www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
720421
No recomendado para menores de 7 años Cuéntame cómo pasó - Cap.73 - El principio del fin
Transcripción completa

Cuéntame,...

..tú que has vivido...

..el despertar de un tiempo que nos cambió.

Volverás...

..a ser un niño,...

..al recordar las largas tardes de sol.

Háblame de lo que has encontrado en tu largo caminar...

..cuéntame cómo te ha ido si has conocido la felicidad.

Cuéntame, cómo te ha ido si has conocido la felicidad.

Sentirás...

..el dulce abrazo...

..de aquellos padres que dieron todo por ti.

El sabor...

..del primer beso,...

..todos los sueños que tú querías cumplir.

Canción en Euskera.

Calientes Navidades las nuestras. Cuando no es por una cosa,...

...es por la otra.

¿Qué hacen esos ahí?

Mi madre está sola en la tienda.

No creo que entren.

Ya se van.

Vamos.

Vamos por la esquina y damos un rodeo.

Radio: (El pueblo español,...)

(...con el sentido político inspirado por el movimiento...)

(..ha proclamado su identificación con la idea del Estado,...)

Mira lo que dice Santiago Carrillo.

Habla de los implicados en el proceso de Burgos.

Esos muchachos no son enemigos de España.

Son jóvenes nacionalistas que quieren la libertad de su país.

Esa libertad no es incompatible con la existencia de un Estado español.

Claro, ¿cómo va a ser incompatible?

España no será enteramente libre mientras no lo sean...

...Euskadi, Cataluña y Galicia.

Es lo que queremos todos, una república federal.

Los reclusos de Burgos no han atentado contra España,...

...han combatido un sistema político que combaten hoy...

...todos los españoles que quieren el progreso, la libertad y el socialismo

A veces no estoy de acuerdo con Santiago Carrillo, pero tiene razón.

Gora Euskadi Askatuta. Es vascuence, ¿no?

-Euskera. -Eso quería decir.

-¿Qué significa? -Significa Viva Euskadi Libre.

Timbre.

¡Ahora bajo a abriros!

Son tus padres.

Os van a fusilar.

Hijo. Hola, mamá.

¿Cómo estás? Bien.

Hombre, el fugitivo.

Tu hermano es como el Dr. Kimble.

Mi hermano está huyendo de la justicia.

Toni es perseguido por un crimen que no cometió.

Pues como no pillen pronto al manco.

Vaya trola. Tu hermano está en la parroquia porque es un rojo.

Cállate, que eso es un secreto. Y no es rojo, es comunista.

Lo mismo da, rojos y comunistas atentan contra la unidad de la patria

Deberían mandaros a todos a Rusia. ¿Para qué?

No sé, se lo he oído decir a mi abuelo.

Es que mi hermano está a favor de la independencia.

¿La independencia de quién?

De todos. Vascos, los catalanes,...

¿Y los extremeños qué? De los extremeños no dice nada.

Eso no lo sé.

Eso, ¿y a que no dice nada de los asturianos?

Pues es verdad. Y de los manchegos tampoco.

(Eso es lo que no entendía).

(Si vascos y catalanes podían ser libres por qué los demás no).

(Ahí nació el germen de una idea que conmocionaría al mundo).

(Bueno, al mundo no, pero al barrio sí).

Como Sagrillas está en medio de La Mancha ahí no te localizan.

-¿Cómo me voy a ir a Sagrillas? -Es una buena idea, Toni.

Mientras el cónsul siga secuestrado seguirán las redadas.

Es lo más seguro.

Pasas allí una temporada y cuando se pase esto vuelves.

Así la policía se habrá olvidado de ti. ¿Dónde te pongo esto?

Mírala con la ropa. Deja la ropa, Merche.

Es ropa limpia para irse al pueblo. Déjala aquí.

Hijo, habíamos pensado que como mañana es Navidad...

...no habrá tanta policía en la estación.

Esos vigilan siempre.

Mamá, es imposible.

Por lo menos vendrás esta noche a cenar.

Que ya te lo he dicho, que no puede venir a cenar.

Es Nochebuena. Como si es Viernes Santo.

¿No has visto la policía que hay? ¿Quieres que lo detengan?

Inés viene hoy. Podríamos estar todos juntos.

Inés... ¿Viene...? No me habías dicho...

¿Y a qué hora llega?

No lo sé, porque la niña...

¿Qué más da? El niño no puede venir a cenar.

Bueno, ya hablaremos.

Ahora me voy, que tengo mucho trabajo.

Madre mía, qué chaparrón.

Cuídate mucho.

Sí.

Te espero, Antonio. No tardo.

¿Y no sabemos a qué hora llega? Qué más quisiera saber yo.

Tu padre tiene razón. ¡Tengo más razón que un santo!

Mientras estés en el barrio no vas a estar seguro.

Que yo de aquí no me muevo.

Valentina, es que no me puedo mover.

Herminia, es Nochebuena y no ha hecho ni la compra.

Ya, pero yo estoy como el ejecutivo ese de los anuncios.

¿Qué ejecutivo?

Uno que sale en los anuncios que dice: ¡No me puedo detener!

Ah, ese loco que no tiene tiempo de que se le sequen las camisas.

Así estoy yo. Con decirle que vamos a cenar el pavo congelado.

¿Congelado? Sí, del supermercado.

Ya no se puede hacer la compra como Dios manda, ni la de Nochebuena.

Es la vida moderna...

Ya, muchas prisas y luego todo desparramado,...

...que a lo mejor ni cenamos.

Por lo menos hoy le llega su nieta.

Sí, me llega, pero... Toni sabe Dios dónde estará.

¿No está en la parroquia?

Valentina,...

Si lo sabe todo el barrio.

Me tengo que quedar, tengo que dar la cara.

¡Cara es lo que te sobra, hijo!

Antonio, tranquilízate.

Es que no te tienes que poner así. ¡Hazte el inocente, hombre!

¡Parece que no ha roto un plato y está más buscado que el Lute!

No exageres, papá.

Y encima el tonto de tu padre orgulloso porque estabas estudiando.

Y ni estudias ni nada, porque a los exámenes "marciales" no has ido.

Parciales. ¿Qué más me da?

¡Tampoco te has presentado! ¡Pues no, no he podido!

Antonio, ¿cómo se va a presentar en la universidad?

¡Claro, si lo primero es la revolución, Eugenio!

La revolución no sé, pero tenemos que derribar la dictadura.

¡Eso es un deber moral!

¡Vamos a ver, Eugenio! ¿Qué deber moral ni qué leches?

¡El primer deber de Toni es estudiar!

¡Que para eso hemos estado su madre y yo trabajando siempre!

¿Y me pongo un pañuelo en los ojos para no ver lo que pasa?

¡Lo que está pasando es que nos tienes en vilo!

¡Y que estamos hartos de que no estudies, de la política y de...!

Dilo, si Eugenio lo sabe.

¡Encima me lío con la vecina, que podría ser mi madre!

Pues sí, y muchas cosas más, pero ¿para qué me voy a desgañitar?

Antonio, Toni ya no es un niño. Toni toma sus propias decisiones...

¿Qué decisiones? Si no toma ninguna decisión.

Si está jodiéndose la vida. Y encima tú le animas.

Yo procuro...

¡Lo que procuras en meterle en todos los follones!

¡Papá, estás equivocado! ¡Lo que estoy haciendo lo hago porque quiero!

Hijo, haz lo que te dé la gana.

Sigue sin estudiar y metiéndote en política y liándote con las vecinas.

Yo no voy a decir nada, que ya me han salido muchas canas.

Hola, Antonio. Si está aquí la Pasionaria.

Hala, ahí tenéis el mitin.

Perdona, hija, que me he retrasado.

¿Cómo está tu hijo?

¿Mi hijo?

¿No vienes de la parroquia?

¿Es que no se puede toser sin que se constipe el barrio entero?

Tranquila, que nadie va a llamar a la policía.

Dios no lo quiera. Solo faltaba que lo detuvieran.

Aunque la cosa está para llamar a la policía.

¿Qué pasa? Pues que en el taller no pasa nada.

¿Y esto? ¿Dónde está María Jesús?

Teníamos un acuerdo.

¿Un acuerdo usted y yo?

Quedamos en que trabajábamos para el desfile...

...y se regularizaba nuestra situación.

Señora, estoy dispuesto a regularizar lo que haga falta,...

...pero no acepto amenazas.

Amenaza ninguna.

Pero no trabajamos más hasta que no se arregle lo nuestro.

Usted ignora que las huelgas son ilegales.

Lo que es ilegal es el montaje que tiene aquí.

¿Se cree que está en la Unión Soviética?

Igual nos iría mejor allí.

Pues está en España, un país donde los tratos se cumplen.

-Don Pablo, ¿está Antonio? -¡No!

Perdone.

Y el trato era cobrar por prenda terminada.

Ya le he dicho que no nos conviene.

Pues ahí tienen el fuero de los españoles, que impide que las eche.

Pero no que ustedes se vayan.

Estas me van a oír.

Con los pedidos que tenemos atrasados.

Pero como no arreglemos lo de los contratos.

Perdona pero no. Quedamos en hablar después del desfile.

Portazo.

María Jesús, ¿qué está pasando?

Lo que tenía que pasar.

Como no te explique mejor...

Que don Pablo me ha dicho que ni nos hacen contrato ni nada.

Tenías que haber hablado con nosotras.

No hay nada de qué hablar. Don Pablo ha dicho que seguimos a destajo o...

¿O qué? Que ahí tenemos la puerta.

Así que...

Esto hay que discutirlo. Déjala, si se quiere ir que se vaya.

¡No digas tonterías! ¿Y los encargos qué?

¡Ya encontraremos otras!

María Jesús, tenemos que hablar. No tenemos nada de qué hablar.

Dijimos contrato, sueldo fijo, seguridad social, después del desfile

Hay que tener paciencia.

Mujer, no me podéis dejar empantanada.

Sí, como jefa de ventas.

-¿En Galerías Preciados? -Sí.

-¿Y a qué esperas? -Les he dicho que lo estoy pensando.

Galerías Preciados... Desde luego...

¿Por qué no? Una chica tan presentable, tan dispuesta, tan...

Ya lo puede decir: Tan buena vendedora.

Tanto como eso...

¿Entonces por qué me han llamado de Galerías Preciados?

A usted, en cambio, pues no...

A mí también me han hecho ofertas, pero de casas de alta costura.

Seguro que Christian Dior la llama a diario...

¿Queréis dejar de discutir?

Es que la señora me falta al respeta...

Ahora vuelvo.

Federico.

Federico.

Hola, Herminia. ¿Se encuentra bien?

Sí, divinamente. Bueno, con tanto jaleo no sé cómo me encuentro.

Tenemos que hablar.

¿Averiguó algo?

Sssst. Claro. Luego se lo cuento. En el café, a las cuatro.

Va a estar allí, ¿eh? Sí, sí.

No me falte. No, descuide.

Eugenio, el pavo lo metes en el horno, pero solo unos minutos.

Y no te olvides de la salsa.

No tenías que molestarte.

No es molestia cocinar para dos más.

Te está costando, ¿verdad?

¿El pavo? Si es lo más fácil de hacer que hay.

No, me refiero a... Bueno, ya sabes.

Ah.

Bueno, no es tan fácil. Lo peor es cuando me encuentro con Antonio.

Me muero de la vergüenza.

Sé que me vas a decir que es una locura, que tenemos que dejarlo...

Yo no voy a decir nada, ya sois mayorcitos.

Sobre todo yo.

(Toni): ¡Eugenio, ha llegado Tomás!

¡Ahora voy!

Te acabo de ayudar y recojo.

No, déjalo. Vete, que tienes cosas que hacer.

-¿Te apañas tú? -Que sí.

Timbre.

Hola, Braulio. ¿Qué le trae por aquí?

A traer esta felicitación.

Muy bien.

El que trae cartas y postales, llueva, nieve o haga viento,...

...le felicita las Navidades con todo su sentimiento.

Muy bien.

Tenga usted.

Gracias, doña Herminia, y felices Pascuas.

No sé si serán muy felices, pero con que sean tranquilas.

Ya hemos hecho pintadas y tirado panfletos.

Hay demasiados grises.

Si no tiramos panfletos cómo se van a enterar.

No tiene que ser una manifestación grande.

Con que venga la gente de confianza nos basta.

¿Estáis locos?

¿Qué pasa, Clara?

¿Queréis hacer una manifestación? ¿Contra Franco? ¿En el barrio?

Sí.

Si aquí nunca ha habido ninguna.

Pues por eso, que la gente lleva durmiendo desde el 39.

Ya es hora de que despierten.

Es que no sabéis la que se va a armar.

Como si no tuviéramos problemas. ¡Cómo eres tan inconsciente!

Clara, por favor. Que no nos va a pasar nada.

Al final tu padre tiene razón.

Desiderio, que no gano para disgustos.

¿Has estado en la parroquia con tu hijo?

¿Cómo tengo que decirte que no hables?

Tienes razón. Todo el mundo habla, pero yo me callo.

Bastante tenemos con la huelga de estas.

Mira, cuatro pedidos devueltos. No sacamos ni una prenda.

Si se veía venir. Si las hubiéramos hecho el contrato...

Que no se hacen las cosas en Nochebuena, con todos los pedidos...

Tienes razón. Si se hubiese hecho en Semana Santa.

¿Qué pasa?

Ya te habrá dicho Desi, que tenemos el taller parado.

Vamos, una huelga. Ni que fueran soviéticas.

Deja a las soviéticas.

Si es verdad. Llegamos a un acuerdo con ellas que no han cumplido.

Tenemos que hacer algo.

Nieves tiene razón. Tenemos un acuerdo y no quieren cumplirlo.

Pues se buscan otras. Como si fuera tan fácil.

Facilísimo, Mercedes.

Si encontráramos un nido de ratas, ¿qué haríamos?

Liquidarlas. Y lo que vamos a hacer, porque es un nido de comunistas.

Ahora hasta las modistas se hacen comunistas.

Qué bien hablas, Pablo.

Al paredón con las modistas. Desi...

No vamos a liquidar a nadie. No he venido a discutir.

¿No? No. Lola, por favor.

He venido a celebrar con mis compañeros el nacimiento de Jesús.

Don Pablo, ¿por qué no arreglamos esto? ¿Quiere que baje yo?

No, mejor dejamos pasar las fiestas. Pasado mañana tomamos una decisión.

Nosotros, mientras los bolcheviques se mueren de frío en Moscú,...

...celebraremos cristianamente la Navidad.

Toma, Desiderio.

Lola.

Os deseo a todos felices Navidades.

Felices Navidades, Pablo.

Vamos, brindemos.

Además, España ya es libre.

¿Sí?

Una, Grande y Libre.

¿Y por qué los vascos quieren la independencia?

Porque todos los vascos son iguales, y los catalanes.

Mi padre dice que los vascos tienen la nariz así.

Y los catalanes son altos y rubios.

¿Y qué?

Que en el barrio somos todos diferentes.

Como aquí viene gente de todos lados.

Y en América hay negros, blancos, amarillos, hasta pieles rojas.

Y todos son americanos, ¿no? Eso es verdad.

Vámonos a comer.

Aquí todo el mundo tiene derecho a ser independiente.

-¿Aunque seamos extremeños? -¿O asturianos?

Claro, eso da igual. Toni dice que todos tenemos derecho a ser libres.

No voy a seguirle la corriente. No quiero ser como él.

No tengo ganas de discutir. ¡Ni yo! Pero hay que decidir algo.

¿Es que te sobran los problemas? Pues sí.

Entonces cállate, que eres de plomo derretido.

Timbre. ¡Voy yo! ¡Será otro pidiendoel aguina

¿Otro más?

Hola, Carlitos. Hola.

Papá, no me has dado el aguinaldo.

El aguinaldo, dice.

A ver, el aguinaldo.

Toma.

¿Dos duros?

¿Dos duros?, dice.

Y vas que chutas. Y no los gastes en caramelos.

Mamá, es para el FLSG.

¿Quién?

FLSG. Frente de Liberación de San Genaro.

¿Qué es eso?

Un grupo que hemos hecho Luis, Josete y yo, por la independencia.

No digas tonterías. No está el horno para bollos.

¿Es que los del barrio no tenemos derecho a la independencia?

¡Cállate! Lo que faltaba, otro separatista.

¡A lavarte las manos!

Timbre.

Otra vez la puerta. Pues yo no tengo suelto.

¡Hija! ¡Hola!

Pero, cariño mío.

¡Si es la niña!

Inés, mi vida.

Qué alegría tan grande.

Hola, papá.

Así van los hippies, ¿no?

¿Qué tal el viaje? Muy largo y cansado.

Como que es muy largo.

Aquí tienes a tu hermano. ¿Qué tal?

Muy bien.

Bueno, mamá, le das un beso de mi parte.

Sí, hablamos. Adiós.

Era mi madre desde la cabina.

Como dijiste que podían tener el teléfono intervenido...

¿Cómo está?

¿Mi madre?, preocupada.

Ya me imagino. Me refiero a Inés. ¿Cómo está Inés?

Dice que está muy bien.

¿Y qué va a hacer?

No sé, acaba de llegar.

Me refiero a si se va a quedar aquí o se va a volver a Ibiza.

Ni idea. Supongo que después de las fiestas se volverá.

¿Y está bien?

Vamos, ¿le van bien las cosas?, porque aquí lo tenía todo resuelto.

Todo, todo... Allí está su vida y tiene su novio.

Mike no es su novio, creo yo.

Eugenio, viven juntos.

Viven en comunidad.

Mira, no lo sé. Cuando la veas se lo preguntas.

(Así es el tren, afectivo, entrañable).

(Renfe felicita a España).

Así que Toni está en casa de Eugenio. Se ha tenido que esconder allí.

La policía volvió a registrarlo todo.

¿Otra vez? Lo pusieron todo patas arriba.

Imagínate, estamos pasando un mal trago.

Yo es que en Ibiza no me entero de nada, como vivimos tan alejados.

¿Qué me vas a contar? Si vives en un prado.

¿Y la tienda? ¿Qué tienda?

En la que trabajas.

¡La tienda, hija!

Ah, la tienda.

Muy bien, abuela.

¿Y te dejan ir así vestida a trabajar?

No, no. Me pongo un traje de chaqueta...

Muy bien. Ante un cliente no se puede vestir de cualquier manera.

Claro que no.

¿Y esa familia con la que vives?

Pues también muy bien. Pero no es una familia muy normal.

Decían tus padres que era gente muy seria.

Ya lo creo. Sí, son serios, pero...

Hombre, es una familia nuclear. ¿Nuclear?

Lo que pasa es que son budistas. ¿Budistas?

¿Como los chinos? ¡No! Son budistas... de orden.

No, como los chinos no.

Es una familia muy ordenada, abuela.

Eso me tranquiliza. Uy, me tengo que ir.

No es hora de abrir la tienda. Voy con Valentina a tomar café.

Mercedes, recoge el pavo congelado que tenemos encargado.

Pavo congelado, desde luego... No te preocupes.

Adiós, mi vida. Pásalo bien.

¿Qué le habéis contado a la abuela? Pues que trabajas en una tienda.

Pero ¿qué quieres?, ¿que se nos muera de un susto?

Ya sabes cómo se toma las cosas.

Mi hija y mi yerno creen que me chupo el dedo.

Los hijos creen que no nos enteramos de nada.

Yo me hago la tonta.

Como si no supiera que mi nieta y el melenudo están en una comuna.

Qué familia, ni tienda, ni niño muerto.

Yo también me hago el loco, pero esto no podemos pasarlo por alto.

Por eso quería verle. Llevaba usted toda la razón.

Lo ha comprobado, ¿no?

No quería creerlo, pero...

¿Y qué hacemos?

Yo creo que lo tenemos que solucionar los abuelos.

¿Va a hablar con su nieto?

Por favor, ¿sabe cómo está el pobre?

¿Pobre? A ese pobre le voy a soltar cuatro frescas.

Y como se me caliente la mano...

Eso no sirve de nada. ¿No se acuerda cuando tenía 20 años?

Hace tanto de eso...

Pero seguro que conoció a una señora bien plantada que se le cruzó.

Carmelita.

Carmelita, claro.

Carmelita. Yo era un crío, pero me tenía sorbido el seso.

Aquello era una pasión, un volcán, un terremoto.

Hasta que el marido, que era sereno, llegó antes de tiempo a casa...

...cuando estábamos... No siga, Federico.

No, si no pensaba faltarle al respeto.

Es que me han venido tantos recuerdos.

Pues eso que le pasó a usted con 20 años le pasa ahora a mi nieto.

¿Usted cree?

Ahora me va a decir que todos los hombres somos iguales.

¿Hace falta que lo diga? No, no. No se moleste.

¿Y qué hacemos?

Hablar con su hija. ¿Con mi hija?

¿Los dos? Los dos.

A ver si se descongela.

¿Cuántos días te vas a quedar? No lo sé, la verdad.

Se te echa mucho de menos. Yo también os echo de menos, pero...

No te voy a insistir, no te preocupes.

Lo que tenía que decir ya te lo dije Sí. Ya discutimos bastante.

Creo que tenemos que aprovechar el tiempo que pasemos juntas.

Sí. Para unos días que te tengo.

¿Ya estáis con la cena? A ver.

Es Nochebuena, ¿te crees que esto se prepara así como así?

Ya, bueno, pues...

Estábamos hablando que a Inés también le apetece que venga Toni.

Claro, así estamos todos juntos.

Que no puede venir.

Pues vamos nosotros a casa de Eugenio.

Que no, Merche, que no.

Van a cenar solos.

Porque tienen que cenar solos. Tu hermano está escondido.

Se ha metido en muchos follones. Que no hubiera dado la nota.

Antonio, cómo te pones.

Que cenamos aquí, que no pintamos nada allí.

¿Quieres un trajín para aquí y para allá?

Me voy al parque. ¿Al parque?

Ya me dirás qué pinto aquí toda la tarde.

Vete. No paras en casa. Para lo que me escuchas.

Bajo contigo, he quedado con Pili.

¿Con Pili? Sí, pero enseguida vuelvo a ayudarte.

Radio: (...antes de Nochebuena y pasar en familia esta fiesta).

(Pero los secuestradores del cónsul, ajenos a toda caridad cristiana,...)

(...no parecen tener en cuenta...)

Oye, te molesta que entre y salga tanto, ¿no? Te devuelvo las llaves.

No, si yo estoy encantado. Aquí nunca habíamos comido tan bien.

¿Y cómo cenáis tan pronto?

Así tengo tiempo para preparar la misa del gallo.

¡Eugenio, La Pasionaria en la radio!

-¿La Pasionaria? -¿Esa es una cantaora?

-Es una líder comunista. -¿Una líder comunista?

(Basta de sangre, basta de penas monstruosas).

(No es solo un grupo de patriotas vascos quien está amenazado,...)

(...son todos los demócratas españoles).

-¿Esto lo dan en Radio Nacional? -Radio España Independiente.

Cierra la puerta.

(...de todos los que luchamos hoy por la libertad, la democracia...)

(...y la justicia social).

Le traen regalos en su humilde zurrón.

Ropopompón, ropopompón.

Ha nacido en un portal de Belén...

Papá, ¿hoy no ponen Pasaporte a Dublín?

No, hijo, no. Hoy es Navidad.

Es que estoy harto del ropopompón.

¿Qué quieres? Es lo que toca.

¿A ti te gustan los peces en el río?

No. A mí me gustan los boleros y los pasodobles.

Pues a mí me gusta más Karina.

¿Quién?

Karina.

Ah.

Qué rico está.

-Cómo nos estamos poniendo. -Es que Clara cocina de miedo.

¿Quieres?

No, gracias. Luego tengo el sermón y no voy a dar pie con bola.

Hablarás del juicio de Burgos, ¿no?

Pues... No, tal como están las cosas hoy no toca.

Ya, hoy es paz para los hombres de buena voluntad.

Pues sí. No se puede ser muy ideológico.

No veas cómo está la parroquia.

Muchos se molestan por tener guitarras y panderetas.

Pues ya se pueden ir acostumbrando.

Tendremos.

-Feliz Navidad. -Feliz Navidad.

El pavo congelado, el niño escondido y tu marido con un humor de perro.

Esto ni es Nochebuena ni es nada.

¿Y yo qué quieres que le haga?

Dile que vayamos a cenar todos juntos.

Ya se lo he dicho. ¿No has visto cómo se pone?

Pues yo se lo pienso decir. Para lo que te va a servir.

Ya está puesta la mesa.

Esto ya está. Dile a tu padre y a tu hermano que se sienten a cenar.

¡A cenar!

No quiero ver esas caras largas.

Estamos en Nochebuena.

Merche, ¿quieres que te trinche el pavo?

Sí tú quieres.

Primero el champán, que este año también tenemos champán.

Pero champán, no sidra El Gaitero.

Papá, yo también quiero.

Tú no, hijo, que eres un niño. Esto es para mayores.

Herminia, un poco de champán. Yo no quiero, gracias.

¿No? ¡Cuidado!

No, yo no bebo.

¿No vas a beber champán en Nochebuena?

No, no bebo.

Merche, para nosotros. Yo no estoy para champán.

¿No vais a tomar champán nadie? Voy a tener que brindar solo.

Si quieres... brindo yo contigo.

Pues sí, hijo, brinda conmigo, que esto es cosa de hombres.

Pero solo una gotita.

¿Vas a trinchar el pavo o no?

¡Pues no voy a trinchar el pavo porque voy a brindar con mi hijo!

Feliz Navidad, papá.

Feliz Navidad, hijo.

Feliz Navidad.

(Las grandes horas del champán).

Hacía años que no cenaba tan bien.

No me extraña, tal como cocinas.

Tú tampoco cocinas muy bien.

Yo no. Un par de huevos y para de contar.

Dos huevos fritos estarán cenando. A lo mejor ni eso.

Tal como cocinan esos dos... Se me quitan las ganas de comer.

Y a mí, madre.

¡Que no coma nadie y ya está!

¡No comamos nadie!

No te pongas así.

Es que es la primera Nochebuena que no estamos todos juntos.

Estarán solos, Eugenio y Toni.

Merche, ¿tú quieres ir a la parroquia?

¡Pues dilo, mujer! ¡No me tengas toda la noche sin cenar!

¡Cojamos todo y a la parroquia! ¡Hasta el champán me llevo!

¡Coge unas cestas para guardar los platos!

Hijo, ayuda. Coge las copas.

Llévate esto.

Quita, quita, llévate esto.

Ya ves, hijo, cómo es esto.

El hombre propone...

(Ríe).

(Borrachos):Pero mira cómo beben los peces en el río.

Pero mira cómo beben por ver a Dios nacido.

Venga, rápido.

Un villancico en catalán.

Te he fregado los platos y te he dejado la cocina como nueva.

No hay nada como tener servicio doméstico.

Antes los párrocos tenían ama de llaves, ¿no?

En los buenos tiempos, ahora...

Timbre.

¿A estas horas?

No creo que en Nochebuena...

Ahí están. Tu familia al completo.

Estábamos empezando a cenar y hemos pensado que estaríais solos.

Mamá, es que...

Tu padre ha dicho: Recogemos todo y nos vamos con ellos.

Sí... He dicho: Cenamos allí y estos dos cenan como Dios manda.

No habéis cenado, ¿no?

Íbamos a hacernos unos huevos fritos. Lo que yo dije.

Mamá, que aquí no va a caber. Nos apañamos como sea.

¿Y por qué no vamos al club parroquial?

Antes habrá que calentar un poco el pavo en el horno.

Qué bien que hayas venido.

Tengo que contarte muchas cosas.

¿Cómo habéis traído todo eso? No íbamos a dejar el pavo en casa.

¡El pavo ya está caliente!

¿Qué te parece?

¿Cómo voy a hacer de Blanch en Un tranvía llamado deseo?

Si es precioso. Va a ser la bomba.

Pero es que yo lo del teatro ya no...

¿Cómo que el teatro no...? ¡Inés, los entremeses!

El veneno del teatro se lleva en la sangre y te hablo de hacerlo aquí.

Todo el mundo se acuerda del éxito del año pasado.

-¿El año pasado? -Sí, con Llama un inspector.

Me acuerdo. Es que parece que ha pasado más tiempo.

Han pasado muchas cosas, ¿verdad?

Sí, muchas cosas.

Bueno, y... ¿quién va a hacer de Cobalsky?

He estado haciendo pruebas a la gente del barrio y no le encuentro.

-He decidido que voy a hacerlo yo. -¿Tú?

-Sí, si no te parece mal. -No, no me parece mal.

"Si no fueras la hermana de mi mujer te echaba los tejos."

"¡Sí, chata!"

"Chata, no te hagas la tonta que tienes muchas horas de vuelo."

-¿Qué te parece? -Pues... Bueno.

Igual tengo que ensayar más, pero...

Inés, los entremeses, mujer.

Toni, pon una copa de champán a tu padre, bueno ponnos a todos.

Dios mío, qué frío.

Eugenio... Ya está enchufada la estufa.

Vamos a brindar.

Yo también quiero. No, que ya has tomado antes.

(Al final las mujeres impusieron su voluntad...)

(...y cenamos todos en la parroquia).

(Esa Nochebuena me dejó un recuerdo agridulce).

(Cenamos todos juntos, pero sentía que nuestra familia se disgregaba).

(Que esa unidad tan férrea era tan frágil como la unidad del país).

Toni, ¿más turrón? No, no puedo más.

Hijo, no comes mucho.

Que sí, que como más de lo que parece.

Bueno, todo muy rico. El pavo excelente.

Era congelado. Madre...

Yo me voy a preparar, que tengo que decir la misa.

¿Quieres que vaya de monaguillo y cuentas lo de los vascos?

Papá...

Callad.

(Un desenlace rocambolesco ha puesto fin al cautiverio de Eugenio Weil).

(La liberación del cónsul, secuestrado por ETA,...)

(...se produjo a última hora de la tarde).

Si se ha arreglado todo, Toni se podrá venir a casa.

Seguramente aflojen y no te busquen. Aún tienen que anunciar la sentencia

¿Qué sentencia?, si ha acabado el juicio.

Sí, pero tienen que dar la sentencia. Como fusilen a alguno se va a armar.

O sea, que esto no tiene fin.

Bueno, os dejo. Adiós, Eugenio.

(Desde que en 1885 se instalaron en Madrid los primeros 49 teléfonos...)

(..ha llovido mucho...)

(...y desde que en 1926 se construyó la Telefónica también).

(Por entonces había en Madrid unos 20.000 teléfonos,...)

(...que se convirtieron en 400.000 en 1960...)

(...y en un millón diez años después).

Un millón de teléfonos.

Eso es culpa de las señoras que se pasan el día hablando.

Sobre todo la mía.

Dentro de poco cada uno podrá llevar su teléfono en la calle.

¿Dónde has leído eso?

Vamos a ver, ¿no habéis oído hablar de la radiotelefonía herciana?

Claro, eso sale en los tebeos de Diego Valor.

Eso sale en la revista científica.

Yo en El Caso no lo he leído.

Mira que sois cenutrios. Con lo bonito que es saber.

Los teléfonos serán tan pequeños como botones.

¿De esos que se aprietan?

No, como los de las camisas. Te los podrás poner en la solapa.

Como un clavel.

Baaaaaah. Como un clavel...

¡Feliz Navidad a todos los hombres de buena voluntad!

¿Qué pasa?

Estamos escuchando al científico, que nos da unas clases.

Ya veo. Tenéis que hacerle caso, al hombre que lee el futuro.

Antonio, ¿qué tal la Nochebuena? Las ha habido mejores.

La de este año ha sido muy devota. Para qué te voy a contar más.

-¿Tu hijo sigue en el pueblo...? -Cervan...

Lo decía por preguntar...

Mejor no preguntes, total, ya lo sabes.

Ponme un coñac. Ahora mismo.

Mira qué guapa está Carmen Sevilla.

Dentro de diez años no nos hará falta ver a Carmen Sevilla en Navidad.

-Tendremos cien canales. -Apretando un botón.

No hará falta, lo podremos hacer desde aquí.

¡Qué exagerado! ¡Con ondas!

Bueno, feliz Navidad.

En realidad no ha cambiado nada.

Pero ahora que han liberado al cónsul.

Todo sigue igual. Hay que esperar a que anuncien la sentencia.

Tenemos que seguir luchando.

Yo no os entiendo.

No hay nada que entender. Hay un dictadura y debemos derribarla

El régimen está siendo acosado por todas partes.

Y cuando caiga la dictadura, ¿qué?

¿Cómo que qué? Tendremos libertad, las cosas cambiarán.

Pues me parece que vais a cambiar un sistema por otro y todo seguirá igual

¿Por qué dices esto? ¿No te das cuenta de lo que pasa en el país?

Claro que me doy cuenta, pero hasta que no cambiemos los seres humanos...

...ni el mundo ni los sistemas van a cambiar.

Tú vives en otro mundo.

Inés se ha convertido en pacifista.

¿Y qué tiene de malo?

No tiene nada malo.

Pero, Gandhi, aunque fue un pacifista no dejó de luchar por la libertad.

Yo no quiero ser del Frente ese. ¿Por qué?

Porque soy de la OJE.

Es que el Frente es un grupo secreto.

Frente de Liberación de San Genaro, libertad o muerte.

Libertad vale, pero de muerte...

No me digas que tienes miedo.

Es que no quiero morir antes de que el Barcelona gane la Copa de Europa.

Pues vas a llegar a viejo.

Eugenio, Mike no me mete ideas en la cabeza, yo pienso por mí misma.

Yo no quería decir eso.

Ya.

Yo estoy en contra de la violencia, yo no justifico ninguna violencia,...

...pero creo que hay momentos en que hay que movilizarse y luchar...

...para que las cosas cambien.

Lo que te digo es que creo que hay que formar una sociedad nueva.

En eso estamos de acuerdo.

Para que esa sociedad se cree tenemos que aprender a vivir de otra forma.

Con más armonía entre nosotros.

¿Y cómo se crea esa armonía?

¿Paseando por la playa y tocando los bongos?

Mejor eso que no salir a la calle violentamente...

...y pegar gritos para no conseguir nada.

¿Quién está saliendo violentamente y pegando gritos?

¿Ya os estáis peleando?

-No nos peleamos. -No nos estamos peleando.

Las dos manzanillas.

Total, qué tontería, si yo he venido porque tenía ganas de verte.

Yo también a ti.

Pero... no te vas a quedar mucho tiempo, ¿verdad?

No.

Entre padres e hijos ha habido problemas siempre,...

...pero es que ahora hemos perdido todos el norte.

Nadie sabe ni de dónde viene ni de adónde va.

Es que ahora no hay reglas.

Antes había reglas y normas para todo.

Sabíamos cómo comportarnos, sabíamos lo que estaba bien o mal.

Si alguien se salía del tiesto, un garrotazo y otra vez al tiesto.

Estaba todo más claro. Pero ahora es vive como quieras.

Cada uno se pone sus reglas y se las salta a la torera.

Ni los curas te dicen lo que tienes que hacer ni lo que no.

Sobre todo el nuestro.

Nuestros mayores sí tenían las ideas claras.

No sabes lo que me acuerdo de lo que decía mi madre:

La familia, Antonio, la familia.

Pues fíjate mi madre. A mí, a veces, me da envidia.

¿Que te da envidia Herminia? Sí, me da envidia.

Ella sabe de dónde viene y adónde va.

Y siempre sabe lo que tiene que hacer.

Nosotros, cuanto mejor nos va más se nos complica la vida.

¿Quieres que vayamos a comprar unas castañas?

Lo que tú quieras.

No hay manera.

Tomás dice que siguen las redadas.

Están deteniendo a mucha gente y más en el País Vasco.

Y eso que han soltado al cónsul.

No nos vamos a echar atrás, ¿no?

No. De ninguna manera.

Está todo el mundo avisado.

Eso sí, debemos ser rápidos. Diez minutos y nos dispersamos.

¿Solo diez minutos?

¡Ni uno más! No quiero heridos ni detenidos.

Estoy de acuerdo.

¿Y lo de Toni?, porque no puede seguir así.

¿Qué pasa con Toni?

Pues el lío de la política, que tenemos que hacer algo.

Ya. ¿Sabes qué me gustaría hacer?

Pues mandarlo a estudiar al extranjero.

Como si fuera tan fácil.

Eso hizo don Pablo cuando su hijo se metió en política.

Pero don Pablo es don Pablo y nosotros no nos lo podemos permitir.

Le podemos mandar a Sagrillas. A Sagrillas no quiere ir.

Ya lo sé. Lo que quiere es quedarse montando la bronca.

Yo creo que hay algo más. ¿Cómo algo más?

Ya te lo he dicho, se ha enamorado y no quiere dejar a esa chica.

¿Seguro que no te ha contado nada?

¿A mí? Qué más quisiera que me hablara de mujeres,...

...pero solo me da la paliza con la política.

¿Seguro? Como si no hiciera a ellas.

Feliz Navidad. Feliz Navidad.

Ahora pintamos la bandera. ¿Para qué queremos una bandera?

Porque toda república tiene una bandera.

Encima república.

Claro. Mi hermano dice que una república es lo mejor del mundo.

Don Severiano dice que todas las repúblicas son ateas.

Pero que la nuestra es de San Genaro. Sí, es una república santa.

Vamos a hacer la bandera y nos manifestamos.

Verás como nos la liamos.

Yo no quiero que venga la policía a buscarme a casa.

No van a ir a tu casa, no van a saber que somos nosotros.

Se ha puesto esto de bote en bote. Vámonos, no quiero llegar tarde.

¿Dónde vamos con tanta prisa?, si está todo el pescado vendido.

No digas tonterías.

Si don Pablo quiere echarlas y Nieves y tú estáis de acuerdo...

Habrá que discutirlo, que esto es una empresa y para eso nos pagan.

Ah, que nos pagan por hacer el paripé.

No te equivoques, Desiderio.

Los ejecutivos tienen que tomar decisiones difíciles y dolorosas.

Pero hay que tomarlas, porque son en beneficio de la empresa.

Pues a lo mejor yo no estoy preparado para ser ejecutivo...

...y para tomar decisiones difíciles.

Yo no estoy de acuerdo en que echéis a esas señoras.

Demasiado tarde para darse cuenta. Será.

Vámonos, que nos van a echar a nosotros. Tino, ahí te lo dejo.

Madre de Dios, qué frío.

¿Y tú?, en Ibiza como una reina, ¿no?

Bueno, como una reina...

Estás en Ibiza, con Mike y sin tener que trabajar mucho.

Oye, que yo también me gano la vida.

Pero no te pasas el día en una tienda aguantando a clientas.

Y a Valentina, que es muy pesada.

Eso sí. Pero en Ibiza el invierno es duro.

-Pero como no te vas a quedar mucho. -Claro que me voy a quedar.

Pensaba que después de las vacaciones...

¿Qué vacaciones?

Llámalo como quieras, pero en algún momento Mike y tú os vendréis,...

...buscaréis un trabajo...

Que yo no me voy a ir de Ibiza y no tengo pensado casarme...

...ni tener un trabajo fijo. -¿Y vas a estar toda la vida así?

-Pues sí. -Pues no te entiendo.

No te preocupes, porque aquí ya no me entiende nadie.

Cervan, ¿tienes estampitas de San Genaro?

No, pero tengo las nuevas Hazañas Bélicas.

¿Y tienes algún libro de San Genaro?

Lo que tengo es la Vida de San Francisco ilustrada.

¿Por qué queréis a San Genaro?

Es que estamos haciendo la bandera del barrio.

Para la procesión, ¿no?

No, es para una manifes... Sí, es para Semana Santa.

Anda que no queda tiempo. Yo era nazareno en la procesión del silencio

-Porque tenías muchos pecados. -¿Yo?, ni uno.

Estos dos sí que tienen, muchos.

Cállate.

Vámonos a hacer la pancarta.

Si volvéis en marzo, tendré estampitas de San Genaro y cirios.

Solo intento cumplir con lo que hemos prometido.

¿Tan difícil es de entender? Yo cada día te entiendo menos.

Qué frío hace. ¿No ves que podríamos ser una de esas mujeres?

¿Nosotras? Perdona, yo soy empresaria.

Anda, anda.

Hace solo dos años yo trabajaba a destajo, peor que ellas.

Vamos a ver, ¿qué hicimos con las tricotosas?

¿Qué tiene eso que ver?

Sí tiene, pagábamos por pieza trabajada, igual que ahora.

Que las tricotosas eran aficionadas. Taxi.

Ahora tenemos un taller, con modistas que trabajan todo el día.

¿Tú crees que todos los talleres pagan seguridad social?

No lo sé, pero les di mi palabra de que iban a tenerlo.

Y lo van a tener. ¿Me has oído? Tú puedes cantar misa.

¿Qué culpa tengo de que Pablo tenga razón?

En el portal de Belén hay estrellas, sol y luna,...

...la Virgen y San José y el niño que está en la cuna.

(Federico): ¡Herminia!

¡Herminia!

¡Herminia!

No haga tanto ruido. Dígame.

Que Josete se ha ido a jugar y mi hija no tardará en llegar.

¿Sí? Pues ya estoy ahí.

No se ponga muy dura con ella.

Federico, no se preocupe, que yo no soy violenta.

Ahora subo.

Tienes razón, Antoñito, está visto que no vamos a llegar a un acuerdo.

Por otra parte debo deciros que comprendo a Mercedes.

¿Sí? Por supuesto.

Y me parece una postura encomiable. Pero no llegamos a ningún acuerdo.

Nieves, Antonio y yo queremos contratar a otras modistas.

Mercedes quiere hacer fijas a las huelguistas.

Yo creo que deberíamos arreglar las cosas por las buenas...

...y no son huelguistas, don Pablo... Desi, Desi.

Me gustaría que adoptáramos una decisión...

...que no estuviera contra los deseos de Mercedes.

Así que quiero proponer una solución...

...que implica alteraciones en la cúpula empresarial.

¿Cómo dice?

El Grupo Ramírez Sañudo quiere comprar tu paquete de acciones.

¿Que está interesado en comprar mi parte de Meyni?

Efectivamente. Nuestro grupo está dispuesto a hacerte una buena oferta.

Entonces... Meyni...

Quedaría bajo la dirección de Nieves, cuya eficacia está probada.

Bueno, yo, por mí, encantada. Siempre que tú lo aceptes.

Si acepto su oferta, Meyni queda bajo el control de su grupo, ¿no?

Yo diría bajo la tutela del Grupo Ramírez Sañudo.

¿Tutela?

¿Por qué no escuchamos la oferta de don Pablo?

Claro. Por escuchar...

Soy toda oídos.

Hacia Belén va una burra, rin rin, yo me remendaba, yo me remendé,...

...yo me eché un remiendo, yo me lo quité,...

...cargada de chocolate.

Lleva la chocolatera...

Timbre. Yo abro, hija.

Hola, Clara.

Doña Herminia. Feliz Navidad.

Queríamos hablar contigo.

¿Conmigo?

Ya le he dicho a tu padre que hay cosas que mejor arreglen los abuelos

Esto es un asunto muy delicado. Tan delicado.

Es mejor que vayamos al grano. Esto se tiene que acabar.

¿Esto?

Ya sabes, hija...

Pero...

Es igual. Mi nieto no sabe lo que hace y tú... parece que tampoco.

Doña Herminia, perdone, pero se está metiendo donde no la llaman.

Clara, tu padre y yo tenemos muchos años y hemos visto muchas cosas.

Demasiadas.

Procuramos entenderte, pero...

Lo que queremos decirte es que esto hay que pararlo,...

...antes de que llegue la sangre al río.

Ni que fuera tan fácil. Sé que no lo es.

Pero cada día que pase te va a resultar más difícil.

Piensa en Josete.

Esa es otra. Tu hijo.

¿Y quién piensa en mí?

Porque Josete y tú solo os acordáis de mí para que os lave la ropa,...

...para que os haga la comida. Y así llevo diez años.

Ya sé que lo has pasado muy mal, yo he intentado ayudarte, pero...

Quién más y quién menos hemos sufrido.

Yo no he venido ni a compadecerte ni a juzgarte,...

...he venido a decirte que dejes en paz a mi nieto.

¿Y por qué no habla con su nieto?

Porque con los hombres no se puede razonar.

Herminia, tanto como eso...

Son como toros. Les pones el trapo delante y embisten.

Parece mentira que no lo sepas. Hazle caso a Herminia, hija.

Deja de verle y aquí no ha pasado nada.

¿Y si le digo que no puedo? ¿Cómo que no puedes?

Yo no estoy dispuesta a que nadie haga daño a mi familia.

Si no puedes...

...te vas a enterar quién es Herminia López.

No negarás que es una oferta generosa.

Dos millones y medio.

Es muchísimo dinero.

Lo bueno es que puedes seguir dibujando tus vestidos.

Meyni sin Mercedes es un jardín sin flores.

Mejor, una cena sin rioja.

Si Mercedes quiere seguirá siendo la diseñadora jefa.

Por mí ningún problema, porque las otras casas de moda se la rifan.

¿Eh?

Voy a tener que pensármelo.

Solo nos falta secuestrar a un cónsul extranjero.

Es que en el barrio no hay ninguno.

-Pues nos vamos al centro. -Yo en el centro me pierdo.

Pues secuestramos al ferretero, que está forrado.

-Ese nos pega y nos hace daño. -Eso es verdad.

Pues hacemos un comunicado.

¿Y qué decimos?

Que este barrio tiene que ser independiente...

...y que ha llegado la república.

-¿Y si no quieren ser independientes? -Les obligamos.

Eso. Nos liamos a petardazos y verás como se convencen.

Vamos a ver. Si no hay nada que pensar.

Aquí pasa algo, tú no lo ves...

Sí lo veo, que nos ponen en casa, eso sí lo veo.

A ver si lo que quiere es apoderarse de Meyni.

¿Y qué más te da? Como si quiere Gibraltar, si lo paga bien.

Sí tú vas a seguir dibujando vestidos y ganando un buen dinero.

Y te libras de preocupaciones. Y con dos millones y medio.

¿Qué más quieres?

Que a mí también me tienta.

Pues le dices que sí y ancha es Castilla.

No sé. Es que no acabo de fiarme.

Pero si conocemos a don Pablo, si es muy claro.

Te está comprando el mando.

¿Tú quieres mandar o hacer vestidos? Mandar no vale para nada.

Lo que hay que hacer es vestidos.

Que paga dos millones y medio porque es lo que tú vales.

Porque lo vales.

No me pongas esa cara, que parece que te llevo al matadero.

-Clara, quédate y hablamos. -¡Que no, Toni!

Tengo la sensación de que me vigila todo el barrio.

¿No te han dicho cómo se han enterado?

No, pero qué más da, ya lo sabe todo el mundo.

¡Mejor!

-Toni, te esperamos. -Voy.

-Clara, me tengo que ir. -Para la manifestación, ¿no?

Sí.

Toni, te buscan y ahora esto. Me vas a volver loca.

No te pongas así. No me va a pasar nada.

Luego hablamos.

Cuando entre una señora mayor hay que tratarla con respeto, Pili.

Con respeto y educación.

Yo trato a todo el mundo por igual.

Valentina, tampoco puede hablar, el otro día la chica que entró...

Llevaba unos pantalones que daban grima.

-Eran unos Lois Mistral. -Hacía diez años que no los lavaba.

Si no es por usted esa chica se lleva una chaqueta de 1500 pesetas.

(Los niños): ¡Libertad para San Genaro!

¡Libertad para San Genaro!

¡Libertad para San Genaro! ¿Qué pasa?

¡Libertad para San Genaro!

¡Libertad para San Genaro!

¡Carlos, ven aquí!

Tu abuela. Yo me largo.

¡Volved, cobardes!

¡Carlos!

¡Libertad para San Genaro!

¡Te vas a enterar!

¡Libertad para San Genaro! Quítate eso.

¿Cómo me has reconocido?

(Con esta brutal represión terminó la única manifestación...)

(...por la independencia de mi barrio).

(Si nuestro movimiento hubiera triunfado,...)

(...San Genaro sería hoy un país independiente,...)

(...en lugar de una triste ciudad dormitorio).

-¿Se han ido los grises? -Se han ido hace un momento.

Cierra, que hace frío. Si se han ido es que están haciendo la ronda.

Como sigan aquí a las ocho...

Toni,...

...lo he pensado y es mejor que no vengas.

-¿Adónde? ¿A la manifestación? -Eso es.

Eugenio, ¿cómo no voy a ir?

Por muchos motivos. Porque te buscan, no te has licenciado,...

...tus padres se oponen, Clara también... ¿Sigo?

-No, porque no me vas a convencer. -Toni, te la estás jugando.

Tú también y miles de personas que están saliendo a la calle.

Lo siento por mis padres y por Clara, pero voy a ir a esa manifestación.

¡Está bien! ¡Pero cuando suene la primera sirena te vienes aquí!

Sí, papá.

¿No tenía que venir tu hermana?

Yo qué sé.

La he visto muy cambiada.

El otro día hablamos de...

Antes podíamos hablar de todo y ahora es como si no nos conociéramos.

Se ha vuelto loca.

Parece captada por una forma de vida, que no me parece mal,...

...pero en estos momentos me parece un poco frívola.

Es que lo es.

Lo que no entiende es que no es un momento para aislarse,...

...sino que es un momento para salir a la calle y comprometerse.

Eso es lo que hay que hacer.

Yes. Yes.

I love you.

¿Qué dice? No lo sé.

Bueno. ¿La casa cómo va? ¿Habéis terminado la pared?

No han terminado la pared. A cualquier cosa llaman pared.

Inés, hija, corta, que las conferencias son carísimas.

Voy, voy. No, is my father.

Sí, cariño.

Que dice que recuerdos para los dos.

Dale también recuerdos.

Bye.

I love you.

¿Qué dice Mike?

Que feliz Navidad. Y que me echa mucho de menos.

Y que a ver si vuelvo pronto.

Nos ha fastidiado. Que la deje en paz.

Que está pasando las Navidades con nosotros.

No te preocupes tanto por la niña. ¿Cómo no me voy a preocupar?

Preocúpate de la oferta de don Pablo ¿Otra vez? Lo que me faltaba.

Te ofrecen dos millones y medio y te quejas.

Que no me quejo. Lo estoy pensando.

No lo pienses tanto, a ver si te sale humo por la cabeza.

Esta oportunidad pasa una vez en la vida. Coge el dinero y corre.

Como si fuera tan fácil. Decir que sí, fíjate si es fácil.

Qué de gente hay en la calle. Con el frío que hace.

Está la calle llena de gente.

Los melenudos. Van a la parroquia a ver una película de esas del páter.

Ya veo que hoy no es tu día. No mucho.

Es que hay que ver con los chicos.

Ya.

Pues voy un rato a la bodega.

Toma, repártelo por los compañeros.

-Tápate, que te van a reconocer. -Que no soy ningún delincuente.

Haz lo que quieras, Toni.

-Tomás, ¿han venido todos? -Falta alguno.

Tenemos que esperar un poco más.

Hola.

¿Has visto qué convención de melenudos?

Lo estaba viendo. Deben ir a ver una de esas películas de Eugenio.

¿Salen mujeres en cueros?

No sé, solo vi una, contigo. Solo salían fábricas y desiertos.

Tinín, dime quién son las hembras porque yo no distingo.

Hay que tener olfato para distinguir la carne y el pescado.

Ponme un vino. Sí.

¿No habéis oído hablar de la moda unisex?

¿Uni qué? "Univers", que es reversible.

No, no seas melón. Unisex, que ambos "sex" llevan la misma ropa.

Que los dos van vestidos de lo mismo, Ramón.

Esta moda de los jóvenes me deja frío.

A mí lo que me gusta es una mujerona, con escote, tacones...

¡O sin traje! Y que se quite la moda "univers" esa.

Mira, ahí vienen más.

-Fíjate qué pintas. -Y cuántas chicas.

-Qué asco. -Y qué monas van.

-Ya estamos todos. ¿Vamos? -Sí.

No, no. Tú te quedas aquí y luego sales.

Sí, Eugenio.

¡Democracia! ¡Libertad!

(Todos): ¡Democracia! ¡Libertad! ¡Democracia! ¡Libertad!

¡Democracia! ¡Libertad!

¡Democracia! ¡Libertad!

¡Democracia! ¡Libertad!

Menudos gritos.

No sé. Serán gamberros que no han terminado de celebrar la Navidad.

¡Democracia! ¡Libertad!

¿Una manifestación contra Franco?

Ya era hora de que nos tocara en el barrio.

¿Cómo se atreven a hacer una manifestación?

Yo voy a echar el cierre al garaje.

Y yo, no sea que me lo destrocen.

¿Qué pasa aquí?

¡Democracia! ¡Libertad!

¡Democracia! ¡Libertad!

¡Democracia! ¡Libertad!

¿Qué está pasando?

¡Democracia! ¡Libertad!

¡Democracia! ¡Libertad!

¡Democracia! ¡Libertad!

¡Democracia! ¡Libertad!

Allí está Toni.

¡Democracia! ¡Libertad!

¡Democracia! ¡Libertad!

¡Toni!

¡Democracia! ¡Libertad!

¡Democracia! ¡Libertad!

¡Democracia! ¡Libertad!

¡Democracia! ¡Libertad!

¿Tú aquí, en una manifestación? ¡Que no pasa nada!

¡Que te van a detener! ¡Antonio, déjale!

Que se va a pelear con Eugenio. ¡Antonio!

¡Toni!

¡Te van a detener! Antonio, déjale estar.

Déjame tú, que ya me has jodido bastante la vida.

¡Papá! ¡A la iglesia inmediatamente!

¡No me voy a la iglesia! ¡Toni, vete a la iglesia!

¡Antonio!

¡No se te ocurra tocarme! ¡Vete a casa!

¡Vete a casa!

Toni. Joder, que me estás matando.

Papá, vete a casa.

¡Toni!

Vete, por favor.

¡Libertad para los detenidos!

¡Franco asesino!

-¡Viva el pueblo vasco! -(Todos): ¡Viva!

-¡Abajo la pena de muerte! -(Todos): ¡Abajo!

¿Qué queréis, desgraciados, otra guerra civil?

-¡Amnistía! -(Todos): ¡Libertad!

¿No estabas castigado en tu cuarto? Es que quiero ver la manifestación.

Antonio.

¿Estás bien?

-¡No al consejo de guerra! -(Todos): ¡Nooo!

¡Rojos, a Moscú os mandaba yo!

¡Y yo a ti a tu pueblo, fascista!

-¡Libertad de expresión! -(Todos): ¡Libertad!

¡Democracia! ¡Libertad!

¡Democracia! ¡Libertad!

¡Democracia! ¡Libertad!

-¡Viva la república! -(Todos): ¡Viva!

Sirenas de policía.

Vámonos. Todos a casa.

Eugenio, hay que quedarse.

¡Toni!

Toni, que estás fichado.

¡Democracia! ¡Libertad!

¡Democracia! ¡Libertad!

¡Democracia! ¡Libertad!

Ya están aquí.

¿La policía va a coger a Toni? No, ¿no ves que se ha escapado?

(Mi barrio vivió su primera manifestación antifranquista...)

(...con perplejidad y temor, con indignación o con satisfacción).

(En todo el país, una dictadura tambaleante...)

(...se enfrentaba al desafío de las nuevas generaciones).

(Al desafío de unos hijos...)

(...que nuestros mayores no podían controlar).

¿Qué está pasando con nuestros hijos?

No lo sé.

Se está yendo todo a tomar por saco. No lo sé.

Disparos.

Fuera todos de aquí.

Toni se ha ido, Toni se ha ido.

El Pueblo unido jamás será vencido.

En pie, cantad, que vamos a triunfar.

Amad, cantad, banderas de unidad.

Y tú vendrás marchando junto a mí...

...y así verás tu canto y tu bandera florecer.

La luz de un rojo amanecer anuncia ya la vida que vendrá.

En pie, luchad, el pueblo va a triunfar.

Será mejor la vida que vendrá.

A conquistar nuestra felicidad.

Y en un clamor mil voces de combate...

...se alzarán, dirán, canción de libertad,...

...con decisión la patria vencerá.

Y ahora el pueblo que se alza en la lucha...

...con voz de gigante gritando adelante.

La paz ya está forjando la unidad.

De norte a sur se movilizará.

Subtitulación realizada por Fco. Javier González.

Cuéntame cómo pasó - T4 - El principio del fin - Capítulo 73

25 dic 2003

La familia Alcántara se dispone a pasar la Navidad en un ambiente de temor y expectación. Mientras aún no se conocen las sentencias del Juicio de Burgos y el cónsul alemán, Eugenio Beihl, sigue secuestrado, continúa el estado de excepción en toda España. En vista de la situación, Antonio y Mercedes creen que lo mejor que puede hacer Toni es marcharse una temporada a Sagrillas, pero éste prefiere seguir escondido en la parroquia y así continuar en la brecha. Toni de nuevo lleva la contraria a sus padres, lo que desespera a Antonio, y se prepara para pasar su primera Nochebuena fuera de casa, en compañía de Eugenio.

En GRS las aguas también andan revueltas. Después del desfile, Don Pablo incumple su palabra y se niega a regularizar la situación laboral de las costureras, de manera que éstas deciden dejar de trabajar. Mercedes sale en defensa de las trabajadoras, pero su postura no encuentra mucho apoyos en la empresa, ni siquiera el de  su marido, Antonio. 

Inés, que vuelve para pasar en familia estos días tan señalados, se encuentra con una inestable situación política que le había pasado desapercibida en su retiro hippie de Ibiza. En su reencuentro con familia y amigos, Inés se siente tan incomprendida como siempre. 

Herminia ya está convencida de que su nieto Toni mantiene una relación con Clara. Después de hablar con Federico toma la determinación de arreglar este asunto en familia, antes de que todo el barrio se entere y el escándalo sea mayúsculo.

Tanto oir hablar de la independencia de los vascos hace mella en Carlitos, que decide  crear junto a sus amigos Luis y Josete el Frente de Liberación de San Genaro. En pro de la independencia del barrio, Carlos, al que no le tiembla la mano, opta por la política de la acciones directas.

ver más sobre "Cuéntame cómo pasó - T4 - El principio del fin - Capítulo 73" ver menos sobre "Cuéntame cómo pasó - T4 - El principio del fin - Capítulo 73"
Programas completos (370)
Clips

Los últimos 2.706 programas de Cuéntame cómo pasó

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos