882239
Programas para todos los públicos
cerrar cerrar

Subtítulos de Cuéntame cómo pasó - T2 - La mamá política - Capítulo 37

Cuéntame... ..tú que has vivido... ..el despertar de un tiempo que nos cambió. Volverás... ..a ser un niño,... ..al recordar las largas tardes de sol. Háblame de lo que has encontrado en tu largo caminar... ..cuéntame cómo te ha ido si has conocido la felicidad. Cuéntame, cómo te ha ido si has conocido la felicidad. Sentirás... ..el dulce abrazo... ..de aquellos padres que dieron todo por ti. El sabor... ..del primer beso,... ..todos los sueños que tú querías cumplir. (Hoy vamos a tratar un tema difícil: El tema... de la mamá). (Mi madre no me dejaba ver los programas interesantes). (Bueno, la verdad es que las suegras no empezaron a interesarme...) (..hasta muchos años más tarde). (En el otoño de 1969 un hecho vino a cambiar la rutina de casa:) (La llegada de una abuela más). (Si con una no me podía quejar, con las 2 peleando por complacerme,..) (..estaba en el colmo de las dichas). (Las dos eran una fuente inagotable de mimos y dinero). (Pero no tardaría en descubrir que lo que para mí era una bendición,..) (..sería un verdadero problema para mis padres). Vamos a cenar más tarde, pero la ensaladilla vale la pena. Seguro que está buena. No te hagas el remolón. Es que no tengo hambre. Come y calla, que no piense la abuela que te tenemos consentido. ¿Le pasa algo, madre? No, nada, nada. ¡Carlos! Jo, es que... No seas pesado, si te la vas a terminar igual. Teléfono.Anda. Ya lo cojo yo. Sí. ¿De parte de quién? Sí, sí. Un momento. ¿Qué ha pasado? Sí, sí, la niña abandonada. ¿Le ha pasado algo? ¿Seguro que es la madre? No, no, claro. Es que se oyen tantas cosas. El otro día, en el mercado... Perdón. Es que me ha pillado tan de sopetón. Gracias por llamar. ¿Quién era? Nada, una clienta. Vaya horas de llamar las clientas. Purificación, si no quiere ensaladilla dígalo, hay confianza. No, si está muy buena, es que estoy desganada. Si la abuela no se la come, ¿por qué yo sí? ¡Porque sí, y punto! Si no le gusta, Mercedes le hace lo que quiera. En un momento le hago una tortilla francesa. ¿Ha visto cómo han crecido los chicos? Y mi Toni, que se va a ir a la mili. Voy de voluntario para seguir estudiando Derecho por las tardes. Así que eres buen estudiante. De lo mejor. Pues habrás salido a tu madre, porque lo que es tu padre... ¿Por qué dice eso? Por nada. Miguel era otra cosa. Listo como una liebre. Le bastaba mirarse la cartilla para aprendérsela. Pero tu padre... Por eso a Miguel le llamaban "Cabeza buque". Don Anselmo decía que parecía una piedra de pedernal. Pero no de dura, madre, de grande. Miguel tiene la cabeza muy grande. Hija, cuenta a tu abuela lo de la tienda, que no se la hemos enseñado. Que mi madre ha puesto una tienda de ropa, "boutique Meyni". Está aquí abajo. Si quieres mañana vamos. Y yo la ayudo, cosiendo, poniendo el escaparate... ¿Y tu novio? ¿Qué novio? No tiene novio, madre. Esperamos alguien que merezca la pena, porque hasta ahora... ..no hemos tenido mucha suerte. A ver. A ver si te quedas para vestir santos, que el tiempo va pasando. Abuela, ¿sabes que papá se va a comprar un coche? Un coche, ¿tú? Sí. Uno muy grande para caber todos. ¿Verdad, Merche? Claro, ¿por qué no vamos a tener coche? Yo no digo nada, pero deben ser caros y me extrañaba que vosotros... ¿Por qué no vas a ver si está el segundo?Enseguida vuelvo. Purificación, le he dejado un buen hueco en el armario para su ropa. ¿Qué le pasa? No, nada. El vestido. ¿Qué vestido? Ése, de colores. Ah, éste. Es muy bonito. Me lo ha hecho mi hija. Qué manos tiene para la costura. No se nota ni una mala puntada. ¿Y tiene muchos así? No sé, algunos. Al principio no me gustaban, pero luego he pensado que por qué... ..no va a estar una favorecida. ¿Se ha traído las sábanas? ¿Sábanas? Pero si es mi mortaja. ¡Madre del Amor Hermoso! ¿Su mortaja? Por si me llama el Señor, para no molestar.Pero... Una nunca sabe dónde le va llegar la hora. ¿Va usted de un lado para otro con la mortaja? El cuerpo, Herminia, ya me pide tierra. Hay que fastidiarse. Acaba de llegar y ya estás con morro. Que no es eso. Que no es eso, dice. Si no te conociera. Al menos podrías disimular un poco. Ahora que lo dices, no ha parado de echar perlitas por esa boca. Que si Miguel esto, que si Miguel aquello. Parece que Miguel es perfecto y tú medio tonto.Ya sabes cómo es. Llevo tanto tiempo sin verla que se me había olvidado cómo era. Porque no la vemos nunca, por aguantarla un poco no pasa nada. Como si no supiéramos cómo le va a tu hermano. Que me separo, que me voy con Esperanza, que vuelvo con mi mujer.. Pero como a tu madre no se le puede contar nada. Mi madre que piense lo que quiera. Para qué vamos a darle el disgusto. Y tú no puedes seguir así. ¿Así cómo? Como un flan como estás. ¿Has hablado con ella? ¿De qué voy a hablar con ella? De ir al médico, del tiempo que se va a quedar. ¡Que no sabes nada! Un momento, que acaba de llegar y ya la quieres echar. Vale que estés nerviosa, pero que la eches el primer día no lo consiento. ¡Mi madre se queda!, ¡y a aguantarse! ¡Yo no quiero echar a nadie! ¡Estaría bueno! ¡Es mi madre! Y si se quiere quedar a vivir, se queda.¡Que yo no digo nada! Leche. No digo nada, no digo nada... A ver quién duerme aquí esta noche. ¿Qué haces zascandileando por ahí todavía? Pasa. ¿Quiénes son ésos, abuela? Tus tíos. Yo no los he visto en la vida. Porque murieron antes de que nacieras.¿Los 2?Sí, hijo, sí. ¿Por eso vas siempre de negro? Me he acostumbrado a vestir así. Mira, ¿ves éste tan guapo? Era mi mayor, Gonzalito. Y éste tan serio, mi segundo, José. Me los mataron en la guerra. ¿Iban con Franco o con los rojos? Con los que perdieron. ¿Y ella también fue a la guerra? No. Mi Aurelia murió de tifus, a los 8 años.¿Qué es tifus? Una enfermedad muy mala, que cogía la gente y se moría. Pero ve a dormir que no he venido a esta casa a contarte desgracias. Abuela, ¿te puedo preguntar una cosa?Dime, hijo. Que... Vamos... ¿Que si me vas a dar la paga los domingos como la otra abuela? ¿Cuánto te da ella? 3 pesetas. Y muchas veces, un duro. A ver si tengo un duro. Pero si no es domingo. Por si el domingo se me olvida... o me muero. Gracias. ¿Qué tienes en la oreja? Gracias, abuela. ¡El tío Miguel! Sí. Anda, ve a dormir. Toma, un escapulario de San Roque. San Roque ha sido muy bueno conmigo, así que lo será también contigo. (Cuando mi abuela Pura vino a casa para mí era una extraña). (Aquella mujer de luto y tan seria me dio un duro y se ganó mi cariño). (Aunque note que sentía predilección por su hijo Miguel). (Si hubiera sabido la verdad sobre mi tío, valoraría más a mi padre). Abuela, ¿no dormiría yo en la supletoria? ¿Cómo te voy a quitar tu cama? Que no, abuela, en la supletoria duermo yo.Yo duermo aquí, de verdad. Abuela, ven aquí. Mamá ha dicho que duermas aquí y vas a hacer eso. No le basta con quitarme el cuarto, que te tienes que salir de tu cama. Si a mí no me importa. No te pongas de mal humor, que se te da fatal. Es que el humor, como la leche, si te descuidas se corta. Bueno, anda. Un besito. Buenas noches. Buenas noches, hija. ¿Qué te pasa? Esta almohada, que es más alta que la mía. ¿Te la cambio? No. No te molestes. Anda, duerme. ¿Y ahora qué te pasa? La colcha, que no me hago con ella. Ni la almohada, ni la colcha, lo que no te deja dormir es otra cosa.¿Eh? Tienes pelusa. ¿Pelusa? ¿De qué? De la abuela Pura. ¿Pelusa yo? ¡Tonterías! Vamos. A mi edad. Amos, anda. ¡Menuda tontería! -¡Sereno! -¡Vaaaa! ¡Joder! ¡Madre! ¿Qué hace aquí a estas horas? Tenía sed, la ensaladilla. No he dicho nada por no ofender, estaba salada.Ya, estaba salada. Estaba pensando que no estaría de más que la viera un buen médico. Yo no necesito ningún matasanos. Según mi primo no se encuentra usted bien. ¡Qué sabrá ése! Mejor haría vigilando a su mujer que espiar a una vieja. Pues si no es por él, usted no estaría aquí ahora. A mí lo único que me pasa es que estoy vieja. No me diga usted eso, por favor, no me diga eso. No son horas de hablar de nada. Escuche. Mañana hemos quedado con un buen médico a las 5 de la tarde. Y o va usted o le traigo el médico a casa. ¡Hablo muy en serio! Buenas noches. ¡Joseeeeete! Todos los días igual. ¿Qué pasa? ¿Hoy no vais al cole? Vamos, pero tarde, como siempre. Por culpa de éste. ¡Joseteeeee, que bajes! ¡Le estará limpiando las orejas su madre! Mira, Cervan, te traigo estos papeles a ver si los repartes. ¿No será esto propaganda revolucionaria? Es para montar una obra de teatro. ¿Una obra de teatro? ¿Una zarzuela? ¡Jooo, seee, teeee! Es un drama. Se titula "Llama un inspector", es de Priestley, un autor inglés. Ésa no la conozco. De joven hice una obra que se titulaba "El caballero de Olmedo",.. ..de un tal Lope de Vega y... -Y Carpio. Y Carpio, justamente. El verso decía: Que de noche le mataron al caballero la gala de Medina la flor de Olmedo. Cervan, estás hecho un Carlos Lemon. Anímate y apúntate en la parroquia. Oye, ¿lo dices otra vez? Naturaca, chavales. Pero ahora voy a otro verso de la misma obra: Amor, no te diga amor el que no te corresponde, pues que no hay materia adonde no imprima forma el favor. ¡Toma! Si queréis os digo más, me sé toda la obra. -No, es que tenemos que ir al colegio -Bueno. Adiós, chavales. Se me está ocurriendo una idea. Haremos una obra de teatro. Cobraremos la entrada a 2 pesetas... ¿Qué pasa? ¿No os gusta la idea? ¿Queremos o no ser artistas famosos y que todos nos aplaudan? Eso yo no lo había pensado. Seremos famosísimos y millonarios. Yo sí quiero, pero si me aplauden mucho al final. ¡Seremos artistas! Venga, que no llegamos. -Toma, Desi. -¿Y cómo se llama la obra? -"Llama un inspector". -¿Y salen chavalas? ¿Qué chavalas? Es una obra seria, van a salir los del barrio. ¿Pero qué hay que hacer? Apuntarse en la parroquia. Luego haremos una prueba... ..para decidir a quién le va mejor cada papel. Eugenio, tienes ideas de bombero. Lo que no se te ocurra a ti. Bueno, ¿os animáis? No tengo otra cosa que hacer que ir a hacer el payaso. Es una obra muy seria y le vamos a dar un toque profesional. Va a venir un actor amigo mío, director teatral, a dirigirla. -Si hay tías buenas igual me apunto. -Que no hay tías. Ni buenas ni malas. Se trata de acercar la cultura al barrio,... ..no de hacer un desfile de chicas en bañador. Vaya obra sin chicas, ni es teatro ni es nada. Siempre piensas en lo mismo. -¿En qué quiere que piense? -¡En pagar! Bueno, venga, ¿qué pongo? Que lleváis una hora con una caña. Pues ponme otra, y apúntamela. Y a mí. Y dile a tu hija que buenísima la chistorra. -Yo no quiero nada más. -¿Te lo apunto también? -¿Te puedo dejar estos papelitos? -Sí. Esto está riquísimo. ¡Qué barbaridad! Parece mi hermana. De pequeña la tuvimos que dejar de prenda en un hostal... ..porque no teníamos para pagar. Y a los dos días nos dijo el hostalero: Llévense a la niña, se va a comer hasta el salitre de las paredes. Señor cura. No veo yo la relación. -No le ve, claro. -Se hace el loco. Me han dicho que quería hablar conmigo. ¿Se acuerda de mí?Claro. Usted fue la que encontró la niña en la calle. Bueno, no sólo eso. Mi marido y yo pensamos adoptarla. Estamos haciendo todos los papeles. Perdone, pero mi compañera ya le ha dicho que no puede verla... ..y yo tengo que decirle lo mismo. Si me permite, tengo mucho trabajo. Pero si sólo sería un momento. Lo siento, la policía ha sido muy estricta. Han encontrado a la madre. Por lo menos puede decirme cómo está. Está preciosa. Es tan guapa y... Tiene unos ojitos... No se preocupe, está muy bien. Purificación, ¿qué hace lavando a mano? Si tenemos lavadora automática Yo no me fío de esos trastos. Yo al principio tampoco, pero venga a ver cómo funciona. Desde que la tenemos, cuatro jerséis es lo que lavamos a mano. Hay que separar la ropa blanca de la de color, por si destiñe. Se mete aquí, se cierra la puerta... En este cajoncito ponemos el detergente. Y le damos a este botón y no hay más misterio. ¿Qué le parece? Tanto invento. Todo para hacernos gastar más dinero. No le digo que no, pero hay que ver el tiempo que ahorramos. Y la de cosas que podemos hacer mientras ella lava solita. A mi edad pocas cosas se pueden hacer.Bueno, hija, no insisto. Qué testaruda. Dios te salve, María. Llena eres de "gracia". El Señor es contigo. Bendita tú eres entre todas las mujeres. Y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores,... ..ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén. ¿Todo eso habéis sacado? ¿Vender ropa para las jóvenes es negocio o no? Me habéis dejado de piedra. Se lo tenéis que decir a Mercedes. Yo no le digo ni pío, ya viste cómo se puso el otro día. Cuando vea el dineral que habéis sacado, os la deja vender aquí. -Nieves, ¿por qué hablas tú con ella? -¿Yo? Seguro que te hace más caso. ¿Y tú? ¿Quieres que hable con tu madre? Haz lo que quieras. Si tú ves que es negocio. Pero vamos a ver, ¿qué mosca te ha picado? Ninguna. Parece que no te ilusiona lo de la ropa. No saques las cosas de quicio. -¿Quieres que hable con tu madre? -Que sí, hombre, que hables. Mercedes. Perdona, Mercedes. ¿Te pasa algo? No. Estaba rezando. A ti te pasa algo. Claro que me pasa. Que la han encontrado. ¿Han encontrado a quién? A la madre de la niña. Mercedes, ven conmigo. No te pongas así. Deberíamos estar contentos, ha aparecido la madre de la niña. Todo solucionado. Me había hecho tantas ilusiones. Y si esa mujer fue capaz de abandonarla, ¿qué va a hacer ahora? No podemos pensar así. Esa madre, seguramente, actuó en un momento de ofuscación. La niña y la madre se merecen otra oportunidad.Ya lo sé. Pero tengo un nudo en el estómago. No me fío. ¿Qué va a pasar? He ido a ver a la niña y no me dejan verla. ¿Qué va a pasar? ¿Qué quieres que pase? Que la niña volverá con la madre. Y si la madre es una madre que hace una vida... Si la madre no se puede hacer cargo entregarán la niña a algún familiar. Mercedes, no te pongas así. Tú tienes tres hijos. Y tienes el taller, tienes tu familia. Seguramente esa madre no tiene nada más, sólo a su niña. Bien se merecen la una a la otra, ¿no crees? Mercedes,... olvídate de la niña. Míralos. Parece que estamos en guerra. ¿Cuánto va a durar esto? Hasta que muera Franco. -¿Y si no se muere? -Algún día tendrá que morir. -A este paso palmanos antes nosotros. -¿Cuándo vas al cuartel? -Mañana. -¿Cómo estás? Loco de contento. Es lo que me faltaba, la mili. Por mucho enchufe no voy a tener tiempo para venir a la Facultad. Lo que tienes que hacer es hacerte el loco y en 2 días en casa. -Sí, me van a mandar a casa. Sentada en apoyo del profesor Cuesta. ¿Qué ha pasado? -¿No te has enterado? -No. Con lo de la mili no... -Pues está claro. A ver si esto estalla de una vez. Que no estalle hasta que acabes la mili, el lío sería enorme. -También es verdad. -¿No te vas a cortar el pelo? -¿No te lo cortan allí? -Si lo llevas corto te dejan en paz. Pero como te vean la melena, te dejan más pelado que una bola de billar. Pero, don Pablo, ¿a qué viene esto? ¿Te quieres estar quietecito? Date una vueltecita. Abróchate la chaqueta. No, desabróchatela. ¿Qué te parece? -Buena percha sí que tiene. -¿Y qué me importa? Con percha no se va a ninguna parte. ¿Te has fijado en el traje? ¿Le gusta? Es de tergal. Y la camisa de tervilor. Me la compró Merche. Es de esas que se lavan y no necesita plancha. Y, ojo, los cuellos no se gastan. Paños nobles, Antonio, paños nobles. ¿Cómo que paños nobles? En el libro no dice nada. ¿En qué libro? En "Educación y Mundología". No hablaba de paños nobles. Intento decirte que los señores no llevan fibras artificiales. ¿No?No. Tejidos naturales: Lana, seda... Toca. ¿Ves la diferencia? El paño, inglés, y si no, de Sabadell, que no es malo. No es lo mismo, es más barato. Este traje no es barato, que lo compramos en Almacenes Simeón,... ..y me costó mis buenos duros. ¿Y la corbata qué te parece? Nylon puro. Pues me la regalaron mis hijos. Pues yo los desheredaba. No va a tener trabajo Froilán. Me vas a costar más que un hijo tonto. Vámonos, que te van a poner en condiciones. ¿Y adónde me lleva ahora? A Froilán, el rey de la sastrería. ¿No te estás aprendiendo ese libro que tanto te gusta?Sí. ¿Qué dice de la distinción? Eeeeh. Capítulo... ¡No me diga nada! La distinción... Sí. Que con la distinción se na... No, no. La distinción se lleva en la sangre y la elegancia se compra. ¡Eso es! Y como con tu sangre poco podemos hacer, pues... Me va a comprar la elegancia. Por lo menos un poco. Se acerca el día de los difuntos... ..y como cada año en muchos escenarios... ..se representa una obra de teatro sobre el pecado y el arrepentimiento. -¿Alguien sabe de qué obra hablo? -De "Los vengadores". Macho, ésos sólo salen en televisión. De Don Juan Tenorio, Josete, de Don Juan Tenorio. A ver, un voluntario para leer en voz alta. Sal tú, ¿no querías ser artista? ¡Yo, don Gonzálo! Sal aquí, Alcántara. Toma. Ahí, empieza a leer ahí. ¡Cuán gritan esos malditos! Pero mal rayo me parta si en concluyendo la carta no pagan caros sus gritos. Siempre te digo que sí a todo, pero esta vez te tengo que decir que no. -Si lo vas a hacer estupendamente. -Que no, que soy muy tímida. Sólo pensar que tengo que subir a un escenario... Si tienes experiencia. ¿Te acuerdas del festival infantil de la canción? Eso es distinto. Esto lo va a ver todo el barrio. Por eso. "Llama un inspector" es una obra diferente. Habla de la injusticias sociales, de la lucha de clases... -No sé, es que esto de la política... -No. No hablo de política. Es explicar la realidad, de cómo los ricos se aprovechan de los pobres. -Que no me veo yo en un escenario. -Toma, ni yo, y voy a hacer un papel. Yo no tengo memoria. Me va a costar mucho aprender todo eso. Sólo te pido que te presentes a las pruebas. Sí, y me pongo a recitar como cuando era pequeña. Madrugaba el Conde Olinos, mañanitas de San Juan... ..a darle agua a su caballo a las orillas del mar. Mientras el caballo bebe cantaremos un cantar. Siento haber interrumpido, pero no he podido evitar un aplauso. -Hacía tanto tiempo que no oía ese romance. ¡Eugenio! -¡Diego! Eugenio, yo me voy. Espera, te presento a Diego Barrios. Va a ser el director de la obra. Es miembro fundador del Círculo de Tiza. No sabía que Eugenio hiciera las pruebas en su despacho. -Sólo estábamos charlando. -Se ha pateado media España... ..haciendo teatro. ¿Es o no es? -Es. -Bueno, me voy a trabajar. -Irene. -Inés, me llamo Inés. Nos vemos esta tarde en el club parroquial. No creo que vaya. Que os lo paséis bien. Hasta luego. -Una chica muy atractiva. -Atractiva, sí. Es una chica sensible y muy inteligente. Quien no tiene un traje "Príncipe de Gales" en su armario... ..es un donnadie. ¿Verdad, Froilán? -Ya lo creo, es imprescindible... ..en un vestuario de caballero. Príncipe de Gales... ..inventado por el Duque de Windsor que abdicó de la Corona británica... ..porque se enamoró de una americana viuda y rica. ¡Mírale cómo estudia! Muy importante la cultura. Se hace lo que se puede. Aunque bien pensado, Froilán... ..quizá un traje de raya diplomática le haría mejor servicio. Le serviría lo mismo de día que de noche... ..además esa pieza es elegantísima. Muy buena lana. Pues no se hable más, raya diplomática. A ver si tienes algo confeccionado para que salga de aquí... ..vestido como Dios manda. -Tenemos aquí un blazer. Blazer cruzado de botón dorado. Vamos a probárselo.¿Qué hace? Quitarte la corbata. ¿Sin corbata? Sí. Búscame un foulard. -Enseguida, don Pablo. ¡Qué paño! ¿Has visto qué caída tiene? Qué pena la camisa. A ver, eso es, muy bien. Así. O sea que va sin corbata. Y además evita las rozaduras en caso de camisas como esta tuya. Un pañuelo a juego, por favor. -Vamos a ver. -Así, tranquilo. -Pues éste, don Pablo. -Éste puede ir muy bien. Lo estamos consiguiendo, Antoñito. Aquí. Yérguete. Y ahora mírate al espejo a ver qué te parece. ¿Eh? Si me encuentro con el príncipe de Gales me saluda como si fuera... ..conocido de toda la vida. Naturalmente que te saluda. A ver, Froilán, telas para camisas. ¿Qué tienes por ahí? Mire, don Pablo, qué algodón egipcio acabamos de recibir. Toca, toca, ¿suave? Muy suave. -¿Te gusta? -Tenemos esta seda italiana. ¿Seda italiana o algodón egipcio? Prefiero como la de don Pablo, una PRS. ¿Cómo una "PRS"? Una PRS como la suya. Creo que el señor ser refiere a su monograma. No, me refiero a la marca de camisa que tiene don Pablo. A, PRS, claro, Pablo Ramírez Sañudo. Mira que eres bruto, mis iniciales. ¿Cómo iba a saber que también tenía usted un negocio de camisas? Froilán, déjenos solos un momento. No me jodas, son mis iniciales. A ti te corresponde... ..Antonio Alcántara Barbadillo, AAB. No se te olvide. Pues también me gusta. ¿Te gusta? Pero no es que te guste. La gente de dinero, se pone aquí las iniciales, es como una marca. 4 esquinitas tiene mi cama, 4 angelillos, ¿quién me los...? No me sé más. ¿Eso es todo lo que te sabes? ¿Y tú? Volverá a reír la primavera que por tierra, cielo y mar, espera. Arriba, escuadras a vencer que en España empieza a amanecer. Está decidido, Don Juan soy yo. ¿Y eso por qué? El protagonista sólo puede ser uno y yo soy el que mejor lo hace. Como siempre, ¿no? Además, tengo la capa, la espada... ..y mi hermana ha estado en Londres. ¿Y qué tiene que ver? Pues que la tuya no, ¿o sí? No. Pues ya está, yo soy Don Juan. ¿Y quién va a ser Doña Inés? A mí no me miréis que yo no tengo cara de Doña Inés. Con un vestido rosa. El vestido rosa no. Suena un portazo. Purificación, si yo le hacía todavía en la iglesia. Ya recé lo que tenía que rezar. Ah, las alubias... ..creía que no llegaba a tiempo. Las he hecho yo. Nos ha salvado de la comida hoy. Vamos a ponerle el arroz. En mi casa nunca le echamos arroz a las alubias pintas. Aquí sí, Mercedes lo pone siempre y a su hijo le gusta. Pues no sé qué hace Mercedes que no está aquí haciendo la comida. Tiene mucho trabajo en la tienda. Casa sin mujer, no es lo que debe ser Los tiempos cambian, Purificación. Demasiado, me parece a mí. Merche, estás cosiendo uno del derecho y otro del revés. Seré idiota, no sé dónde tengo la cabeza. Tu suegra ¿no? Que te saca de quicio Un poco, pero no estoy así por ella. ¿Me lo cuentas? Es por la niña. Han encontrado a la madre. Eso me ha dicho la policía. ¿Se la van a devolver? Porque una madre como esa... No quiero seguir hablando de eso. Quería hablarte de otro tema... Ya lo sé.¿Qué sabes?Que las niñas han vendido la ropa de mercadillo. ¿Quién te lo ha contado? Carlos. Han hecho un dineral. Yo creo que si les dejamos un escaparate... ..dentro de poco teníamos a toda la juventud haciendo cola. ¿Qué dices? Que hagan lo que quieran, lo mismo estoy equivocada. Y no te preocupes, que verás que todo se soluciona. Nos tienen que decir hasta cómo llevar el pelo. -No seas pesado. Es este país, llevando el pelo largo siento que no les doy la razón. -Sólo te van a cortar el pelo. -¿Sabes lo que te digo?, que me voy. ¿A que me ha quedado bien? -No está mal. -Está genial. -Tampoco es para tanto. -Esto es el principio. Ya nos vemos como tu madre y Nieves con nuestra propia boutique. -¡Pues vaya futuro! -¿Te pasa algo? -¿Qué me va a pasar? La moda está muy bien. -Si has sido tú la que me has metido en esto. Es que me veo de mayor como Nieves llevando la tienda y me entra... ¿Pensabas que íbamos a montar un taller como el de Balenciaga? -No. Es que quizás la moda, no es lo mío. ¿Y qué es lo tuyo? Pues no lo sé, y no me hables así. -Pues yo me voy a apuntar. -¿A qué? A la obra de teatro del curilla. Es que desde pequeña me veo como una gran vedette... ..bajando las escaleras llena de plumas más que un pavo real. -Y creo que ha llegado el momento. -Que "Llama un inspector"... ..es una obra seria, no una revista. Mejor, para demostrar a todos el pedazo de actriz que soy. ¿No sabéis que hice una prueba para Celia Gámez? -¿Tú? ¡Venga, ya! ¡Que es verdad! Me pusieron una falda corta, bueno, cortísima... ..y unos tacones, ¡qué tacones! de 14 centímetros. -¿Te cogieron? -No, hija, no. Nada más llegar al escenario me caí de bruces y delante de la Gámez. Me dio tanta vergüenza que salí corriendo. Y si mi madre se hubiera enterado que yo quería ser artista, me mata. -Pues las pruebas son hoy. -Ya. -Yo también voy a ir. -¿Tú? -¡Claro! También quiero se actriz. -¿Para qué? -¡Para conocer a Robert Redford! -¡En la parroquia! -¿Crees que va a venir mucha gente? -Espero que sí. En el barrio siempre han sido un poco brutos... ..pero muy abiertos a las actividades -Esto es una labor de concienciación. -¿Crees que van a entender la obra? -Si no la entienden se la explicamos. ¿No eres tú cura? Señoras y señores feligreses, "Llama un inspector" nos ha mostrado ..¡la podredumbre de la burguesía! No exageres. Baja de ahí, a ver si viene alguien del arzobispado... ..y nos echan del club parroquial. Voy a ver si ha llegado la gente. -Oye. -¿Sí? Que estoy encantado de estar aquí. Gracias. Soy yo el que está agradecido, un miembro del Círculo de Tiza. Esto es un lujo. -No digas tonterías. Ah, ya sé quién va a hacer de Gerard Croft. -Tú, ¿no? -No, tú. No, yo te voy a hacer un papel secundario... ..pero es que eso es un protagonista. -Podrías hacerlo muy bien. -¿Y me vas a hacer una prueba? No hace falta. Ah, el inspector es cosa mía, ¿eh? Claro. ¡Gerard Croft! Que se te ve el plumero del canguele que llevas... .. tanto presumir de que tengo un primo actor... ..y luego no te apuntas ni borracho. -Qué pesadito estás con lo del teatro ..haz tú lo que quieras. -Pues yo me voy a apuntar... ..y me van a dar el papel de protagonista. -¿Qué te apuestas a que no? -¿A que sí? Si hay apuestas yo entro, en contra tuya. Muchas gracias por la confianza. Si gano yo, barra libre... ..toda la semana. Y si gano yo, me quitas los callos a mí y a toda mi familia. A tu hija se lo puedo hacer gratis. -Con mi hija no te metas. Ponme un riojita, Federico. Qué barbaridad. ¿Qué pasa? ¿Habéis visto a un fantasma o qué? -¡La madre que te parió! -Antonio, pareces un ministro. O un galán de cine. Yo estos trajes sólo los he visto en el cine. Es un "blaizer" con botones dorados, con foulard a juego. ¿Es tela de Matesa? Paño de importación. El paño catalán está bien pero el inglés es mucho mejor. ¿Me pones el riojita o no? Te habrá costado una pasta. Eso no se pregunta, Desi. Son gastos de representación y me lo ha pagado la empresa. ¡Y qué suavidad! De seda, como tiene que ser. Una buena corbata y unos buenos zapatos... ..son el signo de la elegancia ¡aquí y en Francia! Quién te ha visto y quién te ve. Parece un Gary Cooper de ésos. Lo más importante es ir bien vestido. Tienes razón porque para ir todos los días con el traje de luces... ..y la camisa de lamparones como aquí. -Y tú, con los pantalones pesqueros. -Pues Fede que no se cambia de camisa Eh, esta camisa me la lavaron el sábado. Como si fuera sólo cambiarse de camisa, di que no... ..que la elegancia se lleva por dentro y por fuera. La verdad es que me asombras. ¡Me cago en la madre...! ¡Pero qué me has hecho! ¿Cómo voy ahora a casa? -¿Qué tal tu madre? -Mi madre muy bien, sigue coja... ..pero no para de pedir dinero. No tengo ni una peseta. -Tú y yo tenemos que hacer cuentas. -Cuentas conmigo no, con mi hija... ..que es la que maneja todo esto. -¿Dónde está tu hija? Donde siempre. Apúntame todo esto que me voy. ¡Mira cómo me ha puesto! -Cómo que todo apuntado. -Uno apunta, otro apunta. -Eh, yo pago. -Sí, el mes pasado, una peseta. ¿Tienes una idea del total de lo que se ha hecho o no? -Sí, se ha hecho el ridículo. -Como el año pasado. -Cada vez que me voy, la caja baja. -Ya ves, cosas. Mamá, ¿dónde pongo todo esto? Dóblalo y déjalo en la estantería. No has venido a darme las gracias ni a darme un beso por lo de la ropa Muchas gracias. ¿Sólo eso? ¿Qué quieres que haga, que me ponga a dar saltos de alegría? No estaría mal verte contenta de vez en cuando. Si estoy contenta. No hay quién te entienda... ..si no es por un novio, es por lo de la ropa... ..pero yo no sé cómo ayudarte. Mamá, algún día se me pasará. No te preocupes, que son cosas mías. ¡Ay, esta hija mía! Abuela, no, es este botón. Pues sí que era fácil, hijo. ¿Sabes una cosa? ¿Qué cosa? Voy a hacer una obra de teatro con Luis y Josete. ¿Tú también? Pues mira qué bien. Me da un poco de pena por D. Eugenio ..todo el mundo vendrá a la mía. Claro que sí, ya lo verás. -Inés, hija, ¿de qué están hablando? -Que Franco ha cambiado de Gobierno. Vamos a comer que es tardísimo. ¿Y Antonio? Se habrá retrasado en la imprenta. ¿Y no le esperamos? No, porque a este paso ni Carlos llega al colegio... ..ni abrimos la tienda a tiempo. ¿Y Toni? -Debe ser él. -Hola a todos. Ni se bendice la mesa, cada uno llega cuando quiere... No es para tanto, casi siempre comemos todos juntos. Pásame el plato. Ya me han citado. Mañana ingreso en el cuartel. ¿Cómo no me lo has dicho antes? ¿Para qué? Me voy aquí al lado y seguro que enseguida... ..me dan el pernocta y puedo dormir aquí. Pero habrá que comprarte unas mudas, una bolsita de aseo, calcetines. Allí me dan de todo. ¿El fusil también? Sí, pero no te emociones porque no te lo voy a traer. ¡Vaya birria de mili! ¿Qué ha pasado en el Gobierno? -Han salido Fraga y Solís. -¿Fraga? Sí, eso ha dicho. Deja eso, que acabas de llegar. Es que es una crisis de gobierno en toda regla. A tu padre no le gusta que hables de política en la mesa. Hablando del rey de Roma... Perdonad pero me he entretenido. ¡Pero, Antonio! Antonio, no hay quién te conozca. Igual que Mel Ferrer. Date la vuelta. ¡Menudo paño! Gastos de representación. Estás guapísimo. ¿Y ayer no? Ayer también pero hoy pareces Cary Grant. A ver. No se puede, Merche. ¿A qué esperáis para comer? Hola, madre. (Inés tenía razón, mi padre se daba un aire a Cary Grant). (Esos botones dorados eran todo un símbolo). (El progreso también había llegado a su armario). (Aquella chaqueta auguraba buenos tiempos, eso creía mi padre). (Adiós al tergal y al tervilor, bienvenido el paño inglés... ..y los zapatos de piel). Antonio. Antonio, despierta, tienes que ir al médico con tu madre. Ya te he quitado la mancha de la camisa. Voy. Estos zapatos mucho cuero y mucha leche... ..pero luego no hay ninguno que no haga rozaduras. ¿Sigues enfadada? No empieces con lo mismo... ..que yo no quiero echar a tu madre de casa. Últimamente estás que no sé qué te pasa. No me pasa nada, ya nada. ¿Eh? Y los zapatos, ¿también te los ha regalado don Pablo? Sí, ¿te gustan? Sí, pero menos regalitos... ..y más subirte el sueldo. Porque mucho hacerte jefe... ..y mucho vender pisos pero ganar, ganas lo mismo. No te pongas soberbia. Métete eso bien. Ponte la chaqueta. ¿Cómo estoy? Guapísimo. Miedo me das. Tonta, si sabes que la que me gusta eres tú. A ver si te va a echar el lazo una finolis de ésas. No me extrañaría nada porque si yo fuera una finolis... ..y viera un hombre como yo, me liaba la manta a la cabeza.¡Bobo! Venga, que vas a llegar tarde. ¿Qué? Ero Flynn ¿Necesita ayuda? Lleva usted mucho rato ahí callada. No necesito nada, si me caigo en la bañera... ..y me rompo la crisma, ya gritaré. Debe lavarse a fondo porque en el médico da mucho coraje ..no estar bien aseada. Se lo digo, porque me ha pasado a mí. Dentro de una botella, dentro de una botella... ..dentro de una botella había un mensaje... ..escrito por ella. El mensaje decía, el mensaje decía... ..no me escribas más cartas que tienes faltas de ortografía. Hola, Maika. Hola. Estamos buscando una Doña Inés. ¿Y ésa quién es? -Una monja. ¿Y para qué queréis una monja? -Para una obra de teatro. -¿Y vosotros de qué, de curas? No, de caballeros. ¿Es de amor?Claro. Las monjas no pueden enamorarse. Están casadas con Dios. Doña Inés se enamora. ¡Menudo pecado! Pero qué pecado si es de mentira. -Eso te lo crees tú. -¿Lo vais a hacer o no? -No, he comulgado este domingo. -Y yo no quiero volver a confesarme. ¿Qué vamos a hacer? Como no tengamos una Doña Inés... Nos sigue tu vecina Amparo. ¡Si es la gafotas! ¡Seguidme! ¿Qué quieres? Quiero ser Doña Inés. No, no. Me sé el papel de memoria. 3 duros y te dejamos. Trato hecho. Los tres duros. Luego te los doy. Decid a todo el barrio que mañana por la tarde... ..echamos Don Juan Tenorio en el descampado. Es tardísimo. -Mujer, vente. -No te hagas de rogar. -Que me da mucha vergüenza. -Mira, si no nos cogen, pase... ..pero el hartón de reír de ver a los otros, no me lo quita nadie. -Deséame suerte -Verás como todo sale bien. -Ojalá. -Venga. Cuando cerremos me paso por allí para ver qué tal. -Vale. -Suerte. Hija, ¿y Nieves? ¡Qué susto! Nieves con Pili... ..que se acaban de ir, creía que te lo habían dicho. Es verdad, no sé dónde tengo la cabeza. Yo lo sé. Es por la niña, ¿no? ¿Qué pasa? Pues nada, se ha parado todo. Han encontrado a la madre. No te lo he dicho porque no quería preocuparte. Estoy tan tonta, que me he encontrado estos patucos ..en el bolso y me he puesto a llorar como una tonta. Es normal. No te preocupes, que ya verás como todo se arregla. Lo sabrá papá, ¿no? No, no se lo voy a decir, ¿para qué? Si no tengo nada qué contar. Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto ..de tu vientre, Jesús. Santa María, madre de Dios... ..ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte Amén. Que no es hora de rezar el rosario. Siempre es buena hora. El Señor es contigo, bendita tú eres entre todas las mujeres... ..y bendito es el fruto de tu vientre Jesús. Antonio.¿Qué? ¿No me irán a desnudar? ¿Pero quién le va a desnudar? ¿Quién va a ser, el médico? La van a mirar sólo por encima. ¿No me pondrán una inyección? ¿También tiene miedo... ..a las inyecciones? Yo no tengo miedo a nada. Santa María, madre de Dios, ruega por nosotros pecadores... Es que ni cuando os tuve fui nunca a un médico. Pues ya va siendo hora, madre. ¿El 45? Pasen, por favor. Madre, quieta, tenemos el 49. Falta un rato, mujer. Dios te salve, María, llena eres de gracia, el Señor es contigo... ..bendita tú eres entre todas las mujeres... Espero que lo cortes mejor que el barbero al que me llevó Manuel... ..que parecía Jack el destripador. -Que tienes 19 años. ¿Sabes lo que me ha costado tenerlo así? Estate quieto que si no te voy a cortar una oreja. Y se me van a ver las orejas. Lo que se te va a ver son las ideas como te lo corten en el cuartel. Venga, corta. Con cuidado y recuerda que soy tu hermano. -Tu primer mechón. -¿Ya? -Sí, te lo guardas de recuerdo. -Que me lo corten ellos... ..pero yo no me lo corto. -¿Pero por qué? Estás tonto, ¿eh? Si quiere que averigüe lo que tiene tendrá que decirme lo que le pasa. ¿Qué me va a pasar?, que estoy vieja. Así no vamos a ninguna parte. Ya que está aquí, déjeme hacerle una exploración rutinaria. ¿Qué hace, madre? Estese quieta y hágale caso al doctor. Quiero auscultarle y poco más. Claro. Siéntese y desabróchese el vestido. -¿No puede mirarme... ..sin quitarme la ropa? ¡Que se siente, mujer! Hágalo por mí, por lo menos. Antonio, será mejor que esperes fuera cuando acabe te aviso. Mejor, que me pongo muy nervioso. Antonio, no te vayas muy lejos. Es un momento nada más, estoy aquí fuera... ..fumando un cigarro aquí detrás de la puerta. Y ahora, Purificación, tranquilícese y haga todo lo que yo le diga. Respire hondo. Así, muy bien. ¡Venga, venga, otra vez! No es verdad... No es verdad... Ángel de amor. ¡Pero lo dices sin ganas y así no vale! ¡Parece que no estés enamorado de mí! Pues claro que no lo estoy. Pues tienes que estarlo, si no, no vale. Está bien, pero las manos quietas. ¡Y nada de besos! Si no me besas, me das mis 3 duros y me voy. ¿Y si me ve Mayka? Además, besarse es una guarrería. Que si no, se va. Ponemos la mano para que no se vea. Bueno. No es verdad...,ángel de amor, que en esta apartada orilla... Hermana, trabaja usted en el hospital, ¿verdad? ¿Se acuerda de mí? Es la mujer que encontró a la niña. ¿Viene del hospital? Sí. Voy a visitar a un enfermo aquí cerca. ¿Sabe algo de la niña? Pues que está muy guapa... ..y que cada día gana más peso. No me refiero a eso. Me refiero a si sabe si la madre se la va a llevar. ¿Se refiere a la mujer que detuvo la policía? No es la madre. ¿Cómo que no es la madre? Era una pobre alma descarriada... ..que se emborrachó y dijo esa tontería. ¿Está segura? Sí. No sabe cuánto le agradezco que me lo haya contado. Me voy a verla corriendo y gracias otra vez. Pase, por favor. Acompañe a la señora mientras yo le hago unas recetas. No me mande muchas medicinas. Vamos, madre, que el doctor sabe lo que hace. Bueno, ya me puede decir lo que le pasa. Te voy a dar unos medicamentos para el reuma. Tiene mal la circulación y sobre todo la encuentro muy decaída. Muy decaída. Sí, triste, sin ganas de nada. Sí, eso es verdad. Tú mismo lo has notado. Sí, ¿y eso tiene cura? A ciertas edades... ..les da por pensar lo peor. Necesita muchos mimos... ..paseos, sentirse activa, que forma parte de la familia. Es que no se deja. También quiero hacer más pruebas. ¿Más pruebas? Sí, del corazón. ¿Del corazón? Tiene ciertas arritmias... ..que no parece grave pero quiero asegurarme de que no hay nada peor. ¿Peor de qué? Tranquilo. Vamos a esperar a las pruebas. No debes dejar que tu madre vuelva al pueblo a vivir sola. Eso sí que no, de ninguna manera. Aquí está la lista. -¿No ha venido nadie más? Me temo que no. -Bueno, pues nada, vamos allá. Por favor, pongan atención, vamos a empezar. ¿Quién quiere ser el primero? Pues yo misma. Total lo único que sé es imitar a Gracita Morales. Me da un poco de vergüenza pero... Que si Lucía "pa quí" que si Lucía "pa llá"... ..parezco un molinillo. -¿Esta quién es? -Pilar. Señorito, usted no tiene ni idea de cómo está el servicio. Yo voy a preparar una canción pero casi no la voy a cantar. La voy a poner caras. Mira, qué cara de susto. -¿Es nieves? -Es Nieves. Es muy expresiva, ¿no? Y para asustar. Mira qué fea, mira qué miedo. Éste es un señor que va a una tienda de discos y dice:... ..oiga, por favor, ¿tiene la canción de Velázquez? ¿Cómo la canción de Velázquez? Velázquez era un pintor. Dice, no, coño, la canción de Velázquez que dice:... ..verás que todo es mentira. Imaginen ustedes, Ciudad Real, 1920 una joven romántica, inocente... ..pongamos que se llama María, conoce a un muchacho bien plantado... ..pongamos que se llama José, galán joven de una compañía de teatro La primavera y los versos de Rubén Darío:... ..¿cuántos quieres, niña bella, tengo muchos que contar... ..hacen que el amor crezca como una enredadera. El amor de ambos es descubierto por los padres de ella... ..que deciden encerrar a la joven en un internado de monjas. ¿Sigo? Por si no lo saben, soy el director del colegio del barrio... ..y me veo en la obligación de explicarles mi interés por el teatro. Leo latín desde que tenía 7 años y griego desde los 8. Fui buen estudiante, tanto en mis años de colegio... ..como en la escuela de Magisterio. ¿Me ha parecido verle bostezar? Perdone, ¿qué está haciendo? -¿Nunca ha visto a Charlot? -Charlot, claro. Y ahora de mi tía Mary. Si llego a saber que hay tanto dinero no me compro un visón me compro dos. He hecho cómico, trágico, de todo, tragicómico. María acudió a la cita con el corazón palpitante en el pecho José no apareció en aquella noche y en ninguna otra... ..de las muchas que María volvió a aquel jardín. Y eso es todo. Es una historia... Muy bonita. Hay que tener paciencia, cuidarse mucho, madre... ..que el reuma le va a seguir dando la lata. ¿Y por qué me ha hecho salir de la consulta? ¿Otra vez con eso? Será que aquí es costumbre. Si sólo es reuma, yo me vuelvo al pueblo. De eso sí que no. Usted no se vuelve al pueblo hasta que no se encuentre mejor. Si ha cerrado la tienda, Merche. Claro, con la hora que es. A ver si hay suerte y la encontramos en casa. ¿Y dónde va a estar si no? Como siempre está tan ocupada. Tengamos la fiesta en paz. Yo no he dicho nada. No dice nada pero lo piensa. Yo no pienso ni digo nada. Por favor. Un minuto de silencio. Bueno, vamos a proceder a repartir los papeles. Para el papel del Sr. Birling hemos elegido a Gonzalo. Enhorabuena. Enhorabuena, Gonzalo. -Bueno, yo sólo deciros... ..que me siento muy honrado por esta responsabilidad. Y para el papel de Eric a Desiderio. ¡Toma! Yo he nacido para esto. Enhorabuena. Para el papel de Edna, a Pilar. ¡Ah, soy yo, me han cogido! -¡Qué ilusión me hace! -Enhorabuena, Pi... Muchísimas gracias. Yo había pensado que me iba más Sheila, ¿no? Edna es un personaje muy rico en matices. -Sí, con muchos matices. -Gracias. La señora Birling lo va a interpretar Nieves. ¿No es muy mayor este personaje para mí? Hemos comentado que no importaría que te envejecieras un poco. -Claro, cosas de la farándula, ¿no? -Eso es. Felicidades. Pues eso es todo, Eugenio hará de Gerard Croft y yo de inspector. Pues nada más, nos vemos en los ensayos. Mañana a las 8. ¿Ya está decidido el decorado y el vestuario? Joven. Mire bien en sus papeles porque no ha dicho quién va a hacer... ..el papel de la protagonista. -Tiene usted razón... ..pero no hemos encontrado la persona adecuada para ese papel. ¿Yo no le valgo? Francamente, le tenía reservado un papel más importante. -¿Más importante? -Mi ayudante. -¡Su ayudante! -No es tan agradecido como subirse ..al escenario pero tiene el encanto de ir viendo crecer la obra... ..como si fuera un hijo. -¡Cómo si fuera un hijo! -Gracias, D. Diego. -Diego a secas. -Enhorabuena, Valentina. -Muchas gracias. -Y nos vemos mañana a las 8. -Estoy emocionada. -Hasta mañana. ¡Soy su ayudante! ¿Y ahora dónde encontramos a una Sheila Birling? Pues eso digo yo. -Hola. -Hola, Inés. ¡Lo que te has perdido! Ha sido "desopilante", oye. -¿Os han cogido? -¡Sí! Si ya lo decía yo. -Perdona. Te llamas, Inés, ¿no? -Sí, Inés. ¿Y no has querido venir con tus amigas? Mira que se lo hemos dicho pero ella que no y que no. Cuando se le mete algo en la cabeza no hay quién se lo saque. Es una pena que no quieras hacer una prueba. Si quisieras ahora. -Cuando ella dice que no, es que no. -Bueno. -¿Bueno? -No pierdo nada por intentarlo. -Ven. -No sé recordar tres líneas seguidas. Confía en mí. Ya verás como el papel de Sheila se lo dan a ella. ¿Dónde te has metido? He pasado por la tienda y no te he visto. He ido a un recado. ¿A un recado? Qué te pasa, que tienes esa cara. Mi madre. ¿Qué os ha dicho el médico? A ella nada, me lo ha dicho a mí. Dime qué te ha dicho. Pues que tiene que volver. No sé qué le han encontrado en el corazón y tiene que hacerse pruebas. ¿Es algo grave? Pues ya me dirás. ¿Es que hay algo más importante en el cuerpo que el corazón? Si la bomba falla pues se acabó todo. No seas agorero, que ahora hay muchas medicinas y adelantos. Hoy en día hasta le pueden cambiar el corazón. Pues como no sea el Dr. Barnard el zote de Martínez Bordiú.. ..se ha lucido. ¡Ay, Dios! No te pongas en lo peor. Lo mismo se queda en un susto. Eso espero, Merche. Tú vas a ser Sheila. Sheila celebra esta noche su fiesta de compromiso. Está muy contenta porque por fin se va a casar con Gerard. Ése soy yo. -Sus padres le han preparado... ..una fiesta de compromiso ¡y ella está guapísima! ¿Alguna pregunta? -¿Y el Inspector? -Olvídate ahora del inspector. Sheila es rica, está comprometida y su padre va a hacer un brindis. -¿Preparada? -Sí. Con toda sinceridad he de decirte, que tu compromiso con Sheila... ..supone mucho para mí. Parejita, os deseo a los dos lo mejor que el mundo pueda ofreceros. ¡Por Gerard y Sheila! Gracias. Estoy tan emocionada que me voy a echar a llorar. -A ver si esto seca tus lágrimas. -Saca el estuche. -Mira. -La encontraste. -La propia y verdadera. -Sheila, abre el estuche. ¡Oh! Es maravilloso. Gerard, amor mío. Corre, Sheila, abrázale. ¡Bésale! ¡Bésale! Yo creo que es suficiente. Es la primera vez que se sube a un escenario y... -Yo creo que ya también. -¿Qué tal? -Yo creo que bien, ¿no? -El papel es tuyo. Tu personaje tiene un gran sentido de la justicia... ..yo creo que tú lo tienes también. -¿Ah, sí? -Estoy seguro. Y piensa que eres la protagonista femenina de la obra... ..que tienes una gran responsabilidad contigo misma y tus compañeros. -Oye, te doy la obra. -Muy bien. Léetela lo antes posible pero léetela toda... ..no te leas sólo tu personaje. -No, claro. A lo mejor hoy no me da tiempo porque tengo que hacer la cena... ..pero si no mañana. -No te preocupes, eres perfecta. -Bueno, si tú lo crees. -Buenas noches. Gracias. Va a llegar tarde y lo van a arrestar. ¡Fumando a estas horas! Es verdad. ¡Toni, Toni! Bueno, pues me voy ya. Dame un abrazo, hijo. Papá, que no me voy a ir a la guerra de África.Cállate y dame un abrazo. Cómo pasa el tiempo, parece mentira. Cariño mío, pórtate bien y tú haz lo que te digan. Y no te hagas el listo en el cuartel Haz caso a tu abuela, no destaques. Y si piden voluntarios, tú chitón.Papá.Antonio. Lo estás poniendo nervioso. Y cuida tus amigos de la mili... ..que lo son para toda la vida. Sí, papá.Escúchame. Un año y medio pasa volando. Bueno, yo me voy. Adiós, cariño. Adiós. Si necesitas algo nos llamas que te lo mandamos. Y mándanos tu dirección y te enviamos un paquete. En cuanto pueda lo hago todo. Adiós, hijo. Pues ya lo tenemos hecho un hombre. ¡Nuestro niño! Venga, no lloréis las dos. No ha venido nadie. Es por tu culpa, Doña Inés no tiene gafas. ¿A que te doy una chufa? Vamos, hay que hacer la función. ¿Pero no ves que no hay nadie? ¡Y a mí, qué me importa! -Si no hay nadie, es muy aburrido. -Porque tú lo digas. Éste es el papel de mi vida y por nada del mundo, voy a dejar de actuar ¡Que la función empiece! ¿No es verdad, ángel de amor, que en esta apartada orilla... ..la luna más clara brilla y se respira mejor? Oh, sí, bellísima Inés, espejo y luz de mis ojos... ..escuchadme sin enojos cómo lo haces, amor es. (Aquella tarde sufrimos en nuestras propias carnes... ..la grandeza y miseria del teatro en España: ..la ausencia de espectadores). (Amparo, Amparito la gafotas, nos dio una lección de pundonor... (..como sólo las grandes actrices y actores saben hacer). (Después de aquello dejó de hablar a la mitad del barrio). (Con el tiempo nos dejamos de ver, hasta que años más tarde... ..sobre el escenario de un teatro, la vi interpretando... ..una Doña Inés distinta de aquella que compartió conmigo). (Quizás fuera el escenario o el sueño ambicionado y cumplido... (..pero Amparo, la gafotas, estaba radiante, luminosa, cautivadora). ¡O ámame porque te adoro! ¡Guapa! (Aumenta el tráfico rodado en todas las ciudades de España... ..a medida que se eleva el nivel de vida...) Si yo creía que la televisión no le gustaba. Me entretiene. Le he comprado unas pastitas para la merienda. Tome el café. ¿Le pongo azúcar? A mí el café me gusta de puchero. Pues sabe una cosa, Purificación, que no la aguanto más. ¡Que no aguanto ni una paja que se mueva! Me ha quitado usted mi cama, mi sitio en la mesa... ..y yo me he mordido la lengua por no contestarle. Se pasa el día comparando a mi yerno con su niño de Francia... ..y a mis nietos con su prima. No le gusta nada de lo que le damos ..protesta por todo y hasta aquí llegó el agua. ¡Juro por Dios bendito que como no se porte como es debido... ..la tiro por el balcón! Con razón la llaman en el pueblo como la llaman. A mí no me llaman en el pueblo de ninguna manera. ¿No lo sabe? Porque le va como anillo al dedo. ¡Venga, suéltelo! No, no sea que nos llevemos peor. ¿Sabe de lo que tengo ganas? ¡De retorcerle el pescuezo! Pues se va a quedar con las ganas, señora. ¡Quiero esa fila recta! ¿Qué talla? -38. -¿Número? -42. Los quiero ver corriendo. Venga, vamos, formando de a tres. ¡Pónganse la gorra! ¿Usted qué pasa, no sabe colocarse? (Hoy con un ejército profesional los jóvenes ya no tienen ni idea... ..de lo que significaba hacer el servicio militar obligatorio). (Aquella mili, que para la mayoría sólo consistía en pasar 18 meses... ..de rancho, tedio, disciplina y perdida de tiempo). (Aunque para otros fuera una fiesta porque te permitía salir del pueblo, ..hacer amigos y conocer a la chica con quien se casaban). (Pero eso de la mili por suerte es ya una historia pasada). # Sólo le pido a Dios... ..que el dolor no me sea indiferente. Que la reseca muerte no me encuentre,... ..vacío y solo sin haber hecho lo suficiente. Sólo le pido a Dios... ..que lo injusto no me sea indiferente. Que no me abofeteen la otra mejilla,... ..después de que una garra me araño esta suerte. Sólo le pido a Dios... ..que la guerra no me sea indiferente,... ..es un monstruo grande y pisa fuerte... ..toda la pobre inocencia de la gente. Es un monstruo grande y pisa fuerte,... ..toda la pobre inocencia de la gente.

Cuéntame cómo pasó - T2 - La mamá política - Capítulo 37

17 oct 2002

La llegada de la madre de Antonio, doña Pura, a la casa de los Alcántara provoca enfrentamientos con la familia. Acostumbrada a la vida en su pueblo Sagrillas, no comparte la forma de vida de la familia de su hijo. Éste, preocupado por la salud de su madre, se empeña en llevarla al médico.

Al tiempo que Franco remodela todo su gobierno debido al escándalo de Matesa, Eugenio trata de despertar la conciencia social del barrio instando a sus feligreses a participar en una obra de teatro que, organizada en el club parroquial, va a dirigir un actor amigo suyo. La gente del barrio acoge con entusiasmo la idea, y muchos se atreven a hacer las pruebas de elección de actores. Por su parte Carlos, como era de esperar, decide montar una función paralela junto con sus amigos.

Mercedas recibe con gran tristeza la noticia de que han encontardo a la madre de la niña abandonada, y pierde toda esperanza de poder adoptarla.

Mientras, Don Pablo prosigue con su idea de convertir a Antonio en todo un caballero distinguido para que pueda representarle en sociedad, y se lo lleva a comprar ropa.

Por último, Toni está preocupado porque tiene que empezar la instrucción de la mili. 

ver más sobre "Cuéntame cómo pasó - T2 - La mamá política - Capítulo 37" ver menos sobre "Cuéntame cómo pasó - T2 - La mamá política - Capítulo 37"

Los últimos 1.657 programas de Cuéntame cómo pasó

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos
Recomendaciones de usuarios