www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
720201
No recomendado para menores de 7 años Cuéntame cómo pasó - Cap.53 - Si quiero, no quiero
Transcripción completa

Cuéntame...

..tú que has vivido...

..el despertar de un tiempo que nos cambió.

Volverás...

..a ser un niño,...

..al recordar las largas tardes de sol.

Háblame de lo que has encontrado en tu largo caminar...

..cuéntame cómo te ha ido si has conocido la felicidad.

Cuéntame, cómo te ha ido si has conocido la felicidad.

Sentirás...

..el dulce abrazo...

..de aquellos padres que dieron todo por ti.

El sabor...

..del primer beso,...

..todos los sueños que tú querías cumplir.

(Estamos en Tolosa, en cuya plaza de toros, con Ipaso Inindeguía,...)

(..van a competir en fuerza y destreza).

(Hay apuestas importantes y gran animación).

(Los desafíos entre aizcolaris...)

(..gozan de mucha popularidad entre el pueblo vasco).

(La prueba se las trae, ya que es necesario cortar 40 troncos,...)

(..de más de metro y medio de circunferencia,...)

(..ímproba tarea por el esfuerzo que supone).

Aaaaaaaaaaaaah.

Déjate el espejo. Ponte a cenar.

Yo no quiero que me operen de las anginas.

Qué pesado eres. Te van a operar pasado mañana.

No te quejes, que te vas a pasar 5 días comiendo helados.

Mira, mira qué forzudos.

Los más forzudos de todos los españoles son los vascos.

Que no son españoles.

Toni, eres de plomo derretido.

¿Qué van a ser si no?

Anda, un poco de tortilla.

No tengo hambre. ¿Cuándo voy a empezar a comer helado?

¡Cuando te operen!

Que no me pasa nada, de verdad. Solo que no me apetece salir hoy.

Además, estamos todos cenando.

Me acuerdo del gol de Zarra.

¿Quién es ese?

Era un mozarrón.

Un futbolista muy famoso. ¿Tú cómo lo sabes, abuela?

Porque metía muchos goles.

Papá, ¿a que no te acuerdas de la delantera del Bilbao?

¿Que no? Iriondo, Venancio, Zarra, Panizo y Gaínza.

¿Sabes cómo los llamaban? Los leones de San Mamés.

¿Ese Zarra metía goles?

Un montón.

Nos vemos mañana.

¡Inés, que se enfría la tortilla!

¡Ya voy!

Me acuerdo un gol que le metió a la selección inglesa.

Joder cuando lo oí por la radio.

Yo me acuerdo de Matías Prats gritando: ¡Gooooool!

Claro que sí.

No seas tonto.

Abuela, júrame que no me dolerá.

Te lo prometo, no te dolerá.

Entonces los partidos se ganaban a base de furia, no como ahora.

¿Y cuántos helados voy a comer al día?

Como no coma 10 o así no abro la boca y no me operan.

Qué pesado.

¡No abro la boca!

Pero ahora, para la tortilla, sí.

(Decían que quitarte las amígdalas no dolía).

(Y aunque juraban que iban a darme todos los helados que quisiera...)

(..y que iría al cole en varios días, yo no me fiaba ni un pelo).

Puerta.

¿Puedo pasar?

Sí.

¿Qué te pasa?

Nada.

¿Cómo que nada? Que soy tu madre. No me puedes engañar.

Si no te engaño.

¿Te pasa algo? ¿Has discutido con..?

No he discutido con Diego. No es eso.

Pues nada. Si no me lo quieres decir.

Déjate eso. No me lo digas. Buenas noches.

Mamá.

¿Qué?

Es que...

¿Qué?

Que... Que...

Que Diego me ha pedido que me case con él.

¿Que...?

No estarás en estado, ¿eh?

Que no, que no es eso.

Como has dicho que...

No, solo que estoy agobiada. Todo esto me ha pillado de sopetón.

Claro que te ha pillado de sopetón. A mí también.

Hija, casarse es algo muy serio. Y tú eres tan joven.

Las chicas de ahora tenéis tantas posibilidades...

¿Qué prisa tienes?

Pero tú a mi edad estabas casada y me tenías ya a mí.

Pero eran otros tiempos y vivíamos en un pueblo... No puedes comparar.

¿Te vas a casar con un hombre que ha estado casado y tiene 2 hijas?

Eso es un problema muy gordo.

¿Qué vas a hacer?

Porque no te veo muy ilusionada.

No, si... Sí lo estoy.

Es que como he estado pensando, una chica normal debería estar ilusionada

Pues sí.

Además, Diego es inteligente, cariñoso, me trata bien...

..y me ha enseñado mucho.

Pero eso no es suficiente. No sé, mamá.

¿Cómo os apañaréis? No sé. No me agobies.

¿Le quieres? Claro.

¿De verdad?

Mamá, de verdad. Déjalo, porque me estás poniendo más nerviosa.

Oye, mamá.

Que...

Que no le digas nada a papá. Ya se lo diré yo.

No le diré nada.

Gracias.

¿No tienes sueño?

No.

Hoy no.

¿Dónde vas?

Al wáter.

¿Qué le pasa a este?

Que ha jurado no abrir la boca para que no le operen.

Cada día está más tonto.

¿Y tú qué haces? Estudiar.

Qué milagro. Es que estoy de exámenes.

Me he tomado una centramina para no dormirme.

¿Cuántas te has tomado?

Una sola.

Pues ni una más.

Sí no pasa nada, lo venden sin receta.

No tomes muchas, no te sienten mal. Si las toma todo el mundo.

Papá, si no duele, ¿por qué no te operas tú?

¿Yo de anginas? Porque ya estoy operado.

Fíjate si me gustó que me operé 2 veces.

Apaga enseguida la luz. Y tú a dormir.

No sé qué mosca le habrá picado a Toni, pero está estudiando.

Claro que estudia. Si últimamente está más formal.

Es que tú no te paras de meter con él.

Es más bueno...

Sí, Merche, pero no da golpe.

He llamado al pueblo desde la oficina.

¿Pasa algo?

Después de mucho le he sonsacado a Liceria.

¿Pobre Liceria?

Dice que mi madre se cansa mucho. Es lo que más me ha preocupado.

Que no puede casi ni hablar. Que le cuesta.

¿Por qué no vamos al pueblo?

Aprovechamos el puente de mayo y vamos a verla.

¿Tú quieres?

¿Que si quiero? Que es tu madre.

Vamos a pasar unos días con ella.

Y si quiere nos la traemos a casa.

Y si no quiere también.

Por cierto, a la niña le pasa algo. Está muy rara.

¿Tú no la encuentras muy rara?

¿Yo? No.

Vamos a dormir.

Hasta mañana.

A los de vuestra familia os operan mucho.

El otro día tu hermano, ¿no?

Pero eso era de la pirula. Las amígdalas es otra cosa.

Oye, ¿seguro que después de operarte solo comes helado?

Kilos y kilos. A mí porque ya me las han quitado, si no me operaba.

Hola.

-La tienda de tu madre está llena. -Os vais a forrar.

¿Cuándo te operan? Mañana.

Espero que te lo hagan bien. Al portero de mi tía le operaron...

..y se quedó bizco y se murió. ¿Sí?

Y mi madre dijo que el médico era igual al Cervan.

¿Igual que Cervan? Calcado.

Es una trola. No me lo creo.

A mi prima también le operó ese que se parecía al Cervan, la dejó bizca.

¿No has dicho nada de quedarse bizco?

A lo mejor alguno se queda bizco y estira la pata, pero muy pocos.

¿Y cómo son tus amígdalas?

No sé, nunca me las he visto.

¿Me las enseñas?

Me da vergüenza.

Si me las enseñas te enseño yo las mías.Está bien.

(Lo que me faltaba, quedarme bizco).

(Pero con tal de hincharme a helado merecía la pena el riesgo).

(Comer montones de helado de chocolate).

(Casi nada para una época en que solo se comía helado en verano,...)

(..no como ahora, que lo tenemos todo el año).

A ver, Lola.

¿Usted ha hablado con estos clientes?

¿Con esos? Sí, claro.

¿Y qué le han dicho?

Que ya pagarán.

¿Cómo que ya pagarán, Lola? Si uno ha devuelto 3 letras y otro 2.

Pues no me han dado una fecha exacta, don Antonio. Pagarán cuando puedan.

¿Cómo que cuando puedan? ¿Y lo dice usted así?

¡Que no puede ser!

Don Pablo ya lo sabe.

¿Y qué dice?

Nada. Que ya pagarán.

¿Eso dice don Pablo?

Pues si don Pablo dice que ya pagarán...

Claro que no me extrañe que no paguen, Lola, si no tenemos nada.

¡No me mire así! ¡No tenemos nada! ¿O tenemos algo?

¿Dónde estamos construyendo? ¡No estamos construyendo!

Puerta. Vaya a abrir.

Por eso la gente no paga y devuelve las letras.

No diga usted eso.

Hola, buenas. Pase.

Buenas. Buenos días.

¿Qué pasa?, ¿hay algún problema?

Pues uno y gordo. ¿Qué pasa con los pisos?

Nada, que están en marcha.

¿En marcha? ¡Hemos ido al solar y no hay nada!

Es que hemos tenido un pequeño problema burocrático, pero...

Problemas para construir, pero las letras bien que las pasan.

Le pasamos la letra porque vamos a entregar la casa en fecha.

¡Pero si no hay ni un ladrillo!

¿Ni un ladrillo, Lola?

¡No vamos a pagar ni una letra más!

Y si en un mes todo sigue igual pongo una denuncia.

No hace falta. Yo le garantizo que...

¡Usted no me garantiza nada!

Anda, vamos.

Están avisados. Un mes de plazo, si no han empezado las obras...

..aténgase a las consecuencias. Buenos días.

Adiós y gracias.

¡Alcántara!

-Usted es el nuevo, ¿no? -Sí, mi coronel.

¿Ha vuelto Alcántara con el periódico?

No, mi coronel. Estará en camino.

El Madrid pagó 7 millones por el fichaje de Feitas, Mario.

El coronel ha preguntado por ti.

¿Da su permiso, mi coronel?

¡Pase!

-Ya era hora. -Perdón.

Y llévese la taza.

Le pagan 1 millón al año por dar patadas a un balón.

Y yo haciendo derecho para ganarme 4 perras cuando termine la carrera.

Oye, Toni, te tengo que pedir un favor.

¿Qué favor?

Esta mañana, cuando venía, me he juntado con un amigo de Baracaldo,...

..que está aquí para arreglar no sé qué papeles.

¿Y qué?

Que participó en una manifestación y le detuvieron.

¿Y qué favor es ese?

Se pasó 72 horas en el "trullo" y le hicieron una ficha.

Menuda le ha caído.

Ya sabes lo que me pasó a mí, no me dieron el pasaporte.

El problema es que no tiene dónde dormir y se podía quedar en tu casa.

En mi casa no se puede quedar.

Solo son un par de días.

Que no, Mario, es que están mis padres.

Les dices que es un amigo de la facultad, no sé.

Mario, que está fichado y yo también. En mi casa no se puede.

Se lo puedo decir a Eugenio.

-¿Y quién es ese? -El párroco de mi barrio.

-¿Cómo vamos a meterle en la iglesia? -Es de fiar.

-¿Este no lo tienes en rosa? -Se ha acabado.

¿Cuándo vais a tener una talla mayor?, este es estrecho.

La semana que viene.

Uy, pero es que lo necesito ya.

Lo siento.

¿No puede ser pasado mañana?

¿Crees que esto es una fábrica de churros? No puede ser pasado mañana.

Es que me corre mucha prisa.

No se conquistó Zamora en una hora.

¿Pues sabes? Me voy a Galerías Preciados.

Pues ve. Si quieres pagar el doble.

Es que me corre mucha prisa, compréndelo.

-Hasta luego. -Adiós.

Nieves, como sigamos a este ritmo en 2 días nos quedamos sin género.

Ya lo sé. Si es que no damos abasto.

Mercedes, pensándolo bien, a lo mejor que se casen de una vez..

..soluciona los problemas.

No es el primer matrimonio que se llevan algunos años, mujer.

Que se llevan veinte tantos, madre.

Sí, no me lo recuerdes.

Y encima está casado.

Casado, casado no.

¿No me habías dicho que le habían anulado el matrimonio?

Esa es otra. Que tiene dos hijas, y como si nunca lo hubiese tenido.

Por lo visto su suegro tiene dinero a espuertas y lo ha arreglado todo.

Ay, Dios mío. Tanto tienes, tanto puedes.

Merche, yo no puedo más.

Ni yo.

Y se está acabando el género. ¿Qué hacemos?

¿Sabes qué había pensado?

¿Por qué no contratamos a señoras que trabajen en casa?

Como nosotras con los pantalones.

¿Dices contratar a las vecinas? Claro.

Que ellas compren las tricotosas, nosotras hacemos el género...

..y cuando lo vendamos las pagamos.

Hay que ver, Merche, lo que vales.

Voy a poner un letrero.

(Desde Inglaterra llega una mala noticia...)

(..para los amantes de los ritmos modernos).

(Parece que esta vez va en serio y que los Beatles se separan).

Pues no llevan tiempo separándose esos melenudos.Habló el otro.

(En su testamento, además de canciones,...)

(..hay una herencia de cientos de millones de pesetas).

Teléfono. Ya lo cojo yo.

Dígame.

Sí, un momento.

Ya empezamos.

Es para ti.

Dile que no estoy o algo.

¿Cómo le voy a decir que no estás?

Invéntate algo.

¡Dile que ha salido!

Ha salido.

Sí. Sí. Yo le digo que ha llamado.

Inés, que no dejes de bajar a la tienda. No damos abasto.

Que sí, abuela. Se te está cayendo todo.

(Ojalá que sea una falsa alarma y no haya llegado su testamento final).

Y si me quedo bizco y me muero, ¿a quién le dejo mis cosas?

¿Cómo te vas a quedar bizco y te vas a morir?

Es una operación de nada.

Maika me ha dicho que muchos se quedan bizcos y se mueren.

No te va a pasar nada.

Ya, pero si quiero hacer como los Beatles,...

..que quiero dejar las cosas a mis amigos, ¿qué hago?

Pregúntale al abogado de la familia.

Escribes una carta diciendo a quién dejas tus cosas.

¿Qué cosas tienes tú para dejar?

Pues montones de cosas: Mis cromos, mis tebeos, mi disfraz de Bonanza,..

..mis arañas peludas,...

Qué asco.

..un trozo de "palulu" casi sin chupar, mis canicas,...

..mis chapas... Bueno, bueno, ya está bien.

¿Y a quién le doy la carta?

A alguien de tu confianza.

Voy a hacer mi testamento.

Pues arrea, no llegues tarde a la escuela.

Yo me voy a la facultad.

Yo me voy a echar un rato, porque tengo la cabeza como un bombo.

¿Seguro que no te pasa nada?

Que no me pasa nada, Merche.

Estás muy raro. Llevas unos días con los pensamientos en otra parte.

¿No tendrás problemas con don Pablo?

No tengo problemas con don Pablo.

¿Seguro?

Joder, eres de plomo derretido.

Te pasa algo.

Qué pesadilla, por Dios. Hablar por no callar.

Solo media hora, ¿eh, Merche?

Ya hice mi testamento.

¿Eso qué es?

Una carta que haces antes de palmar y dices a quién dejas tus cosas.

¿Todas?

Sí. ¿Hasta los calzoncillos?

No, hombre, las cosas valiosas como los tebeos, las chapas...

¿Y a quién le vas a dejar eso? Una parte a vosotros.

Eso está muy bien.

A ti te doy mi colección de Hazañas bélicas.

Gracias. Ojalá palmes pronto.

A ti mi colección de arañas peludas.

¿Por qué no me dejas a Maika? ¡A Maika no!

Si estás muerto, ¿para qué la quieres?

¡Te doy mis arañas y quieres ligarte a mi novia!Si no es tu novia.

Si yo la palmo, ¡que se haga monja!

Qué egoísta eres.

Que no, Toni, es imposible. Yo no puedo hacer nada.

-¿Más café? -No, gracias.

Lo siento, pero no.

Eugenio, ¿no se quedó Mike?

Menudo ejemplo. Mike comía por 7, no fregaba...

..y se pasaba la noche tocando la guitarra.

Es mejor que se vaya a una pensión.

Si te lo pido a ti es porque tiene problemas.

¿Qué problemas?

Está fichado. ¿Cómo va a ir a una pensión?

Lo primero que hacen es mandar tus datos a la policía.

¿Por qué está fichado?

Por una tontería. Le detuvieron en una manifestación en Baracaldo.

Es amigo de Mario, mi compañero de mili.

¿Cuántos días se va a quedar en Madrid?

¿Entonces se puede quedar?

Mira, porque me lo pides tú y es amigo vuestro...

Se puede quedar 2 días. Y tiene que barrer, fregar y hacer la cama.

Sí, sí.

Tú no te preocupes. Voy a la facultad y vengo con él.

Muchas gracias, Eugenio.

Si voy a acabar de capellán castrense.

En el Sahara.

Total, que nos han devuelto 3 letras más.

No se preocupe, que todo se va a arreglar.

A ver si se cree que solo nos dejan de pagar a nosotros.

¿Y qué me importa lo que hagan los demás?

Esta tendría que ser una constructora seria, Lola.

Hola.

Buenas tardes. Hola.

Don Pablo, nos han devuelto 3 letras.

Lola, llame a ver por qué no pagan.

Esta mañana han llegado otras 5 y ha venido una pareja y nos ha amenazado

Ha dicho que o construimos en un mes o nos denuncia.

Pues que nos denuncie.

¿Se cree que construir pisos es como hacer churros?

Eso tienes que decirles.

Eso les digo, pero... ¡No quiero peros!

Es que como vendemos sobre plano habría que hacer algo,...

..porque la gente, con las estafas.. ¡No me calientes la cabeza!

Te tengo para que me quites problemas, no para que los crees.

Y si viene alguien que ha ido a la obra y no ve ladrillos,...

..¿qué hago?¿Cómo que qué haces? ¿No eres el director gerente?

Dices que no pasa nada... Sí...

¡Sí, sí, no! ¡Da la cara, hombre!

A ver si va a tener razón Altamira y me he equivocado contigo, joder.

Teléfono.

Construcciones Nueva York. Dígame.

No, don Pablo está de viaje.

No le sé decir. Seguramente la semana que viene.

Muy bien, se lo diré.

No hay de qué. A usted.

¿Has visto?

Muy bien, Lola.

Don Pablo está de viaje y ya está.

Espabila, Antonio. Espabila.

Trenes como este solo pasan una vez en la vida.

Y como sigas así vas a perderlo.

Que yo no valgo para esto.

Me queda grande.

Suena el ruido de la tricotosa.

Merche.

Hola.

Que le he dado muchas vueltas y me compro.

¿Quieres empezar ya? Sí, claro.

Pues nada. Te hago un encargo. Te doy este cono.

De aquí te salen 3 prendas. Me lo haces con punto simple.

Pero me tenéis que garantizar muchos pedidos.

Claro que sí. ¿No ves todo el trabajo que tenemos?

Hola.

Hola. Venimos por lo de la tricotosa.

¿Sí? Sí.

Nieves, que vienen por lo de la tricotosa.

Me alegro.

Padre.

¿Qué haces aquí a estas horas?

Quiero preguntarle una cosa.

¿El qué?

¿Cree que cuando me muera iré al cielo?

¿Por qué dices eso?

A lo mejor me muero mañana. Ya me estoy quedando un poco bizco.

¿Qué es eso de que a lo mejor te mueres mañana?

Porque mañana me opero de amígdalas.

¿Voy a ir al cielo o no?

Estás preocupado por la operación.

La operación de amígdalas es muy sencilla, no pasa nada.

¿Y si pasa?

Y si pasa te vas a ir al cielo. Casi todo el mundo va a ir.

¿Hasta Franco?

¿Por qué dices eso?

Porque mi hermano dice que se va a pudrir en el infierno...

..y mi abuela Pura dice que Franco se cargó al abuelo.

Carlos, en todas las guerras se cometen barbaridades.

Pero no te preocupes, tú vas a ir al cielo.

Es que yo no quiero ir al infierno.

No vas a ir al infierno, pesado.

¿Palabrita del niño Jesús? Sí.

Gracias.

Rezaré por ti.

Ya estamos aquí.

Mira, este es Joseba.

-¿Qué tal, Joseba? -Hola.

Y este es mi amigo Mario.

¿Qué tal? Tenía ganas de conocerte.

Pasad, la casa está abierta.

Bienvenido.

A mí me haría mucha ilusión que me pidiesen la mano,...

..aunque tal como voy me quedo para vestir santos.

Porque tú quieres.

Es que no me salen tan buenos partidos como a ti.

Diego está muy bien. Un poco talludito, pero es muy interesante.

Déjate de talluditos y vamos con esta caja.

Ya me veo como la tía solterona de Gila.

Soy capaz de ir a la boda y cuando digan:

Inés Alcántara, ¿quiere a este hombre por esposo?

Voy y digo: ¡Y si no lo quiere ella para mí!

Dices unas tonterías.

Lo digo para que te rías un poco.

Cualquiera diría que ha pedido matrimonio a otra.

Pili, es una decisión importante y no quiero tomarla a lo loco.

Si yo estuviese enamorada haría todo a lo loco.

"Pili Villuendas, ¿quieres casarte conmigo?"

Pues claro, mi amor. Llevo esperando esto toda la vida.

Esto me viene grande, Desi. Yo no tengo tanta cabeza para eso.

¿O me ves de director gerente? Sí.

Pues no estoy a la altura.

No digas tonterías, lo haces estupendamente.

Tú siempre estás a la altura.

¿No decías que te quitaban los pisos de las manos?

Sí, pero eso no tiene nada que ver con ser director gerente.

Además, vendía, porque ahora el asunto está malo.

Hola. Hola, Ramón.

¿Qué hay?

Ponme un vino.

Ahora resulta que mi mujer se quiere comprar una tricotosa.

Por tu culpa ya no me va a hacer ni el desayuno.

¿Qué culpa tengo yo, chalao?

Si el bar sigue así de mal, hablo con tu mujer y pongo aquí una tricotosa.

Suena un golpe fuerte.

¿Qué ha sido eso?¡Qué golpe le acaban de dar a tu coche!

¡Lo que me faltaba! No te digo que me ha mirado un tuerto.

¿Qué?

¿Es el suyo? ¡Claro que es el mío!

Antonio, te has quedado sin coche.

¡Me ha destrozado la delantera! Hombre, que no es nada.

¡Abuela!

¡El faro y el piloto y esto que no sé que es!

El embellecedor, Antoñito. ¡Eso!

Y creo que le vas a tener que poner nuevo el parachoques.¿Tú crees?

¿Qué, le han regalado el carné en la tómbola?

Diego, tienes que mirar por dónde vas, porque de teatro sí,...

..pero conduciendo...

Ha sido sin querer. Esto le pasa a cualquiera.

Esto es un 600, ¿no?

¡No, no, 800!

¿Qué os pasa?

¿Qué nos pasa? A tu amigo, que le da por ir embistiendo con el coche.

Le puede pasar a cualquiera.

¡A cualquiera no! ¡Le pasa a usted, que es un manazas!

Antonio, no ha sido para tanto.

Joder que no.

Para tanto no, pero 2.000 duritos la avería...

Esto lo paga el seguro.

Y si el seguro dice que no, ¿qué?

Tome. ¿Por qué no zanjamos esto como amigos?

¡Porque usted y yo no somos amigos!

Antonio, ya está bien.

¿Cómo que ya está bien? ¡Que me rompe el coche el tío!

Mamá, me voy.

Vámonos, Diego.

¿Cómo que vámonos, Merche?

Solo voy a hablar un momento con él.

Inés, hija, no juegues con fuego, ¡que no te vas!

Antonio, déjala.

¡Déjala, me dice!

¡Me cago en la leche! Desi, échame una mano.

¿Y qué hago yo con esto?

Esto te lo ponen en un taller. ¡Tendré que guardarlo!

Eso no te sirve.

¿Por qué se tiene que ir con él?

¡Porque tienen que hablar!

¿Pero qué hablar? Menos hablar y más aprender a conducir.

Parece que no tienes ojos. ¿No ves que tu hija tiene un problema?

¿Qué problema tiene mi hija?

Voy a bajar la basura. Joé, qué torta te ha dado el mangarrán ese.

¿Qué problema tiene?, que se te ha escapado.

Que no te lo puedo decir.

¿Cómo que no me lo puedes decir?

¿Estáis aquí?

Hemos visto lo del coche. Eso se arreglará, ¿no?

Eso espero.

Pasad, que está la cena preparada.

Merche, ¿me vas a decir qué le pasa a la niña o no?

Ahora te lo cuento.

Lávate las manos.

Creo que...

Bueno, que debe haber otras posibilidades antes de casarnos.

¿Y qué propones?

¿Casarse? ¿Qué es eso de casarse?

Se lo dijo hace unos días. Y me entero ahora. ¿Estás tonta?

No te lo he dicho por no preocuparte Ya sabes por que está rara tu hija.

Desde que conoció a ese soplagaitas está muy rara.

¿Cómo se va a casar con él?, si es de mi edad.

Eso le he dicho yo. Pero tu hija es muy cabezota.

Una cosa. No estará embarazada, ¿verdad?

No. Eso es lo primero que le pregunté.

Entonces no se casa. ¿Cómo se va a casar con él?

Si no tiene dónde caerse muerto.

Una cosa es lo que veamos nosotros y otra cómo le ve ella.

¡Me gustaba más el soplagaitas del "midarlin"!

Por lo menos tenía su edad y no este mamón,...

..que es un manazas que me rompe el coche.

Da igual lo que nos guste,...

..¡lo importante es lo que le guste a ella! ¡No pelees con ella!

¿Quién se pelea? Si estoy todo el día mordiéndome la lengua.

Cuanto más le digamos que no se case va a ser peor.

¿Todavía puede haber algo peor? Venga, venga...

Pues sí. A lo mejor casarse es lo menos malo.

¿Por qué no podemos vivir juntos como hacen en Londres?

Yo no sé por qué tenemos que casarnos

Por tus padres, ¿te parece poco?

O sea, que te importan más ellos que yo.

No es eso. Claro que me importas, pero no quiero que rompas con ellos.

Pero que no voy a romper con ellos.

¿Pero en qué mundo vives? Estamos en España, en 1970.

Lo que pasa es que tu hija es una cualquiera.

Antonio, por favor.

No quiero pensar lo que dirá el barrio si se va con ese.

¿Y qué me importa lo que diga el barrio?

Lo importante es que tu hija sea feliz.Vaya una solución que me das.

Que no quieres caldo, ¡pues toma 2 tazas!

A ver, ¿qué quieres que hagamos?

Nada.

¿Nos quedamos con los brazos cruzados como idiotas?

Más o menos.

Pues allá tú, yo no quiero saber nada.

Que sí, Antonio. Que si nos metemos es peor.

Que cada vez que nos hemos metido es peor, ¿no te das cuenta?

Mira lo del teatro.

Ya lo sé, Merche.

Date por jodido, Antonio.

Puerta. Antonio, Mercedes, ¿pasa algo?

Ya salimos, madre.

Dime una cosa. ¿Esta niña quiere casarse o solo lo está barruntando?

Y yo qué sé. ¡Si no lo sabe ni ella!

Me cago en la madre que la parió.

¿Lo ves? No te lo tenía que haber dicho.

Levanta la tapa.

Me detuvieron en Baracaldo por nada.

Por participar en una huelga.

Me metieron en la cárcel de Basauri.

¿Solo por participar en una huelga?

Acuérdate de mí, que me llevaron 2 días a la DGS sin haber hecho nada.

Aquí estarás bien.

Pero le he dicho a Toni que te puedes quedar un par de días como mucho.

En 2 días liquido lo que tengo que hacer.

Tengo unas entrevistas de trabajo.

Y no te preocupes, Joseba me ha dicho que hará la cama, recogerá y fregará.

¿Otra?

Yo no. Tengo que llegar a cenar a casa

Voy a recoger esto.

No, ya lo hago yo.

Pues esta va a ser tu cama.

Muy bien.

¿Tú tocas la guitarra?

No.

Ahí está la cocina.

Qué bárbaro.

¿Por qué se pegarán a lo bestia?

Porque así es el boxeo, abuela.

Mira cómo es Urtain. Mira qué porrazo le ha dado.

Si es todo tongo.

Habló el tonto Villoldo. ¿Qué sabrás tú?

Yo no sé cómo os gusta ver eso.

Teléfono. Yo lo cojo.

¿Sí?

Hola, buenas noches, don Pablo.

No, no molesta.

Antonio.

Buenas noches, don Pablo.

Sí, estaba viendo el combate.

Dígame.

Mañana por la mañana. ¿Va a ir don Jorge?

Que me lo cuenta mañana.

Pues nada, nos vemos. Buenas noches.

¿Pasa algo?

Nada, que tengo una reunión mañana con don Pablo y Jorge Lastra.

No tiene por qué ser nada malo, ¿no?

Eso espero.

Teléfono.

Otra vez.

Parece la casa de tócame Roque.

¿Sí?

Hola, Nieves.

No, íbamos a empezar.

¿Cómo que 225? ¿Tú cuánto les dijiste?

¿Cuando me operen me puedo quedar con mis amígdalas?

Qué asco. ¿Para qué quieres esas cosas?

Para enseñárselas a mis amigas.

Le dices que de eso nada, que lo que acordamos eran 200.

Y a pagar cuando nosotras cobremos la prenda.

No es tan difícil, Nieves.

Pues que se aguanten.

Merche, cierra la oficina y cenemos.

Oye, que yo también estoy trabajando.

Sí, dándole a la sin hueso con Nieves.

¿Y si se equivocan y me quitan la campanilla?

Que no puede ser.

Y si no tenemos el género esta semana no lo queremos.

¡Ya está bien! ¡Cuelga, que estoy viendo el combate! ¡Y hay que cenar!

Nieves, ya hablamos mañana.

Mejor mañana.

Qué toña le acaba de dar.

Estoy hasta las narices de decir que la cena es la cena, pues nada.

Como si hablara en el desierto.

(Aquella noche, además de la pelea de mis padres...)

(..vimos la de Urtain contra Peter Weilan...)

(..por el título Europeo de los pesos pesados).

(En 1970, Urtain se había convertido en un mito,...)

(..porque ese vasco que comenzó levantando piedras en las fiestas..)

(..y del que se decía que había matado una vaca de 2 tortazos,...)

(..tumbaba siempre a sus contrincantes en el primer asalto).

¿Me lo vas a contar? ¿O vamos a seguir así?

¿El qué?

Pues qué te pasa. Estás que no hay quien te aguante.

A mí no me pasa nada.

A mí no me mientas.

¿Qué quieres que te cuente?

Para empezar, ¿a qué ha venido ese grito?

¿Qué grito? El que me has dado en la mesa.

No te he gritado. Pero una cosa es la tienda y otra la familia.

Que has llegado de París y lo tienes todo manga por hombro.

¿Cómo me dices eso? ¿Te falta algo?

Si tienes la ropa planchada, la cena a su hora, la casa arreglada...

Que vives como un maharajá.

Ya, ya. Yo sé por qué lo digo...

Pues yo no sé por qué lo dices.

Encima que me das un grito delante de mi madre...

No exageres. Que no te he gritado.

¿Ah, no? ¡No!

Te digo una cosa,...

..¡que sea la última vez que me levantas la voz delante de mi madre!

Hay que joderse qué mala leche tienes.

Y tú, Antonio.

Y el otro testamento ya no vale, el bueno es este.

Si me muero, dejo mi hucha, las arañas peludas, las chapas,...

..las moscas, las canicas, el disfraz de Bonanza,...

..el "palulu" chupado, los cromos... y ya está.

Muy bien.

Merche.

Que es por don Pablo.

Creo que me va a echar.

¿Cómo que te va a echar?

Sí.

¿Te lo ha dicho él?

No.

Pero esas cosas se saben.

Esta tarde me ha metido una bronca...

..y ahora me llama para decirme que tenemos una reunión...

..y que viene su socio, Jorge Lastra.

No sería la primera vez.

Pero no has oído lo que me ha dicho, ni cómo.

Que no le servía y que a ver si iba a perder el último tren de mi vida.

Me lo dice a mí, que soy hijo de ferroviario.

Que ya no le sirves.

¿Y de dónde se ha sacado eso?

La semana pasada te lleva a Marbella y hoy no le vales.

El que no vale es él.

Ya, pero es el jefe.

Y un cretino y un imbécil.

Hace tiempo que le tengo calado.

Que no, que el mundo de los negocios es así.

Que hablas de lo que no sabes.

Pues no me interesa. Estás siempre de mal humor.

Pero a mí sí, Merche. Y me van a echar.

Que te van a echar. Y si te echan mejor.

Con lo bien que me va la tienda, pues te vienes conmigo.

O te buscas otra cosa.

¿Dónde voy a ir?, que soy un viejo. Con 43 años estoy hecho un viejo.

¿Cómo dices eso?

Sí.

¿Cómo vas a estar hecho un viejo?

¿Sabes lo que te digo?

Que se quiten todos los jóvenes, que a mí me gusta este viejo.

¿Qué haces, mujer? No tengo el cuerpo pa' "jotas".

Ven aquí.

Se oye la puerta.

¿Has oído?

La puerta.

Esa va a ser Inés. Voy.

Ya voy yo.

Que tú no sabes nada, hombre.

Es verdad, que yo no sé nada. No me entero de nada.

Hola, hija.

Hola.

¿No has cenado?

No tengo ganas. Me tomo esto y me voy a la cama.

¿Te hago una tortilla francesa?

No, gracias.

No me entra.

¿No me cuentas nada?

¿Qué te voy a contar? No hay mucho que contar.

Hemos hablado, pero...

Pero yo sigo hecha un lío, así que no sé.

Si quieres contarme algo, cuando quieras, vienes y me lo cuentas.

Buenas noches, tesoro.

Mamá.

Nada.

¿Qué?

Nada.

¿Nada?

Lo he estado pensando, y a lo mejor no me echa.

Eso sí, a la imprenta me manda seguro.

Mejor. Menos responsabilidad.

Ya.

Anda, apaga la luz. Vamos a dormir.

¿A dormir? Como si fuera fácil.

Aunque hay que pegar ojo, mañana tenemos lo de Carlitos.

Ya verás la que lía.

Qué guapa estás, Merche.

Qué guapísima estás.

Tú ya eres un hombre, así que no tienes que llorar.

Voy al garaje a entregar las llaves.

¿Qué hacéis aquí que no estáis en el colegio?

Hemos venido a despedirnos de Carlos.

Te hemos comprado un pito.

¿Y para qué lo quiero? Como no vas a poder hablar...

¿Cómo que no voy a poder hablar? No me lo has dicho, mamá.

Eso se pasa en unos días.

Ahora voy.

Tomad, este es mi nuevo testamento.

¿Otro?Sí, pero no le abráis hasta que me muera. Este es el que vale.

Adiós, Luis. Adiós, Josete.

Hasta luego, macho.

Carlos, venga. Sí, sí.

Pero esto sí que es grande.

¿Qué hace aquí? Que va a chocar con otro coche. ¿O me está siguiendo?

No, no. Bueno sí.

Perdone. Es que Inés me dijo dónde trabajaba y quería hablar con usted.

¡Que no, Diego!

Es solo un segundo. ¡Que no tenemos nada que hablar!

Se lo pido por favor.

Herminia.

Sí, soy yo, Eugenio.

¿Está Toni?

Ya.

¿Y a qué hora sale del cuartel?

No, no. No es por nada. Le volveré a llamar más tarde.

No pasa nada. Adiós. Gracias.

Antonio, ¿cree que no comprendo lo que está pasando?

Ni Inés ni yo queremos hacerle daño.

Pero queremos estar juntos, aunque nos llevemos 20 años.

22, para ser exacto.

Que son 22 años. Que no puede ser.

Ya, pero cuando se enamora, se enamora.

Pues se fija usted en otra.

Ya, pero me fijé en ella. Estas cosas no se calculan.

Me cago en la leche.

Así estoy, que cada vez que le veo quiero partirle la cabeza.

Me imagino.

No se lo imagina, porque es todos los días.

Mamá, ¿seguro que no duele?

Ya te lo he dicho. No duele.

Buenos días. Buenos días.

Siguiente.

¡No quiero...!

¿El 26?

¡Servidora!

Buenas.

Buenos días, Lola. Buenos día, don Antonio.

¿No han llegado?

No, pero es raro, porque estaban de camino.

¿No le han dicho nada? No.

Bueno, que les espere, que tienen que hablar con usted.

¿Y usted no sabe de qué se trata? Ni idea.

Buenos días. Buenos días.

Antonio. ¿Sí?

Tenemos que hablar.

Hay que joderse con el tráfico.

¿Qué quieres?, si estamos casi en los 3 millones de habitantes.

Aunque fueran 15 millones, pero con los plazos...

..cualquier tonto tiene coche, ¿no? Cualquier tonto, cualquier tonto no.

-Archívame esto. -Muy bien.

Siguiente.

Mamá, decías que no dolía.

Que no duele.

¿Y por qué todos han salido llorando?

Serán unos lloricas.

Yo no quiero que me las quiten.

No digas tonterías. Tú eres un hombretón.

¿Cómo te llamas?

Carlos Alcántara.

Yo soy enemigo de las amígdalas.

¡Amígdala que veo, amígdala que arranco!

¿Me va a doler mucho?

¡Mucho! ¡Mucho!

Pero no se te ocurra llorar.

Lo peor es que te vas a quedar bizco para siempre.

¡Ja, yo he dejado bizco a más de mil niños con estas tenazas!

¡Mira qué bonitas son!

Cuidado con la campanilla.

¡Abre la boca!

¡Ya la tengo!

¡Qué amígdala más gorda!

Séqueme las lágrimas, por favor.

Ustedes dirán.

¿Se lo digo yo o se lo dices tú, Jorge?

Tú. Ya sabes que en el día a día de la oficina no me meto.

No me queda más remedio que ser yo.

Díganmelo cualquiera, pero cuanto antes mejor.

Antonio, nos hemos visto obligados a reajustar tu contrato.

Hemos visto que cada vez es mayor la responsabilidad que te exigimos.

En ese caso Lola es de mucha ayuda.

Lola es una simple secretaria.

La responsabilidad de esta empresa es tuya.

Si quiere yo puedo venir antes, echar horas extras...

No se trata de cantidad, sino de calidad. Recuerda nuestro lema.

Ya, nuestro lema. Son tantas cosas que no...

Por eso. Como son tantas cosas hemos tomado la decisión...

..de asignarte un sueldo fijo de 15.000 pesetas al mes.

¿Cómo?

15.000 pesetas todos los meses. ¡Se acabó vivir solo de comisiones!

Y no es lo habitual en un director gerente.

Pero Pablo ha insistido tanto...

¿Qué me dices?

¿Qué quiere que le diga? Me he quedado mudo.

Y se lo agradezco mucho, don Pablo. Y a usted también, don Jorge.

Jorge a secas. Estamos en el mismo barco, Antonio.

Y hablando de barcos, a trabajar, Antoñito.

Nada, que estoy muy agradecido y no se van a arrepentir.

¿Cómo me da un sueldo de 15.000 pts. con el lío que tenemos en los pisos?

¿No lo querías? Sí.

Pues ya lo tienes. Venga, a trabajar.

Gracias.

Pues ya está, Jorge. 15.000 al mes, todo resuelto.

Puerta.

Un momento, por favor.

Adelante.

Hola.

¿Se puede? O estás muy ocupado.

No, no. Voy a decir misa en 10 minutos, pero pasa.

¿Te pasa algo?

¿Estás bien?

Sí.

Es que he dormido un poco mal, pero estoy bien.

¿Y a ti qué te pasa?

Bueno, que... venía a ver si podíamos hablar un momento.

Bueno, sí.

¿Te importa que me vista mientras?

No.

Pues... Tú dirás.

Es que Diego me ha pedido que me case con él.

¿Casarte?

Le acaban de dar la nulidad y ya quiere casarse.

Perdona.

¿Has venido a pedirme que os case yo?

No, he venido a ver... si podías ayudarme a decidirme.

¿Es que no estás decidida a casarte con él?

Bueno...

Llevo unos días pensándolo porque no lo tengo muy claro.

No sé.

Inés, casarse es un paso muy serio.

No tienes que culparte si tienes dudas.

Ya, pero como él es tan buena persona y me ha ayudado tanto.

Igual te ha ayudado, pero no tienes que casarte por agradecimiento.

No lo hago por eso. Es que...

Si yo le quiero, de verdad.

No es lo mismo que sentía por Mike, pero...

¿Y qué tiene que ver Mike en todo esto?

Bueno, tiene que verlo todo.

¿Cómo que todo?

Pues sí.

¿Qué es todo?

¿Me estás hablando como cura o como amigo?

Inés, yo soy un cura, ¿cómo quieres que te hable?

Pues háblame como amigo, por favor.

Como amigo.

Inés, yo no entiendo mucho de estas cosas,...

..pero cuando 2 personas se quieren de verdad...

..creo que no tienen tantas dudas.

Lo único que quiere es estar el mayor tiempo del mundo juntos.

Inés,...

..¿tú quieres a Diego?

Anda, trae, que estás más torpe con esto.

¡Hola!

¡Ya estoy aquí!

¿No hay nadie?

Antonio. Hola, Herminia.

Qué pronto vuelves. Mire.

¿Qué has comprado?Unas necoritas que tenían muy buena pinta...

..y una caja de gambas. Te habrá costado un ojo de la cara.

¡600 pesetas!¿600? Si con eso comemos una semana.

¿Qué son 600 pesetas?, que me han puesto un sueldo de 15.000.

¿3.000 duros? Hoy me lo han dicho.

Y yo que te veía preocupado.

Porque pensé que me iban a dar una mala noticia.

Coma una, que tiene una pinta... No tengo ganas.

¡Mirad quién ha venido!

¡El rey de la casa!

¿Te ha dolido mucho, mi vida?

El médico dice que hasta dentro de un rato no puede hablar.

A que no has llorado.

Claro que no.

Ha sido el más valiente de todos. Mi niño es el más valiente.

¿Qué es lo que toman los niños después de una operación de anginas?

De 3 sabores. Y esto va a la nevera para cuando lo quieras.

Ven, que tengo una sorpresa.

¿Y eso?

¿Esto?

Un caprichito, para celebrar que me han puesto un sueldo de 15.000 pts.

¿Qué?

Lo que oyes.

¿En serio?

Que sí. Esta mañana.

Y tú que decías que te iba a despedir.

Pues nada, me llama y me dice:

Antonio, te pongo un sueldo de 15.000 pesetas...

..porque me eres imprescindible. Mira que eres agonías.

¿Te das cuenta? Mételo en la nevera.

¿Sabes a quién he visto esta mañana? ¿A quién?

A Diego Barrios.

¿No os habréis peleado?

No, mujer, no ha hecho falta. Tampoco está tan mal.

A ver, échame el aliento.

Te va a saber a gamba.

Échame el aliento.

¡Que no he bebido!

He estado con él, charlando, y para ser actor tiene la cabeza bien.

A ver si os vais a hacer íntimos.

¡Una leche íntimos!

Una cosa es que piense que no es tonto y otra que me haga amigo.

Se lo he dicho bien claro:

Diego, la idea de casarte con mi hija quítatela de la cabeza.

Así se lo he dicho. Muy bien dicho.

Como que una cosa no quita la otra. Eso pienso yo.

Nada, me voy a poner cómodo.

Te veo muy cambiado.

Y tú. Guarda las nécoras, que como se pasen...

Yo te absuelvo en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Amén.

Eugenio, ¿dónde la has puesto?

¿Cómo te atreves, Joseba?

Y encima vienes con mentiras de contratos y trabajos.

No quería implicarte. Cuanto menos sepas de mí, mejor.

¿Que no querías implicarme?

Me metes una pistola en la parroquia y dices que no querías implicarme.

Yo entiendo muchas cosas, tengo amigos curas vascos en la cárcel...

¿Entonces?

El problema de la ETA lo entiendo, pero no lo comparto.

Los catalanes y los vascos luchamos por lo mismo.

Tal vez sí, pero empleamos caminos diferentes.

Nosotros no creemos en el lenguaje de las pistolas.

¿Creéis que Franco os va a regalar la independencia?

¡Hay otros métodos!

A la violencia del franquismo hay que responder con la violencia.

¿Y vamos a matar a todos lo franquistas?

Claro, que tú ya debes tener experiencia.

Pues no. La pipa me la pasaron hace un par de semanas.

Solo he pegado dos tiros en el bosque.

No sé si seré capaz de...

¿Me la vas a devolver o no?

No.

¡No fastidies!

No puedo. Entiéndeme, no puedo.

¿Por qué no te quedas y hablamos?

No. Me marcho, no quiero involucrarte más.

Joseba, quédate.

Joseba,...

..cuando te ofrezcan otra arma,...

..piénsatelo.

Que Dios te ilumine.

Agur.

Agur, Joseba.

Carlitos, alegra esa cara.

Mira quién ha venido a verte.

Hola, Carlos. ¿Cómo estás?

Hala, de chocolate. ¿No te lo vas a comer?

¿Me lo das?

Venimos a decirte que ya no eres nuestro amigo.

Hemos leído tu testamento.

Se lo has dado todo al cura Eugenio.

Era... para misas... por mi alma.

Ya, pero de Maika no has dicho ni pío.

Desde luego. Vaya suerte tienes.

¡Mira qué niñas más guapas te he traído!

Hola, Carlos.

Que como no sabía qué traerte, pues te he comprado esto.

(Definitivamente, la fórmula para ligar con las chicas...)

(..era fingirse el más desgraciado de los mortales).

(En cuanto pude volver a subirme a los árboles y gritar como Tarzán...)

(..Maika perdió todo interés por mí. Así es la vida).

¿Qué pasa, Eugenio, no arranca?

Vaya faena, Toni.

¿Qué pasa?

Conque se iba a quedar unos días para buscar trabajo...

¿De qué hablas? No te entiendo.

Toni, estoy hablando de Joseba, de tu amigo.

¿Sabes quién es Joseba?

Pues... sí...

Toni, Joseba...

Joseba está en la ETA.

¿Cómo va a ser uno de la ETA?

Toni, no es broma. A mí me pueden meter en la cárcel,...

..pero a ti te hacen un consejo de guerra.

Que no, que es amigo de Mario, y no me ha dicho nada.

¡Toni, que he hablado con él!

Y tengo su pistola.

¿Y qué vas a hacer?

Si me arranca este trasto la tiro en el Manzanares.

Te acompaño. Súbete que te empujo.

La última vez, ¿eh?

La última vez que metemos a alguien en la parroquia.

He estado viendo un piso, un ático.

Está lleno de luz y tiene una terraza muy grande.

A que no sabes lo que vale.

4.200 pesetas. ¿Lo vemos esta tarde?

Diego, yo...

Ah, está al lado del metro. Te va a encantar.

Seguro que es muy bonito. Pero, yo no sé si puedo.

Lo he estado pensando y no sé si me siento capaz.

Yo... te quiero mucho, pero...

¿Me estás diciendo que...?

Lo que te intento decir es que te admiro y...

No sé. Me has enseñado mucho...

..y he recuperado mi seguridad...

..y me has descubierto una vocación, ahora quiero ser actriz...

..y te debo muchas cosas, pero no sé si...

Creo que para estar con una persona toda tu vida...

..pues tienes que sentir muchas más cosas.

Pues te recuerdo que fuiste la primera en hablar de vivir juntos.

Pero no te dije nada de casarme.

Márchate.

Pero, Diego.

Márchate.

Diego, te estoy intentando explicar...

Márchate, por favor.

Ya está todo hablado.

Toca el silbato.

Qué harta me tiene este niño con el pito.

Ya voy yo.

No,... Ya me levanto.

¡Carlitos!

¡Déjanos tranquilos!

Qué ganas tengo de que vuelvas al colegio.

Qué bueno está esto.

A que sí.

¿No esperamos a Inés?

Dijo que no vendría a comer.

¿No vas a poner el grito en el cielo?

No, hijo. Yo ya no digo ni media palabra, que tu hermana es muy mayor

Joder, cómo hemos cambiado con 15.000 pesetas al mes.

(..la detención en Madrid de un peligroso grupo de delincuentes).

(Los miembros de ese grupo, que están siendo interrogados,...)

(..son Miguel Zubarri, alias el cabra,...)

(..Amaya Gómez, alias la churri, y José Manuel Pérez Escolarriaga,...)

(..este último ha logrado escapar en un coche robado).

(La policía sigue los pasos del delincuente prófugo).

Qué cabrones.

(Han sido incautadas varias armas de fuego y un coche).

Toca el silbato.

Me voy a la facultad.

Qué mala cara tienes, hijo. ¿Qué te pasa?Nada.

Suena el silbato.

¡Carlos, como vuelva a sonar el silbato te lo pongo en la cabeza!

A mí me tiene hasta la coronilla.

¿No has oído a tu padre?

Adiós. Hasta luego.

Hola.

¿Estás bien?

Sí.

Inés, ¿has comido?, ¿te preparo algo?

No, gracias, abuela.

Hola, hija. Hola.

¿Qué te pasa?

Nada, estoy bien.

¿Cómo estás?

¿Estás bien?

Hala.

Ay, Señor, Señor. A la cama.

Esto se veía venir.

Mira, un clavo saca otro clavo. Encontrará otro que le guste más.

Mucha diferencia de edad.

Teléfono.

Diga.

Hola, Lorenzo. ¿Qué pasa?

¿Desde cuándo?

¿Qué ha dicho el médico?

Espera, Lorenzo, que conmigo puedes hablar con confianza.

Joder.

Escucha. Esta tarde hablo en la oficina...

..y esta noche te digo cuándo llegamos.

Y no la quites ojo.

Te llamo esta noche. No te separes del teléfono.

Gracias, Lorenzo.

¿Qué pasa, Antonio?

Que madre está muy mal.

¿Pero muy mal, muy mal?

El médico no ha dicho nada, pero dice Lorenzo que de esta no sale.

¿Y si vamos a por ella y la ingresamos en un hospital?

Hija, cuando a una le llega la hora no hay hospital que valga.

Lo que hay que hacer es irse al pueblo.

¿Dónde he dejado lo del taller?

¿Talleres Carvajal?

Soy Antonio Alcántara, el del 800 verde.

Es que tengo una urgencia y necesito el coche esta tarde.

Tenía el parachoques.

Bueno, pues antes de las 8 paso a recogerlo. Gracias.

(La abuela Pura se moría).

(Esa fue la primera vez que tuve conciencia de que todos,...)

(..antes o después, diremos adiós).

(Sin embargo, lo que yo recuerdo de esa tarde...)

(..es lo que echaban en la tele).

(Es curioso cómo en los momentos más trágicos...)

(..uno fija en la memoria esos pequeños detalles,...)

(..por muy importante que sea lo que nos causa dolor).

Subtitulación realizada por Fco. Javier González.

Cuéntame cómo pasó - T3 - Si quiero, no quiero - Capítulo 53

15 may 2003

La proposición de matrimonio de Diego ha dejado hecha un lío a Inés, que recurre al consejo de sus seres queridos. Tanto Mercedes como Eugenio intentan ayudarle en lo posible. Antonio también se percata de su estado de confusión, pero él tiene a su vez otros motivos de preocupación. En la constructora aparecen algunos problemas, y Antonio cree que Don Pablo no está contento con su labor. Además, no llegan noticias muy buenas desde el pueblo acerca de la salud de doña Pura.

Mario Beitia, el amigo de Toni, le pide a éste que acoja en su casa un par de días a un amigo suyo de Baracaldo. En lugar de eso, Toni recurre a Eugenio, que acepta a regañadientes. Pero el recién llegado tiene algunas cosas que ocultar...

En Meyni, tal es el éxito que tiene el género de punto, que Mercedes se ve obligada a buscar soluciones para producir más prendas. Y es que en la tienda no dan abasto.

Por último, Carlitos tiene que operarse de anginas. Éste se debate entre lo que significa estar una semana comiendo helado sin ir a clase, y el hecho de que, para él, su vida peligre. Por si acaso, piensa en hacer testamento...

ver más sobre "Cuéntame cómo pasó - T3 - Si quiero, no quiero - Capítulo 53" ver menos sobre "Cuéntame cómo pasó - T3 - Si quiero, no quiero - Capítulo 53"
Programas completos (361)
Clips

Los últimos 2.611 programas de Cuéntame cómo pasó

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos