www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
882270
No recomendado para menores de 7 años  Cuéntame cómo pasó - Cap.38 - Con la frente marchita
Transcripción completa

Cuéntame...

..tú que has vivido...

..el despertar de un tiempo que nos cambió.

Volverás...

..a ser un niño,...

..al recordar las largas tardes de sol.

Háblame de lo que has encontrado en tu largo caminar...

..cuéntame cómo te ha ido si has conocido la felicidad.

Cuéntame, cómo te ha ido si has conocido la felicidad.

Sentirás...

..el dulce abrazo...

..de aquellos padres que dieron todo por ti.

El sabor...

..del primer beso,...

..todos los sueños que tú querías cumplir.

("Tres navíos españoles: El Cabo San Vicente,...)

(..el Satrústegui y el Ciudad de Barcelona...)

(..llegan al puerto de la Ciudad Condal con 1.400 emigrantes...)

(..que hace muchos años viajaron hacia el continente americano,...)

(..quizá acuciados por la necesidad, pero pletóricos de ilusiones).

(No obstante, como es sabido, la fortuna es caprichosa...)

(..y no siempre equitativa).

(Gracias a una iniciativa del Jefe del Estado,...)

(..todos estos hombres y mujeres en su mayoría de avanzada edad,...)

(..tienen ocasión de pisar, otra vez, la tierra que les vio nacer).

Ahí tiene que venir el tío Gerardo.

¿Crees que llega en este barco? Claro. Es la "Operación España".

Lo que ha organizado el Caudillo para que vengan los emigrantes.

Yo no lo veo. Igual es que no le conozco.

¿Cómo no lo va a conocer? Si no hace tanto que estuvo en el pueblo.

¿Que no? Lo menos hace 20 años.

¿20 años? ¡Ande, ande, 20 años?

Bueno, quizá tenga usted razón. Que vino en el 48 o el 49.

Qué barbaridad, cómo pasa el tiempo.

Tú te acuerdas del tío Gerardo. ¿Cómo no?

Estábamos recién casados y nos trajo una estatuilla de porcelana.

A mí me regaló unas botas de gaucho.

¿Qué es un gaucho? Es un vaquero argentino.

¿Y usa pistolas?No. Usa un puñal con empuñadura de plata.

De plata... De la que cagó la gata.

¿Os acordáis de los regalos que traía?

¿Se acuerda que traía regalos a todo el pueblo?

Para todo el mundo traía cosas.

A mí me trajo un pañuelo bordado,... pero bonito, bonito.

Pues a mí me trajo un bolso de cuero de lo más fino,...

..con unos cierres metálicos. Cómo sería que aún lo tengo.

Nos enviaba paquetes de comida en Navidad.

Todos decían que había hecho un dineral.

¡Y lo había hecho! Es que Argentina es muy rico.

Iban los emigrantes sin nada...

..y en dos días tenían un negocio propio.Ya será menos.

Mira la desconfiada. ¡Pues no será menos! ¡No, señor!

Argentina es muy rica. Echas una semilla al suelo y crece un bosque.

Anda ya. El otro día vi en la televisión que había mucha violencia.

Violencia hay en todas partes. ¡En todas partes hay follón!

¿O no ves la que se ha montado en EE.UU. con la guerra de Vietnam?

Manifestaciones, peleas, palos de la policía...

Mientras siga así, Argentina seguirá siendo una potencia, te lo digo yo.

¡Ese es el tío Gerardo! ¡Míralo!

Vaya si es.

¿De verdad? Es que está muy envejecido.

¿Se ha mirado usted al espejo? ¡Oiga, Purificación...!

Es que han pasado muchos años.

Sí, han pasado muchos años. Y el tiempo no pasa en balde.

Abuela, ¿tú crees que el tío Gerardo se ha jubilado?

Claro, hace años ya.

Y con el dinero que ha ganado, a viajar por el mundo

¡Ese sí sabe vivir!¿Qué va a hacer? Millonario, viudo y sin hijos...

Si no tiene hijos, cuando se muera nos dejará los millones.

¿Qué manera de hablar es esa? Esas cosas no se dicen.

Si es primo de la abuela Herminia y no tiene otra familia,...

..pues nos dejará los millones. Otra familia sí tiene.

¿Qué otra familia?

Yo no digo nada. Yo solo sé que es primo segundo por partida doble,...

..por parte de padre y de madre.

No digo que no, pero... ¡Bueno, basta ya!

Me callo, no digo nada. Yo tampoco.

Pero...

¡Tú te callas y te terminas el postre!

(A mí me daba igual de quién fuera primo).

(El caso es que Gerardo era mi propio tío de América).

(Entonces, no había familia española que no tuviera un tío en América).

(Un emigrante que se había ido hace muchos años,...)

(y que siempre volvía cargado de oro y plata, como los conquistadores).

Merche.

¿Te acuerdas el deje que se le había quedado al tío Gerardo?

¿Qué deje?

Sí, aquel deje que era como el del Zorro.

¿El Zorro? ¿Qué Zorro? Pepe Iglesias, "El Zorro".

Ese actor argentino de la radio y hacía tantas voces diferentes.

Aquel que decía: ¡Soy el "sorro"!

El "sorro", "sorrito", para mayores y pequeñitos.

Sí, tenía un acento muy gracioso. El mismo que el tío Gerardo.

Dios mío, mira que si el niño tiene razón.

¿Carlos? ¿En qué?

¿En qué va a ser, mujer? En lo de la herencia.

Parece mentira que digas esas cosas.

No estoy diciendo nada malo.

Viudo y sin hijos, no sería raro que nos dejara,...

..no digo toda la herencia, pero sí un buen pellizco.

¡Antonio, de verdad!

Que nos deje una finca grande.

Y tú y yo a caballo, entre los gauchos y las vacas.

No digas tonterías.

Pues puede ser, porque aquello es enorme.

Fíjate qué dice la enciclopedia...

..que España cabe en la provincia de Buenos Aires.

¿Cómo va a caber en una provincia?

Pues sí. Por eso tienen unas fincas enormes,...

..que llaman campos, que llegan de aquí hasta Burgos.

Lo que yo te diga.

Buenas noches, hijo, que estoy muy cansada.

Buenas noches.

Apaga la luz. Sí.

Desde la Florida a California. Desde Arizona a la Patagonia.

¡Todas esas tierras conquistaron nuestros heroicos antepasados!

Con medios rudimentarios desafiaron enormes distancias, una naturaleza...

..y tribus hostiles.

¡Esa fue la hazaña de los Conquistadores!

¿Quién puede decirme para qué fueron esos héroes a las américas?

¡Para forrarse!

-¿Pero qué dices? -¡Te la has cargado!

¡Claro! Iban sin nada...

¿Pero cómo dices esa barbaridad? Y a los 2 días se habían forrado.

¿A ti quién te ha dicho eso? Mi padre.

¿Tu padre? Pues dile a tu padre que venga. ¡Le voy a cantar las cuarenta!

Qué disparate.

Josete, ¿para qué fueron esos héroes a la conquista del Nuevo Mundo?

A llevar la fe de Cristo a los salvajes.

¡Exactamente, Josete, exactamente!

A ver si aprendes, Alcántara.

Pero si sólo decía que... ¡Cállate!

La conquista de nuestra América no se hizo con afán de lucro,...

..sino para cristianizar a esas tribus paganas.

La sangre derramada por los conquistadores en el nuevo mundo...

..ha fructificado en ese crisol de razas cristianas,...

..que se han hermanado para siempre en el seno de la madre patria.

Don Severiano. Macho, que te la vas a liar.

¿Qué quieres?

Solo le estaba hablando de mi tío Gerardo.

¿Y qué tiene que ver tu tío Gerardo en todo esto?

Pues que se fue a Argentina y vuelve de visita con la "Operación España".

Ah, eso está muy bien.

Alguien que contribuye con su esfuerzo, su trabajo y su sudor...

..al engrandecimiento de una nación hermana...

¡Eso no lo sé, pero se ha forrado!

¡Alcántara, fuera de aquí! ¿Por qué?

¡Fuera!

¿Pero tú estás segura, hija? ¿A estas alturas qué le voy a decir?

Tiene razón, mejor que se lo diga a papá, igual no le dan la custodia.

Está en manos del juez de menores y a saber qué decide.

Ya veremos qué pasa con la influencia de Eugenio.

Algo hará. Pero igual aparece la madre.

Qué complicado es todo.

Sí. Pero como que me llamo Mercedes que mi niña no acaba en el orfanato.

Claro que no. Dios nos libre. ¿Y ayer cómo estaba?

Ay, más mona. ¡Y me reconoció!

¿Sí? ¿Te conoció?

Y me echó unas sonrisitas.

Hija, a cada una lo que le corresponde.

Pero es que casi no tengo nada que decir:

Sí, señora. Un inspector, señor.

Tú no te quejarás. El papel que te ha tocado...

No, hija, no me quejo.

Buenos tardes, queridas amigas. Soy la Sra. Birling.

¿La Sra. Birling? ¿Quién es esa?

Soy la Sra. más elegante de Branling.

Es una de las protagonistas de la obra.

Ah,de esa función de la parroquia. Por supuesto, querida Herminia.

Edna, querida, tráenos el té.

¿El té? ¡El té que te lo traiga tu tía! ¡Lo que faltaba!

Ya veis, queridas amigas, cómo está el servicio hoy en día.

Ay, qué payasa.

Hoy es el primer ensayo, ¿verdad?

Sí, empezamos esta noche. Tengo unos nervios...

No te preocupes. Si va a salir muy bien.

Ya te digo. Lo que le hubiese gustado a tu hermano hacer la obra.

¿Cómo está?Ayer hablé con él, no parecía muy contento.

¡Izquierda! ¡Ar!

¡Sobre el hombro! ¡Ar!

¡De frente! ¡Ar!

¡Izquierda! ¡Izquierda! ¡Izquierda, derecha, izquierda...!

¡Izquierda! ¡Ar!

¡Izquierda! ¡Izquierda! ¡Izquierda, derecha, izquierda...!

¡Media vuelta! ¡Ar!

¡Izquierda! ¡Izquierda! ¡Izquierda, derecha, izquierda...!

¡Media vuelta! ¡Ar!

Buenos días.

Buenos días, Antonio.

Muy bien. Pero que muy bien.

¿Esto ya es otra cosa, Lola?

¡Ya lo creo! Está muy elegante, don Antonio.

Gracias, Lola.

Date la vuelta.

Perfecto.

Camina un poco.

Magnífico. ¡Das el pego y todo!

Sí, ¿no?

Si no te conociera, diría: Ahí va un señor.

Pues mire, le parecerá una tontería pero con el traje me siento otro.

Le queda como un guante. Con esa percha...

¡Y dale con esa percha! ¿No tienes nada mejor que hacer, Lola?

Sí, sí. Claro que tengo.

Bueno, don Pablo, ¿cuándo le metemos mano?

¿A qué, Antonio? Pues a la empresa.

Paciencia, Antonio, paciencia.

Es que llevamos 3 ó 4 semanas con esto...

Vamos a ver cómo te lo explico. Este no es un proyecto cualquiera.

Intentamos montar la constructora más importante de este país...

..y nos hacen falta inversores. Sí, esto también me lo ha dicho.

No debes olvidarlo, que es lo más...

¡Aquí está, Antonio!

¿El qué?

Tu debut. ¿Cómo mi debut?

Tu presentación en sociedad.

Real Madrid Club de Fútbol.

2 entradas para el partido de Copa de Europa en el Bernabéu.

Me las ha conseguido Perico Beltrán, está metido en el club.

¿Serán de tribuna?

No. Nosotros no podemos ir a tribuna. Mira bien.

Ah, no. ¡Joder!

¡Palco presidencial, Antonio! Donde va don Santiago Bernabéu.

Y donde se cuecen todos los negocios.

Se tiene que ver un partido...

¿Y qué nos importa el fútbol? Vamos a hacer negocios.

El palco se llena de gente importante.

Banqueros, industriales, afectos al régimen. Todos muy influyentes.

Bueno. "Bufff".

Tranquilo. Ya estás listo, Antonio. ¿Listo? ¿Para qué?

¿Cómo que para qué? ¿Por qué crees que he invertido tanto dinero...

..en enseñarte a comer, a vestir, a manejarte?

Ya sé que ha invertido mucho, y le estoy eternamente agradecido.

Y no se preocupe... No se preocupe que no le voy a fallar.

Es conveniente que no me falles, nos jugamos el futuro de la empresa.

Ya verá cómo me muevo. Y el año que viene...

El año que viene... ¿Mejor?

Si te mueves bien,... millonarios, Antonio.

¿Millonarios?

Mi... llo... na... rios.

Millonario de verdad. ¿Tu tío de América?

Sí, vuelve esta noche y me trae montones de regalos.

Como en Argentina ha ganado tanto dinero.Jo, qué suerte.

¿Qué haces? Que me he caído.

Yo también tenía un tío en América. ¿Y era millonario?

-Sí. Vivía en Venezuela y era soltero -¿Está muerto?

Sí. Mi madre decía que nos iba a dejar mucho dinero.

¿Y qué pasó? Que no nos dejó ni un duro.

¿No era soltero?

Ya, pero tenía 7 hijos.

Si no está casado, ¿cómo va a tener 7 hijos?

No sé. También tenía una novia negra.

-¿Y eso qué tiene que ver? -Yo qué sé.

A lo mejor es que las negras no se casan.A lo mejor.

Antonio tiene razón. Lo que pasa es que Pura no tiene vergüenza.

Tampoco es para tanto. ¿Cómo que no es para tanto?

No te acuerdas que decía que iba a heredar al primo Gerardo.

Cuando no es más que una parienta lejana. Pura es mucha Pura.

Dame corchetes.

Además, de pura no tiene nada.

Eso se piensa pero no se dice. Y no sabemos los planes del tío Gerardo.

Yo quiero mucho a mi primo Gerardo...

..y me voy a llevar un disgusto cuando muera.

Pero las cosas hay que hablarlas, en familia, pero hablarlas.

Si no hay nada que hablar.¿Cómo que no? Hay que hablarlo todo y clarito.

Si no luego vienen las peleas.

Acuérdate del disgusto cuando le dio el ajuar a la hija de tu cuñado.

Pero, madre. Así, como si nada.

¿Qué tiene que ver el ajuar?Esas son las cosas que hay que hablar.

Si yo te lo contaba por lo que me decía Antonio anoche.

Tiene la cabeza llena de pájaros.

Un día quiere ser ejecutivo, otro un señor...

..y al otro quiere ir a Argentina. A la Pampa, todo el día a caballo.

Es que se pasa el día soñando.

Antonio es un buen chico, y honrado y trabajador como el primero.

Ahora, a soñador no le gana nadie. Solo tiene pájaros en la cabeza.

Desde luego.

Me voy a dar el biberón a la niña.

Vuelve pronto, que si pregunta no sé qué decirle.

No te preocupes, vuelvo pronto. ¿Y Eugenio?, ¿has hablado con él?

Sí, pero no sabe nada. va a volver a hablar con el juez.

Pues yo me voy a preparar la comida.

No quiero ni pensar que guise Purificación.

Tino. Tino. ¡Limpia la barra, que parece una pocilga!

Mira cómo me has puesto la bocamanga del diplomático.

Perdone, Sr. marqués. Tiene usted un criado muy torpe.

No estoy de cachondeo.

-Más respeto con la aristocracia. -Ya salió el monárquico.

Bueno, Antoñito. ¿Te decides o no? ¿A qué?

A lo del coche. No sé, Desi.

Si ya tienes el teórico y el práctico lo apruebas con la gorra.

Además, Antonio, tú así no puedes ir por la calle, hombre.

¿Así? ¿Cómo?

Con esa pinta señorial que tienes no puedes ir de peatón, macho.

¿Ah, no?

No. Con esa pinta tú tendrías que ir con chofer, en un Hispano Suiza.

¡Un Hispano Suiza! ¡Eres más antiguo que los calcetines!

¿Qué dices? Si era el coche del rey y de Manolete.

Ya me gustaría ir en un Hispano Suiza como Manolete.

Pero me conformo con un buen 850. ¡El de mi tío!

Se lo compró a su mujer y a la tonta le da miedo conducir.

No tiene ni 3.000 km. ¡Es una ganga!

¡Me da igual que tenga 3.000 ó 4.000 km! No es eso.

¿Por qué? ¡Los duros!

¡Si lo arreglas con una entrada de 8.000 pesetas!¡8.000 pesetas!

-Antonio, eso para ti es calderilla. -Lo que tú te gastas en una comida.

Que no, una cosa es lo que me gaste en la comida y son gastos de empresa

¡Pero yo no voy a ganar dinero hasta que empecemos a construir!

Anda, que tendrás el calcetín lleno de dinero en casa.

¿Quién no tiene unas perrillas guardadas?

Pues desempólvalas que yo hablo con mi tío.

-Cómpratelo, Antonio. -Anímate, Antonio.

¡Descansen... armas!

¡Rompan... filas!

Joder. Menuda pérdida de tiempo.

Y lo que nos queda.

Pues yo no sé si voy a aguantar 3 meses.

No te quejes, que estamos en aviación y con enchufe.

No, si no me quejo, pero...

-¿No estáis reventados? -No, qué va.

Me duelen los pies, me duele todo.

Tengo los riñones...

Con "Llama un inspector", Pristley entronca con lo social...

-Don Diego. Es que tengo una duda. -Diego, Nieves, Diego a secas.

Lo que no entiendo es por qué me he portado tan mal con esa chica.

Yo lo que no entiendo es por qué no hablo más. Tengo 3 frases...

Bueno, no, no...

Perdonad... Diego se refiere al espíritu general de la obra.

¡Silencio! ¡Que va a hablar el señor Director!

Gracias, Valentina. Luego hablamos de vuestros papeles.

Ahora os estaba recordando el sentido de la obra.

Os decía que transcurre en la Inglaterra de principios de siglo,...

..pero podría suceder en cualquier país y en cualquier siglo.

Es una historia de opresores y oprimidos,...

..de cómo los poderosos se aprovechan de los pobres y los destruyen.

Diego, perdona. No es que me importe, pero, ¿no es un poco comunista?

-Dios mío, comunista. -No, no. Cómo va a ser comunista.

Si esto es comunista me marcho, ¿eh?

Y yo. ¡A ver si vamos a terminar en la cárcel!

Nieves, no es para tanto.

Perdonad, un poco de calma. Si os fijáis, la obra se estrenó en el 51..

..con todos los permisos de la autoridad.

Y la han pasado por Estudio Uno en televisión.

¡Aaah! Si la han pasado por televisión...

-Entonces no puede ser nada malo. -¡Claro! Eso se dice antes.

Hay señores divertidos...

..y señoras carcajadas...

..que no conocen la pena para nada.

Para nada.

Y si contamos a mi tía Luisa, estamos emparentados por 3 lados.

Ahora Gerardo y usted son hermanos. Yo le digo lo que hay.

Lo que hay es que su madre y la mía eran hermanas. Más claro, el agua.

Si hablamos de mi abuela Sagrario...

Abuela, ¿el tío Gerardo me va a traer muchos regalos?

No sé los regalos que te va a traer el tío Gerardo.Sí, hijo. Muchísimos

¿Y a qué hora llega?

Pues dijo que vendría después de cenar y se queda aquí 2 días.

Hoy han llegado los de la "Operación España" a Madrid.

Va a ver a Franco, luego van a cenar y luego se vendrá para acá.

¿Y también le va a dar regalos a Franco?

No, hijo, no. Seguro que todos los regalos que trae son para ti.

Pues no es generoso ni nada, mi primo Gerardo.

¡Ya lo creo! Menudo es, mi primo hermano.

Zurda y sin gafas. Qué mujer.

Vamos a continuar. Cada uno en su puesto.

¡A sus puestos!

Todos concentrados, ¿eh?

Concentrados, ¿eh?

Empieza el Sr. Birling.

¡Hoy...!

Gonzalo, levántate.

Hoy es un día de...

¡De felicidad para todos!

Sí, ya. Perdón, es que me he dejado las gafas.

Hoy es un día de felicidad... para todos.

Tenéis ante vosotros un futuro esplendoroso,... hijos míos.

Un futuro lleno de alegrías y prosperidad.

Bueno,... y hablando del futuro.

Espero... que me deis nietos, ¿eh? ¡Muchos nietos!

-(Borracho): ¡Vivan los novios! -Desiderio, siéntate.

Perdona, Diego.

(Borracho): ¡Vivan los novios! ¡Vivan mis futuros sobrinos!

Aaah, ah, ah, ah.

Eric, haz el favor de comportarte.

Cariño,... por Dios,... qué cosas tienes.

Papá, por favor...

¡Nada, nada! Muchos nietos. No quiero excusas.

Ja, ja, ja. Como si nos hicieran falta excusas.

Gerard...

Edna, Edna.

Señorito, que hay un señor en la puerta que dice que es inspector.

-Claro que yo no confiaría mucho... -¡Pero, señor Director!

-Un momento, Pili, un momento. -¿Qué pasa?

-¿No te has leído el texto? -Sí, pero intentaba dar un poco...

-Pili, por favor, ajústate al texto. -¿A lo que dice aquí?

A las 3 palabras que pone ahí.

Un inspector, señor.

(Durante su estancia en Madrid, los emigrantes de "La operación España"-)

(..acudieron al Palacio de Oriente,...)

(..donde fueron recibidos por el Jefe del Estado).

Pero tú no dices siempre que hay que esperar una oportunidad.

Pues el tío de Desi me deja el coche casi regalado.No sé, Antonio.

¿No sé? Un 850 por ese precio no se encuentra todos los días.

¿Y no podemos esperar un poco? ¿Para qué vamos a esperar?

Dice que se va a comprar un coche. Dios mío.

Más grande que el del tío Miguel. ¡Carlos!, tú come y calla.

Vamos a ver, madre. ¿Por qué no puedo comprar un coche?

No, si yo no digo nada.

¿Sabes qué te digo? Que tienes razón, Antonio.

¿Que por qué no nos vamos a comprar un coche? ¿Por qué?

¿Por qué?

¡Claro que sí! ¿Tú quieres comprarte un coche?

Pues te lo compras. Mañana le dices a Desi que trato hecho.

Se lo digo mañana. Con el dinero de la cartilla me sobra para la señal.

¡Que sí, Antonio, que sí! Será por dinero.

Es que nos va muy bien. Entre mi tienda y los pisos que vende Antonio

Pues mira, me alegro.

¡Mira, mira! Ese es el Palacio de Oriente.

Mira, otra vez el tío Gerardo. El tío Gerardo es muy importante.

Qué bien vestido va.

Seguro que Franco le ha pedido dinero.Como si Franco fuera pobre.

¿Para qué le va a pedir dinero Franco?Para hacer otro pantano.

No sé. Es que no me pongo nerviosa en el escenario.

Y que no me siento bien haciendo de niña bien inglesa.

Normal.

¿Cómo que normal?

Es normal porque es la primera vez que te subes a un escenario.

Y porque un personaje no se entiende así, de buenas a primeras.

Ya, pero... ¿De verdad crees que sirvo para esto?

Yo creo que sí, pero estos días lo veremos, sobre todo, tú.

Es que yo no creo que esté preparada, ¿eh?

-¿Preparada? -Sí, que yo no tengo los estudios.

¿Estudios? Aquí no se trata de hacer oposiciones, Inés.

-No tienes que presentar títulos. -Como si yo tuviera títulos.

Ni falta que te hacen. Se trata de tener unas dotes.

Una sensibilidad muy especial y de desarrollar esa sensibilidad.

Y luego sí, luego tienes que trabajar para darle credibilidad al personaje.

No sé.

Tienes que tener fe en ti misma. En este oficio, si no tienes fe...

¿Aún estáis aquí?

Sí, estábamos hablando.

Le decía a Inés que tiene que tener fe.

Bueno, con la fe no te metas, eso es cosa de curas.

Venga, deja que Inés se vaya a casa que ya es muy tarde.

No, si ya me iba.

-Espera que te acompaño. -No hace falta. Gracias.

No, si vive aquí al lado.

Sí, ya lo sabe. Bueno, hasta mañana. Y gracias otra vez.

Adiós.

-Hasta luego, Eugenio. -Hasta mañana.

Eugenio, ¿tienes algo de cena?

No pensaba cenar. Estoy un poquillo del estómago.

O sea, que quieres que te invite a la Vega.

¿A la Vega?

-¿A la Vega? -A la Vega.

-¡Vámonos! -Jo, macho, sois del puño cerrado.

¡Ahí está el taxi!

¡Gerardo!

Herminia.

¡Hola, tío Gerardo! ¡Mercedes!

¡Tío Gerardo! ¡Primo, primo!

Vamos a ayudarle con la maleta.

Ahí está Inés.

Hola, tío Gerardo. Soy tu sobrina Inés.

¡Es mi hija!

Anda, ponte la corbata y la chaqueta.Sí, sí.

¿Te llevo la maleta?

-¿Tú de dónde eres? -De Baracaldo.

-¿A vosotros no os rozan las botas? -Tengo los pies destrozados.

A mí me dijeron que no había del 41 y que me apañase con el 39.

A mí se me caen los pantalones.

-¿Sabes quién es el sevillano? -¿El de aquella litera?

-Cámbiaselos, le están estrechos. -Mañana se lo digo.

Estoy destrozado.

(Todos se ríen).

-Chico, ¿qué te ha pasado? -¡A ver si adelgazáis!

La primera novatada, macho.

Así. Bueno, debería calentarlo, tío Gerardo. Pero es igual.

Que conste que no es Le Corbuisier francés.

Es español y está muy bueno. Muchísimas gracias.

¡Salud!

Eeeh, salud.

Está muy bien esto.

No saben la alegría que me da estar acá con ustedes.

¿Por qué hablas tan raro? ¡Carlos!

Hace 40 años que vivo en la Argentina, ¿qué "querés"?

Pero "fijate vos", allá me siguen llamando gallego.

Pero si eres manchego.

Pero allá a todos los españoles les dicen gallegos.

Merche, eso no lo sabía. A todos los españoles nos llaman gallegos.

Y brutos. Gallegos y brutos.

¿Sí?

Es por esa fama que tenemos.

¿Sabe lo que pasa? Que allá están todo el día de "joda".

Hasta chistes de gallegos inventan para mostrar lo brutos que somos.

Pero ojo, no vayan a creer que allá no nos quieren, ¿eh?

Nos tienen un cariño... Una gente "macanuda".

¿Macanuda?

"Macanuda" quiere decir estupenda. Eso es.

A mí me trataron como si fuera de la familia.

Y de esto ya hace... 40 años.

Cuarenta años.

Parece que fue ayer cuando te estábamos despidiendo en el pueblo.

Me acuerdo yo de cuando volvió a Sagrillas, cargado de regalos.

¿A que no sabe qué me regaló? ¡Unas botas de gaucho!

¿A que no sabes qué año era? Uy, sí...

¡48! Recién casados.

Qué tiempos. Entonces sí que se vivía bien en Argentina.

Por eso todo el mundo quería emigrar a Argentina.

Y había trabajo para todos, ¿eh?

Yo, recién llegué, empecé a "laburar" de "plomero".

Eh... ¿Cómo es? De fontanería.

¡Fontanero! A los 10 años ya tenía mi propio negocio.

No paré de trabajar y de ganar plata.

Y mientras, nosotros aquí muertos de hambre.

Sí, sí. España estaba... a la miseria.

Allí había de todo en esa época.

Aquí comíamos hasta cardos. Madre, no empecemos con el hambre.

Abuela, siempre estás igual.

¡Herminia tiene razón!

Llegó un momento en que ni cardos teníamos para comer.

Menos mal que nos llegó el trigo. ¡Es verdad!

Yo me acuerdo del trigo que nos mandaron los argentinos.

Y la carne, lo buenísima que era. Yo no he comido una ternera igual.

No sé cuántos barcos nos mandaron con carne, trigo...

A saber cuánta gente hubiera muerto si no llega el alimento.

"Andá" a saber.

Hijo, que estás muerto de sueño. A la cama, que es muy tarde.

Que estoy esperando.

¿Esperando a qué? Los regalos del tío Gerardo.

Eso no se dice.

Está bien. Ya te lo resuelvo.

Esto es para "vos".

¿Qué será?

Anda.

Es un muñeco de gaucho. Mira qué bonito.

Sí.

¿Qué se dice, hijo?

Gracias. No. Muchas gracias.

Muchas gracias.

Usted se lo merece, pero no todas las veces.

Dale un beso al tío Gerardo.

Te ha traído un muñeco muy bonito.

Y a todos ustedes este otro regalo. Pero si no tenía por qué, tío.

¿Qué es esto? Pesa, ¿eh?

¡Un bote!

Un bote de "dulce de leche".

Se lo traje porque aquí es muy difícil encontrarlo.

Siendo de Argentina, será buenísimo.

Mañana mismo lo probamos.

Bueno... Me hubiera gustado traerles muchas más cosas,...

..pero con tanto viaje no pude traer más que esta valija.

Primo Gerardo, Herminia y yo vamos a hacerte la cama, que estarás cansado.

Es verdad.

Va a dormir con Carlos, en el cuarto de los chicos, porque...

Bueno, no le importa, ¿verdad? No. ¿Cómo me va a importar?

Yo le llevo la maleta.

El mejor regalo es que hayas venido.

No sabes cómo los extrañé.

Antonio, ¿a ti te parece que el tío Gerardo está bien?

¿Por qué lo dices? ¿Por los regalos?

No. Si es normal. Con tanto viaje nos ha traído dos detalles.

Lo digo porque le veo tristón.

¿Por qué va a estar triste? ¿No le has oído?

Quetenía su negocio de fontanería y no paraba de ganar dinero.

Pero está jubilado. Me da que tiene algún problema.

¿Qué problema va a tener? Si allí atan los perros con longanizas.

A Argentina nos teníamos que haber ido nosotros cuando nos casamos.

Ahora volveríamos en un trasatlántico de esos de lujo.

Ay, Antonio.

Podríamos tener negocios, y cualquier cosa.

Y yo podría haber cantado tangos.

Lo que me faltaba, tú cantante de tangos.Anda, ¿por qué no?

No es que sea Gardel, pero más de uno se moría de envidia.

(Canta): Garufa, "pucha" que "sos" divertido.

Garufa, "vos sos" un caso perdido.

Tu "vieja" dice que "sos" un bandido,...

..porque dice que te vieron la otra noche en el parque japonés.

Cállate, que te va a oír.

Déjate de tangos, ¿eh?

Gracias. ¿Por qué?

Por lo del coche.

Es que tu madre a veces se pone... Por eso te estoy dando las gracias.

A mí también me hace ilusión lo del coche.

Dios mío. Mira que me ha gustado siempre la Argentina.

¡Inés, hija, que es para hoy! ¡Que ya voy!

Hija, que llevas media hora ahí. Mamá, si acabo de entrar.

Dejen tranquila a la "piba", "che", que se está pintando.

¡Que se ponga el rímel en su cuarto! ¡Pero qué rímel! ¡No me agobiéis!

(En 1969 aún no teníamos grandes atascos de circulación).

(Los atascos se producían en las casas, por las mañanas, en el baño).

¿Ya? Sí.

¿Cuántas veces te he dicho que hasta que me afeite no se entra al baño?

(Esos días en mi casa teníamos un lavabo para 8 personas).

(Ahora tengo un lavabo para mí solo, pero cada día añoro más...)

(..esas aglomeraciones matinales...)

(..de una época en la que vivíamos amontonados y lo compartíamos todo).

Como no me ayude tu madre, voy lista.

Que te va a quedar muy elegante. Vas a triunfar, Miss Birling.

Qué perra habéis cogido con la función de teatro.

Es que hace mucha ilusión.

Ya sé que os hace mucha ilusión, pero, con el trabajo que tenemos,...

..no vamos a hacer los trajes para la función.

Si sólo son 2 ó 3 trajes. Bueno. Hablaré con tu madre.

Nieves, tenemos 2 clientas esperando.

Voy, Pili. No la dejan ni un minuto en paz.

Hija, yo me subo a hacer la comida y a ver cómo está tu tío Gerardo,...

..que anoche le vi un poco pachucho. ¿Sí? Tranquila, estará cansado.

No sé yo. Creo que es otra cosa.

Hola.

Qué contenta estás. ¿Y la niña?

Preciosa. Le he dado el biberón y tenía un hambre...

¿Y con Eugenio qué tal? Ha hablado con el juez.

Dice que si la policía no encuentra a la madre me dan la custodia.

¡Qué bien!

Gracias a Dios, porque estoy harta de tanto secreteo.

"Cogoenlaleche". Desi, que yo con mi mujer no tengo secretos.

Como la última vez que ibas a comprar coche, que te callaste.

-¿Se lo has contado o no? -¿Qué va a contar este a su mujer?

No me extraña, con la mujer que tiene

¡Cervan, cuidado! Mi mujer es una santa.

No, Antoñito, me refiero a que como tiene mucho carácter...

Nos ha fastidiado que tiene mucho carácter. ¿Conoces alguna que no?

Y tú, claro que se lo he dicho. Dice que sí, que compre el coche.

Pues está hecho, Antoñito.

Antonio. ¿Qué?

¿Tu tío de América no está aquí? ¿Y qué?

¿No es millonario? Pues que te lo compre él.

Parece mentira que no me conozcas. ¿Voy a pedirle dinero?

Cuando pueda voy al banco y saco el depósito.

¿No ibais a heredar cuando muriera? Eso te lo dije a ti en confianza.

Y en confianza, ya que te hace falta la pasta que te la dé ahora.

Y como tiene tanta pasta, te puedes comprar un Hispano Suiza.

Qué pesado con el Hispano Suiza.

¡Que no! Yo no pido dinero a nadie.

Pues los millonarios...

Cállate. Si yo tuviera ese dinero me compraba un Pontiac descapotable.

Nos ha fastidiado. Me monto en un Pontiac y sí parezco un millonario.

Pareces millonario de cualquier manera, Antonio. Tienes mucha clase.

No, no quiero chorizo. Mejor que el del año pasado.

¿Pero tu tío no era millonario? ¡Claro que es millonario!

Pues vaya regalo, un muñequito. Es un muñequito "macanudo".

¿Qué es eso? Macanudo quiere decir estupendo.

Claro, vosotros no sabéis argentino.

¡"Che"!

¿Ustedes no tienen idioma propio? Hola.

¿Qué tal, chicos? Sí, el español.

No. Yo decía un idioma solo de ustedes, que ni entiendan sus viejos.

-Nosotros solo hablamos español. -Claro, ¿qué más vamos a hablar?

Al "vesre".

¿Al "vesre"?

Al revés. Es un idioma secreto. No los va a entender nadie.

¿Nos vas a enseñar?

Sí, claro. Es muy fácil.

Por ejemplo. ¿Cómo se dice calle?

¿Cómo? "Lle-ca".

¡Claro! ¡Calle, "lleca"!

Muy bien, muy bien.

¿Cómo se dice, por ejemplo,... "feca con chele"?

¡Café con leche!

¡Eso!

Y chica es "cachi", ¿a que sí? Muy bien. No los va a entender nadie.

¿Ni don Severiano? No.

Hasta luego, chicos.

Tenemos un idioma secreto.

¡Don Gerardo!

¡"Ciasgra"!

¿Eh?

¡"Ciasgra"! Dice que gracias.

¡Ah! De nada, "pibe".

Tu tío es macanudo. Ya te lo dije, "totón".

-¿"Totón"? -"Totón", tonto.

Estoy preocupado.

No te preocupes, Antonio. Tú, natural.

Si lo digo porque no saben si podrá jugar Pirri.

¿A mí qué coño me importa? A ver cómo te lo explico.

Nosotros no vamos al Bernabéu a ver fútbol.

Pero el partido es importante. El partido no es importante.

Y no le des consejos de fútbol a don Santiago.

No, no. A don Santiago, ni palabra.

Pero si me pregunta de la delantera del Madrid...¡Tú te callas!

Yo me callo.

¿Cuáles son nuestros objetivos? Larreta y Suárez.

Fermín Larreta, empresario vasco, 55 años.

Domingo Suárez, 62 años, empresario asturiano.

Muy bien. Oye, ni se te ocurra hablarles de política.

No, no. Yo directo al grano.

Señores, Construcciones Nueva York es una empresa llena de futuro,...

..que ha emprendido uno de los proyectos...

Para el carro, Antonio. ¿Lo digo mal?

No, lo dices muy bien. Pero a esa gente no se les entra tan directo.

¿Ah, no? Nosotros no vendemos enciclopedias.

Pero hay que convencerles, si no cómo van a invertir.

Como me dijo que en el Bernabéu se cuecen todos los negocios.

Y se cuecen, pero no es un mercadillo.

En el descanso, don Santiago invita a los suyos a tomar una copa.

Estamos nosotros incluidos.

Entonces nos tomamos la copita, nos fumamos un puro y charlamos.

¿Charlamos?

Charlamos de cosas, de actualidad. En ese momento...

..nos acercamos a Larreta y a Suárez. ¡Y les vendemos Nueva York!

Aún no. Primero te los presento y les damos conversación...

Y centramos el tema. Sí, pero poco a poco, Antonio.

Primero hablamos de negocios en general,...

..luego desviamos el tema a la construcción y después poco a poco...

Les hablamos del desarrollo futuro.

¡Exacto! Pero con mano izquierda, con mucha mano izquierda.

A ver. Estamos en el palco, nos fumamos un puro y vamos charlando...

¿Y por qué no cerramos una comida y hablamos de negocios en serio?

¡Olé, mi Antonio! ¡Sí, señor! Cada vez lo entiendes mejor.

Lo único que temo es que vas a acabar superándome.

No me diga eso, usted es insuperable. ¡Usted es un líder!

Ssss. Aquí el único líder indiscutible es ese.

Bueno, mejorando lo presente.

Vámonos, que a don Santiago no le gusta que sus invitados lleguen tarde

¿Se quita la insignia? Las cosas están cambiando, Antonio.

¿Cómo puedes beberte esas hierbas tan amargas?

Es la costumbre, Herminia.

¡Hola! Hola, hija.

¿Como estás, Mercedes?

Pues reventada. Entre la casa y el taller, que no doy abasto.

Me voy a sentar un rato con vosotros.

Gerardo nos contaba cosas del viaje.

Del viaje y de cómo cambió todo esto. No me puedo creer cómo cambió todo.

Lo ha encontrado muy diferente, ¿no? Completamente.

Hacía mucho tiempo que no venías.

Yo me fui en el 29. Acá no había futuro para gente como nosotros.

Si tuvisteis que iros todos los jóvenes a América.

Y después de la guerra se fueron a Alemania.

O a Francia, como mi hijo Miguel.

Y en el 48, cuando volví, este era un país arrasado por la guerra.

Toda España era una "villa miseria". Bueno, han pasado muchos años.

Seguro. Pero yo no me esperaba esto.

Yo sabía que las cosas habían mejorado, pero no me esperaba esto.

Las cosas han mejorado mucho en España.

Y más que tienen que mejorar.

De aquí a que podamos compararnos con la Argentina.

Acá se ve gente con mucha "plata". Sí.

Pero no crea, tío, que aquí las cosas no nos van tan bien.

Claro. En España aún hay mucha miseria y mucha ignorancia.

Y mucho miedo.

Bueno, eso...

Otro país. Nada que ver con la España que yo dejé.

Pues se debe haber llevado una alegría, ¿eh?

¿Alegría?

Claro. Haber encontrado una España tan diferente de cuando te fuiste.

Sí, sí. Alegría de ver cómo cambió todo y de verlos a ustedes.

Gerardo.

No te veo yo muy contento.

¿"Sabés", Pura?, uno empieza a pensar...

A las cosas no hay que darles tanta vuelta, Gerardo.

No íbamos a estar toda la vida muertos de hambre.

No, no. Yo no quise decir eso.

Lo que pasa es que uno llega a una edad en que empieza a mirar atrás.

A pensar en todo lo que tuve que abandonar. Mi tierra, mi gente.

Todo lo que dejé para buscarme un futuro.

Lo que se debe añorar la tierra y la familia desde tan lejos.

Para mejorar hay que sacrificarse.

Mira mi hijo Miguel, se fue a Francia y no le falta de nada.

Ya salió su hijo Miguel.

Yo estoy de acuerdo con "vos".

Pero a estas alturas me pregunto para qué me sacrifiqué tanto.

Ahora sí que no entiendo nada.

Tío, si se fue al país del futuro. A la Argentina, ni más ni menos.

El país del futuro, sí. Eso pensaba yo.

¡Pero no! ¿Cómo que no?

No, Herminia, no.

Después de tantos años emigrado, me vengo a dar cuenta que el futuro...

..está aquí, en mi propia tierra.

¿Qué está pasando aquí?

Perdona. Estaba cogiendo un traguito, pero no es para mí.

-¡Cómo que no es para ti! -Es para mi personaje.

¡Pero si estás vaciando la botella!

Para Eric Birling, es que ese es un borrachín.

¿Y qué tiene que ver?

Que el director ha dicho que nos metamos en situación. Y eso hacía.

¡Pero si esto es vino de consagración!

¿Ya es sangre de Cristo? No, no. Aún no es...

-Perdona, lo siento... -¡Pasa al ensayo! ¿Motivación?

¡Todos a sus puestos!

No, Valentina, aún no.

¡Aún no!

Vamos a ver, Gonzalo, ¿te has estudiado bien la escena?

A fondo, Diego, muy a fondo. Pero tengo un grave problema.

-A ver, ¿qué te pasa? -Que no estoy motivado.

¡Que no está motivado, dice!

Claro, hay que motivarse. Si no, el público no lo va a entender.

Exactamente. Bien, Inés.

Sin la motivación de los actores no hay credibilidad.

¿Y yo cómo me motivo? Porque con 2 líneas que tengo no puedo.

-Enseñando las piernas, como siempre. -¡Oye, guapa!

Por favor, un poco de orden.

¡Orden! ¡Orden

Perdona, ahora vuelvo.

-¿Dónde vas? -A motivarme.

¡Desi, quieto ahí!

Don Pablo. ¿Qué?

¿Aquí dónde se mea?

Espérate al descanso.

Es que no puedo esperar.

Antonio...

La delantera... ¿Cómo dice?

Perdón, don Santiago... ¡Que no tenemos delantera!, vamos.

La delantera, la delantera...

¿No se lo decía? Ese gol, Di Stéfano no me lo falla. Pero así no...

Sí, sí, tiene usted toda la razón.

Si estaba clarísimo. Perdone que le hable así, pero estaba clarísimo.

Oiga, oiga. Dígame. ¿Qué le parece a usted la media?

Mire, don Santiago, pregúnteme lo que quiera.

Pero de la media del Madrid mejor no hablo, ¿eh?

La media, don Santiago.

El Madrid es el club más señor de Europa.

Habría que retrasmitir los partidos todos los domingos...

Don Pablo, ¿qué le ha parecido el primer tiempo?Muy mal.

Eso decía a los señores. Perdonen un momento.

¿Qué coño ha pasado con don Santiago?

Nada. Yo no quería hablar con él, pero se ha empeñado.

Venga a preguntar y se lo he contado.¿Pero qué le has contado?

Que no tenemos delantera. Desde que se fue Di Stéfano no hay delantera.

Grosso y Fleitas están bien, pero no para tanto.

Antonio, esta me las pagas. Como hayas molestado a...

¡Don Santiago, qué alegría saludarle!

-¿Cómo estamos? -Muy bien, muy bien.

-¿Sabe que su amigo es un experto? -¿Sí? ¿En qué?

¡En fútbol!

Sí, claro. Es que jugaba de pequeño. En los alevines.

Bueno, iba para figura. El Madrid estuvo a punto de ficharlo.

Pero hace ya mucho tiempo.

¿Qué me dice? Pues de eso no me acuerdo.

No se acuerda porque no lo ficharon.

Porque la víspera de ficharle, en un partido de aficionados,...

..le partieron el menisco, la rótula, los ligamentos...La rodilla...

Se desgració para siempre, ¿no? Sí, señor.

Pues mire, es una lástima que no se haya dedicado a entrenador,...

..porque con lo que sabe de fútbol...

Se lo digo yo a menudo. Tú podías haber sido seleccionador nacional.

Hablando de entrenadores, don Santiago.

A ver si hacemos algo con Muñoz...

Vamos a dejar a don Santiago, que tiene muchos invitados que atender.

Sí, sí. Perdónenme. Pásenlo bien, ¿eh?

A sus órdenes.¡Ah!, traiga a su amigo al palco cuando quiera.

Vendremos, vendremos. Gracias, don Santiago.

¿Qué has hecho, Antoñito? ¿Qué he hecho?

Te has metido a don Santiago Bernabéu en el bolsillo.

Eso ya lo he visto. ¿Y usted cómo es tan mentiroso?

¿Cómo dice que era un jugador brillante y que me rompí la pierna?

¡Relaciones públicas! ¿Cómo relaciones públicas?

A la gente de dinero hay que contarles lo que quieran oír.

Y si don Santiago dice que eres un experto, pues eres un experto.

Es que de fútbol sé. Las cosas como son.

Lo que hay que saber ahora... Mira, mira...

¿Larreta y Suárez?

El del bastón es Larreta. Y el del pelo blanco Suárez.

-Fermín, ¿cómo estás? -Hola.

-Hola, Domingo. -Hola.

Mi socio, Antonio Alcántara. ¿Qué tal?

Domingo Suárez, Fermín Larreta.

Ustedes no saben lo que pasa en Argentina.

Tío Gerardo ¿"resquie novi"? ¿Qué dices?

Carlitos, no digas tonterías y come.

"Ciasgrá, Loscar". Dejad tranquilo al "pibe" que está aprendiendo un idioma

El tío Gerardo nos ha enseñado un idioma secreto. Se llama "vesre".

Si es un idioma secreto yo no digo nada.

-Gerardo, ¿es verdad lo que cuentas? -¿Lo de la Argentina?

Es increíble. Un país tan rico como ese.

Rico, rico. Rico, grande.

¿"Sabés" qué pasa?, lo están fundiendo entre todos esos "chorros".

¿Chorros?

Políticos, militares... Es un "quilombo" lo que está pasando.

¿"Quilombo"? ¿Eso también es del "vesre"?,

¡Hijo, te quieres callar, que están hablando los mayores!

"Quilombo" quiere decir caos.

Entonces hay un problema de política.

Pero si no hay política.

Un día suben los militares y tienen una política.

El otro día vienen los civiles y la cambian.

¿Sabes cuántos gobiernos tuvimos desde el 43 a ahora?

¡13! ¡13 y 4 golpes militares! En 26 años.

Qué mala suerte. En España solo ha habido un gobierno desde la guerra.

¡Porque está Franco!

Yo no sé qué es peor.

Mi socio y yo os estamos hablando del futuro.

De proyección de futuro.

Hombre, hay que reconocer que en los últimos 7 u 8 años...

..ha habido un boom enorme en la construcción.Claro, enorme.

Favorecido, por otra parte, por un crecimiento económico excepcional.

Sí, pero eso es lo que a mí me preocupa.

¿Va seguir avanzando al mismo ritmo? ¿La construcción seguirá en alza?

Hombre... Sí, ¿cómo no va a seguir?

Hemos avanzado más en los últimos 10 años que en el medio siglo anterior.

La coyuntura es inmejorable. Ahí, ahí.

Pero estamos hablando de la coyuntura económica actual.

Sí, y un promotor responsable siempre apuesta a largo plazo.

¿Qué va a pasar en 5, 10 ó 20 años?

¿Qué PIB? ¿Qué tasa de inflación tendremos aquí o en Europa?

¿Qué PIB? Producto Interior Bruto.

Mire yo de PIB y de inflación no entiendo nada...Pues entonces...

Pero siempre digo lo que decía mi abuelo:

Si yo tuviera dinero, lo metía en ladrillos,...

..porque todo el mundo siempre va a necesitar un cobijo.

No le hagáis caso, porque... No, no. Si tiene razón.

Ya lo creo. La sabiduría popular.

La bolsa puede bajar o subir, pero el sector de la construcción...

Vamos a ver el segundo tiempo y luego seguimos charlando.

Hablaremos de su proyecto, me parece interesantísimo.Gracias, Sr. Larreta

Bueno, pues nada. ¿Has oído? Su proyecto, Antonio.

Voy a tener razón. ¿En qué?

Que vas a acabar superándome. No me diga eso que me ofende.

¿Te ofende? Mientras estos ven el fútbol, nos tomamos un copazo...

Vamos al palco, a ver si nos echa en falta don Santiago.

Don Santiago está a lo suyo.

Además, ¿a qué venimos?, ¿a ver partidos o a hacer negocios?

A hacer negocios.

Me han dicho que las novatadas duran semanas. Y hacen cada salvajada.

A mi hermano le colgaron de los pies por una ventana.

A mi hermano lo tiraron de cabeza desde un séptimo.

¡Atención, escuadrilla, el teniente!

¿Y vosotros os atrevéis a llamaros soldados del Ejército español?

¿No os da vergüenza? Ni un cerdo pisaría este suelo.

¡Parece un letrina soviética! Ahora mismo os ponéis a limpiar.

Y cuando vuelva lo quiero ver como una patena. ¡Como una patena!

(Los tres): ¡A la orden, mi sargento!

¿Cómo que sargento? ¡Teniente! ¡A por los cubos!

¡Paso ligero! ¡Ar!

¿Usted de qué se ríe? ¡Paso ligero! ¡Ar!

Ya se habla de otro golpe militar.

¡Buenas noches! Hola, cariño. ¿Quieres cenar algo?

No, ya he cenado. Pero sí me voy a poner una copa de coñac.

¿Quieres una copa, tío? Bueno.

Es que Antonio ha ido invitado al palco del Bernabéu.Donde va Franco.

¡Al palco presidencial! Pues, hijo, me parece muy bien.

¿Qué tal el fútbol, papá?

Tu padre no ha ido a ver fútbol, ha ido a hacer negocios.

¿Y qué tal los negocios?

Los negocios empiezan a ir bien, muy bien.

En España se está viviendo una época muy buena.

Fíjate si será buena, que hemos crecido más en los últimos 10 años..

..que en todo el siglo anterior. O sea, qué coyuntura, inmejorable.

¿Qué es coyuntura? Eso son cosas de mayores.

De algo así nos hablaba Gerardo. ¿De la coyuntura?

El tío Gerardo nos decía que aquí las cosas nos van muy bien,...

..pero parece que en Argentina no van tan bien.

¿Cómo que no van bien? ¿Qué tonterías dices?

En el palco había unos industriales que comentaban...

..que es un buen momento para comprar empresas en Argentina.

Claro que es buen momento. Con "plata" encuentras todo regalado.

El día menos pensado van a vender entero ese país.

Es un buen momento porque está todo muy barato.

Pero a ti ni te va ni te viene. Tú en tu finca, viendo la vida pasar.

Y a los demás que les den por saco.

¿De qué finca "hablás"? ¿La de Salta? ¿Sabes cuánto hace que la vendí?

Y por cuatro "mangos".

¿Y la casa de la playa? ¿La de Mar del Plata? Igual.

Y un departamento que tenía en Buenos Aires, los autos.

Todo lo tuve que vender para pagar deudas.

Pero eso no puede ser. Con todo el dinero que ganaste.

Sí. Mi mujer me decía: Gerardo, nunca soñaste con ver tanta plata junta.

Con razón nos traías tantos regalos. Pero era otra época.

Yo vivía en el mejor de los mundos. Añoraba a mis "viejos", a ustedes.

Y empecé a soñar. Puse negocios en todo el país.

Pedí préstamos a los bancos, levanté empresas y me fue muy bien.

Y, de pronto, todo se empezó a torcer...

¿Cómo que se empezó torcer? ¿Quién tuerce Argentina?, ¿el Gobierno?

¿"Sabés" qué pasa?

Allá todo el mundo tiene una opinión y ninguno sabe nada.

Unos echan la culpa a Perón, otros a los militares, otros a los radicales.

Bueno, la Argentina empezó a ir cuesta abajo, y yo también.

Pero eso pasa por todos lados. Una mala época.

Una mala época la tiene cualquiera y luego las cosas se arreglan...

Argentina no tiene arreglo.

Y acuérdense, lo que viene es mucho peor, más violencia, más miseria.

En 30 años el país está refundido. Pues sí que estamos bien.

Pero eso no puede ser. ¡Algo te tiene que quedar! Con todo lo que tenías.

Claro que me queda. Deudas y una pensión que no me alcanza para nada.

Cuarenta años trabajando, me llené de plata, para jubilarme sin un peso.

Pero nosotros nos creíamos...

Sí, ya sé. Pero ese Gerardo ya no existe. Soy el tío pobre de América.

No, Gerardo. No digas tonterías. Tú seguirás siendo el tío Gerardo.

No te preocupes, que nunca falta un plato de sopa.

-¿Te sientes más seguro? -Sí. Me lo has explicado muy bien.

No te preocupes, Gonzalo, será más fácil cuando entiendas al personaje.

Exactamente, la comprensión...

Bueno, basta de tonterías. ¡Esto es cuestión de saber estar!

-¿Cómo que de saber estar? -Sí, hija. Menos libreto y más arte.

Ya se sabe, o se tiene arte o no se tiene, y servidora lo tiene.

-¿Te he contado que hice la prueba... -Sí, Nieves, nos lo has contado.

Bueno, Nieves, luego hablamos del arte. Ahora vamos a hacer la escena.

Es una escena importantísima, ¿verdad, Sr. director?

Sí, sí, muy importante.

Yo soy el inspector de policía que llega a la casa.

Le enseño una foto al Sr. Birling de la chica que se acaba de suicidar.

-Venga, todos a sus puestos. -¡Todos a sus puestos!

Estoy harto. Llevamos 3 horas limpiando y no aparece nadie.

-Sigue, que como aparezca nadie. ¿A estas horas quién va a aparecer?

Yo estoy seco. ¿Echamos un trago?

¡Venga, chavales, recreo!

¿Pero qué coño es esta mierda?

¿Qué? De guateque, ¿no?

-Perdone, mi sargento, pero... -¡Silencio!

¿Qué os habéis creído? ¿Que esto es un colegio de señoritas?

¿Que aquí se puede estar de cachondeo cada noche?

-Mi sargento, es que el teniente.. -¡Que te calles, coño!

Al que vuelva a decir algo le meto un puro que se jubila en el calabozo.

¡Por mi madre que os vais a enterar!

Os vais a enterar de quién es el sargento Herráez.

¡Vamos, todos fuera!

¡Paso ligerooooo! ¡Ar!

Una chica conflictiva, ¿no?

Para usted, parece que sí.

Sí, sí. Claro que la recuerdo. ¡Es la chica que pedía más sueldo!

25 chelines, si no recuerdo mal. Tuve que despedirla.

¡Dios mío! ¡Se suicidó porque la despediste!

Venga, cariño, ya está. Ya pasó todo.

¿Un suicidio? Creo que "nesesito" otro trago.

¡Un suicidio!

Creo que voy a desmayarme.

¡Edna, las sales!

Enseguida, señora.

Nieves, si no te tenías que desmayar.

¡Corten! ¡Corten!

Valentina, en el teatro no se dice corten.

Pues, ¡paren!, ¡paren!

Nieves, ¿por qué te has desmayado? Si en el texto no viene que te desmayas.

Eso ya lo sé yo.

Pues entonces...

¿Tú has visto ese desmayo? ¿Has visto cómo yo me desmayo?

-¡Pues claro que lo he visto! -Pues eso es arte.

¡Variación izquierda! ¡Ar!

¡Variación izquierda! ¡Ar!

¡Variación izquierda! ¡Ar!

¿No queríais cachondeo? ¡Pues ya tenéis cachondeo!

¡Del sargento Herráez no se cachondea ni su padre!

¡Vamos, gordo!

¡Las rodillas!

¡Os voy a tener aquí hasta que me canse!

Claro que me acuerdo. Como si fuera hoy me acuerdo.

Cuando me fui a despedirme de "vos". Yo también, Gerardo.

Como los otros que se fueron a las Américas. Ay, Señor.

"Pensátelo" bien, Gerardo, me decías. Si te hubiera hecho caso...

Igual te hubieran matado, como a los míos.

Madre, madre... ¡Es la verdad, hijo!

Yo lo que más quería era venir a verlos por última vez.

No diga eso, tío.

Es la verdad, Mercedes. Siempre quise volver, pero a mi edad y sin un peso.

Menos mal que salió esto de la "Operación España"...

..y que lo paga el Gobierno de acá. Si no...

Tío Gerardo, usted tendría que venirse a vivir a España.

Con lo que sabe usted se vive muy bien.

Ya me gustaría, Antonio. Pero lo poco que tengo, lo tengo allá.

Podría volver a Sagrillas. Allí, con poco, se vive muy bien.

Uno no debe perder sus raíces, Gerardo.

A mí me gustaría mucho volver.

Lo que menos quiero hacer es ir para allá viendo cómo se hunde aquello.

Pero no tengo otra, Herminia.

(Tardé muchos años en comprender la doble tragedia del tío Gerardo...)

(..y de tantos miles de españoles emigrados a países latinoamericanos)

(..que ahora están sumidos en el caos).

(Esos emigrantes que dejaron una España miserable...)

(..buscando una prosperidad que, al final de sus vidas fue un espejismo)

Tenemos que ayudarle. No se puede quedar en Argentina.

Claro que tenemos que ayudarle. Pero ya me dirás tú cómo.

Yo había pensado...

Nosotras no estamos ganando mucho en la tienda, nos queda mucho por pagar

Pero 3 ó 4.000 pesetas podemos darle ¿3 ó 4.000?

¿Sabes cuánto vale un vuelo Madrid-Buenos Aires?

Entre todos se lo podemos dar. ¿Entre todos?

¿Y lo de tu cartilla? No. Eso es para mi coche.

¡Que no me mires así, que te conozco!

Después de tanto tiempo esperando para comprar un coche, ahora...

Hija, ¿puedo pasar? Pasa, madre.

Perdona, pero no podía dormir. ¿Por qué?

Pensando en el pobre Gerardo.

Nosotros hablábamos de lo mismo. Tenemos que ayudarle.

Eso creo yo. Yo tengo unas pesetillas. Yo creo que entre todos.

Claro. Mañana hablamos con él y le damos lo que buenamente podamos.

Bueno, hablar con él no, porque... ¿Por qué no vamos a hablar con él?

Gerardo es muy orgulloso y no va a quererlo.

¡Me cagonlaleche! Cuando uno tiene necesidad se come el orgullo.

No te pongas así. Alguna forma habrá de dárselo sin que se dé cuenta.

Ya encontraremos la manera.

Bueno, que descanséis. Hasta mañana, si Dios quiere.

Buenas noches, madre.

¡A mí no me mires así! ¡No me mires así!

Me voy a quedar sin coche.

Que parecemos el Banco de España, Merche.

Ya era hora, que se va a ir.

No he podido coger mucho porque estaba mi madre en la cocina.

¿Qué traes?

Un libro de Rintintín, una estampita del niño Jesús,...

..una corbata de mi abuelo que ya está vieja y un yo-yo.

¿Para qué quiere un yo-yo? Por si se aburre, en el viaje juega.

¿Y tú?

Yo he traído un pañuelo viejo de mi padre, un sacapuntas,...

..un bocadillo de queso y una lagartija disecada.

Con esto va a viajar estupendamente.

¡Ahora vuelvo!

Mira que ser millonario y volverse pobre.

Es mucho mejor ser pobre toda la vida, Luis.

Entonces, ahora os llevan en autobús al norte.

Ya tiene toda la ropa limpia.

Galicia, Asturias, Navarra... después Barcelona...

..y de ahí, Buenos Aires.

Tío Gerardo.

Creí que no me iba poder despedir de "vos".

¿Y esto? ¿Qué es?

De parte de mí y mis amigos. De mis amigos y mío, se dice.

Oooh, no se hubieran molestado. A ver.

¿Me viste cara de hambre?

Claro, como no tienes ni un duro. ¡Carlos, hijo, no digas tonterías!

No "sabés" cómo te lo agradezco.

Disculpen.

¿Por qué se pone así?

¿Por qué se pone así? ¡Que te voy a dar un tortazo, idiota!

Es que esas cosas no se dicen. Vete con el tío Gerardo.

Pues yo le voy a hacer un bocadillo.

Oye, y el dinero, ahora que no está. Es verdad. ¿Dónde se lo metemos?

Se lo podemos poner en la caja. Sí, muy bien.

No os preocupéis, yo le hago el bocadillo.

Ahora se lo metemos en la maleta.

Ayúdame que tengo que hacerle el hueco.

Madre.

Siempre mirando lo que hace tu madre.

Merche. Toma.

¿La cartilla?

¿Y el coche?

Bueno, el coche que espere. Mira, me dejo algo.

¿Para qué queremos un coche si hay gente que no tiene ni para comer?

Eres un sol.

¡Tío, que va a perder el autobús!

Cuídese mucho, tío.

¡Adiós, tío "Dorarge"!

(Mi tío Gerardo se fue pensando que no volvería a vernos,...)

(..pero regresó a España y murió hace unos años en Sagrillas,...)

(..el pueblo que había abandonado en 1929 para hacer las américas).

(Como tantos españoles, huyó de nuestra pobreza...)

(..buscando un futuro mejor en Argentina).

(Ahora los descendientes de nuestros emigrantes...)

(..hacen cola ante el consulado español de Buenos Aires...)

(..para buscar un futuro mejor en España).

(Los españoles del s. XXI, arropados en la prosperidad europea,...)

(..vemos con impotencia cómo se desintegra la Argentina,...)

(..el país que acogió a nuestros antepasados,...)

(..el país que nos daba su trigo cuando no teníamos pan).

Subtitulación realizada por Fco. Javier González.

Cuéntame cómo pasó - T2 - Con la frente marchita - Capítulo 38

24 oct 2002

Toda la familia espera con impaciencia la llegada a casa de Gerardo, un familiar que emigró a Argentina hace muchos años, y que está de vuelta por unos días en España gracias a lo que en 1969 se llamó "Operación España". Sus historias sorprenderán a todos, que piensan que en Argentina todo el mundo nada en la abundancia. Además, la visita del tío de América avivará las tensiones entre Herminia y Pura.

Don Pablo cree que ha llegado el momento de presentar a Antonio en sociedad. Consigue que les inviten al palco del Bernabéu, pero no para ver fútbol, sino para encontrar posibles inversores en la constructora. El saber estar de Antonio es toda una incógnita.

Por su  parte Mercedes, una vez aclarado el asunto de la falsa madre de la niña, sigue esperanzada en que le otorguen al menos la custodia de la criatura.

Entretanto, en el barrio comienzan los ensayos de la obra "Llama un inspector" Mientras comienzan las envidias entre los actores, que quieren realzar la relevancia de sus respectivos personajes, Diego Barrios anima a Inés e intenta disipar sus dudas.

Y Toni, a la vez que va trabando amistad con otros reclutas del cuartel, comienza a conocer la dureza del servicio militar. Sufre en sus carnes las temidas novatadas, para regocijo de los veteranos.

ver más sobre "Cuéntame cómo pasó - T2 - Con la frente marchita - Capítulo 38" ver menos sobre "Cuéntame cómo pasó - T2 - Con la frente marchita - Capítulo 38"
Programas completos (357)
Clips

Los últimos 2.592 programas de Cuéntame cómo pasó

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos