www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.9.0/js
413678
No recomendado para menores de 7 años
Transcripción completa

Cuéntame...

..tú que has vivido...

..el despertar de un tiempo que nos cambió.

Volverás...

..a ser un niño,...

..al recordar las largas tardes de sol.

Háblame de lo que has encontrado en tu largo caminar...

..cuéntame cómo te ha ido si has conocido la felicidad.

Cuéntame, cómo te ha ido si has conocido la felicidad.

Sentirás...

..el dulce abrazo...

..de aquellos padres que dieron todo por ti.

El sabor...

..del primer beso,...

..todos los sueños que tú querías cumplir.

Háblame de lo que has encontrado en tu largo caminar...

¿Me puede poner con Marta, por favor?

Ah, que está durmiendo. ¿Le puede decir que llamó Toni?

Gracias.

Siéntate a desayunar y cuéntanos. ¿No te habrán pegado?

No, de verdad. Nadie me ha puesto la mano encima.

Menos mal, porque cuentan cada cosa. ¿Y llevabas una bola con cadenas?

Pues claro. Joé, como los piratas.

Has pasado mucho miedo, ¿verdad? Y el que hemos pasado nosotros.

¡Nunca más! Mira, nunca más te metas en estos líos.

¿Pero qué lío? No he hecho nada. Sólo acompañé a Marta.

No la iba a dejar sola en su estado, ¿no?

Ya, pero a lo tonto, estás fichado. Ni que fuera un delincuente, papá.

Un delincuente cómo va a ser. Si no ha robado a nadie.

Pues cuando vayas a la mili, le preguntarán que si es de tal o cuál.

Lo importante es que está en casa, la ficha ya se verá.

No, cuando lo detienen a uno, está fichado para toda la vida.

Bueno. ¿Y si hablamos de otra cosa? ¿Cómo eran los calabozos?

Pues muy pequeños. Con un catre, un ventanuco también.

¿Y si te meabas? Te aguantabas.

Llamabas al guardia, pero a veces venía y a veces no.

Y cuando no venía... Cuando no venía, ¿qué, hijo?

¿Y la comida, qué tal? Horrible. Lentejas con chorizo.

Es tardísimo. Me tengo que ir a la peluquería.

Lentejas con chorizo no está mal. Las ponían frías, parecían engrudo.

Y para desayunar, un café aguado y dos galletas María.

Me llamó la atención que pusieran galletas María.

-¿No vas a comer nada más, cariño? -No tengo hambre, de verdad.

Qué manía os ha entrado con atiborrarme de comida.

Tienes razón. Eso de comer por dos es una tontería.

-Y no conviene que se te note mucho. -Mamá, por favor.

-¿Puedo pasar? -Buenos días, papá.

-¿Hoy no vas a clase? -No, déjala que descanse.

Sólo he venido a decirte que ya han soltado a ese chico.

-Voy a llamarlo. -No, no, espera un momento.

Antes me gustaría hablar contigo.

Muy bien. Tú dirás.

Mira, hija, tu madre y yo estamos muy preocupados por ti.

Yo sospechaba que esto iba a pasar y estaba más preparado, pero ella...

Marta, esto no puede seguir. Debes entender que esto ha sido un aviso.

Hemos aceptado todo, que tengas tu apartamento,...

..que pienses distinto a nosotros, pero hay algo que no podemos aceptar,

..y es que tengas un hijo de soltera.

Eso ya lo hemos discutido. Y no voy a cambiar de opinión.

¿No te das cuenta del daño que nos haces? Qué va a pensar la gente.

¡La gente! ¿Eso es todo lo que os importa?

Si te empeñas en tenerlo sola lo tendrás, pero sin mi ayuda.

-Luis, cálmate. -Se acabaron las contemplaciones.

Escúchame bien. Estoy harto de tus desplantes,...

..harto de que me trates como si la lucha de clases...

..empezara por fastidiar a tu padre.

Muy bien. ¿Quieres darme una lección? De acuerdo.

Pero te la voy a dar a ti primero, que ya es hora.

-¿Qué tonterías...? -¡Por favor, déjame acabar!

Primero llamaré al banco para que no te pasen tu asignación,...

..a partir de ahora ni un duro.

-¿Va a vivir del aire? -Que la alimenten sus amigos.

Esos que se manifiestan y echan pestes de Franco.

¡Que le den de comer y le paguen la gasolina!

No le hagas caso, hija. Eso sí, ya es hora de que sientes la cabeza.

¿Me quieres dejar en paz?

Muy bien, ¿quieres que me marche?

Pues me marcho.

Haz lo que quieras. Pero esta es la última vez que te saco de un lío.

Esto es una auténtica locura.

Mamá, no te preocupes. Ya me las arreglaré.

Marta, deja eso, haz el favor. ¿Pero dónde vas a ir?

¡Yo qué sé dónde voy a ir!

¿No comprendes que en tu estado no puedes ir por ahí?

Tu padre está muy nervioso. Verás, como si yo...

¡Mamá, no le des más vueltas! No me va a pasar nada.

-Voy a por la chequera. -No, no necesito dinero.

-¿Cómo vas a ir sin dinero? -¡Porque no quiero dinero!

(El hermano mayor de Luis, escupía más lejos que nadie,...)

(..y el de Abel era capaz de comerse 5 suizos en menos de 2 minutos).

(Pero ninguno había hecho lo que Toni).

(Eso, daba envidia a mis amigos, y a mí me hacía fardar muchísimo).

Y con una bola de hierro en el pie. ¿Muy grande?Como un balón de fútbol.

¿Y cómo andaba?Pues así. Y le ha dejado una marca en el tobillo así.

-Yo también quiero tener un hermano héroe.-Joé, y yo.

Voy a volver a llamar a Marta. Yo creo que no la han dicho nada.

Llámala, y luego te acuestas, ¿eh, hijo?

Teléfono.

Dígame.

Toni, ¿eres tú?

¡Marta! Te iba a llamar ahora mismo, tenía el teléfono en la mano.

-¿Cómo estás? -(Bien, muy bien).

-Mi padre me dijo que habías salido. -(Sí).

¿Nos vemos?

-Claro. ¿Tú estás lista? -(Me visto y salgo en 10 minutos).

¿Dónde nos vemos?

-¿Donde siempre? -(¿En el parque?).

-Sí, sí. -(Muy bien).

Hasta ahora.

Mamá, me voy a marchar. ¿Te vas sin descansar?

Sí, es que he quedado con Marta. Pero, hijo, hijo mío.

Si es que tengo muchas ganas de verla.

Hasta luego.Dale un beso de nuestra parte. ¡Y cuídate mucho, hijo!

Ay, Señor, Señor.

-¿Quién soy? -¡Toni!

Te he echado tanto de menos. Tanto... Ni te lo imaginas.

Tenía tanto miedo a que te hicieran algo.

No me han hecho nada.

Alegra esa cara, que ya nos han amargado bastante ¿no?

Estás aquí.

Ya me gustaría a mí tener un novio así. Porque todo lo ha hecho por ella

Por ella y porque va a la universidad y sabe que las cosas no están bien.

Nada bien, nada bien que estás poniendo los rulos.

-A saber qué tienes en la cabeza. -A su Mike, no piensa en otra cosa.

Lo siento, Nieves. Es que me ha escrito desde Pamplona.

¿Sí? A ver.

Pues sí que es bonita Pamplona. ¿Y cómo viene?

En auto-stop. Se pone en la carretera y hace así con el dedo.

-¿Y la gente te para? -Sí. Allí lo hace todo el mundo.

Cómprate un coche para coger a cualquier desarrapado.

-A ver. -Y menos al melenudo ese, amos anda.

¡Qué harta estoy de pasodobles, de toros y de todo!

Por mí, suspendía las corridas. Tanto follón por matar a unos bichos.

-¡Vaya por Dios! ¿Tú también? -Ha sido sin querer.

-¡Si estuvieras haciendo algo! -¡Perdona, Nieves!

No sé para qué quiero tanto champú.

Hiciste un pedido como para lavar la cabeza a todo Madrid.

Eso, tú echa leña al asunto.

-Buenos días. -Ahí está el representante.

¿Ah, sí? Me va a oír, se va a llevar el champú de huevo y los otros botes.

Verás. Está coladita por él.

-Buenos días. -¿Qué tal, Nieves?

¿Yo?, estupendamente. ¿Viene a por el pedido?

-La verdad es...

Por cierto, el champú una maravilla, pero una maravilla.

Pero hasta el mes que viene no puedo hacer otro pedido.

-Pero no vengo a coger ningún encargo -¿Y a qué ha venido?

A invitarte a los toros. Si le apetece, claro.

¿A los toros? ¿Usted y yo?

-¿Solos? -Y treinta mil personas más.

Porque le gustan los toros, ¿no?

¿Los toros? Lo que más.

La gente es muy mala, Valentina, muy mala.

Es que en el barrio nunca había entrado la policía y ya se sabe.

Uno comenta una cosa, otros otra y al final...Al final todo son mentiras.

Y están convirtiendo a mi nieto en el destripador ese de Londres.

No se preocupe, en cuanto pase algo nuevo, cambian de canción.

Puerta.Esa debe ser mi hija, que se ha dejado las llaves.

Could you help me, please?

Plis, no, aquí no.

¿Quién era?

Uno. Unas greñas, un tipo muy raro. Está todo lleno de vendedores.

¿Pero qué vendía? Plis para el pelo.

Puerta.¿Otra vez? Ay, Señor, con lo que me cuesta levantarme.

Please...Que le he dicho que no necesitamos plis...

Además, mi nieta trabaja... ¿Inés Alcántara?

¡Ay, madre! Que éste va a ser el inglés.

Pero cómo que no te va a dar ni un duro más. ¿Y el niño?

¿Y el niño qué, Toni? Ese hijo es mío. Y en eso tiene razón mi padre.

Tengo que ser consecuente con la decisión que he tomado.

¡Arriba!

-Pero si sólo estamos hablando. -¡He dicho que arriba!

Joder, si es que está prohibido hasta sentarse en el césped.

Bueno, ¿y qué hacemos?

No sé. A mi apartamento no puedo volver porque lo han quemado.

Pensaba llamar a alguna amiga a ver si puedo quedarme en su casa.

Ah, no. De ninguna manera. Tú te vienes a mi casa.

Toni, ¿qué hago yo en tu casa?

En tu estado no puedes ir de un sitio a otro. Eso está claro.

Estoy embarazada, no enferma.

¿Quieres hacerme caso por una vez?

Te vienes a casa, y no hay más que hablar.

¿Cómo voy a ir a tu casa? Y tus padres, ¿qué?

Mis padres, nada. Estarán encantados. Si los conoceré yo.

Que no, Toni. De verdad. No insistas.

Pero, Marta, si siempre has querido vivir en un barrio de aluvión

Vamos.

Nieves, soy Valentina. Que se ponga Inés. Sí, espero.

Sí que tenía sed el pobrecillo.Ni que hubiera venido andando de Londres

¿Está rica? Como los camellos.

¿Se pone mi nieta o no?

¡Inés! No pasa nada, pero sube corriendo.

Tu abuela, que se ha caído. ¿Qué dice?

No te asustes. Que se ha resbalado en la cocina.¡Valentina!

Sólo un cardenal. ¡Pero qué está diciendo?

Es muy romántico y quiero darle una sorpresa.

-¡Mamá! -Hija, ¿qué te pasa?

No te asustes, ¿eh? ¿Otra vez, Tony?

¡No, es la abuela que se ha caído! ¿Qué pasa? ¿No se habrá roto algo?

Me ha llamado Valentina. ¡Corre!

¿Usted le entiende? Ni idea.

The badroom? Ah, que querrá ir en tren.

"¡Piiii, chucu, chucu....!"

-"Pi. Pi." -Pis. ¡el váter!

Ah, hijo. Ven por aquí.

Está allí, al fondo.

Qué guapo. Si parece Jesucristo. No diga blasfemias, Valentina.

¿Qué quiere? Yo los prefiero peludos que calvos.

Si hubiera conocido a mi marido, que en paz descanse. Cuántos pelos.

¿El suyo era peludo? Vamos a dejar de hablar de pelos.

¿Qué te ha pasado, madre? Nada. No me ha pasado nada.

Si no me he caído.Si me ha llamado Valentina diciendo que...

Sentaos, ahora os lo explico. Si no me ha pasado nada.

¡Ah, Mike!

¿Mike? Sí, el melenudo.

¿Cuándo ha venido?Hace un rato. Creí que era un vendedor.

Qué manera de besar. Ni en las películas.

Lo hubiera cortado la censura. ¿Qué hacemos?Se van a ahogar.

No, don Luis esta mañana no tiene ninguna reunión.

Sí, le voy a pasar a la firma todo lo que tenemos atrasado. De acuerdo.

Doña Clara, quiero hablar con don Luis.Ya me lo imaginaba.

¿Puede usted avisarle de que estoy aquí?Se lo diré.

Vamos a ver, ¿no acaba de decir que no tiene ninguna reunión?

Por favor, dígale que estoy aquí.

Alcántara, ¿usted cree que don Luis le va a recibir por su cara bonita?

Pues no.

Clara. Me parece que aquí no está todo lo que tengo que firmar.

No, ahora mismo se lo paso.

¿Quiere algo, Antonio? Hablar con usted si tiene un momento

Está bien. Pase.

He hecho lo que tenía que hacer. No tiene que agradecerme nada.

Pues yo creo que sí. Mi hijo Antonio está fuera gracias a su ayuda.

Habría salido tarde o temprano, no tenían nada de qué acusarle.

Ahí está el asunto, en el tarde o temprano.

En fin. Si no tiene nada más que decirme...

Pues sí. Quiero decirle una cosa.

Mire, lo de su hija y mi hijo... Yo creo que tiene solución.

Con esto de la detención se les ve mejor juntos, ya me entiende.

Vamos, que creo que las cosas van por buen camino.

Yo, lo de la boda lo veo cada día más cerca.

Mire, Alcántara. Yo no soy tan optimista.

Y como conozco a mi hija, creo que esta batalla la tenemos perdida.

Porque no ha visto a mi hijo. Si cada día están más enamorados.

Yo creo que si dejamos que pase un tiempo, que las cosas se...¿Tiempo?

Pasará lo que tenga que pasar.

Yo he tomado las medidas pertinentes con respecto a mi hija.

Espero de usted lo propio con su hijo

Por eso no se preocupe, don Luis. Toni sabe lo que esperamos de él.

Entonces no hay más que hablar.

Merce, ¿te acuerdas de este reportaje tan bonito de Córdoba?

¿Cómo no? Si fue lo primero que vimos en esta tele.

Córdoba. Oh, beautiful.

Inés, ¿éste qué dice?

Que Córdoba es muy bonito y que me va a llevar allí. ¿A que sí?

Muy bonito, pero tú a Córdoba no te vas.

(Los niños, en Córdoba, juegan a ser valientes).

Oye, macho, tú sabes que Gibraltar es nuestro, ¿no?

Gibraltar. El trozo ese de roca que nos quitasteis.

Habla en inglés.

Sí, lleno de monos, pero bien que os lo habéis quedado.

Pero esos monos son españoles. A ver.

Deja de decir tonterías y baja a por el vino de tu padre.

No son tonterías.El niño le ha dicho una verdad como un templo.

Ahí está tu padre. Yo le preparo.

Carlos, hijo. Hola, papi.

¿Dónde vas tan rápido?A por vino. ¡No sabes qué pelos tiene!

Hola, Cariño. Merche, ¿qué le pasa a ese niño?

Casi me tira y dice no sé qué del pelo.Este niño.

Tengo que decirte una cosa. ¿Qué?

Que hay alguien. ¿Sí?

Una visita. Ah, bueno.

Tú tranquilo. Antonio... ¿Qué pasa?

Nada.

Hola.

Mike.

¿Y esto? Mike.

My darling? Papá.Ay, Señor, Señor.

-Mike, my father. -Hi! Nice to meet you.

¿Qué ha dicho?Nada, que está encantado de conocerte.

Ah. ¡Yo también, Mike!

Lo que nos faltaba, ya tenemos aquí al pelanas.Antonio, por favor.

(Cuando mi padre vio a Mike tan lleno de pelos,...)

(..con aquel aspecto de no haberse duchado en tres semanas,...)

(..se llevó una decepción muy grande).

(Tal vez se había formado una idea equivocada de él,...)

(..imaginándoselo afeitado, oliendo a Lavanda y hasta con un bombín).

(Pero, más parecía un mono de Gibraltar que un inglés).

No sabes la que se está organizando.

Ángeles dice que han detenido a más gente.

No paran. Dice que esto es todo lo que pudo coger de mi habitación.

Tal como están las cosas, he tenido suerte.

¿Estás bien?

Todo lo bien que se puede estar. Estoy un poco mareada.

Baja la ventanilla.

¡Bien, Dámaso!

Lo que me gusta de las corridas es cuando el toro salta la barrera,..

..y les da una carrera a los 40 ó 50 del callejón.

¡Qué burro eres!

Las corridas no son como las de antes.

Cuando era como Carlitos, salían los caballos de los picadores sin peto.

El toro a por ellos. Se cargaba a 10 ó 12. ¡Eso era un espectáculo!

¿Se cargaban a los caballos?

Naturalmente, chaval. Pero vino el general Primo de Rivera y dijo:

Los caballos con peto. Y se fastidió. ¿Y ese general era Franco?

No, hombre, ese era otro. Pero también prohibía cosas, ¿no?

Como debe ser. Cuando un general deja de mandar, se fastidió el invento.

¡Huuuuyyy!

¡Tápale la salida, que como se dé la vuelta te va a asustar!

Qué jodío. Sal tú y hazlo mejor.

¿Los toreros ganan mucha tralla? Los toreros ganan tralla a cañonazos.

Un torero, en una tarde, gana lo que yo en 10 años.

El otro día vi en una revista la finca del Cordobés.

Madre mía. Hasta con plaza de toros. ¿Dónde soñó ése la pasta que gana?

¿Cómo vas a comparar un natural con estar desollando pies?

Perdona, ¿tienes algo en contra de los callistas?

Yo no tengo nada en contra, pero, el toreo es un arte, compréndelo.

Y el callo no, ¿no?

Cervan, cuando toco un pinrel, es como si acariciara un violín.

Teléfono.

Dígame.

Sí, está aquí.

Tu hermana, que te vayas a casa.

(Mis padres se habían equivocado con Toni y conmigo...)

(..queriendo que estudiáramos).

(¿Para qué quería yo saber la lista de los reyes godos...)

(..y la tabla del nueve...)

(..cuando había millones esperándonos en los toros?).

(Yo ya me veía conduciendo un inmenso haiga,...)

(..con una tropa de mayordomos y camareros con bandejas de sacis).

(En aquel momento lo vi claro: Iba a ser torero).

Papá, ¿has visto los pelos que tiene Mike?Carlos, siéntate y cállate.

¿Dónde te has metido? Estaba hablando con el Cervan.

Me ha dicho que cuando era como yo,...

..en cada corrida mataban a unos cien caballos.

Sí, 100 ó 150. ¿Y Toni?, ¿durmiendo? Se habrá quedado a comer con Marta.

Con la noche que hemos pasado, podría venir a comer.

Tienen muchas cosas que decirse. ¡A ver si le dice lo más importante!

Pero si éste no se entera de nada.

Yo entiendo... ¿poco?

Un poco sí, que ha estado estudiando español.

Pues habrá que tener cuidado con lo que se dice.

Toma, hijo, que estás muy deslucido.

Mamá, ¿sabes que a Mike le encanta la comida española?

Dice que está buenísimo.Pues parece que no ha visto una acelga nunca.

¿Te pasa algo?

No, no...

Si quieres le hago otra cosa. Que no, que está bien, mamá.

Tiene razón. Las acelgas son venenosas.Pues tú te las comes.

El problema son los ajos. ¿Qué les pasa a los ajos?

Que allí no se usan.

Pues nada, mañana todo lavadito. Sin ajo ni cebolla.

Antonio, por favor. ¿A que tampoco te gusta la cebolla?

Antonio, por favor.A ver si tenemos que dar de comer a la carta.

Oh, my God!

Why do they kill them? ¿Qué le pasa ahora?

Que acaba de ver cómo matan al toro.

Habla en inglés.

Anda, Carlos, apaga la tele. No, yo quiero verlo.

¿Tampoco le gustan los toros?¿Cómo le van a gustar? Está lleno de sangre

¡También matan ellos a los zorros! ¿Qué les han hecho los zorros?

Sangre de horchata, es lo que tienen los ingleses.

It's all right.

Mike, hijo, que te quede claro una cosa. Aquí nos gustan los toros.

¡Y todos los días vemos la crónica taurina!Papá, por favor.

Carlos, apaga la tele, que no quiero discutir toda la comida.

Joer, si la apago no voy a aprender a torear.¡Claro!

¿También quieres ser torero?

Y cuando sea millonario, a papá le voy a comprar un coche,...

..a ti miles de vestidos y a la abuela una dentadura nueva.

¿Has oído, Mike? El niño quiere ser torero.

Porque los toreros tienen mucho dinero.

Merche.

¿Y el tirabuzones este qué? ¿Qué de qué?

Me entiendes perfectamente. Dime lo que quieras decirme.

Mike, ¿que a qué ha venido? ¿Cómo que a qué? A ver a tu hija.

Eso ya lo sé. ¿Y?No sé nada más. Lo mismo que tú. O sea, nada.

¿No te ha dicho nada?No, ni falta que hace. Está loca de contenta.

Pues por eso. Que la veo tan loca, que a ver si quiere llevársela.

Si hubiera querido irse, ya se habría ido.

Que no, que tienen plan. ¿No ves que tienen un plan?

¿Pero qué plan, Antonio? No lo sé, pero lo tienen...

Ya está todo.

Hija, que...

Que ha venido tu amigo tan de repente que...

Si os lo dije, pero como no me hacéis caso.

No, no. Me dijiste que iba de viaje, pero no que era hacia aquí.

Nos lo tienes que decir a los dos juntos, ¿entiendes?¿Está de paso?

¿De paso? No entiendo.¿Que si va alguna parte? A Londres, por ejemplo

¡Pero si acaba de llegar! Se quedará unos días, unas semanas...

¿Dónde va a vivir? En algún sitio tendrá estar.

En esta casa no puede ser. Esto no es un campamento de la OJE, ¿o sí?

No, ni una pensión. Vamos, que no.

It's my turn to wash up, huh? ¿Qué dice?

Nada, que va a fregar los platos. ¿Que qué?

¿Cómo que va a fregar los platos? Sí, déjale, que no pasa nada.

¿Que va a fregar los platos? ¿Que friega también?Claro.

¿Estás segura de que no es de la cáscara amarga?Que yo sepa no.

Lo que me faltaba por ver. Bueno, me voy a la imprenta.

¡Mike, padre a trabajar!

Tradúceselo, hija. Go to work.

Eso es. ¡Pero vuelvo en un rato! Dile, dile, en un rato.

(Que Mike estuviera lleno de pelos no le gustó nada a mi padre,...)

(..bueno, ni a mi padre, ni a mi madre, ni a mi abuela,...)

(..pero lo que más les desconcertó-)

(..no era que no le gustaran los toros ni el ajo,...)

(..sino que se pusiera a fregar platos...)

(..tarea rigurosamente reservada a las mujeres).

Es que prefiero darles una sorpresa.

Creo que debería llamar, por lo menos para decirles que voy.

¿Cómo te encuentras?

Bien. Bueno, mejor. No te preocupes.

Además, me tengo que acostumbrar, mareos voy a tener más de uno.

Dicen que se pasan a los nueve meses.

-Mírale. -¿Qué?

-Que le mires con cuidado. ¿A quién?

Al tipo que tienes detrás. El del traje verde con la corbata.

Ya le he visto. ¿Y?

¿No es el que estaba en el parque? ¿No te acuerdas?

-¿Seguro? -Seguro no, pero creo que es él.

-No será un policía, ¿no? -No fastidies.

Vámonos.

-Marta, si sólo estamos comiendo. -Da igual.

-Si no tenemos ni la cuenta. -¡Da igual, vámonos!

Déjate de concursos. Tú dime cuándo se cierra el plazo.

Vale, gracias.

¡Antonio!

Ven un momento.

Con su permiso. Pasa, pasa.

¿Qué? ¿Cómo va lo de tu chaval?

Muy bien. Le han soltado esta mañana. Sin cargos. Limpio

Yo ya lo sabía. Una llamada de tu consuegro, y a la calle.

Sí, es verdad. Pero aún no es mi consuegro.

Pero lo va a ser, Antonio, lo va a ser, y eso es lo importante.

¿Cómo van los preparativos de la boda?

Pues van y vienen y por el camino se entretienen.

¿Se entretienen? Eso no puede ser. ¿De cuánto está esa chica?

Ya sé que no es cosa mía, pero esas cosas no pueden esperar.

Esas cosas,... se hinchan.

Bueno, ¿qué?, ¿para cuándo?

Ése es el problema, que dice que no. Que no quiere casarse.

¿Tu hijo no quiere casarse? La que no quiere es ella.

¿Pero cómo no se va a casar? ¿Pero en qué mundo vive?

Eso digo yo, pero no hay manera. Dice que quiere ser madre soltera.

¡No digas tonterías! ¿La hija de Luis Altamira madre soltera?

¡No me jodas!Me va a decir a mí. Pues no hay manera.

¿Y qué dice el subsecretario? Que hay que hacer algo, y pronto.

Pues claro que hay que hacer algo. ¡Aquí, el más perjudicado... es él!

Hombre, y mi familia también, porque no sabe el disgusto que tenemos.

O sea, que... no

De momento, no.Joder, se va a ir al carajo el negocio.

Escucha, espabila y consigue que se casen, hay mucho dinero en juego.

Si no hay boda te quedas sin comisión.¿Y qué quiere que haga?

Menudo disgusto me has dado. Menudo disgusto.Lo siento.

No, yo te hablo así porque te aprecio.Ya lo sé. Gracias.

Ahora, si no ordena otra cosa, voy a seguir con lo mío.Sigue, sigue.

Antonio, alegra esa cara, que esos chicos se casan. Vamos si se casan.

Macho, para ser torero hace falta un toro.

Y hay que ser muy valiente. Y yo me muero de miedo.

Que no tenéis que ser valientes. Vosotros sois "sulbaternos".

¿Y eso qué es?Los que torean, pero menos. Los que están lejos del toro.

¿Cuánto de lejos? Dos metros.

Dos metros es muy poco.

Yo por lo menos me pongo a un kilómetro.

Es que nunca habéis visto una corrida.Sí, yo una con payasos.

Digo una de verdad. Hay que torear algo.¿Y si nos pilla el toro?

Pues mejor. ¡Joba, yo no quiero que me pille!

Cuantas más veces nos pille, más millones ganamos.

-A ver si ha salido el último de Sisi -Yo quiero el Fan, sale Ádamo.

-Hola, Araceli. -Hola, Fátima Hola, Maika.

Macho, ya ni nos miran.

Si fuéramos toreros, se derretían aquí mismo.

Aquí no va a dormir. Y si se enfada Inés, que se enfade.

Lo que nos faltaba, tener al inglés metido en casa.

Eso digo yo. Dónde se ha visto unos novios durmiendo bajo el mismo techo

Lo que nos faltaba, con la fama que hemos cogido con lo de Toni.

Y luego esa pinta que tiene. Si por lo menos se cortara las greñas.

¡Mamá, ya estamos aquí! Hola, hijo.

Cariño, ¿cómo estás?

¿Qué tal?

¿Sabes, Toni? Ha venido Mike.

¿Quién? Mike, el amigo de Inés, el inglés.

Ah.

Bueno, hemos venido a deciros una cosa.¿Sí?

Marta se tiene que quedar a vivir aquí unos días.

¿Aquí?

Un cortado y un vaso de agua, por favor.

¿De qué has discutido con tu padre? Si no quieres, no me lo cuentes.

Mamá, han discutido, como tú y yo discutimos.Sí, claro.

Me ha echado muchas cosas en cara.

Los padres dicen a los hijos lo que les conviene.

Esta vez ha sido diferente. Ha querido hacerme un chantaje.

Y no se lo voy a perdonar. Aunque sea mi padre, no se lo perdono.

Con lo fácil que sería todo si os casaseis. ¿Por qué no os casáis?

Mamá, otra vez con eso no...

Bueno, hijo, no te pongas así, que yo no digo nada, me callo.

Hija, te puedes quedar el tiempo que quieras.

Esta casa es pequeña y no tenemos lujos, pero nos arreglaremos.

Lujos no, pero a limpia no nos gana nadie.

Con un sitio donde dormir y estudiar tengo bastante.Ya, hija, claro.

Es una solución provisional.

Te puedes quedar en la habitación de Inés.

-Si no le importa a tu hermana. -¿Qué le va a importar? Vamos.

Acabaremos poniendo una fonda.

-Eugenio. -Hola.

-Mira, te quiero presentar a Mike. -¿A Mike? El inglés. ¿Ha venido?

¿Te lo imaginabas así?

Pues... no sé... How do you do?

Habla en inglés. Dice que está mejor que nunca.

-Do you like Spain? -Spain is beautiful.

-¿Y va a quedarse mucho tiempo? -Todavía no lo sabe.

Pues... Pues nada, encantada de conocerte.

Inés, y gracias por presentarme a Mike.

Si me perdonáis. Tengo que confesar.

Eugenio, espera un momento. Es que quería pedirte un favor.

¿Qué favor?

Mis padres no me han dejado que Mike se quede en casa.

Es normal, Inés. No sois novios formales, le acaban de conocer.

No, si les entiendo. Es que Mike se ha gastado todo en el viaje,...

..y yo me lo gasté en Londres, y no tengo para pagarle una habitación.

Yo para préstamos estoy fatal, pero te puedo dejar algo.

No, no es eso. Si lo que te quiero pedir...

Cuidado, cuidado.

Se mira, pero no se toca. Es que la estoy pagando a plazos.

Lo que te quiero pedir, es que a ver si Mike se puede quedar aquí.

¿Aquí? ¿En casa?

En tu habitación, tienes sitio de sobra.

Tanto como de sobra.

Será poco tiempo, sólo hasta que encuentre trabajo.

Pero es que...

No, no puede ser.

¿Por qué no? Te lo pido como un favor especial.

Eugenio, tú eres mi amigo, ¿no?

Está bien. Está bien.

Gracias.

-Espero que no ronque. -No, te juro que no ronca.

Mike toca el órgano.

¿Qué pasa, que tiene el baile de San Vito?

¡Joé, como duele! Yo también quiero torear.

Si decías que te daba miedo.Con un toro de verdad, pero no con Luis.

Es que eres el mejor toro. Eres el mejor toro que he visto.

¡Vete a la porra!Sí, lo juro. Me encanta cuando resoplas y escarbas.

-Hazlo otra vez. -¡Que no!

Que si no tenemos toro no podemos torear.

Pues me dais 10 cromos de la Liga cada uno.

Joé. No. Pues me voy.

¡Un momento! Te los doy. Venga, arrea los tuyos.

Esto no es justo.

Vete un poco lejos. Y cuando te diga, vienes como un toro.

Vale, pero ya estoy harto.

Voy a hacer una cosa, que cuando la haces, ganas millones.

¡Ya!

¡Aaaaah!

¡Corred, llevadme a la enfermería, que voy a ganar millones!

(Aquel revolcón supuso mi bautizo de sangre en los ruedos).

(No pasó de un corte en la frente y una raspada en la rodilla...)

(..pero me hizo ver que lo de los toros no era cosa para tomar a risa)

(En ese instante vinieron a mi cabeza dos preguntas:)

(¿Cuántas cogidas debería sufrir para que me llovieran los millones?)

(Y la más importante: Si una cogida de Josete, que no era un mihura,...)

(..escocía tanto, ¿cuánto dolería la de un toro de verdad?).

¿Me ves muy exagerada? No quiero dar la nota.

La gente a los toros va puestísima.

-Ya, pero no sé... -¡Estás muy guapa!

-Buenas tardes. -Hola.

-¿Nos vamos ya? -Enseguida bajo.

-¿A que es guapísimo? -Está como un pan de higo.

-Bueno, tú cierras, ¿no? -No te preocupes.

-Hasta luego. -Suerte.

-¿Qué?, ¿cómo estoy? -Divina, pareces Grace Kelly.

-¿Tú crees? -Maravillosa. Ah, esto es para ti.

-Qué detalle. -Los que te mereces.

-Qué bonita es. -Como tú.

-Y qué bien huele. -No tan bien como tú.

Hala, vamos.

Pasadlo bien.

¡Hola! ¡Mirad a quién os traigo!

No, si estoy sola. ¿Éste es....?

Pues claro, Mike.

Es guapísimo. Y mira qué dientes, y qué ojos y qué pelo.

Yo soy Pili.

Hola.

Bueno, rica, no te pases, que te estás emocionando.

-¿Qué te parece? -Guapísimo.

Venía a pedirle la tarde libre a Nieves, pero como no está.

Vete, si total, no entra nadie.

Pues nos vamos a dar un paseo.

-Adiós, Pili. -Adiós, Mike.

Jo, qué guapo.

Que no toques ahí.

Mira el relé. ¡Que no!

Que no toques, a ver si rompes algo. Lo tienes aquí.

¿Dónde? Pues no son los contactores.

¡Papá! ¡Que os estéis quietos, coño!

Papá. Toni, hijo. Toma, sigue tú.

¿Qué haces aquí? ¿Qué pasa? No pasa nada, tranquilo.

Ah. ¿Entonces? Quería pedirte una cosa.

Muy importante tiene que ser para que estés aquí.Es sobre Marta.

¿Marta? ¿Ha cambiado de opinión? No, no es eso.

¿Entonces?El padre de Marta le ha cerrado el grifo.

No tiene donde vivir, y había pensado que se podía quedar en casa.

¿Que le ha cerrado el grifo?O pasa por el aro o la deja en la calle.

Joder. Hijo, luego hablamos, que tengo trabajo, y está aquí don Pablo

Mira quién ha venido. Toni.

Tropa, aprovechad, y tomad el bocadillo.Venga, dejad eso.

Ya me ha contado tu padre tu peripecia en la DGS.

Los jóvenes no sabéis lo que sufrimos por vosotros.

Con su permiso, voy a acompañar a mi hijo, ya se iba.

Claro. Y convéncelo para que ponga las cosas en orden.Sí.

Espera, hijo. Aprovecha esta oportunidad.

Convence a la chica y casaos como Dios manda.

Las cosas no son tan fáciles, don Pablo.

Ni tan difíciles como las veis. Verás cuando seas padre.

Nos vamos. Hasta ahora, don Pablo.

Antonio no va a decir nada. Pero es mejor que Toni hable con él.

Está un poco nervioso, por lo del amigo... Bueno, el novio de Inés.

Mercedes, os agradezco lo que hacéis por mí.

No digas tonterías. Tus padres tendrán un disgusto...

¿Tú qué prefieres, niño o niña? No sé, lo que sea.

¿Sabes lo que me preocupa? Que nazca bien, que vea, que oiga, todo eso.

Es una tontería, pero... No es una tontería.

Todas pensamos lo mismo cuando estamos en estado.

A Antonio le gustaría una niña, A mí me da igual.

¿Qué pasa? Nada, un pinchazo.

Siéntate. Que estás embarazada y hay que cuidarse.

Un hijo es una bendición.

Y con lo guapos que sois los dos, será un bebé precioso.

Ojalá.Tenemos que hacer ropita, unas mudas por lo menos.

Ahora que lo pienso. Si tengo ropa de cuando Carlos era un bebé.

No te preocupes, quedan muchos meses No te creas, el tiempo pasa deprisa.

Es tan pequeño.Tener un hijo es lo mejor que te puede pasar.

Cuando estaba de Inés y noté su primera patada, me puse a llorar.

¿Tú no tenías miedo? Claro que lo tenía, como todas.

Miedo del parto, a que algo saliera mal, a no saber cuidarlo.

No pongas esa cara, que todo va a ir bien, ya verás.

Mira.

Parece de juguete.

Pues aquí dentro estaba Carlitos.

Te digo que es él, me acuerdo muy bien, es el que ha salido del coche.

¿Por qué va a ser un policía? Estamos limpios.

No lo sé. ¿No ves que no es normal?

Primero en el parque, luego en el restaurante, y ahora aquí.

Vamos a ver qué pasa, a mis padres no les digas nada.

-Creo que deberíamos irnos. -¿Adónde? Anda, vamos para adentro.

Sí, están dentro de la casa. No, no han salido.

Yo creo que se van a quedar a cenar.

¿Cuántas horas lleva ahí?

Por lo menos 4, y siempre dentro del coche.

A mí me ha comprado tabaco y me ha pagado.

Es un barrio modesto.

Con casas de tres alturas. No sé cuántos vecinos hay por bloque.

-Cagoenlaleche. ¿Vosotros oís? -Éste va a ser un expropiador.

Sí, sí, le entiendo.

¡Hola! -¡Chssssssss!

¿Qué pasa?Este tío, que lleva más de 4 horas en el barrio.

¿Y?¿Y lo que dice de los bloques de tres alturas?

-Y que es un barrio modesto. -Cagoenlaleche. A que nos expropian.

¿Quién? Éste.

¿Pero por qué nos va a expropiar? Para hacer casas caras o carreteras.

En el barrio de mi hermano, en la plaza de Castilla,...

..les han derrumbado un montón de bloques y les han dado 4 duros.

A que me quedo sin quiosco.

Mike, Mike.

¡Huummm!

Me ha dicho Inés que entiendes un poco castellano.

Vamos a ver cómo te pregunto esto sin meter la pata.

Mike, ¿tú quieres a Inés? Do you love Inés?

Inés, pretty girl.

Es preciosa, ya lo sé. Yo te pregunto por tus intenciones.

¿Intenciones?

Vamos a ver si nos entendemos.

¿Tú estás enamorado de Inés? Do you love Inés?

Yes, I do.

Bueno, algo es algo. Pero, ¿es para toda la vida o solo un poquito?

Escúchame bien.

Inés te quiere mucho, como le hagas daño, te acuerdas de mí.

¿Me oyes? Te enteras.

¿Enteras?

Sí. Y no te hagas el tonto.

¡Y no ronques! Tengo el sueño muy ligero.

Cada vez que pienso que le da besos a Inés,...

me entra una mala leche y un picor en todo el cuerpo...

Qué manía le has cogido al chico. Si esta noche no ha dicho ni mu.

Para hablar no ha abierto la boca, pero para comer...

Claro, como está medio tísico, come como una lima.

No le des más vueltas. ¿Has pagado la contribución?Claro, mujer.

Con los nervios, a ver quién duerme.

Y con qué cara voy mañana al Ministerio.Con la de todos los días

Para ti es muy fácil. ¿Y si me encuentro con don Luis?

Le saludas.Le saludo y le digo: Hola, Luis, que tu hija está en casa

¿Vas a fumar otro? Sí.

¿Pero qué te pasa? Te va a dar algo. No me pasa nada.

Cómo que nada. Si es que no pensaba decírtelo.

Al final me asustarás. ¿Qué?

Que ha venido un tío al barrio y se ha pasado la tarde en el coche.

¿Y qué?No sé, pero para mí que van a expropiar.

¿A expropiar? ¿El qué? Pues la casa, el barrio, todo.

¿Por qué?¡Porque cuando expropian, expropian, y ya está!

Dios mío. Todos los días pasa algo.

Anota. Ayer me encontré con el de los muertos y también le pagué.

Pues este mes no nos queda ni para pipas.

Por lo menos nos podemos morir tranquilos.

¿Estás cansada?

No.Lo digo por si acaso, así nos vamos aliviados.

Pero qué bobo eres.Hija, haces más números que el Banco de España.

Trae. Anda que si no fuera por mí. ¿Pero te enteras de todo eso?

Apaga ese cigarro. Deja que le dé la última.

No, apágalo. Que te sabe mejor con cigarro.

Qué vicioso.

No le des más vueltas.

¿Pero dónde puede estar? Si es que esto no puede ser. ¿No te das cuenta?

Tú qué te vas a dar cuenta. Si es una niña.

Mira, no me hables. Será una niña pero sólo para algunas cosas.

No me eches la culpa a mí, a mí no. Si alguien tiene la culpa, eres tú.

Sí, no me mires así, sólo tú. Algún día te arrepentirás de todo.

No sé cómo no te remuerde la conciencia.

Siempre discutes conmigo en los momentos más inoportunos.

Pues ya está bien. No pienso volver a hablar de este tema.

Para hablar de tu hija siempre es mal momento.

O no tienes tiempo, o prefieres cambiar de tema.

¿Sabes que te digo? Sólo conseguirás que se aparte más de nosotros.

Celia, por favor. Ya verás cómo ahora entra en razón.

Ves como no la conoces. No sólo la hemos perdido a ella,...

..a nuestro nieto también. Marta no querrá saber de nosotros, y hará bien

No me vengas con dramas. Además, tu hija está perfectamente.

¿Y tú por qué lo sabes? A ver, ¿por qué?

Tú sabes mucho, pero no te enteras de nada. Si no, dime, ¿dónde está?

Está en casa de... esa familia. ¿Cómo se llaman?

¿Los Alcántara? ¿Estás seguro?

¡Sí, estoy seguro!

¿Y por qué lo sabes? Me estás mintiendo.

Celia, yo sé todo. Me hago el tonto, pero no se me escapa nada.

Te juro que esto no te lo perdonaré nunca. Esto me lo vas a pagar.

Creo que no tienes razón. Yo creo que estás siendo muy valiente.

Pero ya no quiero ser valiente.

Estoy harta de tener que ir siempre a contracorriente.

Y yo estoy cansada de tener que decir a todo que sí.

A veces pienso que lo más fácil habría sido coger ese avión.

Pero no lo hiciste, por eso creo que eres muy valiente.

No lo hice, porque de repente pensé que este niño era de Toni y mío...

..y que aunque fuera un accidente, tendría que salir algo bueno de esto.

Claro, Marta, es que son muchas cosas.

¿Puedo pasar?

Sí, pasa.

No te quiero preocupar, pero ése sigue ahí. Creo que es un policía.

-¿De quién habláis? -De uno que nos sigue todo el día.

¿Otra vez la policía?

No es seguro. Y si es un poli, ¿por qué nos han soltado? No lo entiendo.

¿Nos vamos?

¿Cómo os vais a ir estando como estás? Ni se os ocurra iros.

(Al torero se le ve muy valiente, como con ganas de agradar).

(Está muy torero).

(Dirigiendo perfectamente la lidia en el centro de la plaza).

Suerte maestro. -¡Suerte! Gracias.

(Ha llegado el momento de la verdad).

(El toro está bien cuadrado). (Vamos a ver...).

(El público despide al triunfador de la fiesta con una gran ovación).

Toni. ¡Papá! ¡Qué susto me ha dado!

¿Qué haces aquí?

Nada, que no podía dormir y me he venido a fumar.Y yo.

¡La leche, ahí sigue!

¿Lo conoces?No. Lo he visto esta tarde en la bodega.

Ése no está ahí para expropiarnos. ¿Cómo dices?

Nada, que decía Desi que era de los que hacen estudios para expropiar.

Pero, qué va. Quita, que no te vea.

Vamos a ver. ¿Qué coño está pasando?

¿No te estará buscando otra vez la policía?No he hecho nada, ni Marta.

¡Me cago en la madre que te parió! ¿Es que no escarmientas? Joder.

¿Qué quieres? ¿Que tu madre se vuelva loca?

Papá, por favor, no levantes la voz. No tengo ni idea de qué hace ahí.

Te juro que no hemos hecho nada.

Con lo que tenemos, metes a Marta en casa. A saber lo que ha hecho.

Bueno, papá. No metas a Marta. Ella no ha hecho nada.

Anda, tira para adentro. Que no nos oiga.

Tu padre tiene razón. Ese policía está ahí por mí.

No has hecho nada. No te pueden acusar de nada.

¿Y eso qué más les da? Yo me marcho. Me voy ahora mismo.

¿Cómo te vas a ir? Ven aquí. ¿Dónde vas a ir? Si te vas tú me voy yo.

Bueno, dejaos de tonterías. De aquí no se marcha nadie, joder.

Que no, Antonio, ya os he comprometido bastante.

Pues por eso mismo. ¿Qué te crees que soy yo?

Yo soy como soy, pero no soy ni un cabrón ni un necio.

Y de aquí no se va nadie. Venga, a dormir todo el mundo.

Y tranquilos, que esta vez, como vengan, como vengan me oyen.

A mí me sacan de aquí, pero con las piernas por delante.

Muchas gracias, Antonio.

De nada, hija. Venga, descansa.

Gracias.

Anda, hijo. Vete a dormir.

A ver si puedo dormir yo ahora.

Joder, Merche.

Quita, Merche.

Ya no está.

Se ha marchado. Debía ser un borracho o un loco.

¿Pero de quién hablas? Del que estaba ayer en la bodega.

Ya pensaba que era de la policía ¿Policía?

¿Pero no me dijiste que era no sé qué de la expropiación?

Pero luego me he vuelto a levantar y le he visto en el coche,...

..y pensé que era la policía.

¿A ver qué hace uno de la expropiación ahí toda la noche?

Bueno, voy a arreglarme, quiero ir pronto al ministerio,...

..a ver si hablo con Altamira.

Le voy a decir a Toni que no se preocupe, que era una falsa alarma.

Yo me quedo 5 minutitos más. Me despiertas cuando vengas del baño

Mike, cariño.

Hola.

-Buenos días. -Buenos días.

¿Qué tal has dormido? Contesta en inglés.

¿Y Eugenio? Contesta en inglés.

Hola, Eugenio. ¿Qué tal?

Nada, que estaba dando los buenos días a Mike. Pero ya me iba.

¿Habéis dormido bien? Seguro. Mike dice que la cama era comodísima.

Hasta luego.

Y entonces yo le dije: ¡Hey, toro!

¿Y el toro qué hizo?¿Qué va a hacer? Venirse a mí como una fiera.

Pero yo le hice... ¡Olé!

Y luego un pase de pecho. ¡Oooolé!

Entonces, cojo mi espada y hago...

¡Zas! Más muerto que Carracuca. ¡Ooooolé!

¿Y no tenías miedo? Na. Toritos a mí.

Vamos a ver, ¿cuántas cornadas tienes?Montones.

A verlas. Es que las tengo en el culo.

¡Qué mentiroso!

¿Tienes cornadas en el culo? Que sí.

Qué va, es que es un trolero.

-Qué valiente eres, Carlos. -Yo le veo más guapo.

Pero si es mentira. Qué va a ser éste torero.

Que sí. Hasta me estoy dejando el pelo largo para hacerme una coleta.

Pero si las coletas son de niñas. Los toreros también las llevamos.

Y mi madre me está haciendo un traje de luces.Me brindarás un toro, ¿no?

Claro.

Si es verdad que eres un torero, demuéstralo.Cuando quieras.

Después del cole. En el descampado. Hecho.

Vámonos, chicas, que llegamos tarde. Ya verás, Maika, ni el Cordobés.

(Se iba a enterar Abel y sobre todo Maika, donde había un torero).

(Lo de menos era que no teníamos toro, ni traje de luces, ni plaza).

No han salido en toda la noche.

Y ya se lo dije ayer. Su hija estuvo en casa de una compañera...

..y salió con una maleta. -¿Con una maleta?

Sí. Luego fueron a casa del chico.

Herminia, ¿dónde está Toni? ¿Qué pasa, hija?

No me encuentro bien. Siéntate, hija.

¿Qué pasa? ¿Pero qué sientes? Como náuseas.

¿Te duele algo? Sí. Aquí.

No estarás manchando, ¿no? Sí, tengo pérdidas.

Ay, hija, mía, ¿desde cuándo? Desde anoche, pero no será nada.

¿Que no es nada? ¿Cómo no lo has dicho?

¿Qué te enseñan en la Universidad? Hay que ir al ambulatorio.

Buscad un taxi.Llamo a Antonio. No, que no es nada.

Me estoy poniendo peor. Llama a mi madre.¿A tu madre?

Sí. Dinos el número.

Alcántara, usted siempre con prisas.

Cómo no voy a ir con prisas, con lo que tengo encima.

Pase, Alcántara. Adiós.

Mire, yo no puedo recibirle a cada momento, tengo una agenda.

Perdone, don Luis, con todo respeto, esto no está bien.

Ése que ha salido estuvo toda la noche frente a mi casa vigilándonos.

No exagere, a usted no le ha molestado.

¿Y el susto? Todos preocupados porque Marta la ha echado...

..y la pone un detective. Menuda nochecita.

Ya pensábamos que nos detenían.

¿Y qué quiere que hiciera? Tenía que saber dónde estaba mi hija.

Alcántara, usted querrá mucho a su hijo, pero, por si le interesa,...

..mi hija no me es indiferente. Por cierto, ¿cómo está?

¿Cómo va a estar? Muy bien. La he dejado durmiendo.

Vaya, necesita dinero. Le ocasionará algunos gastos. No había pensado...

No, no, no, don Luis, por favor. Guarde el dinero. Gracias.

Teléfono.

¿Sí?

Pásamela.

¿Cómo? ¿Cuándo?

¡Voy para allá!

Mi hija se ha puesto mala. ¿Marta? ¿Qué ha pasado?

Su mujer ha llamado a la mía. Van camino del hospital. Acompáñeme.

Joé, cuánta gente ha venido.

Macho, que se van a dar cuenta que soy yo.

Bueno, tú di muuuuuu, y mira para el suelo.

Si es que no parece un toro, ni na.

Bueno, pues decimos que es el entrenamiento,...

..y mañana es la corrida de verdad. ¿Y mañana dónde sacamos el toro?

Déjame en paz, que voy a torear. Mañana pensaré.

Oye, que esto me pica.Pues ráscate. Y tú sal conmigo en el paseíllo.

Cuando yo te diga que salga el toro, tú sales.Sí.

Joé, macho, nos la vamos a liar. Calla.

Tararean un pasodoble.

¡Guapo!

¡Torero!

¡Eso lo veremos!

¡Que salga el toro! Dejadme solo.

¡Muuuuuuuuuuuu!

¡Oooolé!

¡Oooolé!

¡Oooolé!

¡Oooolé!

¿Qué haces, Josete?

(En aquellos tiempos aún había vacas estabuladas en las ciudades,...)

(..vacas que eran sacadas a dar un paseo una vez al día,...)

(..precedidas por el sonido de los cencerros).

(A nosotros, aquellas cornúpetas nos parecieron vitorinos).

(Esa tarde comprendí que para ser torero no sólo hacía falta valor).

(Había que estar completamente loco).

Te has cagao de miedo. No, es que no toreo vacas.

Si tenía más miedo que mi abuela.

Lo que pasa es que no me da la gana torear vacas.

Además, ¿has visto las tetas que tenían?Porque son vacas.

Mañana lo intentamos, ya verás como nos sale mejor.Joé, que no.

Que sí. Mañana tú haces de toro y tú de "sulbaterno".

¡Miedicas, que sois unos cagaos!

¿Pero qué le pasa? ¿Por qué nadie nos dice nada?

¿Qué le está pasando a mi hija?

Todo por tu culpa. Te lo dije.

Si se hubiera quedado en casa no habría pasado nada, pero no,...

..tenías que decirle que se fuera. Como no te importa nadie.

¡Como le pase algo, esto no te lo voy a perdonar nunca!

A lo mejor no es nada. Yo, cuando estaba embarazada de Inés,...

..estuve a punto de perderla. Merche, ¿qué es lo que ha pasado?

Por la noche se sintió mal y no dijo nada...

..porque pensó que la policía estaba abajo.

¿Qué policía? Es el señor que nos ha puesto don Luis.

-Bajen la voz, por favor. -¿Se sabe algo?

No, tienen que esperar. Ya les diremos algo.

¿Qué le han hecho a mi hija? En mi casa nada, don Luis.

Mi casa es pequeña, pero no le ha faltado de nada.

Además, nosotros no echamos de casa a nuestros hijos.

Yo no echo a mis hijos de casa.

¿Que no les echas? Mira, no me hagas hablar.

¿Y por qué se fue a casa de estos señores? ¡Porque no tenía donde ir!

¡Ya está bien! No quiero escándalos aquí. O sea, vamos a tranquilizarnos.

Me voy a acordar de esto toda la vida. No te lo voy a...

¡Cállate!

Lo más probable es que se quede todo en un susto.

Mejor será. Y en cuanto se recupere, las riendas las voy a llevar yo.

Y se va a hacer lo que yo diga.

Perdone, don Luis, pero tendrá que consultar con mi hijo.

Que siempre estamos con lo mismo. Ese niño también es de mi hijo.

-La que se está poniendo mala soy yo. -Vamos a bajar la voz. Ya está bien.

Toni, hijo. ¿Qué pasa?

Marta ha perdido al niño.

Ella está bien.

Dice que quiere verles.

Ya está. Se acabó. Por lo visto nadie va a ser abuelo.

(Después de tantas idas y venidas con bodas que no se celebraban,...)

(..el asunto se resolvió del modo más inesperado).

(¡Marta había perdido al niño!).

(Seguramente más de uno sintió alivio con la noticia).

(Yo me enteré esa noche...)

(..cuando mi madre se lo dijo a mi abuela con los ojos enrojecidos)

(Pero no entendí ni cómo ni dónde podía haberlo perdido).

(Y sobre todo, no entendí por qué no lo buscaban, en vez de llorar).

(Pero el caso, es que ya no iba a ser tío).

Subtitulación realizada por Fco. Javier González.

Cuéntame cómo pasó - T1 - Amor y toros - Capítulo 25

02 may 2002

La familia Alcántara trata de volver a su rutina después del drama vivido por la detención de Toni. Para Carlos, su hermano ha pasado a ser una especie de Conde de Montecristo, un héroe que ha escapado de las mazmorras del regimen. Antonio Alcántara lo ve de otra manera: feliz por tener de vuelta a su hijo en casa, pero también preocupado por las consecuencias que pueda conllevar la ficha policial de Toni. Además queda por resolver el tema del embarazo de Marta, dado que la chica persiste en su actitud de ser una madre soltera. Don Luis Altamira, cansado de esta actitud opta por medidas más drásticas para conseguir la boda deseada por la familia: Marta dejará de vivir en la casa familiar, y de recibir ingresos de su padre. Sin casa y sin dinero, Toni ofrece la posibilidad de que se quede en la casa de los Alcántara, con los consiguientes problemas de convivencia.

Para complicar aún más la situación en el piso, inesperadamente reciben una visita: la de Mike, el novio inglés de Inés. Antonio no está dispuesto a que este "melenudo" comparta el mismo techo que su hijo, con lo que Inés opta por pedirle el favor a Eugenio de que lo acoja en la parroquía.

Cuando parecen que las cosas se vuelven a encauzar, aparece en el barrio un misterioso personaje que no deja de vigilar la casa de los Alcántara. Antonio piensa que se trata de un agente encargado de la expropiación de los pisos de la zona, y Marta y Toni que de nuevo la policía anda tras sus pasos. La solución de este enigma la tiene Don Luis, ya que se trata de un hombre enviado por él para vigilar los pasos de su hija.

Paralelamente, Carlos vive intensamente la feria de San Isidro de ese año. Tanto que decide para preocupación de su familia, convertirse en torero famoso.

ver más sobre "Cuéntame cómo pasó - T1 - Amor y toros - Capítulo 25 " ver menos sobre "Cuéntame cómo pasó - T1 - Amor y toros - Capítulo 25 "

Los últimos 2.241 programas de Cuéntame cómo pasó

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos