www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
720361
No recomendado para menores de 7 años  Cuéntame cómo pasó - Cap.60 - Tocando fondo
Transcripción completa

Cuéntame...

..tú que has vivido...

..el despertar de un tiempo que nos cambió.

Volverás...

..a ser un niño,...

..al recordar las largas tardes de sol.

Háblame de lo que has encontrado en tu largo caminar...

..cuéntame cómo te ha ido si has conocido la felicidad.

Cuéntame, cómo te ha ido si has conocido la felicidad.

Sentirás...

..el dulce abrazo...

..de aquellos padres que dieron todo por ti.

El sabor...

..del primer beso,...

..todos los sueños que tú querías cumplir.

Teléfono.

Lola, ¿qué le ha dicho don Pablo?

Que ya venía, don Antonio. Que ya venía, pero ¿cuándo?

¡Lola, el teléfono!

(¿Cabrones)!.

Si esto ya lo veía venir, pero como no me hace ni caso.

Total, las 12:30 y sin aparecer. Dios santo.

Lola, llámele por teléfono. Llámele.

Si me ha dicho que ya venía. ¡Vuelva a llamarle!

¿Y dónde le llamo?

A casa, a la imprenta, donde sea, por favor.

Si se lo he dicho: Que no puedes seguir, Antonio, te va a dar algo.

No ha pegado ojo en toda la noche. Toda la noche fumando.

Tú sabes que Antonio se preocupa mucho por todo.

Tienes que estar a su lado y tranquilizarle.

¿Cómo voy a tranquilizarle?, si la primera intranquila soy yo.

¡Lo peor es que lo veía venir!

Puede ser un malentendido.

Que se escapa el socio de don Pablo con el dinero...

..y dices que es un malentendido...

Puede haber ido a otro banco a depositarlo. Vaya usted a saber.

Mira que se lo he dicho a Antonio:

Ojo, con don Pablo, no te fíes, que cualquier día te deja en la estacada

Pero nada, el erre que erre.

Bueno, pero no hablamos de don Pablo, sino del socio de don Pablo.

Pues eso, del socio de don Pablo.

Don Antonio, a mí Jorge Lastra me parece una persona muy seria.

Joder con el serio. Si fuera serio no se habría llevado el dinero.

52 millones, que se dice pronto.

Eso no lo sabemos.

A lo mejor está hablando con don Pablo y lo han aclarado.

Eso de que no lo sabemos lo dirá usted. Yo lo sé perfectamente.

Para eso fui al banco, ¡y se había llevado el dinero!

Otra cosa es que se lo dé a las hermanitas de la caridad,...

..que no creo. Y encima don Pablo sin venir.

Teléfono.Lola, descuelgue el teléfono que no hay quien pare.

Lo que me faltaba.

Que desaparezca Lastra, don Pablo y me quede como un tonto dando la cara

¿Cómo va a desaparecer don Pablo? Pues desapareciendo, que es gerundio

Anoche llamé a su casa a las tantas y no estaba.

¿Llamó y no estaba?No, estaba su mujer, pero como no sabía nada...

Pero si me dijo que...

¿Qué dice que le dijo?

Nada, debí entenderle mal.

No tiene ni pies ni cabeza.

¿Cómo le nombra director gerente? No me lo he creído nunca.

Antonio es una persona muy trabajadora y honrada.

Sí. Pero no se nombra a uno director gerente por ser honrado y trabajador

En eso tienes razón.

Menudo pájaro es don Pablo. Ese no le hace un favor a nadie.

Ya.

¿Qué tienes pensado decirles a los chicos de todo esto?

No les voy a decir nada. Toni que se vaya de vacaciones con sus amigos...

..e Inés está a punto de estrenar en Santander.

Santander,...

..eres novia del mar,...

..que se inclina a tus pies...

..y sus besos te da.

Santander,...

..las estrellas se van,...

..pero vuelven después...

..en tu cielo a brillar.

Yo también dejaré tu bahía.

Y un recuerdo en mi vida...

..que jamás borraré.

Como no venga me planto en su casa y no me muevo hasta que aparezca.

Que seguro que viene.Lola, ¿qué hace con el teléfono descolgado?

Si me ha dicho que descolgara. Pues ahora lo cuelga.

Teléfono. Mire quién es.

Nadie. Joder.

Ay, Pablo. Buenos días.

¿Alguna novedad, Srta. Lola?

Lo de siempre, don Pablo. Gente que quiere saber cuándo construimos.

No estoy para nadie.Don Pablo, tengo que hablar con usted.

Luego, Antonio. ¡Luego no, ahora!

Don Pablo, estuve llamándole hasta muy tarde. Hablé con su mujer.

Ya lo sé. Y te he dicho mil veces que no llames a mi casa.

¿Y qué hago con la que está cayendo? Si te digo no llames, no llamas.

La gente está muy nerviosa, están llamando los clientes.

Han llamado del Informaciones. A la prensa ni una palabra.

Y a los clientes que no es asunto tuyo.

Pues soy el director gerente.

Porque te he nombrado yo, si no de qué.

¿Sabe dónde está Lastra? No, Antonio.

Entonces hay que llamar a la policía.

No digas tonterías.

¿Qué hace?

A la policía franquista no se la puede molestar por nada.

¿Cómo que nada? Si esto pasa de castaño oscuro.

Imagina que aparece Lastra.

¿Qué se le dice a la policía?¡Que era una falsa alarma, que perdonen!

¿Que perdone la policía? Qué ingenuo eres.

Antoñito, hay que tener más cabeza. Y sangre fría.

No lo olvides.

Lo primero que voy hacer en el campamento...

..es salvar a los que se están ahogando.

Si no sabes nadar. Claro que sé nadar.

En la bañera de tu casa.

¿Y los kilómetros que me hice en Benidorm?¡Más trolas!

Voy a estar todo el día con la bici, que me la voy a llevar al campamento

Si no tienes bici.Me la van a regalar por mi cumpleaños.

Por cierto, ¿la fiesta cuándo es? Mis padres no me han dicho nada.

¿Se lo has preguntado? Sí, pero no me han hecho caso.

Eso es que te van a dar una sorpresa.

En cuanto te descuides te dan los regalos y una fiesta.

Seguro que sí.

(La verdad es que tan seguro no estaba,...)

(..pero no podía perder la esperanza).

(Estaba a punto de cumplir 10 años).

(Dentro de nada me saldría la barba y me pondría pantalones largos).

(¿Cómo no iban a celebrarlo en mi casa?).

En Saint Tropez...

..tu ves a la luna mover...

..y baila el twist de noche hasta el amanecer.

Y cuando anochece todos, todos enloquecen con el twist.

De Saint Tropez.

Y cuando anochece todos, todos enloquecen con el twist.

De Saint Tropez.

Twist, twist, todo el mundo.

Twist, twist, va bailando.

Todos van mirando.

Esperando que la luna baile el twist.

En Saint Tropez...

..tu ves a la luna mover...

..y baila el twist de noche hasta el amanecer.

Y cuando anochece todos, todos enloquecen con el twist.

De Saint Tropez.

Si salimos mañana a primera hora paramos en Barcelona,...

..buscamos un camping y dormimos allí.

Mejor después de la Junquera.

Eso es una paliza. Sería mejor parar en Barcelona.

Cuanto antes pasemos la frontera mejor.

Se nota que no has ido al extranjero.

Ni yo y tengo unas ganas de salir...

No es por el extranjero. Estoy acojonado.

¿Por qué?

Ya verás cuando enseñe el pasaporte a la Guardia Civil.

No pasa nada.

Tú no estás fichado, pero este...

-Igual me detienen. -¿Que van a detenerte?

Tú no conoces a los tigres.

Me tenía que haber ido yo solo y no con vosotros,...

..que sois unos rojillos acojonados.

"Un par de rojillos acojonados".

Tú solo hubieras ligado menos que un soldado en Melilla.

Eso no, él va de macho latino por el mundo.

Claro. Ya verás Brigite Bardott cuando me vea lo cachonda que se pone

"Álvago, je te ame. Adogo los machos latinos."

Dame el mapa.

¿Qué pasa?, ¿que ya no se llama a las puertas?

¿Ha aparecido Lastra? ¿Otra vez?

Don Pablo, no aguanto más.

Pues tendrás que aguantar, porque el que lleva este negocio soy yo.

Pero el que y recibe los palos soy yo.

Así que por favor llame a la policía.

¿Estás loco? ¿Quieres que venga la prensa y se monte un escándalo?

¿Qué escándalo ni qué leche?

¡Si un ejecutivo ha arramblado con 52 millones! ¿Qué escándalo?

Me estás empezando a cabrear. ¡El que está muy cabreado soy yo!

Así que o llama usted a la policía o por mi madre que la llamo yo.

¡Tú no llamas a la policía!

La llamo yo, que por algo soy el jefe.

Además de la bici...

..igual me regalan un coche de esos que se mueve con cable.

Esos coches valen mucho dinero.

Mi padre está forrado, ¿no ves que es director gerente?

Vaya un director gerente que nunca hace pisos.

Oye, que te casco.

Josete tiene razón. En mi casa dicen que tu padre no construye nada.

Y mi madre ya está harta.

¿Tú madre qué va a saber de pisos? Las mujeres no saben de esas cosas.

Mi abuelo dice lo mismo. ¿Tu abuelo ha hecho alguna casa?

No. Pues entonces.

Cariño, qué pronto has llegado.

Vengo de la comisaría, Merche.

¿De la comisaría?

De denunciar la desaparición de Lastra.

Don Pablo decía: ¿Por qué no esperamos un poco?

¿Y a qué vamos a esperar?, le he dicho yo.

Hay que coger el toro por los cuernos.

¿Qué os han dicho?

Nada, que iban a dictar una orden de busca y captura.

Como si fuera un delincuente.

Y don Pablo empeñado que Lastra no puede haberse llevado el dinero.

Yo no me fío. ¿Cómo te vas a fiar?

Puerta.

No abras.

¿Qué pasa? No abras.

Antonio.

Es clara. ¡Antonio!

No hagas ruido.

Antonio, sé que estás ahí.

Ha venido dos veces a hablar contigo del piso.

¡Mercedes, abre, por favor!

¡Abridme, por favor!

¿Qué vamos a hacer, Antonio?

Así no podemos seguir.

En eso tienes razón.

¿Si no aparece Lastra a ti qué te puede pasar?

A mí nada, Merche. Yo no me he llevado ni un duro.

Tampoco don Pablo.

¿Seguro?

Yo creo que se le ha venido encima sin comerlo ni beberlo.

Tenías que haberle visto en la comisaría. No sabía qué hacer.

¿Y Clara? ¿Qué va a pasar con Clara?

¿Va a perder todo el dinero que ha metido?Sí, Merche.

Clara y mucha gente más que han gastado sus ahorros...

..para pagar la entrada del piso. Me cago en la madre que me parió.

Dios, qué calor.

¡Queremos ver al constructor!

-Lo siento, pero no está. -¡Avise a ese sinvergüenza ahora!

-Ya les he dicho que no está. -¡Eso lo veremos! ¡Se va a enterar!

¿Ve como no está?

Se lo aviso, esto no va a quedar así. ¡Si lo pillo lo mato, por mi padre!

-¿Y cuándo va a venir? -No sé. Si quieren llamar luego.

¡Si estamos llamando todo el rato y nadie contesta!

Mire, o me devuelven el dinero o aquí va a pasar algo.

Dígaselo a los dos, ¡al jefe y al delgadito del bigote!

¡O me devuelven mi depósito o aquí arde Troya!

Vámonos, hombre. No ves que la señorita no tiene culpa de nada.

Venga, vámonos.

¡Es que no gano para sustos!

¿No te he dicho que no abras la puerta sin mirar?

¡Si vuelve me avisas! Se va a enterar ese.

Se oye un ruido en la escalera.

Vete, que está ahí. Sí.

¡Antonio!

¡Antonio!

Ni que fuera a apagar un fuego.

¿Qué le pasa a este?

Debe ser una mala racha, porque últimamente no levanta cabeza.

Seguro que tiene problemas con la constructora.

-Ya sabes lo que dicen. -No tengo ni idea.

Ya sabes cómo es Antoñito, le he preguntado pero no suelta prenda.

A lo mejor ha discutido con la parienta por lo de la tienda.

Qué va. Tiene problemas con el trabajo.

No sabes lo bien que están saliendo los ensayos, mamá.

La ropa es preciosa, la tendrías que ver.

Y el director está siendo muy atento conmigo.

Y yo estoy con unos nervios por el estreno...

Tú no te preocupes, que todo va a salir bien.

¿Tú crees? ¿Sabes?, los invitados me han aplaudido en el ensayo.

Mira qué bien que te han aplaudido.

¿Estás bien?

Eh... Sí, estoy bien.

¿Qué te pasa? ¿Estás así por mí?

¿Por ti? No, que estoy muy contenta de que hagas lo que te gusta.

¿Entonces?

Que no me pasa nada, hija, de verdad.

No habrás discutido con papá por mi culpa, ¿no?

No, qué voy a discutir con él. Con lo mal que lo está pasando.

(Que lo está pasando mal. ¿Por qué?).

Pues...

Por nada. Por temas de la constructora.

¿Qué te pasa, mamá? Estás llorando.

(Mamá).

Inés.

(Abuela, ¿qué le pasa a mamá?).

No, nada, que hace mucho calor y ha dormido muy mal.

Pásamela otra vez. Abuela, pásame a mamá.

Es que se ha ido al baño a refrescarse.

Escucha. No se te olvide que mañana es el cumpleaños de Carlitos.

¿Cómo te va con el teatro?

Pues... Bien, bien. Está todo saliendo bien.

Estoy con nervios, pero todo bien.

Bueno, cuando vuelvas nos lo cuentas todo.

Muchos besos, hija.

De tu parte.

Ahí está Carlos.

¿Qué haces?, que estamos de vacaciones.

¿Por qué haces deberes? No son deberes.

¿Y qué escribes? La lista de invitados.

Ah, para tu fiesta de cumpleaños. Claro. Voy a invitar a toda la clase

¿A toda la clase? Claro. Y a Maika y a sus amigas.

Pues tu padre se va a gastar un dineral en merengues.

Merengue, milhojas, suizos, patatas, caramelos...

Ah, y tarta helada para todos.

Tarta helada para todos. Claro.

Tu padre seva a arruinar.

Mi padre, arruinar, anda ya...

¿Cómo va a estafarnos Jorge Lastra? No me lo creo.

No me lo puedo creer.

Jorge Lastra es una persona de orden. Es de una familia muy respetable.

Teléfono.

Su padre fue ministro de Industria. Como si fue peón caminero.

¡Jorge Lastra no aparece y el dinero tampoco!

¡Tanta familia de orden ni tanta leche!

Oye, no me hables así. ¿Y cómo quiere que le hable?

Tú me respetas a mí.

Mucho respeto, pero el que da la cara soy yo.

¡Y tú viendo los toros desde la barrera!

De usted, Antonio, de usted. Pase lo que pase, siempre de usted.

De usted, don Pablo.

No perdamos los nervios, Antoñito.

Yo te entiendo. Después de todo lo que has hecho por esta empresa...

Ahora estamos en la ruina.

¿Y yo?

Sí, yo.

¿Dime cómo me ves?

Mal.

Mal, pero entero.

Entero, sí.

Como hay que estar, Antonio.

He denunciado a mi mejor amigo a la policía,...

..mis acreedores me persiguen, mis clientes me quieren matar,...

..y yo aquí, aguantando el chaparrón. Como una estatua.

Usted tiene un aguante que yo no tengo.

¿Tú sabes cómo me llamaban en el frente?

¡En plena guerra!

El alférez don Tancredo.

¿Cómo que don Tancredo?, ¿como en los toros?

Sí, señor, ¿y sabes por qué? No.

Porque cuando los rojos nos corrían a bombazos y a tiros,...

..los demás se acurrucaban en la trinchera, como gallinas.

Y yo allí me quedaba, quieto, sin mover un solo músculo.

Un Tancredo de mármol.

Qué cosas tienes, Antoñito.

Anda, te invito a una copita.

¿Ahora una copa, don Pablo?

Sí, Antonio, sí. Genio y figura, Antoñito.

Ya, ya. Hasta la sepultura.

(Los príncipes de España, don Juan Carlos y doña Sofía,...)

(..han inaugurado en la barriada madrileña de Aluche...)

(..391 viviendas construidas por la cooperativa Jesús Divino Obrero).

¿Y Toni? Últimamente este chico no aparece nunca.

Está arreglando lo de su viaje.

Mañana se va a Francia con sus amigos.

Ay, Señor.

Toni en Francia, la niña en Santander haciendo teatro.

Estamos desperdigados por esos mundos de Dios.

Yo no me voy a ir. mejor que no te vayas,..

..porque vaya disgustos nos has dado con tus viajes.

Cómete la pescadilla. Yo me quedo para la fiesta.

(Don Juan Carlos hizo entrega de las llaves de las viviendas...)

Mira qué contentos están.

No te obsesiones.

Qué fácil se dicen las cosas.

¿La policía qué dice?

¿La policía? ¿Han matado a alguien?

Hijo mío, lo que te gustan los crímenes.

Cómete las pescadillas de una vez. No te lo digo más.

Mira, mira todos los pisos nuevos.

Voy a invitar a Josete, a Luis, a Maika, a Pablo, a Rojales,...

..a Abel, a Benito...

Qué guapos están los Príncipes.

Sí. Mira que están elegantísimos.

Siempre tan contentos. Con la sonrisa de oreja a oreja.

Nos ha fastidiado. Si estuviera yo entregando pisos también lo estaría.

Antonio, déjalo ya.

Creo que ya sé lo que me vais a regalar para mi cumpleaños.

No se me quita de la cabeza, son muchos pisos.

Una bicicleta, ¿a que sí?

Voy a traer el postre, que hoy está muy bien. Es arroz con leche.

Puerta.

¿Quién será a estas horas? No abras.

¿Por qué? ¿Qué pasa?

Cualquier persona que venga será por algo.

¡Va!

¿A que es una bici con sillín muy blando?

¡Nadie me hace caso!

Don Pablo.

Perdone que me presente a estas horas.

Ya habíamos terminado de cenar. Pase.

¿Está Antonio? Sí.

¡Antonio, es don Pablo!

Don Pablo.

No quería decírtelo por teléfono.

No me diga que ha aparecido Lastra y el dinero.

Buenas noches. Buenas noches, Mercedes.

Se ha presentado la policía en mi casa.

¿Y dónde está ese desgraciado?

En Brasil.

Lastra se ha largado a Río de Janeiro con todo el dinero.

Con todo.

Hasta el último céntimo, Antoñito.

Mi mejor amigo, Antonio, mi mejor amigo nos ha arruinado.

Eso me pasa por ser confiado, Antonio. Por fiarme de los amigos.

Y mira que me lo dijo.

¿Qué le dijo?

Eso, que quería marcharse, abandonar a su mujer y empezar una vida nueva.

Y le dije: ¡No! Ya me conoces.

El matrimonio es para siempre.

Cómo iba a imaginar usted...

Que nos lo iba a robar todo, ¿verdad, Antonio?

Ni se me pudo pasar por la cabeza.

Imagínate, un Lastra convertido en un estafador. Así está el país.

Por muy Lastra que sea lo podrán detener.

¡Que se avise a la policía de Brasil!

Eso es lo malo, que como ese canalla se las sabe todas...

..se ha ido a un país sin tratado de extradición con España.

¿Tratado de qué...? De extradición, doña Herminia.

Significa que no lo pueden cazar y devolverlo aquí.

Pero algo se podrá hacer. En Brasil no.

Lo digo por la gente que ha dado la entrada y los plazos.

Y los inversionistas. Los que han confiado en nosotros.

Qué inversionistas ni nada,...

..hablo de la gente que ha dejado su vida en nuestras manos por un piso.

Por esos no te preocupes. ¿Cómo que no me preocupe?

¿Cómo que no me preocupe?

¿Cómo no le va a preocupar? Esa gente lo ha perdido todo.

Pero lo recuperarán, Mercedes.

El que mi socio sea un estafador no significa que yo no sea un caballero-

..y un constructor honrado y decente.

Por eso todos los depósitos los tenía asegurados.

O sea, que se lo van a devolver.

Hasta el último céntimo, Antonio.

¿Crees que iba a dejar que mis clientes se arruinaran?

¡De ninguna manera! El seguro les devolverá hasta el último céntimo.

A quien no nos van a devolver nada, Antonio, es a ti y a mí.

Joder.

Don Pablo.

Con la cantidad de esfuerzo y dinero que ha dedicado a esa empresa.

Todo el que tenía, pero ya me ves, ¡entero!,...

..como si nada hubiera pasado.

Y dispuesto a levantar otra empresa mañana mismo.

Ojalá yo tuviera su temple. Lo tendrás, Antoñito, lo tendrás.

Ánimo.

(¿Ánimo? ¿Y a mí quién me daba ánimos?).

(Porque aunque no entendía bien lo que había pasado,...)

(..quedaba claro que nos habíamos quedado sin un duro).

(¿Y ahora quién me iba a comprar la bici?).

(Empezaba a sospechar que mi décimo cumpleaños...)

(..ya no se iba a celebrar por todo lo alto).

Menos mal. Parece que no dicen nada de Antonio.

Menos mal. Pobre Antoñito.

Por eso estaba tan preocupado.

Para no estarlo. Puede terminar en Carabanchel.

¿Cómo le van a meter en la cárcel? Antonio no ha hecho nada.

Ya lo sé. Pero ya sabes lo que dicen por ahí:

Que si todos compra jamón de Jabugo y marisco, que cómo tiene ese coche...

Que la tienda habrá salido de algún sitio.

Si el coche es de segunda mano y la tienda es a medias con la otra.

Ya, pero...

Ni pero ni leches. Antonio es inocente.

El culpable es el Lastra. Yo pongo por Antonio la mano en el fuego.

Y yo, pero eso explícalo a los demás. La gente es muy mala.

Oiga, Cervan, ¿qué dicen del marido de Mercedes?

¿De quién?

Del Antonio, el de la estafa.

¿Que ha habido una estafa? ¿Tú sabes algo?

Ni puñetera idea.

Si viene en toda la prensa.

Nosotros estuvimos a punto de comprar un piso de esos.

No me diga.

Antonio estuvo a punto de vendernos uno, pero ese a mí no me la da.

Señora, soy amigo de Antonio Alcántara, así que un respeto.

Bueno, no se ponga así. Solo digo que cuando el río suena...

Por aquí no suena ningún río.

Además, en los periódicos no nombran a Antonio Alcántara.

Bueno, si no pone nada.

Ya no hay prensa. Ayúdame, Desi, mete esto pa' dentro.

¿Qué ha pasado con Antonio?

Nada, Ramón, nada. Toma, mete eso.

Dame el Arriba, Cervan.

¿El Arriba? No queda.

¿No? Pero si solo son las nueve de la mañana.

La prensa agotada.

¿Agotada?

Agotada.

¡Ha salido el Jabato, el Pulgarcito, Tío vivo, Mortadelo y Filemón!

¡Ha salido, no se lo pierda!

Por lo menos come estas galletas.

Póngame un poco más de café, Herminia.

Seguro que ya ha salido en los periódicos.

Ya lo sabe toda España.

Pues que se entere todo el mundo. Tú no has hecho nada.

Tú no te has quedado ni un duro.

Pero la gente lo va a pensar.

Que piensen lo que quieran. Tú no has hecho nada.

No tengo hambre, Merche.

Tengo que ir allí. Tengo que ir a la oficina.

No, tú en la oficina ni apareces.

Tiene razón mi madre. Seguro que se presentan los compradores,...

..si no están allí ya, esperándote.

Por eso, Merche, por eso no me puedo esconder.

Lo bien que estábamos antes sin estos quebraderos de cabeza.

No me ponga leche.

Claro que estábamos muy bien. Cuando estaba en el ministerio.

¡No teníamos ni un duro pero estábamos de miedo! Dice cada cosa.

Un poco más de leche, Herminia.

¡Toni!

¡Toni!

¡Toni!

¿Qué pasa? Despiértate.

¿No te acuerdas? ¿De qué?

De mi cumpleaños. ¡Ya tengo 10 años!

Felicidades.

¿Y el regalo?

Luego te lo doy.

¿Cuándo? Pero si te vas de viaje.

Luego te lo compro, Carlos. Venga, que estoy dormido.

¿Para esto cumplo yo 10 años?

Que dé la cara don Pablo, que es el que tiene que darla.

Que no, que él se ha encontrado todo de sopetón, mujer.

¿Qué culpa tiene que haya salido Lastra rana?

Lo que tú quieras. Pero quédate.

Espera que pase el temporal.

Es que no va a pasar el temporal. Esto acaba de empezar.¡Hola!

A ti no te puede pasar nada, ¿verdad?

No lo sé, porque he firmado muchos papeles.Los papeles.

En la oficina, en el notario, en...

Virgen Santa, a ver si nos quitan la lavadora y la televisión.

¿Quién nos va a quitar la tele? Nadie. Desayuna y vete a jugar.

¿No sabéis qué día es hoy? ¡Diez!

Dile a Toni que me llame para despedirse.

¿Por qué no esperas hasta la tarde? Hasta que haya pasado todo un poco.

Es que no puedo.

Sí, que ya sé que tienes las manos muy limpias.

Siéntate y desayuna.

Si ves jaleo te vuelves. El que tiene que dar la cara es don Pablo.

Que no me digas lo que tengo que hacer.

¿Y mi bici qué?

Y tú con la cara muy alta, que no te has quedado ni una peseta.

Que lo sepan todos.

¿Y la merienda?

¡Quieres desayunar de una vez!

Antonio.

No te preocupes por nada.

¿Cómo no me voy a preocupar?

Imagina lo que van a decir los amigos,...

..las personas del barrio, Inés.

¿Inés? Si no se entera de nada desde Santander.

Y si se entera le explicamos lo que ha pasado y ya está.

Tú tranquilo.

Ya verás cuando se enteren los amigos del otro.

Ahora, cuando se despierte, se lo explico.

Díselo tú.

No te preocupes.

Se oye una puerta en la escalera.

Vete antes de que baje Clara.

Corre.

Me cago en la leche.

Antonio.

Antonio.

Espera. ¿Puedo hablar contigo?

¡No ves que tengo mucha prisa, Desi!

¿Qué está pasando?

Nada, Desi.

A mí me da igual, tranquilízate, que yo soy tu amigo.

Si tienes algún problema cuenta conmigo.

Por favor, Antonio. Bueno.

Gracias, Desi. Lo que pasa es que...

Nieves. Antonio, buenos días.

Mira, que tú tranquilo, lo que diga la gente ni caso.

Gracias, Nieves.

Yo creo que tu marido tiene razón. La vergüenza...

¿Pero qué vergüenza? ¿A mí qué me importa lo que digan los vecinos?

Ya, ya, pero...

Se oye abrir la puerta. Ese debe ser él que se lo ha pensado

Mamá. Hija, ¿qué haces aquí?

Inés, hija,...

..¿y ese estreno que tenías?

Es que ayer escuché la noticia en la radio.

¿En la radio?

Hasta en Santander lo saben.

Cogí el expreso en cuanto pude. ¿Por qué no me habéis dicho nada?

¿Qué te iba a decir? Estabas tan ilusionada con lo del teatro...

Ya, mamá, pero no sé... No sabía que era tan grave.

He comprado esto en la estación.

Cientos de perjudicados...

Virgen santa.

La policía ha podido comprobar que en el citado vuelo a Brasil...

..viajaba Jorge Lastra.

¡Cabrón, cabrón!

-Don Pablo tranquilícese. -¿Cómo voy a tranquilizarme?

¡Nos ha estafado a todos, Antonio, a todos!

Y ahora estará paseándose por Copacabana y una mulata...

..y 52 millones en el bolsillo.

Y no va a pasar ni un día en la cárcel, que es lo que más me jode.

¡Yo me voy a Brasil y lo mato!

Lo que hay que hacer es ir a Brasil los dos...

..y arreglar esto como lo hacen los hombres.

Puerta. Lola, vaya a ver quién es.

Por la mirilla, Lola.

Si son acreedores o clientes no se le ocurra abrirles.

Si al final los delincuentes somos nosotros.

En esta vida siempre pagan justos por pecadores.

¿Qué?

Son 2 hombres. Creo que es la policía.

Don Pablo, la policía.

Ábrales.

Don Pablo, que es la policía. ¿Es que hemos hecho algo malo?

¿Nosotros hemos hecho algo malo? No.

Ábreles.

Y descuelga todos los teléfonos, por favor.

Joder.

Te lo dije, Antonio, que no meta la policía las narices en esto.

A ver ahora qué haces.

¡Pues qué voy a hacer!

-Buenos días. -Buenos días.

Buenos días. Policía judicial.

Bienvenidos. Pablo Ramírez Sañudo. Yo fui quien les llamó.

Antonio, Alcántara, director gerente. Buenos días, señores.

¿Tu padre? Imagínate cómo está tu padre.

Ya me lo imagino.

Con las ganas y el empeño que tenía en ese trabajo.

Y la ilusión.

Porque mira que estaba ilusionado con lo de director gerente y todo.

Mamá, ¿dónde están mis vaqueros?

¿Qué haces tú aquí?

Nada, que me he venido.

Mamá, mis vaqueros, que no los encuentro y me vienen a buscar ya.

Sí, hijo. Los tengo recién planchados.

¿Qué os pasa?

Mira.

Joder.

Hijo, te lo meto en la bolsa. Suena el claxon de un coche.

¡Toni!

¡Vamos, que nos espera la Brigit!

Ya bajo.

¿Y cómo no me habíais dicho nada? Para no preocuparte.

Hasta esta noche no sabíamos lo que pasaba.

Corre, que te esperan tus amigos. Ya tienes todo en la bolsa.

Que te diviertas mucho.

No hagas locuras.

¿Cómo me voy a ir?

¿Qué dices, hijo? Están tus amigos esperándote.

No. No me voy a ir.

Pues baja y díselo.

Ahora vengo.

Bien.

Me parece que ya tenemos todos los documentos.

Muchas gracias. Si necesitan algo más, ya saben dónde estamos.

Estamos aquí para lo que quieran, pero está todo aclarado, ¿no?

-Esotiene que decidirlo el juez. -Seguramente le llamarán a declarar.

¿A mí? ¿Por qué?

Porque como director gerente es el representante legal de la empresa.

¿El representante yo...?

Efectivamente, el representante legal es el Sr. Alcántara,...

..y estará dispuesto a declarar.

Se lo notificarán en su momento. Gracias y buenos días.

A ustedes. Acompáñesle, por favor, Lola.

¿Qué es eso de que soy el representante legal de la empresa?

Tranquilo, Antonio.

Tranquilo no, don Pablo. Me acaban de decir que tengo que declarar.

Porque como director gerente eres el responsable legal de la empresa.

Si el que manda es usted.

A ver si me entiendes. Yo soy el promotor...

Eso, el que manda.

Antoñito, ayer estuve viendo a mi abogado, por eso llegué tarde.

Quería saber qué te podía pasar.

¿Qué me va a pasar a mí?, si el que se ha llevado el dinero es Lastra.

Claro que se lo ha llevado Lastra. Siéntate.

Tú como director gerente tienes unas responsabilidades.

¡Dale con las responsabilidades! ¿Qué responsabilidades tengo yo?

Según el abogado has firmado unos documentos de compra venta...

..y a la hora de entregarlos resulta que no... hay dinero.

¿Cómo va a haber dinero?, ¡si se lo ha llevado ese desgraciado!

Ya lo sabemos. Pero dice el abogado que al firmar estos papeles...

..has incurrido en una serie de, no delitos, pero sí...

Pare el carro. Estos papeles los he firmado porque usted me lo mandó.

Claro, has firmado los papeles necesarios para ser director gerente.

¿Cómo íbamos a imaginar que Lastra era un canalla?

Yo no lo sospechaba y usted tampoco.

Pero por firmar unos papeles no creo que me hagan nada.

Yo no he robado a nadie. Claro que no has robado.

El abogado lo sabe. Ha hablado de que es probable que te pongan una sanción

¿Cómo que una sanción?

No me diga que voy a ir a la cárcel porque no aguanto una semana.

¿Cómo van a llevarte a la cárcel si no has robado nada?

Se trata de una sanción económica. Una multa.

Una multa a mí, ¿por qué?

Según el abogado tú has firmado unos papeles...

No me diga más. ¡El tonto de Antonio Alcántara...

..es el representante de todo y el coño de nada!

¡Joder, don Pablo, que me la han calzado!

A ver...

..¿cuánto va a costar esto?

Dice el abogado que unos 2 millones.

¿Cómo va a costar 2 millones?

¿De dónde saco yo 2 millones?

Antonio, sabes que te ayudaría,...

..pero todo el dinero que tenía lo he metido en esta empresa.

Estoy arruinado como tú.

¡Don Pablo, que 2 millones son 2 años de mi sueldo, joder!

¡Estos energúmenos nos quieren matar a pedradas!

Antonio, vámonos.

Lola, venga.

Por la escalera de servicio.

Antonio,...

-Antonio, vamos. -Don Antonio, tenemos que irnos.

Don Pablo, ¿cómo voy a pagar yo 2 millones?

¡Levántate, ánimo!

¿No te han hecho ningún regalo?

¿La bici? ¿La merienda?

Ni bici, ni merienda, ni nada. Y todo por culpa de un brasileño.

¿De un brasileño?

De un señor que está en Brasil con todo el dinero.

Pues en mi casa decían que tu padre se estaba volviendo rico.

Eso era antes. Ahora volvemos a ser pobres.

Qué mala suerte. Justo cuando te van a comprar la bici tu padre se arruina

Mira, por ahí viene Josete. A lo mejor te trae algún regalo.

¿Dónde vas, desgraciado?

¿Dónde vas? A casa.

A tu casa. ¡A tu casa! ¿Y mi casa qué?

¿Dónde está ese piso nuevo que me vendiste? ¿Dónde está?

No sé...

¿No lo sabes? ¡Yo confié en ti, Antonio!

¡Puse todos mis ahorros en tus manos! ¿Y ahora qué hago?

Perdóname...

¿Perdóname? ¡Tú no tienes vergüenza! ¿Qué va a ser de mi hijo?

¿Qué va a ser de mi Josete?

Tu futuro está en buenas manos, me dijiste. ¿Te acuerdas?

¿Te acuerdas o no? ¡Sinvergüenza! ¡Me has arruinado la vida!

¿Dónde está el dinero? No lo sé.

-¿Dónde está el dinero? -¡Clara, tranquilízate!

¿Tranquilízate? ¡Nieves, ese canalla me ha arruinado la vida!

¡Me ha quitado todo lo que yo tenía!

Sí, mujer, pero Antonio no tiene la culpa.

-¿Que no tiene la culpa? -No.

¿Qué lío es ese? Debe ser una pelea.

¡Cómo no va a tener la culpa ese canalla! ¡Ladrón!

-A él también le han estafado, Clara. -¡Ladrón!

Antonio.

Si es Antonio.

Han sido 3, Antonio. Si los pillamos.

Hijos de mala madre. Se han librado por poquito.

Por el coche no te preocupes, que yo te lo arreglo.

Si esto no es nada. Seguro que ha sido un bromista.

Vamos a tomar una cañita.

Vámonos.

Vámonos a casa.

Papá, súbete con nosotros.

¡Repítelo si te atreves!

¡Tu padre es un ladrón!

¡Te la has cargado!

¡No os cabreéis tanto!

¡Es que ha hecho llorar a mi madre! ¡Porque es una llorica!

¡Te vas a enterar! ¡Y tu abuelo un pesado!

¡Por lo menos no soy un ladrón como tu padre!¡Te la has cargado!

¡Me habéis hecho daño, animales!

Inés, ve a la ventana y abre, que entre un poco de aire.

No abráis la ventana.

¿Papá, quieres que te traiga algo?

Lo hemos perdido todo, Merche.

Que no hemos perdido todo. No seas exagerado.

No te preocupes, seguro que encuentras otro trabajo.

Claro que sí. En 4 días estás de director gerente en otra empresa.

Y en 2 días se te ha pasado este disgusto.

Que no tenemos nada, Merche.

Claro que tenemos. Tenemos nuestra casa, la tienda y salud,...

..que eso es lo más importante. Di que sí. La salud que no nos falte

Merche,...

..tenemos que pagar una multa.

¿Una multa? ¿Por qué te van a poner a ti una multa?

Bueno, si tenemos que pagar una multa la pagamos.

Por una multa de nada...

Que son...

..dos millones de pesetas.

Dos millones.

Dos millones.

Dos millones de pesetas.

¿Cómo vamos a pagar ese dineral?

Tendremos que vender la casa.

Dios mío. Que nos vemos en la calle.

Y habrá que vender la tienda.

¿La tienda?

Pero ¿la tienda por qué? Si es de mamá y de Nieves.

Mi parte de la tienda está a nombre de tu padre.

Bueno, pues podemos no pagar la multa. Mucha gente no las paga.

Pero entonces te embargan todo.

La tienda, madre. Vamos a perder la tienda.

¿Por qué no hacéis las paces?

¡No hasta que no me pida perdón!

-¿Tú por qué no le pides perdón? -¡Ha empezado él!

¿Yo? Sí, por hacer llorar a mi madre.

Tu madre es una llorica.

Como la vuelvas a llamar llorica no sé lo que te hago.

¡Pues no insultes a mi padre, que te rompo todos los huesos, niñato!

¡Dile a tu padre que mi abuelo le va a dar una buena tunda!

¡Tu abuelo no tiene ni media torta! ¡Y con mi padre no puede nadie!

Alcántara, tráigame un cortado.

¿No me ha oído que me traiga un cortado?

¿Cómo que ya no?

¿Quién te has creído que eres?

Director gerente. Usted perdone, don Antonio.

Pero ¿qué pasa? Te enseñan a comer y a vestirte y te crees un señor.

Eso no se lo cree nadie. A que no te lo crees ni tú mismo.

Tú sabes que eres el pa'rriba, un paleto de pueblo analfabeto.

Un pobre hombre.

Un desgraciado.

Y un mierda.

¿Qué pasa con ese cortado, Alcántara?

Adiós, Antonio Alcántara. Adiós.

Antonio.

¡Antonio!

¡Antonio, ábreme!

¡Antonio!

¡Antonio!

¡Antonio, abre!

¡Antonio!

¿Le habrá pasado algo? ¡Antonio!

Mamá, déjame a mí.

Antonio.

Antonio, mírame.

¿Estás bien?

¡Mírame!

Antonio...

¿Qué hacéis ahí mirando? ¡Fuera de aquí!

Antonio.

Antonio. Ya ha pasado, mi amor.

Ya pasó.

Ya pasó.

Mi amor.

¿Qué dice don Vicente?

Que tiene la presión muy alta y que está muy alterado.Eso ya lo sabemos

Que mucha tranquilidad y mucho reposo. Le han puesto una inyección.

¿Para qué? Para que duerma bien.Puerta.

3 días de reposo por lo menos.

Pero, hijo. ¿Qué te ha pasado?

Mamá, ¿a que mi padre no es un ladrón?

No digas tonterías, cómo va a ser un ladrón.

¿Qué te ha pasado? Madre, tráeme mercromina y alcohol.

Es que Josete ha dicho que mi padre es un ladrón y nos hemos pegado.

¿Cuántas veces te he dicho que no te pelees?

Pero es que ha insultado a mi padre.

Hijo, está bien que defiendas a tu padre, pero no de esa manera.

Tu padre no es un ladrón. Tu padre es un hombre muy honrado.

A quien han robado es a él.

Ya, y por eso es pobre, ¿a que sí?

Sí, y te vamos a poner a pedir limosna.

¿A pedir limosna?

No gastéis esa broma al niño. Que es de broma.

¿Es una broma? ¿Entonces me vais a dar los regalos?

Los regalos. Cariño mío, si es tu cumpleaños.

Será posible que se nos ha olvidado. Feliz cumpleaños, tesoro.

Diez añitos.

¿Cómo se encuentra?

Mejor. Con la inyección va a dormir largo y tendido.

Su marido ha tenido una experiencia traumática, Mercedes.

Vamos, que ha pasado un mal trago. Ha sufrido una crisis nerviosa...

..y no va a salir de ella de la noche a la mañana.

Una crisis nerviosa. Es normal. Se pondrá bien, ¿verdad?

Claro que se pondrá bien. Pero necesita tiempo y descanso y cariño.

A veces el cariño es la mejor medicina.

Es un tranquilizante. Le dais una pastilla 3 veces al día.

Yo mañana me paso para ver cómo está.

Seguro que se pondrá bien, ¿verdad? Claro que sí.

(No hubo manera, no me hicieron ni caso).

(Y así, magullado por mi amigo, herido en mi orgullo de hijo...)

(..e ignorado por mi familia acabó el día de mi décimo aniversario).

(Seguía tan obsesionado por mi cumpleaños...)

(..que había olvidado el hundimiento de mi padre).

Cómo le han dejado el coche a Antonio.

Sí, se lo han dejado nuevecito.

¿Tú qué vas a hacer, Inés?

A la obra no puedes volver, ¿no?

No. Salí corriendo y dejé colgadas 3 representaciones.

Menos mal que una actriz fue a sustituirme, que si no...

¿Eso te perjudica mucho?

Sí. El director no va a querer verme ni en pintura.

Y es una pena porque se ha portado muy bien conmigo.

Para mí ha sido muy bonito.

Pero supongo que también te habrá sabido mal no irte de viaje.

A estas horas deben estar en Saint Tropez.

Por lo visto nunca me voy a poder escapar de este país.

Claro que sí.

Lo que pasa es que ahora tenemos que dejar de pensar en nosotros...

..y en nuestras ilusiones. -Qué remedio.

¿Tú qué vas a hacer?

De momento dejar de estudiar y ponerme a trabajar.

Había pensado en hablar con Eugenio y ponerme de pintor con él.

Pero si no sabes pintar.

Tendré que aprender. ¿Y tú?

Pues yo...

Supongo que mamá se pondrá a coser pantalones otra vez...

..y yo la tendré que ayudar.

Se acabó la buena vida, Inés. Volvemos a ser proletarios.

Sí, se acabaron las pretensiones artísticas.

Y las intelectuales.

Bueno, me voy a la cama.

Que descanses.

-Hasta mañana. -Hasta mañana.

Merche.

Antonio, ¿qué haces despierto?

Merche, ¿qué vamos a hacer ahora?

Tú descansar, que es lo que te hace falta.

Ya has oído a don Vicente, que mucho reposo y mucha tranquilidad.

La casa, la tienda...

¿La tienda? Ahora no me importa nada la tienda.

Lo único que me importa es que tú te pongas bien.

Te ha dado un patatús muy gordo, Antonio. Te voy a cuidar mucho.

Intenta descansar un poco.

Cierra los ojos, mi amor. Ciérralos.

Ciérralos.

Puerta.

Hombre, don Pablo. ¿Otra vez aquí?

Pase.

Perdona que venga a estas horas. ¿Está Antonio?

Está acostado.

Llámalo, por favor. Está dormido.

Necesito hablar con él. No se encuentra bien.

¿Qué le pasa? Don Pablo, no puedo.

¿Tan grave es? ¿Qué pasa?

Don Pablo.

Antonio, ha dicho el médico que no te puedes levantar.

¿Qué es lo que le pasa?

Antonio.

No me pasa nada, no me pasa nada.

Que nos ha dado un susto muy gordo.

¿Qué ha dicho el médico? Tienes que acostarte.

Merche, Merche. Café. Café.

A ti te traigo una tila.

Siéntese.

Antoñito, hijo. ¿Qué te pasa?

Nada, don Pablo, nada.

Siéntate.

Eso es.

Antonio, quería verte antes de irme.

¿Dónde se va?

Unos días fuera. Mi vida es una pesadilla.

Ayer se liaron a pedradas con mi coche.

Si viera usted el mío.

Esta mañana mi portero ha pillado a la gente...

..pintando insultos en el portal de mi casa.

Menos mal que les ha visto, porque si no... Un infierno, Antonio.

Qué me va a contar usted a mí.

¡Ese cabrón de Lastra nos ha robado todo el dinero!

Y ahora los ladrones parecemos nosotros.

Eso, nosotros. Con la ilusión que había puesto usted en esa empresa.

Habíamos puesto, Antonio. Y ahora la ruina más absoluta.

Nosotros sí que estamos arruinados. Nos hemos quedado en la calle.

No como usted, que le queda la gestoría y la imprenta.

No, Mercedes. La gestoría y la imprenta son de mi suegro.

Cómo que son de su suegro.

Y el piso también. Lo único mío era el chalet que me estaba haciendo.

Ya lo he puesto a la venta.

Pues estamos todos igual.

Bueno, igual, igual, no.

Merche tiene razón. Igual, igual no.

Porque yo estoy arruinado, pero puedo defenderme.

¿Y vosotros qué? ¿Qué iba a ser de vosotros?

Acabo de vender lo único valioso que me quedaba,...

..las joyas de mi madre.

Ha sido muy duro deshacerme de esas joyas.

Tú acabas de perder a la tuya, sabes lo que eso significa.

Tantos recuerdos, toda mi infancia.

Aquí están.

Dos millones de pesetas para que paguéis la multa...

..y no os quedéis en la calle.

Pero...

Yo no puedo aceptar, ¿verdad, Merche?

Un Ramírez Sañudo nunca deja a un amigo en la estada, Antonio.

Creí que ya lo sabías.

Pero yo no puedo aceptar esto de usted...De tú.

Antonio, de tú.

Ahora no soy tu promotor, ni estamos en la oficina,...

..ni tú eres mi director gerente.

Ahora somos 2 amigos unidos en la desgracia.

Dos camaradas injustamente derrotados.

Hemos perdido una batalla, pero ganaremos la guerra.

Acuérdate de lo que te digo. ¡Ganaremos la guerra!

Cuando vuelva quiero verte recuperado y dispuesto a todo.

Ahora somos caídos, pero nos levantaremos, Antonio.

Te lo juro. ¡Quiero verte recuperado, nuevo!

Ten fe en mí, Antonio.

¿Cómo no voy a tener fe en ti, Pablo?

Ten fe en mí.

Venga, siéntate.

Don Pablo.

Gracias.

España y yo somos así, Mercedes. Qué le vamos a hacer.

Antonio.

Antonio.

Antonio.

Hija, ya me estaba viendo a toda la familia en la calle.

Sin casa, sin tienda, alquilando una casa Dios sabe dónde.

Papá, no lo cuentes más.

Si son dos millones exactos.

Nunca había visto tanto dinero junto.

Ni yo.

Toni, hijo,...

..sube donde Federico y dale esto a Clara de mi parte.

¿La madre de Josete?

Antonio, te vas a quedar sin dinero para pagar la multa.

Me da igual. Vendo el coche.

Total, no va a dar ni para gasolina.

¿El coche? ¿Con la ilusión que te hace?

Herminia, le he prometido a Clara que no va a perder su dinero...

..y no lo va a perder.

Así que vendo el coche, los trajes y las corbatas si hace falta.

También es verdad. Lo prometido es deuda.

Hijo, sube.

Yo había pensado que podíamos vender mi casa de Sagrillas.

Y la de tu madre también.

Sí, porque vamos a ir muy justos.

De eso nada.

Esa casa no se vende.

Además, creo que alguien había hecho una promesa.

No te preocupes, si nadie va a querer comprar esa casa.

Bueno, yo lo he dicho porque es lo único que tengo.

En fin, el dinero de mis puntos podéis contar con él.

Gracias, madre, pero no hace falta. Nos apretamos el cinturón todos.

Eso es lo que es menester,...

..apretarnos el cinturón y arrimar el hombro.

Para que luego habléis mal de don Pablo,...

..que se os tenía que caer la cara de vergüenza.

Pablo Ramírez Sañudo es un señor.

Cielo, ya creí que no venías.

¿Cómo iba a dejar sola una preciosidad como tú?

Pablo, te has afeitado el bigote.

Vida nueva, adiós bigote.

¿No me lo vas a enseñar?

¿Aquí en la calle?

No, ya lo verás en Montecarlo.

No, en Montecarlo no. Ahora.

¿Me estás poniendo en un compromiso?

Que me hace mucha ilusión.

Bueno.

Vamos, no hace falta que lo cuentes todo. 24 millones de pesetas.

24 millones de pesetas. ¿Y Jorge Lastra?

26, como estaba acordado.

Bien contento le dejé en el aeropuerto cuando le dejé.

No me extraña, para lo que ha hecho.

Y nosotros a Montecarlo.

Una semana de juerga y luego a Suiza,

No veas lo bien que cuidan el dinero en Suiza.

¿Qué te pasa?

Que no puedo dejar de pensar en el pobre Antonio.

¿Cómo el pobre? Le he dado 2 millones.

Podíamos llevarnos 26 como Lastra y por su culpa solo nos llevamos 24.

Pablo, era lo mínimo que podías hacer por él.

Yo he convertido a Antonio Alcántara en un hombre.

Ya será menos.

Le he enseñado a comer, a vestir, a comportarse.

-He hecho que su sueño sea realidad. -Sí, como en Reina por un día.

¿Qué es eso?

El concurso que hace tu sueño realidad.

Mira, pues sí, eso mismo. A un don nadie lo he hecho un señor.

Antonio Alcántara, señor por un año. ¿Y gracias a quién?

Pablito, cómo eres. Anda, vámonos.

A Montecarlo.

¿Y no vas a poder venir al campamento?

No. Si me van a poner a pedir limosna.

Yo te daré un mendrugo de vez en cuando.

Y me darás jamón, ¿no?

El jamón solo lo comemos en Navidad, así que...

Bueno, pues chorizo. Bueno, chorizo está bien.

Ni se os ocurra volver a pelear.

Como vuelva a insultar a mi padre le pongo el otro ojo morado.

Que no vengo a pelearme contigo.

Di lo que decías ayer de mi padre.

¡Que tu padre es muy buena persona! ¿Qué?

Es lo que dice ahora mi madre. Le ha devuelto todo el dinero del piso.

¿Mi padre? ¿Y de dónde lo ha sacado?

¡Yo qué sé! Es que los mayores son muy raros.

Te he traído un regalito. Para que luego digas.

¿Qué es eso? ¿Para qué traes cerillas?

Ya lo verás.

Un merengue. Un día más tarde, ¿eh?

Con vela y todo. Feliz cumple, macho.

Ah, para eso eran las cerillas.

Cumpleaños feliz.

Cumpleaños feliz.

Gracias, macho. De nada.

Qué calor hace.

Yo no quería mucho más. Solo un poco de respeto.

Solo eso, un poco de respeto.

Ya lo sé, cariño.

Pero como parece que he estado soñando todo este tiempo.

Soñando que era director gerente de una constructora.

Que iba a la oficina con corbata y que tenía una secretaria.

Y, claro, ahora...

Ahora te has despertado.

Sí. Se acabó el sueño.

Y al calvario de siempre otra vez.

Tú piensa en todo lo que has vivido.

Qué remedio.

Tengo que volver a vivir todo porque voy a volver para atrás.

Otra vez a lo de antes.

No.

Si me dejan, claro.

Ahora no vas a hacer nada.

Sé qué voy a hacer.

Cafés para el subsecretario y periódicos para el ministro.

Ya has oído al médico,...

..que ahora tranquilidad y reposo y buenos alimentos.

Ya me contarás de dónde vas a sacar tantos alimentos y tan buenos.

Pues de dónde va a ser, de la tienda.

No te preocupes, todo va a ir bien.

De la tienda, claro.

Claro.

Lo bueno es que después de lo que nos ha pasado estos días...

..ya no nos puede pasar nada más.

Te estaba buscando. ¡Ay! ¿Cómo entras así en casa?

¿Qué haces?Bailar. Que hace mucho que no bailamos

Te quiero mucho. Y yo a ti también.

Tenías que haber visto el uniforme de ordenanza mayor de Manolo.

No seas así.

-¿Quién es ese hombre? -Nadie, don Luis.

¡Don Luis, por favor!

Vamos a tomar una copa por ahí.

Tú sí que eres un amigo.

Antonio, ¿qué haces?

Esto es el futuro.

¿Construir casas es un crimen?

El crimen es que los especuladores se estén forrando a costa del país.

¡Qué sabrás tú!

¡Por la constructora Ramírez Sañudo y Alcántara y por Meyni!

Que vendan muchos pisos y muchos vestidos pa' que nos saquen de pobres

Tu nombramiento, Antonio.

Director gerente de Construcciones Nueva York.

Tu padre ha ascendido a Primera división.

Tu padre debe ser más rico que el mío.Ni lo dudes.

Te voy a convertir en un señor. Lo que haga falta.

Mírate a ver qué te parece.

Desde que me he puesto el traje me siento otro.

Si no te conociera diría: Ahí va un señor.

Jorge Lastra, el socio fundador de Construcciones Nueva York.

Encantado.

Estamos vendiendo los hogares de los futuros españoles y eso no es fácil.

Que voy a poner mi futuro en tus manos.

Firma aquí.

Esto sí es un coche, don Pablo.

Es demasiado coche para ti.

Muy bien, Antonio.

Ponemos la 1 piedra en la obra y me gustaría que estuvierais todos.

Ahora que hemos colocado la primera piedra no vamos a tropezar con ella.

¿Hay algún problema? Uno, muy grave, que no construimos.

¡Las casas no se construyen por causas muy poderosas!

Nos han devuelto 3 letras.

¡No me calientes la cabeza!

Mira lo que hago con las demandas.

Subtitulación realizada por Fco. Javier González.

Cuéntame cómo pasó - T3 - Tocando fondo - Capítulo 60

03 jul 2003

Jorge Lastra y el dinero de la constructora siguen sin aparecer para desesperación de Antonio, que no entiende cómo es posible que Don Pablo confíe sin más en esperar a que su socio aparezca. Alcántara se pone firme con su jefe como nunca antes lo había hecho, para que la policía tome cartas en este asunto, que cada vez se parece más a una estafa en toda regla. Lo que Antonio no conoce aún con exactitud es la responsabilidad que tiene que asumir tras la desaparición del dinero...

Mercedes aparca todos sus asuntos de la boutique, y es que tiene una gran preocupación ante lo que pueda pasarle a su marido. Mientras oculta a sus hijos todo lo que está ocurriendo para no preocuparles, Merche intenta con toda su alma servir de apoyo a Antonio. 

Por su parte Inés, ajena a todo lo que sucede en Madrid, ya está en Santander ensayando la obra de teatro con la compañía que la llamó en el capítulo anterior. Y Toni, que por fin ha terminado los exámenes, prepara con Álvaro y con Mario su inminente viaje a Francia.

Se acerca el día del décimo cumpleaños de Carlitos, que espera que al fin le regalen la ansiada bici. Pero sus padres tienen otros asuntos en los que pensar y todavía no le han dicho nada, por lo que el pequeño de los Alcántara cree que le están preparando una fiesta sorpresa.

ver más sobre "Cuéntame cómo pasó - T3 - Tocando fondo - Capítulo 60" ver menos sobre "Cuéntame cómo pasó - T3 - Tocando fondo - Capítulo 60"
Programas completos (361)
Clips

Los últimos 2.611 programas de Cuéntame cómo pasó

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos