Cuéntame cómo pasó La 1

Cuéntame cómo pasó

Lunes a viernes a las 14.30 horas en La 2. Rodando la 16ª temporada, próximamente en La 1

385758
Programas para todos los públicos
cerrar cerrar

Subtítulos de Cuéntame cómo pasó - T1 - Un cielo lleno de futbolines - Capítulo 2

Subtitulado por Teletexto-TVE. Cuéntame... ..tú que has vivido... ..el despertar de un tiempo que nos cambió. Volverás... ..a ser un niño,... ..al recordar las largas tardes de sol. Háblame de lo que has encontrado en tu largo caminar... ..cuéntame cómo te ha ido si has conocido la felicidad. Cuéntame, cómo te ha ido si has conocido la felicidad. Sentirás... ..el dulce abrazo... ..de aquellos padres que dieron todo por ti. El sabor... ..del primer beso,... ..todos los sueños que tú querías cumplir. Háblame de lo que has encontrado en tu largo caminar... ..cuéntame cómo te ha ido si has conocido la felicidad. Cuéntame cómo te ha ido si has conocido la felicidad. Hoy podré,... Hoy podré,... ..junto a ti,... ..evocar,... ..evocar,... ..nuestro ayer... ..cuéntame,... ..cuéntame,... ..cómo fue, ..háblame, de aquellos días,... Háblame, de aquellos días,... Háblame, de aquellos días,... Háblame... Cuéntame cómo te ha ido si has conocido la felicidad. Cuéntame cómo te ha ido si has conocido la felicidad. (Desde la llegada del televisor, las sobremesas transcurrían en silencio) (No se discutía, ni se charlaba de fútbol, ni se contaban chistes). (Hablábamos poco, y siempre sobre esa pantalla que nos hipnotizaba). ¿Empieza o no empieza? Es la hora, lo mismo no lo ponen. ¿Cómo no lo van a poner? Te digo yo que el alcalde de Bélmez no se lleva la tela. -Sí, hombre, si es listísimo.. Muy listo y muy majo ese alcalde. Como que os creéis que le van a dar ese dineral así como así. Claro que no, un millón no se lo lleva cualquiera. (Mi familia vivían pendientes de "Un millón para el mejor"). (Era un concurso que obsesionaba a toda España, y con razón,...) (..porque en 1968, el que tenía un millón era millonario de verdad). Un millón en billetes de mil pesa un kilo.¿Y tú cómo lo sabes? Porque se lo he oído a "El Cordobés". Toni, ¿tú qué harías con un millón? ¿Yo? No sé... Me compraría una guitarra eléctrica. Con un millón te puedes comprar mil guitarras eléctricas. Me compraría un descapotable. ¿Un biscúter?¡Un biscúter, dice! (Ya va siendo hora de que los "peques" nos vayamos a la cama). Hijo, ya has oído.Yo, ¿el qué? Que ya es hora... ..de que los enanos se vayan al catre. Tengo que ver el "millón". Te lo contamos mañana.Pero, ¡mamá! Antonio, dile algo a tu hijo. Antonio, dile algo a tu hijo. ¡Antonio! ¿Qué?Que le digas a tu hijo que se vaya a dormir, hombre. Carlos, a la cama.No tengo sueño. ¡He dicho que a la cama! ¿Por qué yo tengo que dormir, y vosotros no?Porque sí, ¡y se acabó! No es justo. Cinco minutos. Te ha dicho tu padre que a la cama. Ahora voy yo. (¡Un millón para el mejor!). (De pequeño odiaba esa musiquilla que me enviaba a la cama,...) (..pero esos días no me importaba perderme la televisión). (Yo estaba a punto de hacer la primera comunión,...) (..y lo que me preocupaba era el bien y el mal, el cielo...) (..y, sobre todo, el infierno). En la confesión, tras haber cumplido vuestra penitencia,... ..serán absueltos todos vuestros pecados, pero,... ..toda vuestra vida será una lucha contra el mal, las tentaciones,... ..que Lucifer pondrá en el camino para que caigáis en sus garras. Para que en lugar de gozar de la gloria celestial junto a Dios... Pero, ¿otra vez, Alcántara? ¿Cuántos días dura la eternidad? Pues todos, la eternidad quiere decir para siempre.¿Toda la vida? Para toda la vida y para todos los siglos de los siglos, Alcántara. A ver si te enteras de una vez. Como estaba diciendo... ¿Lo ves? Ya he perdido el hilo? A ver, ¿dónde estábamos? Pues que en vez de gozar de la gloria...Ah, sí, sí... Que en vez de gozar del cielo, os veáis condenados al fuego eterno. O sea, arder para siempre en las llamas del infierno. Hijo, pásame la sal. Hijo, pásame la sal. ¡Aaaah! ¿Qué haces? ¿Qué te pasa, hijo? ¿A mí? Nada.Si has pegado un grito que me has puesto la piel de gallina Ah, sí, el fuego que me ha asustado. Tú estás muy nervioso, ¿eh? ¿Qué te pasa?Si no me pasa nada. ¿No ibas a ir al cine con tu padre? Pues corre, hale, ve. Adiós. Yo no sé qué le pasa, está muy nervioso.Nada, hija,... ..que se habrá contagiado de la gente... ..que están ahora con "El millón", todos hablado del dichoso "millón". Les tiene totalmente soliviantados. Como si el dinero diera la felicidad Hombre, no la dará, pero ayudar, sí que ayuda.¡Que te lo has creído! Acuérdate de los del 4 izquierda, los que vivieron aquí. Los que les tocó 650 mil pesetas a la lotería. Los Benítez, ¿cómo no me voy a acordar? ¿Te acuerdas de lo que les pasó? El padre dejó de trabajar,... ..ahora va rodando de bar en bar, y no hace más que beber. Pues a mí me vendría muy bien un millón. Con mil duros ya me conformaba. Ay, los malditos plazos. No sé cómo podéis dormir. Y mira que te lo dije,... ..no compres la televisión a plazos. Y nada, tú, ahí,... Pues ahora se nos echa encima la comunión de Carlos. Hoy en día un millón, tampoco es tanto. -Anda. ¡Como a ti te sobra! Yo no sé para qué vienes a trabajar. -Un millón es, pues eso, un millón, ¡vaya cosa! ¿Tú sabes la cantidad de cosas que se pueden comprar con un millón? -Si es que parece mucho, pero luego se te acaba en un pis-pas. -¡Tanto como en un pis-pas! -Que sí,... ..te compras el piso, los muebles, el coche,... ..te das un par de viajes, y sólo te queda la calderilla. -En eso te doy la razón. Mi hermano se ha comprado un piso,... ..de 3 habitaciones, un salón y 2 baños y se ha gastado 850 mil pesetas -¡850 mil pesetas!, ¿en un piso? Pues, hija, será un palacio. -Pues tampoco es nada del otro mundo. Calefacción y agua caliente central, ..parqué en todas las habitaciones. ¡Ah, y piscina! -Yo si tuviera un millón, así de golpe, ¿sabéis qué haría? ¡Dar la vuelta al mundo! -¿Y para qué? -A lo mejor dar la vuelta al mundo, no, pero sí ir al extranjero,... ..aunque sólo fueran tres días. -En 3 días no te da tiempo a nada. ¿Os imagináis lo que debe ser conocer Londres, París, Florencia... ..sobre todo París, ¡París me encantaría! -Sí que te ibas a enterar mucho en tres días. Un momento, que eso está hecho. -¿El qué? -Lo de París. Le pides el sábado libre a Nieves, te pasas el fin de semana en París,.. ..y el lunes estás de vuelta. -¡Como que se puede ir por 4 perras! No, pero casi. Ven, mira. Oferta especial. Fin de semana a París 3.000 pts., todo incluido. Qué bien, ¿en avión? -No, mujer, en autobús. Nos vamos las dos. Salimos el viernes por la tarde. Llegamos a París el sábado al mediodía. El domingo por la noche volvemos a coger el autobús,... ..y el lunes por la mañana estamos aquí. -Ya, ¿y cuándo dormimos? -No dormimos. Bueno, en el autobús. -Un momento. Que el sábado hay que trabajar. -Nieves, por favor, la semana siguiente recuperamos las horas. -Y yo, ¿cómo me las arreglo? -Nieves. -Nieves. ¡Está bien! Desde luego, vaya una jefa que estoy hecha. ¡Así me va! Bien, el sábado no venís, pero me mandáis una postal. Gracias. Entonces, qué, ¿nos vamos? -¿París? ¡Creo que ya me estoy enamorando! Blanco, el de la frutería no es asturiano, es de Burgos. Y su familia, unos muertos de hambre.Bueno, más o menos. Es que la mujer era riquísima y con su dinero puso la frutería. Porque dio un "braguetazo", no me diga que no. No, yo lo que digo es que no es asturiano, es de Burgos. Y encima del dinero que tenía la mujer, va y le toca medio millón. ¡Medio millón?Quinientas mil pesetas en las quinielas. Hoy en día, si no tienes 100 mil duros en el banco, eres pobre. Ni que lo digas, si es que no se habla de otra cosa. Hasta en el mercado se hablaba del "Millón para el mejor ese". ¡Ay, unos tanto y otros tan poco! Ya le podía tocar algo a mi nuera. Otra vez que se ha quedado en estado.¡Otra vez!Otra vez. Y claro, no para de hablar que si la casa es pequeña,... ..que cómo nos vamos a apañar, que si patatín, que si patatán... ¿No me diga que le ha vuelto a hablar del asilo?Sí, claro. Que allí estaría mejor, más cuidada. Con gente de mi edad. ¿Y su hijo no dice nada? ¿Mi hijo? Calladito como un muerto. ¡Siempre ha sido un calzonazos! Hay que ver, toda la vida trabajando para la familia, y ahora... ¡Cualquier día me lo dicen a mí! Es que ya no servimos para nada,... ..no se nos respeta. En cuanto estorbamos, ¡hala, al asilo! Tal cual. ¡Hija, mía, qué desgracia llegar a viejo! ¿Cuántas veces has visto Lawrence de Arabia con ésta, hijo? Cinco.Y te advierto que quiero verla otra vez.¿Por qué? Porque me gusta. ¿Sabes lo que más me gustaría?¿No? Pues vivir como Lawrence en tiendas de campaña, ir por el desierto... Cuéntame cuando tú hiciste la mili en el desierto.Ya te lo he contado. No importa. Cuenta. Bueno,... ..pues me destinaron a Sidi Ifni, que aunque está en Marruecos... ..era una provincia española. Me pasé allí 18 meses, hijo. ¿Y cómo eran?Quién, ¿los moros? Muy diferentes a los de Lawrence de Arabia que parecen todos jeques. Allí visten de marrón, con un pañuelo así. Y aunque tienen casa, se pasan todo el día en las caravanas,... ..mercadeando por el desierto con los camellos. Si te acercas a una caravana te dan un té con hierbas dulces. ¿Y no tienen que ir al colegio, ni a trabajar, ni eso? A ver, que tienes esto suelto. Sí, trabajan, pero trabajan en las caravanas,... ..y al colegio no van porque no hay. Así me gustaría vivir a mí. ¡Mira, hombre! ¿Y creen en Dios?Sí, pero creen en su dios, un dios musulmán, Alá. ¿Ellos también van al infierno si se portan mal?Sí, tienen infierno. Aunque, yo tenía un amigo, que se llamaba Mustafá,... ..que me contó que tiene infierno, y cielo, pero no es como el nuestro. Es un cielo que es como un paraíso, con animales,... hasta mujeres. Oye, ¿y caramelos?Sí, pero caramelos moros, que son de frutas. ¿Y futbolines?Claro, si a los moros les gusta mucho el fútbol. (Cuanto más me contaba mi padre, más atractivo me parecía el Islam). (El infierno sería el mismo, pero el cielo era más divertido,...) (..además, los chicos musulmanes vivían en tiendas de campaña,...) (..no tenían que ir al colegio y paseaban todo el día en camello). ¿Que te quieres ir a París? -Sólo es un fin de semana. ¡Hala, un fin de semana, como si fueras...! -¿Quién? -La novia del Onasis, esa. -La Jaqueline. Ya me gustaría. Además, lo saco de la cartilla. -No, de eso nada,... ..es para el piso, y no se toca. -Jesús, no seas así. Pero, ¿tú me has visto que me gaste el dinero en ir al extranjero? Además, ¿cómo te vas a ir sola a París? -Que voy con Pili. -¡Ni hablar! Porque ésa es un peligro. -¡Tú eres tonto! -Eh, cariño, espera. Perdona, no te pongas así. Mira, el domingo nos vamos al cine, y si quieres... ..después unas tortitas con nata que te encantan. Guapa. -Ya, Jesús. -Dame un beso. Claro que sí, es un día muy especial. Ya, pero no estamos para tirar la casa por la ventana. Ya sé que andamos un poco apretados. ¿Un poco? ¡Con la soga al cuello! Bueno, pues mucho. Pero es la Primera Comunión de tu hijo. ¿No la hizo Inés? Y tiramos la casa por la ventana. ¿Y cuando la hizo Toni? Estábamos más apretados que ahora. ¿Por qué no la hace el año que viene?¡Ni hablar! Pero si es lo mismo, mujer. Así ganamos un poco de tiempo. ¿Cómo va a ser lo mismo? La tendrá que hacer con sus compañeros. Cuando yo hice la Primera Comunión mi madre me puso una camisa limpia.. ..me mandó a la iglesia, comulgué, ¡y listo! Y después te enviaron al monte a recoger leña, ¡anda, Antonio! Sí, señora, al monte, que es muy sano. No hubo banquete, ni fiesta, ni me vistieron de capitán general. Oye, ¡que es de almirante! Ah, claro, de almirante, ¿cómo va a ir el niño de marinero raso? ¡El niño tiene que ir con chorreras, con gorra, y banda de música! No exageres, Antonio. Que no exagere, ¿dices? Vamos a ver, ¿cuánto nos va a costar el traje ese? ¡Si yo supiera hacerlo...! Pero una cosa es coser pantalones... ..y otra hacer un traje de comunión. ¿Cuánto, Merche? 1.400. ¡1.500, como mucho! Súmale el misal, la merienda y los regalos. ¡Estamos en mil duros! Y de ahí no bajamos, a no ser que les demos mendrugos y agua. Y si encima le vamos a dar merienda y sidra El Gaitero,... ..estaremos empapelados para toda la vida.Ya lo sé. Por eso había pensado yo que podrías pedir un adelanto. Al ministerio, o a la imprenta. Que no, Merche,... ¡Siempre cobrando por adelantado! Es la comunión de Carlitos. ¡Que no! Ven aquí. No. Venga. ¿Tú sabes la ilusión que le hace? Está nerviosito perdido. Merche, si yo digo que no, ¡es que no! No se puede. Pero, ¿te quieres estar quieto que no me dejas estudiar? Tengo un examen. Oye, Toni,...¡Que me dejes en paz! ¿Quieres que me suspendan y no pueda ir a la universidad? ¿A ti te gustaría tener muchas mujeres, ir por el desierto,... ..y vivir en tienda de campaña? Tú estás "chalao", cada día peor. Antonio, ¿ha subido los informes? No, doña Adelina, voy a subirlos ahora mismo.Venga, hombre,... ..que los están esperando. No se preocupe. Buenos días, don Jacinto. Hola, Alcántara. D. Jacinto, ¿puedo hablar con usted? Alcántara, tengo prisa. Sólo será un momento, es que quiero pedirle un favor.Bueno, sí. Verá, don Jacinto, mi hijo va a hacer la comunión... ..y ando un poco escaso de dinero, había pensado en un anticipo... ¿Un anticipo? Pero, ¿es que no sabe leer?Sí, ¿por qué? ¿No te leíste la última circular? La última, no. Si la leyeras verías que ya no se dan anticipos. Orden del ministro. Pero, yo, necesitaba... Ni tú ni nadie, no hay anticipos hasta fin de año. Y a ver si te administras mejor, que ya está bien. Hola, hija. Hola. ¿Cómo has tardado tanto? Porque he ido a cobrar los puntos. ¿Ha llamado doña Valentina?No. ¿Qué le pasa ahora a doña Valentina? Qué le va a pasar. Que los hijos están cada día más egoístas. ¿Que estamos más egoístas? Pero, ¿qué tengo yo que ver? No, mujer, yo no digo que tú... Pero hoy en día las abuelas sobramos Pero, ¡qué vais a sobrar! Tú estás boba, ¿o qué? ¿Qué haría yo en esta casa sin ti? A ver, dímelo, ¿qué haría? Eso lo dices ahora, pero cuando llegue el momento.¿Qué momento? Anda, ven, deja de decir tonterías y ayúdame. Mira lo que me ha pasado. Mira. Oy, qué enganchón. ¡Ay, Señor! Tira 5.000 de éstas. Ten cuidado con el borde que tiene una gota. Con su permiso.Pasa, no te quedes ahí. Aquí somos todos iguales. Qué tal, Antonio, ¿la familia bien? Muy bien, don Pablo. Bueno, con algunos problemillas. Problemillas los tenemos todos. Mi padre, que en gloria esté, siempre decía... ..que los únicos que no tienen problemas son los muertos. Claro, una vez muerto, ya nadie pía. Pues quería decirle, don Pablo, que mi hijo va a hacer la comunión. Eso está muy bien. El pequeño mío la hizo el año pasado. No veas qué fiesta le montamos. Pues, de eso quería hablarle. Nosotros queríamos celebrarlo y andamos un poquito... justos. ¿Y has venido a pedirme un anticipo? Sí, si no tiene inconveniente. Vamos a ver, Antonio, ¿en qué vas a gastar tú ese dinero? Pues,... ..en la misa, el traje, el regalo... ¡Un reloj de marca! No, habíamos pensado comprarle una estilográfica nueva. Y luego, una merendola para todos, claro.Los compromisos, ya sabe. La familia, los amigos... Pues te voy a hacer un favor. No te voy a dar ni un duro de anticipo. A la larga me lo vas a agradecer. ¡Te lo digo yo! ¿Se lo voy a agradecer?Sí. Porque sois unos irresponsables. No se puede andar gastando el dinero en fiestas cuando no se tiene. No es una fiesta, es la comunión de mi hijo. Como si fuera su boda. Hay que vivir con lo que se tiene. Ahora, con eso de la igualdad, todos queréis ser señores,... ..y eso no puede ser, Antonio, a ver si te enteras. Ya me he enterado, don Pablo. Venga, que te estoy haciendo un favor Muchas gracias.De nada. Si no desea otra cosa... Mételes un poco de caña a ésos, ¿vale? Con permiso. Antonio...¡Déjame en paz de ministerios, ni de leches! Te figuras que soy Lawrence de Arabia, y que estoy en el tren. Y tenéis que gritar, ¡Lawrence! ¡Lawrence!...Venga. ¡Lawrence! ¡Lawrence! Que no, "joer", yo quiero jugar a "Un millón para el mejor". -¡Y yo! "Un millón para el mejor" no tiene moros, ni camellos, es un rollo. Pues mira que el Lawrence ese. -Podíamos decirle al alcalde Bélmez.. ..que nos regale un camión nuevo. -Ya, como que nos va a comprar nada. -Pero si es el más rico de España. -Pero, ¿qué dices?... ..el más rico de España es Gabino, el de las quinielas. -Es verdad, ése ha ganado 30 millones Seguro que El Cordobés tiene más. No, yo sé quién es el más rico de España.¡El Cordobés!No, señor. Raphael, ¿a que sí? No, señor. El más rico es Franco. -¿Franco?-¿Franco? Claro, si tiene palacios por todos lados, y un barco así de grande. Y un ejército que es suyo con tanques, cañones y todo. Tontos, que sois unos tontos. Tonto tú. ¿Yo? Tú, que no sabes que Franco que tiene todo eso. ¿Y qué te importa lo que te diga el Jesús ese? -Ése, es mi novio. Ya, pero no es tu marido. -Claro, como tú no tienes novio,... ..si tuvieras, ¡ya veríamos! -Yo, ¿novio? ¡Para lo que valen! Además, cuando tenga uno hará lo que yo le diga. -Ya, y yo me lo creo. Jesús no tiene derecho a decirte lo que puedes hacer con tu dinero. A mí me sale un novio tacaño y le estampo la cartilla en la cabeza. -Tú es que todo lo arreglas rompiendo la cabeza a los novios. Claro. Es que hay que tener cuidado, si no se te suben a las barbas. -¿Qué barbas? -Es un decir. Ah, se me olvidaba, tengo algo que enseñarte. Mira, por aquí podríamos estar paseando la semana que viene. -Jo, si es preciosa. ¡Y qué cantidad de hierro! -Qué, ¿te decides? Si ya me gustaría, pero... -Venga, no le des más vueltas. -Si es que es un dineral. 3.000 pts. ¿No tienes en la cartilla con Jesús? -Si lo saco de ahí, me mata. Pero, has ahorrado por tu cuenta. -Sí, pero con eso no me llega. Pues, el sueldo, guapa. Que para eso estamos trabajando todo el día. Sí, pero también necesitaré dinero para mis gastos allí. -De gastos, nada, monada. -¿Y cómo vamos a comer? Porque en París hay que desayunar, comer, merendar... A ver, Inés, que no te estás enterando de nada,... ..¿para qué están esos franceses tan guapísimos? -¿Para qué? ¡Pues para invitarnos a todo! -¡Estás loca, Pili! ¿Y por qué no?Pues, porque no. No hay adelantos, orden del ministro ¿Y en la imprenta? En la imprenta tampoco. Encima, don Pablo me dice que me hace un favor... ..que con el tiempo lo voy a comprender. ¡La sortija de la abuela!Siguen empeñadas en El Monte de Piedad. ¿Y ahora qué hacemos, Antonio? Pues, no lo sé, Merche. Te has empeñado en que pida un anticipo. Tú me dirás. Anda, tú, duérmete, que ya se me ocurrirá algo.¿Eh? Nada, duérmete. ¡Como no me toque una quiniela! "El alcalde de Bélmez habla a los espectadores de NODO... ..con la intervención del presentador del programa, Joaquín Prat". Tras 7 semanas de permanencia en TVE en "Un millón para el mejor". Una primera semana de selección, 5 efectivas,... ..y la última de agasajos, y ofrecimientos,... ..¿qué ventajas e inconvenientes ha encontrado usted? Empecemos por los inconvenientes. Pues no sé, quizá la pérdida de intimidad, pero no me ha importado. ¿Ventajas? Una sobre todo, que he pagado la comunión de mi hijo. ¿Y para usted? Yo es que con que mi hijo disfrute de ese día ya me conformo,... ..sobre todo pensando en mi mujer, ya sabe cómo son las mujeres con eso A un futuro concursante que nos esté viendo y quisiera presentarse... ..¿qué consejos daría usted, señor alcalde? Es difícil dar consejos a un futuro concursante,... ..le diría que no compre cosas a plazos, que uno no duerme bien. ¿Repetiría usted en "Un millón para el mejor" después de la experiencia? Por supuesto, ahora mismo. Muchas gracias. ¡El mejor! Ríe. ¡Aaay! ¡Antonio! ¿Qué? ¿Qué? He tenido una pesadilla. ¿Una pesadilla? Pero, ¿no decías que éramos ricos? El sueño era muy bonito, Merche. La pesadilla es al despertar. ¡Pues anda! ¿Quién me levanta a mí mañana? Sigue durmiendo. Si todo se arregla, cariño. Qué más quisiera yo. ¿Sabe qué le digo? Vamos a sacar nuestro dinero de las cartillas... ..y nos vamos a mi casa de pueblo tan ricamente. ¿Qué le parece? Pero, ¿allí, solas?Más vale solas, que mal acompañadas.Eso es verdad. ¿Usted tiene algún ahorro?Nada. Bueno, 7.500 pts. de los puntos. Bueno, yo no tengo mucho más. Me he gastado mucho en regalos para mis nietos. Yo ya no les regalo nada, como no me hacen ni caso.¡Ande! ¡Que los nietos son una bendición! Serán los suyos. Los míos son un encanto. El pequeño, Carlitos,... ..va a hacer la Primera Comunión, y tiene una ilusión... Pues, yo, nada, ni eso. ¿Otra vez interrumpiendo, Alcántara? Nos dijo que podíamos hacerle las preguntas que quisiéramos. Tienes razón, hijo, tienes razón. Pregúntame lo que quieras. ¿Por qué nuestro cielo es tan aburrido? Me parece un rollo. Pero, ¿cómo nuestro cielo? Será el cielo, porque cielo no hay más que uno. Y, ¿cómo va a ser aburrido? ¿Qué sandeces estás diciendo? También está el cielo de los moros, que tiene pasteles y caramelos,... ..y mujeres guapísimas que bailan y que huelen muy bien. ¡La has "cagao", macho! -¡Silencio! Silencio, he dicho. Vamos a ver, Alcántara, ¿sabes bien lo que estás diciendo? Ah, y otra cosa. ¿Por qué los moros pueden tener muchas mujeres y nosotros una? A mí me gustaría tener 4 ó 5. ¡Cállate, eso es una blasfemia! Silencio. ¡Pero, ¿os queréis callar?! Vamos a ver, vayamos por partes. Tú, ¿dónde has aprendido todo eso de los musulmanes.De Lawrence. ¿Lawrence? ¿Y quién es ese Lawrence? ¿Quién va a ser?, Lawrence de Arabia. Con permiso, don Venancio. -Sí, dime, Luisito, dime. Lawrence de Arabia es una película. -¡Acabáramos, una película! Tú has visto una película... ..y crees que su religión es superior a nuestra fe cristiana. Sí, es que es mucho mejor. ¡Cállate ya, macho! "Joe", por tu culpa nos van a castigar a todos. Así que, en tu nada modesta opinión, somos inferiores. ¿Tienes la bondad de explicarnos tus razones?Pues, eso,... ..ellos viven en tiendas de campaña, van por el desierto en camello... ¡Ah, y no tienen que ir al colegio! ¿Te parecen suficientes razones? Sí, bueno, no. También cuando mueren van a un cielo mucho mejor. Alcántara, tú y yo vamos a mantener una larga conversación en privado. Y luego, vas a tener que meditar mucho, y rezar, aún más,... ..antes de recibir tu Primera Comunión, ¿me oyes? Si yo no voy a hacer la comunión. ¿Cómo que no? Yo quiero ser moro. Dice que quiere ser moro. Silencio, ¡silencio! (Don Venancio me echó la bronca, pero me había contagiado...) (..del heroísmo de Lawrence y la aguanté a pie firme). (Salí de esa sacristía muy orgulloso). (Por primera vez me sentía respetado e incluso temido por mis compañeros) (Me había enfrentado a la Iglesia y había vencido, bueno, eso creía yo). (En realidad, la guerra no había hecho nada más que empezar). Merche, hija, acabo de encontrarme con don Venancio.¿Ah, sí? Dice que va a venir aquí... ¿Aquí? ¿A casa? Sí, dice que tiene algo muy urgente que decirnos.¿A nosotros? Sí, algo que tiene que ver con Carlitos...¿Con Carlitos? ¡Madre mía! ¿Qué habrá hecho ese crío? Aquí están. Ida y vuelta a París y la pensión. Pili, lo has conseguido. Tú y yo en París. Vais a conocer lo que hemos visto en el cine. La torre Eiffel, el Sena. Me está dando un ataque de envidia. -Ven con nosotras, Nieves. -¿Y la peluquería qué? Tenemos que montar en un barco de esos llenos de novios que se besan... ..mientras alguien toca el acordeón. Yo prefiero que me estén besando a mí a ver cómo besan a otras. Es de noche, suena un violín, yo llevo un vestido largo,... ..y él, que se llama Maurice, y que es guapísimo, me coge de la cara,... ..y lentamente, mirándome a los ojos, me da un beso. Y mientras, el barco surca el Sena, y a lo lejos la torre Eiffel. Pili, que me estás poniendo los dientes largos. -Es que hasta huelen a París. -Qué boba eres, qué van a oler. Es verdad, huelen a París de la Francia. El "amour". A ver ese "amour". Huelen a "amour". Es verdad. Me encantan. Con lo que queda por pagar, ¿qué vamos a hacer? Tranquila, el día antes. No sé qué voy a hacer con tanto gasto. Por una vez que nos demos un capricho. Y cuando le diga a mi madre que este mes no le paso nada. -Por un mes no pasa nada. -¿Tú crees? Me arriesgo. ¿Y cómo hablaremos con los chicos si no sabemos francés? Por señas, mujer. Pero si quieres aprender francés puedes empezar ahora -Ya me dirás con quién. -Con Alain Delon. ¿No le ves? El que faltaba para el duro. "Amour". "Au revoir". ¡París! ¿Se lo has dicho? ¿El qué? Lo del vino y las pastas. Sí. ¿Cómo le dejan salir? Porque dije que era urgente. Estará preocupado. Y yo. Ahí está. Las pastas, el vino. Madre, la bandeja buena y las copitas. De acuerdo. ¿Me vas a explicar qué pasa? Ya te lo he explicado todo. No me has contado nada.Solo sé lo que dice mi madre, algo de Carlos. ¿Nada más?Nada. Bueno, don Venancio ha dicho que es algo delicado. Ja, claro. ¿Qué? Que nos querrá sacar los cuartos. ¿Más cuartos? Dirá que por la comunión, que si la iglesia, la música, las flores. Pues para eso no vendría a casa. Que sí, que todo son gastos. Pues yo no suelto ni un duro más. Vete a cambiar, que vienes sudado. Ni que viniera el Papa. Que va a llegar don Venancio. Está bien. ¿Dónde está Carlos? Por ahí con sus amigos. Quita. (Don Venancio podía decir lo que quisiera, yo ya había decidido). (No tendría que ir más al colegio y pasaría el resto de mis días...) (..cabalgando por el desierto al mando de una legión de árabes). (Claro, que estaría siempre en guerra, pero yo no tenía miedo,...) (..total, si me mataban, iría a un jardín lleno de dulces y futbolines) (Y de mujeres guapas, aunque era lo que menos me importaba). Llaman a la puerta. Ya voy yo. Antonio, que ya está aquí. Buenas tardes, don Venancio. Buenas tardes, doña Herminia. Pase, pase usted, por favor. Podías haber puesto la corbata nueva. Ya es tarde. Merche, esto dejádmelo a mí. Buenas tarde, don Venancio. Buenas tardes. Buenas tardes, don Venancio. Pero siéntese, siéntese. Sí, si usted lo dice. Ya sabe que yo siempre obedezco sus órdenes.Cómo es usted. Tenga una copita de este vino, que ya verá. Si usted lo recomienda, no le haré ascos. Qué cosas tiene. ¿Una pastita? Están recién hechas.No, gracias. Parece que ya ha llegado el calor, don Venancio.Efectivamente, hija. Y además eso. Usted dirá, don Venancio. Como le decía a doña Herminia, el asunto es muy delicado y grave. Y no es una chiquillada. Diga usted. Como estamos en confianza iré al grano. Es mi deber comunicarles que Carlitos es un apóstata. ¿Mi niño tiene algo de la próstata? Herminia.Mamá. Apóstata, doña Herminia, apóstata. Dejemos en paz la próstata. ¿Qué es eso?Se denomina apóstata a aquel que renuncia a su fe... ..y se convierte a otra religión. Pero si aquí solo tenemos una. Una, grande y libre.Doña Herminia, usted se refiere a nuestra patria,... ..y yo hablo de nuestra Iglesia, católica, apostólica y romana,... ..a la que su nieto pretende renunciar. ¿Qué? ¿Cómo va a renunciar?, si no puede. Si mi niño está bautizado y va a hacer la comunión. Pues eso es lo que no está claro. Tu hijo se niega a recibir la eucaristía Y pretende que todos sus compañeros hagan lo mismo.¿Cómo? No habría venido si no fuera porque pensará que la educación religiosa... ..que está recibiendo no es la adecuada. ¡Y eso no puede ser! Usted, sabe, don Venancio que nosotros... Mercedes, no me vengáis con sermones, vuestro hijo quiere ser mahometano. ¿Mahometano?¿Quién le está calentando la cabeza? ¿Cómo va a querer ser mahometano? Algo más. A la comunión va a asistir el vicario de la diócesis. Pues bien, Carlitos me ha dicho que si le obligamos a comulgar... ..él va a decir, en la iglesia, ¡que es moro! No quiero ni pensar lo que dirá el vicario si llega a hacer eso. ¿Qué me tienen que decir? ¿Nosotros? Yo he llevado 2 veces al niño a ver "Lawrence de Arabia",... ..pero es para todos los públicos, no creo que tenga nada que ver. Alá sea contigo, beduino del desierto. Te lo devuelvo, vaya porquería. ¿Por qué es una porquería? ¿No has visto de qué se trata? El guerrero le da "pal pelo" al Ali Kan.Vaya asco. 5 pitos de Bisontes. ¿Nunca vais a comprar un paquete entero? Con clientes como tú, no sé dónde voy a meter los millones. Éste es otra porquería. ¿El Capitán Trueno no era el que más te gustaba? Ya no. ¿Por qué siempre tiene que ganar a los moros? Ya estoy harto de que nos ganen. ¿Qué quieres?, ¿que ganen los malos? Pero los moros no son malos. ¿Por qué? Pues porque sí. No tienes ni idea. Ya no hablo contigo. ¿Te has pasado al enemigo? Yo ya no soy tu amigo. ¿Por qué te has hecho moro? Para vivir en el desierto... ..y tener montones de camellos y mujeres.¿Tiene Chester? -35 "pelas". -Si solo quiero un cigarrillo. ¿Un cigarrillo? Cago en la mar. ¿Es el día del ahorro? Está bien, tome, su cigarrillo. 2 "Calas". ¿Me da fuego? -¿Le doy una calada también? -Qué tío más borde. Vaya día. Hoy me forro. O sea, que te has hecho moro para tener montones de mujeres.Montones. ¿Para qué quieres un montón de mujeres?, si con una tienes bastante. Porque los musulmanes, según dice don Vicente tienen 7 ú 8, o más. Ni se te ocurra. Si a mí me gusta tener muchas. Que no, que te sacan el jugo.Bueno, no me casaré, solo tendré camellos. Ahí, tú siempre camellos.Me voy, que tengo que ir a ver a Josete. Tú moro, siempre moro, pero soltero. ¿Me da dos cigarrillos Camel? ¿Qué hacemos?Que no haga la comunión hasta el año que viene. ¡Que te crees tú eso! Si no leyera tantos tebeos. Y ya has oído, el padre es el que más influye en los hijos. ¿Y la madre no?Sí, también, pero como Carlitos te tiene esa adoración A ver si la culpa es mía.¿Quién le cuenta historias de la mili?, tú. ¿Quién le habla de camellos?, tú. O sea, que le he hecho musulmán. Aquí está. Que Alá sea con vosotros. ¡Eh, tú, Alá, espera un momento! (Los ingleses nos mandan su lluvia acompañando a Masiel). (Masiel sube a un coche y se encamina a Prado del Rey...) ¡No hago la comunión y no la hago! ¡Quiero ser moro! Carlos, como vaya te vas a enterar de lo que es bueno. Hola. Hola, Alicia. ¿Nunca vas a llegar a la hora? Hace media hora que estamos cenando. No me di cuenta de que era tan tarde Nunca te das cuenta. Abuela, no es para tanto. ¿Cómo que no? Que la hora de cenar es sagrada en esta casa. ¿Por qué tengo que hacer la comunión? A que le pego un sopapo. -¿Qué le pasa? -Que está loco. No quiere hacer la comunión porque quiere tener muchas mujeres. No te rías que no tiene gracia. Os tengo que decir una cosa. Me voy de viaje a París en autobús. ¿A París? ¿Con qué dinero? Solo son 3.000 pesetas. Es una oportunidad. ¿Qué os parece? Todos preocupados con la comunión de tu hermano y tú, hala, a París. ¿Yo no tengo nada que decir? Dices que vas a París como el que va a Albacete. Solo son 3 días. Me hace mucha ilusión. No se puede cenar tranquilamente ninguna noche. 3.000 pesetas, casi nada. Son mis ahorros. Mamá, déjame que este mes no te pase nada y tengo para mis gastos allí. Mira que eres egoísta. No sé cómo vamos a pagar la comunión y sales con esto. Vete, tú a lo tuyo. Primero tú, después tú y luego los demás. Gracias, hija.¿De quién ha sido la idea de ir a París? De Pili. ¿Por qué no puedo ser moro si me gusta? ¡Carlos, vete a la cama, que no está el horno para bollos! Eso lo arreglo a guantazos.Mucho guantazo, pero nunca le has dado. Más vale tarde que nunca. La culpa es tuya, le has llenado la cabeza de camellos. Ya me lo has dicho antes. No volveré a contar nada. Y encima le dices que los moros tienen un montón de mujeres. No, no. Yo lo que le he dicho es que algunos moros son polígamos. A saber lo que hiciste tú en Ifni. Qué voy a hacer en Ifni si nos pagaban 3 duros al mes. Apenas nos daba para tabaco. Y yo me chupo el dedo. Que sí. Si lo más importante de mi vida lo he hecho después de Ifni. ¡Ay, ay, ay, ay! Bueno, ¿qué hacemos? ¿Qué hacemos? Yo qué sé. El caso es que yo no estoy contento. A mí esto no me sienta. Últimamente pienso que estamos muy obsesionados- ..con el qué dirán, y por unas cosas y otras no gastamos más que dinero. Pero si vivimos con lo justo. No tenemos de nada. Tenemos la televisión, pero ni coche, ni lavadora. Hay que darle una mano de pintura a la casa y no nos llega. Pues por unas cosas u otras, me paso la noche sin dormir por el dinero. Como ahora con la comunión, que no puedo pegar ojo. Hala. Vamos a dormir. Sí, como que es fácil. ¡Ya está! ¿Cómo no se me ha ocurrido antes?¿Qué? Ya sé cómo vamos a pagar la comunión.¿Cómo? Vendiendo sangre. ¿Vendiendo sangre? Me dijo Adolfo que pagan 250 pesetas... No, 100 pesetas,... ..20 duros por 250 cc de sangre. Pero, Antonio. Tú,... Tú estás "bobo". Si pagan 100 pesetas por 250 cc de sangre,... ..y necesitamos 5.000 pesetas, vamos que... 250 por... Vamos que necesitas vender... 12'5 litros. ¿12'5 litros? Más o menos. No creo que tengamos más de 4 ó 5. Pues si vendes toda esa sangre,... ..te quedas como una momia. Que me quedo sin sitio para agarrar. No fastidies. Ni en broma eso. 4 de aquí, y 4 de allá. Y si vendo nada más que 4, ya tenemos un dinerito. No seas bobo, Antonio. A mí me gustas como estás. Dios santo, qué cruz. Me han dicho que estoy loca, que me quieren,... ..que cómo me van a mandar a un asilo.Nuestros hijos no son malos. Tienen muchos problemas y, a veces, se olvidan de los viejos. Estoy tan contenta. Van a cerrar el balcón para hacerme una habitación. Yo sacaré unas pesetas de la cartilla, para colaborar. Es que las abuelas somos muy necesarias. Cómo se las iba a arreglar su nuera sin usted cuando nazca el nuevo crío Y la experiencia que tenemos los mayores,... ..somos más necesarios que nadie. ¿Usted qué dice? Que las abuelas somos completamente necesarias. ¡Que nadie se salga de la fila! ¡Y caminad todos ordenadamente! ¡Gines!, ¿cuántas veces tengo que decirle que no fume? ¡Y no quiero oír una palabra más alta que otra! A algunas no las salvan ni los hábitos. Sí, mejor hacerte moro. No hagas la comunión. ¿Por qué va a ser mejor? Y si hago la comunión me regalarán muchas cosas. Pero si te mueres y vas al cielo te aburres un montón. Pero si eres moro y vas a cielo hay montones de chicas. Qué rollo, con lo pesadas que son. Pero también hay futbolines y todos los tebeos que te dé la gana. Hale, cariño, vete a casa a comer. Se me ha olvidado. Adiós, Carlos. Ya está bien, Carlos. ¿Cuánto te va a durar esa tontería? No me llames Carlos, me llamo Mustafá. Toni, ¿hay que estudiar tanto para ser bachiller? Toni, que te estoy hablando. ¿Qué? ¿Que si hay que estudiar tanto para ser bachiller?Si ya soy bachiller. ¿Ya?Desde que aprobé 6 y reválida el año pasado. Seré tonta. Tengo un nieto bachiller y yo sin enterarme. Y si apruebo el "preu" seré universitario. Universitario. Estudia, hijo, estudia. No estudio, esto es una novela. Da igual, todo lo que sea meterse letras "pal" cuerpo es de provecho. Virgen santísima. ¿Qué te pasa? Mira. ¿Eso qué es? Que viene la revolución. Pero es en Francia. Pero está al lado. Pero no es España. Cuando las barbas de tu vecino veas pelar, pon las tuyas a remojar. ¿Qué?Esto es lo del fuego en el monte, no hay quien lo apague. Ya se ha armado la marimorena. ¿Cómo? Queman coches, apedrean a los guardias y ahora quemarán iglesias. ¿Que están quemando iglesias? Aún no, pero ya verás. ¿Pero en qué barrio? En París, en Francia.Ah, qué susto me había dado, creía que era aquí. Hola. Hola, hija. ¿No te querías ir a París? Pues están a palos.¿Qué pasa? No sé, que están quemando cosas. Anda, dame un beso, hija. ¡Mamá, venid todos! ¿Qué pasa, hijo?Están rompiéndolo todo, es una revolución. -¿Seguro que es París? -Claro, ¿no lo ves? A esos que les tiran piedras son polis.Calla. A ver cuándo tiran piedras aquí a los grises.Qué barbaridad. Hola. ¿Qué están echando? La revolución. Qué cisco se está montando ahí. Quita, Antonio, que me estás tapando. ¿Dónde es? En París. Pirri. Velázquez Santillana. ¿Tú estás seguro de que el cielo de los moros está lleno de pasteles? Pues claro. Y de artistas de cine, casi todas desnudas. ¿De verdad?Claro. Y camellos, puedes montar todo el día. Jura que hay futbolines. Lo juro. Así me hago yo también moro. Te la vas a liar. Verás cuando se entere don Venancio. Tú no te chives. Se va a cabrear cuando se lo digáis. Yo no digo nada. Yo comulgo para disimular. Eso no. O eres cristiano o eres moro. Las dos cosas no te dejan. ¿Cuando eres moro te regalan algo? No, eso no. Entonces no. Si no me regalan nada prefiero hacer la comunión. No tenéis ni idea. Cuando te mueras te vas a aburrir y yo lo pasaré pipa Hala. Fuera de aquí. Que tengo hambre.Pues te esperas. ¿Has visto a la abuela? No. He dicho que no. ¿Dónde estará? Estará con doña Valentina. Por favor, dame una lonchita. A tu cuarto. Jo, aquí te matan de hambre. ¿Dónde se habrá metido esta mujer? Doña Valentina, soy Mercedes, la hija de Herminia. ¿Está mi madre con usted? ¿Al menos puedo coger una lonchita de mortadela?Vete a tu cuarto. Es que estoy muy preocupada. Mire, ya está ahí. Buenas noches. No puedo más. Ayúdame, hijo. ¿Pero dónde has ido? Me has dado un susto de muerte. ¡Creí que te había pasado algo! Estaba comprando. Que tú no te acuerdas de lo que pasó en el 36. ¿De qué estás hablando? De la guerra.¿Hay guerra? Qué bien. ¿Cuántas bolsas traes? Ya está todo. ¿Cuándo ha empezado la guerra? Cállate. ¿Qué traes aquí? Comida.Si tenemos comida de sobra. ¿Cuánto dinero te has gastado? Tú estás mal de la cabeza. No sabemos cómo vamos a pagar... ..la comunión del crío y te gastas un dineral en comida. Tranquila, que lo he sacado de la cartilla. Sardinas con tomate, en aceite, en escabeche, más sardinas en aceite. Caballa en aceite, azúcar, café, lentejas, garbanzos... Qué poca memoria tenéis. No os acordáis de nada. ¿Me vas a hablar otra vez de la guerra? Sardinas, más sardinas. ¿Pero cuántas sardinas has comprado? El hambre, que es muy mala. Tú no te acuerdas del hambre que hemos pasado Y dale con el hambre, madre. Si tenemos comida para todos. Verás lo que dura cuando venga la revolución.Aquí no hay nada de eso. ¿Que no? Ya verás en cuanto falte el caudillo la que se va a liar. Anda, ayúdame a llevarlo a la cocina. (Las semanas siguientes no comimos más que garbanzos y sardinas). (Sardinas en aceite, en vinagre, en escabeche, al limón,...) (..sardinas en el desayuno, para comer y para cenar). (A mi abuela no le faltaba razón, en 1968 el mundo estaba revolucionado). (Los franceses se sublevaron, los checos también, y les invadieron). (Pero yo solo me acuerdo del atracón de sardinas y garbanzos). A que no sabes cuántos días puede estar un camello sin beber. Y a mí qué me importa.20. Que me importa un pimiento. ¿Sabes quiénes son los tuareg? Olvídame. Eres un plomo. No sé cómo vas a ir a la universidad. No sabes nada. A que te doy, por listo. Los tuareg nunca se bañan. ¿Ves?, es mucho mejor ser moro. No se bañarán porque viven en el desierto, pero los demás moros sí. Pero como yo voy a ser moro tuareg. Olvídame, chaval. Pero cuánto embutido y latería. A mí no me pilla sin comida. ¿Qué tiene que ver lo que pasa en Francia con España?Si está al lado. Vamos a tener sardinas hasta el siglo que viene. Si pensáis mandarme a un asilo dímelo. Pero qué asilo ni ocho cuartos, madre. Lo que pasa es que las abuelas sobramos, y yo lo sé.No empieces. Gastarte todo esto, a quien se lo cuente no se lo cree. Por cierto, toma. 2.000 pesetas para la comunión del niño. ¿Lo has sacado de tu cartilla? Mejor gastarlo en la comunión que tenerlo en la cartilla. Te habrás quedado sin nada. No, me quedan mil duros. Mañana hay que comprar el traje. Yo quiero que vaya de almirante. Con una banda blanca en la manga. Qué guapo puede estar. Yo también había pensado que fuera de almirante. (Estas rutas desérticas se veían jalonadas por pozos de agua,...) Josete a lo mejor también se hace moro. Qué pesado con lo de hacerte moro. ¿Cuánto te va a durar la tontería? Ya está bien, Carlos. No me llames Carlos, me llamo Mustafá. Como te pegue una te van a llamar escalabrado.Pégame, pégame. Los moros, cuanto más sufrimos más nos divertimos en el cielo. ¿Este niño está loco perdido? Está de manicomio. Hala. Hala, ya. Venga. Es pronto. Si llego tarde mi padre se enfada. Por lo menos dame otro beso. Qué pulpo eres. Siempre piensas en lo mismo. ¿En qué quieres que piense? -En la revolución de Francia, por ejemplo.-¿Qué revolución? ¿No sabes que en Francia hay una revolución? Ni idea. ¿Y por qué? ¿Por qué? ¿No tienes nada mejor que decir? -Sí, que me des otro beso. -No, me voy. Ya te he dado muchos. Que no voy a París con Pili, así que el domingo, si quieres, vamos al cine Muy bien. Adiós, cariño. Hola. Muy bien, hija, muy bien, así me gusta.Buenas noches. Merche, ¿cenamos?, la niña está aquí.¡Ya voy! Hija, ayuda a tu madre, que estoy reventada. Papá, ¡papá! ¿Qué?Además de ser moro soy tuareg. Los tuareg nunca se bañan en su vida Claro, y tú encantado con no bañarte.Pues sí. ¿Y todas estas latas? Cosas de la abuela. Qué barbaridad. ¿Y esta cantidad de embutido?Esto es un experimento. Mamá, que... que al final no voy a París. Lo he pensado y era una tontería, así podéis contar con mi sueldo. Te hacía mucha ilusión, ¿verdad? Sí, pero París está ahí, y la comunión de Carlos... Es la comunión de Carlos, ¿no? Claro que sí, hija. Si en la vida hay tiempo para todo. Dice que como es tuareg no se lava más. Pues que no se lave.Los tuareg solo se lavan con arena del desierto. Nada de jabón, es mucho mejor la arena.Sí, hijo, lo que tú digas. ¿A mí no me sirves? Ay, perdona. Yo no quiero judías verdes. Pues no las comas. Sírvele coliflor. Yo no quiero coliflor, yo quiero jamón. ¿Estás loco? ¿Cómo se te ocurre comer jamón? Porque me gusta. Tú no puedes comer jamón, Mustafá. Que sí puedo. ¿No sabes que los moros no pueden comer jamón? No pueden comer jamón, ni chorizo, ni lomo, ni salchichón, nada de eso. ¿Por qué? Lo tienen prohibido. Te hubiera hecho una comida mora, pero no me ha dado tiempo. ¿Y qué comen? Arroz, pasas.Y sobre todo dátiles. Y leche de camella.¿De camella? Sin azúcar, ni cacao, ni nada. Pero de jamón nada. Por cierto, se acabó el jamón para ti. Vamos, que tomas jamón y al infierno. Y el chorizo es pecado mortal, ¿no, Merche? Se te ocurre comer chorizo y no sales del infierno nunca. Ya no me da la gana ser moro, qué rollo. Pero no hagas eso, Mustafá. Anda, que... Pásame la verdura. Menudo moro tenemos en casa. (Esa noche el Islam me empezó a parecer menos atractivo). (Me seguía gustando la idea de vagar por el desierto en camello,...) (..de tener varias mujeres y de ir a un paraíso lleno de caramelos,...) (..de pipas y de palomitas). (Pero una vida entera sin jamón y sin chorizo era mucho sacrificio). (Esa noche le pedí perdón a Lawrence y decidía seguir en el seno...) (..de la santa madre Iglesia, católica, apostólica y romana). ¿El traje del niño no te lo puede prestar alguien? No merece la pena, en Almacenes Simeón los tienen muy baratos. Tú tendrás que comprarte algo. Yo me arreglo con lo que tengo. Ves como haces más de lo que puedes. Tenemos que tener cuidado. ¿Por qué? Imagínate que me pasa algo. Dios no lo quiera. Que me echan de la imprenta. ¡Toca madera! No seas cenizo. Antonio, ¿no vamos ni a celebrar la comunión de nuestro hijo? Bueno, adelante con el almirante. Total, cuantas más cosas tengamos más hasta el cuello estaremos. No seas tonto. El que necesita zapatos eres tú. Y si no tenemos dinero, pues lo compramos a plazos. No me hables de plazos que vuelvo a no dormir. Aquí las cosas al contado, Merche. Hala, ella está como loca ya. ¡Ay, de almirante! (Mi madre se salió con la suya). (No sé de dónde sacaron el dinero, pero tiraron la casa por la ventana) (Me compraron un traje de almirante, y hasta me regalaron una pluma,...) (..una cartera de cuero, que aún conservo y la biografía del Cid). (Lo único raro fue la merienda, porque aunque hubo pasteles,...) (..cuando se acabaron, mi abuela empezó a sacar latas de sardinas,..) (..y hasta creo que comimos callos y unos garbanzos en ensalada). (Pero lo que más recuerdo fue la emoción que sentí...) (..cuando vi a mi padre con aquellos zapatos nuevos, tan brillantes,...) (..y a mi madre, con un traje chaqueta que se compró). (Aunque para pagar todo tuvieran que empeñarse, como siempre). (Pero como decía mi madre, un día es un día). (Y alguna alegría tenían que darse en aquellos días...) (..en que todo era trabajar para llegar, malamente, a fin de mes). Subtitulado por Purificación Arranz y Fco. Javier González.

Cuéntame cómo pasó - T1 - Un cielo lleno de futbolines - Capítulo 2

20 sep 2001

Llega el día en que Carlos, junto al resto de los chicos de su clase, va a hacer la Primera Comunión. Sin embargo, este momento llega en el peor momento ya que la familia Alcántara tiene muchos gastos y no sabe cómo afrontar el que se le avecina: el traje de almirante para Carlitos (traje, zapatos de charol, camisa, misal de tapas de nácar), el  regalo para el chaval y, además, el convite. Antonio intenta conseguir un anticipo en el Ministerio y en la imprenta, pero todas las puertas se le cierran. Mercedes y Antonio se preguntarán si no estarán, ellos también, cayendo en el consumo que tantas veces han criticado en otros.

En París estalla el Mayo francés. Las imágenes del telediario dan cumplida información de aquellas jornadas, para susto de Herminia, que ya cree que cualquier día también aquí sucederá algo igual. Tanto es su miedo que almacenará comida (fundamentalmente latas de sardinas) para el día que la revolución llegue aquí. 

Carlos, en los ejercicio de catequesis , descubre que el cielo del Islam está lleno de pipas, caramelos, bombones y futbolines y , por lo tanto, es mucho más divertido que el del cristianismo, de modo que se planteará no hacer la comunión , convirtiéndose en musulmán, para indignación de don Venancio, que, conociendo a Carlos como le conoce, teme  que en plena comunión le monte un escándalo, precisamente en un acto al que va a asistir como invitado especial el vicario. Finalmente, Carlos  descubrirá a tiempo que el Corán y el jamón son incompatibles,  de modo que acabará haciendo la comunión.

Inés  tiene ocasión de ir a  París en autobús, en un viaje que organiza Hermandades del Trabajo, por 2.800 pesetas, incluyendo la pensión. Pero ante las necesidades económicas de sus padres, preferirá dar el dinero para la comunión de Carlos que conocer París.

Por último, Herminia teme que, con la edad, su familia la va a mandar a una residencia, a un asilo como se decía en 1968, pero pronto comprenderá que sus temores son infundados. 

Histórico de emisiones: 

20/09/2001

06/11/2014

ver más sobre "Cuéntame cómo pasó - T1 - Un cielo lleno de futbolines - Capítulo 2 " ver menos sobre "Cuéntame cómo pasó - T1 - Un cielo lleno de futbolines - Capítulo 2 "

Los últimos 1.402 programas de Cuéntame cómo pasó

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos