597289
Programas para todos los públicos
cerrar cerrar

Subtítulos de Cuéntame cómo pasó - T11 - Capítulo 186

Cuéntame... ...tú que has vivido... ...el despertar... ...de un tiempo que nos cambió. Volverás... ...a ser un niño... ...al recordar... ...las largas tardes de sol. Háblame de lo que has encontrado... ...en tu largo caminar. Cuéntame cómo te ha ido,... ...si has conocido la felicidad. Cuéntame cómo te ha ido,... ...si has conocido la felicidad. Cuéntame cómo te ha ido,... ...si has conocido la felicidad. "Y llegaron las elecciones". "Las primeras en 40 años". "El lenguaje político entró en los barrios,... ...en colegios y casas". "En la nuestra, de un modo especial". Aquí tienes. Mira. -Enhorabuena. Vota con realismo. Suena bien. -Bueno... Candidato a diputado. Procurador en Cortes. Por el tercio familiar. No subo más el magenta, sois de centro. No le subas nada, que está todo muy bien. Y házmelo rápido. Tranquilo. -¿Cuándo es el mitin? Mañana. Luego, en Tobarra y Tarazona. Quieren que demos guerra en provincias. España es mucho más que Madrid y Barcelona. ¿Por qué me miras y te ríes? Porque estoy muy orgulloso. Pues no lo estés, porque no salgo. ¿Qué más da? Estás en una lista. De un partido burgués. Y democrático. Es verdad. ¿Estás nervioso? Muy nervioso. Me ha dejado Ochotorena unos libros. Olvídate de los libros. Sinceramente, ¿tú te has planteado votarnos? Papá, papá. Ya sé que el voto es secreto y libre. Pero nos jugamos mucho. Quiero votar en conciencia. Tú, yo y la imprenta nos jugamos muchísimo. Déjame que me lo piense. Bueno, pero no tardes. Las elecciones son el 15. "El Partido Socialista Popular... ...se presenta ante la opinión pública como otras veces". "Sin jactancias, sin orgullo". "Dispuesto a decir y a decirse la verdad". Y yo, que me lo creo. Carlos, la basura. Voy. Yo he pagado las acelgas a siete pesetas. No te oyen. Pues deberían. El filete, a 400. Y el pollo, a 150. ¡No hablan de eso! ¿Ese señor te ha hecho algo, abuela? No le han hecho nada. No me pueden venir con cuentos. ¿Ese señor cuenta cuentos? No. Es político, como papá. No le digas esas cosas de tu padre. Es verdad, papá es político. No se dedica a la política, es empresario. Gracias a Dios. Y cuidado con decir eso en el instituto. No sabes lo que puede pasar. Franco está muerto. Tenías que haber oído a Blas Piñar. Las cosas que decía. Venga. Saca la basura. Ahora subo. Dios quiera que no pase nada. ¿Qué va a pasar? Hola. Hola. -¡Qué! Voy a tirar la basura. -Vale. Adiós. Adiós. ¿Dónde vas tan rápido? ¿Te persigue alguien? Hola, papá. Mira lo que traigo aquí. Antonio Alcántara. Antonio Alcántara, diputado. Ya, ya. ¿Solo me dices eso? ¿Cuántos amigos tienen un padre candidato? No lo sé. Porque no tienes ninguno. Bueno, sí, tu padre. Enhorabuena. ¡Qué pena que no puedas votar! Porque seguramente me votarías. ¿A que sí? A la UCD. ¿Qué? ¡Eh! ¿Dónde estás? No quiero saberlo. Dile a tu madre que voy a hablar con tu tío. Que no me meta las camisas en la maleta. Espabila. Estamos en elecciones. Ánimo. Para ser así, mejor que no votéis. Karina. Estás llorando. Me quiero morir. Soy idiota. ¿Por qué dices eso? Porque todo me sale mal y la culpa es mía. Yo no creo que seas imbécil. Sí que lo soy. Estoy llorando como una imbécil sin poder parar. Soy estúpida. Que no. No, de verdad. ¿Quieres que te diga una cosa? Para mí, eres la chica más maravillosa del mundo. ¡Qué tonto eres! No, te lo digo de verdad. Si ese imbécil... ¡Chist! Si ese o cualquiera te hace llorar,... ...es porque no se da cuenta de lo que vales. Gracias, Carlos. Deja de llorar. Es que no puedo. ¡Qué barbaridad! Antoñito, diputado. Candidato, Desiderio. Tú vas embalado. Seguro que coges un puesto de gobernador civil, de subsecretario. -O de ministro. Acuérdate de nosotros. -Si gana. Es lo que vamos a hacer. ¡Venga ya, Antoñito! Mismos perros con distinto collar. Porque otros solo tienen un collar para todos los perros. Hay maneras y maneras de hacer oposición. Con coche oficial y de cacería. Vamos a dejarlo. No tienes ni idea. -¿Qué le parece, tío, bien? Queda muy bien, Françoise. Lo has puesto tú. ¿Qué haces? -¿Qué voy a hacer? Es muy importante tener a un tío diputado. -Claro que es importante, no digo que no. Pero en caso de que ganes las elecciones,... ...que está por ver,... ...voy a ser el primero que se va a alegrar. Pero este cartel no se cuelga aquí. -¿Por qué? -Miguel, deja a la muchacha. -¡Que no! No me da la gana tener un cartel de la UCD y hacer publicidad gratuita. No. -Lo digo delante de todos. Eres un estalinista. -¿Yo? Un estalinista, Miguel. Se empieza prohibiendo carteles y se acaba mandando a Siberia. -Eso si no ganan las elecciones y nos dan el paseíllo. -Si quieres, te doy un repasillo. -¡Rojo! -¡Madridista! Me voy. A ver si lo coloco en otro bar. Tenemos que quedar para mañana. Me extraña. Te tengo que llevar en coche. Primera noticia. Habla con Merche. ¡Qué desagradable! Señores. Adiós y muchas gracias. Anda. -Adiós, gobernador. Hola, Karina. Hola. Permiso. Bueno, me tengo que subir. Yo también. ¿Vamos mañana juntos al instituto? Sí, claro. A las ocho. A las ocho. Carlos. ¿Qué? Gracias. Tú sí que eres el chico más maravilloso del mundo. "Ese era yo: caballeroso, galante, educado, comprensivo". "Por fin Karina se daba cuenta de la joya que vivía a su lado". ¿Ya estás aquí? Sí, ya estoy aquí. Te pongo esta rebeca, que refresca. Sí, hombre. Ponme la manta eléctrica para el viaje. ¿La manta eléctrica? Y los pantuflos y el orinal. Como no retengo la orina, me pasaré la noche yendo a la huerta. ¿A qué viene esto? ¿Que a qué viene? ¿Qué dijo el cardiólogo en la última revisión? Que el electro había salido bien. ¿Y? Y que estaba sorprendido. ¿Y? Te has encontrado con tu hermano. Sí, y no confías en que llegue a Albacete. Ni que fuera Finisterre. Yo sé que eres capaz de conducir hasta Albacete. No es por eso. ¿Qué pasa? Que los demás nos preocupamos por ti. Me quedo más tranquila si va él. Te acompañaría yo, pero es época de exámenes. ¡Vaya enfermero! No aguanta una gota de sangre, se desmaya. Como me pongan una inyección... ¡Qué inyección! A lo mejor. Aquí tienes las pastillas. ¿El bistró lo va a cerrar? Françoise y Paquita se arreglan sin él. Ya. No seas cabezón y deja que te acompañe. Lo hago por ti. Para que te quedes tranquila. A la primera bobada, lo devuelvo para casa. No va a decir esta boca es mía. Pues me ha vuelto a decir que los de UCD somos franquistas. Es para hacerte rabiar. Pues no me fío. Otra cosa. Vamos en mi coche. Solo me falta que me vean llegar en taxi. Ya está hablado. Vais en tu coche. Bueno. Estoy muy orgullosa. ¿Sí? ¿Y cómo me pones una camisa beige? Que no voy a Pasapoga. Madre mía con el candidato. El candidato. ¿Te imaginas que salgo elegido? Música Miguel, ya tienes una muda extra en la maleta. Por si os retrasáis. -Y dale. Volvemos el mismo lunes por la noche. -He dicho que por si acaso. -Cuidado. Ponte este cojín así. -¡Qué pesados con los discursos! -"Buenas noches". "Vamos a hablar en nombre de Falange Española". -Quiero que se acaben las elecciones. -Dame un beso, anda. Se abre la puerta -Ya está aquí este. Mira qué hora es. -No empieces, Paquita. Tu padre sabe lo que hace. -El ridículo. Y aquí. -Paquita. -A las buenas noches. -Hola, padre. -Buenas noches. ¿Qué tal todo? -Bien. Voy a ponerme cómodo. -Venga. -Mira qué camisa. -Déjale, si es feliz. -A lo mejor tendrías que hablar con él. -¿Yo? -Sí, de hombre a hombre. A mí no me hace caso. -¿Y qué quieres que le diga? -Está claro. Que no sea tonto. Ya es mayor para según qué cosas. Y que tenga cuidado con Valentina. Quiere llevarse su dinero. Y es nuestro. -Tu padre tiene una edad como para que yo no le lea la cartilla. -Miguel, te va a oír. -¿Qué, pareja, algo de bueno en la tele? -Bueno. -Me voy a dormir. -Cuidado. -No hacen más que hablar de política. Buenas noches. -Hija, que descanses. -Vete a la cama ahora mismo, te lo pido por favor. (TV) "Se acerca la hora de votar". "Se acerca el momento en el cual las españolas y los españoles... ...decidan con su voto a quien conceden su confianza". -¡Qué invento la tele! Parece que están aquí mismo. Ríe Esto... Anselmo. -Dime, Miguel. -Como nos hemos quedado aquí solos en el salón,... ...podríamos aprovechar... ...para charlar usted y yo. -¿Charlar? -Sí, hombre. Hablar de nuestras cosas. Cosas de hombres. Y de mujeres. De la relación que se puede establecer entre ambos. No sé si me entiende. -Perfectamente. -Ya, ya. ¿Y qué? ¿No tiene nada que decirme? -Que me caso. -¿Cómo? ¿Cómo que se casa? ¿Con quién se casa, con Valentina? -Mañana vas a Sagrillas, ¿no? -Sí, con mi hermano. -¿Te importa si voy con vosotros? Por lo de las amonestaciones. -¡Joder! Vamos a ver. ¿Se ha vuelto loco, le han pegado en la cabeza? -¡Cómo hablan! Ese se lleva el gato al agua. ¿A que sí? (TV) "A imponer desde fuera... ...esta o aquella ideología". Es muy tarde. -Tenía mucho trabajo. Al menos, me puedes esperar en casa. ¿Qué tal el día? -La rutina de siempre. He visto a Gallardo. Te manda recuerdos. -Dile que me acuerdo de él. -¿Y de mí? ¿Te acuerdas de mí? -No sé, un poquito solo. -Lo que me imaginaba. -¿Cómo te llamabas? ¿Jimena? ¿Eh? -Te voy a hacer memoria. -¿Julia? A ver si me acuerdo. -¿Te vas acordando? -Mucho mejor. -Déjalo. "Si hay algo mejor que un beso, es imaginárselo". "No podía dejar de pensar en cómo había cambiado todo". "Era como si hubiera pasado de blanco y negro a color". "Del Cine Exin a cinemascope". Carlos, ¿estás despierto? Lo de Karina te lo puedo explicar. No tienes que explicarme nada. Me parece bien que tengas novia. No es mi novia. Bueno, tu amiga. Vete con cuidado. Cada cosa, a su tiempo. Pero no quería decirte eso. ¿Qué nos une más,... ...el anhelo de progreso o el rechazo al marxismo? ¿Eh, a ti y a mí? A los españoles. Pues... Estoy escribiendo el discurso. ¿Te importa que te lo lea? Sí. A ver. ¿Dónde está? Siéntate. Mira, hijo. Yo puedo decir: En estos momentos de zozobra económica,... ...nos une un ideal de progreso o lo otro. O un rechazo al marxismo. Lo primero. ¿Por qué? Porque lo del marxismo me suena mucho a Franco. "A pesar de la ilusión, mi padre estaba hecho un flan". "Iba a debutar en política". "Como los buenos toreros, lo haría en su tierra". ¿Habéis hablado? -Sí, Paquita. -¿Y qué te ha dicho? ¿Qué te ha dicho? -Pues me ha dicho... ...que se vuelve al pueblo. -¿Que se vuelve al pueblo? ¿Y Valentina? Se van junto. -No, Valentina se queda y él se vuelve. -¿Cada uno por su lado? -Sí. -¿Eso es que han roto? Ya sabía yo que esto no podía durar. Me da un poco de pena por Valentina, la verdad. Se había hecho ilusiones. Pobrecita. ¿No te parece? En fin, muchas gracias, Miguelón. Me quitas un peso de encima. Eres un sol. Buenas noches. -Buenas noches, cielo. ¿Ha visto la Jacqueline? Hace dos años que enterró al griego... ...y ya está con otro. -A ver. -Es alemán. El príncipe "Joanes Von Trun y Taxis". Es del gremio. Igual le conoce tu marido. -Seguro. -¿Y es guapo? -Teutón. -¿Ese castillo es suyo? -Este y diez más. Y una fábrica de cerveza y una finca en... ...Bengesburg. No es tonta ni nada la chica. -De esos ya no quedan. -¡Huy, que no! -¿Conoce a muchos ricos y casaderos? -Muchos... Con uno, me basta y me sobra. ¿No te lo ha dicho tu padre? -¿Decirme qué? -Bueno, te lo digo yo y así ya es oficial. Me lo ha regalado Anselmo. Es su regalo de pedida. -¿De pedida? ¿Le ha pedido un tacataca? -Casarme. Es un caballero. -Ya sabes cómo es Valentina. Siempre fantaseando. Es una de sus fantasías. -Es el anillo de mi madre. -¿Estás segura? -Me lo había prometido a mí. -¡Qué bonito! -Valentina. -Paqui. -No tiene derecho a llevar ese anillo. -Santa Rita, Santa Rita. -No está el horno para bollos. -No. Y te digo una cosa. Soy tu futura madre. -¿Qué madre ni qué madre? Usted no se casa con mi padre. -Porque usted lo diga. Sabíamos que daría problemas. -No provoque, Valentina. -¿Yo? Cómo se ha puesto por nada. -¿Sabe lo que le digo? Incapacito a mi padre antes de que se case con usted. -¿Habéis oído qué crueldad? ¡Bruja! -Tranquilizaos. Por favor. Vamos a tomarnos esto con calma. -Valentina, deme ese anillo inmediatamente o no respondo. -¡Atrás! ¡O soy yo la que no respondo! -¡Deje de hacer tonterías y suelte el anillo! -Me lo ha dado Anselmo. Nadie impedirá que nos casemos. -¡Valentina, no me caliente! -¡Ya está bien! ¡Hombre! Valentina, por favor, tranquilícese... ...y espere a que esté su novio y lo arreglan. -No es su novio. -¡Se lo ha tragado! -¡Dios mío, que se nos muere! -¡Deme ese anillo! ¡Que me lo dé! -¡Suéltelo, Valentina! -¡Escupa, escupa! -Suelte. -Ya está. A ver si ahora... ...me caso o no me caso. Me he quedado dormido. -¿Qué pasa? -Voy a llegar tarde. -¿No eres el jefe? -Tengo visitas. -Dile que has hecho el amor. -¡No estoy para bromas! Voy a llegar a las mil. -Toni. -¿Qué? -Ayer fue la bomba. -Dame un beso. Pero hay que tener cuidado, que con las prisas... -Es que... -Ya lo sé, no volverá a pasar. -Yo quiero que vuelva a pasar. -¿Cómo? -Hace tiempo que lo pienso. Estamos bien. Llevamos tiempo viviendo juntos. ¿Y si damos el paso? -Voy a llegar tardísimo. -Toni. -¿Qué? Que se sale el agua. -Me gustaría tener un hijo contigo. Un hijo nuestro. Tuyo y mío. ¿Qué te parece? -¿Qué me va a parecer, Juana? Ya te puedes imaginar. -Y sabemos cómo se hace. -La técnica la conocemos muy bien. -No digo que lo busquemos como locos. Que no hagamos por no tenerlo. ¿Qué me dices? Anselmo tararea -Tranquilo, no paso de 100. ¿El qué? No te preocupes por el Mercedes. No voy a pisar a fondo. Pisa lo que te dé la gana. Dale. ¿Qué te pasa? No me pasa nada. O me pasa y no me lo cuentan. ¿Se puede saber quién no te cuenta qué? Maurín, Miguel. Sé que pasa algo y no me lo cuenta. Que está nervioso. Vais a debutar con picadores y está nervioso. Tú también estás nervioso. ¿Eso qué es? Dinero para la campaña. ¿Para la campaña? ¿En la UCD vais a pachas? ¿Cada candidato paga lo suyo? Más o menos. Nos piden que adelantemos algo. Pues ahí hay por lo menos 100 000 pesetas. Pues sí, pero esto no es un gasto. Es una inversión. Ya. ¡Ay, Señor! ¿Qué no conseguiréis con dinero? ¡Que no conseguimos nada! Además, somos el centro. ¿O los del PC vivís del aire? No vivimos del aire. Vivimos de las aportaciones y cuotas de los afiliados. No de la patronal. -Miguel. -¿Qué? -Quiero que seas mi padrino. -¡Joder! Para mí, será un honor. -¿Sí? -Sí. ¿Lo ha pensado usted bien? -¿El qué? Lo de casarse. A ver si se precipita. A mi edad, si no me precipito, no llego. Entre las ventajas que se conceden... Timbre ¡Madre, abre tú! Es la llamada... Timbre ¡Madre! Cada día está más sorda. Las ventajas fiscales... La más importante... Buenos días. Buenos días. ¿Vive aquí Carlos Alcántara? ¿Y tú qué le has dicho? -Que estaría encantado de tener hijos. -¿Y lo estás? -No. Sí, pero no. Quiero tener hijos. Creo. Quiero tenerlos, pero no ahora. -La has liado. -Igual se le ha olvidado. -Una leche. Esa ha hecho presa. Cuando una mujer hace presa, estás acabado. -No ha ido a pillarme. -No hay mujer que improvise. Lo tienen pensado. Cuando tú vas, ellas vuelven. -A trabajar. -Hasta las 12, no tengo visitas. Estás jodido. Se te acabó la buena vida. -No hago más que trabajar. -Con niños, todo se multiplica. Nuestros padres se limitaban a sacar la zapatilla de vez en cuándo. Ahora quieren que colabores. -¿En qué? -En pasear al niño, bañarle. Cambiar pañales. -No tiene gracia. -En serio, se sienten realizados limpiando mierda. ¿Y si le compras un perro? -Estoy yo como para perros. -Ya sabes lo que te espera. Me voy. Ya me dirás lo que necesitáis para el bautizo. -Lárgate. -Adiós, papá. Bienvenido al club. (TV) "Es lo que gusta al bebé". "Un alimento natural". Sí, sí que lo está, vaya si lo está. Eso me ha parecido. No tiene más de 17 años. ¿Y Carlos qué edad tiene? Tiene 16. ¿No pensarás que...? No, pero las cosas pasan. A Carlos no, que es un crío. Bueno. Tampoco es tan crío. ¿Les has visto alguna vez juntos? Sí. ¿Cuándo? En Sagrillas, fue a buscarle. ¿Por qué no me has dicho nada? ¡Anda que no iban chicos y chicas! Que no. Me lo habría dicho. Igual no lo sabe. ¿Y tú sabes algo? No, yo no sé nada. Pero tenemos a una chica en el salón y no ha venido a esperar el tranvía. Antonio debería hablar con él. ¿De qué? ¿Cómo que de qué? No me pongas nerviosa. ¡Ay! Y Antonio, en Sagrillas. ¡Ay, Señor! Según tú, no va a venir nadie. Nadie, Antonio. Las órdenes son claras. Boicot absoluto al mitin. Es por lo de las tierras. Los tiros no van por ahí. Esto es cosa del alcalde. ¿De Forneiro? ¿Y qué le hemos hecho? ¡Joder con el campesino! Nada. Pero le va el puesto en que no saquemos votos. Es un hombre de Arias. -El gobernador civil. Yo pensaba que estaban con nosotros. Los hay que prefieren líneas más continuistas. -Es inútil que sigamos con esto. ¿Más continuistas? Mi hijo dice que lo somos. -Busquemos una excusa y desconvoquemos el mitin. ¿Cómo vamos a desconvocar el mitin? Podremos traer a la gente. Ya me dirás cómo. Los del PC pueden movilizar a sus bases, pero nosotros... ¿Nosotros qué tenemos? Es la avioneta que va a tirar las octavillas. ¿Adónde va? No es por ahí. ¿Adónde va? Al pueblo no viene. ¡No sale una a derechas! ¡Por favor! Felisa. Felisa, ponme con el aeródromo de Albacete. No aterriza un avión en Sagrillas ni loco. Me había solucionado medio discurso. ¿Me alcanzas el contrato? Tengo del FSI, del PSP, del PDP, del PSOE,... ...del PCE, LCR, UCD. De la UCD, por mi padre. Me faltan los de fuera de Madrid. Qué bien. ¿Te pasa algo? No, no me pasa nada. Antes no te he preguntado. ¿Qué tal estás? Es por ese imbécil, ¿no? Preferiría no hablar del tema. Te entiendo. Si necesitas hablar o quieres algo, cualquier cosa,... ...ya sabes. Gracias, Carlos. Eres un sol. Karina. ¿Te apetece venir al cine? No sé. ¿Qué echáis? Una de Charles Bronson. Vale, así me despejo un rato. Di que vas de mi parte. Vale, gracias. Adiós. "Había dicho que sí". "No solo era el chico más maravilloso, era el más afortunado". "O eso pensaba hasta que abrí la puerta". ¡Ya estoy en casa! ¿No hay nadie? Hola, Carlos. ¿Qué haces aquí? Esperamos que nos lo expliques. Carlos. ¿Quieres contarme algo? No, que yo sepa. ¿Qué tal estás? Bien. Anda, ven. Pero mamá... ¿Qué está pasando? No sé qué hace Fuencisla en Madrid. Está embarazada. Ya se ve. ¿Y te hace gracia? No. Pero yo no tengo nada que ver. ¿Y por qué se presenta esta chica aquí? No lo sé, pero no he hecho nada. Júramelo. Dices que no jure. ¡Que lo jures! No he hecho nada. Te lo juro. Deja que hable con ella. Habla con ella y aclara las cosas cuanto antes. Sí. Madre, estos chicos tienen que hablar. Bueno. Mientras solo sea eso... Anselmo, ¿y tú para qué te quieres casar? -¿Cómo que para qué? ¿Para qué va a ser? Para tener coyunta. -Sé un poco menos gráfico. -¿Qué? -Que no des detalles. -¿Para qué me pregunta? -No quiero que nadie se case solo para eso. -Eso lo dirán ustedes ahora. -Eso lo ha dicho ahora y siempre la Iglesia. El matrimonio, como sacramento que es, es una vía de salvación. -¡No joda! -Es la casa de Dios. -Perdón. -Como vía de santidad,... ...no es vehículo para desahogar pasiones. ¿Entiendes? -Sí, que no quiere casarme. -No, no es eso. Digo que no tienes por qué casarte para... No sé cómo decirlo. Por un calentón. Pero si me dices que la relación está firmemente afianzada,... ...fruto de un noviazgo casto y de años,... ...no tengo inconveniente. -Pero si la novia va preñada, bien que las casan. -No es lo mismo. -¿Sabe qué le digo? -Dime. -Que me caso en Gibraltar. -¡No, te lo prohíbo! Sin Dios, no puedes. -Como el hijo del "Parriba". En Gran Bretaña. Sin cura. Sin misa y sin Dios. Adiós muy buenas. -¡Anselmo! ¡Anselmo! Si te casas en Gibraltar, incurrirás en pecado mortal. -Padre. Con Dios. -¿Qué ha pasado aquí? -Tú le has adoctrinado. ¿Tus padres no saben dónde estás? Deberías avisarles. Vendrán a buscarme. A ver. ¿No te ibas a casar? Ya no me caso. No te casas. He estado pensando mucho... ...en lo que me dijiste. ¿Lo que te dije yo, y qué te dije? ¿No te acuerdas? Fue muy bonito. Yo... ...no sabía que sentías lo mismo. Fuencisla... Déjame hablar a mí primero. Carlos. No te pido ningún compromiso. Buscaré un trabajo, me haré cargo del niño cuando nazca. Solo te pido que me esperes. Lo he hecho por ti. Nadie me ha tratado con tanto respeto. Muchas gracias. De nada. ¿No tienes nada que decirme? ¡Qué le vas a hacer! Se quieren. -¿Cómo se van a querer? Tienen más de 70 años. Eso no es amor. -¿Qué más da? -Te da igual a ti. En España, importa. -¿Por qué? -Porque no hacemos el ridículo. -¿El ridículo? -Sí. -¡Cómo sois los españoles! Siempre pensando en el qué dirán. -A ti te importa un bledo. Y la reputación. -¿La reputación? Estamos hablando del amor. Y en el amor, no hay barreras. -Anda que no te iba a venir bien poner alguna que otra barrera. Ni hablar, no se puede quedar. Lo que nos faltaba. Nadie sabe que está aquí. Está embarazada. ¿Qué van a pensar en el barrio? Solo esta noche. ¿Queréis que duerma en la calle? No nos chantajees. No te chantajeo. Solo te digo que a su casa no va a volver. Hay que avisar a sus padres. No conoces a su padre. Es peor que Anselmo, el "Matamulas". Eso no lo puedes hacer. ¡No me digas lo que puedo y lo que no puedo hacer! Sus padres lo estarán pasando mal. La quieren casar a la fuerza. No es asunto tuyo. Pon un plato más, que yo voy a hablar con Sagrillas. Gracias. De verdad... Necesito que me hagas un favor. ¿Cuánta gente tienes trabajando en la fábrica de quesos? Unos 30. 30. Oye, Jaime. ¿Podrías darles la tarde libre para que vengan a un mitin? Nosotros pagamos el día. Por el sueldo, no te preocupes. Nosotros nos encargamos. Sí. ¿Por quién va a ser? Por la UCD, si ya lo sabes. Sí, lo entiendo. ¿Qué dice? Que lo tenemos difícil. Los trabajadores son de Comisiones. Dile que lo pagamos como si fuesen horas extra. El compañero dice que les convenzas pagándoles como horas extra. Nos encargamos nosotros. Ya. Que sea pronto, que es esta tarde. Sí, yo me encargo de ponerte un autocar para recogerlos. Muy bien. Gracias. Un abrazo, adiós. ¿Qué te ha dicho? Que lo va a intentar, pero que no cree. Están ilusionados con el PC. Y no nos van a echar una mano. ¡Joder! Hola, Miguel. -¿Qué tal va todo? Mal. ¿Qué pasa? Que nos están haciendo la cama desde el ayuntamiento. ¿Forneiro no era de los vuestros? Parece ser que no. No te alegres, que tampoco es de los tuyos. Si Forneiro no se sube al carro, me imagino que la militancia... Somos todos los militantes de Albacete. Lo siento mucho, de corazón. Ya me doy cuenta. Estabas dispuesto a votarme. Una segunda opción... Sabes qué? ¿Qué? Que esperabais este momento. ¿Qué momento? El de mi caída del burro. También piensas que este traje me queda grande. Si tienes problemas con la cuadrilla, cambia de subalternos. ¡Qué taurinos! -¿Tienes 3000 duros para el autocar? Pues claro que tengo 3000 duros. Dales algo por adelantado, que quiero que el autocar no se mueva. Gracias. Prepara el coche. Cuando se me acabe el dinero, vamos a Madrid. Esto es una sangría. Demasiado. Tenías razón, es Toni. -Hola, Teresa. -Dame un beso, yerno. No sabes qué alegría le habría dado a tu padre. -Madre, todavía no hay nada. -Ya lo sé. Pero como sois tan modernos y ni siquiera os casáis... Pensaba que no me ibais a dar un nieto. Tenéis que legalizar lo vuestro. Porque lo de Gibraltar... -Creo que se está precipitando. -Si es varón, le pondrás Fernando. Hazme ese favor, hijo. Sois muy jóvenes y ya vendrá el Antoñito. -¿Podemos hablar? Por favor. -Sí, claro. -Mamá, vigila el café. Y pon esto en agua. -Sí, tranquilos. Tenéis que hablar. -Sé lo que me vas a decir. -¿Por qué se lo dices? -Ha surgido así. -No estás embarazada. -Nos quedamos muy fácilmente. Debemos tener cuidado. ¿Te pasa algo? -No. Bueno, sí. Estás dando por hecho cosas que tenemos que hablar tú y yo. -Hemos hablado esta mañana. -Así no. -¿Cómo? -Aquí te pillo, aquí te mato. No me has dejado ni pensar. -No te he puesto una pistola en la cabeza. -Sabes lo que has hecho. -¿Y qué he hecho? Preguntarte si querías tener un hijo conmigo. Parece que te estoy obligando a hacerte monje cartujo. Estamos a tiempo de no tenerlo. -Si digo que no, la que me espera. -¿Sabes lo que te digo? Que no pensé que fueras tan egoísta. ¡Que te den morcillas! -¡A ti! ¿El egoísta soy yo? ¡Anda ya! -Si no quieres ponerle Fernando,... ...no hay problema. No hagamos un drama. -Madre, te acompaño a casa. Vamos. ¿Con quién has hablado? Con Felisa. Le he dicho que avise a Antonio. Se va a alarmar. Es mejor que Antonio hable con su padre. Y que se lo explique. Me marcho al cine. ¿Cómo que te marchas? Tengo qui ir a trabajar. ¿Y qué hacemos con ella? Lo que se hace con una embarazada. Que vaya a pasear. ¡Anda, este! ¡Carlos! ¿Le has dicho que solo se puede quedar hoy? Más o menos. No. Es imposible hablar con ella. Se cree que me voy a casar con ella. Le falta un tornillo. Por algo será. Y no hables así de ella. Que no llego. ¡Carlos! Explícale cómo están las cosas. Cuanto antes, mejor. Te lo dice tu madre. Sí, pero ahora no. Terminas de trabajar y te vienes. ¿Me oyes? Que sí. Adiós. Son una panda de hipócritas. Empezando por el papá Roma. Si se hace fuera del matrimonio, malo. Y si uno quiere casarse, malo también. ¿En qué quedamos' Pues me caso por lo civil. Porque yo me caso. Me va a decir un cura si puedo casarme. Y me hago protestante. ¿Adónde vas, Miguel? Esta es la carretera al asilo. Hola, Merche. ¿Pasa algo? ¿Desde dónde llamas? Desde el locutorio. Hemos dejado libre el teléfono. Dime, ¿qué pasa? ¿Llevas encima la pastilla? "Sí". "¿Tan grave es?". No, es una tontería. Se ha presentado aquí Fuencisla, la hija de Gabino. "¿Sabes quién es?". ¿Una que se junta con Calos? Bueno, que es de la pandilla. Bueno, sí. ¿Qué pasa? Imagínatelo. Merche, no me fastidies, que Carlos tiene 16 años. ¿De cuánto está? De cuatro meses. Pero tu hijo dice que es del "Rana". El niño es suyo. Si no, ¿para qué ha ido esa chica a casa? "¿A coger una canastilla?". "Tómate la pastilla". Espera. ¡Joder! ¡Me vais a matar a disgustos todos! La pastilla. "Carlos jura y perjura que no es el padre". Yo le creo y tú deberías creerle. ¿Le ha prometido algo? No, nada. "Está asustado". Dile a los padres que la chica está aquí y que está bien. Y que mañana la mandamos a casa en el autobús. Y lo tengo que hacer yo, que estoy en Sagrillas. Diles que pueden llamar a casa. Me parten la cara. "Son de Sagrillas y tienen pocas luces". ¿Y el mitin? En la plaza, no cabe ni un alfiler. Me gustaría estar ahí. "Y a mí". Te echo de menos. Te dejo, que me esperan en casa de Maurín. Cuídate mucho. Un beso. ¿Qué te doy? Son 30 pesetas. Gracias. Y que sea enhorabuena. Vamos a ver, hermana. -Madre. -¿Usted sabe quién es Adolfo Suárez? -Claro que sé quién es. El que ha legalizado el PC. -Empezamos bien. -Bonita manera de servir a España. No se acuerda del daño que hicieron a este país. -Me está hablando de la guerra civil. -De la santa cruzada de liberación. -De la santa cruzada de liberación. Pero yo no he venido a hablarle del Partido Comunista. Ni de la guerra civil. Yo he venido a hablarle del futuro. De la Unión de Centro Democrático. La UCD. ¿Sabe lo que es? -Nuestra orden no es de clausura. Estamos al tanto de lo que ocurre. -Bien. Pues sabrá usted que la UCD es un partido centrista. Centrista, pero cristiano, que es lo importante. ¿Y quién mejor que un partido como la UCD, cristiano,... ...para afianzar las más santas tradiciones católicas? El respeto a nuestros mayores. Y una sana economía de mercado. -Caballero. ¿Me quiere decir a qué ha venido? -¿Cuántos ancianitos viven aquí? Me he quedado dormida. Sí. Debías estar molida. ¿Qué hora es? Las 18.30. ¿Y Carlos? Se ha ido a trabajar. ¿No estudia BUP? Sí, estudia y trabaja. Trabaja en el cine París. Cineasta. Doña Mercedes, tiene un hijo maravilloso. Fuencisla, yo creo que tú y yo tenemos que hablar seriamente. Si es por el niño, no se preocupe. Carlos no tiene que hacerse cargo. Ya me lo ha dicho. Pero tú vas a necesitar ayuda. No necesito a nadie. ¿Cómo que no? ¿Quiere que me case con el "Rana"? No le quiero. Yo quiero a Carlos. Es que Carlos... ¿Qué pasa? Que no te quiere. Por lo menos, como tú piensas. Lo dice para que no esté con él. No te pongas así. Sí que me quiere. Me lo ha dicho. Usted es como todos. Quiere callar a la gente. Quiero que veas las cosas como son. No te puedes ir de tu casa. Así no se hacen las cosas. Me voy. ¿Adónde vas? A buscar a Carlos. No conoces Madrid. Te vas a perder. Deja que te acompañe. ¡Déjame que te acompañe! ¡Fuencisla, Fuencisla! Muchísimas gracias, de verdad. -A usted. ¡Joder con la monja, me ha dejado tiritando! ¡La madre que me parió! Anselmo. ¡Anselmo! ¡Anselmo! Deberíamos cancelarlo. Mejor eso que la foto. ¿Cómo vamos a cancelarlo? ¿Y qué hacemos en Tobarra y Tarazona? -Hola. Tenemos que echar cuentas. He pagado la megafonía. Nos queda lo de los carteles. Y lo de la tarima. Lo hacemos cuando quieras. No, mejor ahora, que nunca se sabe. Has visto qué arranque hemos tenido. Estamos en el principio. Supongo que mejorará. A ver. Carteles. Está aquí. Tampoco es tanto. La cartelería son 115 000. Y no te cobro el transporte. Y de la tarima, si quieres, me sigo haciendo cargo. O lo dividimos. Oye. ¿Tú andas bien de...? No me puedo quejar, Mauro. -¿Se ha sabido algo de la avioneta? -Se ha pasado de Sagrillas. ¿Sabes dónde ha tirado las octavillas? En Ciudad Real. Que paguen ellos. -Buenas tardes. Un momento. ¿Puedo hablar contigo? ¿Ahora? Sí, un minutito nada más. Perdonad. ¿Qué pasa? ¿Estáis echando cuentas? Claro. Pues a mí se me deben mil duritos. ¿Cómo que se te deben mil duritos? Y una tele en color. Me he comprometido con la monja que dirige la residencia de ancianos. ¿De qué me hablas? ¿Que de qué te hablo? Mira. Mira. ¿Y ese autobús? Ese autobús te trae a los militantes de la UCD. ¿Esa gente de dónde sale? ¿De dónde sale? De la imperiosa necesidad que tenemos de que haya un partido de centro. Y tengo razón. Y escucha otra cosa, hermano. En esta familia, nadie espera a que te caigas del burro. Hasta que no te vea de ministro, no voy a parar. Gracias, Miguel. No lo olvidaré en la vida. Lo que no olvidarás es la tele. Imagínate estos ancianos en contra. Ni lo sueñes. Hablamos con Desiderio y compramos una o dos. ¡Mauro! Deja a Mauro. ¡Mauro! Pasen, pasen. ¿Vienes o no? Siéntense. Tus militantes. Vamos. Buenas tardes. Bien, siéntense. Siéntense, siéntense. ¿No tendrás dos mil duros para imprevistos? -Eso no es problema. Gregorio, dos mil duros. Muy bien. ¿Y el discurso? Ah, sí. Cuando digo se aplaude, se aplaude. Cuando digo se para, se para. Con ímpetu, con brío. A la vez. Su cambio. -Hasta luego. -Hasta luego. Mírala. Cuando sea su madrastra, la voy a meter en cintura. Si no está embarazada. Pare como una coneja. -Un poco de respeto. -Cuando me lo tenga ella. -La tendré que llevar a la casa de socorro. -No, ya está. -Vámonos. Teléfono Es para mí. -Bueno. Si es Anselmo, no le digas nada. -¿Dígame? No, Josefina, no lo ha expulsado. ¿Cómo? Vamos a ver. ¿Cómo la voy a llamar cada vez que vaya al baño? Tenemos mucho trabajo. Adiós. ¡Qué cotilla! -¿Quién esperas que te llame? -¿Cómo? -Que tienes a alguien. -No, eso son fantasías suyas. Qué va. -No, te has puesto roja como un tomate. -Estoy más sola que la una. -Sí, si, ya. ¡Ay! ¡Ay! -Respire, respire. -Falsa alarma. La UCD quiere una sociedad libre, progresista. Sin miedo a la libertad que nos ha atenazado. Consideramos necesario realzar... ...los valores que emanan de la dignidad del ser humano. -Parece que te ha dado el baile de San Vito. No puedo, estoy como un flan. ¿No tienes una pastilla? Ya la he tomado. -Nos presentamos para pedir vuestro apoyo. Por la solidaridad social, la igualdad de las mujeres,... Se ha presentado en casa una muchacha... ...preguntando por Carlos con un bombo. ¿De mi sobrino? La hija de Gabino. Con un bombo como un balón. ¡Joder con Carlitos! No es de Carlos. ¡Que va! Tiene alma de gobernador de provincia. -Por la defensa de las libertades. Cuando acabemos, podemos ir a ver a los padres. -Para que me partan la cara. Nadie te parte la cara. -Muchas gracias. -¿Y del divorcio qué? Maurín no ha dicho nada. ¿Y usted qué opina? Estoy en contra. Igual que nosotros. -Recibamos a un hijo de este pueblo comprometido... ...en la defensa de las libertades y los derechos humanos. Antonio Alcántara. Buenas tardes. Buenas tardes a todos. Es para mí un honor y un orgullo... ...presentarme en mi pueblo de la infancia. Sagrillas. Aplausos Perdonadme, pero tengo un lío de mil demonios. Hola. Hola. ¿Te ha gustado la película? No mucho. Estaba bien enfocada, ¿no? Perfecto. Eso es lo que hago yo. Si quieres, tomamos algo. Invito yo. Bueno. Se veía lo que iba a pasar. Carlos, ¿me has oído? Sí. ¿Me esperas un momento? Tengo que hablar con una persona. ¿Qué pasa? Nada, es un segundo. Es una conocida que se ha perdido. Ahora vengo. -Hola. ¿Qué haces aquí? Es muy guapa. ¿Es tu novia? No, es una amiga. ¿Por qué no te vas a casa y luego hablamos? Tengo que hacerte una pregunta. ¿La conocías antes que a mí? Es solo una amiga. Vale, te creo. ¿Podemos hablar? -Carlos, yo me voy. Nos vemos otro día. Te lo puedo explicar. Que no, entiendo que tenéis que hablar. No pasa nada. Gracias por el cine. Adiós. -Adiós. Encantada. Muchas gracias, de verdad, Fuencisla. ¿Te gusta mucho? ¡Claro que me gusta! Llevo meses intentando quedar con ella y lo has jodido. No te he invitado. ¡Ya está bien! Entiendo que lo estés pasando mal. Pero ¿yo qué pinto en esto? No lo entiendo. ¿Qué pinto en esto? ¿No es el padre el "Rana"? ¡No tengo la culpa de que estés embarazada! ¡Dichosos los ojos! Ya pensaba que no venía. -He estado cavilando. -¿Te has pasado al protestantismo? Me llamáis el "Parriba"... ...porque no dejaba de mirar al cielo... ...esperando que aterrizara aquel avión... ...que un día vi llegar ahí,... ...al lado de un prado de padre. Entonces era pobre, como todos. Y hoy,... ...a base de mucho esfuerzo,... ...he conseguido algo. Mirar "p'alante". Es lo que vengo a proponeros. Para que este pueblo se pueda mirar de igual a igual... ...con todos los pueblos de la provincia, la región o España. -¿Por quién se presenta, por el Partido Comunista? -Se presenta por la UCD. No se va a comer ni una rosca. -Me he dado cuenta de una cosa. Soy muy joven para casarme. Hay más mujeres que amapolas. -¡Chist! -Vas de mal en peor. Eres un promiscuo. -Sin faltar. Miguel, no me vuelvo a Madrid. -¿Cómo que no? Me lo imaginabas. -Se lo dices a Valentina. -No, que cada palo aguante su vela. -Y que te devuelva el anillo. -¿Qué anillo? La UCD apuesta por ese cambio que pedís a gritos. ¿Adónde va, Anselmo? Recapacite. ¡Hay que dar la cara, Anselmo! -Por favor. -Se nos ha convertido en un donjuán. -"O tempora o mores". Haced valer vuestra voz. Se hace como ha dicho don Mauro. Votando el próximo día 15 de junio... ...en la elecciones a la UCD. "Destacable intervención del líder de Alianza Popular en Ponferrada". "Ha defendido un modelo de mercado menos intervencionista". "En este sentido..." No dicen nada de Antonio. Solo hablan de los primeros. Cuanto menos se signifique, mejor. Ahí está. Hola. Hombre, hola. ¿Fuencisla no viene contigo? No, ¿no está aquí? Verás cuando se enteren en Madrid. A ver si mañana nos sale tan bien. -Antonio. Muchas gracias. Muchísimas gracias. -¡Pero qué guapo eres! Gracias, señora. -¿Te acuerdas de mí? No. Soy Silvano, el de la Fabiana. ¡Hombre, Silvano! ¿Cómo está usted? ¡Qué alegría! Me votará, ¿no? Hombre, claro. Que Dios le bendiga. -Muchas gracias. -Si tuviera 20 años menos... Vote a la UCD y se sentirá con 20 años menos. Muchas gracias. -¿Adónde vas? ¡Desgraciado! -¡Sinvergüenza! -¿Qué te pasa? -¡Ya me estáis devolviendo a mi hija! -¿Qué hija? ¡Te vamos a poner una denuncia! Espérate un momento. Me parece que ya sé lo que le pasa. -Ya lo sabe el candidato. Usted es Gabino. Sí. ¿Por qué no vamos a mi casa y hablamos tranquilamente? Este no es lugar. Bueno. Venga. -Gabino, tira para casa. ¡No se preocupen! ¡Un aplauso para el candidato! "Medio millón de extranjeros residentes en España dicen..." Pero ¿tú qué le has dicho? Que me dejase en paz. Que me estaba agobiando. Quería estar a solas con Karina. ¿Estabas con otra? Nunca he estado con Fuencisla. Pues ella no pensaba lo mismo. A lo mejor le hiciste pensar otra cosa. Ya no sois niños. Para algunas cosas, queréis ser muy mayores. Mamá. Yo no quería que pasase. Timbre A ver si es ella. ¿Ya estás aquí? Pasa, pasa. Estábamos muy preocupados. Aquí la tenemos, sana y salva. Hola, hija. ¿Has cenado? Anda, que te preparo algo. Ven, María, vamos a hacer la cena. Estaba muy preocupado. He venido a por mis cosas. No, esta noche te quedas aquí. Mañana será otro día. Teléfono Dígame. Hola, soy yo. ¿Pasa algo? Es muy tarde. "Ya lo sé". Dime una cosa. ¿Fuencisla sigue en nuestra casa? Sí. Su padre quiere hablar con ella. A ver si solucionamos esto. A ver si es verdad. Quieren hablar contigo. ¿Es mi padre? Es mejor que hables con él. Todo va a ir bien. Papá. -"Hija". "¿Estás bien?". -Sí, no te preocupes. Estoy bien, de verdad. Esto había que haberlo atajado hace mucho tiempo. Siéntate. No se pueden hacer las cosas tan a la ligera. Ni tampoco decirlas. Que sí, mamá. Haz las cosas bien. Ya estás hecho un hombre. "Aquellas palabras de mi madre fueron un jarro de agua fría". "Pero me di cuenta de que ser mayor no es solo ser responsable". "Sino ser consecuente con lo que uno hace". "Decimos una verdad a medias para no lastimar". "Pero solo siendo sincero con uno mismo, lo somos con los demás". Hola. ¿Podemos hablar? -¿Para qué? ¿Para volver a discutir? -No quiero discutir. -Lo hacemos siempre. -Siempre no. -Casi siempre. ¿Tú estás bien conmigo? No me abraces y contéstame. -Estoy muy bien contigo. -Pues yo no lo creo. Damos un paso adelante y dos para atrás. Y así no podemos seguir. -Yo te quiero. -¿Y con eso es suficiente? -Yo creo que sí. -Sí, claro. Pan y cebolla. -¿Qué más necesitamos? -Comunicación. Tenemos que comunicarnos más. Eso has dicho. La base es el conocimiento mutuo. -Nos conocemos muy bien. Esto también es comunicación. Mira. -Sí. ¡Qué listo eres! -¿No nos comunicamos bien? -Sí. No hace falta ir a Sagrillas para que tengamos problemas. A ver si esto acaba bien. No te preocupes. Su marido quiere hablar con usted. ¿Ah, sí? Siéntate. Tómate este caldo, que te va a venir muy bien... ...hasta que cenemos. María, vamos a poner la televisión. Bébetelo, que te sentará bien. ¿Qué te ha dicho tu padre? Que vendrán a buscarme mañana. ¿Te van a casar? ¿Te importa? Me han dicho que lo hablaremos. Yo no te quería decir todo lo que te he dicho antes. Pero lo pensabas. Soy una tonta. Perdona. "En menos de 24 horas,... ...me veía consolando a dos chicas que lloraban". "Ahora era yo el que provocaba su llanto". "Con 17 años, crees que puedes con todo lo que se ponga por delante". "Pero contemplando el desconsuelo de Fuencisla, me sentí superado". Sí, ya está todo aclarado. Inocente y sin cargos. Pero que se deje de hacer el caballero andante. Díselo tú, que eres su padre. Ya se lo diré yo. ¿No me preguntas por otra cosa? "¿Qué cosa?". ¡El mitin, ya habréis terminado! ¿Cómo ha ido? ¿Cómo ha ido? Superior. Mejor de lo que esperaba. Parecía la Plaza de Oriente. Casi lo sacan bajo palio. ¿Qué dice tu hermano? Tonterías, porque está feliz. Lo que te contaba. Al principio, me he puesto nervioso. Pero les he contado quién soy y qué es lo que quiero. Y al final, no veas qué seguridad. Parecía Suárez. Lo haces muy bien. Me alegro mucho. Abrevia, que tengo que hablar con Paquita. Te dejo, porque Miguel quiere llamar a su casa. ¿Cuándo volvéis? El lunes. Mañana vamos a Tobarra. Le tengo miedo. Es como dar un mitin en Moscú. Y pasado, Tarazona, tierra conquistada. No hagas sobreesfuerzos. Tranquila, estoy como un Mihura. Como un Mihura. Anda, cuídate mucho. Adiós. Yo ya he cumplido. Felisa, ponme con mi casa. -Ahora mismo. -No tardo nada, diputado. Paquita. ¿Vendrás este verano a Sagrillas? Mi padre quiere que vaya a Inglaterra. Ya veremos. -Gracias por todo, Mercedes. Y perdona las molestias. No hay nada que perdonar. Dígame. No haga caso a la gente. Hable con su hija. Todo tiene arreglo. Fuencisla. -¿Qué? No soy tan bueno como pensabas. Ya me he dado cuenta. Pero me gustaría ser tu amigo. Adiós, Carlos. Anda, vámonos para casa. Cuando vuelva tu padre, quiero que habléis de la sexualidad. ¿Otra vez, mamá? No del intríngulis. Quiero que habléis de cómo tomar medidas. Me entero mejor con lo que me cuenta Josete. No me lo quita nadie. Me da igual lo que diga. No me separan de Anselmo. -Es su hija. -¿Y qué? No puede meterse en nuestras vidas. -Buenos días. -Buenos días. -Valentina, ¿podemos hablar? -Me queda poco en la peluquería. Mi novio me ha pedido que lo deje. -Le tengo que contar una cosa. Valentina tararea -Ya está bien. Baje ahora mismo. Hable con Paquita. -Por si acaso. Atente a las consecuencias. Antes de que digas nada, le quiero mucho. Y nada de lo que digas cambiará nuestras intenciones. No tengo toda la mañana. -No sé cómo decirle esto. -¿Qué pasa? Pero... ¿Le pasa algo? Claro, era eso. Dímelo ya, no me tengas en ascuas. -Que no va a volver. Me ha dicho que le diga que se queda en el pueblo. -¿Por qué? ¿Por qué? ¿Quiere que vaya yo allí? -Pues es que... -¿Qué? -Ha conocido a otra. -¿A otra? -Lo siento. -¡Qué sinvergüenza, no tiene perdón de Dios! Disculpa que te lo diga, sé que es tu padre. -Es así. -Pili, dame el anillo. Es tuyo. -No, Valentina. -Tómalo, es tuyo. -No, Valentina. Con lo buena madrastra que hubiera sido. -La hija que no tuve. Mira lo que dice, Miguel. "Cabe destacar entre las filas de UCD al emergente político... ...Antonio Alcántara,... ...un hombre que, como recordó,... ...se hizo a sí mismo y transmitió energía... ...en el futuro que requiere este período". ¡Toma castaña! ¿Nada más? No, ¿qué quieres que diga? Cabe destacar la intervención de Miguel Alcántara,... ...quien, gracias a sus buenas artes,... ...consiguió llenar la plaza salvando el mitin. No, pero te lo digo yo. Muchísimas gracias. Si no, lo de emergente se queda en detergente. De nada. "Hoy estamos acostumbrados a discutir de política". "A los mítines y a la jornada de reflexión". "Pero entonces,... ...cuando quedaban 15 días para las elecciones,... ...se notaba que a todos nos faltaba mucha práctica". "Eso fue la transición". "Un proceso sin más método que el de prueba y error". "Mucha improvisación y ganas de llegar a buen puerto". Esto de la UCD es como la canción del verano. Es pegadiza, pero no tiene fundamento. Tiembla, Tobarra, que llega Antonio Alcántara. Que tiemble, que llegan los hermanos Karamazov. Miguel ríe

Cuéntame cómo pasó - T11 - Capítulo 186

01 oct 2009

La campaña electoral ha comenzado y los diferentes partidos despliegan todos medios posibles para acercar su programa a los ciudadanos. Antonio está el quinto en la lista de UCD por Albacete, por eso estos días tiene más trabajo que nunca. Él y los otros candidatos tienen que participar en varios mítines en la zona, entre ellos uno en Sagrillas.

Mercedes sigue preocupada por la carrera política de Antonio, ya que cada día le ve más ocupado y teme que su salud se resienta de nuevo. Para evitar problemas le pide a Miguel que le acompañe al pueblo y así Antonio puede estar más relajado. Pero lo que parecía una jornada tranquila en el pueblo se acaba complicando ante la amenaza de que el mitin tenga que suspenderse. Miguel hará todo lo posible para que su hermano pueda dirigirse a los habitantes de Sagrillas. Quien también va al pueblo con Antonio y Miguel es 'El Matamulas' que, aunque Paquita no lo sabe, ha ido con la intención de hablar con el párroco para casarse con Valentina.

En Madrid los problemas tampoco faltan. Fuencisla la amiga de Carlos del pueblo que se ha quedado embarazada se presenta por sorpresa en casa de los Alcántara. La chica se niega a casarse con 'El rana' porque no está enamorada de él sino de Carlos. La presencia de Fuencisla en la ciudad dará algún que otro susto a Merche que tendrá serias dudas de si su hijo es el padre del bebé que está en camino. Por su parte Carlos se sentirá intimidado por la presencia de su amiga, sobre todo ahora que las cosas con Karina iban mejor que nunca.

Por otro lado, Toni se queda muy sorprendido cuando Juana le confiesa que quiere tener un hijo con él. El hijo mayor de los Alcántara no se había planteado ser padre de momento, por eso no sabe como reaccionar ante la propuesta de su mujer.

ver más sobre "Cuéntame cómo pasó - T11 - Capítulo 186" ver menos sobre "Cuéntame cómo pasó - T11 - Capítulo 186"

Los últimos 1.657 programas de Cuéntame cómo pasó

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos
Estamos en Facebook ...
Recomendaciones de usuarios