Cuéntame cómo pasó La 1

Cuéntame cómo pasó

Lunes a viernes a las 14.30 horas en La 2. Rodando la 16ª temporada, próximamente en La 1

392192
Programas para todos los públicos
cerrar cerrar

Subtítulos de Cuéntame cómo pasó - T1 - Secretos y mentiras - Capítulo 21

Cuéntame... ..tú que has vivido... ..el despertar de un tiempo que nos cambió. Volverás... ..a ser un niño,... ..al recordar las largas tardes de sol. Háblame de lo que has encontrado en tu largo caminar... ..cuéntame cómo te ha ido si has conocido la felicidad. Cuéntame, cómo te ha ido si has conocido la felicidad. Sentirás... ..el dulce abrazo... ..de aquellos padres que dieron todo por ti. El sabor... ..del primer beso,... ..todos los sueños que tú querías cumplir. Háblame de lo que has encontrado en tu largo caminar... # No me gusta que a los toros te pongas la minifalda. # # No me gusta que a los toros vayas con la minifalda. # # La gente mira "pa' riba" porque quieren ver tu cara... # # ..y quieren ver tu rodilla. # (Mi hermana Inés al fin había vuelto). (Además de un montón de ideas de libertad,...) (..se trajo la maleta llena de minifaldas). (Unas telitas que iban a ser motivo de quebraderos de cabeza...) (..para mi familia y para los vecinos de barrio,...) (..que descubrieron una Inés con unas piernas de toma pan y moja). ¿Qué haces? Quitando la ropa que no quiero para colocar la de Londres. ¿Esta no piensas volver a ponértela? No, ya no me gusta. Si está nueva.Pues se la llevaré a Eugenio para la parroquia. No, mejor la guardo yo. No me digas que las chicas llevan esto en Londres porque no me lo creo Pues sí. ¿Y los chicos no les dicen nada? ¿Por qué les iban a decir algo? Te puedes poner lo que quieras que nadie te dice nada. ¿No? Vamos, que ni mirarte. Pero no te preocupes, que todo no es tan llamativo ni tan cortito. Mira. Por ejemplo este está muy tapadito. ¿No me digas que eso te lo has comprado en el extranjero? Sí. Es un abrigo afgano. Allí lo lleva todo el mundo.¿De dónde? Afgano. De... afgano. Es igual que las zamarras de los pastores del pueblo. Solo que mejor de precio. ¿Cuánto te ha costado? Muy poco, como es de segunda mano. A ver si tiene pulgas. Qué va a tener pulgas. Cómo sois. Pues esto lo veo muy gracioso, pero en el barrio tienes que ir más... Más como todo el mundo. Eso mismo.¿Por qué? ¿Cómo que por qué? Sí, ¿por qué? Ya sabes cómo son los hombres aquí. ¿Qué? Me pondré lo que quiera. Ay, mira, voy a ir a casa de Valentina. Hija, tu padre se va a llevar muchos disgustos.¿Y a mí qué? Como se vuelva a meter conmigo le digo cuatro cosas, ¿eh? ¿A quién? ¿A Abel? Claro. Si ese no tiene media bofetada. Le das 4 puñetazos y ya está. Sí, 4 puñetazos. ¡Tú estás loco! ¿Qué hacen esos ahí? ¡Nos han robado el camión! ¡Y Mayka está con ellos! Nos han roban el camión y las chicas. ¡Oye, que el camión es nuestro! ¿Y por qué no venís a echarnos? ¿Qué hacemos? Pues pegarnos. Que son muchos. ¿Y qué? (Esos días, mi padre y yo defendimos el honor de los Alcántara). (Las minifaldas de Inés iban a manchar el nombre de mi familia). (Yo acababa de recibir la peor humillación de mi vida). (Las afrentas se nos amontonaban, y teníamos que demostrar...) (..que con los Alcántara no se juega). (En 1969, la hombría y el honor aún importaban). En el ministerio trabajo en una mesa bajita. Estoy todo el día agachado. Antes de verla había sentido un olor a perfume, y no de Avón. Total, levanto la vista, y encuentro una rubia... -¿Rubia natural o de bote? -No hay rubias naturales. Sigue. Que me encuentro con una novilla, apretada de pitones,... ..con la carne bien puesta. Una señora, bien vestida,... ..con la faldita por aquí, y me dice: "¿Vende usted pólizas?" Qué memez.De memez nada, porque no me lo dijo así como así. Me lo dijo mirándome a los ojos, pidiendo guerra.Claro. Iba a decirle: "Por usted vendo pólizas, mi alma al diablo,... ..el ministerio y lo que sea". Y lo que quiera. Si se pone a tiro. ¿Pero la diste o no? ¿Cómo que si se ponen a tiro? Se ponen todas a tiro. Y más con esas minifaldas que llevan. -¡Un momento, enseguida le atiendo! -Nieves. ¡Hola! Anda, hija. Que llevas dos días y ni palabra. Benditos los ojos. Me estaba recuperando del viaje. Claro. Lo entiendo perfectamente. Con lo de Londres y eso. Anda que... Esto te ha quedado muy bonito. Más moderno. Aquí la única moderna eres tú, porque vamos. Nieves, está muy guapa, y cambiadísima. Cambiadísima sí está. Porque me cruzo en la calle contigo y ni te reconozco -No es para tanto. -¿Que no? ¡Si pareces otra! Porque va a la última. Y esto aquí no se encuentra. Por eso te he traído un vestido. -¿Te gusta? -¡Mira, Nieves! ¡Lo que faltaba! Vais a parecer dos gogós. Esta noche me lo pongo. ¿Te vienes al Canciller? -No, hoy no. -Echas de menos a Mike, ¿verdad? Sí, un poco. El inglés melenudo ni mentarlo. Menuda bronca me echaron tus padres- ..cuando tú te quedaste en Londres con el Mike ese. Sé que te metí en un lío, pero es que tenía que quedarme. Tenías que quedarte. Bonita eres tú, rica. ¿Cómo no iba a quedarse en Londres y con un chico tan guapo? No, si yo no digo nada. Que todo va manga por hombro con la juventud. Que hacéis lo que os da la gana, ¡lo que os da la gana! ¡Hala! ¡Con minifaldas y a lo loco! Bueno, ¿al final qué pasó? Nada, que me frené. Es que te conozco.Me dije: Frénate que no sabes con quién te la juegas. ¡Si lo tenías todo hecho! Eres tonto. Calla, igual era la gachí del ministro. No sé quién era la gachí. El caso es que me dijo: Qué lástima, pollo. ¿Y qué le contestaste? Nada, me quedé muerto. O sea, que la dejaste ir. Claro, yo no soy soltero como tú. Esto no es cuestión de soltería, es cuestión sabiduría. Y que les gusta, les gusta... Asíestá el patio. Y mejor que se va a poner. Al menos para mí, que me gustan casi todas. ¡Mirad eso! Mira cómo está de buena, Desi. Eso es un monumento y no la plaza de Cascorro. ¡Morenaza! ¡Tu padre! Pero que es mi hija, Desi, coño. ¿Qué dices morenaza a mi hija? ¡Perdóname, es que no la había visto! Joder, morenaza. ¡Joder, que tú también la has piropeado! ¡Lo siento! ¿Queréis tomar algo? Os invito yo. Pon otra ronda, sí. ¿Qué te apetece, Antonio? Anda, ven, no pasa nada. Toni. ¡Toni! ¿Qué? Despierta. ¿Que cuándo es el examen? -Ni idea. -Creo que el 20 de abril. Ahora vuelvo. ¡Marta! Hola. Hola. Te llamé ayer a casa, pero no estabas. Estaba fuera. -¿Y qué hacías? -Pues cosas, Toni. Era para ver si me podía pasar por tu casa. Pásate cuando quieras. La última vez que estuve me dejé los apuntes. Pues mañana los recoges. Gracias. Valentina, ¿qué le pasa que no para de coser?Me estoy haciendo el ajuar ¿El ajuar? Sí, hija, sí. Me caso. ¿Qué me dice? La semana que viene. La semana que... ¡Qué callado se lo tenía! ¿Quién es el novio? No se lo cuente a nadie, que ya sabe cómo es la gente.Yo soy una tumba. Se llama Carlos. Es alto, de aspecto distinguido y cabello negro azabache. Digo yo que alguna canita tendrá. ¡Nada! ¡Ni una! ¡Qué barbaridad! Será un poquito más joven que usted. Pues eso sí que ya no sabría decírselo.¿Cómo que no lo sabe? Sonia no dijo nada de la edad. Sólo que es alto, de aspecto distinguido. Con el cabello negro azabache. ¿Esa Sonia quién es? ¿Quién va a ser? Sonia la vidente. Ah, la que lee las palmas. ¡Y no falla nunca, Herminia, es que no falla nunca! Valentina, si me han dicho que le gusta empinar el codo. ¡Habladurías de la gente! Yo cuento lo que me dicen. Así que aún no conoce al novio. No, pero Sonia dice que muy pronto. Y tan pronto. Si se casa la semana que viene. Es tan romántico. Una boda relámpago. Y tan relámpago, hija, y tan relámpago. Uuuh, que olor más fuerte. Qué va. Es la fragancia de moda en Estados Unidos. No sé qué os pasa con los olores. Inés ha venido con unos palitos... Oye, mira qué bailes que se inventan ahora. Hija, hay unos bailes, que más que bailes parecen otra cosa. Pues este es gracioso. Gracioso sí que es. Con lo que me gustaba a mí bailar. Pues nunca es tarde. ¿Se puede? Inés, Inés. No sabes cómo me alegro de volver a verte. Pero bueno, qué cambiada estás. Esta semana tenemos muchas actividades, y creía que no... -Que no volvía, ¿no? -No estaba muy seguro. Ya ves. He vuelto para arreglar las cosas con mi familia. Porque eso de irme un fin de semana y quedarme más tiempo, pues... Tus padres estaban muy preocupados. Por eso. Pero no voy a quedarme mucho tiempo. ¿Ah, no? No. Lo justo para arreglar las cosas y ahorrar para el viaje de vuelta. Ah. Bueno. Pues... Supongo que lo has pensado bien. Mucho, Eugenio. Es que aquí no se puede hacer nada. ¿Se te queda pequeño? Sí. Y en casa me tratan como una niña y en la calle me dicen barbaridades. Ya, me lo imagino. Tienes que entender que aquí no están acostumbrados a esa forma de vestir.. ..y al principio... pues... les choca. Ya, pero por eso no me pueden decir lo que les dé la gana. No, claro que no. Eso es intolerable. Además, si les contesto, se ponen "chulos". Necesito irme otra vez. Ya, si ya me hablaste de ese amigo de Londres. De Mike. Pero no lo hago solo por él. ¿No? También lo hago por mí. Es la primera vez que me siento yo misma... ..y que puedo hacer lo que quiera sin dar explicaciones. ¿Entiendes? Claro que te entiendo. Te fuiste buscando libertad, y la encontraste. Sí. Creo que por eso me siento tan bien allí. Porque me siento libre. ¿Y ahora qué hacemos? Buscarnos otro descampado para jugar. No. ¡Tenemos que luchar! Es que son más que nosotros. Y somos como los alemanes en "Hazañas Bélicas". ¿Qué tienen que ver los alemanes? Que siempre pierden, como nosotros. ¿Y si les atacamos con tirachinas? Sí. Y nos muelen a pedradas como hoy. Habrá que buscar otra estrategia. ¿Qué es estrategia? No lo sé, pero en las películas de guerra lo dicen siempre. Luego nos vemos.-Adiós. -Hasta luego. O sea, que aún no has hablado con ella.No. Como no hables pronto le voy a tener que soltar cuatro cosas. Déjame a mí, no te preocupes. ¡Que no! Está armando un escándalo en el barrio y yo soy su padre. ¿Quieres que me quede de brazos cruzados como un tonto? No te pongas bruto, así no vas a ninguna parte. No me vengas con cuentos que se me acabó la paciencia. ¡Yo solo digo que o se viste como Dios manda o entro en su cuarto... ..cojo todos los pingajos y los tiro por la ventana! Merche, se los tiro por la ventana, ¡ya me conoces!Ya te conozco, ya. Inés, ayúdame a poner la mesa. ¿Toni es manco? A mí no me metas en eso. ¿Qué te ocurre, hija? Que aquí lo tienen que hacer todo las mujeres. ¿Quieres que pongan la mesa los hombres?¡A cenar! No, no, los hombres no, que igual se hernian. Ya está la cena. (Urtain defiende su título de campeón de Europa por primera vez,...) (..y es aquí, en Madrid). (El ambiente en el Palacio de los Deportes es indescriptible). (El "morrosco" se lanza sobre el rubio,...) (..que recibe la dinamita que sale de sus puños...) Apaga eso, que no dejan de pegarse. Es que está muy emocionante. Deja el boxeo, es cosa de hombres. Las chicas no entienden nada. Las chicas nunca entienden nada. No entendemos nada... Teléfono. Espera, lo cojo yo. ¿Diga? ¿Pero qué dice? Oiga, ¿le pasa algo en la boca? No entiendo nada. Déjame a mí, que debe ser de Francia. Aló. "Ici" España. No. No. Nooo. Que se ha e-qui-vo-ca-do de nú-me-ro. Nada, que no me entiende. ¿"Maidarlin"? ¡My darling! My darling soy yo. Es Mike. ¿Tú eres "Maidarling"? ¿Mike? ¡Hello, my darling! Debe ser el amigo inglés, de Londres ¿Se llama "maidarlin"? Que no, papá, "my darling" quiere decir cariño. ¿Y tú cómo lo sabes? Lo dicen en todas las canciones. Le llama cariño al pelanas ese. No, I'm not happy, Mike. Spain is horrible. I want to go back to London ¿Has visto cómo habla inglés la niña? Y de corrido, como si lo supiera de toda la vida. Yo lo he entendido, lo de "Spain is horrible" y lo de cariño. Que no sé por qué tiene que llamarle cariño delante de todos. Are you thinkging in mi? I'm thinkging in you. ¡Ahora dale más fuerte! (Me traían sin cuidado los problemas de mi hermana,...) (..aunque no me parecía bien que tuviera un novio inglés y melenudo). (Lo que me obsesionaba en ese momento era la doble humillación...) (..que acabábamos de sufrir). (Nos habían quitado nuestro camión y nuestras chicas). (Pero estábamos planeando una venganza terrible,...) (..una guerra sin cuartel). ¡Bieeeen! ¡Qué bestia! ¿Has visto cómo le ha pegado? ¡Pero si no tenemos ni media torta! Ni media. Abel nos va a zurrar. Los que le vamos a zurrar somos nosotros a él.¡Le zurrarás tú! Bueno, pues le zurro yo. Ya verás cuando aprenda a boxear. ¿Y quién te va a enseñar? Me compro una revista de boxeo. Anda, si está aquí el Cervan. ¿Qué te ha pasado? Nada, he estado un poco "malucho". Pero ya estoy con vosotros. Mira, os guardaba el especial de Hazañas Bélicas. ¿No tienes revistas de boxeo? ¿Os ha dado ahora con el boxeo? Es que nos vamos a pelear con Abel, que es un matón. -El boxeo no es para darse palizas. -¿No? No. El boxeo es un arte, chaval. ¿Tú qué sabes de boxeo? ¿Que qué sé de boxeo? Yo he entrenado al "Tigre de Chamberí". ¿De dónde? ¡De Chamberí, pa' que os enteréis! ¡Buenooooo! ¡Tenía un gancho que era el terror de toda España! Tiraba así. Fintaba así. Izquierda, directo, directo... Una contra, otra contra. Y mucho juego de piernas. Mirando. Mirando. ¡Dale ya! -¿Le doy? -¡Dale! ¡El "elétrico"! ¿El eléctrico?Invención del menda. No había quién lo aguantara. Oye, tú nos podrías enseñar. ¿A boxear? Podrías ser nuestro entrenador.Nos enseñas golpes como ese del eléctrico ¿Tú crees que se aprende en dos días? Noo. Además, no quiero que peleéis con otros niños. Si es sólo contra Abel, que es un matón. Y nos ha quitado el camión Y nuestras chicas, Cervan. ¡Nos ha quitado nuestras chicas! ¡Ah! Eso es otra cosa. Eso es cuestión de honor. ¡Mañana mismo empezamos! ¡Bien! Vais a ver lo que es bueno. ¡El retorno del Tigre! ¿Y Arturo? Marta. ¿Eh? Ah, dime. Te preguntaba por Arturo. ¿Arturo? Ha tenido que irse unos días. ¿Adónde? Ay, no sé, Toni. Yo qué sé adónde se habrá ido Arturo. Teléfono. ¿Sí? ¿Marta Altamira? Sí, un momento. Dígame. Sí, soy yo. ¿El qué? No, estoy bien. Gracias. Adiós. ¿Pasa algo? ¡Marta! Marta, ¿pasa algo? No, Toni, no pasa nada. Bueno, pues... me voy a casa a dar un repaso a estos apuntes. ¿Seguro que no te pasa nada? Que no, hombre, que estoy bien. Llámame si quieres. Puerta. ¿Me vas a decir lo que te pasa o qué? Si no es nada. Cosas mías. Has llorado. Qué va, es que estoy un poco resfriada y no me encuentro bien. Es por Arturo, ¿no? ¿Le han detenido? Qué fijación tienes con Arturo. Bueno, pues... si no quieres no me lo digas. Adiós. Toni. La llamada de antes era para... Para decirme que... ¿Qué? Toni. Estoy embarazada. ¿Y Arturo sabe algo? Pues no. No le he dicho nada a nadie. Qué fijación tienes con Arturo. No podemos hablar sin que aparezca. Yo lo decía porque... Ya. Porque te da vergüenza preguntarme si estoy segura de que el niño es tuyo. Toni, es que no tengo ganas ni de enfadarme. Lo siento. Perdona, ha sido una tontería. Bueno, ¿y ahora qué hacemos? ¿Y si nos vamos? -¿Irnos? -Sí, vámonos tú y yo, lejos. ¿Pero qué dices? Vámonos, sin decir nada a nadie. Y empezamos una nueva vida, ¿no? ¡Sí! Una vida nueva, sin ataduras, sin tener que dar explicaciones. ¿En una isla desierta tal vez? Pues no sé, Marta, no sé. Toni, ¿tú en qué mundo vives? Yo te digo lo que me gustaría hacer. ¿Pues qué vamos a hacer? Quedarnos y enfrentarnos a las consecuencias. ¡Pero, Marta, que vamos a tener un hijo! El hijo también es tuyo, pero la que está embarazada soy yo, ¿entiendes? Sí. Sí, claro. En la tienda no se habla de otra cosa. Será que no tienen otra cosa que hacer, porque vamos... ¿Y qué dicen, madre? ¿Qué van a decir? Está la calle soliviantada con esas falditas de la niña.¡Envidia! Y no les falta razón.Es que hay que ver cómo va por la calle, hija. Bueno está en el extranjero, pero aquí no está bien. Así se pone Antonio. ¿Se ha enfadado mucho? ¿No se va a enfadar?Oye lo que dicen en el bar y en la calle... Esto es un barrio pequeño. Tú vas a hablar con tu marido, ¿no? Claro. ¿Y qué le vas a decir? ¿Qué le voy a decir? Que se tranquilice, que me encargo yo. Esta noche hablo con ella. Sin falta. Hay que ver. Con cuatro cosas y la habitación parece otra. Sube el bajo que parezco una monja. No, hija, no. Así está bien. Yo creía que tú me entenderías. Si yo te entiendo. Bueno, procuro entenderte. Ya sé que has vivido experiencias, y ves la vida de otra manera. ¿Entonces? Pues, hija, que tu padre lo está pasando muy mal. Pues que se acostumbre. Él y todos los hombres de este país. Ya se acostumbrarán, seguro. A lo mejor en unos años las chicas van enseñando las piernas... ..y los hombres ni las miran. No creo que pase nunca. Vete tú a saber. Las cosas están cambiando tan deprisa... Pero ahora hay que conformarse con lo que hay.¿Conformarse? Llevo toda mi vida conformándome. ¡Conformándome con un novio que era un muermo! ¡Conformándome con no poder estudiar porque soy mujer! ¡No me quiero conformar, porque no es la vida que quiero llevar! ¿Y qué quieres hacer? ¡A ver! Porque ya no estás en Londres. ¡Estás en España y las cosas las tienes que aceptar como son! ¿Me has oído? ¡Y comportarte como Dios manda! ¿Por qué tienes que ser tú la que rompa con todo? Yo no voy a romper con nada, lo que pasa... ¡Todo cambiará! Pero poco a poco. ¿Poco a poco?Sí. Que las cosas no se tienen que hacer tan deprisa. ¿Y por qué tengo que esperar? ¿Qué me está esperando? Porque eres muy joven.Mira, yo ya no quiero vivir en esta casa. Que ya no quieres vivir en esta casa ¿Y dónde vas a vivir? ¿En Londres? Sí. Hija, nosotros somos tu familia. Perdona, cariño, pero tú aún no sabes lo que quieres. Es que por mucho que te lo explique no lo vas a entender. Porque no me entendéis. Hija. Yo... Yo ya no sé qué decirte. ¿Y por qué yo tengo que ser árbitro? Porque el árbitro es el que más manda, Josete. ¿Y les puedo decir lo que tienen que hacer? Naturalmente. Mira, diles que se pongan así. Tú, tápate la cara. Venga, ¿a ver qué pasa? ¡No, no, no! Es una pelea callejera, esto es técnica. Hay que hacer... pun, pun. Tira, tira. Remata con la derecha. ¡Técnica! Es que Carlos me pega. ¡Y más que te voy a pegar! ¡Tápate! Un momento. Al rincón. ¿Qué se dice ahora? ¿Qué dicen los jueces? ¡Segundos fuera! ¡"Gong"! ¡Tercer asalto! Vamos, juntarse. Y "box". ¡Box! Joé, que me ha hecho daño. ¡Dale ya! ¡Ya es tuyo! De primera. Así tiró el Tigre al "Huracán de Hortaleza". En resumen. ¿Qué dice la niña? Nada, que no se acostumbra. Pues se tendrá que acostumbrar, porque... Eso es lo que intento explicarle. Pero no, madre. Noto que se me va. La veo tan triste que... Es que le ha dado a los jóvenes por el extranjero. Como si aquí no se viviera bien. Si es que se le ha metido entre ceja y ceja que allí hay más libertad. Ya, ya, mucha libertad, mucha libertad, y luego pasa lo que pasa. Eso digo yo. Que tanta libertad... Lo importante es que está en casa. Gracias a Dios. Qué harta estoy ya de tanto pantalón. No te quejes, que nos está yendo muy bien. Me voy a poner un rato con el vestido de Inés.¿Te falta mucho? No, lo estoy terminando. Mira. Me ha quedado muy moderno. A ver cómo lo pones de corto, que si no enseña el muslo no está contenta. Ella lo quería más corto, pero le he dicho que con su padre... A ver si miramos por donde vamos. ¡Toni! ¡Toni Alcántara! ¡Toni, hijo! ¿Estás sordo? Ah, hola. ¿Te pasa algo? No, no me pasa nada. ¿No tendrás problemas con Marta? Bueno, alguno que otro. Me parece que eres un poco blando. ¿Blando?Sí. Con las gachís hay que imponerse de vez en cuando. No te digo tratarlas mal, pero imponerse, como John Wayne. ¿John Wayne?Sí. Ahí lo tienes, cuanto más bofetadas da... ..más le gusta a las mujeres. Como el vecino, ¿no? No, el vecino es un anormal. Me refiero a que hay que imponerse. Papá, si es que a mí lo que me pasa es que... Nada. ¿Qué pasa? Nada, que tienes razón. Claro que tengo razón. Anda, pasa. Y a tu madre no le cuentes nada, que como es mujer se preocupará. (Viaje a la altura de su época). (Viaje por menos de 2'50 pesetas el km con IBERIA). En un avión como ese me fui a Londres. ¿Y da miedo? ¿Sientes vértigo? No sentí vértigo. Es una sensación rara, pero vértigo no. Como las azafatas están todo el rato trayéndote cosas, ni te enteras. Y te ponen un paracaídas, ¿verdad? ¡Qué cosas tienes! Los paracaídas son en los aviones de guerra. Decía uno pequeñito, por si te pasa algo. Si te pasa algo, que Dios te pille confesado. Papá, ¿sabes que he estado boxeando? ¿Con quién? Con el Cervan, fue boxeador. Toni, ¿sabes boxear? Toni, tu hermano te está hablando. Ah. ¿Qué? ¿Que si sabes boxear? No, no sé. Pues yo sí. ¿Y te ha enseñado mucho el Cervan? Sí, y he tirado a Luis. ¿A Luis tu amigo? Sí. Es que estábamos en un combate y le di así y no se pudo levantar. O sea, que le has noqueado como Urtain.Eso, ríele las gracias. No le río las gracias, el boxeo es un deporte. Y tiene que aprender a defenderse, digo yo. No me gusta que ande dando puñetazos Pero si no va a ir dando puñetazos. ¿A que no? No. ¿Lo ves? ¿Qué tendrá que ver una cosa con otra? Mira peinados y deja de hablar de lo que no sabes. (..y que viva en el año 2000 verá los tiempos cambiados). ¡Y tan cambiados! ¿Has visto los peinados?Parecen brujas. (..una exhibición en la que se vaticina o intenta profetizar) (..los peinados y maquillajes que llevarán las señoras en el año 2000). Parece que tiene varicela. En el año 2000, menos mal que no lo veré. No digas eso. Eres capaz de llegar hasta los 100. Si llego al 2000, no me haré un peinado de esos. Ni pensarlo. Dan miedo. A mí me gustan. Ya me parecía que tardabas en cacarear. Te gusta todo lo raro. Antonio. ¿Que se va a ir? ¿Cómo que se va a ir? Eso dice, que se quiere volver a Londres.¿Pero por qué? Pues... Porque dice que no se conforma. ¿Cómo que no se conforma? Pero si vive con sus padres. ¿Qué quiere? No sé. Aquello debe ser muy diferente y... y muy moderno. Ya, moderno. ¿Tú sabes lo que le pasa a la niña? Que tiene al "maidarlin" ese en Londres. ¿A quién?Al pelanas ese que la llama "cariño" por teléfono. Eso es lo que hay, Merche. Por eso se quiere volver. No entiendes nada. ¡Que no es por eso! Que es el melenudo. ¡Que es por mucho más! ¿Qué otra cosa va a ser?Pues nada, el melenudo. Para ti la perra gorda. En cuanto encuentre aquí un tío como Dios manda, se le olvida Londres,... ..el "maidarlin", y se acabó. Lo ves tú todo muy fácil. Ya verás. En unos días todo olvidado, y si no, al tiempo. Y mientras, que se tape las piernas, que ya está bien. ¿Lo único que te importa es que enseñe las piernas? A todo el barrio, menudo follón se ha montado. ¿Has hablado con ella? ¡Sí! Ya se lo he dicho. Pues a ver si es verdad. ¿Qué le pasaba a Toni que está tan raro? Nada. Tiene problemillas con Marta. Pero ya le he espabilado. ¿Sí? ¿Y qué le has dicho? ¿Qué le voy a decir? Lo que le dice un padre a un hijo. Consejos de padre, Merche. ¿Qué pasa? Toni, hijo. ¿Qué haces despierto a estas horas? Nada, que no podía dormir. Pues ya somos dos. Te cojo un cigarro. ¿Qué te pasa? ¿Aún estás preocupado por lo de Marta? Sí. Pues no te preocupes, hijo. Las cosas con mujeres son más sencillas de lo que parecen. Te lo digo yo. Ya. Te juro que esto, de sencillo no tiene nada. Eso te lo parece ahora. Si me habrán preocupado cosas que con el tiempo ni las recuerdo. Bueno, eso ya lo entenderás más adelante. Es que no sé cómo decírtelo. ¿Qué pasa? Que estoy metido en un lío muy gordo. ¿Otra vez en líos de política? ¿Cuántas veces te tengo que decir que no te metas en política? No tiene nada que ver con la política. Ah, bueno, si son líos de faldas no te preocupes. Los líos con las mujeres siempre tienen solución. Lo que pasa es que las mujeres se empeñan en complicarse la vida. Siempre se complican la vida. Las mujeres son así. Y si no son así, no sirven. Pero bueno, ya... Voy a ser padre. ¿Qué dices? Que voy a ser padre. Marta está embarazada. ¿Marta va a tener un hijo? ¿Seguro? Sí, papá, sí. ¿Que si es seguro que es tuyo? A ver si luego es que no. Sí, papá. ¿Cómo no va a ser mío? La madre que te parió. La madre que te parió. ¿Pero tú sabes lo que has hecho? ¿Que si sabes lo que has hecho, desgraciado?Que sí, papá, que... ¡No, no lo sabes, joder! Lo has arruinado todo. ¡Todo a la mierda! ¡Todo lo que hemos hecho tu madre y yo para nada! ¡Joder! ¡Tu madre y yo trabajando como burros para que tuvieras estudios! ¡Para que hubiera un Alcántara universitario! ¡Y vas y lo tiras todo por una puñetera mujer! ¿Tú sabes lo que va pasar ahora? ¿Lo sabes? Tú qué vas a saber con esa cara de memo que tienes. Pues vas a casarte, vas a tener que trabajar y se acabó la universidad. ¿La universidad?¡Sí, la universidad y los estudios se acabaron! Puedo estudiar y por las tardes busco un trabajo... ¡Pero qué vas a seguir estudiando con esa cara de anormal que tienes! Tienes que mantener una familia. ¿Tú sabes lo que es mantener una familia hoy en día? ¿No querías ser un don nadie? Pues ya está. Ya eres un don nadie. Otro Alcántara que sea un don nadie. Desgraciado, que eres un desgraciado. Lo siento. No sabía que esto iba a pasar. Lo siento, lo siento. Lárgate a tu cuarto que no te quiero ni ver. Anda, que te cruzo la cara. Desgraciado, anda para tu cuarto, desgraciado. ¡Me cago en la madre que te parió! Joder. Joder. (Yo vivía ajeno a la crisis de mi familia, solo tenía un objetivo,...) (..vengar las humillaciones del matón de clase). (Lo malo era que mis amigos no eran tan sacrificados como yo). ¿Qué hacéis?Nos... hemos... parado... para respirar. El Cervan dice que es muy bueno respirar. Bueno, pero venga, que tenemos que llegar pronto al colegio. ¿Llegar pronto? ¿Para qué? Para desafiar a Abel. Que yo no pienso pelearme, ¿eh? Ni yo, mira cómo me dejaste el ojo. Todavía me duele. ¡Que el que se va a pelear con Abel soy yo!Pues yo hago de árbitro. Y yo te llevo la toalla y el cubo. Pero a lo mejor tenéis que pelear con los amigos de Abel. -¡Ni hablar! -¡Ni hablar! Si la convocamos en Gran Vía no va nadie. Pero por lo menos es en el centro y la gente lo ve. Marta tiene razón. Algo de barullo y ya está. Y en la Gran Vía caen muchos La convocamos en el rectorado. Puerta. Ahora vuelvo. Debe ser Berta. -Hola. -Ah, hola, Toni. ¿Puedo pasar? Sí, claro, pasa. -Estoy en una reunión y... -¿Una reunión? ¿Con quién? -Con Vicente y con Samuel. -Tenemos que hablar. Sé que tenemos que hablar, pero es mal momento. ¿Y te parece que es buen momento para conspirar? Yo entiendo que estés preocupado, pero no te metas en mi vida. ¿Cómo que no? Si con lo que está pasando tu sigues... -Sí, conspirando. -Pues sí. ¡No lo entiendo! Hay muchas cosas que no entiendes, ya te las iré explicando. -Anda, llámame luego y hablamos. -No sé si te voy a llamar luego. ¡Valentina! ¡Herminia! ¿Qué tal? Ay, Herminia, qué ilusión tengo. Me caso de blanco, en la Parroquia de San Agustín.¿Qué me dice? Sí, hija, sí. Con un vestido de organdí que es una preciosidad. En lugar de velo, llevo una capuchita monísima.Valentina... Sonia lo ha visto todo clarito. La iglesia va a estar de bote en bote No me extraña. Va a ser un espectáculo... Sí. Sonia dice que ve una nube de fotógrafos esperándome fuera. Ya. ¿Y el novio qué? Calle, que eso es lo mejor. Resulta que además de ser alto... ...de aspecto distinguido y pelo negro azabache. Pues además, es un empresario muy importante del mundo del espectáculo. Ya me lo temía yo.Sonia dice que su apellido empieza con "G". Carlos G. ¿Y cuándo va a aparecer Carlos G.? En cualquier momento, Herminia. Sonia dice que está al caer. Bueno, hija, si Sonia lo dice... Sí. Qué ilusión, Herminia. Así que primero la boda y después "abuelete". Cállate, hombre, que no lo sabe ni mi mujer. Pobre Toni. De todas formas, me aseguraría bien. ¿Asegurarme de qué? ¿Te has caído de un guindo? Asegurarme de que es tu nieto. Si lo dice mi hijo.Con todo respeto, tu hijo es un pipiolo. Y le puede haber engatusado cualquier "pelandrusca" y colgarle el mochuelo. Que no, que ésta no lo ha engatusado, te lo digo yo. ¿Y quién es? No es del barrio y no la conoces. ¿Otra copita? Os veo hoy un poco sosos. Eeeeh, sí, ponme un coñac, pero rápido, que no llego a la imprenta. ¿Cómo se lo digo a mi mujer? ¿Cómo se lo digo a mi mujer? El chaval dice que de momento no se lo diga. Pero tarde o temprano tendrá que enterarse. Háblale de la boda. ¡A las mujeres les encantan las bodas! Mi madre se "pirria" por una boda, aunque no conozca a quien se case. Oye, ¿quién se casa? Una prima mía. Tino, tráeme otro café, este se ha quedado helado. Pues dale la enhorabuena a tu prima. ¿Cómo le voy a hablar de la boda? Primero tendré que contarle que el chaval se ha arruinado la vida. No, no, eso lo último. Primero le doras la píldora con la boda... ..y luego darles el estacazo. Que no, hombre, que no. Hazme caso, que entiendo mucho de mujeres.Mucho entiendes tú. Me voy, que si no no llego. Desi, júrame que no se lo largas a nadie. Antonio, te lo juro por mi padre, que en paz descanse. Bueno. Perdona. Hasta luego. Oye, ¿le pasa algo a Antonio? ¡Te reto a un combate de boxeo a tres asaltos! ¿Qué boxeo, chaval? ¡Ven aquí y te parto la cara! Lo que pasa es que no sabes boxear. ¡Eso! ¡Y además eres muy cobarde! ¿Cobarde, yo? Tan cobarde, no, ¡pero bastante! ¡Cállate! Pareces un miedica. Es que como se cabreen nos zurran. Que tenemos que parecer valientes. Si nos devolvéis el camión y las chicas, os perdonamos. Las chicas quieren estar con nosotros. ¿A que sí, Mayka? Con esos no quiero jugar, son unos pesados. Nos ha llamado pesaos.Lo dice porque Abel la tiene acobardada. Sí, porque las tiene prisioneras. Si no nos devuelves ni el camión ni las chicas, mañana te espero. ¡Te voy a dejar la cara nueva! ¡Ya lo veremos! A nosotros nos entrena el Cerván. ¡Pa' que te enteres, chaval! El Cervan no tiene ni idea. ¿Qué dices? El Cervan entrenó al Tigre de Chamberí.¡Cállate! ¡Pues os vamos a zurrar a vosotros y al tigre ese! ¡Que te calles, chaval! ¡Cobardes, gallinas! ¡Cobardes, gallinas! ¿Tu hijo? ¿Otra vez tu hijo? Sí, señor. ¿Necesita una recomendación? No, no es eso. Porque ya tuve que recomendarle un par de veces para la facultad. ¿Qué? ¿No aprueba ni una? No, mi hijo estudia, estudia bien. Pero no da la talla. Te lo dije, la Universidad no es para todos. Pero te emperraste en que tenía que ir. Pues mi Toni me va aprobando, justo, pero aprueba. Pero como lo tiene que dejar. ¿Cómo que tiene que dejarlo? Sí.Ah, le han pillado. ¿Le han metido en la cárcel por rojo? No te preocupes, eso pasa en las mejores familias. Tú viviste lo de mi hijo. Qué más quisiera que fuera eso, don Pablo. Pero no. Se ha metido en un problema peor. ¿Cómo que peor, Antonio? Ha dejado preñada a una chica. Ah, qué susto. ¡Joé con el niño, y parecía tonto! O sea, que se tiene que casar. No te preocupes, está de moda casarse de penalty. Pues nada, abuelo, felicidades. ¿O prefieres que te dé el pésame? ¿Quieres algo más? Sí. Como Toni tiene que trabajar, pues había pensado que podía empezar aquí Antonio, sabes que hemos reducido la plantilla. Con la offset necesitamos menos gente. Lo sé, pero a lo mejor como aprendiz Me estás poniendo en un aprieto. Es que tiene que mantener una familia, don Pablo. Sé que es un lío, pero... Esto se lo pido como un favor personal. Pues nada, voy a hacerte otro favor. Para que digan que soy un tirano. Yo nunca he dicho eso. Tú no, pero hay gente que... Dejémoslo. Que venga a ver si me ayuda con esto. Que aprenda a ganarse el sueldo. Muchas gracias, don Pablo. De nada. Si no desea nada, voy a lo mío. Ah, oye, Antonio. Voy a tener que reducirte el sueldo. ¿Cómo que reducirme el sueldo? El chaval no me hace falta. De algún lugar tendrá que salir su dinero. Yo pongo un poco y tú el resto. Es por su futuro. ¿No te importará? Pues no, ¿cómo me va a importar? Muchas gracias. Joé, Cervan, es que Abel es muy fuerte. Te pega un sopapo y te tumba. Como si es Urtain. Ya os he dicho que el boxeo no es fuerza, ¡es técnica! Por eso me tienes que enseñar más golpes, que si no... No te preocupes. Me acuerdo de un combate del Tigre con un gigante. Se fue a por él sin pensarlo. Era un figura. Claro, que sin mí, nada de nada. Yo le enseñé su golpe maestro. ¿Y qué paso?Que al segundo asalto el gigante no podía con los guantes. Directo, directo. Pero luego sacó el eléctrico. (¡El "elétrico", el "elétrico"!). ¡El eléctrico! Se puso así... Mira, cayó ese gigantón como un saco de patatas. -Venga, Josete, ponte aquí. -Pero que no me pegue. No. Tú imagínate que eres Abel y quieres pegar a Carlos. ¡Box! Muy bien. Carlos, esquiva. Es que no se deja pegar y me canso. Ya lo tienes a punto. ¡Venga, a por él! ¡Aguanta, machote, aguanta! ¡Estate quieto! Y me dejas el ojo como a Luis, ¿no? Pues ya está todo arreglado. La semana que viene te llevo a la imprenta y empiezas a trabajar. No hay otra, ¿no? No hay otra. Es ley de vida. Has hecho lo que has hecho y hay que apechugar. De todas formas tenemos que buscarte otro trabajo.¿Otro? Claro, porque tu sueldo en la imprenta es un trozo del mío,... ..y no te va a llegar ni para vestir al crío. Miraré en el ministerio, a ver si tienen algo en el economato.Bueno. Bueno. Gracias. ¿Has hablado con Marta?Lo he intentado, pero está muy ocupada. Con lo que la ha caído y ocupada. Tenía una reunión, no sé... ¿De qué? ¿De política? ¿Y tú no le dices nada? Es que esto no puede ser de ninguna manera, Toni O te aprietas los pantalones y se lo dices o se lo digo yo. Que está embarazada y se mete en política, ¡es de sentido común! ¿Su padre qué dice? No sé. ¡No lo sé!Papá, no te preocupes, papá, mañana hablo con ella. ¿Mañana? Sí. Oye, a mamá no le habrás dicho nada, ¿no?No, todavía no. Hasta que no tengamos esto encarrilado no, que la da un patatús ¿Qué les pasa? Yo qué sé que les pasa. Están todo el día cuchicheando. Hablarán de cosas de hombres. Están los dos muy raros. Ayer le noté algo a Toni. Pero hoy, Antonio no da pie con bola. ¿Por qué no hablas con tu marido y le sacas algo?Ya le he preguntado. ¿Qué dice? Que tiene problemas en el trabajo. Pero no, me engaña. Este se ha metido en un lío.¿Tú crees? Hombre, lo conoceré yo. Esto no se me va a dar bien, papá. Pues lo otro te ha salido cojonudo. ¡Hola! ¿Qué haces con esa toalla?Voy a boxeador y mañana tengo un combate. Pues a ver si ganas por K.O. (Esos días yo andaba obsesionado con el boxeo y mi combate con Abel,...) (..pero no dejaba de percibir la tensión que se vivía en casa). (Años después, me enteré de la crisis que había vivido mi familia-) (..con el embarazo de Marta). (En la España de 1969,...) (..un embarazo de soltera era una tragedia colectiva,...) (..estaba en juego el honor de dos familias). Ten cuidado, macho. Que sí. Y acuérdate de lo que te dijo el Cervan. ¡Señores y señoras! ¡Atención! ¡Va a empezar el gran combate! ¡Bieeeeeeen! ¡A mi derecha, con 27 kilos! ¡Abel Fresnedilla, "la centella humana"! ¡Bieeeeeeeeen! ¡Y a mi izquierda! ¡Con 25 kilos! ¡Carlos Alcántara, el tigre de Pravia! -¡Buuuuuuuuu! -¡Bieeen! ¡Carlos! ¡Empieza el gran combate! Gong. ¡Primer asalto! ¡Sube la guardia, que te zurra! ¡Si ya la subo! ¡Abel! ¡Abel! ¡Abel! ¡Levántate! Bueno, hija, ya era hora de que vinieras a trabajar. Vaya vacaciones que te has pegado. La Pili y yo hemos hecho horas extras cada día. Sí, no hemos parado. Lo siento, chicas. Pero no te hagas ilusiones, que a lo mejor,... ..en dos semanas me vuelvo. -Bueno, bueno, ya veremos. Cuando te acostumbres otra vez a esto, pues... No creo que pueda acostumbrarme. Si esto es lo mejor del mundo. ¡España es mucha España! ¡Y que es verdad! Mucha España, dice. ¿Cómo son las peluquerías en Londres? Muy modernas. A las peluqueras las llaman "estilistas". Pues eso ya me gusta. "Estilista". Es que suena de un elegante. "Nieves Carranza, estilista." -Y son "unisex". -¿Uni... qué? Unisex, que van chicos y chicas. ¿Eso es en Londres? Yo no lo vi. ¿Hombres y mujeres juntos? Que sí, Nieves. Cuando digo que los ingleses están locos. ¿Por qué te ha dado por decir que están locos? -Con lo bien que nos lo pasamos. -¡Yo no vuelvo ni atada! ¿Y por qué no van a ir juntos chicos y chicas a la peluquería? Porque no, guapa. Porque aquí vienen las mujeres a estar a gusto... ..y a decir lo que no pueden decir delante de sus maridos. Lleva razón. Si se entera mi marido de lo que largo yo aquí... -¡Te mata!, ¿a que sí? -A ver. Pues en Londres nadie se mata. Además, así puedes conocer chicos hasta en la peluquería. ¡Eso! ¡Todos revueltos! ¿Sabéis qué os digo? Que el "unisé" ese, en España, nanay. -¿No? -¡Claro que no! Pues claro que sí. A España llegará, no sé cuándo, pero llegará. De eso nada. Los hombres a la taberna y las mujeres a la peluquería. -¡Como Dios manda! ¿O no, Tere? -¡Ahí, ahí! ¡Joé, macho, que te está zurrando! Y además da fuerte. ¿No te acuerdas lo que te dijo el Cervan? ¡Le tienes que esquivar! Si le esquivo, pero él me sigue zurrando. Si quieres tiro la toalla. Que no, que no. Yo no me rindo. ¡Segundos fuera! ¡Tercer y último asalto! ¡El eléctrico, Carlos, el eléctrico! (¡El "elétrico", el "elétrico"!). Uno, dos, tres, cuatro, cinco... Vamos, Abel. Vencedor y campeón del barrio. ¡Carlos Alcántara! Que no eres un "pesao", eres un campeón. Un campeón. Mira que te lo dije. (Todos tenemos algún momento glorioso en nuestras vidas). (El mío fue la victoria sobre Abel). (Habíamos recuperado nuestro honor, nuestro camión y nuestras chicas). (Durante las siguientes semanas viví en una nube de euforia,...) (..sin darme cuenta que mi familia estaba sumida en la angustia). ¡Marta! Hola, no te había visto. ¿Qué haces aquí fuera? Te estaba esperando. -Hombre, podías haber subido. -No sabía si estabas en una reunión. Cómo eres. Eran Samuel y Vicente... ..que habían venido a hablar de la manifestación del viernes. -Pero tú no vas a ir, ¿no? -Pues no sé, ya veremos. -¡Marta! -Que no, hombre, que no voy a ir. Ah, bueno. Voy a cuidarme y hacer vida sana. ¿Te parece bien? Es lo que tienes que hacer. Ahora voy al médico. ¿Por qué no vienes? -¿Al médico? ¿Te pasa algo? -Estoy embarazada, ¿te parece poco? Ya. ¿Pero te encuentras mal? No, estoy bien. Solo voy a que me vea. Bueno, tenemos que hablar. Qué manía tienes con hablar. ¿De qué tenemos que hablar? Pues del futuro. Si yo no me aclaro con mi presente, ¿cómo vamos a hablar del futuro? -Tenemos que tomar alguna decisión. -¿Tenemos? Sé que eres tú la que está embarazada, pero... Pero nada. Te llamo mañana, ¿eh? Hola, Herminia. Pero, Valentina, ¿qué le pasa? Qué desengaño. Qué desengaño. ¿La boda? ¿Qué ocurre? Que el novio no aparece. Peor, mucho peor que eso. ¿Peor? Se me casa con otra. ¿Cómo que se casa con otra? Unos días antes de la boda, me roban el novio.¿Está segura? ¿Que si estoy segura? Aquí tengo las pruebas. Estas fotos no mienten. Y para colmo, la muy descarada va y me roba el vestido. Pero si esta es Marisol, que se casa. ¡Calle, calle! ¡No me lo recuerde! Mire, mire el vestido. ¡De organdí y con la capuchita, tal cual me lo había descrito Sonia! Bueno, puede ser casualidad. ¿Casualidad? ¿Y esto qué? ¿También es casualidad? Aquí lo tiene. ¡Ay, qué hombre! Alto, de aspecto distinguido, pelo negro azabache. Igualito que lo veía Sonia. Pero, este chico es el novio de Marisol. Porque me lo ha robado. Mire el nombre, Carlos Goyanes. ¿Qué nombre me había dicho Sonia? Carlos y el apellido empezaba por "G". Y de profesión: empresario de espectáculos, tal cual. Mira que hacerme esto, Marisol. Esto es que Sonia se ha equivocado. ¿Pero qué me dice? Si no se confunde nunca. Bueno, pero ha visto una boda en el futuro y se ha equivocado de novia. ¿Que la novia que vio no era yo? ¿Que era Marisol? Pues ahora que lo dice. Igual tiene razón, porque me han dicho que a Sonia le gusta... Claro, tendría dos copitas de más y se confundió la pobre. Y vio otra novia. Con la ilusión que yo tenía. ¿Y qué te ha dicho? ¿De qué? ¿De qué va a ser, Toni? ¡Pareces tonto! De lo que hablamos ayer. Ah, se va a cuidar y a hacer vida sana. Y no se va a meter en política. ¿Se lo has dejado clarito? Sí, papá. Me ha prometido que no iba a ir a más manifestaciones. 3 meses de embarazo y corriendo delante de los grises. ¡Lo que faltaba!No te preocupes, que me ha dicho que no. Bueno. ¿Y de lo otro? ¿De qué otro? De los preparativos y todo eso. De eso no hemos podido hablar, como tenía que ir al médico... ¿Cómo que de eso no habéis hablado? Entonces, ¿de qué habláis? Anda, vete que tengo mucho trabajo. Luego hablamos. Adiós. Adiós. ¿Qué significa eso de que la embarazada es ella? Eso dice, papá. Esa chica es más rara que un ocho. Un poco de razón tiene. ¡No, señor, no tiene razón! Porque tú eres el padre, ¡entérate! Que sí me entero, pero Marta dice que también tiene derecho a decidir. Marta dice, Marta dice. Marta siempre habla de sus derechos. Pero los derechos de los demás, ¿qué?¿Los demás? ¡Sí! ¡De los tuyos, que eres el padre y de los de las familias! ¡Aquí parece que nadie se acuerda de que hay dos familias!Ya. Y yo voy a ser abuelo. Con 43 años me has hecho abuelo, hijo. ¡Conmigo no te hagas el dormido! Conmigo no te hagas el dormido. Es que he tenido un día muy duro. Es que no me quieres contar lo que te pasa. Ya te lo he dicho, lo de la imprenta. Ya. Pero no me dices por qué te han bajado el sueldo. Pues cosas de don Pablo. Ya le conoces. ¿Y te han bajado el sueldo así como así? ¿Y has dicho que sí, sin más? Pues claro. ¡Te pegan un bocado del sueldo y tú como si nada! ¡Pues no me lo creo! Pero nada. Si no me lo quieres contar, pues no me lo cuentas. Merche. Merche, es Toni. ¿Cómo que es Toni? ¿Qué tiene que ver Toni? ¿Qué pasa? ¡Me quieres contar de una vez lo que pasa! Toni va a ser padre. ¿Padre? Marta está embarazada. O sea, que vamos a ser abuelos. Abuelos. Abuelos. (¡Abuelos!). (Ni el mejor golpe de Urtain hubiera dejado más noqueados a mis padres). (Y yo sin enterarme de nada). (Mis padres se debatían entre la ilusión y la vergüenza.) (La ilusión por una nueva vida...) (..y la vergüenza que significaba el embarazo de una soltera). (Las ilusiones por tener un hijo universitario se habían esfumado). (Toni estaba a punto de convertirse en un respetable cabeza de familia). (Tan respetable y tan "don nadie" como mi padre). (Mi pobre hermano terminaría como todos en el barrio,...) (con dos empleos para poder llegar a fin de mes, cargado de hijos,...) (..y siempre soñando con lo mismo que soñaban todos los españoles,...) (..con pillar una quiniela de 14 y poder mandar a paseo al jefe). Subtitulación realizada por Fco. Javier González.

Cuéntame cómo pasó - T1 - Secretos y mentiras - Capítulo 21

04 abr 2002

Marta está confusa y rehuye a Toni una y otra vez.  Está embarazada y se lo dice a Toni, pero le deja bien claro que es problema de ella.  Toni está angustiado y le cuenta todo a su padre porque no sabe qué hacer. Antonio, sin dudarlo, le obligará a que acepte sus responsabilidades como un hombre. Toni deberá, así, comportarse como un Alcántara dejando sus estudios de Derecho en la Universidad Central para ponerse a  trabajar en la imprenta de don Pablo.  Antonio también aconseja a su hijo que meta a Marta en cintura porque una mujer en su estado no debe mezclarse en política y, además, debe asumir también sus responsabilidades como esposa y madre.

 

Antonio le oculta a Mercedes el embarazo de Marta porque así se lo ha pedido Toni.  Finalmente, a la conclusión del capítulo, Antonio no tendrá más remedio que contarle a Mercedes que va a ser abuela.

 

Carlos, Josete y Luis deciden pelear con Abel y sus amigos porque les han quitado el camión del descampado  y, con ello, les han robado a sus chicas.  Acuden a Cervan que les enseñará a boxear porque fue entrenador y mentor de aquel famoso púgil, "el  tigre de Chamberí".  Carlos, como un caballero dolido en su honor, decide retar a Abel a un combate cuerpo a cuerpo.  Se trata de una cuestión de honor que se resolverá en el campo de batalla, el vencedor  obtendrá como recompensa el camión y las chicas.   Cervan instruye a los niños en el noble arte del boxeo y, además, enseña a Carlos el famoso golpe eléctrico que popularizó el mítico tigre de Chamberí.  Finalmente, Carlos vence a Abel con un certero gancho eléctrico y recibe el cariñoso aliento de Mayka.

 

Doña Valentina piensa que se va a casar con un famoso empresario del mundo del espectáculo porque así se lo predijo Sonia, una vidente que siempre acierta sus vaticinio.  Ilusionada con lo que la vidente le ha dicho, doña Valentina va preparando el ajuar para la ceremonia nupcial.  Al final descubre con amargura que la vidente se equivocó de novia y, para desilusión suya, la que se casa con Carlos Goyanes es Marisol.

 

Inés ha vuelto de Londres y al poco comienza a trabajar de nuevo en la remodelada peluquería de Nieves.  En la casa de los Alcántara reciben una llamada de Mike, éste charla con Inés al tiempo que la familia descubre que un peludo inglés ha entrado en la vida de Inés.  Ella no consigue acostumbrarse a España, añora Londres y desea volver con Mike.  Inés le cuenta a Eugenio y a Mercedes lo que siente y les confiesa que volverá a Londres lo antes posible.  No es sólo por Mike, también hecha de menos la libertad de Londres.  Eugenio comprende a Inés, pero trata en vano de disuadirla.  Mercedes también comprende a su hija, pero le duele que Inés quiera volver a Londres.

ver más sobre "Cuéntame cómo pasó - T1 - Secretos y mentiras - Capítulo 21 " ver menos sobre "Cuéntame cómo pasó - T1 - Secretos y mentiras - Capítulo 21 "

Los últimos 1.402 programas de Cuéntame cómo pasó

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos