digo? ¿Qué? Que les den morcilla. ¿Y sabes lo que te digo yo? Que me voy a casa a comer con mi familia. Y al cine con mi Antonio, a ver "Love Story". Y tú, que pases buen fin de semana. Igualmente. ¡Que no me eches más! ¿Quieres que Julia te bese? Parecemos calamares en su tinta. Esto pica un montón. Hay que aguantarse. Julia nos ha rechazado por nuestro color. Estamos muy pálidos. Fue porque cuentas chistes fatal. Que no, mira. Ya verás cuando estemos negros. ¡Elisa! ¡Elisa! ¡Antonio! No esperaba verte tan pronto. Hola. Hola. ¿Venías por algo de la gestoría? Acabamos de cerrar, pero te abro. No es por eso. Venía a devolverle esto. Mi pañuelo. Sí. No sabía que lo había perdido. Me lo dejó, ¿se acuerda? Para limpiarme las gafas. Ah, sí, claro. Qué despistada. Guárdelo, no vaya a olvidarlo otra vez. ¿Vuelves a llamarme de usted? Perdón, es la falta de costumbre. Pues no tenías que haberte molestado. Total, es un pañuelo. Sí, es sólo un pañuelo. ¿Tienes tiempo? ¿Te apetece tomar el aperitivo? Me espera mi esposa para comer en casa. Ah, claro... Bueno, pues otro día. Otro día. Adiós. Adiós, Antonio. Claxon ¡Aparca como un ministro! Adiós. Soy yo. La calle no es sólo suya. No se ponga así. ¡Bueno, encima! Haga el favor de quitar el coche. Bueno. "En 1919, Danone creó su yogur de cristal. ¡Qué rico! -¡Qué sano! ¡Danone!" Ay, ay... ¡Abuela, cómo duele! ¿Qué te has puesto que estás tan pringoso? Aceite con Coca-Cola. Quería ponerme moreno. ¿Moreno? Estás rojo como un cangrejo. Hola. Hola, hija. ¿Qué ha pasado? Se ha embadurnado de aceite, como un churro. ¡Qué estropicio! ¿En qué pensabas? En Julia. ¿En Julia? Sí, una mulata que besa que te desmayas. ¿Besa que te desmayas? Será posible... Ya te besarán cuando seas mayor. Ahora te beso yo. ¡Ay! ¡Esos besos no! Empápaselo bien, madre. Sí, hija, sí. Se ha enamorado de una mulata. Te he oído, ¡eres una racista! ¡No hables así a la abuela! Se lo ha dicho su hermano, y mira. ¡Si es verdad! ¡Menuda quemadura! Yo creo que se va a pelar. ¿No voy a ser negro? ¡Ay! Al ver a todos con los cascos y en sábado, parecía la inauguración. El próximo día los bendigo todos. Buenos días. -Hola, Clara. Ya está bien, hay que ser... -¿El qué, Toni? Hay que ser niño. No sé por qué no podemos salir. ¡Toni! -Espera. ¡Toni! -¡Oye! Clara, te estoy hablando. Toni, por favor, aquí no. ¿Qué pasa? ¿Por qué no podemos hablar? ¿Cómo que no? Han pasado muchas cosas. Déjame saber cómo estás. Estoy bien. Unos días mejor, y otros también. Mírame. Dime que no quieres saber nada más de mí. Toni, déjame. Tengo prisa. ¿No ves que...? -Toni. Déjala. -Esto no va contigo. Un momento, Toni. Ya le has hecho bastante daño. -¿Cómo? Vámonos. Toni, no armes un escándalo. ¡Que se tranquilice este! ¿Qué coño pinta? Vamos a casa. ¡Sólo quiero hablar con Clara como personas adultas! ¡Por eso nos vamos a casa! ¿No se puede hablar en este país? No, que ves faldas y te pones tonto. ¡A casa! Hay que joderse, Desiderio, también. Me cago en la leche. ¿Qué mosca te ha picado? Pareces el alcalde de Zalamea. Le quiero como a mi hijo, pero hay que pararle los pies. Se está pasando. "El Valencia, equipo histórico de noble trayectoria... ...ha conseguido el campeonato de liga 70-71". ¿Las entradas te han costado mucho? En reventa me tratan como si fuera de la familia. Qué tonto. Vengan por aquí. Está muy centraditas. Ya pueden estar centraditas y hasta perfumadas. ¿Ese no es D. Pablo? ¿Quién? Ese. Y va con la nueva. Sí, D. Pablo y la nueva. Pues sí que las cambia pronto. A rey muerto, rey puesto. Pablo, no me imaginaba que te gustaran estas películas. ¿Las de amor? Las que más. Que no te sorprenda si se me saltan las lágrimas. ¿De verdad? -Soy un hombre muy sensible. Soy como una cebolla. Quitas una capa, otra, y otra... Hasta que aparece el corazón. Ya me irás conociendo. Pues ya sé yo quién tiene la estola. No digas eso, ¿quiénes somos para juzgar a nadie? Yo no juzgo. Pero cambia de querida como si fuera una obligación. Déjale, que haga lo que quiera. Nosotros, a lo nuestro. Que sí, que sí. Pero cuando yo te digo una cosa... ¡Hombre! ¡Si está aquí Antoñito! ¿Qué haces aquí? Lo que vosotros; echar lágrimas. Hola, Desi. Hola, Clara. Hola, Antonio. ¿Quieren sentarse ya? -Sí, disculpe. Hola, Mercedes. Hola, Clara. No te preocupes. No voy a decir nada más. Qué casualidad. Para una vez que salgo... Bastante depresión tendremos con la película. A ver si te vas a aburrir. ¿Por qué? Como ya la has visto... Si es muy bonita. Verás como al final, hasta lloro. Antonio. ¿Qué? Te quiero.

Cuéntame cómo pasó - T5 - La primavera la sangre altera - Capítulo 81

27 may 2004

Después del pequeño contratiempo en la aduana, Antonio al fin llega a casa con regalos para toda la familia. Sin embargo, sus problemas con Mercedes siguen en el mismo punto donde los dejaron antes de su viaje a la URSS y es que, piensa Alcántara, su mujer es muy testaruda y sólo se preocupa del  trabajo. Para aliviar tensiones, Antonio planea ir al cine con Merche a ver el gran éxito de aquel año: Love Story. 

Mercedes acepta con ilusión la invitación de Antonio pero, efectivamente, sus problemas en la empresa apenas le dejan tiempo para otras cosas. Junto con Nieves espera ansiosa la visita de unos empresarios catalanes interesados en confeccionar pantalones en cantidades industriales. Y, aunque coser pantalones no le traiga muy gratos recuerdos a Merche, el caso es que el encargo puede sacar del bache a Meyni.  

Ya han comenzado las obras en el bar de Tinín, pero ni eso parece contentar a Paquita, que sigue hecha migas. Al fin estalla y le cuenta a Pili cuál es su problema: no tiene noticias de su novio Mateo desde que éste terminó la mili. Por eso ha venido realmente a Madrid, a buscarle. Pili y Paquita acuden a Toni para que las ayude a encontrar a Mateo.

Al colegio de San Genaro llega José Luis, un niño negro venido de Guinea. Para sorpresa de Carlos, no sólo habla un castellano perfecto y no lleva un collar de dientes, sino que además tiene una hermana mayor que es la chica más guapa que ha visto en su vida. Carlitos, Luis y Josete hacen todo lo posible para conseguir el amor de la niña.

ver más sobre "Cuéntame cómo pasó - T5 - La primavera la sangre altera - Capítulo 81" ver menos sobre "Cuéntame cómo pasó - T5 - La primavera la sangre altera - Capítulo 81"

Los últimos 1.657 programas de Cuéntame cómo pasó

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos