www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
972732
No recomendado para menores de 7 años
Transcripción completa

Subtitulado por Teletexto-TVE.

Cuéntame...

..tú que has vivido...

..el despertar de un tiempo que nos cambió.

Volverás...

..a ser un niño,...

..al recordar las largas tardes de sol.

Háblame de lo que has encontrado en tu largo caminar...

..cuéntame cómo te ha ido si has conocido la felicidad.

Cuéntame, cómo te ha ido si has conocido la felicidad.

Sentirás...

..el dulce abrazo...

..de aquellos padres que dieron todo por ti.

El sabor...

..del primer beso,...

..todos los sueños que tú querías cumplir.

Yo no aguanto más.

Voy a llamar.

Si no están, me acerco para enterarme de algo.

¿Qué pasa?

Nada.

Que estoy llamando a ver si están.

No contestan.

Pues me voy.

¿Te vas a marchar?

No es normal. Hace 15 días que no sé nada de mi niña.

Vete, hija, vete. Yo me encargo de la comida.

Pues yo me bajo a la tienda.

(Hacía dos semanas que Teresita ya no estaba en casa...)

(..y todos la echábamos de menos, sobre todo mi madre,...)

(..que cuando veía su cunita vacía se le llenaban los ojos de lágrimas)

(Y hasta yo, que había despotricado porque estaba harto...)

(..de que por su culpa me hicieran poquísimo caso,...)

(..desde que su madre se la llevó solo pensaba en ella).

Hola, buenos días. Buenos días.

¿Me puede decir dónde viven los Srs. Redondo?

No están.

Les he llamado y no contestan. ¿Cómo van a contestar si no están?

¿Y la muchacha que vive con ellos? Tampoco está.

¿Y cuándo vuelven? Ni idea.

¿Podría decirme cómo puedo localizarlos?

No. Lo siento.

Pero es que...

Hay que fastidiarse, lo poco que ocupa un millón.

Y las cosas que se pueden comprar con él.

Yo no he visto uno así en mi vida.

Acostúmbrate, los inversores confían en nosotros.

Somos una empresa solvente.

Fírmale a ese señor. ¿Lo firmo?

Claro.

¿Quién te lo iba a decir? Hace nada ordenanza y ahora ingresando millones

Yo no me quejo. Lo que no entiendo es por qué los inversores...

..en vez de darnos el dinero en maletines no hacen una trasferencia.

Parece que te hayas caído de un guindo.

Hay un dinero que se da por trasferencias y otro, que es este.

Va bajo cuerda.

¿Algo más? Nada más, gracias.

Muy bien. Te voy a invitar al aperitivo y te explico unas cosas.

Sí. Bajo cuerda.

Bajo cuerda...

Hola. Hola.

¿Qué? ¿La has visto? ¿Cómo está?

No la he visto.

El portero dice que no están. Me ha dejado con la palabra en la boca.

¡Qué desagradecida es la gente!

No les costaría nada llamar para decir cómo está.Pues sí, la verdad.

Mamá, no te importa que esta noche llegue más tarde, ¿verdad?

¿Por qué?

Diego tiene invitaciones para una obra de García Lorca...

..y dice que es importante que vaya.

Nosotros preocupados con la nena y tú pensando en ti.

Mamá, voy, veo la obra y vuelvo. No quiero problemas con tu padre.

No son problemas. Y es la primera vez que voy a ir al teatro.

Me interesa mucho conocer el mundo de los actores.

Ya, ya. Qué obsesión con el teatro y con los artistas. Menuda gente.

¡Abuela, no empieces!

Recuerdo cuando iban los cómicos al pueblo,...

...con más hambre que el perro de un ciego. Escondíamos las gallinas.

Eso era antes. Ahora los actores son otra cosa.

Claro... Sí. Es que no lo conocéis...

¡Nos han robado un vestido!

¡Y delante de mis narices, que es lo que más me fastidia!

En la calle no está. ¡La muy...!

¡Menuda sinvergüenza! ¿Dónde estaba la señora?

Probándose. ¿Cuál se ha llevado?

El verdecito con cuadros. Y vosotras sin vigilar bien...

A mí me da que esto no es morera. Pues si no lo es te los cargas.

Bueno. Yo voy a coger unas ramas, a ver si se lo comen.

Pobre gusano. Además, se aburre, porque los demás están en el capullo.

Sí, naces gusano y la has "cagado" para siempre.

Ya. Pero peor es nacer cucaracha.

Lo peor es nacer cuñada. Dice mi padre que son asquerosas.

¡Júralo!

Lo juro. Asquerosísimas.

¿Cómo son?

Conozco una bizca y otra con muy mala leche.

Es mentira.

(Hoy los niños matan marcianos jugando con el "Game Boy",...)

(..o tienen perros de raza que no paran de ensuciar las aceras,...)

(..pero en 1969 raro era el chaval que no tenía sus gusanos de seda...)

(..en una caja de zapatos llena de jugosas hojas de morera).

¿Tienen frío las nenas? ¡Pues vamos a entrar en calor!

¡Descansen!

¡Armas!

¡Presenten!

¡Armas!

¡Descansen!

¡Armas!

¡Sobre el hombro!

¡Armas!

¡Descansen!

¡Armas!

¡Derecha!

¡Ar!

¡Presenten!

¡Armas!

¡Descansen!

¡Armas!

¡Sobre el hombro!

¡Armas!

¡Descansen!

¡Armas!

¡Presenten!

¡Armas!

Estaba buenísima. ¿Me pones otro vaso?

-A mí otro, por favor. -Y a mí.

Mirad.

(El profesor Max es un hipnotizador que ha recorrido 32 países del mundo)

(Ha actuado en diferentes universidades...)

(..y es único el hipnotizador capaz...

(..de que sus pacientes queden hipnotizados por teléfono).

(Recientemente ha vuelto a su Brihuega natal).

(Aquello fue una revelación, el no va más).

(Desde que vi a aquel tipo durmiendo una gallina...)

(..o consiguiendo que la gente creyera que no tenía orejas,...)

(..el ser un gran atracador o el mejor cazador de elefantes...)

(..ya no me importaba).

(En ese instante tomé una decisión, sería hipnotizador).

Vamos donde Cervan. Adiós, gracias.

Mira, mira qué astilla.

Sí, pero los palos no los meto yo. Ve a protestar a la Tabacalera.

O no fumes Celtas Cortos. ¿A mí qué me cuentas?

Fuma americano emboquillado.

Cagoenlamar. La última vez que te compro los "pitos" a ti.

No me lo compres. Pero, ¿qué quieres por 2 pts, picadura selecta?

¡Toma! ¡Y te lo fumas tú!

Está bien, me lo fumo yo.

¡Cervan! Hola.

¿Tienes tebeos de hipnotizar? ¿De qué?

De eso que miras una gallina y la duermes, lo mismo que a un conejo.

Yo qué voy a tener de eso, yo no...

Me parece que aquí tengo...

¿Es esto lo que queréis?

¿Cuánto cuesta? ¡Un duro!

-Pero si está asqueroso.

-Tres pelas y no se hable más.

Te las pago el domingo. Como siempre.

Está bien, pero me debes 3 "calas".

Sí. Gracias, Cervan.

El arte de hipnotizar. A ver, a ver.

Técnicas para... Aquí. Técnicas para hipnotizar.

Con la mirada penetrante y el control mental...

..se puede conseguir lo que el hipnotizador se proponga.

Desde inmovilizar a las personas, como hace la serpiente,...

..hasta encontrar lo desaparecido. Venga, vamos a hipnotizar a alguien.

Ya, ¿a quién?

A esa señora.

¿Qué pasa? ¿Qué pasa?

Anda, dejadme pasar. Pero qué trastos sois.

A ver otra cosa.

Aquí.

No. Invocación al ser amado.

No. Invocando al ser amado.

Hay que hacerlo a Fátima y a Araceli. Es verdad.

Joder, don Pablo, se están moviendo.

¿El qué? Los bichos.

Claro, porque les escuece el limón. Como si me lo pone a mí en los ojos.

Cómete una, verás qué ricas. Es que...

¡Oiga!

¿Me puede dar una vuelta por la plancha a esto?

-¿Cómo dice?

-No le haga caso, es muy bromista.

Es que tiene una manía de comer las cosas crudas...

Te la quieres comer de una puta vez.

¿Está buena? No está mal.

Están estupendas. Al grano.

Quiero que te lleves unos libros de contabilidad a tu casa.

¿De qué? De contabilidad de la empresa.

Los guardas porque voy a tener una inspección de Hacienda.

Cuando yo te los pida me los traes. ¿Para qué los guardo?

¿Para qué va a ser? Para que no descubran la doble contabilidad.

Oiga, prepare otra media docena, que están muy ricas.

No pongas esa cara, Antonio. No, si no están malas.

Mira.

Son terciadillas, las hay más grandes.

¿Más todavía? Qué asco.

¡Derecha!

¡Ar!

Como no mande romper filas me caigo muerto.

Aguanta, que este se cabrea.

Llevamos marcando el paso desde las ocho.

¡Baracaldo, a callar o te meto un paquete!

¡Media vuelta!

¡Ar!

Toni, ¿me puedes escribir una de tus cartas para mi novia?

Esta noche te la escribo.

¡Rubiales, como vuelva a verte hablar te quedas un mes en el calabozo!

¡Derecha!

¡Ar!

¡Derechaaaa!

¡Ar!

Sin doble contabilidad no habría negocios.

Pues... Lo que faltaba para el duro.

Lo comprendo, pero no mucho.Porque los obreros nunca pagan impuestos.

Y luego os quejáis de Franco. No, que yo no me quejo, que conste.

Pero cuando queréis hacéis una huelga,...

..y los empresarios estamos expuestos a que nos sangren.

¡Algo tenemos que hacer! Si no fuera por la doble contabilidad...

Ya lo sé, que mi mujer tiene un negocio.

Pues dile que se ate los machos.

Me llevo los libros a casa. ¿Y qué hago?

Cuando te los pida me los devuelves. ¿Quieres más ostras?

No, qué voy a querer más. ¿Qué le debo?

Y acuérdate, ni una palabra a nadie.

¡1.280!

Quédese con la vuelta.

Joder, le sale cada ostra por un ojo de la cara.

Pues guárdate el papel. Para los gastos.

Adiós. Adiós.

Me iban a robar a mí. Vaya, lo dijo Blas y punto redondo.

Y el portero me decía dónde estaba la niña, por las buenas o por las malas.

Vaya si me lo decía.

Purificación, a su hijo ni una palabra de que he estado allí.

Si en esta casa solo hay secretos. Pero yo punto en boca.

Hijo, ¿qué estás haciendo?

Como roben un vestido cada día, menudo negocio.

Usted lo ve todo tan negro, que así...

A mí me iban a robar. A mí no ha nacido quien me engañe.

¡A usted y a cualquiera!

¡No, señora!

Qué cruz de mujer...

¡Hola!

Hijo, basta ya.

Hola, Herminia. Hola, madre.

Hola, Antonio. Hola.

¿Qué llevas ahí? Nada. Unos libros de la imprenta.

¿Y por qué los traes a casa?

Doble contabilidad.

¿Doble qué?

Joder, luego no te gusta que te diga que no te enteras, mujer.

¡Es que no te enteras!

¡Hijo, basta ya! ¡Vete a la habitación ahora mismo!

¡Y vosotras, terminad las patatas que no va a comer nadie hoy!

Muy pronto me darán permiso y podré ir al pueblo a verte.

Y volverán las oscuras golondrinas en tu balcón sus nidos a colgar.

Y otra vez con el ala en tus cristales, jugando llamarán.

Joder, qué bonito. Sigue, sigue.

Bueno, esto es el final. Ahora va la despedida.

Adiós, mi amor. Esta noche soñaré que beso tus labios carmesí.

¿Qué significa carmesí?

Pues rojo, rojo pasión.

Ah, muy bien. Sigue, sigue.

Adiós, mi vida, mi paloma.

¿Por que no terminas con otros versos?

Venga. ¿Cómo se llama tu novia?

Asunción.

Los suspiros son aire y van al aire.

Las lágrimas son agua y van al mar.

Dime, Asunción, cuando el amor se olvida, ¿sabes tú adónde va?

Bueno, pues lo firmas y ya está.

Toma. Y cuando me manden el paquete del pueblo te daré medio queso.

Muchas gracias.

¡Esta es la que más me ha gustado!

Sobre todo eso de volverán las oscuras golondrinas.

Macho, acabas siendo la Elena Francis del cuartel.

Bueno, vamos a comer este salchichón, que tiene una pinta cojonuda.

Me casé porque...

Bueno, porque la gente entonces se casaba así.

Ella quería salir de casa de sus padres y yo también.

Éramos unos críos.

La gente de ahora no lo entendéis, pero entonces era así.

Pero tú la querrías, ¿no?

Sí, claro. Por lo menos eso pensaba.

Yo no me casaría si no lo tuviera claro.

Quiero decir, si no estuviese muy enamorada y convencida.

Creo que es un paso muy importante.

¿Os seguís viendo?

Algunas veces, para hablar de las niñas.

Que ya no son tan niñas, porque Marián ha cumplido 14 y Pilar 16.

Es casi como tú.

Bueno, 5 años menos, que son muchos.

Si tuviera hijas no me separaría de mi marido, aunque nos llevásemos mal.

Quiero decir que soportaría carros y carretas por ellas.

Serían lo más importante. Porque las echarás de menos.

Claro que las echo de menos, Inés. Pero no puedo hacer otra cosa.

Cuando la convivencia se hace imposible, lo mejor es irse.

Uno piensa que el amor es para toda la vida, pero...

¿A ti no te ha pasado nunca?

Sí.

También he creído que estaba enamorada, pensé que era para siempre

Pero Mike no pensaba lo mismo.

¿Mike?

Sí, Mike. Fue mi novio. Es inglés.

Y supongo que ahora estará en Londres. No le he vuelto a ver.

Bueno, prefiero no hablarte de esto. Para una vez que hablamos de tu vida.

Teresaaa.

Teresitaaaa.

¿Cómo estás, Teresita?

Teresaaa.

Hijo. ¿Todavía estás despierto? Métete en la cama.

Que mañana estarás muerto de sueño.

¿Qué haces?

Hipnotismo. Intento saber cómo está la niña para que no sufras.

Tú no te preocupes por nada. A dormir.

¿Has rezado? No.

Jesusito de mi vida, eres niño como yo,...

..por eso te quiero tanto que te doy mi corazón.

Tómalo, tuyo es y mío no.

(Siempre me pasaba lo mismo. Nadie me tomaba en serio).

(Pero estaba decidido a salirme con la mía, sería hipnotizador).

(Por eso decidí dormir con los ojos completamente abiertos).

Mira que te he dicho que no me hace gracia que tengas eso en casa.

Que no pasa nada. No pasa nada hasta que pase.

Será golfo el tío.

Decía que perdía dinero con aquellos folletos y ha cobrado 250.000 pts.

Pues eso te digo, que no te fíes de él.

Si hay que decir algo malo de don Pablo lo digo yo, pero tú no.

Tú no tienes que decir nada.

No tendrá la conciencia tranquila cuando esconde esos libros.

La tiene muy tranquila, pero tú no sabes nada de la doble contabilidad.

¿Que no sé nada? ¡Te lo crees tú! Te va a meter en un lío.

Que no tienes ni idea.

¿A ti te parece bien que los empresarios paguéis al Estado?

Tú no pagues, ya verás cuando vengan los de tributos.

Por eso todos los empresarios tienen doble contabilidad,...

..y si tú no lo tienes, pues te irá muy mal.

No lo tengo... Yo no tengo nada que esconder.

Ni él tampoco.

Don Pablo será lo que sea, pero para los negocios es un lince.

Si no mira qué de dinero entra en la empresa, por algo será.

¿Sabes cuánto hemos ingresado hoy?

¿Cuánto?

Un millón de vellón, que pesaba un kilo. Yo mismo he firmado el recibo.

¿Que has firmado tú?

Sí.

Ay, Dios mío.

Dios mío no, Merche. Lo que hay es un director gerente.

Un director gerente como Dios manda.

Esto va a traer cola. Te lo digo yo.

¿Qué pasa? ¿Vas a dormir con los libros?

¿Quieres que te diga una cosa?

Si es mala no.

¿Es buena o mala? Dímela.

Te han admitido en la escuela. Mañana empiezas tus clases.

-¿En serio?

-En serio.

-¿De verdad?

-De verdad.

-¿Pero y así, ya?

-Sí.

¿Cuánto dinero me va a costar?

No te preocupes por eso. Lo que importa es que te guste.

Sí, pero para mí también es importante, igual no merece la pena.

¿Tú crees que sirvo?

Pues claro que sirves.

Pero no quiero que te hagas demasiadas ilusiones.

Este oficio es muy duro y mucha gente se queda en el camino.

Fíjate, yo tengo que dar clases para subsistir.

Pero no hay nada más maravilloso que subir a un escenario.

No sabes la ilusión que me hace, de verdad.

Yo he intentado hacer muchas cosas, pero todo lo he dejado a medias.

Intenté ser azafata, la tienda... Bueno, todo mal.

No me gusta nada. Y esto ha sido un descubrimiento.

Me he sentido muy bien en el escenario.

No sé si voy a ser buena actriz, pero lo voy a intentar.

Voy a hacer todo lo que pueda.

Anda, qué tarde. Tus padres estarán preocupados.

¿No duermes?

No, no tengo sueño.

No te preocupes por los libros. Los tengo unos días y se los devuelvo.

No es por los libros. Es por todo.

Por Inés, que está rarísima estos días.

Y por la niña.

No te preocupes.

¿Tú crees que estará bien? Sí, ¿por qué no va a estarlo?

Pues no sé. Su madre dijo que me llamaría en unos días...

..y ya han pasado 2 semanas y no sé nada de ella.

Pues deja un par de días más y si no llama, llamamos nosotros.

Otra cosa, Merche. Dile a tu madre que saque a la mía a pasear mañana.

¿A la tuya? No sé. Ya conoces a tu madre.

Tú díselo y a ver qué pasa.

¿Dónde quieres que la lleve?

A ver los rascacielos de Plaza de España,...

..que le gusta mucho a los de los pueblos.

O a la Puerta del Sol o a ver escaparates a la Gran Vía.

Yo creo que está tan amargada por eso, porque no sale de casa.

A mí me parece muy bien que tome el aire.

Esa es Inés.

Joder. La 01:30, Merche. Que esta niña se nos pierde.

Voy a hablar con ella. Sí. Pero díselo muy clarito.

¿Te parece bien llegar a estas horas? ¡Y además fumando!

Pues sí.

Muy bonito. ¿Desde cuándo fumas?

¿Ya vas a empezar?

¿Cómo no quieres que empiece?, si llegas a las tantas y fumando.

No exageres, solo estoy probando. ¿No fuma Toni?, pues yo también.

Pero Toni es un hombre. Pues yo no.

Se acabó, ¿eh? Ni estrenos, ni narices, ni nada.

¿Pero qué haces fumando? Apaga ese cigarrillo inmediatamente.

¿Tú también?¿Estás loca? Se despierta tu padre y nos la arma.

Muchas mujeres fuman, no es nada malo.

A mí me da igual lo que hagan otras mujeres, y menos fumar en esta casa.

Vete a la cama, que mañana no das pie con bola en la tienda.

Es que mañana no voy a poder bajar.

¿Que no vas a bajar? ¿Pero tú qué te crees?

¿Tú la oyes, madre? ¡No quiere ir a trabajar!¿Qué pasa?

¿Sabes lo que pasa, abuela? Que quiero ser actriz.

¿Qué has dicho? Hija, no digas eso.

Tú misma dijiste que te gustó mucho la función en la iglesia.

¿Y qué tiene que ver? Tiene que verlo todo.

Mañana puedo empezar la clases de arte dramático.

¿Eso qué es? Clases de declamación.

¿Tú estás loca? ¿Pero tú qué quieres hacer con tu vida?

Pues esto, mamá. Diego me ha dicho que valgo.

¡No quiero volver a oír hablar de Diego en esta casa!

¿Por qué no? Déjame intentarlo.

¿Qué intentar? ¡Olvídate de ir a esa escuela!

¡Y ni una palabra a tu padre!

Mamá, no seas así. Quiero ir a esa escuela.

¿El teatro ahora se estudia? Sí, abuela. Y mucho.

Pero costará dinero. ¿Cuánto?

No lo sé, pero voy a ir, cueste lo que cueste.

No hagas nada de lo que te puedas arrepentir.

¡Pero si no me voy a arrepentir! ¡Es lo único que quiero hacer!

Mira, voy a ir a esa escuela.

Pero...

Mañana hablamos.

Tengo que madrugar.

Que se me escapa de las manos, madre.

Suena toque de diana.

¡Atención, escuadrilla, diana!

¡Venga, señores, movimiento!

¿A ti qué te pasa? ¿Estás muerto?

Alcántara.

-Me tienes que hacer un favor. -¡A sus órdenes, mi primera!

No somos norteamericanos, Alcántara, sin la gorra no se saluda con la mano

Esta tarde me han puesto una guardia y no he podido cambiarla...

..y necesito que me haga un favor, no puedo salir del cuartel.

¿Y qué quiere que haga, mi cabo?

Que vayas al Retiro y hables con mi novia.

¿Con su novia? Pero, mi primera, si es que yo no... no la conozco.

Ya sé que no la conoces. Yo te doy una foto.

Tú vas al parque, hablas con ella, se llama Adela.

Le dices que yo no puedo salir y le das este regalo, es su cumpleaños.

¡Cógelo, coño!

-¿Por qué no la llama por teléfono? -Porque no tiene teléfono.

Esta es mi novia. Es bonita mi novia.

¿Qué pasa, no te gusta mi novia?

No, no. Es...

Tú tranquilo. Hablas con ella y le sueltas alguno de esos poemas tuyos.

Y nada más.

Perdone, mi primero, pero no sé si voy a saber hacerlo bien.

¿Por qué no se lo dice usted a otro?

¿Pero a quién se lo voy a decir, Alcántara?

Tú vas al Retiro, le das el regalo, le dices que el siguiente jueves...

..yo estoy en el mismo sitio, y nada más. ¿Estamos?

-Sí, sí. Haré lo que pueda. -Muy bien, Alcántara.

¡Venga, rápido! ¡Que tengo vistos continentes moverse más rápido!

¿Y dónde vamos a ir? Porque yo no estoy para muchos trotes.

Pues a dar una vuelta. Madrid tiene mucho que ver.

Podéis ir a ver escaparates y luego a Galerías Preciados.

Vayamos, que yo cuando me canse me vuelvo.

(Las mujeres que trabajen en el servicio doméstico, como internas,..)

(..podrán disfrutar de 2 medias jornadas libres a la semana).

Pues qué bien. Lo que tendrían que hacer es meter en la cárcel...

..a los que abusan de ellas, porque de eso no dicen ni "pío".

Abusan de las que se dejan, que yo, cuando serví, no me dejé.

¿Qué quiere decir que se dejan? No te metas en lo que no te importa.

¿Tú has sido criada? ¿Cuándo?

A tu edad. Antes, cuando tenía 15 años.

Mis padres me mandaron a servir con unos señores.

Y la de veces que tuve parar los pies al señorito.

¿Qué les pasa a los señoritos en los pies?

Te quieres callar y comer.

No sé cómo era en tu época, pero ahora, además de pagarlas mal...

..tienen que aguantar carros y carretas.

La abuela Purificación tiene razón.

Muchas se fueron del pueblo a servir...

..pero volvieron y se casaron como Dios manda.

En esta vida hay que aguantar mucho. Mira tu padre con don Pablo.

No compares. Las criadas son como las esclavas de los señoritos.

¿Los señoritos tienen esclavas?

Y encima las llaman marmotas, si no es un insulto, que baje Dios y lo vea

También tienen marmotas. Joe. Calla y come.

(En aquellos días era frecuente que algunas familias de clase media...)

(..tuvieran en casa una de esas chicas para todo).

(Que además de trabajar de sol a sol comían aparte en la cocina,...)

(..y demasiadas veces tenían que soportar el acoso del señorito).

¡Carlos, baja ya!

¡Carlos!

Siempre llego tarde. Cuando no es por ti es por este pesado.

¡Baja ya!

¡Si llegamos tarde nos la liamos con don Severiano!

Si siempre me la lío yo.

Y yo.

Me están esperando.

Hijo, abrígate bien.

Adiós. Adiós.

Pues yo también me voy. Inés, ¿qué tal ayer el teatro?

Muy bien. Muy bonito.

La próxima vas a la función de la tarde y no llegas a las tantas.

Sí, sí, claro.

Bueno, me voy.

Adiós. Adiós.

Madre, me ha dicho un pajarito que vas a salir a dar un paseo.

Salir por salir.

Purificación, salir por salir no. Vamos a ver cosas.

Claro, a ver cosas.

Marcho. ¡A divertirse, madre!

Adiós. Hasta luego.

Ir a la calle...

¡Ha salido Ya, ABC, Arriba!

¡Estafa inmobiliaria en Barcelona!

¡Estafan a cientos de trabajadores con pisos que no existen!

Dame el Ya, Cervan.

Antoñito, cómo está el país. ¿Qué ha pasado?

Mira lo que ha pasado en Barcelona. Estafa millonaria.

¡Compran pisos que no existían!

Pobre gente.

¡Compren el ABC! ¡Con la estafa de pisos en Barcelona!

¡Hasta luego, Antonio! ¡Adiós, Cervan!

¡Ha salido Ya, el ABC, Arriba y Marca!

Don Severiano, Abel me ha dado un cate.

Silencio.

Las marmotas son las que peor se lo pasan en todo el mundo.

Si se lo pasan genial en el bosque. Son preciosas.

Son otras. Es que hay unas que solo tienen 2 tardes libres...

..y se pasan el día viviendo en casa de un señorito.

¿Qué es un señorito? Uno que tiene muchas esclavas.

Eres un trolero. Es verdad. Lo juro.

Ah, oye. Ayer hipnoticé al gusano de seda, se puso a bailar.

Anda ya, va a bailar un gusano de seda.

Eres el más trolero del mundo.

Vi a la niña y al gusano de seda. Es que tengo mucha fuerza mental.

Sí, ya, fuerza mental.

Que sí. La niña estaba muy bien.

Y el gusano de seda bailando.

Qué trolero.

¡Sssssst!

Si queréis, ahora hipnotizo a don Severiano.

A ver.

Vais a ver.

¿Qué pasa, Carlos?, ¿tengo monos en la cara?

Te la has liado, macho.

¿Cómo te queda con las pinzas? Pues estupendamente.

Pero voy a esperar a primeros de mes Que no sea por dinero. Ya lo pagarás

No, prefiero esperar. Mujer, me lo pagas poco a poco.

No puedo. Me encanta, pero... A primeros vengo.

Lo que tú quieras.

(Cervan): ¡Estafan a trabajadores con pisos que no existen!

Toda la vida ahorrando para que unos sinvergüenzas te lo quiten todo.

Lo malo es que cojan a los mangantes y no devuelvan nada.

-Hola. -Hola, buenos días.

Hola, buenos días. Buenos días.

Pase y mire.

-¿Os han robado?

-Ssssst.

Voy a probarme estos.

¿Sí? Pase al probador.

Ya casi lo tengo.

Macho, se te van a salir los ojos.

Calla.

¿Qué dices?

Que le voy a hipnotizar.

Pero si no sabes hipnotizar.

Le he hipnotizado.

Pero si está dormido.

Lleva 5 minutos.

Seguro que se los pone debajo del suyo.

Estoy por entrar y pillarla. Esta no se va de rositas.

Nada, que no me lo cogen. Va a tener razón mi mujer.

A lo mejor no funciona.

Cuando están estropeados dan señal como si funcionasen.

¿Por qué no llama a averías?

Sí, tiene razón.

Es que vino la madre de la niña a llevársela,...

..y dijo que nos iba a tener al corriente y no nos ha dicho nada.

Imagine cómo estamos.

¿Averías?

Buenos días. Quisiera saber si el 2572113 tiene aviso de avería.

Espero.

Nos prometió tenernos al corriente y así estamos.

Sí, dígame.

No tiene ningún aviso.

Pues nada, muchas gracias.

Que no tiene ningún aviso de avería.

¿No sabe usted dónde vive?

Pues no. O sí. No sé si dejó la dirección cuando estuvo en casa.

¿Y por qué no se acerca a la casa y sale de dudas?

Eso mismo voy a hacer nada más termine aquí, Lola. Muchas gracias.

¿Ves como le he hipnotizado?

No está hipnotizado. Está dormido porque tiene sueño.

Ya. Que le he hipnotizado, envidioso.

La semana pasada también se durmió y tú no eras hipnotizador.

Eh, miradme los dos. Miradme.

Mira a Abel. Le está atando los cordones.

Como nos castiguen por tu culpa me chivo, ¿eh?

Si te chivas te sacudo.

Y yo a ti, que te puedo. Te hago el "elétrico", ¿y qué?

Suena el timbre.

Eso es, chicos. Dejad ahí los cuadernos.

Salid todos.

En orden.

En orden. Venga.

Yo no aguanto más.

Yo entro y le canto las cuarenta.

Pues no me quedan bien

Qué casualidad.

Lo siento.

-¿Me deja salir?

-¡Pues no!

¿Cómo dice?

¡Que falta uno!

Oiga, ha metido 4 vestidos en el probador y aquí solo hay 3.

Vamos a ver. ¿Me está diciendo que me llevo un vestido sin pagarlo?

Pues eso es lo que le dice. ¡Sáqueselo del refajo ya!

¿Por qué no cuenta bien los vestidos?

A lo mejor me he dejado uno en el probador.

Encima con cachondeo.

Uno, dos y tres. ¿Qué?

Que está aquí.

¿Y ahora qué?

Lo siento, perdón. Es que ayer nos robaron y hemos pensado...

Qué tontas estamos. Le pido todas mis disculpas.

¿Puedo pasar?

Sí. El que tiene boca se equivoca.

Qué metedura de pata... Estáis bobas.

La próxima vez fijaos mejor.

Tenemos la bolita en el medio. La tapamos.

La llevamos, la traemos, la llevamos, la traemos....

¿Dónde está la bolita?

No, señor, ahí no está la bolita. Venga, que seguimos jugando.

Purificación, ahí tomamos el autobús y enseguida estamos en casa.

Déjeme, que quiero ver eso.

¿Qué quiere ver?

Pero, Purificación, si son trileros. ¡Gentuza!

¿Quién apuesta 40 duritos?

En el medio. La llevamos, la traemos...

¿Dónde está la bolita?

No, señor. Esa me la llevo yo.

¿Qué va a hacer, Purificación?

¡Usted no se meta, señora!

¡Guarde esos 40 duros, Purificación! ¡Que no se meta, señora!

Que se los quitan, son mangantes. Yo sé dónde está la bolita.

-No, señora. Estaba aquí. -¡La bolita estaba ahí!

Vámonos. ¡Usted me ha distraído!

¿Yo le he distraído? Vámonos.

Usted tiene la culpa. ¿Yo? Se lo estaba diciendo.

No juegue, no juegue... ¡Y usted ni caso!

Vámonos, que perdemos el autobús.

A mi hijo ni se lo mencione.

(Una de las cosas que siguen igual son los trileros,...)

(..esos individuos que como te pares te sacan hasta el hígado).

(Y a mi abuela no le sacaron los higadillos,...)

(..pero sí 40 duros que le dolieron más que 40 puñaladas traperas).

Imagínate que eres una mujer casada y que has decidido separarte.

Él, lo que menos sospecha es que vas a decirle que habéis acabado.

Recuerda, hace menos de una hora que habéis hecho el amor,...

..pero no es suficiente para seguir con él.

¡Lo único que quieres es dejarle!

Tú averigua porque tu mujer ha tomado esa decisión.

Tiene que haber algo que no te ha contado.

¡Insiste hasta que te lo cuente todo!

Venga, entrad en situación.

Hay que fastidiarse. Toda la vida ahorrando para comprarse una casa,..

..y van unos de Barcelona y les estafan.

Ya lo he leído.Hay que tener cuidado dónde se mete uno, Lola.

Buenos días, don Pablo. Hola, Antonio.

Comentábamos la estafa en Barcelona. Lo he leído esta mañana.

Hay que tener cuidado con la gente, al final te dan gato por liebre.

Si fuera solo eso. Pero la gente tiene tanta necesidad...

Así es el mundo. Unos tan poco y otros tanto.

Joder.

¿Cuánto es, don pablo? 1.750.000.

-¿Puedo cogerlo?

-Puedes tocarlo.

Qué bonito. Nunca había visto tanto dinero en mi vida.

Yo tampoco. Aunque ayer metí un millón en el banco.

Sí, señor.

Es divino, pero divino, divino.

Acostúmbrate, porque los inversores han visto dónde está el dinero...

..y están invirtiendo como locos en la construcción.

Nos vamos a hacer millonarios, Antonio.

Me pongo nervioso.

Toma. A ingresarlo al banco, ahora mismo.

¿Yo?

Claro, eres el director gerente. Joder, qué miedo.

Coge un taxi, y quédate con la licencia, por si las moscas.

Con la gabardina tapa el maletín.

¿Y vuelvo? No, mañana me das el recibo.

Cuidadito, Antonio.

No se preocupe, si se llevan el maletín será con el brazo entero.

Hasta mañana. Hasta mañana.

Bueno, ahora te toca a ti.

-¿A mí? -Sí. Para ti también hay algo.

-¿El qué? -Ya lo verás.

Mira para allá. Cierra los ojitos.

¿Para qué?

Tú ciérralos. ¿No te fías de mí?

¡Levante la mano derecha!

¿Jura usted decir toda la verdad y nada más que la verdad?

Ya puedes abrir los ojos.

Qué maravilla, Pablo.

¿Te gusta?

Sí. ¿Es de oro?

Del que caga el moro.

Eres un cielito.

-Como una reina te voy a llevar. ¿Quieres más?-Sí.

Pues un besito...

¡Que no quiero estar contigo! ¡Que no quiero vivir contigo!

¡Estás con alguien! ¿Quién es?

¡Que no estoy con nadie! ¡Y no me toques!

Quiero estar sola, sin ti.

Ya está bien. Dejadlo por hoy.

Se ha dormido porque le he hipnotizado.

Tú qué vas a hipnotizar.

Si te atreves hipnotízanos a nosotros.¿Que no me atrevo?

¡Ala, dos cincuenta!

Lo he visto en el manual. Mirad aquí.

Luis, Josete, os voy a hipnotizar...

Luis, Josete...

Mira, las niñas.

¿Qué hacéis?

Nada, que dice este que nos va a hipnotizar.

¿Pero sabes hipnotizar?

Que me distraes...

Tú qué vas a saber hipnotizar.

¿Qué os apostáis a que os hipnotizo?

Tu caja de gusanos de seda.

¿Y vosotras qué me dais?

La colección de cromos de la Biblia.

¿Entera?

Entera.

Muy bien. Esta tarde os hipnotizo. Traed los cromos.

Y tú los gusanos. Adiós.

Adiós.

Adiós, Josete. Qué guapo estás hoy. Te lo prometo, más guapo que nunca.

Adiós.

"Adiós, Josete. Qué guapo estás hoy." "Más guapo que nunca."

"Te lo prometo." (Los dos): "Adiós, Josete."

50.

Son las dos y media y ni llaman ni nada.

Mira que les dije que no llegasen tarde.No te preocupes, mamá.

¿Y si le ha dado un patatús a tu abuela Pura?

Que no. Es que hoy había mucho tráfico.

Yo he tardado 2 horas en llegar con Diego en el "2 caballos".

¿Y por qué tienes que venir con Diego?

¿Por qué no vienes en el autobús?

Porque ha quedado a comer con Eugenio y me ha traído.

¡Estoy de Diego hasta aquí!

¿Cómo te han ido las clases esas?

Creí que no me lo ibas a preguntar.

¿Te lo cuento? Venga.

Pues yo hacía de una mujer que se quiere separar de su marido...

..porque está harta de él y ya no le quiere.

¿Y le deja así por las buenas? Pues sí.

Pues vaya cosas que enseñan ahí.

¿Y sabes qué me ha pasado? Que me he sentido como si fuese otra persona.

Me ha parecido increíble. ¿Te das cuenta?

No me doy cuenta ni quiero darme cuenta.

Como tu padre se entere que vas a esa escuela es que... nos la monta.

Hola. Ya estamos aquí.

¿Y la abuela Pura?

Ha ido a su cuarto diciendo que quiere morirse.

Desde la Puerta del Sol me ha dado una tabarra.¿Qué ha pasado?

Que se ha encontrado unos trileros y se ha jugado 40 duros.

¿Los ha perdido? Pues claro.

Y porque no llevaba más, que si no pierde hasta la camisa.

Joder, ya se ha tragado la ficha.

A mí ayer se me tragó 4.

Llevo 2 días intentando llamar a casa.

Se van a pensar que me ha pasado algo.

¿No vas a ir al Retiro a ver a la novia del cabo? Llama desde allí.

Ni me lo recuerdes.

¿Por qué no vais vosotros? Yo le digo que tengo fiebre...

-Uf, cómo quema el café. -Está más malo.

No me volvías a pedir nada, ¿eh?

Universitario.

-¡A sus órdenes, mi primero! -Tranquilo, estamos en la cantina.

No te olvides. Como los toros, a las cinco en punto allí.

Recuerda que llevará un abrigo de color granate.

Perdone, mi primero, pero es que estoy mala, tengo fiebre y...

¿Qué vas a estar malo? Vas al botiquín a por una aspirina.

Le dices que tengo guardia, que no puedo ir, le das el regalo...

..y le dices que el siguiente jueves en el mismo sitio. ¿Estamos?

Sí, sí.

Es que como tengo fiebre no sé si...

Por la noche me cuentas cómo te ha ido.

Sois unos cabrones.

(El cortador de patatas, sueño de reclutas en servicio de cocina,...)

(..nos las brinda peladas y en disposición de caer en la sartén).

¿Te has lavado las manos?

Pues venga, que vamos a comer.

Hola, cariño. Hola.

¿Qué tal? Bien.

¿Y ese maletín?De don Pablo. Tiene presupuestos. ¿Qué?

Tu madre, que se ha metido en la habitación y dice que no sale.

¿Qué ha pasado?Ha vuelto del paseo y se ha encerrado. Habla con ella.

Sí. Hablo yo con ella.

Hola, Carlos, si no te había visto. ¿Qué tal?

Bien.

Carlos, ¿sabes si la mamá de la niña dijo dónde se iba a vivir?

Sí, por un papel ahí...

Pues búscalo, hijo. Y a tu madre ni una palabra.

¿Te ha quedado claro que a tu madre ni una palabra?

Mírame. Ni una palabra. Que sí.

Bueno, pues...

Que vamos a comer. Voy a hablar con mi madre.

¿Y esto? Pues un maletín, de don Pablo.

Madre.

Ah, eres tú.

¿Qué le pasa, madre?

No tiene usted buena cara.

Qué voy a tener buena cara.

¿Por qué no se viene a comer?

¡No quiero comer!

Comer, comer. Todo el día comiendo. No tenía que haber venido a Madrid.

Donde solo hay trileros. ¿Cómo dice?

Sinvergüenzas. De esos que te engañan con una bolita.

Si te hubieras ido a Francia...

Pero tenías que venirte aquí, una ciudad donde no se puede vivir.

Mire, yo me voy a comer y vuelvo luego.

¿Quiere que le apague la luz?

No hace falta. Y no vengas.

¿Para qué vas a venir a verme a mí?

Tiene mucho talento, Eugenio.

Esta mañana ha hecho una improvisación de una mujer casada...

..que se quiere separar que vamos...

-Dirás basta. -Vale.

-Pero lo importante... -Diego, perdona.

¿No crees que esto está yendo demasiado lejos?

¿Demasiado lejos?

A mí no me gustaría que se hiciera demasiadas ilusiones.

Una cosa es hacer teatro en la parroquia y otra teatro profesional.

¿Por qué?

Está muy centrada en el trabajo, con su familia, un pequeño negocio.

Y ahora... Y además está lo otro.

¿Qué es lo otro, Eugenio?

Ha pasado una crisis. Estuvo saliendo con un chico y...

Me parece que aún colea.

Sí, sí, lo del inglés.

¿Te ha contado lo del inglés?

Por lo visto te lo cuenta todo.

Tanto como todo. Es que anoche, después del estreno, tomamos una copa

-¿Estuvisteis tomando una copa? -Pues sí.

¿Dónde fuisteis?

Oye, me tengo que ir. Tengo que recoger a Inés que tiene una clase.

¿Una clase de qué?

De mimo. Mimodrama.

Perdona, pero no te voy a ayudar a... recoger los platos.

Perdóname, padre.

Diego, me gustaría acabar esta conversación...

Dime, dime.

No, nada.

Muchas gracias. Eres un cocinero estupendo.

Te acompaño a la puerta.

¿A qué hora vas a volver? Porque no harás lo de ayer.

En cuanto termine la clase vuelvo. Y esta semana voy a coser mucho.

¿Has fumado? Ay, mamá, qué pesada.

El día que se le ocurrió al padre Eugenio hacer la obra...

Ay, señor, señor.

(Teníamos una criada sin descortezar, recién llegada del pueblo).

(¿Quién es?).

(¿Quién dice?).

¡Antonio, el café!

Ya se ha dormido. Estoy preocupado.

No tiene fiebre pero solo habla de trileros.

Toma el café, que se enfría.

¿Cuándo te vas a llevar esos libros?

Unos días. No te preocupes, que todo va bien.

Todo va bien, pero no quiero que estén en casa.

A ver si nos llevamos un disgusto.

Tranquila, que son 6 ó 7 días. ¿Y te parece poco?

(¿No tienes un delantal más limpio para abrir la puerta?).

(-Estaba en la cocina. -Pues para abrir te lo quitas).

Puerta.

Joder, qué manía tienen los pobres de venir a esta hora.

Buenas tardes. ¿Está Inés?

Sí.

Es que vengo para acercarla a la escuela.

Pase.

Antonio, mira quién está aquí. Es el director de la obra.

Hombre, Diego.

¿Qué tal? ¿Cómo estamos? Muy bien. ¿Y usted?

Le decía a su esposa que he pasado...

¡Voy a avisar a Inés!

Siéntese.

¿Qué coche tiene, Diego? Un dos caballos.

Francés, qué bueno.

¿Y usted?Ando en ello. Todavía ninguno. Estoy sacándome el carné.

Desde luego, hija, es para matarte.

¿Qué pasa? ¿Por qué le has dicho que venga?

¿Ha llegado ya? ¿Por qué le has dicho que venga?

Ha venido a recogerme para ir a la escuela.

Que te he dicho que vayas en autobús. Que tu padre no sabe nada.

A ver si se entera. Que no.

¿Cómo que no? Que no.

Si se entera la tenemos organizada.

Oye, que Antonio está hablando con el del teatro.

Ya. Ya lo sabemos, abuela.

Hace dos años vi a Celia Gámez, en el teatro... Martín,...

..una revista que se llamaba "Mami, llévame al colegio".

¿La vio usted?

No. Esa no. Pero es una obra censurada.

¿Cómo que censurada? Sí. Antes se llamaba "Las leandras".

Pero el Gobierno no lo permitió por cosas que pasaban en la revista.

¿Y ahora se llama "Mami, llévame al colegio"?

¿Usted ha hecho alguna vez teatro? No, qué va.

Tú tan tranquila y tu padre hablando con él. ¿Te parece normal?

Siempre hacéis un mundo por nada. ¿Por nada? Mira, no me hagas hablar.

Bueno, ya está bien. ¡Ya está bien, no!

¿Ahora qué te pasa? Vamos a hablar.

Este no será otra cosa para ti aparte de director de teatro, ¿no?

No empieces, mamá.

¿Cómo que no empiece? No será que te gusta.

Luego las señales como que me...

¿En el teatro aprenden el texto de memoria o...?

De memoria. Antes había apuntador...

Otra cosa, los besos, ¿cómo son? De verdad.

No fastidie.

Y si me gusta, ¿qué? Pero si podría ser tu padre.

Sí, mi abuelo.

Hija. ¿Qué?

No tengas prisa.

¿Y eso da para vivir bien?

Bueno, da para ir tirando. No ganamos millones, pero...

Ni falta, si los del teatro no se casan ni Cristo que lo fundó.

Bueno, yo sí...

Hola, Diego. Ya estoy lista, cuando quieras.

Diego, hasta la próxima. Ha sido un placer.

Adiós, papá. Adiós, hija.

No llegues muy tarde, hija. No, no te preocupes.

Eso. No llegues tarde.

Hasta luego.

¿Qué pasa? Ssssst.

¿Es que no me tengo que enterar de nada?

¿Qué coño hace este aquí? No lo sé, Antonio.

Me ha dicho que ha venido a comer con Eugenio... Y yo qué sé.

¿Y por qué tiene que llevarse a la niña?

Si tengo un tufo que este es de la acera de enfrente.

Pues que Dios te conserve el olfato.

¿Qué? Nada, nada.

Perdona. ¿Te llamas Adela?

¿Eres la novia del cabo Peña?

Es que no ha podido venir. Está de guardia.

Me ha pedido que te diera este regalo.

Toma, dáselas. Son las cartas que me ha escrito.

He terminado con él. Iba a decírselo.

No fastidies.

Y el regalo también. No lo quiero.

Espera, espera. Si se lo doy yo se va a cabrear.

¡Que no lo quiero!

Mira,... ¿Por qué no hacemos una cosa?

Te lo quedas todo y cuando quedes con él se lo explicas.

Si quieres podemos dar un paseo. Hasta las 09:30 no me tengo que ir.

Por mí...

¿Te gusta pasear?

A mí me encanta.

Y sentarme en los bancos, lo que más.

¿A ti te gusta sentarte en los bancos?

Eh... Sí.

Mira que si está saliendo con ese hombre.

Saliendo u otra cosa. No me asustes. Anda, anda, que no.

¿Y si voy y hablo con él?

¿A la escuela esa del teatro?

Pues sí. Y le pregunto que qué quiere.

Mira que si se enamora de él. Si podría ser su padre.

Desde luego. Es bien mayor.

Oye, ¿será casado?

No me digas eso, hombre.

Eso nos pasa por no haberla atado corto.

Hoy en día las niñas hacen lo que les da la gana.

Yo me acerco, veo qué gente hay allí.

¿Tienes novia?

No.

Será porque no quieres.

Bueno, es que no ligo mucho.

¿Y en qué trabajas?

No trabajo, estudio.

Pues a mí me gustan mucho los estudiantes.

¿Tú qué tal besas?

¿Se te ha comido la lengua el gato?

Vas a perder todos los gusanos.

Que no. Ya verás como las hipnotizo.

Además, puedo hacer que la niña venga a mi casa.

Anda ya.

Míralas.

Ya pensaba que no veníais.

¿Qué llevas ahí? La capa de hipnotizador.

¿Habéis traído los cromos? Sí. ¿Y tú los gusanos?

-Hola, Josete. -¿A qué has venido?

A verte.

Sentaos, vamos a empezar.

Uno, dos y tres.

Mirad fijamente al péndulo.

Fijamente, sin parpadear.

Fijamente.

Fijamente.

A lo mejor me equivoco. No sería la primera vez.

Pero yo creo que Inés puede llegar a ser una muy buena actriz.

Un momento, por favor. Nosotros no queremos que sea artista.

Queremos que sea una chica normal, que se case, que tenga hijos...

Vamos, que sea feliz. Por favor, quíteselo de la cabeza.

Venga, por favor.

Fijamente.

Fijamente.

Fijamente.

Oye, rico, que nos tenemos que ir.

No tienes ni idea de hipnotizar.

Vaya porquería de hipnotizador.

No estáis atentas. Tenéis que mirar al péndulo.

Nosotras nos vamos, porque es tardísimo. ¿Los gusanos?

Aquí están.

Adiós.

Vaya mierda de cuadernillo que le compré al Cervan.

Vámonos que luego mi madre se enfada.

Vamos, Josete.

Vamos, Luis. Vamos, Josete.

¡Josete, despierta!

¡Carlos, que Josete está hipnotizado, que no se despierta!

Despiértate, Josete. Que mi madre me regaña.

Yo sé cómo despertarle.

Un beso.

Le ha dado un beso. Me parece que sí.

(Por fin mi penetrante mirada había sido capaz de dormir a Josete).

(Si no hubiese sido por el beso de amor que le dio Amparito...)

(..todavía estaría roncando).

Ahí dentro tienen un espejo.

-Muchas gracias. -De nada.

Hola, buenas tardes.

Hola, buenas tardes.

¿No habrán visto unas gafas? Creo que me las he dejado con el lío de antes.

No he visto nada. Pili, ¿has visto las gafas de la señora?

Hola. Pues no he visto nada.

Por cierto. Lo de esta mañana, perdón otra vez.

Estábamos muy nerviosas porque nos habían robado.

¿Si quiere ver algo?, enseguida estoy con usted.

Menos mal que no es rencorosa.

-¿No tendría otro color? -Un poco más oscuro, ¿no?

Por cier...

Nieves.

-Que se lo han llevado -¿El qué?

El bolso ese que había ahí.

Hija de su madre, que nos lo ha birlado.

Teresaaa.

Teresiiita.

¡Abuela!, ¿te vas a levantar a cenar?

¡No!

Déjala, allá ella.

¡No pienso salir de aquí!

¡Por mí como si se queda ahí para siempre!

¿Y tú qué haces? Que estás hablando solo.

Cosas mías.

Este niño está chalado.

Puerta.

Anda, ve a abrir.

Pasa.

Mirad quién ha venido.

Hola.

¡Alabado sea Dios! ¡Pero si es mi niña!

(Lo había vuelto a conseguir).

(Mi fuerza mental era la mejor del mundo).

(Y aunque no sabía si aquello fuera pura chiripa,...)

(..por si las moscas, a partir de ese día empecé a pensar...)

(..que hay poderes, que aunque no se pueden explicar, existen).

(Y si no, ahí estaba yo para dar ejemplo).

Hija.

¿Es Teresa? Claro.

Mira, Teresita, tu madrina.

Uy, qué gordita y qué guapa.

Qué bien que has venido, mi madre estaba preocupadísima.

Nos tenías en ascuas. ¿Por qué no has llamado en todo este tiempo?

No he podido. Me han pasado tantas cosas.

¿Quieres un café? ¿Un vaso de leche?

-Algo calentito. -Vale.

Te lo traigo.

Me tengo que ir enseguida.

Tú no te vas hasta que Mercedes no vea a la niña.

¡Antonio!

Merche, ¿qué haces tú aquí?

No, ¿qué haces tú aquí?

¿Yo?

He venido a preocuparme por la niña. Tampoco he hecho nada malo.

Y tú que me decías que no me preocupara. Y el primero eres tú.

Si ya sé que está bien la niña. Es para que te tranquilizaras.

¿Dónde es?

Aquí.

Hola, buenas. Hola, buenas.

Buenas tardes.

Venimos a ver a los Srs. de Redondo.

Es en el 3 B, pero no están.

Ah, no están. No están.

Ya le he dicho a usted esta mañana que no estaban.

¿Cómo que le ha dicho...? No me digas que has venido esta mañana.

Pues sí, sí. Bueno, ¿no nos puede decir nada? ¿Dónde están?

No, no. Además, no me entretengan, tengo muchas cosas que hacer.

Un momento. Venga usted aquí. ¿Cómo que no le entretengamos?

¿Quién se cree usted que es? ¿Usted cree que yo vengo por gusto?

Yo he hablado con usted con educación.

¡Y usted no sabe con quién está hablando!

Hombre.

A ver. ¿Dónde están los Srs. de Redondo?

Pues no lo sé.

¿Cómo que no lo sabe? Palabra de honor que no lo sé.

He oído comentar que se iban a una pedida de mano o no sé qué.

Pero no me hagan ustedes mucho caso.

¿Cómo que se iban a una pedida de mano?

¿Y la muchacha, Socorro?

No lo sé. Hace muchos días que no la he visto.

Que se han ido a hablar con los padres de Socorro.¿Tú crees?

Si quieren les doy algún recado cuando vuelvan.

Sí. Dígale que ha estado aquí don Antonio Alcántara Barbadillo...

..y su señora. Ya nos conocen.

¿De acuerdo? Muy bien. Yo se lo diré.

Don Antonio Alcántara Barbadillo.

Muchas gracias, don Antonio. Gracias a usted.

Te digo yo que se han ido al pueblo, a pedir la mano de Socorro.

Yo no me fío de nada, Merche.

Que la niña va a tener una familia, ese es mi único consuelo.

Vamos a coger un taxi.

Alcántara.

¡Alcántara, despierta!

-¡Espabila! -¡A sus órdenes, mi cabo!

¿Qué coño a sus órdenes? ¿Has visto a mi novia?

-Sí, sí. -¿Le diste el regalo?

¿El regalo?, no. Sí, sí se lo di.

-¿Y qué? -Nada, se lo di y me fui.

¿Y no te dijo nada para mí?

No. Bueno, me dijo que tenía muchas ganas de verle.

-¿Y no te dijo nada más? -No. Es que fue un momentito.

Pues sí que das bien los recados.

Serás muy bueno escribiendo cartas y poesías,...

..pero para hablar con las mujeres no vales para nada.

Joder...

Como se entere me forma un consejo de guerra y me fusila.

Y llevo unos días viviendo en un pensión.

¿Por qué no viniste a casa?

No quería molestar.

No es molestia, mujer.

Y el padre de la niña, ¿qué te dijo? Algo te diría.

No, si él quería casarse, pero es que...

Eso me dijo al principio.

¿Entonces?

Que se metieron sus padres por medio, sobre todo la madre.

Y me dijo que no podía ser. Que me tenía que marchar al pueblo.

Que la niña estaría mejor allí.

Hola.

Mi niña.

¿Qué pasa?

Pero si venimos de tu casa.

El portero de tu casa nos ha dicho que te habías ido al pueblo.

¿Qué ha pasado?

Me voy, pero no me quería ir sin despedirme.

Y menos sin que usted viera a la nena.

¿No ibas a casarte?

No, no se casa con ella.

Si me hubiera casado con él le habría dado vergüenza enseñarme a sus amigos

¿Qué vergüenza?

Si quieres lo mato. Yo puedo matar a cualquiera porque soy hipnotizador.

Carlitos, que no está el horno para bollos.

Así que te fuiste así, sin más.

Pues sí.

Con las manos vacías. ¿Y la niña qué?

Me han abierto una cartilla y han prometido ingresar cada mes...

..mil duros para la nena.

No se van a arruinar, no.

Mira, mil duros son mil duros.

Llamé a mis padre y les conté la verdad.

Bueno, casi todo. Que tienen una nena y por lo menos no se morirá de hambre

Han dicho que no me preocupe, que vaya, que me están esperando.

Yo creo que cuando la vean van a quererla.

Claro que sí.

Si necesitas cualquier cosa, nos tienes a nosotros.

Sí, hija. En esta casa no te va a faltar un plato de comida.

Dios mío, tengo que marcharme, no quiero perder el tren.

Déjamela a mí este último rato. Claro.

Voy a pedirte un taxi. No, por favor. No se molesten.

¿Qué te acabo de decir, Socorro?

Venga.

Muchas gracias.

Adiós.

Pues nada...

Cuídala mucho.

Gracias por todo.

Escribe, Socorro.

(Al final, mi hermana Inés tenía razón, los señoritos iban a lo suyo)

(Se divertían con las criadas...)

(..pero se casaban con las chicas decentes que no se dejaban,...)

(..como se decía entonces).

(Y eso es lo que le sucedió a Socorro,...)

(..que tuvo que volverse a su pueblo para que el señorito y su familia..)

(..no sintieran la vergüenza de emparentar con una chica de servir,)

(..que en el colmo de la justicia social de la España de 1969...)

(..consiguieron, nada más y nada menos,...)

(..que disfrutar dos medios días libres a la semana).

Me voy pal' pueblo, hoy es mi día.

Voy a alegrar toda el alma mía.

Me voy pal' pueblo, hoy es mi día.

Voy a alegrar toda el alma mía.

Tanto como yo trabajo y nunca puedo irme a divertir.

No sé qué pasa con este guajiro que no le gusta el water y el ron.

Ahora mismo lo voy a dejar en su molino moliendo café.

Me voy pal' pueblo a tomar un galón...

..y cuando vuelva se acabó el carbón.

Me voy pal' pueblo, hoy es mi día.

Voy a alegrar toda el alma mía.

Me voy pal' pueblo, hoy es mi día.

Quiero alegrar toda el alma mía.

Me voy pal' pueblo, hoy es mi día.

Quiero a alegrar toda el alma mía.

Subtitulación realizada por Fco. Javier González.

Cuéntame cómo pasó - T2 - Secretos y ocultaciones - Capítulo 42

21 nov 2002

Ya han pasado dos semanas desde que apareció Socorro, la madre de Teresa, y los Alcántara siguen sin saber nada de ella ni de su hija. En 1969 el servicio doméstico tenía que aguantar carros y carretas, por lo que el futuro de ambas es incierto. Antonio y Mercedes, cada uno por su cuenta, tratarán de dar con la familia a la que sirve Socorro para tener noticias de la niña. Por si fuera poco para el matrimonio Alcántara, Inés se entusiasma cada vez más con el mundo del teatro y con su mentor, Diego Barrios. Mercedes se preocupa porque su hija desatiende sus obligaciones en la boutique y sólo piensa en ver representaciones hasta las tantas de la madrugada.

Antonio, que cada vez se encuentra más orgulloso de su cargo de Director Gerente, se ve obligado de nuevo a hacer un favor a Don Pablo. Éste, ante una inminente inspección, pide a su subordinado que se lleve a su casa unos libros de contabilidad de la imprenta. La discusión entre Antonio y Mercedes está servida.

Carlitos ve en la televisión la actuación de un famoso hipnotizador y, desde ese momento, no piensa en otra cosa más que poner en práctica el arte de la hipnosis, ante el escepticismo de sus amigos Luis y Josete. 

En la mili, los reclutas tenían que hacer todo tipo de favores a petición de sus superiores. A Toni un cabo le obliga a acudir en su lugar a una cita, la cual se desarrollará de forma inesperada.

Y entre tanto, la abuela Pura conoce de primera mano ciertos peligros de la ciudad para los que no está preparada.

ver más sobre "Cuéntame cómo pasó - T2 - Secretos y ocultaciones - Capítulo 42" ver menos sobre "Cuéntame cómo pasó - T2 - Secretos y ocultaciones - Capítulo 42"
Programas completos (357)
Clips

Los últimos 2.592 programas de Cuéntame cómo pasó

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos