601744
Programas para todos los públicos
cerrar cerrar

Subtítulos de Cuéntame cómo pasó - T11 - Capítulo 187

Cuéntame... ...tú que has vivido... ...el despertar... ...de un tiempo que nos cambió. Volverás... ...a ser un niño... ...al recordar... ...las largas tardes de sol. Háblame de lo que has encontrado... ...en tu largo caminar. Cuéntame cómo te ha ido,... ...si has conocido la felicidad. Cuéntame cómo te ha ido,... ...si has conocido la felicidad. Cuéntame cómo te ha ido,... ...si has conocido la felicidad. "A tres días de las elecciones generales de 1977,... ...el negativo en blanco y negro del franquismo... ...empezaba a colorearse". "Como si fuese una película, España estaba prevenida". "Las cámaras rodaban y el sonido se grababa... ...esperando que una segunda parte de nuestra historia... ...comenzara". "Su título: Democracia". "Convertido en decorado lleno de carteles, octavillas,... ...altavoces, fiestas de partidos... ...y mítines de nuestros políticos,... ...España vivía una superproducción a la que le faltaba... ...el 'happy end'". "Metidos de lleno en escena,... ...los Alcántara vivíamos con dedicación el final de campaña". "Pero sin dejar de atender otros compromisos artísticos". "Más sencillos y mucho más personales". ¡Qué calor! ¡Ay! Pues nada. ¿Dónde vas? Es temprano y es domingo. Me voy al salón a tomar el fresco. Con el calor que hace... Muchísimo. Más que en "Lawrence de Arabia". "Así, junto a todo el país,... ...soñábamos coprotagonizar aquellos cambios... ...que marcarían nuestra historia". "Y que darían un nuevo sentido a nuestras vidas". "Mientras estábamos a punto de despertar a un nuevo futuro,... ...yo decidí elegir el mío". "Un protagonista sin excepción". "Como Alfredo Landa en la película 'El puente'". "Recorriendo el país en moto, fotograma a fotograma... ...en una película que estaba a punto de comenzar... ...y donde solo estaríamos 'la poderosa' y yo". "Otros, como mi tío Miguel,... ...soñaba con eso,... ...con agarrar un sueño reparador del trajín cotidiano". ¡Miguelón! Te he metido los calzoncillos y los calcetines en la maleta. ¿Qué camisa quieres, cuadros o lisa? -¿Has visto la hora que es? ¡Me he pasado la noche trabajando con el taxi! -¿Cuadros o lisa? -Ni que nos fuéramos una semana. Lisa. ¡Qué ganas tengo de tener un poco de tranquilidad! -Cualquiera diría que duermes mal. -Buenos días. ¡Ay, ay! Aquí está. ¡Arriba! "Toni, por su parte, más que soñar, lo que hacía era descansar". "Como si un pajarito le hubiese dicho... ...que más le valía coger fuerzas ante lo que se le venía encima". Hola. -Buenos días. -¿Qué hora es? -Temprano. -Hoy es domingo, ¿no? -Sí. No aguanto más, tengo que decirte una cosa. -¿Qué pasa? -Tengo un retraso de ocho días. Sé que no deberíamos hacernos ilusiones. Pero es probable que sí. -¿Que sí qué? -Que estemos embarazados. ¡Qué feliz soy, Toni! -Yo también. No sé cómo Antonio puede dormir con ese jaleo. Es que ha pasado muy mala noche. ¿Qué dices del coche? Que ha pasado mala noche. La política. ¡Qué va a ser la política! ¡Qué política ni nada! Pues sí. Con las elecciones, está perdiendo el sueño. Como si le pasara muchas noches. ¡La leche! 4000 mítines hay en España. Suárez no da ninguno. No se entiende. ¿No se entiende? No se entiende, hija. Será que no puede. La leche. Eso será, que no puede. He pasado una nochecita con los calores. Hacía mucho calor. Parecía Tanganica. ¿Te hago una tostadita? Sí, y ponme un poquito de aceite. Dicen que no sienta bien, pero a mí me limpia. Por manchar el pan, no pasa nada. ¿Y mi heredero? Se ha ido a pegar carteles. Con el café, voy a estar a rajatabla. Nescafé para manchar la leche. Timbre Ya voy yo. Debe ser tu hermano. ¡Qué cargaos! Eso he dicho yo, pero ni caso. -Anda que luego no se agradecen las cosas. ¡Cosita bonita de su tía! Pasad. Venga, pasad. -Me bajo a ver su Desi tiene lista la caravana. Te acompaño con los preparativos para el crucero. ¡Qué exagerados sois! Pero ¿qué llevas aquí? Nada, cuatro cosas. ¡Qué bonita! ¿No es molestia? No. Nos la podemos llevar. Disfruta de esos dos días. ¿Qué se te ha perdido en Torrelodones? Bien bonito es. Como París. No se me ha perdido nada en París. Solo quiero estar a solas con ella. Como que vais a estar jugando a las cartas. No, pero una cosa sí te da la caravana: intimidad. ¡Ah, que es por eso! -Aquí la tienes. En cuanto llegues, la desenganchas. Cuidado con los caminos estrechos. Las ramas de los árboles... -Que me voy a Torrelodones. Mi hermano es taxista. -¡Papá! A ver. -Tráeme el autógrafo de Juliette Greco. -Recuerda que el café ha subido. ¿Te puedes hacer cargo? -Claro, marchaos tranquilos y disfrutad. -¡De verdad, tanta prisa y tanto jaleo! No sé si merece la pena. -Lo tengo todo controlado. -¿Todo controlado? Eso lo vamos a ver. Paca, daos prisa, que no llegáis. Yo ya estoy. Acuérdate de apagar la plancha. -"Oui". -Y fríe más croquetas para después de misa. -Ahora mismo lo hago. -Si necesita ayuda, le echo una mano. -Muchas gracias, Desiderio. -Mañana estamos aquí. Despacio. Despacio. -"Je vais travailler". "El moi", hija. -¿Qué? ¿Hace un cafelito con porras? Porras no, que tienen mucha grasa. Además, he quedado con Ernesto Ochotorena. No descansas ni los domingos. Igualito que Suárez soy. Pues un aire te das. ¿Qué pasa, chavales? Te estábamos esperando. Cuidado con pegar carteles. -Pero si no hemos pegado ni uno. No, queríamos hablar en privado. -¿En privado, pasa algo? -Que le gusta "la poderosa". -"La poderosa". No la conozco. Mentiroso. -Trolero. Esto es todo lo que nos queda. Hemos dejado Madrid como un cuadro. Hay que hacer 10 000 carteles más antes de la jornada de reflexión. Menos mal que hacemos una campaña moderada. Llevamos dos millones en imprenta. Es lo que toca. Ya. Sobre todo, tras el resultado de los sondeos. ¿Qué pasa? Que nos dan perdedores. Y por mucho. No veas cómo están. Pero si íbamos muy bien. ¿Esos sondeos son fiables? ¡Yo qué sé! Pero estamos en un momento decisivo. A tres días de las elecciones no sé qué podemos hacer. Confiar en que el discurso de Suárez convenza a la gente. Ya. Pegar carteles y hacer campaña. ¿En San Genaro? Hay que recorrer el barrio. De los mítines a lo concreto. Hay que ganar el voto de la familia, de los amigos. A ver si así funciona. ¿Tú cuánta gente de San Genaro crees que va a votar a UCD? De San Genaro, no lo sé, Ernesto. Pero aunque me cueste un riñón,... ...esta tarde abro la imprenta y me pongo a hacer panfletos. Ese es mi Antonio. El que me gusta es este. Porque es Suárez y nada más. Te la compro. Ya sabía yo que tanta amabilidad era por algo. De eso nada, monada. ¿No está en venta? Sí, pero tu padre me arrancará la cabeza. ¿Qué tiene que ver mi padre? Yo te la pago. No me líes. Ya tengo comprador. He quedado mañana con él. Así que largo, que tengo cosas que hacer. ¡Menudo vendedor estás hecho! A mí no me hables así. ¿Y si traigo el dinero mañana? He dicho que no. -Tramposo. -¿Qué dices? Si llego antes que el comprador,... ...no me lo puedes negar. No quiero líos con tu padre. Déjamelo a mí. Está bien. 18 000 pesetas. Ni un duro menos. Luego no vengas llorando. Hecho. De acuerdo. (RADIO) "Blas Piñar fue recibido con una gran ovación". -Esto es la leche. Y Fraga llenará Las Ventas. ¿Qué más hago? -La cebolla, pícala. -Las cosas no cambian tanto. -O sí, depende qué cosas. Estamos casados, el PC legalizado y a punto de tener un hijo. -También es verdad. Hay cosas que no cambian. Timbre ¿No venía a las dos? -Sí, nunca ha sido puntual. Voy yo. -¿Qué tal, Toni? Perdona que me haya presentado tan pronto. Había quedado con Aránzazu y no ha aparecido. Hasta la tarde no puede venir. -No te preocupes, pasa. -Gracias. Hola, Juana. -¿Es tu hija? -Eso parece. -¡Qué cosa tan bonita! ¿A que sí? -Sí, es muy bonita. Voy a por cervezas. -Hola, gordita, ¿cómo estás? -Dile algo. Claxon ¡Jesús, qué hambre! Tenía que haber traído bocatas, pero como se tardaba poco... -Cuando no hay tráfico, se tarda poco. -Si hubieras espabilado antes... Llevaos aquí dos horas. -¿Qué culpa tengo yo? Helicóptero -Mira, un helicóptero. Eso necesitamos para llegar. -¿Por qué no te relajas un poco? No dejes que el tráfico estropee este día tan maravilloso. -A ver si no se tuerce. Claxon -¡Qué! ¡Qué pitas! ¡Sí, tú! ¡Tú, hombre! ¡Llevas pitándome todo el rato! ¡Vaya, hombre! ¡Tú, listo! Cabe otro. Toma. Venga. -¿Te vas a comprar la moto? Si consigo el dinero, sí. Es un chollo. -Pídele un préstamo a tu padre. Se lo puedes pagar con el cine. Que no. Es cosa mía, no quiero pedirle ayuda a nadie. ¡Menuda tontería! -A mí no me parece una tontería. -Los del carrito. ¿Cómo venís con ese trasto? Pesa más que los carteles. No creo. Las paredes del otro día. Los carteles y los precios también. Os lleváis 100 carteles. Total, 300 pesetas. Y rapidito. Mañana, a las 12 en casa. A partir de esa hora, no se puede pegar carteles. -Hasta luego. Hasta luego. Venga, come un poquito más, Irune. No has comido nada. -Igual tiene sueño. ¿Me la dejas? -Sí, toda para ti. Irune, te vas con Juana. -Ahí, cariño. -¡Qué cosita! Vamos a dormir. Venga. Ahí, cariño. -Deberían venir con instrucciones. -Sí. Aprovecha y come. -Venga. -Estuve con un amigo tuyo. -¿Quién? -Con uno que estudió Derecho contigo. Me dijo que era de Vallecas. -Javier. Hace dos años que no le veo. ¿De qué le conoces? -Estamos con lo del convenio en la empresa. Vino a informarnos y casualidades que tiene la vida. Están desbordados de trabajo. Quiere que te pases. -¿Para trabajar? -Eres abogado. -Sí, soy abogado, pero no... -Como estás cansado de la imprenta, le dije que igual te interesaba. -Tú también, Mario... -Lo he hecho por ayudar. No pierdes nada. -Ya lo sé, pero no es el mejor momento para meterme en berenjenales. -¿Qué berenjenales, Toni? Tendrás que dejar la imprenta. -Debes dedicarte a las leyes. Por compensar el tostón que me diste en la mili. El marxismo, el leninismo. -Calla, que les aburres. -Un tostón. -Me lo imagino. "Yo voto a Unión de Centro Democrático". ¿Ese no es Curro Jiménez? Sí, señor, Sancho Gracia votando a la UCD, como debe ser. Eso de como debe ser... Cada uno vota lo que cree más conveniente. Tiene razón, Herminia. ¿Para usted qué es lo más conveniente? El voto es secreto. No te pongas así, que estamos en familia. No pasa nada porque yo lo sepa. Sabéis mi voto. Porque eres militante. Por menos mataron a muchos. Eso fue hace mucho. Si no quiere decir su voto, que no lo diga. Lo que daría yo por poder votar. Confórmate con pegar carteles. Por cierto. Esta tarde te doy los últimos y llenas el barrio. Bueno, pero tendremos que hablar del precio. Que tendremos que hablar, dice. Eres el que menos pagas de todos los partidos. Sigo con el PSP. A ver si te lavo la boca con jabón. ¿Qué es eso del PSP? ¿Vais a tirar más? 10 000 más. Ya he hablado con Curro. ¿10 000? ¿Y con Toni? No, ya voy yo. Con esto, hemos terminado. ¿Viene Suárez? ¡Qué va! Tiene cosas más importantes que hacer. De momento, de momento. Y tanto. ¿El precio qué, papá? Hablamos esta noche de hombre a hombre. Vale. Déjame comer. Cantan "La Internacional" ¿Eso no es Torrelodones? ¡Joder, cuántos comunistas hay! ¡Salud, camaradas! ¿Has visto, Paquita? Somos una multitud. No bebas tanta cerveza. -Es buenísima. Es el 90% agua. Está tan fresca, que entra sola. Además, me hidrata. ¡Qué buenas están las sardinas! Hacía que no comía... Parece que estamos en el Mediterráneo. Con cervezas y sardinas. -Y las chuletitas. ¡Qué bien te han salido! -¡Menudas chuletas! -Estamos entre compañeros. ¡Mmmm! ¡Qué fresquita! ¡Qué maravilla! ¡Qué día más maravilloso! En la naturaleza y rodeados de compañeros. Paquita, soy feliz. Completamente feliz. Paquita. ¿Tú estás oyendo? Eso que suena... ¿Eso no es un helicóptero? A ver si es el helicóptero de Carrillo. A estas horas. ¡Va a empezar el mitin! -Acabamos de llegar y no hemos comido. -Lo merendamos luego. -Yo no voy a ningún sitio. Tengo las piernas como dos botijos. -¿Cómo nos lo vamos a perder? Va a ser histórico. -Vete tú. -¿Cómo te voy a dejar sola? -Tú te vas al mitin. Cuando acabe, vienes a buscarme. -¿Seguro? Es la ilusión de mi vida. -Tira. -Venga. ¡Esperadme, camaradas! ¡Esperadme! -¿Y mi beso? -¡Luego, cielo! Ponme otro anisete. -Se va a poner mala. -Sin Anselmo... ¿Te he contado cómo nos conocimos? -Cuatro veces, una por cada anisete. -Pues entonces, me marcho. -¿Dónde va a ir? -Voy... Voy... Voy a la desesperada. -No hay mus. Grande. -No. -Cuatro a pares. -Desiderio. ¿Me miras el bar? Tengo que poner una lavadora. -Márchate, yo me encargo. -¿Quieres o no? -No. -"Merci". ¿Dónde está el legalizado? Trotsky. Dime. Esto no está bien. Falta intensidad. ¿No ves que está apagado? Está oscuro. Vamos a ver. ¿Qué está oscuro? ¿El futuro de UCD o el de Suárez? El tuyo. No me toques las narices. Repítelo. ¡No me jodas, que estamos en domingo! Por eso te pago el doble las horas. En vez de estar en Torrelodones, estoy ajustando el naranja para UCD. ¿Quieres que se lo haga gratis? Es que no lo haces gratis. Torrelodones. Venga, repítelo. Está bien. ¡Chicos, parad las máquinas! ¡Vamos a repetir! Vamos a coger aquí... Negro, el futuro. ¿Empezamos con la clase de francés? -"J'aime". -Tengo que abrir. -Bisonte. Si el desplazamiento paralelo es hacia arriba,... ...el equilibrio entre la tasa de interés y el capital cambia. El precio aumenta y el ingreso se contrae. Eso es. Ya lo entiendo. Me da calor hasta pensar. Lo que te ha dado es un sofoco. Que no es lo mismo. Tranquila, que estamos en la edad. ¿En la edad de qué? En plena madurez, la edad de hacer lo que nos apetece. Sin dar explicaciones. Ser un poco más egoístas. Y la menopausia, claro. ¿Cómo lo sabes? Porque también la tengo. Porque se te nota. Mira que eres tonta. Coge el otro tema. ¿Puedo llamar a Dulce? Sí, claro. ¿Y quién es Dulce? Mi profesora de baile. Voy a clases de baile de salón. Lo que no hagas tú... Clases de baile de salón. Así me conservo de bien. Estás estupendo. Podías animarte. Así venías conmigo. Con la de cosas que tengo que hacer. Y lo ocupado que está Antonio. Pues va de miedo. Timbre Hola, Dulce. Soy Arturo, ¿cómo estás? Bien. ¡Valentina! -¿Está Herminia? Es que necesito desahogarme. No, se ha ido a dar un paseo a Dianita. Con Alfredo. Claro, como tiene novio. ¿Puedo pasar? ¿Está bien, Valentina? ¿Puedo pasar o no? Claro que puede. Estamos estudiando. Ya he oído al sarasa. No me gusta que diga eso. A mí no me importa. Tú, como en tu casa. ¿Puedo pasar? Sí, pase de una vez. Y le voy a preparar un café. Buenas tardes. -Hola. Siéntese. Lo estás poniendo torcido. Con tanta cola, me estoy mareando. -Ya termino yo. -Pues casi mejor. Risas -¡Niñatos! ¿Qué hacéis ahí? -Se van a marear con tanta cola. -Así dejan de manchar la pared con carteles de rojos. Qué estropicio. ¿Algún problema? Sí, no peguéis más en nuestra pared. -Esta pared es del PSP. Os podéis aguantar. -Se cree valiente. Dejadla en paz. ¿Te gustan las rojas? ¿Qué haces? ¡Puedes sacarle un ojo! -¡Qué animal! -Vámonos. ¡Casi te da! Pero no me ha dado. -¡Largaos de aquí! -¡Rapidito! -Y ojito con volver. -¡Nenazas! -¡Arreando! ¡Fuera de aquí! -¡Vamos! "Julio, qué guapo vienes hoy". -"Guapo no". "Guapísimo". -Esta curva muestra la interacción entre los mercados reales... ...y los monetarios. -Es igualito que Anselmo. El mismo aire otoñal, la misma mirada, el mismo pelo. Ya está bien. Le voy a apagar la tele. Nos desconcentra. -La curva LM. ¿Qué le pasa? Le dejó el novio y está borracha. -Hombres. Solo me queda el tren, como Ana Karenina. Parece que está de luto. Solo de pensar en él, me entra un sudor frío. Me dan ganas de morirme. -A mí no me gusta ser pesado. Pero si vinieran a baile, les vendría muy bien. -Con lo que me gustaba bailar. -Anímese. Yo voy dos veces a la semana. A lo mejor le sentaría bien. ¿Qué le parece a usted? Conocería gente. Y hace algo diferente. -Yo no quiero conocer a nadie. Además, tengo que reflexionar. El día de reflexión no es hoy. Yo necesito tres días más. Es que tengo mucho que reflexionar. Mucho. 14. -Órdago. -Se ven. -31, chavales. Teléfono Toma del frasco. Bistró París-Nalón. -¿Desiderio, eres tú? -"Sí, dime". -Tengo un problema con la lavadora. -¿Subo y te ayudo? -No hace falta. Se ha parado y tengo que volver a centrifugar. -"No tardes, que estamos terminando". ¿Estás ahí? -Para, que nos va a oír. "Oui". Tomaos unas cervezas. Por las molestias. -Vale, gracias. No tardes mucho. -Hasta ahora. -Chao. -¡Bisonte! -"Vive la France". "Vive la Republique". -"Vive". (TODOS) ¡Aquí se ve la fuerza del PC! ¡Aquí se ve la fuerza del PC! ¡Aquí se ve la fuerza del PC! -¡Ay, las sardinas! No, esto no son las sardinas. Pero lo otro tampoco, que queda un mes. ¡Ay! ¿Cómo que no puedes venir? Yo también tengo cosas que hacer. Las mías también son importantes. ¿Qué hago yo ahora? Sabes que mañana tengo que ir a trabajar. Claro, y me llevo a la niña. Tienes unas cosas... ¡Aránzazu! ¡Y encima me cuelga! -¿Estás bien? -¿Bien? -Hasta mañana no puede recoger a la niña. A ver cómo le digo al jefe que no puedo ir a trabajar por la niña. -¡Joder con Aránzazu! -Sí. -Que se quede. -Juana. -Mañana no trabajo y me la puedo quedar. -¿No os importa? -Claro que no. Te quedas con Toni y con Juana. -Sí. ¿Qué hay, papá? Hijo, ayúdame con estos carteles. ¿Son muchos? ¿Ya estás calculando? Hombre, es que... Es que... Me parece muy bien, hijo. Estas cosas mejor que las aprendas con tu padre. Pero no me hagas como todos. Hay que ganarse las habichuelas. Tú quieres salir diputado. Yo no quiero salir diputado, que no te enteras. Yo soy un hombre de Suárez. De Suárez. Déjalo ahí. ¿A cuánto pagas el cartel? Los del PSP, a 4 pesetas. y AP, a 18. Ni una cosa ni otra. Somos de centro. A ocho. No me interesa. ¿Nueve? 10. ¿10? ¿A quién has salido? ¿Y el pago? Trabajo acabado, trabajo cobrado. ¿Nada por adelantado? No puedo, porque no tengo. Pero fíate de mí. Soy tu padre. ¿11? Hecho. Hecho. A ver. ¿Cuántos rollos? "Era la primera vez que le daba la mano de esa manera". "Aunque había hecho un trato con Ramón, este era muy diferente". "Era nuestro primer negocio". "De Alcántara a Alcántara". "Él lo hacía por Suárez". "Y yo, por la moto y por él". "Mi partido no era la UCD". "Pero era el partido de mi padre". "Y el único voto que yo podía darle... ...era un voto de confianza". ¿Sabéis lo que me ha dolido? -¿Qué? -No ver a la Pasionaria. -La vas a ver en las Cortes. Ahí es donde hay que verla. -Le haría gracia a Franco. Más que esta fiesta. -¡Hombre! ¿A qué hora actúa Juliette Greco? -Los artistas están detrás del escenario. -Yo casi me vuelvo. Salud, camaradas. -Salud. -Detrás del escenario. Una, tola, tela, catola, quila, quilete. Estaba la reina en su gabinete, vino quila... ¡Ay, madre mía! ¡Miguel, Miguel! ¡Eh, vosotros! ¡Vosotros! -¿Qué ocurre, compañera? -Que estoy de parto. Voy a dar a luz. -¡La hostia! -Vamos al puesto de socorro. -No me dejéis sola, por favor. -Yo me quedo contigo. Corre a avisar. -Sí. -Vamos. -¿Qué? -¡Vamos arriba! -Con cuidado. Te lo debes saber de memoria. Estaba echándole un vistazo. Pero a lo mejor ni se gana. Eso nunca se sabe. Sí se sabe. Sí que se sabe. Los últimos sondeos dicen que UCD no gana. Pues no pasa nada. A otra cosa y ya está. Lo importante es que te paguen los encargos. Ya. Pero es que he puesto un poco más para la campaña. ¿Cuánto? No he sido solo yo. Ochotorena y un grupo de gente. ¿Cuánto? Entre todos, 50 millones. ¿50 millones de pesetas? ¿De dónde los habéis sacado? El día que hicimos la reunión... ...firmamos ante notario un aval. ¿De qué? De la imprenta y la casa. Pero déjame que te explique. Es un aval que cubre los gastos que haya en la campaña. Para pagar las sedes, los carteles, los viajes. Pensaba decírtelo. Después de las elecciones. No he encontrado el momento. ¿Cuánto has puesto? Mucho. Cuatro millones. ¿Cuatro millones de pesetas? ¿Te has vuelto loco? ¿Cómo se te ocurre? ¡Aaaah! -Ya parece que asoma algo. ¿Ahora qué hago? ¿Sigo soplando? -¡Yo soplo, tú tira! -Ya está aquí. -¡Aaaaah! -¿Es aquí la emergencia? Ya está, tranquila. Tranquila. Muy bien, eres una valiente. ¿Cómo te llamas? -Paquita. -Muy bien, Paquita. -¡Aaaah! -Voy a cortar el cordón. Y aquí tienes a tu hija. Es una niña preciosa. -¿Una niña? -Sí. Muy bien. -¡Aaaah! Tengo otra contracción. -Eso parece. Viene otro. -¿Qué? ¡Miguel! -¡Paquita! -¿Eres Miguel? -Mi mujer es Paquita. -Sí. -¿Por qué hay una ambulancia? -Has tenido dos niñas. -¿Qué? -Habéis tenido mellizas. -¿Cómo? -Mellizas. -¿No era un niño? -¡Qué niño, dos niñas! Enhorabuena, machote. -Felicidades, compañero. -Muchas gracias. Sirena Dos niñas. ¡Paquita! ¡Paquita! ¡Paquita! Llanto ¿Qué tienes, qué te pasa? -¿Qué le pasa ahora? -Nada. Será la casa. ¿Te molesta la luz? -No, estoy desvelado. -No te pongas a fumar con la niña. -No, cómo voy a fumar aquí. Tranquila, ya me voy de mi cama. -Ya, mi amor. Ya. Ronquidos Ya empezamos. ¿Ya empezamos? Hace mucho calor. Pues eso digo. Ahora tienes calor y luego tendrás frío. Pues eso, hace mucho calor. Ya sé que no puedes hacer nada. Ya me he dado cuenta que estás con eso. ¿Con qué? Con lo de las mujeres. Eso de la edad. Nos olvidamos del punto G y nos centramos en el R, de retirada. No seas ordinario con lo de la retirada. Será el climaterio, como dice López Ibor. No digas tonterías. No pasa nada. Ya sé que no pasa nada. Es lo que nos toca. Es que no me toca. Pero no pasa nada. Esto debe ser un aviso. Cuatro millones son muchos. Y no voy a poder tener hijos. Y si tengo calor, te aguantas. Cuando roncas, me aguanto. ¡Hombre! ¡Qué ganas tienes...! Teléfono ¿Quién llama a estas horas? Eso digo yo. Cógelo. Sí, espera. ¿Dígame? Perdona que os llame tan tarde. Estoy en el hospital. No, tranquilos. Nos encontramos perfectamente. ¿Cómo que estáis perfectamente en un hospital? ¿Un accidente? Estamos en maternidad. Están en maternidad. Pero si no le toca. Se ha adelantado el parto. Pero tranquilos, estamos estupendamente. Me estoy poniendo nervioso. ¿Paca está bien o no? Eso. Sí, estupendamente. Está descansando. ¿Qué ha pasado? Se ha adelantado. ¿Ha parido? ¿Cómo está mi sobrino? Ahí está la cosa. Me han venido dos niñas. Mellizas. ¿Cómo que mellizas? ¿Mellizas? ¿No te habían dicho que era un niño? Lo único que te puedo asegurar... ...es que son dos niñas. Mercedes. Pasa, madre. ¿Qué ocurre a estas horas, quién llama? Paquita ha parido. Y ha tenido mellizas. ¡Anda! Dos. ¡Dos! Vamos enseguida. "Que no". No vengáis ahora. Todo el mundo está durmiendo. Paquita, las niñas. Todos duermen menos yo. Venid mañana y me dais tiempo... "...para asimilarlo". No digas bobadas. Me voy a cambiar y nos vamos. Mi mujer ha parido en el campo. No estamos de entierro de milagro. Dime dónde estáis. ¿Es una maternidad, urgencias? No sé qué hospital es. Pregunta y mete monedas en el teléfono. Te espero. Están todos durmiendo. A ver si encuentro a alguien. ¡Qué voy a encontrar! Antonio. Antonio. ¡Joder! No tengo monedas. ¡Hala! Ya ha cortado. Mi hermano ya tiene tres despertadores y de cuerda. ¿Nos vamos o no? ¿Nos vamos adónde? Que sea lo que Dios quiera. A esperar. Ha salido todo al revés. Ha sido de sopetón. Han salido dos y sin previo aviso. Deben estar en la incubadora. Que no. Dentro de unos días, lo verás todo diferente. Dentro de unos días, será lo mismo. Miguel quería un niño. Bueno, pues no ha sido así. Tú no eliges si es chico o chica. Depende de los cromosomas. ¿Los qué? Los cromosomas. No, tía. Miguel va a pensar que solo sé tener niñas. Y de dos en dos. Me va a echar de casa. ¿Cómo te va a echar? A ti y a las demás. No se ría. Está cavilando algo. No me ha hablado desde que ha llegado. Porque también está cansado. ¿Y la teta? Dar de mama a una, a la otra. Me voy a quedar como una pasa y Miguel no me va a querer mirar. Venga. Aquí hace mucho calor. Trae, anda. Te voy a abanicar. Si yo no tengo calor. "Cada día hay más niños que se alimentan de forma natural". "Cada día más madres comprueban que Hero Baby..." -Dos, Antonio, dos. Con Dianita, hacen tres. Parece que las colecciono. -Cuatro, si no te importa. Cuatro. -Tú ya estás crecidita. Por cierto. El autógrafo de Juliette Greco. Cumplo lo que prometo. -"Pour Françoise avec plaisir". "Merci", papá. No te quejes. Te cuidarán cuando seas mayor. A mí me queda María. Yo no voy a llegar a mayor. Y serán guapísimas. A las pruebas me remito. Y muy listas. Sin ellas, España no llegaría a ninguna parte. Mira lo que te digo. Yo me había hecho mi composición de lugar. Ahora, un niño. Era lo que tocaba. Padre, cuando me iba a tener a mí, quería una niña. No sabía nada. Tú también lo querías. Nada más nacer, preguntaste si era niña. ¡Que lo tiren al río! ¿Cómo voy a decir eso? Son cosas que dicen los niños. Eras muy raro. -Miguelón. Visir de la clase trabajadora. -Que muerdo. -Me habrás dejado la tapicería hecha una pena. -Ramón se encarga de la limpieza. Me voy un rato a casa. Estás un poco raro. Voy a llamar a Toni. No se ha enterado. -De nada. Acércame el teléfono. -"Mon cheri". Como tú digas. (RADIO) "Miles de personas..." -Baja la radio, que la despiertas. -¡Ay! -Ojalá te saliera el trabajo. Sería una oportunidad. -No sé si voy a ir. No te precipites. -Yo no me precipito. Ni tú. Decías que la imprenta era algo temporal. A este paso, te jubilas. -Nunca hago lo que digo. Teléfono -Solo te recuerdo que ahora es diferente. Vamos a ser padres. ¿Dígame? Hola, Juana. ¿Está Toni? Hola, Antonio, buenos días. Tu padre. ¿No me digas? Que Paquita ha tenido dos niñas. Sí, sí. Ya se pone. Tenemos que ir a verlas. -No había salido de cuentas. Ya ves, tu tío. Por quedar por delante. Pero ¿están bien? Perfectamente. Oye, Toni. Te llamaba también... Hoy tengo mucho lío y a lo mejor no puedo ir a la imprenta. No te preocupes. Encárgate, si no tienes inconveniente. No, no tengo ningún problema. "Gracias, no sabes lo tranquilo que me quedo". Otra cosa. ¿Sabes algo de los sondeos? Sí, hay muchos rumores. Pero el que se confíe pierde. Muchas gracias. Adiós. Clara. A Carrillo le falto tiempo para llevarles... ...dos medallas con la hoz y el martillo. De Moscú, claro. -¿Cómo va a ser cierto? -Como lo oyes. Y les han hecho el carné del PC. Las llaman las mellizas rojas. -No están ni bautizadas. -Pues por eso mismo. -Valentina, Valentina. Lleva una hora frota que te frota. -Tienes razón. -Siga aquí, que ya atiendo yo a Clara. -Si es que la juventud ya no es lo que era. Mire Conchita Velasco. O Marisol o Teresita Rabal. O Anita Belén. Niñas prodigio que salen rana y de Carrillo. -Josefina, si no raja, revienta. -¿Y vosotras qué? Aquí nadie suelta prenda. Seguro que sois del centro ese tan democrático. -A mí me parece muy bien. Son mayores, pero tienen otra elegancia. Y, desde luego, van muy bien peinados. -Adolfo Suárez, qué interesante. Con esa raya en el pelo. Parece que se la hace con tiralínea. -Del centro me cae bien Arturo Fernández. Le perdono todo. Hasta que sea del centro, fíjate. -¿Pilar Villuenda? Un paquete para usted. -Muchas gracias. -Será propaganda electoral. Si es que no paran. -Pero si hoy es el último día. -¿Qué es? Has puesto una cara... -Un amigo. Me manda una cosa. -A ver. ¡Qué marco más raro! ¿De dónde sale? Los coleccionas como cromos. -De Carabanchel. -¿Eh? -Del barrio. -¿Por correo? -Es que es viajante. Y me lo manda desde donde esté. -A ver. -¿No oléis a quemado? -Sí, huele a quemado. -¡Aaaah! ¡Que me quemo! -¡Valentina, por favor! ¡Valentina! ¿Quién creéis que va a ganar? No lo sé. A mi padre no le veo muy convencido. -Aunque uno saque más votos, al final todos ganan. -Pues si ganan todos... ¿Tu padre cuándo te paga? Cuando acabemos. ¡Joder! ¿Y si los tiramos? No se va a enterar. No va a ganar. Hice un trato. ¿Somos simpáticos de UCD? -Se dice simpatizantes. No, pero un trato es un trato. -Tú ganas una moto, pero yo no gano nada. Nos estamos perdiendo muchas clases y pronto serán los exámenes. -No eches la culpa a las elecciones. Vamos a acabar. -Como se enteren los del circo... "Aquello era una guerra de papel, pero una guerra". "Sin cuartel y sin tapias suficientes". "Cada partido aspiraba a ver la ciudad empapelada con sus símbolos". "Todo valía si no te pillaban". "Las paredes eran una metáfora,... ...un chiste o una obra de arte". "El arte de la política y también el circo". "Y yo quería ser el motorista fantástico". ¡Guapa! Te pido de regalo a los Reyes Magos. -Sí que está guapa. Muy buenos días. -Mejores para unos que para otros. Puede. Por eso, le aconsejo que vote a UCD. Para que se arreglen las cosas. -No me interesa. No va a perder el tiempo. Igual cambia de opinión. ¡Cambiar de opinión, no te jode! Yo soy un trabajador. ¿Y ustedes? -Sin faltar. Yo soy un trabajador. Pero voto al futuro. Así que es un albañil con corbata. Manda huevos, lo nunca visto. Largo. No soy un albañil. Yo trabajo en una imprenta. A veces, me pongo una chaqueta. -Antes de ser de Suárez, ¿usted de quién era? -Antes no había partidos. -Esa es la diferencia. Algunos sudábamos la camisa en la DGS... ...y otros comían jamón. No sabe dónde estábamos. -Mismos perros, otro collar. -Franco ya se ha muerto. -Enteraos de una vez, franquistas de mierda. Yo no era del régimen. ¿Cuántos años tienes? ¿A usted qué le importa? No sabes lo que dices. No sabes los años que se ha comido mi padre en la cárcel. Ni los que llevo en la obra ni lo que cobro. Ni lo que vale este bocadillo que no me está dejando comer. -Déjalo, Antonio. No, espera. Tienes razón. No sé nada. No sé nada de tu padre ni del bocadillo, que no sé de qué es. Sardinas. ¿Gusta? Pero me he pasado la vida trabajando como un cabrón. Y estoy convencido del todo de que tu vida puede cambiar si votas. Que lo suyo no es lo mío y puerta. Sardinas para la mayoría. Usted no es de esos. ¿Me deja comer el puto bocadillo? -Venga, vámonos. ¿Y pan con pan, has probado alguna vez pan con pan? Con la miga, sin sardinas ni nada. ¿Lo has probado? Piérdase. Yo, muchas veces. Y no sé lo que es tener un padre en Carabanchel. Al mío me lo mataron en el 36 los nacionales. ¿Quién le convence a este? Te falta calle. Pero eso lo da el tiempo. Te has pasado la mañana dando vueltas. No, haciendo campaña. Haciendo campaña. Al fin y al cabo, pateando. Al menos, te viene bien. Será bueno para el corazón. Pero no sirve de nada repartir panfletos. Una sonrisa para convencer que te voten. Que te voten. ¿Y por qué? Cada uno piensa lo que piensa. Eso es verdad. Mucha gente no sabe qué hacer. Porque hay muchos partidos. ¿No terminas la infusión? No, prefiero dormir. Acuéstate en la cama. Entre la televisión y lo que decís, me voy a quedar frito. Me voy. ¿Adónde? Voy a pegar carteles de la UCD. Estás ganando un dinerito. Carlos. Dime. Vamos, mi vida. Toma. Pero quiero la cara de Suárez en todas las paredes. Luego te doy más. Gracias, papá. A ver si sirve de algo. Adiós. Adiós. Por cierto, Merche. Hemos quedado para ir a la sede para ver el discurso de Suárez. ¿Vendrás? Va a venir Pilar. No sé si podré. Tengo que llevarle ropa a Paquita. Y estar con ella. Si no puedes, no vengas. Lo intentaré. Timbre Esta casa es la casa de tócame, Roque. ¿Quién viene ahora? ¿Por qué no estás en la peluquería? No puedo. Valentina está fatal. ¿Qué pasa? Que chochea. Antonio está durmiendo. Le ha quemado el pelo a Josefina. No digo que no se lo merezca. Le ha depilado una ceja a la Chus. Y ahora se va a reflexionar. No puede ser. ¿A reflexionar? Sí. Pues ha ido a... Anda. Vigílala hasta que vaya. ¿Vas a ir al hospital? Con esto, no sé. Corre. Sí. ¿Qué pasa, Mercedes? Ya te dije que Valentina vino borracha. Y hoy. igual. ¿No me digas? A estas alturas, empinando el codo. ¿Y qué pensáis hacer? Pues llevármela a bailar. ¡Ah! Música "Alcántara, Alcántara". "No te hagas el dormido". "Me has decepcionado y me has traicionado". "¿Dónde estarías si no fuera por la España que creé?". "Todo lo que hice por ti". "Sí, no me mires así". "Eres un empleaducho de mierda". ¡Carlos! ¿Qué has hecho con la tele? "Un cagatintas". "Impostor, mamarracho". ¡Me cago en la madre... ...que me parió! ¿Qué es esto? "¿Qué sabrás de política?". "Me has traicionado". "¡Judas, eres un Judas!". "Creí que lo nuestro iba a durar". "Cantabas el 'Cara al sol'". Me obligaban. "Mírate". "Traidor". Cállate la boca. ¡Cállate la boca! "Mamarracho". "A tu patria". ¡Merche! ¡Antonio! ¿Qué? ¿Te pasa algo? ¿Estás bien? ¿Quién la ha apagado? ¿Y Merche? Se ha ido con Valentina. Ha dicho que os encontraréis en la sede de UCD. Aquí lo tienes. Está justo. 15, 16, 17 y 18. Correcto. ¿A qué estáis esperando? ¡Venga! "Era como me lo había imaginado". "Supe lo que era cortar el viento". "Cabalgar, volar, ir libremente de punta a punta". "Me lo había ganado". "A Suárez le he agradecido muchas cosas". "Sobre todo, su aportación para conseguir la moto". "Y esa sensación que llevo grabada en mis manos,... ...en mi pecho y en mi cabeza". Música ¡No me empujes! Vengo aquí obligada. Es como venir al médico. Y este mes la invito yo. ¿Todos son tan desgraciados como yo? Pobrecitos. Valentina, por favor. -¡Mercedes! -Arturo. -Perdona. Dulce, ven. Ella es Dulce, ella es Mercedes. -Encantada. -Y ella, Valentina. -Encantada. -Hola. -Les he dicho que les vendrá bien para el cuerpo y para la cabeza. He venido a acompañarla. Le daba cosa venir sola. -Estupendo. Para romper esa vergüenza, lo mejor es empezar. ¿Qué os parece, sí? ¿Vamos? Vamos. ¡Atención, todos en posición de bolero! Y encima, dos. Con una, me conformaba. -Les voy a enseñar francés para que sean bilingües. -Las peinaré de rechupete. -Mucho amor ahora. Pero cuando os pida que las cuidéis... -Tranquila, te vamos a ayudar. -Pues claro que sí, Paqui. -Me tengo que ir. -Sí, quiero ver a los políticos. -No me dejéis sola. -¿Y Miguel? -Eso me gustaría saber a mí. La hora de visita se va a acabar. -Seguro que está al llegar. Ya verás. Nos quedamos un ratito. -Bueno. -Nos quedamos. El bolero se baila de la cadera hacia abajo. Tiene tres pasos y una pausa. El hombre empieza con el pie izquierdo hacia delante. Las mujeres les seguimos. Lo marco. Uno, dos, tres, cuatro. Uno, dos, tres, cuatro. ¿Lo hacemos todos? Preparados. Uno, dos, tres, cuatro. Uno, dos, tres, cuatro. Uno, dos, tres, cuatro. Uno, dos, tres, cuatro. Bien. Uno, dos, tres, cuatro. Barbilla alta. No se mira a los pies. Uno, dos, tres, cuatro. Uno, dos, tres. Muy bien, muy bien. Muy bien. Ahora, lo vamos a hacer con música. ¿Preparados? Todos emparejados. Música. ¡Qué fardona es tu "poderosa"! Bájate de ahí y ayuda. Los que faltaban. -¿Qué estáis haciendo ahí? -No me quito el casco. Tranquilos. Ya está. ¿Qué hacéis? Perdóname. Hace mil años que no bailo un bolero. Me estás llevando tú. ¡Qué tonto! Estoy encantada. -No se miran los pies, cabeza erguida. Mirándose a los ojos. Eso. -Lo hace usted muy bien. -Le he dado dos pisotones. -No pasa nada. Este me ha dolido menos. -Atención. Atended un momento. Tenéis que pensar... ...que en el bolero, todo es romántico. Es el baile de los enamorados. A ver, Alejandro. Mercedes. Acércate un momento. La pareja tiene que mirarse a los ojos. La espalda, recta. La cabeza, erguida. El hombre la agarra firmemente para que sienta confianza. Debemos tener en cuenta la posición de nuestro cuerpo. Y dónde estamos. La mujer se poya en el hombro. Y se deja llevar. Marcad el paso. Entra música. Solamente una vez... ...amé la vida. Es mi primer día. No lo parece. Déjese llevar. Es cuestión de confianza. ¿De dónde es usted? De Méjico. Ah, de Méjico. ¡Qué lejos! Me tengo que ir. Se me ha hecho tarde. ¡Valentina! Me voy. -Me quedo un ratito. De perdidos, al río. ¿Seguro? -No se puede ir. Con lo bien que lo estamos pasando. -Me llamo Alejandro. Soy amigo de Arturo. Y yo, Mercedes. También soy su amiga. Encantada. ¿No hablamos clarito el otro día? -¿Tenemos que repetir las cosas? -¿Por qué no nos dejáis en paz? -Ahora mismo. En cuanto arranques ese cartel. -Arráncalo tú. -No me mancho las manos con ese traidor. A ella no la toques. -Ni a mí tampoco. -¿Os han pagado unos durillos? Los rojillos valientes. -Ya está bien de tonterías. -Aquí hay poca luz. ¡Os vamos a pegar de leches! Quemaremos todo. Trabajaron en el discurso hasta el último momento. -Tendrá un párrafo para recordar. O al menos, eso me han dicho. ¿El orden? El primero. Así les pillamos cenando. -La grabación fue fenomenal. 10 minutos dura. 10 minutos. -Otra cosa no, pero mira a cámara como nadie. -Eso también lo sabe hacer el hombre del tiempo. Hay que pedir el voto. Tenemos que ganarlo. Y eso solo lo puede hacer él. Nosotros solo estamos para que nos insulten. El que tiene que convencerles es Adolfo, mirándoles a los ojos. En el salón de su casa. Ahí está el centro. Creí que no venías. Hola a todos. Me ha pasado de todo. ¿Ha salido Suárez? Todavía no. Estoy muy nervioso. ¿Cómo ha ido todo? Tenemos 10 minutos para ganar o para perder. Quítate... ¿El qué? Es que estoy... "Alguna llovizna aislada en el Cantábrico". Y también en Tenerife". Hola. -Hola. -¿Qué tal? -Bien. Va a empezar el espacio electoral. Estaba haciendo tiempo... ...mientras tú venías. -¡Oye! ¿Qué pasa? -No quería ni precipitarme ni agobiarte. -No me has agobiado. He ido a hablar con Javier. -¿Sí? -Sí. -¿Por qué? -No tenía nada que perder. Además, me apetecía verle. El trabajo no es ninguna bicoca. Solo nos queda decidir. No llores. ¿Eh? -Es que no es eso, Toni. -¿Qué pasa? -Que no... Que no estamos embarazados. -Anda, no llores. No llores. ¿Y qué pasa? Será cuando tenga que ser. No tenemos prisa. -Pero yo tenía mucha ilusión. Perdóname. -No seas tonta. No hay nada que perdonar. No te quiero ver llorar. Y deja de darle vueltas. Estamos muy bien solos. "Señoras y señores". "Vengo a hablarles de un nuevo horizonte para España". "Vengo a solicitar su voto para hacerlo posible". "Vengo como candidato a pedir su voto para la UCD". "No vengo con palabras fáciles". -Empieza bien. -Está tranquilo. -Le sienta bien ese color. -Dicen que el azul relaja. Está muy serio. Muy serio. -"No resuelve los problemas". "Aunque es el paso previo para su solución". "Durante esta campaña,... ...han oído y oirán..." Levanta la cara, que te vean sonreír. "Tiene una ventaja". Así. "Efectivamente, nadie duda..." -Desde luego, Paquita. Porque soy de Carrillo,... ...pero cuando Suárez habla, te hace dudar. -Pero tú no dudas, ¿verdad? -¿Yo? ¡Qué voy a dudar yo! Soy del PC, del PC. Para toda la vida. -Yo dudo un poco. Vamos, que... Dudo de si dudas de mí. Pensaba que ya no venías. -¿Qué clase de duda es esa? -Ya no sé si me quieres o no. -¡Bueno! -Por favor, Paquita, qué tonterías estás diciendo. Ven aquí. Vamos. Te quiero más que a nada en el mundo. -¿Y a las niñas también? No hago más que tener niñas. -Claro que las quiero también. A las tres, mi colección de Paquitas. -¿Me lo prometes? -Te lo prometo. Ya verás qué guapas y qué listas son. Y lo que dice mi hermano. La democracia se va a construir con las mujeres. Las nuestras, en primera línea. -"Si nos dan su voto,... ...puedo prometer y prometo..." -Prometer es gratis. Cumplir... -Pues este hombre me gusta. Tiene algo. -¿Tú crees? -"Oui". -"En colaboración con todos los grupos". -¿Qué quieres que te diga? Es cuestión de ideología. Habrá quien se lo crea y quien no. -¿Tú te lo crees? -No. -Reaccionario. -"Tras las elecciones, existirán los elementos necesarios..." Este hombre nos va a prometer la Luna. "Que permita fijar las líneas básicas... ...que ha de seguir la economía". -¡Qué seguro está! Cuando promete, está seguro de lo que dice. -Es suficiente con que lo parezca. -"Seremos capaces de consolidar... ...una monarquía democrática... ...capaz de dar respuesta a los problemas". "Ese es nuestro nuevo horizonte". "Para eso les pido su voto. Muchas gracias". -Sonaba a gloria bendita. -La suerte está echada. -Después de esto, no habrá mucho que reflexionar. Si hubiese sido la primera vez, me habría convencido. -Que bueno eso de "puedo prometer y prometo". Ha quedado rotundo. Nosotros estamos convencidos. Debe convencer al electorado. -Bueno. Vamos a tomar unas copas. Voy a ver lo de Tierno. -A ver si te convence. El que se confía pierde. "No pretendía ser un héroe de la UCD". "Solo quería una moto y trabajé mucho para conseguirla". "Con ella, ardieron mis ahorros... ...y horas deslomándome pegando carteles". "Pero no mi esperanza de que las cosas fuesen diferentes". "Más se había trabajado para que llegase la democracia... ...y en medio, ardieron muchas cosas". "En la España de 1977,... ...podía perderse o ganarse todo en un día". "Votar a unos o a otros no iba a solucionar todos los problemas". "Aunque era un principio de libertad". "Y en cuanto a ganar o perder,... ...nadie gana, unos pierden más que otros". "Y esto vale para la política y para la vida".

Cuéntame cómo pasó - T11 - Capítulo 187

08 oct 2009

A tres días de las elecciones, los diferentes partidos políticos apuran al máximo para asegurarse los últimos votantes, entre ellos la Unión del Centro Democrático. Todos esperan impacientes el momento en el que Adolfo Suárez ¿presidente del Gobierno y candidato a las elecciones por UCD¿ se dirigirá a los ciudadanos en el fin de campaña. 

Antes de que llegue este momento Antonio, aconsejado por Ernesto Ochotorena, decide hacer un último esfuerzo por el partido y hacer campaña entre sus vecinos de San Genaro. Pero la ilusión que le pone pronto se acaba transformando en decepción, ya que no todos acogen de la misma manera esta nueva faceta de Antonio.

Miguel, por su parte, decide acudir con Paquita al mitin que organiza el Partido Comunista en Torrelodones. Esta muy ilusionado con esta celebración porque la organiza su partido, pero también porque por primera vez en mucho tiempo va a poder estar a solas con Paquita. Al final la velada 'comunista' se acaba aguando pero la pareja recordará esta jornada para siempre.

Quien también participa activamente en la campaña es Carlos, que estos días ¿junto con Josete y Karina¿ pega carteles de los diferentes partidos, entre ellos el de su padre. De esta manera puede ahorrar dinero de manera más rápida y así cumplir el sueño de comprarse una moto. Pero no todo es tan fácil ya que la crispación política se palpa en el ambiente y los chicos se acaban metiendo en más de un problema.

Merche está ilusionada con la campaña pero porque ve que Antonio la está viviendo con mucho entusiasmo. Estos días Mercedes está centrada en sus estudios y Arturo le echa una mano con algunas asignaturas. Entre confidencia y confidencia su amigo la acaba animando para que se apunte con el a clases de baile.

Quien está para pocos bailes es Toni. A la sobrecarga de trabajo que tiene en la imprenta se une ahora que Juana y él tienen que ocuparse de Irune, la hija de Mario Beitia. A parte de dejarle a su hija, el amigo de Toni le acabará haciendo una propuesta laboral que hará que Toni se replantee su situación en la imprenta. 

ver más sobre "Cuéntame cómo pasó - T11 - Capítulo 187" ver menos sobre "Cuéntame cómo pasó - T11 - Capítulo 187"

Los últimos 1.657 programas de Cuéntame cómo pasó

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos