www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
652285
No recomendado para menores de 7 años
Transcripción completa

Cuéntame...

...tú que has vivido...

...el despertar...

...de un tiempo que nos cambió.

Volverás...

...a ser un niño...

...al recordar...

...las largas tardes de sol.

Háblame de lo que has encontrado...

...en tu largo caminar.

Cuéntame cómo te ha ido,...

...si has conocido la felicidad.

Cuéntame cómo te ha ido,...

...si has conocido la felicidad.

"Casi sin darnos cuenta, la Navidad se nos había echado encima".

"Una más, que decía con melancolía mi abuela".

"Hay muchas navidades".

"Algunas, nevadas".

"Otras, viajeras. Casi todas, familiares".

"Con esperanza, reivindicativas".

"O con nostalgia de lo que pudo ser y no fue".

"Incluso navidades con sorpresas de última hora".

"Pero todas con un mismo sentimiento".

"El de la lotería".

"Un acontecimiento que, cada 22 de diciembre,...

...une a todas las generaciones".

"Porque decir lotería es decir Navidad".

¿Ha salido ya? -No, aún nada.

-Buenos días, señores.

¡Felices fiestas!

¿Ha salido el gordo? -Los terceros.

-¿Dónde? -En Sabadell.

(TV) "Parece el de 15 millones".

-No me puedo entretener.

-Un sol y sombra. -¡Callaos!

-"Han escuchado ustedes el 35589".

"Premiado con 15 millones".

Y si no te toca el gordo, no te preocupes jamás.

Te puede tocar el flaco.

"Las del 77 iban a ser las primeras navidades lejos de San Genaro".

"El empeño de mi padre por celebrarla en la nueva casa...

...nos obligó a empaquetar todo a la carrera".

"Y como nunca llueve a gusto de todos,...

...aquella marcha hacia una vida mejor que tanto les ilusionaba...

...a mi abuela le traía por la calle de la amargura".

"Aunque intentara llevarlo con resignación".

Vamos. La que nos instaló Desi.

¿Estás bien?

"Para mí, el cambio de barrio...

...era una prueba dificilísima de sobrellevar".

"La separación de Karina".

Cuidado.

¿Y ese zapato?

¡Aaaah!

Que somos nosotros.

¡Ay, Señor, Señor!

¡Qué tiempos estos!

Estoy harto de pasarme aquí la vida.

Si quieres, vamos a otro sitio.

Bueno, aquí no hace frío.

"Quedaban horas para que dejáramos el barrio".

"Y había tanto por hacer..."

Esta tarde te daré más. Gracias.

No sabes cuántas cosas salen.

-Aquí tienes otras pocas.

Gracias, Desiderio.

¿Cómo va el televisor nuevo? Estupendamente.

Espero que no se me rompa.

-Buenos días. -Hola, padre.

-Unas pilas para la radio.

Gracias por invitarme a cenar.

¡Huy, cuidado!

De nada, padre.

Cada vez llevo peor lo de cenar solo en Nochebuena.

-Si fuera un pastor cuáquero, tendría a su familia.

-No le haga caso, padre.

-Me tienes que dar la dirección.

Os vais esta tarde. Sí.

A ver si me da tiempo.

Bueno. -Buenos días.

Quita el portaaviones de la puerta del bar.

Voy a recoger a mi ex. ¿Viene tu ex?

Sí, Mercedes.

Llamó ayer, dice que echa de menos a Françoise y se nos presenta aquí.

¡Madre del amor hermoso!

¿Te importa que se quede en tu casa?

¿En mi casa? En tu casa.

Paquita ha dicho que en la nuestra no.

Por favor te lo pido.

No me hagas eso.

¡Por Dios! Por favor.

Bueno, venga, porque estamos en Navidad.

Que se venga a la casa nueva. Saca el coche.

-Dos mujeres, cuatro hijas, el matamulas.

Lo espero esta noche. -De acuerdo.

-¿Podemos hablar? ¿Qué pasa?

¡No hay manera, de verdad!

Me dejáis la casa a medio desmontar. A ver dónde ceno.

Le ha dado ciática a mi cuñado. Me traes a otro, Pepe.

No puedo, don Antonio.

A mi sobrino le ha caído imaginaria.

Pepe, no me escuchas.

Esta noche tengo a 25 a cenar en mi casa.

Yo quería cenar en mi casa nueva.

Lo siento, don Antonio.

No dejo San Genaro ni a tiros.

Mañana me tiene a mí y acabamos.

Mañana.

Más no puedo hacer. Pues nada.

-Le puedo ayudar.

¡Tú y el maestro armero!

¡No puedo, estamos en Nochebuena!

Yo soy cardiópata.

Vamos a hacer una cosa.

Mañana te quiero a primera hora. ¿Me has dejado camas?

-¿Camas?

Si no, se las subimos en un pispás este y yo.

Te pones en doble fila y me esperas.

Le subiré la cesta a mi hijo.

Por todos nosotros.

Por la lucha obrera.

Y por que el próximo año nos traiga sentencias favorables,...

...como las ganadas por Toni.

-Salud.

-Salud, compañeros. -Salud.

-Gonzalo.

Su aguinaldo. -Muchas gracias.

-Ábralo, Gonzalo.

-Sí. -Con permiso.

-Muchas gracias.

-Alguien cobra el aguinaldo. El resto, nada.

-El gordo no nos ha tocado.

-Ni un duro.

-Bueno, yo me marcho.

Que pasen buena noche.

-¡Buenas noches!

-Yo también me voy. -Y yo.

A ver cómo está la carretera.

Ha caído una nevada en Ávila increíble.

-¿Os quedáis?

-No, ya nos vamos. -Sí, vamos a recoger.

-Adiós.

-¡Eh! -Buenas noches.

¿Se la llevo, don Antonio? No, es una cosa personal.

-¿Dónde vas con el pito?

Es una matrícula oficial.

Eusebio. ¡Anda!

-¡Anda, nervioso!

¡Tira para atrás!

-No te he deseado feliz Navidad.

-¡Vamos!

¡Te voy a dar pito!

-Feliz Navidad.

¡Pepe! -¿Y la cesta?

Meta la cesta. ¿No está su hijo?

No, vámonos.

¿Al final no nos vamos?

Pues no, no nos vamos esta tarde. ¿Y dónde cenamos?

Pues aquí. ¿Dónde?

En el salón.

Le he pedido a paquita dos borriquetas y un tablero.

Parece una chabola. ¿Y las sábanas?

En una chabola vamos a cenar. A ver.

Me podías haber dicho que habías invitado a Froilán.

Después de tantos años, es lo menos que podíamos hacer.

¿Te parece mal? No, pero me lo podías haber dicho.

Lo digo ahora. Cualquiera tiene un olvido.

Sí, todos tenemos un olvido.

No sé cómo, somos 13.

¿13? Sí.

¡Qué mal número!

Y encima, Marie Chantal.

¿Por qué se tiene que quedar?

Me lo ha pedido Miguel y Paquita no puede ni verla.

Y porque es Navidad.

Era una pregunta, no te pongas así. Son muchas cosas.

La mudanza, a medias. Y ahora, cenamos aquí.

Y la pagas conmigo.

¿Qué refunfuñas?

No refunfuño. Sí refunfuñas.

Dame las sábanas. No.

Quédate con la niña y descansa.

Miguel, tu ex mujer no entra en mi casa.

-Muy bien que has hecho.

-Pensaba dormir con nosotros. -¿Juntos?

Estas francesas son el no va más.

-No, en la habitación de Diana.

-Y a la que te descuides, se encama con tu marido.

No diga tonterías, Josefina. -Fíate.

Para las francesas, hacerlo es como comer pipas.

-¿Y dónde se quedará? -Con mis tíos.

-Deberían prohibir estas fiestas.

Es el día que más crímenes se cometen.

-Hay yernos que se merecen dos tiros.

-¿Cómo puede ser tan bruta?

Y dice que todos los presos son chorizos.

-Cada loco con su tema.

-¡Huy, huy, huy!

Ahí va la ex mujer de tu marido. -Quítame esto.

-Quítamelo. -Voy.

Cuidado con las maletas, son nuevas. -Sí, Marie Chantal.

-Mamá. -Hija.

-"Trés belle".

No pude ir a buscarte, tuve que quedarme en el "bistrot".

-Pudo quedarse tu madrastra.

-No empieces, que te he oído.

Hola, Mercedes. Hola.

¿Qué hago con las maletas?

Súbelas, no nos vamos.

-"Joyeux Nöel".

Hola.

-¿No os vais, qué ha pasado?

Luego te lo cuento. Cenamos aquí.

Bueno.

Paquita.

Sal a saludar, ha venido Marie Chantal.

¡Huy, huy, huy!

-Se arma. -Buenas.

-Hola, Paquita.

Dice mi marido que las niñas están preciosas.

Estoy deseando conocerlas.

Te veo muy bien.

Más estropeada, pero es natural.

Con tres partos, ¿verdad, "cheri"?

-Pues entonces cómo estarán otras.

Pili.

Acábame.

-¿Qué habrá querido decir con eso?

-Que me vais a arruinar la Navidad, como si lo viera.

Míralo por el lado bueno.

Nos queda un día para estar juntos.

Pero si me voy mañana del barrio y no ha habido manera.

Mi madre y mi abuela van a la misa del Gallo.

Gracias a eso, podremos estar juntos una hora.

¿Solos?

Completamente.

¿Qué hacéis?

Hablando de filosofía.

Anda, vamos, hija.

Así que...

...una hora para nosotros.

Por lo menos.

Si es que, madre, lo tenías que haber comparo más pequeño.

Somos trece a cenar. No hubiéramos tocado a nada.

Haber comprado un capón, como te dije.

Pero compras lo que tú quieres.

Todo los años hemos tomado besugo.

Pártelo por la mitad, verás qué bien se asa.

Córtalo. No quiero, queda muy feo.

¡Qué más da!

Pues a mí sí que me da.

Haz lo que te dé la gana, yo soy el último mono.

¿Qué le pasa la duquesa de Sagrillas?

No sé lo que le pasa, me va a dar las Navidades.

Vaya.

Así sí que cabe.

¡Por Dios!

A esto por lo menos le queda una hora.

Seguro que mañana terminamos la mudanza, ¿verdad?

¡Eh, eh! Sí, ya he hablado con Pepe.

Mañana.

En buena hora se me ocurrió. Todo saldrá bien.

Venga, Anselmo.

Izquierda. -Voy.

-Librando la cristalera, cuidado, librando.

Me como la barandilla.

-Raspamos la pared.

-Venga, más.

Más, venga.

-Qué fuerte eres.

-Tú sí que estás tersa.

-Cuidado. -Anselmo.

A lo que estamos.

Venga.

-Voy para allá.

-Ayúdame, Carlos. -Vamos.

Quita, das arriba.

-Más abajo.

¡Caray!

Quita, vas a tirar la casa abajo.

¿Estáis locos?

-Que pesa. ¡Qué va a pesar!

Encoja las piernas. -¿Qué hacéis?

Vienen muchos y ponemos una tabla. -Cuidado, hombre.

Cuidado aquí.

-Después de cenar bajo a ver la tele contigo.

Esta moche mejor que no.

¿Vas a ir a misa?

No, no voy a ir a misa.

¿Entonces?

Jo, macho, que he quedado con...

¿Con Karina? ¿Dónde?

En su casa. ¿Y su madre?

En misa, pero no se lo digas a todo el mundo.

Felicidades.

¡Qué felicidades! -¡Qué elegante te has puesto!

Carlos, echa una mano.

Hola, papá. Hola.

-Hola.

Hola. Juana.

Entra a echar una mano.

"Para desearos paz, libertad y prosperidad...

...en nuestro nombre,...

...me he permitido entrar unos momentos en vuestros hogares".

"Y lo hago desde esta casa, que es la de todos".

-¿Recuerdas, "cherie", cuando hablaba Franco?

-¿Por qué le llama así?

-En París, nos llamábamos así. -¡Ah!

No le tienes que llamar eso.

¿Qué significa?

-Querido. -¿Querido?

¡Le llamas Miguel! Es Nochebuena.

Me está inflando las narices. Ya está.

Paquita tiene razón. No caliente más el fuego.

¿Una copita, padre? -Una chispita.

Para celebrar esta Navidad tan cálida y sincera.

Sobre todo, austera. Exacto, una cena austera.

Como debió ser la última cena de Jesús...

...antes de la crucifixión. Pero eso es en Semana Santa.

El espíritu es el mismo, el del amor y la fraternidad.

Estar todos juntos.

Es la última cena en esta casa.

Y además, somos 13.

-Ya se ha tomado cuatro.

-Esta es la última. Si no, digo tonterías.

Usted no dice tonterías. -No hay manera de oír al Rey.

-"La libertad y la paz no se consiguen sin estar unidos".

"Unidos en la familia".

"Esta noche navideña hace un cerco de amor".

Ya podemos cenar.

-No ha llegado Françoise.

Se pasa el besugo.

Lo tengo en el horno. ¿Dónde está?

-No sé, "cherie".

-También le llamas "cherie". -Sí, ¿qué pasa?

-Paquita.

Timbre

Abro yo.

¡Prima! -¡Qué!

-Hola. Entra.

Llegas a cenar. -¡Vamos, hija!

¡Estamos esperando!

-Buenas noches. Buenas noches.

He tenido un problema.

¿Qué pasa, hija? -¿Cuál?

-Que no he venido sola.

Pasa, "cherie". -¿Qué?

¡Anda! -Buenas noches.

-¿Qué haces aquí?

-No quería venir.

¡Eh!

-¡Desgraciado!

¿Qué pinta ese aquí? ¡La madre que te parió!

¡A la cocina!

¡Ay, Señor!

-¡Hija!

-"Pienso en las generaciones de nuestros hijos", que están aquí,...

...en este amor de la Navidad".

Esto es una cena de familia, hermano.

Y a ese nadie le ha invitado.

Ya lo sé, pero es la última cena.

Y en la última cena Judas te da un beso, le perdonas y ¡hala!

¿Eres idiota?

No me llames idiota, me cago en la leche.

Están Valentina y el cura, y a Judas lo invitó tu hija.

Mi hija no es quién para invitar a nadie.

Y ese sinvergüenza...

...¡tendría que estar en su casa!

Estás dando la nota.

No estoy dando la nota.

¡Soy el único que se quiere enterar de las cosas!

Ese majadero está casado.

¡Casado! Y acaba de tener un hijo con una mujer.

Y la primera oportunidad que tiene, tira de pistola y se lía a tiros.

¡Ya lo sé, yo lo he vivido!

Pero Judas Iscariote se ha separado de Roma.

Aquí nadie se separa de Roma.

¡Y menos en Navidad!

¡Habló Vladimir!

¡Sí, señor, Lenin!

Y me jode que Judas Iscariote sea un camarada.

Y un camarada no se acuesta con la hija de Lenin.

Mi mujer y yo hemos discutido y hemos roto definitivamente.

-Le han puesto de patitas en la calle.

-Lo nuestro no funcionaba. Te acostabas con mi sobrina.

Que hay niños delante.

-Lo mejor es una separación amistosa.

-¿Qué dice esta mujer? ¡Lo que me faltaba!

Ya está bien, Paquita.

Hace dos años nos pedía 70 000 duros por darnos el divorcio amistoso.

-Pues era barato. -¿Qué?

-Un amigo de Bisonte dice que el año que viene aprueban el divorcio.

-Pregúntaselo al diputado. Si no es laboral, me pierdo.

-Deberías pasarte a los divorcios.

Dentro de unos años, todos divorciados.

-Dios no lo quiera.

-Enhorabuena.

¡Qué alegría!

Que dice que no sale a cenar, venga.

-¿Cómo se va a quedar ahí? -¡Miguelón, no seas tonto!

¡Sal de ahí!

-¡Dejadme en paz! ¡Y traedme los langostinos!

O se va Vicente o no sale.

Es que no tenemos sitio en la mesa.

-Si es así, me voy.

Pues eso, hijo.

-Es como de la familia.

De la familia eres tú. Él no es de la familia.

-Por favor.

Habla en francés

¿Qué dices? No te entiendo.

-Por favor.

No puede ser. Antonio, Antonio...

En esta noche hay que saber perdonar.

Como Dios personó a Judas...

Por cierto, ¿dónde me siento yo?

En el medio. Pero él no está invitado.

Si presido la mesa, os ruego que os sentéis todos.

Haced lo que os dé la gana. Llévale unos langostinos.

A mí no me diga nada, que al final...

Por cierto, ¿habéis pensado en la Rota?

Podríais alegar que el matrimonio no se ha consumado.

Acaba de tener un hijo.

-Cosas más raras se han visto.

¿Bendice la mesa?, que se me pasa el besugo.

¿Y Paquita? Hay que esperarla.

Paquita, siéntate.

-¿Aquí? -Por favor.

¡Por favor!

Bendice, Señor,...

...estos alimentos que, por tu bondad y gracias a nuestros amigos,...

...vamos a tomar.

-¿Y cuándo se quieren casar?

Cuando llegue el divorcio a España ya verán.

¡Ja, ja!

Ese es un listo. Nos está dando largas.

¿Y Marie Chantal qué opina de todo esto?

Marie Chantal, tan contenta. Con tal de llevar la contraria...

Este pez por dentro está crudo.

Y por fuera quemado.

Le dije a mi madre que comprase un capón, es muy cabezona.

Trae. ¿Viene el besuguito?

¡Sí, ya voy!

¿Qué hago, lo saco? -¡Mamá!

Que tenemos hambre. ¡Que sí, hijo!

¿Lo saco o no?

-A mí me da igual. ¡Desde luego!

¡Paquita!

-¿Qué? -¡Más vino!

Llévale esta botella.

-Mamá, aprovecha y trae pan. -¿No hay pan?

-No. -Yo tengo en casa.

Y baja dos botellas de vino de Rioja, del bueno.

No me bajes del otro, no sea que me envenene.

-¿Y qué noticias tenemos de vuestra boda?

Eso, eso.

-Pues pocas. De momento, la hemos aparcado.

-Y además ya estamos casados. De aquella manera.

-¿Y por cuánto tiempo la habéis aparcado?

Hay cosas que no pueden esperar. Eso mismo digo yo.

Lo de ser padre ya no es tan urgente.

Ahora tienen otras cosas en la cabeza.

-No sé a qué te refieres. Pues yo sí, hijo.

Y te aseguro que me gustaría no saberlo.

Aquí está el besugo.

-¡Ah, bien!

-¡Anda! ¿No hay corderico?

No hay cordero, primo. Ni capón. Hay besugo.

Se me ha dorado un poquito. ¡joder!

Merche, ¿por qué no coges la parte de la ventresca...

...y se la pones a monseñor?, que estará cocinadita.

-No te molestes.

No, sirve a los demás.

Soy muy frugal en las cenas.

-Querrá más de vino.

-Sí, una chispita. Trae un poco más de vino.

Ese besugo está crudo.

Está como está.

Era muy grande para el horno.

Te dije que lo cortaras en dos.

Sí, me lo has dicho seis veces.

Pero como mi opinión no sirve para nada...

¡Ya basta! Todo el día así.

¿Cómo? -Esta bueno.

¡Quejándote y refunfuñando!

Nada te parece bien.

¿Qué te pasa? Le pones pegas a todo.

¿Tengo que callarme?

Tampoco es eso, pero...

Ser más comprensiva.

-Dejadlo ya.

Yo me voy.

¿Adónde vas?

¡A cenar con Miguel!

Herminia, no líe más las cosas y no diga más tonterías.

Eso parece, que solo digo tonterías.

Siéntate y tengamos la fiesta en paz.

No me gusta estar donde no se me quiere.

¡Abuela!

Anda, deja a tu madre, ya se le pasará.

Llora un bebé

Vete a ver a las niñas.

Sirve tú el besugo. Sí, lo sirvo yo.

¿Qué quiere que le diga?

Yo soy más de carne.

No se nota, has comido langostinos.

-Papá, quiere despedirse.

-Esta noche salgo con el taxi.

Mañana lo coge mi padre.

Bueno...

-¡No pensaba que fueras tan maleducado!

-Adiós, señora.

Y el besugo, buenísimo.

Está crudo.

Ay, mi pescadito, no llores ya más.

Un angelito del cielo bajó.

¿Cómo vas? Chist.

A mi niñita besitos le dio. Abrimos el champán.

Brindar sin ti... Brindad.

Qué le voy a hacer. Trae, dámela a mí.

Esta es mi sobrina. A ver conmigo.

Todo sale mal hoy, por Dios.

Primero el besugo, luego Marie Chantal, y aparece Vicente.

Quiero a Françoise, pero...

No tenía que haber cenado aquí.

Por la mudanza no te preocupes, le he dicho a Pepe que mañana venga.

Y lo de Vicente...

Hay que aguantar. Si es un desgraciado.

Y luego, lo de mi madre.

¿Hablo con ella?

No, tengo que hablar yo.

Y arreglarlo. Tienes que hablar tú.

¿Se puede?

Por fin. Toma a la Callas, no se calla.

Chist.

Está aquí mamá. Que despertáis a la otra.

Qué preciosidad, ¿verdad? La otra es como una santa.

Anda, vamos, vamos.

¿No salís? Ahora vamos.

Vamos a ver, ¿qué es lo que pasa?

No sé, Antonio, no sé.

¿No sabes? No empieces con eso, estaba hablado.

A ver si tampoco tú quieres marcharte ahora.

Son tantos años aquí.

Y estas no son fechas para mudarse.

He empezado a sacar cosas y me he encontrado de todo.

El primer diente de Inés.

¿Cómo lo tienes aquí?

Ni lo sabía.

¿Has visto?

Se le cayó cuando nos mudamos aquí.

Los recuerdos vienen con nosotros.

No los vamos a dejar aquí olvidados.

Y podemos volver si aquello no nos gusta.

Eso no es verdad.

No me vuelvo a mudar.

Ya sé que no es verdad. ¿O tú no estás harta?

De que todos sepan nuestra vida, damos un paso y cuchichean.

Estoy harto de eso y del barrio.

¿En serio?

Un poco, sí.

Un poco estoy harto.

Sé que he pasado aquí momentos muy felices.

Me marcho contento porque voy a vivir momentos más felices, mejores.

Llaman

¿Qué?

¿Vais a venir?

Ya vamos, ¿nos quieres dejar tranquilos?

Casa nueva, vida nueva. Que sí.

Y tu madre si se enfada, ya se le pasará.

Sí, se le pasará.

La culpa es mía.

No, lo estás haciendo muy bien.

Sí, señor, con mucho tiento, con mucha cabeza y cariño,...

...arropando a la gente como una gallina.

Te quiero y te lo agradezco, porque lo haces por mí.

Por eso te quiero tanto.

Y yo a ti.

¡Feliz Navidad!

Feliz Navidad. -Chinchín.

-Feliz Navidad.

Menos mal que tenemos un buen cava. Merche.

No te preocupes. Por Merche.

Gracias.

-Antonio, ¿habéis pensado qué vais a hacer con el piso?

¿Con qué piso?

Con este, claro.

Si lo vendiésemos...

Pero no. ¿Me lo alquiláis "a moi"?.

¿"A toi"?.

-¿A ella?

Sí, "a toi".

-En París estoy sola.

Y como se va a casar mi hija,...

...tendré que ayudarla.

Pues sí, pero habíamos pensado...

...otra cosa.

¿Dónde vas? -¿Adónde?

-Hala, a la cocina.

Llaman a la puerta

Está ocupado.

¿Podemos hablar un momento?

Hablar y mear no es lo que mejor se me da, pero tú dirás.

¿Qué?

¿Vas a alquilarle el piso a Marie Chantal?

Pues no lo sé.

Antonio, no bromees. No me hace gracia.

Si no me lo alquila a mí, se lo alquilará a otro.

Quiere ayudar a tu hija con lo de la boda.

No va a haber boda.

Esos dos no se van a casar.

Torres más altas han caído.

No digas eso.

No voy a pasar por el aro.

Te diré otra cosa.

Si le alquilas el piso a Marie Chantal, arruinas mi matrimonio.

Vamos a hacer una cosa.

Se lo alquilo, pero cobrándole un congo.

5000 duros al mes para que no me los pague y ya está.

Si los paga, sarna con gusto no pica.

Me salen ronchas solo de pensarlo.

Me cago en la leche, Miguel.

Es la madre de tu hija.

A esa mujer le has sorbido el cerebro.

Tú eres un Barba Azul.

Te voy a decir otra cosa.

Si le alquilas el piso, no te hablo en mi vida.

¿Está claro?

Cuando te pones obsesivo y babilónico, no hay quien te aguante.

Relájate.

Sé lo que tengo que hacer.

Ya hemos tenido bastante por hoy.

Este piso no se alquila a Marie Chantal.

Que diga lo que quiera.

Pero el piso no se alquila.

A ver, hija.

A ver.

Mi trozo estaba buenísimo.

Además, ni una espina. ¿Seguro?

-No son horas.

Pero le estaba dando vueltas a lo de hoy.

-Quiero despedirme de Antonio. Ahora mismo.

Antonio, que se va el padre.

Ah, sí, sí.

Yo le ayudo.

Antonio.

Muchísimas gracias.

De nada, padre.

Siempre me acordaré...

...de esta noche.

Por la armonía, por el...

Por el espíritu de familia. Ha sido una noche inolvidable, sí.

Hala. Gracias.

Le acompaño. Nos vemos en la misa.

Don Froilán. ¿Sí?

Me voy con usted.

Madre, espéranos.

Así cojo sitio.

Vamos todos juntos. Pase, Herminia.

"Es la Española una aceituna como ninguna".

"Está rellena de rica anchoa".

"Suspiro de mujer"

"A mí me ha gustado mucho".

"¿A ti no te ha pasado lo mismo?".

"Comenzó a sonreír...

...al encontrar con quien compartir su despertar".

-Ya está, ya.

Tío, buenas noches. Adiós.

Y lo de alquilar la casa a esa... ¿Qué?

Lo de alquilarle la casa.

Ya veremos.

-Paquita, vamos. -¡Hombre!

-Adiós.

Adiós, hija.

Adiós. Adiós, cariño.

Adiós.

"En el calor de sus ojos y en su claridad".

Oye, te tengo que dejar, ¿eh?

Hasta mañana.

Un asunto del despacho.

¿Qué te pasa?

Vas a tener un hijo.

Claro, ¿por qué lo dices? No te das cuenta.

Esto tiene que terminar. Os he visto.

Os dabais besos...

...delante de vuestra oficina.

No tienes vergüenza. Esto no es asunto tuyo.

A mí no me digas eso.

Toni. Si quieres formar una familia,...

...deja de hacer tonterías.

Papá. No hay nada con Sonia.

¿Y qué es eso? ¿Acostarse con otra es no haberlo?

¿Eso es no haber nada? No quiero hablarlo.

¡Pero yo sí! ¿Y con Juana qué pasa?

¿Tampoco hay nada? ¿O es un entretenimiento?

Desde aquí no llames a tu amante. No es mi amante. No inventes cosas.

Está tu mujer.

¡Deja en paz a mi mujer!

-¿Qué pasa?

Están discutiendo.

¿Me meto yo en tus asuntos? No, pues déjame.

¿Me das lecciones de moralidad?

¿No has aprendido nada en estos 27 años en casa?

Yo no he engañado a tu madre.

No lo he visto, pero has podido hacerlo.

¿Quién cojones te crees para darme a mí lecciones?

¿Quién te crees que eres?

Antonio.

¡Sinvergüenza, eres un sinvergüenza!

-¿Qué pasa? -Venga, nos vamos.

¿Qué ha pasado? -¿Por qué discutíais?

-Porque sí.

Cosas nuestras, Merche, cosas nuestras.

"Por vez primera llegó...".

-Adiós. -Adiós.

Adiós. Adiós.

-Adiós, mamá. Adiós, Juana, hija.

¡Juana! Adiós.

"...la oscuridad...".

-Nosotros también nos vamos. -El besugo...

Adiós.

-Los polvorones buenísimos. ¿Qué ha pasado?

¿Me puedes decir qué ha pasado?

Cierran la puerta

"Esto es amor...".

¿Ya estás bien? ¿No me cuentas qué ha pasado?

-No hay nada que hablar.

Hemos discutido y punto. -Pero por algo.

-Ya le conoces, por nada. -No habrá sido por la boda...

-No, no.

Como ahora les hemos dicho que no nos casamos,...

...creerá que es cosa mía.

-No, no es por ti.

-Toni.

Que no te lo había dicho.

Feliz Navidad.

-A ti también.

Sí, Merche, de política. Vaya.

Una cosa ha traído la otra y se nos ha ido la cabeza.

Y tanto, menudos gritos dabais. Déjalo, anda.

Mañana le llamas y te disculpas. Tiene 27 años, te lo recuerdo.

Es un asunto suyo, no me digas nada de 27 años.

¿Por qué me dices eso? Que lo dejemos.

Menudas Navidades me dais.

Vamos a la misa del Gallo y así nos damos una vuelta.

-Yo no me encuentro muy bien.

-Mamá, no has dejado ni un langostino.

-Que no es eso. -Anda que no.

La llegada de Jesús a la Tierra...

...es una prueba del amor de Dios por sus hijos.

Este es, pues, un buen momento para reflexionar...

...y plantearnos algunas preguntas...

...respecto a nuestra conducta frente a Dios...

...y a nuestros semejantes.

-Padre... -¿Eh?

-Habla de Dios y sus semejantes.

-Ah, sí, sí.

Jesús nació en un pesebre.

Pobre.

Humilde.

Debemos preguntarnos...

...si vivimos como Él nos ha enseñado.

Porque un pesebre, para que lo sepáis,...

...es...

...un pesebre.

-El padre se ha bebido los floreros. -¿Está piripi?

-Tu marido tiene razón. -Huele hasta aquí.

-Sin embargo, quiero deciros,...

...que bajo el método judío de recogimiento del tiempo,...

...el día se consideraba...

...que comenzaba al amanecer.

Risas

-Me he perdido, ¿qué ha dicho?

-No sé, ni idea.

-Otra cosa importante.

En la última comida...

...predijo que sufriría mucho al acabarse la cena.

Es decir,...

...que sufrirá...

¿O eso ya lo he dicho?

Los cristianos...

¡Cómo está Froilán, por Dios!

Se le traba la lengua. Sí.

¡Qué disgusto! Se ha puesto así en casa.

-Hasta los curas se entrompan.

-Que el amor del Padre,...

...el nacimiento del Hijo y la gracia del Espíritu Santo...

...estén con nosotros. Y os digo una cosa.

Ser misericordiosos...

...significa perdonar.

(TODOS) ¡Amén!

¡Madre del amor hermoso!

-Se va a caer.

¿Qué le pasa? -Que la Iglesia no es lo que era.

-Gloria a Dios en el cielo...

Madre. ¿Qué, hija?

No estés enfadada, anda.

Irnos del barrio tampoco es una tragedia.

Señor, ten piedad. Ten piedad.

¿Qué le pasa?

Que me está dando la Nochebuena. ¡Vaya!

(TODOS) Cristo, ten piedad.

Eso era cosa de los Alcántara. No empieces.

Señor, ten piedad.

(TODOS) Señor, ten piedad. -Lagarta.

-¿Has dicho algo?

-Que Marie Chantal es una lagarta.

Miguel no ha venido a misa. -Será protestante.

-Es católica, apostólica y romana.

Pero quería quedarse con su "cherie".

-¿Qué pasa? -La bandera por su casa.

-¡Qué grosera!

(TODOS) Paz a los hombres de buena voluntad.

-Una lagarta.

Música

Teléfono

No lo cojas.

Teléfono

No, déjalo.

Puede ser importante.

¿Qué es más importante?

¡Ay!

¿Dígame?

"Hello".

"Nice to hear you".

"Fine, thank you".

Mi familia de Londres.

Diles que llamen mañana.

"Merry Christmas too".

"Hello, Martin".

"How are you?"

Timbre

Françoise.

Marie Chantal.

Vaya.

¿Me puedes explicar a santo de qué te has presentado aquí?

-No... -No hace falta que me lo digas.

Lo sé perfectamente. A arruinarme la vida.

-¿Puedo pasar, "cherie"?

-Que me vas a buscar un lío.

Venga, pasa, anda.

Venga, hombre.

Espérate un momento.

¿Carlos? "It's here, with me".

"Of course, he can".

"Wait a minute". Carlos.

La abuela quiere hablar contigo. ¿Conmigo?

Sí, quiere felicitarte. ¿Y qué le digo?

Hazme el favor.

Para ellos, eres como de la familia.

Lo tuyo es para contarlo.

"Yes".

"Yes".

No sé qué me dice.

Trae.

Espera.

Se ha cortado.

¿Se ha cortado?

Habrá sobrecarga en la red. Ya llamarán.

Pero no pasa nada.

Tenemos cosas más importantes que hacer.

El Señor esté con vosotros.

(TODOS) Y con tu espíritu.

No aprende, Merche.

¿De quién estás hablando?

¿De quién va a ser? Del primogénito.

¿De Toni? -¡Chist!

Sí. -Lectura del santo evangelio...

...según San Lucas.

(TODOS) Gloria a ti, Señor.

-Se ha saltado dos lecturas. Media misa.

-Se ha bebido la otra media. -Mejor.

-Este empadronamiento...

Toda la vida ha tenido suerte y se cree que lo sabe todo.

Y no sabe nada, nada.

¿Qué ha pasado?

No te lo puedo decir.

Ya has tenido bastante.

Porque era familia...

...de David.

Para empadronarse...

-Ronca

Paca.

-Se cumplieron los días del alumbramiento.

Y dio a luz a su primogénito.

Las vacaciones en la montaña.

¡Qué cómico estabas con estos pantalones!

-Parece que voy a cantar en tirolés.

-Françoise se lo pasó en grande. La recuerdo cuando era niña.

¡Qué bonita era!

-Y lo sigue siendo. -Sí.

Pero está lejos de París.

-No empieces con esas monsergas otra vez.

¿También ha estado mucho tiempo lejos de mí.

-Sí, pero es distinto.

Tú fuiste el que quisiste marcharte.

Tienes a Paquita, las niñas.

Yo me siento muy sola.

-Por favor. ¿Y tus amigos?

¿Cómo se llamaba ese enanito que te gustaba tanto?

Armand. -Ha muerto.

-¿Ha muerto?

No era tan mayor.

-"Ces't la vie".

Unos se mueren, otros se van y empiezan una nueva vida.

-Tú también puedes empezar una nueva vida.

Estás estupenda.

-¿Estupenda?

Con lo que he sido.

-¿Sabes una cosa?

Miro las fotos de cuando éramos jóvenes.

Te veo y pienso en la primera vez que te vi.

Pensaba que eras la mujer más maravillosa del mundo.

Pero me veo a mí.

Y lo único que veo es un cateto con pinta de recién salido del pueblo.

No me explico qué viste en mí.

-Yo tampoco.

Es terrible.

-Tú eras una chica maravillosa.

-Miguel. -¿Qué?

-¿Piensa en mí alguna vez?

-De vez en cuando.

-¿Y qué piensas?

-Que fuimos muy felices.

-Es verdad. -Y que nos hicimos daño.

-Es verdad.

-¡Ay!

-He perdido el tren.

-No, no digas eso. -Sí.

¡Anda que no te quedan estaciones para bajarte y subirte!

Se abre la puerta

-Buenas noches.

(AMBOS) Buenas noches.

-Bueno, yo ya me iba.

Feliz Navidad, Paquita.

-Feliz Navidad, Marie Chantal.

-Feliz Navidad, Miguel.

-Feliz Navidad.

Paquita... -¿Y las niñas?

-Durmiendo, todas.

-Muy bien.

Me voy a acostar.

Buenas noches.

-Buenas noches, Paquita.

El Señor esté con vosotros. (TODOS) Y con tu espíritu.

¿Qué le pasa? Se le fue el santo al cielo.

Eructa

Perdón.

Tanto vino y tanto vino.

-La bendición, padre. -¿La qué?

-La bendición. -¿Ah, sí?

-La bendición de Dios todopoderoso,...

...Padre, Hijo y Espíritu Santo,...

...esté con vosotros. (TODOS) Amén.

-Podéis largaros en paz. (TODOS) Demos gracias a Dios.

-¿Ha dicho que nos larguemos? -Sí.

-Que la luz de Cristo brille por siempre en nuestras vidas.

¡Feliz Navidad!

(TODOS) Feliz Navidad.

Es la misa del gallo más corta. Se ha comido la mitad.

Lo bueno, si breve, dos veces bueno.

Eres preciosa.

No digas tonterías, que me pones nerviosa.

No mires el reloj. No, no lo miro.

Vamos a mi cuarto.

Sí.

Se abre la puerta

¡Mi madre!

-¡Huy, qué frío!

Ayúdame, hija.

-Hola. -Hola, hija.

-Habéis llegado muy pronto.

-Al padre le ha sentado mal el anís y se ha saltado media misa.

¡Joder, qué frío!

Se ha pimplado media botella de Rioja.

No estará acostumbrado.

-Hasta los curas se entrompan. Los curas son humanos.

-Pues como humanos, tendrían que poder casarse.

-¿A qué viene eso?

Es un pesebre.

¡Un ladrón!

¡En el balcón de Yolanda!

¿Qué hace ahí? Cuidado.

¡Es Carlos! ¡Carlos!

¡Carlos! ¿Tú eres idiota?

¡Callaos!

¡Baja!

¡Que te bajes! ¡Callaos!

¡Venga, no hagas el tonto!

Pareces la pantera rosa. Hijo.

Agárrate.

-¡Se mata!

¡Agárrate!

¡Callaos!

¡Aaaah!

¡Aaaah!

¿Qué te has hecho?

¡Suéltale!

Levanta.

Paquita.

¿Estás dormida?

Vaya por Dios.

Paquita.

Entre Marie Chantal y yo, no ha ocurrido nada.

Si quieres que te diga la verdad, no creo que haya ocurrido nunca.

Paquita.

Por favor, no me hagas esto, no te hagas la dormida.

Eres la mujer más importante de mi vida.

Bueno, tú, Françoise, Diana y las mellizas.

Y yo no sé qué sería de mi vida sin vosotras.

Yo te quiero con toda mi alma, cielo mío.

No sé qué sería de mí si un día me faltaras.

Buenas noches, cielo.

Y feliz Navidad.

-Feliz Navidad, Miguelón.

Madre. ¿Ya estáis aquí?

Sí.

¿Te han escayolado?

Sí. Y gracias que no se ha matado.

Que no se ha partido la cabeza. Me habéis puesto nervioso.

Ahora tenemos la culpa de que seas un golfo.

Saltando medio desnudo por las terrazas.

No iba medio desnudo. En pelotas.

¿Y si te pesca su padre? ¡Vete a tu cuarto!

Hasta mañana. Me voy a dormir.

Hasta mañana, madre.

Lo último que nos faltaba por pasar esta noche.

No sé qué cara ponerle a Yolanda si me la encuentro por las escaleras.

Pero este se va a enterar, te lo digo yo.

¿Tú qué, no dices nada?

Como te ha hecho gracia lo que ha hecho el niño...

Merche, tiene 17 años.

Eso no lo justifica.

No justifica todo.

Pero lo que ha hecho esta noche sí.

No está bien lo que ha hecho. Saltar de terraza en terraza.

Le gustan las mujeres más que a un tonto una tiza.

Mañana le ponemos un cordel y que salte.

Y no me hace gracia este tema.

Me voy a la cama. Te estás encendiendo por nada.

¿Y las tonterías que hacíamos nosotros para vernos?

Deja eso ahora.

¿Y cuando tu madre casi nos pesca en el "sobrao"?

Si no hicimos nada.

¡Ay, Dios mío!

Somos de noche de bodas. Si me hubieses dejado...

Lo mismo no te casas conmigo. Claro.

¿Claro que sí o claro que no?

Claro que sí.

Estoy enamorado de ti desde que nací.

Le dije a mi madre: "¿Y mi milano?".

Si hubiéramos vivido en otra época...

...y me hubieras dejado conocerte, otro gallo cantaría.

No digas tonterías.

¿Sabes qué voy a echar de menos?

¿El qué?

Que haremos todo sin bajar la voz...

...y cuchichear.

Como Elizabeth Taylor y Richard Burton en "La fierecilla domada".

Eres un peliculero. ¿Yo?

En fin... Esta noche estoy molida.

Sí. Voy a coger agua.

Oye. ¿Qué?

Que no.

No, voy a coger agua.

Por si acaso.

"Y tras la accidentada Nochebuena, llegó el 25 de diciembre".

"Nuestro último día en el barrio, si acabábamos la mudanza".

"Y salvo milagro de última hora,...

...mis esperanzas de despedirme de Karina se fueron al garete".

Toma, abuela. Muy bien, hija.

20 años tirados a la basura.

Nos vamos a un sitio mejor. Le gustará.

¡Con lo bien que se está aquí!

Te vas a acostumbrar enseguida. No me voy a acostumbrar.

Nadie cuenta conmigo.

¡Qué pena ser un estorbo!

Yo ya me voy.

¿Seguro que te quieres ir?

Ha sido una tontería venir.

Estaré mejor en mi casa.

Como en casa de uno... ¡Herminia!

¡Por Dios!

Cuñada, adiós.

Ex cuñada. Algunos no quieren que nos llamemos así.

A mí me da igual.

Mientras tu hija sea mi sobrina, tú serás mi cuñada.

Bueno, adiós.

Timbre

Los de la mudanza.

Adiós.

Menos mal. -Aquí estamos.

Id pasando. Buenos días.

Buenos días. ¿Queréis tomar algo?

-Un cafecito, don Antonio.

Que empiecen por las cajas del salón.

Bueno, id entrando.

Venga.

Lo siento mucho.

No, no.

Que empiecen por el salón.

No sé por qué no baja.

-¡Qué ganas de perderla de vista! -Yo no le he dicho nada.

-Hay maneras de decir las cosas. -Te equivocas.

Ha sido ella. -Vamos a dejarlo.

-¡Pues vamos a dejarlo!

Vamos a llegar tarde.

-¡Todavía hay tiempo! -Que no.

Le ha gustado siempre llegar tarde.

Me rompe los nervios.

-Siempre te metes con mamá.

-¡No me meto con tu madre!

Llamo a las cosas por su nombre. Menos mal.

¿Por qué te has empeñado en que no te lleve?

-Prefiero irme con Françoise.

Tienes que preparar la comida de Navidad.

¡No quiero causarte más problemas! -¡Buah!

-Buah no, Miguel.

Tres son multitud. -Si solo fuéramos tres.

-Si en París te hubieran dicho...

...que ibas a tener tres hijas más...

Bueno.

De momento.

-De momento nada, yo me quedo en tres.

-No se sabe con una mujer joven.

Adiós, Miguel.

-Adiós, Marie Chantal.

Cuando pase el próximo tren, te subes.

Me ha alegrado verte. -Mentiroso.

-No, es verdad.

-Mamá, vas a perder el avión.

-Mucha suerte.

-Mucha suerte, Marie Chantal.

Teléfono

Teléfono

¿Dígame?

-"¿Está Toni?".

-Está dormido. ¿De parte de quién?

-"De Sonia".

-Te llaman.

Toni.

Toni, te llama Sonia.

Toni.

Sonia.

Toma.

-Hola, Sonia.

-"Vete al despacho, han robado". -¿Han robado en el despacho?

-"Acaba de llamarme el portero para avisarme".

-Voy para allá.

-"Hasta ahora".

-Han robado en el despacho.

-Pero no tardes, cariño.

No quiero estar sola con tu familia.

Ahí va la vajilla nueva.

No se preocupe.

Esa caja póngala encima.

Que son mis cosas.

-Esto no va ni para atrás ni para delante.

-Tienes que desmontarlo.

-Pues habrá que desmontarlo. A desmontarlo.

-Bajamos todo menos las camas. Quieren irse a comer.

¿Cuándo vais a terminar? ¡Mete la cama!

Mañana, no se preocupe.

¿Cómo quieres que no me preocupe?

Ustedes duermen hoy en casa.

Mañana lo arreglamos. Dejamos el camión abajo.

Mañana te quiero aquí. Mañana duermo en mi casa.

Eso está hecho.

¡Pero dele, coño!

No, ya no me duele, me pica.

Pobrecito.

¿Qué te dijo?

Bueno, está enfadada.

Ya se le pasará.

Mi abuela no para de llorar.

A ver qué hacemos para vernos.

Te quiero.

Y yo.

Luego hablamos.

¿Con quién hablabas? Con Karina.

¿Con Karina?

Después de lo que ha pasado.

¿Tú no querías ver a papá?

Pues claro, pero no iba medio desnudo.

No iba medio desnudo. Ayúdame.

Me duele mucho el brazo. Pues te aguantas.

Me ha salido un Romeo...

Cuando les coloquen el cerrojo, pasen por comisaría.

-Hagan una relación de las cosas que creen que han desaparecido.

-Buenos días.

-Es un compañero del despacho.

¿Qué se han llevado?

-Las máquinas de escribir.

El televisor, una radio. Han forzado la caja del dinero.

-Nosotros nos vamos.

Les esperamos en comisaría.

-Buenos días. -Adiós.

-Tampoco tenían mucho que llevarse.

¿Has localizado a Lola? -Ni a Lola ni a Javier.

Bueno.

Así te he podido ver.

Hola.

-Soy el cerrajero. -Buenos días.

Han mellado la madera.

Voy a tener que igualar la madera.

-Haga lo que tenga que hacer. -Me va a llevar tiempo.

Les va a subir a 12 000 pesetas.

-¡Madre mía!

Bueno, hágalo. -De acuerdo.

-Habrán sido ladrones.

-¿Qué quieres decir?

-Después de lo de Atocha, pienso lo peor.

-Los fascistas no se llevan máquinas de escribir.

Han sido ladrones, seguro.

-¿Vamos a comer algo por ahí?

-No puedo.

Tengo comida familiar.

-Ah.

Vámonos, madre. Nos están esperando.

Ve bajando, ya voy yo.

La nueva casa tiene mucha luz. Ya verás como te gusta.

Si tú lo dices.

Y tú lo vas a decir.

Tienes una habitación preciosa. Mucho más grande.

Y un baño para ti sola.

Todo son ventajas.

Claro, todo son ventajas. Y dos ascensores.

Y un jardín precioso.

Vas a poder dar paseos.

Pero vamos,...

...si no quieres venir, lo entendería.

¿Qué quieres decir?

Que podemos buscar otra solución.

Te puedes quedar aquí si tienes fuerzas.

¿Sola?

Con Valentina.

¿Con Valentina?

¿No lo dirás en serio? No.

¿Cómo voy a vivir sin ti?

Una no es imprescindible. Tú sí eres imprescindible.

Y deja de decir que eres el último mono y no te hago ni caso.

Eres lo más importante de esta casa.

Es muy duro llegar a vieja.

No digas eso, madre. Sí.

Yo, con los años, me he vuelto muy cascarrabias.

Yo también me he vuelto una cascarrabias.

Se nos han juntado muchas cosas.

La Navidad, la mudanza.

¡Ay!

¿Sabes una cosa? ¿Qué?

Tu padre tenía razón. No se puede una enfadar contigo.

¿Eso decía mi padre?

Aunque le hicieras la mayor trastada,...

...en cuanto te sonreía, se le olvidaba.

¿Se te ha ido el enfado?

Hace mucho.

Anda, vámonos.

Vámonos a comer.

A ver si tenemos una Navidad normal. Lo dudo.

Cuidado, chaval.

¿Cuánto te queda?

Nada, está todo. Menos las camas.

Mañana te quiero aquí. Esto parece el desembarco de Normandía.

Mañana terminamos.

Nos vamos a comer.

Sí, id a comer. Muchísimas gracias.

Y feliz Navidad. Le dejo las llaves.

Sí, vete a comer. Mañana a primera hora.

No se preocupe. Vamos.

El brazo. Perdona, no me doy cuenta.

¿Estás cómodo? Cómodo...

¿No te han escrito nada? Aún no.

En las escayolas, se ponen cosas.

Amor de madre, tus mejores amigos.

Ven, que te ponga algo. Lo voy a estrenar.

Quita.

Aquí.

Mira lo que te voy a poner.

Tu padre.

Ríe

Anda, golfo.

Merche, que llegamos tarde.

Estábamos a nuestras cosas. ¿Todo bien?

Sí, hijo. Pues me callo.

Mi hermano está esperando. La que va a caer.

Parece de noche.

No muevas el brazo. A ver si nieva.

¡Hola! ¡Hola!

Bueno, ya está todo listo. -Gracias.

Nos pasa la factura. -No se preocupe.

Que lo pasen bien. -Igualmente.

-Adiós. -Adiós.

-Bueno.

Ahora, a comisaría.

-¿Te acompaño?

-Hemos estado a punto de besarnos. -Sí, me he dado cuenta.

Pero bueno.

Donde labores no enamores.

¿Qué? ¿Está o no está, hija?

No. Estará en camino.

¿No le habrá pasado nada? No, siéntate, que se enfría.

Nos va a dar la comida de Navidad. Las navidades.

-¿Problemas con los fascistas? Cállate.

-¿Qué has dicho? -Nada.

Igual ha tenido que ir a poner la denuncia.

-Este cordero se deshace en la boca.

-Yo te voy a deshacer a bocados.

-Pues deshazme, pero deshazme ya.

¿Se está oyendo?

Me hace perder el sentido.

-Miguel.

-¿Qué?

-¿Qué te ha dicho Marie Chantal? -Nada.

Que prefería que le llevara otro. No te preocupes por ella.

Debemos preocuparnos por Françoise.

A ver si sienta la cabeza.

-Que le den morcilla.

-Quiero que le acepte.

-Con tal de que sientas la pasión...

La pasión.

¡Por la pasión!

Teléfono

¿Sí?

"Hola, amor mío". Hola.

Ya tengo un sitio.

¿Dónde?

¡Ah! Sorpresa.

"Es romántico, pero diferente".

¿Cómo lo has conseguido? -¿No será Carlos?

-Sí, mamá, es él.

-Cuelga.

-No, le quiero.

¿No querías a papá?

-¡Ya está bien! Además, te va a oír la abuela.

-Pues que me oiga.

Adiós, Carlos.

Bueno, adiós.

Un beso.

-¡Hola!

¡Ya está bien, hombre!

Estábamos preocupados.

Me han puesto el despacho patas arriba.

¿Ha sido mucho, hijo?

Pues sí. Mucho.

Ya.

¡Qué frío hace, abrigaos bien!

Con las copitas que te has tomado.

Me tienes que contar. ¡Cuidado!

Guárdamelas. -¡Buenas noches!

-Anselmo, mañana le quiero ver aquí a las nueve.

-Sí. -Pero en punto.

-Más que en punto.

-¿Un paseíto? -Donde quieras.

-Mañana os podemos ayudar.

Sí, en tu estado.

Solo quedan las camas. Ya las bajarán.

-¿Quién te manda tirarte del balcón? ¿Me vas a decir lo mismo?

¡Cuidado, hombre!

¿Tienes un minuto, primogénito? Sí, claro.

Le he dado vueltas a lo que hemos hablado.

Yo también lo he pensado.

No quiero que la noche acabe así. Yo tampoco.

Vas a ser padre, Toni.

Y ya no eres un niño.

Ya sé que no soy un niño.

El que debe darse cuenta eres tú.

Me doy cuenta perfectamente.

Solo te pido que tengas cabeza.

No se puede tirar todo por la borda. No voy a tirar nada.

A Juana la quiero mucho.

No voy a hacer tonterías.

Eso espero.

Si te he dicho algo que te haya ofendido,...

...lo siento, te pido perdón.

Te quiero mucho, Toni. Yo también, papá, gracias.

Alcántara.

(RADIO) "Pisos de dos y tres dormitorios y salón".

-Esto quita la grasa divinamente.

-Voy a limpiar la barra. Estoy harto de usar ginebra.

Date prisa.

¡Rapidito!

-"Calefacción individual y al alcance de todos los bolsillos".

-Se lo diré a Bisonte.

-¿Os vais a vivir juntos?

-Pues claro.

El divorcio no tardará en llegar. -Oye.

Una cosa es la democracia y otra, el divorcio.

-Buenas tardes.

-Hola, Susana. Estamos cerrados.

-Ya me voy. Venía a decirle una cosa a su hija.

-No quiero hablar con usted.

-Me vas a oír. ¿Sabes dónde está Vicente?

Está en casa.

Sí, no me mires así. Ha vuelto para siempre.

Lo tuyo con él se acabó. -¡Mentira!

-¿Mentira?

Serás francesa, pero eres tonta.

Llámale.

El número es 254 15 30.

Adiós, buenas tardes.

¡Ah!

Y feliz Navidad.

-¡La madre que lo parió!

No llames.

No llames.

-"¿Dígame?".

"¿Oiga?".

"¿Oiga?".

"¿Françoise?".

¿Adónde vamos?

Adivina, adivinanza.

Dímelo.

Mira a ver qué tengo en el bolsillo.

¿En el camión?

Nos va a venir bien la mudanza.

Carlos, no sé.

Calla.

Espera.

Nos irá bien en la otra casa, ¿verdad?

Sí, nos irá muy bien, ya verás.

No sé.

Tengo un nudo aquí que no me lo puedo quitar.

Pues suéltalo.

Son los nervios, es normal. No, no son los nervios.

Es que estoy triste.

Han sido muchos años.

Tú sigues tan guapa.

Estoy hablando en serio.

Yo también, muy en serio.

He leído que hay muchas parejas que tienen crisis cuando se mudan.

¿Sí?

¿Lo has leído en el libro de Ramón Tamames?

No.

En una revista.

¡Ah, en una revista!

¿Hablaban de nosotros? ¿Cómo van a hablar de nosotros?

Hablaban de la gente en general.

Si hablaban de la gente en general...

No somos la gente en general.

¿Ah, no?

No. ¿Quiénes somos?

Pues...

...Mercedes y Antonio.

Que no son gente en general.

Y que se quieren como solo se saben querer Mercedes y Antonio.

¿Y cómo se quieren?

¿Hace falta que te lo recuerde? Sí, recuérdamelo.

Se quieren mucho.

Y como han decidido pasar toda la vida juntos,...

...siempre están muy cerca.

Y se miran de frente.

Porque así no tienen miedo a lo que vaya a pasar.

Te quiero.

Y yo a ti.

Tanto tiempo disfrutamos...

...este amor.

Nuestras almas se acercaron tanto así.

Que yo guardo tu sabor.

Pero tú llevas también...

...sabor a mí.

Si negaras mi presencia en tu vivir,...

...bastaría para abrazarte y conversar.

Tanta vida yo te di,...

...que por fuerza lleva ya...

...sabor a mí.

No pretendo...

...ser tu dueño.

No soy nada, yo no tengo vanidad.

De mi vida doy lo bueno.

Yo, tan pobre, ¿qué otra cosa puedo dar?

Pasarán más de mil años.

"Ya sé que no fue una primera vez muy ortodoxa".

"Rodeados de galgos en una cacería, vajillas y baterías de cocina".

"Pero ¿qué primera vez lo es?".

"Hacía frío, me dolía el brazo más de lo que yo quisiera".

"Y me clavé el muelle de un sillón".

"Pero la recuerdo como la noche más maravillosa de mi vida".

¿Estás bien?

Sí. Tengo un poco de frío.

Ya, claro.

Pasarán más de mil años, muchos más.

Yo no sé...

...que tengamos la eternidad.

Pero allá, tal como aquí,...

...en la boca llevarás sabor a mí.

Venga, abuela, que no pasa nada.

Anda, vámonos. Vamos, Merche.

Bueno.

Parece más grande sin muebles. Sí.

La llenarán los niños y quedará como siempre.

No creo que tengan muchos. Adelante.

Llegué a esta casa joven y me voy vieja y llena de achaques.

Está usted hecha una rosa.

Una rosa marchita.

Y no me he despedido de ningún vecino del barrio.

Van a vivir aquí los chicos y tengo la peluquería.

En tres años, nadie se acuerda de nosotros.

¡Que se van! -¡Alto a la Guardia Civil!

-¿Cómo os vais sin despediros! -¡La legión!

-¡Pero bueno! ¿Te vas sin despedirte?

¿Ha sido cosa tuya? ¡Qué va!

(TODOS) ¡Que hable, que hable, que hable!

¡Que hable, que hable!

¡Que hable, que hable!

¿Qué queréis que os digamos? -Os echaremos de menos.

¿Ha sido cosa tuya? -Que no.

Diles algo, que están deseando oírte, diputado.

¿Cuánto hace que nos conocemos?

-Casi nada.

20 ó 21 años. 21 años,...

...cuatro meses, ocho días,...

...siete horas y cuatro minutos siendo mi mejor amigo.

Cuando conocí a Desiderio,...

...aquí no había ni calles.

Ni para de autobús.

Me acuerdo que decía el teniente alcalde:

"Hasta que no vea el barrio como la Gran Vía, no voy a parar".

Pero ya había cosas que no han faltado.

Como la solidaridad.

Aunque fuéramos diferentes, Ramón.

Alguien te echaba una mano.

Para arreglarte una bombilla.

Porque se fundían los plomos.

Para darte sal, azúcar.

Pare venderte un televisor, como el potentado.

Para cualquier cosa.

Esta ha sido la gran familia.

Me va a costar mucho irme.

Porque dejo aquí los mejores amigos que he tenido.

Los mejores amigos.

Cuidad a mi hermano, que es Alcántara y tira "p'arriba".

Lo dicho.

Os voy a echar mucho de menos, aunque quiero perderos de vista.

¡Vamos a brindar, que se pone a llorar!

¡Por Antonio Alcántara!

-Venid a vernos.

(TODOS) ¡Alcántara, Alcántara!

¡Alcántara, Alcántara, Alcántara!

¡Por San Genaro!

(TODOS) ¡Por San Genaro!

-¡Viva el señor diputado!

(TODOS) ¡Viva!

Muchas gracias, Ramón.

Bueno. Hala.

Escribe de vez en cuándo.

Me voy al otro lado de la M-30.

Yo te silbo.

Es por no perder el contacto. Ya.

-Medio día separados y no sé qué voy a hacer un solo día sin verte.

Cómo son las cosas.

¡Deprisa, que los de la mudanza querrán irse a su casa!

Nos vemos en clase.

¡Jo, macho! ¡Cuidado!

Perdona.

Adiós.

Adiós, Karina.

¡Carlos, hijo!

Cuando puedas.

Risas

Todo pasa y todo queda.

Pero lo nuestro es pasar.

Pasar haciendo camino.

Camino sobre la mar.

"Era el comienzo de una nueva vida".

"Casa nueva, barrio nuevo, quizá nuevos amigos".

"Atrás dejábamos más de 15 años de desilusiones y alegrías".

"De buenos y malos momentos".

"De tantas cosas. Pero, como decía el poeta,...

...caminante, no hay camino, se hace camino al andar".

"A nosotros no nos quedaba otra que seguir avanzando por la vida".

"Siempre adelante".

Me gusta verlos pintarse...

...de sol y grana.

Volar bajo el cielo azul.

Temblar súbitamente y quebrarse.

Cuéntame cómo pasó - T11 - Capítulo 197

17 dic 2009

Se acerca el fin del año 1977 y el fin de los Alcántara en San Genaro. El sueño de Antonio y Mercedes de mudarse a otra casa está a punto de cumplirse y todos, menos Herminia, están ilusionados con el cambio. Un imprevisto de última hora acabará aguando los planes de la familia y al final tendrán que pasar la Nochebuena en su casa de siempre y casi prácticamente vacía.

A los problemas por el traslado se unen los conflictos familiares que siempre son habituales por estas fechas; visitas inesperadas, encuentros tensos y diferentes maneras de ver las cosas acabarán atragantando la cena a más de uno. Es el caso de Miguel que si no acababa de llevar bien la relación de su hija con Vicente, el taxista casado, también tiene que aguantar estas navidades a Marie Chantal que ha venido a ver a Francoise y que pone a Paquita de los nervios. 

Por su parte, Toni tiene un imprevisto de última hora y tiene que acudir al buffet de abogados porque han sufrido un robo. Allí coincide con Sonia, con la que últimamente ha tenido un acercamiento un tanto especial. La complicidad entre ambos es tan evidente que ya es difícil de controlar.

Mientras, Carlos quiere despedirse del barrio y de Karina en la más estricta intimidad. Está dispuesto a dar un paso más en su relación y para ello aprovechará el trajín propio de estas fechas para encontrar el momento. Pero como siempre las cosas se complican y el pequeño de los Alcántara sin quererlo acabará haciendo público todos sus planes.  

ver más sobre "Cuéntame cómo pasó - T11 - Capítulo 197" ver menos sobre "Cuéntame cómo pasó - T11 - Capítulo 197"
Programas completos (366)
Clips

Los últimos 2.659 programas de Cuéntame cómo pasó

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Zenia

    alguien sabe la canción y quien lo canta???

    04 ene 2019
  2. kasia

    Hola que no pues ver ese capitulo porfa quecalguen puede reglar par poder segir viendo

    17 abr 2017
  3. Paula

    En casi todas las temporadas hay al menos un capitulo que no se carga.Me da mucha rabia seguir toda la serie por la App o por Internet y que lueho haya un capitulo que ya no vaya a poder ver. Y por lo que veo, a ejemplo del capitulo 197 esto pasa desde el 2013? Yo creo que deberian cuidar esto un poco más

    02 jun 2016
  4. Vicmar

    Últimamente no me carga ningun contenido de esta web ni aqui ni en la app. No se porque puede ser, espero que se arregle pronto.

    29 may 2016
  5. Mar Vaquero

    Por qué si es a la carta, no puedo parar el vídeo y seguir cuando me llaman por teléfono, voy a beber o cualquier otra cosa? Cuando se para por algo, hay que empezar desde el principio, no lo entiendo, no podéis solucionar este asunto?? Muchas gracias. A pesar de todo me encanta la serie y si tengo que empezar desde el principio, pues empiezo, qué se le va a hacer!!!!

    03 ago 2015
  6. Elisabeth (España)

    Hace unas semanas que no se puede ver el capítulo 197 y 193. Esto solo sucede con los dos capituulos. Intenten arreglarlo, por favor.

    03 sep 2013
  7. Jhon178

    Haa tiempos de Navidad... felicidades Cuentame como paso una serie exelente saludos desde California, se me olvidava esa canzion al ultimo se llama Sabor a mi el interprete es Antonio Gonsalez y viva la madre patria...

    24 mar 2012
  8. Astembal

    Hola alguien sabe quien es el canta la cancion sabor a mi casi al final del capitulo 197 el ultimo de la 11 temporada la que empieza con una guitarra no la encuentro por ningun lado Un Saludo

    06 ago 2011
  9. sonia arias

    vivo en Florida esTADOS unidos nos han dejado plantados con los nuevos programas y nos han puesto otro que ya vivos si previo0 aviso o quizas camviarlo a otro horario un programa tan bonito y bueno nos an puestao la Gran Reserva que ya se vio por aca ijala que nos pongan de nuevo ccuemtame como paso la nueva temporada por supuestos me siento muY disgustada siendo yo su fiel tele vidente por favor recuerde Folrida Esttados Unidos LAS 8:30 DE LA NOCHE MUCHAS GRACIAS

    15 abr 2011
  10. 2012

    Bueno a mi todos los episodios de Cuéntame como Paso me gustaron también los de la temporada 12, en resume me encantaron todos pero a mí me gustan los de la Navidad de 1977.

    06 dic 10