www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.10.1/js
720733
No recomendado para menores de 7 años  Cuéntame cómo pasó - Cap.78 - La mujer ideal
Transcripción completa

Cuéntame,...

...tú que has vivido...

...el despertar...

...de un tiempo que nos cambió.

Volverás...

...a ser un niño...

...al recordar...

...las largas tardes de sol.

Háblame de lo que has encontrado...

...en tu largo caminar.

Cuéntame cómo te ha ido,...

...si has conocido la felicidad.

Cuéntame cómo te ha ido,...

...si has conocido la felicidad.

Sentirás...

...el dulce abrazo...

...de aquellos padres...

...que dieron todo por ti.

El sabor...

...del primer beso.

Todos los sueños...

...que tú querías cumplir.

"A pie, como una ciudadana más, inicia su jornada habitual...

...doña Inmaculada Martínez, elegida en Montecatini...

...Mujer Ideal de Europa 1970.

Es madre de tres hijos.

Cree que cualquier esposa es una mujer ideal...

...si cuidas de su familia.

Le gusta ir a comprar.

Luego lleva a sus hijos a tomar el sol.

Cuando hace buen tiempo...

...doña Inmaculada, Ada en la intimidad...

...les lleva a la piscina para que disfruten del agua y el sol.

A mediodía regresa a casa para preparar la comida de la familia.

No hace falta tomarse mucho tiempo.

Ada ha sabido simplificar las tareas del hogar.

Por la tarde...

...cuando su marido regresa, salen a dar un paseo.

Los libros les gustan a los dos.

Cuando llega la noche, la Mujer Ideal vuelve a convertirse en madre.

Acuesta a los pequeños, charla con ellos...

...les da un beso y les enseña a rezar.

No es tan difícil, con un poco de amor, ser una mujer ideal".

¡Merche!

¿Dónde está Merche?

Se ha ido ya.

¿Se ha ido sin decirme nada?

No querría despertarte, tenía prisa.

Siéntate, te haré el café.

Buenos días, tío.

Hola. ¿Y mi camisa?

¿Qué camisa? La que me iba a planchar.

¿Es esta, tío?

A ver. Claro que es ésta.

¡La única que va con el traje y está sin planchar!

Se le habrá olvidado, pero siéntate.

Hazle el café al tío. Te la plancho en un minuto.

¿Qué haces todavía en pijama, Carlitos?

¿Qué hora es?

¡Las nueve menos cuarto, venga, arrea!

Mamá no me ha despertado.

¿Ah, no? ¡Vaya!

Yo le visto en un momento.

No, me visto yo.

¡Te vistes tú, pero vamos!

¿Y a Merche qué le pasa?

¡Se olvida de todo!

Tiene muchos problemas con el trabajo.

¡Yo también tengo problemas, Herminia!

¿Adónde iba hoy con tanta prisa?

A los almacenes.

Pues no, porque la reunión era mañana y tenía que estar yo.

La habrán cambiado.

¡Me cago en la leche!

Seguramente será así.

Y aquí el tonto del jefe de ventas sin enterarse.

Me voy a callar...

Me voy a callar.

Voy a acercar a Carlos con el coche, porque no llega.

Con el coche, no. Se lo ha llevado Mercedes.

¿Cómo que se ha llevado el coche?

No ha encontrado taxi.

¡A ver si va a ser ahora el tóqueme Roque!

Bueno...

¡Estoy harto con el coche!

Bueno, hombre.

¡Antonio!

¿Qué? Toma la camisa.

¡Y me voy, me cago en la leche!

¡Anda, anda!

No me diga que no están.

Acabo de oírla decir que me diga que no está.

Los sinvergüenzas de Paracuellos.

¿Lo intentas?

¿Señor Paracuellos?

¡Ah, señorita!

Dígale al señor Paracuellos que tenemos el pedido en el almacén.

Si hace falta, lo llevo yo misma.

¡Oiga...!

Me ha colgado.

Pues así llevo yo tres esta mañana.

¡Será posible!

Este pedido nos lo comemos con patatas.

Vengo de Almacenes Simeón. Nos van a reducir el pedido.

No puede ser.

Y la temporada que viene no contamos con ellos.

¡Estamos apañados!

¿Has visto a Antonio?

¡Eh, oiga, señor Alcántara!

Desiderio, ¿qué haces aquí?

Recogiendo lo último.

No voy a dejar a mis chicas a solas contigo.

Yo también me voy.

¿A Alpedrete?

No, me voy de Meyni.

¡Qué tontería!

No te irás por mí, ¿no?

Y porque estoy hasta las narices.

Yo aquí no ganaba ni un duro. ¿Qué pinto aquí?

Lo mismo que yo.

¡Si tú eres uno de los dueños!

Tú eres el jefe de ventas.

No soy jefe de ventas, no soy nada.

No puedes dejar a Merche. Tienes que apoyarla.

¿Quién me apoya a mí?

Tu familia, tus amigos.

Nadie me hace caso.

¿Qué tendrá que ver? Tú te vas con don Pablo.

Pues claro, ¿qué voy a hacer si no?

No ves que aquí no...

Ten cuidado.

El hombre tropieza tres veces con la misma piedra.

Desi, no te lo voy a tener en cuenta.

Ya.

¿Ha dicho Josete qué le pasaba?

No, iba a su casa, pero ahora volvía.

Oye, es Josete y va en bici.

¡Anda!

¿Quién se la ha dejado? No sé.

Hola.

Hola.

¡Joder, macho! ¿Y esa bici?

Me la ha regalado mi madre.

¡Si tu madre no tiene un duro!

No tendrá un duro la tuya.

La mía tiene 2.000 duros.

¡Vaya trola!

Gracias a mi anuncio.

¿Te han elegido a ti?

Claro.

Lo dije mil veces, pero no me hacéis caso.

Eres muy feo para salir por televisión.

Pues esta semana sale mi anuncio.

Y no os voy a dejar mi bici, os chincháis.

Josete.

No te pongas así.

"En 1971 la fama no se había convertido...

...en la nueva religión nacional.

No sospechaba que la fama destruiría familias y amistades".

Habla en ruso

¡Joder!

Puerta

Con su permiso. Hola.

"Strasviskiev". ¿Cómo?

Quiere decir cómo estás, en ruso.

Bueno, bien.

No... No, no estoy muy bien.

No, que no se dice bien.

Se dice "jaraso".

O "chen jaraso" que es muy bien.

Pues "ochen" don Pablo.

Hablar ruso.

Tiene razón.

Apúnteme a las clases.

¿Eso quiere decir...?

Sí, lo he pensado mejor...

Dejo Meyni y me vengo si la oferta sigue en pie.

Claro que sigue en pie. Y me alegro.

Vamos a celebrarlo con un poquito de "vodkarruski".

¿A estas horas?

Los rusos beben a cualquier hora.

Toma.

Ya verás cómo no te arrepientes.

Meyni es un negocio del pasado.

Ahora el futuro está tras el telón de acero.

¡Hay que fastidiarse!

El telón de acero.

La primera vez que salgo y es a Rusia.

Esos comunistas ladran mucho, pero muerden poco.

20.000 al mes.

Más las comisiones. Y gastos de representación.

Me pone en casa, ¿qué quiere que le diga?

A mí, nada, se lo dices a Gloria.

Ahora mismo. "Nasdrovia".

Bueno, pues "nasdrovia".

¡Todo, todo!

Otra cosa, don Pablo. ¿Qué?

A Merche no se lo diga, no he dicho nada.

¡Yo qué voy a decirle! Ni tú le digas nada.

Se va a cabrear.

¿Cuándo ibas a ganar 20.000 pesetas en Meyni?

Quite, quite.

Ni nada, tal como están las cosas.

"¿Nasdroviamos?"

Eh... Otra cosa.

¿Qué pasa?

Esto vamos juntos, ¿verdad?

Claro, Antoñito. Vas a ser mi mano derecha.

Pues cuéntemelo todo.

Todo, Antonio. Como un libro abierto.

Bueno. "¿Nasdroviamos?"

Sí. Venga.

Está bueno.

No amontonéis todo en este lado, que se va a caer.

Ponedlo arriba.

A ver... Se me fue el santo al cielo.

Vamos ahí.

Lo siento muchísimo, Antonio.

¿Qué te voy a decir?

Pues todo, si no, me quedo en "albis".

¿Lo de la reunión?

¡Y dale! Debí decirte lo de la reunión.

Anoche estaba muy cansada y se me olvidó.

Y esta mañana estabas tan dormido que pensé:

¿Para qué?

Ya me olía que iban a reducir los pedidos.

¡Otra, me cago en la leche!

Soy un desastre.

A mí me cabrea que cojas el coche y me dejes "tirao".

Lo otro ya está arreglado.

No, está todo manga por hombro.

Entre una cosa y otra... Quiero hablar, pero no aquí.

Como no nos vemos, no podemos hablar.

Ahora, Merche. ¿Ahora?

Vamos a la oficina.

¡Venga, nene, qué es para hoy!

¡Va, va!

Como sigas así, acabarás pareciendo un obrero de verdad.

Tengo agujetas hasta en los zapatos.

Agua y azúcar, es lo mejor.

Quiero parar a comer.

Te lo dejo aquí.

¿Qué te toca?

Tengo albóndigas.

¡Qué lujo! Yo tengo un bocadillo y fruta.

Te doy. Mi abuela pone para un regimiento.

Échame agua.

¡Si la belleza fuera pecado, tú estarías en el infierno!

¡Morena, estás de toma pan y moja!

Anda que...

¡Te voy a meter de todo menos miedo...!

¿Te molesta? -Pues, hombre,...

¿Has hecho mis cursillos de respeto, igualdad y todo eso?

No, pero hay que ser...

Un poco bestia.

Cuando llegué me parecían unos trogloditas.

No me parecen trogloditas, no es eso.

Pero lo piensas.

Es porque uno de izquierdas no puede ir criticando a los obreros.

¡Cómo las sueltas! -Es la verdad.

Toma.

¡Lo que vas a aprender!

¡Déjalo ya!

Dejo Meyni.

¿Cómo que dejas Meyni?

Pues eso, esto no puede seguir así.

¿Me estás diciendo...

...que me dejas?

Que me dejas sola.

¿Ahora?

Ahora no hay nada que hacer.

¿Cuál es mi trabajo últimamente? Ninguno.

¿Nada que hacer? Eres jefe de ventas.

No vendemos ni un pañuelo.

Puerta

¿Molesto?

Pase. Hola, don Pablo.

Doña Amelia Santos, redactora jefa de la revista "Telva".

Mercedes Alcántara. Mercedes Fernández de Alcántara.

Su marido. Mucho gusto.

El gusto es mío. No hay mucho tiempo.

Se presentó tarde y los reportajes ya están.

Vamos a tener que darnos mucha prisa.

¿Qué reportajes?

La revista querrá hacer un reportaje.

Y la televisión.

Es para el concurso de la Mujer Ideal.

¿La Mujer Ideal?

No me habías dicho nada.

Yo no me he presentado a ningún concurso.

Alguien la presentó.

No perdamos tiempo.

No, esto es un error.

Habrá sido el niño...

No, fui yo el que presenté tu candidatura.

Y los motivos sobran.

Elegancia, belleza, gran estilo...

...y dotes para los negocios.

¿Qué más se puede pedir a la Mujer Ideal de España 1971?

Hombre, esto es importante.

¿Me disculpan un momento?

Se va emocionada.

No, irá al baño.

No me puedo quedar en casa mano sobre mano.

Aquí no hay trabajo para más.

Bastante tienes en casa. No se hable más.

Yo no quiero que se me enfade.

No me enfado.

Pero hace días que arrastro cansancio.

Le he dicho que vaya al médico.

No me gustan los matasanos.

Tú vete a la prueba, igual te eligen.

¿Cuál?

A la del Canciller.

¿De bailarina? No.

¿Bailarina?

Sí, de ballet clásico.

No es ballet, es para ser gogó. ¿Eso qué es?

Unas chicas que bailan con minifalda en una jaula.

No le digo más.

Como "El lago de los cisnes".

¡Preciosa en una jaula con minifalda!

Si le vuelves a decir algo a Paquita, te enteras.

Yo pienso ir y seguro que me eligen.

¡Qué más quisieras!

Tengo muy buen tipo y mucho ritmo, que lo sepa.

Si tú lo dices.

No empecemos.

Lo que tienes que hacer es casarte.

Y dejarte de minifaldas y de jaulas.

No me salen candidatos.

Yo quiero ganarme la vida y ser independiente.

¿Para qué?

Para no pasarme la vida al servicio de un hombre.

¡Dios, lo que hay que oír!

Tiene razón Pili. Si yo fuera joven...

¡Lo que me faltaba!

Lo más bonito es tener hogar e hijos.

Di que sí.

¡Acción!

¿Cómo compagina trabajo y hogar?

Pues...

No sé qué decir, la verdad. Corta, corta.

Olvide la cámara. Lo siento.

Sea natural. Es que...

...no había tenido una cámara delante.

Es una candidata perfecta.

Un ama de casa tradicional y empresaria moderna. Lo que buscamos.

Pero necesito que me lo cuente como a una amiga.

Voy a intentar a ver. Sí, sí, sí.

Voy a ver.

¿Cómo puede combinar trabajo y hogar?

Bueno, pues repartiendo mi tiempo como puedo.

Gracias a mi madre que está en casa.

Y gracias a mi marido que está aquí en el trabajo...

Que...

Me he vuelto a hacer un lío. ¡Corta!

¿Por qué no la dejas 5 minutos? Los nervios son traicioneros.

Quizá sea lo mejor.

¿Qué te pasa? Con lo bien que tú hablas.

Me ha pillado todo de sopetón.

Y me dan ganas de decirle que busque a otra.

¿Qué? De eso nada.

Eres la mejor y debes demostrarlo.

De verdad, estoy pensando en otra cosa.

Nieves, Antonio va a dejar Meyni.

¿Qué mosca le ha picado?

Que se va con don Pablo a Exposov, a Exposov.

Exposov.

Pues tú no pienses ahora mismo en eso.

Tienes que ganar para que Meyni sea conocida.

Me dan ganas de irme.

De eso nada.

En vez de intentar quedar bien...

...dile lo que piensas de verdad y punto. Tranquila.

Ahí viene.

¿Preparada?

¿Vamos? Sí.

¿Cómo puede compaginar trabajo y hogar?

Pues la verdad, con mucho esfuerzo.

Y aprovechando cada minuto.

Para mí el trabajo es importante,...

...pero lo más importante es mi familia.

¡Josete, macho!

No te pongas así.

Me habéis insultado.

Lo de feo lo ha dicho éste.

Pero es una broma.

Sí, una broma, venga.

Que sí.

Debes de ser guapísimo, te han elegido entre 50.

No eran 50, eran 200.

Más guapo aún.

Si te viera el Alain Delon, se moriría de envidia.

¿Me dejas montar en tu bicicleta?

Bueno, ya veremos.

Venga, vamos. No seas así.

Ha estado estupenda. Gracias.

Nos vemos el miércoles.

Hasta luego. -Adiós.

Vas a ser la envidia del barrio.

Porque vas a ganar, está clarísimo.

Y después el concurso de Mujer Ideal Europea.

No vayas tan deprisa.

¿Lo he hecho bien?

Maravillosamente, confía en mí.

Estabas natural.

¡Qué suerte!

Madre.

¡Huy, me dejas de piedra!

Bueno... Sí, no te preocupes.

Ahora cuando vaya a casa me lo cuentas.

¡Hala, adiós!

¿Qué pasa?

No os lo vais a creer.

¿Qué pasa?

Han nombrado a Mercedes finalista del concurso de la revista "Telva".

¿El de Mujer Ideal?

Ese será.

Va a tener una hija famosa.

Ya lo creo.

Y usted, y todos... Le harán un reportaje con la familia.

¡Mercedes qué alto pica!

¡Qué envidia!

Su hija lo tiene todo.

Un buen marido, un buen negocio, una familia estupenda.

Si no fuera por la niña.

¿Qué dice?

Nada, mujer, nada. -Cobra a Josefina, Pili.

No, no me voy a llevar nada.

¡Qué barbaridad, la Mujer Ideal!

Tiene que convencer de que es la mejor madre...

...la mejor esposa...

¡Qué difícil, pero qué bonito!

Mi Mercedes lo es.

Sin duda.

Claro que sí. ¿Y vendrá la televisión?

¿Qué te voy a decir, Antonio?

Si ya has tomado la decisión, allá tú.

El egoísta soy yo.

No he dicho eso.

Pero lo piensas.

Si dejas Meyni tal y como estamos...

No lo he hecho pensando en nosotros.

Y en las 20.000 pesetas más gastos y comisiones.

Ya me lo has dicho. ¿Qué es eso?

Abre la puerta. Es vivir tranquilos.

¿Me abres la puerta?

Y no con un negocio en bancarrota y letras protestadas.

Por una empresa que nos da disgustos.

¡Métete con Meyni!

¿Cómo me voy a meter yo con Meyni?

¡Pues sí!

Digo la verdad. Una empresa que no marcha.

Es una empresa que empezó bien y ahora pasa un momento bajo.

¡Joder, está en las catacumbas!

Te estoy haciendo un favor. ¿A mí?

Claro que sí.

Si no fuese tu marido, tendrías que despedirme.

Te estoy librando de un sueldo, por eso te hago un favor.

Yo no estoy hablando de eso.

Hablo de lo que significaba para mí que estés conmigo.

Si voy a estar contigo, Merche.

Voy a estar a tu lado toda la vida, no me voy a Rodesia.

Llévame a casa, anda.

¿Por qué no llevas tú el coche?

No quiero llevar el coche.

Quien te entienda que te compre.

¡Kikirikí!

"Cassen está aquí.

¿Qué le pasa?"

Me encuentro mal del bazo.

Eso es peligroso.

No, yo digo el "vazo" de vino.

Pastas Gallo, despierta...

...el apetito".

¡Carlos!

¡A cenar!

Mercedes, alegra esa cara.

Va a ser la Mujer Ideal de España.

¡Menuda mujer ideal estoy yo hecha!

Tú ya eres la mejor, mamá.

Di que sí.

Una buena madre no se olvida de despertar a su hijo.

Yo lo prefiero.

¿Qué tiene que ver una cosa con otra?

Es un descuido.

Va a ser la mejor madre, la mejor ama de casa y la mejor empresaria.

Es como tener matrículas de honor en todas las asignaturas.

Eso mismo.

No confundas al niño.

Don Pablo me ha presentado a este concurso que no voy a ganar.

No sé por qué... Mercedes...

Tampoco es para tanto. Está la familia orgullosa.

El barrio pendiente y tú con esa cara.

Madre... Sí, deberíamos celebrarlo.

¿El qué?

Ya verá en Sagrillas cuando se enteren de que va a salir.

Irá más gente al bar que a ver el fútbol.

Pues ya verás en el barrio.

¿Yo voy a salir?

Me parece que sí. Quieren filmar la familia.

Pues se sale. Todos los Alcántara a la televisión.

¿Mañana me puedo cortar el pelo?

¡Siempre había que llevarte de las orejas!

Voy a salir por la televisión.

Y aparte de cortarte el pelo...

...que te afeite bien la barba y te ponga Varón Dandy.

Habrá que limpiar la casa.

Habrá que dejarla como los chorros del oro.

No se preocupe, de eso me encargo yo.

Se quedará como una patena.

Y la tienda también. ¿También?

Te la dejo, pero sólo una vuelta.

Te la traigo enseguida.

Hola.

Hola.

Te dejaré montar, pero menos que a Luis.

¿Yo para qué quiero montar?

Si antes me la estabas pidiendo.

Ya no.

Porque yo también voy a salir por televisión.

Me haré famoso.

Y tendré las bicis que quiera.

¿La bicis...? ¡Vaya trola, macho!

Y yo salgo en cine con Marilyn.

No, jopé, es verdad, a mi madre le van a hacer una película.

Sí, de terror.

Carlos Alcántara como el Conde Drácula.

No me hagáis caso.

No se lo cree ni tu abuela.

Ahora vengo.

"En ese momento no me preocupaba la incredulidad de mis amigos.

Sabía que cuando me vieran en esa pantalla mágica...

...Josete, Luis y el barrio entero, se rendiría a mis pies".

¡Y además, trabaja!

¿Cómo van a elegir Mujer Ideal a una que trabaja fuera de casa?

Y a mí qué me cuentas. Te digo lo que hay.

Debe ser ama de casa, trabajar, conducir y fumar tabaco negro.

Ramón, tú eres un poquito pitecántropo.

Yo estoy muy sano.

Sí, pero vives en la Edad de Piedra y las mujeres tienen derechos.

¡Vaya, ya salió el catedrático!

Pero no sabe explicarme por qué tiene que trabajar una mujer.

Ni lo sabe. No les hagas caso, son solteros.

Aquí los únicos panolis somos tú y yo.

¡Joder!

Y tiene una mujer que no se la merece.

Si tuviera una hermana, me casaría.

Tiene razón, no te la mereces.

¿Y por qué estás en contra de que tu mujer trabaje?

¿Qué quieres que te cuente?

Hombre, pues...

La verdad...

Ahora nada, luego nos vemos.

¿Adónde vas?

¡No hay mujeres en el barrio!

¡Y fíjate la que ha elegido!

¿Y qué pasa?

Me voy, que no estoy para cotilleos.

¡Joder, hasta los amigos!

Toma, anda.

Se han cabreado. -¡Qué va!

Siéntate y descansa un rato.

Quiero tener esto ordenado para cuando vengan los de la televisión.

Ya lo recogerás con Paquita.

Pues sí, me voy a tomar un respiro.

Voy a esperar a Paquita. No tienes buena cara.

Mala cara es la que tenías anoche.

No pude dormir en toda la noche pensando lo que me ha hecho Antonio.

Vamos a ver, ¿tú por qué no intentas entenderle?

Porque no es fácil.

¿Cómo le encuentras?

Pues bien, muy bien.

¿Y cómo estaba el año pasado?

Pues hecho polvo, el pobre. ¡Con todo lo que tenía encima!

Y tú tuviste que tomar las riendas de la familia.

No había otro remedio, tal y como estaba Antonio.

Ahora ya está muy bien.

Y él no quiere ir a remolque de su mujer.

¿Qué a remolque de su mujer, madre?

Lo metí en Meyni para que se sintiera importante.

¡Y ahora me sale con esas!

Los hombres son así. Quiere volver a tomar las riendas.

En casa manda él.

Pues no he dicho nada, me callo.

Se está metiendo otra vez en la boca del lobo.

¿Don Pablo?

Hombre, 3:47...

...no está mal, don Pablo.

Di a Fermín que le apriete más.

Lo que usted diga.

No hay más que verlo.

Antoñito, debes ir diciendo a tu mujer...

...que tendrás reuniones hasta que nos vayamos a la Unión Soviética.

Me lo imagino.

La semana que viene tenemos reunión con empresarios y funcionarios.

Ahí estaremos.

Otra cosa, don Pablo. ¿Por qué presentó a Merche al concurso?

¿A lo de la Mujer Ideal?

Es la única idea brillante de mi mujer. Estará contenta.

Pues no está tan feliz como yo creía.

Sigue dolida por lo de Meyni.

Cree que la traicionas.

Que la he dejado sola.

Joyas, Antonio. ¿Qué?

Y pieles, no falla.

¿Cómo con el dinero que tengo?

Puedo regalarle una perla.

Pues una perlita cultivada de Mallorca.

Y en Moscú le agencias algo de astracán.

No creo yo que le vaya un gorrito.

Tenéis que acostumbraros a vivir otra vez como ricos.

De momento, vamos a fumarnos un purito.

Muchas gracias.

Vamos a celebrarlo.

Mientras unos hablan de crisis, aquí estamos...

...fumándonos el mejor tabaco del rojazo ése de Fidel.

Arriba.

¿Qué hay, Jacinto? Me ha dicho que quieres casarte.

¿Para cuándo? -Cuando pueda.

Y luego a tener hijos, ¿no?

Si no, ¿para qué te casas?

¿Y no te gustaría seguir soltero?

Hacer otras cosas.

Me gustaría trabajar menos y ganar más.

Pero ajo y agua.

¿Ajo y agua?

¡A joderse y a aguantarse!

¡Maciza, no me dejes solo que me pierdo!

Dile algo. -¿Qué le digo?

¿No te gusta?

Sí, pero cuando no las conozco, no las asalto por la calle.

¿Y si le molesta?

¡Joder!

¡Anda que no eres raro! Bueno, ¿qué?

¿Me arrimas cemento o lo dejo a medias?

Todo tuyo.

Carlos, espera.

¿Qué quieres?

Era verdad.

¿El qué?

Lo de la televisión, lo sabe todo el barrio.

Mi madre va a ser la Mujer Ideal del mundo.

Del mundo, no sé, pero de España...

Pues eso. Cuando vengan, ¿puedo salir contigo?

Ya veremos.

¿Quieres montar? -Estoy hablando con Carlos.

Tú te lo pierdes.

Se va a enterar ese chuleta.

¿Y qué vas a hacer ahora?

Me parece que me voy a ir de este barrio.

Tengo una prima en Bilbao.

Quizá allí pueda conseguir trabajo.

¿Cómo te vas a ir del barrio?

Tienes tu piso y Josete, el colegio, los amigos.

Pero en Bilbao puedo empezar de nuevo.

¿Me entiendes?

Sí, bueno, no sé.

Yo me quedo sin trabajo...

...puedo coger la tienda de electrodomésticos.

Y la alquilo.

No se me da mal esto de arreglarlos.

Sí y no te puede echar nadie.

Es lo que tiene.

Y como yo voy a estar en la trastienda...

...necesitaré a alguien que atienda a los clientes.

Había pensado en ti.

No ganarás mucho, pero con el tiempo...

Desiderio, por favor.

¿Quieres que yo te arruine?

¿Pero por qué?

Porque estando yo en la tienda no te va a entrar nadie.

Mira lo que me ha pasado en el supermercado.

Es así.

De todas maneras, muchas gracias.

¡Anda! -Mercedes...

...estás preciosa.

¡Qué envidia!

Pues no sé yo, la verdad.

Suerte que nos quedasen restos de Meyni.

Es ropa de calidad, que se quite lo barato.

Pero se vende.

No me lo recuerde.

Y vosotras, ya está bien.

Toma, pruébate éste.

Y date prisa, te he pedido hora en una peluquería.

¿Una peluquería? Pues claro.

No tengo tiempo. ¡Venga!

Yo también he pedido hora.

¡Menuda cara tenemos, Valentina!

Oye, pues yo también voy a ir.

A mí, plin.

Puerta

Adelante.

Hola, hija.

Hola.

Me ha dicho la tía que no estaba muy bien. ¿Le pasa algo?

No es nada, hija.

Con tanto trajín y limpiando la tienda...

...me he mareado.

Oye, Paquita. Dígame.

Yo no quiero que mi hija se preocupe.

Le dije que estaba cansada y me venía a la cama.

No le digas que estoy pachucha.

Vale, si usted me promete que irá al médico.

Bueno, pero a mi hija chitón.

Merche.

Estaba pensando que ayer discutimos por una tontería.

No creo que sean tonterías.

Ya, ya.

Pero sí, porque lo de don Pablo lo he hecho pensando en ti.

Si hubieras pensado en mí, te habrías quedado en Meyni.

O sea que no me vengas con esas.

Voy a ganar dinero y no tienes que trabajar.

¿No hace falta que trabaje?

No, si gano suficiente, puedes dejar Meyni.

Fuera problemas. Seremos como antes.

Como antes, claro.

Te quedas en casa y el que trabaja soy yo. Éramos felices.

Cosiendo pantalones.

Si te entretiene, pues coses, pero no te hace falta.

Las cosas han cambiado.

¿De qué te crees que hablo?

Sí que han cambiado.

Ya no sabemos ni quiénes somos ni dónde estamos.

Y creemos que es para mejor, pues no, es mentira.

Es un problema.

El que se mete en un problema eres tú.

¿Sí? ¿Por qué lo dices?

En un lío gordo. ¿No lo ves?

¿De verdad no lo ves?

Claro que lo veo.

Voy a ganar dinero y a ser alguien.

¡Y a ti te molesta!

Y a ti te molesta que yo tenga mi propio negocio,...

...mi carnet de conducir, eso te molesta. Reconócelo.

Pues no reconozco nada.

No discuto más, no voy a reconocer yo tonterías.

No me da la gana.

¡Ofensiva, eres una ofensiva!

¿Qué vas a reconocer?

¡Ay!

¡Mamá!

¡Ay, hijo!

¿Qué te ha pasado?

¿Estás bien? No, me he hecho daño.

¿Te has hecho daño?

A ver, ¿dónde?

¡Corten!

¿Otra vez, mamá?

Sí, ten un poco de paciencia, son muy pesados.

Mercedes, no, no.

Ponga más cara de preocupación.

Es usted una madre que se desvive por su hijo.

Intentaré poner más cara de preocupación.

Ya he saltado 8 veces.

Es para que parezca la mejor mamá. Venga, vamos.

Una más, cariño.

Carlos, hijo...

Perdonen. No te tires tan fuerte, te harás daño.

Esto es por demás.

Se tira muy bien.

No sabía que repetían tantas veces.

Luego queda natural.

No reconoce a un actor de verdad. -Hoy no ha venido a clase.

Vámonos, que nos van a descubrir. -Silencio.

Vamos a rodar. -¡Fuera!

La mujer ideal. 5-3, novena.

¡Acción!

¡Mamá!

La mujer ideal. 3-4, séptima.

¡Y acción!

Yo intento salir antes del trabajo para cocinar para mi marido.

Mi trabajo me importa, pero lo primero es mi marido.

¿Lo he hecho bien?

Perfecto.

Estupendamente.

¿No exageramos un poco?

¿Exagerar?

No me escapo para cocinar a mi marido.

Aquí no exageramos.

Damos una visión más amable de la mujer.

Más amable.

La mujer ideal ha de ser ejemplo para las españolas.

Pero algo más real.

Sería triste.

Es verdad.

Venga, vamos a hacer dos tomas en la cocina con su madre.

¿Ya nos toca? Venga.

Estoy temblando. No.

Cuándo me vean... Estás guapísima.

¿Tú crees?

Llame a su hija cuando le avisen.

Sí. Tengo más tablas que Concha Piquer.

Estupendo. Vámonos fuera.

Llevamos aquí media hora y no pasa nada.Papá.

Hay que tener paciencia.

¡Qué sabrás tú, Carlos!

Ya lo hemos repetido.

Salté 12 veces del camión.

¿12?

Sí, papá, 12 veces.

Tú estás más acostumbrado que yo. Y me han maquillado como una mujer.

¿12?

Sí. ¿Y qué tal el tobillo?

Pues muy mal, casi no lo muevo.

No lo muevas.

Luego le dices a tu madre que te dé eso que tiene el del bigote.

"La Mujer Ideal". 4-2, novena.

Acción.

Mercedes, creo que tu marido está entrando.

¿Ah, sí? ¿Está hecha la comida?

Sí, tía. El cordero está lista.

Ya vienen.

Trae que tú no sabes.

A ver.

Papá. ¿Qué?

Natural.

Sí.

Mira: "Muy bien, aunque vengo un poco cansado".

Así. Bueno.

Hola, cariño. ¿Qué tal? Muy bien, aunque estoy muy cansado.

Entra a descansar, ya estás en casita.

Muy bien.

¿Qué hay de comer?

Caldereta de cordero.

¡Qué bien, caldereta de cordero! Tengo mucha hambre.

Te voy a sacar unas aceitunas y un vino para abrir apetito.

Sí.

Yo no sé cómo se las arregla.

Trabaja fuera de casa, cría bien a los hijos y a mí...

...me tiene como a un rey.

Corten. Ha quedado muy bien.

Gracias.

Hasta luego.

Adiós. Adiós.

No sé qué decirle ni qué hacer. Cambia de opinión.

No tengo que cambiar. Todo lo hago por ella.

¿Quieres que esté con la pata quebrada?

Mantener una familia y unos hijos es mucho tajo.

Los tiempos han cambiado. Ya lo sé.

Está todo patas arriba. ¿Qué quieres?

¿Que Mercedes lo tire todo por la borda?

Yo no digo eso, hombre.

No sé qué hacer.

Y con los de la tele voy a tener que hacer el tonto.

Pero si pareces Allan Ladd.

Pero si Allan Ladd me llega por aquí.

Me van a llevar de jirafa.

Papá. ¿Qué?

Ya estamos. Sí, hijo.

Cómo están poniendo el barrio.

Cuando pasen salude y así salimos en la tele.

Ánimo y al galope, Gary Cooper.

Con el padre, con el niño, todos juntitos,...

...vamos a retroceder como si salieran del portal.

¿Estamos ya?

Tú bien pegadito a tu madre. El padre también.

Acuérdense.

¿Dónde van? Si no es domingo.

Ya sabes, a los Alcántara siempre les gusta llamar la atención.

Vamos. -Yo me quedo, quiero verlo.

Silencio.

Tranquilo, caminando despacio.

Sin mirar a cámara. Yo iré hablando.

¿Vale? Vámonos.

Un momentito, para atrás. Gracias.

Cámara.

Motor.

"La Mujer Ideal". 10-1, primera.

¡Acción!

Hola.

La familia Alcántara.

Una familia española, cristiana, que reza unida y permanece unida.

Y en el centro de esta familia: La madre.

Una madre que se ha adaptado a la vida moderna.

Mercedes no sólo es una amante esposa...

...sino que es una empresaria.

Su faceta como empresaria no es desdeñable.

Esta es su boutique donde vende sus diseños.

Buenos días.

"El saludo a sus simpáticas empleadas.

Probando sus modelos.

¿Se le pueda pedir algo más a esta mujer para ser ideal?

Mañana sabremos si Mercedes Alcántara...

...es elegida como Mujer Ideal 1971".

Les espero a todos en la final.

Mucha suerte, Mercedes.

¿Pero qué te pasa? Me he emocionado mucho.

Es para emocionarse, estamos todos muy bien.

Es una alegría vernos.

Quiero ser como usted, tía. ¿Como yo?

Me ha demostrado que se puede ser madre, cuidar del marido,...

...tener trabajo y todo.

Yo no entendía qué era la mujer moderna.

Tranquila, es que los de la tele exageran un poco.

No tanto. Dicen cosas muy amables.

Y tan amables. Eso es todo propaganda.

No empecemos con ese tema. Te lo mereces, estás muy guapa.

Gracias.

¿Has visto que bien me he caído?

Estupendamente. ¡Hala!

A dormir, que es muy tarde. Vamos todos a acostarnos.

Sí, vamos.

Soy famoso.

Eres famoso como Karina.

Apaga la tele.

Hasta mañana. Adiós.

Buenas noches, hijos.

No has dicho nada.

Mira, Merche.

¿Qué? Todas las televisiones encendidas.

Te ha visto todo el barrio.

Estabas muy guapa.

Pero me ha dado un poco de pena.

Hombre, no estaba tan mal.

No es porque estuvieras mal.

Por vernos juntos, tan bien, haciendo todo.

Como antes.

Sí, eso.

Antonio, el otro día dije cosas que no tenía que haber dicho.

Ya lo sé pero seguramente hay que decirlas.

Sí. A lo mejor.

Dos personas que se quieren no está bien que se digan eso.

Bueno, ya sabes lo que pienso yo.

Todos los matrimonios pasan por baches y bueno...

...hay que salir adelante.

Hablando.

¿Eh?

Pero sin gritos y sin rabia.

Claro. Explicándonos todo.

Pues claro.

Y viéndonos más, claro.

No nos vemos casi.

Sí, no nos vemos casi.

¿Vas a venir mañana a lo del premio?

Me lo dices ahora.

¿Y cuándo?

¿Lo ves?

No nos vemos.

Y no te puedo decir nada. Eso.

Mañana estoy en las pruebas y por la noche dan el premio.

Tengo yo un día, que si te lo cuento, te vas.

Me reúno con alguien que nos vende caviar y luego, un comida.

Con don Pablo. ¡Pues claro! Y más reuniones.

Con el ministerio... Con don Pablo.

Y con los rusos.

¿No puedes decir que tienes algo que hacer?

¿Cómo le voy a decir eso? No tengo nada más que hacer.

Me voy a Rusia.

¿Qué te crees? Empezamos bien.

Teléfono

¿Quién será?

Yo qué sé.

Dígame.

¡Liceria!

¿Nos has visto?

¡"Telva", ha salido "Telva"!

Con un reportaje sobre nuestra ilustre vecina Mercedes Alcántara.

¡Candidata a la Mujer Ideal de España! No se lo pierda.

¡Está en todas partes!

¡A saber lo que ha hecho para salir en la revista!

Seguro que nada bueno.

¿La compran o no?

Sí, deme una. Nos vamos a reír.

Tenga.

Son 10 pesetas.

10 pesetas. ¿Y usted?

No, yo leo la de esta cuando acabe.

Con clientas así, seré millonario.

Tome.

¡"Telva, ha salido "Telva"!

No se lo pierda, señora.

Y mi nuera también me felicitó.

Mire, Mercedes.

¡Ha salido en primera plana!

Felicidades.

Muchas gracias.

Su hija es un portento.

Ya lo creo. Me voy a llevar 4.

Las mandaré al pueblo.

¡Me parece estupendo, faltaría más!

Esto son clientas y no lo de por ahí.

Mercedes, ven, mira.

Ven, Mercedes.

¡Me han sacado en portada!

Felicidades.

Estás guapísima.

¿No estoy un poco...?

No sé.

Es una foto preciosa.

¿Le gusta, doña Mercedes?

Mercedes Alcántara...

Eso de doña sobra.

Hay que tratarla como se merece.

¿Me podrías echar una firmita?

¿Un autógrafo? Sí, aquí.

Sí, como recuerdo.

Exclusivamente para mí, por favor.

Buenos días, Mercedes.

Buenos días.

Adiós, señora. Toma.

A ver...

Esto...

Adiós, Mercedes.

Adiós.

Muy bien.

Adiós. Bueno...

Ahí tiene las 50 pesetas.

Vamos contigo.

¡Oiga, ha salido "Telva"!

Con la firma de Mercedes Alcántara.

Ejemplar a 20 pesetas, 20 pelas.

Y ayer hablé con Marisol.

¡Con Marisol! ¡Hala!

Quería que hiciera una película con ella.

¿Y qué la dijiste?

Ni le cogí el teléfono. Estaba hablando con Gary Cooper.

¿Gary Cooper?

Sí, quería que me fuera a América para hacer una película con él.

Y le dije que no.

Que venga él, yo no voy.

No hace más que meter trolas.

Pero como ha salido en la televisión, le creen.

Verás cuando salga yo.

"Hoy en día, esto se llama autopromoción.

En esa época, las fantasías de los famosos se llamaban trolas".

¡Qué bien sale usted!

Pero si tengo cara de pueblerino.

Todo un señor, menuda planta.

Parece una estrella de cine. -Se pone nervioso.

Ya estoy nervioso.

La elección es hoy. Claro.

¿Y si sale doña Mercedes?

No creo.

¡Qué me pregunten a mí, ya verás!

La Mujer Ideal, Mercedes Alcántara.

Mejorando lo presente.

No creo que Mercedes gane...

Puerta

Nada, todo esto de la Mujer Ideal es un montaje.

Pues claro. ¿A tu madre le ha hecho ilusión?

Sí, pero están tomando el pelo a la gente.

Pueden trabajar, pero primero cuidar del marido y los niños.

Yo sólo digo que se ha avanzado un poco.

Se acepta que trabajen fuera.

Porque al sistema le conviene.

Hay muchos puestos de trabajo que llenar.

Si no, en casa y con la pata quebrada.

La mujer sigue siendo un objeto.

Madres y esposas unas santas, las demás...

¡Ya están gritando!

¿Adónde vas, bombón? -¡Paquita!

¿Qué decís? Es mi prima.

Perdona, no sabíamos que era de la familia.

Hola, Toni.

Casi me pierdo hasta llegar aquí.

¿Cómo has venido?

No te ibas a quedar sin comer.

Muchas gracias. -De nada.

¿Eres Paquita? -Sí.

-Soy Eugenio. -El cura.

Mi prima. -Encantada.

¿Cuándo te van a comprar tus bicicletas?

No sé, un día de estos. Cuando gane dinero.

Tu madre aún no ha ganado.

Pero seguro que lo gana.

Y aunque no gane,...

...a mí me van a pagar por las películas y los anuncios.

¿Carlos, quieres jugar con nosotras?

Estoy ocupado.

Luego te podemos ir a ver a tu casa.

No creo que esté.

El domingo podemos ir al cine. Los dos solos.

Los dos solos.

No, el domingo tengo una cita.

Bueno, pues nada.

Adiós.

Maica quiere ser tu novia.

Pero ahora que soy famoso quiero tener muchas novias.

Hola, hija.

Hola. ¿Qué tal te ha ido?

Regular, la verdad.

¿Lo del adorno floral? Normalito.

Los del jurado han dicho: "Pues vaya, no está mal".

Pero seguro que las demás lo han hecho mejor.

¿Y lo de las comidas?

Pues...

...no se me ocurría nada original.

Desabróchame.

He hecho una tortilla paisana como las tuyas, pero me sale reseca.

Y lo peor ha sido lo de la prueba de cultura general.

¿Qué te han preguntado?

Por el Aconcagua. ¿Tú sabes lo que es el Aconcagua?

¿Una raza de perros?

No, no.

Resulta que es una montaña, madre. ¿Cómo lo iba a saber yo?

Desde luego...

No te preocupes, vas a ser la Mujer Ideal.

Sales en las revistas.

"Una mujer, dos mujeres.

Media mujer, 2 medias.

Mujeres y medias, el eterno tema.

¿Tiene con sus medias problema? No espere a mañana.

Medias Soberana adornarán sus pasos".

¿No ha llamado Antonio?

Tenía una comida de negocios. Ya lo sé.

¿Le ha dicho lo del pueblo?

Es verdad, llamó Liceria. ¿Otra vez?

En Sagrillas están todos locos. ¡Madre mía!

Van a tener que vender entradas en el bar.

¡Qué sensación ha causado!

A ver si se llevan una desilusión.

En el colegio dicen que ganas. Pues ganaré.

"¡Todo el día haciendo coladas!

Pero yo meto las camisas y gracias a mi nuevo detergente,...

...miren qué blanco.

El Corsario Negro".

¿Ese no es Josete?

"Me tiraron por la borda. -Yo sí te tiraré.

Anda, dame la camisa.

Con mi detergente, hasta los corsarios van de punta en blanco.

Más blanco imposible".

¡Huy qué mono está Josete, por Dios!

Vestido de pirata está para comérselo.

No me lo habías dicho.

Estarás orgulloso de tu amigo.

"¿Orgulloso? Lo que estaba es indignado.

Mi mejor amigo me robaba el protagonismo.

Y mi propia familia echando piropos a Josete".

12 grados no es tanto frío.

¿Bajo cero?

Permiso.

¿En toda Rusia?

Bueno, pues ya nos abrigaremos.

Gracias.

¿Qué hay? Nada, estoy listo para la reunión.

¿Por qué tanta prisa?

¡Ah, mira!

A ver qué te parece esto.

¿Eso qué es?

¿No lo ves? Un brazalete.

¡Ah, un brazalete!

¡Qué bonito! Le habrá costado mucho.

¿Para qué?

Es para tu mujer.

¿Para Merche?

¿Cómo va a ser para Merche?

Te lo he dicho mil veces.

A una mujer ofendida, regálale joyas.

Yo había pensado en algo más modesto.

Eres un indeciso y he tomado la decisión por ti.

Se lo he comprado y no te preocupes, me lo pagas a plazos.

Perlas auténticas.

¿No me había dicho que con unas cultivadas bastaba?

Pero auténticas. Las cultivan auténticamente.

¿No es demasiado?

Nada es demasiado para la Mujer Ideal.

Josete.

Josete. ¡Josete!

Firma autógrafos.

Le ha dado un beso.

¿Qué te esperabas?

¿Nos vamos al descampado?

"A mí se me habían acabado mis 15 minutos de fama.

A Josete la fama le duró un poco más.

Pagó su precio. Hoy es un señor mayor y respetable.

Pero aún le llaman el Corsario Negro".

¡Qué ilusión, la verá toda España tan guapa!

No digas eso, me pones nerviosa.

¿No ha llamado el tío?

No, pero como estaba muy ocupado...

Me voy. Voy a llegar tarde.

Si llama...

¿Qué le digo?

No le digas nada.

Muchísima suerte, tía.

¡Hala, macho, qué bonita!

Pues sí es bonita, sí.

Te habrá costado un ojo de la cara.

Se mira y no se toca.

Toma, no la voy a romper. ¿Cuándo se la vas a dar?

Pensaba hoy, pero no podrá ser.

Pues hoy es el día.

Si gana, un premio y si no, de consolación.

Pero tengo la cena con los del Ministerio y no puedo.

No quiero ir tarde.

Manda la cena a paseo.

¡Qué fácil lo ves todo! No está el horno para bollos.

Mercedes se merece 50 cosas más. Mujer no hay más que una.

Insiste, insiste.

Me retiro.

Luego no me vengas llorando.

¿Yo? Sí, doncel del Doliente.

Lo que hay que oír.

Ahí te lo dejo.

La tarara sí, la tarara no.

La tarara, madre, que la bailo...

¿Qué pasa, hija?

Tío, me va a matar.

¡Vaya!

No te preocupes, venga.

¡Me da una pena!

Esto se arregla. Trae, trae.

Voy a buscar el cepillo para recoger los cristales.

Hola, Merche.

¿Qué haces aquí? ¡Qué guapa estás!

¿Cómo has venido?

Le dije a don Pablo que no iba.

¿Qué llevas ahí?

Te traía una cosita.

Nada, es un pequeño regalo para ti.

Es...

Es precioso.

¿Te gusta?

¿A qué viene esto?

He pensado que a la Mujer Ideal había que regalarle algo.

Una pulsera buena o algo.

Te voy a decir una cosa.

Yo creo que ésta ni es la mujer ideal, ni se merece esto.

Eso ya lo veremos.

¿Qué pasa ahí dentro?

Pues no sé. He salido a dar una vuelta.

Estaban con sus maridos.

Y he pensado: "¿Qué hago aquí?"

¿Han dicho lo del premio? No.

Están las cantantes.

A ver si van a estar llamando, Merche.

Es precioso.

¿Vamos o no?

Sí, ahora ya sí.

Que se vea bien la pulsera.

"Sólo una será la ganadora.

Representará a España en el certamen europeo en Montecatini.

Numerosas personalidades del espectáculo...

...formaron el jurado.

Como Julio Iglesias que nos acompaña.

Pretenden dar testimonio de lo que la mujer española es".

¡Qué guapa está!

La más guapa de todas.

Es la Mujer Ideal del mundo.

Que exagerado.

¿Le preparo un poquito de leche?

No tengo ganas, estoy destemplada. Dame la manta.

Eso le pasa por no haber cenado nada.

Perdonadme un momento.

Voy al baño.

"Por fin, el momento más deseado de la noche".

¡Herminia!

Van a decir los premios ya.

¡Abuela!

"El momento más esperado.

La Mujer Ideal 1971 es...

...Rosario Palau Rives de Borrá".

¡Con la cara de caballo que tiene ésa!

¡Es una pavisosa! -Será rica.

Se lo voy a decir a vuestra abuela, se va a llevar un disgusto.

Herminia.

Herminia.

No ha ganado Mercedes.

Herminia.

¡Dios mío, Herminia!

No sé cómo estás tan tranquila.

Si quieres, le meto una denuncia al comité organizador.

No te pongas así. Ha ganado la que tenía que ganar.

¿Qué tiene? Aparte de 8 apellidos dobles larguísimos...

Nada que no tengas tú, Merche.

Pues títulos, elegancia, cultura, idiomas y cinco hijos.

¿Sigo?

No, que me agobio.

¿Sabes algo que no tiene ninguna?

Un marido como tú.

¡Qué tonto!

Hola. ¿Hola?

La abuela...

¿Qué ha pasado?

Tranquila, ha sido un susto.

¿Qué pasa? ¿Dónde está?

Está dormida.

¿Qué pasa?

El médico vino corriendo.

Ya estaba consciente y hablaba normal.

Tenía que haberla llevado al médico.

Últimamente no la veía bien.

Sólo necesita reposo.

Se va a poner buena.

Sí, pero tiene que ir a hacerse unas pruebas a ver por qué se marea.

Claro.

Vamos a dejarla.

La Mujer Ideal.

¡Dios!

Abrázame.

"Está casada con un ingeniero industrial.

Se ha organizado y acude a sus obligaciones...

...de gran responsabilidad.

Lleva la Secretaría del departamento extranjero de una entidad bancaria.

Seguidamente escuchamos unas declaraciones...

...que doña María del Rosario ha concedido a nuestra revista.

La señora Palau Rives de Borrás nos recibe en su casa.

Decorada con gusto. ¿Ha tenido que ver con ello?

Está hecha totalmente por mí.

Con elementos que tomo de diferentes sitios.

El biombo lo hice yo.

Y aquel taburete lo hice yo también.

Las cortinas también, porque me gusta mucho la cultura.

Y algunas cosas que marcan mi personalidad.

Esto lo hace una mujer que trabaja.

¿Le queda tiempo para algún hobby?

Si no se tiene tiempo, se saca de donde se puede.

¿Cuáles son esos entretenimientos?

Me gusta la pintura, el piano, tocar el acordeón.

Me gusta jugar al tenis.

Y me gustan los trabajos manuales.

En la elección de la Mujer Ideal de 1971 se ha dado un caso curioso.

Alcanzó el puesto de finalista una de sus hermanas.

Sí, la mayor.

¿Nos la presenta?

Sí, Ana María Palau Rives.

¿Qué puesto alcanzó?

El segundo lugar. El primero en cocina.

Estará contenta por su hermana. -Encantada.

Ya no se habla de la Mujer Ideal, sino de una familia ideal.

La familia Palau Rives.

¿Queda alguna hermana soltera? -Sí, dos hermanas.

Pues pensamos que es una garantía".

Cuéntame cómo paso - T5 - La mujer ideal - Capítulo 78

06 may 2004

El despido de Desi ha terminado por agotar la paciencia de Antonio. Cansado de no pintar nada en Meyni, se plantea muy seriamente aceptar la oferta de Don Pablo para trabajar con él en sus negocios de importación y exportación con la Unión Soviética. Sin tiempo de asimilar las desavenencias con su marido, Mercedes se encuentra con que ha sido presentada precisamente por Don Pablo al concurso "Mujer ideal 1971". Toda la familia se verá envuelta en una vorágine de pruebas, entrevistas y grabaciones.

El estado de salud de Herminia sigue deteriorándose, pero la abuela de los Alcántara no quiere ser un motivo más de preocupación para la familia y prefiere no decir nada a nadie. Tan sólo la prima Paquita está al corriente de los problemas de Herminia, con la que se compromete a mantener el secreto siempre y cuando ésta vaya al médico.

Por su parte, Tony al fin consigue compaginar trabajo y estudio, a base de mucho esfuerzo. Sin embargo, en la obra sigue siendo objeto de burla por parte de sus compañeros. 

Y Carlitos, que se ha tomado muy en serio que su madre pueda ser la mujer ideal de España, compite en popularidad con sus amigos Luis y Josete. Y es que la fama hace peligrar cualquier amistad, por muy fuerte que ésta sea.

ver más sobre "Cuéntame cómo paso - T5 - La mujer ideal - Capítulo 78" ver menos sobre "Cuéntame cómo paso - T5 - La mujer ideal - Capítulo 78"

Los últimos 2.319 programas de Cuéntame cómo pasó

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos
Recomendaciones de usuarios